Вы находитесь на странице: 1из 511

JESUITAS, IGLESIA

y MARXISMO
1965-1985
La teología de la liberación
desenmascarada
RICARDO DE LA CIERVA
Catedrático de la Universidad de Alcalá

PLAZA & JANES EDITORES,S. A.


Portada de
JUAN BATALLE

Pnmera edición: Mayo, 1986

© 1986, RIcardo de la CIerva


EdItado por PLAZA & JANES EDITORES, S A
VIrgen de Guadalupe, 2133 Esplugues de Llobregat (Barcelona)

Prmted m Spam - bnpre,o el1 E;pal1a

ISBN 8401-333111-DeposltoLegal B 184551986

Impreso por Pnnter Industna Granca S A Sant Vlcenc; deis Horts Barcelona
fNDICE

PRIMERA PARTE

LOS ORíGENES: DEL CONCILIO A MEDELUN 17

El motivo: Un Jesuita lIberador y un publicista certero 19


El campo estratégico: Iberoamérica hacia el siglo XXI 21
El planteamiento histórico del problema Iberoamericano 24
Renovación y confUSión conciliar: La conferencia de Medellín . 26
Las actas de Medellín 35

SEGUNDA PARTE

LAS COMUNIDADES DE BASE: VANGUARDIA Y AMBIENTE


DE LA "IGLESIA POPULAR" 39
El profetismo: Belder Cámara. o.. 43
Las comunidades de base en América: La Eclesiogénesis de Leo-
nardo Boff . 46
Las comunidades de base en Europa 48
Las comunidades de base en España: El encuentro de Deusto 52

TERCERA PARTE

LA TEOLOGíA DE LA LIBERACIúN, DESENMASCARADA 61


Las primeras influencias . 63
El confusionismo teórico como herencia francesa 65
El trasplante de la teología progresista alemana 66
La fascinación cristiana ante el marxista Ernst Bloch . 69
La influencia indirecta de la escuela de Frankfurt . 70
El teólogo protestante Moltmann 71
La influencia de Karl Rahner . 72
Las concesiones de J. B. Metz . 73
Las simplificaciones de Alvarez Bolado. . . 74
Más sobre el influjo de la teología europea: Doctrina y actitud de
Bultmann a Küng . 75
La desmitificación existencialista de Bultmann 76
La actitud rebelde de SchIlebeeckx y Küng . 76
Alemania como centro ideológico y financiero de los movimientos
liberacionistas . 78
El diálogo cristiano-marxista. 80
El precursor: José Bergamín con Cruz. v Rava 81
El caso de Alfonso Carlos Comín . 81
Joaquín Ruiz Giménez y Cl/ademos para el diálogo 82
La teología de la liberación es marxista. 83
La confesión marxista de Giulio Girardi . 84
Las tesis marxistas de Gustavo Gutiérrez . 85
El marxismo de Leonardo BaH 89
Dos generaciones de liberadores. 90
La primera generación: Gustavo Gutiérrez 90
La segunda generación: BaH v los jesuitas 93

CUART\ PARTE

ANTICIPACIóN EN BRASIL Y CHILE 97

El hervidero brasileño: La crisis de acción católica. 100


La anticipación chilena 106
La influencia del «Centro Bellarmino» . 107
Los cristianos de Chile aplauden a L':nin 109
Allende y la operación verdad 110
El encuentro de 1972 . 111
Una condena episcopal tardía 112
El caso Vekemans: Una desoladora experiencia centrista 113
Tradición, familia y propiedad: La reacción tradicional contra las
comunidades de base en Brasil . 116
Las tesIs de fray Boavcntura Kloppenburg . 120
Los profetas de Brasil 122
La incursión espmlola ele DUIll Helder Cámara 122
El exhibicion iSl1lo de monseñor Casaldáliga 123
El nuevo galicanismo en Brasil . 124

QL'I:'liL\ PARlE

ESPANA COMO CENTRO LOGíSTICO DE LA LIBERACióN 127

Perspectivas de la teología española actual 130


Boletín informativo - marzo 1985 . 133
El encuentro de El Escorial. 136
Cristianos por el socialismo en España 141
La infraestructura española de la liberación. 147
Una red de revistas y editoriales 148
El Congreso de la Paz en 1983 151
El IV Congreso de 1984 155
S!:XIA PAR1!:

LA IGLESIA DE ESPAÑA Y AMERICA A.NTE LOS MOVIMIEN-


TOS DE LIBERACIóN 159

La~ actltude~ de la Igle<'la de E~paüa ante el hberaclOillsmo Un


obl~po hberaclOillsta 161
La~ conver~aClOne~de Toledo ten 1973 165
El mforme uillversltano de 1974 169
La~ conversaClOnes reservada~ de Madnd de 1976 189
La~ vacl!aclOnes de la comlSlOn de pa~ tOl al ~oclal 191
Martm Palma Un qmebro ongm.d a 18 teologla de la hberaclOn 195
La Igle~la de Amenca MomenOl Lopez TruJlllo 196
El doeumento de lo~ Ande~ 199
PllmelOS ~Igno~ de renovaClOn ('~pllltUdl protunda Colombia 207

SLPIl\IA PARlE

LA IGLESIA DE ROMA -VISTA DESDE ESPAÑA- ANTE LOS


MOVIMIENTOS DE LIBERACIóN LA EPOCA DE PABLO VI 209

Ld doctnna dé- los Papa" Pdblo VI y la exhortaclOn Evangelll


nunlwndl (1975) 211
1977 El dICtamen de 1" Coml<.,lon TeologlLa InternaclOnal 216

OU4.VA PARir

EL PLANTEAMIENTO DE JUAN PABLO 11 DE PUEBLA A NI-


CARAGUA 223

El eneuentlo de Puebla 226


Nlcdldgua el tnunfo aben"ntte de 1" Igk~ld popular 231
FI Viaje de Juan Pablo 11 a Centloamellca en 1983 238
La profanauon dc Managua 239
De nube y de fuego 241
ContIgo, N1CaJ agua 744
TI c<., vlüeta~ I1ILel aguen~e~ 253
NIcaragua magotable 257

NOvENA PARlE

LA CONTRAOFENSIVA DEL VATICANO 19831985 259

La~ «ob~ervaclOne~» de 1983 a GU.,tdVO Gutlerrez 261


El documento Ratzmger 267
Las r eaCClOnes po~rtrva~ 274
La~ dedal aClOne,> de monseñor Sebastran 275
ReaccIOnes po~rtlvas en Amenca 278
La escandalo~a I eacuon de los hberaclOmstas 289
La'> reacclOne~ de BoH y Gutrerrer 290
Un edrtonal de Razon v Fe 292
tI alegato de Juan Lur~ Segundo 295
Condena y ~IlencramlLnto de fray Leonardo Boff 297
Un vIaje c~pectdeular a Roma 297
La fulmmante «Nota» de Roma 299
La «Not¡hcauon» dcl Vatrcano 300
El '>rlcncramlcnto y el pateo 306
Los nuevo~ vlaJe~ del Papa y la teologla de la reconcrhaclOn 308
El mforme wbrc la fe y la nueva penpectrva de la IgleSIa 311
Paulll1a~ y la contlaofen'>lva lrberaclOmsta 314

DEU'IiIA PARTE

LIBERACIóN Y ESTRATEGIA 319

El marxI~mo ante la rehglOn 322


Marx el OpIO del pueblo 322
LLJIJlr Ll d¡'Udl LlJLJI Le bdrato del pueblo y la estrategIa revo
luclOnana 324
Lo'> mdlXl~mos ante la rehglOn Bloch, GramsCl, Moumer/
Garaudy 325
Las clave~ del marxI~mo gcnenco 327
El antropoLentn~mo y la ahenaclOn 329
La dlalectlca 329
Infrae'>tl uctura y ~uprae~tructura la pnmaCla de la!> rela-
ClOne~ de producclOn 330
La lucha de cla~e~ 331
La pnmacIa de la praxI~ 332
La pI etLn~lOn uentIhca 333
La utopla hnal 333
Teona man:l~ta V anah~ls marxIsta 334
Lenm y la dependenCIa colomal del ImpelIahsmo capltallsta 335
La clave mdlXI'>ta del llbuaclOmsmo 336
Lo'> duglO'> hberauo11l~ta~ 337
La~ eonclu~lOne~ de lo'> ob~ervadores 338
En que '>cntldo ~on marxI~tas Gutlerrez y Boff 340
El hberauol11'>mo y la e'>trategIa sovletIca 344
ObJLtlvo~ y metodo~ de la e'>trategIa ~ovletlca en Amened 344
El centro de IllICIatlva la KGB :>ovletlca 347
El Lcntlo de m'itrumentaclOn el mOVImIento Pax y el Con-
~cJo MundIal de la Paz 348
La~ dLtlvldddL~ reCIente'> de Pax 352
La plaza de arma:> para la e:>trategIa sovIétIca en el AtlantI-
co Cuba 1959 353
La IglesIa catohca y Cuba un programa de aCClOn 354
El nuevo dIalogo de Fldel Castro 359
La~ cabeza~ de puente contmentale~ 361
Nuevas notIcIas ahrmante~ de Mexlco y Argentma 365
Lo..> centro~ loglstlco~ 368
La exacerbaclOn estrateglca en torno a NIcaragua en 1986 370
RIvera y Rueda dos grandes poleml~ta~ 373
La UCA Ellacuna y Sobrmo 376
El Consejo MundIal de 13~ Igle~Ja~ y la TL 381
El hberauom~mo VI~tO de~de la URSS 383
Un hbro de Mo~cu 386
Ba~e~ para una cntlcl del hberaclOmsmú 389
Fernando Seba~tlán AgUllar y los pehgros de una crítIca vacIlante 392

UNDEU MA PARTE

LOS MOVIMIENTOS DE UBERACION y LA CRISIS DE LA


COMPAÑIA DE JESuS 397

Una apanClOn Lun~tante 399


Cuatro slglo~ de mlhCla pap81 vanguardIa, bastlOn y caballena
hgera de la IglesIa 401
Una Orden Mlhtar del ~Iglo XVI 401
Los pnmero~ conflIctos con Romd 406
Expan~lOn y consohdaclOn lo~ Je~Ulta~ del barroco 407
Lo~ JesUlta~ y la Ilu~traclOn 410
La supre~lOn y la re~t8uraclón 412
Fraca~o dnte el cuarto letu de la modermdad 415
La cumbre, la e~peranL:d, la Ln~l~ 417
El padre Arrupe y la congregaclOn general XXXI el encargo de
Pablo VI )' ~u terglver~aclOn 419
El ~olemne mandatu de Pablo VI 419
La elecclOn del padre Arrupe y '>u eqUIpo 422
La pnmera de~vlaClOn tras el decreto sobre atelsmo 425
Los Je~Ulta~ frente a Pablo VI la congregaclOn general XXXII 427
ComIenzan lo~ abandono~ en md~a 427
La de~composlclOn mterna la ConferenCIa de Santa Clara 432
Un catálogo de dl'>entlmlento,", con Roma 434
La cnsl~ e~pañola y la aventura pohtKa del padre Dnnan 436
Lo~ hbro'> de 1972 y la «praxI~» 438
El mforme de 1973. «La vIda rehglO~a en pehgro» 440
El mfurme de 1974 441
Ld CongregaclOn General XXXII lo~ preavI~o~ 443
La XXXII CongregaclOn General el duro dl~cur~o de Pa·
blo VI 448
El veto y Id mtervenuon de P lblo VI 450
El Decreto IV, cl8ve de la CongregaclOn XXXII 453
La de~cahficaclOn de la Santa Sede a la CongregaclOn Gene·
ral XXXII . 459
El informe reservado de los jesuitas ignacianos españoles 462
La rebelión de los jesuitas en Centroamérica . 469
Las intenciones de Juan Pablo I . 469
El testimonio del padre Pellecer . 470
Los jesuitas guerrilleros muertos en acción 473
El sociodrama de los jesuitas en Bolivia. 474
La carta fraudulenta de 1984 en Managua 477
El testimonio del expulsado padre Anitua . 479
El fin de la era Arrupe y el golpe de timón de Juan Pablo 11 . 485
La agonía de Pedro Arrupe ' . 486
La intervención directa de Juan Pablo 11. . . 492
La Congregación General XXXIII y la elección del padre
Kolvenbach . . . . 494
La más importante crítica teológica al liberacionismo . 495
Un destino incierto . . . 499
Las Cartas en servicio de la fe y de las nuevas culturas . 502
La visita del general Kolvenbach a España y las jornadas de
increencia 504
Los efectos de un ejemplo demoledor 509

EpÍLOGO MÚLTIPLE

EL CAMINO DE LA RESTAURACIóN 511

Los Congresos de setiembre de 1985:


1. Los liberacionistas como reventadores . , 511
II. Los socialistas españoles y el liberacionismo: La re-
velación de IEPALA 515
III. El dramático fracaso de la Asamblea Episcopal Espa-
ñola en noviembre de 1985. . 518
IV. El Sínodo-8S visto desde España 521
V. El segundo documento sobre la liberación 528
VI. Entre Oriente y Occidente. 538
Para i\!lercedes XX/U
Para los cnstzanos, sacerdotes y muy e!>pecralmente mIembro!>
de la Compañía de Je!>ú~ y otra~ Ordene~ y CongregaclOne!> fIeles
a su vocaClOn ongmana, coar tado!> y opnmldo!> hoy en ara!> de
una faha adaptacIón a la modermdad, por czerto!> aparato!> ecle-
!>iá!>tlcos de poder;
v que han Gontnbuzdo eJemplarmente a la documentacióu de
este lIbro, donde se les devuelve la voz
"O que proporno~ nao e tLolU!!.Ia no rndl '(,,,mo ma"
rnarxl~mo na lcologla» (1)

LEONARDO BOH, Jornal do 8rw>11 6 dL dblll ciL


1980

"SI por restauraClOn ~e entiende un volver pala


atra~, entonces mnguna restauraclOn es pOSible la
IgleSia va haCia delante para el cumplImiento de la
hl~tona y mira haCIa delantt.- al SLnor Pero SI pOI
re'itauraClOn entendemo~ la busqueda de un nuevo
LqUllIbno despuL~ de las exageracIOnes de una aper
tura Illdlscnmlllada al mundo, de~pues de las Illter
prUaLlone~ dcma~lado po"Itlvlsta~ de un mundo ag
no~tlco v ateo, entollCe'i SI esta rL~tauraClOn e" de
seable y e~ta ya puesta en marcha»

(Cardenal J RATZI"lGEoR d V Messon en Je!>us,


noviembre de 1984)

(1) Lo Que proponemos no es Teologla t.n el marxismo, .,mo marxismo en la


Tcolog¡a
Primera parte

LOS ORíGENES: DEL CONCILIO A MEDElLíN


EL MOTIVO: UN JESUITA LIBERADOR Y UN PUBLICISTA CERTERO

El padre Jose LUIS SIcre, de la CompañIa de Jesús, declaro no hace


mucho durante un encuentro sacerdotal en Granada que, como pro-
fesor VI~ltantc en la UlllversIdad Centroamencana de San Salvador do-
naba la mItad de su sueldo -de cuya escasez se quejaba- «para que
los gUCII ¡jlero~ del Frente Farabundo MartI se compraran botas». El
padn~, St,,--re e~ ahGra rector de ta Facuttad Teotoglca de G.anada, donde
recIbcn "U 111 el " alta tOl I11dClOn JesUItas cspañoles junto a otros mIem-
bros del clero Confieso que la notIcIa fidedIgna de esa declaraclOn me
decIdlO a publIcar un antIcIpo penodv,tIco de este IIbro-mforme en
el dIdno ABC de Madnd el Jueve~ y Vlerne~ Santo de 1985. El padre
SIcre se permItlO te'CIar en la polemIca su~cItada por ese antICIpo,
con una carta maudIta que el dIrector de ABC, por ImperatIvo de la
candad CrIstIana y por respeto a la CompañIa de Jesus, se nego a pu-
blIcar pe"e a que el autor del mforme se lo rogó encareCidamente; por-
que aquella carta hubIera revelado hasta que punto de desqUICIamIento
han llegado algunos JesUIta~ e~pañole~ en tornO al fenomeno de la
teologIa de la IIberaclOn En 1986 el padre SIere remcidIó en un alarde
de propaganda «pacIfista» y en VISperas del referéndum de la OTAN
Muchas personas creen todavía en E~paña y en Aménca que la teo-
logía de la lIberaclOn es una polemIca clencal, o como insinuó el padre
José Luis Martm Descalzo en uno de lo~ lamentables artículos que ha
dedicado al problema -esta vez ~m finna-, un asunto interno entre
católIcos. No es así Un publIcIsta certero, FederICO Jiménez Losantos,
preCl~amente con motIvo de una dura y mereCIda réplica a una de tanta~
ambIguedade~ de Martm De~calzo, escribía estas palabras memorables
que me han servIdo tambIén, junto a la confesión-boutade del padre
Sicre, como motIvo para esta inve~tigación mformativa:

«Una cosa es dI~crepar del Papa por manía antirreligiosa y otra cn·
ticar cosa~ que parecen cnticables incluso a sectores de la Iglesia muy
significativos, pero que parecen preferir dirimir sus diferencias a cen-
Lerru~ tapadu~ A~I ~e prodUl.e el ca'>o de que dlguna~ de la~ ma~ duras
cntIca~ a la teologla de la IlberaclOn hayan provemdo de pluma~ lalca~,
mlentra~ mucha~ catohca~ callaban ante el lenomeno de ~ubvel ~lOn antl
democratlca ma~ Importante de"de la Kommtern, que tiene como pro-
pO~lto declarado hacer ba"cular al Tercer Mundo -empezando por Hls-
panoamenca- hacIa el bloque ~ovletlco)} (AHC', 10-1-1 Y~5, P 32)

Otro" ob"ervadore", captado" por la mama centnsta que ha mvadI-


do a tanto~ ~ectores de la 19le"Ia española, mtentan subrayar los a~
pecto~ postllVO~ de la teologIa de la hberaclOn, y caen en un eqUIvoco
tremendo, porque la teologIa de la hberaclOn e~ un mOVImIento muy
concreto V determmado hIstonca e IdeologIcamente, penetrado, como
veremo'> de marxismo constItuyente, y esos a~pectos PUSltlVOS ~e to-
man no de e"ta teologIa de la hberacIOn e"peClhca, smo de una teolo-
gIa de la IIberacIOn genenca, que mcluye la IIberacIOn evangelIca del
pecado V la mJu~tlcla en el "entldo que utlhza el maglsteno de la
Igle~ld en ~u deseo eVIdente de neutralIzar la~ de"vlacIOne" marxlsta~
de la autentIca teologla de Id IIberacIOn En la cual y en su" promo-
tore~ pueden encontrar"e, naturalmente, mtenclOne" excelente", reac-
uone~ expllcable~ ante ~ltuaclOne'> de mJu"tlcla real, para la~ que lo~
llberadure~ proponen, "m embargo remedIOs peore~ que la enterme-
dad, como por ejemplo entregar"e de hecho al Impenah~mo mdrxI~ta
que eVItar el Impenah~mo capltah"ta NadIe como lo~ teologo" de la IIbe-
uon utIlIza tan profu~amente Id comumon con rueda" de molIno En
e"ta mve"tIgaclOn mtormatlva, "mtlendolo mucho, "amo~ a llamar de,,-
de el pnnclpIO a la" cosa" por "u nombre, no por "u mascara
El dutor de e"te lIbro no e" teologo aunque un te"tlgo tan cualI-
¡ICddo como el oblspo-secretano de la ConferencIa EpI"copal española
dlabo a [me" de 1984 en mtere"ante conver"aClOn ~«tu excelente -dIJo-
10rmaclOn teologlca» El autor posee una cIerta cultura teologlCa (que
dJ lado de determmada~ aberrdcIOne~ de alguno" teologos de la lIbe
raClOn parece a vece" ca,,1 relevante) avalada por un grado "upenor,
magna cU/n laude en una Facultad ede~Iastlca de FIlosofIa conectada
con la PontlÍlcla Umvel "Idad Gregonana Lo" avale" que m~lgnes teo-
lago" y prelado" de Id Igle"Ia, mclu~o vano" mIembro" del ColegIO Car
denalIcIO y de la Cuna romana concedIeron espontaneamente al antI-
CIpO penodl~tlCo de este trabdJo podnan ba"tar al lector dudo"o, pero
no lo" exhlblre para no comprometer en la polemlCa que sm duda
'>u'>cltara e"te lIbro a tan alto'> valedore~, a"umo plenamente mI" pro-
Pia" re"pon"abllIdade" Creo conocer Id "ufiClente teologla para dIlu-
udar que la teologla de la IIberacIOn no e" und teologIa, "mo, todo lo
ma", una antropologla, y no cualqUIera, "mo una antropologla de ralZ,
bd:-,e v dlcance marxI"ta, y tdmpoco cualqUIerd, "mo una antropologIa
marxI"td medlOU e y bardtd Por tanto, corno la TL y lo" dema" movI-
mIento" «lIberadore,,» no "e "Ituan el1 el plano teologlco y rehgIOso,
~mo en el pldno "oual, pohtlco y cultural e"te lIbro le" sale al en-
cuentro -de"de la fe- en e~o:-' planos temporale" elegIdo" por ello~
Para deurlo en termmo" marxI"ta~, que ha"ta Id mayo na de lo'> teolo
go" de la IIberauon (que "on malxl"ta~ ma" bIen tn"tes) conoceran
ba~tante bIen, la antropologla marxI~td o marxIstOlde e~ en la teolo-
gla de la liberacIón de caractel e~tructul al; mIentra~ que lo~ ropaje'>
teológico~, a vece'> muy pretenclO~o~, parecen de entidad ~upere~tructu­
ral, e~ decir emanacion ~ecundaria y adjetiva del auténtico núcleo de
~u~ po~iclOne~, que e~, como ~e hartan de repetir, la praxIs revolucio-
naria. E~to, como demo~tró en la polémica citada, le parece al ~eñor
Martín Descalzo grave dl~torsion c inju~ticia contra la teología de la
liberaclOn; pero e~ que lo~ conocimlento~ del ~eñor Martm De~calzo
~obre marXI~mo "on netamente inferiore~ a lo~ indudable~ que posee
~obre taranconi"mo, díga~e con todo re"peto para la f'igura hi~tórica del
ex cardenal de Madrid.
Alguno" prelado~ e~pañole~, tra~ el ddmlrable ejemplo de Roma,
han hablado claro ~obre la teología de la liberacIón. Otro~ han ca-
llado y callan. Val ia~ publicacione~ y revista~ ecle~iá~tica~ contribu-
yen, a vece" de /orma ~emi"alvaje, a la contusion hberaclOni~ta. El
diano que cuando ~e escriben e~ta~ línea" e" aún de la Conferencia
Epi"copal e~pañola, ~in duda por orientacione~ de prudencia pastoral
(que alguna~ vece'> parece con~i~tir en que lo~ pa~tore~ e~condidos en-
c0l11lenden a la'> oveja~ la de/en~a del rebaño aco~ado) ~e ha inhibido
de manera lamentable y culpable en la gran polémica; y ha concedido
en oca~ione~ "u~ columna~ a lo~ liberadore~, ~u~ encubridore~ y su~
cómplIces. Por e~o, ante tanta~ mentira~, efugio~ y cobardía~ que "e
prodigan en E~paña por parte de quiene" debieran hablar y callan,
alguien tenía que alzar su voz públIcamente para denunciar, pruebas en
mano, a los movimientos hberadore~; ra~trear su~ raíce~, detectar su~
interconexlOne~, y ~u relación clarblma con la estrategia ~oviética para
el tercer mundo; confirmar en fin, de forma documentada y abruma-
dora, la certera denuncia de Fedenco Jiménez Lo~anto~. Hablo de mo-
vimiento.~ liberadore!>, interconectado~: porque ~on vario'> (bá"icamente
tre~) entre lo~ que la llamada teología de la liberación representa el
trente intelectual y la cobertura religiosa.
y de una vez pOI todas el autor desea ~alir al pa~o de una objeción
dema"iado fácil: que el rechazo del liberacioni~mo marxl~ta equivale
a la aceptación del reaccionan~mo dictatorial. No e~ a~í.. El autor ha
~ido ~enador, diputado y mini~tro de la nue\ a democracia española. Acep-
ta plenamente la Constitución y el régimen de lIbertade~, por el que
cree luchar ~mceramente en este libro. Reconoce V ~iente pro/unda-
mente la tragedia de la pobreza y la dependencia en América. Pero
cree que el remedio contra ella~ e~ trabajar inten'>amente en libertad,
no empujar ciegamente a Aménca haCIa una dependencia y una escla-
vitud peor e irrever~ible: la del marxl~mo.

El CAMPO ESTRATÉGICO: IBEROAMÉRICA HACIA El SIGLO XXI

Con vlgoro~a" ralCe~ europea", fa teologla de la liberaclOn ha na-


CIdo tormalmente en América con motivo de (no en) la Conterencia de
Medellín, II reunión general del Episcopado iberoamericano, en agosto
de 1968 Hemo~ de e'>tudlal mmedIatamente lo... antecedente~ mmedld
lo ... y la... mfluencIa'" deu"'lva... en Id teologla de la IJbel auon, que no
e ... , ddellla~, un mOVImiento aI ...lado, "mo que forma pal te de un con
Jlmto e ... trateglco en el que ~e mtegl an adema... -como aCdbdmo~ de
decll- Otl o~ do mOVImIento... vIrtualmente ~mlultdneo... de "'Igno mar
'o ... ta todavIa Illa c1aIo, V con podelo~o Impubo ongmal Iberoamen
cano Cn'>tlano~ pOI el SocJaIJ.,mo (CPS) " cOlllul1ldade., de ba.,e Iglc.,la
Popular (CBjIP) El e.,tudlO de la cone'(lOn de e.,to., tre~ mOVIIlllentO.,
en una ml~ma e~tIategla e~, qmza ... , el le.,ultado md~ ollgmal de la
pi e ...ente mve...tlgaclOn Junto con la c!etecclOn de lo... centlO., 10gl'>tICO.,
pal a la e.,trategJa IJberddora, ~Ituado... en lo~ E~tado., Umc!o... y ~n
Europa, muy e~peclalmente en E.,pañd Pelo dnte., de e~tudlaI lo~ an
tecedente... mmedlato~ y Id'" mfluencla ... decI ... lvd... en cuanto a Id actitud
V el pen~amlento IJberaclOl1lsta, debemo" hacel una pI eU~lOn termmo
10gICa De forma unamme, y con tono ca.,1 agl e"'lvo lo~ IJberadores y
~u~ complJce~ mclu~o e~pañoles, utIlIzan el tel mmo Latmoa111ene-a para
I etenr~e al conjunto de la~ naClOne~ Iberoamencana~ (con algunas m
cru~taclOne~ de otra ralz em opea y ah Icana) al ~UI del RIO Grande
En la~ tran~cnpclOnes de texto~ e m~tltuclOne ... hemos de aceptar, con
reluctancIa, el u~o de e ... te vocablo antIhl:.tonco v antlhl~pamco, valga
de una vez pOI toda~ e~ta Imclal protesta No...otro... ut¡)17alemo~ <;Iem
pre el termmo Iberoa111enca para deslgnaI a e~te conjunto vItal de
pueblo~, en el que mclmmo~, por exten~lOn, la Importante comumdad
hl~pamca que vIve en los E:.tado:. Umdo~ de Amenca, y que e~ objeto
preferente de la e~trategla IIberaclOl1l~ta
E'>te termmo -llberacLOl1lsta- es un neologismo cada vez mas Utl
IJzado por lo~ cntlco~ de la teologla de la IIbel aClOn (que en oca~lOne...
abrevlaremo:. como TL) encabezado~ por el cardenal Alton~o Lopez Tru
pilo, qmen ~eguramente lo acuño Lo vamo~ a utIlIzar porque re~ulta
expre:'lvo, pero :.m de~deñal el calIhccltlvo de lIberadores que tamblen
aplIcaremo~ a lo:. mOVImIentos y a los per~onaJe~ del IIberaclOm~mo,
con un mevltable deje Iromco, que recuelda otro termmo que desde
luego no aceptamo~, aunque a ello~ le~ encanta el de lzbertadores de
la ~egunda generaclOn, nuevos BolIvare~ y San Mdrtme~ del ~Iglo xx
Re~ultd ~umamente cuno:.o que un Importante grupo de Je:.mta... IIber
tddore~, tra:. el pI ecur...or Vlzcardo, partIcIparan mten~amente en la
emanClpaClOn de los vlrremato~ e~pañole:., como ha demo~trado def¡-
mtlvamente Salvador de Madanaga (El auge v el oe-aso del ImperIO
e!>pafiol en A111enca, Madnd, E~pa~a-Calpe, 1979, El oca~o, 111, capI-
tulo XV La~ tre~ cof¡ adIa~ lo~ JUdlO:', lo:. trdncma~ones, lo~ Je~mtas),
y que ahOl a otlO Importante grupo de Je~Uita:., e ...pañole:. en ~u mayona
como aquello~, mtervenga tamblen de manera decI:'lvd en lo:. movI-
mIento:. lIberadores del ~Iglo xx
El campo e~trateglco de aCClOn y de mve'>tlgaclOo para lo~ movl
mlento~ IIberadore~ y para e:.te lIbro e:. una realIdad vItal de enorme
pUJanza, Iberoamenca en marcha hacIa el ~Iglo XXI Actualmente (dato
de 1973), la poblauon de Iberoamenca e:. de 309 mlllone~ de habItan
tc~ (a Id que habna que ~umar la poblaclOn hl:.pana de E~tados Ul1ldos),
) e mdntIene en crecImIento acelerado, 2,89 0 0, el pllmero de todo~
lo conjunto... IllllndIale~ contmentale., .,egUido pOI Afnca v A~Ia (U N
World statistics in brief, Nueva York, 1976, p. 2). «En el año 2000 -dice
un especialista, el profesor Nicolás Sánchez Albornoz-, América latina
estará viviendo todavía bajo los efectos de la explosión que estallo
sesenta años antes. La emisión violenta se habrá extinguido; en cambio
las nubes levantadas por la dilatación repentina no se habrán sedi-
mentado todavía. El crecimiento será aún del orden de 2,54 %, tres
puntos por debajo de la tasa actual. Por su incremento y la composición
de su población, América Latina seguirá perteneciendo, junto con África
y Asia, al bloque demográfico en vías de desarrollo, con fecundidad
todavía mal controlada.» (La población de América Latina, Alianza Edi-
torial, Madrid, 1973, p. 190.) Tras una evaluación de diversos paráme-
tros, el profesor Sánchez Albornoz concluye que en el año 2000 Ibero-
américa dispondrá de unos 641 millones de habitantes, es decir más
que el doble de la cifra actual. Sobrepasará a Europa, entonces con 527
millones, excluida la URSS (353) y a Norteamérica, comprendido Ca-
nadá (354 millones, de los que un importante porcentaje serán his-
panos). «Si los pronósticos se cumplen -sigue Sánchez Albornoz-,
la población latinoamericana superará por primera vez a la del Viejo
Mundo y será cerca del doble de la soviética y la norteamericana. Las
nuevas proporciones no podrán menos de afectar a las relaciones de
la región con el resto del mundo.»
La estrategia soviética conoce perfectamente esta realidad inminen-
te. En la que destacan las relaciones de religión. Gracias a la herencia
hispánica, la confesión religiosa católica y romana de Iberoamérica se
mantiene vivísima pese a muchas y graves deficiencias: Iberoamérica
tiene aún a la fe católica como trama esencial de su cultura. Actual-
mente las estadísticas mundiales sobre religión nos dan para los cató-
licos unos 560 millones' de habitantes (cfr. «Calendario Atlante de Agos-
tini», 1976, p. 26), lo cual significa que bastante más de la mitad de los
católicos de todo el mundo viven ya en Iberoamérica en nuestros días.
La proporción aumentará sen~iblemente en el año 2000, si se aceptan
los parámetros propuestos por el profesor Nicolás Sánchez Albornoz;
porque si entonces hay en el mundo 900 millones de católicos, y más
de 600 millones viven en Iberoo.mérica, esto significa que para el año
2000 dos católicos de cada tres en todo el mundo serán iberoamericanos,
y si tenemos en cuenta la población hispana católica de los Estados
Unidos, la proporción de católicos del mundo amplio hispanoamericano
en el año 2000 se acercará a las tres cuartas partes del total. Es decir,
que quien domine a la Iglesia católica, a las bases de la Iglesia católica
en Iberoamérica del año 2000 dominará a la parte hispánica del Conti-
nente americano. Se trata, en esta última proyección, de cifras con un
valor cualitativo y aproximado, pero innegable, porque se basan en
parámetros de muy alta probabilidad en cuanto a su evolución. Y cree-
mos que con esta breve aproximación queda definido el campo estra-
tégico de nuestra investigación mejor que desde cualquier otro enfoque.
EL PLANTEAMIENTO HI5TORICO DEL PROBLEMA IBEROAMERICANO

Los mOVImIentos hberadores aluden, ya caSI rutmanamente, a la Si-


tuaclOn de misena, opresIOn e mju~ticIa en que yacen los pueblos de
Iberoamenca bajo la míluenCia impenahsta que crea en ello~ condIcIO-
ne~ msufnbles de dependenCia Esta alegacIOn es, desgraciadamente,
real e hInente, pero reqmere un enfoque histonco mas seno que las
habItuales generalIzacIOnes demagoglCas, denvadas en gran parte de
la patnotena lIbertadora del sIglo XIX y de la mcomprensIOn histonca
de los Estados Umdos, mamfestada reCientemente en el mforme KiS-
smger, donde mas o menos se echan a la colomzacron española todas
las culpas del subdesarrollo iberoamencano actual (1 ntorme de la
ComlslOn Presldencwl Blpartlta de los Estados Umdos sobre Centro
amenca, enero de 1984, Barcelona, «Planeta», 1984, ctr, por ejemplo,
p 24, donde las cnticas se detIenen en el siglo XVIII sm aludir al XIX, que
fue semillero de las peores mjUsticIas)
Al mediar la tercera decada del sIglo XIX, los pueblos de Hispano
amen ca termmaron de acceder a su mdependenCia que se habIa plan
teado mas contra Francia que contra España, con ocasIOn de la agresIOn
napoleomca contra el remo y la corona de España en 18071808 Al hun-
dirse el Ejercito de la Junta Central a fines de 1809, y caer Sevilla,
capItal de HIspanoamenca, en manos de los mvasores en 1810 los nu-
cleos cnollos de poder miCiaron el proceso de mdependenCia Pero en
realIdad lo que hICieron de'ide nuestra perspectIva fue cambiar la de-
pendencia de España por la dependencia de otros dos impenalIsmos
economicos y, al fondo, pOlIticos el de Inglaterra y el de los Estados
Umdos Esta 'iUstitucIon del Impeno español, clave antenor de la
umdad hispanoamencana, por el ImpenalIsmo anglosa Ion es la trama
fundamental de la histona Iberoamencana (en Bra~il, la sustitucIOn
del Impeno portugues fue formalmente algo mas tardIa, pero el proce
so e'i el mI'imo) en el siglo XIX, que por muchos motivos parece proIon
garse ha'ita la mitad del sIglo X.JI. cuando los mtentos populIstas trata
ban mutilmente de proporCIOnar a Iberoamenca una alternativa a la
dependencia Es Importante escuchar la opmIOn de un Ilustre pOhtlCO
y notable hIstonador de Iberoamenca el senador de Colombia Inda-
lecIO Llevano Agmrre -hombre de izqmerda- sobre el trasfondo SOCial
de la emanCipaCIOn

«A los esclavos, los llldlOS los desposeldos y las razas de color, les
resultaron mmtelIgibles los desphegues de falsa erudIcIOn de los abo
gados cnollos y la mIsma premura demostrada por la nueva clase go
bernante para serVirse del poder en benefIcIO exclUSIVO de sus mtere-
ses, se encargo de devolverle su antiguo prestigIO a la causa española
y de convertirla en una alternativa para los humildes menos desastrosa
que la pOSIble hegemonía del patnciado cnollo, cuyos personeros solo
aceptaban la mdependenCIa Si ella se traducía en la mstItucIOnalIzación
de un orden social que les garantizara el monopolio de la nqueza y
les protegiera de la atormentada mcontormldad de los desposeldos
»Ello exphca -prosigue Llevano- el escaso calado que tuvo en el
pueblo el movimiento de rebehon contra E~paña, mientras ese mOVI-
miento ~e Identifico con los mtereses del patnclado cnollo A~I lo con-
fIe~a paladmamente, por ejemplo, uno de los generales granadmos de
la IndependenCia, Joaqum Posada Gutlerrez, qUien al respecto anota en
sus Memona~ Hlstonco-Pohtlca~ "He dicho poblacIOnes hostiles por-
que es precI~o que ~e sepa que la mdependenCla tue Impopular en la
generahdad de los habitantes, que 10<; eJerclto~ e~pañole~ ~e compoman
de cuatro qumta~ partes de hIJoS del pal~, que lo~ mdlOs, en general,
fueron tenace~ defensores del Gobierno del rey, como que presenilan
que tnbutanos eran mas fehces de lo que senan como cIUdadanos de
la repubhca"
»Resultan por tanto -termIna Llevano- aJu~tada~ a la reahdad hls-
tonca de la epoca la~ sigUientes ob~ervaclOnes del hl~tonador SOCialista
venezolano Carlos Irazahal "Nada mas natural entonce~ que el pueblo
baJo adoptara trente a la Independencia al mlCIarse e'>ta una poslclOn
ho~tIl Prefino el pueblo, a la bandera revoluclOnana, los e~tandartes
reales Lo contrano hubiera sido un contrasentido, pues para el luchar
por la cau~a de España era objetIVamente luchar por ~u hbertad (con-
tra la opre~lOn cnolla) como combatir en las fila~ patnotas slgmficaba
retorzar sus cadenas "» (1 Llevano, España v las luchas soczales en el
Nuevo Mundo, Madnd, Editora NaCIOnal, 1972)

El Impenahsmo economlco y pohtlco anglo~aJon sobre Iberoamenca


agudiZO la c]¡fIcIl ~ltuaclOn de las capas mas humildes, con la complicI-
dad de J.¡~ o]¡garqUlas naclOnale~, ya hemo~ dicho que el Importante In-
forme KI'>~ll1ger (en general, obJetivo y certero) no subraya debidamente
c~ta re~pon'>dbl]¡dad hlstonca de Inglaterra y lo~ Estados Umdos en la
actual sltuaclOn del subdesarrollo Iberoamencano Durante la decada
de los año~ sesenta de este ~Iglo xx, el Impubo ocudental del de~arrollo
pareCla IniCiar un prometedor de~pegue economlco y ~oClal en Ibero-
amenca, pero la cnSIS de los años setenta ha sumido a casI todas
aquellas naClOne~ en el de~encanto, la regreslOn economlca, el endeuda-
miento ~In ~ahda y la desesperaclOn Una demograha de~bordante, como
acabamo~ de comprobar, agrava el problema econOl1llCO y SOCial hasta
el paroxl~mo Por culpa de las clases domInantes de cada naclOn Ibero-
amencana (radicalmente mJusta~ Y en buena paI te egOl~tas e mcom-
petentes) \ del Impenahsmo depredador y mucha~ vece~ lmcuo de las
potencias anglosajonas, las SituaCIOnes SOCiales del heml~feno al sur
del RIO Grande (~In exclUIr a los hl."pano~ del Norte) han llegado, desde
hnales de los años sesenta, al estado cntlco Por entonces habIa surgido
una sene de dictaduras mlhtares (1964 en Bra~Il, 1966 en Argentma, 1968
en Peru) que frenaron energlcamente lo~ progre~os revoluclOnanos
de la extrema IzqUierda, pero que se mostraron Incapaces de planteal
V resolver el problema pnnclpal El tnunfo de Fldel Castro en Cuba,
desde 1959, cambIO radicalmente el panOlama estrateglco de la'> Amé
rIcas, como e~tudIaremos con detalle en otra parte de este libro, y entre
el contmuado mtento de e~tablecer cabeza~ de puente contmentales, con
apoyo de la ba:>e cubana, en Centro y Sudamenca naCIeron, como eh
caClSlma red de apoyo e~trateglco dentro de la Igle~Ia catohca, los mo
Vlmlento~ de hberacIOn.

Lo~ tres SIglos de la colomzacIOn española hablan dejado en Amenca


estos ImportantIslmos legados un profundo sentImIento de umdad en
la Corona, que se hundIO con la expulsIOn de la Corona, aunque gemos
pohtIcos como Bohvar y San Martm trataron mutI1mente de adaptarlo
a una nueva umdad repubhcana del Contmente, la umdad cultural ba-
sada en la lengua, legado que perdura fehzmente, graCIas a la fuerza
de la~ ralce~ hlspamca:> y al Impubo mtenor de gemas culturales como
el gran Andre:> Belio, una conCIenCIa hondlSlma de IdentIdad rehgIOsa,
merced a la evangehzacIOn que Impregno, desde finales del SIglo xv, las
ralces del nuevo ser Ibero-amencano, una~ In:>tItuuone:> que a vece'>
:>Iguen :>Iendo de:>de nuestra perspectIva, admIrable:>, y a vece~ dI:>CU
tibIe:>, aunque dañada~ ma:> aun por el SIglo XIX El sentimIento de
umdad en la Corona ha rebrotado e:>pontaneamente en la:> antenore'>
convocatona:>, tan Injustamente demgrada:> de la Hl:>pamdad, y en 10<,
men:>a¡e:> comumtano~ de la nueva Corona de E:>paña de:>de <,u mstau
rauon en 1975, y -graua~ a la propue:>ta del autor de e~te hbro en el
Senado Con~tItuyente de 1978- tIene poso con:>tItucIOnal e~pañol en la
menuon del art 56 1 (preCIsamente :>obre la:> mI~lOne:> de la Corona)
a la LOll1umdad hzstorzca de naCIOne~ hI:>pamca,<, El legado amencano
de la evangehzacIOn e~pañol8 e~ trascendental, y se ha reconocIdo, en
medIO de mcompren:>IOne~ ndIcula~, por dos fuentes tan dIspare~ como
el Papa Juan Pablo II, gran conocedor del alba cn'>tlana v e:>pañola
de Amenca, y el teologo de la hberauon Ennque Du~'>el que acepta
lUCidamente el hecho de la evangehzacIOn como factum cultural decl'>lvo
l n un Importante capitulo de su ma~ famo:>o hbro (EnrIque Dus~el
Hl\tuna de la Iglesza en Amerzca Latma, 3 a ed, Barcelona, «Nova Terra»,
1974 p 86~s)

RENOVACiÓN Y CONFUSiÓN CONCILIAR:


LA CONFERENCIA DE MEDELLlN

Del 11 de octubre de 1962 al 8 de dIuembre de 1965 celebro w:> se-


SIOne~ en cuatro etapas, el Conclho VatIcano II Ba JO do'> Papas
Juan XXIII, que lo convoco m~plfadamente mesperadamente y desde
Juma de 1963, Pablo VI Tras el lal go pontificado de PlO XII, de signo
con:>ervador el Papa Juan leJo~ de aparecer como un '>Imple «Papa
de tran'>IclOn», fue un gran mnovador que abno mas la IgleSia al dIá
lago, '>m exclUIr el dIalogo con el E'>Íé e mcluso con el marXismo, como
va veman reclamando, y practicando, sectores radIcales y «avanzados»
-a~1 '>e denommaban por elio~ ml~mos- de la IgleSIa El ConcIlIO com
cldla con el apogeo de la expan~lOn marxista en Europa y ASia, con
la ecloslOn y la cnsls natal del Tercer Mundo, reClen llegado a su con
CienCIa umversal y sometido ya a tremendas tensIOnes y zarpazos de un
nuevo Impenahsmo, sobre todo sovletlco, y con una mtensa agJtaclOn de
los esplntus en toda la Igle~la, ansIOsa de abnrse al mundo de la
democracia, al mundo de la cultura, al mundo de las nuevas naCIOnes,
a la nueva modermdad Es eVidente que el ConcilIO mtroduJo en la
IgleSia los fermentos de la renovaclOn y de la adaptaclOn profunda,
pero tambJen es CIerto que a propo'ilto del ConcilIO se difundieron por
la IgleSia semJllas de confuslOn y de dlsgregaclOn El ConClho se convlr-
tlO, naturalmente, en un punto de referenCia umversal Y como vere-
mm. en otra parte de este estudIO, la estrategia marxista -o para de
ClrlO con mayor clandad, la btrategm ~ovletlca- trato de aprovechar
la agJtaclOn y la termentaclOn conClhar para mtroduClr profundas cuñas
de aCClOn pohtlca y de dlvlslOn mterna en el ~eno de la IgleSia catohca,
de acuerdo con las pautas generale~ de la acclOn umversal sovletlca en
los años sesenta un ejemplo muy estudiado y documentado es, como
veremo~, el movimiento de aparente ba~e polaca PAX y ~us ramificacIO-
nes en todo el mundo, y espeCIalmente en Iberoamenca, por medIO de
12 red IDO-C
No e~ finahdad de nue~tro trabaJO el anah~l~ conclhar Pero ante la
general toma de referenCIas en el ConClho para fundamentar las POSI
Clones postenore~ mas dispares, parece convemente resumir la actitud
ante el ConClho de uno de ~us protagomstas, que luego se convertlna
en el Papa encargado de aphcar la renovaclOn conclhar en una epoca
e~peclalmente dehcada, a partir de octubre de 1978 el cardenal Karol
WOJtyla
Justo en el año 1972, cuando naclan los mOVimientos hberadores,
el cardenal WOJtyla pubhcaba en Poloma un hbro clave sobre la aph-
caclOn del ConClho Vaticano n, La renovaClOn en su!> fuentes, que se
presenta expresamente como un manual mtroductono y practico para la
aphcaclOn de la renovaclOn conClhar (Madnd, BAC, 1982) InSistamos
la doctnna de este hbro es muy Importante para comprender la POSI-
Clan del Papa actual ante el ConClho, y para proporcIOnarnos cntenos
de valoraclOn sobre los movimientos hberadore~ que tantas veces han
pretendido tamblen apoyarse en el ConClho para su desphegue El pn-
mer postulado conClhar segun Wo]tvla es «el postulado del ennqueCl-
miento de la fe» (p 9), que con~lste en <da cada vez mas viva partlclpa-
Clon en la verdad dlvma (lbld) La te es, ante todo, personal «una res-
puesta particular del hombre a la revelaclOn que hace DIOS de SI mIS-
mo» (p 13) Y una partlclpacJOn «totalmente personal» (p 15) Aun-
que po~ee tamblen un claro caracter social (p 16) Desde la fe se 1m
pone el dIalogo, pero en relacJOn con la propIa fe (p 25) Le parece al
cardenal que con motivo del ConCIlIo ~e ha exagerado la dicotomia entre
mtegnstas y progresistas en vez de fomentar el «pnnclplo de mtegra-
cJOn» de todos en la misma fe, en la misma IgleSia (p 31 s), con lo que
aflora ya su gran respuesta a la teolo/na de la hberaclOn, que ~era la
teologla de la reconClhacJOn en 1985 El mlsteno del hombre no debe
resolver~e solo en el mtenor aislado del hombre, smo que «solo se e'i
clarece en el mlsteno del Verbo encarnado» (p 60), con lo que para el
Papa actual, como pala todo el pensamiento catohco, a fuer de relIglO"o
la ahenaclOn autentica no e", como para el marXismo, la relaclOn con
un fabo dIO" pro) ectado de"de la angustia humana, smo la pnvacIOn
de e'>a relduon en el hombre al"lado «A la luz del maglsteno cooCllIar,
la redcnclOn e'> un e'>paclO 1111'>tellO'>0 real en el que nacen y crecen lo"
valore" '>Obl e lodo lo'> humdno,>>> (p 64) E", por tanto, una concepCIOn
teocentl lCd, C1I'>locenlnca, frenle al antropocentn<;mo que e" la e"en
CIa del mdl XI'>mo, tra'>pldntadd como veremos, a los mOVimiento" ltbera
dore" en lo ma" propio de "u ldeologld
Pero el hombl c no e"ta al,>lado mdlvldualmente ante DIO", "mo en
relaclOn en LOI7IllJ1l0n (palabra clave del Conclho) con los dema" hom
bres A'>I cn comUnIon debe reahzarse la vocaclOn comUnItana del
hombre (p 93)
Una de la" e"pl e"lone" rescatadas por el Conclho fue la de Pueblo
de DIo'> El Pucblo de DIO" e" la concepCIOn VIva del Remo de DIo'> en
la tICI I a Una clave de lo" mOVimIentos hberadore" ~era exaltar la rea
hzaclOn e"clu'>l\d, ° vIrtualmente exclusIva, del Remo de DIO" en e"ta
VIda, en e"te mundo Pero el ConCIlIo no dIce tal «La IgleSia -mter
preta WOJtyla- tiene una finaltdad escatologIca y de salvaclOn, que solo
en el "Iglo fUtUlo podra alcanzar plenamente» (p 125, Gaudlum et Spes)
Esto no qUIta a la IgJc"la m su reahdad, m sus ralces, m su hI~tonudad
«La conCIenCIa de la IgleSia como Pueblo de DIO'- es hlstonca» (p 126)
Pero no e'> exclu'>lvamente hlstonca «La IgleSia, mmer<;d en "u pI OpIO
mlsteno, e'>ta "Iempl e protegida frente a la hlstona» (p 128) Y e" que
«el VatIcano II dl"tmgue con clandad la evoluclOn del mundo de la
hlsto11a de la "alvauoo» (p 135) ~I bien subraya <<la partlclpaclOn de la
Igle~Ia en Id evoluclOn del mundo mcluso a traves de "u propia evolu
clOn» (p 139) De~clende el Papa actual a preclslOne" muy concreta<;
señala que el [enomeno de la soclalIzaclOn enCIerra alguno" pelIgro" y
ofrece mucha'> ventaJa" (p 230) y prefiere mterpretarlo en termmo" de
sohdalldad Una doble hI"tona frente al momsmo de la TL
Pelo WOJtyla e'>td en el polo opue"to de qUlene~ pretenden tran"for
mar la realidad "aCIal mediante la VIOlenCia A la realidad SOCial ha)
que transformarla «lnedIante una educaclOn apropladd» y no '>0]0 a
trave'> de un analI"I~ "oclOloglco, smo sobre todo evangehco (p 232)
Los cn..,tlano" pueden y deben mtervemr en la Vida pohtlca pero su
mlSIOn es «el serVICIO del bien común (p 245), lo que excluye tomar
partido por un grupo, por un estamento, por una '>ola cla"e La actItud
apostolIca -rubrica WOJtyla- pre<;upone pue~ una recreaclOn creatIva
en la Vida, en la cultura, en la activIdad de la sOCIedad de la naclOn y del
momento hlstonco» (p 280) Es evidente que, como Papa, Karol WOJ
tyla ha mantemdo y pIofundIzado esta mterpretaclOn conCIlIar que pro-
puso como cardenal Para el resto de este trabaJO, e"ta sera la referen
CIa conCIlIar que aceptaremos no~otros Completamente opue"ta a la
TL que brotaba entonces
Pero la referencia conCIlIar que aceptan lo~ hberaclOmsta" e" bien
dIferente, y puede resumirse en el lIbro El Vatlcano 11 ve111te anos des
pues compue~to por la flor y nata del hberaclom"mo español (Madnd
«Cn~t¡andad)}, 1985) en el que por supuesto no se hace una "ola cita ':ll
libro del Papa Juan Pablo II que acabamo~ de recordal Jose Mana
Gonzalez RUIZ reconoce ~u colaboraclOn con la agenua de mformaclOll
tcologlca, msplraclOn holandesa y relauon con el mOVimiento marxI~td
PAX, lIan1dda DOC, m~talada en Roma como coordmadora del progre
SIsmo conClhar (p 49) Gonzalez RULl cntlca la actltud conservadora
del entonces arzobl~pO WOJtyla en el ConcilIo (p 51), Y cree que «el
pen~amlento de Juan Pablo II '>obre la re~tauraClOn de la cn~tlandad
perdida no ~e ha apagado m mucho meno'>" (p 52), lo que ~ntrevera
con lo~ habltuale~ zal pazo~ de lo~ hberaclOm'>ta~ del cardenal Ratzmger
Caslano Flon~tan mterpreta la dlalectlca conClhar entre con~ervadore~
y progle~l'>ta~ (p 68) Y comumca unas nota~ muy ~e~gada~ ~obre la
evoluclOn de la Igle~la en Amenca y en E'>paña, sm la menor profun-
dIdad El trabajo de Jon Sobnno S J '>obre el Vaticano y la IgleSIa en
Amenca e~ un ejemplo de mampulaclOn, sobre todo en el caso de la
Conferencia de Medelhn, cuyo parecIdo con la realIdad e~ pura com-
cldenCla (p 105) Cuando el lector haya repa'>ado las mterpretaclOne~
del teologo tamblen Je~U1ta Jo~e Mana Ca~tdlo a lo largo de este lIbro
no se extrañara de ~us conclUSlOne~ ~obre «la Teologla de~pue'> del Vatl
cano 11» m sobre la acusaClOn de mvoluclOn que ~e dlnge al ponttllCado
de Juan Pablo II (p 138) El estudlO de TOl re~ Quell uga sobre la cn~
tologla de~pues del VatICano II es tan mgenuamente aClltlco con lo~
excesos del progresl~mo y el hberaclOmsmo como todo e~te lIbro par-
ClalI~lmo Maruano Vldal en su estudlO ~obre el ConulIo y la moral,
aporta uno de los poco~ estudlOs \ alIdo~ y ~uge~tlvos de este volumen,
cahhcaclOn que no puede aplIcar~e al floJlslmo alegato, mas que .:~tu­
diO, de L Maldonado sobre hturgla y ~acramento" El trabajO de V Co
dma ~obl L L"plntualIdad es un amblUOSO mtento que queda en agraz,
y el de J J Tamavo sobre utopla~ hlstonca" V esperanza cn~tlana
re'>ulta e"ldndcdosamente ajeno al tItulo de~de el punto de vI~ta de la
hl~tona del cn~tlam~mo, que reduce plactlcamente al plogre~lsmo pro
testante y promarxl~ta model no El profe'>or Diez Aleglla dl~erta ~obre
el tran'>lto de la doctnna SOCial de la IgleSia al mema]e ~oclal del EVdn
geho con una cal ga de mcompren~lon y ucroma que mvalIda SU" pie
ten~lOnes de ongmalIdad El e~quema de J Mal tmez COI tes ~obl e el
proce~o de seculanzaclOn en E~paña es de una ramplonena mlonle
blblt: FloJI~lmos lo~ trabajOS del Je~U1ta Duato ) el ex Je~U1ta GllTIbernat
y propaganda IIberaclOl1l'ita pura la del apostol marxI~ta del IIbel a
Clomsmo GlUlIo Glrardl, apoteo'>l'> de la teologta de la hberaclOn Lon
que muy adecuadamente se cierra este conjunto lamentable
«Ya durante el ConulIo Vaticano II -apunta uno de lo~ cleadolc..,
del IIberaclOm~mo, el Je'>ulta chIleno Gonzalo Al royo- alguno~ obl~po~
del Tercer Mundo, encabezados por dom Heldel Camara, hablan toma
do partido a favor del ~oua]¡'>mo" (Fe (Jlstwna \ LamblO soclal eJl 4/1le
rzca Latina, en adelante Fe, Salamanca, «Slgueme" 1973, p 77) El
teologo de la IIberaclOn Em Ique Dus~el demue'itl a que el termmo f¡ bt'
I (lLlon e~ de raIgambre blblIca (en el Exodo \ en el EvangelIo dc ~rJll
Luca~), atravle~a toda la tradlclOn cII~tlana, ~e "onVlerte en momentu
e~enCJal de la gno~l~ hegelIana, y expenmentara de'>pue~ dos r eactlvdelO
ne~ marxl~ta~ la del marXI~mo ongll1al, que lo aphcala a la IIbelaLlol1
del proletallado, y la del Frente de LlberaclOn NaCIOnal argelIno, qUl
en ~entldo lel1ll1lsta lo remterpretar a como «~entJdo naclOnal antllIllpc.
llal" mlen11as Herbert Marcuse desde 1967, Jean Paul Sartre en su
1l1tr~ducclOn a Frantz Fanon, y el pedagogo marxIsta brasIleño Paulo
t' relre lo a~umen ya con plena connotaclOn marxista, de la que no sera
depurado, ~mo todo lo contrano, al pa~ar, en el mismo contexto hlsto-
IICO, a la termmologla del hberaClom~mo cnstlano (E Du~sel, HIstona
de la Iglesia en Amenca Latma, Barcelona, «Nova Terra», 1974, 3 a ed,
pagma~ 348 ~) DUI ante los año~ sesenta, al calor del ConCIlio, numero-
!>o~ Jovene~ prote~ore!> de Iberoamenca e!>tudlaron teologla, filo~ofra y
uenCla~ ~oClale~ en Europa La CELAM (ConferenCla Epl~copal Latmo-
amellcana) coordmo y «contmentalizo» la actividad mtelectual de estos
prote~ore~, que ~e concreta y potenCla de"de el comienzo de los años
~e~enta en m~tltuclOnes teologlCo-soclales, como el DESAL (Centro para
el De~arrollo Economlco y Social de Amenca Latma, 1961) y el ILA01:.S
On,>otuto latmoamencano de Doctnna y E~tudlOS SOClales, 1961) en
Sanoago de Chile Lo~ centro~ de liturgia y cateque~I~, creado~ en el
pnmer lu~tro de lo~ años ~esenta, contribuyen al debate mterno sobre
la Igle~1a ante la ~oCledad de Iberoamenca, donde se de~taca el Ins11
tuto de Pa~toral latmoamencana, que organiza ~u pnmera reumon en
Puerto RKo en el año 1964, Y en el 65 un Importante curso en Sao
Paulo, donde ya mtervlenen Segundo Galilea y Jo~eph Comblin, dos PIO-
nero~ de la liberaclOn, y en el 66 se afianza como «equipo Itmerante» con
el JesUita uruguayo Juan LUIS Segundo, el teologo español Caslano Flo
n~tan, y el profeta heterodoxo Ivan Illich, la comCldenCla conCiliar de
e~ta~ fecha.'> c.'> muy mtere.'>ante, aSI como la temprana apanclOn de mwm-
bros de la Compañia de Jesus y de teologo~ e~pañoles como precurso
re~ de la IIberaclOn «En el Brasil -dIce Dus~el- .'>e dlstll1gue una lmea
protetlca, de~de 1964, ante el E~tado burgue~ Imlitan~ta» (E Dussel
op clt, P 347)

Como veremos, los movimientos IIbel adore~ mIClaran ya II reversible


mente ~u andadura de~pues de la ConferenCia de Medellll1 en 1968 Por
e~o re~ulta tan complicado, y tan neCe~alIO, traza¡ .'>us antecedentes en
lo~ años antenore~, durante la decada del ConcilIO Segundo GalIlea es
hombre del IDO-C relaCIOnado con el movimiento PAX (FC 417) y fue
director del Instituto de Pasto! al Latmoamencana de la CELAM que dlll-
gla en QUitO el año 1972 Jo~eph ComblIn, de ollgen belga era en 1962
1963 profe.'>ol de teologla en la Umver~ldad CatolIca de Santiago de
Chile, y Sll11Ultaneamente desde 1965 profe~Ol en el In~tltuto de Teo
logia de Reclfe (Brasil) De~de 1968, profe~Ol en el Instituto de Pa~tol al
de la CELAM en QUito VOIVIO a Lovama en 1971 \ fue expubado del
Bra~d en 1972 (FC 417) Es uno de lo.'> gl ande~ plOmotot e~ \ analIsta~
de la teologla de la IIberaclOn Pero Du~sel, el hl~tonadOl del eqUipo lIbe
raClOnt!>ta, dice con I azon que <da teologla, pen~m tematKo, \ lene de"
pue.'> del comproml.'>o profetlco, praxI~ eXI~tenual» En e<;tc ambiente
de agltaclOn, cuando lo~ plOnelos del liberaClOnt~mo tomaban los puntos
claves en los organt.'>mo~ de la CELAM, como acabamos de ver, apal ece
el pnmer e~cllto que puede ad~cnblrse va a la teologla de la liberaClOl1
propiamente tal La pastoral de La Igle.. . w en Amenca Lattna (octubre
de 1968) que defiende la pa.. . toral plofett<-ü ~1l1 adentlar~e aun de f0ll11a
expresa (aunque SI latente) en el problema POhtICO. su autor era un
~acerdote mdlO peruano de 40 años, llamado a ser el padre de la teolo-
gIa de la hberaclOn, Gustavo Gutlerrez Su pensamIento maduro raplda-
mente, y en 1969 el serVlClO de documentaclOn de la lECI, en Monte-
vIdeo, le publica HaCia una teologla de la hberaclOn Pero ya era des-
pue~ del gran toque de rebato de los hberaclOillstas en torno a la Con-
ferenCia de Medel1m (E Dussel, op clt, p 349)

Tanto los rastreos -desde dentro- de Ennque Dussel, corno el testI-


momo -tan mmedlato- del cardenal Lopez TruJlllo, nos muestran que
en vlsperas de Medelhn actuaban ya, sm duda, los fermentos europeos
de la teologla pohtlca y de la mfluencia marxIsta en los precursores del
hberaclOill~mo, procedentes algunos de Europa, y formados otros en
Europa Pero en el ambIente general de la fermentacIOn ecleSiastlca
lberoamencana antes de Medelhn los mfluJo~ que pueden detectarse con
clandad "on dos uno autoctono, el marXIsmo pedagogIco del braslleno
Paulo Frelre y otro foraneo las teologlas de la revolucIOn y de la VIO-
lenCIa que llegaron a Iberoamenca por los escntos de dos teologos dISI-
dentes europeo~ el ex salesIano Glrardl y el dommIco Blanquart Es-
tudiaremos en un capitulo postenor la~ mfluencias europeas de ongen-
germaillco, tran~rilltIdas en buena parte a traves de cauces españoles
v JesuItIcos, ahora resumIremos brevemente e~tos InfluJos que se reco-
nocen como prevlO~ a la ConferenCia de Medellm

Paulo Frelre es una fuente autoctona de los mOVImIentos hberacIO-


illstas segun Lopez TruJlllo (De Medellm ,p 172 ss) y Dussel (H1Sto-
na ,p 349) Se trata de un pedagogo cuyas obras fueron amplIamente
dIfundIdas en Espana por el aparato edltonal de propaganda marxIsta
a partIr de 1973, cuando se lillCIO la apertura en el campo edltonal.
Frelre "e presentaba lillClalmente como soclOlogo y educador, aunque
termmo qurtandose la careta y declarando su pnmordIal mteres en la
dlfuSlOn del marXIsmo revoluclOnano Segun Dussel es Frelre el Im-
portador del concepto de hberaclOn para Amenca en sentIdo plena-
mente marxIsta de~de 1964 la conClentlzaClOn o toma de COnClenCia re-
volucIOnana de cla~e por parte del pueblo -la palabra clave de Frel-
re- es correlatIva de la hberaclon revoluclOnana Lopez TruJlllo cita
a Hugo Asmann Joseph Comblm y al proplO Gustavo Gutlerrez como
a"lmlladore~ de las dlrectnces de Frelre «Desde el punto de vIsta mte-
lectual -deCla Comblin en la revl~ta chIlena Mensaje, portavoz del Irbe-
raCIOillsmo como veremos- conVIene mencIOnar la llamada teologia de
la liberaclon Intenuon y proyecto, mas que sl~tema elaborado, era y
e~ un desafIO, SI hubIera que dar un patrono a ese mOVImIento mte-
lectual, convendna evocar a Pablo Frelre, cuyos temas han mfluenciado
caSI todo lo que sucedlO en la Igle~ia latmoamencana en los últImos
qumce anos» Esta Importante confeslOn, publicada al comenzar los
anos ~etenta, en los balbuceos del hberaclOillsmo (Mensaje, n 253, pa-
gma 494) demuestra con ~uficlente clandad el caracter precursor del
marxI~ta Frerre en los mOVImIentos de la hberaclOn.
Pero ~Imultaneamente mCIdIan en el caldo de CUltIVO de la Iglesia
Iberoamencana los postulados del dIalogo cnstIano-marxlsta En su m
tervenclOn de El Esconal, en 1972, Gustavo GutIerrez -que en sus re-
CIentes mtervenCIOnes en España se muestra mfimtamente mas mo-
derado, qUIza mas encubndor- decIa «La fe comenzo a surgIr como
motIVadora y JustIficadora de un mOVImiento revoluCIOnano ASI naCIe-
ron la teologla de la revolucIOn y la teologIa de la vIOlenCIa ,elabora
da mIcIalmente por teologos no latmoamencanos, encontro caja de re
~onanCIa en CIerta teologla alemana y fue traducIda en Amenca Latma»
(FC 233) El portavoz prmCIpal de la nueva moda teologlca es el ex
saleSIano Gmho GIrardI, profesor entonces en el Ateneo de su congre-
gaClOn en Roma, pero que antes de Medelhn habla dado a conocer escn
tos ~obre humalllsmo marxIsta, muy en la lmea del dIalogo entre mar-
xIstas y cnstIanos, pero sm asumIr aun de forma descarada, antes de
Medellm la IdentIdad revoluCIonana del cnstIalllSmO nuevo «TambIen
llegaron a nuestro Contmente -dIce Lopez TruJlllo- escntos de Paul
Blanquart, sacerdote dommIco, profesor en el Instltuto Catohco de Pans
AbIertamente sostema la POsIblhdad y urgencIa de adoptar la metodo-
logIa marXIsta y de la cooperacIOn cnstIanO-marxlsta. En esto fue SIem
pre IrreductIble Su lenguaje penetro en algunos latmoamencanos, y se
hIZO cornente la utIhzacIOn de la raClOnalzdad cIentlflCa atnbUIda dIrec-
ta y expre~amente al anahsls marxIsta» (A Lopez TrUjIllo, La teologza
de la I!beraoon dato~ para su hIstona, en SIllar 17 [1985], P 23 Y ss )
La mfluencIa de frene, GlrardI y Blanquart en los pnnclpales teologo~
de la hberacIOn es eVIdente Ver por ejemplo la asunCIOn de teSIS esen-
CIales de los tres en Gustavo Gutlerrez (Teologza de la llberaclOn, ed de
1984, pp 349,353,356, y para Blanquart, passIrn, de la p 74 a la 321, para
Frelre, Vdna~ cIta:::. entre ld~ pp 132 Y 215) Pero como detecta bIen Lopez
TrUjlllo, antes de Medelhn toda esta SIembra no habla cobrado aun pre-
~enua dommante, y m sIqUIera lo~ autores cItado:::. se habIan defimdo
con la per::,onahdad que asumIeron claramente, tajantemente, desde 1968-
1969 La agltaclOn conclhar se notaba tambIen en la prohferacIOn de
rebeldlas dentro de la AccIOn Catohca en vanas naCIOnes (sobre todo
BrasIl) y en la creaCIOn de SOCIedades sacerdotales prerrevolucIOnanas,
como el grupo Golconda, tras las huellas de CamIlo Torres, en Colom-
bIa, el grupo ONIS, en Peru, IglesIa Joven en ChIle y Sacerdotes para
el Tercer Mundo en Argentma (dr. Lopez TruJIl1o, SIllar, op CIt, pa-
gma 22 y ::,~)

Se Vd perhlando pues, ante e~te conjunto de mformaclOn relatIva-


mente mconcreta y confusa, una doble hlpotesls que antes de la Con-
ieI enCla de Medellm no hablan fraguado todavIa los mOVImIentos lIbe-
raciOm::,ta::, ma~ que en e~tado de agItaCIOn y latencIa, y que los mOVI-
mIento" hberacIOm::,tas, y concretamente la teologla de la hberacIOn,
que ::,e empIeza a concretar en la estela de Medellm, son entIdades hlbn-
da::, de Europa y Amenca, con un claro proceso de mterfecundacIOn
La::, 1110tIvaclOne::, y algunas mterpretacIOnes mlCIales son autoctona::"
las formulauones VIenen por cauces em opeos, o se obtIenen por tras-
plante en tlerra~ de Amenca No cabe m el orgullo contmental ame
IKano de proclamar (como tantas vece~ se hace) que por fm und
fuerte cornente de pen~amlento V de aCClOn naCIda ongmalmente en
Amenca ~e de~pa1\dma luego por todo el mundo, m la tesl~ contra
na, que mega toda ongmahdad de pensamIento y de aCClOn a lo~ mo-
VImIentos amencanos, a lo~ que se consIdera como SImples ~atehtes
y dependencIa~ del pensamIento y las dlrectnces estrateglca~ europeas
Esta doble hlpote~l'i debe tenerse muy en cuenta en el resto de nuestra
mve'itlgaclOn mformatlva

«A la altura de la ConferencIa de Medellm -dIce certeramente el


cardenal Lopez TruJlllo- solo aparece un esfuerzo pOSItIVO en torno
a la hberaclOn, de Impronta tcologlca y pastoral, sugerente y acepta
ble No emergen todavla, en lo'> mvele~ de la elaboraclOn de documen-
to~ de ObISPOS, los hberaclOmsmo~ de msplraclOn marxIsta» Lo~ Obl~­
pos de Amenca hablan formulado ya una pnmera respuesta, muy va
hente, a la Enclchca Popularum pragresslO de 1967 Medelhn e~ la gran
ecloslün de la CELAM, creada en 1955 y volcada hacIa la reahdad pro-
funda del Contmente de~de 1963 graCla~ a la onentaclOn del Obl~pO
chlieno Manuel Larram, que creo departamentos pal a cada area pastoral
Desde 1966 se orgamzaron en e~to~ departamento~ encuentro~ dlver~o~
-hemos aludIdo ya a alguno~- que actuaron como centros de fer-
mentauon (cfr GU'>tavo Gutlerrez, TL n 175) La CELAM convoco la
JI ConferenCIa General del Epl~copado Latmoamencano en la cIUdad
colombIana de Mcdelhn para el mes de ago~to de 1968

Los hberaClOm~ta~ atil man taxatIvamente que la teologra de la hbe-


raClOn naclO en Medelhn, ver Joseph Combhn en fC, p 124, Y Gustavo
Gutlerrcz, TL, p 175 s~ Sm embargo no fue aSI Hemo~ de aceptar el
documentado testlmomo de monseñor Lopez Trujlllo, gran mterprete
de aquella A~amblea, y despue~ ~ecretano general y preSIdente de la
CELAM En su hbro De Medellm a Puebla, Lopez TruJIllo anahza exhaus-
tIvamente el contemdo y el ambIente de la ConferenCIa de Medellm
«Medelhn -dlce- partlO de una VI~lOn de la reahdad Sus concluslOne~
fueron precedIdas por la lectura de lo~ sIgnos de los tIempos en Ame-
nca Latma» (ap ctt, p 218) E~ CIerto que la reahdad se VlO tamblen
como praxIs Pero <<00 ha de bu~carse una ImpostaclOn marxIsta del
concepto para tradUCIr su ~lgmficaclOn» La praXIs es la vIda de la
IglesIa, no la vIda de la revoluclOn Medelhn acepto el hecho de la de-
pendenCia de los paIses subdesarrollados respecto de los ncos como con-
dICIOnante de la sltuaclOn angustlOsa de Iberoamenca Medelhn, en
uno de sus momento~ mas duro~, llega a hablar de vwlencla znstttuClO
nallzada para descnblr la sItuaclOn estructural de mjUstlcla Pero la
utopla evangehca de Medelhn es «defimdamente alerglca a todos los de
termmlsmos» Se conSIdera a la hberaclOn como SIgno de los tlempo'>
pero la hberaclOn de Medellm no es re'itnnglda m claSIsta, "mo mte
gral, contra el pecado como pnnClpal opre'ior Todas las esclavItude,>
que agobIan al hombre, ~e mtegran en el compromIso hberador «No "l
eXclU\U1 -'dgUL LI L,1I dLneti- I,l~ dm1Ln~lone~ pohtIca~, e(OnOl11lld~ el
(etUe\ pelo le\ IlbLlelLlon 110 ~e agotd Ln ella~» Y debe reall./dl~L Ln
total ~lnlol1l1 UJI1 Id 1 )le~lel «~In que ~u IdentIdad "e O~CUrL¿Le\ o L\d
porL Ln \kdLlllI1 ~L d(udL di l11dgl~tellü pontllIuo Se UU!Ildl1 ll1dl~
tmtdl11LnlL lo~ tumJno~ <dL'>drrollo mteglell» (vetado pOI lo~ !IbUd
uonl~td~) \ !IbLl dLlon Ld L1,\ve pa~(ual Le, lo ma'> Cdlactell"tlLo de Id
rdle Ion tLologlL d Lll iVlLdL l!In
«Ld IUlh,\ pOI lel lU'>t1ud -IL'>unK LOPL¿ TruJlllo- no e'>tlmuld lo~
(onj]lllo~ dL L1,\~L'> Ln '>LnUdo marxI~ta 111 exa~pera la dlale(tlla de lo
conllIctl\o E'> und opclon que no le e~ de~(onouda, pero qU( no com
partL MLdLl!In lon I UCl tc lenguaje pr o/ etlco rnvlta apela, no l '\
comulgd ni L'\,\LLl bd lo'> grupo~ La a'>ambled de Medellrn no VIO tam
poco Ln Id \ 10ILnLlcl cl lemcdlO de lo'> problema~ '>oclale~ La~ hn
ca~ at)ologlcl~ d Id'> guernlld~ V Id exaltaclOn de la per'>onahdad de lo'>
alzado~ Ln ,11 111 a'> cn la'> ~elva'> o en la~ montaña~ no ha ~Ido '>u lenguaje»
(LOpC7 TI uJl\lo, De \1edLl/1Il p 223 ~~ )
MLdLIIIl] \do L'\pll'>dI11CnL LI !Iduazgo \ Ja mIlltdncla polItlla de lo'>
~acel dotL '> 1LPUdlO Id vlOlenua rl volUClündna como I ecur'>o nOl11111
pe'>L e\ qUL el ,ti¡,ll111Lnto contla e~tructlllac; eVidentemente mJu'>ta'> e'>
aceptado pd o dC'>ld!IlIlandolo en la practica por las dlficuItade~ m~al
vable~ qUL L11LlLlI,l el pi OLe~o de guel ra uvIl Se de~cahf¡La tamblcn
a lo~ ~eltol e~ dOl11mante~ quc con frecuencIa (on'>lderan como acuon
~ub\ LI '>1\ \ lodo IntLnto de lamblar un ~I~tema '>ocral que [ayO! eCL la
permdnLnll,\ dL ~u'> Pll\ Jieglo~» Y la clave par a una '>oluclOn dUl adCfc\
tlenL qUL ~LI ICLonu!Iaclon no el conflIcto
E'>lcl L~ Id 1I1)L1 aLlon que pi etLndlO Medelhn, e~ta es la mtel pI C
taclOn dUtllltlLd lk MLdelltn quc tlLne ~Igno pastoral \ no Ic\oluuo
nano PLI o LI a\ anCL <mte antenor e'> pO'>lclüne~ colectl\ as del Epr~lo
pado habla ,>¡do tdn enol me \ notono que lo'> fermento'> hberaClOI1l'>tel'>
~e lanzalon ml1lLdratamcnte '>obl L la ee,tela de Medelltn para I1ltentdl
-con notable C"\.ltO- und I1lmen~a maI1lpUlaClOn de la A~amblea es la
mterpr etdLlon Ic\oluuOllaJ ra v leducClüI1l~ta de Medelhn Nauo ante
todo, la plll11acra de lo polttlLO «De ahl ~Ulg!erOn -dIce Lopez TruJIllo-
una '>crll dc ~/()!.,C1Il ~ quc '>C COlllClon pi eClpltadamente por dOqUICI d
"Todo C~ POhtlL3 El E\angeho e'> pohtrca La Igle~la e~ pohtlLa No LO
rearlo'> ILpl e~cn ta mgl e~dl en la~ e~tel a~ ~ombna~ dc lo~ I efr actarlo~ ,1
cambIo" (Op ut p~ 230) {{E~a mterpletaclOn reductlva de la Conle
renCla ciL MLdellm -LonL!U\ L Lope7 TI U] 1110- ~Il VIO de catahzadol pdr a
la amalgama de 111 tluencl3 ~ y pdl a una pllmcl a for mulaclOn cn un
folleto dc GUqdvO GUtlLl rl¿ que nauo L01110 m~trumento de lefle'\lon
en und reUl1lon mteramCIIcand Leleblada en Cardca~ La atmo,>fela '>e
habla em al eudo cn el ll1tellül de la ml'>ma CELAM Alguno'> de ~u~
m~tltuto~ no ~olo mo'>traban '>u ~Impatla pOI los novedo'>os plantea
miento'> ~mo que 10<., defendIan en dl~tmta~ catedla~ (op ut) S¡llw
pagll1a 26 )
E'>tc momLnto e~ \ ltal en la hl~tOlla de lo~ mOVlmlento~ lIbel auo
l1l~ta~ Mll LlC la pena ver como ~e ge~to la rcducLton de Medelhn
«Empczo -dILC Lopcz Trupllo- un mOVimIento de leducclOn de la
11 Con[cl cnlld dcl Epl~lopado de Amellca Jatma a una sola conc!u
'>Ion, \ c~ta a uno~ pOCü~ numelO'> Se ti ataba !'obr e todo del nume
ro 16 de Paz, lectura lícita y valerosa de la Encíclica Poplllorlllll pro-
~ressio, que se tomó luego como apología de una praxis revolucionaria.
El tema de la violencia institucionalizada dio para mucho, v se justifi-
~'aba cualquier tipo de reacción violenta contl'a el pecado mortal plas-
mado en la violencia del Estado capitalista. Todo esto en la coyuntura
del nacimiento y fortalecimiento de las guerrillas, pOI' una parte, y de
la represión militarista por otra (op. cil., Sillar, p. 25).

En medio de la interpretación reductiva de Medellín se concentran


v se coordinan los siguientes fenómenos históricos: primero, el des-
bOI'damiento de lo político como acabamos de indicar; segundo, la po-
tenciación y proliferación de los grupos sacerdotales ya predibujados
antes de Medellín; tercero, la influencia y la intercomunicación de deter-
minadas corrientes europeas, algunas de signo netamente marxista, v
cuarto, la irrupción abierta (porque va estaba larvada) de los factores
estratégicos. De todo iremos dando cuenta en el resto de nuest ra in·
vestigación.

LAS ACTAS DE MEDELLlN

Las consideraciones anteriores sobre la Conferencia de Medellín se


basan en documentados testimonios de autoridad. Nunca ha sido tan
preciso en sus consideraciones y conclusiones el cardenal López Tru·
jillo, por ejemplo. Pero la importancia histórica liminar de Medellín v
las tergiversaciones de que las ideas de Medellín han sido objeto nos
invitan a profundizar más en las Actas de la Conferencia, que citamos
según la versión brasileña: A 1greja na actual t rLlnsfonnarao da Ame-
rica latina el luz. do Concilio (8. ed., Petrópolis, "Vozes», 1985).
0

La Ir Conferencia General del Episcopado latinoamericano se abrio


con una importantísima intervención personal del Papa Pablo VI, en
su primera visita a Iberoamé¡'ica; curiosamente esta decisiva interven-
ción papal apenas se cita y, por los liberadores, se encubre. El Papa
reconoce <da larga, compleja e infatigable acción evangélica de estos
inmensos territorios» (op. cit., p. 9) para la que fueron realizados «es·
fuerzos sobrehumanos» (p. 10). Advierte de los peligros que pueden
acarrear las falsas novedades y el abandono de la filosofía perenne \
«de los grandes maestros del pensamiento cristiano»; afirma que «des
graciadamente también entre nosotros algunos teólogos no van siem-
pre por el camino recto», porque cultivan «el vacío ... invadido frecuenté-
mente por una superficial y cuasi servil aceptación de filosofías de
moda, muchas veces tan simplistas como confusas» (p. 12). La arrogan,
cia de esos teólogos induce «al libre examen, que mmpe la unidad dl"
1<1 plOpld Igk..,ld» (¡huI) hd..,ta el punto que ~e plctende «..,elulallJ'dl
~I ln">tJanl..,mo», IIbelaIle -en Ila..,e de Cox- «de la forma de neUIO'iI..,
Ildl11ddd relIglOn» \ «ofrelel dI UI..,tl<lt1I..,mo und nueva ehldUd todd
dld pi dgmatlla» (p 14)
1'ld.., e..,t,1 \alIente denunud dl Id I1Ue\d «1l11~tlld» de Id Pld,\I.."
Pdblo VI lOl1dend Id lonlrontduon de Id Igle"'ld l11'>tItuuonal «lon otl,1
p¡e..,umldd Igle<'la Ilamacfd lall..,matll<!» (p 14) defIende Id doctlllla <,oual
de 1<1 Igle'>ld, t,\11 deno..,tddd \ a u1tonle.., pOi lo.., pi elUI'>Ol e.., del IIbe-
1<ILlunl..,I11O \ ..,1 bien 1epudld la.., lobdl dl<h de lo~ Opl e~ore'i de la ..,0-
L1lddd, Ielhd7d de 101 m,! e,\pIl..,<1 tod,! \ luk I1Ud como ..,oluuon (p 17)
Y dllll11d td'hltl\al11ente «Entl e lo.., dl\ el -.u-. ldml11O'> que Ile\ an duna
jU-.td I q!enel dLlon '>oual, no podemo~ e~logel 111 el del mal xI..,mo ateo
111 d dl la 1ebcllon '>I~tcmatlla, III mUlho meno.., el de! dell amamlulto
de ..,dnglc \ Id analql1la» (p 18)

1'ld.., e">te lumll1o<,o a\1~0 dc Pdblo VI, que no ~olamentc c.., dOl
tI lI1a de MedellIn ..,1110 Id doltnna ma-. ImpOl tante de Medellll1, \ qUl
Jdllld'> ..,e uta pOI lo.., lIbel aUOl1l'>td'" la-. Conclu~lOne,> de la Confcl encJa
dl\llhdd-' en \dlI0.., ldpltulo-., lepIl..,lntdn una \lgOlosa pO~luon de Id
Igle'>ld dl lbLl (Ml11ellla pal a ad,¡pLlI..,e di mundo leal en quc ..,e de..,el1
\ uel\ 1I1 -.u-. lOl11ul1ldade-., pelo e'> ulla tUI11<' de po..,luon ..,111 I UptUI a-.
Ie\ olullon<u 1<\'" lOI1 pi olul1dd ll1-.elllOn en la ti allIuon \ el magl ">tellO
de Id Igle"'ld unl\e¡..,dl \ de L! Sdl1td Sede, lon e~pllltu plofundamentl
le!OII11I-.td pelo de l1lnguna 111<111eld le\oluuondllo 111 nleno.., agle'>l\o
\ \Iolcnto Luda-. Id.., lOllllu'>lonl-' ~n -.u lOnjUnto confllman dc lleno
e! dldgno-.tllo que debIdo al laldend\ LopeL Tlu]lllo hemo.., antICIpa
do '>Obll dl,l'" DIlen lo.., obl"'po-. de Amellla que «nuestlo", pm..,e-.
lon..,el\dll ul1a Ilque/a lultulal ba-'lla n<luda de \dlüle~ relIglO'io,> que
nOI eLlel on en und umLlenua lOI11UI1 \ I1 ultlhlal on en e..,fueI70,> lon
lIeto.., de ll1teglaLlon» (p ~6) En el dpdltado TU\l1LUl leconocen que
la ml"'LlI,! lomu hechu Lolcctl\o, e.., und In]u..,tIua que clama aluclo (pa
gll1a 47) Y POI e~o, «pdld nue'>tld \eldddela IIbelauun, nClC'>ltdmu'"
todo.., de Ul1d pi ul unLld lOn\ el '>1011 pal a que llegue d nu'>otI o'> cl 1C1l10
de ]U..,tILld \ de pa7» (p 48) Clltll,1I1 la.., ll1'>uhuenua-. de lo'> '>I'>tcma'>
IIbel dlldpl tdlI<,ta \ mal,\]..,ta pal a Ie'>ol\ el lo~ pi oblema~ del ConU
nente, «U110 pOI qUl pi e..,upol1e Id pllmaua del lapltdl el pudcl del
I11I..,mo \ -.u dl..,cllmll1ante utIl17aLl0I1 en lunuol1 del luuu, el OtIO, aun
que Idlo/ugllamcnte ..,u..,tente un humdnl..,mu ..,e I ehclc con e,\c!u..,1\ 1
dad <!I homble co1ectl\0, \ cn la Pldltll,!..,e tladuce en una luncentla
Llon totalItdlld del pudel del E..,tado» (p SI) El apaltado Paz e.., el
ma.., polemllo v nada tenemo.., que añadll ahül a d la~ preu~lUnes, exal
tI-.lllla.., del lardenal Lopc/ TI uJIllo, pOI e]cmplo en el debdUdo ca..,u
dc la \ IUlenLld Ie\ oluuonalla, quc Medcllll1 e\ Identemente I clhaza lomo
tal tlld LlI-.tldl1a (p 62) Dcbemo.., 1I1"'I'>tll Ul la pl0hlblclUn de que
10.., ..,aleldotc.., e]el7al1 hdclazgo puhtllo (p 125) \ cn la~ Impültantc..,
le!clCI1Ll<l'" d Id'> lomul11dade,> de ba'>c lomu e'>t!ullUld pa~tUlal, Sll1 ~I
mcnol ,homu dc leluld 1C\ olUClUnalld \ en plena lOmU11l0n lon el
FP1..,COp<ldu (p 1';2)
(. Que hay en estas esplendlda~ Actas de Medelltn, sobre las que
hemos ofl eCldo, de~dc do'> angula", un re~umcn nece~al iamente incom-
pleto, que permIta montar sobre ellas el tmglddo de lo~ libelaCloni~mo~?
Nada, como no "ea una formldablc ma11lpUlaCIOn El dc"pliegue de Me-
dellín e~ adaptacIOn valiente de un provecto pa~tOlal cIen por CIen,
nunca revolUCIOnalIO III menos ~ubvel "lVO Lo" mo\ Imiento~ libel aClo-
m..,ta" ~on la degl adaClon ., la pro~tltucIOn dc Mcdclll11, no ~u con~c­
cucnCla ecIe~lal
Segunda parte

LAS COMUNIDADES DE BASE:


VANGUARDIA y AMBIENTE DE LA «IGLESIA POPULAR»
Mientras, desde los días del Concilio, surgían en América y Europa
los fermentos intelectuales y pastorales hacia la formación de los movi-
mientos liberacionistas concretos, la Iglesia entera se agitaba por un
movimiento de' base, cuyos orígenes datan también del Concilio, que
se anticipará a las formulaciones teológicas y a las organizaciones de
la liberación: nos referimos a la oleada de las comunidades de base.
Como ha indicado certeramente el historiador y teólogo de la libera-
ción Enrique Dussel, la praxis va, en el conjunto de los movimientos
liberacionistas, por delante de la teoría: la praxis es el nuevo profetis-
mo y la nueva proliferación de las comunidades de base.
Conviene por tanto distinguir una vez más con toda claridad los tres
movimientos liberacionistas o liberadores, o mejor, dada su intercone-
xión, los tres frentes del movimiento liberacionista:
Primero, las comunidades de base, que son la praxis profética de
arranque, la rebelión abierta contra la Iglesia tradicional, el plantea-
miento -todo lo encubierto que se quiera- del cisma contemporáneo
de las dos Iglesias, porque la Iglesia popular, nacida de las comunidades
de base, excluye formalmente a la otra Iglesia, le niega su carácter
de Iglesia aunque admita un período de transición coactiva y se re-
sista a plantear crudamente el cisma;
segundo, la teología de la liberación, que es el frente teórico, la
superestructura ideológica del liberacionismo, la justificación dogmáti-
ca -porque se trata de un nuevo dogma- que ya no se funda prin-
cipalmente en las fuentes tradicionales e internas de la Iglesia, sino en
un hecho social interpretado con categorías ajenas, e incluso hostiles a
la Iglesia como son las del análisis marxista;
tercero, la organización Cristianos por el Socialismo, que trata de en-
cuadrar al movimiento de praxis en abierta y confesada colaboración
con el movimiento marxista -y concretamente comunista- universal.
El movimiento comunidades de base/Iglesia Popular, es previo a los
otros dos; se pone en marcha al final del Concilio, en 1965 más o
menos, y cobra aceleración a partir de 1967 en América y en Europa
y España, de forma simultánea. Los movimientos teología de la libera-
ción y Cristianos por el Socialismo son virtualmente simultáneos: nacen
haCIa el <-OI11lenZO de la decada de lo~ ~denta, y emergen Junto~ haucl
1971, con I110tIVO de la antKlpacIOn chilena, adquIeren re~onanua unl
ver~al en LI Ln<-uentw de El E'>conal, en España, 1972, que ~Igue 111
medlataI11ulte a La proLlanucIOn mundIal de lo~ CnstIano~ por el So
clah~mo en Chile
Lo'> tic'> mOVlmlcnto~ c'>tan mtelconectados Comparecen en sus reu
nIOnc,> publtLduonL'> \ Longl c'>o'> las I11I'>mas personas, lo~ mIsmos pro
motol L'> SU Lonlluenua hl~tOllca tiene lugar en el tnunfo sandlmsta
de NILclldgUd en 1979 dll1 pcregnnan los Cn"tlanos por el SOClal1"mo
del mundo entuo Id Iglc'>la Popular ~e enfrenta abierta e mclu~o gro
~eramente Lon Id Iglc'>la de Roma en la persona del Papa y vano"
teologo" de la \Ibuauon forman parte del Gobierno revoluclOnano

E'>tudlamo'> en e'>ta seCCIOn de nue~tro lIbro el mOVImiento comul1l


dadL'> de bd'>L .1IltL" de ddentrarnos en el analIsls de la teologJa de la
lIberdLlOn y del mo\ Imlento Cn~tlanos por el SOClali~mo Porque como
hemo'> dIcho la'> comumdddes de ba'>e aparecen ante~, dentro del pe
nodo de ILllllelltdLlon LonCllIar prevIO a la Conferencia de Medellin y
a lo~ Encuentro~ de El E"conal y Santiago de ChIle Ya tenemos la
suficiente per~peLtlva como para adelantar una 1I1terpretaclOn sobre
el ongen de la~ Lomumdades de base Sella exagerado calIficarlas ente-
ramente Lomo mOVII11lento subversIvo y mampulado e~trateglcamente,
esta" no .,on notd" oll~males, ~mo consecuencias de '>u auge umver"al
Las (omumddde'> de ba'>e forman parte de esa fermentaclOn concilIar
Nacen en un dmblente de conVivenCia pastoral, no teonco m teologlco
Sus promotore~ son de dos clases en pnmer y pnnClpal termmo, lo~
sacerdote,> ]ovene'> an~IO"OS de Incorporar~e a la renovaclOn conCi-
liar y de encontlal cammos nuevo,>, no siempre ortodoxo,>, y proleta
rIzado'> Lomo e"tamento sacerdotal, ante sus dlflciles condicIOnes per
sonalc'> de Vida en un mundo volcado haCia los valore'> matenales )
la clvllizauon del desal rollo y el con'iumo en plena etapa OCCidental de
pro~pendad des pues de lo~ trauma'> de la po~guerra No '>e ha m~lstldo
de forma ~uhuente en esta calda en el proletanado de los sacerdote"
urbanos en los años sesenta En "egundo lugar promueven la~ comu
mdade~ de ba.,e lo" dlngentes y mlembro~ de los movlmlento~ apo~
tolicos de bdse .,eglal que despue'> del ConCilio entran -con la Acuon
Catohca en cabeza- en una cn'il'> agomca por casI todo el mundo
Jovene'> sacel dotes y milltanks apo'>tohcos comclden en encontrm un
SUstituto a ocupauones y lltuale" antenore'> en la pohtIzaClOn v en
la cooperaclOD con mlhtantes v dIligentes de mOVImIento'> marXIstas, gra-
CIas al nuevo cl1ma de dialogo que '>e conVIerte muchas veces en abierta
cooperacIOn polluca, y en trabajo de OposlclOn con Junta contra Iegl
menes mlhtanstas o autontanos en Iberoamenca y en Espana La
cnsls plotunda que e'>ta sltuaclOn abre en lo'> mOVImientos apo'>to
hcos seglal e" de la Igle~la no podla '>er desaprovechada por la estI a
tegla pol1tlca del bloque sovletlco, que contempla en ella toda una
gama de nueva'> pOSibIlidades de aCClOn en OCCidente, tanto en Id'>
naCIOnes de legll11en democratlco como en las de reglmen autOlltallO
EL PROFETISMO: HELDER CÁMARA

El mOVimiento comumdade~ de base/Iglesia Popular tiene SU" an-


tecedentes en la posguerra, antes del ConCilIo La Iglesia catolIca, la
de PIO XII, habIa convIvido hasta la Segunda Guerra Mundldl con lo'>
regllnenc'> fasclstds o autolltanos, habla firmado con MussolIm en 1929
lo'> pdLtOS de Letl an, y su Opo'>lclOn al nazismo hltlenano, muy clara,
110 pal euo d muchos obscl vadores de los paises democratlCos dema
"lado taJdntc Durante lo'> año" prevIOS a la Segunda Guerrd Mundial
el VatICano habIa mtentado fomentar una tercera vla entre capItalIsmo
v mal xlsmo se trataba del corporativismo, abiertamente tavoreCldo
por la IgleSIa para casos como el de Austna y el de España Al 1m
ponerse en la Segunda Guerra MundIal la vlctOlla, y doLtlmd ba"lCa
de las democracIas, la IgleSIa catolIca, que tamblen habIa demo'>trado
durante SIglos su capaCidad de conVIVIr con las democraclds, se voleo
haCia elld'i, y tomento en Europa el mIlagro de las Democracias Cn'>
tIanas, que ofreCieron en las nacIOnes venCIdas, Alemama e ItalIa, una
POSibIlIdad asombrosa de reconstrucclOn despues de la pesadIlla fas
cIsta En España, cuando llegase el momento durante los años del pos
conCilio, la IgleSia, hasta entonces muy tradiCIonal, se convlrtIo en
factor decI'>Ivo del cambIO, pnmero haCia la democraCia plena, luego
mclu'>o haCIa un reglmen sOClalI'>ta, porque lo que Impera en E"paña
desde 1982 tIene mas de mtento de regImen que de modalIdad demo
cratIca europea de gobIerno
La democratlzaclOn mterna, y su eXigenCia en tonos a veces muy des
templados, es la secuenCia natural de la nueva OllentaclOn general de
la IgleSia de po"guerra haCIa la democracia No siempre habla Sido
aSI La Igle'>Ia, en otros tiempos, se habla IdentifIcado con regImene"
autontanos y con lo que se llamo Antiguo Regmlen, caractenzado pre-
CIsamente por la '>ImblOsIs del Estado y la IgleSia Esta eXIgenCia de
democratlzaclOn Olterna sena en parte espontanea, en parte mduClda v
fomentada de'>de fuera, por motIVOS polItlCos y estrategICos, como he-
mos lOdIcado ya Y tiene una pnmera formulaclOn en los años cuarenta
y cmcuenta de este Siglo en lo que se ha llamado actitudes profetl-
cas y grupos profetlCos, que ya en la estela del ConCilIo VatICano 11
se transformaron por todas partes en las llamadas comumdades de base,
promotora'> de una IgleSIa dIstmta y antItetlca, la IgleSIa Popular
El muy debatIdo Decreto del VatIcano 11 sobre el Apostolado de los
SeglaIe'i (l8-XI 1965, ver DocUlnentos del Vatlcano, Madnd, BAC, 1971,
p 428 ss) no habla dIrectamente de las comuOldades de base, aunque
en CIerto sentIdo las presupone Al enumerar las comumdades de la
19lesw se refIere expresamente a la parroqUia y la dlOcesls CualquIel
otra orgaOlzaclOn se conSIdera con la antenOl etiqueta de AcclOn Ca
tolIca (lbld , P 450)
Uno de los obISpos del Tercer Mundo que más llamaron la atenclOn
'-'1 el Conullo e~ Helder Cdmdr d, de Olrnda Reufe, archldlOcesls a Id
que accedlO en 1964 (ver F Blazquez, Idearla de He!der Camara, Sala
IlldnLa, «5rgueme», 1974) Anterrormente habIa formado en la~ fila,> dt-l
populr~mo Lua'>lta~cI'>td bra~rleno, Lomo tanto'> po~tenores plofeta'> del
Illdl 'u'>mo (¡bid, P 10) Se '>mtlo mc.l111ddo di I adILall~mo ~oual por el
lAalllfle,,¡o por l/na uVI!I;:auoll )o!ular/(/ del dom1111co Lebret uno de lo'>
pI CCUI '>orc'> de la Irberauon Sc dceldro mucha~ vece~ expre~amcntc aje
no d lo'> comum'>1d~ (Ibld, P 7'í), pcro dUUO con'>clcntemente, como hgu
rd mundIal, ha~ta ~u rettl ddd cn el dño en que ~e e'>cnben e~tas l111ea~
Lomo pI ateta del marxI'>mo In'>l~tc en la pO~lbllIdad de adaptar el
'>oUdlI~mo " el mal \.I~mo dI crr~tlanIsmo (¡bid, p 83 s~ l. pelo al leve~
que mucho'> Otl o~ profeta'> dc Id IIberaClOn, cntlca de forma expre~d
dunquc suave a lo~ pdlses del Impenalr'>mo marxista (Ibld, P ID ss)
Llegd d deul que SI Mal \. hubICld vIvIdo en nuestlo tiempo, hubIera
IenunLlddo d la dntlteSI'> de UlstIal1l'>mo y CienCia, es deur dI nucleo
dc la teOlld marxI~ta, lo cUdl no deja dc ser una ucrOl1la fOI mldabk
(¡bul, p 95) Ignora profunddmente la esenCia del manl~mo cuando dice
«Rcconozco que al menos en teona el marxIsmo e~ un humanismo, en
CUdn to que pOI enuma del capItal coloca a la pel sona humana» (¡b¡d
pagllld 102) POI que no dILe ll1medlatamente que esa persona humana, o
tlleJOI ese 111dlvlduo de Marx esta previamente pnvado de toda rela
uon trascendental con DIO~, tesIs en la que consIste la esenCia de la
dlIenaclOn mal xI~ta Se conhesa lector de Mal \. y dILe «Estoy de acuer
do con su analrsl'> de la souedad capltalr"ta» (¡b¡d, p 103) Dom Heldel
Camal a, Ju~tamente ablumado pO! la ~ltudclOn ti aglca y opre~lva en
que viven la maYOlla dc ~u~ dtOce~ano~, 111CUlI e en el slmplr~mo pro
mal \.I~ta de una~ soluuone~ que pueden agraval todavIa ma'> e~a sltua
uon, y ~e ~Itua en el tllcdlo cam1110 de qUlenc~ aun creen fIrmemente
en Id Idea de DIO~, pelo acepLln ya el anah~l~ marxI~ta como ~alrda
del pi oblema ~oual de Iberoamenca Dom Helder Camara es el pllmero
de lo~ pI oteta~ de la Irbel aClOn, " ~u~ pO~luone~ han SIdo mal1lpu
lada~ " utlllzada~ a tondo pO! lo~ 111~plladorL'> de la estrategIa Irbela
LlOl1l~ta, COtllO vol\elemo~ a ver en OtlO capitulo de e~te Irbro
HdY algunas relelencla'> contu'>a'>, pero m~l'>tente'>, en que grupo"
pI ofetlLo~ v comul1ldade~ de ba~e (do'> Idea'> que ~e Ul1lllan de~pue'>
de] Conulro) alentaban va en fUI ma embnonalla de'>de hnale'> de la
decad. de lo'> cuarenta (<.-fl L Evdy Nue10 ProfU¡"IIIO, Madlld, Ed~
Acuon Catolrca, 1969 p 46) Uno de '>u~ dlngente~, J Grotael'> dILe
en 1967 «De~de hace ve111te año,> d~l'>tlmo~ al naumlento e~pontanco
de 111numerable'> gl upo~ de ~eglale'> que repre~entan una de la~ lO! ma'>
del pOI \ enll del apo~tolddo ~eglal en una ~ouedad ~eculaI Izada» (Ibu!
pag111a 52, notd 1) S111 cmbal go el año clave pal d el I elanzamlento
del profctI~mo en EUlopa parece ~el el 1967 v el mOVImiento ~e lefor
zo y '>e polI tILO claramente con motIvo de la~ convublOne~ de 1968,
casI todas la'> fuente'> '>on ya de techa '>Imultanea o po'>tenor, y ~eñalan
la c0111udenua de la edo~lOn de lo'> glupos protetlco~ v cotllumdade,>
de bd~e -durante ese blemo '>e empIezan a confundll las dos denoml
naClOne~- de torma ~Imultanea a la cnsl~ generalrzdda de la Acuon
Catolrca en la 111medlata e'>tela del ConCllro haCIa 1965 1966 De~de el pn
mel momento '>e advlel te, en e~te Ielanzamlento, la mtel venClOn COOI
dmadora de grupos <;acerdotale~ en cada naClOn, v de grupos mternaclO
nale~ con organos Importantes de comumcaClOn, entIe lo~ que destdcc\
el IDOC (dr Nuevo profetismo, p 46 y~) La revI~ta IDOC publIco, en
electo, en mayo de 1967, un numero monogrdhco dlngldo pOI uno de lo'>
lundadore~ del proletl~mo (y colundddor de la levI~ta), Jean Grotaer~,
«en Id que e~te ~eñalaba como tarea pnmOl dIal a lo~ partlclpante~ en el
IU Congl e~o MundIal para el Apostolado de lo~ Seglare~ lIberar al apo,,-
talado ~eglaI de e~tructuras dema~lddo pe~ada~, de~vmculando'>e de la
jerdlqUld pdrd con~tltUlr grupo~ protetlco~» (Ibld p 47) En ~u momen-
to dcmo'>trarcmo~ documentalmente la~ conexlOnc~ C~tl ateglCa'> del
IDO-C con el mOVnTIICnto pro~ovletlco PAX, ahora bd~teno~ ~eñalar esta
pnmera conexlOn En lo~ grupo~ protetlco~ se advlel te, de~de el pnmer
momento, la de~vmculdclOn de la JerarqUla y la mteglaclOn de catolIcos,
prote~tante~ v marxI~ta~, umdos por la Idea del «cOl11prOml~O temporal»
en el que ~e vauaba la noclOn «antIcuada» de la fe Y tanto en Iberoame-
Ilca, donde lo~ grupo~ profetlco~ hablan naCIdo ante~ en forma ya de
comul1ldade~ de ba~e, como en Europa, ~e adVIerte de~de lo~ pnmero"
momento~ la Idea fuerza de la dlstmclOn radIcal entre la~ do<; IglesIas
la tI adICIOnal, jCrarqUlca, unCIda ~egun lo'> nucvo~ proteta~ a la~ cla~e~
dommdntc'>, v Id popular, formadd por el conjunto de ld~ comumdade"
plOtctlca~ (Ibld, P 55, n 28 CIta de Manetta PCltz en InformatlOns Ca
tllOllques Intel natlOl1ales, revIsta portavoz del profetl~mo «El problema
de la'> do~ Iglc~Ia~ ~e plantea qUlza ma~ en Latmoamenca que en Euro-
pd En Peru he encontrado un abl<;mo traglco entre la Igle~Ia jerar-
qUlca, ohClal, oml1lpotente, y una juventud que lucha ~ola y e~ta sola
Solo he encontrado dIez ~acerdotes que hayan compl endldo lo que es
la Igle~la de lo~ pobre~ e~tan en OpO:>IClOn al nunuo »)
Vemo~, pOI tanto, como los futuro~ tema:> de la IIbelauon y lo:> Cn:>-
tldno'> por el SOClalI:>mo fermentan ya en el movImIento profetlco post-
conCIlIar Se exaltan como vlctlmas y elemplo:> la:> hgura:> de Tones,
Guevara y DebrdY, ~e adelantan termmo:> como vIOlencia estructural, y
personalIdade,> plofetlCa:> como George:> Hourdm, dIrector de Informa-
tlO11S Cathollques Il1ternatlOl1ales CIta con elogIO (n 306, p 6) a Arlmo
Souza, un e'l: COOI dmadol Iberoamencano de J uventude:> CatolIca~, que
e'>cnbe en TIempos moderno,> "CII:>tlam:>mo y revoluuon :>on concI-
lIable" Se deberla poder ser ComUl1l:>ta y cII:>tIano (. CII:>tlano )' gue-
11 Illero J (. Por que no, :>1 no hay otro I emedlo J" Lo'> ob:>ervddOl e:> de la
Acuon CatolIca en E~paña detectaban en 1969 una Importante ll1filtra-
ClOn ll1~tItuclOnal de lo:> grupo~ profetlco~ «en semll1anos, ordenes relI
glO:>a~, Olgal1lZaClOne~ apo~to]¡ca", centro~ de pa:>tOlal pren~a y edlto-
Ilale:> catolIca:>, congl e:>o~, donde pCI ~onalmente, o a travc:> de figura'>
IepI e~entatlva~ del clero v lalcado catolIco, realIzan una ~Iembl a de Idea~
que pI ende mal avIllo:>amente en cl clIma dc aggIOrnamento po~conCl
l¡al " (Nlle1o profetlsmo, p 14)
LAS COMUNIDADES DE BASE EN AMÉRICA:
LA ECLESIOGENESIS DE LEONARDO BOFF

