You are on page 1of 4

Trastorno de la Comunicación

RELACIÓN DE AFIRMACIONES

1. Uno de los aspectos más importantes para comprender los trastornos de comunicación es
entender que la principal diferencia entre las alteraciones del habla y de las del lenguaje es
que las alteraciones del habla afectan a la expresión y las del lenguaje a la comprensión.

Afirmación Verdadera
La principal diferencia suscita en que en las alteraciones del habla, se encuentra
afectada la articulación de los sonidos del lenguaje, y son inexistentes las
disfunciones en la comprensión u otro aspecto del lenguaje expresivo, mientras
que en las alteraciones del lenguaje se afectan todos los componentes que
conforman el lenguaje a nivel fonológico, sintáctico, morfológico, semántico y
pragmático, manifestando dificultades en cuanto a estructura, contenido y con un
enmarcado déficit de compresión.

2. La principal diferencia entre una afasia y un Trastorno Específico del Lenguaje es que la
afasia es adquirida y el Trastorno Específico del Lenguaje es congénito.

Afirmación Verdadera
La afasia es un trastorno adquirido del lenguaje, producto de una lesión en la
región cerebral asociada con el lenguaje, y se caracteriza por la perdida en
funciones que ya habían sido adquiridas previamente, mientras que el
trastornos específico del lenguaje, lo cual también se conoce como disfasia
evolutiva, consiste en una alteración en el contexto de normalidad en los demás
parámetros evolutivos, y con la peculiaridad que su desarrollo se atribuye a un
posible origen genético, localizado concretamente en el cromosoma 7
denominado SPCH1.
3. A pesar de no existir un acuerdo total entre los autores acerca de los criterios diagnósticos
del Trastorno Específico del Lenguaje, es necesario que el niño presente evidencia de algún
trastorno neurológico para llegar a este diagnóstico.

Afirmación falsa
A pesar de que los niños con trastorno específicos del lenguaje presentan
características habituales de baja capacidad lingüística, déficit significativo en
secuenciación en el orden de presentación de los estímulos y la memoria secuencial,
y también presentan dificultades a nivel perceptivo, auditivo y alteraciones de
atención y del desarrollo psicomotor; no necesariamente debe evidenciar algún
trastorno neurológico para llegar a este diagnóstico porque este también puede estar
presente en un niño con inteligencia normal que no tiene trastornos sensomotores
mayores, pero que presenta la incapacidad de organizar el lenguaje, en cuanto al
manejo, la forma de emplearlo y utilizarlo.

4. En la evaluación para un posible diagnóstico de disfemia, es imprescindible valorar los


errores de fluidez del habla, las variables fisiológicas y las circunstancias en las que se
producen las disfluencias.

Afirmación verdadera
Dentro de la evaluación requerida para un posible diagnóstico de Disfemia, se deben
identificar y contabilizar los errores de fluidez del habla, que conlleva a la detección de
las repeticiones, bloqueos, pausas, las producciones difluentes y las tasas fluidas
producidas por minutos, además las variables fisiológicas como la tensión muscular y
los cambios en la respiración, también deben ser valoradas, así como las circunstancias,
situaciones y estímulos en las que son producidas las disfluencias.
También es importante tomar en cuenta el uso del telefono, la relacion con ciertas
personas y el empleo de determinadas palabras, y las respuestas del entorno con sus
posibles tensiones, así como aspectos generales como la timidez, y la motivación para
el tratamiento.
5. En todos los casos de intervención en la disfemia se interviene con el niño de forma directa
y sesiones muy estructuradas.

Afirmación Falsa
No en todos los casos la intervención aplicada en la disfemia se interviene de forma
directa y con sesiones estructuradas, porque en los menores de seis años la sesiones
utilizadas son de baja estructuración y de forma indirecta, con actividades programadas
de corta duración y en donde es estimulada la expresión espontanea, sin embargo en
los mayores de seis años o niños escolares la aproximación terapéutica es más directa,
y el programa se estructura, para que este conozca sus dificultades, se le indica los
pasos a realizar en la terapia y como se trabajara con él a lo largo de las sesiones, con
esto se logra que sepa lo que puede esperar de la terapia y que las expectativas sean
realistas para favorecer su motivación.

6. El PPVT (Test de vocabulario en imágenes Peabody) es una prueba estandarizada de


evaluación del lenguaje que nos aporta información acerca de la comprensión de
estructuras morfosintácticas.

Afirmación falsa
El Test de vocabulario en imágenes Peabody, evalúa el nivel del vocabulario receptivo
y hace una detección rápida de dificultades o screening de la aptitud verbal, con una
aplicación individual de 2 años y medio a 90 años. Esta formado por 192 laminas con
cuatro dibujos cada uno, en la que el sujeto debe indicar que ilustración representa mejor
el significado de una palabra dada por el examinador.

7. La Escala Reynell para Evaluar el Desarrollo del Lenguaje sería la adecuada para valorar
el nivel lingüístico de una niña de 6 años.

Afirmación verdadera
La escala Reynell evalúa el desarrollo del lenguaje, su nivel de comprensión y expresión
del lenguaje en el niño, a través de tareas como la imitación de palabras y sonidos,
respuestas a preguntas o la realización de órdenes con juguetes. Tiene una aplicación
individual, de los 18 meses a 7 años y ofrece una medida fiable de la comprensión verbal
y el lenguaje expresivo en niños.
8. La capacidad para interactuar con el adulto y un adecuado desarrollo del juego son
habilidades previas imprescindibles en un niño para poder llevar a cabo una intervención
centrada en el lenguaje.

Afirmación verdadera
Para iniciar la intervención del lenguaje, es necesario que el niño haya adquirido
habilidades que le permitan enfrentar ciertas situaciones de aprendizaje, como
tener la capacidad de interactuar con el adulto, compartir situaciones que sean
objeto de interés para ambos, centrando la atención en una actividad común; así
también como un adecuado desarrollo del juego lo cual implica la manipulación,
la exploración de objetos y juguetes lo cual le permitirá adquirir el lenguaje por
los resultados de la experiencia, así como por la interacción con los demás.

9. En la intervención en los problemas del habla (articulación del lenguaje), es siempre


necesario realizar praxias bucofonatorias para mejorar el control de los músculos del habla.

Afirmación verdadera
En los problemas de articulación del habla, se considera necesario realizar praxias
bucofonatorias, lo cual permiten trabajar los órganos y sus partes para lograr que
se mejore el control de los músculos del habla; y utilizando múltiples
posibilidades funcionales donde se proponen actividades de soplo con sus
variantes y ejercicio para la propiocepción, lo cual permite que sean ubicados los
diferentes miembros, haciendo detección de sus movimientos en todo momento.
s

10. En la intervención en el contenido del lenguaje debe iniciarse la intervención a partir de


conceptos abstractos, ya que son los más difíciles de adquirir.

Afirmación falsa
Este ámbito de intervención dirigida al contenido del lenguaje, se centra en
lograr una mejora y una ampliación en el repertorio léxico del niño,
profundizando y ajustando el significado del vocabulario conocido y
mostrando sus características, funcionamientos y relaciones establecidas
entre las palabras; y para el logro de la misma se hace uso de recursos de
soporte esencial en esas primeras etapas donde el aprendizaje debe basarse
en lo que este niño ve, toca, oye es decir en lo que puede experimentar en
su entorno y en un contexto presente; recursos que construyen significados
concretos y estáticos.