Вы находитесь на странице: 1из 3

La prueba del Programa para la Evaluación Internacional de Estudiantes (PISA por sus siglas en inglés) es una

evaluación que se aplica a escolares de 15 años de la educación secundaria elegidos al azar en los países de la
Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) y otras naciones invitadas como el Perú.

Alumnos y docentes. El programa evalúa desde el 2000 las competencias de los estudiantes en Ciencia,
Matemática y Comprensión lectora a través de una prueba estándar aplicada cada 3 años. La evaluación toma en
cuenta la capacidad de los escolares para utilizar esos conocimientos y habilidades en problemas y situaciones
reales de la vida, tanto de manera individual como colectiva. El examen dura 2 horas.

Los maestros y los directores también contestan cuestionarios para proporcionar información sobre el sistema
escolar y el aprendizaje en general. De esa manera se busca identificar características generales de los sistemas
educativos para que cada país diseñe e implemente mejoras a partir de esa información.

El Perú y la prueba PISA. El Perú es uno de los 9 países latinoamericanos que participan en la prueba junto a
Argentina, Brasil, Colombia, Costa Rica, República Dominicana, Uruguay y los dos únicos integrantes de la OCDE:
Chile y México. Aunque el Perú es el peor ubicado, después de República Dominicana, los resultados de la
evaluación de 2015 indican que el desempeño escolar de nuestro país fue el que más creció en la región. Incluso
en el área de matemáticas hemos superado a Brasil ¿Por qué nos importa tanto la prueba PISA? En diciembre de
2013 los medios locales titulaban con alarma el último lugar obtenido por el Perú en matemática, ciencias y
lectura en la prueba PISA realizada en el 2012. La opinión pública recibió la noticia como una confirmación del
pésimo nivel educativo de nuestro país, pese a que en años previos se habían iniciado reformas en el sector con
leyes como la de la nueva carrera magisterial. Esta impaciencia ante resultados tan poco alentadores, revelaba
cuánto nos podía preocupar un reporte de este tipo, aunque no representara una novedad.

En marzo de este año, el ministro de Educación, Jaime Saavedra, entonces bajo la gestión de Ollanta Humala,
hizo un comentario sobre este tema en una entrevista difundida en Youtube. "...yo creo que eso de alguna
manera ha sido útil (la prueba PISA 2012) . Porque la noticia fue, y rara vez la educación es un titular a toda
página: "últimos en el mundo".

Saavedra aprovechó para explicar que esta prueba no la dan todos los países del mundo, sino "los países
industrializados y los países más grandes de América Latina". "Lo correcto creo es compararnos con las grandes
ligas, compararnos con los países a los cuales nosotros queremos aspirar. Hay otros países (de la región) que
después de ver resultados se han retirado, eso es incorrecto, debemos quedarnos aun cuando nos den malas
noticias", dijo.

Compararse con las grandes ligas. Esta frase de Saavedra podría resumir el interés que despierta la prueba PISA.
Aunque tiene detractores, es innegable la relevancia adquirida por esta evaluación que promueve la OCDE. En
este ranking están los países más industrializados y los sistemas educativos más admirados del mundo como los
de algunos países asiáticos o nórdicos como Finlandia. La educación peruana está muy distante de esos
estándares, en lo económico y estructural, pero medirse con esos sistemas y los de nuestros vecinos de la región
que aún nos superan, pueden indicarnos cuánto se está avanzando.

Beneficios de la comprensión lectora


1. La adquisición de conocimientos a lo largo de todo el proceso educativo

2. El desarrollo de la personalidad y socialización

3. La mejora de la competencia lingüística y el aumento del vocabulario

4. El fomento de una posición crítica y reflexiva frente a lo que se lee y frente a


la realidad
5. La capacidad de participar plenamente en la sociedad, gracias a la habilidad
de entender y evaluar la información escrita

6. Aumento de la motivación lectora

No obstante, debemos tener presente que la lectura ha de ser un placer, no una


obligación. El objetivo es que el niño muestre cada vez mayor interés y que se
esfuerce en comprender lo que lee; por ello, el contenido ha de estar acorde con
sus conocimientos, con un vocabulario adecuado y sin formas gramaticales o
construcciones sintácticas que le resulten frustrantes. Existen muchas fórmulas
para reforzar el hábito lector que nos ayudarán a evitar que la actividad de leer se
convierta en un fastidio.
Por último, recuerda que cualquier momento cotidiano es bueno para motivar al
niño. Carteles, tebeos, revistas, periódicos... todos ellos pueden convertirse en
excelentes opciones para el aprendizaje de la lectura y, en consecuencia, para
desarrollar la capacidad de entender su significado.