Ya hemo~ VIsto que los grupos proíetKos arrancan sImultaneamente


en Europa y en Amenca, tanto en su fase de postguerra, los balbuceos
como en su de~phegue defimtIvo e IrreversIble en torno al bIemo 1967/68,
en pleno postconClho En su hbro EcleslOgenesls edItado vanas veces en
E~paña desde 1981 (ed Sal Terrae, Santander) y antenor a la obra pnn
Clpal de este teologo de la hberaclOn, 1glesta, cansma y poder, se comu-
mcan míormaclOnes mteresantes sobre el naClmIento y evoluclOn de las
comumdade~ de base en un paIS clave para los mOVImIentos de hbera
ClOn Brasil
El mOVImIento fue mIcIado hacIa el año 1956 por un ObISPO, Dom
Agnelo ROSSI, que promovlO el envlO de catequIstas populares a lo~
lugare~ donde no era posIble la presencia de los sacerdotes En Barra
do PIral creo Dom Agnelo una red de cateqUlstas coordmados por exper
to~ mejor formados Ellos celebraban el «dommgo ~m mIsa» pnmero,
la «mIsa sm sacerdote» despues «En torno a la catequesIs -dIce el
padre Boff- llego a formarse una comumdad con un responsable de
la VIda rehglOsa » Se crearon e~cuelas radlOfomcas y, en Natal, un MOVI-
mIento de Educauon de Ba~e «En 1963 eXI~tlan ya 1410 escuelas radlO
fomca~ El mOVImIento se propago a contmuaClOn por todo el Noroeste
y el Centro Oeste»
El naClmIento de las comumdades de base en Brasil fue, por tanto,
Irreprochablemente pa~toral Pronto el MOVImIento por un Mundo Me-
Jor, creado en Europa pOI el padre Rlccardo LombardI y muy favorecIdo
por el Papa PlO XII, contnbuyo a la fecundaclOn pastoral de las comu-
l1ldade~ de ba~e en BraSIl con 1 800 cursos que provocaron una mtensa
dmamIca de VIda rehglOsa en toda la gran naClOn «De esta ammaClOn
fUl-ron fruto el Plan de EmergenCla de la CNBB (ConferenCIa NaclOnal
do~ BI~bos do Bra~Il) y el pnmer Plan de Pa:>toral de Conjunto NaclOnal,
1965 1970, en el que se deCla .. N ue~ tras parroqUlas actuale~ estan o
debenan e~tar compue~tas por vanas comumdades locales y por comu
IItdadc:> de base"» (L BaH, EcleslOgene:,l:" p 14 :»
Hasta ahora nada hay cemurable en el mOVImIento Pero los promo
tares de Id hberaclOn y sus coordmaclOnes de SIgno estrategIco, se dedI-
Cdl on de'>pue~ de Medelhn, a la radIcahzaclOn del mOVImIento comu-
mdade:> de ba~e La ACClon Catohca brasileña entro en cnSIS aguda,
como ~ucedlO en toda'> partes, y la~ comumdades de base se conVIrtIeron
mucha:> vece~ de~de 1968, en centro~ de VIda comumtana lo cual segUla
'>Iendo razonable, y en centro~ abIertos de agItaClon pohtlca, que muy
pronto denvaran haCIa una cntlca, de SIgno marXIsta, sobre las reah
dade:, opre~Iva~ de la :,ocIedad bra~Ileña RadIcales como el proplO Leo-
nardo Boft exageraron la entIdad pastoral de las comumdades de base
y llegaron a deur de ella~ no que formaban la IgleSIa Junto con el resto
de la comumdad cn:,tIana smo que «remventan la IgleSia» (SUbtItulo
te:>I:> de Ecle:,lOgenesls) Pero en este hbro Boff procura mantenerse en
lmea no claramente heterodoxa y Junto a la mvenClOn de la IgleSIa por
las Comumdades de Ba~e reconoce el caracter fontal del Esplntu Santo
(¡b¡d, p 37) Sm embargo adelanta ya alguna~ graves desvlaclOne~, va-
mos a verlo
La ConferenCia de Medelhn tue, como para los demas mOVimientos
lIberadore~, un revulsIvo hlstonco Uno de sus postulados afirmaba «La
comumdad cnstlana de base es el pnmero y fundamental nucleo ecle-
~Ial Es por tanto la celula mlclal de la reestructuraClOn ecleSial» Por
e~o Boff de qUien tomo esta Cita, puede deCir que a partir de Medelhn
«e~td nueva realidad ~e gano el derecho de cmdadama» (¡b¡d, P 14)
Y la mstrucClOn pontIficia Evangelll nuntzand¡ asume el nuevo sl~tema
pastoral conhadamente aunque no Sin prudenCia
Muy pronto Sin embargo el movimiento comumdades de base apunto
en su Intenor la dicotomia entre la~ dos Iglesias En EcleslOgene:>¡s Boff
procura mantener~e en la ortodoxia y apunta «dos modelo~ ecleslOlo-
glcos de la Iglesia umca» (p 19) Pero confiesa que la Iglesia InstItuclOn
no eXiste «para SI y en SI misma, smo como apoyo a las comumdades de
base» las cuales tampoco pueden «prescindir de la gran IgleSia mstl-
tuclOn» (lb¡d p 19) De ahl 3. pnvar de todo valor ecleSial a la IgleSia-
InstItuclOn y enfrentarla en lucha de clases con la IgleSia Popular de
las comumdade~ de base no hay mas que un paso que Boff dara en su
obra madura y rebelde, 1glesza carisma y poder y que los teologos de
la lIberaclOn trataran de Imnoner a toda la red de comumdade~ de
base Porque en e~ta misma obra, EcleslOgenesls, ya apunta Boff un
entena netamente marxl~ta para la generaClon de la IgleSia el modo
de producclOn que explicara a fondo en su obra postenor y que sera
uno de los puntos tuertes de la condena romana contra el

Las comumdade~ de base !>In embalgo, nunca cayeron totalmente


en poder de lo!> mOVimiento!> lIberaClomstas que han hecho de ellas su
pnnClpal obJetiVO La mayona Incluso hoy se mantienen en Iberoame
nca dentro de la IgleSia mstItuclOn que es la umca IgleSia de Cnsto
En este sentIdo fueron a~umlda!> de nuevo en presencia de Juan Pablo 11
por la ConferenCia de Puebla, que revalido su sentido y su ImportanCia
pastoral
Los movlmlento~ !>acerdotale~ hberaClOnIstas que prohferaron en
toda Amenca de!>de las vlsperas del Conclho se propu!>leron como obJe-
tivo pnmordlal mfiltrarse en la red de comumdades de ba!>e y contra·
larla Los mas Importante~ entre estos grupos son los sigUientes

Argentma MOVimiento de sacerdotes para el Tercer Mundo (que en


1970 no habIa captado mas que al 3 % del clero argentmo, y se formo
en 1968, fueron descalificados en 1970 por el Episcopado)

Canada ConferenCia de sacerdotes del Oeste, que en 1969 agrupaba


a 370 de lo!> 1 800 sacerdotes de la reglOn

Colombla «Golconda» fundado en 1968 por el vlcano apostohco de


Buenaventura y otro!> 49 sacerdotes, en el mamfiesto ongmal se con
deno el bloqueo USA de Cuba, y el Impenahsmo amencano Tras la!>
huella" del "elCU dotc c"pelnol DOl11ll1go Ldm y en la e~tela de Celll1ll1
Torre~ VdIIO" ml"10nelO~ e"pañole" ~e mcorporaron al grupo El VICallO
mon'>eñor Valcnud Cdno, que con todo el grupo se opoma al rcgllnul
de Colombld '>e dLLlellO en 1970 «dehmtIvamente souah~td y revoluuo
nano» (ll1lorllla/wm Catholzqlle\ InternatlOnales, n" 358, 15 IV 70, P 18)

E\/ado\ {llllilo\ Vallollal FederatlOl1 uf Pne!>t!>-Councll\ Creddd en


1968 dgl updbd en 1971 d 127 a'>ouauone~, que representan a 35000 de
los 60000 '>eILel dote" CdtO"CO~ USA, con fuerte mfiltraclOn radical \
hberauom'>la, aunque mu\ mll10lltdna El EpIscopado la ha mirado
con mucho l ecdo
Sucle/\ 01 Przc>h 101 a Free Mznl!>trv, con ~ede en Oakldnd, Cdll
forma

Glla/elJ/a!a COSDEGUA (ContederaclOn de Sacerdote~ DlOce~ano~ de


Guatelllella) de"de 1969 (50 ~acerdote~ en 1971)

MexILo Grupo de Sacerdote!> MeXicanos desde 1970


Cumunzdad de Cuernavaca, al amparo del obIspo revolucIOnano mon
señor Mendez Al ceo

Peru 01 galllzuuun NaCIOnal de lnvestlgacwnc!> Soclllles, ONIS, que


reune «al baJO clero revoluclOnano» (Le Monde, 17-1-70, p 4) en cuyo
~eno surglO Id figura clave de Gu~tavo GutleI rez (Para toda esta rela
Clan y ~u~ tuente~ Cfr CUl1lunzdade!> de base y Nueva Iglc.'>la, Madnd
EdlclOne~ Acuon Cd tolica, 1971, p 117 s~)

E~ta ~ltuaclOn (en de~cnpclOn aproxllllada e mcompleta) de los gru


pos sacerdotales que entraban en relaclOn con las comumdades de bd<;e
en toda Amenca de~pue~ del Conc¡\lo tiene, como notlcla~ menos cono-
CIdas, las cItas de agl upaclOne~ ~acerdotale~ en Norteamenca Canada
E~tado~ Umdo~ v Me'{}co Al e~tudlar la e~tI ategJa de la liberaclOn com
prenderemo~ por que, mIentra~ el bloque "ovIetlco bu<;caba, de~de lo~
año~ uncuenta, una plaza de arma~ y unas cabezas de puente contmen
tales en AmeIlca, nunca de~cUldabd el ataque de fondo a Norteamenca
donde ~e mhltlo dentro de lo~ mOVllnlento~ profetIcos de la IgleSia Cato
hca No e~tamos atnbuyendo el nacm1Iento m el desarrollo, pero ~I la
manlpulaclOn de e~to~ gl upo~ a la estrategIa sovIetICa, como en ~u mo-
mento expJ¡caremo~ con mas detalle.

LAS COMUNIDADES DE BASE EN EUROPA

La~ comumdade~ de ba~e ~e mIClaron, pues, en Aménca (recuerdese


la expenenCla bra~¡\eña) pOI motIvos netamente pastorale~, y en torno
a Medellm cayeron pal cJalmente en mano~ de la mampulaclOn lIbel a
ciomsta En Europa, donde ~e ImCIaIOn paralelamente en forma de mo
Vimientos y grupo~ proletlCo<;, asumen de~de los mi<;mO., comienzo., und
actItud contestatana, <;e de<;drrolldn mediante la tdLtlLd de Id'> a,><un
blea~ y los encuentro~ de vanada mdole y ofrccen muchd'> ma., prucbd'>
de una temprana mampuldclOn, v de una apena~ dl~llnuldda COOI dmd
uon por la red IDO C, conectada con el mOVlf1llcnto polaco ~ovletlco
PAX, como en ~u momento demo~traremo~ documentalmente, ahora se
antiCipa esta idea como referenua y onentaclOn
Lo~ grupo~ profetico~ ma~ importante'> ha~td 1971 1UCI on lo~ ~I
gmente~

Republtca Federal de Alemama CIrculo de ALClOn de Mumch (1970)


Circulo de Frenkenhorst (1970) Arbeibgemelf1~chatten von PI ie~tengrup
pen (Arriba, 7571)

Austria SOG (450 miembros en 1971, la maVOlla ~acerdotc~) Grupo.,


de sohdandad, del tipO Echange!> et Dzalogue (de~de 1969)

Belgll.-a A!>amblea EllIopea de Sacerdote!>, e~pecIalIzada en el mon-


taJe de a~ambleas paralela~ Grupo renovadOl, con 250 ~acerdotes, desde
1969 Exodw., de~de 1970 Los Setenta, de~de 1969 Pre<;cnua y Te~ti
momo, 1971 Inspraak v MOVimiento del Tercer Mundo

Francza Chn~tlam~me et RevolutlOn (1970) Chnstlalll~me Soual


(1970) ConcertatlOn, confederaClon de grupos naudos tra~ lo~ ~uce~o~
de 1968, con coneXlOne~ muy radlLales, sede en DiJon Comlte de ACClUn
RevoluclOnana en la IgleSIa (1969) Echanges et Dialogue, grupo radiCal
de ~acerdote~ fundado en 1969 con la con~igna pnnclpal de de~clellfl
UlClOn, contaba en 1970 con 800 miembros Dentro de la conSigna de
desclenhcaclOn propugna la abolIuon del cehbato obhgatono, la nece
sidad del trabajO a~alanado, y el comproml~o pobtlco en la hbu auon
de los opnmidos El teologo dommico Jean Cardonnel, uno de '>u~ am
madore~, centra el mOVimiento en la lucha popular contra el ~I~tema
capItah~ta (Le Monde, 14470) EXigen la ~upre~lOn de toda diferenCia
entre el <,acerdoclO lTllmstenal y el de lo~ heles, V mereCleron una replo
bacIOn del EpI~copado france~ en la pnmavera de 1970 (La Croa, 15470)
Frere~ du Monde, de~de 1969 Grupo de Lyon (Id) leunes Femmes, de
mayona protestante La Lettre, dc~de 1969 La Vle Nouvelle, reVista
fundada en 1946, ammadora de un grupo cnstIano de lzqmerda que ha
apoyado a las opCIOnes ~oclahsta<, Grupo Juan XXIII desde 1969 Le~
amlS de TemOlgnage Chretlen desde 1969 Terre entlele, de~de 1969

Holanda GI upos conectados con Echange~ et DIalogue Septuagmta,


grupo de ~acerdotes, rehglOsos y seglare~ (1970) dIVIdIdo en trece sec-
ClOnes regIOnales, dl~cute la refOl ma de la IgleSIa desdc lo~ grupos de
base, y admIten a lo~ protestantes en pie de Igualdad Fomento el matn-
momo de los sacerdotes

Inglaterra ONE, con 1250 miembros, naCIda en 1970, «qmere reunn


a los que en la IgleSIa desean reformar la~ estructuras y a los que fuera
de la IgleSIa qmeren hacer triunfar la revoluclOll»
Italw Federauon ele Grupo~ ele Sdcel elote~ y Seglare~ Soltelano~
1969, conectdelo con la A'>amblea Europed de Sacerelote~, tomentada pOI
d IDO C COI1lUOlddd del bolotto (FlorencIa, 1969) Comumdad del Van
dalmo (Tunn, 1970) Comumddd de Olegma (Genova, 1971)

Portugal Grupo de Sacerdote~ dc Ll~boa, cn torno al padre Jo~e de


FellCldade Alve~, '>u'>pendldo a dlVlnl:, en 1968, y excomulgado en 1970
c!L'>PUC'> de '>u mdtnmonlO LlVJl MovImIento GEDOC, con 300 ~acerelote~
) laKo~

SUiza Clzretlell~ dll Mouvement Nombre de un penodlco que pro


mueve una a~oClaclOn de! ml~mo nombre, que reune a obJetore~ de con
uenua, dctIVl~td'> pOlltlLO'> en coneXlOn con lo~ emlgrante~ etc (Cfr
pal a toda la lI'>ta, (ol1111l1ldade:, eh ba:,e v nueva 19le:,w, p 117 ~~)

E~to~ grupos radlLale,> utlltzan como red de dlfu~lOn a la~ comum


daele~ dc ba'>c que contlolan, y emplean a tondo la tactlca de la~ Asam
bled~, de cu\a 1ll1anUdLlOn por PAX y el IDO C con~ta en vano~ ca~o~
Entle la~ a'>dmblcd" md~ Importantc" debemo~ CItar, en Europa v Ame
nca, la~ ~Igulente~

Asamblea eUlOpca de '>acerdote~, 510 Julio 1969 Cülre, SUIza, para


lela al "lmpo~1O ele obl~po~ europeo~ A~I~tenCla de ocho pal~e~, mclUlela
E~paña (el grupo vlzcamo Cogarta,>una) y otro~ de GUlpuzcoa Apro
balon mOClOne" ~obl(. e! cLlIbato y el tlabaJo ma~ otra ~obre el com
proml'>o con la lucha polttlca de IzqUlerda~

A~amblea eUlopea ele ~acerdote~ 16 ~etlembre 1969, Bru~e!a~ reu


mon ele lacoml~lOn permanente creada en Cülre Repre~entauon e~pd
ñola

A~amblea europea ele ~acel elote~ 24 25 ~etlembl e 1969 reunlOn del


comlte ejecutIvo MlLmblo pOI E~pand Albel to Prc1de~ E~pand qULdd
encalgadd elc la pllmela ponenua pala la a~amblea ~lgUlente «Ld IgIL
SJa y la ltbertad ele lo~ hombl e~ })

A~amblea europea ele saceldote~ 1016 octubre ele 1969 Romd tacul
tael ele Teologla ele la Igle~la Valden~e Texto ba"e «LIberal la Igle~1<1
para liberal al munelo}) AudIenCIa denegada por el Papa Proyecto de
toma~ ele contacto con la Coml~lOn Pontlfiua Internduonal ele Teologo~
Encuentro en la ~eele elel IDO C con lo'> teologo~ Rahnel Congal V Con
zalez RuLt

Collectlf encuentro en Pans, 1516 nOVIembre 1969, de publtcauone~


catoltcd~ progl e~l~ta~ pal a concertal una aCClOn colectiva

ConcertatlOn Pans, 1516 nOVIembre 1969 Encuentro naCIOnal de


agl upaclOnes radlcale~ v comumdaeles ele ba~e de Francla, e~tableu·
mIento de relaCIOnes estrecha~ con el grupo radIcal Echanges et DIa-
logue
Asamblea NacIOnal Italiana de Grupos SolIdanos MIlán, 12 febre-
ro 1970

A~amblea europea de sacerdote~ 27 febrero 1970, reumon del comIté


ejecutivo EstableCimIento de contactos con lo~ gI upo~ afine~ de los Es-
tados Unrdos

Federacron naCIonal de grupos ~acerdotale~ USA 8-12 marzo 1970,


San DIego, CalIfornra Condena de la po~tura de lo~ ObI~pOS USA en
apoyo a Roma por la cuestron del celibato A~Istenua de un represen-
tante de la A~amblea europed de ~acerdote~

A~amblea nacIOnal de Echanges et Dialogue, 11 dbnl 1970, DIJon.


Pre~encla de la~ revI~ta~ y grupo~ ahne~ MOClone~ ~obre el orden mJusto
~ocldl y el poder opresor de la IgleSia

Encuentro nacIOnal de La V¡e Nouvelle, 9 mavo 1970, Pans

Encuentro nacIOnal de Concertatron, 9 mayo 1970

A~amblea InternaCIOnal de Sacerdotes, 28 ~etlembre 1970, Am<;ter-


dam, orgalllzada pOi Septuagmta Representacron espanola y amencana
Eucan~tIa celebrada por Huub O~terhUl~, que abandono la CompañIa
de Je~us en 1969 y se caso en 1970 DeCI~lOn de orgamzar un secretanado
mterndclOnal de ~acerdotes contestatano~

Encuentro nacIOnal de TemOlgnage chretlen, 24 octubre 1970, Bour-


ge~ Ret1exron ~obre la dlmenslon pohtll.a de la Igle~la de base

Federauon NaCIOnal de grupos de sacerC1ote~ USA, marzo 1971, Bal-


tunare Mal yland

Encuentro nacIOnal de Comullldades de Base, 1 mayo 1971, Mur de


BI etagne, FI anCla George Casah~, pa~tor prote~tante, m~I~te en el Im-
pacto politll.o de la~ Comullldades

A~amblea NaCIOnal de Presencia y Te~tlmolllo, 7 de mayo 1971, Na-


toye, Namur Belglca Tema 1 o Los ~acerdotes y la~ Comullldades de
Ba~e (E~to~ dato~ en Comunzdades de Ba.se \ Nueva IgleSia, p 117 ss)

Lo~ e~peClali~ta~ e~tan conforme~ en que el movimiento comullldades


de ba~e tiende de~de su revltahzacron de~pue~ del ConCilio y de 1968,
a la creacron de una IgleSia paralela, la IgleSia Popular, que alcanzara
su plena realizacron, por pnmera vez, en Nicaragua despues de la VIC-
tona sandmlsta de 1979 La tendenCia al paralehsmo del movimiento
esta demostrada por las declaraCIOnes de muchas asambleas y por la
ml~ma orgalllzacron de estas asambleas que ~e hacen comcldlr con fre-
cuencia con otros congresos o actos de la IgleSia a la que por opo~lcron
a la IgleSia de base hemos ViStO que Leonardo Boff llama IgleSia mstl-
tuclOnal Hemo~ dado las reterencla~ de los año~ 1968 a 1971, porque
,>on la~ que nos mteresan para el estudIO del ongen coordmado de los
t,es mOvimIentos hberaclOmsta~, pero la~ mI~mas fuentes que nos han
gUiado summlstran abundante caudal de datos para segUIr la activIdad
del mOVImiento comumdades de base IgleSia Popular hasta nuestros dIas,
con la utllIzaClOn de la mIsma tactica de los encuentros paralelos Ya
lo veremos
Desde el mOVImIento comumdades de ba~e se pretendlO, ya en los
pnnClpIOS, la elaboraclOn de una nueva teologla que respondIese al
nuevo concepto de IgleSia Ésta es preCl~amente, des pues de la praXIS
de base, la teologla de la hberaclOn La nueva teologla no se ha de
elaborar desde la tecnocracia de los teologos de la Igle~la mstltuclOn
~mo de~de la~ eXIgenCias y lo~ ambIente~ de las comUnIdades de base
La Asamblea nacIOnal contestatana de MIlan, en 1970, lo dIJO con nI
udez

«Para determmar el contemdo de ese sentido popular de la


IgleSIa conviene realIzar un trabajo teologlCo, pero no en el sen
tIdo de un trabajo de espeClahsta~, e~ deCIr, hecho por un numero
de expertos, cuyo lugar sea la comUnIdad de base» (Comumdades
de base, p 105)
Do~ prmClpales profetas de las comUnIdades de ba~e, el dommIco
Jean Cardonnel y el prote~tante George~ Casah~, dijeron en la Asamblea
de Amsterdam, segun CIta de H Fesquet en Le Monde (3 10-70) estas
palabras reveladora~

«Hagamos una teologla a partIr de una praXIS pohtlCa No


50tros no reconocemos a Cnsto, nI encontramos a Cnsto fuera de
lo~ hombres y de sus ~utnmIentos Lo que nos motIva y movIhza
conjuntamente es un proyecto revoluclOnano global, que es la
torma mIsma de nuestra fe»

Ya tenemos en esta proclama europea la~ claves de lo que sera, desde


casI entonce~ mIsmo, la teologla de la hberaclOn en Iberoamenca, con
los ml~mos termmos, con la misma actItud

LAS COMUNIDADES DE BASE EN ESPAfilA:


EL ENCUENTRO DE DEUSTO

l:l mOVimIento comumdades de ba~e ~e desarrolla en España sImul-


t.meamente al resto de Europa y Amenca SlO embargo la atenclOn espe-
Llal que se presta en e~te hbro a Espana como centro 10gIStIco de la
tcologIa de la hberaclOn, y como cabeza de puente europea de los mOVI-
mIentos hberaLlomstas en general, nos obhga a anah¿ar mas de cerca
la problematIca española de las comUnIdades de base en comblOaclOn
Lon lo~ mOVImIento~ y encuentro~ clencale~ Con una advertencIa prevIa
muy Importante en E~paña el desarrollo del hberaclOmsmo se conjuga
con el despegue de la Igle~la re~pecto del reglmen de Franco, que a
partIr de 1967, con el fraLa~o de la Ley Orgamca, entraba en fase de
degradaclOn, y con la cada vez ma~ abIerta OposIclOn de sectore:> del
EpIscopado y de la base eclesIal al reglmen decadente
En el segundo tomo de nuestra Hzstona del franqUlsmo, pubhcado
en 1978 en pnmera edIClon, descnbmmos los ollgenes de la cnsls pos
conCIlIar y pohtIca de la IglesIa española con esta:> palabras que ahora,
dentro del tema de este hbro, no:> parecen premomtona:>

«La congelaclOn del reglmen chocaba, a lo largo de 1968, con


el dmamlsmo pOlItICO de la Igle:>la, efecto de :>u actItud renova-
dora po:>concllIar, dIngIda con :>uave energIa desde la Nunciatura
ApostolIca, con la cooperaClOn de casI todo el EpIscopado, sobre
todo por la pleyade de lo:> Jovene:> obISpo:> auxlhares, nombrados
:>ubreptlclamente por el VatKano -aSI pen:>aba el reglmen- elu-
dIendo medIante ese SI:>tema la aphcaclOn del pnv¡}eglO de pre-
sentaclOn Segun un resumen de mon~eñor Dorado, uno de los
puntales del mOVImIento renovador, la cn~ls defimtlva "habla so-
brevemdo en el verano de 1966, y en su pnmera fase demoho la
fuerte vanguardIa del Apo:>tolado Seglar, con:>tltUIda a la :>azon por
vemtmn mOVImIento:> de AcclOn Catohca, con un contmgente estI-
mado de 600 000 mIhtante~ en todo~ lo~ ambIente:> Era la fuerza
'>oclal orgamzada mas Importante del pal:> en aquellos momentos
Al promulgarse en 1967, como :>abemo:>, los nuevos Estatutos de
la AcclOn Catohca dlmltJo Ennque Mlret Magdalena, secretano
del Apostolado ..,eglal (que termmana proxImo al comul1lsmo),
mlentra:> alguno:> mOVImIento!:> obrero:> de la IgleSIa, como la Ju-
ventud Obrera Catohca, JOC, y las Hermandades Obrera!:> de Ac-
ClOn Catohca, HOAC, pasaban a la clandestImdad polItIca y daban
ongen a dIverso:> grupo!:> y mOVJImento~ de extrema IzqUIerda"
Entre ellos conVIene !:>eñalar la ~mdlcal de ongen astunano USO
Umon Smdlcal Obrera, ) el partIdo revolucIOnano ORT, Orga-
I1lZaClOn RevolucIOnana de lo:> TrabaJ8dore~ Vanos JeSUItas, Im-
phcados en e:>to:> movlmlento~, abandonaron despues la VIda reh-
glO:>a
,," En una segunda fa:>e -contmuabamos CItando a monseñor
Dorado en nuestro lIbro de 1978- desde 1968 a 1972, numerosos
grupos de seglares :>e radlcahzaron y dIstanCIaron de la ¡erarqUla,
y algunos de ellos pasaron a la clandestImdad polItlca y smdlcal
ProlIferaron la:> comumdades seglares de base, y los grupos mfor-
males de VIda enstlana, eon las ma:> dIversa:> earaeten'>tlcas, y
comenzaron tamblen expenenClas SImIlares en las comuDldades de
relIgIOSOS y relIgIOsas Otros grupos se fueron quemando lenta
mente en la InaeClOn y el desconCIerto ""

Hasta aqUl el testImomo, ImportantIsImo, de monseñor Dorado

Continuábamos por nue:>tra euenta en 1978-


«El embdtc dcl Conclllo provoco mnumerables de<,eruonc~, \
und lnll1Cn'>d u I'>I~ dc k en la Igle~ld e~panola, de Id quc '>e C\d
d IL 1 on !LgloIlL" de c'\eldu,>trados, como despue'> de la gucII d (le
Id In(kpendcnud Ld~ pnll1eras comull1dades de ba~e apdrcclcron
Ul 1961 \ '>U elLtl\ldeld comCldlO desde 197273 con el mOVimiento
(1¡c,lldIlOC, pOI el SOUe¡jl~mo, bnea marxista (\ Identemente Ill'>pl
1eldel (lec,(!L ,lllendc el lclon de acero como \U '>lOn occidental de
loc, 1\10\ 11111UltO,> enc,d\ddoc, con eXlto en lo'> dmblente'> cdtolico'>
de lo'> peu~e~ '>oclah~ta'>
»[,L LC,ld IOlnM -tel mll1abdmO~ en 1978 y recordar C'>td fcchd
pell d CC,lel" pelidbl d~ c'> Importante- el eurocon1unl,>mo '>urgld an
te'> qUL Ul el propIO pm lido comumsta, en el '>eno de Id Ig[e~ld
celtollld \ LOn Id '>orplendcnte colabOlaclOn de \ano~ '>dceldotec,
(padre~ Llano~, Diez Alegna, Jlmcnez de Parga), monJa~ (Fragd)
V '>cgldre'> (Mlret, el '>eculanzado padre O~e~ el tamblen cx Je~Ultd
Gel! Uel Sdl\ e) mucho~ de lo~ cuales perteneClan a famllla~ de la
elite! bUlguec,ld y hablan mlhtado en medlO~ proxlmos al fd'>UC,UlO
de Cnlzada ¡Que mtere'>ante fenomeno de drama personal de
ll1dld conuenua ~oual y de clase, esta emIgraclOn de hIJOS de la
del Lchd <.ter na a la~ tIlas que años antes creIan drabohcas r
»El ca'>o e'> que el padre Manano Gamo, antiguo y fervoroso
fa~u'>ta en la~ hla~ del Frente de Juventude~, trabajador de la
conc,tlu(uon ex pre~o de Zamora, creo una de las comumdades
de bd'>e ma'> radICales en su parroquia de Moratalaz, de'ide donde
ha PIO\OCddo ma'> jaquecas al arzobispo de Madnd que todo el
cielo re'>tdnte de la capital En 1968, y como un mtento vaticano
de puente entre las dos Iglesias, ~e creaba el mOVlllllento Jus
tiLia y Paz, presidido por Joaqulll RUlz-Glmenez y que englobaba
todo lipo de tendenCla~ entre lo~ democnstlanos de IzqUIerda y
la extrema IzqUIerda ultracomum<;ta»

No e~ propO~lto de este hbro, smo de un proyecto postenor, analizar


la hl~tona de la Igle~la española durante la tranSlClOn del reglmen de
Franco a la democracld Pero debemos señalar algunos jalones de esa
hI~tona por lo que hace a nuestro pi OPOSItO En este contexto el EPIS-
copado e~pañol publicaba el 22 de enero de 1968 su declaraclOn sobre
libertad religlO'ia en España, pero el Gobierno de Franco se habla ade
lantado con ~u ley de Ilbertad religlO~a dada en 1967 El problema prm
Clpal para las relacIOnes del Estado y la Igle'ila era, en E~paña, el pnVI
leglO pal a la pre~entaClon de ObI~pOS, cuya supre'>lOn reclamo el Papa
Pablo VI en carta a Franco, con fecha 29 de abnl de 1969, que motivo
una corte~ negativa por parte de Franco el 12 de JunIO ~lgUlente (Ctr
para todo este contexto R de la Cierva, HIstona del franqUlsmo, n,
Barcelona, Planeta, 1978, p 255 s~)
La hl~tona de las comumdades de ba'>e en España fue trazada ma
gIstralmente ~obre lo~ mlsmo~ hechos, en 1971, por un grupo de AcclOn
Catolica umversltana onentado por un Jesuita IgnaClano, el P Solano
El grupo ~e dl,>per~o despues ante el esca~o ambiente que encontro en
las nueva~ onentaclOnes de la Iglesia de España cada vez ma~ empeñada
en el de~pegue, la famo~a Asamblea Conjunta de 1971 ~e m~cJlbe plena
mcnte dentro del contc"Xto plOft-tiCO europeo que acabamos de de~cnbll
y uno de ~u~ ponentes pnnclpale~ fue el JesUlta hberaclOmsta Ca~t¡Jlo
cluto! de la trama para el documento ma~ controvertIdo y mas lmpor
tante de aquelld reumon Pero aunque debemos subrayar Id reterenua
el e~tudlO de la A~amblea Conjunta obispos-sacerdotes celebrada en
E~paña no e~ objeto dlrecto de este hbro, porque la Asamblea, que
c\.pel lmento Id dal a mfluencla del contexto hberaclOm~ta, no tue en
ngor un dcto liberauom~ta smo un mtento pastoral-pohtico de la Igle~1a
española, lleno de grave:> frustraciOnes y problema'> pero tundamental
mente ajeno -gracia'> a la pre:>encla episcopal sobre todo- a las ten
denclas dl~gl cgadora'> que ya pO! entonces exhlbia la Igle~la Populdr
El naumJCnto de la~ comumdades de ba~e, y por tanto de los mOVl
miento:> liberauom-.tds en E:>paña, debe fecharse en 1967, con motivo
de la:> conver-.acJOne:> :>obre Evangelw v praxIs celebrada~ en un mdal
del antJ[lanqUl~mo el Monasteno de Montserrat Se trataba de credr
una «mentahzacJOn» para los gl upos sacerdotales, de lo'> que acudieron
cl Mont'>efl dt vano~ representante:>, Junto con religlO:>os benedlLtmo~,
JesUltas y capuchmos Se crearon en Montserrat organos de coordma
Clon e mfo! maClon y en lo:> meses SigUientes ~e e~tableCleron cone
XlOne:> con grupo:> sacerdotale,>, comumdades rehgiO:>a:> y agrupaclOnes
de comumdade~ de ba~e en caSi todas la:> provmclas españolas La orga
mzaCiOn sme!Jcal clandestma, ya controlada por los comum~tas, con el
apoyo de smdlLahstas cnstlanos, ComIsiOnes Obrera~, entro en contacto
con estas rede~ de coordlnaCion
Enero de 1968 e:> una fecha muy importante Se celebra una :>egunda
reumon de estos gi upos radIcales, con las mIsmas dlreLtnce:> que la de
Montserrat, pero ahora en Segovla, se escogiO como tema EvangellO y
Realrdad y los Jesultas del grupo de dIalogo cnstlano marXista Fe v Secu
landad -creado en el año 1967- reClbinan el encargo de orgamzar
una futura reumon En las II ConversaciOnes de Segovia particIparon
unos 50 sacerdote~, que m:>lstleron en la necesIdad de mantener una
aCCiOn coordmada y comun ante los graves problemas del momento Se
nombro un delegado para cada diOcesls y se mantuvo a Salamanca
como sede del secretanado general y encargada de la ediclon del boletm
Fracaso de~pues el mtento de convocar unas terceras conver:>aCiOnes en
AVIla -al amparo del nuevo obl:>po, Ma"XImmo Romero de Lema- y
vanos grupos de esta naClente coordmadora clencal deCIdIeron por su
cuenta celebrar una reumon en ValenCla La mfluenCla de la asamblea
paralela de COlre, SUlza, a la que nos hemo~ refendo que se monto por
los grupos profetlcos para reventar al I Slmpo~lO de obiSpos europeos,
prodUjO la convocatona acelerada de la I Asamblea Penmsular de Comu-
illdades Cnstlana~ en ValenCIa desde el 16 de setiembre de 1969 Esta
asamblea sustItuyo a la:> III ConversaciOnes sobre Evangeho y Reahdad,
y a una Asamblea NaciOnal del Clero Comprometldo La reumon de
ValenCla supuso una e:>pecJe de eSCISiOn en el mOVImIento contestatano
del clero español nacldo en Montserrat, los reumdos en ValenCla acor-
daron con~tltUlrse ~egun el modelo Itahano como Sacerdotes Sohdanos
y enviar a Roma vanos repre~entantes PartlcIparon en la Asamblea de
ValenCla, que adqUlno un slgno muy radical, el sacerdote rebelde de
Moratalaz, Manano Gamo, el padre Alves, de LIsboa, dos representante~
de Isolotto, Dom G LemerCler e Ivan IllIeh, de Cuernavaca En Id'>
Actas de ValenCia ~e deCldlO «la orgamzauon de la IgleSia contestatallJ
c~pañola» con e~peClalc~ coneXIOne~ hdcla el Tercer Mundo, la neee
~Iddd de dl~poner de libcrado~, el apoyo a la red de comumdade~ de
base Los repre~entante'> france~e~ IOformaron sobre la actividad del
mOVimiento Echange~ et Dialogue, al que declararon naCido de lo~ acon
teumlento~ de mdYo 1968 Lo~ I eumdos en ValenCia decretaron la lOeh
edCla del dIalogo y propu'>leron el pa..,e mmedldto a la acuon Marcal on
una e~trategia «PnnupIO general tecmco presentar al ~upenor las co~as
e~calonadamente, no de golpe Frente a la ley, la co~tumbre prescm
dlendo de la ley Frente al autonté'nsmo, la conte~tacIOn Frente a
la obedlenua ciega practlcal la colegialidad Ante el terror sacro, ~upre
~IOn de ve~tlmentas Frente al secreto cunal o en la IgleSia crear und
edltonal frente a la arbltl ant-dad en lo~ cambIOS, un plante colectiVO»
(Acta~ Valencw p 3 v 11, COl11unJdade~ de ba~e, p 97 ~)
El enfrentamiento con la Igle~la m'>tltucIOnal quedaba claro en la
p 12 de la~ Acta~ «Estrategia de lucha dado e~te planteamiento, no
~olo supone una lucha contra la IgleSia m~tltuclOn, tal como aparece
hoy, smo otra lmea de ti abajO muy Importante, que es la creaclOn de
eomumddde~ autentlCamente evangelicas de ~Igno contrdno»
La asamblea radIcal de ValenCia pldlO la supreslOn de toda diferenCia
entre laICOS y sacerdote~ PldlO que «sea e~cogldo para pre~bltero el
laiCO ma~ maduro que tenga la comumdad» (lbld, P 5) La actitud de
la a~amblea ante el Papa y lo~ obl~pos estaba clara «No a la burocraCia
vaticana partlclpacIOn en la elecclOn y destltuclOn del Papa, obl~pos,
~acerdotes por parte de la base» (lb Id , pp 4 Y 6)
La reumon de ValenCia fue, por tanto, de caracter radical y a~am
bleano Pero un mes mas tarde los Jesmtas cumphan el encargo que
les habla encomendado la coordmadora profetlca naCida en Montserrat,
y orgamzaban una Importantl~Ima 1 eUOlon, la V Semana de Teologw
de Deusto, Bl1bao, montada prmClpalmente por el eqmpo de una IOStl
tUClon de la Compañia de Je~us en Madnd, Fe V Seculandad, que tlene
una ImportanCia capital en el nacimiento y desarrollo de lo~ movlmlen
tos hberacIOmstas, y que hace en esta Semana de Deusto, que sepamos,
su pnmera apanclOn re~onante El alma de Fe "" Seculandad en e~ta
pnmera etapa era el Je~mta vallisoletano Alfon~o Alvarez Bolado, for
mado en los mediOS de la nueva teologia y la teologla pohtlca alemana,
qmen andando los años, y seguramente asustado de ~u obra faustlCa,
la abandono Fe y Seculandad, donde han cooperado tamblen a fondo
otros Jesmtas progresIstas como el padre Jo~e Gomez Caffarena, e~
una de las pruebas centrales de nue~tra teSIS, ya adelantada en la pn
mera sene de artlculo~ desenmascaradores publicada en ABC durante
la Semana Santa de 1985, en la que se afirma la gravlslma responsa
blhdad del sector progresIsta de la Compama de Jesus, sobre todo espa-
ñola, en el desencadenamiento de lo~ mOVImientos hberaclOmstas y muy
espeCIalmente de la teologla de la lIberacIOn Porque la sem111a española
de la teologla de la liberaclOn fue lanzada con muchlslmo efecto, en la
España de 1969, en esta Semana Teologlca de Deusto, cuyas actas se
han reumdo en el hblo VIda Cnstwna "" Comprol1llso terrestre, Bl1bao
EdiCIones Mensajero, 1970
La~ ponencIa'> de Dcu~to fueron
Sentido y dlcance del comproml~o tel re~tre cn el mundo actual
Lorenzo Goml'>
El compl 01l11~0 ten c'>tre eXIgencIa de la \ Idd cn'>tlana LUl'> Mana
\1 mendanz S J
VIda CII'>tlana v comproml~o levoluClonano GlllltO Glral dI
La dcmanda dc clccclOn ante el comproml~o terreno Jo'>e Malla dc
Llano~ S J antiguo fa~cl'>ta, futuro comUnI~ta
La~ cOlnumdade~ cn~tlanas, cammo de ~uperaclon de la~ Ln~l'> de
fe AntonIO MaIzal, hoy ex S J
La vIvencIa de la fe en la pequeña comUnIdad JaIme Cu'>pll1ela, del
equIpo Beso'>-Mare'>me
Comumdad CIl'>tlana de ba'>e su ~entldo ecleSIal Joaqllln Perea
La colabOl aClOn con comullldades no creyente~ Jo~e Gomez Calla
lena, S J
El compromIso tCII e~tl e, cammo de creCImIento de la \ Ida cn~tlana
RICardo Alberdl
Entre los '>emmano~ de este encuentro de~tacan, el de ComUnIdad
parroqlllal, encomendado al eqlllpo de Moratalaz, el de Igle~la comu-
nIdad de comullldade~, del eqlllpo Fe y Seculandad, con Alvarez Bolado,
Mal tmez COI te~, Gnnbernat y Acebal, y el (encomendado a Raymond
CIVtl en france~, sobre la pequeña comUnIdad cnstIana
AntonIo Llll'> Marzal Fuentes, uno de lo~ ponentes, cree que el mayo
fl ance~ fue «un gnto de dIgnIdad recuperada, de Itbertad y de verdad
Todo e~o mClde dIrectamente en la vIda de la Igle~Ia y no podIa menos
de marcarla muv hondamente» Raymond CIVIl conecta las comul1lda-
de'> de hasp con lo'> Comltes de Ba'>e de Mayo 1968 El tItulo real del
semmallO de MOIatalaz fue en Deusto La parroqUIa, comumdad 1I1lpO
:>lble, lo que choca de lleno con las enseñanza~ del Concllto como VImos
Pero la mtel venclOn capItal en Deusto corno a cargo de Gllllto Glrardl,
el ~ale~lano ~upercontestatano Itallano, que evolUCIOno de~de el dIalogo
humal1l~ta con el mm Xl~mo a la cooperaclOn y VIrtual IdentIdad con el
marXI~lllO, y que entre ~u ponencIa y sus declaraclOne~ mfol matlva~
pubhcada~ en el Boletlll de la Semana dIce lo slglllente

«En el pnmel momento nos hablamos preocupado mucho de


campal at nue'>tra~ doctnna~ para vel en que medIda habla con-
vergenCla~ y en cual otra dlvergencla~ Este trabajO nos ha hecho
de'>cubnr convergenCla~ nueva~ (entre el cnstlal1l~mO y el marxIs-
mo) no~ ha hecho redUCll Clel tas dlveregencIa~, haClendonos cam-
pI endel al ml'>mo tIempo donde estaban localtzada~ Pero ha lle-
gado el momento en el cual tenemo~ que deJal o pOI lo meno~
superal e~te tIpO de dIalogo, para flegar a buscal Juntos lo que
todavIa no conocemos, es deCIr, este mundo nuevo que tenemos
que con~trlllr, un mundo que los cn~tIano~ no saben todavla como
tIene que ser y los marxlsta~ tampoco, pOI lo tanto hemo~ llegado
a un momento en el cual ya no nos ba~ta comparal nuestra~ pO~I­
Clones, smo que tenemos que crear JLmto~ algo nuevo» (lbíd, p 115
ss) Lo'> marxIstas SI que lo sabían.
y pronunuo Clrardl e~ta~ palabra~ que conmOVIeron profundamente
a lo~ a~l~tente~ a la a~amblea de Deusto, y resonaron en los dos contI-
nente'>, Europa y Amenca, porque suponían la pnmera formulación
pretendldamente teologlca del dogma central del marXIsmo; y por tanto
la "Iembra dIrecta de lo que de~pués de Medellín -el año anterior-
y de Deusto, ~e conocena en todo el mundo como teologla de la lIbe-
¡aCIón

«El mandato del amor no se puede disociar ya de la lucha de


c1a~e~ Este es el gran gIro que ~e ha dado con respecto al amor.
Se trata de un amor dinámico y transformador, que descubre la
tarea de crear un hombre nuevo, no en el sentido meramente indI-
vIdual smo comumtano. Un amor mIlitante que da nuevo sentido
a la umver~ahdad del amor, e~o no puede sigmficar neutrahdad,
~mo opcJOn en favor de quiene~ defienden los mtereses de una
humamdad por hberar Hay que amar a todos, pero no es posi-
ble amar lo'> a tod()~ del ml~mo modo' se ama a los opnmIdo"
hberandolo~. Se ama a los opresores combatiéndoles Se ama a
unos hberandole~ de ~u mlsena y a otros de su pecado.
Aceptar tamblen entre cn~tlano~ la lucha de clases no significa
mtroduClr la dlvl~lOn en la Igle~ia ~ino tomar concIencia de una
dlvlsJOn profunda que ya eXIste -lo~ cristianos, de hecho, se en-
cuentran a ambo~ lado~ de las barricadas sociales- y ser conse-
cuente~ con ello No ~e trata, una vez más, de decir si hemos de
combatir o no combatIr, ~mo de escoger a aquellos cristiano~ con
qUlene~ queremo~ e~tar combatIendo» (lbíd.).

E"ta~ te:"l~ del amor y la lu.:ha de cla~es serán asumidas también


ca"l con la:" ml~ma:" palabra~ por el padre de la teología de la libera-
lIon Gu"tavo Gutlerrez. Pero ~e formularon por vez primera en Occi-
dente en un encuentro organrzado por lo~ jesUItas españoles en una
Lll1lver'>ldad de lo'> je~Ulta~ e:"pañole~ en el año 1969
El Lüronel Jo~é IgnacIO San Martín, en ServíclO e5peczal (Barcelona,
Planeta, 1983) ~e refiere a tmadamente a la subversión en el campo reh-
glO~o y cIta de forma expre:"a a la A<;amblea de Valencia (p. 129 ss.)
« No era nada nuevo Dlecl'>lete años antes -dice- se me hablan pro-
porclOnado en París documento~ del máxImo interés en los que figuraban
la" conslgna~ de lo~ partIdo~ comumsta~ para penetrar en los medlOs
rehglO'>o", recomendando mc1u'>o la Ol denación sacerdotal, para lograr
e"Xtender ~u mfluencra sobre la ~ociedad » La~ manifestaciones callejeras
de UlI a" en BIlbao v en Barcelona, Cltada~ por San Martín, encuentran
una clara e"Xp1Jcaclón en el contexto que acabamos de descnbIr Señala
San Martm la actuacJOn de la~ comumdades de base y describe con pre-
u"JOn "U contemdo En el importante hbro-denuncia de 1971 Comuni-
dades de ba5e, edltado por Acuón Cato1Jca y que nos ha serVIdo de
luente bá~lca en e~ta parte de nue~tro trabajo ~e detallan (p. 157) lo"
metodo" de penetracJOn de lo~ promotores de las comunidades de ba~e
en la~ ca"a~ de vIda rehgJO"a En ~u ponencia de Deu~to el padre Jo<;e
Mana de Llano~ trazaba un porvemr brillante y utópico a las nueva'>
comumdades (lbíd, P 166) La~ comunidades de base se crearon, según
confeslOn -exagerada- de su ala radIcal, para provocar la revoluclOn
en el seno de la Iglesia (lbld, p 34) Y su contluencla con el partido
comunista, a la que ya nos hemos referIdo, se confirma en numerosos
casos (Cfr Le Monde, lS-V-7I)
En SegovIa, y del lS al 29 de agosto de 1970, el obIspo monseñor
Antomo Palenzuela dlrIglO un curso sobre teologla de las comunidades
de base al que mVlto entre otros ponentes al JesUIta marXIsta Jose
MarIa de Llanos El epIscopado español dIO, por todas estas mforma-
clOne~, varIas señales de alerta, por ejemplo la declaraclOn de la XVII
asamblea plenarIa del EpIscopado en 1972 En el hbro, muy mteresante,
edltado por la ComlslOn EpIscopal de Apostolado Seglar (BAC 1974) se
dan claras señales de alarma sobre la mfiltraclOn del marxIsmo en las
organizacIOnes apostohcas y en las comunidades de base El hbro es
una excelente teorIa, pero la IgleSIa de España, volcada en su despegue
del franqUIsmo, no se qUISO comprometer profundamente en la defensa
de la fe amenazada entonces por el marXIsmo, y el grupo contestatano
del que formaban parte prIncIpal los JesUItas de la hberaclOn, campo
por su~ respeto~ y organizo el famoso Encuentro del EscorIal del que
daremos cuenta detallada en otra parte de nuestro trabaja El anahsIs
de la ComlslOn EpIscopal de Apostolado Seglar en 1974 es tan bnllante
como meficaz No presenta modelos sugestivos de recambIO espIntual
ante la pohtlzaclOn flagrante a que estaban ~ometIdos una gran parte
de la~ base~ de la IgleSIa catohca El chma parecla propICIO para el
desencadenamIento del ~egundo y deCISIVo movImIento hberaclOfilsta.
la tealogIa de la hberaclOn, ya sembrada para todo el mundo en el
encuentro de Deusto, cuyas actas se dIfundIeron por multItud de medIOs
en Europa y ~obre todo en Amenca
Tercera parte

LA TEOLOGfA DE LA LIBERACiÓN, DESENMASCARADA (1)

(1) E<,ta partL de nUL<,Uo libIo ofrece el nllsmo lJtulo, y algunos contemdos
de lo~ artlLulo~ qUL ~L publrLdron Ln ABe dentro de la prImera serIe perIodlslIca
qUL antLLLdlO a L~tL libro PLro!>e trata hoy de una IIlveslJgaclOn mucho ma!> am
pita y plOlunrld Lomo podra Lomproba¡ el lector que conozca ya aquellos artlculos
LAS PRIMERAS INFLUENCIAS

De acuerdo con el cardenal Altonso Lopez TruJIllo, a qUIen por ~u


expenenCla y valentIa consideramos como gUIa segura para el e.,tudIO
de lo~ movlmlento~ de hberacIOn, ya hemos adelantado que, Junto al
mlluJo autoctono del marxI~ta brasileño Paulo Frelre, y mlentra~ vano~
teologo~ de la hberacIOn se preparaban en lo~ centros de la teologIa
progre~l~ta europea para ~u pi otagomsmo po~tenor, do~ Importdnte~
mfluJo~ exogeno~ llegaban, mclu~o antes de la Conferenua de Medellm,
hasta la mqUIetud del pen~amlento y la praxIs catohca Iberoamencana,
Glrardl y Blanquart E~to slgmficaba que SI bien la mlluenCla ma~ deCl-
~Iva para articular la teologla de la hberacIOn en Amenca sera de ongen
germamco, como pronto analizaremos, se adelanto un mfluJo Italiano
y otro france~ Que, como la.;; mfluencIas de Centroeuropa, no cayeron
en tierra pacifica, smo en un contmente amencano sacudido por la expe-
nenCIa cubana, por los ejemplos, muy amplIficados, de los precur~ore.,
de la guernlla cnstlana, como Camilo Torres, y surcado ya por las aglta-
clone~ y la~ mampulacIOnes pohtlcas del mOVimiento comumdades de
ba~e-IglesIa Populal
Paul Blanquart «sacerdote que haCia pubhca profesIOn de marxismo y
que ~I~tematlzaba a~pecto~ de ~u protesIOn Muy pecuhar es su esbozo de
la IacIOnahdad ClentIfica y ~u~ I elacIOne~ con la fe y la utopIa» (Lopez
TruJIllo, De Medellm ,p 234) habIa dItundldo ya sus escntos por Ame
nca ante~ de MedellIn y actuo per~onalmente en ChIle desde abnl de
1971 Este dommlco france~, profesor de SOCIO logIa en el Instltut Catho-
hque de Pans, y ammador pnnclpal del grupo «CnstIano~ para el MOVI-
miento RevolucIOnano» en la AccIOn Catohca UmversItana de FrancIa,
partICipo en abnl de 1971 en la OperacLOn Verdad, montada por Salvador
Allende como re~paldo de ~u Ieglmen Blanquart vema IadIante de
Cuba, donde redacto la resolucIOn presentada por el grupo de sacerdotes
catohco~ aSI~tente~ al Congre~o Cultural de La Habana, «correspondlen-
dale el alto honor de repartn elogIO~ para Fldel en el dlscur~o de clau-
~ura de aquel evento» (T Dono~o Loero, Hzstona de los Cnstzanos por
el Soczallsmo en Chzle, SantIago, Ed Val tea, 1975, p 32 s) Todos lo'>
marxlsta~ chIlenos y su'> compañero~ de vIaje cnstlanos ~e movIlIzaron
para recIbIr y Jalear al padre Blanquart, cuya conferencIa tuvo un,l
tra~e clave «Yo me contcntare con proponer algunas pIstas, tanto el1
la tcona marxIsta como en la teologIa cn~tlana, para ~ugenr que c<,
posIble ~er, a la vez, marxI~ta y cnstIano» Y a poco concreto «POI
lo dema~ la Igle~la ya dCJo de ~er una y el verdadero problema es ~abu
quc Igle~la eXI~tlra mañana Y yo dIgo '>Implemente lo que es mI convll
Clon no podl a haber '>1110 una Igle~la habItada por revoluclOnano~»
(zbzd)
Pero la mfluenua pnmordlal y exogena mas Importante en Ibero
amenca e~ la dc GlUltO Glrardl, que ya no e~ ~olamente un precur'>or
smo un teologo de la IIberaclOn en sentIdo pleno y un actIvo dlngente
de lo~ movlmlento~ revoluclOnano~ del lIberaclOm~mo, como le llama
Lopet TruJlllo qlllcn concede al mfluJO de Glrardl un caracter deCl~lvo
Ya hemos VIStO como e'>te ex ~ale'iIano rebelde, expul'iado de ~u catedra
en el Ateneo de '>u congregaclOn en Roma, sembro la teologla de la
IIberaclOn en E~paña durante su famo~a conferencIa en el encuentro
de Deu~to en 1969 La confclencIa de Deu~to tuvo una repercuslOn
enorme en toda Iberoamenca «Su'> tesIs -explIca Lopez TruJIllo- ve
man como amllo al dedo para algunos en Amenca Latma Muy pronto
en Clerta~ zona~ se empezo a hablar en lenguaje glrardlano, en nombre
de Medellm Calan la'> ban cra~ p~lcologlcas frente a cIertos temas Era el
desbloqueo de que hablaba A~mann Cundla el de~credlto de la dourzna
soczal de la 1gle!>za, IdeologIa al ~ervluo de la opreslOn, perdIda en mVI
taclOne~ a conclltaclOne" Impo~lbles entre cla~es enfrentadas (te~ls cen
tral de Glrardl) y estImo que la a~unClOn del conflIcto, en toda ~u exten
~lOn, debla mcorporar~e al comproml~o de amor eficaz El amor cohe
rente en otras palabra,>, para el nuevo profesor del InstItuto catolIco
de Palls, debla pasar pOI la lucha de clases, drastIca, ulllversal, ~m
poslble'i medlaclOne~ La Igle~Ia debla redlmenslOnarse con la nueva y
Ulllca clase, el proletarzado» (L fru]1llo, De Medellm ,p 223) Al es tu
dlar el encuentro de Deu~to reprodujImos estas ml~mas tesl~ en la'>
palabras propla~ de Glrardl, y volveremos a hacerlo al estudIar la
formal ImpregnaclOn marxI~ta de los mOVImIentos de IIberaclOn En el
encuentro chIleno que dIO ongen a los Cn~tlanos por el SOCIalIsmo la'>
tesIs de Glrardl, concluye L TruJIllo, fueron dommantes «Vano~ capl
tulos de la Importante obra de Gustavo GutICrrez -afirma Tru ]1llo-
estan totalmente penetrado~ de la mfluenCla de Glrardl y Blanquart})
Las fronteras de la teologIa de la revoluclOn y la teologla de la ltbera
Clon son ImprecIsas, confu~a~, parecen mexI~tentes Son do~ verslone'>
del mIsmo pensamIento con lo~ matIces que da el crecer a uno u otro
lado del Atlantlco Vana~ rama~ del marxIsmo teologlco fecundan la~
dlver~as corrIentes de la TL, alguna~ de ellas de ongen protestante En
este lIbIo solo cltamo~, e~quematlcamente, los autores y lmeas de m
fluenCla que nos parecen más notonos
EL CONFUSIONISMO TEoRICO COMO HERENCIA FRANCESA

A~I como el mfluJo de Gmho GlrardI sobre el hberaclomsmo se


debe a Id fuerte Impronta per<;onal del actlvI~ta, la mfluencla de Paul
Blanquart debe mscIIblr~e en el mdrco del vacIlante catolIcI~mo trances
de la po~tguerrd, que ha mf1UIdo a su vez poderosamente, ~obre todo en
lo~ Pontlhcado~ de Juan XXIII y Pablo VI, en las nubes y la~ vacIla-
Ciones de la propld Roma Es cuno~o que en FrancIa, aunque como
declmo~ en otro lugar de este lIbro, han alentado las actlvldade~ y la~
orgamzauone~ IIberacIOm'>ta~, vemos que SI ~e profundIza un poco no
se ha montado una gran plataforma para los mOVimIentos de la lIbe
raCIOn, LUYd mfluenCla francesa no es tanto logI~tlca, m SIqUIera teo
nca, '>100 ma~ bIen ambIental, ejercIda a traves de la permanente in-
fluenCIa de la cultura trancesa sobre lo~ pueblos de Iberodmenca desde
la etapa I1u~trada preVIa a la emanClpacIOn
E~ hoy ma~ necesano que nunca un e~tudIO profundo sobre la~ m
fluencla~ del catolICismo frances en el español Los catolIco~ de Franua
~e diVIdieron abruptamente con motIVO de la Segunda Guerra MundIal,
entre lo~ que favoreclelOn a Vlchy y los partldanos de De Gaulle ElIml-
nado~, a vece~, VIOlentamente, los que hablan segUIdo al manscal Petam,
los catolIco~ almeado<; (con mayor o menor oportumsmo) con el bando
que re~ulto vencedor se mclmaron como en un acto retleJo haCia la
veta progresIsta que ya hdbla provocado dIVISIOnes entre los catohco~
frdnce~e~ con motivo de la guerra CIVIl española Y dos pen~adores
de FranCIa ejerCieron un hondo mfluJo en la dImensIOn pohtlca del cato-
lICIsmo france~ Jacques Mantam y Emmanuel Moumer De la mfluencla
dIrecta y determmante de Mounler sobre el cnstlam~mo pro marXIsta
español hablaremos de~pues en este lIbro, porque se trata de un prece
dente europeo dan~Imo del IIberaClonlsmo Iberoamencano A traves de
Espnt la mfluencla de Moumer puede deCIrse que creo el catolICIsmo
frances de ILqUIerda, muy mfluyente tamblen en Iberoamenca desde
el plano cultural mas que doctnnal Pero pe~e a las apanenCIa~ el pen-
sador tranLe~ que ha mf1UIdo cultural e mdlrectamente en Amenca (a
traves de la plopla Roma) ha ~Ido el segundo Mantam
Porque, aunque no ~uele deCIrse, ha habIdo tres Mantam, ~m contar
al pnmero, el Mantam no cn~tlano Un pnmer Mantam que se con-
VIerte al catolICIsmo en 1906 pOi el mflu]o de Leon Bloy y dentro de
una concepCIOn mtegnsta del pensamiento catolIco y polItlco Un se-
gundo Mantam, que ~Iempre dentro del gran Impulso para la revrtalI-
zaCIOn del tomismo, ~e acerca a la Ilu~tracIOn y de la mano de Rousseau
trata de realIzar la gran smte~IS de LatolIclsmo y democracIa moderna,
sm perder nunca la fe y la obedienCia de la Igle~la como ~us desca-
rnados predece~ores del modermsmo medIante el catolICIsmo lIberal,
que Mantam hiZO VIrtud y ante~ habla SIdo pecado E~te es el Mantam
que mfluye deCISIvamente en el catolICIsmo francés, y en el breve sector
de la DemocracIa Cnstlana española antlfranqUIsta a partIr de 1939; tan
breve que nunca ma~ se supo de ella en las eleCCIOnes democrátIcas
de 1977, y que ahora neceSIta el rodngon de AlIanza Popular para poder
llevar una vIda dependIente y precana yeso que ha recogIdo a la De
lranqUlsta É¡,te es el Mantam que mspIro a Pablo VI, y que parece
[adIcalmente re¡,pon~able del talante dubitatIVO de Pablo VI, por más
que, como veremos detalladamente, el Papa Montmi jamás expresó la
menor duda ~obre el hberaclOlllsmo. Pero hay un tercer Mantam, el
Mantam culpablemente oculto por los mantainianos; el Mantam que
antes de monr en 1973 escnbIó en 1969 ese maraVIlloso testamento
POhtICO, Le Paysan de la Garonne, proscnto de tantas hbrenas y edIto-
nale~ catohca~ porque Justo en el año que empezaba el llberaclOlllsmo
en España volvIa a los ongenes profundos de su converSIón y se inch·
naba, con toda la expenenCIa de una vida profunda, a soluciones mucho
roa.!> Lonservadoras.
Mantam era amIgo de Mounier pero desde el Humamsmo integral
di Paw,an de la Garonne hay un largo y ejemplar cammo que los mari·
lamlano.., fO~Ihzados debIeran comprender mucho meJor.

EL TRASPLANTE DE LA TEOLOGfA PROGRESISTA ALEMANA

De lo~ dIeCI~éIS teologos punteros de la liberaclOn cItados en el cua-


dro de honor de la reVIsta rebelde de los claretmnos españoles, sólo
tres no se han formado en Europa; y casI todos los demás lo han hecho
en centros sometIdos a la mfluencIa de la teologm progreSIsta alemana,
nombre con el que englobamos en pnmer término a la teologIa que se
denomma a ~I ml~ma pohtIca, Junto con otras cornentes teologlCas que
han Ido aparecIendo mas bIen como modas en la postguerra y en torno
dI ConcIho VatIcano 11. El trasplante de la teología progresista alemana
<l E~paña y a Iberoamenca se ha realizado, de torma deCIsiva, por los
Je~Ultas españoles, que ~e conVIerten aSI, por su ala progreSIsta, en autén-
llco~ promotores de los tres mOVImIentos de la lIberación, y muy espe-
ualmente, ya que este es el tema de esta parte de nuestra obra, en
fautore~ de la teologIa de la hberacIón. (Misión abIerta, 4 [setiembre
1984], art. de Juan J Tamayo Acosta en p. 37 Y ss.)
E¡, Importante notar de~de el pnnCIpIO que la aproximacion de los
teologos progresl~ta~ al marxIsmo (esta aproxImacIOn, que desemboca
en anchas conce~lOnes al marXI~mo, es una de sus característIcas) parece
revestIr en muchos ca~os una Cierta torma de fascmacIón; como SI estos
teologo~ (y mucho~ cn¡,tIano~ que han caído en el marxismo) estUVIeran
convencldo~ de que el futuro del mundo pertenece a Marx y desearan
colocarse ventajo~amente, por motIvos de cobardía objetIva y de super-
VIvenCIa per~onal, ante el nuevo poder. Es corriente el caso de cristianos
V sacerdotes afecto~ al faSCIsmo (Helder Cámara, Ernesto Cardenal, José
María de Llanos) que han pasado, con sus mismas estructuras mentales
ante el poder, hasta el marXIsmo o sus proximidades; o como en el caso
de los dos últimos, a la mIlItancia comunista formal. No se crea que
hablamos por SUpOSICIOnes, hay pruebas documentales realmente sobre-
cogedoras Johann Baptist Metz, quizás el más significativo de los pro-
motores de la teologla progresIsta y en concreto de la teologla polItlca,
dIce
«Vemos que nosotros estamo~ -SI las apanencIas no engañan-
en el punto final hlstonco y en el punto de qUIebra de ese mundo
burgues El cnstIamsmo esta hoy dIa en el contexto del fm de ese
mundo burgues y del surgImIento de un mundo postburgue~, post-
capItalIsta ,el mdlvlduahsmo occIdental empIeza a ser mas bIen
un fenomeno cultural margmal» (J B Metz, Mas alla de la relt
glOn burguesa, Salamanca, SIgueme, 1982, p 52 s)
«Estamos en el punto final y de cambIO del mundo burgués»
(lbld, P 69)
La Igle~Ia catolIca, que por sus capas ma~ reaCCIOnanas se opuso en
el sIglo XIX, y hasta dentro del XX, a las hbertades del hberahsmo, pa-
rece oponerse revoluCIOnanamente ahora, por su~ capas mas «progre-
sl~tas» a las lIbertades del capItalIsmo, que dICho sea de paso ha SIdo
el umco sIstema economICo y SOCIal de la hlstona capaz de serVIr de
trama a un conjunto de hbertade~ pubhca~ reale~, el caso parece ser
oponerse, desde vanas pOSICIOnes contranas, a la hbertad La mlstenosa
~ocledad «hbre, postburguesa» que apunta Metz como utopla de su
teologla pohtIca, e~, con ~us mlsma~ palabra~, una SOCIedad soclahsta,
aunque no nos da la formula, hasta ahora medIta, para el SOCIalIsmo
en lIbertad que mtentaron en vano Dubcek y Allende (Metz, Ibld , P 76)
Un teologo progresIsta español, don MIguel Benzo Mestre, con la
emOClOn reCIente de un VIaje a Cuba, escnbla en El Pats (p 9) el 14 de
octubre de 1983

«Por aterradora que ~ea la perspectIva de la ImplantacIOn de


un ~Istema comumsta totahtano a escala mundIal, hay que con-
SIderarla como meno~ e~pantable que la de una conflagracIOn ató-
mIca »

AlgUIen lo habla dIcho mucho ante~ mucho mas conCISO Better Red
than dead Y es que, segun este teologo entregUlsta, «por mucho que
pueda parecer maceptable, el comumsmo es al fm y al cabo un feno
meno humano que, como todos en la hlstona, Ira perdIendo VIrulenCIa
Ideologlca, y sera dIgendo y aSImIlado por la humamdad mIsma» I Y este
teologo ha SIdo el dIrector rehgloso de la conservadora ASOCIaCIOn de
PropagandIstas durante dos decadas'
El mfluJo determmante de la teologla progresIsta europea en el caldo
de cultIVO amencano para los mOVImIentos IIberacIOmstas, y concreta-
mente sobre la teologIa de la hberacIOn, es clansImo «La causa de tal
vanaClOn -dIce Lopez TruJIllo- provmo tambIen de la tendencIa de
algunas cornentes europeas En el VIeJO mundo se avanzaba en la elabo
raClOn de las teologIas polttlca y de la ltberaclOn, cuyas pnmeras tra
ducclOne~ nos mvadIeron meses despues de finalIzada la ConferencIa
de Medelhn Detras de los lIbros ~e sucedIeron las VIsItas de sus autores
Esto generana una sItuaclOn bastante nueva» El cardenal de Medelhn
CIta concretamente a dos teologos tlpICOS Metz y Moltmann Basta con
repasar el mdKe de nombre:- en 10l> hbr 0:- de 10l> teologo'i Iberoamer 1
cano.., dL 1<\ ltbLL.lLlUll para comprobar la ampha mtluenud de los teolo
go.., progre..,l..,ta.., europeOl> La famol>a tC'>I~ de Glrardl cn Deu'ito ~ObIL
el amol a 10l> capltahl>tal> para destrUlrlo~ I eaparece en muchol> e~Ll Ito..,
amellLdno-, ca'>l con lal> mll>mas palabr as, como veremo'i puntualmente
en el ca'>o de Gu~tavo Gutrerrez El teoJogo JesUIta de la hberauon Jan
Sobr 1110 1 LeonOLC la enorme deuda de la teologra de la lrberaclOn res
pecto dL la tLologla progre~l'>ta, pero del>cahhca a el>ta como teologta
del) pdt a el Pltmcr Mundo, «con el mento de haber superado y ente
rrado la teologra eOll'>ervadora, y haber preparado en buena parte la
renOVduon cde~lal del Vaticano II, pero encerrada ahora en SI misma,
en SUl> metodo~ y contellldol>, llO abIerta al mundo de lo~ pobre~" (MlslOn
abIerta, 77 [setiembre 1984J, p 12 Y Sl» Lo diJO claramente el cmdendl
L TruJtllo Luando 10l> teologo~ de la lrbeIaclOn Ul>aron a fondo la'>
te~Il> de la tt-ologla progresI~ta, «poco tiempo paso para que se levan
tara un vendavdl de frul>traclOn y prote~ta Sellan sUldlcato~ de abstrac-
tos, no complometldos o mcoherentes Asmann le~ echara en cara el
habel pel dldo el pat/lOs pohtICO revolucIOnano, d haber vacIlado en la
uttluaclOn del anahsls dralectlco estructural, e~ deCir el analrsIs marxIsta"
(De Medellzn ,p 232) Por su parte, los teologos progresistas devuelven
las aCUl>auone<, a sus dl~CIpulo~ lrberadores de Amenca, y como hace
Moltmann en carta abIerta a los teologos de la hberaclOn, les dIce que
su ongmaltdad es el descubnmIento de Marx «el genumo descubn-
miento latmoamencano no es smo una parte del pensamiento de Marx
y Engel'>" (lgles1a VIva, 60 [1975], P 559 Y s) El teologo progresista
qUlza mal> proxlmo a los teologo~ de la ltberaclOn, J B Metz, es todavIa
mas aCldo

«En mi opmlOn, algunas formas de expreslOn de la teologIa de


la hbcraclOn no'> mforman mal> sobre las opmlOnes teologIcas en
Centroeuropa que sobre la hlstona del dolor de los pueblos latmo
amencanos " (J B Metz en DlOS " la cIudad, Madnd, CnstIandad,
1975, p 120)

Las mfluenclas de la teologIa progresIsta europea sobre el pensa-


mIento hberacloml>ta Iberoamencano, v sobre los snnpatlzantes europeos
y los hberaclOllIstas, provIenen de tres fuentes el hlosofo marxIsta-hu-
mam~ta Bloch, qUIen a su vez es una mtensa fuente de mspIraclOn para
la teologla progresIsta y en cierto sentido parece vInculado a ella, el
teologo protestante Moltmann, y un grupo de teologos catohcos en torno
a Karl Rahner S J cuyo dISCIpulo pnnCIpal es J B Metz Estos tres
nombrel>, Bloch, Moltmann y Metz son determmantes en la artIculaclOn
del pen~amlento hberaclOmsta para Amenca, pero su trasplante a Ame-
nca l>e ha realrzado, ante todo, por mfluenclas dIrectas de formaClOll
o de contacto con teologos Iberoamericano,;, y en segundo lugar, y con
mayor efecto de resonanCIa, medIante una msemmaClOn previa realIzada
por 10l> Jesuitas progresIsta~ españoles, que han actuado como factor de
medIaClOn entre la tealogIa progresIsta y la teologIa de la hberaclOn Lo
vamo:- a demo~trar sm lugar a dudas.
LA FASCINACION CRISTIANA ANTE EL MARXISTA ERNST BLOCH

Ernst Bloch (LudwIg~haten 1895) e~ un hlo~oto mal '([~ta humam~ta,


mtlUldo por el IdealJ~mo aleman -hegelJano- con recur~o d alguna~
t(ondencld~ mlstlca~ de JudaJ~mo y cnstldl1lSmO La clave de ~u pen~a
mIento e~ Id Idea y el Ideal de la e~peranza -~u obra pnnupal es Da:.
Pnnzzp Huffnung, el PrmClplO Esperanza-, que no se desal rolla fuela
del marXI~mo, el mdtenalJ~mo hlstonco permIte «actuar de modo que
l<l conuenua antIcipadora ~e convIerta en conCIenCia total» (Ferrater
Mora) de lo que '>c deduce la ImportanCIa de la utopla en el pen~a­
mIento de Bloch Lomo en el de Marx El puente que tIende Bloch
haCIa el hecho I L II_IO~O -sm abandonar ~u e~enClal per~pectIva mar
xl~ta- ha Impl L'>I\Jllcldo a los teo10gos del progre~l~mo catohco ha~ta
el punto que el pcH.i1 e e,>plntual de toda la tealogIa progresl~ta, Karl
Rahner, apena~ encubre una profunda y smcera boutade «Tal \ez el
teologo md~ Importante de nue~tra epoca e~ Ern~t Bloch» (K Rahner
y K H Weger Que debemos creer todavza, Santander, Sal Terrae, 1980,
p 138) Los Je"ultd~ españole~ del grupo Fe V seculandad mVltaron a
Bloch a vemr d E~paña para celebrar su 90 dmver~ano, en 1975 La~
eJecucIOnes de setIembre cancelaron el proyecto pero lo~ Je~Ultas pro-
gresl~tas españole~ orgamzaron un gran encuentro sobre Bloch ya de~­
pues de la muerte del filosofo, del 11 al 17 de marzo de 1977 en Madnd
y reUl1leron ~us mtel venclOnes en un hbro muy mteresante y revelddor,
En favor de BloGh pubhcado por Taurus, Madnd, en 1979 Este encuen
tro, y este hbro, ~on una prueba concluyente de la tesIS que acabamos
de enunCIar sobre el trasplante medIato de la teologIa progresl~ta a la
teologla de la hberaclOn en Amenca a traves de la dCClOn de los JesuItas
españoles progresIstas
Uno de ellos, Jase Antomo Glmbernat (que ha abandonado reCIen-
temente la CompañIa de Jesus, como otros mlembro~ del grupo) partI-
CIpa en e~e encuentro con un mteresante trabajo IntroducclOn a Ernst
BloGh, un fIlosofo marxIsta (En favor ,p 29 Y ~~) Recuerda con com-
placenCIa que Bloch, antes de acabar la Pnmera Guerra MundIal, «habla
pubhcado un mamfiesto antIbehclsta, dlnglda a los soldados alemanes
1l1~tandoles a abandonar las armas» (zbld, p 30) para favorecer de he-
cho a la revoluclOn marxIsta que eXIgla lo ml~mo Exalta Bloch la
figura de Thomas Munzer, el sacerdote que acaudIllo la revoluClon cam-
pesma alemana del sIglo XVI (v que fue traICIOnado por Lutero) EXI-
hado por la persecuclOn naZI, Bloch regresa en 1949 a la Repubhca
DemocratIca alemana pero se mega a mgre~ar en el partIdo comumsta
Su obra cumbre fue elaborada en los Estados Umdos, de donde Bloch
V01VlO a Alemama Federal, donde eJerclO la docenCIa en Tubmga
Glmbernat reconoce de lleno las coordenadas marxlsta~ en el pen
samlento de Bloch Su heterodoxIa marxI~ta no mega las poslclOnes
esenclale~ del marXIsmo Lo que sucede es que la utopIa es para Bloch
una expre~a llamada a la esperanza
En ~u con tI Ibuelon, A SchmIdt recalca el atelsmo de Bloch "Para
Bloch -dlce- ha muerto toda mItologIa de un ser como ser dIVmo y
todd teologIa como LlenCIa pO~ItIva» (Ibld, P 76) DIOS es una Imagen
del hombre, o del Ideal del hombre DIO~ e~ a lo sumo un deseo del
hombre, no una reahdad, e~ta es precIsamente la teSI'> central del mar-
xI~mo ortodoxo en cuanto a la esenCia de la rehgIOn, que debe conver-
tIr~e en una antropologId (lbld, P 77) El sentIdo de una cnstIandad
II1manente en el ateIsmo, que tanto ta~cma a lo~ catohcos admIradore~
de Bloch, no e~ ma~ que una negacIOn de la trascendencIa horno homl-
111 deu~ Hemz Klmmerle tIpIÍlca la Íl!o'>ofIa de la rehgIOn en Bloch como
"ateI~mo hUmdnI~ta» (p 79) Para Bloch, "Feuerbach, a qUien se adhle
re Marx de un modo mmedIato, plantea taxatIvamente como punto cen-
tral de su pen~amlento el tema de la humanIZaCIOn de la rehgIon»
(Ibld, P 83) El dialogo entre la teologIa cnstIana y la filosoha marxIsta
de Bloch se plantea, pues, pala Bloch, desde la reahdad, para la teolo-
gIa cn~tIana, de~de la ÍlccIOn Para Bloch, el que DIO~ se haga hombre
sIgnIfica "DIO~ se convIerte en el remo de DIOS, y el remo de DIOS, que
trae Je"u~ cuando habla de el, no contIene ya DIOS alguno» (Ibld, pa-
gma 91) Bloch cree en el dIalogo cn~tIano marxIsta SI los cnstIano~
luchan contra la opresIOn y SI lo~ marxIstas creen en la hbertad No e~
una conJuncIOn teonca, ~mo puramente practICa
E~ta" ~on las teSIS de Bloch subrayadas y exaltadas por los catoh
co~ fa~Llnados por su mVItacIOn al dIalogo, que es, en el plano obJe
tIVO, una sImple mVItaclOn a la conver~IOn de los cnstIanos al marXIS
mo, a la cooperacIOn practlca de lo~ cnstIanos en el compromIso de los
marxI'>ta~ En su hbro Teologw de la LlberaclOn, Gu~tavo GutIerrez ofre-
ce expresamente nueve citas de Bloch, Junto a otras nueve de Blan-
quart y cmco de GIrardI Para la teologIa progresIsta y para la teologIa
de la hberacIOn, Bloch, el filosofo marxIsta humanIsta que no es SiqUie-
ra cnstlano, no es solamente una fuente de msplracIOn, smo, como aca-
bamo~ de escuchar a Rahner en su boutade, el pnmer teologo de nues-
tro tiempo Un teologo cuya tesIs ba~lca es, de acuerdo con su marxIs-
mo constItuyente, la negacIOn de DIOS

LA INFLUENCIA INDIRECTA DE LA ESCUELA DE FRANKFURT

Aunque el mfluJo del marxismo sobre el hberaCIOnISmO dimana de


las propIas fuentes del marXIsmo actual -Marx, Engels, Lenm, Grams-
CI- los hberaCIOnIstas acostumbran apoyarse en otro~ tIpOS de mar-
xismo reVISIOnI~ta e mcluso heterodoxo, como acabamos de ver en el
caso de Bloch En su Informe sobre la fe, el cardenal Ratzmger habla
de otros mfluJos marxistas sobre el hberaCIOnISmO, y CIta en concreto
a vanos autores de la escuela de Frankfurt
Sabe el lector que la escuela de Frankfurt, concentrada en el Instl
tut for Sozwlforschung de e~a cIUdad en el penodo de entreguerras (el
Instituto fue supnmIdo por el nazismo y restaurado en 1951, despues
t que alguno~ de ~us miembros pa~aron por una mtensa expenencla
amencana) es una e~cuela neomarxlsta cuyos nombres prmclpale<; son
Max Horkhelmer, Theodor W Adorno, Herbert Marcu~e, Walter Ben
Jamm y Jurgen Haberma~ El autor de este lIbro cree que el mfluJo de
esto~ autores ~obre el IIberacIOm~mo resulta mas bien mdlrecto, como
ejerCIdo a trave~ de los creadore~ de la Teologla polItlca en Alemama y
tamblen a trave~ de lo~ agentes de trasplante, como los ]esUlta~ e~pa
ñoles Gu~tavo GutlCrrez cita brevemente a alguno~ autores de la e<;
cuela de Frankfurt pero ~IO m~l~tenCla Otra forma IOdIrecta de 10-
flUIr la e~cuela de Franfurt ~obre el IIberaclOmsmo con~lste en la actl
tud reVI~lOm~ta de lo~ trankfurtIano~, con lo que los lIberaclOmsta<,
(como hacen ante Bloch) toman ejemplo para no mcurnr -al meno'>
aparentementc- en dogmatlsmo~ marxI~tas tras haber eludido la dog
matlca tradiCIOnal de la Iglesia Pero la leona cntlca de los neomar
"(I~tas de Frankfurt tiende a dl~gregar la teona marxista de la praXIS, v
a dilUIr la dIctadura I evolucJOnana de la praXIS, por lo que no resulta,
en conjunto, una fuente de lllsplraclOn IIberaclOmsta tan clara como el
marxI~mo cla~lco ~I bien muchos IIberaclOnlstas acceden al marxI~mo
c1a'>lCo, como veremo~ a traves de manuales baratos o de IOtUlCJOne~
Lnenca~ Aun a~1 Bertram D Wolfe ya sugIno en marzo de 1967, en
tI ta al ]esUlta MOlmhan, que los mOVimIentos prelIberaclOmstas mos-
I aban clerto~ contagIOs tempranos de la escuela de Frankfurt, lo cUdl,
<tnte la con~lderaclOn del cardenal Ratzlllger, cobra un notable valor de
antIclpacJOn en el dlagno~tlco Como el mismo anuncJO en la~ Conver
mClOnes de Toledo de 1973, ya lo veremos

El TEÓlOGO PROTESTANTE MOLTMANN

«La teologIa de la lIberaclOn latllloamencana -dice el teologo pro-


gresista español Jo~e Gomez Caffarena, pnnclpal ammador, Junto con
su colega Alfonso Alvarez Bolado, de la conJunclOn germano-Iberoame
ncana a trave~ de un trasplante español desde finales de los años se-
senta- ha naCido tamblen en gran parte de la teología alemana» Esta
cita corresponde a la paglll:l 13 del lIbro Dws y la cludad, lIbro de acta<;
del encuentro, orgamzado tamblen por los JesUItas españoles, entre los
portavoces y creadores de la tealogia progreSIsta alemana y los prlllCl-
pales receptores en la teologIa española en abnl de 1974 En este en·
cuentro, uno de los grandes participantes fue otra estrella de la teolo·
gla progresista el teologo protestante Jurgen Moltmann, que mlcla ~u
mtervencJOn con una adecuada cita de Marx «La Naturaleza esta e<;·
perando su verdadera resurreCClOn al remo humano del hombre» (K
Rahner y otros, Dws y la clUdad, Madnd, Cnsttandad, 1975, p 92) Aun·
qUe Moltmann, cuando alude a la lIberaclOn de la opreslOn y la llljUStl-
Cla nunca se refiere al bloque sovletlco, deja escapar esta mtere~antc
tesIs «No se puede pretender lIberar en un campo englendo una diC'
tadura en otro» (lbld, P 110), aunque no concreta campos. Se apoya
~n Bloch y en Rosa Lux~mburgo para afirmar que no hay socIahsmo sm
democracIa m democracIa sm socIahsmo (lbId, P 111), tesIS contradIcha
por la tremenda realIdad del bloque socIalIsta en el mundo, donde la
democraCIa no eXIste, y por grandes democraCIas donde el sOCIahsmo
marxIsta tampoco tIene ImportanCIa
Jurgen Moltmann, con catorce cItas en la obra clave de Gustavo Gu-
tlerrez, ha reacCIonado SIn embargo duramente contra los excesos de la
recepclOn marxIsta acntIca en los teologos de la hberaclOn, como ya
hemos vISto, y ofrece mucho mteres como portavoz del InflUjO protes
tante en las teologIas de la hberaclOn El teologo español Jose Martm
Palma traza agudamente la dependenCIa hberaclODlsta del protestantIs-
mo, centrada en la Teologza de la esperanza del propIO Moltmann y en
la lmea protestante de la teologla de la IIberaclOn, cuyos portavoce!>
!>on Shaull, E Castro, J de Santa Ana, R Alves y J MIguez BonIno,
~l teologo catolIco IIberaclOmsta H Asmann acabo por pasarse a la
Reforma en un gesto de coherenCIa, porque la teologra de la lIberaclOn,
por su lzbre examen, !>u dIstorslOn personahsta de las mterpretaclOne!>
bIbhca!> y su actItud sIstematIca y colectIvamente rebelde frente a la
autondad dogmatIca y pastoral de Roma, parece muchas veces un tra
!>unto del protestantIsmo en nuestro tIempo (J Martm Palma, «GenesIs
de la teologIa de la hberaclOn», Ideal, Granada, 24111 1985, P 3)

LA INFLUENCIA DE KARL RAHNER

Pero aunque el InflUjO prote!>tante haya SIdo conSIderable, y la InS-


pIraclOn marxI!>ta, tanto la ongmana como la humamsta y dIalogante,
"ea, como segUIremo!> InSIstIendo, una de las clave!> ongInanas de la
teologIa de la hberacIOn parece claro que !>u fuente pnnCIpal ha SIdo,
Junto al marXIsmo, la teologIa progresIsta catolIca En cuanto a actItu
des han mflUIdo mucho dos teologos europeos en actItud rebelde o
proxIma a la rebeldm cromca, como Hans Kung y E SchIllebeeckx,
este tIene en Gustavo GutIerrez dIeCInueve cItas Pero doctnnalmente, la
mayOl InflUenCIa en Iberoamenca ha provemdo, graCIa!> al tlasplante
español y al contacto de formaclOn de los propIOS teologos Iberoamen-
canos, de lo~ do" grandes promotores catohcos de la teologIa pohtlca
alemana Karl Rahner y su dISCIpulo pnmordIal, Johann BaptIst Metz
Lo~ do'> partICIparon, por !>upuesto, en el encuentro de Madnd «DIOS y
la uudad» orgamzado en 1974 por los JesUIta~ e!>pañoles progresIstas
Karl Rahner es un gran teologo catohco y JeSUIta del SIglo xx, y
pe~e a ~u Inclmauon e'(l~tenCIalIsta no es un hberaclOmsta Fue uno
de los grande!> promotore~ de la renovaclOn teologIca conCIhar, y su
lIbro (Que debemos aeer todavza? (Santander, «Sal Terrae», 1980),
escnto en colaboracIOn con K H Weger, es una admIrable puesta al
dIa de la fe perenne con las preocupacIOnes rehglOso eXIstenCIales del
hombre de hoy El notable cntlCo de los movImIentos IIberacIOmsta~
Lucas F Mateo Seco teologo del Opus Del, cntIca a Rahner aSI «E..,
eVIdente que K Rahner no es marxIsta Sm embargo, su gIro antropolo-
gICO, su pretensIOn de elaborar una teologIa antropocentnca, ha mflUldo
notablemente en los planteamientos de esta teologIa de la lIberacIOn»
(L F Mateo Seco, Teologra de la ltberacwn, Madnd, EMESA, 1981, pa-
gma 113, n) Creo un tanto exagerada esta cntIca Rahner ha SIdo UtI-
hzado por los hberacIOlllstas (Gutlerrez le cita dIeCISiete veces en TL)
en bu:>ca de su prestIgIO, pero no ha rebasado nunca la ortodOXia, y su
llamada a la antropologIa no ha sido nunca a costa del teocentnsmo de
~u teologIa Alguno~ dlsclpulos de Rahner han caldo mucho mas que el
en el terreno de la:> conceSIOnes pehgrosas, como Metz, y el propIO
Rahner ha defendido como estnctamente teologlCos algunos desarrollos
hberaCIOlllsta:>, como lo~ de Gustavo Gutlerrez, que mClden de forma
fundamental en el marxI~mo Pero tome~e por ejemplo el compendIO
de tealogia comulllcatlva que Rahner publIco en la obra cItada, e Que
debemo!> creer todav¡a/ No hay un ~olo deslIz en la heterodOXIa III en
el lIberacIOlllsmo, se trata de una gran confesIOn de fe catohca expre
sada con toda la angustia del hombre de hoy, pero con anclaje total
en la tra~cendenCla Hay en el capItulo final una Importante dlsqUlSI-
Clan ~obre la dlmensIOn SOCIal de la fe, en que se habla de compromISO
socIOpohtICO y cntlca de la sOCledad en la IgleSIa Pero III esta consIde-
raclOn 1lI la:> mterpretauone~ sobre el ateIsmo que la siguen (lbld, P 188
Y S~) ~e mterpretan por Rahner en ~entIdo hberacIOlllsta, y nunca en
el la praxl~ marxI~ta ~e propone Lomo esencia de la fe

LAS CONCESIONES DE J. B. METZ

Pero a donde no llega nunca Rahner ~I que cae su dISCIpulo más


caractenstlco promotor e mcluso hder de la teologIa polItIca que es
Johann BaptIst Metz cItado qumce veces en el lIbro basIco de Gustavo
GutIerrez En el verano de 1979, el cardenal Ratzmger, arzobISpO de
MUlllCh y FreI~mg, se opuso al nombramIento de Metz para una cate-
dra en MUllIch, y Rahner saho en defensa de su dISClpulo, fue un choque
smtomatIco que pre~agIaba futuras polemIcas (ctr J B Metz, Mas alla ,
pagma 113 y n) En su dIsertacIOn sobre IgleSIa y pueblo, durante el en
cuentro de Madnd en 1974, Metz se mostro muy radIcal, y proxlmo a
los lIberacIOllIstas en su mterpretacIOn del pueblo, dentro del que solo
mclUla a las clases opnmldas (Dws )' la ctudad, p 130) En su cntlca a la
falsa ullIdad de la IgleSIa ca~I nunca se refiere a los exce~os opresores
del totalItansmo marXIsta, smo solo a los del capitalIsmo, concebIdo con
cierta sImphficacIOn Pero reconoce que «no tenemos por que tomar
como modelo IdeologIas que con frecuencia glonfican al pueblo para
volver despues a mstrumentahzarlo y sacnficarlo a fines ajenos a el»
(tbld, P 133) Cntlca tambIen el exceso socIOlogICO de algunas teologIa"
de la hberacIOn (tbld, P 138), pero mCIde en amblguedad a la hord
de defimr lo que es la IgleSIa del pueblo
En su hbro, ya cItado, Mas alla de la reltglOn burguesa, Metz concedL
en la praxI'> mucho ma'> que en ~u.., escnto~ teologlcos cede en la teond
Ya hemo~ Vhto como Iccae en el cata~trofIsmo ante la poslblbdad de
Llna ldptdllon mal \I",td de 01 dtn lo",mlCO Crltlca con mJu~ta dureLd aJ
Papa Juan Pablo 11, baJo el cual, dice, «mI Iglesia catohca busca re
cuperar energlcamente ~u orlentaclOn ba~Ica oCCIdental-europea y lon~ü
hdarla en una nueva manera» (p 61) Cree que Juan Pablo 11 patrollna
«una tendencia legre~lva clara» y consagra una secclOn del hbro al home
naJe alTltlco, ld~1 '>ervIl, al poeta mlmstro marxI~ta (antiguo fasCJ~ta)
Erne'>to Cardenal Lon mllu~lon de e'>ta tra~e mgenua «Yo, por el con
trano, qUI~lera mamte'itar aqUl la pre~unclOn de que en NIcaragua ~t.
va plasmando una nueva relaclOn entre cultura y socIedad pobtlca, un
proyecto de formaclOn de IdentIdad socIal que alberga en ~us ralces
la fuerza no ~olo unpulslva, ~mo mcluso ejemplar para una pohtlca
de paz» (IbId, P 95) En una conferencia dIngIda a un audItorio ~oClal
democrata aleman, Metz 'ie presenta abIertamente como socIah~ta, afIr
ma que lo~ uudddano~ del Pnmer Mundo «han de ~er hberados no de
su Impotencia, smo de ~u exce",o de poder, no de su pobreza, smo en de
fImtlVa de su nqueza» (zbzd, p 72) Y cntIca al SPD aleman, porque le
parece poco sOCJah~ta en ~u~ planteamIentos pOhtICOS (zbzd, P 7) Esta
Importante alocuclOn me parece fundamental para comprender la antro-
pologIa y el talante pOhtICO de Metz, a qUIen su colega español Alvarez
Bolado, en el mI~mo encuentro de Madnd, mcluye, Junto a Moltmann,
Gustavo Gutlerrez L Gera y Juan LUIS Segundo entre los «miembros
del mOVImIento de la teologla pohtlca» (Dzos y la cIudad, p 178), cuan
do ya se habla produudo, por la aCClon de algunos de ellos el despegue
de la teologla de la bberaclOn El cardenal Lopez TruJlllo cree que
Metz se con~tItuyo, desde el pnnCIpIO, «en pIeza clave para el apoyo,
en su pal~, del bberaclom~mo» (SIllar, enero-marzo de 1985, p 25), Y
atnbuye el ongen de ~u mfluencIa al bbro Teologza del mundo, de 1968,
a traves de la traducuon e~pañola de 1970 en la EdItonal «SIgueme»,
de Salamanca España fue, desde el pnnclplO, el centro de resonanCIa
para el hberacIOm~mo

