You are on page 1of 4

PROPAGACIÓN EN BANDA DE HF (ALTA FRECUENCIA)

INTRODUCCIÓN:
La transmisión de radiofrecuencia entre 3 y 30MHz, por convención de la ITU, es llamada
High Frequency (HF), conocida también como onda corta.
Las comunicaciones en HF es un método de radio transmisión único por sus peculiares
características de propagación. Este fenómeno de propagación es tal, que muchos
radioaficionados, en ciertas ocasiones, establecen comunicaciones satisfactorias que
cubren medio mundo con potencias radiadas de 1-2 W. Una vez alcanzado el horizonte
óptico, las señales se refractan en la ionosfera y alcanzan nuevamente la superficie a
distancias considerables. La distancia del salto depende de la frecuencia y de las
propiedades de la ionosfera, que inclusive durante la noche posee características muy
favorables.

La alta frecuencia radiada por la antena transmisora, es reflejada por las capas altas de
la atmósfera, siendo la más importante de ellas la llamada capa F2, que está situada a
unos 250 kilómetros por encima de la Tierra. Cuando un haz es radiado paralelo a la
superficie de la Tierra alcanzará dicha capa a unos 2.000 kilómetros a partir del
transmisor, incidiendo en la Tierra después de haber sido reflejada a una distancia de
unos 4.000 kilómetros, siendo este el salto fiable más largo.
Las propiedades reflectoras de esta capa se deben a la ionización. La densidad del aire a
esta altura es tan pequeña que la radiación solar y especialmente, los rayos ultravioletas
del sol, son capaces de ionizar el aire, desprendiéndose iones y electrones libres. La
concentración de electrones, o “gradiente de ionización” determina las propiedades
reflectoras de la capa; cuando dicha concentración es grande, la capa podrá reflejar
incluso las frecuencias altas (cortas longitudes de onda) hacia la Tierra; cuando es baja,
sus características de reflexión se limitarán a las bandas de baja frecuencia solamente.

En este apartado se describen algunos conceptos básicos y fenómenos de propagación


de las ondas de radio de HF: onda de tierra, onda aérea, refracción, reflexión ionosférica,
frecuencia crítica, birrefrigencia, girofrecuencia y absorción.

Cuando un transmisor de radio de HF comienza a transmitir, se generan dos tipos de


ondas diferenciadas:
Onda de tierra
Onda aérea.- La propagación de estas ondas, se estudian a partir de fenómenos
atmosféricos de refracción y reflexión ionosférica, y de su dependencia de variables
físicas presentes en su propagación como frecuencia crítica, birrefrigencia, giro
frecuencia y absorción.

Onda de Tierra.- La onda de tierra se propaga a muy poca distancia del suelo y por ello
se ve muy afectada por la orografía, que puede provocar fenómenos de reflexión,
propagación multitrayecto y difracción. Las peculiaridades de este tipo de onda
dependen de la frecuencia de trabajo, el tipo de suelo (conductividad del terreno) y la
altura de las antenas.

La propagación por onda de tierra es predominante en la zona media de la banda de HF,


teniendo alcances máximos de unos 100 km.

Onda de Aérea.- El diagrama de radiación de las antenas utilizadas en HF suele


presentar una cierta elevación respecto al plano de tierra, normalmente de unos 3º,
provocando que se genere una onda dirigida hacia la atmósfera, la que se conoce
como onda aérea.

La onda aérea alcanza las distintas capas de la atmósfera (troposfera, estratosfera,


mesosfera, termosfera y exosfera), donde estará sujeta a distintos fenómenos que
dependen, por ejemplo, de su longitud de onda:

 Propagación troposférica: Las ondas de radio que viajan por la troposfera


experimentan variaciones de polarización leves. La densidad de la atmósfera
desciende de forma proporcional a la altura, formando un gradiente que hace
que las ondas se refracten consiguiendo alcances superiores al óptico, en
condiciones de ausencia de obstáculos. Afecta especialmente a las bandas de
VHF, UHF y SHF, teniendo efecto en HF solamente para comunicaciones de corto
alcance.
 Propagación ionosférica: Está sujeta a los fenómenos electromagnéticos que
tienen lugar en la mesosfera y termosfera, fundamentalmente refracción,
reflexión y absorción.

