Вы находитесь на странице: 1из 3

¡CUIDANDO LA BOCA DE TU HERMANITO!

Si tienes un hermanito de 0 a 3 años de edad es muy importante que


cuidemos la boca del más chiquito de la casa, para lograr a futuro un estado
bucal excelente. A continuación discutiremos unos tips muy buenos para
mantener una boca sana desde la primera infancia:

Desde que nace el bebé, luego de cada alimentación materna es


necesario inculcar la limpieza de la boca de tu hermanito, para ello podemos
usar un pañal bien limpio impregnado en agua potable y limpiar suavemente
sus encías, de manera que no queden restos de la leche materna u otro
alimento en boca durante mucho tiempo, de esta forma se va creando
hábitos de limpieza bucal desde una temprana edad.

A los seis meses de vida aproximadamente comienza a emerger a


cavidad bucal el primer diente primario: el incisivo central inferior, en este
momento en el bebé se presentan ciertos síntomas, tales como, salivación
abundante, quebranto, falta de apetito, diarrea, está irritable y se lleva
todo a la boca, como para frotar sus encías y sentir alivio, para este período
se recomienda el uso de mordederas de goma las cuales pueden estar frías
para aliviar un poco este malestar.

Una vez que el primer diente primario está en boca, deberá ser
cepillado, para ello usaremos cepillo dental infantil los cuales tienen cerdas
suaves, que además sirven para masajear las encías, y al mismo se le
colocará pasta dental infantil en poca cantidad (un puntito de pasta dental:
del tamaño de una lenteja). Los cepillos dentales no deben ser
intercambiados por otros miembros de la familia, igualmente es importante
recalcar que no debemos compartir utensilios con el bebé, así como,
cucharillas, vasos, pitillos, e inclusive jugar con nuestra boca con su chupón
o mamila del tetero.

A medida que los dientes y molares primarios van erupcionando


(saliendo) en boca estos deben ser cepillados, no se debe dejar pasar largas
horas sin hacerlo luego de las comidas y sobre todo que los alimentos no
queden en contacto con los dientes en las horas del sueño., bien sea la siesta
o en la noche.
Desde temprana edad los bebés pueden presentar enfermedades
bucales y la caries dental es la más común, ella tiene múltiples etiologías:
una higiene bucal defectuosa, el consumo de muchos carbohidratos a
repetición en el día, lo que hace que ocurran ataques ácidos frecuentes por
parte de las bacterias que se vuelven agresivas, en fin, lo importante es
saber que podemos evitarla a tiempo y que alcanzaremos a ser cero caries
inclusive de adultos.

En cuanto a lo alimentos que se le van incorporando poco a poco a la


dieta del bebé, es necesario mencionar que estos no deben estar muy
azucarados y que no es bueno darle en demasiadas cantidades y a repetición
durante el día cucherías, como chupetas, caramelos, galletas y chiclets
pegostosos.

Por último es necesario planificar desde temprano la visita al


Odontopediatra, él es el amigo que dará los cuidados bucales necesarios
para ti y tu hermanito según el caso.

Odontólogo Infantil U.C.V.