LAS SIMPLIFICACIONES DE ÁLVAREZ BOLADO

El coordmador del encuentro de 1974 en Madnd, y pnnclpal re-


presentante de la teologla pohtlca en España es el JeSUIta Alfonso Al-
varez Bolado, dIrector entonces del InstItuto Fe y Seculandad Su cn-
tIca a la teologla polItIca del naclOnalcatolIclsmo es sImphficadora y
bastante barata, mdlgna del mdudable talento del ponente, que centra
sus fuegos en la figura y algunos escntos del cardenal Goma, sm el
menor respeto m profundlzaclOn en el contexto persecutono dentro del
cual reaccIOno la Igle~Ia de España con la convocatOria de Cruzada
Cuando Alvarez Bolado cntIca al naclOnalcatohclsmo, en reahdad esta
fustIgando anacromcamente a lo que los hIstOriadores llamamos, con
dIversas acepCIOnes, AntIguo RégImen. TIene tanta razón en denommar
«teologla de reconqUista» a la hnea de pensamIento ecle~la~tIco domJ
nante en la España de Franco, como SI hubiera quendo denommar, dl~
parado en el absurdo, «teologm de la alllqmlaclOn» a la pohtlca eclL
~mstlca del Frente Popular en paz y en guerra Todo el montaje dl-
Bolado consl~te en proveer~e de la teologm de cruzada como coartada
para montar, en lo~ años agomco~ de Franco, una teologla pohtIca del
antIfranqUlsmo mlhtante Su dehOlClOn de la pohlica edesmstlca del
pre~ldente Anas Navarro como neogahcamsmo es artIficlO~a, debena
haberla exphcado como la pohtlca ecle.,m~tIca del franqUl'>mo en desa
cuerdo con Franco Las cosa~ fueron, en ese duro penodo de la IglesIa
y el E~tado en España, mucho ma~ grave~, mucho mas ~enas Mu~
prudentemente, al pnnClplO de su dl~ertaclOn, Alvarez Bolado pre~cm
de de la reflexlOn «teologlca» ~obre la lucha de clases, «que comIenza
a ~er otro tema nuclear de la rellexlOn contemporanea teologIco poh
lica» (Dzos v la cIudad, p 146, n) La funclOn de este teologo ma~ que
de hl.,tOl Jador, ha ~ldo de coordmador del hberaclOOlsmo en España,
y de cauce para el tra~plante -de sIgno radlcal- a Amenca de la teo
logIa pohtlca alemana Le veremo~ reaparecer, en poslclOn mas que
eqUivoca, en otras partes de este hbro

MÁS SOBRE EL INFLUJO DE LA TEOLOGIA EUROPEA:


DOCTRINA y ACTITUD DE BULTMANN A KUNG

El actual (1986) presidente de la CELAM, monseñor AntoOlo Quarra-


cmo, de firme pOSlClOn personal contra la marea hberaclOlllsta, ha
declarado a la revIsta española Palabra que «provIene de Europa la fun-
damentaclOn teologlca de la pohtlzaclOn del mensaje evangehco en algu-
nas zonas de Iberoamenca Incluso la denommada teologm de la hbe-
clon es deudora de Ideas y autores europeos» (Cfr Ya, Madnd, 27 de
dlclCmbre de 1985) Como se deduce de los epIgrafes antenores, cree-
mos smceramente que lo~ mfluJos marxIstas y la Teologla pohtlca a tra-
ves del conjunto Bloch Moltmann Rahner Metz, gracIas al trasplante efec
tuado por los JesUitas prohberaclOmstas españoles, forman la fuente
pnnclpal de mfluencla europea para la TeologIa de la hberaclOn lbero-
amencana, mantemda vIgente por el fuerte mfluJo doctrmal de los
centros JesUltlcoS de pt>nsamlento y aCClOn en el Nuevo Contmente y en
sus bases logIsÍlcas de Espoña y Norteamenca Este lIbro trata de
ofrecer un anahsls lnfonnatlvo, una smtesIS hlstonca y una Interpreta
Clon estrategIca, no desea plantear el problema de la lIberaclOn en un
plano preferentemente doctrmal, porque los propIos hberaclOlllstas se
han hartado de proclamar que su campo es la practIca, donde la doc-
trilla solamente actua como una lejana onentaclOn y un soporte mItIco
Pero con el fm de completar el cuadro de mfluenclas europeas en la TL,
convIene que aportemos aqm una pre~entaclOn de algunas de ellas que
aparecen claramente en los escntos hberaclOmstas mas mfluyentes y
conocIdos.
La desmitificación existencialista de Bultmann

El pcn"ador y teologo prote"tante Rudolf Bultmann (1884-1976) e"


uno dc lo" europeo" que ma" mfluyen en el pensamlcnto de Gu"tavo
Gutlerre.l y Leonardo Boff, como se ha reconocIdo -a vece" con me'\:-
pltcdble lcplObauon de lo" ltberaclOm"ta,,- en alguno" documento" ro-
mano" "obre cl problema AducImo", ademd" a Bultmdnn para corrobo-
rar la te"l" (defendIda por el teologo granadmo "eñor Martm Palma)
dc que el inflUjO protestante en la TL ha "Ido relevante y a veces "e
olVida de,,(\c cl campo de la cntIca catolIca, ver, por eJcmplo, el luml
00,,0 artIculo del teologo brasileño "eñOl Martm" Ten a en Nexo, que
Lomentaremo" despue" amplIamente en Otl a parte del libro Bultmann
dl"upulo de Hm nack, polemiZO vivamente con Karl Barth y otros gran
de" teologo" protestantes contemporaneos Se separo de la teologIa lI-
beral e hlstonclsta al creer que no concordaba con la dlmenslOn del
hombre moderno, determmada por Id nueva ciencia natural y antropo
loglca Propu"o la desmltlficaclOn mtegral de las exege"l" neote"tamen-
tana", con lo que a su vez quedaban de"mltIficadas la" cosmologla" de
la" que "e denvan aquellos mitos Bultmann se decldl a tnbutallo del
pensamiento eXlstenClahsta de Heidegger para sus mve"tIgaclOne" y ex
presIOnes teologIcas, y pIensa que la de"mltlficaclOn puede engranar bien
con una concepclOn del mundo enteramente moderna
La relaclOn eXIstencIal es un fundamento de la de'>mJtlficaclOn, aun
que eXI"te una dIferencIaclOn basIca entre la fe cnstIana y la compren-
slOn hlosofica de [a reahdad, entre el eXlstenClahsmo y el Nuevo Tes-
tamento «Pero al mismo tIempo la desmltologJZaclOn conduce a una
Idea de un 010" tra"cendente que se halla presente v actIVO en la hls-
tona» (FerrateI Mora)

La actitud rebelde de Schillebeeckx y Kúng

El domInICO holandes Edward SchIllebeeckx y el sacerdote SUIZO, pro-


fesor de Tubmga, Han" Kung, son dos Importantes teologos actuales
que se han hecho famoso'> en el mundo de la comumcauon mas que
por sus teSIS teo[ogIca" por sus actItude" heterodoxas, que les han va-
hdo sendos proceso" romanos Estos proce"os estallalon a fines de 1979,
poco tIempo de"pues de que el Papa Juan Pablo JI tomase el tlmon de
la IgleSia, y marcaron con suma clandad [a'" dlrectnce" de hrmeza y
ortodOXIa que alguno" han mtentado envolver con el "entldo peyoratIvo
del termmo re5tauraClOn SchIllebeeckx fue seguramente el promotor de
la oleada progresIsta que ha conmovido profundamente los Cimiento" de
la IgleSia catohca en Holanda -oleada hoy contemda y encauzada por
la" firme" deCISIOnes papales- y fue cofundador de la reVIsta progre-
sista Conc¡l¡um Se le llamo a Roma en proceso para responder de sus
opmlOnes "obre la dlvImdad de Cnsto, la fundaclOn de la IgleSIa y la
vlrgmldad de María (cfr El País, 13-XII-1979, p 29)
PCIO la po'>tcnOl actltud del domlmco holande~ ha ~Ido mucho ma'>
dl'>crcta que la del teologo SUIZO, cuyo proceso, abIerto hacIa 1975, llcgo
d ~cntencld en dIciembre de 1979 «El profe~or Han~ Kung ~e apal td
en ~u" e~Lllto" de la plemtud de la veI dad de la fe catohca En vista
de ello, no pucde con~ldcrar~e como teologo catohco m en~eñar como
tal» (clr El Pms, 19 XII 1979, P 26) Kung ~e nego a acudir d Roma para
~el juzgado ~1I1 conocel preVIamente las acusacIOne~ y el Tnbunal En
VIrtud del Concorddto lue pnvado de ~u catedra en Tubll1ga cuya Um-
ver~Iddd le hd mantel1ldo con otro status, pero fuera de la Facultad de
teologla catolIca
Un en Jambrc de cll1cuenta teologos españoles, la flor y nata del hbe-
raClOmsmo penll1sular, lanzo el 23 de diCIembre, en las pagll1as de El
Pms (e'>e ml'>mo año 1979) un gnto de rebeldla contra Romd por la decI-
~Ion sobre Kung Expresaron su sohdandad con el drama del teologo
~UlZO y ~u repulsa por los metodos de Roma Firmaron muchos jcsUltas
de la Umversldad PontIfiCIa de ComIlla'> (entre ellos Alvarez Bolado), del
In~tltuto Fe y Seculandad (entre ellos Gomcz Caftarena) V de la Fa-
cultad dc Granada (entre ellos Jose M CastIllo) Junto a ellos figuraban
lo~ nombres de Flonstan, GesteIra, MarCIano Vldal, Jase Mana DIez
Alegna Benjamll1 Forcano, JaVIer Plkaza (del que hablamos en un
turbIO a~unto teologlco refendo en otro lugar dc esta obra) y Evansto
Villar, todo~ ellos miembros de Importantes lI1stItucIOnes ecleslastlcas
Poco de~pue~, el 20 de enero de 1980, y en las mIsmas pagll1as de
El Pms (p 11), Hans Kung pubhcaba un largo trabaja con el titulo
«Por que sigo "Iendo catohco», en que venIa a deCIr que no era catohco,
porque hablaba en un sentldo segun el cual «pueden ser catohcos cler-
to~ teologo~ que se llaman protestantes o evangehcos» Y arremetIa, con
metodo ImpropIO de un teologo, contra la hlstona de la IgleSIa catohca
en una retahIla de lugares comunes expresados con sentldo totalmente
anacromco Despues, en el mIsmo medIO (11 de abn1 de 1980, p 27)
exphco que su cese en la Facultad se debIO a que los obiSpos alemanes
y ~u~ compañeros en la Facultad obedeCieron a Roma y prefineron la
~ohdandad con Roma a respaldarle, lo que le resultaba lI1comprensIble
ASI las cosas, Hans Kung arremetIO con saña, bIen poco teologlca y
netamente luterana, contra la IgleSIa catohca, contra el cardenal Rat-
zll1gel y contra el Papa Juan Pablo II, en una sene de tres artlculos
larguI"Imos y panfletanos que pubhco lI1tegramente una sene de peno-
dICOS progresistas y antlcatohcos, entre ello" El Pals, en España, a par-
tir del 4 de octubre de 1985 Nunca tamaña cantldad de resentImIento
se habla vertido en tan farragosos alegatos «Joseph Ratzll1ger tiene
mIedo», dIce el rebelde contra el lI1trepldo cardenal de la Fe, a qUIen
compara con el Gran InqUiSIdor de DostOlevskI Habla de una nueva In-
qUlslcIOn en que «no se quema a nadIe, pero se le amqUlla pSIqUlca y
profeSIOnalmente» Apoya flagrantemente a la teologIa Iberoamencana de
la hberacIOn, y vanas veces Echa en cara a la IgleSIa todo~ los errores
de su hlstona, como SI la IgleSIa estuviera compuesta de angeles Se
atreve a condenar «al representante de una lI1stltucIOn que esta Invo-
lucrada todavIa hoy en uno de los mayores escandalas finanCIeros, Junto
con maqull1acIOnes de la MafIa» Entre gozosas cancaturas Irreverentes
del dIano prosovIétlco español, cntIca a Ratzmger por su papahsmo y
"U manamsmo, y dIce que los reglmenes totahtanos comumstas son se
guramente mas aceptables para la IglesIa que las democracIas occIden-
tales, SI tuvIera en ellos un poco de hbertad Acusa a Juan Pablo II de
frenar el mOVImIento concIlIar de la IglesIa y de hacer «una polItIca
muy actIva respecto de Amenca Central y Latma, en perfecta consonan-
CIa con la Casa Blanca», lo que contradIce su afirmaclOn antenor gro-
seramente Cree que la Cuna perpetra ataques dIrectos a las grandes
Ordenes rehgIOsas, mIentras fomenta al Opus Del, «orgamzacIOn secre-
ta española» Ataca dIrectamente al Papa «Este Papa, con frecuencIa no
cura las hendas, smo que pone sal en ellas» Protesta por el sIlencIa-
mIento de Boff En fm, mcurre en la grosena y en la agresIOn mas
lamentable contra Roma Es eVIdente que Roma tIene toda la razon ya
no e~ un teologo catolIco
ABe, de Madnd (4 X 1985), cahfico al alegato de Kung como artIculo
11110lerable El DIana del ObISPO SebastIan (Ya, 9 de octubre, p 9) de-
dICO a e~a ~arta de dIslates un comprensIvo edItorIal, del que solo
puede pensarse que sus autores no hablan leIdo el trabajO de Kung.
El emmente teologo Hans Urs van Balthasar publIco en Avvenzre (15 de
octubre de 1985) una lummosa replIca al descarnado teologo SUIZO, en
que dIce que m el m Botf son ya cnstlanos, porque para Boff «Cnsto
no fue ma~ que un predIcador que fracaso, que VIVlO sobre la cruz la
derrota de su proyecto ~ocIOpohtICO y que fue dlvmlzado por sus dISCI
pulas de~pue~ de su PasIOn» Y para Kung, «Cnsto no es mas que un
profeta y se trata solo de establecer SI fue mas grande o no que Buda o
Mahoma», lo que ha provocado el entusIasmo del energumeno JomemI, al
mvItar al Iran al rebelde Von Balthasar cree que es Kung, y no Ratzm-
ger, qUIen ataca al ConCIlIo, y defiende con lUCIda nobleza al cardenal
aleman frente a la re~onante rabIeta luterana de Kung, cuyas actItudes
rebeldes, mas que cuya doctnna cua~Iprotestante, han sIdo desde hace
año~ modelo para ca~I todos los teologos de la IIberacIOn

ALEMANIA COMO CENTRO IDEOLOGICO V FINANCIERO


DE LOS MOVIMIENTOS L1BERACIONISTAS

La TeologIa pohtIca nauo en Alemama durante el postconcIlIO como


una reflexlOn cn~tIana con aproxlmaclOn al marXIsmo humamsta y como
un alIvIadero para el complejo aleman de culpabIlIdad por el colabora-
uomsmo de lo~ (n~tIanos y las IglesIas alemanas con el reglmen de Adol
lo HItler Moltmann lo confie~a paladmamente «La expenencIa a partIr
de la cual hacen hoy teologIa muchos teologos evangelIcos en Alemam a
es la expenenCIa de la reSIstencIa y de la IglesIa confesante baJO HItler
La fecha de la que muchos parten es la confeslOn de culpas de nuestra
Iglesia en Stuttgdrt en 1945» (Cfr DIOS V la CIudad, p 23) Un mfon:n e
reservado que en adelante deSIgnaremos como DK, y que nos fue en-
VIado desde Bonn el 25 de mayo de 1985, detalla algunos puntos Impor
tante~ del centro de apoyo j¡berauom~ta que se ha Ido formando desde
el po~tconCIho en Alemama, mlentra~ los teologos Iberoamencanos y
e~pañoles de la hberacIOn se formaban en e! hogar teologlco aleman, o
en otro~ europeos muy mflUIdos por el pensamIento teologlco de Alema-
ma, cuya reperCU~IOn en los mOVImIentos hberaclOmstas acabamos de
esbozar en el eplgrafe antenor
«De~de aqUI -dlCe e~e mforme, p 1- e~ donde se esta financIando
mucho de 10 que e~ta aconteCIendo en torno a la teologla de la hberaclOn
en toda Amenca Latma y qUIzas en todo el mundo» InsIste el mforme
en la IgnorancIa ca~I total sobre los problemas de Iberoamenca en Ale-
mama, donde con cuatro Idea~ generale~ y sm conOCImIento del terreno,
muchos pontIfican ~obre la ~ltuacIOn de Iberoaménca Destaca el mfor-
me la~ coneXlOne~ bra~¡jeñas con Alemama en los mOVimientos hbera-
cIOmsta~, graCIas al ongen aleman de muchos catohcos y ec1eSIastlcoS
de Bra~¡j, como 10<., cardenale~ Arn~ y Lor~chelder, defensores de la hbe-
raCIOn Uno de lo~ centros alemane~ ma~ actlvo~ en favor del hbera-
ClOmsmo e~ el de Munster Lo~ «catohco~ de abaJO», es deCIr, los mOVI-
mIentos cnstlanos de base, e~tan apoyado~ por mtelectuales como el
e~cntor Hemnch Bohl (q e p d) y cooperan abIertamente con los mar-
XIstas Lo~ dlngentes del mOVImIento hberacIOmsta, acompañados mu-
chas vece~ por te~tIgo~ del «Catohclsmo opnmldo», VIajan contmua-
mente a Alemama, donde los centro~ de apoyo les orgamzan toda clase
de actIVIdades, con gran resonanCIa en los medIOS Hace poco estu-
vieron en Alemama el mcaragucn~e Unel Molma, la guernllera guate-
malteca Juha EsqUIvel y un JeSUIta de la Umversldad ~alvadoreña en
vIaje de propaganda, y el penodlco de! arzobI~pado de Coloma se sumó
a la propaganda Cuando lo~ cardenale~ braSIleños apoyaron a Boff en
~u pleIto con Roma, la~ cadena~ alemana~ de TelevlslOn le~ dIeron muy
ampha cobertura, que no concedIeron en cambIO al cardenal de Nicara-
gua, mon~eñor Obando, enteramente fIel a la Santa Sede en el problema
de la hberaclOn La «KNA», agenCIa de notICIas catohca, favorece al
hberaclOmsmo, por ejemplo su Joven corresponsal Ralmund Allebrand,
que dedICO vanos años al traba la de comumdades de base en España
La~ tundacIOnes «Miserear» y «Advemat», del EpI~copado aleman, cola-
boran contmuamente en apoyo a los movimientos hberaClOmstas de
Aménca, graCIaS a «Advemat» se pudo orgamzar en El Escona!, en 1972,
el lanzamiento mundIal de la teologla de la hberacIOn Monseñor Her-
kenrath, dIrector de «MI~ereor», acuso a la IgleSIa de España, en una
reCIente mtervenclOn, de haber bautIzado, pero no evangehzado en Amé-
nca, y ~e atrevIO a ahrmar que la conducta del Papa con la teologla de
la hberacIOn se debe «a que e~ta asesorado por Ronald Reagan» (Infor-
me DK, p 5) Dentro de «MIsereor», lo~ padre~ Wuboldt y Krauskopf
estan comprometldo~ a fondo con lo~ hberacIOmstas Como otras orga-
llIzacIOnes, entre ellas «Pax ChnstI» y (<JustICIa y Paz» Hay en Bonn un
grupo franCIscano muy comprometIdo con el hberacIOmsmo, entre ellos
de~taca fray Andrea~ Muller, Junto al padre Vmzenz Muller VISItO NI-
caragua y estableclO contacto con muchas fuentes, pero con exclusIOo
del arzobISpo Obando y Bravo El panorama de conjunto sobre la hbe-
raCIOn en Alemama es desolador Solo el cardenal Ratzmger -en ~u
etapa alemana y ahora en Roma-, el ObISPO de Fulda, monseñor Dyba,
el cardenal Holtncr el prolc'>or Splecker, de la Unl\er'>lddd dc (;'>"
bruck, el pi 01c'>01 PkI!, en la de Bdmberg, y el JC~U1ta Slevcrl1lch hgUl dll
entrc lo'> dlllgLlllc'> LdtollLo~ quc cxponcn con ~encdad cntlLas plolul1
da" d! II!XldUOld"1Il0, Junto a olio'> lI1telcctualc~ como el plofe'>ol An
ton RdU"LhLl ~ J liL Id lJl1lvcr'>lddd de Aug,>burgo, v el doctor Lothal
Roo'>, dL Id Llll\Lhlddd de Bonn E~te bnllantc conJunto de nombll'>
parceL 1ll11\ Ill"ll IllLillL dI JutOI del II1lorme quc vemmo'> ~"Xtractdndo
pcro ¡quc dll Id d~> Id Igle'>la de E'>pañd, donde tuerd de la actItud deu
dlda ~IL uno'> jJlkO'> jJIL1ddo,> cI mundo II1tcIeetual calo]¡lo VIVC dleno J
entlcgddo etl IIllLI lLIOn¡,>mo "111 formar contra cl un !Jente COhC'>IO
nado'
E"te bIL\L djJUlllL '>OblC e; apoyo al hberaLlonJ'>mo en Alemal1la
con Id clell e' eOOjJLl elLlon de la~ 1unddclOnes epl~copale~, e~ un ..:xcelcntl
complclllLlllu etl L<'\UdlO '>obre Id lIllJucnCla teonca de la teologla plOgll
'>I~ta cn QI dn pell te dlernana, re~pecto a la teologla de la hbcl auon
y ]U"tilICel IlUl'>ll 1 'de.\ de que e"Xhte cn Alemama uno de lo'> tle'>
grandc'> centt u'> ndllonale~ de apoyo al hberaclOnbmo Lo~ otros do'> '>on
como vel eIllO,> el Lle E<,paña V el de los E'>tddo~ UnIdos

EL DIALOGO CRISTIANO-MARXISTA

El ejemplo per~onal del sale~Iano Gmhano Glrardl, precursor del


hberaclOmsmo, J!u~tra bIen sobre lo~ efectos reale~ del dIalogo entre cn~
tlano~ y marxlsta~, populanzado desde el penodo del Papa Juan XXIII
y que no ~e ha traducido en una aproxlmaclOn de lo~ marxI~tas :tI cn~
tIam~mo, ~1ll0 en una cdlda general de los cn~tlano~ dlalogante~ en el
marXI~mo Gtrardl mIelO ~u~ contactos con el mdrXI~mo en 'ientldo cn
tICO, ha~ta convertlr'>e, a trave~ de una a~unuon del pre<,unto humaI1l~
mo marxI~ta, en apo~tol del marXIsmo mJ!rtante y predIcador del hbe-
raClOl1l~mO marXIsta ma~ radIcal La mayona de lo~ mOVImIento'> que
pnmero ~e llamaron protetlcos y luego hberaclOm~tas ~e mlClaron baJO
el prete"Xto del dIalogo, que le~ condUjO a la mlhtanCla marxI~ta per~o­
nal v colectIva Porque era el dIalogo entre una fe vacIlante e msegura,
dudosa de ~u IdentIdad, la te cn~tlana, y la fe marxlstd, VIgorosa y con
voluntad de vencer, y con '>entldo del futuro, pese a la mnegable cn~ls
del movlmrento marXIsta como un todo evolutIVO y ullltano
Toda la hI~tona del hberaclOllIsmo es la hlstona de ese frustrado
dIalogo Pero en e~te trabajO atendemo~ preferentemente a la drmen~lOn
hlspalllca del hberaclOllI~mo y por tanto vamos a subrayar, en este
epIgrafe, alguno~ ca~os flagrantes del dIalogo entre cnstIanos y marXIS-
tas en la E~paña contemporanea Dejaremos para otros caprtulo~ el caso
-detonante y decI~lvo- del eqmpo de dralogo cn~tJano marxIsta montd
do a fme~ de lo'> año~ ~e~enta por los Jesmtas progres151a5 españoles del
grupo rebelde «Fe y Seculandad», y el dIalogo aberrante de lo~ cnstIa-
no~ con lo~ marxl~ta~ en ChIle EstudIaremos ahora los sIgmentes eJem-
plos e~pañoles
El precursor: José Bergamín con «Cruz y Raya»

Jo'>e Bcrgamm, pohtlCO y Jun'>ta, poeta y en'>aYI'>ta cn'>tlano, mUllO


a fInc'> de ago'>to dc 1983 en San -"eba'>tlan y fue entcrrado con Llna
bandera Vd'>Cd entr e lo'> de'>me'>urados elogIO'> de todd Id IZqUlCI da \ h
extrema l¿qUlCI da e'>pañola (vcr El Pazs, 30 VIII 1938 P 20) Habld
escnto poco ante'> "y no qUIsiera monrme aqUl ) ahora, para no dalle
a mis hue'>o'> tierra española» Durante la '>egunda Repubhca fundo la
reVI'>ta Cruz \ Rava, quc VIVIO entre 1933 v 1936, como '>Igno dcl d I'>tla-
msmo de IzqUlcrdds y progre.'>lsta en aquella E<;paña dc per'>ecuclOn y
de cruzada Alh E Imaz hana una mtere'>ante aprO"lmauon al mal 'J'>mo
(Cruz v Raw, antologIa, Madnd, «Turner», 1974, p 144) V el propIO
Bergamm exalto di parm'>o cultural de la URSS en su elogIO al '>I'>tcma
de congreso'> Internauonales de la cultura, que eran porta\oce'> de la
propaganda c'>tahmana en los años treinta (lbld, P 408) De ahl a la
colaboraclOn de'>carada con el comunIsmo estahnIano no habla ma'> que
un paso, y Bergamm lo dIO en la guerra CIVIl e'>pañola Su repugnante
prologo al hbro de Max RIeger, EspLOna¡e en E.'> pana, editado en 1938
por la Edltonal comumsta "Umdad» en Barcelona, Ju<;tlITcaba (p 8) l:1
persecuclOn marxI'>ta contra la Iglesia martlr de España «Aquella hu-
mareda de un ccntenar de templos mcendlado'>, aca,>o muchos por la
mIsma provocauon facclO'>a, y las muertes de muchos rehglO'>o'> que no
fueron, Sin embargo vIctimas del cumplimiento de su fe cdtolica, "InO
ma'> bien del hecho de no haberla cumphdo, ti alclOnando, o por SI ml'>-
mo'> o por la cllmmal Irre,>pon,>abIhdad de su JerarqUla, sus meludl
bies deberc'> ciudadano'> »Y luego arremcte, d~ acuerdo con las con'>H';-
nas de Stahn, contra 10<; pobres trotskIsta'> e'>pañole'>, acosado'> por lo,>
comumsta'> e'>talil1lano..'> No pudo caer ma'> baJo el presunto dIalogo, no
puede re'>ultar ma,> contundente el ejemplo, que ha '>Ido segUIdo des-
pues, de forma mcrelble, por cnstIanos como Ennque MIret Magdalena,
que precI'>amentc '>Iendo muy Joven defendla durante la Repubhca PI'>-
tola en mano la IglesIa de San Jerommo el Real en Madnd y luego se
atrevlO, en lo'> año'> ochenta, a atnbUlr el asesmato del ObI'>PO de Bar-
celona, mon'>enor II ullta, durante la guerra CIVil, a que el prelado fo-
mentaba la uI'>todla de al mas en la<; Igle<;Ias de '>u dIOcesIs, lo cual, ade-
mas de una cdlumma, es una estupIdez (Te<;tlmonlO<; famIhar y per,>onal
del autor) El '>cñor MIret cnstIano marxista, e'> un compañero de VIaje
del comum'>mo e'>pañol dentro de las filas del socIalismo durante la
tranSlCIOn

El caso de Alfonso Carlos Comín

Alfon'>o Ca¡ lo'> Comm, promotor mdrXI'>ta y comumsta del mOvmllento


Cnstlano'> pOI el SOClahsmo en España de'>de su trasplante chIleno en
1973, procede, como '>u propIO nombre indica, de una famIlia acendra
damente catohca de sImpatIaS carhstas, a nmguna otra se le ocurnna
poner a ~u hlJo ~emeJantl nombl c Comlll '>c adentlo en el dialogo ~on
Ll man:l~mo a trave~ de la Idcntlhcauon con el progle~l~mo cn~tIano
elL Emmanuel Moumcl y Id 1 C\ I'>td E"Pf11 tan concctadd con Cruz \
RU\a Pdld Comm, Moumu tUl. el plOnclO del dialogo que con'>l'>tc
Ln «dfrontamlento leal del mal ',,'>mo dc'>dc la pcr'>pectlva cn~tldna
Intcnto dc aploxllnaclOn a dl\ CI ~o'> a'>peUo:'> dcl '>ocla]¡~mo clentlfico
Rcconounllcnto del mctodo mdl ,(I'>td como rundamental para cl ana
11'>1" hl"tonco Imuo del dldlogo que dceptd veldade" en la otla palte »
(IntroducclOn a Emmanucl Moumel Ob¡a" 1 p \.1\Il) Pero Comm que
dL'>cnbe tdn certeramente '>u plOpla c\oluuon emplende '>uce~lvamente
Otl el'> do'> ctdpa~ el «dlalogo u l"tlelnO-marxl~td e~tllcto» tal v como ~e
le cntH_nde de"pue" del ConulIo con cntellO" lll'>tltuClOna!es de ~onvel
genua, y militanCia abiertamente mdl ,(I"ta de lo~ ClI~tlanO" que preten
den «la remtelpletduon ele '>u fe de"de la opclOn "ocldli'>ta ,,,umlda»
(lb Id) Comm muerto dun ]0\ en tI a'> peno"a enfcrmedad, ha sIdo uno
de lo~ apo~tole~ manl~ta~ elel dialogo en E~pana del dIalogo desde la
entrega total al mar'(I~1110 ma'> radical El autor de e~te libro hablo, cn
momentos dral11atlCos, vand'> vece~ con Comm en un plano humam~ta
de cOl11prenSlOn mutua, pero no con'>lgulO avenguar lama'> como expII
caba Comm, de~de el mal '(I~mo '>u te catolIca o mejor cn~tlana apa
rentemente smcera, basadd tal \ ez en un sentimIento de ralce'> porque
'>u autentica fe era como pudo comprobdr el autor el malxl~mo

Joaqum Ruiz Gimenez y «Cuadernos para el dialogo»

La amable v completa hgura del plO[e"or Joaqum Rmz Jlmenez de


mocn"tlano de Izqmerdas, cuya trayectOlla polItlca ha dIscurrido de~de
un Mlm" teno con el general FI anco en lo" año" cmcuen ta, ha" ta el ~argo
de DefensOI del Pueblo con lo~ "oclalIstas de~pues de su vlctona :n
1982 pa~ando por un tremendo ele"calablO elcctoral baJo la etIqueta de
mocn"tlana en 1977, reqUlele un e"tucho prolundo que haremo", con toda
~ll1cendad y respeto, en nue"tlu proyectado libro ~obl e la Igle'>la espa
ñola durante la tranSlClOn amplIa Pero el plote"ol Rmz Jllnenez, hIJO
de acnsolada familia liberal, apertun"ta smcelo \ fru"trado dmante el
leglmen del general Franco, no ha ~egmdo '>olamente "u propia trayec
tona smo que ha "lelO declaradamente mterprete en España de una"
dlrectnce~ pobtlca" romana" que configuraron durante una etapa deCl
~Iva, el hOllzonte pobtlco de la I¡:!le"la e'>panola En el ambiente del
dialogo conubar, Rmz Jlmenez fundo Cuaderno:, para el dialogo (gra
Cla" a la liberal toleranCia de "u antiguo colaboradol en el Mml'>teno
de EducaclOn, Manuel Fraga Inbarne) en octubre de 1963 entl e profun
da~ retIcenCia" y recelo" del Regl\l1en Su "ecretano de redacclOn era
el "oClab~ta humamsta Pedlo Altares, que por su ~entldo cntlco no ha
e~calado pue~to'> en la ]erarqma del PSOE Su confeCCIOnador era Juan
LUI~ Cebnan, un notable penodl~ta entonces en la orblta del Movl
miento y luego, durante la tlan"lclOn, director pnmero de los serVICIOS
m[ormatlvo" de la TelevlslOn franqm"ta y luego del dIana El PalS, que
paso de una aparente poslclOn de centro a una profeslOn como porta
voz de la IzqUIerda, sm exclUIr el caracter de dIano gubernamental bajo
el !>oClah~mo y la defen~a, ma~ que ocasIOnal, de los mtereses SovIetlCos
Como ha recordado en mteresante reportaje la revIsta CambIO 16 re-
CIentemente (n o 710, 8 VII 1985, P 38 Y ss). el dzalogo patrocmado por
el prole~or RUlz GImenez ha sIdo, en reahdad, el cauce para el fomento
del ~oClalI,>mo \ para la rem~erCIOn del marXIsmo en la socIedad poh-
tICa espanola de la tranSlCIOn AIguno~ dISCIpulos V colaboradores de
RUlz GImenez, como lo~ protesores Alzaga y Tu~ell, o el dIplomatIco
Ruperez, ~e han mantemdo en posIcIOnes democnstIanas de centro, pero
la gr¿m mayona han formado toda una Importante ala del sOClahsmo
e~pañol, ~m exclUIr las pO~IcIOnes marxIstas de hecho (caso de los mI-
m~tI o~ de EducacIOn, Jose Mana Maravall, y de JustIcIa, Fernando
Lede~ma). o ~e han almeado en posIcIOne~ mas radIcales, como la coah-
Clan separatl~ta Hern Bata~una (MIguel Castells) y las actItudes comu-
m~ta~ o proxnna~ (Juan Mana Bandres, Juhan Anza, Jase MarIa Mohe-
dano Snnon Sanchez Montero, etc) El anahsIs de la revIsta Cuadernos
para el dwlogo, que ~e sale del marco de este lIbro, sena aleccIOnador
para dehmr la entIdad V el alcance de tal dIalogo, y la propIa trayecto-
na del profesOl RUIZ GImenez es el mejor mdIcIO

LA TEOLOGIA DE LA lIBERACION ES MARXI5TA

La clave para el desenma~caramIento de la teologIa de la lIberacIOn


e~ demo~trar su marXIsmo consustancIal Los otros dos mOVImIentos
hberacIOm~tas, comumdades de base/ IgleSIa Popular y CrIstIanos por
el SOCIalIsmo ~on absolutamente marXIstas segun confesIOn propIa, en
e~te lIbro hay numeIosas pruebas de esa confesIOn, como veremos en el
ca~o de Cn~tIanos por el SocIahsmo en ChIle y en España, como la OPI-
mon publIca mundIal ha temdo mnumerables ocaSIOnes de comprobar
en el caso de la IgleSIa Popular de NIcaragua, desembocadura 10glCa
del movImIento comumdades de base cuando esta captado por los mar-
xIstas En cambIO los teologos de la hberacIOn suelen rehUIr la calIfI-
caCIOn de marxI~tas MedIante vanos efugIOS Pnmero, alegan que no
hay una, ~mo vanas teologIas de la lIberacIOn, y la cntIcada por el Inter-
locutor en cada momento (y sIempre cuando se trata del VatIcano),
re~ulta que no es la que asume el teologo «dIalogante», smo la que se
mventan el mterlocutor CrItICO y el VatIcano Acosados a razones, alegan
que pueden a~umIr el marXIsmo como anahsIs de la socIedad, pero de
nmguna manera como doctrIna con~tItuyente de su teologIa Eso dIcen,
pero hacen lo contrano, como vamo~ a ver mmedIatamente Como prue-
ba e'>cogeremos los hbros prInCIpales, reconocIdos como tales por todo
LI mundo, de los dos teologos de hberaclOn que son cabeza de su res-
pectIva generacIOn Gustavo Gutlerrez para la prImera, Leonardo Boff
para la segunda Porque los tealagos de la hberaCIOn han ImItado tam-
bIen del marXIsmo uno de los recursos marXIstas mas comunes: el
uso de un nuevo lenguaje que constItuye por SI mIsmo una trampa
mortal para el dIalogante que, al admItIr el lenguaje, admIte tamblen
!>Ill ddl!>e cuenta, la!> categonas marxIsta!> Otro de lo'> I ecovecos c1asl
co!> ya de lo!> hberaClOl1l!>tas es, como declmo!>, que no hay una !>ola
teologld de la IIberaclOn, SIllO vanas Pues bIen, no aceptamo!> el soh!>
ma Puede que haya vanas cornentes personah!>ta!> dentro del lIbera
ClOl1l!>mo, pero teologla!> de la hberaclOn, en ngor, !>olo eXI!>ten dos La
ortodoxa, que nace del mensaje hberador del EvangelIo (hberaclOn del
pecado, no preCl'>amente del Impenahsmo norteamencano) Illterpreta
do por el magl!>teno de la IgleSIa, y la marxI!>ta, que agrupa al menos
genencamente a toda!> e!>as cornentes con pretl-n!>lOn de escuelas y
que no !>on mas que vanaclOne!> a cargo de lo!> dlver!>o!> mterpretes
o vedettes del movImIento La pIedra de toque para dl!>tmgUlrla'> es ~I
acuerdo con el magl!>teno de la IgleSIa, el acuerdo leal, no el fabo, por-
que, como veremo!> ahora mIsmo, los teologos de la hberaclOn :::aen,
de ve7 en cuando, en la mentIra y el Juego !>UCIO ma!> patente

la confesión marxista de Giulio Girardi

Pero ante!> de centrarnos en las tesl'> marxIstas de lo'> do!> cabeza!>


de gcneraclOn o de !>ene para la teologla de la hberaclOn, debemo!> re
cakar el marxl!>mo constItutIvo del teologo a qUIen vel1lmos llamando
una!> veces precursor, otras fundador, otra!> padre del mOVImIento, por
que lo c'> No!> rcfenmo'> a GlUho Glrardl
Yd le hemo!> \1'>10 '>embrar el hberaClOll1!>mo en E!>paña con !>u con-
fu encJa celebre de fine'> de 1969 en la Ul1lver!>ldad de los le!>Ultas en
Deu':>to, BIlbao Pero todo queda mucho ma!> defil1ltIvamente claro en
el explo!>lvo hblo de Glrardl Fe crzstzana v l11aterzallsmo hlstOrzCO, edl-
lddo por «Slgueme», Salamanca, 1978 E!>ta'> !>on !>us tesIs pnnClpales
1 «Lo!> cn!>tlanos revoluclOnano!> no !>e acercan ya al marxI!>mo por
motIvos fundamentalmente pastorale!> o rehglOso!>, smo por motIvos po-
htICOS, !>e acercan a el, en pnmer lugar, no va como a un atel!>mo, !>mo
como a una teona de la I evolucIOn Para ello'> el marxl!>mo no es ya
la pO'>IClOn del otro que hay que estudIar con !>lmpatIa, smo que forma
pal te de su ml!>ma pO!>lclOn No se trata para ello,> de enfrentdr al cn!>
tlaD1!>mo con el marxIsmo de lo!> otros !>mo de enh entar !>u marxIsmo
con '>u cn!>tIal1l!>mo» (p 19)
2 «Un gran numclo de lo!> cn!>tIano'> que !>e comprometen en !>entl
do I evoluclonallO acaban abandonando la IgleSIa V la fe» (p 27)
3 «En el plano practICO, numeroso'> marxl'>ta!> han acogIdo la!> nue
\ a!> pO'>lblhdade!> que e!>te cambIO del mundo cllstmno oírece al por-
vemr de la revoluuon al hacer pO!>lble pala dio!> una ahan7a con lo!>
cnstlano!> que no sera \a solamente tactlca, S 1110, segun la expreslOn de
Fldel Castro, estrateglw» (p 45)
4 «La rcflexlOn a la luz del matenah'>mo hl!>tonco puede conver-
t 11 '>te en lugar íundamental de la creatIvIdad cnstIana» (p 100) E!> deCIr,
quc Id pi aXI!> y la teona o teologIa de la hberduon nacen tamblen del
mdl '(J!>mo como íuente
Con e!>tas preml'>a'>, el precursor de la tea logIa de la hberaclOn la
lLime a~l, de forma revcladora «A'>I pue~, la teologla de la hberaclOn
qUIere '>er un mtento de elaborar teoncamente esta expenencIa de~­
Loncertante, con toda ~u carga de ruptUla y de fidelidad No es un
Illtento de re~pue~ta cn'>tlana a lo~ problema~ politICo~, smo de respues-
ta a lo~ problema~ religlO~o~ que nacen de la~ nuevas opclOnes poh-
tlca~ No e~ una rellexlOn ~ector lal ~obl e el problema de la revoluclOn,
~mo el mtento de I eplantL<u cl conjunto de lo~ problemas de fe dentro
de una per'>pectiva revoluuonana POI con~lgUlente, no es un nuevo
capitulo de la teologla, '>mo una nueva teologla '>m ma'> No puede dele-
gar sc cn manos de lo~ e'>peuah~ta~, ~mo que tiene que ser una crea-
uon colectIva de la comul1ldad militante No e'> el acce'>o a una nueva
01 todoxla, aunque ~ea la revoluclonana, "mo una bu~queda permanente
dc Id lIbertad, que e~ la cultura revoluclOnana» (p 146 Y ~s) La lIbertad
dc lo'> movlmlcnto~ hbel adore~ ya Id conocemo~ e~ la lIbertad de Cuba
v de NICaragua, la lIbertad de la URSS y ~u~ ~atehte~ Como certera-
mente mdlca MKhael Novak, nadie habla de teologla de hberaclOn en
Lrtual1la o Hungna O como comento el cardenal Rossl durante un vIaje
por Amenca, la lIbertad de la teologla de la hberaclOn es la lIbertad de
la~ alambrada~ y lo~ campo'> de concentraclOn
5 La ultIma tesl~ de Gil ardl <,uena a ~Imple bla~femIa «A esta
\ ISIon cla~l~ta de la HI~tona con e'>ponde und vI",lon claSIsta de DIOS
El DIO~ que fundamenta la concreuon esplrztllallsta de la HI~tona se
revela efectivamente como el DIO~ de la~ da~e~ dommantes, monarca
ab~oluto que concede <,u~ done'> '>egun ~u beneplaClto, que e~pera de sus
<,ubdlto<, una ~umlSlOn cIega, que ejerce <,obre ello~ el derecho de VIda
v de muerte, de ~alvaclOn V de condenauon (p 146) A~I define el funda-
dor de la teologla de la lIberauon al DIO~ de ~an Agu~tm, y de ~anto
Toma~, V de IgnacIO de Loyola y de TCI c~a de Je~u~, y de Antol1lo Mana
Ciaret y de Ro~a de Llmd Lomo una c'>peue de Moloch ~angumano y
ulbItrallo

Las tesis marxistas de Gustavo Gutiérrez

Gu'>tavo GutIerrez e~ el pddl e pnnupal de la teologla de la lIberaCIón,


Lon ~u libro de 1971 1972 quc ~e tltuld preusamente aSI, Teologza de la
lzberaclOn, perspectIvas, dcl que LIto por la declma edlclOn, Salamanca,
"Slgueme», 1984 E~, como dlJlmo~ un ~aLerdote mdlO peruano, naCIdo
en 1928, 101 mado en Europa y dIrectIvo de la revIsta «progre~lsta» Con-
cll1ll11l Su celeble lIbro, que e" un tratado de antropologm sOClOpohtica
marxI~ta, con una supere~tructura blblIca y teologlCa msostel1lble, que
~uena por todas parte~ a pretexto, ~e abre (p 21) con una cIta del ldeo-
logo marxlsta-lel1ll1l~ta Antol1lo GI am~CI, ~u pnmera te'il~ es que «el mar-
\1~mO, como marco tormal de todo pcn~amlento fIlo~ofico de hoy, no e~
'>uperable», tesIs de Sartre con la que ~e Identlhca Gutlerrez (p 32)
Pre'ienta al teologo como mtelcctual 01 gal1lco en ~entldo gramscmno (pa
gma 37), e~ deCIr, como mfiltrddor del marxI~mo en la ~ocledad, Teco
noce que la mterpretaclOn del E\angcllO ha de ~er pohtlca (p 38) Pro
pone como objetivo hnal la souedad ~oC1ah"ta «Umcamente una qUle
~ra l<ldKetl del plc'>enee e.,tddo de Lo'>a." dnd t1an.,tormaclon plolund t
el .,I.,temel de pI upleddd, el acce~o al poder de la c1a~e explotadd, Únd
revoluLlon "'uudl que rompa Lon e~a dependencia puede permitIr el p~~o
a unel \oLlu.ldd dl\tInt<l, a una '>oCledad '>oclah~ta En esta per~pectIva
hablen dc UI1 pIOU:"'U de IIbel aClOn comienza a parecer ma'> adecuddo \
l1la., IllO cl1 conlcllldo humdno Lzberauol1 eApre~d, en efecto, el melu
~Ibk I1Hln,cl1,O clc Illplura que e'> aJeflO al U\O cornente del termmo
CS({¡, olio» (p 52) Cita e1oglO...amente al marxIsta Marcu'>e en la pagl
nd 5) \ \1 10 1-:'>IUI1 dblU td de marXI\mo en la'> pagma~ 5758 «Mar" Ira
~On.,tl u\ endo un conOCImiento LlenllhLo de Id verdad hl'>tonLa Mal '(
orJc\ CdtelIOI la'" qlle pe! mlten la e1dbOl aClOn de una LlenCla de la hl.,
tona Tal ed abc I tel e"'d LlenLla contllbu\ e d que el hombre de un
Pa.,o l11el'> el1 Id '>l ndd del conOCimiento cntlco al hacerlo mas consClen
te de lo... umdlClondmlento~ ~ouoeconomlco~ de ... u~ creaclOne~ Ideolo
rIca'> \ por tanto l1ld\ hbre y luudo trente a ella~ Pero al ml~mo tIempu
e permite -"'1 ...e deja dtra~ toda mterpretaclOn dogmatIca v meLalll
~I~ta de Id hl~tond- un mayor dommlO V raclOnahdad de ~u mlc'dtlva
IstonLa, IlllL.atlvd que debe a~egurar el paso del modo de producclOll
capItalI\ta al modo de producclOn socialista, e~ deCir, que cst,bleudo
el souah ... mo, el hombre pueda comenzar a VIVir hbre y humanamente»
El ~aLPrdote penodl~ta Jose LlIls Martm De~calzo, funoso al haber
:iuedddo en eVIdencia por lo~ trabaJo~ del autor de este hbro en el dlano
Be, donde ~e dntlClpaban e~ta~ Citas, arremetlO contra el y le acuso
~e mampular, terglver~ar y mutilar lo'> te'(to~ de Gustavo Gutlerrez
ntonces el autor de e~te hbro rephco al senor Martm Descalzo que
Señala~e una ~ola mutIlaclOn, una sola tergIVer~aclOn o una ~ola mam
PUlauon y que ~I no lo haCia quedaba pubhcamente por mentlro~o El
señOl Martm De~calzo, naturalmente, callo V otorgo Pero slgamo~ :::on
~l analI~ls del lIbro de Gu~tavo Gutlerrez, al que eVidentemente «teo-
ugo~» como Martm Descalzo no han leido
Se apunta Gutlerrez, en la pagma 122, a la~ tesl~ de Rosa Lu"em
burgo, Lenm y BU]aIm ~obre el Impenah'>mo y el Lolomahsmo (aunque
1)ada dIce en contra del Impenahsmo sovletlCo, nacido de tales teonas),
y afü ma en la pagma 125 que el desarrollo autonomo latmoamencano es
Invldble dentro del ~Istema occidental, clama pOI la hberaclOn de la
()pre~lOn eJercida en el Contmente por los Estado~ Umdos de Amenca
(p 126) Reconoce que la bandera de la hberaLlon latmoamencana tIene
Signo "oClaj¡~ta (p 129), exalta <da figura ~enera de Jose CarIo~ Mana-
tegUl» , el marxI~ta peruano (p 129), CIta como apoyo de sus tesIs a
:Pldel Castro (p 131), msta al «compromiso con lo~ grupo~ pohtlcas
revoluClonanos» (p 139), dlstmgue entre la vlOlencUl lI1Justa de lo~ apre
sures y la vlOlenc/{/ Justa de los opnmldo~, como ~I fue~e un teonca
etarra, declara de nuevo que es necesano «optar por la propiedad '>ocIal
de los medIOS de producclOn» (p 157), pohtlza la figura de Jesu~ V
adrllite la pO~lbl]¡dad de un error esencial por parte de Je~us (p 306), V
da la clave del hbro y de toda la teologla de la hberaclOn en la pag l
na 318 «El proyecto hlstonco, la utopla de la hberaclOn como creaclO n
de una nueva conCIenCia SOCial, como aproplaclOn ~oclal, no ~o¡o de lo'>
medIOS de producclOn, smo tamblen de la gestlOn pohlica y en defl
nl/iVa de la hbertad, es el lugar propIO de la revoluclOn cultural, :'>
decir de la creaclOn perm<ll1t-nte de un hombre nuevo en una sociedad
dl~tInta y ~olIdana Por t-~ta ¡ a70n e~a creaClOn e~ el lugar de encuen
tro entre la IIberdClon POhtKd y la comumon de todos los hombres con
DIO~ » (.Advlel te el lector la eno! mldad marxI~ta ele e~ta tesIs, en la que
Gutlerrez recldma la dprOpIaClOn social no solo de lo~ medios de pro-
ducclOn ~InO de Id PlOpld ge,>llOn polItlca y de la ml~ma libertad? El
teologo man:¡'>ta perudno pal ece, en la praXI~, todo un Ideologo del
PSOE
En todo un eplgrafe de~de la pagina 352, exalt.l Gutlerrez la lucha de
da~e'> como motor de la h¡'>tona, tesl~ central del pen'>amlento mar
"I~ta Se apunta a Id'> te'>l~ de Glrardl que el lector conoce ya bien Re-
pruebd, con el mm '\I'>td Althu'>'>er (recientemente ~Ulcldado en una
bdñerd) Id umdad de la Igk'>ld como un mito (p 359) Y repite ~ervIl­
mente una te~l'> de Gil al di en el encuentro de Deusto, que en su mo-
mento hemos ~ubrayado pOI ~u cmacter espeCIalmente dehrante «Hoy,
en el contexto de la luchd de cldse~ amar a lo~ enemigos supone reco
nacer y acept..lr que '>e tienen enemigos de clase y que hay que combatir
los No se trata de no tenel enemigos, SinO de no exclUlrlo~ de nue~tro
amor Pero el amor no ~upnme la calidad de enemlgo~ que tienen los
opresores, m la radicalIdad del combate contra ellos El amor a los ~ne­
migas, leJOS de ,>ua\ Izm lat> ten~lOne~, ~e conVIerte en una formula ~ub­
ver~lva» (p 357 y ~'» E'> deCIr, que los teologos de la hberaclOn nos aman
tanto que e'>tan de~eando ehmInarno~, es la filosofIa de ETA, otra vez,
y el momento en que el hblo de Gutierrez, con esta traca final, se :on-
vierte en una brutal tomddm a de pelo
En el encuentro de El E~Lonal, donde su doctnna hberaClomsta se
prediCO a todo el mundo, Gu~tavo Gutlerrez fue Igualmente claro en
cuanto a su profe~lOn publica de marxismo «Optar por el pobre -dIce
en su ponenCIa- e~ optal por una clase social y contra otra ,tomar
conciencia del enfrentamiento de las clase~ sociales y tomar partido
por los desposeldo~ » Y a e~to llama Gutlerrez «proceso de converSlOn
evangehca, es decll, de ~alIda de SI mismo y de apertura a DIOS» (Fe
cnstzana y camblO !>oual en Ame/lea Latlna, Salamanca, «Slgueme»,
1973, p 274) En reahdad, e~ apertura al marxlsmo-lemmsmo mas claro
y un poco mas abaJO, en Id~ paginas 240241, la utopIa final de Gutlerrez
cOinCide con la utopla hnal de Carlos Marx, no con la utopla de Cnsto
«Solo la superaclOn de una ~oCledad dividida en clases, solo un poder
pohtlco al serVICIO de la~ gl andes mayonas populares, solo la elImIna-
ClOn de la apropIaclOn pllvdda de la nqueza creada por el trabajO hu-
mano, puede darno~ la'> ba~e~ de una sociedad mas Justa, es por ello
que la elaboraclOn del plOyecto hlstonco de una nueva sociedad toma
cada vez mas en Latmodmenca la senda del socialismo» (Se atrevera
una vez mas el señol Mal tm Descalzo a acusarme de tergiversar y ex-
plicar al reves la~ te~l~ de GutIerrez? Pues bien, lea con atenclOn lo
que sigue
Hemos prefendo, ha~ta ahora, exphcar la clave marxista de Gustavo
Gutlerrez desde el analI~l~ mterno de sus obras Pero los argumentos
de autondad son abrumadO! e~ El profesor Ibañcz Langlols, conocedor
directo de la reahdad lbeloamencana, muestra defimtIvamente el mar-
'<lsmo constituyente de Gutlel rez, de Boff y de Sobnno, esos tres teo-
logos puntero~ de la hberaclOn (ver Teologw de la llberaclOn v lUdza
de cla.'>es, Madnd, «Palabra», 1985) La Santa Sede ha tomado tamblcn
posIclOne~ contra Gutrerre¿, a qUIen entrca como marxI~td, y en virtud
de su malXI~mo basIco, en diez ob~ervaClones que se pubhcaron .:n
España en la revI~ta M l.'>lOn abIerta, feb, ero de 1985, P 33 Y ~~ Alh la
Sagrada CongregdclOn para la Doctnna de Id Fe acu~a a Gutlel rez de
«aeeptaclOn no Critica de la mterpretauon marxIsta de e~ta ~ltuaclOn (el
e~candalo de la ml~ena en Iberoamened) en la ob~ervaclOn pnmel a
en la ~egunda ~e dice «BaJo el pretexto de su cardcter Clentlfico, Gu
tlerrez admite la eoncepclOn marxI~ta de la HI~tona, HI"tolla conflIe
tIva, e~tructurada por la lucha de dase~, y eXigiendo el empeño al lado
de lo!> opnnlldo!> en lucha por !>u hberaclOn» La observaclOn ~eptllna
exphca con detalle e!>ta acu!>aClOn global «La mfluencla del mal 'í.1"mo
se nota tamblen en la misma concepClOn de la verdad y sobre la nOClon
de teologla» Y la observauon novena concluye «(Los u I"trano'» '>on
mVltados a entral en la lucha, sm que !>e ponga en duda la legltllllldad
de una lucha lIl~pll ada por el provecto marxI~ta» E~ ImpOl tante notal
que en la ob~ervaclOn 2, al condenar la concepclOn marxista de la Hl!>
tona en lo!> do'> hblo~ edpltale!> de Gutlerrez (Teologw de la llberaclOn \
Fuerza hl.'>torzca de los pobres), la Santa Sede añade «Tal es el pnnuplO
determmante de !>u pensamiento, de aqm parte para remtelpretal d
mensaje cn~tlano» Hendo por la tremenda clan dad romana, Gutlerre7
abu!>a luego de la ho~pltahdad de la revIsta para encubnr mut¡]mente,
con tecmca!> de charlatan de fena, el marxismo constituyente de gue
Roma le acu!>a
Como veremo~, Gustavo Gutlerrez ha reacclOnado con mayol '>u
mblOn dparente a la'> objeCiones de Roma Desde 1983 se mue"tra mu
cho menos e!>pectacular y mas prudente, aunque sm renunciar a nmguna
de su~ tesl~ antenores, m a su patrocmlO patnarcal sobre la!> e'í.agel a-
ClOne!> de otro~ portavoces hberaClOlllstas Utlhza eVidentemente la tac-
tlca mdla frente a los dommadore,> de Eu, opa, en espera de mejore'>
tlempo~ En una entrevista concedida a la revista Itahana 30 GlOr111 en
febrero de 1986 afirma que extrajo su teologla de la hberauon del Vd
tlcano II y de la Enuchca PopulOlum progresslO cuyo numero 21, "oble
desarollo mtegral, fue para el, ~egun dice, punto de partida
Reconoce Gutlerrez en 1986 lo!> vaclO!> de la teologla de la hberaclOn
entre los que cuenta «la estructura antropologlca del hombl e v la en
tlca sena y orgamca al sOClah~mo real de los reglmenes comum!>tas»
DIce luego, con eVidente fabedad, que Roma no le ha hecho ob~ervaclOn
alguna y que desconoce un documento sobre ~u doctrma con memblete
de la CongregaclOn sobre la Doctnna de la Fe que vamo!> a reploduclI
íntegramente en una parte postenor de e!>te hbro, con mdlcaclOn de 1.\
fuente Y qUIta hierro a la expenencla de Nicaragua (cfr Ya, 13 de
febrero de 1986, p 38)
El marxismo de Leonardo 80ft

El ca'>o de Lconardo Boff, franciscano blasIlcño " el dc '>u hel mano


ClodoVIS, a qUlcn I cClcntemente se ha retirado, pOI su extremismo mar-
xista la vellla docendl, es Igualmente claro Boft, formado en MUnIch,
celcbl c p0r el aplovechanllento publICltano de '>u'> reucnte'> mtcI raga
tono'> en Roma, donde preparo, con la complICIdad de la Pren'>a antl-
vatICana, vanas trampa'> a la Cuna, rezUlua marxI'>mo pOI mucha'> parte'>
de su actitud V de '>us lIbro'> El ma'> conocido v reprobado pOI la Sa
grada Congl cgaclOn pm a la Doctnna de la Fe, es 1glesLa carIsma V
poder en cuya edlclOn e'>pañola (<<Sal Terne», Santander, 1982), y en
una edItollal de los Je'>ulta'> españoles, '>e perpetro un en¡raño flagrante
que muc'>tl a cl Juego SUCIO como I ecur'>o de los IIberauom'>tas En ~'>e
lIbro, y en '>u edlclon e'>pañola, se supnmlO pOI las buenas el capitulo
octavo de la edluon bra'>lleña pese a que esta solamente databa del año
antenor, en la cclItOl lal dlnglda por ti PIOPIO Boff, «V07e,>", de Petro-
polI,>, que tlcnc montada ademas una tupida red de lIbrena'> hberaclO-
11I'>ta'> por todo BI a'>ll Tcnemo'> delante la cdlclOn bra'>lleña, que en
23 pagma'> -de la 172 a la 195- del capitulo ,>upl1l11ldo en España,
«Caracten-,tlca'> da Igre]a nuna ,>ocIedade de cl<l'>'>e'>" expone una '>ene
de te'>l'> con u Iteno luanJ'>ta puro «El cam))n I ClIpl0'>0 ccle'>la'>tlco es
el re,>ultado dc un proce'>o de producclOn" (p 175) «El modo de produc-
Clan confierc cal actell'>tlca'> proma'> a la l!.!le'>la» (p 176) La lucha de
c!a'>e'> en la Iglc'>Ja '>e plantea como un antagonI'>mo entre la IgleSia ]e-
rarqUlca y la IglL'>ld popular (p 190) E'> muy cunoso que en la tercera
edlClon hla,>llcnd dc c'>te lIbro, ouhh'é1da en el ml'>mo año que la espa-
ñola 1982 '>c mdJllILllC el capitulo VIII '>uonmldo fraudulentamente por
lo'> le'>Ulta'> dcl «S 11 Terne" cn una jugada SUCia que ,>eguramente pre-
tende prc'>cntal a BaH en Europa como un modcrado, lo cual tampoco
con'>lguen, porQue lo'> re'>ablo'> marXI'>tas del teo1ogo afloran por otras
mucha'> parte'> de '>" hhro El 11 de mar70 de 1985, el Vaticano con ex-
pre'>a aplohaclOn dcl Papa, ha reprobado de torma publIca e'>tas teSIS,
V otra'> ,ana'> (ha'>ta un total aproximado de dlecmueve) del lIbro pnn-
cIPal de Bol f Que ha '>Ido adema,> condenado a la pIlvaClon de sus
car!.!o'> V a un '>llcnuo pemtenClal (dI Osservatore Romano, 20-21 de mar-
zo de 1985, p 1) Volvelemo'> sobre el maIXI'>mo de estos dos teologos

La mterpcnctI auon de los pnncmale,> promotore" de los mOVimIentos


hberaclOnI"ta'> en todos ello'> e'> eVidente Un e¡emplo entre mI! Gll1110
Glral dI PI e'>ente en lo'> encuentro,> e,>pañole'> donde "e lanzo la teología
de la IIberaclOn e'> ademas -como lo demo'>tIana su presenCIa en Chile
POI aQuello,> ml'>mo'> año,> pnmero'> de los '>etenta- gran promotor y
IIder de lo'> Cn'>tlano'> por el SOClah'>mo, v oficIO tamblen en la Asam-
blea MundIal de CII"tIanos en la'> Lucha'> Populares de LIberaclOn, cele-
brada en Bal <-clona en enero de 1984 Alh preguntaba Glrardl como reto
a la A'>amblea «( Contmua '>Iendo el marXI'>mo una fuente de msplraClón
\ un metodo de anah'>l'> vahdo de la IealIdad actuaP" La respuesta ofiCial
de la Asamblea fue esta «En el combate por el soc¡alI'>mo, el marXIsmo,
pe<,a¡ de la cnSIS que atravIe~a, contmua ~Iendo una teona fecunda
<.\
para el analIsIs de nuestra <,ocledad y para la elaboracIOn de nuestra
e<,trategIa» (lglesUl vzva, 109, 1984, pp 92-93)

DOS GENERACIONES DE LIBERADORES

Los mOVImIentos hberacIOmstas tIenen montado un estupendo ~ISte­


ma de comumcaClOn, con el que colaboran, mas o menos estupldamente,
dgenClas y medIOs catolIcos no hberauomstas, y, con mucho mas deh-
mda mtenclOn, medIOs dependIentes de e~quemas marxIstas, por eJem-
plo TelevlsIon española baJo el GobIerno sOCIalIsta, que es un altavoz
treLuente para los lIberadores de vano'> pelajes Dada la conJunclOn
estrategIca entre u Istlanos y marxIsta", tampoco debe extrañar que los
dIanos lIberal-radIcales e IzqUIerdIstas de todo el mundo actuen tam-
bIen hecuentemente como altavoces del lIberaclOmsmo, como es el caso
del dIano español El Pazs, abanderado de la seculanzaclOn pero mte-
re'>adl'>Imo en otrecer su plataforma a los teologos de la lIberacIOn, sus
encubndore.. . y sus complIces En esto" esquema" de comumcaCIOn apa-
lCLe Lon toda clan dad la ~eleccIOn de vedette~, que encabezan las que
de"lgnamos como dos generacIOnes, hasta ahora, de lIberadores, los que
emergIeron a la luz publIca en los años setenta y los que han desfilado
<tnte las cand¡Jeja~ mas bIen durante lo'> años ochenta La pnmera gene-
1 aLlon conserva, sm embargo, toda su fueIza comunIcatIva cuando se
escllbe este lIbro

La primera generación: Gustavo Gutiérrez

Despues del precursor y en uerto sentIdo fundador Gmho GIrardI,


el Jete de hla para la pnmera generaclOn es mdlscutIblemente el perua-
no Gu,>tavo Gutlerrez, cuyo marXIsmo constItuvente acabamos de desen-
ma'>Larar Despues de estudIar Medlcma en la UmversIdad NaCIOnal de
San Marcos, estudIO hlosoha y teologIa, y entre 1951 y 1955 obtuvo, en la
UmversIdad de Lovama, el grado de bachIller en filosofIa v lIcenCIado
en p.. . lcologIa Entre 1955 v 1959 curso la lIcenCIatura en la Facultad
teo\ogKa de Lyon Al regresar a Peru tue nombrado consIlIano nacIOnal
de la Umon NacIOnal de EstudIante~ Catobcos y profesor de teologJa y
l1enLla" "ouales en la Umver"Idad CatolIca de LIma Fundo en 1975 el
centro de retlexlOn «Bm tolome de La" Ca~as» Forma parte del consejo
dIrectivo de la revIsta progreSIsta Concz/zlll11 Aunque se revuelve contra
ldS acu . . acIOnes de marXIsmo, y en los ultImos años trata de presentar
una facle'> CdSI conservadora, por su~ trutos habra de conocersele, la
totalIddd de sus alumnos mas caractenstKos profesan, segun tes!Imo
mos dIrectos, el marXIsmo lemmsmo Es hombre de gran poder de su-
gerencIa y de conVICCIOn, mevItable estrella en todos los encuentro'> del
iJberaclOm~mo, estuvo presente, al comenzar los años setenta, en el lan-
zamiento de Cn~tiano~ por el SocialIsmo en ChIle y de la teologm de
Id hberacIOn en El Esconal, donde extenonzo una clara actItud mar-
xl~ta (Para estos apuntes bIOgrahcos ver MI!>lOn abIerta, 77, 4 (septIem-
bre de 1984). P 37 Y ss. artIculo de Juan J o~e Tamayo Acosta, «Crea-
dore~ e mspIradore~ de la teologIa de la hberacIOn», y las notas blO-
grahca~ del encuentro de El E~conal, en Fe cnstIana v cambIO SOCIal en
Amenal latma, Salamanca, «SIgueme», 1973 )
Hugo A!>l11ann tue, Junto con GutIerrez, el mIclador abIerto de la
teologIa de la hberacIOn en Amenca, al comenzar los años setenta Su
libro desencadenante, Teologla desde la praxIs de la IlberacIOn, SIgue el
mIsmo Lammo comunIcatIvo que el de GutIerrez, se edIta pnmero mo-
de~tamente en Amenca como una colecclOn de trabajOS prevIOs, y ad-
qUIere dImenslOn atlantIca con su lanzamIento por la mfraestrutura edI-
tonal del IIberacIOmsmo en E~paña, Salamanca, «SIgueme», 1973 (las
pnmera~ verSIOne~ son de 1971) Asmann e~ brat.¡Jeño, de 1933 EstudIO
teologIa en Roma y enseño teologm en la Facultad de los JeSUItas de
San Leopoldo y en la Umver~Idad PontifiCIa de Porto Alegre Entro de
nuevo en coneXIOn dIrecta con la teologm progresIsta europea como pro-
fe~or VI~ltante en la UmversIdad de Munster PartIcIpo en la aventura
marxIsta de Salvador Allende con notable mIlItanCIa, tanto en el Centro
de estudIOs de la RealIdad NaCIOnal como en la EdItonal QUImantú
Expulsado por la Junta MIlItar huyo a Costa RIca, donde enseño en la
Umver'ildad NaCIOnal
Hugo A~mann, que ha abandonado la Iglesm catolIca para hacerse
prote'>tante, e~ el mas radIcal de los teologos de la IIberacIOn en cuanto
a la profesIOn de marXIsmo, que 110 tIene mconvemente en admItIr Dos
teologo~ del Opus Del, Mateo Seco e Ibañez. LanglOls, certeros analIstas
de la teologla de la IIber aCIOn, han demo~trado el marXIsmo constitu-
yente de A'imann, cuya obra, ~egun su~ propIOs panegInstas, esta hecha
de retazos y pIstas, 'im empeño sIstematlco alguno (Cfr Lucas F Mateo
Seco, Teologza de la ltberaclOn, EMESA, CntIca filosofica, 1981, J M Ibá-
ñez LanglOIs, Teologza de la IlberaclOll y lucha de clases, Madnd, «Pa-
labra», 1985) El paso al protestantIsmo de Asmann, teologo que en
~u trayectona academIca se vmcula a la CompañIa de Jesus, resulta
IOgICO, la teologIa de la IIberacIOn que debe mucho a la perspectIVa
reformI~ta, mcorpora, en la practIca, la actItud del lIbre examen en
cuanto a ~us relacIOnes con el MagIsteno QUIza por este salto al pro-
testantIsmo, y por su radIcalIsmo mIlItante, los medIOS catolIcos lIbe-
raclOmstas parecen haber relegado a Asmann a CIerto olVIdo en estos
UltImos tIempos, de hecho ha dCJado de ser actualmente una de las
vedettes de la IIberacIOn Asmann ha cntIcado duramente, como alte-
nante, a la teologm polttica, rechaza el neutralIsmo de Moltmann y
Metz su reSIstencIa a asumIr la hberacIOn como lucha total

Joseph Comblm, nacIdo en Bruselas en 1923, estudIante en Maltnas


doctorado en teologm en Lovama, es uno de los puentes europeos
para la teologIa Iberoamencana de la hberacIOn, a la que se mcorporo
decidIdamente despues de haber regentado en Bruselas una parroqUIa
de~de 1950 a 1958 Desde aquel año, 1958, se dedICO a la enseñanza, en
"entldo cada ve7 m,,,", I adlcal dentro de vana~ tacultade,> e Ilbtltut ü ,
teologlco'i de Ibeloamellca En'ieno en la UI1lver~lddd Catohca de eun
pma'i Sao Paulo B¡a~I1, de 1962 a 1964 en la Unl\ersIdad Cdtoltca J"
SantIago de Chlle donde dCtuO como precur~or del hberacIOI11~mo \
slmult,meamente dc"de 1965 fue profesor en el In"tItuto teologlCo de
ReClfe De'idc 1968 c" tU\ o en el In~ tltutO Pa~tOl al Latmoamellcano
de QUIto altell10 la docenCIa, de~de 1971 en la Ul11ver~Idad Cdto]¡ca Je
Lovama \ cuando en 1972 fue expulsado del BrasIl por la~ ImphcdclOne"
pohtlCa'> de ~u docencIa teologlca, paso a la Ul11ver"ldad Cdtohca de
ChIle en TalLa Su vIda pubhca pues e~ un contmuo Ir v \ el11r Jc
Europa a Amellc l \ una contmua '>Iembra de la hbeJ aLlon pOI lo"
medIOS UI1lVer'>ltalIOS catohcos de Amenca TI aJo de Europa la~ Imea~
de la teoIOl.'.'d pi O!!l e"l'>td europea y trato de elaborar una teologla del
desarrollo ante'i de caer en el hberaClOl1J~mO E~ el autor del ti a,>plante
IberoamcllC,mo de la teologm de la revoluclOn a la teologm de la hbe
raClOll d tlmc" del hilo marX,'ita InsI~te en el u~o lIberaclOm~ta del
man,l"mo lomo anah'il'> y no como credo pOhtICO y trata de demo"tlar
mutllmentc Id Illdc))cndenCla de lo~ pen~adore~ marxI~ta'> en Iberoame
nca Con'ildera la 1 e\ oluclOn cubana de 1959 como un «hecho decl'ilvo»

Em ¡que DU55el teologo seglar argentmo es el hlstonador del ..?qUlpo


hberaclOm"ta Na' 10 en Mendoza en 1934 LlcenLlado en Fllo,>o[¡d por
la Ul11vel"Idad de CUYO, doctor por la Complutense de Madnd doctor
en hl"Wlla pOI la SOl bona, hcenclado en teologla en el In~tltuto Cato
hco de Pall'> ofiCIa a veces en mIsas y pronuncIa la'> palabras de la
consagl aClOn -'iegun testIgos dIrectos- pese a su condlclOn de 'ieglar
VIVIO do'> año,> en I~lael, y fue profesor en su Um\er'ildad de ongcn
hasta que en 1974 fue pnvado de la docenCIa por su~ actIvIdades poh
tIca~ En"eño en el InstItuto de Pastoral latmoamencana de QUItO e,tu-
dIO en MalllL y en Mun'iter ha colaborado en E:-,pl zt V en COnUllll111
En ~u ObI a capItal, Hlstorza de la 1glesza en Al1lenca latlna (Barcelona,
«Nova Terra», 3 • ed, 1974) mezcla mucho~ e~tudlOs hI~tonco'> e Ideo-
10gICO'i en medIO de una gran COnfU'iIOn y a traves de un metodo per-
sonal y poco claro, denota una eVIdente actItud mal xI~ta y una VlslOn
negatIva de la evangehzacIOn española en la'> Indla~ pero reconoce
netamente el hecho y la profundIdad de la e\ angehzacIOn Su congene
de datos SObl e la hl'itona contemporanea de la IgleSIa en Amenca ado-
lece de mucha confusIOn, y no anahza con clalldad la'> dependenCIas
europeas m el ~urgImlento de las cornentes pI ofetlca~ y hberaclOl1J'itas,
pese a lo cual el lIbro contIene mucha mfOl maCIOn '>umamente utJ1 y
sugestIva En el Encuentro del Esconal donde ObCIO tamblen como
Joseph Combhn, llego a arrrmar que «el atelsmo del DIO~ de Hegel y el
rechazo de la Idolatna del dmero e'i una autentIca propedeutlca a la
teologIa cn~tlana contemporanea» (Fe cnstzana ,p 75) Su teona de
la evangehzaclOn española se emprende desde una al t1rrcIO'>a recons-
trucCIOn de las acusaCIOnes lascasIanas, sm autentIco empeño de sIll-
teSIS

Juan Luzs Segundo es, en CIerto sentIdo enlace entle la pnmera \


la segunda generaclOn de teólogos de la lIberaclOn, como el pI OpIO Gus
.lvO Gutlellez E., un Je.,ult.1 Ul ugu \\0 de I adll.tll.,mo .,orpI endente, \
Lon~tltuye la repre~entaclOn de lo~ je.,Ulta., en la plllllerd generelllOll
Ilbel dCIODI<,ta, porque, como vamo~ a vel II1medldtamente, lOp.\! an Id
,egunda NaclO en MontevIdeo el año 1925 E'>ludlO hlo<,olld en Algentllld
\ teologld en Lov<una Doctor por la Unl\el.,ldad de Pall." dlllglO el
centlo Pedro Fabro y fue templ ano col abO! adol de la CELAM Su Jbrd
l11a~ Importante, El l10111bre de ho)' ante le\ll~ de Nazaret (2 \01., Md
dI Id, "Cnstlandad», 1982) ple.,enta d Je.,u~ lomo agItado! pohtllo fl a
la~ado, que perCIbe ~u cruz no como cntl egd ~1I10 como f¡ dca'>o, } -con
un tra.,fondo de lucha de cla~e.,- lo~ dl"lIpulo~ rell1tel pretan 'iU ligura
\ .,u ml~lOn de'ipue~ de la CI uClfixlOn, pllvandola de la lld~e pohtlca
conCI eta y local para hacerla uDlver~al Pelo el ma\ 01 dIal de de Segundo
\ IilO en el Encuentro del E.,conal, donde pI opu~o una remterpl ctdllon
hl~tonca de lo~ Saciamento~, \ pala el bautl~mo, cuando .,e tlata~c
del hIJO de un nco, el cxorCl~mo IeZalla aSi "Sal, e~pll ¡tu Dlmundo del
capltah~mo, de e~te DIño, pala que entre en la ~o(¡edad como una c"pe
ranza creadora y no como un peOl1 Dla~» (Fe Ul.'>tlmw ,p 208)

Segundo Galilea representa, en la pllmel a genel aClOn de hbcrado-


rc~, lel coneXlOn con el mOVImIcnto PAX \ <;u~ "atehte<" 10:' centlo" del
IDO-C NacIdo en Santiago de ChJle en 1929, "e O! deno sacerdote en
1956 TIabaJo desde 1962 en el IDO C de Cuelnavaca, Mexlco, hecho
que oculta cUIdadosamente en blOgl aha" reCIente~ Colaboro con ~I
Instituto de Pastoral de la CELAM que dlllgIO en QUIto «Llevo a cabo
-dIce MI.'>lOn Ablerta- una UIten"a labor de mvestIgaclOn teologIca y
pa"toral por toda Amenca Latina» (op Ul, P 47) Es deCIr, actuo
lomo agente dl PAX en vanas naclOne~ En "u obra trata de favorecer
la completel demolIclOn de la relIgIOsidad popular, clave y expre~lOn
genuma de la te heredada de la eVdngelIzaclOn e'ipañola SObI e las
IUInas de la 1 elIglOsIdad populai de~caI tada monta una nueva fe vmcu-
lada con los proceso" de lIbei :lClOn E~ un agltadOl polIhco mas que
un mvestIgador teologIco

La segunda generación: 80ff y los jesuitas

La ~egunda generaclOn de teologo~ de la lIberaclOn tIene como cabeza


visible al franCIscano braSileño Leonardo Boff, que forma eqUIpo con
su hermano Clodovis y que desplegaba en Bra~JI, y de"de BrasJl en
todo el mundo, una actividad frenetlca antes de 'iU sJlenClamiento por
Roma en la pnmavera de 1985 Leonardo Boff dll Igia en PetropolIs,
cerca de RlO de Janelro, la «Edltonal Vozes», en la que publIca mnu-
inerables lIbros, folletos y toda clase de propaganda lIberaclODlsta, gra-
CIas a la protecclOn que le dIspensan do~ cardenales brasJleños Pablo
Evansto Arns, de Sao Paulo, y Lorschelder, enfrentados por ello con
buena parte de la JerarqUla del BrasJl Nos hemos ocupado de Boff en
otras partes de este lIbro, hemos destacado su capaCIdad para la comu-
nJcaClón, hasta el aprovechamiento de sus llamadas a Roma para hacerse
la más descarada propaganda, finalIdad para la que cuenta con una
L\JlelOldlO<Uld le'>el\d dc Cllll'>lllO. \ con el elpOVO de la Icd plomdl
'1~ld III COllllllllLelUOn lllllndl<ll. quc ¡<lICel '>u'> alal dc" dc 100llld con\
(,tIlte Glan pell te dc Id otdcn flelnu'>cana le dpOya tamblen
Puo, '>tn dl'>CUttl el ltdudzgo de lo" BoJl, un tendZ equIpo de ¡e'>lIltd,>
e'>pdnole,> \L ild convertIdo en Id luel za dl choque pi tt1clpal de -::\td
'>egundd genel dUO n dc liberadO! e.., Fuclon lo.., jC,>Ulta" e'>pañole" qUlcnc\
contllbu\ el on dc lorma dccI'>1\ a al lan7allllcnto lllundldl dc Id teologla
dc la IIbu acton, con Id 01 gal1lZaClOn V lllonta lC dc lo'> do'> encucnt la'> de
Dcu'>to UIll\ u'>lddd dc lo'> jc"ulta" en BIIbdO, 1969 \ del E"COl tdl, en
1972, tlellthldo,> pOI cl glllpO hberdCIOl1l'>ta Fe \ Seutlwldad A lo,>
F'>ulta" c"paüolc'> '>c debe tamblen la pll1lCIDdl l e'>pon,>abtlld<ld en la
ge'>tduon de und mIl ae'>t! uctura edlIOlldl " de comunlL<luone'> paI a
lel plOpdg<Uldel del II bu elUOI1l\lllO cn Ibeloalllellca, tanto en lo'> pal'>C" .lc
lucha como en la rctaguardIa e,>pañola. con la'> edltolldlc'> "Sdl Tcn ac»,
«Men'>alelo» " «Cll'>tlanddll» \ la Icvl'>ta Razol1 , Fe, quc lon Jtra'>
COlllO Mundo SocUlI v la plopla «Sal TClrae» ehlunde el lllcn'>djC lIbc
relUOI1l\td \ II ttlld de forllld mlplopld dc la tladlLlOn ¡C'>LlltlLd tdn
vlOculada a Id detcn"a del PontIficado, las pO'>lclOne'> dcl Vdt lldno 11 entc
a lo'> c'(cc'>o'> \ de", lauon~'> de lo'> mo\ Imlcnto" Ilbcl adorc" Entl c lo...
je'>Ulta'> de Id '>egunda genel aClOn IIberauol1l\ta debemo'> dc'>tdcal lo...
'>lgUlentc'>

Ig/1{l(/O Ellacll1 la, naCIdo en 1930 en el Pal'> Va ...co, hoy dc nduona


hdad '>ah eldol ena dl'>Clpulo del filo'>olo e'>pañol Xavlel ZUbl11 1 ecto!
de la Ulllver"'ldad Centro Amencana de San SahadOl, mento! del a"C"I-
nado mon ...eñO! Romelo v e'>tratega del hbelaCIOI1l'>mo v del dla plagIe
slsta dc Id Compañia de Je'>u'> en Centroamellca, lO! mado en Alcmama,
y a"lduo colabO!adO! del dIal 10 español plOmaIXI ... ta El Pl11\

Jon Sobrmo je"Ulta vasco recnado en Barcelona, que recIentemente


ha a"cendldo mucho en el estrelIato del lIbel aClOl1l"mO, IOgellleIo 101
mado en Alemal1la, clUdadano "alvadoreño y plo[e,>ol en la Unl\ cl"'ldad
Centro AmelICana, en una I euente e"tanCla e'>pañola "e nego a cahhcal
la VIOlenCIa de ETA (Ya, 12111985) Espeuah"ta cn CII"tologla, donde
pre"enta a Jc~u~ como un pleCUlsor de lo... IIbel adOl e", tIatd dc "ClVlr
de puente entl e la tcologla progresIsta europea \ la tcologla de la lIbc
raClOl1 en AmellCa, segun las perspectiva" de C..,td Pala el «el ,-aplta
hsmo y la ...egundad naCIOnal se pre~entan como Idolo'>, dlO'>e~ de la
muerte» (ResurrecclOl1 de la verdadera IgleSia, 1984, p 183) " el verda
de ro DIO'> e~ el que fomenta la lIberaclOn

J I GOIlzalez Fa u.'> , JesUIta español, que como OtIO'> mlemblos de


su 01 den -el español Juan N GarCla NlCto, el chJleno Gonzalo AII oyo-,
actua mas bien como actlvI~ta pOlItlCO en el mOVimIento CII"tIano~ pOI
el SOClahsmo pero ejerce tambIen una con'>tante actIVIdad teonca, en
pubhcaclOne" cada vez mas frecuentes (y floJl~lma" en todos lo" ca"o'»
dIfundIda" por la mfrae'>tructura edltonal de lo" ¡e"Ultas en España
Se ha hecho famo~o en el mundo edltonal español pOI otra trampa
\eme¡ante, y ma" grave, a la del capItulo VIII de Boff, "obIe la que
mfOl maremo~ en ~u monlento
Sobre e~to'> le'>Ulta'> libel adore~ y ~u aCClOn volveremos en la parte
dt- e'>te libro dellicadd d la cn'>l~ de la Compañia de Jesu~ Pero debemo,>
termInar e~ta '>ecuon dedicada d la'> generauone~ de lIberadores con
Id menClOn del prote~tante Rubem A Alve~ el tamblen protestante Jo'>e
MIguez BonIno el publIu'>td chIleno Rondldo Muñoz, el actlvl~ta, tam
bien chIleno, Pablo RIChel1 d, el Je~Ultd argentIno Juan Carlos Scannone,
el ~aceldote mexicano Rdul Vldale~ y el Je~Ulta e~pañol Jase Mana
Ca~tlllo, altlvl~ta Vl1 ulento, e~pcuali.lado en la pi opaganda hberaclO
l1l'>ta dentlo dcl dCIO, mentOl dc b A'>amblea Conjunta Obl~po~-sacer
dote~ de la Iglc'>Ja c'>pdñola en 1971 y autor de folleto~ divulgativos de
«tcologla pOpUlell» que ~on realmente propaganda marxI,>ta-hberaclO
l1l'>ta en c'>tado dc pi edlgc'>tlOn

Hemo'> ,>e!lcuonado lo'> pnnC1pale~ portavoces del IIberaclOm~mo, dl-


vldldo~ en do'> genu duone'> y con arreglo a su capacidad de míluenCla
v dc (omumcaclOn Por ~u actuaclOn per~onal; por la eVidente coordl
naclOn de ~u'> e~fucr70~, Impulsada aclemas pOI sus mentores mas o
mcno'> oculto'>, entl e los quc de~taca el Prov111cIal de España de la Com
pañla dc Jc'>u'> padre IgnacIO Igle~Ia<;, uno de lo~ mas pelIgrosos e
hlpocntas promotore~ del hbcraclOmsmo, estos pOI tavoces dlngen hoy,
en Iberoamellca y en los pal~c'> de retaguardia, la acclOn de los tres
frentes hberddore'> No'> volveremos a encontrar con ellos en vanas
parte'> de e'>te lIbro Mereud la pena reumrlos en esta galena de peque-
nos retr ato'>, al termmo de una parte de nuestro estudIO dedicada sobre
todo al dc~enma~caramlento de la hberaclOn
Cuarta parte

ANTICIPACiÓN EN BRASIL Y CHILE


El chma de prote~ta y de hlpercntlca, enmascarado como profetIsmo,
provoco en Iberoamenca do~ antlclpauones del mOVImIento lIberador
En todo'> lo~ paJ~e~ del ~ubcontmente hI<;pamco se plodujeron chI<;pazos
y mOVImiento'> dlver~o~ en e~te ~entIdo, pero nunca cuajaron con tanta
fuerzd como en Bra~¡} y en ChIle En Bra~¡), el hervIdero del hbera-
CIom~mo, ~e de~encadeno ante'> v con ma~ tuerza que en parte alguna
de Europa y Amenca el mOVImIento comumdades de ba~e, por motIvos
pa~torale~, como sabemo~, en el que se mfiltraron pronto los clengos
man:l'>ta~ gracIas a que la mmcn<;a naClOn veI de fue la unlca en toda
Iberoamenca en que un sector del EpI~copado tomo, de hecho, la
dIrecclOn v el Impubo del mOVImIento llberador, en ChIle, con fuertes
coneXlOne~ e~trdtegICa~ vmculada~ a la mfluenCla cubana, el mOVImIento
~acerdotal conte~tatano que afloraba en toda Amenca (yen toda Europa)
cn~ta\¡zo en una orgamzaclOn mlhtante marxI~ta con vocaClOn mun-
dIal 10<; Cn'>tIanos pOI el SocIallsmo Para el caso del BrasIl e~tudIa­
remo~ sobre todo las clrcunstancla~ de ruptura que llevaron a la IglesIa
ha~ta las puertas del hberaCIomsmo, para el ca~o de ChIle una presen-
taclOn tamblen cronologIca de la mfiltraclOn marxI~ta en la UmversIdad,
en la DemocracIa Cnstlana y en el clero nos revelara documental y
te~tImolllalmente las conexIOnes estrategIca~ del mOVImIento Se trata
de do~ antIcIpauones en que la presencIa española -ca~o de ChIle- es
Importante, do~ concentraCIones de acclOn hberaclOlllsta que han re
flUIdo de~pue~ sobre toda Amenca V sobre la mIsma España
El HERVIDERO BRASILEÑO: LA CRISIS DE ACCiÓN CATÓLICA

En IbLIU,IIl1LIll,1 \ meno'> en E'>paña, '>c prc'>ta, de"de la:-. nauone'>


hl:-pdn Il ,1" pUld ,ltuluun d la \Ida mten1d del Bld'>ll, pe'>c a la ~norme
lmportdnud dl e:-.td nduon ollgmah:-'Imd, contmental y ya clave del
pre:-.ente l11uIHJldl nu '>Implemente del futuro como:-.e ha vel1ldo dluendo
de:-.dc hdle UIl '>Iglo (on "u'> 130 mtllone:-. de habitante,> que hdbran
reba:,ado 1m 300 en el año 2000, Bla:-.Il e:, un gigante eU"d mc!u'>lOn
en el Tu LlI Mundo e" '>lmplJ'>ta v al tlÍILlo'>a, pOI que lo'> TI e-. Mundo,>
coeXI:,1e1l \ "l mtel penetl dn en el Una mtehgente VlSlOn de Id Corond
portugue"d U1 Id guel rd de ld Independenud contl d Ndpolcon -la CO/ te
:,e tra:-.lddo di BI d"tl eon mmen'>d 1 epel CU'>lOn en todo el tellltollO-
con'>lgulO c]lIL 1,1 Illdepel1denl1a '>e letrd:-'d:-e re'>pecto de la que plOC!d
malon Id'> depel1dull1d'> e'>pañold:', y que la herenCia bla:,I!eña, gralla'>
a su con\ el :-'Ion en Impeno dmelICano, luantuvle"e :-.u ul1Idad fUente d
la fragmentdllon del mundo \ Irremal hl:-.pal1lco Cuando en 1889 :,c pro-
clamo Id RepublIcd dnte el agotamIento de la m'>tltuclOn mondrqUlca,
la Igle'>ld del BI a:-.¡] '>e 11dbIa dlvol Ciado ya del mundo de la mtehgenua
y de Id eultuI a
H'L],\ 1922 Icnclle el ha'>ta entonce:-. e:,tancado catolIu'>mo brd'>lleño
En 1929 :-.c tunda Id Acuon Catohca Ul1IversItana y glaclas al nupu¡"o
del Ccll denal Lemc '>U1 ge en 1935 la ACClOl1 Catolrca del BI a:'11 muy
pUJante, que opel d '>obl e todo a ti ave" de 10:-' mo\ Imlento:, e:-pcclah
zados de ]ll\entude:, e'>tudlantlle'> (lEC), Juventude:, obrera'> (lOC) v
Juventude:-. unI\Cr'>Itdlla:- (lUC) Durante los pnmelo:-' año,> tremta '>e
produce en Bra'>Il und eOnVUblOl1 polItlca Lo:-. revoluLlonano:-. con:,tl
tuclOncdl'>td~ de Sao Paulo "on venCIdos pela logran Imponel ~us Idea'>
democratlzddora:-. Lo:-. mOVlmlento:-. cllstlano~ " la AeClon CatolIea ,>e
msertan en la:-. nueva'> tendenCiaS democratIcas Delo el cal denal Leme
se l1Iegd :-'1e,tematIcamente a la creaclOn de un pal tldo confe:'lOndl crea
en cambIO Id Liga ElectOlal CatolIca para que lo" catolIcos ml1u,elan en
el pal tIdo polItlco donde qUl:-'leran IIbl emente m:-'Cllbl1 se, e'>te e:-. uno
de lo'> la'>go,> ma'> orrgll1dlc'> de la antILlpaclOn brasileña porque le'>ulta
normal en la Igle'>ld de 1986, por ejemplo en E'>paña, pero clmamente
antlclpatOlIO en 10:-' año,> 30, 10:-' tiempos de la perseCUClOn v la cruzada
En 1935 el cm denal Leme :-.e mega tambIen, tajantemente a convel tn la
AcclOn Catohea en un ba:-.tlOn de militanCia antlcomum:-.ta (Para todo
este e:,tud'o ~obre el catoliCIsmo contemporaneo en Bla:-.I! vel Jo:-.e
Oscal Beozzo, ClIStaO'i Iza Ulllversldade e na Poltllca PetlopolI'> "Vo
zes», 1984, LUI¿ Albcl to Gomez de Souza A JUC Os e>llldwnle!J ca 10-
¡ICOS e a poll/nu, PetropolI,>, "Voze:,», 1984, V E Dus:-el Op ul)
En 1937 :,e Implanta el E!Jlado Novo y la dictadura popuh:,ta, pro
sigue el de:,anollo de la AcclOn CatolIca, muchos obl"po:- apoyan 'JI
nuevo 1 egll11en y en 1941 la IgleSIa de Brasil demuestra :,u dcfil11tl\cl
reconctlIallOn y 1 eencucntl o con la cultura medIante la creaClOn de lel
primera Ul1lver:-Idad CatolIca, SItuada en RIO Entre 1943 y 1960 pOi
10::- dlver..,o.., avatal<'::- polltl<.o", de la 11auon, la.., "<.<'<.1011<." <."pcuahLddL\"
de la A<.uon CatolKd llu an una \ Ida /101 euulte Pu o \ a de.,de 19)6
<.on10 le<.OIdabdl110" en Id plll1Kle' reute de <...,te libio d ob¡..,po ele
Barra do Pu al, dom Agnelo Ro..,..,] habla fundado e Ill"PIl ddo la.., pi I
merd::- comunH.ldde.., d<. ba..,e -und autentKd dntlUpdUon- que ]ulllu
con el MOVImiento d<. Edu<.duon de Ba.,e Iba a rcplant<.al no "olal11Lnll
tOdd la Pd..,toral, ..,\DO todd la actitud de la Igle"'ILI bl LI..,llcna !-' I mo\ I
mIento de Educauon de Ba~c, InIuado en la dI dlldIO<.<...,I.., dL NdlLl!
fue un cauce de IDhltlaclOn malAI~td d tld\e.., dc Id., dlleUllll" ele/
p<.dagogo nIal xI..,ta bl d"Jleí1o Paulo FI el! e a qUlcn hemo" ..,eí1dlado antl
normente como uno de lo~ ple<.ur~ore~ dcl hbelauom.,mo
[,UI cinte lo'> ano,> "l..,ellta, pue'>, la mu, plonto deddl add u 1'>1'" de
la Acuon CdloliLd en Bra"Ji -qUL ..,e antlupo dI (onullo Vdllcdno 11-
LOll1udId, dL j 01 mLI pal aleld e Il1tu penetl dda, Lon el auge de la.., ,-Oll1U
l1ldade.., de bd..,e y con la mlJlllauon mdlXI'>td Ln <.1 mO\IIlIILntO Ln 1061
el IDClelto Pre"ldente Jamo Quadlo." cercado pOI lo., comulll.,la.., \ [JIO
c!Jve a elIo~, ~ucede a Ju~cLlmo Kublbchek, el creadOl de BI a"I]¡Ll IXI o
QuadJo.., dlllllte muy ¡llonto en el ll11~mO aí1o, ) deja como Prl..,ldenll
al tamblCn mClello JoJo GoulaIt En c..,e dí10 COll\ ul..,o 1961, ~I 10\en
"acerdote Antol1lo Melo gUlaba a loó. e::-tudlanteó. catohLo", \ a mllL" -Il
lampe..,Ulo.., en la ocupaclOn de tJen dó. en la reglOn de PClnLlmbuco
hasta que el goblel no cedlO Era la pi Imel a aCClOn ml!Jtante en gr all
escala de lo.., catolKo'> de rzqUlelda en BrasIl que plOVOCO dCtltudc'"
COlltrand.., de lo., catohco., de derecha, una pi otunda dl\ ¡.,¡on en la
Igle"la bra::-Jleña que contlDua cada vez ma" enconada 11d~ta hoy
cuando, pOI ejemplo el ongmal dom Paulo Evan'>to Arn" lel! dln ¡] de
Sao Pdulo 'v amigo de ge..,to., e,>peLlaculare'> apoya al teologo rcbLldL
Leonaldo Baff, 111]entla" el cal den al SlheleJ antiguo arzobl"po dl POllo
Alegre, ]uó.tJhca y aplaude el '>llenclamlento de Boff pOI el Vdtlldno
(ellO Estado de Sao PClltlo 2 VII 1985, p 11), dom Hcldu Camald
que en aqueIlo~ momentoó. el a "eu eta)]o del Epl~copddo 1 aliflCe1 .:1
apoyo dc la Igle~la (eó. decll de Id parte de la Igle~la pOI el I epll"en
tada) al provecto de lefOlma dgla1'la que ~e Iba a dl~culir en el PLlI
lamento
En 1961 la polemlca ~oble "oClalJó.mo y reforma agraJld haLe .:<,tlcl
go~ en la JUC, pero gl an pal te de lo~ umvel sltanos catolJco" actulll .:n
"entldo ILqUlerdl~ta El Ep¡'>co¡:lddo bla~tleí1o a<¡ume el metodo Flelle,
de ralZ marxI~ta, para el MO\lmlento de EducaclOn de Ba..,e, Flclle
llego a convert¡r::-e en a::-e..,ol de la Jel arqUla para folleto::- pedagoglLo::-
En 1962 dom Candldo Padm obiSpo progresIsta y pro libel aClOm::-ta c<,
de<¡lgnado a~l~tente naLlonal de la JUC, se maugura el Conclho y lo"
obiSpos de Brasil pubhcdn el pnmero de su~ planeó. de pa~tol al .:1
Plan de Emcrgenlla Nace en el ~enü de la JUC la A<;:ao Popular, mo\ I
miento mucho llla~ radical que se empeí1ara en la acclOn pohtlCa con
olVIdo creuente de su compromIso religIOSO En 1963 crece la ten'>lOn
socIal en Bra~il Los dlvcl ó.o., mtentos pohtlCOS, democratlco<', popu
hstas o totahtdno'>, no con"lguen reducn apreCiablemente la depen
dencla pohtlco-economlca re"pecto de la dlrecclOn nOl teamellcana, que
actua muchas vece~ con cntenos Impenahstas Van f¡ aca"anda lo"
proyecto~, de 1l1SplraCIOn USA, pal a ~uscltal un esplntu de deó.dn ollo
Il IberoamellLa, en buend mcdlda pOI la incompetenCIa y el egOl~mo
le Id" clIte" Ibcl oamencana~, tormddas en parte en Europa, y en parte
Il Id pi Opld AmelILa y mucha~ vcce" cn In~tltuLlones dc la Iglc~la,
01110 lo" colcglo" de Id Compañia de Jc"u", pUl mas que casI nunca
IM'ell1 ddl1lltldo la Igle~ld v la Compallld con "entldo dutocntlco la"
Ldu~a5 dc c"tc flaca"o en el que le~ cabe parte con"lderablc de re~pon
"abl IIdad SeKcrdotc~ V ACLlon CatolIca m an7an cada vez ma~ en el com
ploml"o tcmpolel! COIl Lldrd apertura al dldlogo con lo~ man:l"ta~ y a
lo" metodo" mal 'l.l"td", "oble todo en la educaclOn de ba~e Ld EnClchca
PCI(,elll 111 ten 15 tiene una gldn I epercu~lOn El 30 dc abnl, en RIO de
J elOCll o, lel Con! Ll enLla Epl'>copdl del BI d~Ii dll Ige un documento a la
IldLlon en que pUl pllmcl a 'eL toma pO"lLlOnes «contra un 01 den pro
fundamente vICIado por una tradlclOn capltalI'>ta», y reclama «reformas
de ba~e» El notable e~pcClalIsta Beozzo de'>Cllbe a~1 la actltud dc la
JUC en e~e dilO Llave «UllIlatel ah~mo en la condena del 1111pellah~mo,
'>e ataca al capltah~mo , el comUnI'>l11O queda en ~llenLlo» (Op ut,
pagma 49)
La" pO'>ILlonL" polItlCa'> '>c raclIcalIzan v e~taIJan en 1964 En las
caIJe~ de Belo HOllzonte '>e regl5tl an choque" entre la AcclOn CatolIca
-volLada el la 17qmcI da- v lo~ grupos catolIco'> mtegnsta'> El 19 de
mdr70 en S.o Paulo una mellcha catolIca "de la familIa, con DIO'> ) por
Id hbertad» rcune mediO mIllon de per50na'> El 31 de marLO "e produce,
ante las mdcu'>lOnes de Goulart, el golpe milItar del general Castelo
Branco, la SCptlll1a Repubhca Mucho,> mlhtante~ de la JUC mgresan
Cll la Cal ccl LIS Congregaclone~ Mananas -catohcos de derecha, dln
gld05 pOI lo~ JC'>Ultas IgnaClanos- mvaden el convento de lo'> domInICO'>
en Belo HOllzonte y avud,m a la PolICla con la denunCia dc muchos
catolIc05 mar'(l~tas mhltrados en los movlmlcnto~ de la Igle~la (Beozzo,
Op GIl, P 49) Una mavona Liara de la Igle51a brasIlcna, mcluso :llgun05
oblc,pos que antc'> hablan demostrado \eleldades lzqmel dl5tas, 'tpova
dI golpe milI tal , con lo que la moral de la JUC y de la AcclOn CatolIca,
escorada,> a la Izqmel da, se hunde, Pero a los dos meses del golpe, el
2 de abnl, monsenor Helder Cam!u a era deSignado drzobl'>po de la
confhctlVa dlOcesls de Ohnda y ReClfe, en Pernambuco, de5de su nuevo
puesto ha5ta su I etlrada en 1985 dc'>arrol\alla una mtensa labor de
OposlclOn al reglmen mlhtansta, V de apoyo al dIalogo cn'>tlano-mar
,(15ta, ~Iempre ha rechazado las acusacIOnes dc comUnI'>mo v prefiere
mantenerse en Imea profetlCa, pero ~u'> I ecomendaclonc,> ~obrc la a5un
Clon del mal '(I~mo por el pensamIento cllstlano, "U defensa abierta del
~Istema soclahsta y su manIpUlaClOn constante pOI el slstcma comunIc,ta
de de5mformaclOn mundIal son tamblen hechos que no pueden negar5e,
hasta el punto que debemos plantearnos la cuestlOn I.-/H bUllO fllerlt
en relaClon con el contlovertldo heroe de 105 hbelauonI"tas
En 1965 la mayona de los conslhanos del mOVimiento UnIvel '>Itano
catohco habla Sido expulsada del palS El 30 de setiembre, en Roma,
'>e reunen los obl~pos brasIleños baJO la preSIdencIa de dom VIcente
Scherer para dlscutlr los problemas de la AcclOn Catohca, que mar-
chaba desarbolada a la denva Con motIvo del final del ConClho las
obiSpos de BrasIl trazan un nuevo plan de conjunto para las actlvldades
pastorales La ruptura de la AcclOn Catohca -ajena a las reunIones
dc Roma- con la Jer,u qUla bra"l1cña "e hace cada vez ma" evrdentL
El teologo franu"cano Boaventura Kloppenburg, sIempre hel a Roma
\ futuro valladar de la oleada IIbcl duom'>ta, pubhca un rmportantL
ltbro "obre cl Conclho en que anuncia pi ofetlcamente la" des\ raLlOnL'>
que van a "LU grr El padl c Kloppcnburg, que ha"ta entonLe" habld
pubhLado obra" muy "ugc'>trva" contra la ma'>onena y "obre todo Lontra
la cxpan"lOn -muy notable- del e"plntl"mo en Bra"rl, drce que «no
elcbemo" dc"vrncular la" en'>eñanza'i conuhare" del patllmomo doctnnal
ele la Iglc'>la (pagrna 8), Y advrer te «No estanan, pue", en la verdad,
lo'> que pren"an que el Concrho repre'>cnta, en I elaclOn con la doctrrna
tl adrclonal de la Igle"rd, una "eparaclOn, una ruptura e rnc1u"o, "egun
dicen ,¡]guno", una IIber aClOn» (pagrna 8) E"ta premomClOn e'ita en el
plologo del lIbro dc Kloppenburg DoulIncnto'> do Vallcw10 1I, «Voze'>>>,
Pctropoh", 1966, e'> una de la'> pnmcra" vece'> que "e utl1lLa el termrno
Ilherauul1 en "entrdo Lonte"tatano La edrtonal, que hoy baJO la drrcL
Llon de Leonar do Boff e" hberac!om"ta y rebelde "e llamaba cntonLC'>
«Voze" em defen"a da fe», hoy ha abrevrado 'iU denommauon, como
lo" Je'>Ulta" e"pañole" hlcreron con "u famosa cdltOllal prado'>a «El
Mcn"a]ero del Corazon de Jesus» que ahora "e llama "encrllamente «Men-
".lJero» «El ConcrllO -'icgUla Kloppenburg, qUIen desde entonce" se ha
Lonver trdo en un factor de equrlIbno para la convuha Igle"ra del Bra
'>11- no permrte que 11l en la cscuela filo'>oficd, teologlca o escntu
1 al ra penetren el arbltno, la rn"egundad, el servrh"mo, la desolaclOn,
que Cdractenzan las fOllna" de pensan11ento rehglOso modcrno»

En el año 1966 'ie reuman en Br a"rl, convocado" por Dom Scherer


-otro de los ec1e"ra"tlcos dc Brasrl que VlO claro de"de el pnncrplO
lo'> pehgros del hber aClOm"mo- lo" mo\ rmrentos de ALuon Catohca
Un mes despuc", cn AntonIO Cario", Mma" Gerae", "e Lclebraba, en
medIO dc una agltaclOn frenetrca, el XIV Congreso Nauonal de la JUC
Al hnal de la reumon "e envIO una carta al cardenal Ro""r ) a dom
SLhe! er cuya conL1u"lOn mas Importante era este gnto de r ebeldra
«Por conslgurente no nos reconocemo'> ma" como Acuon Catohca o
como cualqUIer otr a for ma de 01 gamzaclOn que se defina Lomo exten-
'>ton del apo'->tolado Jerarqurco, "rno que nos proponcmo" .l'>umu nue'>-
ti a ml"lon cnstlana, hombres del mundo, comprometidos en una vlda
tcologal y en tunclOn de e"ta ml"lOn nue"tro movimiento va a orga-
m7al "e En el rntenor de la dlver "Idad de funCIOne" Lontrnudmo" umdos
a la JerarqUla, en la COl11UnlOn ecle"lal», decran lo" rebelde", cuando
e'itaban con"uurando la ruptura (Beozzo, op el!, p 25) Dom Scherer
rephca con el mtento de que la JUC reLonsldere "u pOSKlon rebelde
I Le" recuerda que el Papa PIO XI, en carta al cardenal Leme, defima
precisamente a la AcclOn Catohca como prolongaclon del apo"tolado
let arqurco En novrembre, el secretanado del Apostolado de lo" seglares
LOmUl1lCa la drsoluclOn de la JUC y de la JEC El mOVimiento trato
de "obrevrvrr de"pues de cortar "u conexlOn con la Jerarquía y en 1967,
\ a en vr"pera" de Medellm, celebro "u pnmer congreso «de la ex JUC»
Ya se había pubhcado, el año antenor (31-VII-1966) el pnmer docu-
Inento conjunto de lo" ObISpOS del Tercer Mundo (solamente 17) enea-
bezados por Helder Camdra, en que dehman a sus pueblo~ exactamentl
Lon ld~ n11,>ma~ palabras que Lenm les consIderaban «como el prok
ldnado actual» (E Du'>sel, op eH, p 223) La X reumon ordmand
de la CELAM en Mar del Plata, celebrada en ese ml~mo año, vacIlo
entre el de~arrollI~mo y el IIberaclOm~mo, y resulto, en defimtIVa, und
e~peC1e de aborto por la fIrme actItud tradIcIOnal de gran parte de lo'>
eplscopado~ argentmo y bra~lleño La reacclOn de los movImIentos bra
~Ileño~ de AcclOn CatolIca de~pue~ de ~u fru~trado congre~o mdepen-
dIente lue la abIerta rccaIda en la mIlItancIa de IzqUIerdas contra el
gobIerno mIlItar, en una palabra, como dICe duramente Ennque Dussel,
pa~dron a la dande~tmldad E~to no ~Igmfica que el conjunto de la
I gle~la de Bra~11 apoya,>e sm re~erva~ al reglmen mIlItar, el año 1967
regIstro contmuo~ conflIcto~ entre la IglesIa y el Estado, y a veces
lo~ obl~po'> tradlclOnale~, mlentra~ ~e opoman al marXIsmo, cntlcaban
tamblen lo~ exceso~ reaCClOnano~ y prote~taban contra la opreslOn a
que e~taban ~ometlda~ la~ capa~ ma~ pobre~ del país.