La densidad de ionización (N) no es homogénea dentro de la ionosfera. Con la altitud,


aumenta la densidad de ionización, esto produce una decremento en el valor del índice
de refracción atmosférico, dando lugar a la formación de estratos con diferentes indices
de refracción que producen cambios de velocidad en la propagación de la ondas
electromagnéticas, y por consiguiente, un cambio de dirección en su trayectoria
ascendente.

Para simplificar este estudio se utiliza un modelo geométrico (no formal desde el punto
de vista físico) para estudiar los fenómenos de refracción y reflexión, como se muestra
en la figura.
En la figura se presentan distintos estratos de la ionosfera según se va ascendiendo.
Considérese una región de la ionosfera en la que cada uno de esos estratos se caracteriza
por un valor de densidad de ionización Ni, de tal forma que

0 < N1 < N2 <Ni < Nk

es decir, a mayor altitud, (hasta la capa F2 a 300Km) mayor densidad de ionización,


mayor cantidad de electrones libres por unidad de volumen.

Cuando una onda de radio va atravesando estos estratos, sufre refracción, es decir, su
trayectoria se desvía, de acuerdo a la ley de Snell.

ni(sen θi) = nk(sen θk)

Se ha comprobado que el índice de refracción de cada estrato está relacionado con la


densidad de ionización y con la frecuencia de la onda de radio que lo atraviesa, mediante
la siguiente ecuación:

ni = índice de refracción del estrato


Ni = densidad de ionización del estrato (e-/cm3)
f = frecuencia de la onda de radio que atraviesa el estrato (Hz)

De esta forma y partiendo de las hipótesis iniciales, podemos concluir que, conforme
aumenta la altitud, el índice de refracción decrece, lo que provoca que la onda vaya
sufriendo refracciones cada vez más pronunciadas conforme progresa en altitud.

Llegará un momento en el que la trayectoria del rayo sea paralela a la superficie de la


Tierra esto es,

ni(sen θi) = nk(sen θk)


ni(sen θi) = nk(sen 90°)
ni(sen θi) = nk
donde, θi es considerado como ángulo crítico. θi = θc, dado por
(sen θc) = nk/ni
Para ángulos de incidencia menores al crítico, (θi < θc) se produce la reflexión total, es
decir, la trayectoria de la onda de radio vuelva hacia la Tierra.

Para ángulos de incidencia mayores al crítico, (θi > θc) se produce una refracción, es
decir, la trayectoria de la onda sigue atravesando capas, desvaneciéndose en la altura.

Frecuencia Crítica.- Se define la frecuencia crítica o frecuencia de corte (fo) de una capa
de la ionosfera como aquella a partir de cuyo valor las ondas electromagnéticas emitidas
de forma completamente perpendicular a la superficie terrestre ya no se reflejan en
dicha capa. Las ondas de frecuencia igual o superior a la crítica atraviesan la ionosfera y
progresan hacia el espacio exterior. Las de frecuencia inferior se reflejan y vuelven hacia
la superficie terrestre.
Como hemos visto, existen capas de la ionosfera donde se alcanzan máximos relativos
o absolutos de densidad de ionización. Cada una de estas capas tendrá una frecuencia
crítica cuyo valor viene definido por:

f0 = frecuencia crítica de la capa (Hz)


Nmax = densidad de ionización máxima de la capa (e-/cm3)

Las frecuencias críticas de las capas E, F1 y F2 se denotan, respectivamente, como foE,


foF1 y foF2.
En el caso de la capa F2, por ser la más alta y por tanto la más expuesta a las radiaciones
del Sol, la foF2 es muy variable y se estudia a través de iono sondas para realizar la
predicción de su valor, que se refleja en mapas mundiales, como veremos más adelante.