AUGUSTO SALAZAR BONDY

Augusto Salazar Bondy fue un pensador comprometido con su tiempo y con los problemas humanos. Sus ideas
sobre la educación traslucen o revelan su inquietud filosófica por resolver las necesidades educativas de la
sociedad peruana.
Como resultado de esta preocupación sobre los problemas educativos del país Salazar Bondy se incorporó en
1970 al régimen nacionalista de Juan Velasco Alvarado para participar en el proceso de la Reforma Educativa,
labor durante la cual le sorprendió prematuramente la muerte en febrero de 1974.
Augusto Salazar Bondy nació en Lima el ocho de diciembre de 1925. Estudió Filosofía en la Universidad de San
Marcos, donde obtuvo los grados de Bachiller y Doctor. Su espíritu de superación y de búsqueda de nuevos
horizontes lo llevó a especializarse en la Universidad Autónoma y el Colegio de México y en las universidades de
París y Munich.
En 1954 Salazar ingresó a trabajar como catedrático en San Marcos donde dictó el curso de Introducción a la
filosofía y Metodología de la educación, en la Facultad de Educación.
En la obra de este filósofo con respecto a la educación del país se aprecian dos clases de enfoque desde el punto
de vista ontológico y del histórico social; esta inquietud se ve reflejada en sus libros Misión y formación del
maestro, Educación humanística y educación técnica: una falsa oposición y La educación peruana en el mundo
contemporáneo.
En este último trabajo ataca la situación de la educación como una Educación en crisis, y relaciona tal crisis
educativa con una fuente mayor de problemas, que es la crisis social. "La educación está en crisis porque el Perú
está en crisis, aquí donde impera la desigualdad social, los privilegios, la explotación del trabajador y el
enclaustramiento de las regiones", es el argumento del filósofo.
Filosofía de la Liberación
El estudioso de la obra de Salazar, David Sobrevilla en uno de sus escritos señala que la etapa de madurez en su
evolución filosófica termina en 1968 para dar paso a una nueva etapa donde propone una filosofía de la
liberación como una corriente tercermundista que debía superar a la filosofía procedente de los centros de
poder.
Sobrevilla precisa que Salazar intentó renovar la antropología filosófica con su obra inacabada Antropología de la
dominación, y se dedicó a tres líneas de investigación: la reflexión sobre la dominación y la liberación; la
consideración renovada sobre la cultura y la filosofía de la dominación; y el planteo de estrategias que
permitieran superar la dominación.
Luego de un análisis profundo de la obra de Salazar Bondy, David Sobrevilla concluye que si Mariátegui tuviera a
la vista los escritos de Augusto sobre dominación y liberación cambiaría de opinión porque ellos dan testimonio
de un pensamiento hispanoamericano que no es más meramente imitativo de los bloques de poder, aunque
haya aprendido de él, y que ha reorientado su labor en el sentido de promover el final de la dominación de los
países del Tercer Mundo.
Sobrevilla menciona a Mariátegui porque el Amauta en 1925 al preguntarse sobre la existencia de un
pensamiento hispanoamericano ofrecía una respuesta negativa. "Me parece evidente la existencia de un
pensamiento francés, alemán, etc., en la cultura de Occidente. No me parece igualmente evidente la existencia
de un pensamiento hispanoamericano", escribió en la revista Mundial.
Definitivamente, el estudioso sanmarquino no sólo señala el problema sino plantea soluciones donde concibe
una educación para el desarrollo, lo que supone la exigencia de convertir a la educación, a través de la escuela
técnica, en formadora de hombres nuevos que puedan responder eficazmente a la necesidad del desarrollo
nacional, material y espiritual.

Su formación superior (1945-1947) la realizó en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, consiguiendo su
Doctorado en 1953 a los 28 años de edad. Estudió también en la Universidad Autónoma de México (1948-1950),
y en las Universidades de París y Munich (1951-1953).

Trabajó como profesor de la Universidad de San Marcos de Lima.

Sostenía que la filosofía estaba presidida por su carácter problemático, y resultaba enriquecida al considerar los
elementos que hacen insolubles los sucesivos problemas filosóficos.

Recibió influencias de Nicolai Hartmann. Desarrolló diversos estudios de ontología, analizó los ámbitos de
realidad e irrealidad, así como los modos del reino de lo real.

Sus estudios sobre filosofía de la ciencia se interesaron en el análisis evolutivo de las teorías científicas.

Su tesis sobre la Cultura de la Dominación permitió entender la necesidad de una cultura libre, sin dependencia
política, económica o cultural.

Augusto Salazar Bondy falleció en Lima el 6 de febrero de 1974.

Obras

La filosofía en el Perú.
Ensayos escogidos de Manuel González Prada
Valor y estética
Filosofía marxista en Merleau-Ponty
Bases para un socialismo humanista peruano
Tendencias contemporáneas de la filosofía moral británica
Introducción a la filosofía
Las tendencias filosóficas en el Perú
Historia de las ideas en el Perú contemporáneo
¿Qué es filosofía?
¿Existe una filosofía en nuestra América?
La cultura de la dominación
Para una filosofía del valor
Filosofía y alienación ideológica
Filosofía de la dominación y filosofía de la liberación
Bartolomé o de la dominación
La Educación del Hombre Nuevo