En 1968 los re~tos orgamzado~ de la ex lUC se aventan MIhtante~


mdlvlduale'>, y por grupo~, '>e mcorporan a la lucha pohtlca, colaboran
con lo~ marxl~tas en el mtento de captaClon del mOVImIento comum
ddde~ de ba~e, obJetIvo que ~olo ~e ha logrado en parte, como demues
tran e~tudlO~ reCIente~ (ver AlmIr Rlbelro GUlmaraes, Comunzdades de
ha,e no Era:>ll, Voze~, PetropolIs, 1978) Este lIbro, netamente favo-
rable al IIberaclOmsmo, reconoce al hnal que la salIda natural de la~
comuDldades de base e~ el movImIento hberaclOmsta, e~ decIr la IgleSIa
Popular, pero tamblen ahrma, en 1978, que «No podemos decIr que
toda'> la~ comuDldade~ bra~Ileña~ ~e hayan comprometIdo en el proceso
de IIbel aClon» (op ul, p 247) La hrme actItud de una parte del Epls-
eop<ldo bl a.., 11eño ha contemdo la calda de mIllone~ de catolIco~ en el
f¡berauom~mo, pelo no ha logIado eVItar la profunda dlvlslOn de la
Igle~la catohea El 11 de marzo de 1968 -ya e~tamo~ en el año de Mede
IIm- dom Helder Camala de~plIega toda ~u ~anta mgenUldad en una
eelebl (c contel encla en el In~tltuto Catohco de RecIte «El sOCIalIsmo
puede ofrecer una ml'>tlca de fratermdad umversal y de esperanza m-
comparablemente mas amplIa que la mIstlca estrecha de un matena-
h'>mo hI<;tOlICO» dIce, a la vez que atrIbuye a los marxIstas bm que
lo'> mal xI~ta~ lo hayan conhrmado Jama~ fuera de la~ hermosas pala-
brd'» «la nece~lddd de reVI'>al '>u concepto de relIglOn» (op ell, p 256)
DOll1 Helder ha VIa lado a Europa pal a recobrar energIas, y ~Iembra
\0'> cammo,> de Medellm con una cruzada el «MOVImIento de preslOo
mOl al hbel adora» 350 ~acerdote~ de Bra~Il escrIben, de acuerdo con
dom Helder a '>u~ obhpo~, una carta tremenda en que definen a su
I1dUOn como «pueblo a~esmado» (E Dus~el, op ell, p 242)
Pelo la dIvl'>lon epl<.,copal, que ~e mantIene ha~ta hoy, se hIZO muY
\ 1\<1 en tIempo'> de MedellIn Mon..,eñor Padm, anllguo consIlIano de la
JUC \ prelIberdelOOI~ta comparaba la actuauon del gobIerno brd~Ileño
lon ld de Id Alemania ndZI Pero mon'>eñor Slgaud, ObI~pO de DIaman
tma monseñor Almelda Morae.., Obl~pO de NIterOl, y mon<;eñor Ca'>tro
Maver, obl'>po de Campo~ declaran conjuntamente contra el precur<,o!
\ pOI td\OZ del J¡beJLluOnl~1l10 Jo'>eph Combhn que <dos comum~ta'> ~e
hdn mhItrddo en la leI dI qUid eL!e'>Ia~tlca» Doce ObISpO~ tradIClOnale~
-quc en Brd~11 no qUICI C dc nmguna mdnera deCir ~Implemente reac
clOnano'>- reuben el apoyo de una fuerte a~OClaClOn cdtol1ca «por la
defen~a de la tradluon, la fdmllIa y la plopledad» Pero dom Helder
Cdmara replicd con la fundaclOn, apoyado por tremta y do~ Obl~pOS,
de su «mOVImIento de pre~lOn moral y liberadora» (E Dus~el, op CIt,
pdgma 228)
La ConferencIa de MedellIn en 1968 fue, POI la mampulaclOn a que
fueron sometidas .,us delIbeI duone~ y conclu~lOne~, el punto de arranque
pard la etapa defimtlvd del hberaClOl1l'>mo De~de entonce~ lo~ movI-
mIentos de IIberauon ~e dbdtlcron con tuerza sobre BraSIl, como sobre
toda Amenca En mayo de 1969 un grupo «mcontrolado», que ~e rela-
CIOnaba ~eguramente con la PolICla, captura y ase~ma a un cdpellan
de la ex JUC, ~ecretano de dom Helder Camara, en RecIfe, el padre
Antol1lo Hennque Perelra Neto La salvajada proporcIOno un marllr a
lo~ mOVlmlento~ IIberauol1l~td~ en Bra~il (cfr, E Du~~el, op czt, p 306)
El cdrdenal Sale., denuncIa la repre~lOn de lo~ «escuadrones de la
muerte» pohCla paralela del reglmen militar que en su lucha contra la
subver'>lOn -que en mucho'> ca~os era ~ubver~lOn autentICa, aunque los
brutales procedlmlento~ no ~e lU~tIhcan nunca- hablan cometido mas
de un millar de d~esmato~ ~egun la denunCia del cardenal Pablo VI
condena publicamente en 1970 Id represlOn en BraSIl El gobIerno mIlI-
tar acu~a vanas vece~ al Epl~copado de tlalClOn al BraSil y de des-
pre'>tlglO contra la naClOn 17 ObISPO'> del Nordeste, la reglOn ma~ con-
fhcllva, corren pelIgro de ~er Juzgado~ ante un tnbunal mIlItar, la catas-
trofe no ~e COn~Ul1ld afortundddmente
El problemd de Id ~eguI Idad nauondl en Bra~J1 e~ que lo~ movl-
mlento~ de ~Ub\er~IOn -apoyado~ dIrecta e mdlrectamente por lo~ IIbe-
raclOmsta~- eran realmente de caracter revoluclOnano y amenazaban
a la naClOn, defendIda por un reglmen mlhtar autontano en clara cone-
XlOn con los mtere'>e~ anglo~aJone~ El podero~o aparato de la propa-
ganda marxI~ta en todo el mundo enma~caraba la realIdad de la ~ubvel­
~lOn para fiJal se exclUSivamente en la'> atrOCIdades -reale'>- de la
represlOn Por de~gracla en el Brasil de entonce~ nadie pen~aba que
eXI~tIa una tercera VIa, tal vez porque no eXlstIa He aquI, desnuda-
mente, el ploblema ma~ lacerante de Iberoamenca, para ~acudlrse los
errore~ y la~ de~ventaJa~ de un Impenah~mo, lo~ «hberadore~» Impul-
san a '>us pueblo,> a caer en manos del Impenahsmo totalItano mar-
'(I~ta La tercela VIa, teoncamente, e~ la democracIa naCIOnal en solI-
dandad con OCCidente, a elld ~e encamman con enorme~ trabajOS y
sufnmlento~ lo~ pueblos de Amenca, no sm fracasos dramatlco'> como
el del populIsmo bra~¡jeño, o la DemocraCla Cn~tlana en el ChIle ante-
nor a Allende, o el perOl1l~mo y el radIcalIsmo en Argentma
DIsuelto~ y dl~perso~ lo~ mOVlmIento~ especlahzados de la ACCIón
CatolIca braSIleña en VI'ipera~ de Medelhn, el EpI~copado mtento una
y otra vez rehacerlo., de forma ma~ '>egura, medIante un nuevo movI
mIento Pastoral Umvenltana Ha.,ta ahora .,m eXlto Los nuevo~ cen
tros y la nueva mIlItanCia ~on eXIguos y no ejercen mf1uencIa La en'>e
ñanza supenor catohca en Bra.,Il ha caldo en el pragmatlsmo y el tun
uonalJ'>mo, :-m el menol empuje dpO.,tO!lLO Cuando cuaJdn gl upo'>
orgal1lzado,> el remedIO e:- peOl que la Lntel meddd, en el :-egundo en
Luultro de Pd:-tOlcd Un¡\e¡.,ltand, en Vito na, 1980, toda la JellgonLd
IJbu dUOIlI'>ld '>L IlltloduJo en la'> conLlu.,lOnes (Cfr, Beozzo, op ul,
p 148 \ '» Pu :-I:-te Id dlv¡'>Jon en la Igle'>la de BraSil, la mmen:-a naClOn
que aLdbd de JeLUpelal (1985) la democracia, y que e:-ta tlatando con
el pI 0\ II blctl '>Lillldu l)olltlLO mudel ddo de la herencld portugue'>a :-u'>
problema:- capItale." la tranSlClOn desde el mllItan:-mo y la enorme
ma:-cl dL '> U dl Udd III tel nc\uonal, Luya:- gdl dn tia., I adlcan en buena pal te
en el pi OplU BI d,>¡J qUL no mue:-tra exce'il\ a pn:-a en IIbel al'>e de Id
cargd, pUl qUL lo'> goblu no:- tienen pre.,entL., dnte todo, la:- nece:-ldade:-
tremenda., de :-u pueblo PelO en medIO de la dlvl:-lOn a"Clenden para
todo el mundo Id'> e'>trellas del hberauom'>mo Avanza la cdptdclOn mal
XI.,td -lel glém movImIento comumdade<; de ba"e los hbros de Leonardo
BaH :-on la mejor prueba Los hel mano:- BoH lllfluven en todo el mundo
cdtollLü dL'>dL '>u plcltdforma brasJleña La «EdItonal Vozes» de Petro-
poh:- e'> un poderoso centlo de plopaganda cnstJano-marxl:-ta, el ma:-
Impol lcll1tl dL toda lbel üamenLa Retn ddo Helder Camara, :-u luLl1d
contlllua, :-ecundddo por obl:-pos mIlItante., como el e"pañol Pedro Ca
'ialddlJga, I eClentemente convertido en vedette mundIal del 1JberaclO
OI"mo Do'> cardenale:- bla"lleños, Aln:- v Lorschelder, apoyan y ahentan
a BoH en :-u lebehon contla el Vaticano, otros, como Scherer, se
oponen PeJo aunque la gran Confelenua EpIscopal de Bra"ll -la mayor
del mundo con md:- de tresCJento:- obl'>p0:-- se encuentra hondamente
dIVIdIda lomo tüdd la Igle:-Ia de Bla.,¡J, aunque los problema" de la
gran nauün :-on acucldntes, y ]ustlttcan aparentemente todo:- lo" exceso:-
del hberauoOl.,mo, hay tamblen una fuel za tradIcIOnal glgantescd en el
pueblo u ¡.,tldno y en el EpIscopado bra'>lleño que se encuentra en
plena comUl1lon con la:- dlrectllCe'i de Juan Pablo n, Id mIsma dl"CI-
phna -eJemplar- con que fray Leonardo Boff ha aceptado su reduc-
Clan al :-llenclO -entre otl a:- Losa'> pOI que no le quedaba otro remedIO
en la pra\ls- e:- una pI ueba de que la Igle"la de BrasJl esta VIVI:-Ima,
y de que :-upelara los traumas del hberaClOl1l"mO de:-de :-us ralces pro-
funda:-

LA ANTICIPACiÓN CHILENA

El e:-tudlO de la antlclpaLlon IIberaClOl1l:-ta en ChJle esta dIrecta-


mente lelaclOnado con 1111pOl tante" aconteclmlento:- del ml'>mo sIgno
en E:-paña, por ma., que entonces pasaran casI madvel tldos en medIO de
los problema:- agol1lco:- en que se debatia el I egll11en de Franco -nos
estamos rettnendo a lo" año:- 1971 y 1972- Y en plena ll1certldumbre
por el futuro de Id naclOn La ge"taclOn y puesta en marcha de dos
Importante:- centros hberaClOl1lstas en ChJle y en E"paña es practIca-
mente .,Imultanea, con elemento:- per"onales, IdeologlCos y táctICOS en
parte comune:-, y con una documentaclOn ma<; que sufiCIente para esta-
blecer las hlpotesl'> de trabajo y apuntar, de~pue~ de la debIda dl'>LU
'>lOn, las pnnCIpales conclusIOnes En ChIle ~urgIa Incontemble en
1971 72 el mOVImIento mundIal Cn~tlanos por el SoualI~mo, en E,>pana
se efectuaba, con dlferenua de me~es, el lanzamIento mundldl de !el
teologla de la IIberaclOn Era aqUl, como deCIamo~ v hemo~ e,,-phcado
detemdamente en otra~ obla~ (ch, por ejemplo HI:>tOI1(1 del fr(m
qUISI110, vol 11, Barcelona, «Planeta», 1978), un año agomco pald la
tran~IClOn La cn~l~ per~ondl del genelal Flanco coal tddo " mdl1lpulado
por '>u famIlIa, el de~molonamlento de ~u legIn1en eran notorio'> Era
el año del tremendo aco'>o del Pdrdo a la Zarzuela el dno de Id boda
real de la meta de Ft anco Lon don Alfon~o de BOl bon El dño en quc
se pre~entIan lo~ "lento'> de la cn~l~ economlca mundldl en lel quc Iba
a naufragar, en E,>pe1l1a V en IberoamellLa, Id Ilu'>lOn del de~cllloJlo En
ChIle el reglmen mdl xI~ta de SalvddOl Allendc, llcgado dI POdCl .:n
buena parte pOl la agomd de la DemoCI aUd CII'>tland pOI ~I IPO\ o
de lo'> cnstlano'> «dIalogante'>>> y de lo~ movlmlento~ lIbLl dLlOl1l'>ta'>
en ograz, parecla habel cuajado Yd como plataforma e'>tl atcglca contl
nental en pro de la revoluclOn 1972, un año da\ e
Pala el estudIo de la cn~ls de Chile hay vana~ tuentc~ debldel'>
alguna'>, d submanllO:> mal '(J~td~ españole~ en el PSOE -JOelqum Le
guma, Joan Garce~- colaboradore~ del marxI~mo dllendl'>td Pero Id'>
ma~ IlustratIvas son do~ el revelador lIbio del Pddre Gonzedo AIIO
yo, S J, creador de Cn'>tlano~ por el SOCIalI~mo, Golpe de E,tado ell
Chile (Salamanca, «Slgueme», 1974) V otro de ~Igno contldllo, mucho
meJor documentado, Hl:>tona de lo:> Cnstlanos por el Soua[¡:>l11o ell
Chile, de Tere~a Donoso Loero, SantIago, «Edltonal VaItea» 1975 El
hbro de Joan Garces se titula El E:>tado v lo:> ploblema:> tadl,"OS en el
Gobzerno de Allende, Madnd, «Siglo XXI», 1974 lJ emos citando otrds
fuentes durante la expo~lclOn

LA INFLUENCIA DEL "CENTRO BELLARMINO»

Segun el JesUIta Gon7alo Arroyo, colaborador de Allende V maXllTIO


impulsor del movimiento Cn5tIanos pOI el SOCIalIsmo, el comIenzo de
la decada de lo~ sesenta -a raIZ de la vILtona de Fldel Ca~tro en
Cuba- marca el recrudecImIento de la actividad de los cn~tIano~ de
IzqUIerda en toda Iberoamenca Arroyo señala como precur~ore~ al movI-
miento A9ao Popular en BrasIl -rama rebelde de la JUC de la que ya
hemo~ hablado dnte'>-, el Frente Umdo cn~tIano-marxl~ta del padre
CamIlo Torres en Colombia, y a algunos obispos entre los que desde
tiempo'> del ConCIlIo destacaba ya dom Helder Camdra Bra~Il, con sus
contradiccIOnes ~oclale~ exacerbadas y ChIle, gracla~ a la abIerta coope-
I aClOn de un sectOl de la DemocraCIa CnstIana con el marXIsmo, son
los do~ paises de Iberoamenca donde surglran con mas fuerza los
movimientos lIberadores El drama chIleno comIenza haCIa 1967 la epoca
en que, como veIamo~, Jacque~ Mantam publicaba Le pavsan de la
&arol1ne, una virtual ILtlaLt<lClon de su~ pO~lLlOne~ avanzada~ que tUe
,-ublertd de ,>¡lenLlO por loo., Latohcos progreo.,¡~ta~ El dlllgente unnel
..,¡t<lTlü dLI110LldtdLno.,tldno Miguel Angel Solar decl<lrdba enton<",e~ "Una
Umver~ldad catohca poulla perfectamente eXistir dentro de un E~tado
~OLl<tJI'>td » En ago~to de e'>e <1no lo~ Jo\ene~ demolll'>tldno,> Je IzqUlelLla
a~dJtaban Id ~ede Lcntrdl de la Umvel ~Iddd LatolILa cn colabOl allon
Lon el mal ''(1~ta pro Lhmo Danton EUqUIZd, \ LoaLuonaban a Id ¡CI di
qUla Lhilena -que '>L 1110\ 10 durante c'>to'> ano o., c1ral11dtlLo'> cntle lel
ll1(iLU'>lOIl ) LI t,ntlegUl..,mo- para que "'U~tltUYL..,e al lLctor de la UI1l
ve¡ ..,¡udd AJtr Ldo SIlva, por el playboy demoLn'>tldno y pro-mar'ü~ta
Felnanc10 (,<\..,tlllo Vela~Lo, glan plomotOl de la m1JltldLlOn marü~ta _n
la Ul1l\el,>¡uad PontifIcia Ca~tlllo Vela..,co Cleo el Centro de E~tuc1lo",
dc Id Reahdad nallonal en 1968 y nombro para dlnglrlo a Jacque~ Chon
chal un dLl11oLn..,tlanCJ de pa¡ tido y marxI~ta de COI a¿on que paso de~
PUL.., al ]lal tido Ln..,tl<'no marxI..,ta MAPU y al gobierno de Salvador
ft.:Jcnue En el Con~eJo de RedacclOn dc la revI..,ta Cuadernos, editada
pOI t.l CEREN, hgUlabd el Je~Ulta Gonzalo Anoyo y entle lo~ colabo
rduolL.., e..,tU\lerOn t.l ",ocIah~la marXIsta e~pañoJ Joan Garce~ a..,e..,OI
de AllendL v lo~ teologo~ malxI~ta~ de la hberdclOn Pablo RlLhalu )
Hugo A~mdPn
Otro Je~Ulta, el padre Vekemans, habIa fundado en Santiago JUl dnte
10~ años cmcuenta el Centro Bellarmll10 (baJO la advoLauon del ~anto
¡e"'Ulta polem'~ta RobeI to Belalmll1o) que ~e convlrtlO en m~plradol
de la Democracia Cnstiana y de la ConferencIa EpIscopal chIlena Desde
la revI~ta Men:,a¡e otro Je..,Ulta el padre Hernan Larrall1 propicIaba el
dialogo y la colaboraLlon con los marxlsta~ A la sombra de Vekeman..,
coblaban lI1flUenCla creCIente en Chile vanos Jovenes comumstas, entre
ellos RodIlgO AmbrosIO (submalll10 comum~ta en la DemocraCIa elI'>
tlana) y Mal ta Ha! neckel, autora de un manual de marxismo difun-
dIdo por la propaganda SO\ leUca en todo el mundo \ smgularmente
en España Cuando ~e produjo la vlctona de Allende en 1970 d padl e
Vekemans -que habIa ti atado de mantenerse Ln una llnpo~lble \ Ia
ll1termedIa entre man:lsmo v cnstlanlsmo (pOI ejemplo en sus hblOS
cAgoma ° resUl g1l1l1el1to) ReflexlOne:, teologIca:, acena de la contes
taclOl1 en la Igle:,w BarLelona "Herder», 1972 e Igle:,/(/ , mUl1do polz
tzco, Barcelona "Helder» 1971) y que habla cultnado un extraño cen
tnsmo entre lo que el llamaba disyuntiva del clellcah..,mo ') el 'mge
l!smo, deJO de ..,er uttl a los marXistas, compl enulO pOI flO lo.., It uto..,
de su trayectona ambigua, abandono ChIle, ..,c acelco a monseñOl Lope7
TruJIlIo y creo en Colombia un centro de e~tudlO~ que en su boletm
TIerra Nueva octubre de 1973 publico una detallada cronologw de 1::1
penetraclOn mal xlsta en la Iglesia de ChIle, pronto fue acu..,ado el je'>Ulta
pOI los lIberaClOl1lsta<; de ser naturalmente un agente de la CIA Volve-
I emos sobre su mtel esante flgUl a ) su em evesado te~tlm011l0
LOS CRISTIANOS DE CHILE APLAUDEN A LENIN

Cuando se pubhcaron esta~ notas <;obre el hbel aClOm~mo chileno


en ver~lOn penodl'>tlLa, v en las pagmas del ABe de Madnd en ]uho de
1985, un ]e'>Ulta que oculta '>u condlclOn de tal, el padle JavIer Do
mmguel, acu~dba al autor de ofrecer una verslOn muy antlcuada del
lenml'>mo en leldclOn con los movlmlento~ hberadore,> El padre Do-
m1l1guez, sobnno de un plocer catohco al que ~us amIgos llamaban
con alecto «el '>eu etal 10 particular de DUls» reconoua el man:I~mo de
lo~ hbel aCIOI1I~ta'> pero negaba su leDll1lsmo con peregnno~ argumen
to~, como que el hder Gerardo Igle~Ias, comumsta espaí'íol, ya no e~
lenml'>ta El padI e Dommguez, ademas de repasar la doctnna de Lenm
sobl e el Impenah~mo, y Otl a<; comunIcadas a los ]¡berauonl~ta~ a traves
de Gl am'>CI, debclla leel atentamente los palfato~ quc ~Iguen ante~ de
e~cnbll cal ta~ tan vaClas a lo~ penodlco~
El 11 de ago~to de 1968 un grupo de clengo~, monJa~ Y ~eglale~,
ammado~ '>10 duda por el e]emplo del Mayo france~ tomo y profano
la catedral de SantIago de ChIle Entre ellos dos ~acerdotes e~pañole~,
uno de lo~ cualc~ Paulmo GalCla, escnblO a la secretana de las Juven-
tude~ Comum~ta~ chIlenas, Glady~ Martm, esta educada carta desde
Madnd, en ~('tIemble de 1970 «Adelonte la IzqUIerda, ¡mIerda' Ojala
lleguen al podel y acaben para ~lemDre con la explotauon, el hambre,
la 1l1CultUl a (SII.-), etc Su tnunfo V la ImplantaclOn de! autentlco ~oCla
h~mo ~eran dehmtl\o~ en Amcnca Latma» Y el cura revoluclOnano
e~pañol, uno de tanto~ entre qUIenes han Ido a Amenca durante los
ultImo'> vemte año~ para predlcal el marXIsmo, termmaba aSI «Sean
fiele'> al marxl~mo Su tnunfo adelantara la hlstona »
Abrumado~ pOI tales exceso~, los obl~pos de Chile, el 4 de octubl e
de 1968, decldlelon, por una vez, hablar claro «No tenemos derecho a
callal» dl]eron «Una co~a es la JustIcIa y otra el marXlsnlO Los mar
xl'>ta<; '>aben que no ~e puede ~eI a la vez un buen marxIsta y un buen
CII'>tlano » QUlcne~ no debenan ~aberlo eran algunos cnstlanos, o mejor
democn~tIano~ Jovenes" que, encrespados, contestaban a los ObISPOS a
vuelta de correo en comumcaClOn hrmada por Juan Gabnel Valdes y
Mw;uel Angel Solar «Hemo~ optado por el soclah~mo» Y lo~ :JbI~pO~
callaron
El 14 de abrIl de 1969 el prelado pro marXI'>ta dom Helder Camara
VI~ltdba ChIle en VIaje de propaganda A la~ pocas semanas la Demo-
craCIa Cnstlana <;e e~cmdJa y de ella brotaba el partIdo cn~tlano-mar­
xI~ta MAPU, al que estaba muy proxlmo el padre Gonzalo Arroyo Para
Arroyo, la mf1uencIa coactiva de los cnstlano~ de IzqUIerda determmo
la neutralIdad de la J erarqUla chilena en las eleCCIOnes de 1970 que
dIeron el tIlUnfo, ante la dlvI<;lOn del frente moderado, a la Umdad
Popular marXIsta de Salvador Allende Segun Arroyo, «los ObISpOS acep
taron la legahdad de la opclOn sOClahsta e mclu~o marXIsta» Para el
mIsmo Je~Ulta marXIsta, el apohtlcI~mo de la IgleSIa chIlena la sumlO
en sItuaclOn contradlctona «El cardenal Silva Hennquez -dlce- e~
,--omo el ~Igno VIVIente de esa~ contradlcclOnes Ideologlcas que se ex-
pre~an en ~us actuacIOnes, rechazadas por caSI todos»

La cronologIa de la ultIma etapa de la colaboraclOn cnstIana para


la ImplantaclOn del regImen marxIsta de Allende resulta estremecedora
Al conmemorarse el centenano del naCImIento de Lenm (18 de abnl) el
padre Larram S J le descnbIa en Men!>a¡e como «un autentIco comu
m~ta, con Ideas a la medIda de la Humamdad» Antomo Cavalla ROJas,
¡JI e~ldente de la Juventud DemocratacnstIana, presentaba a Lemn como
«un ejemplo casI maccesIble» El mmIstro de EducaclOn del GobIerno
Je Eduardo Frel, democnstIano, Maxlmo Pacheco, decIa «Creo que
Lenm es el hombre pohtIco mas emmente de l1.uestra epoca y que no
~olo pertenece a la Umon Sovletlca smo al mundo entero» El 9 de
lumo ~e fundaba en SantIago de ChJle el Centro Medelhn para apoyar
\ onentar «a los catohcos que estan por la opclOn revoluclOnana» El
eoraLOm~ta Pablo Fontame y el JeSUIta Manuel Ossa apoyaban la cola-
bordClOn de enstIdnos y mdrxIstas El padre Larram Iba mas leJOS y
en VIS peras electorales declaraba «Yo no veo nmguna razon que pueda
llnpedIr que un catohco vote por un marxIsta» En agosto el padre
Juan OchagavIa, decano de la Facultad de Teologla en la UmversIdad
Catohea y futuro provlllCIal de los JeSUItas, VIajaba a Cuba y volVIa
emoclOnado en medlO de una exhIbIClOn de propaganda castnsta

ALLENDE Y LA OPERACION VERDAD

Tnunfo Salvador Allende El entonces ProvlllCIal de la CompañIa de


Je'>u'>, el español Manuel Segura -a qUIen cabe atnbUIr una grave
re'>ponsabIhdad en todo este proceso- declaraba en la prensa catohca
de Inglaterra (The Tablet 19 XI 1970) que la actItud cnstIana ante la
\ ILlolla mdrXISU¡ debtxJa '>er de colaboraclOn leal El padre Arroyo
u rUcara al regImen de Allende por no asumIr claramente una de dos
e'>trateglas posIbles la «democraCIa avanzada» medIante «una revolu-
Clon popular de hberaclOn» y la «revoluclOn InmedIata socIahsta» En
el prologo al hbro ya CItado que escnbIna mmedIatamente despues
del golpe mIhtar el padre Arroyo se lamenta de «verse separado de
und e'(pent..nua pohtlca v cultural con la que se comprometlO mten-
'>dmente» Sobre todo medIante la gestauon de un Importante mOVI
IllIento u l'>tldno-marXI'>ta de ongen chileno y expanSlOn umver'ial los
(r l'>tIdno'> por el Souahsmo

OChtntd '>aeerdotes chJlenos y extranjeros, dIeron ongen a este


1ll0\ 11111Lnto marxI'>ta en abnl de 1971 Entre ellos estaba el peruano
Gu'>u\O GlItlCrrez que por entonces edItaba en Lima su lIbro celebre,
r uJlof!.za de la lzberauon El padre Arroyo declaro en su mtervenClOn
«El marxismo y el cn~tlam~mo pueden unifIcar su aCClOn» En ese
mismo me~ de abnl SalvadO! Allende convocaba la operacton Verdad
cuya e~trella lue otro de lo~ mICladores de la teologIa de la hberaclOn,
el dommlco trances Paul Blanquart, que vema de Cuba, donde se des-
hiZO en eloglo~ a FIde! Castro, luego proclamo en Chile dos tesIS con-
tundente" «E~ posIble ~el a la vez marxIsta y cnstlano» y «La IglesIa
ya deJO de ~er und y debe encammarse por la senda del sOClall~mo, lo
dema" no es IglesIa autentIca smo falsa y muerta»
Los obl~po" de ChIle, reunIdo" a la vez que la a~amblea rebelde, CrI-
tIcaron duramente el documento final del Grupo de lo~ Ochentd «Dere-
chos fundamentales de la pel sona humana -deClan los obispos al hablar
de la'> realIzaclOnes hl~torIca~ del marXI~mo- han ~Ido, en ellas, concul-
cados en torma analoga y tan condenablemente como en sIstemas de
msplrauon capltahsta » Lo~ Ochenta reaccIOnaron con dureza y grosena
ante la'> CrItICa:-. epIscopales «Nos preocupa -concretaban los ObISpOS
en el paI rafa 36 de su documento de trabaJo- '>enamente la posibi-
lidad de llegar en ChIle a un soclahsmo que, por ser marcadamente
marxIsta, re:-.ulte tambIen un sOCIahsmo actIvamente ateo» Pero los
Ochenta, Imperternto~, ~e amplIan como Grupo de lo~ DOSCIentos en
JulIo de 1971, Y reCiben alborozados, en octubre, a un antIguo trapense,
ahO! a sacerdote secular, que VIVIa en la 1~la nIcaraguense de SolentI-
name en medlO de una comumdad poetIco-marxl"ta que no le Impedla
dedicar poema~ a Manlyn Monroe, esa mu'>a del capJtalI~mo, olVidar
con nostalgla sus tIempo'> de fanatismo joseantonIano, presentarse en
ChIle con una enorme marIposa multIcolor bordada "obre su camIson
v declarar tranqUilamente «Yo "oy un comUnIsta CrIstIano» Nos refe-
limos, naturalmente, al futUlo mlmstro de Cultura en Nicaragua, Er-
ne:-. to Cal denal

EL ENCUENTRO DE 1972

El 30 de nOViembre de 1971 lo~ Ochenta, vestIdos con atuendos estram-


botlCo~, se postraban ante FIdel Castro durante la mcreIble VISIta de
casI un mes que el dIctador cubano hIZO al ChIle de Allende C2stro les
contundlO al prmCIplO con los miembros del grupo mUSIcal comumsta
«QUllapayun», que andaban por allI con vestImenta'> largas casI clerI-
cales Alh estaban Gonzalo Arroyo y Pablo RIchard, a qUienes dIJO,
como a todos, Flde! «FelIzmente los sacerdotes han evolUCionado muy
rapIdo Hacen las cosas que no'>otros quel emos que hagan los comu-
nI'>ta'> » Doce de ello~ viajaban poco despues a Cuba, para a~umlr sobre
el terreno la experIencIa ca~tnsta, sm contesar jamas que Castro no
pcrmltla hberaclOnes a la Igle~Ia de Cuba margmada, opnmlda y amor-
dazada CasI mmedIatamente despues del regreso de la expedlclOn el
padre Arroyo presentaba ofiCialmente el 2 de abnl de 1972 al movl
111lento Cnstlanos por el SocIahsmo en su Pnmer Encuentro latmo-
dmencano, prc"ldldo por el excentnco obiSpo marxista de Cuernavaca,
mon~eñOI Mt-ndc/ Al ceo, con a<"l~tcnCIa de lo~ grupo~ CII'>tIanO., I C\ u
IUClOnell lO., dt tod 1 1bu Odll1Cl Kd entre cllo" üNIS del Peru .) Sdl u
dote" pdl d Ll 1 CllU Mundo dc Al gentma El cardcnal de Sell1tI,lgU "l
nego d a~l..,tll \ ca!Ibco al encuentro corno «cancatura del u l'>tlelnl"1ll0>
pero lucllu le" IcublO Lo'> leullIdo~ celebraron al Che GUC\,Ucl \ I
Camilo Torre~ y declararon
«Nue"tlo con¡prOIl1I"O revoluclOndllo nos ha hecho rcc!c"cublll lel
slgmficauon de la obra liberadora dc Cn'ito» (punto 9)
«Llllt LI lOllllL11Uel de una alwl1za e!>trateg/(~a de lo" Cll'>tIdno"
revolul101Idl l )" ton lo" JTIdn:l"td" cn el proce<.,o de J¡beraLlon dcl con
tmente» (pUlltO .f6)
«Se 1 eLüllOLL tI pI d,(l" revoluuon,\na como matnz gcncl aelO! el JL
una nUl\d Uldll\lltld teologIca» (punto 71)
E"ta dedal dLlon c~ ImportantI<"lma Revela el alcal1r-c c'>t rateg/c ()
de la unIOn u I"tlemo mar'(l~ta y el ongen e'ienclalmente fontdlml ntl
mard~td de Id ltoIOl!ld de la J¡bcraclOn vI~ta de~de dentro de clla ml'>ma
Con r<'LOIl pudo c'>lilblr cn 1973, en la obra citada, el padre Ano\o
creador de CrJ'>tIdno,> por el SOClall"mo «Al mI"mo tiempo se desarrolla
la Tt.ologId dL b LlberaclOn cornente de pensamiento espeClficamente
latmodrnencana ll1dependlcnte por pnmera vez de la teologIa europea
En ChIle e"ta con lente fragud en un nuevo mOVImIento Cn"tIanos
por el SOClaJ¡"mo Lo constItuyen cnstIano'i que, decepcIOnados por la
e'(pelll nlld Frel I echazan las solUCIOnes tercen'itas mspIrada" en la
doctnna SOCIal de la IglesIa» El padre Arroyo, en su lIbro, _oncreta
la e"enUd del mOVImiento «Cn"tIanos por el SOClalIsIno manlfie'ita
que Id te en Cn"to e"ta medIatIzada por la pohtlca, es deCir, en ese
caso, por nuc'>tro compIomlso hIstonco con la clase trabajadora y su
lIberaclOn» Cn"tlano'> por el SocIalismo y Teologla de la LlberaclOn
Identlhcado~ por uno de sus creadores, he ahl la prueba
En la "lgUlentc a"dmblea de Cn'itIanos por el SOCialismo, noviembre
de 1972 el pre"ldente Allende saludaba al mOVimIento con plena Iden
tIficaclOn Alguno" de lo" a<"Istente" dcsbarraron a fondo como el que
afirmaba «La Virgen Mana se ubl\a muy bien en la lucha de da'>cs»
En febrero dc 1973 "e orgamzo en ChIlp un gran homenaje a la memona
y el cjcmplo de Camilo Torres

UNA CONDENA EPISCOPAL TARDIA

Pero ya era el año Imal de la expenenCIa Allende El padre Arroyo


culpa a las multmaclOnale" y a la CIA del derrocamiento, cuya fuerza
pnnClpal fue, sm embargo la reaCClOn mcontemble de la sOCiedad chi-
lena y de las Fuerzas Armadas .) de las clases medIas, y de las corpo-
racIOnes profeslOnalc<." contra los excesos del reglmen marxista que
avanzaba en su mtento de con"o]¡darse como plataforma contmental y
cabeza de puente para la expanSlOn man.lstd en Arnenca Impulsada por
la URSS de"de su base cubana Desde dicIembre de 1971 la marcha de
la~ e-acerolas demo'>tro la fuel7a que ya estaba adqUlnendo la plole,>l I
popular contra el marxI'>mo Mcdlado el año 1973 las FuerLa'> 1\1 m.KILI'>
pareClan dCCldldas a mten el1lr, el 29 de Jumo se frustro un pllmel
mtento de golpe y Allende trataba desde entonces por todo,> lo~ medlü'>
de dIVIdir a los mllttare~ para sal val ~u reglmen Llego, el 11 de '>ettem
bre, el golpe mllttar Segun el padre Al royo, la mayona de lo~ ubl"pos
" de la Democraua Crt;,tlana en ChIle aplaudIeron la decI;,lOn de lo;,
mllttares Ya despue~ del golpe, los obISpos de ChIle publtcaron una
dura condena del mOVImiento Cn;,tlanos por el Socraltsmo -el 16 de
octubre- que a muchos les ;,ono tardta y oportumsta En ella prohl
blan la pel tenencIa de reltglO;,os y sacerdotes al mOVImIento que como
hemo~ VI;,tO fue creado y alentado por ellos Los obISpo;, dedal cm
que la msp'raclOn de Cn'>tlano'> por el Soualtsmo es ablel tamente mar-
xIsta lel1ll1l'>td «Duro lenguaje -comenta con amargura Tere'>d Dono
; ' 0 - que tanta falta hl70 durante los ternbles años de la Ul1ldad Popu-
lar, cuando a vece~ los fiele~ ;,e crelan ovejas sm pastor» Ahora lo'>
Obl"POS lo velan con clalldad, «amba;, formas de dencah;,mo -el antl
guo y el nuevo- termman por parecerse, sIempre se trata de ~cle;,ld'>
(ICOS que qUIeren dlnglr la polttlca, ;'010 que -.lita cambIado el '>enlldo
de esa pohtlca» Mas vale tarde que nunca I
Todavla no habld caldo el reglmen de Allende cuando el Cal den'].l
de SantIago, mon'>eñor S¡Jva Hennquez, atnbUla a msplrauone;, extran
Jeras el desencadenamIento de la teologla de la ltberaclOn en ChIle y
confe;,aba (ConvermclOnes de Toledo, Teologw de la IzberaclOn BUI-
gos, «Aldecoa» 1974, p 326 V ss) <,Alla esta A;,mann esta Comblm
e"ta Gutlerrez, que van a menudo alla, a ChIle "e puede deCIr 1ue
ahl esta el mdo donde se Ulcuban estas cosas» Pero por de;,graua nada
mdlca en 1986 que un sector del EpIscopado y de la DemocracIa Cns-
tIana en ChIle hayan aprendIdo las duras lecclOne" hlstonca;, de los
años setenta

El CASO VEKEMANS: UNA DESOLADORA EXPERIENCIA CENTRISTA

Roger Vekemans oraculo antaño de la DemocracIa Cllstlana chI-


lena, huvo de ChIle como diJImos, al sobrevenll la etapa Allende por
las deblltdades y los centn"mo;, de la DC, mspnados muchas \eces
por el propIo Vekemans, de cuyos contactos con los centros para la
polttlca Iberoamencana de los Estados Umdos, y con las mas altas per
sonaltdade;, amencana", hay eVIdenCIa sufiCIente Je"Ulta conectado a
los medIOS epI;,copales europeos para la finanClaclon de mOVImIentos
catoltcos en Iberoamenca, polemIsta mcansable y atrablltano, Veke-
mans ha dejado la huella de SU" afanes V sus frustracIOnes en dos ltbros
Importantes, que completan el cuadlo que va hemos trazado sobre ~u"
obras y actiVIdades Vekeman;, abomma de las cntlcas que le hace la
escntora chIlena Teresa Donoso, pero despues de leerle.:; a los do;" es
mevttable la mcltnaclon del hlstonador en favor de Dono;,o
El lIbro de Vekeman~ Teologza de la lzberauon v CrIstianos por el
,oualz~mo (Bogota, «CEDIAL», 1976) e~ pe~e a todo, un alegato de
,urna ImportancIa, aunque 'iU acumu18uon eludIta de clta~ dañe a Id
ó>htematIca del lIbro CPS e~ el «retoño ma" Iludoso» de la TL (pagma
12) Re~alta muy cel teramente la míluenCld de la ConferencIa Mundial
del Con~eJo Ecumemco de las IglesIa" (Gmebra, 1966), algo _wttTlOl
a Medellm, como Impubo pnmordldl para el IIberaclOm~mo (pagma 12)
'>obl c todo en el campo pI ote~tante CIta, tambIen muy certeramente,
la teó>I~ fundamental de Juan LUIS Segundo S J , para la ldentIÍLcauon
de marxl~mo y IIbel <lClOill~mo «Entrdl le~tlmente en el Juego, ~UbOI dl-
ndr a (loó> m'->trumento,> de anah'il~ de la pI a,,"l" que ofrcce el marxl"mo
m~eparable'i de la totalIdad del ~Istema que Ie~ mtIoduce e'> decll elel
matel1ah~mo hl'>tOlICO) el pensamIento teologlCo ml"mo» (pagma 78)
Aeluce tambIen Vekemans el dIctamen de mon~eñOl Jorge HoUl ton,
obISpo ddmJl1I'->t1 aelOI de la dIOce~l~ dc Puel to Montt de ChIlc 1972
~obre TL/CPS
«En el pentagrama ~e ponen la~ nota~ para expre'ial una melodld,
pelo ella'> adqUIeren toda ~u ~lgmÍLcacIOn por una llave de Solo dc Fd
que les precede En numeroso~ e'icntos de la TL todo o ca'il todo ~I
enloque central e~ta en llave de Marx»
«Todo~ ttenen quc optaI v lo~ pregonelo" del EvangelIo de Je~u
ClIStO tamblen No hacerlo e~ opta! contI a lo~ explotados Al teologo
solo le quedal la la tarea de hacer deIlvar -por raClocJI1IO ~IlogI'itICO­
de~de el pnnClplO de la fe, la tarea de con~trulI el ~oClalI'imo medIante
la lucha de cla~e~» (pagma 79) Y Vekeman~, antes de propOIclOnarno"
una completI~Ima blblIograha sobre TL/CPS ha"ta el año de su lIbIo,
destaca la Importanua del teologo prote~tante R Shaull en el tras
plante Iberoamencano de la teologIa de la levoluclOn (pagma 101)
La convergencIa -mejor, el paralelI"mo- de TL V CPS es, para Veke-
mans, eVIdente, lo ha 'ientIdo en su pIOpla. carne Pero «hace qlguno"
aílo" mtUlr e~a con\ el gencla era exponeI ~e a la abommaclOn de la"
abommaclOnes el lePloche de maccaIth\sOIo ecle~Ia~tICo» (pagma 309)
DL"ele lo" pnnClplO" ele CPS en 1971 Gu"tavo Gutlell e7 lue su 111"11 ' -
1 delO! A'>mann ~e mostraba todavIa ma~ actIvo, como Rlchal d V Glrardl
(pa¡zma 213 v s) Gutlerrez v Gil al dI a~l~tleron tamblen actIvamente
al Congreso CPS de Quebec en 1975

La ~egunda parte del lIbro e" la cromca de CPS E~ un reconoCI-


mIento dramatlco de la Calda haCIa el marxl~mo, pero donde se dl~lmula
la re'iponsablhdad de la DC y del propIo Vch.enuns En la decada de
los sesenta, <do~ catolIcos abandonan el apo~tolado paI a llenar todas la'>
vacantes de la dCClOn socIal El temporah~mo 1m ade la IglesIa ,la
JerarqUla se replIega para no comprometeI~e» El ploce~o '>e complIca
en la ~egunda mItad de esta clecada con la cnsl'> de la DC El mal'l.lsmo
se ha mfiltrado en sus cuadros V hace fel mental el de<,contento contra
los «tecnocratas de<,an olh'itas»
Llegan entonce~ lo~ pnmeros becado~ de Lovama v Pans con la
novedad del dIalogo marxlsmo-cn~tJamsmo Poco a poco comIenza el
abandono de la practica rehglOsa y luego de la fe Entra la contestaclOn
,1 la JerarqUla y la lucha de clases dentro de la Igle'>Ia «La IglesIa chI-
lena pIerde ~u IdentIdad pastoral y vIve presIOnada por los hechos con-
,",umado'> VIene la de~erclOn en gran e'>cala de sacerdotes y relIgIOsos
Los semmano'> quedan vaclOs Todos se vuelcan hacIa la polItlca y bus-
can en el marxIsmo la respuesta»
En tan lamcntable contexto sobrevIcne la toma de la Umversldad
Catohca de ChIle (1967) y de la catedral (1968) Lo~ ocupantes de la
catedral se coahgan en una «IgleSIa Joven» absolutamente marxIsta
Dec,cnbe Vekeman~, desde la pagma 492, la trayectona mternaclOnal
de CPS En febrero de 1973 se crea en LIma una FederaclOn Latmo-
amCllcana de Movlmlento~ Sacerdotales baJo la pI eSldenCla de Gustavo
Gutlerrez En ~u pnmera reumon se aprobo la 0PClOl1 por el socIahsmo
ademas de la «mIlItancIa pohtlca per'>onal y aCClOn pohtlca del movI-
mIento» (pagma 494) El pnmer nucleo de CPS fuela de Amenca fue,
en 1973, el de España Ademas del conocIdo encuentro de Canada en
1975, se han celebrado encuentros nacIOnales en Itaha (1973 y 1974),
Portugal (enero, 1975) y USA (1976) En FlanCla no hay -en 1976-
eqUIpo CPS formado, SI centros de conexlOn
El segundo hbro de Vekemans, DC CIA CELAM, autopsIa del mIto
Vekemans (Umversldad CatolIca del Tachlra, Caraca~, 1982), es mas
radIcalmente polemlLo La preocupaclOn pnnClpal del autor es demos-
trar que no ha SIdo un agente de la CIA, como le han acusado otros
pubhcI~tas catohcos, algunos de su ml~ma Orden, y la verdad es que
no consIgue convencernos de semejante teSIS, pero en medIO de la dls-
CUSlOn, a veces muy apa~lOnada, nos comumca vallOS datos de sumo ln-
teres El DESAL -Centro para el De~arrollo Economlco y SOCIal de
Amenca Latma, que Vekemans se llevo con armas y bagajes a Colom-
bIa tra~ su heglra desde ChIle- nace en 1960 para pentar los proyectos
Iberoamencanos de «Mlsereon>, fundaclOn del EpIscopado aleman creada
en 1959 DESAL luego se convlrtlO, ademas, en centro de proyectos Ve-
kemans reconoce sus contactos con alta'> autondades de Estados Umdos
desde 1962, aunque el gran escandalo no estalla en 1975, donde se acuso
a Vekemans en toda Amenca de reCIbIr dIez mIllones de dolares de la
CIA para promover la candIdatura del democnstlano Frel en ChIle
Vekemans fundo en 1957 el Centro Bellarmmo donde se edItaba la re-
vIsta Mel15a¡e, portavoz, como VImos, del hbelaclOnlsmo y el marxIsmo.
En 1970, a prmClplOs de octubre, el estadl~ta venezolano Rafael Caldera,
cuyo partIdo democnstIano habIa mVltado a Vekemans a Instalarse en
Caraca~ con el DESAL, revoco la InVltaclOn por presIOnes de empresa-
nos antlcomumsta~ (que pretendlan evItar la repetlclOn en Venezuela
del «apertunsmo» de Vekemans en ChIle) y entonces el grupo se Instaló
en Bogota Vekemans se enfada con la~ acusacIOnes persIstentes de la
derecha Iberoamencana, a las que llama, con poca eleganCIa, «cacareo
derechIsta» y camblo el nombre de ,",u centro de proyectos de DESAL
en CEDIAL
Al final de su hbro polemlco, Vekemans aduce dos testImomos de
enorme valor En el pnmero, el padre Arrupe, en agosto de 1973, de-
fiende por Igual al democnstlano dIalogante Vekemans, JeSUIta, y al
Je'>Ultd marxIsta radlcal Arroyo (p 263), lo que exphca la actuacion
de Arrupe en Amenca mejor que cualqUIer otro texto Y en la págl-
na 333 tran~cnbe un malllhesto de teologos alemanes (Dlrks, Grema-
cher, Metz, Karl Rahner, Moltmann) contra las campañas antIlIbera-
cIOlllsta~, en el que atacan a Vekemans y a monseñor Castnllon y a mon-
señor Lopez TruJlllo con dato~ y argumentos tomados de la central
de coordmaclOn de CnstIanos por el SOCIalIsmo COELI El documento
de los teologo~ alemanes a favor de la TL es una de las grandes reve-
lacIOnes del lIbro de Vekemans

TRADICIÓN, FAMILIA Y PROPIEDAD:


LA REACCiÓN TRADICIONAL CONTRA LAS COMUNIDADES
DE BASE EN BRASIL

En 1960, Y en vI~ta de la cnSI~ del catolICIsmo brasIleño y de los


avances subreptICIos, pero demo~trables, del marXIsmo en el mtenor de
la IgleSIa catohca, un grupo de catohcos dlngldos por el profesor PlIlllO
Correla de OlIvelra fundo una a~OCIaCIOn de choque SOCIal y profundo
sentIdo catolIco tradICIOnal, cuyo tItulo es TFP, <¡Iglas de TradlcIOn, Fa
mlha y PropIedad El grupo ha de~plegado desde entonces una actIVIdad
mmen~a para lograr una contraconClenCIauon de las fuerzas moderadas
en Bra~Il Tuvo cerrados todos lo~ penodlco~, y la ConferenCIa EPISCO-
pal se mostro muy poco receptIva a su~ cntlcas, por lo que Idearon me-
todos audIOvI~uales eficaclslmos, como el sI~tema de las caravana~, con
el que han repartido mIllones de ejemplares de sus pubhcacIOnes por
todo BrasIl Su analIsls del fenomeno comullldades de ba~e e~ profun
do y amph~lmo, ba'>ado en una documentacIOn abrumadora, que se con
centra en do~ publIcaCIones, clave de este eplgrafe As CEBs a TFP a!J
de!JLYeve cumu "ao (EdItora «Vera Cruz Ltda», Sao Paulo, 4" ed, 1983)
y Sou catullcu pos so ser contra a Reforma Agrana?, en la mIsma
Edltonal 3 ed, 1981 PhlllO COlreIa de Ohvelra, un dI~tmgUldo profesor
Ul1lVel sltallO y dlngente catohco e~ el autor pnnclpal de las do~ mtere-
santI<'Ima~ publlcauone~, la aSOCIaClOn TFP se ha extendIdo a muchos
paI~e~, entre ello~ a España Podra dlscreparse de algunas propuestas de
TFP como alternatIva, pero el anahsls de TFP sobre el fenomeno de las
comullldad('~ de ba~e en Bra~ll refuerza todo lo que sobre ellas hemos
dIcho en este e~tudlO, merece la pena repasar los puntos baslco~ de
e~e anah<,l<, Ante todo la dehlllclOn «La~ Comullldades EclesIales de
ba~e ~on gl upo<, reclutado~ ca~1 ~Iempre por elementos del clero secu-
lar y regular por ordenes y congregaCIOnes religIOsas femelllnas, entre
los catohco~ ma~ atraIdos por el tema religIOSO, que preCI~amente por
ello se acercan por propia Illlclatlva a los representantes cualIficados
de la Igle<'Ia » Mlentrd~ lo~ propagandl~ta<, de las comullldades de base
destacan ~u Cdractel e<,pontaneo y popular, TFP demue~tra, con una
documentaclOn exhau<;tlva que ~e trata de un mOVImIento clencal (op
Clt, en adelante CEB p 62 V %) La clave Ideologlca de las comullldq
des de ba<,e en BraSIl e~ ca~I <'Iempre, la teologla de la lIberaclOn En
una comparaClOn profunda entre la acclOn de las comullldade<; de ba<;e
y Id de lo~ partldo~ ~OcldlIsta y comum~ta, TFP concluye «El dlngente,
mIlItante o recluta de las comumdades de base deduce de la relIgIOn
(mterpretada por la teologId de la IIberacIOn) las conclusIOnes SOCIOeco-
nomKa~ que lo~ partldo~ ~ocIalIsta y comumsta deducen de la IrrelI-
gIOn» (CEB, p 82) Segun monseñor MoaCIr GrechI, ObISPO de Acre
y Purus y uno dc los prmCIpales mentore~ del mOVImIento comumdades
de bdse en toda la naCIOn, las comumdadc~ ~on «el aspecto ,-oncreto
de la teologIa de la hberaclon» Monseñor Valdlr CaldeIros, ObI~pO de
Volta Redonda y orgamzador de lo'> Encuentros nacIOnales de las co-
mumdades de ba~e, las con~Idera como <<la teologla de la hberacIOn
pue~ta en practIca» Fray Leonardo Boff, que se ha engIdo en prmCI-
pdl teonco de la~ comumdade~ de base, va aun mas alla «Las comu-
mdade~ eclc'>Iales y la tt'ologm de la IIberaclOn -dIce- son dos mo-
mento~ de un mI~mo proceso de movIlIzacIOn del pueblo, las comum-
dade,> '>on la practIca de la IIberacIOn popular, y la TL la teona de esta
practIca» (CEB, p 145) Esto confirma de lleno nuestra tesIS sobre la
IdentIdad de lo~ tI e~ frentes IIberaclOm'>ta~ en el IV Congreso Inter-
nacIOnal El umemco de TeologIa, reumdo en Taboao sa-Serra (Sao Paulo)
en febrero de 1980, lo~ ponentes -Gustavo GutIerrez, Jon Sobnno, Pa-
blo RIchard, Ronaldo Muñoz, el pa~tor J MIguez Bomno- conVIVIan
con una ampha representacIOn de las comumdades de base brasIleñas
para debatu ~u eclesIOlogla (CEB, p 145)
Los analI~ta~ de TFP han mve~tIgado el numero de las comumdades
de base en BI asI! Concluyen que e~e numero debe de estar proxImo a
la~ Cien mil, con 2,5 mIllone~ de mlembro~ Los hermanos Boff exa-
geran la cItra de mIlItantes en la~ comumdades, que elevan a cuatro
millones El cen~o de comumdade~ lCvdntado en 1974 daba la CIfra de
cuarentd mil, el creumIento ha ~ldo, pues, enorme en una decada (CEA,
pagma 125) Pe~e a que ~us promotores las con~lderan como un con-
Junto de punto~ alslado~, los analIstas de TFP demuestran que ~e trata
de una red pertectamente coordmada desde la zona IzqUIerdIsta de la
ConferenCIa EpIscopal, «son, por el contrano, el resultado de un largo,
sIstematlco y peI '>I~tente trabajO de cerca de CIen mil agente~ pastora-
le~ ,que concentran su aCCIOn en la penfena de los centros urbanos
y en la zona rural» (CEB, p 113) Se coordman mediante un contacto
contmuo de los dlngente~ nacIOnales y de los cuadros a dIversos m-
veles, medIante la celebracIOn contmua de encuentros y congresos, me-
diante una actIvIsIma publICIdad que produce millones de hOjas y fo-
lletos, mas bastantes lIbros, al año, y a las ordenes de un conjunto de
dlngentes que son, para nuestra fuente, en pnmer lugar, fray Leonardo
BoH, O F M, y a contmuaCIon fray GIlberto Corgullo, O P, profesor de
Sagrada Escntura en la Facultad de TeologIa Nuestra Señora de la
AsuncIOn, el sacerdote Oscar Beozzo, dIrector del InstItuto TeologIco
de Lms, dIOcesls que es uno de los grandes centros de IrradIacIOn na·
cIOnal de las comumdades, fray Betto, O P, colaborador en la guernlla
urbana de Carlos Manghela, que ensangrento a Brasil, y al salIr de
Id carcel (cuatro años) se dedICO al trabajO entre las comumdades de
ba~e de la archldIOcesIs de VItona, el sacerdote belga Eduardo Roor
naert, profe'>or en el InstItuto Teologlco de ReCIfe, el canadIense monse
ñor Gerard Cambron, el carmelIta Carlos Me~ter'>, holandes, exegeta of¡·
ual del mo\ IIJ1IU1tO, el P Juan Bautl~ta LlbaOlo, Jesuita, d~e~or de lel
ConJu ellLld dL lo'> RLllglO"o" de Brd~ll, mIembro del Centro Juan XXlll
de lo'> Je"U1td'> de RLO, que d"e~Ola a la ConferenCIa Epl~copdl, lId)
ClodoVI~ BollOS M, plofc"or en el InstItuto Teologlco FrancI"cano
de Petlopolt'> <\ qUIen reClenternente ~e ha retirado la vema docend¡, que
pa~db 1 "eh I11L ,e'> di dño en Id dLOce"ls de Arce y Purus, el pastol pro-
testante y ~oclOlogo Jether Perelre Ramalho, y el ~oclOlogo de la Con
ferenud Epl'>lop<r1 Pedro A~'>l" O]¡vell a Rlbelro (CEB, p 127 Y s~)
Dom MlguLI Bdlelguel, obl~po de Tacuarembo, en Uruguay -y pro-
motol del 1,[xldllo11J"mo- reconoce de forma ~orprendente «Fueron
bautl7ada'> lOIllO uJl7lw1ldades de base, eXpl e~lOn lD"plrada en Id ter
mmologld I11dl "I"td eqlllvalente a :,ovlet, pero eso no e~ motIvo para
rechd¿arld" Temdl11o" el nombre ya e~cogldo para una cnatura que
deseabamo~ naCle~e cuanto antes» (CEB, p 122) Una de las clave~ de
la~ lOl11ul1ldddl,> de ba"c es ~u tendencla Clsmatlca haCIa la formaClOn
de und nueVd Igle~Ja que "e contIaponga a la Igle~la mstltuClOnal El
proceso de evoluclOn e~ta clanslmo en los dos hbros de Leonardo Bolf
mlentla" en Fde,wr,enc,¡s, pe"e a su ~ubtltulo -«las comunldade~ de
base I ell1\entdn Id Igle~n»- trata de mantener la coexIstenCIa entre
la~ do,; Igle"ld", en el capitulo octavo de Iglesia cansma y podcr m-
troduce va la lucha de clase~ plenamente en el seno de la Igle~¡a y
anuld Id \ ¡genLla de la Iglc~la IDstltuclOnal en la pI actIca, es una '1ph
caClon tlplcamente marxlsta-Iemmsta de la praxIs del doble poder :'lue
lueg;o cede el paso al UI1lCO poder TFP proporcIOna pruebas mnume-
rable~ sobre e'>ta tendenCIa mnata de las comul1ldades de ba~e a [a
gestaclOn de la Igle~Ja popular que desplaza del todo a la Igle~Ja mstl-
tucJOnal Por ejemplo, en el ~egundo encuentro naCIOnal de las c:omu
Oldade~ de ba"e se cntlcaba a la Iglesia de antes, y en el telcer encuen-
tro ~e afirmaba «La Igle~¡a antIgua esta del lado del capltahsmo» (CEB,
pagma 153 y ~~) Pero 110 hacen faha pruebas documentale~ ante la
defiOltl\a pruebd real que ofrecen, de,;de 1979, las comul1ldade~ de
base de NICaragua como mtegrantes de la IgleSIa popular en aquel pars,
donde la Igle~la mstltuclOnal ve su aCClOn cada vez mas coartada por
el GobIerno ~andll1lsta
La ConferenCIa tplscopal de Bra~¡J es la mas numerosa de todo
el mundo, como corre~ponde a una naClOn que es la que contIene la
mayor poblaclOn catolrca del mundo tamblen, ya que el 90 % de los
brasJleño~ se confie~an catolreos La ConferenCIa NaCIOnal do,; BISbos
do Bra~rl (CNBB), comtllUlda por la Santd Sede en 1952, consta de
353 mIembro'>, entre 1m 233 obISpos dlOee~anos y sus 55 auxllrares, los
trp<; ele nto onenta[ v lo" 62 dlml~lOnanos, todos ellos con voto La
CNBB tIene una «mayol la srlenclO~a» dommada generalmente por
una mmona IzqUlerdl,;ta y hberaclODlsta que no rebasa los 60 obiS-
pos, pero que a veces arra"tra a mucho~ «centnstas» en favor de sus
deClslone~, como en el Cd"O del documento en favor de la reforma
agrana radICal, que fue admItIdo por 106 obISpos Una deCIdIda mmo
na de IzqUIerda suele 01 gdlllzar muy bIen ~u actuaclOn en las reuma
nes plenana,;, donde, como denunCIa el arzobISpo de Belem do Para
mon~enor Alberto Gaudenua Ramos, e~a mmona IzqUIerdIsta mampu
la mtelrgentemente la~ votaCIones y arrastra a los ll1declsos (CEB, pa
gll~a'> 46 v 94) El te~tlm011l0 del dr¿obl~pO de Belem do Para, por ~u
gl avedad, 'ie c'itudla detcl1ldamcntc por lo~ analistas de TFP en Sou
ul/')LIC-U (p 37) Este ml~mo ~ector IzqUlerdl~ta del EpIscopado bra-
'>Ileño c'> el que controla al mOVImiento de la~ comumdade~ de base,
que han mtloducIdo en la sOCiedad de Bra~I1 una forma enteramente
nueva de hacer pohtlca, ha~ta el punto que el conjunto de comum-
dcHle., .,e ha convertIdo en und «potencld electoral emergente» (CEB,
pagma 41), que ejerce en algunos La~o~ una autentIca dIctadura social
(CeB, pp 129 Y 241) Como e'>ta ~uhLlentemente probado, por testI-
mOnJa., mternos, que la'> comumddde~ de base tIenen por IdeologIa la
teolog:ld de la liberaclOn y hemo~ demo~trado que esta es fundamental-
mente marXl.,ta, queda claro que el poderoso mOVImIento de la~ :0-
ll1umddde., de base en Bra.,I1 e~ baSIcamente un mOVImIento marXIsta
Con '>u actual fuerza, entrlc 2,5 mIllone'> y 4 mIllones de mlhtantes,
emerge como un podelO~o alIado electO! al y pohtlco de lo~ partIdos
mar'l:l'>ta'>, que gracIas a el han podIdo penetrar en zonas de la socie-
dad que ha'>ta ahora le~ eran reaCIa~
Aunque '>010 106 hablan expre5ado su aprobaclOn mdlvldual, fueron
172 lo" ob¡'>pos brasIleño~ que en febrero de 1980 dIeron su VIStO bueno
al documento La 1glesza v lo:, problemas de la llerra, prueba del abs-
tenCIOl1l'imO que a veces Impera en la CNBB y del arrastre de los
centn"tas pO! la mmona radical Los comUl1lstas brasileños han reco-
nOCido el valor de la alianza objetiva y estrateglca con las comul1ldades
de ba'>e (CEB, 217), qUIenes por su parte han Impulsado un nuevo sm-
dlcalI'imo de IzqUIerda, muy semejante al que algunos mOVImIentos cato-
hcos degradados alumbraron en España durante los ultImas años de
Franco (CEB, pp 203 Y 217)
Durante su VISIta a BrasIl en 1980, el Papa Juan Pablo II advlrtlo
claramente sobre los pehgro~ y desvlaclOne~ de las comumdades de base
(CEB, p 238)
Pero la aberraclOn mas cuno~a que ~e ha prodUCIdo en Brasil dentro
del campo de las comul1ldade~ de base en la aphcaclOn marXIsta del
aIZObISPO de Joao Pessoa, monseñor Jose Mana PIres, a la practica
de la pro'>tItuclOn El sacerdote y soclOlogo Hughes d'Ans, del centro
liberaclOmsta de Lms, ya se habla adelantado al consIderar que las
prostltuta~ son pobres, opnmIdas y explotadas, y no mUjeres de VIda
faClI, por eso son «el rostro de Cnsto Sufndor, el Señor que nos pre-
gunta e mterpela» (CEB, 163) Pero el arzobiSpo llega a mas Y contaba
que una prostItuta, ante~ de monr, pldlO confeslOn Canto al ObISPO
que la atendla sus aCCIOnes, y trataba de deíenderse al exphcar que
concedIa su~ favores sobre todo a los condenados a penas graves, que
necesItaban mas de mu Jer El arzobISpO subrayaba que esta actuacIOn
«era una prueba clara del ~ervlclo a Dlo~» Una relIgIOsa conOCida del
padre Clodovls Boff exaltaba ese «servICIO de DIOS» aSI «Las prostitutas
encIerran mucha nqueza rehglOsa y humana VlVen mejor que yo,
que ~oy relIgIOsa Hay una que siempre reza el Credo antes de acostarse
con un hombre» Y un ObISPO auxlhar de Sao Paulo alIenta la forma-
clOn de comul1ldades de base entre pro~tItutas, para crearles «una con-
ciencia CrItIca» (CEB, p 163) Nada tiene de extraño que un grupo
de prostitutas que particIpaban en una celebraclOn IIturgica en la dIÓ-
Le~Is de Acxe y Puru~, en la c1au~ura dL un cur~o de teologIa dIctado
poor fray Clodovl~ Boí! exhIbIeran con orgullo una pancarta en qUl
'>e podIa leer «ultlma~ Ln la SOCiedad y pnmeras en;l remo» L\
teologIa de la hberaclOn no le~ ha serVIdo para lIberarlas de ~u pecado
smo para conhrmaIla~ en el echando la culpa a la ~ocIedad opre'>Ol d
~u proíe~lOn reprc'>enta el eJercIcIO del amor en pI o de la colectIvIddd
de '>us amante~, muy "upenor "m duda a las restnccIOnes de un ma
tnmomo m~pIraJo en el derecho de propIedad mdIvIdual

LAS TESIS DE FRAY BOAVENTURA KLOPPENBURG

Como deCImo" en otro lugar de este hbro, un teologo y prelado


bra"Ileño, fray Boaventura Kloppenburg, O F M -maestro de Leo
nardo Boff-, es hoy uno de los grandes portavoces de la cntIca contrd
TLjCPS en Iberoamenca y en todo el mundo Hemo" aludIdo a comen
tano" concIhare" de mon"eñor Kloppenburg Pero ahora como te"tImo
mo profundo y autentICO de la Igle"Ia del Bra"l\ debemos pre"entaI
las pnncIpales teSIS de "u ImportantI"Imo hbro-te"tImomo Iglesia Pu
pular, edItado en PaulIna" (Bogota, 1977), dentro de la colecuon Cua
dernos de TeologIa y Pa'>toral para Amenca Latma dIngIda por el
InstItuto de Pastoral de la CELAM, del cual era rector fray Boaventura
al publIcarse este lIbro Hoyes Obl"PO aUXIlIar de San Salvador BahIa,
y mIembro, como teologo de confianza del Papa, de la ComIsIOn Teolo
gIca InternaCIOnal
Kloppenburg presenta a la Iglesia Popular como creacIOn SImultanea
de la TL y los CPS Enfoca "U lIbro como un nuevo tratado de apolo
getlca «No solamente nos qUIeren punficar y renovar smo que preten
den cambiarlo todo En el presente mforme nos ocuparemos de lo'>
grupos o mdlvIduos que tIenen el declarado propo"Ito de promover
en el seno mIsmo de la IgleSIa una lucha ldeologlca para desldeologlzar
y remterpretar la fe cn"tIana, hacer una lectura de la Blbha de"blo
quear la~ conCIenCla~ populares, reaproplarse de la LIturgIa y aSI forjar
una nueva Iglesia Popular Para consegUIr "u" mtentos unproperan
contra nuestra Santa Igle"la, msultan a "us ma" altas autondades des
deñan a sus teologos y rechazan sus mstItucIOnes Su genero lIterano
es de lucha, acusaClOn, msulto y polemlca» (p 7) CIta a Jan SObI mo,
JeSUIta, para qUIen todo ha de ser nuevo en la Igle'>Ia y en la fe, v
demuestra con aporte de una documentacIOn exhaustIva que el concepto
y la practIca de la IglesIa Popular "urge de los CPS y de forma ex
presa en el llamado Segundo Encuentro celebrado en Canada en 1975
Entre los elementos estrateglcos destaca el de aprovechar el plurah"
mo «Nuestra lucha dentro de la IgleSIa se lmna y contmua en un
contexto lIberal» (p 21), Y una de la<; comISIOnes establece que la fun
clOn espeCIfica de los CPS es «lucha IdeologIca a traves de desbloqueo
de los cnstIanos para una opclOn pohtlca dentro de los partIdos revo
lucIOnanos marxl~tas» (p 22) Aporta luego documentaclOn sobre vanas
etgl upauone~ ..,accrdotetle.., revoluuonana.., y ~obre la «Iglc"'la que nace
del pueblo» en BI a'>il (p 30) Identifica el pueblo de lo~ IIberadore..,
con el proletorwdo mal '(J~ta, al que lo~ IIberadore~ atnbuyen en exdu
..,Iva el umco lUgell pal a el encuentro con DIO~, la umca capaudad pOI
tadord del Evangelto, el umco ~uJeto verdadero de la Iglc'>la, el pn
vilegIO profetlco, el pnvilegIO ml~lOnero, el pnvIlegIO epl..,temologlCo,
el uniLO ~u Jeto de la teologla Lo'> IIbel aCIOm~tas acumulan cal go'> de
moledores contl a la Igle'>la, v eXigen para la Igle~Ia Popular la «refor
mulaclOn de la fe», que con"l~te en «hacer pa~ar por nue~tro mtenOl
la lucha IdeologlCa» (p 45) La praxI" marxI'>ta e~ la clave E~ el nut-vo
lugar teologlCo, el nuevo punto de partIda, el nuevo cnteno de vel dad,
el nuevo magl~teno InfalIble El evangelto y la practica de lo~ sacra
mento~ han de renoval ~e Everardo Ramlrez Toro publIco en 1976
un Evangelw Latli1oa11ler1(~W1O de la lzberacwn para devoh er al Evan
gelIo «~u ~entIdo ongmaJ" (p 55 Y ~~) «Nue~tros ongene~ -dIcen lo~
adver~ano'> de Je~u~- ~on hmplO~ y no como el tuyo, que ere~ hIJO
natural y m ~lqUlera ~e "abe qUien e~ tu verdadero padr e» Responde
Je"u'> «( QUien de u'>tedes puede echarme algo en cara, fuera de mI~
ongene~ de lo~ que no "oy respon..,able J » Ld doctrma evangehca sobre
el matnmomo ~e explIca en el nuevo Evangeho medIante una I e~pue~t:l
de Je'>u ... d «uno~ cura~ reacclOnanos y tradlclOnah"ta~» que le echan
en card la opUllOn de «muchos cuntas Jovenes, de esos que ~e llaman
revoluclOnano~, que defienden el dIvorcIO a cau<;a de mcompatIbllIdad
de caractere'>>> Y Je~us le.., rephco «U~tede~, hlpocntas, plen~an que
una ceremoma l ehglOsa puede umr a dos ~eres por toda la VIda, sm
tener en con~lderacIOn nada mas ¡NecIOS' Lo umco que puede unll
msepdrablemente a un hombre y una mUjer es el amor» En la pagma
83 del engendro ~e mforma «que Jesus fue muerto por una rafaga de
ametralladora y colocaron el cadaver de Je~u~ con una ametralladora
en su~ mano~, para In~Inuar que se sUIcIdo»
En el encuentro de El Esconal se exphca en este lIbro como el
le~Ulta Juan LUI~ Segundo pretendIO cambIar las formula" hturglca~
K 10ppenburg aduce otro~ elemplo~ mcrelbles «Llbrano~, Padre, de nue~­
tra~ ~egundade~ doctnnale~ y Jundlcas LIbera tamblen a los pa~tore'>
de toda le~pue~ta pretabncada, de todo concordato»
En el mforme cubano al pnmer Encuentro Latmoamencano de CPS
~e puede leer «Tlatamos de capaCItarlo (al cnstlano activo mlhtante)
en pnmer lugal par a que llegue a la concluslOn lIberadora de que un
cn~tlano Sll1CeIO ha de ~eI tan ateo en el ~entldo marxIsta como ~l que
ma~» (p 61)
La~ condu~IOne~ de Kloppenburg <;on muy claras La IgleSIa Popular
e~ una nueva ~ecta, e~ Irrecuperable y cerrada al dIalogo totalmente, es
un germen de dlvlslOn ll1terna gravlslma en la IgleSIa catohca, «esta
e~CISlOn de la Igle~la en dos grandes bandos parece ser actualmente el
problema mterno mas grave de la Igle~Ia en Amenca Latma» (p 67)
Los lIberadores reclaman un puesto en la IgleSIa, no para amarla, ~mo
«para poder realIzar en ~u ll1tenor -como un caballo de Troya- ]a
lucha IdeologlCa» (p 68) NeceSItan el sacerdocIO como carta de prestI
glO SOCIal, Gonzalo Arroyo, S J , lo reconoce expresa y cmlcamente (pá
gma 69) CntIca duramente Kloppenburg a la revista cnptohberaclO-
l1l"ta e"pañola Vzda Nueva, que en su numero 1020, de 5 de marzo de
1976 (p 28 Y s,,), elogia a los grupo" contestatano", ONIS, CPS ,
Lomo gUdrdadore" de lo" re"coldos de Medellm, mlentra" la Iglesia m".
t¡tuclOndl, Conferencld" Episcopales, CELAM, etc, son mfieles a lo" do-
LLlmento" de Medelhn e lUcurren en derechlzaclOn Termma Kloppen-
burg con una dehmClOn fulgurante de lo que realmente es la TL.
«Esta extravagante mezcla de Ideales cnstIano" con utopla" soualI"tas
) metodo" marxI"tas, que es el alma que amma a los movimientos de
uqUlerda que, por motiVO" tactlcos, todavIa "e dicen cnstIanos y sue·
nan con una nueva IgleSia Popular, no catohca» (p 78)
Fu"tlga Klopennburg la te"IS momsta del hberaclolll"mo en cuanto
d la hl"tona «La hlstona del hombre pecador no COInCIde con la hl"tona
del plan dl\ 1110 No todo lo que e" hl"tonco e" "alvlÍlco No todo lo
que c" humano e" cn<;tlano» (p 91) Por su clandad de Ideas y de eX-
pre"lOn, por "u profundIdad teologlca e hlstonca, este IIbnto de Klop-
penburg e" una de la" grandes defensas profetIca" de la Igle"la contra
lo" mOVImiento" hberaclOlll<;ta" y merecla este amplIo extracto

lOS PROFETAS DE BRASIL

En lo" ultimas tIempo" BrasIl, la gran potencIa del futuro-presente,


ha prodUCido una generauon de plofeta" Lo" tres pnnClpales han bn·
liado con fulgor mundial en el año 1985 Algunos Episcopados Ibero-
amencanos como los de NIcaragua y ColombIa, han a"umldo claras po-
"ILlone" romanas en torno a los mOVimIento" de IIberaclOn Otros, como
el peruano, gracIas a la" mdecI"lOne" del cardenal Landazun, han debi-
do "er colocado" en su SItIO por una tenaz preslOn de Roma, canalIzada
con "uma dl"creclOn V aCierto por el entonce" nuncIO en Peru, y hoy en
I\Lldnd mOI1"eñor Mano Taghafern Pero el hberaClomsmo ha diVIdido
plofunddlTlente como deCimos en otra parte de este lIbro, a la IgleSia
dd 81 d"I1, que "e mue"tra como terreno proplclO para la prohferaclOn de
LOlllul1ldade" de ba"e revoluclOnanas -acabamos de comprobarlo- y
pLlI d la eclo"lOn de los profetas Puede que, pe"e a la aparatosidad de
01 ra" mal1lfe<;taclOnes, la pugna polItIcorrelIglO"a ma" Importante de
Amenca "e e"te ahora prodUCIendo en BraSil, con ma" IntenSidad e
Impol tanCIa que en Centroamenca y en ColombIa, que son los otros
Ldmpo" de bat.lila deCl"lvo", y es que la estrategia "ovleilco-hberaclO-
m"td ha con"cgUldo en Bra<;Il una Importantlslma cabeza de puente den-
110 lit. Id plOpla ConferenCIa episcopal bra"Ileña

la incursión española de Dom Helder Cámara

A tlOe" de "etIembre de 1985, la central hberaclOnbta de coordma


Llon acon<.,c¡o <;uphr de alguna forma el vaClO prodUCido en Europa
por el '>llencIamlento de Leonardo Boff v ~aco de la reserva a un profeta
pnmordlal, ya ba~tante aJcldo monseñor Helder Camara, el venerable
portclvoz del hberaClOlll~mo en el Conclho Monseñor Camara fue pre-
~entado en Sdn SebastIan, con motIvo del estreno de la Smfoma de
dos mundo!> -compuesta por dom Helder Junto a un muslcologo SUI-
zo- por otro hberaclOlllsta SUl genens, el obIspo SetIen, promotor de
la autodetermmaclOn evaSIva en el Pals Vasco, y pese a ello hombre
fuerte en la ConferencIa EpIscopal española, cuyo dIana presento por
su parte a mon~eñor Camara el 26 de setIembre, de forma muy des-
tacada, como «heredero de GandhI y de Martm Lutero Kmg, propuesto
tre" veces para el premIo Nobel de la Paz», sm la menor cntlca adI-
CIonal a ~u discutible eJecutona Dom Helder se despacho a gusto
«Telllendo en cuenta estas dos hberaclOne~ -diJO-, la hbeI aClOn eter-
na y la hberaclOn terrena, no es un problema con Roma III con el
Pclpa El problema con mI quendo hermano Leonardo Boff no es un
problema con la teologla de la hberaclOn, es un problema sobre el naCI-
mIento de la IgleSIa Boff pensaba que la IgleSia creada por Cnsto, con
Pedro y los apostoles, ha de~apareCldo con la muerte, y que la IgleSia
que hov tenemos ha nacIdo del pueblo El Santo Padre aprueba la ver-
dadera teologla de la hberaclOn, como lo ha demostrado en sus viaJes»
El dlano ABe se muestra mas reticente con lo~ dI~parates del pro-
feta de Ohnda ReClfe y comenta (2-X-1985) ~obre la apanclon de dom
Helder en Pamplona «Fueron sorprendentes ~us palabras ~obre el teó-
logo Boff, ya que dIJO que sus problemas con Roma no han surgIdo por
la teologla de la hberaclOn, smo por haber segUido a algunos teologos
alemanes que e~tIman que la IgleSia de Pedro ha desaparecIdo ya y ha
~urgldo Id Igle~Ia de lo~ Pobre~» De~pue~ de protenr esta smgular
tesIs ~obre la desapanclon hlstonca de la Igle~Ia de Cn~to, el veterano
proteta tue declarado mutI! por la central coordmadora que le había
traIdo a E~paña, y VOIVlO dIscretamente a ~u ma~ que merecido retIro
de Bra~II No se pudo pmchar en hueso ma" osten~Iblemente en una
reglOn de acendrado catohclsmo en España

El exhibicionismo de monseñor Casaldáliga

Por entonce~, el dIana brasIleño O Globo daba a conocer la notIcia


del proce~amlento por el VatIcano de ClodoVIS Boff, hermano hbera-
ClOlllsta de fray Leonardo, y perteneCIente a la congregaClon de los
Siervos de Mana Desde fines de 1984 ClodoVIS, que colaboraba con
su hermano en la EdItonal Vozes y en propaganda hberaclOlllsta, VIO
retIrada su venza docendl en la Ulllversldad PontifiCIa de RlO de Ja-
nelro, por el cardenal arzobISpO monseñor Sales La mIsma medIda se
tomo contra el en Roma
Poco despue~ entro en Juego otro profeta de la hberaclOn en Bra-
"Il el ObISpO de Sao Fehx de Araguala, dom Pedro Casaldahga, tan
nefando poeta como Ernesto Cardenal, y tan dado como el al exhI-
blClOlllsmo La ndICula mtervenclOn de Casaldahga en la huelga de
hambre de MIguel d'Escoto, reprobada por los ObISPOS de NIcaragua
como una 111 ti 01111'>1011 mde.,eable motIvo un genIal artIculo del proiL td
en El hu, (21 de nO\lembrc de 1985) paIa JustIficaI<;e «Alguno~ hclll
VIstO NICc\l cH1Ucl Lomo un e,>pectaculo», dIce CasaldalIga, con notabIlI
SIma'> cUdliddde'> pdld el autorretrato Llama a d'E<;coto «el profeta 111'>
tItuclOndl¡ lente plOhlbldo» y e~ que los nuevo~ profetds extIenden amd
blemcntc '>u tltUL1lldcld en c'>to~ tiempos DIce que broto en el «und !lo
re~td de dol('l e'> \ tu nura~» e~plendldo tropo DIJo que entrc lo~ oJos
de d'E~coto «pdrpadean do~ lampal a~ votIvas entre Icono~» y que '>u
«barhd de d\ lllJc\JltC» e'>ta «hccha de vana'> celllza~» Concelebrd el obl'>
po por lo" '>dndllll'>U" CaIdo'> , no tIene una palabra para los caldo~ del
otro bdndo AÍlll11d que <da vcrdad e'>td con NIcaragua, la agredIda»
Que el procc'>o le\oluuonano «e'> hoy la mejor alternatIva», que e'>a
alternclt1\d e" Iel I11d" eonfolme al «programa del evangelIo», y que lo'>
obISpo'> de 1\ leal agua «deben condenar la agre~lOn Impenal de Reagan»

El nuevo galicanismo en Brasil

Pero el ploletd de lo" profeta~ bra~lleños sIgue SIendo, pese a su


sIlencIO, frdY Leonardo Boff En ~u numero 5, pnmer seme<;tre de 1985
la revI<;ta Nc-w que e~ un Importantlslmo medIO de coordlnaclOn para
los moderado" en el Contmente amencano- publIca un artIculo capital
del teologo bla'>Jleño MartIm Terra con el tItulo «Fray Boff y el neo
galIcalll<;mo brasIleño» Se trata de uno de lo~ mas Importante~ tra
baJOS que ~e hclVan publIcado Jamas sobre la teologIa de la IIbel aClOn
en su con ]unto, y adema~ de comulllcar una Importante blblIogl afIa
profundIza como ca'>l nadIe en el fenomeno hlstonco del IIberaClOllI~I11O
Hace hl~tona Jel ga]¡calllsmo en BraSIl, muy mtenso en la tradlclon
catolIca de Id n:lclOn Contmente Al comenzar el SIglo XIX, la mfluenua
de la Igle~Ja en Bra~Il era mllllma, «gran parte del clero y la mItad del
epIscopado eran mdsone~» El padre FelJo, mml~tro de JU<;tICIa y luego
Regente (1835 1837) «fue el mayor enemIgo de la soberallla papal en
la Igle~la del BI aSI!» El galIcamsmo del Siglo XIX cedlO paso a una
fuerte vlllculaclOn con Roma en el SIglo XX, que cOlncldlO con un gran
floreCImIento de la Igle~la bra~Ileña Pero despues del VatIcano 11 ha
resurgIdo con enorme fuerza la tradlclOn galIcana, autonomIsta graCla~
sobre todo a la obra y la resonancIa ulllversal de fray Leonardo Boff
El autor de e~te lIbro no ha VISto un estudIO sobre Boff ma~ amplIo
y profundo que el presentado por el teologo Martms Terra en este
amplIo artIculo Terra conoce a Boff en su contexto personal e hlsto-
nco y trazd de el un retrato per'>onal y teologlco mdeble Expone la
dIcotomIa de L BoH como teologo lIberal de corte europeo -fascma-
do por Kung- y como teologo Iberoamencano Centra su cntIca en el
tamblen esplendIdo trabajO del teologo español Armando Bandera «La
muerte de Jesucnsto en la cnstologla de L Boff» (Pamplona, 1982) La
cnstologIa de Boff, segun Bandera y Terra, no es Iberoamencana, ~mo
que «esta marcada ostensIblemente por el prote<;tantl~mo lIberal de
ongen germalllco» Dos teologos protestantes de Chlcago, H Conn \
R Sturz, confirman estas tesIs sobre Boff en Teologta da Llberta(:iio (Ed
«Mundo Cn~tao»,
Sao Paulo, 1984), queda clara la dependenua de Boll
t e~pectodel protestantIsmo aleman Aunque el modelo per~onal de
Boff pal ece ~el Han~ Kung, Boff querna ~el el Kung de Amellca
Maltll1~ Terra cita con elOglO el ltbro de A C RubIo Teologw da
Llberuu;:ao, Poll/lca ou profetlsl1W) (tesl~ doctoral publtcada en Edlto-
nal Loyola, Sao Paulo, 1976) Y plema que Bof!, mlCIalmente ajeno al
man:lsmo (pOI de~conoclmlento), se dedIco a Mal '( despue~ de J esu-
CrIsto LIbertador -e~cnto de~de una optlca prote~tante gel mamca-
para mCIdlr en el lenguaje teologlco marxI'>ta E~ deltclOsa la e~cena
en que Boff mCIepa a ~u mae~tro Kloppenburg porque no conocla la
congene de e~cntos protestante~ en lo~ que Boff fundaba ~u ecle~lOlo
gla «El apoyo macIzo a Botf -slgue- provll1o de la Edltonal Voze'>,
cuya~ revI~tas '>on controlada~ por Boff medIante un verdadera patru
llaJe IdeologKo que ~olo permite la publtcauon de estudlo~ teologKos
que concuel den con 'iU 11l1ea de pen~amlento~» Para su llamada a
Roma, «Boft no e'itaba ~olo Llevaba seis kJlos de cal ta'i 50 000 hrma~
y todo el tremendo peso de una estructura de poder Dosuento'i repor
tero~ del mundo entero estaban con el Todo eso para defender su
verdad Una vez mas la Verdad fue crUCIficada En aquel momento
Cn<,ío en la per~ona del cardenal Ratzmger, c~cuchaba a una multitud,
ltderada por los sumos sacel dotes, escnbas v fan~eos que gntaban,
Cruclflcalo» Para Martll1s Terra, el caso Boff '>upone una espectaculm
le'>urreCClon de los vieJos re'icoldo~ lI1dependentl'itas v galtcanos de la
hlstona eclesIastlca brasJleña
La pO~IClOn de Juan Pablo II 'iobre el ltberaclol1l '>mo bl asJleño e'>
firme y defil1ltlva El 17 de enero de 1986 ha recordado en Roma :1
23 obl~pos de BraSil -preSididos por dos ltberaclOm'>ta~, el preSidente
de la ConferenCIa Episcopal Ivo Lorschelter y el cardenal de Sao Paulo,
Arns- que «sentir con la IglesIa no es reducJJ ~u ml'ilOn a lo 'iOClOPOIt-
tlco» 111 ~e compagma con la aceptaclOn de alguna~ grave'i desviacIOnes
que traen con~lgo CIertas «teologlas de la hberaclOn» (Ya, 18 I 1986, pa-
gll1a41)
Ouinta parte

ESPAÑA COMO CENTRO LOGíSTICO DE LA LIBERACiÓN


Los movm11entos de hberaclOn actúan pnnClpalmente en Iberoamé-
nca, pero po<;een una con<;lderable mfraestructura en las naCIOnes
cnstIana~ del Pnmer Mundo El ejemplo y algunas cnsls del catohclsmo
en FranCIa han eJerCIdo, segun VImos, una gran mfluencIa cultural en
el hberaclonlsmo que tamblen cuenta con promotores InternaCIOnales
en Itaha Pero por dlver-,as razones polItIcas, economIcas y culturales,
los mOVImIento" de hberaclOn tIenen tres centros loglstIcos pnnClpales,
como ya hemo~ Vl~to en parte el de Alemal1la Federal, donde un ~ector
de la IgleSIa catohLa apoya con complejo de culpablhdad muy ger-
mal1lCO a lo~ hbelaClOl1l"tas que vIajan alh mucho y recaban ayudas y
fondo~, los E~tado~ Ul1ldos de Amenca, que por motIvos pohtIcoecono-
mICos tanta ll1fluencla ejercen en lo~ pmses de Iberoaménca, y España,
centro al que dedIcamos esta parte de nuestro estudIo La ll1flUenCla
española en el liberaClOl1lSmO Iberoamencano es de doble Vla, porque
desde mIclatlva~ j per~onalIdades de Al1lenca ha reflUIdo el hberaclO-
l1l~mo en la propIa España, donde GutIerrez y Boff, por ejemplo, son
teologo~ tan famo~o~ como en el Peru y en Brasil Los lesUlta~ espa-
ñoles, como ya hemos VISto, han contnbUldo de manera decIsiva al
trasplante de la tLologla pohtIca alemana de~de Europa a Amenca, y
a e~e reflUjO del l¡bu aClOl1l~mO amencano sobre Europa El clero e~
pañol, ~ecular y sobre todo regular, ha adaptado su red de centro~
edltonales y ~u~ a~oClaclOnes teologlCas, antes muy mortecmas, a la
coordmaclOn y dlfuslOn del hberaClOl1lSmO en Amenca, donde trabajan
numerosos ~acerdotes y rehglOsos españoles en sentIdo hberaClOl1lsta e
ll1cluso revoluclOnano Uno de los ~acerdotes que han comul1lcado va
hosa~ mformaclOne~ al autor de e~te hbro con motivo de sus artlCulo~
sobre la hberaclOn publIcados en la Prensa llego a desahogarse una
vez «España, que fue vanguardIa de la fe en el Nuevo Mundo, se
esta ahora convIrtIendo, parcialmente, en retaguardIa del marxismo
para Aménca»
PERSPECTIVAS DE LA TEOLOGIA ESPAÑOLA ACTUAL

