Вы находитесь на странице: 1из 3

SNC de Saneamiento: Letrinas

Las letrinas representan una solución fácil para las necesidades de saneamiento. Desde el
punto de vista económico, constituyen una opción viable, obteniéndose sistemas completos
por una fracción del precio de un alcantarillado convencional. Como todo, existen ciertos
aspectos que reducen o anulan la convenencia de aplicación. Una letrina, mal construida o
mal operada, puede traer más perjuicios a la salud que beneficios. Para evitar esos
inconvenientes, debe reunir una serie de criterios técnicos, y socioeconómicos que se
explican en esta entrega.
Entre las principales características y limitaciones de este sistema están:

Dotación de agua: En poblaciones rurales o periurbanas con dotaciones bajas de agua entre
30-60 lppd.

Población: Aislada y dispersa, en el orden de 0-100 hab/Ha ó 0-15 viv/Ha. Entre 100-200
hab/Ha, hay que considerar otras alternativas y compararlas económicamente.

Capacidad de pago: Indistinta, el costo de operación anual es asumido por el casateniente y


es constante en el tiempo.

Otra infraestructura de saneamiento existente: No existe.

Relieve y topografía: Indistinto, en zonas planas se corre el riesgo de tener acuíferos


cercanos, lo que amerita atención especial, ya que se puede llegar a contaminar la fuente de
agua propia de la comundad.

Geología: En rocas o arcillas muy impermeables, se complica la infiltración del exceso de


líquido y puede complicar la excavación del foso, por lo que talvez sea necesario considerar
otro sistema. En suelos de materiales poco cohesivos, se precisa reforzar las paredes de los
fosos, o bien construir muros con bloques de cemento que cumplan esta función.

Nivel freático: En las variedades secas, ésto es aquellas letrinas en los que los fluidos se
infiltran por el fondo, se debe mantener una diferencia de elevaciones mínima de 1.50 m entre
el fondo de la letrina y el nivel frático medido en el período lluvioso. Si esta condición no se
cumple, es preferible utilizar letrinas anegadas (con el fondo sellado) , o se debe realizar un
estudio del tiempo de infiltración hasta la fuente de agua, o se debe considerar otro sistema.

Sobreelevación de la losa de fondo: Las variaciones en las que se sobreeleva el fondo por
nivel freático superficial, no son recomendables, ya que requieren tratamiento de
impermeabilización en las caras interiores y exteriores del terraplén de sobreelevación a fin de
evitar fugas e infiltraciones desde y hacia la letrina. Esto puede ocasionar migración paulatina
de finos y el colapso de toda la estructura, si no se lleva a cabo con los materiales y
procedimientos adecuados. Sin embargo, si se recomienda que se eleve la losa de piso entre
0.15 y 0.30 m para evitar la infiltración que produzca la lluvia y que el interior se convierta en
criadero de mosquitos.

Cierre hidráulico: El asiento de concreto se puede sustituir por algunas variantes comerciales
con cierre hidráulico, con el fin de evitar el retorno de gases y malos olores. Para vaciar la
tasa, se recomienda usar aguas grises ( las que se usan para lavar ropa, trastes o para el
aseo personal)
Número de fosos: Las letrinas de foso simple son cosas del pasado. Se recomienda que se
construyan dos fosos o cámaras separadas por un tabique. Cada uno debe contener su
propia ventila y una compuerta para vaciar cenizas, de la quema de la basura organica y/o
papel higiénico. Esta ceniza termina de esterilizar las heces y hace a la mezcla apta para
abono, después de que ésta se deseca por un período de 6 meses, durante los cuales se usa
la fosa alterna. Este abono no debe utilizarse en plantas que crezcan en matas bajas como
tomates o fresas. Es preferible se usen en arboles frutales, flores, maíz, etc.

Ventilación: Por ergonomía y ventilación se recomienda que la parte alta, donde va la puerta,
se coloque del lado donde corra el viento con más frecuencia. Se puede colocar una ventana
en la parte superior de la puerta con malla metálica a fin de evitar que animales entren por la
noche. Cada una de los fosos debe tener su propia ventila compuesta con una tubería de 6"
(~0.15m) de díametro. De preferencia deben colocarse del lado de la letrina para poder
fijarlas a la estuctura. Debe pintarse de color negro para fomentar la convección que genere la
ventilación. La parte superior debe cubrise con malla metálica que impida el acceso a los
insectos.

Referencias:

1. Alicia Hope Herron, "Low Cost Sanitation: An Overview of Available Methods", 2005

2. Duncan Mara, "Low Cost Sanitation", Primera edición, 1996

3. Duncan Mara,"Water Sector in Small Urban Centers", 2006

4. OMS/OPS, COSUDE, "Guía para el Diseño de Tecnologías de Alcantarillado


Sanitario", 2005

Похожие интересы