Los mOVimientos lIberaclOmstas han dividido profundamente a la teo-


logia e~pañola Un e<;cntor Iconoclasta, que es a la vez un extraordI-
nano humam~ta en cuanto catedratlco umversItano de latm, denun-
Ciaba en su reciente articulo «Teologos ~m teologIa» la~ aberraclO-
nes genenca~ de lo~ lIberadores «El a ya ese progreso al que aquella
lobu'>ta IgleSia de los populosos semmanos le hizo pnmero perder
'>u latIn, de~oyendo lo~ amoro~o~ aVI~os de Brassens (" No ven lo que
le" OCUl re, bonetillo" de adoquIn, SIn el latm, "m el latm, la misa nos
aburre '), y empezando por perder el latm, que es como suelen empe-
Lar lo" malos paw", ha acabado por perder tamblen la TeologIa, SI he
de ¡lugal por e'>e centon de "oclOlogla" de la candad y polItlquenas
eck"la'>tlca" a la" que llaman teologIa e"tos teologo~ de hogaño» (Agus-
tIn Gal ua Calvo, «Teologos ~In teologIa», El p{lIS, 31-VII-1985, p 9)
Pal a una panoramKa general sobre la sltuaclOn soclOlogIca del ca-
tollCl"mo español -que desborda por completo el programa de este
IlblO- puede con"ultar el lector Interesado los suceSIVOS mformes FOES-
~A y el admirable Iesumen de InvestlgaclOnes que ha dIngIdo Jesus
Mana Vazquez en el libro Catollcl.smo en España, publicado en 1985
por el Instituto de SOCIOlogia AplIcada de Madnd En ese libro el pro-
[e"or Vazquez dedica un Importante capitulo al analIsIs de la descns-
tIamzauon de España, tenomeno al que ha contnbUido, sm duda alguna,
la honda dlvI"lOn que se adVierte durante los ultImos qumce años en
la teologIa e"pañola
TOll1emo" como punto de reterencla dos publIcaclOne" especIalIza-
da'> una de 1974, OtI a de 1985 En la" do" se aborda un analIsls deta-
ll, tlo de la "Ituaclon teologKa e"pañola, con nombres y tendencias muy
conu eta" Hüt aclO Santiago Otero y FelIuano Blazquez Carmona publi-
caban en 1974 en la pre"tlglO~a FundaClon UmversItana Española -dI-
Ilgl(.Ia por el profe<;or Pedro Sam7 Rodnguez- un Panorama actual de
la teologza e.spañola, en el que afirmaban que no todo era ya en España
LOlOl1lZaLlOn teologIca euro¡xa "mo que «tamblen en España se esta
cultivando con mtere~ y dedlcaClon, el quehacer teologlco» (p 7) El
lIbro nace de una encue~ta d la que no re"pondleron bastantes teologos
Lo'> que re~pondleron tuelon vemtl~lete, de 10<; que al menos cmco
pueden con"lderar"e como teologo" de raza, en plena comumon con el
ll1agl..,teno ecle'>la'>tKo V aunque abierto" a todos los honzontes teo-
logKo'> 'L mantienen completamente dentro de la ortodoXIa y de la tra-
dluon, son Jo'>e Mana Ca'>uaro Olegano Gonzalez de Cardedal (segu-
ramente con CandIdo Pozo S J el pnmer teologo español contempo
raneo), Pedro Rodnguez GdrCla Antomo Mana Rouco Varela (hoy arzo-
bl'>po de Santiago) y Fernando Seba"tlan AgUilar, actual oblspo-secreta-
no de la Conferencia epl5copal española, teologo mucho mas seguro
Ln la teona teologlca que en la polItlca pastoral Dos de ellos (CascIaro
v Rodnguez) pertenecen al Opus Del Lo" teologos progresistas y pro-
hberaCIOmstas son, en este recuento, al menos ~Iete MIguel Benzo
Mestre, CasIano Flonstan Samanes (uno de los pIOneros del hberacIO-
nI~mo en España), el excentnco Jo~e Mana Gonzalez RUIZ, el marXIsta
Ennque Mlret Magdalena (cuyas credencIales teologlcas nunca han esta-
do claras) y tres mIembros de la CompañIa de Jesus LUIS Mana Ar-
mendanz, el radIcal y tremendIsta Jose Mana CastIllo Sanchez, y el am-
mador del grupo «Fe y Seculandad», Jose Gomez Caffarena Recuerdese
que en 1974, fecha de la pubhcacIOn de este hbro-encuesta, ya se
hablan lanzado en España, en antevI~peras de la muerte de Franco,
la teologIa de la hberacIOn y el mOVImIento CnstIanos por el SOCIahs-
mo, se nota mucho en los apartados correspondIentes a los teologos
CItados Y ya es ~mtomatlco que el grupo mas numeroso entre los defI-
nIdos dentro de e~te anahsls sea el de los teologos progreslstas-prohbe-
raCIOnIstas, de los que ~m embargo no eXIste, des pues de todos estos
año~, ma~ que mucho rUIdo y pocas nuece~, mucho rUIdo pOhtICO y
rebelde, mucha duda metodlca y desonentadora, pero nI una sola obra
teologlca Importante entre lo~ ~Iete, lo que afortunadamente no se
puede deCir del grupo abIerto-tradIcIOnal
En 1985, un colaborador de la revIsta de lo~ JesUIta~ Razón v Fe,
Manuel Gestelra GarcIa, aborda con mucha~ pretenSIOnes un anahsls
tItulado La evoluclOn de la teologza en España (Razon v Fe, 1036 [enero
de 1985], P 42 y ~~ ), donde se muestra netamente favorable a la lmea
progreslsta-hberacIOm~ta,pero ofrece enfoques de mtere~ para estable-
cer la comparacIOn con la encuesta que acabamos de reseñar Despues
de una azaro~a cabalgada por las dlversa~ edades de la hlstona teologlca
en Espdña, opma que durante los pnmero~ cuarenta años del sIglo xx
~e llego d «un echp~e casI total de teologIa propIa», ~uphda por <<la
colomzacIOn extranjera de manuales de teologla» En la decada de los
cmcuenta, la teologIa e~pañola mICla una nueva trayectona, graCIas, en
parte, al Impulso de una «teologla lalcal», en la que partIcIpan XaVIer
ZubIrI, Jo~e LUI~ Lopez Aranguren, Pedro Lam Entralgo y JulIan Ma-
nas, detonante hsta, ausente de toda ObjetIVidad (Nmguno de estos
cuatro autore~ ha hecho teologIa, smo filo~ofIa y, a lo sumo, teodicea)
Opma que la Summa pubhcada por vanos teologos de la CompañIa de
Je~u~ al comenzar lo~ años cmcuenta e~ «el canto de CI~ne de la teo-
logIa e~cola~tlca», y subraya la ImportancIa del exodo de muchos teo-
lagos Jovcne~ españoles a la~ Umversldades de Centroeuropa PIensa
que la IrrupClOn de la «teologla de la ~eculandad» a partIr de 1965 se
tamIZO en España gracIas a la aCCIOn del In~tItuto Fe y Seculandad,
fundado por lo~ JesUIta~ españole~ en 1967, pero nada dIce sobre la m-
troduccIOn del marXIsmo y otras modas teologlca~ gracIa~ a ese Ins-
tItuto, que ya conoce bIen el lector RegI~tra luego con complacencIa
la IrrupcIOn en España de la teologIa progresIsta europea y de la teo-
logIa de la hberaclOn, conslderada~ como fecundos estImulos para el
quehacer teologlco español
Despues de una expOSlClon tan acntlca, cree Ge<;telra que en la teo
logIa e~ pañola de la SIgUIente decada (1975 1985) eXIsten tres tendenCIas
t undamen tale~
«La prImera tIende a manteher una teologIa heredada en lo funda
mental de la antenor neoescolastlca>}, a la que achaca «una dependen
Lid dLllld ... IJdO ">U \ ti de la letra de la tr:tdluon, Induye en e~tJ tUl
dencla Id Hl:,lonll ~lllutl." publIcada por la BAC, la~ tacultdde~ de Nd
\ dI rd \ de BUl go"> \ lo~ ~ell1ll1ano~ de Slguenza y Toledo
Ld "'Lgulldd tLlldLnud, «">111 dudd hoy Id ma~ amplId v de md)OI ILIt.
vanL lel LIl LI pdllOl el1l1<l tcologlco e">pdñol pOI ~er Id que predoll1Ind "n
la Illd\lJllel dL Id'" IdLulteldc,,> de teologld y de lo~ ">emmallO~, mtentd
elabUl .11 Ull t tll!ioL'.ld ">U Id ) IlguIo">a qUi.. de~de und c~peclctl atenuon
a Id l,'¡tlll el \ etl Ixn"'dll1lento moderno ofrezcd una pre~entaClon re
novdlLt de lo"> dclto"> blblIco~, d~I como de la pdtn~tH. a y la tradluon de
la Iglc">ld» I::.ntte lo... dutore~ de e~ta tendencIa dommante, que ~egun
el autol no lle"'I11U Lee de Ja~ europea~, el autor ~e coloca mode~tamente
a ~I 1111">1110 \ me/del dutore~ ~eno~ de ll1duddble relevanud "omo
Gonzalez de Cardedal, con teologo,,> Importante~ pero famoso~ pOI ">u~
CObell lle... eonee">IOlle"> al IIberaclOmsmo, como J Alfar o, y con hberduo
m~ta"> de~cdl ado,,> cuyo \ alor teologILo e~ muy mtenOl a ~u nllhtanud
mar\.l ... td Lomo J 1 Gonzalez Fau~ y J M CastIllo No cabe mayOl
con[u">lOn en L">le dpartddo, donde ~e qUIere «colar» como teologld
autenttLd d und dvanzada de la teologla de la hberacron
Lc l tu cerd tendenCIa, ~obre la que el autor pa~a como sobre a~CUd~,
e~ la «teologlcl populcu» °
hlpercntILa, a la que el autor consldela como
vahda, ) de la que no da nombres porque alguno~ de lo~ prmclpale~
ya lo"> hd entrometIdo en el apartado antenor Se trata de la teologIa
de la hbu eIClOn en ">entldo pleno, y de toda~ la~ aberraCIOnes que "on-
lleva Reeonoce el autor, de~pue~ de haber «~alvado» a alguno de sus
promotol e"> en la tendencIa antenor, que esta tercera tendenCIa tIene
el pelIgro de Id medlOcndad y de la superficlahdad, pero no con~ldera
como pelIgro di mal \.l~mo congemto en esta tercera Vla Parece mentIra
como la re\ I">td de Id CompañIa de Jesu~, Rllzon y Fe, que fue antaño
faro de OllentdClOn para la comumdad cnstIana española, pueda albergar
en nue~tro"> dld~ ~emeJante mampulaclOn
De~de nue~tro mode~to ob~ervatono cultural y cn~tIano de 1985,
vemo'> en Id teologla e~pañola actual dos tendencIas la teologla e~pln­
tual, que ">e hdce en comumon plena con la tradlclOn y el magI~teno
de la Igle">ld \ con toda~ la~ coneXlOne~ hacra la VIda y la cultura de
nue">tro tIempo, pero no ~olo para dejarse gUIar ~ervIlmente por ellas,
smo pal a Impregnal ~e de t ealI~mo en la expo~IclOn de la veI dad eterna,
y la teologIa I ebelde, eqUlvoed, hlpercntIca, que ya nos ha defimdo ge-
mal mente al comenzar e~te capitulo el profe~or Garcra Calvo En la
XI Semana de Teologla e">plntual, celebrada en Toledo durante el ve-
rano de 1985 puede comprender el lector la envergadura y la esperanza
de esta con lente teologILa e~pañola, ante e~ta sene de nombre~ y de
tema~

CENTRO DE ESTUDIOS
DE
TEOLOGíA ESPIRITUAL

EspartUlll:', 3, 1 u lzqdll
28001 M.\DRIl)
Telefono (91) 2764224
BOLETlN INFORMATIVO - MARZO 1985

Xl SEMANA DE TEOLOGíA ESPIRITUAL (Toledo 15 de Julio


de 1985)

Temd gencrdl ESPIRITUALIDAD LITURGICA

A\dl1ce de plogldma

1 de JulIo 19 30 MI~a concclebrdda en la ~al1td Igle~ld catedldl


LecclOn maugural «Ld lIturgIa en lo~ gl ande"
maestro~ e~plntuale~», por el Emmo v R,do
Sr Mal(.elo Gonzalez Martm, cardenal dr/obl"pO
de Toledo

2 de JulIo 1030 "El culto en Je~u" y en la Iglc~ld pllmltIhl» pOI


don J ose MIguel Garcta Perez, gl aduddo en
L'École Blbhque de Jeru"dlen
1200 «El ml~teno del culto ~ant¡ficante», por el P
Candldo Pozo, S J, mICmbro de la C01111"IOn
Teologlca InternacIOnal
19 00 «La~ lelaclOne~ entre fe y culto», por don Igna
uo Oñatlbla, profesor de la Facultad de Teologla
de Vltona

3 de JulIo 10 30 «Al Padre por el HIJO en el EspIrltu», por don


Pedro Tena, profesor de la Facultad de Teolo
gla de Barcelona
1200 "El ntmo esplntual de los tlempo~ [¡turglco~»,
por don Juan Ordoñcz, prote'>or del CETE
1900 «Lectura esplntual de la Palabla de DIOS en la
lIturgIa», por el P Jose Manuel Bernal, O P, pro-
fe'>or de la Facultad de Teologla de Torrente
(ValenCIa)

4 de JulIo 1030 «LIturgIa y deVOCIOnes», por don JulIan Lopez


Martm, profesor de la Facultad de Teologla de
Burgo~
12 00 «LIturgIa e Identldad ~acerdotal, con~agrada y
laIca!», por el P Pedro Fernandez, O P, profe-
~or del InstItuto TeologlCo de San Esteban, de
de Salamanca
1900 «La lIturgIa hl~pano mozarabe», por don Jallllc
Colomma Torner, profesor del In~tltuto Teolo
gICO de San Ildefonso, de Toledo
5 de julio 10 30 LecclOn de clausura «El eSplntu de la reforma
llturglca posconcllIar »
CLASES PRACTICAS

2 de Julio «Como la cclebraUOI1 eucanstlca», por don


VIVIl
Andre~ Pardo, director del Secretanado de la
Coml~lOn EpIscopal de LJturgld
«VIVencld e~plntual del ~acramento de la pelll-
tencla», por el P Jose Antonio Goenaga, S J,
profe~Ol de la Facultad oe Teologla de Deusto
(BJlbao)

3 de Julio «SantlficdclOn del dla por la oraclOn de las ho-


ras», por don PIO Paterna, delegado dIOcesano
de LIturgIa y rector del Semmano Mayor de
Albacete
«Valor de la mU~ICa ~agrada en la liturgIa», por
el P Maxlmo Perez, S J, profe~or del CETE

4 de Julio «lnlClaclOn de los niños y de los Jovenes en la


hturgm», por don Javier Calavla o don Cesar A
profesores del CETE
«LiturgIa y ~aber monr cflstlano», por don Juan
GarCla Carnllo, delegado dIOcesano de LIturgIa
de Jaen

MEDITACIONES «VIda espmtual y liturgIa», por el P LUIs Mana Men-


dlzabal, S J

III NOVEDAD EDITORIAL

Coml~lOn Teologlca InternacIOnal Dzgnzdad v derechos de la per-


sona, Documento, 1983, PVP 300 ptas

En cuanto a los teologos de la tercera tendenCia definida por Ges-


telra, dIgamos solamente que se agrupan en la CIVIl y radIcal A~ocla'
clOn de Teologos Juan XXIII, que por ejemplo el 13 de novIembre de
1984 firmaban un malllfiesto detonante en El PatS (p 22) en que defen-
dlan con una sarta de sofismas la ortodOXia de 1<1 teologla de la libera-
clOn en un alegato contra el VatIcano y contra tres dlstmgUldos pen-
~adores españoles el ObISpO Benavent, el oblspo-secretano Seba~tlan
AgUllar y el filosofo Juhan Manas, que hablan osado cntlcar al movI-
mIento seudoteologlCo hberaclOnlsta La relaclOn de nombres era la
~lgUlente Jose Joaqum Alemany, Jose LUIs Barbero, LUIs Bnones, Gil
berto Canal, VICtOnano Casas, Jose Mana Casullo, Caslano Flonstan,
Jose Espeja, BenJamm Forcano, Manuel FraIJo, Jose AntOnio Glmber-
nat, Jose Gomez Caffarena, Jose Mana González RUlz, Manuel Guerra,
Juho LOl~, Eduardo Malvldo, Gregono RUlz, Juan Jo~e Tamayo, Fernan
<..lo Urbmd, Rutmo Velasco, Jose VICO y Evansto VIllar Los teologo~ de
Agu~tm GarCla Calvo

VallO'> teologo~ autentlco~ '>uelen publIcar trabaJo'> llenos de mte-


Ies en la revista de onentaclOn catohca SIllar, que ha sustItUldo desde
hace ya año~ a Razol1 \ Fe como gUla para los catohcos normales en
E~paña En el edltondl del numero 1Y (JULIO ~etIel11bre de 1985) ~¡llar en
tlcdba con serena dureza la obseslOl1 antlvalnana que pal ece habel ~e
ddueñado, morbo~amente, de vanos ambientes catohcos y teologlCos de
E~paña Anahzd el edltollal el despenamlento de la modd plogleslSld
en Holandd y otras paI tes haCld una extraña ahanza con mOVimientos
dJeno'> a la Iglesia, como los pauÍlstas, los ecologistas y otros e'\.centn-
co~ CntlCa el protagol1l~mo dchrante de clerto~ teologos, a los que
llama <<Ideologos de la contestaclOn eclesIa¡" Es una ~ana n1ue~tra de la
leacuon que baJO el Impulso seguro de Juan Pdblo II ya ~e va conocien-
do en la Igle~la Catobca, despues de vanas aberraCIOnes del posconCl-
ha, como una plena y e~peranzada RestauraclOn, en nada reñida con
la hondura cultUlal y con el progreSIsmo autentico

En e~ta lmea, un admIrable y reCiente hbro, España por pensar, del


profesor ülegano Gonzalez de Cardedal (Ul1lver~ldad de Salamanca,
1985), contiene un capitulo magistral, M¡é>wn y porve11lr de la teologw
eé>panola que por vemr de la persona a qUlen con~lderamos -Junto
con el doctor Pozo- como el pnmer teologo español de hoy adqUlere
un valor de onentaclOn tan grande como ~u carga de esperanza Des
pues de pasar de forma que creel11o~ excesivamente cantatlva y des-
comprometida pOi la enumeraClOn de Clerta~ modas teologlcas, entre
la~ que hgura la mlsml~lma teologIa de la hberaclOn (p 288) el profesor
Gonzalez de Cardedal expone con lUCidez ejemplar la necesidad del en-
tronque de la teologla con la tradlclOn y con el magl~teno de la Ul1lca
IgleSia que eXI~te, la IgleSia de Cn~to, de la que no rel1lega, como algu-
no~ hberaclOmstas, en su hlstona, smo que acepta todas sus rarces, y
toda su propld comUl1l0n hlstOllca «Con una IglesIa -dIee- escmdlda
a vece~ artlhcIalmente entre JerarqUlas de cuspIde y comul1ldades de
base, al teologo se le propondran serVICIOS que parecenan obhgarle a
una luptura Sm embargo hay que afirmar que esa ruptura es ecleslO-
loglcamente una hereJIa» (op Clt, P 295) InSiste a las pocas lmeas
«Una dl~ldenua ~ecreta, marchando haCia posIcIOnes que rompen o
silenCian la comUDlon con los obiSpos, es un Juego de oportul1lsmo tacll,
una mgenUlddd personal o una secreta ruptura con la Ul1lca IglesIa de
Cnsto » Cree que «al conClllo, una vez que ha surtido sus efectos sOClales
y POhtICOS, es necesano arrancarle y hacer fecundos sus contel1ldos y
poslblhdades exphCltamente rehglOsas, tanto teologlcas como pastora-
les» Y señala qUlenes seran los encargados de tan alta mISlOn «Seme-
Jante tarea no la reallzaran teologos que gnten la pnmera o la ultima
teologla, SInO los que piensen a fondo perdIdo y a verdad total, SIn
grandes pretenSIOnes, en SIlencIO de prensa yecos publIcas. Pensar que
la ehcaua de la modermdad ecle~IaI y de ~u progresIsmo pueda ser
medIda por el eco pO~ItlVO o negativo que adqmere en cIerta prensa,
ha sIdo una mortal y mortIfeIa hereJla de los ultImas años entre noso-
tro~, que hemo~ pasado del despreclü de la palabra del otro, espeClal-
mente del no creyente, a conSIderarle como la medIda de nue~tra ver-
dad y responsabIlIdad» (lb Id , P 303)
En e~te contu~o panol ama teologIco y pastoral, y durante un año
e~peClalmente negro de la tranSIClon española, 1972, se presentaba ofl-
cIalmente en el centro 10gIStICO español y para todo el mundo la teologIa
de la IIberaclOn Vamo~ a verlo en fuente dIrecta

El ENCUENTRO DE El ESCORIAL

1:.1 ln~tltuto Fe y Seculandad, creaClOn de los JesUlta~ progresIstas


tn España desde 1967, ~e habra ImplIcado desde el pnmer momento en
el mOVImIento contestatano e~pañol, como VImo~, y orgamzaba la Se-
mana teologlca de Deusto a fine~ de 1969 donde, por boca de GIUlIo
GIrardl, se sembl aba en España la teologra de la IIberaclOn Desde en-
tonces lo~ JesUItas de e~e centro estableCIeron una red de contactos con
lberoamenca, a~umIeron plenamente al mOVImIento IIberaclOmsta y se
lonvlrtIeron en SU" maxlmos coordmadores entre Amenca y Europa
Lo hlCleron, cuando toda~ la~ conexIOnes -mclUlda la finanCIera, a
cargo prmcIpalmente de la~ obra~ del EpI~copado aleman en pro del
tercer mundo- e~tuvleron lIstas, en el encuentro de El Esconal, convo-
cado y dIrIgIdo por ello", y que se celebro entre el 8 y el 15 de JulIo de
1972 en una re~IdenCla relIglUsa de esa cIUdad castellana Las actas
de e"ta reumon fueron publIcadas baJO el titulo Fe cnsllUna y cambIO
'>oczal en Amerzca LatIna por "EdIcIOnes SIgueme», en Salamanca, 1973
El lIbro resulto demasIado comprometIdo, y por eso ha SIdo de~catalo­
gado por la edltonal El encuentro de El Esconal tIene una ImportancIa
pnmordIal en la hlstona de lo" mOVImIentos IIberaclOmstas Entre sus
c"tIellas se conto Gu<,tavo Gutlerrez, a qmen ese ml<;mo año una de
la" edltonales de la red logIstlCa española, "SIgueme», le publIcaba su
lIbro Teologl(l de la IlheraclOn, per;,pectlva;, que hasta el momento habIa
urculado por AmerKa en edICIOnes restnngldas de e~casa resonanCIa,
V Gonzalo Arroyo, el rebelde Jesluta chIleno que por entonce<, alababa,
como <,abemo~, de celebrar la dehmtIva convocatona mundIal del mOVI-
mIento Cnstlano~ por el Soclahsmo El cardenal Lopez TruJlllo afirma,
con toda raLon, que "el encuentro de El Esconal tue el mlCIO de esta
cornente de la hberaclOn como cuerpo, como orgamzauon y mOVI
mIento Fue tambH::n la señal de largada a mvel mundial y la expenencIa
para congre~o" de mdole ~emejante, como los Teologos del Tercer Mun-
do, en donde ~e dan CIta, en ambIente ClumeOlCO, lo~ hberaclümstas, en
e<,trecha loopel .luon con Cn"tldnos por el SOCIalIsmo, IgleSIa popular
v exponente~ auspICIados pOI el ConsejO MundIal de las IgleSIas» Un
momento dnte~ habla escnto el cardenal "El lanzamwnto a la vez
latmoamencano y para E~paña de e~ta cornente (la TL) fue sm duda el
Encuentro de El E~conal AllI se lanzaron los autores con sus tesIS y a
deCIr verdad ~embraron Id ~emllla en España, algunas de cuyas edIto-
nales fueron el pnnclpal ahado de esta cornente La sItuacIOn polItlca
española hallaba en esta~ teSIS una rendIja de respIro para agItar Ideas,
~m un compromISO In sltu a manera de sucedaneo» [A Lopez TruJlllo,
La teologza de la l¡bera(.lOn, datos para su h¡stona, «SIllar», 17 (enero-
marzo de 1985), p 26]
El promotor y presentador del encuentro, y ~u dIrector en la sombra.
tue el Je~UIta vallI~oletano Alfomo Alvarez Bolado, muy actIVO como
escntor y pOhtICO antItranqUIsta en aquella epoca, aunque en la actuah-
dad, segun parece. dI dd\ ertlr las aberraCIOnes mcrelble~ del mOVImIento,
parece haberlo abandonado Recaba para Fe y Seculandad la mIcIatlva
y la responsablhdad de la orgamzacIOn Inserta esta reumon en las
Semanas de MI~lOnologla de Bernz, conceblda~, en cuanto al apoyo de
Fe y Seculandad, «de~de 1969» Dentro de e~ta ~ene -en la que eVlden
temente ~e ha prodUCido una ruptura- la reumon de El E~conal ~ena
la Semana XX De'ide el verano de 1971 ~e a~oclO a la orgamzaclOn del
encuentro «el reclen con~tItUIdo CIDSE e~paño¡" cuyo obispo-presidente
colaboro de lleno Revela parCIalmente Alvarez Bolado la~ fuentes de
financIaoon del encuentro, cuyo~ gasto~, para reumr y alOjar a unos 450
part1Clpante~, hubieron de ser muy elevado~ la orgamzacIOn del EpiS-
copado aleman ADVENIAT aporto una tercerd parte de los gastos, con-
cretamente la mitad de los ga~tos de desplazamiento de los ponentes
«Una persona que desea por mode~tla permanecer anomma nos faCIlIto
mediante un pre~tamo de condluone~ generosI~Ima~ la hqUIdez nece-
~ana para toda la operaclOn » Lo~ relIglO~os de lo~ Sagrados Corazones
tauhtaron a la empresa ~u colegIO e~cunalen~e
Alton~o Alvarez Bolado, que como todos los JeSUItas partIcIpantes
en el encuentro oculta CUidadosamente sus Siglas S J en las actas,
empIeza por negar -falsamente- «toda vmculacIOn del encuentro de El
E~conal con la eclOSlon chilena de Cn~tIanos pOl el SOCIalIsmo», estaba
en El E'>conal el promotor de e~te mOVImIento para desmentirle sm
ma" Entre lo~ fine~ del encuentro su promotor señalaba «preparar el
fuerte contmgente de rehgloso~, ~acerdotes y laICOS españoles que acu-
den a prestar ~erVlCIO en Amenca Latma» Se trataba, por tanto, de
montar un ~emmano para el adoctnnamlento lIberaclOmsta de los futu-
ros ml~loneros Se trataba tamblen de anahzar la problematlca del
desarrollIsmo y <das nuevas teonas sobre lIberacIOn y dependenCIa»
De nuevo con falsedad ObjetIva declara el oromotor que «las Jornadas
no fueron concebIdas como plataforma de lanzamIento para mnguna
IdeologIa» y -ahora con verdad- que todos lo~ ponentes menos dos
fueron Iberoamencanos Trata luego de explIcar, mutIlmente su partI-
dIsmo «Éramos, pues, consuente~ de que el eqUIpo reumdo no repre
'ientaba todas las opCIOnes eXistentes en la Igle'iIa latmoamencana, smo
una famIlIa de opclOne", cahhcada por una opclOn pro soclah~ta desde
los SOCIalIsmos Ideolo¡ncamente marXIstas al popu]¡smo ar!:!entmo en
esta nueva fase mas ~ocIalIsta» y con el añadIdo de la democraCIa cn'i
trana (FC, p 14) Y 'ilgue con otra fal'iedad monumental «Nunca fue
nuestro propo~Ito hacer un encuentro de los hombres de la teologl,)
de 1<.1 l11KldLlon ;\11tL Id \¡o.,td OL pdltlLlpdnteo., le ~dlJO d Fe y SeLu
lalldad el plopo~llo di Ieveo.,
lrUo.,(d\O GUlILlIL/ ..,Lgun AI\dILI Bolddo, «pIOVOCO en El Eo.,Lolldl
la ¡nlen..,d LOn\ 1\ LIJLld dL und V(pellenLla e,>plntual nuev<.1 tel1ldd __ ll
COI11UIl LL LdldlLO Lomo d pl<.1~l11ddor, el lO! mulddor de la~ mtUluone..,
funl[.II11LllldiLo., dL lel I L Y Icconouo «b~d opclOn rddlcal pdrece ~er
pard GU..,td\O GU[ILl tLI Id opuon ~OLldll..,tLl, entendldd como Ill~pll:lda
por lo qUL LI J11udLlo Illdr\.l~td tiene de LlcnLld» Reconoce Alvarez Bo-
lado qUL "Id pOllL11Lld de GUo.,tdVO Icple..,cnto el polo referencla¡" E~
declI qUL Id ILILlLlILlel pnnLlpdl para el encuentro fue el mdrXbmo
teologlco ploc\cll11ddo dlh pOI GutlCrrez
Rolmulu AU/L' (U!JWI1 pel Udno, de 33 año~, hcenLlddo en Lovdll1d,
Jete dLI di Ld dL Lo.,ludlO.., poJ¡tlcoo., en la Ull1ver"ldad de LIma, e..,tudlo
lo'> lelC tOI Lo., ClOnOI11ICO'-, y Id.., f uerza~ pohtlca~ en el pI oce~o de hberd-
clOn Su lL..,I.., Lo., qUL dLludfmLnte hay «una contradlLclOn [unddmentdl»
entlL <<Id dmdlJ1IL,1 cid Ldpltdl,o.,mo» y <da~ nece"'ldade~ humana.., e\elnen
tale'> dL le!'> LI 1000Lo., pOpUle\l c'-, latmoamel Kana~» para conclUir que <da
propld L"\pLlILnLld hlqollca Vd perhlando un contel1lelo ~oClah~ld dI
procLo.,o elc IIberaLlon fatll10amencdna» (FC, p 53) El teologo seglar
argentll10 Fm u/ue D DU5sel habla ~obre la hl~tona ele la fe cn~tJand
y el cambIO ~ocldl Dehl1lo d Bartolome de las Ca~as -no SII1 CIerto
eleJe andLl omco- como profeta y teologo de la hberaClon Ahrmo :::¡ue
«el mundo mdlO tamblCn tema ~u ~entldo, un sentIdo humano, teolo-
gICO, plofundo» aunque no adaro ~I en ese ~entldo teologlco se Inclman
el totalItall~mo mCdlco V los sacnficlO~ humano~ ntuale~ de los azteca~
y conle..,o (FC, p 45) «El atelo.,mo (mal xlsta) del DIO~ ele Hegel y ~I
rechazo de la IdoLltna del dmero es una autentica propedeutlca a la
teologla cn~tlana contemporanea»
El teologo de ongen belga loseph Comblzn enmarco hl~toncamente
a los movlmlento~ de hberaLlon, y adelanto la te~ls proyecto de que
esos mOV1I11lcnto.., utilizan al marxI~mo como elemento de anah'>ls, no
como credo POlItlLO (FC P 117) «Nunca se ha podido -dIJo- tan bien
como en Amenca Latma colocar la doctnna marxIsta al serVIcIO de
mOVimientos no manl..,td~ » Para el lo'> lI1splradores marxistas del hbe-
raClOm~mo son los mal xI~ta~ heterodoxos V trot'>klstas de la MOl1thly
RevLCw, como Sweezy y A Gunder Frank «Todos los marxIstas cnollos
de valor -dlce- son II1dependlCnte~ y ante todo antnmpenahstas», pero
aduce un mal ejemplo, la chilena Marta Harnecker, autora de un manual
de mal Xl~mo ortodoxo pdtlocmado por la propaganda sovletlca mun-
dial CI ee que la toma del poder por Castro en Cuba es «un hecho deCl-
~IVO» en la hbtona de la hberaclOn y da la clave del hberaclOlllsmo
como tactIca «El marxl~mo se VIve en la practIca antes de formular~e
teoncamente, dunque la teona sigue nece~anamente a la practICa» (FC,
p 120) Reconoce que «de~de 1962 lo~ mOVImIentos cnstIanos se dejan
de doctnna sOCIal de la Igle~Ia y adoptan la revoluclOn, a partir de
Mounler»
Aldo 1 BUl1tlg, drgentmo, de 31 año~ perteneCiente al movimiento
Sacerdote~ para el Tercer Mundo Cita eloglOsamente al «Che» Guevara,
afirma que <<los cn~tianü~ deben optar defimtlvamente por la revolu-
Clon" y reproduce una felICltaclon de Fldel Castro a los mOVlmlento~
1 evoluclOnano~ en el ~eno del cnstIam~mo Dehne la IJberauon comu
«mco! porduon dmamlLd del Latohusmo en el proce~o revoluclOndllo
que plotdgomzan nue'>tro'> pueblo~ opnmldo'>>> (FC, p 132) Y _onubc
e'>a mcorporaclOn como «opLlon cultural ba~lCa» (p 150)
Segundo GalIlea, enlace mexIcano (aunque naClo en ChIle) entle lo'>
mOVlmlento~ dc hberaclOn y el mOVImIento e~trategKO IDO-C, :¡lum
brado por la agencIa ~ovletlCa PAX, dedIca ~u ponenUd d la demollllOn
de la~ mamfe'>taclOnes de la rehgIOsldad popular, como sacrahzadora..,
del !>talu quo, e Identlhca a la ~eculanz<lclOn con la polltlCa hberaclO
m..,td, Luando rcalmente e~ un neoclcncah~mo radKal (rC, p 153)
Renalo Poblete, conectado con el centro del IDO-C en Cuernavaca
Me'oco, y pI ote~or en la Umver~ldad Catollca de ChIle, hablo ~obre la~
[arma'> c,>peLlhcas del proce~o latmo<lmencano de seculanzauon El pa~
tor evangehco Jo~e lVllguez Bonmo, de Argentma, IdentIfICO el men'>aJc
protestante con la democracIa y mamfesto que los prote~tante~ lIbera
ClOm~ta.., delan la deCl~lOn pohtIca al mdlvlduo, segun Id tradlclOn de la
Reforma (FC, p 188)
El Je~Ulta uruguayo luan LUIS Segundo, uno de lo~ teologo~ mas ra
dlCale~ de la hberaclOn, provoco uno de los momento~ de mayor ndlCulo
obJetIVO en el encuentro de El E'>conal, que no encontro ~m ~mb:lrgo
entre los reumdo~ la menor cntlca D1JO que «en Amenca Latma ~'>td­
mo'> frente a una tarea Impostergable con respecto a la lIberaClon J ,>ea
la deqdeologlzaclOJ1 de la fe cnstIana» (FC, p 203) Atnbuye fabamente
a Medelhn la ofiClalIzaclOn del compromIso polItlco de lo~ ::::n~tIaJ1OS en
Iberoamenca, y luego propone una actualIzaclOn hl~tonca de lo~ '>acra
mento'> y de la gracIa E~ una propue"ta delIrante, grotesca, ante la que
nadIe expuso en El Esconal, de acuerdo con la" actas, las ma~ mmllna
ref1exIOn cntIca, el mas mlmmo escape al ndlculo PIde el padre Segun-
do, uno de lo~ teologos capltale~ de la hberaclOn, que al exoruzar ..:n ..:1
bautl~mo se nombre expresamente al demomo hl~tonco que se qUIere
arrojar del alma del mño Por ejemplo a~1 «Sal, e~plntu mmundo del
capltalI~mo, de este mño, para que entre en la ~oCledad como una ~~pe
ranza creadora y no como un peon ma~» (FC, p 208) E~to para lo~
mños pobre~, porque para 10~ mño~ nco~ habna que deCIr «Sal, e~pln
tu mmundo del lucro» El padre Segundo pIde luego que en vez de
«gracIa» no se dIga «regalo de DIOS» smo «camino al sOClahsmo», y pro-
pone otra traducclOn «hl'>tonca» del termmo teologlCo gracia, umdad
popular Rechaza, de~de luego, la umdad de lo~ cn~tIano~, y define a~1 a
DIOS «DIOS es para el hombre la Imagen de su propIa realIzaclOn»
(FC, p 211) La mtervenClOn de Juan LUI~ Segundo, S J , marca el punto
de maxlma degradaclOn en el encuentro de El Escona!, y a la sombra de
FelIpe 11 constituye una autentlCa verguenza hl~tonca para cualqUIer
cnstIano que este en sus cabales De~de lo~ promotore~ de Don CarIo
ha~ta los eplgonos de GUIllermo de Orange pa~ando por lo~ lIberaclOms-
td~, muchas gentes parecen empeñadas en profanar la tumba de FelIpe 11
en los ultImos tIempos
En otra secclon prevIa de este hbro, dedicada al de~enmascaramlento
de la teologla de la lIberaclOn, aduJlmo~ ya do" textos clave de Gustavo
Gutlerrez en El Esconal donde mostraba la taCle~ marxIsta de su pen-
,>amlento teologlco No repetiremos aqUl tale~ textos, pero SI debemos
,Ubl ayal que GUllel rez dehmo en ;,u ponencia de El E'>conal a la teologld
de Id hbel auon como «llltehgenCla de la le de;,de la praxI'> IIbel adora»
(te, p 232) Iml'>tc poco m<1;. abajO «Aquello;, quc han optado por un
l,omproml;,o IIberadOl, expenmentan lo polItlCo como una dlmen'>lon
quc abalca y condicIOna eXlgentemente todo el quehacel humano» Su
JI1tel prctaclOn del precepto evangellco '>obl L amal .1 lo'> enemigo'> e-.
,Idcmd'> de antlLn'>tldna, IIdlLula «El Evangelio no'> manda amar a lo'>
enemigo'> en el contexto pohtlLO de Amellca Latma, c;,o 11l1phca reco
nocer que se llenen enemigo;, de da;,e y que ha\ que combatlllo;,» <FC
p 236) E'> deCll que ama! a lo;, enemigo;, debe Illterpl etar;,e como com
batll d lo'> enemigo'> exactamente al reve;, Y e;,te teologo Iue, como
hemo'> dicho, la pllllupal e;,trella en el encuentro de El E;,conal
El Je;,lllta algentmo Juan Cario!:> Sumnone, que como lo;, dema;, par-
tiCipante'> en el encuentro oculta ;,u condlClOn de miembro de la Com
pafila de Je'>u;" leconoce, en una ponenua pOI lo dema;, Ill;,uha «El
dnalI;,l'> pollllco de donde '>urglO el lenguaje de la llberauon en LltlllO
cmlellca e;,ta fuertemente 1ll1lUldo por el u;,o del m'>tl umento ;,OClOand
llllco del marxI;,mo » Ya veremo;, que no e'> a;,1 que el marxismo u;,ado
por lo'> IIberadore,> e;, una ver;,lon extractada y baldta, pero no e;,ta mal
que ello'> ml;,mo,> lo reconozcan en ;,u encuentlo pllmordlal (Fe, p 251)
Scanllone, formado en Mumch y en Inn;,bruck, el a en aquel momento
decano de la Facultad de Filo<,of1a en la Um\el '>Idad de San SalvadOl
Pe'>e a grande;, e;,luel zo;, para Illcllllr en la nomllla de ponente'> del
cncuentlo de El E'>conal a vano;, Obl;,P0;" lo;, 01 gam7adore;, ;'010 pudlelon
atraer a un pi elado IlberaclOm;,ta bl asJ!eño, mon;,eñor Candldo Pad111
como coartada par2 '>u;, aberraClone;, E;,te benedlctmo de Sao Paulo
que habla ;,Ido nombrado por Juan XXIII aU"\lhar de RIO y con;,lllano
nauonal de la AcclOn Catohca, a cuya de;,llltcgl aClOn contllbu\o por
;,u'> mdecI;,lOne;" comumco una ponencia utoplca en la que '>e pedw un
<organo umvelsa¡" para «enJUIciar la chgmdad humana umver'>al, no
en funuon de lo;, partido;, naCIOnales» (FC, p 411) Nadie le hiZO .:1
menOl ca;,o, e;,taba en El E;,conal para Otl a CO'>d
El Je'>lllta chileno Gonzalo Al rovo, que como di Jlmo;, vema de pre
;,ental en Santiago con amblto y re;,onanua mundial el mOVimiento de
gene;,Is allendl<,ta-castn;,ta CII;,tlanos por el SoudlI;,mo, oculto en El
E'iconal, como todos ;,us compañero;, de Orden, '>u condlclon de Je<'Ulta,
pero ;,e pre;,ento como ;,ecretallO general del mOVlmlLnto 1undado pOI
el y tamblen del movimiento de aCClOn ;,ll1dlLal Atmo al de,>a¡ lolll'>mo
como Illvlable de<,de el punto de vI;,ta economlCO, pelo nunca diJO que
esa IllvlabllIdad dependla sobre todo de la ll1capaudad de la'> da;,e;,
dlngentes Iberoamencana;, y de la vaganua generalIzada en el conll
nente, h ente al ejemplo de de;,arrollo POSItivO y vIl.tOllü;'O que \ a cmpe
zaban a cultivar vano;, palse;, de Onente fuel a de la 01 bita '>OVletlca
CitO comprensivamente al soclOlogo marxI;,ta A Gunder FI ank «El
camlllo que conduce al desarrollo economlco y al progre;,o ;,oclal debe
pa'iar por la levoluuon armada que conduce al ;,oclah;,mo» (FC, p 319)
El marxI;,ta radical y teologo conver;,o al prote'>tanll;,mo Rugo ASI11Cml1
dlnglO en El Esconal un semlllano en que eXlglO la partlclpaclOn de
los cn;,tlano;, chilenos en el mOVimiento marxl;,ta de la Umdad Populal
(FC, p 341) Y reclamo una aceptaCIón plena del marxI;,mo ll1tegral
por lo~ cn~tldno~ en marcha «No parece pO~lble aceptar el mate
Ilali~mo hI~tonco rechazando al mIsmo tIempo el matenalismo dlalec
[ICO TeülIcdmente con'>tltuyen una umdad perfecta» (FC, p 341)
El epIlogo de 1<\'> dcta., dc El Esconal se encomIenda dI precursOl \
cotundador dcl lIbel aCIODI'>mo, GlllllO Glrardl, a qUIen se denomm..l
lule" .,m duda para de.,OIlentar d la Poliua española, que no venteo,
al mcnos no no'> constd, la gl m edad de la~ tesIs que sc estaban propo
mendo en El Esconal dUIdntc un año agol1lco pard el reglmen de
FI anco, 1972 Glrarcj¡ publica en esas actas un abUl ndl~lmo v fal ragoso
poema tItulado Con!ulI1za \ lzberauon en el que dcua
«Conhal en lo~ PObI e'> c'> u eer en las VII tualIdades IIbel ddoras, en
'>u potcnudl I evoluuondno »
«E~ creel en Id fuclza v cn cl de~tmo hI~tOIlcO lIberador de su'>
clasc~ »
«E'> tomal paI tldo pOI cllo'> sm amblguedades en Id lucha de cldses »
«E.,cogLr a lo'> PObI e~ es denunCiar el pecado hI.,tonco de la IglesIa,
dlIada con lo~ IICOS y los poderosos»

Termmdba a'>I el mcrelble encuentro de El Esconal El clero y los re-


lIglOso~ espdñole., hablan encontrado allI el cammo de un nuevo clenca-
lI~mo, la posIbIlIdad de und nueva vla haCIa el podeI Era la antlcruzadd,
el c1encalI~mo contradIctOlIO de la seculan7acIOn, la mama de volvel
del reve~ en el SIglo xx la evangelizdclOn española de Amenca

CRISTIANOS POR El SOCIALISMO EN ESPAÑA

DeCldmO., que entre lo'> mOVImIento'> hberaclOmstas, comunIdades


de base ~on Id masa 01 gaDlzada con tendenCIa a la IglesIa Popular con-
tI apuesta cadd vez ma~ a la IglesIa mstltuclOnal, teologla de la lIbera
clon es la ,>uperestructura Ideologlca, la teona eXIgIda por la praXl\
pa~toralI evoluuonana, y CnstIano'> por el SOCialIsmo es el conjunto de
cuadros mIlItdntes para artIcular al mOVImIento hberaclOmsta y trans-
formar la ~oclcdad en ~entldo cnstlano-malxlsta VImos en un capItulo
antenor como hdbla naCIdo CnstIanos por el SOCialIsmo, con vocaclOn
de mOV1l11lento mundIal, en el ChIle de Allende entre los años 1971 y
1972, baJO el pdtIOClDlO SImultaneo del dIctador cubano, Fldel Castro
CnstIano~ pOI el SOCialismo es un mOVImIento clencal, aun con partl-
ClpaclOn de laICO'>, clengos son qUIenes le Idearon y lanzaron en Chile,
clCIIgO~ qUlene'> le tra~plantaron, al año SIgUIente, 1973, a España Estc
trasplante español ~e logro y anuncIO en el encuentro de Calafeli, BaI-
celona, en marzo de 1973, aunque para desonentar a la PohcIa española
(que no pI esto exce~Iva atenclOn al caso) el documento base se presento
como documento de AVlla redactado en enero de ese mIsmo año.
Alli, en Calafeli, e~taban los tres Jose María del neoclencalismo revo-
luclOnano de IzqUIerdas en España. los portavoces del nuevo constan-
UnIsmo rOJo, Jase Mana de Llano~ S J, ahora comunIsta, antIguo fas-
cI~ta y dIrector esplntual fascIsta de la Juventud UnIversItana madn-
lena en la postguerra CIVIl, el antIguo totalItano, ahora ya marxIsta y
votante futuro del PCE, Jose Mana DIez Alegna, exclaustrado y luego
expubado de la CompañIa de Jesus, en la que habla desempeñado Impor-
tantes cargos de confianza en la formaclOn de los Jesmtas jovenes Y
llego a ser protesor en la UnIversIdad Gregonana, y el canonIgo SOCIa-
lIsta y dllettante revolucIOnano, Jose Mana Gonzalez Rmz AllI estaba
el cnstIano comUnIsta Alfonso Carlos Comm, hder de Bandera ROJa,
adaptador de Moumer en España, que pronto se pasana con armas y
bagaJe~ al PCE Alh repre~entantes de la ORT, de la USO, del PCE y
.,ouahstas no adscntos Aunque los promotores del encuentro senan
lo", comum~td~ catalanes cnstIanos del Je~mta, con re~IdenCIa en Barce-
lona, Juan GarCIa NIeto, cuyo fichaje mas Importante sena su hermano
en relIgIOn J 1 Gonzalez Faus, uno de los autores mas prohficos en el
lIberauonIsmo Cn~tlano~ por el SOCIalIsmo naCIa en España no sola-
mente marxI~ta, ~mo vmculado al partIdo comumsta, como puede verse
en la relaclOn de nombIe~ cltado~ dommada por los mIlItantes del PCE
Quedaron encargado~ de la orgamzaclOn el Jesmta GarCIa NIeto y el
publICIsta Comm en Barcelona, Alberto Vldal y Rafael Agmrre en el
PaI~ Va~co, Fehx Galmdo en AndalucIa, Jose Sanchez en Madnd (Cfr
Reye~ Mdte, El Pms, 18-XII-S1, p 37) La nueva orgamzaclOn monto vanos
numelO~ e~pectaculares en aquella epoca, como la ocupaClOn de la Nun-
uatura en Madnd, novIembre de 1973, o el encierro en el semmano de
Id caplt.ll, «de donde pasaron a la carce\» como recuerda Mate, mIembro
de CPS y Jete del gabmete, desde 1982, del mlm~tro marxI~ta Jose Mana
Maravall
El documento programatlco de Calafell dIce en ~u punto 3 «Cada
dla ~omo~ ma~ los cnstlanos que adoptamo~ una clara opclOn SOCIalIsta
, que lo hacemo~ no preCIsdmente adoptando pO~ICIOnes de mera cola-
bOl dClOn o como compañeros de VIaJe, smo como ~Imple~ y verdaderos
l1ulitantes en las organlzauones de clase marxIstas» «Nuestra fe -afIr-
maba el vItdl punto 26- no tIene ~entIdo ~I no ~e VIve en la hlstona
de un pueblo en mal cha y dentro de una realIdad de lucha de clases,
que nece~anamente comporta una llamada apremIante a la mlhtancIa
polItlca» El punto 27 proíena el SigUIente dI~parate «Constatamos en
pnmer lugar que la convergencIa fe cnstIana compromI<;o revolucIOnano
.,e encuentra preCIsamente en la raIZ mIsma del mensaje evangehco,
\ que en dehmtlva ~e expre~a en una esperanza la hlstona de la lIbe-
l dllon » En el punto 29 ~e explica la adopclOn del marxismo «y es aqUI
donde el mdl XI~mo no", ha ayudado d comprender con profundIdad Clen-
tlficd la tarea hI.,tonca de la liberauon \ a optar por el umco cammo
po.,lble pal d no.,otro~ en ld~ actualp~ clrcunstanCIa~ la opclOn SOCIa
/¡.,ta como UnICd alternatIva para hacer ehcaz la eXIgenCIa lIberadora
del E\ angeho» En el punto 35, «nue»tro compromI»o revoluCIonano
no~ hale comprender tamblen que la lucha de c1d.,es pasa por la mIsma
Igle"la de"lubnendo aSI la trampd que ~e e'>conde en la proclamaclOn
de Id UnIdad en el nombre de ld te» Pdra CPS el mandato evangehco
"Pdl d que todo» sean unos» e., sencllldmente una trampa Y por fm,
en el punto 54 «Los cnstlanos que e<.,lamo,> comprometIdos en una
lucha marxI~ta-revoluuonanaploclamamo~ nue~tra carta de clUdadama
cn el ~eno de la Igle~Ia y no aceptamos ~er reduCldo~ a pOSlClOne~
111.11 gmale'> que no~ obligan a actuar en la clandestlmdad dentro de la
pI opla Igle~la»
El promotor del encuentro de Calafell, el le~lIIta Juan Garcla Nieto,
.1111 ma que el documento ongmal de Cn~tJano~ por el SOCialismo en
ChIle «pi etendla recoger la expenencla teologlca de la TeologIa de la
Llbelduon articulada con la~ dlver~as torma'> de luchas populares»,
IJa'>e preuo~a para mostrar la conexlOn de lo~ tle~ mOVimientos lIbe-
lauom'>ta'> Contmua «Luego vmo el golpe (de ChJle), la repleslOn en
todo el Cono SlII Tamblcn la dl~per'>lOn \ pdl a mucho'> el e'CJlIO Sec-
to! e'> Cl IstIano~ de ElII opa \ tamblcn de Canada y E~tado~ Umdo", se
habldn '>cnodo tuCl temente 'ntel pelado~ por la aportauon teologlca que
no'> llegaba de Amenca Latma En c!Ivel ~o~ pal~e'> europeo'> se constl-
tuven movlmlento~ de Crz!>tzano'> por el SouaZzsmo, C0111unldades Popu
1m e'> Con el mtento de coordmal estas e'Cpenencla~ ~e constituyo en
Pan~ (1974) el Centro Ecumemco de Enlace'> Internauonales (COELI)>>
[J GarCla Nieto, CrzstzallO!> en la!> luclw!> papulal e'> de ltberaclOn, <<Igle-
'>Ia Viva 109» (1984), p 89 v s~ ]
Ya por IDICIatlva del COELI se convoco un encuentro mternaclOnal
de Cnstlanos por el SOCIalismo en Quebec, Canada, en abnl de 1975
(iecha del documento, el encuentro e~ del me'> de marzo) «A partir dc
entonces -prosigue Galua Nleto- '>e estdbleClClon contactos con expe
nenuas slmJlare~ de Otl o~ contmentes, sobre todo Ainca del Sur, Flh-
pma~, India, Corea, Onente MediO, etc Poco a poco fue madurando la
Idea de convocar una asamblea mundial mas repre~entatlVa, a fm de
valorar la evoluclOn de la'> dlstmtas tormas de partlClpaclOn cristiana
cn los mOVImientos de lIbel auon en el contexto de la actual estrategia
Impenallsta y de cnSlS, y ~obre todo para analizar la cvoluclOn de la
pi opla teologla de la hberaClon v de los dJVCJ '>o~ mOVlmlento~ cns-
tlanos, como Cnstlanos por el SOCIalismo, Comumdade~ Populares, etc»
En dJuembre de 1980 ~e tuvo en BelglCa una I eumon preparatona para
el montaje de esa A~amblea munchal que, como vel emo~, se celebro
pOI 1m en Ba! celona en 1984
El II Encuentro InternaCIOnal de Cnstlano'> por el Souallsmo se
celebro, por tanto, en Quebec, y su documento lleva fecha de 13 de
abnl de 1975 En el se destaca el «constante aun,ento del movlmlento-
cornente Cnstlanos por el SOCIalismo en todo el mundo» No pretende
constltull un partido pohtlco cn...tlano SIDO m'>er tar...e en el movrmlento
obrero mundial, que se reconoce como umco Af1rma el documento que
despue~ de Chrle el movrmlento C P S cobro pr linero auge en España,
v luego en todo el mundo Lel respuesta de C P S al Impel lahsmo se
1ehere exclUSivamente al Imper lahsmo USA, m una palabr a sobre el
1ll1pellallsmo sovletlco «Se constata la Importanua que tIene el mar
'd'>mo en e~ta talea de reiormulauon de la mtellgenCla y de la practlCcI
de la te Sm ge aSI una teologla mIlitante » Un punto esenClal del
documento ~e rehere al nacrmlento de una <<IgleSia popular» que de uncl
nueva forma a la'> Igle~ras «que tIenen su ongen en el '>ubver"Jvo dc
\Iazaret» «Se con-;tata -ahrma el re'>umen de pr ensa del documento-
que una forma de IgleSia en ve¡ dad nueva solo podra de~arrollarse pIe
namente dentlo de unel ,>ouedad que haya quebrado la" relauone'> e'>LJ LIl
turale'> de leI dOlllldduon, m~tduI ando la'> condIcIOne" Objetl"d'> de Id
lIbel t<ld v de Id lu'>tIUel, que ~olo ~e ddlan en la "ocledad ~oclelll'>t 1
y que Vd '>e ddn, pOI ,>upue~to, en la "OCiedad sOCIall~ta de la UnJOn
Sovletled () de Vletndll1 o de AtganI~tan o de Cuba y NKdragud, paJ'>e'>
-lo~ eU<ltI o plllllU 0'>- '>oble lo" que no hay una sola lmea en el docu
mento de Quebee El documento e'>, por otra parte, un alegato contra ld~
empre'>d'> multmduonale~ El documento de Quebec e" valio"o para de-
mo~tral und ve? Il1J'> 1<1'> ralce~, metodo,> y objetlvo~ comune" de lo'> tre'>
movlmlento~ liberaclOm"ta~, que no "on ma~ que tres frente~ del ml~mo
movlmlcnto
En mdl/O de 197') CII~tldno~ por el Souali"mo (~ecuon e~pdñold)
comUnlldbel un IIll00me ~oble la sltuaclOn de E~paña E"tudmban la
dependenlkl e'>pclñold del llnpenali~mo USA, re"altaban el Pdpel del
partido lOlllunl'>td ln '>u'> dlvel ~a" agenud~ españolas, en lo" momento'>
de trdn'>luon que VIVId E'>pdña en vlspera~ de la muerte de Franco, )
ahrmJban qUl cI PCE era el partIdo obrero que mas capaudad de con-
VOCdtOlld PO'>Ucl en aquello~ momentos, contra la realidad que en 1977
se mo'>trm la en la'> pnmera~ elecclOne~ generdle" de la democracn
Afirmaba el mtorme que «frente a los partidos comumsta'i ~e dan tam-
blCn la'> dlver~as formaclOne~ "ocmli~ta" claslca~, vmculada" en dls-
tmto grddo a las sOCIaldemocracia'> europeas, pero con poco arraIgo
en la~ md'>a'> v que 10gICamente estan en contra de un ~Jl1dlealismo
umtano», cIdra demo"traclOn de que Cn"tlano~ por el SOCIali"mo era la
cara cn'>tldna del comum"mo e~pañol, y no del sOClali~mo Exaltd ~I
documento el Impacto de la Junta Democratlca, creacJOn del PCE en
1974, rechd7a el mtento de la democraua cn~tlana, y de la <<lgle'ila
centn~ta», y de~taca el papel de la <<llueva Igle~la del Pueblo caracte
nzada por la apanClOn de Comumdades Populare~, y la celebraclOn de
acto~ como la Asamblea Cn~tlana de Vallecas y la~ Asamblea~ de Comu-
mdade" populares en Barcelona y Portugalete (BJlbao), la de ValenCIa,
las Comumdades rurales y urbana~ de Zaragoza C P S, en su anali~l~
de la coyuntura e~pañola, alaba la aprOXlmaClOn de alguno~ obl~pos
-Imesta, Ose~- pero cntICa el «progreSI~mo» engañoso (e~ deCIr, no
sufiCIentemente marxIsta) de otro~, como Ydnes y Setlen Endosa en
cambIO, con entu~lasmo, la calida acogIda que hacen a C P S lo~ par-
tldo~ comumsta'i españoles el PSUC en su declaraclOn de Treball (18
de marzo de 1975) que reconoce a los cn~tlano~ comum~tas «una nota
ble aportaclOn para el avance de la teona y de la practIca marxI~ta»
el PCE en su dedaraclOn del Comlte Central publIcada en Mundo Obrero
del dla SIgUiente, en que el PCE «asume la presencia de los comum~ta~
cnstlano~ y ~u promoclOn a los dlver~os organos de dlrecclOn del par-
tido» La sIgUiente explIcaclOn hl~tonca del PCE no tIene de~perdlclO
«El encuentro entre fuerza~ que tienen su ralz en el pnmer movImIento
IgualItano conOCIdo por la Humamdad, el cnstlamsmo y el sOClali~mo
CIentlfico moderno, es un hecho de Importancia hlstonca que viene a
reforzar el frente de la lucha de clases y a abnr per~pectlvas ma~ clara'>
de VICtona de lo~ opnmldo~ »
Ya tenemo~, pue~ a lo~ Cn~tlanos por el SOCIalismo Jl1'italado~ plc
namente dentro de la mJlJtanua comumsta en España El 7 de jumo
de 1975 C P S emltIO un nuevo documento de trabdjo (que como lo'>
.lntenores fue captado y dl~tnbUldo a ~u~ ~uscnptore~ por la agenu.\
«Europa Pre~~» en E~pana) en el que ~e re~um¡a el objetl\o del 1110\ I
mIento «Desbloqueal IdeologlCamente a lo~ Ln~tldno'> y hdcel pO'>lblL.
por tanto, ~u m~eruon Ln la mIlItanCIa populdr y revoluuondna"
En ~etIembre de 1975 ~e celebro el II Encuentro de C P S en E~pdña
Lon un documento techado fabamente en Burgo~, en el que ~e plote~
taba contra la~ pena'> de muerte, contl a la vIOlencIa m~tltuuondludda
del E~tado y contra una declaraclOn de los oblspo~ e~pañole~ Ld muel te
de Franco e~taba proxuna y la actividad de C P S ~e COI re~ponde _AdL
tamente con la nervlü~a actIvidad del PCE, convencIdo de que la~ ma~a~
trabajadoras e~pañola~ Iban a ~egUlrle en masa C P S comUOlCd un
nuevo documento en octubre de 1975, en que 1O~lste de nuevo en '>u
objetivo pnmordlal «La lucha IdeologlCa en y desde la Igle~la y en el
campo espeClhco de la rehglOn, para Ir conslgUlendo el de~bloqueo de
lo~ cn~tlanos y ~u movlhzauon haCIa frente~ de mlhtancld man.l~ta"
Por ultimo el 20 de noviembre de 1975 C P S IOsplro en Madnd -el
dm de la muerte de Franco- una reunlOn de «repre~entante~ de comu
mdades cn~tIana~, mo\ Imlento~ apo~tohco~ parroqula~ e lO~tltuClone~
ecle~¡ales» -sm concretar nada- desde la que se dlnglO a lo~ übl~pO"
un e~Lnto en que se eXigid que la IgleSIa no legltlma~e una tran~IClon
por vla de reforma ~100 que ~e m~tala~e en la ruptura plena con la
sltuaclOn polltlca «Por todo ello -decmn lo~ cn~tIano~ comum~ta~­
pedlmo~ a la J erarqUla que ~e abstenga de apaI ecer en la~ solemOldade~
de la proclamdclOn de don Juan Carlos Todo lo que ha~ta ahora ~e
vIene afirmando ~obre la pretendida mentahdad demoClatlcd de don
Juan Carlos carece de pruebas efectIvas»
Cn~tIanos por el SOClahsmo actuaba pues, en la translcIOn, como la
agenCld cnstIana del PCE, los mI~mos hdere~, los ml~mos objetIvos,
las mIsmas conslgna~ Por e~o resulta natural la reaCClOn de los obl~po~
mas aVIsados sobre C P S «Hubo en el año 1976 -dIce Reyes Mate-
un pnmer encuentro entre cuatro cn~tIanos por el socIahsmo y cuatro
obl~po~ DIaz Merchan, Dorado, Roca y Yanes Tra~ cuatro horas de
dIscuslOn, Ehas Yane~. que no paro de tomar notas, entendIa las hon-
radas motIvacIOnes de C P S pero hIZO este re~umen .. E~to e~ un
montaje de los comum~tas Y los comum~tas españoles obedecen a
Moscu, que no esta por la democracIa m por la hbertad " Alh ~e acabo
la seSlOn» (R Mate, El Par~, 18-XI81, p 37) Monseñor Yane~ tema,
desde luego, toda la razon

En 1977 se celebraron las pnmeras eleccIOnes generales y e P S,


como el PCE, se llevo un gran chasco, el pueblo español rechazaba de
plano al partIdo comuOl~td como opclOn mayontana y en cambIO endo
saba al PSOE como pnnClpal partIdo de la OposlcIOn Entonces tanto
el PCE como el mOVImIento C P S mIClaron una nueva tactIca la mfIl
traclOn marxl~ta radIcal en el PSOE Cn~tIanos por el Soc¡ah~mo "e
convlrtlO en uno de los pnnClpales cauces subterraneos para la mflltr.\
ClOn del PCE en el ~ocrahsmo español rampante El eXIto de tal ope
raCIOn se ha VI~tO en 1982, al formar el mIOIstro marxista de EducaclOn
Jo"e Mand Mdldval1, ~u equIpo d0l11111ado por C P S, ~U Jete de gdbl
nete Rcye~ Melte, su ~ecI etdlla de E~tado para UnIver~ldade" Carmmd
\ 11 gJiI En leI'" decuonc" I cctordk" de 1984 en toda E~pdñd ~e VIO "Idl el
llcl1(e Id COI1JuI1uon PCE PSOE, logrddd en buena pdrte grauas a C P S
1 I cdl1dldato L P S al recto! ado de Mddlld profe~or Fernandez Rañadcl,
,-ombll1o ~u~ e~luerzo~ con lo~ dd cancbdato «tapddo» del PSOE, pro-
le"Ol Pere7 PI ende~, de la A~ouauon de Propdgandl"td~, contra el Cdn
llJdd(o del cen(lodelecha Amadol Schullel mlentra~ el candIdato comu-
l1I~td, pI olc~ol GIl Novale~, trataba de coopcrdr a la l11dl1lobl a del MIl1I~
tu 10 de Educduon, que lraca~o de pldno ante la Ul1lon del c.entrode
lcchd Lo'> Je~ulta~ de la Cd'>a de E~ultore~ apoyalon la l11dl1lobld Perez-
PI ende~, que no anduvo leJo~ de hundu a la candIdatura del centl odere
chd, como pletendld la ~ecretana de E~tado de Ul1lver~ldade~ En e~te
nnpO! tante momento Ul1lver~Itano e~pañol, ~e pu~o de mdl1lhe~to el
¡Jlogre'>o que habla hecho dentlO del PSOE Id lmea C P S que ..11 pnn
OpIO de la tran~IClOn apoyaba ablel tamente al PCE (Expenencla~ del
autor en la~ elecclOne~ Ul1lVer~Itana~ de 1984)
El lament..l ble tI dca~o del PCE en la~ do~ pnmeI a~ elecclOne~ gene
Idle~, y la Crt~l~ del comul1l~mo e~pañol que le ha pue~to al borde de
Id de~ll1tegI aClOn, afectaron profundamente a C l' S, que en ~u V ~n­
l.uentro nauonal, celebrado en Zaragoza en novIembre de 1981, llego
el plantear~e ~u propIa razon de ~er en un contexto democratlCo De
momento ~u nueva razon de ~er ya e~taba defil1lda, aunque no '>e debdtlO
en ese congl e~o la mhltraclOn en el PSOE dommante entonce~ en la
OpO~IClOn, y pIonto en el Poder Pelo aunque los ~ectore~ Ul1lVer~Itano~,
y algunos polItlLos, cumphan eficazmente e~a con'>Igna, el mOVImIento
como tal pareCIa mortecmo Para 1 eVItalIzarle, los ml~mo~ promotores
del encuentro pnmo! dIal de 1973 -lo~ Je~Ultas marxI~tas de Barce-
lona- orgal1lzaron en esa cmdad la A~amblea MundIal de Cn~tIano~
en Id~ Lucha~ Populares de LIberaclOn, que se celebro del 2 al 8 de
enero de 1984 (DocumentacIOn en el cItado artIculo de J GarCJa NIeto
en IgleSIa VIva, 1984)
AcudIeron a Barcelona CIento vell1te repre~entante~ de trell1ta pa¡~e~
Entre ellos vano~ grandes del hberaclOOlsmo GlUlIo Glrardl el teologo
protestante france'> G Ca~alIs, el Je~UIta chIleno hoy eXIlIado Gonzalo
Arroyo, el teologo chl1eno tamblen eXIlIado Pablo RIchard, G DletllLh
de la IndId, lo~ lIberaClOl1lstas españole~ J A Glmbernat v J 1 Gonzalez
Faus, fray Betto de Bra~l1, J Fra~er de E~cOCIa, FI HoutaI t de BelglCa
«En CIerta medIda -reconoce el promotor- e~ta A'>amblea MundIal
ha ~ldo una contll1UaClOn de lo que al IOlClO de la decada de lo~ setenta
~e comenzo en Santiago de ChIle durante la epoca de la Ul1Idad Popu
lar» RIChard y Arroyo plantearon la~ cuestIOnes fundamentale1>, JL1I1tO
con GIrardI, qUIen dInglO a la A~al11blea una pregunta-reto «( Contmua
'>Iendo el marXIsmo una fuente de m~plraclOn y un metodo de analIsI~
valIdo de la realIdad actuaP»
En el documento final se «explIca» la falta de crItIcas de la A~amblea
al bloque SOcIalIsta «Ante la amenaza mortal del lmpenallsmo real
una cntlca al SOCIalIsmo sena dal armas a lo~ enemIgos y desalenta¡
a muchos cnstIanos en la lucha por la vIda»
La Asamblea formulo una clara respuesta a la pregunta baslca de
GlUho GIrardI, como ya hemos antIupado
En el «combate por el socrahsmo, el marXI~mo a pesar de la cnSIS
que atravIesa, contmua sIendo una teona fecunda para el anahsIs de
nue~tra ~ocIedad y para la elaboraclDrI de nuestra estrategza» Una de-
claracIOn capItal, que demuestra la VIgencIa, en nuestros dras, de la
amenaza hIstonca hberacIOmsta Conhrmada, por otra parte, por la pIe-
senCIa de CnstIanos por el Socrah~mo en dos numeros-encuesta segUIdos
de la revI~ta hberacIomsta de lo~ ClaretIanos rebeldes españoles, MlslOn
abierta, el numero 2 y el numero 3 de abnl y JUnIO de 1984 RecIente-
mente CPS ha mICIado la pubhcacIOn de una revI~ta portavoz, que con-
fIrma ~u trayectona revoluCIOnana

LA INFRAESTRUCTURA ESPAÑOLA DE LA LIBERACiÓN

En los capItulos y seCCIOnes que anteceden habra comprobado ya


el lector la presencIa constante y tenaz de un sector de la CompañIa de
Jesus, sobre todo español, en la genesIs trasplante y desarrollo de los
mOVImIento~ hberaCIOnIstas Este hecho negado vanamente por encu-
bndores como el sacerdote y pubhcIsta Jose LUIS Martm Descalzo, es
tan grave y decIsIvo que vamos a dedIcar toda una parte de nuestro
trabajO a las consecuenCIas hberaCIOnIstas de la cnSIS general de la
CompañIa de Jesus, muy VISIble ya desde 1965 el año final del ConcIho
VatIcano II en que se produce tambIen con motIVO de la CongregacIOn
General XXXI de los JeSUItas, el solemne mandato papal de lucha con-
tra el ateI~mo marxIsta, que el sector progresIsta de la CompañIa mter-
preto mmedIata e mdebIdamente como mcorporacIOn al hberacIomsmo
Esta decIsIOn de los JeSUItas progresIstas en que tIenen parte esencIal
los JeSUItas españoles, es la clave para comprender la cnSIS general
de la CompañIa de Jesus, como estudIaremos a fondo en el capItulo
correspondIente pero tambIen e~ la clave para comprender el estable-
CImIento en España de un centro 10gIStICO clencal en favor de los mOVI-
mIentos hberaCIOnIstas, del que hasta ahora tenemos vanas pruebas pal-
pables como el montaje de la Semana de Deusto y del Encuentro del
Esconal, organIzados por los JeSUItas españoles en 1969 y en 1972, el
trasplante a España de la teologIa progresIsta alemana y sus coneXIOnes
marXIstas, como hemos comprobado en los encuentros -orgamzados
por los JeSUItas e~pañoles- de DIOS y la CIudad y En favor de Bloch,
las numerosas coneXIones española'> de los mOVImIentos hberaCIOmstas
radICales como el lanzamIento de CnstIanos por el SOCIalIsmo en España
mmedIatamente despues de su naCImIento en ChIle, y los contactos per-
manentes en E~paña de los hberacIomstas de Europa y Amenca.
Una red de revistas y editoriales

Esta decI~IOn hberacIOmsta de los JesUlta~ españoles tIene lugar más


o meno~ entre 1965 y 1967, techa de la creaCIOn del centro Fe y Secu-
landad en Madnd, cuyo pnmer ammador fue el padre Alfonso Alvarez
Bolado, que despues parece haberse retIrado del mOVImIento, al com-
probar sus excesos y su degradacIOn, y Junto a el JesUltas progresIstas
ultras como el doctor Jose Gomez Caffarena y el hoy ex JesUlta ~oclahsta
Glmbernat, mIembro de una famlha que ha sIdo ¡ltIhslma al soclahsmo
español como apoyo rehgIOso e mtelectual El centro Fe y Seculalldad
ha operado en coneXlOn con la Umversldad PontIfiCIa ComIllas, trasla-
dada por los JesUltas a Madnd de~de su venerable enLlave santandenno,
y que en lo'> ultlmos año~ parece haber actuado -en parte- desde
~u sede proxlma a la capItal de España como toco de duda y agltaclOn
mas bIen que como lummar Clentlfico El centro Fe y Seculandad, que
hoy parece atrave~ar una tdse de de~conClerto y decadenCIa, qUlza por
que dlguno!:> de ~us mIembro!:> han desertado de la Vida rehglo!:>a, y porque
el centro como tal, muy experto en trabajos de demohclOn no parece
haber !:>Ido capaz de general alterndtlvas cn~tIanas de sIgno pO~ltIVO
-como hablan hecho los JesUlta~ españoles tan eficazmente en la pn
mera mltdd de e~te ~Iglo- ha eJerudo una hondd mtluencIa negatIva
en la Igle~Ia de E~paña y de Amenca con ~u abIerta adscnpcIOn a la'>
moda~ teologKa~ y en especIal al hberacIOm'>mo, con grave~ repercu-
SlOne~ en el re~to del clero regular y ~ecular español
Alguno~ centros antIguo'> de apostolado de lo~ JesUltas españoles se
han reconvertido a partIr de la fecha de la decI~IOn hberacIOmsta en
centro!:> de apoyo al hberacIOllIsmo Entre ello~ debemos destacar lo'>
!:>lgUlente~, que torman parte de manera destacado de la mtrae~tructura
españold de la hberacIOn
La revI~ta de onentaClOn cn~tIana Razon y Fe, que habla '>Ido !:>Iem
pre gUla segura de los catohcos e!:>pañoles para la mterpretacIOn :lUten
tlca de la'> dlrectnce~ del mdgl~teno, ha caldo en un dllettantl:,mo :;ul-
tural que en oca~lOne~ re!:>bala mLlu!:>o en la tentaClOn hortera, y qhora,
para grave e~candalo de lo'> catohco!:>, ~e permIte cntlcar ~1~tematIca­
mente las dcu'>lones pontifICias en puntos graves de la fe, y asumir una
dCtltud contc!:>tatana realmente m~ohta Vea~e por ejemplo el edItornl
-realmente Impudlco- que publIco Razon y fe en plena polemlca
sobre el documento Ratzznger de 1984, con el tItulo, ya de por SI suges-
tIVO, Roma v la teologza de la llberauon, una larga dIstanCIa, que repro-
duumo~ en '>u momcnto y que plOVOCO glave e~cdndalo en el pueblo
catolIco e",pdñol al ver a la revI~ta ohclO~a de lo~ Je~Ulta~ atacando, y
no defendIendo a Roma En el numelO de enero de 1985 Razon v Fe
publIca un tdltonal ~Obl e el hambre en el Tercer Mundo que revela
dbl~mo~ de IgnOl <mCla y de mgenUlddd en polItIca economlca mundIal,
pre~enta und mterpl etaclOn ..,ub]etlva y acntICa ~obre el ConCIlIo V dU
cano II con el cll1l~mO ddlClonal de Identificar la VI~IOn del ConCIlIo
de la CompañIa de Je~u<; con Id del Papa, cuando todo el mundo conoce
lds profundd'" dlvergenua~, que demo~traremo~ documentalmente Jo..,c
Gomez Catíarena dIserta ~obre la!:> ralce~ culturale~ de la mcreencJa ~lll
la menor autocntKa del dano que actltude~ ultraprogreslstas como la
'>uya han podido hacer a la te de lo~ e"'panole~, ~e trata, como hemo~
uKho, de uno de los pnnclpales mentOl es del centro Fe y ~eculandad
Manuel Ge~ ten a traza un panOl ama mampulado ~obre la evoluclOn de
la teologla e~panola, que ya hemo~ comentado, y Jose Antomo tstrada
e~tudla un problema capital, lo~ cn~tlano'> en NIcaragua, que trata de
~Ituar~e en una ambIgua obJetIvIdad, completamente rota en tavor del
sandlm~mo por su campanero Rlcart en el artIculo SigUIente El numero
~e uel 1 a con un problema muy propIO de una revista de los JesUIta~ el
I egre~o de Tarzan de los Mono<; a la~ pantalla~ Basta con el comentano
a un ~olo numero, porque el analIsI~ de contemdo de una ~ene de
Razon v F e re~ultana algo mtermedIO entre lo pavOl o~o y lo lamentable
La edltonal de los Je~UItas en Bilbao, «El Men~aJero del Corazon de
Jesu~», ha elnl1mado, naturalmente al Corazon de Jesus, lo que le per-
mite editar, entre otra~ gemalIdades de su catalogo la~ actas del encuen-
tro cn~tIano marxI~ta de Deusto y la tn~tI~lma /ntroducClon a la HIS-
tona del prote~or SOCialista Santos Julia DIaL, a~e~or pnnupal del ml-
m'>tro marxista Maravall, el lIbro e.., una pretcnclO~a aplIcaclOn hlsto-
nca del marXI'>mo barato (2" ed, 1983), que no merece mayor :::omen-
tano, como no ~ea su mc1u~lOn en una editOrial que se dIce catolIca
«Sal Terrae», la edltonal de los Je~UItas en Santander, se ha convertIdo
en una de la~ plll1Clpales platatormas del IIberaCIOm<;mo en España y
Amenca E'> la edItora de la'> obra'> de Leonardo BaH en castellano,
y la que perpetro el tI aude de ocultar el tamoso capitulo VIII de 1glesza,
cansma , pode1 para presentar como moderado al teologo radIcal-
mal ,,{I'>ta bra'>lleño, e'> la que terglver<;o la polemlca entre los JeSUItas
Drena y Fau~ al nl1pedlr al pnmero la re~puesta que mereCla el segundo;
es por tanto una edItOrial que ya e"hlbe en '>u hl~tonal IIberacIOmsta
do~ mue~tra~ tremendas de Juego ~UCIO Publica con fl ecuenCla lo~ lIbros
superficlale~ y partldI~ta~ de J I Gonzalez Fau~, los de Jan Sobnno, y
el ultImo de IgnacIO Ellacuna "EdICIOnes Cn~tlandad», tamblen en la
orblta de lo~ Je~ultas en Madnd, lanzo en 1974 DIO!> v la Cludad, evan-
gelIo de la teologIa progresl~ta para E~pana, y ~e ha pel mltldo edItar
en 1985 una alienante re~puesta del JesuIta UI uguayo Juan LUIS Segundo
al cardenal Ratzmger «SIgueme», la edltol lal de los operano~ dIOce-
sanos en Salamanca, es uno de los ma~ antIguos y tenace~ pOI tavoces
del IIberacIOmsmo en España y en Amellca EdIto al comenzar los
año~ ~etenta lo~ lIbros CII~tlano-marxl~tas de GIrardI, la~ acta~ del en·
cuentro del E~conal, luego e~ la edItora e~pañola de Gu~tavo Gutlerrez,
de qUIen ha publIcado, en edlclOne~ multlple<;, Teologuz de la lzberaclOn
y La tuerza hIstorzca de los pobres, do~ IIbro~ reprobado~ por Roma
de 101 ma expresa, ha publIcado tItulo~ del prote~tante IIberaclOmsta
Ca~alIs, del Je~UIta marxI~ta español Ca<;tIllo Tamblen ha editado a
Moltmann y a Gonzalez Fau'>

Entre las reVI<;tas españolas, dlngldas por el clero y lo~ relIglO'>o~


que '>e dlstmguen en el apoyo al hberaclom'>mo en val lOS grado<;, debe
mo~ señalaI tre~, ademas de Razon v Fe y Sal Terrae
En pnmer lugar MIsIOn AbIerta, nombre de una revI~ta radIcal \'
descO<_.lda de lo~ d.1letl.1no~ hber.1ClOm~ta~, que ha a~umldo una ablert.1
<¡ctltud de Icbcldl.1 contl.1 Roma en ~u~ numero~ de setiembre 1984 \
tcbrelO de 1985, donde exalta a lo~ pnnclpale~ autores de la teologl.l
de 1.1 hbeldLlon HISWIl AIJlerta edita las acta~ de lo~ congle~o., lIbe-
raCIODI.,t.1., en E~p.lñd, de lo~ que vamo~ a ocupal no~ en e.,ta ml~md
parte del hblO, v lo., ddorna con unos alardes poeHco mU~lcal-apocahp­
tICO~, obl d de Iu~ teulugo., y pueta~ de la ca~a, que .,on uno de lo~ poco~
momUllo., OL ,dl\ lU \ leguLljU que [;0., deparan, en .,us plumbeo~ dle-
gato." lo., (¡bel .1dol e., de Ocudente MIsIOn Abierta e~ una reVI.,ta rdl es-
cante que .,c Ice LOll \ erdddel::.\ trulClun, porque ~u~ dl"pal.lte~ Lontl
nuo., y rebelde~ tranquean todos los lImItes del ndlculo
La .,cgundd lev¡.,ta contestatana es Pastoral M¡SlOnera, edItada por
el c1CI u .,OU.l(¡.,t.l V ltbel dClOm.,ta de Madnd, y e~peClaltzada en el apoyo
partH.lI.,t,¡ d I,¡., LomUllldddc., dc ba~e
La tercera e., ma~ peltgro~a que la~ otra~ do~, es la revista ohcJO~a
del clero c~pañol, dUIglda por lo~ JeSUItas, V ¡da Nueva, que tiene L1na
enorme y ml.,teno,>a dJtuslOn en toda España y en casI toda Amenca
Vida Nllel'(/ ,¡.,ume dparentemente una actitud centnsta y moderada,
pero bd)O tdl cohel tUI d e~ portavoz del progresIsmo IzqUIerdIsta dentro
de la Igle.,la de España Su actitud con motIvo del documento Rat71nger
ha ~Ido reveladora De~de ella se ha permItido el provmClal de lo~ jesUI-
ta') de E.,paña, padre IgnacIO IgleSIas, dlnglr en cuanto presIdente de
la ConledLl.lUOn E.,pañola de RehglOso~, un burdo ataque al cardenal
pnmado de E.,paña en cuanto pre~ldente de la Coml~lOn Epl~copal
de LIturgia, mon~eñor Marcelo Gonzalez Martm, cuya serena respuesta
ha pue.,to en eVIdenCia y ndlculo al «denunCIante» [Cfr, V¡d(/ Nueva,
1479 (18 V-1985), pp 21 Y ss] El artIculo de J L Martm De')calzo ~obre
Boft en el n" 1 483 de V¡da Nueva es caractenstlco, por ~u amblguedad
negatIva, del talante de la reVIsta, aSI como el articulo sobre el sJien-
clamlento de Boff publIcado en el n" 1 482, 8-VI-1985, P 35 La IgleSIa
de Amenca ha protestado ya por dos veces ante la~ aberraCIOnes de
Vzda Nueva, reVl'>ta que el gobierno socialIsta español mantIene en las
hemeroteca~, de la~ que ha borrado al Osservatore Romano
Los mOVImIentos ltberaclOm~tas tIenen en España un boletrn de coor
drnaclOn lllformatlva la revIsta Alandar, en cuya redacoon estan Jesu')
Burgaleta y NIeves San Martm, esta aSIdua colaboradora de Vzda Nueva
A trave~ de estas revI~tas v centros de acclOn los lIberaCloOlstas
e~pañole~, y en prImer termmo los JesuItas progresl~tas, han ejerCIdo
una demoledora mfluencIa en la mentahdad del clero español, ~ometldo
adema~, pOI los bajo~ rendImIentos economlcos de su trabajO, a un
verdadero proce~o de proletanzaClOn, no por apenas e~tudlado menos
Interesante soclOloglca y ha~ta pohtJcamente, porque a el se debe, en
gran parte, la poslclOn hostll del clero español al reglmen de Franco
desde de~pues del ConcIlIO y la votaclOn favorable al PSOE (yen algu
nos ca~o~ confe~ados al PCE) por parte del clero y lo~ rehglOsos en la<;
cleCClOne~ generale~ de octubre de 1982, hecho del cual el autor de este
lIbro, de~pue~ de lOnumerables conversacIOnes personales, esta comple
tamente convencIdo Lo~ JesUItas ejercen en E~paña una conSIderable
mfluencIa ~obre vana~ congregacIOnes rehgJOsa~ masculInas (como 10<;
manal1l~ta~) y fememnas (eas) todas las ded)cada~ a la enseñanza) que
II1du»o llegdron a adaptar '>u'> con~tltuclOne~ a la renovaClOn po»tcon
Lllidl de Id Compañia de Je»u<" y ~e h:m dejado drrastrar por los jesUlta~
progl e»l~ta» dI campo ltber<KIOI1l~ta Uno de lo'> jC»Ultas que ha ejercIdo
mayol mtlujo en e<;te sentido e~ el teologo de Granada Jo~e Mana Ca~­
¡¡UO, lzbcrauol1Ista radlCdl que propone Id plt:na su~tltuclOn de ~acer­
dote~ por lo» segldre'> en la» comul11dade~ de ba~e cUdndo sea preCISO,
v con pleno desempeño del mml~teno »acerdotal sm ordenaclOn, por
lo que no tIene sentIdo hablar de cn'>l» de vocacIOnes en la IgleSIa, ya
que cddd comul1ldad puede elegIr a »u~ mmlstros (J M CastIllo, IgleSIa,
comunidad v lzberaclOl1, 1984 p 99) E~ CIerto que CastIllo eXIge a con-
tmuauon la nece~Idad de la ImpO'>IClOn de manos para el mIl1lsteno
~acerdotal pleno, pelO todo hace pen»aI que tal eXIgenCia es una coar-
tada, porque poco ante~ ha e»tablecIdo que en la IgleSIa hIstonca la
'>uce»JOn apostoltca ha podIdo mantener»e en algunos SIglos sm suce-
~lOn epI'>copal (lbld, P 96) En e~te texto, multicopIado, que se destIna
a la en»eñanza de la teologla popular en la~ comUl1ldades de base, Cas-
tIllo expone una larga »ene de teOllas peregnna~ para fundar teologIca
e hl<;toncamente a la teologI3 de la ltberaclOn como Ul1Ica valtda, a las
comul1ldade~ de base como unrca rgle~la autentIca de Cn~to Cuando
es nece~ano admIte la pI e»unta valtde2' de la Igle~la en otros contI-
nente'> pero reclama la valrdez Ul1Ica de la IgleSIa popular para Ibero-
amen ca (lbld, P 71) Entre la~ Clta<; de autondad que contIene este
trabajO destaca la del le~Ultd ltberaCIOI1l»ta Jan Sobnno En el mIsmo
sentIdo, y <;eguramente de la ml~ma pluma, dIscurre otro volumen seme-
jante de Teologw popular ~ubtltulado Matenales de formacLOn teologlca
y edItado, seguramente, algo de~pue~ en España Este equIvoco teologo
de la lrberaclOn desempeño ~egun testlgo~ presenclale~, un papel Impor-
tante en la redacclOn del doamwl1to cero, que versaba sobre la ~ItuaclOn
de lo~ »acerdotes en su mml~teno, con destmo a la Asamblea Conjunta
de Obl~pos-sacerdote~ celebrada en Madnd en plena cnSIS del fran-
qUl~mo, en el año 1971, la reedlClOn de la» actas de este Importante
encuentro, que fue claramente mal1lpulado por una mmona progre!>lsta
pero que fue amortiguado por la pre~encla episcopal, ha SIdo desacon-
sejada, segun nue~tras notlCla~ por el VatIcano (A!>amblea Conjunta
ObISpo!> sacerdotes, Madnd BAC, 1971)

El Congreso de la Paz en 1983

La coordmaclOn de lo~ movlmlento~ ltberaCIOI1l~tas españoles entre


SI y con los del extranjero, sobre todo en Iberoamenca, se logra por la
conexIon de la red de edltonales dedIcadas a la liberaclOn, por las publI-
cacIones penodlcas cItada~ (que no son, de~de luego la» umcas, pero
'>1 las mas slgmficatlvas e mfluyentes) y por un tercer canal, que son
Jos encuentros y congresos extraordmano,> y penodlcos Ya hemos estu-
dIado algunos encuentro~ extraordmanos, como los de Deusto y El Esco-
rral y la Asamblea de Barcelona en 1984 No'> resta analIzar, en este
capI tulo, los encuentro~ penodIcos Ol ganrzados por la ASOCIaClOn de
Teologos Juan XXIII, de la que ya hemos dado cuenta, y de la que
forman parte vano:> de~tacados Je~mtas hberaclOm~ta~ e~pañoles Ld
sene de los Congre~os de TeologIa arranca de 1981, sobre la pobreza,
al que sIgmo el de 1982, sobre la esperanza Cuando se e~cnben ~~ta~
líneas acaba de celebrar~e el V Congre~o, convocado para el 5 dc
setIembre de 1985 baJo el lema DlOS de vIda, ldolo!> de muerte que 'ie
desarrollo Justo en lo~ dIa~ antenore~ al congreso de la Igle~Ia m~tltu
clOnal sobre la evangehzacIOn, convocado para el 9 del ml~mo me~,
estan claros los propo~lto~ reventadores, muy en Imea con las asam-
bleas paralela~ de lo" hberacIOmsta~, como la organIzada trente d lo~
ObISPOS europeo~ en Smza y contra lo~ obISpos Iberoamencano~, pre~ldl
dos por el Papa, en Puebla Estudiaremos aqm el contenIdo de lo~ Con
gresos 111 y IV convocados por la AsoclacIOn de Teologo~ Juan XXIII
y dejaremos el V Congre~o de 1985 para despue~, con honore~ de traca
fmal
El 111 Congre:>o ~e celebro en Madnd del 19 al 25 de setIembll~ dc
1983 baJO el titulo Lo:, Cr!!>tIWlOS y la paz, y concentIo, naturalmente,
todos los esfuerzos y lo~ tOplCOS del pacIfismo de Izqmerdas, ca~1 ~Iem
pre sm la menor relacIOn con problemas teologlCos, que sirvieron :11
Congreso de simple coartada HIZO la presentacIOn del Congreso el JC-
smta marxIsta y hberacIOmsta Jose Mana Castillo, ya bien conocido
por los lectores de e"te libro, qmen declaro ucromcamente que lo~ cn~
tIanos «hemos llegado hasta el dehno de :>acrahzar y englr en cruzadas
y guerras santas nuestro~ atropellos, nuestro~ fanatl~mos y nue~tra~ ma~
brutales mtemperanCIa:>>> [Cfr, MlSlon AbIerta, 3 (setiembre 1983), p 15
Y ss, en adelante MA 83] Sm la menor autocntlca, Castillo acuso l
«la derecha mas reaCCiOnana» de empeñar~e en demo~trar «que qUlene"
nos preocupamo~ senamente por los problemas de la paz y el desarme
en reahdad lo que hacemos es favorecer los mtereses expansIOm~tas de
la Umon SovIetIca» No ~e contesta, como decImo~, a esa fundadlslma
obJecIOn Propone Castillo una teologIa de la paz, eqUivalente en Europa
a la tealogIa de la hberaciOn que los cnstIanos de Iberoamenca han
fOrJado para hberarse de la esclavitud, y da pa~o a la pnmera ponenCia,
cuyo autor es el comUnIsta Carlos Alon~o Zaldlvar, Aspecto!> pOllllCOS
de la paz, qmen baJO un pretencIOSO ropaje de ngor «cIentIhco» re-
vela su verdadero proposlto «No eXI'ite mnguna razon militar que
haga necesano el despliegue de los miSiles Pershzng 2 y Crucero» (MA-83,
p 33) Tras las refleXIOnes de este smgular «teologo» -la prcn~a e~pa
ñola se preguntaba, ante estos congresos, por los ongmale~ teologo!>
reclutados por los orgamzadores en la IzqUierda marxista e~pañola- el
temente coronel FranCISco Laguna SanqUlnco pu~o una rara nota de
sensatez con una ponenCIa sobre aspectos mlhtare~ de la paz que ~m
duda no se repetIra Jamas en estos encuentro~, porque Justifica la pre
senCla y la aCCIOn de las m~tltucIOnes militares, y contradice de plano
los mIedos milenanstas y apocahptlcos del presentador Jose Mana
Castillo. El profesor soclahsta Angel Viñas, asesor del Mmlsteno de
Asuntos Extenores -otro cunoso teologo-, presento una altisonante
ponencia -que suena a hueco por todas partes- sobre los aspecto"
económicos de la paz, en que rechaza de esta forma superfiCIal el e~
fuerzo norteamencano de defensa «La JustIficacIón de tan colosal esfuer-
zo se hace con referencIa al que se Imputa a la Umón SOViétIca, argu-
mentaclOn toplca que no tlCne en cuenta, en general, la totdlidad dL
lo~ tactore~ que lo Impubdn» (MA 83, p 57) Cierra la ponenCia un msu
!Jclente andli~l~ sobl e Id rcconver~lOn del esfuerzo de guerra para und
economla de paz La ponenCia del protesor Vlñd~ adolece sobre todo
de un vaclO e~trateglco lamentable
En cambIO e'> ~elena e mtere~ante, aunque muv e~corada a bdbor,
la del e~cntor catolico Joan Gomls, Cultura de la paz E~tablece Gomls
una contl aposlClOn entre el mensaje evangelico de amor, que ~e extIende
a lo~ enemlgo~, y la tradIClOn cn~tIana de la guena Justd Interpreta la
traducclOn contemporanea de e'>tas tradlclOne~, y concede extraordmana
llnpol tanud al ejemplo de Gandhl Rechaza de manera slmpli~ta y an-
tlhl~tonca la~ huella~ del naclOnali~mo militar
El profe~OI y p~lqulatra comumsta Carlos Ca~t¡Jla del Pmo -otro
conocido teologo- dl~erta de forma plumbea sobre la educaclOn para
la paz, y aprovecha tan teologlCa ocas IOn para arremeter contra el pro-
le~or fl agd Inbdl ne d qUIen acu~a de exagerada comprenslOn haCia el
golpl~mo militar en E~paña (MA 83, P 95) Arremete tamblen, de 101ma
bla~fema (¡en un pre~unto congreso de teologIal) contra el mandato
~upremo de Cn~to «~upongo que todos lo~ dqUl pre~ente~ e~tamos
de vuelta de aquclla~ ton tenas, Imposibles de practicar, pura retonca,
en las que ~e no~ predicaba como con~lgna la ~lgUlente amemonos
(Como se puede amal como resultado de un mandato) La co~a sena
lealmente bomta ~I tue~e hacedera Como no lo es, re~ulta, cuando
meno~, una cur~¡Jella, cuando mas, algo Irntante, por lo que tiene de
hlpocre~la, mascaradd y autoengaño» (MA 83, p 101) El precepto fun-
damental del cn~tlam~mo pue~to en solta por un teologo que por CIerto
se conhe~a ateo en plena ponencia, e~ta~ ~on las aberrauones en que
con frecuencia mcurren lo~ IIberaclOnlsta~, y que con la simple denunCia
de~vanecen muchd~ pretensIOnes teologlcas
El prote~ol catolico y anarqUl~ta Jose LUIS Lopcz Aranguren, cuyo
~aber teologlco es muy jaleado de~de los ambientes de la IzqUIerda cato-
IIca y IIberaclOmsta, trata de hablar sobre una etIca de la paz y se ufana
al prmClplO de ~u ponencia «Que vea Madnd y vea España, que vea
el mundo latmoamencano y las gentes en general que todavIa quedan
catolico~» (MA 83, p 102) Se refiere a Kant como <<l1uestro ¡Ju~tre co-
lega» (¡b¡d, p 103) revela que ~e encuentra ~entado entre dos Je~Ultas,
condlclOn que no reconocen los Jesulta~ presentes en el congreso, ln-
~ulta a Ronald Reagan, y da paso a una de las ponencla~ mas deliran-
tes la del mml~tro sandml~ta Tomas Borge, pnnClpal respon~able de
la brutal repre~lOn de la dictadura mcaraguense, como comandante
mlm~tro del Intenor, que dlnge al congreso una soflama de propaganda
dIgna del recuerdo y el metodo de Goebbels, sm que aquel conjunto
de teologo~ ofrezca la menor obJeclOn «(Que hace en un Congreso de
TeologIa -~on ~u~ pnmeras palabra~- un guernllero que ahora e'i
mlm~tro del Intenor de la Nicaragua revoluclOnana)" (MA 83, p 111)
Buena pregunta, que confirma el propIO Borge negando su sltuaclOn
de sacerdote y de teologo que la prensa le habla atnbUldo, y que trenzo
en su dlsertaclOn el gran elogIO al sandmlsmo «Algunos de los pnncl-
plO~ morales del cnstlamsmo -dIJO- ~on los pnnclplOs morales de
la revoluclOn aplicada a la realIdad concreta de NIcaragua" CntIco la
dCtltuu del Papa durante ~u VIsIta a Centroamenca, y clamo contra el
lI11pendh~mo USA con todos los toplCOS de los manuales sovIetIcos de
plopdgdnda
El teologo protestante de la hberaclOn George~ CasalIs ensalzo a
GIUIJü Glrardl V a la revoluclOn de NIcaragua Atnbuyo a los Estado~
Ullldo~ Id plalllÍlcaclOn del atentado SOV¡etICO contra el «Boemg-747» sur-
coreano Llamo «gran evangelIsta» a Mao Tse Tung (MA-83, p 126) DIJO
«No vIOlentos aqUI, y combatIentes é'rmados en el Tercer Mundo estan
en la mI~ma lucha contra la vIOlenCIa m~tItuclOnahzada y en favor de la
VIda» Y declaro que «para los convertldo~ a la paz, la IgleSIa de los
pobres y el poder popular camman Juntos» (MA-83, p 135)
El profeta del lIberaCIOnISmO GlUlIo GlfardI fue una de las e~trellas
uel Congrew Trato de envolver ~u dlscur~o antmlllItansta en ropajes
teologlCo~, pelO deJO e~capar que <da loglca estructural oblIga al SIS-
tema capItahsta a ser genoClda en Centroamenca o Afnca del Sur».
Cree que el ~Istema polItlco de Europa oCCIdental es «un autontansmo
tormalmente democratIco» (MA-83, p 140) IncIde en su conOCIda tesIS
\ a pI edJeada en Deusto en 1969, Y luego clave de la teologla de la IIbe-
I auon ~obre la neceSIdad de destrUIr al enemIgo como prueba de amor,
pero hace algo mas grave trata de fundar tan peregnna mterpreta-
Clon en el propIO ejemplo de Cnsto, lo cual ,>uena a SImple bla~femJa
(MA 83, p 162)
1:.n Id'> me~as redondas del Congreso ~e desbordo el antlmllItansmo
y el '>eparatt~mo, con mtervenClOn de partKIpantes comumstas y auto-
deteI mll1l~ta~ Estas mesas fueron un canto contra la partlclpaclOn espa-
ñola en la OTAN El teologo de Cananas FelIpe Bermudez colo al Con-
gIe,>o un analIsI~ mdependentl~ta ~obre el futuro de las Islas, a las que
qUI~O exclUIr del Mercado Comun europeo y de la OTAN MIembros
ladICale~ de Hern Batasuna, PNV y el PSOE montaron una mesa re-
doncla '>eparatI~ta sobl e Eu~kadI, en la que partIupo la antIgua complIce
de 1:.TA Y comumsta Eva Forest El teologo de la hberacIOn Ennque
Du'>~cl \ el obl~po de San Sebd~tIan mon'>eñor SetIen alternaron en
otl a me~a redonda ~obre las IglesIa~ y la paz, que por verguenza no
l1'e atl evo a reproduCIr Un grupo de teologo~ poeta~, entre los que
(Iglll a el excentnco claretJano Jose Mana Calvo perpetro unas celebra-
Clone~ cucanstIcas, verdaderas ml~a~ rOJa~, que do'> ObI~pOS -monse-
nOle~ O~e~ e Imesta- y un teologo, el padle Jose Mana DIez Alegna,
dutolI¿aron con su presencIa En ellas ~e canto que «monr por la patna
e.., VIVIr sm lazan» (MA-83, p 236) Y que, al enf¡entar~e con DIOS, «el
hombre dIJO ueemo~ m~trumento~ Pdra detenderno~, la radIO para
contlOlar el e~pllltu de lo~ hombre~, el alI~tamIento para controlar lo~
pa'>o~ de lo~ hombre~, lo~ umforme~ para dommar la~ dlma~ de lo~ hom-
bre~» (MA-83, p 254) El ObI~pO Illle~ta pronunCIo la hOlllllIa, mvento
c'>pontancamente el PrefaclO, tra~ el que ~e canto un Sanuu~ apro
piado a la mI~a ~dlvadoreña que ~e e~taba celebrando «Bendlto~ lo~
que en ~u nombre I elevan y pronunCian I Id Buena y Gran NotICia I de
la LIberaclOn» (Ibld, P 259) En la mesa redonda ~obre mOVImIento~
paClfi'>ta~ ~e habIa admItIdo, con CInISmO, que «en 1 elaclOn a los paIse~
del Este no puede hablarse propIamente de movImIcnto paCIfista, por
la sItuaclOn pohtIca y la represlOn que ello ImplIca» (MA-83, p 211) En
tm, parece que lo~ alardes teologlcos de este tercer congreso español
no pueden ~uperar~e, pero pronto va a convencerse el lector de lo con-
trano, ~I tIene la paCIenCIa de recorrer el anah~Is ~obre el IV Congreso

El IV Congreso de 1984

El IV Congreso hberaclOmsta progreSIsta de teologm se celebro en


Madnd del 17 al 23 de setIembre de 1984, en la sede de la FundaclOn
Pablo VI, prestada -mcrelblemente- para este proposlto por una res-
petable m~tItuclOn vmculada a la AsoCIaclOn de PropagandIstas El tItulo
del encuentro era Crzstzanos en una !>ocledad democratlca y las actas
se publIcaron tamblen en la revista claretIana MlslOn AbIerta 56 (dI-
CIembre 1984) (en adelante MA 84) En la mtroducclOn ~e alude a la
nece~Idad «de coordmarse ante la gran oleada Invernal que esta azo-
tando la InstltucIOn ecleSial y amenaza con erradIcar lo que aun queda
del VatIcano 11» (MA 84, P 7 Y s) La presentaclOn del Congreso corre
tambIen a cargo de un JesUIta soclalI~ta y IIberacIOm~ta, como el año
antenor, Jose A GImbernat El emInente teologo Ramon Tamames, mar-
xista de confeslOn, que ya habla Intervemdo como padre del pnmer
congreso sobre la pobreza, reInCIde con una ponenCIa sobre la reahdad
SOClOeconomIca de la nueva democraCIa española en la que no aparece
una ~ola reflexlOn teologlca Otro gran teologo, el Intelectual del PSOE
IgnacIO Sotelo, ~e pregunta con ~ensatez «Pero <: que tIene que ver este
tema con la teologla)>> (MA 84, p 44) Algo, porque en la pagma 47 se
hace una bnllante aclaraclOn hl~tonca «La teologIa, leJo~ ya de pro-
porCIOnar ~egundades -pudo cumplIr e~a funClOn mIentras contaba con
la autondad Indl~cutIble de la Igle~m-, ~e ha convertIdo, con la Re
forma en la tuente pnnclpal de querellas» El teologo Rafael Belda
CIta a una doctora de la IgleSIa para abnr su dl~ertaclOn la descocada
dIputada verde alemana Petra Kelly (MA 84, p 59) Y baJO un subtItulo
tan teologIco como la loap1zaclOn, dehne «El de~arrollo del proyecto
de E~tado de las autonomIas, segun el cuno~o cnteno de cafe para
todos, aparte de ser pohtlcamente pelIgroso, me parece etlcamente re-
cu~able» (MA 84, p 67) El teologo y pohtICO dllettante Jo~e Mana Gon-
zalez RUlz, en una ponencIa sobre utopla cnstlana y democracia, eXIge
el funCIOnamIento democratlco de la IgleSIa y propone una cunosa
teSIS hlstonca sobre la mIClacIOn de la guerra CIvIl española «En Es
paña vImos reCIentemente como una ~ublevaclOn ImCIada por mIhtares
~eparados de la IgleSIa (excepto EmIlIO Mola) termIna rapldamente por
IdentIficarse con la IgleSIa, cuya Ideologla le ~Irve de cobertura legltI
madora» (MA 84, p 82), uno de lo~ mas donosos dIsparates que se
havan profendo Jamas sobre las claves de la guerra de España El meVI-
table Jose Mana Castlllo, S J (la~ InIClale~ son nuestra~, porque los
Je~Ultas del Congreso las ocultaron) dIserta sobre la democratlzaCIOn
de la Igle~Ia, cntlca antlhIstoncamente la «comphcIdad de la IgleSIa con
las dIctaduras» (MA 84, p 86) y repIte sus ya conOCIdas teSIS sobre
19uahtansmo y democratlzacIOn mmIstenal en las comumdades de la
IgleSIa, que tienen derecho a mtervemr en la desIgnaclOn de los mlms-
tros del culto (~¡A 8-1 p 86) GU.,tavo Gutlenez trata de pre~entdt.,e
como modet Ido, c lI1clu~o como tcologo tradIcIOnal en ~u~ do~ m eL I
venClOnes Inc!m,o reconoce que los teologos de la IIberauon en \LI
de hablar de lo., pobl e., .,c dedIcan con dema<;lada treeuencla a hable\!
de ~I ml'>lI1O'> (Ihzd, p 146) Pero mCUlle en generalIzauone,> madtl1I'>1
bies «Ho" en Amellld Latmd defender la vIda conduce a la muel le»
(Zbld, P 148) \ dcltcndc la olloprd,(l'> de la teologla de la IIbel aLlon,
que no dehc t. ,clLlll la ortodO\.la (Ibzd, p 158) Hay en e~td~ do'> mter
venClOne,> dL GUllLt tLZ en el ml'>mo año en que habla reCibIdo, como
recuerdcl el leLlot uncl dura t epnmenda de Romd ~obre lo'> de'>Ille'>
marxI~td'> dL '>u'> do'> pnnClpale<; J¡bro<;, un claro propo~lto de VIraJe,
cuya apanenua o realidad ~e Ira demostrando en futura~ actuaClOl1e'>,
pero que a no'>otl o'> no~ parece, de momento, pura tactIca encublldOl el
Su ca~o '>e e'>tclbd \ tendo entonce~, a tondo, en Roma
En la~ me~as redonda~, como en el año antenor, la presencia de
mtelectuale'> mcll '(¡'>la'> '>m prote~lOn teologlca fue habItual, aSI Rcve'>
Mate, el tamblen ~oClalIsta Xavler Rubert de Ventos, Ennque Mlret Mag-
dalenel untdo'> a und excepuonal y ~Olprendente pre~enCla demo(J 1'>
tlana la del profe~or O~car Alzaga, preSIdente del PDP, qUIen hubo
de defendel '>e como pudo (y generalmente mal) de todo un aluvlOn de
cntJca~ que le dtngleron lo~ poco hospItalano~ IIberacLOl1lstas y ~oCla­
lIstas, meapace'> de creerse eso de la «democraCIa cn~tJana no conte-
slOnal» que AI7aga e~gnmJa contmuamente, sIn convencer a nadie En
el semmano ~obre etJca CIVI! y democratlca partIciparon otros do'> cml
nente<; teologo~ JavIer Sadaba y el dIputado ~oClalista radIcal Pablo
Castellano~, qUIen acuño una tra'>e lapldana «No ha)' mucha etlca en
la polmca e.,pañola» (MA-84, p 189)
El IV Congreso e'(pre~o ofiCialmente su solIdandad con la teologJa
de la IIbel auon, J e'>cucho con mterés una detonante proclama de un
colectIVO muy teologtco el COleCtIVO de homosexuale~ cnstlanos, que
asumIeron alguna., propo'>lcIone~ eJemplare~ como e~ta «La hornose
xualIdad no es una condlclOn elegida, y por lo tanto, como cn~tlano~,
debe con'>lderar'>e como un de'>lgmo dlvmo» (MA-84, p 203) Otra eJem
piar propo~lcLOn e~ e~ta «Com,lderamo~ que el problema e~ sexo como
fuerza desper~onalIzantc frente a sexo como plemtud de relacIOn hu-
mana Segun Hooket y Shofleld, mucho~ homosexuales eludIeron la tJam
pa de la proml~cUldad y el sexo despersonalIzado, e~tableClendo rela
ciones madura~ con un compañero, lo que a mucho~ permltIO crecer
como sere~ humano~, mtegrando su<; Impubo~ sexuale~ dentlo de su
personalidad» (MA 84, p 205) El MovImIento pro CelIbato OpCIOnal ple-
senta bnllantemente ~u tesIs «El celIbato como ley mata al espllltu
democratlco» (Ibzd, p 184)
Las celebraclúne~ «eucan.,tlcas» de este Congreso, en la~ que vuelve
a aparecer la mano gemal del claretJano Calvo, superan todo lo IIna-
ginable Con mU.,lca de Pale~trma y título Queremos Gambzar, un per
sonaJe tan teologlco como Arlequm dIce «¡Como esta el ~eñontol I Esta
de unas pulga~ I (y sabel~ lo que esta hacIendo? Se ha encerrado en
el despacho y le esta dando a la máquma con una mecha que ~e oye
desde leJo~ DIJO que nos Iba a dar la patada a todo~ por mcompetente'>
y holgazane~, y e~ta escnbIendo las cartas de despIdo» (MA 84, P 233)
I Llego, de tOIl11d dpocdliptlcd un profeta lee Vdlld'> cartd'> a lo~ ángele,>
de ld~ Igle'>ld'> Al de Roma, e~ decIr al Papd el plOleta dlnge e~ta~ me
"Lllddd~ mvocallone~ «Pelo tengo en contld tUYd que has dejado el
.lInOI pllmelo Como un f¡ uto 1l11p0.,lble de excu'>al ha~ encel rada di
t\ dngLlIO en und~ e~tructuId~ que lo "otocdn \ le Impiden mo:>t! ar .,u
[UtcrLd tl an.,fOl madOl a y revolUllOndr1<l Algo d~1 como la ~em¡]ld que ~e
dllOJd :>oble el call1ll1o, entre Zdrza:> o ~oble loed'> Te mue~tra~ duro e
mlle"Xlblc tIente a todd mnovallon como :>1 hublel a,> perdido la memOlla
del fell11ento en medIO de la ma~a de la ml'>encordla trentc al hIJo
pi odlgo o de la crU7 de Je"u~» (MA 84, P 237) Al angd de la Igk"la
que e"td en E~pana -e~ de ~lIponer que d Id Conferencia Epl~COpdl "n
pkno- dKe el plofctd «Recuudo bien tu reCiente pa~ado te ane
pentI~te de habcr hermanado la crUL y la e~pddd, y no ~e me oculta
tu ple"cnte Dc~pu ta'>le ¡[u~lün y c~peranza entre lo~ per~eguldo~ pOI la
JU'>1lua Hlu'>te como el ploteta entre lo~ que no teman derecho a
hablar Camma~te en hn, con tu pueblo e~e largo exodo hacia la libertad
»Pelo ahora te ha~ vuelto al rogante y mamhe~ta~ o:>ten~lblemente Id
medlOcndad en que vIve,> Tu IdoJ ~e ha pdl ado en la hl~ tona o ma'>
exactamente e..,ta~ mal chando haCIa atra~ fe e~tan convlI tIendo en un
pequeño ghetto, podero~o, ~I pero ~m la autOlldad moral del te'>tIgo»
Con la muy teologlca Ilu~traclOn mU~lCal de Mane), l1lanev, de la
pelicula Cabaret, el profeta lee la carta al angel de la Igle~ld que e.,td _n
la derecha y ~e en~aña con el pobre
«Tampoco ~oportal e que ~Iga~ pomendo el guto en el CIelo contl a
lo., que dehenden dc,>de el Evangeho la lucha de ela~e~ que tu ml.,ma
ha'> creado (Como puede:> ~egulI detenchendo como un dogma la pro
piedad pnvada en una tierra que YO o~ dI para todo~ y donde muel en
de hambre las tre~ cuarta~ partc~ de hqmbl e~, mUJere~ Y mños? (. Como
puede~ ~egUlr exportando tu dmero, defraudando a la HaCIenda pubhca
y practicando el de~pldo libre en un pueblo que cuenta ya con mas de
tre'> mJ!lones de parado~ y mucho~ hambllento~ por las calles? Tu dIO'>
clel tamente es el dmero, en el tIene~ pue~to el corazon»
Tra~ e~te mltm ~ouah:>ta barato, el profeta se dlnge al angel de la
IzqUlerdd que es el bueno, y por e.,o no oye mas que elogIOS y apremIOs
La pregunta del crOI1l~ta '>ena ~olo e~ta (Como puede exphcarse que
el clencahsmo de IzqUlel da~ en E~paña haya perchdo hasta tal punto
el sentIdo del ndlculo)
El IV Congre~o tenmno con una proclamd de sohdandad pohtlca
socIah~ta y marxista como cabla e~perar -pese a la presenCIa del se
ñor Alzaga- de su planteamiento y de~anollo «Somos consCIentes de
que en esta lucha nue~tld por lo~ pobre~ y la JusticIa, en España, debe-
mo~ realizarla Junto a la~ orgamzaclOne:> populares y los mOVImIento'>
'>oclales de emanClpaclOn que ~ecularmente han apareCIdo como aleja
dos de la IgleSIa y aun como adver~ano:> de la mIsma» La rendlclOn
total al enemIgo como programa, la entrega total Para convertir a Es-
paña en lo que graCIa~ a la~ lede~ hberaclOmstas ya e~ta empezando a
~er un centro 10gl~tICO pdla la lIberaClOn
Sexta parte

LA IGLESIA DE ESPAÑA V AMERICA


ANTE LOS MOVIMIENTOS DE L1BERACION
Lo'> mOVll11Jento'> de hbel aClon ~on, en 1 e~umcn, una oleada ele ~ub
ver~lOn en el '>eno de la Igle~Ia catohea Afectan tambIen a otra~ Igle-
~Ja~, pero en grado menOl y mucho meno~ slgm\Jcatlvo Debemo'> estu
ellar, pue~, cual ha ~lelO la reaeClOn de la Igle~la catohca ante lo'> mOVI-
mlento~ de 1JberaclOn Y lo vamos a hacer en tre~ amblto~ la Igle~la
de E~paña, la Igk~Ia de Amenca, la Igle~la de Roma Dejamo~ la~ do'>
pnmera~ para e'>ta parte, v Roma para la parte SIgUIente

LAS ACTITUDES DE LA IGLESIA DE ESPAÑA ANTE


EL L1BERACIONISMO: UN OBISPO L1BERACIONISTA

Como veremo~, cuatro ObI'>PO'> e~pañole~ han expresado pubhcamen-


te en 1986 ~u apoyo a una colecclOn de IIbro~ IIberaclOmsta~, y sabemos
que vanos ma~ pICn~an de manera parecIda Pero ~olamente un Obl~pO
e~pañol, el VILano de Valleca~ don Alberto Ime~ta, ha expre~ado ro-
tundamente opInIOnes favorables a la tealogIa de la hberaclOn Lo hIzo
el martes 3 de enero en el dlano de Madnd El Pazs, con~tante plata-
forma de apoyo a los mOVImlento~ IIberaclOm~ta~, y conocIdo portavoz
de opInIOnes afines a la e~trategla sovletlca para E~paña Es Importante
reproduCIr el articulo del Obl~pO Ime~ta, porque, en medIO de ~us dl~­
tor~lOnes y en toques parCIale~, repre~enta una especIe de epltome de la
propaganda hberaclOmsta para E~paña
«TEOLOGíA DE LA LIBERACIúN,
LIBERACIúN DE LA TEOLOGIA

ALBERTO INIESTA

«Se puede hablar de teologla ~m pudor, claro esta Inclu~o, m-


du~o, de redenuon y hasta, con un poco de audacIa, decIr Ilbera-
uon Lo que re~ulta ob'>ceno, Impuro, lo quc no ~e puede nombrar
'>111 ~u~plCaCla ante uel to~ OIdo'> mas o meno~ plado~os e~ e'>a
teologw de la Izberauon E~o ya ~uena mal, y ~ospechoso de conta-
mmaclOnes IdcologlCa~ Por ~upue~to, de IzqUIerdas
No ~e ~I JC~UCII~to tUl' de IzqUlerda~ y socialIsta, comUnI~ta o
andrqUl~td Lo que ~I que no tUl' en modo alguno e~ nI burgue~,
con'>cn ador, m defen'>or 11l partldano del capitalIsmo Me parece
Digo yo O "ea, que
O '>Cd, que en modo alguno Je~ucn~to lImitaba su predIcaClOn
di rcmo o dl remado ~ocIaII"ta en e~ta tierra, desde luego, nI
'>oldmente al bien del cuerpo, como tampoco se conformdbd con
me¡Ord'> ~ouale,>, cdmbIando la estructura, smo que qUIso tamblen
cambiar lo~ corazone~ La predlcaclOn de Je~us de Nazaret anun-
ua el Remo de DIO'> entre lo~ hombre~, e~clavos uno~ de Jtro~, y
cdda uno e~ddvo de '>u propIO egOl~mo, pard IIberarlo~ a todo~
en todo, totalmente v para ~wmpre
Una IIbel auon del cordzon pero que ~e refleja en la hbertad
"oual, una IIbel auon pdra la etermdad, pero que debe comen¡:ar
y ahora, una IIbelduon, en ultimo termmo, para el cIelo, pero
que hd de Il1COdr~e Yd aqUl en Id tierra
No ~e puede mutIldr el bvangeho ~m traluonar a Je~ucn~to
El multlphco lo'> pane'> pard el cuerpo, y no~ multlphco tambIen el
pan de la Eucall~tla, curo lo" cuerpo~ y perdono lo~ corazone~,
dIO luz a lo~ uego~ en lo~ 0Jo~ corporale~ e Ilummo al ml~mo
tiempo lo~ 0Jo~ de la te Y ~I bien El no lo hiZO todo por ~I
ml'>mo en el orden matenal, tampoco lo hiZO todo en el plano
pd~toral, dejando a la Igle~Ia ~u~ tareas, ~u ejemplo y ~us pode-
re'> A~I lo LntendlO la pnmltlva Lomumdad, ~egun vemos en el
lIbro de lo~ Hecho:, de lo:, Apo:,/ole:, y en ld~ cartas apo~tohca~
Aquelld Igle'>la hdcIa grande~ ~Igno~ de candad curando a los en-
tel mo~ V Lompal tIendo comunItaI lamente ~u<; bienes, y al mismo
tiempo dnunuaba Id hberc.uon del pecado y de la muerte, por la
muel te V Id re'>urrecuon del Señor lIberador
(E~ und mera comudenua hl~tonca o, ma~ bIen, e~ un ~Igno
de lo'> tJempo~ el que la teologla de la hberaclOn haya naCido JUs-
tdmente en el contmente donde eXI~ten, slmultaneamente, ma~ cn~­
tldno~ V ma'> opnmldo~:> En toda Amenca muchos pueblo'> han
'>uf ndo v '>utren Opl e~lone~ economlca~, culturale~ y socIale~
han '>Ido expohado,> de "u~ tlerra~ de ~u~ co~tumbres V hasta de
~u dlgmdad, } ~on explotddo~, repre~dhado~, torturados y ase~1
nados ~alvaJemente por Goblerno~ manonetas de la~ multmaclO-
nale~ y del capltalI~mo mtel nacIOnal, norteamencano pnncIpal-
mente
E~ preo~amente en aquella Igle~Ia latmodmencana, vIrgen y
martIr, fuerte, nueva, pletonca de ~aVld cn~tIana reClen brotada,
donde ha germmado la teologla de la lIberaclOn, en un e~fuerzo
~Imultaneo de lo~ teologo~ e~pecIallzado~ y del pueblo senCIllo, de
lo~ obl~po~ y lo~ seglare~ cateqUl~ta~, de la~ relIgIOsas valIentes
v de lo~ cura~, perpetuo~ candIdato,> al martIno por la embosca
dd, el ~ecue~tro o la tortura
La teologla de Id hberaoon ha ndudo de ld~ entraña~ del EVdn-
gellO, actualIzado pala nue~tro tIempo por el ConCIlIo VatIcano H,
el Smodo dc lo'> Obl~pü~ y la~ a~amblca~ del CELAM en MedellIn
\ Puebla VIVIdo todo ello de~de la expenencIa de una IgleSIa que
~utre con ~u pueblo una opre~lOn tal cruel como la de los Israe-
J¡ta~ en EgIpto, en tIempo~ de MOI~e~ La teologIa de la lIberaclOn
no hace ma~ que actuahzar y encal nar el men~aJe lIberador de
Cn~to y lo'> profeta~ para aquello~ pueblo'> e~clavo~ de Latmoame-
nca e mVltarlo'> a hberar~e con cl E'<odo haCIa una patna mejor,
no cambIando de tIerra, ~Ino cdmbldndo de m~tltuuone~, para que
~edn ma~ acorde~ con la dlgmdad del hombre, en cuanto hIJO
dc DlO~, y mas conforme~ a lo~ pnnCIplO~ del EvangelIo, que e~
anunuo de lIbertad, de Ju~tIcla, dc ~oJ¡dandad y de fratermdad
Aunque la fe no cambIa, ~I cambIan permanentemente la~ clr-
cun'>tdnua~ en la~ que debe ~el vIvIda por cada hombre y cada
generaclOn De acuerdo con la ley de Id Encarnauon -«el Verbo
'>c hIZO hombre y habIto entre no~otro~»-, ehgIendo una epoca,
una tIerra y una cultura determmada~, d Id~ que «~e adapto en
todo meno'> en el pecado», Je~u'> dc Na7aret fue un ludIO cabal,
con '>u lengua, ~u~ co~tumbre~, ~entlmIcnto~, tradICIones y espe-
rdnLa~ Su IgleSIa en El y El en ~u Igle~Ia deben contmuar ese
ploceso dc gel mmaclOn de mculturaclOn, de permanente encar-
naClOn de DIO~ entre lo~ hombre'> dc cdda epoca, en cada Clrcuns-
tancla v ~Ituaoon Y e~ tarea ~Imultanea de la acclOn pastoral y
del pen~amIento teologKo Ir bu'>cando el modo y la manera de tal
adaptaclOn con'>tantcmente Obl~po~ y teologo~, con el pueblo de
DIO~, cammamo'i por la hl~tona con la luz de la fe, con la llama
encendIda del clno pascual, del Señor resuCItado, y aunque la
lUL ~ea la ml~ma, lo~ pal~aJe~ sIempre ~on dIferentes y nuevo~
A~I ha '>Ido ~Iempre, de~de la teologIa de lo~ pnmeros ~anto~
padre~, ma~ mflUldo~ por la cultura y el pen~amlento helemcos,
pa~dndo por el agustmlsmo, o el toml~mo, o el ockammIsmo poste-
nore~, la e~cuela ~almantma, la neoe~cola~tlca, etc Ahora bIen
temendo en cuenta que la teologw debe hacer de medIadora entre
la te mtemporal y una cultura temporal y local, podna darse el
ca~o de que la teologIa VIVIera de~fa~ada, con retra~o y no SlrVle
ra }a para la Igle~la de aquel tlempo Desde el RenaCImIento, pd
~ando por la Ilustrauon, la teologIa ha re~pondIdo, ~Iempre con
CIerto retra~o cronologlCo, a la~ demanda~, necesIdade~ e mterro
f!antL'" de unel bLII gue"'Ia curopea hberdl, Jlu... trdda y capltelll ... LI
y ... 1 blLn leI ",ocKdcld bUIgue'>eI fUL un avance '>oCldl muv Impol
t,lIlte Ie,>pecto a Id'> c'>tructurel'> dntenore'> dcl feudalI,>mo ho\ '>u
ponL \eI una lemora v un treno para re'>olvel la cn'>l'> hl'>tonla
quc L,>tamo,> expcnmcntando ante un mundo nuevo que qUICle
naCLr \ no '>elbemo'> cxactamente como POI tanto, la teologll ¡el
cl1c'>lOlogl,1 la ctlca Id c,>plntualIdad y la pa,>toral, que vlcncn
!,l... tr,ld,l'" dc'>de la bUn!Ue'>ld " que en '>u tlcmpo pi e'>tdlon un
'>CI \ ICIO dc mcdldclOn hov ,>uponen ma'> bIen un lastre un e'>tor
he, \ h 1'>t,1 1111,) Cal ce! un ~ccuc'>t1 o del E" angeho, de Cn'>to y
dc la Igle'>la
La tcolof!Ia de la IIbel auon pOI cl contrano, responde precI
'>amcnte a la '>ltuaclOn por donde pa'>a la mavor parte dc lo'> hom
bl c dc ha" quc añO! an una '>oucdad ~oualI'>ta una '>ocledad '>111
cl" e'> una '>OCICddd dondc el hombre valga por lo que e~ V no
por lo Que tIene donde no '>e fomente la competItivIdad '>1110 la
'>ohdandad, donde todo,> ,>eamos fundamentalmente Iguale'> v ten
f!amo ... la<; ml<;ma<; poslbIlldade'> de I e"dlzaJ no'> segun la'> pI Opta...
capacldade<; de cada uno
SI ante'> Europa evangelIzo a Amcllca ahora Amenca e~ta
evan rr e]¡7ando a Europa Y no es PI eChamente e'>ta la que hoy tIene
derecho a e<;candah7ar<;e de algun que OtlO defecto o exageraclOn
parcIal de alf!una que otra Impure7a que pueda mezclar'>e oca'>lo-
mdmente en el men ...a¡e que reube ~I recuerda con cuanta f!anf!a
con cuanta amblguedad v contra'>lgno'> EUlopa llevo aver el Evan-
P'P]lO al cont 1 nente amencano 1untando la cruz V la e~pada bendl
ClOne,> V cañone~, el men'>ale de Id~ bIenaventuranza,> con la Id
PIña lll'>aclable, lo'> '>dnto'> V lo'> aventureros lo~ defensore'> de
los IndiO'> V lo'> rn\a'>olc~ genoclda~
SI la teologla burguc~a, de ongen V talante predommantemente
euroneo'>, ha '>ecue... trado a CII'>tO, a la 12.le'>la y a la ml~ma teolo
gIa la teologla de la lIberaclOn podna ~er a~I, la hberaclOn de la
teoloP'la y la recuperaClOn, para lo~ pobres, de Cnsto y de la
Igle'>la )}

No cabe una VISIon mas umlateral, m una aohcaclOn del marxismo


tan ~Imple y tan acntlca, m una ~mte~l~ tan deforme de la ~ltuaclOn
de Amenca en el contexto e~trategICO mundIal
Ante e'>te cumulo de excentnCldade~ y dlstOl'ilOneS, los demas obl~­
pos callaron Solo un e~cntor catohco mdependlente, que es precI~a­
mente el autor de este hbro, leplIco al obl~po Imesta con un duro
artIculo en ~u columna del dIana Ya, que a '>u vez provoco una contra-
ofen~Iva hberaclOm~ta, lo~ colaboradore'> de mon'ieñor Imesta trataron
de recogel hrmas entre el clero de Madnd en favor de ~u ObISPO, pero
solo con'>lgulcron las de ellos ml'>mo~ es decll cuatro Muv poco des-
pue~ de e~te epl~odlO el vlcano de Valleca'> hubo de abandonar ~u ml-
msteno para reclUIrse en una ca~a de reposo en la costa de Levante, de
donde regre'>a mtermltentemente pero ~m tIempo ya para remCldIr en
sus peregnnas teoría~ tercermundI~tas POI tanto, aunque algunos obl'>
po~ españole.., de IzqUIerda mantengan pnvaddmente opl1110ne~ fd\ol el
ble.., al hbe[aCI0111~mo, nmguno de ellos, que ~epdmos, se hd pronun
L1ddo ablel tdmente en favor de tale~ mo\ Imlento~ con la excepuon fuga.!
de don Albu to, apoyado por una parte de ~u cielo cII~tIano-malxI~ta,
debe notar~e que e'> plecl'>amente en ValleLa~ donde trabdJ<ll1 habltudl
mente e! JL'>Ultd comu111~ta Llano~ y el ex ]e,>ulta hlocomunI">ta Jo~e
M<11 la Die.! Alegna Algun vlcano epl~Lopal de Barcelona ma111te~to tam
bien, Junto d otro.., Llengo~ y ~eglare'>, ~u Opo~ILlon al cal denal RatLIJ1
gel por dconteCmllento~ po~tenore~, y fueron adeLuadamente repliLd
do'> pOI Id '>ecuon barLelone~a de la A..,ouaclOn Catolica de Propdgan
dl~ta~, pero pronUnL1amlCnto~ tan claro'> y partldl-.ta.., como lo'> de!
obl"'po l111e">ta no ~e han regl~trado en la Igle~la de E..,paña El 25 de
enero de 1986, v en el dlano El paz), el obl'>po l111e~ta ma111pula a londo
la'> conLlu'>lüne~ del Smodo en un articulo lamentable
Una tn~te excepuon, que ~1l1 embargo u eemo'> '>010 apal ente, ade-
ma~ de esa~ cuatl o adhe~lones epl~copale~ citada'> que ~on gl aVlslma~
y ~e comentaran en '>u momento A hne~ de LnelO de 1985, el <al denal
Vicente Ennque y Tarancon, arzobl~po dlml'>lOnallO de Madlld, que ya
habla terCiado muy parCial e moportunamente en la dl~cu~lOn '>obre lo'>
documento~ Ratzmgel de 1984, cahhco durante una e'>tanua en Lellda
«como muy pO~ltlva en ~u planteamiento a la teologIa de la lIbel aClon"
Pelo tamblen, ~egun la I eferenCla de PI en~a, «el Cal denal mJUlclO nega-
tivamente las de~vlaclüne~ en la pue~ta en pi aLÍlca de lo~ planteamlen
to~ I111Clale'i de la Citada teo]ogla" (ch El AlcaZaI, 31-1 1985) E'~ta OPl-
1110n, tlplcamente amblg:ua y centnsta, que denota en el cardenal clertd
dl~plIcencIa soble lo~ ongene'> de la teologia de la liberaclOn, no debe
'>eguramente dtnbUIr~e a el, ~mo al tenaz eqUipo progle~l~ta de dengo'i
que, capItaneado por su ex VlLaflO el JesUita Jo'>e Mana Martm Patmo,
'>Igue teledlnglendo al cardenal para presentalle, de~pue'> de ~u lIde
r azgo dUI ante la tranSlClOn a la democracIa, como hder de la tran'>IClOn
haCIa el '>oclalI~mo en E~pdña Como el cardenal no ha vuelto a rem-
CIdlr en mamfe~taclOne'> de e~te tiPO, cabe pensar que ~u acredItado
sentido comun le habra hecho recuperar plenamente la smt0111a con
Roma en tan delicado problema

LAS CONVERSACIONES DE TOLEDO EN 1973

Una de las razones pOI la~ que anteponemos en esta parte de nues-
tro libro a Id IgleSia e~pañola le~pecto de las dema~, es que gracias al
cardenal Pnmado de Toledo, mon~eñor Mal celo Gonzalez Martll1, la Igle-
~Ia e~pañola fue la pnmera en plantearse ~enamente el problema de la
teologla de la hberaclOn cuando el mOVimiento se estaba 1I11clando Sa-
bemos que el lIberaclOm~mo nace de forma expresa y con pretenslOne'>
u111versales al comenzar lo~ año~ ~etenta, pue~ bien, el cardenal de To
ledo ya convoco un pnmer encuentro ~obre el problema en 1972, y un
~egundo, de gran envergadura, en Jumo de 1973, que se celebro en el
palaCIO toledano de Fuensalida, y cuya~ acta<, se publicaron en 1974
por «EdICIOnes Aldecoa», de Burgo~, con el titulo «Conver~acIOnes d!..
luledu, JU11l0 de 1973 Teo10gla de la Llberauon» E~ un libro muy 1m
pUl t..lOte que debemo<, analizar en e~te momento
Un se\ectlslmo grupo de prelados y teologos de E<,paña, Iberoame-
llLd y Alemama ~e reumo, a mVltdclon del cardenal, para c'>tudwr a
londu, de'>de el punto de vIsta teologlCo, la entonces novlslma forma de
teulugla En su alocuuon mtrüductolla, el cardenal de Toledo alude al
encuentlo de El Escondl en el año dntellOr, que «fue como la gran
plesentdLlon en ,>ouedad de este gran tema" Que SI bien «puede apor
tar mULho d la doctnna y a Id pastoral ,tamblen puede dar, y parece
que hd dddo, ollgen a alguna<, y graves conl U<,lOne,>" Dos obISpos ale
t11dneS se excusalon, pero envIaron representauon a la conferenCIa En
tle lo'> teologo<, c'>pañoles que, tras hdbel SIdo l11vltados, no aSIstieron,
estan lus prolesOlcs Alfaro y RlllZ de la Peña
El dodol Tcodolo Jlmenez UrrestI hIZO una Importante llltroduc
Clon dI ploblema, ) demostro una gran capaudad de mformauon pese
a lo I euente del fenomeno liberaclOmsta EstudIo el despegue de la TL
les peLto de la tc010gld polI tlca, y le'> pecto de la teologw del desan ollo
Mal LO dlgunus antecedentes teologlcos, y aunque reconoclO que algunos
de sus cultivadores utilIzan a fondo el analisls marxIsta, no conSIdero
a este anahsls como esenCIal para la TL, en lo que se eqlllvocaba fld-
¡!I dntementc, en genel al los paI tIClpantes en las ConversacIOnes de Tole-
do se muestlan excesIvamente comprensIvos con los liberacIOmstas y
no entrdn nunCd de forma dIrecta en el estudIO sobre el caractcr cons-
tItuyente del mdrXlsmo en los planteamIentos del liberaclOmsmo, la hls-
tona del movImIento en la decada sIgUIente vendna a poner las cosas
en su lugar Aun aSI, el doctor Jlmenez UrrestI reconoce «la InfluenCIa
del pensamIento marxIsta centl ado en la praxIs y dlngldo a la trans-
formduon del mundo» en los planteamIentos de la TL (ConversacIOnes
de Toledo, en adelante CT, p 41) Es muy lummosa la ponencIa del
mIsmo dutor sobre la teologla de la liberaclOn en las enseñanzas del
ConCIlio VdtKano 11, que aborda el problema desde el doble plano espl
ntudl y temporal, pero sm degradar la soluclOn haCIa opcIOnes revo-
luclOnands de clase En el mIsmo sentIdo se expresa el prote~or MaxI
mllidno García Cordero, O P, uno de los grandes teologos e~pañoles
contemporaneos, al estudIar la teoJog13 blblica de la liberaClOn
El profe'>or Nlcola'> Lopez Martmez, de la Facultad de Teologla del
Norte de España, en Burgos, expone una lucIda ponencIa sobre encarna-
ClOl1l~mO y escatologlsmo, pero cede afortunadamente a su mtmclon de
Id aLtualidad, fundada en una magmfica mformaclOn dIrecta, cuando
afirma «Muchos ven el punto de partIda (de la TL) en el ConCIlio Va-
tIcano 11 y su concreclOn en los documentos de Medelhn, pero creo
que se trata de una ocasIOn mas que de una causa, lo verdaderamente
determmante, a mI JUICIO, ha SIdo la nueva pohtlca comUl1lsta de mano
tcndlda haCIa los catohcos, que ha constitUIdo el mayor eXlto de penetra-
Llon del marXIsmo" (CT, p. 216)
El profesor WIlhelm Weber, de la Facultad de Teologla de Munster,
que ostentaba ademas la representaclOn del cardenal de Coloma, Joseph
Hotfner, anahzo a fondo la teologla pohUca que en buena parte habla
naCido en su propia Facultad Apunto que «la gran deblhdad de {~~ta
Teologla pohtlca e~ ~u contemdo mdetermmado» (CT, p 261) Afuma
de~pue~, con hondUl a «Ya hemo'i dIcho que la Teologm pohtlca debe
su rapldo eXlto prmClpalmente a que la total cntIca ~oclal neomarxhtd
-~obre todo la de la llamada E~cuela de Frankturt, con Max Horkhel-
mer, Teodoro W Adorno y Jurgen Haberma~, aSI como en Amenca la
del prolesor Herbert Malcuse- ha conqUIstado progresIvamente la~
umver~ldade~ de Alemama y de otro~ paI~e~» (CT, p 262) Por ello
la teologla pohtlca «de~emboca a~1 en una pohtlzauon progre'>lva de la
Teologla y de la Iglc~la» (lbld)
En el dIalogo ~IgUlente, el cardenal Gonzalez Martm alude muy cer-
tel amente a que con e"ta nueva moda teologlCa la Iglesla podna plO
duur «una mva'>lOn de la autonomm del orden temporal y pOI con~1
gUlente una e"peCle de clencahsmo funesto para la sOCiedad modeI na»,
porque entonces el teologo ~e convertlna «en una e~peCle de espeua
Itsta en todas las cue~tlOne~ de orden tempora¡" (CT, p 275) El pro-
fesor Weber confirma que en efecto, los teologo,> de esta tendencIa,
«cada vez Juegan meno" con categona~ ecleslOloglcas y cada vez ma'i
con categona'> 'ioclOloglLa~» y ~u palabra clave ~ena la democratlzaclOn
de la IglesIa, lo que afecta en pnmer termmo a la JerarqUIa
Mon~eñor Alfon"o Lopez Trupllo, entonces ObISPO auxlhar de Bo-
gota v "ecretano general de la CELAM, trazo un pnmer panordma de
la teologla de la ItbeI aClOn en Iberoamenca E~ una pnmera fo! mu
laclOn que contl a'ita con las mucho ma'> firmes que luego pubhcana,
hasta nue~tro~ dla'>, el mIsmo prelado Aunque ya en e'>ta pllmera
mamfe"tacIOn '>UbI aya algunos puntos en los que SIempre ~e manten-
dra con cohel enCla Apunta la terglversaclOn de la ConferencIa de Me
dellm y las mfluencIa'i europea'> del hberaclOmsmo Reconocera el pleno
caracter marxI~ta de las teona~ de A~mann, aunque trata de salvar,
con exceSIva genelosldad, a Gustavo GutIen ez Reconoce que el empleo
de alguno,> elementos del anallsls marxI~ta -que no concreta- «pue-
den '>er ut¡\e~ pal a una mejor captaclOn de la dmamlCa soual» (CT pa-
gma 308). lo cual e'> una benevola exageraclOn, que no tlene en cuenta
el I adlcal anacrom~mo de ese analIsls desde nuestra perspectIva, y
que afecta a todo,> sus elementos, aunque reconoce que el empleo del
anah'>IS marxI~ta en 'iU conjunto, como hacen lo~ teologos de la lIbe-
raCIOn, condlLlOna gravemente toda su obra (lbld) De'>enmascara clara
mente las preten'>lones de optar por los pobre~, mterpretando a lo~
pobre~ de CJ I'>to como lo~ proletano~ de Marx (CT, p 317)
El cardenal de SantIago, monseñor SIlva Hennquez, demue~tra en
una sorprendente comumcaClOn toda~ sus bondades de pastor y toda~
su'> carenuas de pohtlCO Sus palabras, pronunciadas el 13 de Jumo
de 1973. pocos mese~ ante~ del golpe mIlItar que dernbo al GobIerno
Allende, mcluyen un eqUIvocado prono~tlco de que al GobIerno mar-
'usta ~ucedera como alternatIva a la democracIa cnstlana que, como re·
vela el cardenal. fue decIsIva para el advemmlento de e~e reglmen mar-
XIsta Hace hlstona -muy mteresante- de los dos fracasos de la Igle-
'>la chIlena, pnmero al alentar un partIdo conservador, luego al partIdo
democn~tlano que 'ie empezo llamando de la Falange Se complace en
las promesa'i de Allende sobre ayuda a los coleglOs de la IgleSIa \
'>L queJd contradIctonamente del adoctnnamIento marXIsta de la naClOn
de~de el GobIerno Pmta con trazos IdIhcos su entreVIsta con FIdel
Ca~tro, que Ju~tIhca con el ejemplo de Juan XXlII al reCIbir al yerno
de KI u~chev Reconoce que -como ya hemo~ recordado- por la pre
"enua de los portavoces hberaclOmstas en ChIle -Combhn, Asmann,
GutIerrez- «~L puede decll que ahI e~ el mdo donde ~e mcuban todas
L"ta~ co~as» (CT p 341) Y reconoce tamblen el clencahsmo de lo~
1110\ Imlento~ de IzqUIerda en ChIle, aunque echa la culpa a la mayona
dc extranJero~ que han mvadldo al clero chIleno
El profe~or de la Unl\er~Idad Gregonana Jose A de Aldama S J ,
profe~or tamblen de la Facultad de Gran:ida, habla sobre ~eculanzaClOn
El profe~or Candldo Pozo, S J de las Facultades teologICa'i de GI a
nada y la Gregonana, que ha mtervemdo profundamente en la dI~CU
"IOn dc la" ponenCla~ antenOl e~ traza una convergenCIa muy ~uge~tlva
( ntl e la" teologIa~ de los prote'itantes Cox y Moltmann en relaclOn con
d oca~o de la teologld II bel aoomsta, que cree etImera como toda~ la~
moda~ teologlCa~ dL~grauadamellte no lo ha ~Ido, por ~u entronque
con un mOVimIento e~trategICo a e~cala mundIal «Propondna como nota
de la teologIa de la hberauon -dICe, profundamente en CT, p 122-
una teologla umlateral que mira como unKO Ideal al hum u faber =lue
con~truye una CIUdad ~ecular meJor» No cabe --en 1973- una dehm
uon ma" elegante y real del fenomeno Todo~ lo~ teologo~ partICIpan
te~ hrman una~ 1mpOI tan te" conclu~lOne~ en que rechazan la :lCU"aCIon
marxI~ta de la rehglOn ahenante -la clave del pensamiento de Marx
~obre la rehglOn- y con~Idcran «teologlcamente problematKa la pOSI
uon que atrIbuya a la mera mecamca de un cambIO de e~tructura~ o
al 'iImple progre~o matLnal un mfluJo pOSItIVO en e! acercamIento de!
Remo dehmtlvo de Cn~to» (CT, p 444) Rechazan tambIen el condI
uonamIento humano de la vellida de Cnsto, y pIden ma~ ~eIledad ~n
Li tratdmlento teologKo de la IIbcraclOn «Proclamando abIertamente
-ahrman- la oblIgaclOn del cn~tIdno de con~trulr una CIUdad tenena
ma~ humana ahl mamo~ que ello no agota en modo alguno toda la
grandeza y magmtud del men~aJe evangelIco, m debe oscurecer la pn
maCia de la glonhcaclOn de DIOS III de la dlmen~lOn vertIcal del Evan
gelIo Sena por tanto mll1lmlZar la predlcaclOn del mensaje de "alvaclOn
I eduurla a una exhortaclOn al comproml~o temporal »
Las Con\ersauone~ de Toledo son, por tanto la pnmera voz de
alerta de la Igle"Ia en E~pclña -y '>eguramente de la IgleSIa umver~al­
"obre los pehgro~ del IIberaclOIU~mo No ~e poseI:il entonce~ penpectlva
"uhclente para en ¡UlUal la~ conexIOnes estrategIca~ de lo~ mo\ Imlentos
\ no "e penetro en Toledo de forma ~ufiClente en la entraña marxIsta
de la teologla de la IIbu aClOn que hubIera ~Ido tactlble en un analI~l~
completo del va publIcado lIbro de Gu~tavo GutIerrez Pero en Toledo
va se aludlO al mOVImIento Cn~tIano~ por el SOClah~mo (en la mter
venClOn del cardenal de SantIago) y ~e apuntaron ~o~pecha~ y LntJ(a~
profunda~ que el tiempo "e encargana de matIzar y de concretar Lt'
Con\er"aclOne~ reflejan la extraordmana capaCidad de miOlmaclOn del
cardenal Gonzalez Martm y ~on, desde nuestra per~pcctlva un hIto
muy valIo~o para comprender la actItud de la Iglet>la ante lo" mOVlmlen
to~ de hberauon en e~tado nauente
EL INFORME UNIVERSITARIO DE 1974

Medios de la ACClOn Catohca Umver~ltana, que estaba entonce~ en


dlhcIl sltuaclOn, trazaban un e~plendldo IOforme ~obre la ~I tuaclOn
subver~lva de la Igle'>la de España en el dño 1974 E~e ml~mo año, como
ya hemo~ retendo, Id Coml~lOn Epl~copal del Apo~tolado Seglar pu-
bhcaba el mteresante hbro El apmtolado Jeglar en EJpaña (Madnd,
BAC), donde la~ denu'1Cla.., concreta~ ~obre la degradaclOn marxI~ta de
lo~ mOVlmlento~ apo~tohco~ no ..,e corre~pondtan con la propo~lclOn de
solUClOne~ dara~ La mayona del Epl~copado e~taba ob~e~lOnadd -baJo
la dlrecuon del cardenal Tarancon- en logral cuanto ante~ el des-
pegue pohtKo de la Igle~ta le..,pedo del reglmen de Franco en agoma,
y ~e preocupdba mucho ma~ de la pohtKa que de la cn~l~ del apo~
to1ado ~eglal Por e~o re~ulta tan apa~lOnante e~te mforme de lo~ cato
hco~ umver~ltdno~, que vamo~ a reploduur mtegramente, pe~e a que
encontramo~ en el, Junto a una mayona de duerto~ mnegable~, tam
bien alguna~ propo~lclOne~ que u eemo~ dlhule~ de probal hoy El
documento que ahora ~e publica pOI pllmera ve¿ es, en conjunto, ad-
mIrable y obJetiVO, y con~tJtuye un te~tllnomo capItal pala comprender
la evoluclOn ~ubver~lVa en el ~eno de la Igle~la catohca durante qquel
año cntlco Parece mentIra como en techa tan temprana lo~ redactores
del Intorme IOgraIon Improvl~ar una penpedlva tan certela y detec-
tar und 1 ed de <-onexlOnes tan tupida

ALGO SOBRE LA SUBVERSION POLITICORRELIGIOSA


EN ESPAÑA

PREAMBULO

En el año 1956 empwza la agltaclOn ~ubverslva umversltana en


E~paña, segun lo dedara la FUDE (FederaclOn Umver~ltana De-
mocratJca E~pañola) en ~u «Lmea-Programa para 1967», cuando
hace hlstona del mOVImiento comum~ta umver~ltano ASI parece
tamblen connrmarlo el tamo~o «proceso Ceron» que tuvo lugar en
1959, en el que fue Juzgado y condenado a 8 año~ de pnSlOn por
un Conselo de guerra, el dlngente catohco y dlplomatlco español
Juho Ceron Ayu~o El mtorme del mlmsteno fi~cal con~tltuye una
pieza lrretutable de extraordmano valor hlstonco y documental
sobre la marcha de la marxI"tlzaclOn de de..,tacado,> miembro" dc
la Igle<;la y ~obre la aCClOn ~ubverslva emprendIda coordmada
mente en E~paña por la~ orgamzaclOne~ mternaclOnales de ~'(trL
ma IzqUIerda
Julio LLlOil hdbld tundddo halld 1958 clande~tmamente Ln I\:d
d'ld LI f 1 P (11UltL de LlbelaclOn Popular). y metoeluado en
LonLILlo LtJil \1\ell e7 elel Vayo y elemento~ sepmatlsta'> la dLLJOI1
de Id llLI'l1eldel l1uevd ).tqulerela, que culmma con el Mamhe<,lo de
ll1L1lelLlOI1 el lel 11l1elgLl gLneral del 18 de Jumo ele 1959 -Lau'>a de
L1"1\ l dL "U pi OLV-e1mlLnto- en cuyo comlte ele huelga aparece
Lomo II2.Uld ILIc\Lll1tL El «proce"o Ceron» aelqulno gran re"o
'1dl1L1d en lodo el munelo, pnnupalmente en Europa, habzlmente
01 qUL"Lldo pOI Id'> 1 LVI"ta'i catolIca'i progre~l~ta~ france~a~ Te
1I101f-':1I{/f-':C Cll1L/lLII F,przl ele Moumer, etc, que lo presentan como
pI ueba dL la \ I!!LnUa en E'>paña ele la «mtran'ilgenlla y del O~Cl]
Idnll"mo mqUl"llonal ancestrales»
Ll cle"ollLnlauon pO]¡t\Cd -mas qUl7a que la pohtlzaclOn con"
llenle de lo" numero'iO'i testigos y eleclarantes a favor ele Celon
LIl LI pl0lL'>O LLl\O dC!en'ior fue Jose Md GIl Robles- contllbuye
al eXlto de la cLlmpaña pubhcltana antle~pañola Vemtmn sacer
elote" cateclratlLo'> como Lam Entralgo, y un acta notanal muv
clIfunel,eld '>U'icnta por lo'i I ehglO~o~ P Diez Alegna, profe,>or elL
la FaLultael ele Teologla, P Llano~, fahnglsta ele la Secretana Ge-
neral del Movml1ento, P MI<;'ier, capellan ele la SecclOn Femenma
ele FET v ele la~ JONS, P Benzo, capellan ele la Facultael ele Del e
cho v actual con'>lhano ele la A'iocIaclOn NaCIOnal ele Propagandl~­
ta" P Malelonado capellan de la Cmelad Umversltana, avalaron
la conducta polJllca y 1 elIg 10sa elel proce,>aelo Ceron (1)
DIeCIocho año,> mas tarde, en abnl de 1974, todas las comum
dades cnstlana~ de E~paña (comumdades de base de la llamada
Nueva Igle'>la), publJcan el mamfIesto elenommado «El Concorda-
to» en el que de,>pue~ de declarar «legItlmos representante'i ti
pueblo de DIOS en España» a los «elementos mas comprometlelo'>
de la Conferencia Epl~copal Española» (2) y de atacar como con-
trano a lo~ mtere'>e'i del pueblo cnstIano a cualqUler concordato
o entendimiento directo entl e la Santa Sede y el Estado c'ipañol,
se aboga por consegUlr

Un entendimiento Slll mtermedlano~ entre la autentica IgleSia


Española y el Estado Español
ReLonoclmlento efectIVO de la amplIa IIbertael le]¡glOsa que pre
LODl7a el ConCIlIo VatILano 11 medIante la supreslOn de los do-
cumentos I ehglOsos (PartIelas dL Bautismo, Certificados de ma-
tnmoDlO etc)
- Que la !Jbertdd clUdadana no se vea coartada DI Dor el Estado 111
pOI la Igle~Ia TradICIOnal en su legItIma opclOn a benenuarse

(1) La umon dc Lomum>.t.s y catohcos en el FLP y la huelga de 18 de Juma dc


1959 SL con>'Idero por la Prens. comum>.ta como el pnmer sIgno dio levantamiento
de una da>'L obILra y umver~ttana opnmlda desde 1936 Juho Ceron funda <.-ntre
1956 y 1958 la~ orgamzaclOne~ umver>.Itanas clande~ttnas «Nueva IzqUIerda Repu
bhcana» y d FLP LompuL>.ta5 por comum5ta>. catoheos obreros y algunos ex se
mman>.tas
(2) No e>. preCISO enumerar a e~tos «ekmento>. mas comprometidos de la Con
ferencla EPISCOpdl Española»
con leye'> que contemplen el dlvOl CIO, el abol to \ Otl a'> _UL,lJ'
nes que son admitidas pOI otl a~ rehglOne'>, por la moral moderno
v pOI los no (.revente~
.':>upre~lOn de la obllgatonedad de la en~eñan/a rLIIglO,a e,l Jo,
Centro,> ohoales
Independenua leal de la Igle'>lU frente al E~tado que ~e refleJc
en la libertad de acuon pUl a desan ollar ~u funuon temporal
medlUnte la denunu'1 plofetlLa y la adopuon d.: comproml'>o"
polltlLo~
Por el hn dd ConcOl dato
Por una Igle~la del Pueblo
POI la IIbel tad dc conuenua.,
POI 10<; dLl echo~ del hombl t' v la lIbeltad uudadana~ (1)

DUlante e~to~ dIecIOcho año~ -o ~ea de~de 1956, que la FUDE


dedara como comlenzo organlzado de la agltaclOn UI1IVcr'>Itana
ha~ta el malllhe'>to «El Concordato» de la~ comul1lddde~ de ba'>e de
abnl de 1974-, Id penetraclOn marxI~ta en E~paña d trave~ del
clero, orgal1lzaclOnc~ apo~toJ¡cas unIver~Itana~, mOVImIento~ ~o
clale~, colegIOs reJ¡glO~os, m~tItutos de Segunda En~eñanza, etc,
han recorndo un largo cammo
La metodologIa marxI~ta-Iel1ll1l~ta, con su tactIca de enma'>c 1
ramIento y promI~cuIdad entre orgal1lzaclOne" y dIngente~, '>e ha
revelado sorprendentemente eficaz en España, en donde Id acclOn
defensIva, a cargo ca~I exclusIvo de los poderes publIcos, re~ulta
muchas veces mcomprendIda V ob~tacuhzada por persona" v orga-
lllzaClOnes de mdudable espIntu catohco y antIcOmUl1lsta Porque
la de~onentaclOn y el desconocImIento de la reahdad ~e han Qe-
neralIzado, y a la coordmaclOn que parece eXIstIr entre las mmo-
nas filocomulllstas, no cabe oponer ma~ que los esfuerzos aIsla-
do~ de qUienes saben algo ~obre la medula y el cerebro que ::>rga-
lllza y conduce la subverslOl1 pohtIcorrehglO~a desmtegradora de
E~paña ConoCimIento de dIfICIl dIvulgaclOn y de todavIa mas dI-
fIcIl aSImIlaclOn

(1) Para valorar la ImportanCia de este reCIente documento de mOVImiento de


masas convIene recordar que en nOViembre de 1973 -poco antes de la llegada de
Casarah a España-, se Intento hacer llegar a la Santa Sede con la complICidad
de BLnelII un proyecto clandestll10 de Concord'\to elaborado por Romero de Lema,
el obiSpo Montero V el P Carvajal E,ta mamobra fr<'ca'-o y V\I10 al fin Casaroh
La le~puLsta fuc el enCierro en la NunCiatura cuya molivaclOn se dIO en un escnto
dc muy SimIlar contemdo al del mamhesto dL las Comumdades d" Base A la en-
ccrrona y sus ImphcaclOnes respondlO la Santa Sede en L O~servatore Romano a
traves del Jefe de Prensa profesor Ales'andnm diCIendo "es la cabeza la que tiene
quc ncgoual V no 10<; mIembros»
QUlza una mollvaClOn mas y no la mas rLll10ta del aSesIndto de Carrero Blanco
pudiera encontral ~e en el Intento de retra~ar e lmpedu a toda costa el entendi-
miento directo entre la IgleSIa Romana v el E~tado Español
AlltC(edellte~ pI 0'(11110, La Uf E (Ul1lOl1 fl1tenwclOl1al de Es
tlldwl1te, )

1 1 En dgOSto de 1962 -del 18 al 28- '>e ce1ebla en Lenm


gl ddo el VII Congl e'>o Intet ncluoncll de la UIE -con re'>ldenua en
Vocelova 3, Plaga- ruma el lldmdmlento del Congle'>o, entre
70 pal»e» y pur el lado e'>pañol, la FUDE (Fedu duon UI1IVer»ltana
Democratica E,>pañola) Se puede apOl tdl la relaclOn completa
En e'>te VII Congl e»o »e ti atan pi oblema» »oUOPOlttICO'> de todo,>
lo» paises y »e establecen acuerdo» de mten elauon

1 2 La UIE e» el orgal1l'>lllo que agl upa a las Ul1Ione,> nauona-


le'> de lo'> pcu»es comum»ta» Con'>eJo dG E»tudIante'> de Id URSS
ZSP o a»ouaclOn de e»tudlante» polaco'> FGU o fedelauon de G'>tu
dtclntes UI1lVer'>ltanos de Cubd etc a»1 ha'>ta 90 pahe» entonce,""
como queda dicho
ObjetIVO «Promovel el comUl1l»l110 lel1l11l<,ta a trave» de la
Unl\ el ,",ldad, hauendo trente comun con ll1teleLtuale» campe'>mo,",
y obrero,> »

1 3 En 1966 »e celebra en La Habana el IV Congre»o de la UIE


latmoamencano

14 Desde el 27 de marzo al 5 de abl Ii de 1967 '>e reune la


UIE en Mongoha (Ulan Bator)

1 5 En todos estos congre»os ll1tervlene España en pi opor-


Clon CleClente y dinamos exponencial

2 Orga1llsmos apelatIvos de la Ul E en Es pana

2 1 La UIE opera en España a traves del SDE (Sll1dlcato De-


mocratlCO de E»tudlantes), que adopta una nomenclatura median-
te la ultima letra segun la proVll1Cla de que se trate ASI, SDEM es
de Madnd, SDEB de Barcelona, \ SDEZ de Zdfagozo

22 La SDE es la Ul1lca reconocida pOI la UIE desde enero de


1967, como consecuenCla de la VI»lta de vano'> dldS a Praga, sede
de la UIE, del grupo español

23 Los promotores del SDE »on lo» sigUIentes gl upos poh-


tlCOS actuando en bloque

FUDE (FederaclOn Ul1lVersltana Democratlca Española)


UED (Umon Estudiantes Democratlcos)
MRU (MOVimiento de RenovaclOn Ul1lver»ltano de cate
dratIcos y profesorado de Unl\ ersldades e In'>tItutos)

2.4. La FUDE, que empezo como aSOClaClOn neutra, está mte


grada por elemento~ comumsta'> ahora sm cobertura de camul1aJ~
U'>an el emblema dc la hoz y el martIllo v lo exhiben en ~u~ reumo
ne~ clande.,tma~, pantleto~ v mUl ale~

25 La UED e~ una coaliuon de "catohco~» v comum~ta" dl'>-


fl azado'> de ~oclaldemocrata~

2 6 Amba~ FUDE) UED actuan IOtImamente umda~ (1) La


dualidad que Implica el nombre dl'>tlOto, es simple apanenCIa (por
cJemplo, la UED fue mVltada y actuaba practlcamente fU~lOnada
con la UIE en la reumon eUlopea de Zunch Ver "BoletlO Infor-
matIvc,,} de la UIE de octubre de 1966, pagmas 11 y 12)

27 La MRU es la AgrupaclOn de profe~ore~ y catedratlcos, a


todo'> lo'> mvele~ de la ensenanza Presidente del mOVimiento y
figura fundauonal es el profc~Ol Aranguren (Vease la "Carta-lOfor-
me de Aranguren a Madanaga presidente del Centro de Documen-
tauon V E"tudlOs de los exIliados españoles de Pans, CDE, del cual
era "u segundo directivo el trot~klsta GorklO» La carta es funda
clOnal v tIene fecha de 1 de diciembre de 1962 Rue Pa"qulel 42, es
el donllulio del Centro de EstudIOS) (2)

'} 8 El MRU fue montado abiertamente, o sea que no fue clan-


de~tll1ocomo las otlas orgamzaclOnes re~eñadas Tuvo lugar en la
Facultad de FIlosofIa de la Umver"ldad Compluten~e en noviembre
de 1962, por el profesor Aranguren en su lugar mas destacado (3)

29 Aranguren, AgUllar NavaIro, Jlmenez de Parga, todos del


MRU, colaboraron en el lIbro ComentarlOS CIVIles a la "Pacem In
tern 5», Junto con lo~ JesUltas DIez Alegna, Jose Mana Llanos y el
sacerdote Fedenco Sopeña, capellan e~te ultimo de la IgleSIa um-
versltana En este lIbro se defiende la tesIs de la colaboraclOn con
los comum~tas La captaclOn filocomumsta de los Padres Sopeña,
Llanos y Diez Alegna es tema muy IOtere'>ante que no cabe mclUlr
en la pi esente slOte'>IS Este llbro e.'> de enorme tra.'>cendencla como
apertura a la qUinta columna comunista de la IgleSia e.'>panola

2 10 Estrategia comun del grupo de OlgamzaclOnes reseñadas

"La de las alianzas con Lemn» (segun e~tudlO del comlte


de la FUDE de Derecho de octubre de 1963 ~obre la estruc-
turaClOn del sistema o metodologla a segUIr por todas ellas)

(1) UED quedo en 1966 Integrada en 10~ grupo~ pIOfetleos con el nombre de
ComunIdade~ ele VIda cn~liana
(2) La eal ta fundauonal uta como mIembros ele honOJ a Pedlo Bosch G¡mpera
Pablo Ca~ab Jo,e Flrrate Vera Fnmclsco GarcJ3 Lorca ClauellO Sanchez Albornoz
JOI ge GUIllen FederiCO de OnI~ Ramon Slnelu
(3) M Jll11UlLZ ele Parga AgUllar Navarro MantelO Tierno Galvan Tamame~
P<lblo Ca~ab Jo,e Ferrdte Vera FranCISco Garcla Lored ClaudJO Sanchez Albornoz
Balbelo Elo\ Tenon Marcelo VIgII
3 ObJetzvo:, comunes a la:, organzzaclOnes FVDE, VED y MRV

31 Ld~ ahanza~ fundamentale,> con

La Democraua Cn~tIana
Umversltanos de lo~ grupo~ llamados etmcos
DlsIdente~ de cualqUIer orgamzacIOn o dlspombles

3 2 En enelO de 1964 ~e funda la UED en la Facultad de


Derecho de Madnd, dande~tmamente Se funda con o medIante un
ComIte de CoordmacIOn, e Igualdad de mIembros, entre elementos
de RUIZ GImenez y la FUDE (comum~ta~) Ruzz Gzmenez a:,ume un
papel centrz:,ta clave, actuando a trdve~ de ~u~ ayudante~ de cate-
dra Pece'> Barba y Rodngue7 Arambern

33 A trd\ es pues de la UED (coahcIOn RUIZ Glmenez y comu-


mstas) ~e
mfiltraron lo~ comumstas faCllmente en los SIgUIentes
e~tamento~ v orgamzdcIone~ ndlIOnale~

331 En el Clero
332 En orgamzacIOnes apo~tohcas (a traves de las dos
nueva~ orgamzacIOnes hhales, FECUM, o FederacIOn
E~pañola Congregauone~ Umversltana~ manana~, y
la JEC, o Juventud E~tudIantI! Catohca)
333 En mOVlmIento~ '>oClale~ catohco~
334 En colegIO~, a trave~ de Id hhal AFS (A~ocJacIOn para
Id Formauon SOCIdl, ~Ita en el local de Cuadernos
para el Dzalogo de Heroe~ del 10 de Ago~to, 5) reClblan
5 documento~ mensudle~ de mentahzacIOn del clero
de la en~eñanza, elaborado~ en el Semmano de las
~emdndS Soudle~ de E~paña, a cargo del eqUIpo de
RUIZ GlmeneL

3 4 Toda e~ta tramd de orgamzacIOn queda controlada y dl-


nglda por la coahcIOn cn'>tIano-comum~taUED RUIZ Glmenez ~lrve
de cebo y tapadera paI a la captauon de ddeptos de tormaCIOn y
lOn\ Kuonc'> anlKomum'>ta'>

35 La UIE en el Congre~o de 1962 deCIde la tormacIOn de una


Coml~IOn de E'>tudlante~ de E~cuela~ Secundana~, dependIentes
del Secretanado de la UIE (VI Congre~o UIE )

36 En el VII Congre'>o de Id UIE celebrado en Lenmgrado, se


lehlltdn ya por lo~ eXlto'> logrado~ En e~te VII Congreso (ago'>-
lo clt- 1962) ~e m'>l'>1c en el temd, mdndando~e la creaCIOn en Es-
pand de nueva'> a'>ouaclOne~ de Segunda Enseñanza y la potencIa
Llon de la., va eXIstentes (( UmhcaclOn con la Umversldad en Id
dCllOíl v en la dlrecCIOn»)
4 Cúnstltlluon del SDE (S1I1dlcato DenlOcratlGO de Estudzantes)

4 1 El SDE ~e tundo clande'-tmamente PI mlercole~ 9 de mar


zo de 1967 en el conve'1 to de lo~ t ranCl~eano~ eapuchmos de Sarna
de Barcelona, hoy centro hlocomulll~ta de ~lIma actividad y extre
mI~mo E~e dla tuvo lug31 la A~amblea constItuyente
El proce'>o de e~ta Lon~tItuelOn e~ complIcado La decblOn se
tomo en Praga pero traea~o la A~amblea con~tltuyente deCidida
por la UllIver"Idad de ValencIa Entonce" pa~() a Barcelona, donde
~e logro al tm Con~tItuyo un enOl me eXIto del IDO C
42 En la Lon'>tltuCJOn del SDE en 1967 toman parte activa
gran numero de mOVlmlento~ catohco~ ya marxI~tlzado~ en mayor
o menor grado en ~u~ elemento~ dlrectlvo~ A~I ~e logra que orga-
llIzauone" de hmpJa eJeLutoIla catolILa ~e LonVIertan en punta~ de
lanza del LomUllI"mo, ya habJlmente mtroduudo en ella~ Pueden
utar~e la~ ~lgUlente~

- ALuon CdlohLd PdlrOlldl


- ALuon CalohLa Rural
- ALuoo Cdlohca Obn_rd ddulld
- ALuon CdtollLd IndependIentL
- CongrLna dI- la Mal e dL Deu de Monbe¡ rdt
- Delegauon Dloee~and de E"cult¡~mo (DDD)
FI anll~call<l
- Graduddo~ de Acuon Calohcd (E~tdbd alh entonce~ MIre! Mag-
dalend el dctudl filocomum~td de Id Nuevd Igle~¡a )
- Lhgd L,>plntudl dL \a Matc dc Deu de Mont~errat
- GUle~ de San t JO! dI
- In~tJluto Catohlo de E~tudlü" SOLldle~
- MOVImIento FamIliar Rural
- Juventud Obrera Catohla (JOCjF)
- Juventud Estll(iJantLs CatohLos dc Bal Lelona (JECjF)
- Juventud E~tll(hante~ Cato[ILO~ de Madnd (JECjF)
- FECUM de Madnd (ej Buen Consejo de Zornlla Jesllltas entre los
que destaLa Dlu AlLgna, promotor desde 1960 de la marxlstlza-
uon dl L~ta orgamzallOn tan ejemplar)
Es mterL"dnk haler llotar que po~tenormente se han ~eculan
zado unlO Je~uJtas que mtervmleron en Id marxlstlzauon del
FECUM
- JECjF dL Salamdnca
- VOJ (Vanguardias Obrerd~ Juvemles de lo~ Je5UJtas en las que
"ll nromotor "alerc1ote ]e'illlta se caso con una obrera)
- VOS (Ramd adulta de [d VOJ)

Fue pue~ un eXIto completo del SDE, la orgallIzaclOn deCldIdd


y planeada en Praga mtentada en ValenCia y plasmada en BaI
celona La~ dlheultade~ de '>u gestaclOn fueron un valIo~o mstru
mento c1e potenuaclOn y arranque
4.3. La aCClOn universitaria, institucionalizada por la UED en
colegios de religiosos de Segunda Enseñanza fue eficacísima. Cola-
boraron con el profesorado numerosos estudiantes de la VED con
gran entusiasmo y dedicación. De esta actividad surgieron impor-
tantes captaciones en la Segunda Enseñanza. La principal quizá
fue la de los marianistas a través de Cecilio de Lora y otros, que
pronto convierten a esta organización, modelo hasta entonces de
virtudes católicas y acendrado patriotismo, en sutil centro de la
«educación liberadora», el sistema educacional de la nueva Iglesia,
demoledor de valores esenciales politicorreligiosos, equívoco y con-
testatario hasta el fervor mariano, con proyección a todo el ámbito
nacional de la Primera y Segunda enseñanzas.

5. La organización internacional lDO-C


5.1. El IDO-C aparece en diciembre de 1965 y proviene del mo-
vimiento comunista de Polonia «Pax», que dirigía el polaco Piasec-
ki, desautorizado por el Santo Oficio de la Santa Sede en 1957, des-
pués de ser denunciado por el cardenal Wyszynski. «Pax» es, pues,
el origen de IDO-C, financiado por el Servicio Secreto de la URSS
y responde a idéntico objetivo, o sea a la comunistización o enfeu-
damiento de la Iglesia actuando desde dentro para su utilización
política mediante la instauración de una doble jerarquía paralela
y doctrinal además de ejecutiva (nueva Iglesia).

5.2. El IDO-C es un movimiento ateo y comunista sin someti-


miento jurídico eclesial, aunque algunos de sus miembros, sin duda
de buena fe, aparezcan como católicos practicantes y haya incluso
sacerdotes, teólogos y algunos obispos dentro del mismo.

5.3. El IDO-C en España lo integran, entre otros muchos, los


siguientes individuos relevantes, según la revista inglesa Approa-
ches de enero de 1968:
- A. Montero. Obispo auxiliar de Sevilla en la actualidad (Cerebro
n.O 1 al parecer e introductor).
- P. Martín Descalzo.
- E. Miret Magdalena.
- Ruiz Giménez.
- José M.' González Ruiz.
- P. Díez Alegría.
- P. Arias.
- Doucastella.

y bastantes más, cuya identificación con el IDO-C puede estable-


cerse o descubrirse a través de las ideas subversivas y tendencio-
sas que difunden, utilizando publicaciones periódicas y libros.
- (<<Editorial PPC,., revista Iglesia Viva, un grupo de teólogos de Sa
lamanea, muy activo en la actualidad, así como la «Ed. Abadía de
Montserrat» que avala, sin recurrir al imprimátur del Obispado.
gran número de publicaciones heréticas y filocomunistas de
choque).

6. La llamada «Nueva Iglesia»

6.1. IDO-C promueve la llamada «Nueva Iglesia», organizaclOn


de base y doctrina antropocéntrica y antiinstitucional, que tiene el
mismo objetivo de adueñarse de la Iglesia auténtica y ponerla al
servicio del comunismo (Cristianos por el Socialismo). La estruc-
tura de la Nueva Iglesia son las comunidades de base o grupos pro-
féticos.
6.2. IDO-C y «Nueva Iglesia» dominan un amplio sector de la
Prensa católica mundial, incluso en España.

6.3. IDO-C está en vías de dominar la enseñanza en España,


introduciendo la «educación liberadora» de Pablo Freire a través
del CEOP (Centro de Estudios de Orientación Pedagógica). presi-
dido por Mary Salas, y que constituye el brazo largo del INODEP
(Instituto Ecuménico para el Desarrollo de los Pueblos), de París
y Ginebra, para España, que preside Pablo Freire.

7. El INODEP y el CEOP, organizaciones de contenido y metodo-


logía ateo-comunista, constituyen el sistema educacional de la
Nueva Iglesia: la «educación liberadora» de Pablo Freire
7.1. Pablo Freire y su obra.

La «educación liberadora» ha sido objeto de un estudio sereno


y objetivo por parte del catedrático de Pedagogía de la Universidad
Complutense de Madrid, don Víctor García Hoz. Este profesor se
halla profundamente preocupado por la enorme difusión adquirida,
dentro y fuera de nuestra patria, por el sistema de Freire y por la
facilidad con que es aceptado en los centros educativos de la
Iglesia.
En una de sus recientes conferencias, publicada en marzo de
1974 por la FERE (1), el señor García Hoz dio lectura a numerosos
textos de las obras de Freire que ponen de manifiesto de manera
clara el contenido y metodología atea y marxista y la tendencia po-
liticorevolucionaria de la «educación liberadora».
Damos a continuación algunos datos que nos dan a conocer la
labor de Pablo Freire en Hispanoamérica, tomados de fuentes sim-
patizantes (El mensaje de Pablo Freire. Teoría y práctica de la libe-
ración, Ediciones Fondo de Cultura Popular, 1972):
(1) FERE (Federaci6n Española de Religiosos de la Enseñanza). Madrid.
- En 1961, Pablo Freire, respaldado por el Gobierno Goulart,
creó en Recife (Brasil) el «Movimiento de Cultura Popular»
y el «Servicio de Extensión Universitaria», del que fue di-
rector.
Como prueba de la influencia de estos Organismos, citan
el montaje de 1.300 sindicatos y la movilización de 8.500 y
230.000 campesinos en las dos huelgas de Pernambuco.
En nueve meses (de junio de 1963 a marzo de 1964) Freire
formó 6.000 coordinadores que le permitirían crear 20.000
círculos culturales y alfabetizar a dos millones de alumnos
en un futuro próximo.
El golpe de Estado de 1964 cortó esta labor. Freire enton-
ces fue encarcelado durante setenta días, acusado de «bol-
chevizar el país». La «concientización» de la alfabetización
de Freire no pretende «entrar en el juego», sino preparar los
líderes populares de la revolución.
En 1965 Freire se traslada a Chile, en donde un joven mili-
tante de la Democracia Cristiana (Waldoms Cortés), a pesar
de la fama de revolucionario adquirida por la «educación li-
beradora», logró introducirle en los medios educativos oficia-
les del Gobierno Frei.
Se creó la Oficina de Planificación para la Educación de
Adultos, que coordinaba y controlaba el CORA (Corporación
da la Reforma Agraria) y el INDAPC (Instituto de Desarro-
llo de la Agricultura y cría de ganados). Freire elaboraba el
material pedagógico, y recibía de ambos centros estatales
los medios económicos para el pago de los coordinadores
(maestros de Primaria preparados en cursos de treinta
horas).
De este modo Freire tomó contacto con las masas y reali-
zó una labor de «concientización» y alfabetización que la
UNESCO colocó en el quinto lugar del mundo.

7.2. Difusión de la «educación liberadora».

A partir de 1970 la difusión de la «educación liberadora» alcanza


dimensión intercontinental mediante la creación de nuevas plata-
formas de lanzamiento: el INODEP y el Centro Intercultural, de-
pendiente del mismo.
El INODEP (Instituto Ecuménico para el Desarrollo de los
Pueblos), creado en Chantilly (Francia) en una reunión en la que
participaron representantes de veintitrés países de América Lati-
na, Asia, Africa y Europa, es una asociación internacional que pre-
side Pablo Freire y cuenta en sus cuadros dirigentes con personas
tan destacadas como R. Rupasinghe, del Consilium de Laicis; P.
Bungener, director del Instituto Africano de Ginebra; F. N. Sougar
Agblenmagnon, delegado permanente de Togo en la UNESCO; F.
Farine, del Comité católico contra el Hambre y a favor del Desa-
rrollo; V. Cosmao, del Centro Lebret «Fe y Desarollo»; M. T. Ma-
lessy, provincial de las franciscanas misioneras de María; Paloma
López de Ceballos, religiosa española de la misma orden, etc. (1).
El INODEP actúa en París a nivel intercontinental, a través del
Centro Intercultural (dependiente de la Asociación Internacional
INODEP) y organiza cursos para «concientización» de educadores
religiosos y seglares, cuya duración oscila eotre un mes y dos años.
Como animadores de estos cursos figuran destacados promoto-
res de comunidades de base: P. Giulio Girardi, P. Chenu, etc., y
entre los miembros del equipo central del Centro Intercultural (34,
Avenue Rielle de París) se halla el conocido líder de dichas comu-
nidades, Georges Casalis, pastor protestante francés (2).
Representa en España al INODEP el Centro de Estudios de
OrientacIón Pedagógica (CEOP), que preside la ex dirigente de AC,
y en la actualidad miembro del Consejo de Dirección de la Unión
MundIal de Obras Femeninas Católicas (UMOFC), Mary Salas.
El delegado del INODEP en España es el marianista P. Cecilio
de Lora, secretario ejecutivo del Departamento de Educación del
CELAM. Este religioso, durante su estancia en Madrid (colegio del
Pilar), trabajó mucho junto a dirigentes del grupo político univer-
sitario «colaboracionista» que seguía a Ruiz Giménez, en la funda-
ción y lanzamiento de la Asociación para la Formación Social (AFS),
organismo muy influenciado por la ideología de Cuadernos para el
diálogo, que pese a las reservas de la Jerarquía, logró penetrar en
los colegIOS de religiosos y «mentalizar» a gran número de éstos (3).
Respaldado por la AFS, el CEOP viene organizando, a partir de
1971, numerosos cursos para religiosos coJl objeto de introducir
la «educación liberadora» de Freire en los colegios de la Iglesia,
filiales de institutos (regidos por religiosos), etc. Uno de los últi-
mos cursos fue dirigido por Mary Salas sobre la personalidad y la
obra de Freire, celebrándose en el colegio de Loreto (General Mola,
42), con fecha 17-18 de noviembre (4).
Prestan ayuda al CEOP y se hallan compenetrados con la «edu-
cación liberadora» los Movimientos de AC que, tras una situación
conflictiva con la Jerarquía (1966) se transformaron en comunida-
des de base (5). En una reunión de la CEAS con dichos Movi-
mientos se leyeron en el Pleno las siguientes declaraciones: «Nues-
tra línea prioritaria es la liberación, viendo la causa última en las
estructuras. Esto se hace muy duro a los adultos, pero ya hemos
encontrado un medio viable: la cultura liberadora, que va al mis-
mo sitio, pero no asusta tanto.»

(1) Documentación INODEP,


(2) Documentación INODEP.
(3) Informe sobre la «Asociación para la Formación Social».
(4) Programa de acción conjunta AFS-«Educación Lil?eradora••
(S) Programa del Curso (que duró varios meses) desarrollado en las Repara-
doras (1972-1973) por D. Tomás Malagón sobre «Educación Liberadora••
El CEOP cuenta Igualmente con la ayuda de las comumdades
de base en general
frelre esta en relacIOn dIrecta con el grupo de !>acerdotes Cns-
tIanos por el SocIalIsmo, que a raIZ de la reunIOn de ChIle (abnl
de 1972) fue rechazado por el CELAM Este grupo, patrocmado
por «Fe y Seculandad», «MISIOneras de Bernz», CIDSE y «JUStI-
cIa et Pax» de Hlspanoamenca, celebro una Semana de EstudIOS
sobre Fe CnstIana y cambIo socIal en Latmoamenca (7-15 de JulIo
de 1972)
Entre los Ideologos del MOVImIento encargados de las ponen-
CIas de la Semana (Gustavo GutIerrez, Gonzalo Arroyo, Hugo Ass-
mann, Jase Comblm, etc) figuraba el delegado del INODEP en
España, CecIlIO de Lora (1)
Frelre se mteresa VIvamente en el desarrollo de una nueva teo-
logla la «teologza de la llberaclOn», y propugna una evangellzaclOn
en esta lmea Esta asplracIOn le lleva a celebrar reumones en Gme-
bra con socIOlogos y tealagos de la «Nueva IglesIa» (Harvey Cox,
Gustavo Gutlerrez, Houlart, etc) (2) Se propone Igualmente el
estudIO de la revolucIOn cultural de Mao, mal comprendIda, segun
el, en OccIdente (3)
EXIste una smgular semejanza entre los cursos del Centro In-
ternacIOnal de DocumentacIón (CIDOC), fundado por 1van IllIch
en Cuernavaca (MéXICO), y los cursos que pocos meses despues
ImCIaba el INODEP Ivan Ilhch deJo la enseñanza oficIal para con-
sagrarse a la «educacIOn lIberadora» y propugno una socIedad sm
escuelas (Le Monde (26 XI 1972, P 22) Aquellos cursos, que habIan
SIdo prohIbIdos por la Santa Sede, a causa de los estragos produ-
CIdos entre los mISIOneros del Tercer Mundo, fueron autonzados
de nuevo baJo condlcIOn de retIrada de Ivan Ilhch y rectIficacIOn
total de onentacIOn (1969) (6)
La semejanza se explIca toda vez que, segun una reCIente pu-
blIcacIOn (4) de Ivan Ilhch, Pablo Frelre aparece en el cIrculo de
los proxlmos colaboradores En estas mIsmas pubhcacIOnes hay un
artIculo de Ivan Ilhch escnto en 1956, que no se pubhco hasta
1973, que propugna una sene de reformas de la IglesIa catohca
comCldentes con algunos de los postulados caractensücos de la
«Nueva IgleSIa»
Tanto el CIDOC de Cuernavaca como el IDO C promotor, como
es sabIdo, de las comumdades de base (5), se hallan en la lmea
de «contestaclon« de la IglesIa mstltuclOnal en favor de la IglesIa
cansmatIca, tantas veces rechazada por Pablo VI (6)
Paralela a la aCCIOn sobre los colegIOs de rehgIOsos, se reahza
(1) Programa de la Semana de EstudIO «Fe CnstIanq y CambIO ~oClal en AL»
(2) Notas del Semulano de Pablo Frelre celebrado en Roma el 20 22 de nOVlem-
bre de 1970
(3) Ib!dem
(4) CelebratlOn and Amareness y Deschoolmg Soc!ety Edlt Pungum Londres
(5) Comuntdades de Base y Nueva IgleSia EdICIOnes AcclOn Católica 1971
(6) IDO C depende de los ServIcIos Secretos de la URSS que dlrlge Serov y, a
través de este orgamsmo, reCIbe la subvenCIón del Estado SOVIétiCO
otra en el campo seglar: nos consta que maxlmos dirigentes del
INODEP, además de Cecilio de Lora, han intervenido en la reali-
zación de cursos sobre «educación liberadora» (1972-1973) en el
Colegio de Nuestra Señora del Camino de Puerta de Hierro.
Existe también una labor de alfabetización de campesinos tem-
poreros, cuyo centro piloto es Jaén, y otra en la misma línea en
los clubs juveniles y clubs culturales de las zonas suburbanas de
Madrid (El Batán). De esta labor se habló en público en la Uni-
versidad Complutense en 1973.
En el aula magna de la casa profesa de los Jesuitas, de Maldo-
nado, 1, y en el colegio de Nuestra Señora del Pilar, de Castelló,
56, han tenido lugar las más importantes jornadas de mentaliza-
ción de educadores de Bachillerato y EGB habidas hasta la fecha
en España (16, 17, 18 Y 19 de marzo de 1974). La AFS (Asociación
Formación Social, de Héroes del 10 de Agosto, 5) organiza, con-
voca, informa e inscribe a los participantes. Dirige los cursos José
Antonio Fernández y Fernández, colaborador directo de Pablo
Freire, auxiliado por Carmen Lora, autora de las fichas didácticas
"Pensad», y Carlos Miguel Radillo. Intervienen en los cursos audio-
visuales sobres «medios de dinámica social», numerosos sacerdo-
tes activistas procedentes de Venezuela, Ecuador, Panamá, Perú,
Uruguay, Paraguay y Chile. La cobertura religiosa de la subversión
comunista metodizada ha sido en estos cursillos bastante somera,
y observadores introducidos en ellos lo han hecho constar, como
síntoma evidente de la eficacia ya conseguida por la organización.

8. Objetivos políticos del CEOP, Comunidades de Base e Iglesia


Nueva
Pueden sintetizarse como sigue (en su aspecto más radical):

8.1. Iglesia carismática y no institucional. Negación de cuanto


la Iglesia ha venido enseñando durante veinte siglos.

8.2. Formación rápida de activistas filocomunistas-cristianos,


para la revolución en Iberoamérica. (España, por su idioma, idea-
lismo racial proselitista e historia, está especialmente indicada
para esta misión. Coincide con el criterio de Carlos Marx sobre Es-
paña expuesto en sus «Cartas».)

8.3. Desintegración del Movimiento Nacional español, eliminan-


do su carácter institucional y enlazado con la Segunda República
a través de «un vacío en la Historia».

8.4. Subversión en Europa y el Tercer Mundo, en colaboradón


de «vanguardia» con las organizaciones de otros países.
8.5. Mantenimiento a ultranza de la «estrategia de las alianzas
de Lenin», especialmente mediante la infiltración en los «estamen-
tO'> Intcll11cdIO'>>> dc arraigo regIOnal y local, potenClandolo~ pal a
una IlId\OI LIIL<IlI..l dL'>mtcgradora Il1telna una vez con~egUlda la
e<lpt ILion de lo'> elcmcnto'> duectlvo'> (Adhe~lOn aETA FAI )
olgal1l/<ILloI1C" l\... pOI1,\""ta~ o culturale~ locales de toda E~paña
CILduI1d G,dle Id VdILI1Lla \ Andalucw e~peclalmente)

86 AL 11\ 1'>1110 )u\cl1ll orgal1lzado Tel rOII~mo con elemento'>


¡1ILLOLL" putltll<ldo" U1 la'> Comul1ldade~ de Base

9 Pel \O/laS dntoe.-ada!> v orgamsmos e!>panole\ en C0I1e\lOn con


d CEOP

- «EditOrial Dom Bosco», cl Alcala (La ed e~ barcelone~a) Filo


Lomumsta
- Manamstas (ColegIOs Mayores mcluslve, como el Chamll1ade)
- Nucstra Sra de Lorcto (Sagrada Familia de BUldco'»
"Edltonal Tauru~» (Grupo Fierro mal1lpulado por P Jesu...
AgUlrre)
RcvI~ta El Cle/vo
Edl tonal o distribUidora "Zyx~a» de cl LCllda 80, FIlocomul1l~ta
v muy activIsta a traves de faCilitar Iibl o~ Lomum~tas cn Retiro'>
y EJeruuos EspIrituales
«Edltonal Marova»
«Edltonal AbadIa dc Mont~errat»
«EditOrial Slgueme»
«Edltonal Edlcusa»
«Echtonal Mar~lega» «Vida Nueva> PPC «MlslOn Abierta»
- Convento de MaJadahonda regido pOi mOTIlas de Sda F de Bur
deo~ (Opcrano~ Dloce~anos)
- Ntra Sla del Camino de CIUdad Puerta de Hierro
- ColegIOS del Sagrado Cora70n
- Oblato" de P07uelo
- ParroqUIa de la UVA de Fuencarral (Filocomumsta)
- ParroqUia de la ConLcpclOn (inflUida ma~ o menos veladamente)
- Ca"a Central de EJercIclO~ de la MoraleJa
- Iglcsla dcl Esplntu Santo
- «Edltollal MILS»
- IgleSia dc la Ciudad Umvclsltalla
- Igle~Ja" de Moratala... (no toda~)
- Club jU\Lml de «El Batan»
CLntlo Piloto de Jaen
- In.,t1tulo de 2' En~enanza Ntra Sra dc FatIma (cambIado el
nomblc pOI el de In~l1tulo CullUlal Elfos)
Sao amenl1l1o~ el Alcalde SaIn7 de Bal anda, 3 ) demas conven
to~ \ centlo" palloqUlalcs

POI no cltal mas que algunos nombres de Madnd o relaclo-


nado~ con la capItal En Barcelona ValenCia v Sevilla, por eJem-
plo la J¡~ta ~e alargalla vano~ foho~
CEULIO DF LORA (MananIsta)-Ddegado de INODEP en Es
pana y agente dKal dL Frelre Pertenece a Cnstlano<, pOI LI So
Clalt~mo Partlupo en el encuentro de El Esconal ya en Juho de
1972 palloulldUO por el hloeomunI<,ta de «Fe y Seeulaiiuad» P Al
varu Bolado promotol activo de la ASF Autor del lIbro JI/ven
tud AUual prologado pOI RUl7 Glmenez Secretano E leeutlvo dd
Secretanado de Eduedclon del CELAM A su ge~tIOn ~e debe en
parte el mfo! me favorable a la Educauon LlbeladOla aunque de
tualmente el CELAM Sé ha opuesto decIdIdamente a la ml~ma,
como ya ~e ha dICho, oponIendose p e a la cekbrauon ud Con
greso dé Cn~tlano~ pOI el MarxI~mo de ChIle y de El E<,eonal
mantIene relauon con Combltn Rugo etc todos eolaboradore<,
de Frelre
- QUICO ARGtJELLO - Estudmnte de Bellas Artes Comulll<,ta an
tlguo aunque muy camuflado en ~u exaltaClon reJ¡glO~a Orga1ll7d
dor d., Comunidades de Base, conslgulO ImpreSIOnal a monsenor
Morcillo Su eficacIa prosehtlsta es a~ombrosa y de ~u actlvlddd
han ~ahdo gran numu o de orga1ll7auones apertun~ta~ marxlstl
Lada~
- JOSÉ CAPA (conocIdJ como el Cotl) - Ex cura de Olcaslta~ hov
casado Captado al eomUnI~mo por el LOmUnIsta ahitado al Par
tIdo Carlos Romero, pertenecIente a la VED y promotor prmupal
del SDE Colaborador mtImo de Carlos Romero en OreasItas en
las reunIOnes nocturnas de semmarIstas y obreros dl~uehas pOI
la Pohua en 1964 1965 Causante de muy graves dlsgU'iLo<, a D Ca
SlmIlO Morcillo poco ,mLes de su muerte Carlos Romero expulsa
do de Canta~ eontmuo ligado a Capa Intehgente, ambIClO~O y con
don de gentes pat ece poco IdentIficable con un actIVIsta del eo
mUnI<,mo, MIembro organIzador del CEOP ha dIrIgIdo gran nume
ro de eur~illos ultImamente 78 de abrIl de 1973 en el colegIO
MayOl Chammade de lo~ Manamstas y en el InstItuto Cultural
EIfo~ dependIenlL del Beatnz Gahndo 8-91972 en Ntra Sra del
Cammo etc MKmbro del IDO C y gran propagandIsta entre el
clero Ocupa un alto cargo en la FundaclOn March apoyado por
un relevante pollLleo actual, en donde se ha ganado la confianza
de lo" directIVOs La FundaclOn March, financIa trabaJOS y teSIS
doctorales a veee~ muy ambIgua~
- MARY SALAS - Dlllgente de la UMOCF (Umon MundIal de Or
gam7auones CdtoJ¡ea~ Femenmas pre~Idlda pOI Carmen VICto! y)
Muy mt1Lllda la UMOCF y por INODEP de FreIre y CecIlIo de
Lora Pre"ldenta del CEAP Redactora de VIda Nueva y del nuevo
<,emanano Lll~ , Villa Directora de mfillldad de cursillos para
educadore~ como p eJ d de Loreto en novIembre de 1973 y el del
ColegIO dd Pilal en mdl.lO de 1974 (Con mtroducclOn de todos
lo~ J¡blo~ dé la «EdILürul Zyxsa» de dIvulgaclOn marxIsta)
- PALOMA CEBALLOS - RcltglOsa francIscana mISIOnera de Ma
na dlllgLntc en Pdn~ del INODEP
- P LLANOS - DIlIgente de Comumdades de Base Desde su pa
n oqUla del POLO del TIO Rmmundo promueve y dIrIge el desa-
rrollo de la llamada Nueva Igle!>ta Coautol del libro de la aper
tura al comumsmo COl1lel1tUlIO'i CIVlle!> a la Pac-em 111 Terrl!> Su...
pnmeros 15 anos de apostolado en la~ congregauone ... Malland'"
constItuyen ahora su mayol agra\ 10 Abomma de aquel <;acerdo
'-lO ~anto tan abnegado y ejemplar que tantos catolIcos re'-uel dan
con cal mo , agradeumlento Imperecederos El ca~o del P Llano...
mueve a una profunda candad haua todo~ e~to~ lelIglO~o~ tan
de~\Iado~ de buena fe
- P GAMO - Promoto. de las Comumdades de Ba~e de Moratald/
, agltaelOl polItleo a traves ele ...us hornillas dIalogadas TI abaja
como enfermero en la chmca La Pa/ en donelc adua como ddl
\lsta
- OBISPOS TORlJA y DORADO - Ambos fuertemente mf1uluo",
pOI la Nueva IgleSia, ll1tentan la transformaclOn de A C \ el Apo~
tolado Seglal en la lmea ele la~ Comulllelade~ de Ba ...e
- TOMAS MALAGóN - Fundador de la HOAC (Hermandad OblLrd
de A C ) tran ... formada en comumelad de ba...e mediante el com
promlso pOhtlCO de colabol aClOn con el marxismo ColabOl adOl
actual del CEOP
- P DJEZ ALEGRJA - Incesante divulgador de Idea... demolLdo
ras de la IgleSia en 01 gal1lzaclOnes apostolIcas que culmma eon
el libro Yo creo en la Esperanza, de dlfuslOn maSIva euya cntlLa
teologlCa auton7ada ha hecho el Je~Ulta P Igal tua
- P MARZAL - Seculallz3do y eXllIaelo en Franua
- RAFAEL BELDA - Dlfu...or en los <;emmanos del Norte de E ...
paña de los prmClplO'" ele la llamada Teologla de la hberauon
promOVida pOI los CII'>llano" pOI el souahsmo condenados por
el CELAM

10. Loreto, Manamstas v ColeglO de Nuestra Señora del Camzno,


como eJemplo de resultado!> concretos de mentalzzaclOn de
relzglOsos educadores a trave!> de curSIllos de «educauon lIbe
radora», dlngldos por «COtl» Capa, Marv Salas, CeclllO de Lora
y vanos di71gentes franceses del 1NODEP

101 Loreto calle del Genel al Mola, 42 Madlld

HabIl mentahzaclOn de las mñas empezando ya pOl las de mu\


corta edad Mediante la tormulaclOn de "postulados relteratlvo~»
contra la autondad cIvIl, contra la autondad de la Jerarqula eele
slástlca V contra la autondad de los padres La aphcaclOn de la
en~eñanza hberadora eXIge una preparaclOn precoz tomando la
«lIbertad» en ~entIdo temporal como eje de las enseñanzas SOCIales
y relIglO~as del colegIO (Cantlco~ e hImnos con la hbertad como
tema obse~Ivamente dommante al comIenzo de las clases y en la
IglesIa)

Véase un ejemplo de esta mentalInclOn precoz tomado a la letIa de


los mIsmos cuadel nos de cla~e de las alumnas.
Ctte\llO'WIIO de RellglOll

1" Expcllcnua pCI ~onal


2" Contl a'>tal lu cxpCllenua Lon la dc otro~ Elige la po... tura de lIber-
tad quc ma'> te LonvcnL~
3 < !:.'>quema '>obl C la 1Jbertad a pal tlr de la blbliogl alía.
4 llumlllauon LI I~tlana del tema
5 Tlaba¡o en eqUIpo.
6 PUl~td en lomun

a) (Que enlIcndc'> pOI libeltad)


b) (Te ~I~ntc... libl e adualmente? (POI qué-)
l) (Que helho~ de tu VIda te ImpIden ,>er hble?
d) DC'>L1lbe und '>1 tuadon en la que haya~ ~Ido Lompletamente 1I-
bl e , Otl d en que no te hayas ~enlIdo libl e.
e) Segun tu oplllIOn, (en que Lonsl~tIna el lompOI tamiento de un
hombl e lompletamente libre'

Cdlllt(o IIwllIwl

NUESTRA LIBERTAD

1Libel tad I I LlbeI tad I I NuestIa IIbeI tad / no e, gl atls, e~ vel dad I un
pI eLlO quc hay que pagal I hay que ~acllhcal / pOI la lIbertad.
LlbeI tad e~ una palabra muy popular / Ma... pal a manteneIla un
pI eLlO hav que pagal I Cada generacIOn la tIene que ganal / porque
no e ... algo que ~e pueda heredal.
Nue~tl a hbel tdd

Cdll/lto ell la 1~le!>l(/

Llbl C lomo el '>01 luando amanece, va ~oy libre lomo el mar,


libll lomo el avc que e~capo de su pn'lón y pudo al hn volar.
Llbl e lomo el \ lento que reLoge mI lamento y mI pe~al,
ldmlllO <..111 le~dl dLlI a~ de la vel dad, ,obre lo que e~ al fin la lIbertad.

fl a ...eoiogld tendenclO~a de clal a intencIón ~ubvel ~Iva, como


por eJcmplo

CII~tO e~ un levoluLlonallo y un pIC~O pulitlLO, lomo Lumumba


el Che Gue\dla o M:lrtm Lutelo KlIlg, que \IVIO en un régimen
ho ... tIl lomo el de E~paña
En ZdmOI a ha) l!1ra~ preso~ pOI pi cdlLal el EvangelIo, enseñal
a Io~ pobre:, o predILar la JusticIa
- La polIua e:,pañola pIlla a io~ cUla:, ponIendo panfletos y explo-
sivo~ en los Lonventos.
- El Goblernu E~Pdñul pl~Oted lo~ deleLho~ humanos
- Al Papa hay que entenderlo ddultamente y e.'> una opmlOn ma,
E! Pnmado de E~pañd no tIene autundad La doctnna \ lene de
Id Bd~e
Ld Bd~e 'e e~LU(_hd en la humllIa dlalogdda, e~ valIda la LOmUl1l0n
por autosel \ ICIO y el LeILbrante puede deCIr la ml~a ~m orna
mLnto~ (Ld pdldbrd mlSd e~ta proscnta en el nue\o e~tIlo)
- Se prohIbe drrodIlldr~L dnte d Santl~lmo
- A Carrero Bldncu lu d~e~mo FranLo
- RelIglOn al ~el \ IUU de lo~ hombre~ Opuon de Fe La Doctnna
.'>010 pI adlU/ V ~Upl L~lon del Lateu~mo etc, etc
- Opre~ure~ y opnmldo~ ¡Ha\ que ganar la IIbel tad l

Conoudo lo que antecede por ld~ dutondades CIvIles y ecleslá~­


tIca~, ~e promovIeron tre~ mve~tIgaclOne" ofiClales paralelas (Pre-
sldenCla, EJeruto, EducaclOn y ClenCla) (Febrero y marzo de 1974 )
Ademas de una cuarta del ArzobIspado, dlnglda por el señor
Estepa

De ld~ LIe~ pllmeld~, ~olo en la de EducaclOn V CIenCIa ~e ha dado


audlencld d lo~ pddre~ dL dlumnd~ Como cun<,ecuenua se deCldlO el
uene del ColegIO v pOI mtervenuon dIrecta de Mn~ Tarancon y Lomo
~olucIOn alternatIva la ~eparaoon de unco relIglO~o~ La cuarta Iil-
ve'itlgauon del Ar/obl~pado tue una ~Imple tar~a en la que ~e consul
taron d 8 alumna~ (4 de 5 de BaLhIl!Lrato y 4 de 6 ) elegIdas por una
de la~ RelH!lO~a~ ~eparada~ La Lon~ultd lue a toda~ Junta~ empelan
do por la DLlegadd dL Cur~o de 6 qUL mal1lfe~to 'iU adhe~lOn a las
monla~ v a la Ln~enan/a del ColegIO e Igual hloelun la~ dema~ alu m-
na~ ~alvo und Lon~ultdda en ultImo lugal que mo~tro ~u dl~conlorml­
dad Lon la~ Ln~enan/a~ dL polItlLa V relIglOn y pILO~O datos [rrefuta
bk~ muy LOmp¡ ometedul e~ pard el ColegIO Se ~u~pendlO la mve~lIga
oon ~m Lun~ultal d dlumna~ hl]a~ de deelaJante~ en el expedIente del
MIl1I~tet 10 dc EduLdUOIl v CtenUd
El Sr E~teDd cho mtormL fdvorable al ColegIO y uto en ALoon Ca
lohLa d Id Juntd dL PddtL~ dL Fdmlhd pelO ~e nego rotundamente a
añachr en la~ LonLlu~lUne~ del Intorme -artIfiCIo~o y cauto- que pO
dIan -en lo que LOnLLrl1td a la mve~tIgduon del Ar)'obl~pado- mcor
porarse dI ColegIO lo~ 5 rehglO~o~ ~u~pencj¡do~ Y aSI por deo<;IOn úl1I
lateral y ~1l1 Lontal Lun la dulOlllduon e~cnta de la Igle~ld m del
M de E y C ~L han Il1corporado \.1 e~til~ per~ona~ a la enseñanza
Novedad Ld~ t111~d~ ~L cekbldn al pdreLel ~m ornamento~ y ~e con
tmua el auto~el VIUO LULdn~tlLo V la~ homlha~ dlalogada~ de ba~e
(Marzo, 1974)

102 En Manam~td~ de Vdlenud

Cur~o<, de mentalILauon d Lhlco~ de 14-16 años, de caractenstl-


cas muy ~lmI!are~ a ld~ de Loreto con la grave novedad de exhl
blclOn de lotogralIa~ de mUJere~ con el pecho cortado y hombre...
ca"trado" procedentes -según los marianistas- de los archivos se-
creto.., de la PollCla española, y que corresponden a perseguidos
por el RégImen de franco. La mdefenslón de lo" jóvenes ante estos
método" es total, y su captación, asegurada.

10.3. Nuestra Señora del Camino, de Puerta de Hierro.

Conferencias o encuentros dirigido" por sacerdotes franceses y


españole", en lo" que se predica el aborto y el divorCIo dentro de
la «recta mterpretación de la doctnna de la Iglesia» (<<Interpre-
taclOn adulta».) Las alumna.., quedan a"í vinculadas al llamado pro-
gresl"mo de la Iglesia.

10.4. En todos e"to" colegIO", la acción del INODEP incluye


como parte pnnClpall"lma la ellmmación de los relIgIOsos que re-
.~ultan de dIfíCIl mentalzzaclOn v que se resls ten a aceptar los equí-
vocos de la llamada Nueva Iglesia (A veces, el 80 % de la comuni-
dad queda elimInada en pocos años.) Para con"egUlrlo se recurre
Inclu"o a la expulslOn antlcanómca (caso de la Rvda. Madre Na-
tiVidad Sánchez, del Colegio del Sagrado Corazon, por pretender el
cumpllmlento de la Regla), ° al escándalo "acrílego (como en Lo-
reto, accIOnes sacrílega" entre rellglO"o" delante o junto al Santí-
"Imo en pre"enCIa del capellán que "e trataba de ellmmar), o al
e"candalo en «encuentros» en Casa" de EjercIcIos, en donde los
«lJbro~ de e~plntuahdad» ~on bIOgrafías de revolUCIOnarios co-
mum~ta" y anarqUlsta~, ademá~ de llbro~ de mentallzaClón mar-
xi~ta.
En una Ca~a de EjerclclO~ lue e"cuchado con estupor que las
monJa~ declaraban exta~lada~ no haber sentido mayor emoción en
su vida que cuando le" leían la VIda de Angel Pestaña y el «Che»
Guevma

11 En deflmtlva, la orgamzaclOn comumsta IDO-c' a través de


la IgleSia Nueva v los INODEP-CEOP como sistema educacio-
nal, así como con las comul1ldades de base como estructura,
tratan de realIzar en España v en otros muchos países y Con-
tmentes las consIgnas del «LIbro ROJO» francés, CUyOS objeti-
vos más Importantes convergen en la des estructuracIón de la
Iglesia y los Estados no comul1lstas, sean cuales fueren, y por
tanto en contra de la consolidacIón del Movimiento Nacional
surgIdo del 18 de JUlIO, en la utIlIzación de los misioneros es-
pañoles para promover la revolUCIón en Iberoamérica y en
Europa, en la sus tltUClón de la Iglesia Institucional en otra
cansmática y antropocéntnca sm dogmas ni clero, fragmen-
tada en comunidades de base a las que inspira el Espíritu
Santo, regidas por el diaconado que imparte doctrina consul-
tada al pueblo, «la base» (democratIzación de la acción del Es-
píntu Santo), y ejercitando la denuncia profétIca. (Acción so-
Cial revoluclOnana desde la IgleSia.)
11 J Lo "uLul Ido e:n el <- olcglO dL LO! eto, de: Genel di Mold 42
-Ln donde: ti d" do" mL'>e" de dLtuduonL" oJludlc'> y con'>LcuLntL:
dcu"lon de ULIIL, todo '>lgUL IgUdl di pdl LLel- e" muy Il1tele'>dnte
"1 '>L dndllhlll Id'> I LdLuone'> de lo'> cOlegiO'>, 01 gdfll7auone'>, pel ~o
ndh(!clde'> POhtKd'> " Id PI en~a El UI,U Luz elo nu fla éundllldu, pOI
)UplIé'/O /7UO PUllllié la tener lI//(l Idea eh la fuerza de,plegada
fJOI la 1¡.,fL ,/iI paz ({lel({ del IDOeen ludu) lu, e,tal11en/u, , .,e(/u
In de l({ II({(IOII

111 O-Se tlata de pre'>entat el La'>o LOILto Lomo un .l(.lque dL lo'>


lIltLgll.,ta'>leacuonallos, con(la lo'> LoiLglO'> ILiIgIO'>O'> qUL '>Lgun Lllo'>
Il1LLntan IcnO\at~e en Id lInea dd VatILano Jf
11 1 1 - A lo'> dlumno~ de lo~ Mal Ialll'>ta~ ~L iL'> dILL Ln Id'> Lid'>L'> ]UL
las 1 eiIglO~as de LO! eto e~tan ,>ulllendo pel ,>eLuuon \ Lalumllla \ qUL
son una'> monJd~ eJcmplare~ (Como la adhe'>lOn dio'> '>aLel dotL'" dL
la ETA de la carLel de Zamora)
11 1 2 - En el Sagl ado Cora/on ¡gual
1113-1:,11 112. le <'1.'<' del Barno de Salamanca Igual P q e11 la Con
LepclOn, uno de cuyo~ ~aceldotcs colabOla con el CEOP (Plopagdndl.,td
dd abol to " el LtJvoruo en Nta Sra del Carnlllo de Id CJUddd Puel ta dL
HICIIO)
1114 - Al (¡culo de Carandell en la IcvI~ta de BaILelona TI/unfo
(DIlLctOI Mllet Magdalena, Heroe~ del 10 ele Ago'>to, 5 de Madlld v dI
IIOLJlle dLl IDO-C ver EdItOrIal CIO «El IDO C und )elalqula pa
lalela» )
I1 15 - Numero casI mtegrdmu1te dedlLddo al tLma balO el tItulo
«La 1 ebehon (le la'> monJa'>>> en Id revI'>ta fabarnente bUl'>atIl CambIO 16
11 1 6 - Adhe!>1011 del ColegIO de DoctO! e~ y LILenuado~, es de pUl a
10gILa, PresIdente - Terron, filocomulll~(d v Pre'>ldLnLL ele la 01 galllza
Clon COllllllllsta camuflada «AmIgos de la UNESCO»- Seu etarIO -Lul!>
Gomu LiOl Lnte LabLulla mal \.I~ta en la ul1l\er'>ldael- BlblIoteLarIa
-PIlal LULenelo, e~po~a de Pedlo Altare:'>, DlrectOl de «Ed Cuadel no'>
pal a el dialogo», o !>ea, IDO C-, etL, etL

112 La actuaclün, pue~ de IDO-C en E~paña a tlave~ de la


Pren~a ) orgal1lzaclOnes e~tl ucturale~ ) educacIOnales Lo~ hbl o~
de Frene ~e venden en hbrena~ catohcas de '>lgno apo~tohco y "e
encuentrcll1 en b¡bhoteca~ de m~tltuto~ rehgIO'>o~
El IDO-C actua tamblen a n¡vele~ ~llperlOre" ple~lOnQ/ldu a pel-
~Ol1aJes polztlC05 de buena fe '\ I/lentallzandolu~ haua la Nueva
Igle.,za

MadI Id, abr 11 de 1974


LAS CONVERSACIONES RESERVADAS DE MADRID EN 1976

Durdnte Id pnmdvere de 1976, el leudcnal VllcntL tnllqul y 1elldn


lOIl, junto con el pi ofe~ol Fcrndndo Sebd~tIan Agudal mdntU\ ILI on ~()n
un grupo de penOdl.,td~ catoilco., ~entrc lo., qUl ~e enlontldbetn Lu¡"
Apo~ tua y el autO! de e~ te ilbro~ ulla 1eUlllon I e.,crvada cn un con
vento pI oXlmo a Id Avelllda de la Mondod de Madnd donde lo., IIU',lll.,
ecle~ld~tllo~, que demo.,tldlon una cabal lI1(ormduon .,oblc lo~ mO\1
mlento~ lIberdCIOl1l~ta~ IdCliltalon a lo~ pel IOd.~ta~ und completa dOlu
mentaclOn .,obl e Cn',lldnO., pOI el SOUe)il~mo, pdl te de c.,a documl n
taclOn Id hemo~ utlilzado \a a tondo en e~te hbro El plolc~o! Sebe)"
tlan Agudar pronunuo una Iclllon llena de dato~ \ sugerenlld., qUL
demue~tra digo Importantc Id Igle~la de E~paña e~taba Vd en 1976
períectamente JI1formada no ~olo ~Obl e lo~ mOVImientos ilberaCIOl1l.,ta.,
en E~paña y Amenca ~1I10 tamblen ~obl e ~u ba.,llo caractu mdl XI~te\
y ~obre ~u~ lI1terconeXIOne., El autO! bd~a el re~umen ~lgUlente ~n la.,
nota~ que tomo durante aquella~ cor¡ver~duone~ I e~ervadas
Imuo su lecuon el pi ote~or Seba., tlan pre~entanda la c~enCla de 1a
teologla de la ilbcraclOn, con antecedente~ en el mOVImIento de CdmIlo
Torre~ y en la conferenCia de Medellll1 La clave de la TL era rechaEdr
el duailsmo cuerpo-e~plntu que tundamentaba la ahenacJOn del antenOl
pen~amlento cn~tlano, pala la nueva con lente la ml~lOn de la Igle"la
e~ la ~alvauon JI1tegral, la humal1lZaClOn de Id ~ollcdad V del hombl e
Es «una teologla de tren y de dutobu~c~ de acclOn» Para el mOVImiento
Cn~tJano~ por el SOClail~mo (Identlhcado con TL segun el ponente) Id
plomouon humana y pohtlca e~ ml~lOn directa de la Igle~Ja Y la sub'il
gUJente ruptUJa de las e~tructura~ ~oClale'i E~ un nuevo constantJl1I~mo
la Igle~la, rectora de una nueva ~olledad clvd Se cItaron lo~ nombl e.,
de Gu.,tavo Gutlel rez y de Hugo A'imann como portavoces del movl
mIento A~mann era «ma~ marxI~ta» V partIcIpo en la tran~IClOn de la
Teologla de la LlberacJOn al movimiento Cnstlano~ por el SOClail~mo
Se exphco d lo~ penodl~ta~ catollLo" e"pañole~ que «en la SOCiedad
moderna -para TL/CPS~ hay que actuar mediante lo~ ImtlumentO.,
POiltICO", que la calidad .,010 puede eJercer~e mediante la lucha de
clase~, que no hay ma~ JI1~trumento poiltlco que el mdrxl~mo, aunquc
la TL utlhza el marxI~mo con preten.,lon de no Identlflcal ~e con el Pero
mItIfica al mar~bmo como CIenCIa de la~ realIdades 'ioClale~ Se calIfico
d Ennque Du~~el como <<ldeologo de CPS de~bordado por sus empeno~})
Para el profe.,or Seba~tlan la base de la cntlca contra CPS sena
que trata de Imponel el marXI'imo pO! motlvo~ rehglO~os que ~u e~tra
tegla para la reforma de la Igle~la consiste en que la Igle~la debe marXI.,-
tlzar~e, que debe optar~e mal1lqueamente pOI la clase opnmlda contl a
la opre~ora Se obhga a la Igle~la a embutu ~e en Id cla~e proletana
En concreto el teologo Hugo Asmann l1lega toda trascendenCia
Al Implantal pOI metodo~ levoluclonanos una convivencia cn~tJana
el evangeho del (¡beraCIOl1l~mO ~e convierte en un codlgo de conVIVenCle)
"OClOpolítlca de clave marxl~ta En e~te sentIdo el teologo e~pañol Al
1I edo FlCfI O habla de Evangelio beligerantc c'>tc tcologo bu'>ca. '>egull
1Il0n~eñor Seba~tIan, un e~tatuto ClentIfico PO'>ltlvl'>ta para la teologl.1
\ Id Igle'>ld Entl e lo~ promotore~ del Iibel aUOl1l'>mo en AmcIlC.a ~end
¡dbd el plofc~or Seba'>tIan al obl~po Ca'>dldalIga cn el Matto GIO'>~O
8Id'>Il, «que '>e ha '>olIddllzado con el pucblo medlantc plantcamlcnto'>
dcmentalL'>. no rddILale~ pero '>111 lomper la ti adILlOn» De'>de entoncc,>
como ~dbe Li leLtOl, el obl~po-poeta Ca~aldaliga IdcntIfIcado dc llcno
con la prd,(l'> mal ,(I'>U, ha avan7ado mucho haua Id 17qulel dd
Para el pi ofe'>or Sebd'>Íldn debe eVltal '>e de~dc la Iglc'>ld «cn lo
uentIfIco, la mdgl1lhc.lLlon del mdlXI~mo ) dc lo polItIco como und p.l
I<mcd pal a Id cdlldad» pOI que en TL/CPS «f al td tot.tlmcnte Id tcOIOgld
de la gracia, no crcen en el pecado orIgll1al, '>1110 que pal tlLlp.ll1 Jcl
optlml'>mo nldl,(l,ta dI ,aualIzar la re\oluuon, '>1 fldCd'>d la Ic\oluuon
lo~ CP~ pierden la te»
«Lo, obl'>po'> -decla el profc'>OI Seba~tlan, que dun no lo u .1- ,-'>tan
a~u'>tado~ con CPS en E.,paña» En cl CiclO e'>panol habld entoncc ...
(1976) uncuenta '>aceldote~ lIderes de CPS. v uno'> tre~ '>accldotc'> pOI
dlOce~I~, excepto en algunas como Madnd v 8arcLiona con \Cll1tL Jc
'>el'> a diez en ValladolId El ~acerdote plen~a quc .,1 no e'> IIdu pOlItlLO
en '>u barrIO no cuenta, pero cuando haya lIbertad -dcCla el prolL'>ol
Seba~tlan- lo~ curd'> polItlco~ deben rede.,cubnr ~u funuon I clIglO~a »
Señalo a CPS como tuente del partido de extl ema IzqmcI da ORT la~
Vanguardla~ Obrera~. la JOC, la~ oblas de lo~ je,ulta~ \ 1.1 «FuelZa
~ll1dICal» ~lmIlal a 1,1 USO En la ORT «hay curas pOI docena'> cn Valle
ca., MOlatalaz, VIlld\elde. U~ela v Vlcalvaro. pOI cjcmplo el '>acudotc
Jlmenez de Parga»
El prole~or Sebd~tIan apunto en e~ta~ con\ er'>dClOne'> I e~en add'> und
protunda cntlca al mal '(I~mo Al e~bozar la tactILa a '>egmr ante TL/CPS
dilO que lo~ Iiberauol1l ... ta~ no hdcen un ~ellO analI'>l'> de la teona de
Marx, ~mo que la tomdn como ab~oluta y ~upue~ta Centro el laho
clentlfi~mo de Mal,( en ~u cntlca al capltah'>mo V en '>u teOlla de la
lucha de cla~e~ NlI1guna de la~ tesl~ de Marx -dl]o- ~on vahda~ en
lo pOSitiVO aunque ~I en el a~pecto cntlco El metodo pal a acceder
realmente a la ~oueddd comunista e~ pura utopla Debe colocal '>e a
Marx en el contel\.to del pen~amlento em opeo de ~u tIempo la üllgll1a
hdad de Marx qucdd cn entredicho ~I ~e hace a~1 EntIe lo~ pcn'>adorc...
que roban ollgll1dlIddd .1 Mar'(, el protesOl Seba~tlan uto a FI cud, d
la e~cuela de FI ankl UI t y a Kant
Como habl a podido ob~erval el lector, e'>td~ convel ~auone'> I e~cI
vada~ de 1976 demue~tl dn que la Igle~Ia de E,>pand po~eld Vd hdua Id
mItad de la decadd de lo~ setenta una II1formauon muy completa .,ob, e
los mOVlmlento~ IIbel dUOl1l~ta~ V sobre ~u Impldntduon en E~paña E'>
una nueva pruebd de~pue~ de las convel saclOne~ de Toledo SIl1 embdl go
la IgleSia de E~pañd no habla hecho aun, a jULgal pOI la~ actas de
e.,tas dos conver~auone~, 111 un analI~ls profundo ~oble la ImplegndclOn
mar'(l~ta del hbelauol1l~l11o, 111 menos un estudIO ~oble la nueva condl
ClOn de España -yen concl eto de los JesUlta~ e~pañole~- Lomo centlo
loglstlco de la hbclduon y como puente cultulal hberaClOl1lsta entl<'-
la Teologla plogle~l~ta eUlopea y lo~ frentes de la hbclaclOn en Amencd
La mformaclOn c'>taba va entonces dlSpol1lble aunque dlspel sa, tal taba
pel'>peUIVd nc\tLll almente \ ~obraba ob~e~lOn púhtlca en la Igle~m de
E~pañd, empenddd entOI1(,e~ mayontanamente, a Impulso~ del cardenal
Tdrdncon, en '>u de~pegue del reglmen de Franco en agoma

LAS VACILACIONES DE LA COMISION DE PASTORAL SOCIAL

Le! Coml'>lon EpI'>copal de Pa~tordl Social publico en 1983 un docu-


mento de ti abajO -'>m CdraUer de propuesta todavIa- con el ~uges­
tl\O titulo Mm n'>lIlU \ U¡;,/lam;,/110 (Madnd, EOICE) para onentar a
lo~ cdtohco~ ~obre «ha~ta que punto e~ compatible la profeslOn de fe
u I~tland v Id adhe~lOn a Id Ideologm marxI~ta" El motivo es, sobre
todo la apanuon de mo\ Imlento~ recientes Con10 CnstIanos por el
Soudh~mo El lolleto e~ und pnmera re~pue~ta ele la Conferencia Epls-
copdl d la~ peticIOne'> de oncntauon que por muchos catohco~ ~e le
formulaban de~de ma~ de unco dño~ ante~, no es, pOi lo tanto, una
re~puL'>ta apre~urada EnLdrgddd de ello por la Conferencia Episcopal,
la Coml~lOn de Pa'>toral Soual dlnglda por el obiSpo de Huelva, mon
'>eñOl GonLalez MoraleJo, ha preparado este documento de trabaJo, que
~e uñe a la evoluuon del pen~armento de los Papas ~obre el marxismo
y el ~ouah'>mo Se abre el e~tudlO con la rotunda condenaclOn del Papa
PIO IX contra el '>oclahsmo, al que Identifica con el comumsmo
Leon XIII condena Igualmente al ~oclalIsmo man(¡~ta, por su condlclOn
de ateo) enemigo de la rehglOn PlO XI dlstmgue ya entre sOClahsmo
v comum~mo, pero Incluso el ~oclahsmo no comunIsta, en cuanto a sus
prmuplo~ ultlmo~, ~Igue ~Iendo incompatible con la doctrma de la Igle-
~Id di no abdicar de ~u naturaleza contrana a la rehglOn cnstmna, la
condena e'> Igualmente rotunda En la enclchca Quadrageslmo anno
puede leer <,e «SoClah~mo rehglo~o, socialismo cn~tIano, Implican ter
mmo'> contradrctono~, nadre puede ser a la vez buen catohco y verda
dero ~oClah'>ta» En cuanto al comumsmo, la condena de PIO XI en la
D¡v¡m Redell1plon;, e~ aun ma~ dura «El comumsmo es lntnnsecamente
malo, y no 'oe puede admitir que colaboren con el en terreno alguno
lo~ que qLlleren ~alvar de Id ruma la clvlhzaclOn cn<¡tIana )}
La PO'>tUI a de PIO XII cOlnude ca~1 plenamente con la de su prede-
ce~or PIO XI En el Men~aJe de Navidad de 1942 dice «MOVida siempre
por motivo'> rehglo'>o'>, la Iglc~la condeno los vano~ ~Istemas del socia-
h~mo marxI'>ta y los condena tamblen hoy)} En 1943 condeno expre-
samente al u¡pllal¡'>lIw de E"tado
En lo<¡ ultlmo~ anos del PontIhcado de PlO XII ~e abre el dialogo
entre cnstlano~ y marxI~ta~, como fruto de la conVivenCia y la amistad
en la lucha antlfa~cl~ta En Italia llego a creafse el Sindicato umco
CGIL, con ~oclah~ta~, comum~ta~ y cn~tlano~. El Papa permItIO el expe-
nmento, que pronto quedo lotO ante los mtento~ marxistas de mono-
pohzarle pohtIcamente Ante el frecuente pa~o de catolIcos al PCI y la
per~eCUClOn a la IgleSia tra~ el telon de acero, Pío XII, mediante el
famo~o Decreto del Santo OfiCIO el 1 VII-1949, es deCir en plena guerra
tna, «se pregunta 1 SI e~ hClto dar el nombre o pre~tar cooperaclOn
a los partIdos comum'>ta~ 2 EdItar propagar o leer hbro~, penodlco~
dlanos o revI~tas que patrocmen la doctnna o la aCClOn de lo~ comu
mstas, o escnblr en eno~ 3 SI lo~ cn~tIano~ de lo~ que ~e habla en 1
y en 2, que hayan pue~to, con~Clentemente, aquello~ acto~ pueden ~el
admIt1do~ a los ~acramento~ 4 SI lo~ fiele~ que prote~an la doctnna
matenah~ta y antIcnstlana de lo~ comum~ta" y en pnmer lugar lo~ que
la defienden y propagan lpSO tacto mcurren, como apostata~ de la fe
catohca, en excomUnIon speczall 1110do re~ervada a la Sede Apo~tohca»
«A todo lo cual ~e responde al 1 negatIvo Pue~ el comUnI~mo e'> mate-
nahsta y antIcn~tIano, lo~ jete~ comumstas aun cuando con la~ pala-
bras declaran no Impugndr la rehglOn, de hecho, tanto en la doctnnd
como en la aCClOn, ~e mue~tran contrano~ a DIO~ y a la verdadera teh-
glOn, aSI como a la Igle~Ia de Cn~to Al 2, negatIvo Pue~ por el ml~mo
derecho lo tIenen prohIbIdo Al 3, negatIvo Segun los pnnClplO~ ordl-
nano~ para la denegduon de los ~acrdmentos a los que no e~tan bIen
dl~pue~to~ Al 4, ahrmatlvo » Lo~ cnstIano~ comum~td~ quedaban, pue~,
formalmente excomulgado~ por PIO XII En la ~lgU1ente Cdt ta al Kato
ltkentag, PIO XII conu dd t11a~ «SI reuentemente ~e ha trdzado und
lmea de ~eparduon obhgatona para todo~ lo~ cdtohco~, entre la te
catohca y el comUnI~t11o ateo ha '>Ido para establecer un dIque, von
el fm de ~alvar no ~olo a lo~ obrero~ ~mo a todo~ ~m excepuon frente
al t11arXI~mo que mega a DIO~ y d la rehglOn» En el rddlOmen'>ajc navI
deño de 1956 PIO XII no compl ende la utlhdad m ~lqU1el d la pO~lbl­
IIdad, del dIalogo entre cn~tlano~ v mdl xI~ta~ «( Como e~ dun pO~lble
no ver que e~te e~ el hn de todo aquel m~mcero agItarse que ~e Jculta
bajO el nombre de éunversacwnes v de enéuentro~? (Que fm puede
tener por lo dema'> el dl'>cutlf donde no hdY un lenguaje comun, J
como e'> pO~lble encontr<lr'>e ~I lo~ Cdmmo~ ~on dlvcrgente'> ~~ decll
"1 und de la~ parte~ rechdzd v mega ob~ tmadamente lo~ valol e'> db~o
luto~ comune~ hauendo a'>t Irreahzable toda coext~tenCta en Id \ erddd?
El drama de Hungna e~taba demd~lddo prOXlmo, el Papd alude expre
~amente a él
La dctItud mlcldl del PdPd JUdn XXIII comClde de lleno con la de
'>u~ predece~orc,> En Id MMU el Maglslra Juan XXIII rechan ~'{pre­
,>amente al soualtsmo moderado como doctnna, no dlgamo~ al ::omu
msmo Pero, mlentra~ ~e mantIene IrreductIble en la doctnna, el Papa
abre una puerta a Id colaborauon de lo~ cII~tIano~ con qUlcne~ tIenen
de la VIda und concepuon dIferente, pat a obra~ demostradamente bue
na~ v bajO la gUla de lo~ obl~po~ Juan XXIII dlstmgulra entre '>I~tema
IdeologlCo marxt'>ta -al que con~ldera ~Iempre rechazable- \ cornen-
te~ o movlmlento~ souah'>td~ concreto~ «que puedan tener elementos
moralmente pO~ltIVO~ dl!!llo" dc dprobaclOn» Ya e~tamo'> en la Pacem
m terrzs Ahl ratIfica la po~tblhddd PO'>ttlva de «clerto~ contacto~ de
orden practIco»
En el Conuho VdtICano II -~Igl'e exponIendo la Coml'>lOn de Pa'>
toral- no ~e empleo una '>ola vez pard la~ acta~ el termmo .omu
nI~mo nI la palabra mdrXI'>mo SI que hay en Gaudlwn el Spes 20b
una clara alu<;lOn al atel~mo mdrxI~ta en relaclOn con un falso ::oncepto
de la hberaclOn
En la enclChca Ee-clc::'la111 ::'lla111, Pablo VI e~ ma~ exphuto «E~tas
son la~ razones que no~ obhg¿m, como han obhgado a nue~tro~ prede-
ce~ore~, y con ello~ a cuanto~ aman de corazon lo~ valore~ 1 ehglOsos,
a condenar lo~ ~Istema~ Ideologlco~ que Dlegan a DIO~ v opnmen a la
Igle~la sI~temas frecuentemente. Identlhcado~ con reglmene~ economl-
co~, ~oclale~ y pohtlco'> y entre etlo~, e~peclalmente el COI11Um::'l1lO ateo»
y aunque no qUIere '>er excluyente el Papa ~ubraya la dIficultad para
el dIalogo con e~o~ '>I'>tema'> Parece elaro que el Papa Pablo VI qUIere
contrarre~tal, meno'> de un ano y medIO de~pue~ de la Pacem 1I1 terns,
el mltlon de \oto'> catollLo'> que la bondad mgenua de Juan XXIII
entrego a lo'> comUDl'>td'> en Itdlla, con ~u nueva apertura
En la CdI ta dpo~tohca OUoge~lma advemens, Pablo VI afirmd «El
cn~tlano que qDlcre VI\ 11 '>u fe en una aCClOn pohtlca concebIda ~omo
~ervluo tampoco puede adhenr~e ~DI contradlLclOn a ~I~tema~ Ideolo-
glCO'> que ~e oponen I adlCalmente o en '>u~ punto,> ma~ '>u~tanuale~ a
'>u fe y a ~u concepCIOn del hombl e DI d la Ideologla marxI~ta, DI a ~u
Dlatenall~mo ateo, a '>u dldlectlLd de la vlOlencld v a la manera vomo
etla entIende la lIbel tdd mdl\ Idual dentro de la colectl\ Idad, negando
al mI~mo tIempo toda trd~cendenua al hombre v a '>u hIstona personal
y colectIva, DI a la ldeologld lIbel al que.Ll ee exaltar la libertad mdl-
vldual, ~u~trayendola a toda lImItduon, e,>tlmulandola con la bu'>queda
exclu~lva del mtere~ ) del poder, v con'>Iderando la ~olldandad ~OCIal
como con~ecuenc¡a ma~ o meno~ au tomatIca de IDlCIatIva~ mdl\ Iduale~ »
Pablo VI repIte la dl~tmclOn de Juan XXIII entre doctnnd marAI~ta
y mOVImIento'> ,>oClall'>ta,> concreto'>, v admIte que en uel to'> ca~o'> puede
~eI pel ml'>lble el comproml'>o pel '>onal de los cn~tlano'>, a qUlene'> :td-
vlerlt: '>111 embdl go que no '>e deJen tle\ al del Ideah~mo mgenuo Cucmdo
el Papa '>e plantcd el ploblcmd dc la plUl alldad del mdrxl '>mo, \ Id
excu~a de que el cmall~l~ marAI~td puede '>er aceptdble en cuanto no
comcldente con e~a Ideologla -e'> un po'>tulado bd'>Ko de la teologla
de la lIberaclOn- lo Olegd elal a y tajantemente en un texto ~apltal
«SI bIen en la Ideologla marxI~ta, tal como e<; concretdmente VIVIda,
pueden dl~tmgull '>e e~to~ dlvLl ~o~ a'>pecto~ y la'> mterrogante~ que pldn
tean a lo~ Ll l~tlano~, tanto pdra la rcl1cxlon como para la dCCl0n, ~ena
Clel tamente Ilu~ono y pChgl0'>0 llegar a olVIdar el vmculo mtImo que
lo~ une radlLalmente, aceptar lo~ elemento~ del anah~l~ mal Xl'>ta <;m
reconocer ~u~ I clauone~ con la Ideologw, entrar en la practIca de la
luchd de cla~e~ y de '>u mterpretaclOn marxl~ta ~m pI e~tar atenuon
al tIpo de ~ouedad totahtana V VIOlenta a la que este proceso :onduce »
En la EnclLlIca Laborem exercem el Papa Juan Pablo 11 :ondena
de forma expre~a al matenaIJ~mo dlalectlLo, y tamblen, con la ml~ma
clandad, al matenallsmo hl~tOlICO en cuanto ba~ado en la hlo,>oba de
Marx y Engeb que «\ en en la lucha de cla~e~ la uDlca vla para ehmmar
la~ mJu~tlcla~ de ela~e» La de~cnpL1on de Juan Pablo 11 ~obre el pro-
yecto marXl~ta uDlver~al e~ la ma'> completa que ha~ ta ahol a nos ha
ofreCIdo la doctl ma de lo~ Papa~ «Lo~ grupos Dlsplfado~ por Id Ideo
logIa marxbta -dlce- como partldo~ pOhtlCO~ tIenden, en funclon del
pnnclplO de la dIctadura del proletanddo, y ejerCIendo mflu]os de dI"
tInto tIPO, comprencltda la pre~lOn revoluclOnana, al monopoho del
poder en cada una de la<; sOCJedade~, para mtroduur en ella~, medIante
la !>uple"'lOn de Id plopleddd pllvddd de lo!> mediO!> de producclOn, LI
!>Istema coledl\ I... ta» Pue... bIen, la Igle"'la «...e apdrta radicalmente dd
pI ogl dl11a del lolcdl\ I ... mo ploclamado pOI el marxl!>mo y realIzddo
en l1I\el ...O" pell"l'" dd mundo en lo... decel1lo... "'lgUlente... a la ~pOCd dc
la EnullIlel dl Lcon XIII »

El docunlento de tI dbdJo dl Id COI11I ... lOn Epl ...copal de Pa... toral SOC!el!
!>e IImItd a l'\poncl lel dOltlInd de lo!> Pdpa!>, no ...aca conc1u"'IOIlt,,, gene
rale... E" e\ Idlnte qUl no 1 c"ponde md... que pOI \ la de documentaclOn
pnmalld \ Pdlllell d Id" dudd'" de mUlho'> cn ... tlano!> en E ...pañd 'lCCrCd
del lllell'(l"'1ll0 L<I obJlllon md ... gld\e que puede hdcelse al documento
e!> qUl no dbol dd pdl el nddd el pI OpIO dndlI ... l... del marXI ...mo, ...1110 Id'"
op1l1lOne... de lo... Pdpa......obl e el, lo cual C!> muy ImpO! tan te pero no
...ulluente Rl"Ultel Inuelblc quc Id'" \aulaclOne... v la pllldenclCl pa!>tural
de Id Conlelllllle\ EpI"'lopdl e"'paI10la lleven va, cuando !>e escnben ~ ... ta'>
linea'> un letld'>O dl \lele (l//()\ en la le...pue'>ta a una acuclante pregunta
de lo'> cn'>tldno'> Puede qUl la prlldcnua pa\lural debe defimr'>c, 111(, el
l1UI1G con la'> dlll d'> pdldb , a ... que el autol de e!>te ]¡blo utJ!lzo en el
programa «FI ontel a», dc RadIO NaCIOnal de E'>paña, en la noche del
!>abado 10 de «~,)'>to de 1985 «La prudenCia pastoral con'>l!>te en la E!>
paña de ho\ en que alguno ... pa ... tOl e'> !>c I efuglan en la cabaña y dejan
que la... ma'> deClcilda'> de '>lb oveja!> !>e enllenten directamente con lo~
Jobo~ »
E'>td'> '>on la ... aduauone ma!> Impo! tan tes de la IgleSia de Españd
en tal no a lo'> mO\ mllento de libel aClOn En 1978 se publico, con la
Importante palllclpaclOn e'>pañola del profesor Gonzalez de Cardedal
un dIctamen de la Coml ... lOn TeologlCa mternaclOnal sobre la teologla
de la libelaclOn, pelo plefellmo'> e!>tudlarlo al tratar de la actuaclOn de
la Igle"'ld de Romd ...obl e e'>to!> plOblema!> En 1984, con motivo de la
contl aoten"'lva del cal denal Rdtzmgel !>obl e el liberaclOl1Ismo !>e pro-
dUJO en E.,paña una con'>ldel able agltauon, que motivo mcluso las Im-
portante!> dedal dClOne,> de alguno!> pi elado!>, y la reaCClOn de!>templada
de lo'> medIO'> !lbclaclOm-.la... \ ...u ....¡hne!>, pero e!>tas leaCClOnes seran
tamblen ti atada,> pOI no'>otlo!> en !>u apal tado correspondiente
En Ie'>umen \ como ha podIdo comprobar el lectol, la pO!>lclOn de
la Iglc~1a española ~obl e el mal '(I~mo, ~obl e el dialogo de cnstlano~ .\
marxI ... ta,> \ '>obl e lo!> movimiento'> de !lbcI aClOn ha Sido In!>uhClente,
de~lavazada, I etra!>dda y muy l1lcompleta pOI todos concepto!> La Igle!>la
de E'>paña ha Ido cuando ma'> " !>l1l dema"'lado entuSla!>mo, a remolque
de la de Roma, hablamo!> de la Confel enua EpI!>copal, no de la bene
menta actuaclOn al ... lada de alguno... prelado,>, como los cardenales Gon
zalez Mal tm y SuqUla, que ~I han I eahzado un Importante y fecundo
magl'>tellO de onentaclOn Lo hemo!> ViSto en el ca!>o del cardenal Gon-
zalez Martm, la'> Convel '>aclOne!> de Toledo, lo veremo'> con detalle al
estudlal las carta'> del cal denal Suqula en 1985 Pero la Igle!>la de España
como tal ha mante1lldo en tan gl ave pi oblema una actitud sencillamente
lamentable Como !>I la co...a no fuera con ella, cuando en E~paña esta
el centro 10glStlCO de lo'> 1110\ Imlento~ hbelaCI01ll!>ta!>
MARTlN PALMA: UN QUIEBRO ORIGINAL A LA TEOLOGIA
DE LA L1BERACloN

En otlO lugar de c'>1e hblO no'> refcnmo'> con el debldo elOgIO, ::1
lo'> ti dbdJo'> del teologo granadll1o, y ,>acel dote '>ceulallzado, ,>cñor M.lJ
tll1 P.l!md, ,>obrc tcologIa de la hbcl aoon El doctor Mal tll1 Palma ~'>
un tcologo lO! mado cn Ccntloeuropa Y ma'> tamo'>o en Alemama quc ~n
E'>pana, que acaba dc publical un hblO protundo, detonantc v parado
)leo, titulado TealogUl I (ldlLal cle la lIbe! aClOn er:pellenc/(/ poplllm de,
de AndalllclU, Maclllcl «Atcna,>", 1985 E'> la toma dc pO'>luon ma... \a
IIcnte quc ~e ha \ l'>tO en E'>paI1d ,>obrc cl libcrauOnI'>mo Mdl tll1 Pdlm,l
mega una tC'>I'> ba~lca del libc! aLlom'>mo, que lo'> pobre~ '>ean lugal teo
10glCO, y cntKa de torma Implacable el comportamIento de lo~ IIbel d
dores, a qUlene~ mega toda IdentlficaclOn con el pueblo, del que viven
profundamente aleJado<; pese a ~u ... aproxlmaclone~ demagoglCa~ «No
conozco -dlce- UI uno '>010 que haya con~eguldo mtegrar...e, por ma'>
que ~e vista como ello~ v utlhce ~u ml'>mo argot» (p 41) Niega .:1
protagom,>mo del pueblo -e<,c dogmd libel aClOm~ta llevado ha~ta el
hl~tensmo- en los movlmlcnto'> de liberauon y de'>de ~u pi otunda \01
mauon e<,cntun~tIca pone en '>olta lo~ argumentos blbheo~ de los hbe-
rddores «Los teologo~, hoy por hoy, no pertenecen al pueblo pueblo»
(pagma 41) La parte del hbro dedicada a la Cntlca cle las valun/acle,
seudol1beradoras es /1U/\ suge,/lwI «La conte~taclOn artl~tIca y hterana
-tItula ~m pledad- se queda finalmente en emocIOnes pa<;ajera<;» (pa-
gma 98) El ~IgUlente titulo es todm la ma~ duro «La teologla de la hbe-
laClOn ~acnfica la teologla en alas de la hberaclOn» (p 119) «En todo
ca~o -rubnca- ~e ha pa~ado de la e~clavltud tomista a la e<;clavltud
marxI~ta» (p 124) Todo e~te capitulo es una de<;cahhcaclOn demole-
dora del hberaclOmsmo desde el punto de vI~ta de la exegesls blbhca \
de la autentICa teologla «Lo~ teologo~ de la hberaclOn prcfieren desha
cerse de lo rehglOso ante~ que de lo pohtlco» (p 125) Afirma y prueba
que las expectativas generadas pOI la Igle~la Popular no <;e han cum-
phdo smo que esa IgleSia ha creado una neoburguesla cuyos mIembro'>
ma~ cuahficados «viven pertectamente m~talado~ en su~ ca~a'> o pl~ltO'>
como una especial casta cehbe extrañlslma al pueblo», mIentra'> «el
dogmatismo y el autontansmo que <;e practica en las comumdade~ po
pulares no e~ menor que el que ~e practica en la IgleSia Jeral qUlca» (pa
gma 333) «Detras de las Iglesla~ populares e~ta la praxIs marXista, de-
tras de la Ideologla teologlca, la Idea matenahstlcodlalectlca, clara ms-
trumentahzacIOn de la IgleSIa pOI la politIca» (Ibld)
Rechazada la teologla man:l~tOlde de la IIberacmn, Martll1 Palma pro-
pone la suya De~de poslClOnes teologlcamente con~ervadOla~ cree en
la pO~lblhdad de un cn~tIamsmo de IIbel aClOn radical brotado de la
letra y el esplntu del Evangeho, v en e~ta mtUlclOn no parece andal
leJos del esplntu del Papa Juan Pablo II Es cierto que ~u alternativa
parece no solo utoplca, como el no~ aVI~a, smo qUlza muy mgenua, Va
¡UL lo que ploponL e'> algo mtLlmedlO Lntle el c\narqUl'>mo L11'>Udno \
I "uLldll'>mo UtUPKU PLiU Iu l1lLlelblc L" que Iu ponL en practKa, y ~'>
I ilK "U hblo de"dL una eoopt:l atl\d agl al la de Andclluud en la que "e
~uldlllcntc flded"dld Pe"e a ello qUIen \ce "U libio con oJo" ~lcuo~ de,,-
pUL" de L1llUl bldllo" en tanto'> prol etl"IllO" Ii bel dUOI e" tiene la Impl e
"Ion ue quc "L cneucntld dc pronto con un \elcLldclO plofeta de Jd7a

LA IGLESIA DE AMERICA: MONSEÑOR LOPEZ TRUJILLO

COIllO el llente plmclpdl de lo~ mO\IIllILllto" hbclaLlolll-'¡,I" e-'¡d en


IbcI odmCI Ka e'> IllU¡ IlllpOl tante e-.ludldl lel 1 eaeLlon ue Id Iglc"la
ue Alllellea dnte e'>e lenomeno Ya hemo" dctecteldo Id actudelOn 1mbl
gUd dc lo" obl'>po~ de ChJle ha"ta la Ilcgddd de Allcndc pI 0\ oedda ~n
glan palte -und palte dcu~l\a- pOI la ofcn'>l\<t de lo'> Ll1ll\CI'>ltUIO'>
cdtolKo" , pOI la \utaLlon dc 10~ demouatacll"Uemo'> en lel\OI dcl ~dn
clJdato de la Ullldau Populal Tdmblen hemo'> 'ndlLddo algund~ lctltude"
de Id ConlclcnCla Epl~copal dd Bra"JI, la ma'> Illhltrada pOI el hbera-
CIOI1l'>mo en toda Amcllca E~ uerto que una Pdl te, muy mlI101ltm la,
de Id Iglc~Ja de Alllcllca "e hd rel uglado, ante el f cnomeno hbCl aclO-
lll~ta, en pO'>lclOne~ ue c"\.tlema delecha Pero la llldyor parte -mmen-
'>amente ma\Ol- de la JelarqUla y de la Iglc'>la eatohea en Ibeloame-
llca -mcJUlda pOI '>upue~to, la coartada Iglc"la de NILal dgua- ~e
all1led ablel tamente con la~ onentaclOne~ de RU11la con Id'> Ull ectnce~
de la Sdgl ada Congl egaclOn para la Doctlma de la le \ con un _1 eLlente
recelo e lIlcJu'>u I epuba al liberaclOl1I"mo El POI tdYOL -dc~dc pO~1
(lune~ modcl aua" pelO hrmes- dc e'>ta tendenCld e'> cl hu\ cal denal
arzobl'>po de Mcdcllm, don Alton<;o Lopu Tlu ]1110 eU\d" 111lLa~ plmCI
pale~ dc pcn'>amlento debemo~ ahora IC'>UIllI!
En 1974 mon~cflOI Lopez TruJlllo, cntonee'> '>l,Li ctallO gcnLl al dc la
CELAM cho un pa'>o 1mpOI tan te al que no '>e hetl1 atl LYIUO utl a~ Igle-
"la~, como Id dc E~pdúa tra~ un c~tudlO dI! ecto \ penctl antc uel mal-
"{l~mo pubhco en E'>paúa, en la Biblioteca ue Autol el> CII'>tle\llO~, un
e~tudlO mdgl~tlal que con el tltulo Llberauoll 111m \:l\/(l \ llbe/l/uon
u 1:' (ICl/Ul dchl1la el alcance del anali~l'> mal ,,{I'>ta , '>u~ eonc"\.lOnc'> ~~cn­
Clale'> con la IdcologJa mar"\.lsta, y dphcaba la" COI I c'>ponchcntc~ con-
dU~lOne'> al libel aClOI11~mO en Amcnca POI Id templ ana f echa ele ~u
cellLlon -dentlo dc lo'> do~ aúos de~pue<; de la glZll1 ccJo'>lon contmental
\ ul11Yer~al del libelaclOl11~mo-, por la den"ldad \ Id obJeu\ Iddel de
"U doctlllla, e~te libro de mon~eúOl Lopez Tru ]llIo c'> un lIl'>tlumento
Yaho~I'>lmo de OIlcntaclOn para lo~ cn~tlano,> de AmelILd \ dc todo el
mundo La linea a'>umlda tan dal a J yahentcmcnte pOI mon'>cúol Lope7
TluJlllo ha '>Ido le\ahdada de~pue'> pOI el EpI"eopaelo dmCIKano ,1
elegirle pi c~ldente de la CELAM \ pOI Romd al Cl calle Cdl denal de
la Igle~Ja
En la pllmel a pal te de '>u hblO, dcdlcada al humal11'>mo mal xl~ta
Lopez TI uJIllo apunta la dlyel ~lficaclOn dcl manl'>mo cn dlyel ~a'> co
rllente'> de mter pI ctauon teollca v practKa, " la Ln~I~tenua I euentc
cn el cal aelel humal1l,>tlCo de la doc.tlll1a E'>tudla al mdPu,>mo como
vr'>lOn total del mundo y del hombl e, supera la ll1terpl ctaLlon mecalll
u'>!a v detelmll1l'>ta, por ll1complcta " bUlda, leconoce al humdlll'>mo
,>ouah'>!a como legado reubldo pOI Marx de ~u entol no CUItUI dI ,-on-
'>ldLl a la IIbel aClon de Id alIenaclon como obJetIvo pnmallO del humd
llI'>mo dlalectlco, defIne al homble de Marx como un '>CI '>oLldl ~Ura
dlmen'>lon e'>cnudl c'> el tlabaJo, c'Cponc cabalmcntc la ahcnelLlon ~omo
conLcpto Lcntl al del "I",tcma mar'Cl~ta, de~taLa el caraelLl ccntI .11 dc la
dlIcndllon relIglO'>d v la luchd mal '..lana contl a la tI a~LcndlnLld plO
lundud cn lo'> ollgene" muItlple'> del atelsmo en Mal'l. Laptd pellcl
t.\n1enk 1.\ \dent\(vulC\(ln n1dl ".lana de cn~tlanl"n10 \ allen~\uon, aeo
ml tc -dl'>dc Id pi opla clIalectlca- una sella clltKa al humal1l~mo
nldl 'U'>td
ClntI d Lopc/ Tr u pilo Id '>egunda par te de ~u lIbIo cn ld~ 1 elduone'>
entre cl dnetll'>l'> mar'l.l,>td \ la IIbeltad cll~tIana, \ no en ab~tldLto ~1l10
en el contc'(to Ibclodl11cncano Abre la dl'>cu"lOn, mu\ atll1adamente
con do'> L1td'> «CllIIO'>dmcnte -dIce COt1ICI- en el momento en quc
en EUlopa el mOVImIento mar'(lsta da "lgno" de CII~I" \ de a~h'CJa \ .:n
quc dOLtlll1dlmcnte o,>cI1a entre el mala'>mo " tugacc~ c'>plendor e'> c'>
LUdndo un numclo 1I cuente de cn~tlano" ~e '>Ienten dtraJdo~ pOI ~I»
Ld '>egunda uta e'> dc SolJcl1Ihm qUIen en ~u Cal/a pa,cl/a[ se a"ombla
de que «hmd tcologo,> que ploclaman la'> IlImitada" bondade~ dcl mdr-
,(I"mo» Clltlca lI1medl~tamente al sacerdote pocta de NKar dgua El
nc'>to Cdl denal pal a qUIen <da expenencla teUlda en Cuba ha ~Ido la
nld" ImpO! tante dc'>pue'> de ~u conver'>lon IclIglO"a» allI comul1leo '1
Ca'>! Io que «en Amcrlca LatUla la IgleSia catolIca \ d C\ Identemente
hacld el mdl 'l.1"mo»
SUbl d"d LOpCL TI upllo que «ha) en el man..l~mo etdpa'> '>uce~l\a" \
lomplemcntar la'> pCIO lIgada'> por la ma~ estrecha ullldach Lomo pala
dc'>enganal d qUlene~ como lo'> teologos de la IIbel aClOn pI ctcnden
tomdr ellgUlla,> eo'>a'> del marxI'>mo lechazando la'> dema'> AnalIza la
lULha de ~cld'>c'> como cenllo del dnaJ¡~I~ mal xI"ta Y clltKa detellld'1
mentc el ti d'>londo mdl 'CI'>ta del documento natal de CII'>tldno~ pOI d
SoudlI'>mo (Chllc 1972) pal a dedlcal ~e luego a la dl~ecclOn del 'lnah'>l~
mdr ,(I'>ta ell que eon'>ldera como lI1serto «en pleno corazon dc la Ideo
logIa» ReehdLd el metodo «A.pena~ una par te del analI'>l'> mdl '(I~ta
tIene eategOrld uentllKa »
Pdla L'ó p e7 Trupllo el umco aspecto PO"ltIVO del analI'>l'> mal'l.lsta
e~ e'(tlll1'>eLO e llldll eelO "U caractel de de,>pel tadol pal d Id ~onuenLla
'>oclal de lo'> 1I1'>tmno" dOlmlda en dema~lada~ OCd'>lOne~ T.tl vez la
cntKa ma~ dll eela que '>e pueda hacel a e~ta exposlclOn de Lopez TI u
Jlllo '>ea que no plo(undl7a en el caracter c'Ctlauentlhco del maIXI~mo,
que no lo lon'>ldel a de,>de el anahsl~ de la CIenCIa" "u'> contexto~ .::n
el '>Iglo '(\. Lomo lo que e'> e'> deur un fOlmldable andCl ol1l'>mo Pelo
en conJunto la 1I1tKa de Lopez TruJIllo al mal '(Ismo \ en conueto ::¡]
emah~l'> mdl XI~td de'>de una pel ~pectJva cn~tlana no e'> "olamente acep
table, ~1l10 el e,>(uer70 de delen'>a mas relevante que se ha pubhcado
en toda la Igle'>la catollca ha~ta las tesl~ del cal denal Rat7111gel en
1984/85
El segundo hbro de monseñor Lopez TruJIlIo, arzobISpo de Medellín
\ ya presIdente de la CELAM es De Medellzn a Puebla, pubhcado por
la BAC en Madnd, 1980 En otras partes de este estudIO nos hemos
refendo detenIdamente a e"te hbro Importante, que es una crOnIca y
una profundlzaclOn en lo" años dlflCrles de la IglesIa en Iberoamenca
Se trata de un conjunto armOnICO, aunque heterogeneo, de trabajOS
pd"torales, doctnnales e hlstoncos, entre lo" que destacan un mforme
'>obre la vltahdad de la CELAM (donde echamo" de menos una auto-
u Itlca sobre la poderosa mfiltl aClOn marxIstd en lo" InstItutos, Depar-
tdmentos y SeCCIones), un estudIO sobre las comunIdades ecleslales de
ba"e y Id evangehzaclOn, donde se destacan merecIdamente los aspectos
POSItIVO'> pero se echa de meno" una autocntlca sobre la Instrumenta-
uon del mOVImIento por el IIberaclOnIsmo, un detenIdo anahsls sobre
las teologla" de la hberaclOn en Amenca Latma. donde el arzobISpo ha
evoluuonado posItIvamente y ha profundlzddo mucho mas que en sus
mtervenuones en la" Conversauones de Toledo, la tesIS central es que
la conferenua de Medelhn ha "Ido mampulada y tergIversada por el hbe-
I aCIOnISmO, y por ultImo do" Importante'> estudIOS sobre la ConferenCIa
de Puebla, a la que no" refenmo" en otra parte de este lIbro
El ya cardenal Lopez TruJIlIo ha contnbUldo muy notablemente en
1985 a la danficaclOn del ambIente vluado por las ofenSIvas del hbe-
raUOnI,>mo en el año antenor En la revIsta española Sr llar, 17 (1985),
p 17 Y ss, el cardenal publIca un estudIO La Teologza de la LzberaclOn.
dato!> para 'u hzstorza que constItuye el mas completo anahsls publI-
cado hasta la fecha sobl e los movImIentos hberaClOnIstas en conjunto,
'>us conexIOnes "u'> ongene" autoctonos y europeo"
E'>tc trdbaJo, amphado y profundIzado, "e pubhca en ese mIsmo año
1985 dentro del tercer lIbro clave del cardenal Lopez TruJlllo en la BAC
de Madr Id Camzno!> de evangelrzaclOn Lo" mentos de este trabajO
l11onogrdhco dentro de este tercer volumen doctrmal son vano", debe-
mos destdcar la acentuaclOn de la umdad de los frentes hberaclonIstas
en un ml"mo obJetIVO estrateglco, y la" InSlnuaClOnes, con nombres y
apellIdos, sobre la rncldencld de la cn'>ls de la CompañIa de Jesu" en
el IIberaclOmsmo, sobre todo en Centroamenca Todo un camrno
Pero todo e'>te tercer volumen doctnnal del cardenal Lopez Tru]Jllo
es de un enorme y pOSltl\ o rnteres el hbro representa el punto de
madurduon de e'>te gran pen'>adol colombIano, el Ratzrnger de Amenca,
el pI ciado sltuddo en el centro del turblOn que "rn perder la seremdad
m cI equllIbno representa Id voz de Juan Pablo II en IberoamerlCd, y
puede tamblen servIr de adecuado ül rentddor para todo OCCIdente y
'>rnguiar mente para E"paña En '>u pnmer estudIO. Crz,tologza en Ame-
rzca Latzna cntlca profundamente a lo'> hberdclOm"tas Joseph Comblrn,
Juan LUI'> Segundo S J -con qUIen no cornClde, por motIvos blbhcos
\ teologKo". en atnbUlr al men"aJe de Jesu" un caracter POhtICO-,
Leonardo Bofl y sobre todo Jon Sobnno S J, qUien «saca de su marco
ongrndl a '>u maestro» (el protestante Moltmann) En el ensayo El ma
f!,z,tello de Juan Pablo 1I en Amerzca Latzna m"lste en el maglsteno
'>obre la hberaclOn y recuerda el expreso rechazo del anahsls marxIsta
Ln Puehl \ En las Reflexzone!> )Obre la Laborem exercens cntlca el
dogma marxI~ta de la lucha de da~e~ en el contexto de la enseñanza
pontlftcla E~ Importante, e~peClalmente, el en~ayo Eclc!>lOlogta v con-
I {¡Ulvldad donde cIta un texto del cardenal brasIleño y prohberaclO_
m~ta A Lor~chelder, entonce~ (1978) pre~ldente de la CELAM en que
el anah~l~ marxl~ta aphcado a la practIca eclesIal y a la teologla se
con~ldera «el problema de ba~e en Amenca Latma» LeJo~ de las ate-
nuauone~ que depba e'>capar en traba]o~ antellOre~, e! cardenal Lopez
TI u pilo reconoce ahora «El analI~l~ marxI~ta, con su contellldo de
lucha de cla'>e~, fue a'>umldo claramente por lo~ hberaclOlll~ta~» y cIta
eJemplo~ ~angrante~ como el de Pablo RlLhar d, ~obre lo'> que volve-
lemo'> en nue~tro e'>tudlü ~obre IIberauon \ e~tlategla DedICa toda
una '>ecuon a la~ de~\ lauone'> IIbel auom~ta.., de la~ comullldade~ de
bd'>e, con lo que '>uple laguna~ dntenOle~, \ centla Ob]etlvan1cnte el
ploblema (CI I ,p 188) Un lal go e ImpOl tante eplgrafe OpclOne'> e In-
luprelaclOl1e, a la luz de Puebla lo e~tudlaremo~ en la pal te '>lgUlente
de nue,>t¡ a obra, y va no,> hemo~ refendo dI e~plendldo traba JO 'lnte-
pLnultllTIO de e~te volumen, a propo~lto del documento Ratzmger, que
con..,tltuye, lunto con la'> Cal ta'> del cal denal SuqUla, la mejor contn-
buuon del f.pl'>copado de E'>paña v Amel Ka al tI a~cendental documento
dd Vdttcano
Al hablar de Id Igle~la de Amencd Ircnte al IIberaclOlll'>mo '>ena
1I1lu~to lcfellrno'> ~olamente a la Igle~la catolIca SI bIen e~ verdad que
el IIbel aClOlll~mo catohco hd naCIdo, en parte, de pO'>lclone,> m~plradas
en el pI ote'>tantl~mo 1 adlLal, tamblen lo'> medIO'> evangelIco~ moderados
han 1 eacuonado certeramente contl a el hberaUOlll~mo VCI por ejemplo
lo~ Apwtte:> :>obre la TL pubhcado~ ln EXP0:>llOJ Baull:>w (mavo 1984)
pOI el pa~tol Samuel O Llbel t, \ lo~ traba JO~ del obl~po metodIsta
chJ1eno JUdn Vazquel', a'>l lomo lo~ del Rc\do P PadlO de~de Cah-
lorllld

EL DOCUMENTO DE LOS ANDES

Frente a lo~ mOVlmlento~ de IIberaclOn ~e ha levantado en Iberoamé-


nca un mOVImIento ecle~lal de ba~e, apoyado en Roma y en la Jerar-
qUla, relacIOnado, aunque no Identlhcado servJ1mente, con mOVImIento'>
eUl opeo~ paralelo~, que ~e llama ComuOlon v LlberaclOn, es un movI-
mIento muy reCIente, que ha cobrddo tuerza ulllver~al -aunque nacIdo
mucho dnte~ en Itaha- haua 1980, y que ha adqUlndo gran vIgor en
Iberoamencd, donde ~u revI~ta Commul1lo (no contundIr con la espa-
ñola de! ml~mo nombre, que de,>graCladamente parece haber recaldo
en el eentn,>mo ambIguo) ~e opone a la prolIberaclOlll~ta Concl1lum
Pue~ bIen, «EdlclOne~ Commulllo» ha pubhcado reCIentemente un IIbnto
den~o y eheaz del penodlsta chlleno Fernando Moreno ValenCIa TeologUl
de la lzberauol1 1111 debate actual (SantIago de Chlle, 1984) que resultd
de alto valor como onentaclOn en medIO de las confu<;as Clrcunstan
ua~ de la~ IglesIas Iberoamencana~ frente al tenomeno hberaCIOOl'>ld
Lo" muJw,> lulluldiL'> PIO'\11110'> el! Opu" Dl:1 hdn dbOldddo "UldIllLIl(L
en E"pdnd \ ln \IllLlllel lo'> pi oblcmd~ del hbcrdllom"mo :¡Ullcl pOi qUL
su~ plulc'>UIL'> \ ¡Kn'>dduIL'> hdbkm prolundlLddo Vd, de">dc Id lL ~n Id
problemdtllel del mdl "\I">mo con ">uma amplItud V cohelenlld A"> 1 pOI
eJl:mplo el pi olL'>ol LhIleno J M Ibdñe}' Langlol"> hd publlLeH.lO un 1m
pOltdllIL L'>tud'o \el Llteldo por no"otr0"> Teolugw de la 11lJLraClOn ,
lucha de da,", \1ddlld ,P,l!dhld», 1985
En ¡ullo lk 111\~ Il1llntl ele, II C\.lentl kO Cdl dcnetl dl: SelO PdUJO -10m
PauJo L\dll,>10 \111'> punId ,cldc"> dio"> E,,>tado,,> Ul1ldo,,> v dchld ldn
ceJal ">u \ Id Je d SI,ddl I Ild pOI denegaLlon dc vl"ado el tdmblLll ~dl dc
nal blde,liLno ')lhLlLl (IWlldba dblcrtdmcnlL b Impoe,ILlon dl ">1!LnLlo
pOI pdltl dll Vdtll,lno el Ile1\ Leon:udo Boll (O E,tado dé Sao Paulo
2 VIl-85 p 11) PLI o no todo hdn de ~el anecdota,,> cn tOI no al IIbLl el
ClOl1le,mO Ln \mLlllel El 28 dc JulIo de 1985 vell1t!cuatlo pd~tOICe" teolo
go"> v ee,¡KLlellI'>tel"> IaICOe, I cUl1ldo~ en la Llucldd chIlcnd dc Loe, A.nde,,>
baJo Id COI1\ oldtOllel dl Id IC\ Ie,ta COl1l11U11l1O pubhCdbelJl un Impol tdntc
documcnto ~lll\O pllnLlpel! hlllldnte e" el cdldcnal Lopc/ TJLIJJilo~
que cl dldllO ldlolllu l'>pelJlOl Ya dpende, leplodu]o muy Pe\lllellmenlL
y qw L'n le, \L1'>IOIl ciL JI 'Vlu(lIl/o dc Sdntldgo dc Chile 29VIT198'i
dIce d '>1

DECLARAC/oN DE LOS ANDES

Lo, Ande!>, 24 al 28 de JulIO 1985

I NO"otl o~ lo"> que aba JO ~uscnben, pa'>tOl e~ y Ialco~ CII"


tlano'>, e'>tudlOe,O'" de la hlosoha, la teologla V las CIenCIaS ~oClale,>
no'> helllo~ I eumdo dUI ante lo~ dla~ 24 al 28 de JulIo de 1985 cerca
de la CIudad de Lo~ Ande~, Chile, y al pIe mIsmo de la "orchllera
andll1a, baJO la convocatona de la revl~ta C0l11111Ul1l0 para HI~pa­
noamenca, que tIene su sede en SantIago, con el objeto de exam¡
nar la 1 e~pueqa que ofrecen la~ llamadas teologla~ de la hberaclOn
al grave dce,aflO que para la conCienCIa cn~tlana reple~entan la
llll"ena \ la margll1ahdad de va~tos sectore~ del pueblo latmoame
ncano
2 Los pal tlclpantes de este Semmano Intel nacIOnal vemmo~
de pal">e'> muv dlver~os, y es glande la vanedad de nuestlas expe
nenlla">, actlvldade~ ) pubhcaClones El denomll1ador comun que
no~ une, que e~tuvo en el ongen mIsmo de nue~tra convocatona
y que ha pI eSldldo lo'> prolongados debate~ de nue~tra reumon,
e~ e">enclalmente e~te una fidehdad plena al Evangeho, tal como es
prote~ado pOI el Magl~teno ecleslastlco, aSI como la enseñanza
socIal de la Igle"la y al contemdo de la In~trucclOn Llbertatl!>
nLmt LU!>, emanada de la CongregaclOn para la Doctllna de la Fe,
a cuya luz, V ~ll1tlendo la preocupaclOn por nue~tra~ comumdades,
e~peCldlmente pOI lo~ ma~ pobres, hemos trabajado durante e~ta~
mten~a~ Jornada~
3 El e~tu(ho de c"Ía In~trucclOn de la Santa Sedc ~ompdL.ldd
con la producuon teologlca a la cUdl ~us proplO~ autore~ hdll
aplIcado y aplIcan el tltulo de «tcologm de la IIberduon», no" ha
permItIdo comprobaI und \CZ mas que, ~I bIen baJo e~e nombl L
coexI~ten COI nentes ba'>tdnte dlver~as entre ~I ~m cmbmgo lo"
planteamlento~ de~cnto~ en lo~ apartado~ VI a X dc la In'>tI uc
uon no ~on con~tI ucuonc~ hlpotetlCas, ~lno plonunudmlento"
realmente contemdo'> en numero~o~ IIbro~, en~dYo" \ artlCulo~ quc
CIrculan cn todd Amencd Latma, tal como ~c documentd en la"
ponenua~ prc~entadd~ en el Semlnano
4 Ld teologla de la IIbelaclOn tal como la entlenden lo~ dUto
res aqUl cltado~, pretende ser una «nueva manera de haceI teolo
gla» de~dc la optlCa de! «opnmldo» ) tomando como fuente \
cnteno ~upremo de la verdad teologlca una uerta mteI pretaclOn
de la prdxI~ lIberadora A paI tIr de ahl ~e eXlgc una IckctUI a
e~enClalmente polItlca de la palabra de DIO~, que llega a mtCI
pletar la entera eXI~tencla cnstlana, la fe y la teologla, en cla\c
polItlca Esta polItlzaclOn radIcal e~ agravada por el rccur'>o no
cntlco a una hermeneutIca blblIca raclOnalI~td que pI e~undc de
c~o~ cnteno~ exegetlcos ba!>Icos que son Id TradlclOn " el Magl!>
tena
5 Estdmo~ persuadldo~ de que el defecto fundamcntal de ~'>td
teologla de la IIberaclOn radIca en su mIsma concepclOn del me
todo teologlco, e~ decIr, en aquello que la In~trucclOn Llbertafl'>
nuntlu!> llama su «pI mClplO hermeneutlco determmante» (X 2), ::ll
que acabamos de refenrnos Aceptamo~ plenamente lo~ do!> ente
nos pala un autentIco metodo teologlco señalado~ por la Congre
gaClon pard la Doctnna de la Fe en su NotlficaclOn del 11 de mdI LO
de 1985 sobre un lIbro de uno de los teologo~ de la lIberaclOn
A saber

a) El pnmado de la herencIa comun Con antenondad a la"


~ItuaclOne~ concreta~ y partIculares, el teologo dIspone de una
«herencIa comun del umco EvangelIo, entregado, de una vez
para ~Iempre, por el Señor a nuestra fidelIdad» La pnmera
preocupaclOn del teologo ha de ser esta herenCia comun, que
debe IeClblr, mterpretar, desarrollar y aplIcar a las dIVersas
sItuaclOne<; hI~toncas Las Iglesla~ partlculare~ ~on IgleSiaS exac-
tamente en la medIda en que son, en un determmado tIempo
y lugar, expreslOn y actualIzaclOn de la IgleSia umversal El
verdadero dIscurso teologlco no puede Jama~ encerrarse en los
lImItes de una Igle~m partIcular
b) La praxI<; no puede seI en mngun ca~o el acto pnmero
o fundaCIOnal de la reflexlOn teologlCa La praxIs y la!> expe-
nenCla<; nacen SIempre de una determInada y l-oncreta sltua
Clon hI~tollca Esa~ expenencIas concreta!> pueden ayudar al
teologo en su lectUla del Evangeho para haeeIlo accesIble a ~u
tIempo Pero antenor a la praXIS, esta la veI ddd que e! Dlvmo
Mae~tro no~ ha confiado «La praxI~ no su~tltuve, m produce
la verdad, smo que esta al serVICIO de la verdad que nos fue
entH:gdda pOI el Senol » Ld te no nace de la pi a'<l'> la du-
mll1a y onenta E., "upellOl d Id pra'<l" ) la precede Jntolo-
glcdmente E" el \ el dddel o acto pi lmero de Id teolog¡a

6 SI lo dICho \dle p..U d ,-ualqUler tipo de prdxl'>, en el Cd'>O


conu eto de uel ta" teolog¡a" de la hberauon '>e tOl na mucho md'>
ploblemdUco, pOi ddqUlrll cn ella" la «pla'<l" [¡beladora» un .,en-
tldo cl..u dmente tllbutdllO del mal '<I"mo No podemo" en ~on'>c­
cucnua .,Ilenual Id realIdad de alguno,> a"pecto'> clave del teno-
meno IIbel dUOm.,ta que, como dIle la In"trucuon en "u pdl rdfo
1l1t10dUctOllO le"ultan «Iumo"o" paJa la fe y Id vida cll"tlana»,
Ju'>tdmu1tc pOI que «recUl ren de modo lI1"UhClentemente ClltlCO, a
concepto" tomado" de dlver.,a" con lente'> del pen.,anllento mal
'<I'>td» El e"lucllo atento del pen'>amICnto, tanto de Mar'< como
dc lo'> neomaJ '<I'>ta" actl'dle", permite vel el podero"o mf1uJo :¡ue
hd e¡uudo .,oble c'>a" teolo¡u \" y el CaJdcter no cntlco de "u le-
cepuon dentro de "u dl.,cur,>o teologlco"oc¡al, mfluJo teOlICO que,
.,ean CUdle'> fuel en la., ll1tenuones "ubJetlva", tIende d ti aIClOn::l1
Id vel dadel a opuon preferenudl por los pobre<; en Amenca Latl-
nd, y viene d con"tltUIJ un peligro fundamental para la te lel
pueblo de DIO"
7 La teologIa puede y debe hacer un u"o fructuoso de la"
CienCIaS <;ocIales Pelo, por und parte, no cabe aceptar la "ubor-
dmaclOn del discurso teologlCo al dl'>curso de ciencia positiva al-
guna Por otra, no se puede reconocer valor Clentlfico al anahsl'>
marxista de la SOCIedad m a la mterpretaclOn dlalectlca de la
hlstona, CUYO cal acteI IdeologlCo I esulta patente Fmalmente debe
rechazarse que en nombre de mnguna ciencia se llame al pueblo
cn<;tIano a obl ar en una dlrecclOn polltlcoSOCIaI umca, descono-
Ciendo su del echo al legitimo plurah<;mo en matenas temporales,
ahl donde la fe cnstIana no Impone una soluclOn umca E.,td., tres
contusIOnes se hallan ple"cnte" en el punto de partida mismo
de la., teologlas de la hberaclOn "eüalada" en el parrato antenor
8 Compartlmo" plenamente aquella" mterpretaclOne'> del acon-
teclmlCnto capital de Éxodo y de la predlcaclOn protetlca del An-
tiguo Testamento, aSI como de la predlcauon del propIO Je"us
en los Evangehos, que ponen de mamhe"to "u fuerza hberaclora
y su eXIgenCia de tran,>formaclOnes no solo mdlvldual, smo tam-
bien hlstoncosoclal Pero "e hace VIOlenCIa a la palabra de DIO<;
cuando se la mterpreta arbltr9namente leyendo la Blbha con cn-
teno" exegetlcos de corte raclOnahsta y con OJO" e"enclalmente po-
htICOS, cuando no clas¡<;ta", que dlstor"lOnan lo" pnnClpale" acon-
tecimientos de la hlstona de la salvaclOn y lo" proyectan fuera de
su honzonte etlco rehglOso autentico
9 Se nos presenta a Je"ucnsto como el «"ubversIYo de Naza-
ret», mserto e mtenclOnalmente comprometido en la <<lucha de
clases» de su tiempo, y se nos de"cnbe la Vida y su muerte hbe-
radora como la de un "lmple martlr de la causa popular, aplastado
por el establtshment Judeorromano Imperante Sm duda se pre-
tende aSI poner de mamfiesto la dlmenslOn hl"toncosoclal y aun
polItlca de la vIda de Je~us CIertamente el Señor se movlO dentro
del contexto ~oLlal de ~u lugar y tIempo Pero e~a Imagen de un
«Je'>u~ hl~tonco» muerto pOI el pobre y contra el nco como
da'>es, no procede del men~aJe del Nuevo Te~tamento, '>mo del
a pnOll de una dlalectlca del conlhcto, y contra~ta hondamente
con la le de la Iglc'>la en punto~ tundamentalc" Por una parte,
el ml'>teno del Vel bo encarnado y de la natlllaleza dlvma de
Cn'>to re'>ulta, ~I no negado abIertamente, al meno'> tan oscureCi-
do y dcfOl mado, que la Iglc~la ya no puede reconocer en esa
ver'>lOn '>u propIa te tal como ha ~Ido defimda en lo~ pnmeros
ConclllO~ POI Otl a parte, el caracter ~acnhCial ~alvlfico de la mueI-
te del SeñOl ~e dl'>Ipa en favor de una mterpretaLlon pohtICa Je
~u cruCifixlOn, cue~tlOnando el sentIdo ~alvlfico de toda la econo-
I11la de la redenclOn El mI~teno profundo de la pa~lon y muerte
de Je~u~ y la medIda m~ondable del amor de DIO~ Padre que ~e nos
revela en ella, re~ultando a~I o"cureCldos, y ~e o~curece tamblen
el ml'>1eno radIcal del pecado, y de la propIa dIgmdad del hombre
objeto de ese amor dlvmo mconmen~urable Solo a la luz de ~~to~
ml~teno~, tal como lo" proclama la fe de la Igle~la, ~e comprende
el ~entldo mtegral de la redenclOn CrIsto no~ hbero esencIal-
mente de la esclavItud radIcal del pecado, y por e~o mIsmo su
IIberacIOn debe provectarse tamblen eficazmente en el estuer70
por remover las servIdumbres economlcas, ~oclale" y pohtlca~ que
den van del pecado, anunCiando y antICipando a~I la lIberaclOn de-
hmtlVa del remo de los cIelos
10 Con respecto a la IgleSIa, sm desconocer el amor a los po-
bres que puede descubnrse en algunos teologo~ de la hberaclOn,
debemo~ añadIr con dolor que en la figura de una «IglesIa popu-
lar», tal como la pre~entan e~tas teologlas, no podemos reconocer
el rostro de la verdadera IgleSIa de Cnsto Esta, en efecto, o~cu­
reCido por la confrontaclOn dIalectlca entre una ~upuesta IgleSIa
del pueblo y la IgleSIa Jerarqmca y sacramental, que resulta des-
cahficada de antemano, y a veces aun combatida, en Virtud de
una cntlca generahzadora que le atrIbuye caracter burgue~ capIta-
lIsta o comphCidad con la opreslOn Nos declaramos en comumon
con la Igle~Ia una y umca y con su hlstona entera, presente y
pa~ada, que ha atrave~ado momentos de cn~IS y penodo'> de ~om­
bra~, pero que ha estado SIempre ammada por el E~plntu Santo
y ~e ha e~forzado por ~er fIel a la voluntad de ~u Señor y a la
dl~pombllIdad de ~erVICIO que debe defimr a la comumdad de sus
dl'>clpulo~, mamfestada en multIples obras de amor a los pobres
y a los que ~ufren
11 La expreslOn «opclOn preferencIal por los pobres» procla-
mada por las conferencIas epl~copales de Medelhn (1968) y Puebla
(1979) con~tltuye una señal prIvltegiada de autentIcIdad evange-
hca La evangehzaclOn de los pobres es un SIgno meslamco que
mIra a la hberaclOn de toda~ las mISerIaS y serVIdumbres de
la eXIstenCIa humana Pero esta afirmaclOn ha SIdo en ocasIOne"
mterpretada y aplIcada de torma umlateral, que perVIerte su m5-
plraClOn bíblIca. Se reduce la pobreza a su aspecto matenal y, lo
que e'> ll1a~ ~e la mterpreta de acuerdo con una ~ouologla con-
tlILtual El pobl e e'> a~1 ldentlhcado con el proletano VI~tO ~egun
llna optIca de lucha de clases con ~u con c~pondlente e mevltable
pal tJdl~mo El resultado es una ref1exlOn teologlca y una predlca-
clOn ede'>laJ centrada,> ca'>l excJu~lvamente en la~ cue~tlOne~ '>OCIO-
economlca'> a vece~ con acento~ amargamente relvmdlcatt"o~ v aun
mas frecuentemente con pretenclon u olVIdo de dm1en~lOne~ esen-
uaJe~ dc la te y de a~pecto~ ba~lco~ de la expent.nua humana
Perublmo~ la de~azon de muchos que, a cau~a de la aphcaclOn
de una eqUIvocada forma de entender la opclOn por los pobres,
~e ~Ienten abandonado~ e IgnO! ado~ en ~u~ a~plraClOne~ y necesl-
dade,> I dlglO~a~, " advertImos como una predlcaclOn reduccIODI,-
ta crca \ dUO'> relIgIOSO, que '>on con 1recuenua ocupado'> por
la'> ,>ecta'>
12 Ld pi e'>entaclOn de Id verdad como ldentlhcada con Id
pi a'l:l'> \ la equIvalencIa practlLa entre ~alvauon cn~ttana y ltbera
Llon ..,ouopolItlLa pi e~uponen un m0111~mo hl~tonco (ch In..,truc
Llon IX 3) del que denvan un reducuoDl~mo dntlopologlLo y un
totalItan~mo polItlco e'>te ultimo tanto ma~ grave CUanto que re
'>ulta ~acrahzado La te cn~tJana no~ re\ ela la vocauon dlvma del
hombrc ", en con~ecuenua, el ~entldo pi otundo dc la hl~tOl la Y
dc toda ~ltuauon humana La pledlcaclOn eL!e'>lal debe, por tanto,
d\ uddr a Juzgar todo aconteCll11lu1to en reterenua a DIO~, y
1110\ er d llna dcuon que 111Cldd ehcdzn1ente en la hl~tona Pero
e.., nece~allO ~Ubl ayar al ml~mo ttempo que la eXI~tencla human:!
no ..,e reducc a Id~ dllnen~lOnc~ POhtlCd.." 111 tlene en la polttlLa ';u
eje dominante ~mo en la relaclOn con DIO'> E~ta realidad debe '>er
proL!amddd con total nitIdez puc~ de ella dependen la delen"d de
Id \OCdLlOn trd..,ccndente de la per'>ona humana v Ja ahrmaLlon
de ..,u IJbertad
13 En nuc~tro debate hemo~ tratado de ~er fiele~ a Id verdad,
con el d111mo de pre~crvar de toda IdeologlzdclOn lel doLtnnd de
Id te " en partIcular el amO! a lo" ma~ pobl e" No~ Jponemo"
d toda pI aLtlLd economlca, "oclal cultural o pollttca que -ltente
contla la.., a~plraclOnes a la hbertad V a la JU<.,tICJa (In"trucclOn,
I \ II) Creemo~ mdl~pen~able afirmarla" con plenitud, cVltdndo
todd mtel pretauon que por ~I l111~l11a lleve a de~naturaltzalla~ mas
quc a redIILdlla... , tenemo" la cel teza de que «la" grave.., de~vla
Clone.., IdeologlLd"'» que la In~trucLlon de Id Santa Sede denunua
en algund'" teologla.., de la hberaclOn «conducen mevltdblcmente a
ti dlLlondl la caU..,d dc Jo'> pobre~» (In..,tl UCClon Introdueuon) En
eOl11l1l11on con Id ]CrarqUl3 de la Iglc..,la u eCl110~ que la autentIca
IllxldclOn c.., la que se tunda e'1 <da verdad ..,obre Je..,ucn~to el
S,t1'ddor la \ucl,ld '>obre la Igk~Ja Id \uddd ~ob,e el hombre»
(I11'>11 ucuon XI 5) " que e~a iJberdclOn debe COl11pl endel ~e en
el conte'l:to a la vez pel cnne, dll1dl11lLO V 1 enO\ ador de Id doctnna
de 11 1glc~ta " partlLuldl P1ente de ..,u cn~eñanZd "oclal
14 Aluuno... teoJogo~ de la iJbel dClon ahrman que la doctnnJ
~oual de Id Igle~Ja no ~cna m<.,trUl11cnto doctrmaJ <lproplado pal a
"'UPCI ar la pobl eza V la m,'>ena de lo'> hombrc.., de Amenca L:l-
l111d, c'>e m:,tl umcnto '>elld :'010 el analJ:'l:' marxI:,ta de la hl,>lond
Con'>ldtdmo:, pOI el conllano que la doctllna sOClal oflece pnnu-
PIO:' Lc1pace:' de gUlal realmente en la tarca de con:,trulr una SOCle-
dad en Ju:,Uua y '>ohdandad La adecudda '>oluuon de lo:, plO
ble111d:' actuales de AmelILa LaUna no :,e obtendra mediante de-
clarc1uone:, :'lmplJilcadora:, dCllvada:, de la Ideologm malxl:,ta, :,mo
d ti ave:, de acuone:, vIgoro'>a:' ba'>ada'> en anall:'l:' detemdos de
la:, mulUple:, cau:,a:, de la pobreza de tal,[o:, 111dlvlduo:, .Y tdmllJa:,
1::,lo:, anali'>l'> podlan :,er fecundo:, :'1 e:,tan l!ummados por la con-
cepuon cn:,lldna del hombre, fundamento Ultl1110 de un orden so-
ual lu'>to, y Ollenlado'> por lo:, cntellO:' vel dade'i y expencncld:'
rccogldo'> en e:'L LUCI po de docli 111a -Cn0l111Cmente nco, aunque
:'Icmpl e pellecliblc- quc c:, la en:,eñanLa '>oual de la Igle:,m Par-
tIL ular Impol tanuel I CVI'> tcn Id ctlca del li aba JO de la'> relauones
de pi oduLuon y dc la dl'>tllbuclOn de lo'> blenc'> \ '>er \ lUO'> a todo,>
lo'> mlemblo:, de la comumdad
1 ~ Toda tcologw aulentILa dcbc d:,umn c~ta g070:,a v tremen
da \ Cl dad lo quc '>e Jucga en la eXI'>lenua hl:,tonca e:, la vida
CtCI nd pue:, la liberaclOn dehmtrva )' total del hombl C solo 'ie da
en Id con:,umauon del lema de lo:, cielo:" en la VI:'IOn de DIO'>
cala a Cala, a la que todo'> e:,tamo,> convoLddo:, E'>ta veldad,
leja'> dc legltlmal la Opl e:'lOn activa, e'> :,u ma'> profunda condena,
como '>c hace patente en la '>uerte del lILa Epulon, leja:' de pro-
\ocal una eva:'lOn de la'> realldddes tcmpOlale:" e:, el mas formi-
dable Impubo hl'>tOllCO liberadOl de la... '>el \ Idumbre:, economlca:"
",oclalc'> politlca~ y culturalc'> de nuc:,tlo'> pueblo'>, pOI que :'010 en
e'>td \ erdad re:,plandele la ...uprcma cligl1Iddd dcl hombre creado a
Imagen dc DIO'> v llamado a Id f¡liauon dlvma v :'010 clla funda
mcnta cl lmpcl dtlvo etILO quc lleva d no lon~ldel al Jama:, al
hombl c lomo mero objcto pOI parlc dc POdCl mtcl c'> o Ideolo
gla dlgund
16 Una genUIna tcologla de la libcl duon '>upone la 1 ealidad
dc la reconuliauon dcl hombre con DIO'>, con'>lgo ml'>mo con
lo'> dcma:, y con todo lo cllddo, tal lomo :,e cn:,cña cn la ExhOl ta-
cIOn Apo:,tollca ReCOl1ulwtlO et Poemtelltza y en el lonJunto del
magl'>teno concl!ldr y pontlÍlclO Alh hall amo'> una en~eñanza LIara
'>obrl lo'> lontemdo:, v valore:, de la hbcrauon de las :'Cl vldumbres
que tlencn '>u ralz en cl pccado, y de la libel auon como plcmtud
del hombre en el enluentro dehmtlvo con DIO:' Alh '>c no'> rccuer
del adcma~ que no hay verdadera IJbelacIOn '>m reconullauon nI
verdadcra reconClliaclOn '>m empeño pOI la hberauon En este e~
pln lu quel emos fal td!cccr el dIalogo al :,el VICIO de la umdad de
la Ig!c'>la

Lo:, paltlupante~ en e'>te Semmano, haClendono:, eco de lo:,


pan afo:, hnalc:, de Id In'>trucclOn Llbertatl~ I1UlItlli~, mVILllno~ a
todo,> lo'i u 1'> llano:, a reconocer el de'>aflO que DIO" ml'>mo no,>
dlnge de:,de la di amatlca sltuacIOn actual del Cotmente latmo
amcr lL<lnO, con la gencI o'>ldad que reclama cl :,cgulmlento de Cnsto
v la e"pcl <ln/<l qllC deriva de la se¡>undad de la acción del E~Plll/ll
v la 1'101 Clllon maternal de María

FJRM!\NTC~ DE LA "DECLARACIúN DE LOS ANDES»

Señor HUll1hel (o Bel1i


R P E<.,(C\Cl1dO BclLlnCOurt O S B
R P Gcor~c Coltlcr, O P
R P Bruno Oc',,,, O M D
Pbro Dando EtCrovlC
R. P Fram;Ol" Francou, S. J.
Señor Joaquín García-Huidobro
Señor Alfredo Garland
Phro Jo"é MIguel Iháñez Langlois
Pbro Jo<;é Ltll" IHanes
E'(mo MoJl<., BO\cntura Kloppenburg, O. F. M.
R P Fintan Lawless.
Exmo cardenal Alfonso López Trujillo.
Señor CarIo" Martínez, F.
Exmo Mons Jorge Medina, E.
Pbro Antonio Moreno.
Señor Ernesto Moreno, B.
Señor Fernando Moreno, V.
Señor Juan Osés
R. P. Anton Rauscher, S. J.
Señor Miguel Salazar.
Señor Miguel Angel Salgado.
Señor Gonzalo Sánchez G.-H.
Exmo. Mons. Fernando Vargas, S. J.

Metodológicamente, esta Declaración debería situarse en la parte de


nuestra obra destinada a las reacciones sobre el Documento Ratzinger
de 1984. Pero por la importancia de la Declaración de los Andes, y por
ser el primer documento de esta envergadura publicado, tras profundo
estudio, con carácter internacional, hemos preferido cerrar con él -que
se comenta por sí solo, V que resulta certero en todos sus puntos, re-
dactados con gran equilibrio y moderación- nuestra sección sobre las
actitudes de la Iglesia de Iberoamérica ante los movimientos liberacio-
nistas. Es importante que entre los firmantes figure un cardenal co-
lombiano, un arzobispo brasileño y otro peruano. El brasileño es fray
Boaventura Kloppenburg, O. F. M., de Bahía, primer especialista de
América en contenidos y problemas conciliares, a quien hemos citado
ya anteriormente, y que con López Trujillo es hoy el campeón de la
ortodoxia romana y de la doctrina social de la Iglesia en Iberoamérica,
tanto en los aspectos doctrinales como en los prácticos. López Trujillo y
Kloppenburg están a años luz de toda extrema derecha; son claros expo-
nentes de la línea pastoral que sigue el Papa Juan Pablo II para la res-
tauración de la Iglesia católica y suponen hoy, en medio de la confusión,
una gran esperanza.
PRIMEROS SIGNOS DE RENOVACiÓN ESPIRITUAL PROFUNDA:
COLOMBIA

La siembra del Papa, y la decidida actitud de la mayoría de los


obispos, muestra ya los primeros signos de fecunda renovación en toda
América. La importante revista Christianity Today, en su número de
29 de setiembre de 1985 muestra una serie de datos alentadores sobre
la renovación profunda de signo carismático, y en plena comunicación
con los obispos, de las masas católicas colombianas, que suponen el
95 % de la población. Los estudiantes, que en tiempo de Camilo Torres
se inclinaban hacia el marxismo de forma excluyente, están desilusio-
nados con el marxismo y vuelven a la consideración y la práctica re-
ligiosa.
Las atrocidades de la guerrilla marxista, que parece encelada con
Colombia y que hasta hace poco ha gozado de la colaboración de clé-
rigos colombianos y españoles, hoy totalmente desacreditados tras la
experiencia nicaragüense, han sido valientemente denunciadas por la
jerarquía episcopal católica colombiana, que cuenta con un líder de
talla mundial como es el cardenal Alfonso López Trujillo. Diario de las
Américas, en su número de 29 de setiembre de 1985, comunica los resul-
tados de una Asamblea extraordinaria de cuatro días, celebrada en Bo-
gotá por más de 60 prelados colombianos:
«En manifiesto compromiso con la ideología y los sistemas del mar-
xismo internacional, algunos grupos guerrilleros hacen alarde de un
pacifismo engañoso, declara la jerarquía católica sobre la aceptación por
parte de los alzados en armas, del proceso emprendido por el presi-
dente Belisario Betancur con los grupos insurgentes. Los prelados ad-
vierten en su documento que los rebeldes aumentan su liderazgo popu-
lar, ilusionando a los campesinos con un nuevo orden social, y llaman
la atención a las Fuerzas Armadas para que se mantengan "fieles al
cumplimiento de su deber", y protejan el derecho a la vida de la vio-
lencia, el asesinato y el secuestro.
»" El plan internacional, sagazmente elaborado para convertir a Co-
lombia en nación marxista y por su posición geográfica como un puente
para el dominio del comunismo en América Latina, es una de las causas
de la crisis", añaden los obispos de Colombia, con una claridad que nos
hace lamentar la tibieza de otros equipos episcopales. Consideran los
obispos que una de las principales causas de la situación colombiana es
la falta de credibilidad de los partidos políticos tradicionales, liberal
y conservador, que colocan a los electores ante la alternativa única de
la izquierda. Sin embargo, los prelados reconocen "los esfuerzos por re-
cuperar la paz, que han sido muchos, especialmente por parte del Go-
bierno, y que han ahorrado el sacrificio de muchas vidas pese a que
el diálogo no halló eco en algunos grupos subversivos" y "la dilación
crea confusión e incertidumbre".»
«Lejos de cualquier extremo -dicen los obispos de Colombia-, hay
que decir que el país está atemorizado.» Los obispos denuncian la «in-
filtración criminal» en la educación, la intimidación en la administra-
ción de Justicia, la dotación foránea de armas para la guerrilla y las
alianzas con el narcotráfico.
Frente a la crisis social, la Asamblea episcopal propone respaldar al
presidente Belisario Betancur y no permitir «por ningún motivo» la
participación de proselitistas armados en las elecciones del próximo año
y aboga por «regresar a Dios».
El documento formula un llamamiento a las naciones del Tercer
Mundo «agobiadas como Colombia» por la opresión de las naciones
industrializadas y la acción de ideologías externas, así como un diálogo
iberoamericano con los países desarrollados, para buscar la cooperación
y la paz. Firma el documento el cardenal López Trujillo, con los demás
participantes. La tragedia del Palacio de Justicia en Bogotá ha venido
a dar plenamente la razón al documento de los obispos colombianos.
A primeros de enero de 1986 la Conferencia Episcopal de Uruguay
declaró su plena solidaridad con la Santa Sede en el problema de la
liberación y la plena adhesión al documento Ratzinger (cfr. ABe, 9 de
enero de 1986, p. 40).
La actividad de monseñor López Trujillo es incesante. En espera del
nuevo documento de la Santa Sede sobre la liberación, el cardenal de
Medellín ha organizado, a fines de enero de 1986, un gran encuentro en
Lima convocado por el arzobispo del Callao, Ricardo Durand Flores
S. J., sobre la teología de la liberación y de la cruz, en la línea mar-
cada por el Sínodo, y como alternativa a las desviaciones de la TL.
Presidieron el encuentro los cardenales de Medellín y de Bastan, mon-
señor Law, con 9 obispos, 20 teólogos y miles de congresistas (cfr. Ya,
24-1-1986, p. 41). La revista clerical proliberacionista española Vida
Nueva (número 1.514, l-II-1986) ha informado de forma antipática y ses-
gada sobre este importante encuentro.
Séptima parte

LA IGLESIA DE ROMA -VISTA DESDE ESPARA-


ANTE LOS MOVIMIENTOS DE LIBERACiÓN:
LA EPOCA DE PABLO VI
LA DOCTRINA DE LOS PAPAS: PABLO VI Y LA EXHORTACiÓN
ccEVANGELlI NUNTIANDID (1975)

En el estudio sobre la actitud de la Iglesia de España en torno a


los movimientos de liberación transcribíamos los elementos principales
de la doctrina pontificia -a partir de Pío IX hasta Juan Pablo II-
sobre socialismo, comunismo, marxismo y diálogo cristiano-marxista. La
amplitud con que hicimos ese análisis, y la objetividad del documento
correspondiente de la Comisión Episcopal española de Pastoral Social
-incompleto en otros aspectos, pero cabal en cuanto a la exposición
de la doctrina pontificia- nos excusa aquí de tratar de nuevo el pro-
blema. Sí que debemos añadir que otros Episcopados se han mostrado
menos remisos que el español en orientar a sus fieles sobre el socia-
lismo, el comunismo y el marxismo; después de la famosa Carta colectiva
del Episcopado español en 1937 y sus secuelas inmediatas, ningún docu-
mento colectivo de los obispos de España se refiere a este problema
que muchos cristianos españoles consideran como acuciante. Una ex-
cepción que desgraciadamente pasó casi desapercibida: un breve párra-
fo en la declaración de la Conferencia Episcopal sobre el apostolado
seglar en España, 4 de marzo de 1967, donde se reitera a los católicos
españoles la repulsa papal «frente a las invitaciones insidiosas a un
entendimiento práctico hoy, ideológico mañana, de los movimientos so-
ciales y políticos que toman su origen y su fuerza del marxismo y fo-
mentan el ateísmo y la lucha de clases como sistema» (Documentos co-
lectivos del Episcopado español, 1870-1974, Madrid, BAC ,1974, p. 406).
Las asociaciones cristianas sociales no hicieron el menor caso de este
consejo episcopal, y por eso resulta más extraño el vacío de toda alu-
sión al marxismo y sus infiltraciones en medios cristianos en las orien-
taciones pastorales sobre apostolado seglar dadas por la Conferencia
Episcopal española el 27 de noviembre de 1972 (cfr. ibíd., p. 493). Y tam-
poco hay la menor alusión al peligro marxista -que entonces rampaba
en los cuadros y las bases de la Iglesia- en la famosa declaración
de la Conferencia Episcopal española de 23 de enero de 1973, La Iglesia
y la Comunidad política, donde bajo la dirección del cardenal Tarancón
la Iglesia de España pretendía el despegue respecto del régimen de Fran-
co, no la denuncia del peligro marxista en su seno, y en el seno de la
sociedad española. Poco después, la Iglesia de España, como fruto de
ésta y otras inhibiciones, se ha encontrado con leyes del divorcio, del
aborto y la LODE (cfr. ibíd., p. 520).
Esta inconcebible alienación de la Iglesia de España no ha sido com-
partida, afortunadamente, por otras Iglesias en Occidente. En julio de
1977, por ejemplo, el Episcopado de Francia declaraba sin reservas que
«cristianismo y marxismo son incompatibles», y que «el creyente que
colabore con los comunistas trabaja en su propia desaparición», dentro
de un documento cuyo título es «El marxismo, el hombre y la fe cris-
tiana», complementado con otro: «Fe y marxismo en el mundo obrero.»
El documento analiza la «tentación marxista que se presenta a los cris-
tianos comprometidos en una acción política y que consideren esa vía
como la sola alternativa para las condiciones del liberalismo en crisis».
y afirma: «Si la Iglesia rechaza al marxismo, lo hace en nombre de la
incompatibilidad entre el marxismo y la fe, pero también en nombre
del hombre.» Y concreta: «So pena de renegar del humanismo de la fe
y de la traza del Creador en cada uno de nosotros, no sabríamos alinear
nuestra esperanza cristiana con el materialismo histórico y dialéctico
del Partido Comunista» (cfr. referencia detallada en ABC, 8 de julio
de 1977, p. 1).
Poco después, el cardenal Giovanni Benelli, arzobispo de Florencia,
declaraba al diario de Madrid El País que «en mi diócesis, más de la
mitad de los católicos son comunistas»; y cuando el diario madrileño
-por medio de su corresponsal, el ex padre Juan Arias, ex redactor de
Pueblo, le recordó que los comunistas han renunciado a la dictadura del
proletariado, a la lucha de clases y al ateísmo -lo cual es una falsedad-,
Benelli contestó: «Entonces significaría que han renunciado a ser mar-
xistas y en este caso deberían llamarse socialdemócratas.» Y continuaba:
«El verdadero marxismo es la antítesis de la palabra de Dios, porque
ésta es unidad y el marxismo es división; ésta es trascendencia, y el
marxismo es inmanentismo; ésta es el hombre, y el marxismo es el
grupo, el proletariado. Son posiciones antitéticas.»
Ante los cristianos de Italia que votan comunista, el cardenal mani-
festó que lo hacen «porque o no conocen al marxismo o no conocen
al cristianismo». Y añade una dramática confesión: «La tragedia para
la Iglesia es que, a partir de la gran guerra mundial, ha ido al remolque
del marxismo, interrumpiendo la investigación en el campo social» (cfr.
El País, 27 de octubre de 1977, p. 7).
En relación con la sensibilidad de la Iglesia católica frente a las
desviaciones marxistas del liberacionismo es necesario tener' muy en
cuenta -por su temprana fecha, 8 de diciembre de 1975, al año siguiente
de un polémico Sínodo de los Obispos -1974- en que los problemas del
marxismo y del liberacionismo estuvieron a la orden del día- la exhor-
tación aoostólica de Pablo VI Evangelii nuntiandi, que algunos citan
como sobre ascuas, pero que nos parece un documento fundamental
que desde entonces ha orientado la acción de la Santa Sede en este
conjunto de problemas (dr. La evangelización del mundo contempo-
lalleO Mddlld "PPl 1980 [7 ed J en dllL!emtc «EN»)
L.l" PO"luolle" Ilbu,\UOnl"td" tom,\lon pOI "Olple~a al S¡nodo de
lo'> OIW.,po" en 1974 ¡Que lLlel enua Lon L! dI.. 1985' La CXhOl tdUOI\
apo"tollLd L \({/I~LiIl Illlllliw/(II "c plodllLe Lomo un dntldoto contld C'>d
lIrupuon IIbUdLIOIlI"l,1 L'n L! SlIlodo de 1974
Alllll1d Pdblo VI que ,de"u" ,1Ilunua la "ahauon L'~e gldn don de
DIO" qUL L" lilxlduon de todo lo qUL' 0pllll1e al homble, pelo que ~"
SOble ludo lilxlauun del peLddo \ lid 'llalIgnu (EN, p 12 ~ ~) Lv.jue
¡mpoll,\ e" «L\dl1gell/,lI la Lulluld \ la" Lultllla" del homble pOlque
la I uplul .1 Lnll e ¡ \ dlH2cllO \ lultUI a L''' ..,111 duda alguna el dlama Je
nue"tlo llLlllpO> (1 \1 J) 21 \ ,,) En e"¡e ,>elllldo la evangehzaclOn debe
tenu LIl LULnl" <!el Illlupdduon leuploLa que en el CUl'>O de lo" tIem
po" "L L"tdbILLL' LIlIIL LI t\allgelIo \ 1,\ vIlld LOlluela pel"onal \ ,>oual
del 110IllblL > (fi\ p :.7) Y e"IL IllLn"d]e que dcbe e\.tendel'>c d todo
el LOIlIUIl[O llL 1,\ \ Ida LOI1lUl1llalla IL"ulu «e~peclalmcllte \ IgOIO'>O en
IlUC"lIO" dla" v)blL Id IihLldUOIl» (EN p 28)
SL IdlLIl LI Pdpd dio" dehdlc" "oble IIbeldclOn que lo'> obl"po" Jd
Te\LU MUlldo pI \\lILdIOn en el Slllodo dc 1974 RL'conoce le\ «ll1]u"tlua
en Id" I dauunL''> IllIUIMLlonalL" \ e'>PL'u,IIIl1LI1!L' en lo" ll1telcamblo,>
cOlllelLldlL" .,¡IUdlIOIlL" de ncolololllalI,>mo eCOIlOllllCO V cultural a ve
ce" tan llUd C0ll10 el pol1tlLo LlL La Igle'>ld leprtJelon lo'> Jbl'>pO"
tlenL cl dI bu de ,1IlUIlLl,\1 \,1 IIbLl aLlon de 1ll11l0ne~ de "ere~ humano'>
entlL lo" lualL'> hd\ Illulho,> hIJO'> '>U\O,,» (EN p 28) É',Ía e'>, pUl''> la
tOllld llL PO"IUOI1 dL Pdblo VI -que Lonocc dll ecldmente el problellld
de'>dl "U Pll"Clllld Ln la COlllel enLld de Meddllll en 1968- '>obl e lo'>
1110\ Illllcnto" de I1bLl dUOIl
No \ ,\ ,1 "ll Ull,\ 10ll\d dI.. pO"1L Ion ,llllblgUd Acolllete pnmero el Papd
la e\.po"llIOIl de lo" pcll!llo" llL I IeduLLlolll"mo \ va ~abemo'> quc ~l
hbclallonl"'llo IldllO Pllll"\Il1LIlIL -.'n glan pallL de una mterprLt\uon
reduluoni"L\ dL Medellm
«No h 1\ pOI que OUll!.11 Ln deLto, que Illulho'> UI'>tlano'> genelo,>o"
"en",blL" a Id" LUL"llonL" dldll1atIL,\" que lle\a LOn"lgO el ploblema dL
la llbu ,\lIOIl al quu L' LomplomLtel a ),\ Igle.,¡a LIl el e,>lucr7o ele hlx
raClO11 han "elltldo LOIl ti CLllLnUd 1,1 ten taLlan dL redUCir "U IllI'>lOn a
las d IIl1Cn"lone'> de un pi 0\ LlIo pUl amente tempOl al, ele reducll "u'>
obletl\o" .luna pel'>peLll\a dntlopocentllca, la ,>alvaclOn, de la cual ella
e'> mcn"a le\ ,\ \ '>au ,\mento e\ un blene'>tar matellal, '>u actividad -01\ I
dando toda PlcoLupaLlolI L'>pllltual \ leIlglü'>a- a IIllLlatlvd" de oldcn
pol1t ILO o '>oLlal SI e" to f UCI.l el"l la Ig1c'>la pel dena "U "lgmhcacIOn
ma'> pi orunda Su men"dlC de llbel .ILion 110 tenc\r la nll1guna ongmahelad
y '>e pi C"tdl la a '>LI dc,lpeHado \ llle\1l1pulado por lo" "I"tema'> ldeolo
gICO" \ lo'> partido" pohtlLo~ No tLndlla autOlldad para anunClal, de
pdrtl ele DIO'>, la llbLl aLlon POI e"o qUl'>llllO" '>ubravar en la ml'>ma
alocuLlon ele la apel lUId del SlIlodo "la nele"lddd de reafumar clala
Illente la hnalidad e"peLlIlLdmcntL I ehglO'>a de la evangeIr7<lCIOI1"» (EN
ragma 30)
El lector antc lo'> texto,> ba"lco'> \ la'> Idea~ ba"lca" de la teolo!:']a
de L\ h beraClO11 que ya hemo" C\puc,> to Lompl endera perfectamentl
que el '>1f':Ulcnte parrdto de Pablo VI e'> una Lntlca directa a la teologu
de la h beraClOl1
«Acclt,a de la hberaclOn que la e\angehLaclOn anunua, y ~L C~ILLLl/d
pOl ponel en plactlca, mas bIen hay que decu
»No puede ] cduc]r~e a la ~lmple y e~tl echa d1l11en"lün eConOl11lLLI
polItlLa, ~oClal o cultural, ~1l10 que debe abmcal al homble enlLlo <-11
toda" '>u'> dllnen'>lOne~, ll1c1U1da su apel tura al Ab~oluto que c'> DIO'>
»Vd por tanto ul1lda a Clelta concepuon del hombre, a und ,milo
pOIOgld que no puede nunca saCl J1lLal~e a la~ C~lgLl1Lld~ dL Ullu _,>[, u
tegla cualquiera, de una pI a~l~ o de un C,(ltO a callo pld70»
y lo'> pdllalo,> ~lgUlente~ aluden \.1 dllCL/dmcntc .1 Id teologld -lc
la II bel auon
«E~ ma~, la Igle~Ia e~ta plenamentc convenuda de quc todd lIbcI a
uon temporal toda hberaclOn polItlCa -pOI Ola~ que c'>ta ~c c'>tuLlce
en encontlal ~u jU,>IlÍlcaLlon en talo cual pagll1a del AntIguo o el Nue\o
Te~tamento, pOI ma~ que acuda, p:lfa :"u~ po~tulado~ IdeologlLO'> \ ~u'>
nUl 111a,> de acuon, a la autondad de lo~ dato~ \ conL!u'>lone~ teologlcO'>,
pOI ma~ que pi elenda '>el b tea logIa de hoy, lleva dentro de ~I mI~ma
el germen de ~u propIa negacIOn y decae del Ideal que ella mI'>ma "e
propone» (EN, p 30 y '»
La Igle~Ia no admIte cllcun'>clIbll ~u ml~wn al pUlO teucno Idl
gw'>o teollco, y consldelJ Importante el e,>ldblLLlmlLlll0 dL ,'>11 L'dl' ,,>
ma,> humand" v meno'> opre'>ora~ Pe] o «no puede aceptJr la \ IOlLnc' l
"Obl e todo la fuerza de la~ arl11a~, ll1conllolable cULwdo "e de"aiLI ',1 Jd
muel te de qUH:nqUlera que '>ea como Cdm1l10 de IIbel aLlon, pOI qUL "diJL
que la vlOlenua engendra Inexorablemente nueva~ fOl mas de vpl C"IUIl
v e"c1a\llud» (EN, p 31 v ~) v Pablo VI uta ~u~ propla~ ll1tenenuone"
de 1968 en ColombIa para con ObOl al lo Con e~ta~ con~ldel auone'> LI
Papa e'>pela «evIta¡ la amblguedad que revI"te trecuentementc Id pd
lLl!11 a Ilbe1 aClOl1 en la~ ldeologla", lo~ ~l~tema~ o lo~ grupo'> pO]¡tILO~»
(EN, p 33)
Vuelve de"pue~ el Papa ~obre una de ~u~ glandf'~ preocupauone"
«el dI ama del hUmdl1l"mO ateo» "egun la e'(pre~IOn de HenIl dc Lubac
Dl~tmgue -la dl~tmcIOn de Pablo VI '-e hara c1a~lca- el ~eculall~mo
-que es la exclu"IOn de DIOS propIa del ateI,>mo- de la senda¡ lzaClOn
que puede '>er legItIma en cuanto e~tableclmlento de la~ leyc~ auto
nomas de la naturaleza y la SOCIedad Se refIere al «atel~rno :ll1tropo-
centnco», no ya ab~tracto )' metaÍ1~lLo, ~mo pragmatlco y mIlItante»
y dedICa uno~ pm rafos muy '>ustanclO~O~ al pI obl~ma de la'> comulll
dade~ ecle~Ialc" de ba~e, que lucron muy 11 atada~ en el Smodo de 1974
y entre la~ que dl~tmgue do'> genelo'> Una~ que "e tUl man v dC'>dll O¡]LlIl
en comUl1l0n con la JeImqUla V de acuerdo con Id IgleSIa, v atlas, que
'>on rechazables
«En otIa~ reglOneS, por el contrano la~ comullldade,> de ba..,e '>c
Ieunen con un espIntu de cntIca amarga haLla la IgleSIa que estIgma-
tIzan como znstltuclOnal V a la que '>e oponen como comumdadc,> ::an'>
matIcas, hbres de estructuras, mspIrada~ umcamente en el Evangeho
TIenen pue'> como caracten'>Ílca una e\ Idente dCtltud de cen<;ura , dc
rechazo a la'> mal1lfe~tacIOnes de la IgleSIa, su jerarqUla y <;US SIgno'>
Contestan radIcalmente esta IgleSIa En esta Imea su mspll dClOn pnn
Llpal ~e conVIerte 1 apIdamente en IdeologIa y no e'> raro que <;ean mu\
pronto pre~a de una opcIOn pohtlca, de una cornente y mas tarde dL
lIn ~I~tcma, o de un pal tldo, con 1 Ie~go de ~er m~tl ul11entahzadas (EN
p 49) No '>C pucdL dL'>L1lbll )11L\OI Id caldd de la'> comumdades dI..
bd'>C en la 01 bItd dc la e'>tl atcgla mal xl~ta
Lo Il11pOl tantc dL C~td Impol tantl'>lmd exhortaClOl1, Evangelll nUn-
//(I/u/¡, c'> que malCd la IIncd que ha ~egUldo cohercnte y ~Istematlca­
Illcnte Id Sdntd ScdL cn ~u L11 ]UILldl11lcnto v ollentaclOn ~obl C el IIbe-
IaelOl1l'>mo II1~l~tamo'> cn que la lccha de esta onentaclOn ~uprema es
1,1llV tcmplana 1975 cUdndo apula~ hablan de~plegado ~u~ trentes los
mOVlmlcnto~ de IIbcl duon

Lmto Pablo VI C0l110 Juan Pablo II cOIl1C1den en atnbUlr a la per-


\ er'>lOn del c'>pllllU \ Id'> cn~eñ.lI1za'> conclllare~ buena parte de lo~
mdle., de la 19le'>la Juan Pablo Il ]0 dIJO explesamente en su VlaJc a
BdgILa de 1985 «El Conullo VatICano Il ~e ha mampulado, malmtel-
pletado v mal aphcddo» (ha'>L te\.tual del Papa Lomumcada al "'utor
por el cal denal pnmado de Toledo mOl1'>cñor Mal celo Gonzalez Martll1,
en COI1\ el ,>aclOn del 9 de JulIO ele 1985 en Madlld) En cuanto a Pablo VI
1 e'>ul t.) cad.) ,eol ma'> e'>enual el recUl ~o a ~u fal11o~o y muy meditado
de'iahogo '>obl e la penLtI dClOn del humo del mherno cn la Igle~l:I del
po.,tconClho El Papa ~c lchno u la aCClon dlubohca en do~ oca'>lone~
del ml'>mo año 1972 el .1110 en que '>e de.,ataban, como ya hemos docu-
mentddo, lo'> tI e'> mo\ 11l1lento~ IIbel auom~ta'> a e'>cala mundial
En la alocuuon RL')I,tlte fOI te'> 111 ¡lde, del 29 de Juma -~egun la
lefcrcncla de la Pohglotta Vatlcana-, leÍ1nendo'ie a la '>ltuaclOn de la
Igle'>la de hoy, el Santo Padre ahll11a tener la sensaClon de que por
alguna glleta ha elltJ(ulo el humo de Satana!> en el templo de DIOS (subla
\ amo'> la'> palabl d'> tcxtllale,> del Papa) AI1l e!>lC1 la duda, la 1I1cel tldll111
bl e, la comple¡zdad de lo!> ploblema!>, la 1I1qwetud, la 111!>atl'facclOn la
conflontaclOll Ya /10 !>e confza ell la Iglnza, !>e confza en el pnmer plO
[ela IJI ofano que no, vellga a /¡aolm pOI medIO de algun perlOdlco o
mOVll11lellto soczal, a f1l1 de Lorrel ti a!> el , pI eglll1tarle !>l llene la ¡OImu
la de la vel dadel a VIda Y no /1O!> damos cuenta de que va la po!>eemo,
, ')omo, dueno, de ella Entlo la duda en Iluestra!> conclenczas, v enU o
pOI puerta, que debelulIl e,tm ablel tas a la luz De la clencza que e,tá
llec!w pm a ofrecenlO!> ve/ eleides que no alelan de Dw!> S1110 que nos le
aLe¡ can ((ulu vez ma, , no, haLen glol IflCll1 le, nos viene pOI el contrano
la cntlca, 110, Vlelle la duda Los uenllflcos !>on aquellos que mas pema
tlva v doloro'>llmente Gll1l'an la frente Y acaban por confesar «No ,e
no ,abemo'), 110 podemo!> saber» La escuela !>e convIerte en un lugar
pll1 a la practica de la GOIlfu!>lOn , c011tradlcclOnes a vece!> ab!>urdas Se
exulta al progreso pm a mejor podel demolerlo con las ma!> e,trlllla!> ,
I adlcales revohlclOne" pll1 a neglll todo aquello que se conqlll,to, para
l'olvel a ,er prl111ltlvo!>, de!>pue~ de habel exaltado tanto los progreso,
del mundo moderno
Tamblen en la I gle!>lll rema es/a sltuaclOl1 de 111certldumbre Pen!>a
hamo, Que de!>pue, del ConullO vendrza un dla soleado para la histOria
de la IgleSia Vmo por el LOnUarlO un dta lleno de nubes, de tempestad
de oscurzdad, de 111dagaclOl1, de 111certldumbre PredIcamos el ecume11l!>
mo V nos alejamos cada vez mas unos de otros. Procuramos cavar abls
mas en vez de colmarlos
«(Como ha sucedIdo e~to) El Papa conha a lo~ presente~ un pensa-
mIento ~uyo que se ha PIOdUCldo la mtervencIOn de un poder ad"er~o
Su nombre es el demonIO, e~e ser mI~teno~o que tamblen es aludIdo
por San Pedro en ~u epI~told, que el Papa comenta en ~u alocucIOn Tan-
tas vece~, por otra parte, retorna en el Evangeho, en lo~ mlsmo~ labIOs
de Cn~to, la menCIOn de este enUTIlgo de los hombres Creemos -obser-
va el Santo Padre- que algo preternatural VinO al mundo preusamen
te para perturbar, para sofocar los frutos del ConclllO Ecumemco, y para
ImpedIr que la IgleSIa prorrUlnplese en un hImno de alegrza por ha
ber readqltlrzdo la plemtud de S1l conuencza sobre SI mIsma» (lnsegna
mentl dI Paolo VI, Tlp Pohglotta VatIcana, vol X, pp 707 Y s~ )
Era el año del demomo para el Papa Pablo VI En su alocuclOn del
15 de novIembre volvIO sobre el mIsmo problema, para acallar la~ c'i.tra-
ñeza<; quc habla producIdo en todo el mundo catohco y no catohco su
desahogo pa~toral de Jumo «El mal que eXIste en el mundo -recalco-
es el re~ultado de la mtervenCIOn en no<;otros y en nuestra sOCledad de
un agente o~curo y enemIgo, el Demomo El mal no e~ ya solo una deh-
CIenCIa, ~mo un ~er VIVO, e"plntual pervertIdo y pervertIdor TemIble
reahdad, mI'>tenosa y pavorosa Se sale del marco de la enseñanza blbh-
ca V ecle'>IastlLa todo aquel que rehuse reconocerla como eXIstente (cfr
cardenal Ratzmger, Informe ')Obre la fe, BAC 1985, piSO)

1977: EL DICTAMEN DE LA COMISiÓN TEOLOGICA INTERNACIONAL

El lector ha de ~Itudr estas ret1e'i.IOneS ~obre la actItud de la IgleSIa


de Roma 1I ente al hbcl aCIOm~mo dentro del contexto hlstonco y real de
las mtel vcnCIOne~ papales dlrectel~ en los terntonos de la hberacIOn,
Pablo VI cn Mcdelhn, 1968, Juan Pablo 11 en Puebla, 1979, y en ~us VIajeS
sIgUIente'> a Centroamenca y a Suramenca Para un lector normal de
e<;te contexto ~urge una admIrable sen<;aCIOn de coherenCIa pOntIfiCIa
en torno el e'>to,> problen1as, <¡el la IIdlculo atnbulr solo determmada ac-
tItud CrItICd dcl hbu eluom'>mo el hielO Pablo 11, cuando acabamos de ver
la doctnna clalI"lmd de Pablo VI cn cl mI~mo sentIdo
Pero en 1977 -para ~egUIr el hIlo eronologlCo en la e'CpOSIClon de
nue'>tro tema dentro de e<;ta parte de nue~tra mve~tlgaclOn- se produ
JO un hecho mu\ lmpOl tante relacIOnado con Roma, porque su prota
gom~ta lue la ComlslOn Tcolo¡!Jca InternacIOnal organo asesor de la
Santa Sede \ fül mado por teologo~ relevantes de toda la Igle<;Ia el dlc
tamen ~obre la teologla de la hberacIOn pubhcado con este tItulo en 1977
en edlclOn alemana y en 1978 (BAC mmor, MadrId) en edlclon española
en adelante CT) Lo'> dutore~ son los gI ande'> teologos centroeuropeo,>
Kml Lehmdnn, Hemz Schurmann, Hans U1 <; von Bal tha~aI y el gran
teologo e~pañol ülegano Gonldlez de Cardedal, del cual ya tIenen notiCIa
los lectore~ La ComlsIOn TeologlCa InternacIOnal acordo ocuparse de lo'>
problemd~ de la teologla de Id lIbcILlLlon en 1974, nueva prueba de ILl
"'Ln~lblilddd de Roma ante el fenomeno En ~u a~amblea plenana dL
1976 "L LOmUn¡CaIOn Yd lo~ pnmero" trabaJo~, y el conjunto del dILtd
men "e publIco, Lomo deumo", en 1977/78, en la'> vI"peras, por tanto,
de ILI Conlerenud de Puebla, diez dño" despue" de la de Medellm, dos
año~ de~pue~ de la exhOl taclOn Evangelzl nllnllandl En un momento,
por tanto, en que ya "e dl'>ponla de míol mauon "uhClente, un tlCmpo
maduro para la rellexlOn onentadora
Lo" debate", y dlguno" dILtamene~, de la Coml'>lOn Teologlcd e"tcln
hondamente LÜLLtLldo" pOI ILI tI emenda fuerza explOSiva con que se han
pn,'>ultddo en c! mundo contempOl aneo y en el ~eno de la 19le"la los
mO\lmILnto" de hbelLKlon En el ca"o del plole"OI Gonzalez de Cal dedal
L"te 1l11pclLtO e" muy vI"lble ha"ta el punto que caractenza como «teo-
logld dLtUd¡", pOI antonomd~ld, d la teologIa de la lIbel dLlon, y "e mue~
trd md" pi open"o d Ju~tlhcal SUS aspeLlo:, P0:,lIIVOS, que a dirigirle sus
LntILa'>, LometIdo qUL Lumple con plolundldad -no paella "el menos
dadd la Ldtegolla del ponentc- pero con elemd"lddo guante bleU1CO, ) "m
detLncI '>e en Id Impl egndLlon mal xI<,ta de lo~ mOVimiento" IIbel LICIOl1JS
td" ni ,,'qulel d Ul "u Lardctel de trente" C'>tl dteglco'> Pero repasemos
el LontLl1Jdo de Ladd ponencia
tI LOOI dlI1ddor de Id Coml'>lOn teologlca, pi ole"or Km I Lchmann, m
tI oduLL lel pi oblLmatlLa Lon un aelmlrable e<,tudlO "Obl e lo" problemd"
metodologlLo,> y hell11eneutIco<, dc la teologia de la IIbel duon Con "umL<
modelduon y eleganCIa plopone una de"cahücaclOn completa del lIbera-
CIOl1J<,11l0, aunque leLonoce la glavedad y cl dldmatI<,mo de las Cllcun,,-
tanud" '>oLlale" que, como caldo de CUltiVO, hLU1 hecho po<,lble "u apan-
LlOn ALU tddl<,lmdmente CI ee «me\ Itable reduur los multlples tipo" de
teologld de lIbel Lluon a una lInea genel al e mtentar una espc( le de ana
11,,1'> tUldLnuLl!» (CT, dbl eVI:.1tura ele la op elt , p 7) Define a la TL _omo
un Intento de teologld total, no como una tendenCia o e"Luc!a md'>, smo
Lomo un nue\o modo dL haLel teologlcl CU,d LlLHL con"l<,te en «qVL ~'>td
tcOIOgld pdl te de und tomd dc LonuenCld de Id pi OpIa "ItudLlon, "e ]!1-
.,ertd en Id Pld\.l" hl"tollcd de lIbelaclOn y d<,umL c! comDlom,,>o _on
Lleto» (CT 10) ClltlLd la te'>l" lIberauol1l<,ta dL quc la hl.,tOIlcl plolLllld
y la hl'>tOlIa de "alvaLlon con"tltUyen una ul11dLld total. db<,olutd ) ¡JOI
tdnto ItO hdY 11 ontu a., entI e la Igle"Ia y el mundo Esta" IdcntI1JcLlLJodL<'
no '>e qULdLU1 en Id., nubL", el prole"ol LchU1LU1 "eñala la abcllaClOn
(lue pi oduLen Ln el documcnto hnal dc CII'>t18no'> por el Soc¡a]¡.,mo (CT,
p 14) Nlcga cl e\.clu'>lvI'>mo de quc la Pld'd" de la hbeIL\C'Ol <,eL\ dJl
/()U¡) t1zeologl(,u) e<,tI letO, e" deLlr un campo e"peLlfiLo de la teoJogla
(CT, p 16) N ILgd tamblCn que la te, como (liLe llna te"ls central del h-
bClduonl<,mo, puedd eon<,¡delar<,c L'(cJu<,lvanwntc como pra,(I", y ,>eñL¡]d
que de<,dL lel TL no <,c puede abOldLIl la talea centlal del u¡<,tIaI1l<,mo
que c'> Id I eLonllhLlclOn Deltende el earactel teOlILO -que no '>Igmfica
alIenddo- de Id teologm, que no puedc hLleel de <,u e(¡Lacla '>oClal con
II etL] ..,u II Jtu 10 db'oluto de verdad (CT, p 24) Y c<, que «cl cal aLter teo
IILO dc lLI teologla tIcne algo que ver Lon la ab<,olutL] <'O!'Cl ama e Jl1(IC
pcnelLlllld cid Il1CIl<,ajC CII<,tmno» (CT p 2S) NlcQa la pl1l11clllcl dc lo
polIlI(O en 1cl ¡ef]c'(Jon tco10glCa \ muc<,t1cl -luCJcL\lllentc- eo ' o 1
tcntLlllon PO!Jlll,l hLl 1do cau<.,a de Qla\e<., Cllmc<., \ cI,..,lu ( en j
hl~lOlld de la Iglc~ld El alClld111lcnlo clc la TL a Id luchd dL dd'>c'> UJmo
1I11Ka Vla pdrd el nuevo Ul,>l1dl1l~mo parece rei'iIcla radKalmenlc con él
¡Jidldll'>mo dc fd Iglc~la y con comporta1111ento~ cl1Íerente~ como lo~ de
vh.mdl v Lu1hcl 1\.lI1g Hacc und uI1lca bllllante a la teona hberaclO
l1l~ld dc la dcpcndcnud, que LI ce lunddda cn bd~e~ ~oClologlCa~ ) eco
nomlCd'> muy dl'>Cllllblc~, y poco Llignd'> dc ploduCll todd und IdentlÍlcd-
ClOn leologKd (LT p 32 ~~) Rcpudla el dU ItlCI'>mo de Id TL, dfumd que
«no L'> po ,lble dLduUI dc plll1UplO~ tcologlCo,> un.l'> md\.l111d'> ~onLletd'>
de aCeJon pohuca» (CT, p 34) Y plen'>a que «LI tcologo, '>1 '>010 cuenla
con lo'> medIO'> de conOCllnlcnto pi OpIO'> dc '>u LlcnUd, c'> I\1COmpeklllL
pdl a Jll/gal '>obl e pi 01 undd'> contl 0\ el '>Id~ ,>ocIOlog](a,> pOI .eJcmplo
'>obl e la'> le"e'> del de'>dllollo» (¡¡)Id)
Con Id Illll add pue'>td e 11 lo'> dhpdl dle'> de Gil LH Lh/GutIel 1eE '>Obl L
el aJllOl LlI'>ttanO y Id lucha de cla'>e'>, concluye «AIguno~ Intenlü~ dc
conLl hdLlon entl e .UllOl Cll'>tldno Ulllvel <,al y lucha de LI.l'>e'> oh eCCJ1
Illd'> bKn el '>omdo uel to del '>OÍl'>llld» (CT, p 38) ReLluEd cn n0111bl L
del plUl al 1'>1110 pobtlCo, la lLkntJlICduon de Id te " el ,>oudll,>mo Ll LL
qUL «Id TL ddoptd und actitud dl'>Llllllln.ltOlla dnle la modcl nd c\.ege'>l'>
blb1tcLI La utJ1tza cUdndo le parcce L'>tdl de dcuel do con '>u'> conL1u
'>Ione'>>> (CT p 40) Y uta a modo de ejemplo el cen10n blbhco mcOlpo
lddo pOI Gu'>tavo Gutlel rez .1 ~u hblo Fe%f-,w de la llhuaL{()1I L.l LlI
lILa dLl p101e'>01 Lehmann !luye de Ill,lnel a Ldudalo'>LI \ tI e'>ca, como
de una (uente, e'> dall'>lmd melu'>o p.1I a el no e'>pectalt'>ta, \ _on'>t1tuye
un I ccLtal lO de '>entIdo LOlllun que no aLl\ LI IIIllO'> de,>glaLlad.Ullente
en 011 o'> gl ande'> teologo,>

El plofe,>ol Hell1l SchUlmann cntJLa d la TL de'>de el punto de \I'>ta


dL Id hellneneutJLa blbhca Se tldtd de un en,>ayo de glan hondUla,
quc cn el londo I e'>u!ta de~cal¡fJLdelOl en conjunto pdld Id TL, LUv_l
I ele\ .lIlcla blbllLd qucdd en el 111.1'> comple to de lo'> enll cdlcho~ E\.pIILJ
con un dmplto '>entlelü hl~tOlICO genel al COIllO el Nucvo Te'>tdl1lento no
pULdc con'>lder.ll '>c, pi eU'>dmen1e pOI hondd'> I alonc,> hl'>tOllCa~, <.-onlO
un 1m mulallO pald la dcuon '>ocldl y el LomplOIllI'>O POhtlCO pOlque
lo'> pI lmu o'> UI'>tIdno~ c'>taban dUlld,>,ado VIllCUlddo,> d la enel gld de fd
Re\c1duon " al manddmlento del amOl A eJemplo de e'>o~ Cll'>tldno'>,
lo'> de hoy «han de aIJena¡ ,>e de Id dllcnaLlon .KtU.II» cuya t.uea debell<l
~el, 1l1d'> quc fd1'>d'> " e'>tellle,> colabOlaLlonc,> conLleU,>, «llll flgglUl
IWIIIClIlo 1e'>ultaelo de la .1IJen<lClOn» (CT, p 80)
Lo'> tle,> ponente~ centroeUlopeo~ e'>tan en lo'> antlpodas dcl l¡boa
eJ0l1hl110, aunqlle lo conocen pCI tcct,ll11ente El poncnte espai101, plO
1e'>0I Gonzdle7 dc Cal dedal, a<,ullle una actItud 1I Illca mucho n1Lno~
decidIda, como ya hemos 1I1Lhcado Su blbhogl alu y '>u COnOLll1llento
elel ]JIoblema '>on C\.hdu~tIVO~ Mucha'> de '>u'> mtUlc o le,> como le Lic I
luptlua cntle Id IgJc'>la ]JIeconlllldl v Il1UChclS \et.\,> de Id po,>lcOl1Llllcll
~on CCl telas Su lalga exp0'>lclon '>oblc la CLlC<'IOlogll u_1 Jl~ Li <L (J
11I~1l10 -tema centr.il ele su ana1l<'ls- es senc¡]LI111entc nugl<,(l al Pu (
p.lIa la ClltlCd de la TL -pOlque de'>pue'> dc del11o<,tldlIlO'> qLC v'> '-t)
110ce muy blCn 110 anabla por '>epal.ldo las tic'> [¡entc,> del hbclaclO
111<'1110- <l<;U111C un.l actitud ccnt U<,(.1 que el a la '>ll\ a en aquL l la pOL
y que dhola, como ya hemo" vI"lo en oUa parte de nue"lra obra, h.d
supel ado pOI completo paI a lI1tegl arse -de tacto, V pe:'>e a sus [rre
prll1llble" I e/leJo" plogre:'>lsta,,- en la 11I1ea reslauraclOm"ta precomzada
por el Papd Juan Pablo 11, lo cual e" Importante para la teologla e"pa-
ñola CI eemo'> "mcel dmente qUL lo" a:'>pecto" pI esuntamente PO"ltIVOS
señalado'> pOI el PI01e"U! Gonzalez de Cardedal en la TL "on ma" bIen
con:,>eLULnua,> lI1dn cela" del IIbel aClom"mo como la toma de conCIenCIa
de la 19le"ld acelld de la gLH edad de lo:'> ploblema" :'>ouale", y de "u
posIble ampalo a e" U w tUl d" "ocldle" lI1Ju"ta" La" cntIca", enuncIada"
con exce"lvo desplIegue de paño'> calIente'>, y como pIdiendo perdon, "on,
sm embal go pI 01 unda"

- Ld'> afumduone" ul1lvu"ale", taJante", ab"olutd'>, del lIberaclO-


I1lsmo
- Ld dl"tl1luon mal1lquea entle Id "ocllxlad cdpltalI-.ta e"enclalmente
mmOl al \ la ,>ouedad :'>oualI" la e'>encIalmen te benehLa
- Ld IdentllICduon madml"lble y acntlca entre Igle'>Ia y revoluclOn.
- «Quelel mantener a tI Igle"la en un protagol1l"mo en el orden de
la cultUla, de la "ouedad o de la polItlca e" querer a"lgnarle, pese a
todo, una e"tructura Lon"tantll1Iana» (CT, p 145)
- La Igle"la no "e puede :'>umar acntIcamente a una revoluclOn.
«(No pal ele eXI"tlr una mlUhcaclOn exce'>lva de la praxI" "oualIsta como
SI pudlel a '>er medIauon meqUlvoca de la fe v praxI" ecleslale" ?» (CT,
pagma 145)
- «Ld Igle'>la no puede ab"olutlzaI o ul1l\er"alIzal a nll1guna cul-
tura como medlauon necesana de lo te» (CT, p 146)
- «La bondad o Id maldad en la eXI"tenCla humdna no puede ser
explIcada objetiva o exhau-.tlvamente solo de:,>de el heLho de la eXIs-
tenCia de la lucha de cJa'>c,,» (CT, p 147)
- «El pueblo de la llelra no e", :'>m ma:'>, pueblo de DIO"» (CT, pISO)
- «E,>tos mOVnTIlentos teologlCos no han tel1ldo tIempo de ofrecer
una" VI"lOne" completa,> quc hdgan un lugar propIO a la totalIdad de
lo cnstiano y han operado uno'> "llcnClamlentos pelIgrosos» (CT, p 158)
- «(No a"lstImo'> en e"ta:'> teologla" a unas VISIOnes utoplcas globa-
IIzadora'>, a una carenCIa de realI'>mo y de concreclOn a la hora de mte-
grar cada una de la" CienCia", a la hora de medn las pO"lbllIdades hl"to-
ncas eXI'>tentes?» (CT, p 159)

El emll1ente teologo Han:'> UI'> van Baltha"ar, en un breve e"tudlO,


casI displIcente, dIce que la teologla de la hberaclOn «aspira a una slm-
plIficaclOn radIcal de la teologIa V desarrolla su peculIar punto de vIsta
medIante la relectUl a de todo lo tradiCIOnal a la luz de lo presente»
(CT, p 163) Rechaza la TL pOI partICulan"ta, debena configurarse «de
tal modo que su nucleo esencIal tenga valIdez v se pueda anunCIar en
cualqUIer estado satelIte de la URSS o de la RepublIca Popular de
Chma» (CT, p 164) Luego resume profundamente las artIculaCIOnes ba-
'>Ica'> de la hlstona de salvaclOn, V la "ltuaclOn del cnstlano en las mal
llamada:'> estructuras pecadoras, expreslOn de MedellIn cntIcada por
von Balthasar porque son lo'> hombres, y no la" estructuras qUIenes
pecan «La IgleSIa -re:'>ume-, clero y estamento seglar, tIene la oblI-
gduon en deternllnadd'> Ulcun'>tdnUd'> de ~en~lb¡Jlzal Id'> conuenud~ \
l11entdlr¿drla~ ~obre una I11d'> jU'>tcl dl~tllbl1clOn de lo~ blene~, ~m -¡Ul
ello ~rgl1lÍlque anatemLltl/dl mdl'>u lmmadamente un ~I~temd ~Lon01111CU
tan lleno de compleJldddc'> como el wpl1alz~mo» (CT, p 181)

La Coml~lOn TeologlLd Intel nacIOnal publrca di Ílndl de e~te \olumen


una deelLll duon oÍludl, dprobcldcl pOI muy dmplia mdyond, ~obl e P, u
mOClD/1 humana y .salvauo/1 (Jz~lzana Recoge vana'> conelu'>lOne~ de
lo'> trabdJo~ monogl aÍlco'> quc hemo'> analIzado, reconoce en la leologld
de la libelauon la vIgenud de un gnto humL\I1o contla Icl~ ~ltuaclOne'> .le
mJu~trua, pero «no e~ IlCce'>allO que el debate POlrtlCO, que va dCOI11-
paüado 01 dmanamente de un enfr entamlento de fuerza~, condu¿cd d
hacer pel der de vI~ta o Ll eVdCUdr el objetiVO \ el fruto propIO de Id
actlvlddd u I~tlana, e'> deul la Pd¿ y la reconc!llauon» (CT p 189) POI
que adema,> «debe quedLlI '>lempl e bIen entendido que, pal a el el I'>tldno,
la po!rtrca no C~ el valol db'>oluto que confIel e d toda Id "Ida un '>entldo
ul tuno»
«La teologla, en ~I Illl'>md, dILe la COIl1I~lOn TeologlLa (zbzd p 190),
e~ mCdpaz de dedllLll de '>u'> pnnclplO~ proplO~ nor md~ conueta'> de
acclOn po!rtlca de let m 1'>l11a mdnera el teologo no e'>ta capacitado pd 1d
zanJdr con ~u~ plOpld'> lucc'> lo'> debate,> fundamentale,> en matella ~o­
Cid]" (CT, p 191)
Ld~ teologm'> de Id IIbelauon «no e'> rmo que contengL\I1 -:lemento'>
Ideologlco~, explruto,> o ImpliClto,>, fundado,> ~obre pi e'>upue'>to'> lilo
~oÍlco'> ~ometldo~ a dl'>ul'>lOn o '>Obl e und concepuon dntlopologlcd
elloned E~te e'> el Ld'>O pOI ejemplo pdra und pal tc e1c lo'> dnLI1I'>I'>
m~pllddos en el malXI'>mo y el lenml'>mo Sr '>e recune d e'>te genelo
de teond~ v de andli'>I'>, debemo,> darno'> cuenta de que no _tdqulelLn
~uplemento dlguno dc cel tua pOI el hecho de que la teologla lo~ mtlo
duzLd eu la tJamd dc '>u'> e'í:po'>luone~» (CT, p 190)
Tia'> und expo'>lclon Pdra demo'>trar que de la e'í:pellLnCla y Id ,,'í:e-
gesls blb!rca no ~e puede deduur dn eLtamente el hbel aUOl1l~mo m'>l'>lc
la Coml~lOn TeologiCa en que <da liberaclOn completa, '>egun Id le di'>
tlanLl, no '>e dCdba en el CUl'>O de lo" aLonteUl1l1ento,> klle'>tle" J cliLll0
de OtlO modo, en Id hl'>torIa» (CT, p 199) Lo~ Cll'>tlanos \ la 19le'>la
pueden y deben hablm cuando '>c conculquen derecho~ humdno'> lunela
mentale'>, clunque <da con'>tl ucuon \ la I elol ma del orden ,>oual V poli
tlCO mcumben Clel tclmente a lo'> lalco~ a titulo partlculal» (CT, p 207)
Pero «Id ul1ldad de Id 19k'>ld ~e pone ~enamente en peligro ~I la~ dile
renCla'> que eXl~ten entl e Id'> da~e.s ~oclale'> ,>on clsumlda~ en el ~I~lema
de lucha de c!a.se.s»
El dIctamen de la COIl1I'>lOn TeologKa, con la'> matl¿auone,> que
itemo'> mdlcado, 5e '>1 tua plenamente en la lmea del magl'> tellO ponl I
IILlO " en Cierto ~entldo ha Lontnbuldo a formarlo por vla de ,on'>c10
y cl'>e'>Ol amiento E'> una prueba del pi 01 undo 1I1tere5 de la Igle51d -lL
Romd por la nueva sltuaclOn ~oClal J teologlca del Tercel Mundo, \
explica mejor que otra mtroducclOn alguna Id~ tomd~ de pO'>IClon '>1
gUlcnte5, como la'> de la Sdgl dda CongregdclOn para la DoLtnna de la Fe
El Impol tdnte dictamen de Id Coml'>lOn TeologKd mtel nacIOnal ~e
pubhcd en AlemanIa en 1977 \ en E'>pañd en 1978 En e'>te I11I"mo 1110
Illuele el Papa Pablo VI \ le '>ucede, cn bIC\I,>lmo PontIhcado, JUdn
Pdblo 1, qUlcn en <.,u deltclO~o ltblo Illl,tn~IIl1()\ \el1ore~ habIa aludIdo
.1 10<" «lcologo~ de Id <.,CCul¿lllzaclOn» que habIan decretado la muel te
de DIo'> (A LUUdnI, Illl\tll\IIl1U' ~CIWl C\ Madlld, BAC, 1978, P 17) Y :\
1.1 Igle\w de lo~ poIJl!-\ como un conccpto «que actualmcnte enel11l'>ta
con la Igle<"ld a no pOCd gente que ha'>ta a\ el la dmaba» (lbld, P 81)
«Ld telcel a VId, Id de Mao -~e burla LUClanl- e~ la que hbel al a al
mundo, porque -a~1 chcen- es la del Evangeho» (lbld, P 110) Y plO
'>Igue, 1l01llCamente «El verdadelo Cn'>to e~ un levoluclOnallO \ gue-
II lllel o, e'> el que dl1110 "u mano contra lo'> mel cadel es del teUlplo, ~l
que entIo en contltcto con la Sll1dgoga QUIen qUlela '>egUlrle, debel.1
haccl'>e lc\oluClOnano flente al podo, tanto e'>tatal como ede"la'>tll.O,
en nombl e de la hbel tdd, de la COI I e"I=-\.:Jn'>ablhdad, del dldlogo, de lo~
can'>md'>>> Apo'>tdla LuuaUl «(Quc decll a e"to) Cn"to, aun no '>Iendo
ll1tenm a nadIe, m sIqUIera al Padl e, tue un modelo de re"peto haua
la autOlldad humana» (lbld p 111 \ ,,) y cntll.d lucgo a «qUlcnc'> hdn
e~cogl(Jo Id cau'>d ele lo" poble", de lo., 'l1dlgll1ado" \ del TCIcel Mundo»
pOI quc de.,cUlelan la" obhgauone" pllmal ¡a" de la calleldel ) ele la paz
(lbld, P 241) «Hoy se habla de Call.,ma" d todd" hOla,,», ellce en Llna
ele 1.1., cal la'> hnalc" de e"te hbro «Se Icpal tcn patente., de profeta 1
lo" guen dleros de Amenca Latma» (Ibld, P 295) Pelo pOI de"glaud
cl Pdtllalcd de VenecIa que a.,1 dejaba tla"lucll "u pen"amlento, no dUlo
ma'> que una'> COI td'> "emana" en la Catcelrd de Pedlo Y pOI ventul a,
le '>lKedlO cl 16 de octuble de 1978 el Papa polaco, JUdn Pablo 11, ,,:¡ulen
ll1mCdlatamente deude \ IaJar d IbeloameIlca para compubal "Obl e el
terreno lo'> de"aho" del hbelaclOnhl11o E" mu\ Ilnpoltante pala nue'>tla
VI~lOn general del problema marcal que el \ IdJe de Juan Pdblo II 1
Puebld (1979), para pre.,ldll ulla Impol tdntl'>lma Conlel encla del Epl"co-
pado Iberoamencano tIene lugal en el ml.,mo año del tI JUnto de la I e\ o
luclOn '>andll1l"ta, e" decll cnstIano-mal 'í:1<.,td en NKal agua, y que ~I
nuevo Pdpd pudo paIpaI Id amenaza mal "\l'>td en Amenca de fm ma
dIrecta \ personal, ~obre todo en "U po"tellol \ lale d la vokamca Cen-
tI oamellca Sm esta expellencla no "e e"\pltca la contl aofen.,lva doc
tnnal y pastoral que el VatKano emplendlO Il1medldtamentc de.,pue'>
del VIaje expenmental del Papa a Centl oamel Ica, como \el emo" en Id.,
"uce"lva" parte'> de nue"tlo hblO
Pero dnte" de cerral el e~tudlO de Id epoca dc Pablo VI "onVlene
"cñalar quc c"te Papa, cn la audJenuZl genel dI del 10 de no\ IU11bl e -le
1976, I epudlO de forma e'í:presa e ll1u"ual dI mO\ Imlento CII"tI.1l10" pOI
el SOC1a]¡~mo Hablo entonce" «de la contl dchcuon que en\ uelvc .:1
Cn~llClm\1I10 pOI el ~OCl(l/¡~l1lO» Y elIJo «POI I11U\ fecundo, mdl'>pen
"able e ll1agotable que "ea \ deba "el d 1l11pul"o que el cn"tIam.,mo
lmpllme a la promocwn humand dIcho Impu).,o no puede "el ll1tel1
l.lonalmente ll1"trumentallzado pOI Ul1d concepuon de la VIda -hoy pOI
L Icmplo "e habla del CII~tlm1l5m() pOI el 50cwll\mO- cuya concepClO11
c"ta en contradlcclOn IdeologlCa V practIca COl1 el CII"tlamsmo» (dI
LOpC7 TruJIIlo, De Medellm ,p 100)
Octava parte

EL PLANTEAMIENTO DE JUAN PABLO 11 DE PUEBLA A NICARAGUA


En el año 1978, cuando '>e pubhcaba en España el dictamen de la Co-
ml~lOn TeologlCa Intelnauonal, ~e produjo una convublOn en la vldd de
Id Igle~la Muna Pdblo VI, el Papa que con su presencia en la Confel ep-
Ud dc Mede/lIn, en el SlOodo del 74 y ~obre todo en su exhortaclOn Evan-
gelu 111111/IllIUll hdbla ~entddo una~ ba~e~ pa~torales y dlalectIca~ de gran
dandad frente a la Irrupuon del IIberaclOlllsmo, el Papa que, como ve-
1 emo~ en la ultIma pdrte de este e~tudlO, habla tratado en vano de onen
tdr a Id Compdllld dc Jc~u~ en el po~tconCllIo Pablo VI, como reCOI do
Juan Pablo Ir en ~u dl~cuI ~o maugurdl de Puebla, deJo convocada c"'ta
ti d'>ccndcntdl Conlcl enUd dc la CELAM, conhrmada en una de la'> po-
Cd~ deU'>lOnc~ de '>u c1m1el o ~uce~or, Juan Pablo 1 Poco pudo hdcel e~te
Pdpd dnte~ de '>u muel lc, mbtcllO~d toddvla, pdla ollental a la Igle'>la
CI11lC lo'> ploblemel'> del IIbclduolll'>mo En ~u lIbio e~cllto como Pdtlldl
Ld dc VcncUa (I/U:'/Il'>lIIlU:' ,>eIlU/U, MeHJlld, BAC, 1978) deJo, ~m cm
bell go -Lomo \ llno~- pl,>ld~ '>uhucnte~ pal a que poddmo~ compl en-
del cual hubleld ~ldo ~u pcn~anllenlo pontlhuo dnlc e~to~ ploblcmd~,
Idcnllco, ~m duda, al de Pablo VI E~ clel lo que atllbuye a <do~ dl~tmlo'>
~oLldh'>mo'>>> «el mCllto lllncgdble dc habcI ~Ido ca"l en toda~ pdrte~ la
LaU'>el plll1updl de Id I cel! pi omouon dc lo~ trabaJadol e~» (11Jld p 5)
Pelo dpunta tamblcn quc Id c,ple'>lOn hbe1aclOlll~ta Igle:'lll de lo'> poble:,
c'> uno 111<1'> cnllc lo~ quc llama «~Iogan'> etCctl'>td~» (11Jld, P 81) lo 1111'>-
1110 quc «Igle~ld aliada con el poder» En 1m, pard no pcrdcrno,> cn fu
lUllhlL'>, lo quc d e~td hJ~torIa mtcre'>a e~ que de hecho el ~lKe~Ol dc Pd-
blo VI fuc JUdl1 Pablo Ir qUlcn I econtn mo la convoLatolla de Pucbla,
und ILUI1l0n dc Obl'>po'> con\ocddd pOI tiC'> Pdpd~, ca~o UI1lLO cn la hl~
101 la
El plell1tcdmlel110 dc JUdn Pdblo II pdld lo~ ploblema~ de la Iglesld
cn AmcJ Ka ~upel a cn dlcnuon e mtcn'>lddd al dc Pablo VI, aunque 'oe
mantiene e"Xdctamente en '>u ml'>ma linea doctrInal, ~m Id n1cnOl de'>Vld
Llon El Pdpa, Lomo '>1 qUI'>lerd le'>ponder d lo~ IIberaClol1l'>td'> con ~u
mcn'>dJc y '>u cJemplo, ) cn ~u ml~mo lenguaJc, ha preícI Ido pdlpdr pn-
mero lel rCdhdad dc la Iglc'>la de Amcnca, cn vano'> viaJe'> de ~umd 1m
POI tanua V de'>puc~, o durdnlc cllo'>, ha hdblado, de,>de '>u pi OpIO -:0
Iloumlento dIrecto Ha llamddo a con~ulta a Roma a mas ObIspos )
Lllc~ld"tIco" de AmcIICd que cualqUIer oUo Papa en la hl~tona de la
19k~ld Ha cdptado admu dblemente el hecho de la evangehzauon de los
e~pcmole~ y lo" pOI tugue~c'i y en vI~pcra~ del V Centendno de Amenca
ha atllbUldo e"c hccho hl"tOlICO d "u~ luente~ autentIca~, E~pdña y Por
tugal, pe~c d la" rU lcenl la" del pI OpIO epl~copado IbelodmellCdno a re-
conocello d"l Y dc~ pUL" dc h Jar cldramente lo~ aspecto~ doctlll1dles,
JUdn Pdblo II pOI ll1Lcho de "u~ dlca~teno~ romano~, ha actuado con
gr an deu">lOn, lldmdndo el Id" co~a"> por ~u nombre, concretando todo lo
que e~ nLcc"allO, v elcu Uelndo ll1cchda~ per'>onclle~ y colectIva'> dc grdn
chceluel pdla lomenUI Id leUa mtelpletauon de la te y de'icdrtar 2lrores
\ confU"lOne" Y L"tu lu hd hLLhu de~de lo~ mlsmo~ comlenLO~ de ~u
Pontlhcado, Ln lo" que "c ll1'>U Ibe, como hecho dc pnmel a magl1ltud, la
pIC'>CIKW \. Id cKtudclOn dcl Papa cn el glan cncuentro dc Puebla de lo~
Angclc,>, MCX1CO cn 1979

El ENCUENTRO DE PUEBLA

E~ cunoso que Roma, de dcuerdo con la CELAM, escogIese una plata-


100ma mexIcana pard el gl8n cncuentlo cpl~copal de 1979 Pese a que
la e~tlategla maIXhta en CcntIoamellca tIene a Mexlco como obJetIVO
final antc~ de la penctl aClOn cn tlOmba dentro de lo~ E~tados Umdos,
pe~e a que en Me\.ICo eXI~tIan de dnuguo centros subverSIVos y hbera-
Clom~ta~ como el del IDO-C en Cucrnavaca, lo'> movImIentos de hbera-
ClOn no hablan con~egllldo ha~ta cntonces, y ~Iguen Sll1 consegUIr hoy,
I e~ultado'i apl eClable" Pc~c a que en 1975 los hberaclOmstas orgal1lzaron
un Encuentro latmoamellcano de Teologla, durante el mes de agosto,
~obl e la~ pautd'i de El EscOl lal y con mayor de~caro, alh, por ejemplo,
Hugo A~mann lD'>l"tIO cn la opclOn de clase aunque «e~e de~velamlento
puedc rompel la'i I egla'> de b prudcnCla pohtlca», alh se proclamo la
necesIdad dc la lucha populal ba'i8da en la lucha de clase~ y alh se 1 evelo
como nueva e~trella dcl hberaclOm~mo el braSIleño fray Leonardo Boff
(ch Lopez TruJIllo De Medelll11 ,pp 186 Y 200) Pero la honda rehglO-
slddd del pueblo meXIcano, y la expenenCla del EpIscopado de e~a naClOn
en superar dlhule" prucbas polmca", fru'itraron, hasta hoy, la" mten-
tona~ del hbel aClOl1l~mO y pI OplClaI on, pOI el contrano, la creaClOn de
un ambICntc Impar pal a la celebraclOn y el eXlto del encuentro de
Puebla
E"ta III Confel enCla General del epI"copado latlDoamencano marca
con toda clandad el planteamIento conjunto de Juan Pablo 11 y de la
lDmensa mayona de lo" obISpo" Iberoamencano" ante los movImIento,>
hberaclOmstas En todo el encuentro "e detecta un notable sentIdo estI a
teglco que con"lgmo anular la" mal1lobra~ rebelde'> y ~eñalar con mtlde/
el nuevo camlDO dc la IgleSIa en el nuevo PontIficado El trascendental
Documento de Puebla -verdadera carta magna de la Iglesia católica en
Iberoamérica para el tramo final del siglo xx- se aprobó casi por
unanimidad. Los obispos actuaron directamente, sin delegar en exper-
tos como habían hecho en Medellín. Los mismos expertos fueron desig-
nados por el conjunto de las Conferencias episcopales, con lo que la
plana mayor del liberacionismo quedó excluida. Fue un triunfo com-
pleto de la Vieja sabIduría romana frente a los intentos, un tanto inge-
nuos, de la pohtlca liberacionista (cfr. López Trujillo, De Medellín ... ,
p. 289 Y ss.).

En su discurso inaugural pronunciado en el Seminario palafoxiano


de Puebla de los Angeles, Juan Pablo II se apoyó de manera continua
y principal en la exhortación de Pablo VI Evangelii nuntiandi cuyos
párrafos y temas principales transcribió amplia y literalmente. Declaró
que la Conferencia de Puebla debería «tomar como punto de partida
las conclusiones de Medellín, con todo lo que tienen de positivo, pero
sin ignorar las incorrectas interpretaciones a veces hechas y que exigen
sereno discernimiento» [Puebla, ed. BAC, 1985 (2. a ed., en adelante
Puebla, p. 4)]. Aborda el problema principal desde los primeros párrafos:
«Corren hoy por muchas partes ... relecturas del Evangelio, resultado de
especulaciones teóricas más bien que de auténtica meditación de la
palabra de Dios y de un verdadero compromiso evangélico. Ellas causan
confusión al apartarse de los criterios centrales de la fe de la Iglesia y
se cae en la temeridad de comunicarlas, a manera de catequesis, a las
comunidades cristianas» (ibíd., p. 8). Aborda el Papa una dura crítica
a la cristología liberacionista -la de Faus, Sobrino y Segundo, aunque
no cita nombres, pero la alusión es patente- que «pretende mostrar a
Jesús como comprometido políticamente, como un luchador contra la
dominación romana y contra los poderes e incluso implicado en la lucha
de clases. Esta concepción de Cristo como político, revolucionario, como
el subversivo de Nazaret, no se compagina con la catequesis de la Igle-
sia... Los Evangelios muestran claramente cómo para Jesús era una
tentación lo que alterara su misión de Servidor de Yahvé. No acepta la
posición de quienes mezclaban las cosas de Dios con actitudes mera-
mente políticas. Rechaza inequívocamente el recurso a la violencia»
(Puebla, p. 8). Descarta «la separación que algunos establecen entre
Iglesia y Reino de Dios; éste, vaciado de su contenido total, es enten-
dido en sentido más bien secularista; al Reino no se llegaría por la fe
y la pertenencia a la Iglesia, sino por el mero cambio estructural y el
compromiso sociopolítico» (ibíd., p. 13). Rechaza de frente la dicotomía
de la Iglesia: «Se engendra en algunos casos una actitud de descon-
fianza hacia la Iglesia institucional u oficial calificándola como alienante,
a la que se opondría otra Iglesia popular que nace del pueblo y se con-
creta en los pobres» (ibíd., p. 14). Descalifica como paradoja inexorable
al humanismo ateo, condena los magisterios paralelos, afirma que la
Iglesia «no necesita recurrir a sistemas e ideologías para amar, defender
y colaborar en la liberación del hombre» (ibíd., p. 21).
Insiste en el carácter social de la doctrina católica, y su defensa de
los derechos humanos. Pero la liberación debe ser cristiana, según la
Evangelii nuntiandi. Y realizada a través de una revitalización de la
Doctrina Social de la Iglesia, precisamente repudiada por los libera-
cionistas de manera tenaz.

El Documento de Puebla se corresponde exactamente con la alocu-


ción inaugural del Papa, que dejaba poco resquicio para los equívocos.
El problema central era el liberacionismo, todos estaban de acuerdo.
«A todo esto Puebla dio una respuesta sin ambages. A pesar de que no
empleó la expresión Teología de la Liberación como tampoco lo hizo el
Papa en su discurso inaugural, bien se sabía qué cosas eran enfocadas.
Aunque verbalmente no se fraguó una fórmula condenatoria (no se quiso
acudir a tal estilo) los contenidos y los criterios son ciertamente la
descalificación de una liberación ideologizada» (López Trujillo, De Me-
dellín ... , p. 319). Cuando el propio López Trujillo, junto con dom Helder
Cámara, propusieron un párrafo en que se aludía a los esfuerzos posi-
tivos de la teología de la liberación «fue rechazado por las dos terceras
partes ... porque la mayoría de los obispos temía que, aun con la mesura
redaccional y con los matices bien estudiados, hubiera el riesgo de que
capitalizaran esto los liberacionistas como un apoyo cuando toda la
Conferencia manifestaba, y así se recogía en todas las comisiones, un
rechazo a las tendencias marxistas de una de las corrientes» (López
Trujillo en Sillar 17 [1985], p. 32).

Vayamos ya al análisis del vital documento de Puebla, larguísima


redacción de 1.310 párrafos del ·que muchos hablan sin saber y que se
titula La evangelización en el presente y en el futuro de América Latina.

Los obispos, al tratar los problemas sociales, económicos y políticos,


declaran humildemente que no lo hacen en condición de expertos sino
desde una perspectiva pastoral. (Puebla 3.) Reconocen la profundidad
de la evangelización, con la presencia de intrépidos luchadores por la
justicia, españoles y portugueses; y creen que los aspectos positivos
de la evangelización son mucho más intensos que las sombras nacidas
en su contexto histórico. Quieren compartir las angustias de sus pueblos,
que no provienen sólo de las «estructuras» sino de otras causas que
no detallan. Critican la economía de mercado libre legitimada por ciertas
ideologías liberales, que ha acrecentado la distancia entre ricos y pobres,
a veces por culpa de oligarquías nacionales asociadas con intereses
foráneos (ibíd. 47), y rechazan, en el polo opuesto, otro sistema: «Las
ideologías marxistas se han difundido en el mundo obrero, estudian-
til, docente y otros ambientes con la promesa de una mayor jus-
ticia social. En la práctica sus estrategias han sacrificado muchos valo-
res cristianos y por ende humanos, o han caído en irrealismos utópicos,
inspirándose en políticas que al utilizar la fuerza como instrumento
fundamental, incrementaran la espiral de la violencia» (ibíd. 83). Recha-
zan también los obispos las ideologías dictatoriales de la Seguridad
Nacional. Reconocen que las comunidades de base se han desviado: «Es
lamentable que en algunos lugares, mtereses claramente pOhtICOS pre
tendan malllpularlas y apartarlas de la autentIca comulllon con sus
ObISpOS» (lbld 98)
El Documento de Puebla es un compendIO teologlco y pastoral, que
ofrece una alternatIva global y concreta al hberaclOlllsmo uc<.,de una
poslclOn que nadIe ~e atrevera a llamar reacclOnana, aunque ~ea tradI
clOnal Rechaza la Idea y hasta el nombre de la IgleSia popular (lbld
263) Y su confrontaclOn con la otra IgleSIa Vuelve de nuevo a la con-
traposlclOn de los dos polos condenables, el «lIberahsmo economlCO de
praXIS matenalIsta» y el «marXIsmo claslco» (lbld 312/313), aunque el
repudIO del marXIsmo empIeza aqm a ser mas energlco y radIcal que
el de su contrapartIda capItalIsta Se expone la Idea de la lIberacIOn
cnstlana, frente a la Idolatna del matenalIsmo con sus dos caras la
capItalIsta y la marXIsta (lbld 495) Excluye la ConferencIa la partlcI-
pacIOn pohtlca de los ObISPOS y de los sacerdotes (lbld 524-527) Y rechaza
la VIOlenCIa mJusta de la autondad y la VIOlenCia terronsta y guern-
llera (lbld, 531 Y s )
En el anahsI~ de las Ideologlas la contraposlcIOn ya habItual entre
capItahsmo y marXIsmo llega a su formulacIOn mas clara y defimtlva
Se buscan atenuantes al lIberalIsmo capItalIsta, que alIenta la capaCIdad
creadora del hombre, de la lIbertad y del progreso, y que «ha atenuado
en algunos paIses '>u expreslOn hlstonca ongmal» El documento es
mucho mas duro contra el SIstema mar,(Ista v su motor, la lucha de
clases, y rechaza de plano la utIlIzacIOn del anahsls marxlsta, Justo
en el parrafo aníellor a la condena, sm nombrarla, de la teologIa de la
lIberaclOn
«Se debe hacer notar aqUl el nesgo de IdeologlZacIOn a que se expone
la retlexIOn teologlca cuando se realIza partlendo de una praXIS que
recurre al analIsls marxlsta Sus consecuenCIas 50n la total pohtlzaclOn
de la eXIstenCIa cnstIana, la dlsolucIOn del lenguaje de la fe en el de
las CIenCIas socIales y el vaCIamIento de la dlmensIOn trascendental de la
salvacIOn cnstIana» (Puebla 545)

Debemos mSlstIr en que, para este comentano, nos ceñImos a los


aspectos del Documento de Puebla que se refieren a nue~tro tema En
este sentIdo queda clanslma la descalIficaclOn del hberaCIOmsmo y de
su teologla, y el repudIO del marXIsmo en cuanto atelsmo mlhtante
Pero algo hay que deCIr sobre la eqmparacIOn que los ObISPOS de
Puebla hacen entre el capItalIsmo y el marXIsmo en su condena CIerto
es que en la ultIma CIta de las que hemos reproduCIdo atenuan su des
calIficacIOn del capItalIsmo, al que en parte colman de elogIOS Pero
esta claro que la condena SImultanea al capItalIsmo suena, en Puebla,
a coartada para JustIficar el repudIO del marXIsmo (Es que eXIste tras
la hlstona de las DemocracIas CnstIanas en el SIglo xx, otra alternatIva
dlstmta de las dos fundamentales que hoy dIVIden al mundo? Los pa
dres de Puebla vuelven a mSlstIr en la doctrma SOCIal de la IgleSIa, tan
desacredItada por los lIberacIOlllstas y por los reglmenes que han
tratado de ponerla en practIca Señalan el pelIgro convergente de capI-
talIsmo y de marXIsmo, pero olVIdan que en los paIses capItalI~tas eXIste
lIbertad para la vIda de la IglesIa y en los soclahstas no. Tampoco des-
u Iben con precIsIOn, nI SIqUIera en hneas generales, esa tercera Vla
entre los dos SIstemas domInantes, que es, de momento, una utopIa
cnstIana Debemos InsIstlr en que esa tercera VIa son las democracIas
cnstlanas, al menos en mtencIOn, pero este tlpo de Ideologla y practlca
pohtlca, o se ha mtegrado de lleno en el SIstema capItahsta, como en
el caso de Alemama e 1taha, o ha abIerto las compuertas al marXIsmo,
como en el caso de ChIle, o se ha debatldo entre el reaCCIOnansmo, la
amblguedad y la frustracIOn, como en el caso de España Aunque para
lo que hace a nuestro proposlto, lo que SI esta clansImo en Puebla es el
repudIO de la IgleSIa al hberacIOmsmo, y la presentacIOn de una no
menos clara alternatIva eclesIastIca, no pohtIca Los padres de Puebla
adVIrtIeron que deseaban hablar como pastores, no como maestros en
pobtIca economIca y SOCIal Lograron las dos cosas

La reaCCIOn de los frentes hberacIOmstas ante el hecho de Puebla


ha SIdo de grave desconCIerto, antes de la consabIda mampulacIOn El
cordIal y multItudmano acompanamIento popular al Papa y los ObISPOS
frustro, de momento, toda reaCCIOn eficaz, y los hberacIOmstas hubIeron
de contentarse con el montaje de una asamblea paralela -tlplca marca
de la casa- de teologos llamados por ObISpOS aislados, es deCir sm con-
dIcIOn de expertos ofiCIales, esta Asamblea no tuvo apenas mfluencIa
m resonanCIa pese a su recurso a los medIO~ de comumcaCIOn (cfr Lopez
TruJlllo en SIllar p 31) En VIsta de este fracaso, los hberacIOmstas se
dedIcaron a mmusvalorar y a mampular el alcance del dIscurso del
Papa, «hacer creer que el Papa habna dado solo una opmlon fraterna,
cordIal, y que solamente la mmadurez del epIscopado la habla tomado
como onentacIOn magIstenal» (cfr Lopez TruJlllo, De Medellm ,p 300)
Nuevo fracaso, y nueva mampulacIOn seleCCIOnar las partes de Puebla
que sonaban mejor a los hberacIOmstas y descartar las demas Por
ejemplo todo el hbro del hberacIOmsta chIleno Ronaldo Muñoz, La Igle-
sza en el pueblo (Lima, CEP, 1983), se dedIca a presentar la ConferenCIa
de Puebla como afm al hberacIOmsmo, lo cual, ante el anahsIs que
acabamos de ofrecer, es una mampulacIOn basada en la IgnorancIa de
los presuntos lectores La edItonal lIberacIOmsta de BraSIl, «Vozes», ha
llevado su Impudor hasta la creaCIOn de una reVIsta de propaganda
rebelde que con el tItulo Puebla se dedIca a dIfundIr exactamente el
mensaje contrano de Puebla, en su consejo dIrectIvo estan los teologos
de la lIberaclOn Leonardo Boff y Segundo GalIlea y colaboran en ella
vanos mIembros lIberacIOmstas de la CompañIa de Jesus, entre ellos
algunos españoles que en su patna procuran dISImular mejor, como el
padre Cnstobal Sarnas, portavoz del ProvmCIal IgleSIas, en un delIrante
artIculo de trasfondo mcaraguense sobre el que pronto hemos de volver.

En Jumo de 1980 el nuevo vIaje pastoral de Juan Pablo n, ahora


a BraSIl, SIrvIO conSCIentemente de apoyo eficaclsImo al régImen de
apertura Imclado por los mIlItares en el Poder -la nueva dlrectnz pre-
democratIca del preSIdente FlgueIredo desde 1979- y ratIfico punto
por punto el mensaje de Puebla. Insistía muchísimo el Papa en que los
obispos brasileños consolidasen su comunión, amenazada por las graves
tensiones internas de su Conferencia Episcopal entre derechistas y libe-
racionistas, amortiguadas por una gran mayoría moderada; pone límites,
es decir, quita límites a la opción por los pobres, el dogma liberacio-
nista que el Papa, con expresa referencia a Puebla, quiere abrazar pero
sin ningún exclusivismo; descarta de nuevo, y expresamente, el análisis
marxista y la lucha de clases, como dirá a la CELAM en Río; y «pone
en guardia sobre las desviaciones liberacionistas de las comunidades
eclesiales de base, repasando observaciones del documento de Puebla»
(cfr. López Trujillo, Caminos de evangelización, Madrid, BAC, 1985, pá-
ginas 99-116).
La eficacia de las palabras del Papa en Brasil fue palpable; la Con-
ferencia Episcopal brasileña se mantuvo unida, y unida iba a encarar,
en los años siguientes, el gravísimo caso Boff, el desafío individual más
importante contra Roma en la Iglesia de América. En cambio la estra-
tegia cristiano-marxista de la liberación iba a responder a las directrices
del Papa y de la CELAM en Puebla con otro desafío todavía más grave
y resonante, con consecuencias estratégicas en el plano de las decisiones
políticas mundiales: el triunfo de la revolución sandinista en Nicaragua,
con el decidido apoyo de los frentes liberacionistas en pleno.

NICARAGUA, EL TRIUNFO ABERRANTE DE LA


IGLESIA POPULAR

El istmo continental que conocemos como Centroamérica es un ejem-


plo hiriente de injusticias históricas, antiguas y modernas, y un labo-
ratorio para comprender los motivos del liberacionismo y las nuevas
confrontaciones estratégicas en Occidente. La insolidaridad hispánica
en combinación con los intereses egoístas del nuevo imperialismo anglo-
sajón fragmentaron el proyecto de unidad centroamericana y convir-
tieron al istmo en un mosaico de repúblicas de taifas, colonizadas, a
veces de forma brutal, por las multinacionales de base norteamericana
entre las que destaca en el siglo xx, por su poder despótico y su capa-
cidad de suscitar el descarado intervencionismo USA, la Frutera, «Uni-
ted Fruit Ca.», que controlaba la producción y el comercio agrícola de
toda la zona, con el apoyo de las oligarquías locales. Cuando a los inte-
reses estratégicos norteamericanos convino la disposición de una zona
colonial en Panamá para el asiento del nuevo canal transoceánico, ya
en nuestro siglo resultó fácil desgajar un trozo de Colombia para crear
la nueva y dócil República satélite. Una situación tan indigna, tan in-
justa y tan explosiva convertiría a esta región del mundo, a fines de la
década de los setenta, en nuevo escenario para la confrontación estra-
tégica del Este y el Oeste, gracias a la cabeza de puente que, con deci-
siva ayuda cubana, logró establecer la URSS en el istmo: Nicaragua.
Con 139.000 km 2 y algo menos de tres millones de habitantes, de 1m,
que una alta proporCIOn son de raza mdIa, NIcaragua VIO como en 1933
un lIder popular, Sandmo, consegUIa expulsar a los marznes norteame-
ncanos, aunque al ano sIgUIente fue asesmado por una manoneta olIgar-
qUIca de los Estados Umdos, Anastaslo Somoza Tacho qUIen Impuso,
con pleno re~paldo USA, una brutal dIctadura famIliar y bananera que
duro 45 años Somoza 1 fue presidente de la RepublIca en 19371947 Y en
1951 1956, fecha de su muerte, abatIdo por el rebelde Rlgoberto Lopez
Le sucedIO uno de sus hiJOS, LUIS Somoza Debayle, presidente de 1956
a 1957 y de 1957 a 1963, muno en 1967 PelO el hombre fuerte despues
de la desapancIOn vIOlenta del fundador de la dmastIa fue AnastasIO
Somoza Debayle, Tachao, hIJO tamblen del dIctador, presIdente de la
Repubhca de 1967 a 1971 y de 1974 a 1979, Jefe de la ommpotente Guar-
dIa nacIOnal desde la muerte de su padre hasta su expulsIOn del paIS,
y muerto en AsuncIOn, Paraguay, el 17 de setIembre de 1980 El actual
vastago de la dmastIa en el eXlho es AnastasIO Somoza III Portocarrero,
fundador de la Escuela de EntrenamIento baslco donde se entrenaban
batallones de elIte segun tecmcas modernas con especIalIdad en contra
guernlla

La opOSlClOn contra el reglmen somoclsta data de 1959, cuando, am-


mados por el ejemplo de Cuba, Jovenes con~L1 \ .\dores democratas mten
tan hacerse con el Poder Al año sIgUIente L\ lamlha Chamarra, de la
alta burguesla, se pone al frente de la OposlcIOn, y en 1962, Junto a los
conservadores y los socIalcnstIanos surge un nuevo grupo oposItor de
IzqUIerdas, msplrado en el marXIsmo el Frente Sandmlsta de LIbera
CIOn Nauonal (FSLN) creado en Honduras por Carlos Fonseca Amador
El Frente Sandlmsta obtIene resonantes tnunfos de OpOSlClOn y golpes
de mano desde 1976 Pedro Joaqum Chamorro, el hombre que los Esta
dos Umdos consideraban como sustItuto de Somoza en un reglmen
democratlco, cae asesmado ellO de enero de 1978, y en la confusIOn
sIgUIente nace el MOVImIento Democratlco Nlcaraguense dlngldo por
Alfonso Robelo Poco despues un hder guernllero, el comandante Eden
Pastora, entonces al serVICIO del FSLN, toma el PalacIO NaCIOnal y man-
tIene como rehenes a los parlamentanos Con motIVO de las aCCIOnes
de la OpOSICIOn, toda ella se une pohtIcamente en una espeCIe de con-
federacIOn democratlca, que mtensIfica las aCCIOnes armadas, en las
que los sandlmstas tIenen el predomImo aunque no la exclusIVa Se
nota ya desde este año una mtensa partlclpacIOn de un mmontano
sector del clero en la lucha antI Somoza, y el 2 de Juma de 1979, la
ConferenCia EpIscopal, dlnglda por el arzobIspO de Managua, monseñor
MIguel Obando y Bravo, declara la legItImIdad de la rebehon contra
un reglmen mhumano Fue el golpe de graCia El 16 de Juho Tachzto
hUla de NIcaragua despues de dejar a buen recaudo en el extranjero
su mmensa fortuna personal y famIliar, de NIcaragua se llevo solamente
su penqUlto y los cadaveres embalsamados de su padre y de su her-
mano, los antenores presIdentes dlctatonales Dejaba arrumada a la
naCIOn, con 30 000 muertos en los ultImos cmcuenta días de guerra
CIvIl, 600 000 personas sm hogar y 250 000 emIgrados pohtIcos La explo-
SIOn de JubIlo popular fue enorme y amplIsIma (cfr. Salvat, Ltbro del
mio /979, P 76 \ J)()~~lel NIL,wagua, Blu~da~, 9-V-1985)
En un plllllLl IllOlllento lomo el poder una Junta Provl~lonal de
GobIerno cn leI qUL c"tdbd repl e...entdda toda la OpO~IClOn con ...010
dos "'dndllll"ta" -Gdlllel Ortega v M01se~ Ha~~an- ma~ la vmda dcl
manl (hdlIlUIIO VloiLlel, CU\d Ielnllha controldba el podelo~o dlallo
demoLl ellllO /~a P,CI/\a, Allon"o Robclo, ",ocIaicn"lmno y ex plc"ldente
de leI pdtlonal, \ S'-lglO Rdmilez, del GIUpO de lo~ Doce, aSOUduon Je
mtelc,- IUdlc" model ado" Pelo mu) plonto "e pudo advel tlr que el vel
dadclo podel C"ldbel LIl el FSLN, .mnquc dUI dnte un breve tiempo lo...
'>dndllll"leI" I1ldntLl\ ILI on la hCLlon plllllpartldl~ta en el GOblCI no El
apoyo Lub.\Ilo el lo" ".lJldllll"la" rc"uito dctel mll1dnte
A hIle" dc 1979 lo" ob"crvadOle~ dctectaban va Lialamentc quc Id
fuerLeI C"CIK Iell (k I nu-:\ o Icgllnen el el el Frcnte Sdndll1hta, con Id ::oopc
raClOn dd "LLlOl IJlJcleluonl"ta de la Igle"ld catollLd, que tomo cl nomblc
de Iglc"ld Populu Do" ...elCCI dotc~, entl e ello" el e"peLldcular \ fdmo~o
Ernc"lo C.u dClldl llllnl"IIO de Lu!tur.l, e~ declI pura \ ~Implcmentc dc
propelgandel, hgUl elban cn ti h~td del pllmel GOblCI no aunquc Id Junta
provl"lOndl mdntcllld "U ICpl c"entauon teOl ILd
«Lo" hbcl dLlOlll"la" -te~tlmollld el cal dcnal Lopez TI u JI 110- hl
C1eron dc NILdl elgUd un centro de expenmentaLlon pohtlCa que hdn
apoyado con empcno ) entu~la~mo VallO~ Congre~o" han temdo lugal
alh, y ...e hd convertido en lug u dc 1recuente~ peregrH1aClOl1e~ pal a latl
noamcl lLano" v cm opeo" cnlu~Ja~mado~ en e~ta umon de cn~t1dno~ \
mdl ,(1"ld" El "dndml"mo tllLlnfdnte ~c torno en la punta de lanza de
Id~ Idcd" dc leI IgIL"'eI Populal y lueron a~oClado~ a tal expcllmento
pohtlLo", "dCCI dole" nombrddo~ mml~tlo~, con la ~orple~a ) mdlestdl
de la )el.uqllla, pala lo cual mvocaban apoyo" y re~paldo~ a todo mvel,
empcLando pOI leI pi c"unla dnucnua de ~u ... "upenore~ rehglo~o'" Ld~
repetldd~ qucJa... dc b JClalqllla han ~Ido de~Olda~ y han dddo Jngen
a prote"td" promovldd~ pm a ilnpedll el abandono de cargo'> no ~ola­
mente pohlKO~ »
«Smtomatlco luc el Congre'>o de Teologld NICaraguen~e, en el cUdl
se pre~cnlaron ponenua~ en la~ que calan lo~ matIces y el rccuI so a la
aparcnte mc"ura pdl a I cvelarse de cuerpo entero E~ reveladOl el En-
cuentro de Tcologla celebl ddo en Managua dcl 8 al 14 de sctlembl e de
1980, y que fue recogIdo en Apul1te~ para una teologta nzclIraguen~e
Vale la pena Iccl la... ponencw~ de Jon Sobrmo, Juan H PICO, Miguel
Concha, Jo"e I Gonzalc/ Faus, Pablo Rlchmd V Frel Betto» (Lopez Tru-
Jdlo, Sillar, p 33)
La denommaclOn Igle~la Popular e~ de cuño malxl~ta, como asevera
el proplO Lopez TlllJillo «Se habla Vd ba~tdnte de la Igle~ta Popular
La denommaclOn yema de CIlStU1I10S por el Soclalzsl1lo La radKal mtro
ducclOn en el seno de la IglesIa de la... categona~ del anah~l~ marxI ...ta
y la mtcrpretduon fabeada del contemdo tan profundamente teologlco
del Pueblo de DlOS con~tJluyen ~u novedad» (ctr Lopez TruJlllo, De
Medelll11 ,p 100 y ~) El 7 de octubre de 1980 la dlrecclOn naclOnal
del FSLN emIte un comumcado ofiCial sobre la rehglOn, que empICza,
con muchd modc...tla "E"ta naCIendo un proyecto hlstonco que por ...u
ongmahdad y madurez marca ya de~de e~te momento un hIto en la
hlstona del mundo» La cspeclfidad de la revoluClOn sandmlsta ha sIdo
,<Id partlclpaCIOn actIva y mIlItante de lo'> u l,>tlél110'> en lo~ dlvel ~o~
cdmpo~ de la luchd armada y cIvIl», gl aCld'> .1 «lll1a teologIa IIberddol d
v polItlca que rompe la barreld del tCOllu'>mo para c.onveltll'>C en Vl\ell
ua creativa que l11~tru)e (->le) al DIO'> de Id HI'>tOI la de'>de Id pLl '>pee
tIva de MOl~e~ en el CautlvellO}) Todo el folleto de donde '>e tomdn 1.111
edlfic.ante~ ob~ervaClOne~ es una e~peCle de eUl7llL entl everddo de te\.to~
y ellbuJos para mo~trar la ll1Clelencla de lo,> 1I1'>tldno~ en la Re\ oluuon
La l11corporaclOn de lo'> cn~tlanos al FSLN '>e e~malta con un texto de
San Pablo a los Colo:,en~e:, «U~tedc:,:,e de,>pO]illOn del homble vieJo
y de :,u manera ele VIVIr paJ a reve~tlr~e ele! hombre nuevo}) Sc e'(altd I
lo~ martu e~ de la revolucIOn, ~obre todo al '>acen:lote guernllero Ga~paJ
GarCla Lavlana Se .lIaba a los obl'>po~, en e~peLléll a mon~eñol Jbdndo,
pOI :,u aCClOn antIsomoclstd Se ~ubraya la prc,>e¡1ud de tre'> ~acerdote~
en la A~amblea Sanell111:,ta y ~e ll1terpleta a'>l 1,1 hl~pa11lZdUOn de Ame-
Ilca «A Id par ele lo~ c.olol1lzddore~ espdñoiL'> Vll1lerOn lo'> mhlonelO'>
a termll1ar con la cruz la labol e:,cJavlzadol a qLle hdbld comenzddo tI
e~pada » Todo el folleto e~ und prueba JIagr,lIltc de Id 1I1'>t1 Llmentdllon
de Id Igle~la por la Revoluuon, es la Rc\oluLlOI1 qUIen fIJd lDdpLldble
mente lo'> lImites de la cOI1JuncIOn con la plOpld IglL'>Ia POPUldl (dr
L05 cristianos en la revollluon poplllw >(l/1cll11l,>f{I, M,magua, 7 de oc.tu
bre de 1980, e'>cnto contra la Pa'>toral de 10'> obl'>po~ en no\ lembl e de
1979, editado por Umvel:'ltanos Cn~tlano~ RevollluonaIJO'>, E'>tudldnte~
CllstlanOS pOI la RevoluclOn ) Comul1ldade,> CJ I'>tlana'> JU\él1llL,> de
Ba~e)

Vano~ centros cnstIanos coopel an ac.tlvdmente con el FSLN entl e


Lllo~ el Centro Antol1lo Valdlvleso, el Centro de EducaLlon y PlomoCIOn
Agrana de los Je~Ultd~, el In'>ututo Hl~tOliLO Centlodmencano tdmblen
de lo~ JesUitas, y la ConfelenCIa de RelIglO'>o'> de Nlcalagud, dommadd
pOI lo~ ~and1l11stas La cooperaClOn de la Compañia de Je'>u'> e~ pdI tiLU-
larmente ll1tensa El control de lo'> medlO~ de COmUl1lCdClOn pOI el san
dIl1I'>mo V :,us alIados cn'>tlano~ es ca~l total, toda la TV, el 80 % ele la
raelIO v dos de lo~ tres dianos ele Nicaragua Una cohorte de teologo~
de la lIberaclOn se quedo en NIcaragua como I cfuerzo doctIll1al perma-
nente, amen ele lo~ VId Je~ efectuado~ allI pOl la plana mayOl del lIbe
raClOl1I~mo GutleIreZ, Glrardl, Du~~el, Sobnno v RiLhdrel entrc otl o~
Sm cmbdrgo todos los ObISpO~ de NlCalagua c~tan Junto a mon'>cñOl
Obando y Bravo en su re~lstenCla al goblel no ~élndll1l:,ta que pi etende
coartarles y de hecho censma su~ mtervenclOne,>, de lo~ 350 ~acerdote'>
de NIcaragua, segun el edltonahsta de La Prensa Robel to Cardenal ~olo
15 forman parte del hberaclOl1Ismo, segun dato~ USA, e'>ta~ Cllrd:' son
912 -pala todo el conjunto del clero- de lo'> que 800 e'>tanan con la
JeralqUla y contra la represlOn ~andmlsta (cfr Bumberto Belh -nom-
brado por la Santa Sede consultor del Secl etallado para lo~ no cre-
yentes en 1982 y edltonah'>ta de La Prensa-, Una Iglesla en peligro,
Bogota, CONFE, S A, es un mforme documentadl"lmo y hable sobre
la reahdad de la IglesIa en NIcaragua)
Como deCImos, toda la plana mayor del hberdcl0Dl~mo ~e ha volcaelo
en el adoctnnamIento marxl~ta de la revoluuon Dlcardguense Una de
1.1., pruebds ma~ clara~ e~ el folleto Que es la comunidad eclc!>zal lh
!)(/,C, edltddd pOi el Centlo Ecumel1lco AntonIO Valdl\le~o en Managua, \
pi Lpdl .ldo pOI el dommlLo ltberdUOl1l~ta bra~lleño FI el Betto, compue~to
el1 e.,tilo nM) "\I.,td ltbelaclOnl'>td genuino, donde ~e proponen como cJem
plo~ e~to~ de BI d~ll «En UJ1d celebr aLlon de Paralbd el "Imbolt~mo
dc Id hO~tld eucaIl~t¡ra fue actuahzado pOI el compartn la comida
tlplLa, ~m por c~o ~u~tltU1rla En Lmhares, norte de E~plntu Santo, la
co.,ccha de Cdeao fue conmemOl ada por la~ comul1ldadc~ con una ~ele­
blduon en el tIdn~CUI"O de Id cual ~e cocino y ~e campal tlO el pro
ducto »(lbul, p 11) E., un vddemecum para agltadOl e~ mal '(Iq.l~ ~n
ld red de comumdade,>, cuyo Idedl se fija en la pagma 39 «Para la~
m.l~ d\ an¿dda~, e~to~ cntellO'> bd~ICO~ ~on un medIO politlLo que tengd
rdlce~ en la~ orgal1lzaclonc., populare~ de ba~e, un medio pohtlLo baJO
la hegemol1la de Id cla~e obrerd, de ~u~ mlhtantes ma~ aUlvo~ ) ~on
~ecuente~, un medio que coloque cn ~u ploglama de aCClOn no ~olo le\
bu"quedd de una altelndtl\d dI legllllen ~mo tamblen Id bu'>queda de
una dlternatl\d di .,I.,tema Cdpltall'>td » La total m~trumentaclOn POhtlLd
de 1.1 Iglc~ld Popul<u pOI el ~andml.,mo mal '(I~ta ~e I econoce .:n la
ml.,md pdgma 39 «Ld ICClente lucha en NILaIagua, en la que lo., ::11'>
tldno~ pal tlupm on aLtI\ amente hace valel pal a Amellca Latmd lo que
ob.,ervamo,> en el Oliente mu.,ulman e~ Impo~lble pen~aI en una :lltel
ndtIva ~oLled .,m tener en cuentd la rchglO~ldad del pucblo»
El vel dadero ~entIdo de la revoluuon ~andlm~ta frente a la Igle~Ia
empezo .1 notal ~e ante'> de tel mm;:u ~e el afio de Id RevoluLlon, 1979
cUdndo el gobICrno \ la dn eCClOn ~an(hm~ta, ante cl e.,tupOl de '>u.,
colabOl adol e'> IIbel ale~ y e1emocl atlco~, qUl.,lcron remtel pi etdr la (Ie'>ta
ele la Inmaculada como «cl dla e1el l1lño» y a la Vn gen Mana como ,dd
madre del guelllIlero», y cuando la hc'>ta de Ndvldad deben a lldmdl.,e,
en lenguaje revoluclOnallO, ,da he~ta del hombl e nue\o», CXpl e'>lOn de
cuño mixto paulIno-mdl XI.,ta muy grata a c~e gran plomotOl de la 'IC
tona sandml~ta que fuc el dictador cubano Fldel Ca.,tro Und ~al tillel
e~colar de 1979 concedla la lIbertad de culto~ ~olo a «qUlene'> dcfen
dieran lo~ mtele~e~ del pucblo» Un documento mterno del FSLN, fe
chado el 4 dc dIClcmbl c de 1979, ratlhcaba las con~lgna'> de m~tl umen
taclOn y recomendabd que no ~e produ]e'>e en la pnmera fa'>e un cn
frentdmlento dlrccto con la Igle"la mstltuclOnal (ch BellI, op ut, pa
gma'> 8, 29 v 30) Alfredo Robelo y VIOleta Chamono dimiten ele la Junta,
ante los excesos ~andml~ta~, el 23 de ablll de 1980, pe.,e a lo cual .:1
dlngente sOClalI'>ta e~pañol Felipe Gonzalez participo junto a Ca'>tro
y Arafat en las celebl aClOne,> por el pnmer anl\ el ~allO de la vILtona
<'andml'>ta, 19 de juho de 1980 Arturo Cruz, dlngentc democrata pronto
desengañado, su~tItuyo a los dlml~lOnano~ En ese ml'>mo año el go-
bierno .,andmlsta mlCIO una dura persecuclOn contra vallO~ pa~tore<,
evangehco~ acusado,> de ~er agente~ de la CIA y comenzo la de~truc
ClOn de templos que para 1982 habIa alcanzado ya a 55 (ch Belh, op cll ,
pagmas 29-30) En noviembre de ese año los moderados de NICaragua
~e retIraban del Con~eJo de E'>tado
En lo~ años 1981/1982 la per~ecuclOn del gobierno sandml'>ta contra
Id Igle~la mstItuuonal, y con el apoyo ~atehte de la Igle~la Populal
<'010 puede callficarse de e~a forma como una autentlca per~ecuClOn
dunque con mucho cmdado del gobIerno para no llegar a la ruptura
abIerta En 1981 el gobIerno suspendlO la mIsa televIsada que desde
muchos años antes celebraba el arLoblspO de Managua, monseñor Oban-
do y Bravo, con el pretexto de que habla que dar Cdmal a a los sacel-
dotes progrcslstas De 10<; cuales tres estaban en el goblel no el mIembro
de la congl egaclOn de Mal yknoll MIguel d'Escoto, mmlstro de Rela-
canes ExtenOles, el padre Ernesto Cardenal, mlmstlo de Cultura y
encal gado de la propagandd del reglmen, y el jesmta Fernando Cardenal,
hder de la Juventud Sandmlsta, al que se nombro mlmstro de Educa-
uon El mml'>tro del Intenor Tomas Borge, presentado a veces como
teologo tamblen, no es sacerdote La ConferenCIa EpIscopal reqmno
a lo'> tre<; pala que abandonasen su puesto POhtICO, a lo que se negaron,
v hubIeron de conformal se con la suspenslOn a dlVlnlS mIentras man-
tuvieran el cargo, pero los medlOs de comumcaClOn sandmlstas slgmeron
pI esentandole,> Slempl e como sacerdotes en achvo A fines de 1981 una
turba sand1l11'>ta (a'>l '>e lldmaba ohcralmente a los presuntos rncontro
lado'» apcdl eo al sahl de ml'>a al ObISPO de JUlgalpa, mon<;eüOl Antomo
Vega En mayo de cse año la fachada de la catedral de Managua apa-
l cuo recublcl ta por slmbolos sandmlstas y con una enorme pancarta
-que hgUI a en la pOl tddd de este hbro- donde se lee «Malx, Engel
(.sle) v Lenm, gigantes del pen<;amlento proletano» El comandante Hum-
bel to Ortcga Jele del EjercIto y mlmstro de Defensa, proclamaba en
dgOStO de 1981 «Nos msplramos en el sandmlsmo que es la mas her-
mosa tradlclOn de este pueblo, desarrollada por Carlos Fonseca, nos
gmamos pOl Id doctnna clentIfica de la RevoluclOn, por el marXIsmo
lenmlsmo, '>111 sandml<;mo no podemos ser marxlsta-Iemmstas v el san-
dll1J'>mo S1l1 el marxI'>mo-!enml'>mo no puede ser revoluclOnano, por
cso van 1I1dlsolublemente umdo'> v por e,>o nuestra fuerza moral es el
'>dndmlsmo, nuc'>tra tucrza polrtlca e<; el sandmlsmo y nuestra doctnna
c" el marxI'>mo-lel1Jmsmo» (cfr Humberto Belh, op Clt, pagmas 36 y 37)

En 1982 cl enlr cntdmlcnto del rcglmen sandlmsta con la ConferenCIa


EpIscopal dc Nlcalagua hIZO cnsls El 20 de julro el arzobISpO Obando
v BI ayo, al 11 ente de los otros <;lete ObISpOS de la naClOn -con una
au'>cncra- dlllglO a lo'> Honorables MIembros de la Junta de GobIerno
dc Reconstl ucuon NaclOnal una dura reqmsltona en la que rechazan la
habItual c'(cusa gubernamental de que los exce<;os pel secutonos se
deben a 111 con tI olados, y añadcn
«SID embargo estamos ya IDluando el cuarto aüo del nuevo GobIerno
y lo" hccho'> no dlsmmuyen, <;mo que se mtenslfican la<; tenslOnes y
dumentan lo" mecamsmo" para una slstematlca desvlrtuahzaclOn de la
Fe e Irrespeto al maglsteno Eclesla'>tlco, llegando en algunas Clrcuns-
tanua" ha'>1a cometer actos sacnlego<;, conSIderados por la IgleSIa suma-
mente grdvcs V penados canomcamcnte» (cfr transcnpclOn y fotocopIa
dcl documcnto en Belh, op Uf, P 53 Y ss) Los hechos concretos a que
'>c I cheren lo'> obl<;pos son
- La eXpUlslOl1 del terntono de <;u jUnSdlCclOn de monseñor Sal-
\ ador Schlaefer, Obl'>pO de Bluefields (Zelaya) y saqueo de su reSIdencIa
- La campaüa ldeologlca para ndlculrzar a la RehglOn
- «La~ burlas y mota~ que por los medIOs de comumcaclOn ~e hacen
t:n contra de la Fe de nue~tro pueblo» Lo~ dl~turbIO~ de las orgamza
oone~ de l11a~a, con mCltaclones alodIO y la agre~IOn, en celcbraclOne~
I elIglO~a~
- Lo~ ataque" a Otl a~ conte~lOnes cnstIanas

La I eacclOn del gobIerno ~andmlsta ante esta queja fue doble Pri-
mero, prohIbIr su msel clOn en el dIano La PI ensa, uno mas de los lünu-
merables atentados a la lIbertad de expreslOn cometIdos por los sandl-
Dlsta5 y catalogados por el abogado BellI en ~u obra cItada, y 5egundo,
el repugnante ca~o Carballo, que de5cnblmos a contmuaclOn
El autor de e5te lIbro tuvo el honor de conocer a monseñor BIs-
marck Carballo Madngal a pnmero5 de juho de 1985 en Bra~Il Alh
escucho de ~u" labIOs el relato, precedIdo por una mteresante dl'>erta-
clOn ~obre la reahdad de la IglesIa en NICaragua AtnbUla mon5eñor
Cdfballo el folleto que hemos utado 50bre lo~ cn~tIanos en la revolu-
uon sandmlsta a una reacclOn del GobIerno frente a la declaraclOn
colectiva del EpI"copado nlLal aguen5e en novIembre de 1979 (antenor
a la que acabamo~ de re5cnar) en la que lo~ obl5pos condenaban por
Ibual al totahtan~mo de IzqUIerdas y de derechas y pedlan plena lIbertad
para cvangelIzal DenuncIO la defraudaclOn prodUCIda en la mayona del
pal" por lo" "andml"tas, que han mllItanzado a la naClOn, con el mas
podu 0"0 cJcruto dc Centroamcnca, y denunCIo la~ VIOlaCIOnes de los
derccho" humano" contra lo'> mdlOs mlsqUltos por pal te del GobIerno,
que hd cxpu).,ado, ~cgun '>us datos, a 17 ,>accrdotes en comumon con
cl Epl~copado Y ha prohIbIdo a la IgleSIa hablar de reconClhaclOn
Atnbuyo al Con"eJo MundIal de la'> Igle5Ias la plmclpal fuente para
la ÍlnanclaclOn de la Iglcsla Popular, a la que calIfico de descal adamente
mdr'<lsta Y no~ conto detalladamente su ca"o
PI cccdldo por otros en 1982 el penodlsta I adIOfomco Manuel Jlron,
dIrector de «RadIO MI Prc1enda», atacado por tres pIstoleros que tra-
taban dc "ccuc"trdllo, y el "ecuestro, el 24 de jumo, del coedltor de
La PI ensa, HoraclO RUll, p01 tres hombre::, al mados que le dejaron
medIO muerto en una cuneta
El padre BI~marck Carballo, portavoz de la Conferenua EpIscopal
v parroco de San MIguel ~olICltO el mlercole<, 11 de agosto de 1982 pel-
1111<,0 C'<pl c"o a mon"eñOl Obdndo para atendel a una ~eñora catolIca
en "U ca~a de La5 Colma'> E<;taba departIendo con ella cuando entro
un pl~tolel o que oblIgo al <,acerdote a de~nudal5e junto a la 5eñora
Ca..,tlilo Entralon entonces cuatro oficIale<' de la pohua <,andlm~ta que
le alla..,tIarOn de"nudo a la calle, donde una" 75 per"ona~ que Ga.sual
mente pa..,aban pOI allI Sdcaron foto" y agledlelon vClbalmentc al POI-
tav07 de la I¡:de"la La plelbd, ladlO V TV ~andml'>ta qUI~o mtel pretar
tan vIl \ cobal de dgl C~lOn como un gran e~candalo pm d ",omplometer
d mon'>eñol Obcmdo pero la reacclOn dc Id Opl11lOn publIca y de las
a"ouaclOne" catolIca~ fue tan 50lIdana en la\01 de Id \ILÍlma que el
uoblel no tuvo que emplear~e a fondo en la cen5U1 a V poco despue"
Roma elevaba la concllclon JerarqUlcd del pacj¡ e Carballo Ésta fue la
I c"puc'>ta cle lo'> "andml"td5 a la ~eguncla I eqUlsltona de la Confcrenua
Epl'>copal
En ese mismo año 1982 lo~ E~tados Ul1ldo~, convenCidos de que el
legm1en sandml~ta estabd convirtiendo ya a Nicaragua en una plata
[01 l11a e~trdtegICd cubano ~ovletlca, mlClaron la reacclOn y el aco~o con
ti a el La'> acu~aclOnes del secretano de Estado Alexander Ha¡g databan
de dlclembl e de 1981 En abnl de 1982 el ~andll1l~mo ~e e'>unde y el
mltologlco Eden Pa~tora rompe con la Junta y orgamza un trente gue-
I nIlero en contra, bd JO el amparo de la CIA
En [a plll11dVela de 1983 los grupos antl~andlmsta~ desencadenan
de~de Id'> naclOne~ vecmas, la guerra contra el reglmen de Managua
POI el norte, de'>dc Honduras, atacan lo~ antiguos guardla~ somoclstas
con el apoyo de lo~ mdlOs mlsqUlto~, velado~ por el sandlmsmo Es la
Fuelza DemocratlCa NlCalagucn~e Por e! ~ur, de"dc Co~ta Rica, se n1ueve
la AlIanza RevoluclOnana Democratlca (ARDE) dirIgIda mIhtarmente
por Eden Pastora y pohtlcamente pOI AHomo Robelo Lo~ ObISpO~ ~e
opu~Ieron a la ley sandmI'>td de movIhzaclOn, a la que acusaron de
totalItall'>mo En e~te ambIente de ten~IOn tremenda ~e prodUjO el VIaje
de Juan Pablo 11 d Centloamellca, un VIaJc ,>umamentc moportuno con
cntcllos humano'>, pela nece'>alIO y herOICO por motivos pastorales

EL VIAJE DE JUAN PABLO 11 A CENTROAMÉRICA EN 1983

El contexto de pueblos y naCIOne~ a que vIajaba en 1983 Juan Pa-


blo 11 no podld ~er mas mestable Ya hemos ViStO como Nicaragua
deJdba preCl~amente ese ano de ~er un problcma regIOnal para conver-
tirse en un loco de actIVIdad estrategIca campo de confrontaclOn entre
los dos bloque~ Solo Costa RICa y Pdnama, en el mo~aICO ccntroame-
ncano, mantCnIan una precana e~tabIhdad El 29 de marzo de 1981
Roberto Suazo Cordoba, moderado pro USA, gdnaba las eleCCIOnes en
Hondura~, y la nauon se ahrmaba como sohdo ahado de los Estados
UnIdos en la zona El Salvador era otro centro de convubIOn caSI sImul-
taneo al de NIcaragua, despue~ de! golpe mIhtar de octubre de 1979
habla 'SegUldo una dura represlOn, y en las elecClone'S generales del 2%
de marzo de 1982 la derecha dura venCla a la democraCIa cns tIana mode-
rada aunque el prcsIdente, Alvaro Magaña, no era de caracter extre-
ml~ta, pela en octuble de 1982 mIClaba ~u ofenSIva contrd el GobIerno
-cualqUIer gobierno proocCldental- el Frente Farabundo MartI, era
el comIenzo de una guerra CivIl Implacable, para la que el gobIerno
hubo de tolera¡ el apoyo IdeologIco a la guerrIlla por parte de los grupos
hbeIdClOl1l~ta~ de El Salvador, entre eIlo~, como ma~ ~Igl1lficatIvo, la UnI-
verSIdad Centroamencana regIda por lo~ JesUItas de orIgen español, de
cuya actIVIdad hablarcmo~ en ~u momento, porque ~e trata de uno
de los pnnClpale~ tocos del hberaclOm~mo en todo el mundo Por fm en
Guatemala, en marzo de 1982, el general RIO~ Montt llegaba vIOlenta-
mcnte a la pre~IdenCla despue~ de un golpe mIhtar Con fachada popu-
I,..,ta V relOlml'>td, RIOS Montt era un lacayo de los Estados Umdos que
perteI1t_L1<1 .t un<1 "'ccLi Lll..,tlana ll.unada Igle~la de lo.., Fund<1uOI e.., del
Verbo ho~(t1 a 1<1 Igle~la catohca v muy ll1hltlada en lo~ mecal1l~mo..,
del nuevo gublelno El panOlama que ~e encontraba, pue~, Juan P<1blo II
en ~u \ laJt. Lt.nttoameneano no podla ~er ma~ encre~pado \ ploble
matIco

La profanacion de Managua

Lo empelO en Lo..,ta RIca de~pues de cahdos men~aJe~ en vuelo a


los catolteo~ de l: ..,pan,1 \ de Portugal con una tra~e de planteanllento
«Vengo a Lumpal Ur el Llamar de~garrado que ~e cle\a de~de e~t 1.., (le
rra~» El.! el 2 de mul70 de 1983 Entle un mmen~o clamor POPUlal
proclamo que el LamblO ..,1]1 VIOlenCiaS era pO~lble <;1 la~ nauone.., y lo..,
homble'> aeLptdbal1 la dudnn,1 ..,ocJal de la Igle~la DeJO pue~ en :::Iato
desde el ptlmeJ mumento cual el a el cambIO que la Igle~la quella ~n
los anttpod<1'" del ltbu aLlOI1l~mO, pata qUlen la doctl ma socIal de la
IgleSIa e.., un aukntllo tabu En la alocuclOn a las re]¡glO~a<; de CentlO
amenea t CLUl do qUL la opclOn preferenCIal por lo~ pobres no e~ ~xclu
slva Y a lu~ 66 obl"'po" de Amenca central, leumdo~ en San Jo~e le'"
recomendo que ddu.l"en como pa~tOl e~, no como teel1lCo.., y pO]¡tICO~
y les e~hut to .1 dd undll el mensaJc ~oual de la Igle~la que lmphca Id
condena de la \ tolenua y el rechazo de <<ldeologIa'" que ~e msplran ~n
VISIOne.., I eductlva~ del hombre y de su de~tll1o trd~cendente» Recha70
segun el e~pllltu de Puebla la~ dos vel "IOnes cap¡tah~ta V mal xI~ta
del matelldh~mo, un mlllon de per~ona~ le hablan aclamado en la pe
queña RepublILa oa~l~ de paz en mcdlO de la~ convublOnes centluame-
ncand..,
El 4 de mdl LO con plena conCIenCIa de lo que le e~peraba Juan Pa-
blo II llego .11 aeropuel to Sandll10 dc Managua donde la Junta de Go-
bIerno habl..t permItIdo a muy poca~ per~ona~ que Vll1ICran a reublrle,
ya empuabd de..,de el pnmel momento la vIl mampulaclOn sandlmsta
del VIaje papal Damel al tega coordmador de la Junta espeto al Papa,
que lo aguanto con 10<; blaLos cruzado~, una arenga revoluclOnana ll1~U­
fnble llamandole el11znentlSll1l0 senor e mcluso emznentlslIl10 hermano
Al saludal a lo~ mlembro~ de la Junta el Papa hIZO un gesto de admo
illClOn al ~aeerdote Elne~to Cardenal que ~e habIa arrodIllado ante Juan
Pablo I1, la IV ..,andml~ta lo mterpl eto luego, con <;mgular de<;fachatez
como «una bendILlOn e"pecIab> En "u respuesta, el Papa endoso la 'lC
tuaclOn de mon~enor abando echo de menos a «los mIllares y mIllares
de mcal aguen~e~ que no han podIdo acudIr como hubIeran deseado»
De..,de el .leropuerto el Papa fue llevado cn hehcoptero a la clLldad
de Lean donde el autentIco pueblo de NlcaIagua des bOl do las prevlslo
nes de la Junta "andlLlI~ta y mo"tro ante el Papa su verdadera faz, fue
un mmen~o tnunto popular «No tenels neceSIdad -dIJO el Papa- dl
tdeologIa" aJena~ a vue"tra condlclOn cn<;tlana para amar y defendcl
al hombl e » AñadlO que el hombre no es redUCIble a mero mstrumento
de produeLlon ill agente del poder polItlco y SOCIal
ma~ ~IgmhcatIvo de toda la vI~Ita papal se celebro la talliL
El acto
del mI~mo dla 4 de marzo en la plaza 19 de JulIo, de Managua, un
e~ccnano pl(~pal ado lldICulamente por la Junta SandmI">ta pala m~tI u
mentar la VI~Ita del Papa Al dIa 5IgUIente ~e Iba a celebrar allI mI~mo
el entierro de 19 Jovene~ ~andmI~ta~ muertos por la guernlla, y la Junta
se empeño en que el Papa rezara una oraCIOn por e110~, a lo que ~e
nego Juan Pablo 11, contra qUien, entoncc~, lo~ sandmI~ta~ plodlgalon
todas la~ IrreverenCIa~ y veJacIOne~ que puedan Imagmar~e «Nunca ~e
habla VI">tO una mampulacIOn ma~ descarada y demagoglca que la que
de la nll~a celebrada por Juan Pablo 11 realIzo la Junta Sandml~ta», JIU..
la excelente envIada e5peCIal del dlano Ya, de la Conterenua EpI~copal
e~panola, Ya trato -con excepcIOnes- e~ta VIsIta papal a NIcaragua
con delIberada confusIOn V con claro encubnmlento de la~ atloudade">
~andmI~ta~ que e~pantaron a todo el mundo cIvIlIzado Dame! Ortega
habla dICho que «cuando lo~ cn~tlanos, apoyandose en ~u le, ~on :apa
ce~ de re~ponder a la~ nece~Idades del pueblo, ~u~ mI~ma~ CI eenCIa~ le">
Impuban a la mIlItanua I evolucIOna¡ Ia Nuestra expenencla demue~tl a
que ~e puede ~er creyente y a la vez revolucIOnano con~Clente» Y trato
de m~trumentar el VIaje del Papa como un apoyo a la revoluclOn ~an
dmI~ta, entreverando ~u arenga con datos ~oble la~ agre51Onc5 nort<.
amcncanas a la nauon Llego a afirmar «La~ plsada~ de la~ bota~ m
tervenCIOm~ta"> retumban amenazante~ en la Ca~a Blanca, en cl Pen
tagono»
La plaza de Managua se lleno de sandmlsta5 preparados espeual-
mente para el acto, que acallaron a los pequeño~ grupos de devoto~ del
Papa con gnto~ de «Queremo~ la paz, queremo~ la paz» a la menol
mamfe~tacIOn de entu~Ia~mo En el estrado no se habIa colocado el uz
alguna, por lo que el Papa en~eño a la multItud la cruz de ~u baculo
El Papa gnto «La Igle">Ia qUiere tamblen la paz}) y dIJO ~u mI~a en
pI esenCIa de los Jerarca~ ~andll1Istas que la ~Iguleron en actItud abIerta
mente Ine~petuo~a y hasta grosera El Papa, en su homIlIa, exalto la
umdad de la Igle~Ia, rechazo lo~ compromISOS Ideologlc05 ll1aceptable~
y lo~ compromISos temporales y cOllcepcIOnes de la Igle~Ia que ~uplan­
tan la verdadera Se enh ento abIertamente a los promotore~ de la Igle-
SIa Popular «Cuando el cn~tlano prehere cualqUier otra doctnna o
Ideologia a la enseñan n de lo~ apo~toles y de la IgleSIa, cuando :>e
hace de e~a<, doctnna~ el cntellO de nuestra vocaCIOn, cuando ~e m-
tenta lell1terpretaI ~egun categonas la catequesIs, la enseñanza relI-
gIOsa, la predlcacIOn, cuando ">e m~talan maglstenos paralelo~, ~e Im-
pIde a la IgleSIa el eJerncIO de su mI~lOn de sacramento de umdad para
todos lo~ hombres Y aun mas, nmgun cnstIano y menos aun cual-
qUier persona con tItulo especial de consagracIOn en la Igle5Ia, puede
hacerse re~pon:>able de romper esa umdad, actuando al margen o contra
la voluntad de lo~ ObI~pO~» RepudIO de forma expresa a la Igle<'Ia
Popular, herOicamente, en presencia de todos sus promotores que azu-
zaban a las turba~ contra sus palabras de paz «Alerta contra los ab
surd05 y pehgro~ de que al lado, por no deCir en contra, de la Igle~la
constrUida en torno al ObISPO haya otra IgleSIa concebIda solo como
can~matlca y no ll1stItucIOnal, nueva y no tradICIOnal, alternativa y, como
se precomza, popular»
Pero lo~ locutores ~andini~tas no comentaban esta~ admonicione~ del
Papa: interferían lo~ micrótonos, exaltaban la pre~encia de las madre~
de lo~ héroe~ ~andml~tas cuya muerte ~e conmemoraba, y repetIan
como robots: «Entre cristianismo y revolución no hay contradIcción.»
En su comentario global a la jornada, la desvergüenza sandini~ta re-
~umio: «El pueblo ha sabido transformar la misa del campo en un acto
polItico.» El Papa, que volvió a Costa Rica para pasar la noche, re-
cíbIO el desagravio de los costarricen~es por el inconcebible comporta-
miento de los ~andinistas. «El momento en que cayeron las caretas -re-
~ume a su vez el cardenal López Trujillo- tue la visita del Papa. A pesar
de haber señalado el nesgo de ruptura de la umdad que entl-añana la
Iglesia Popular en carta de agosto de 1982, el sucesor de Pedro tuvo
que sutrir en carne propia la furia e insensatez de la contestación en
la celebración eucarística de la Plaza de Managua. No es el caso de
evocar detalles de esta protanación que resuena como frenética bofe-
tada al Papa y a la Eucanstía. La IglesIa popular, cuya cabeza de iceberg
asomó en Nicaragua, ha invocado siempre, con razón, su origen ideo-
lógico en una de la~ corrientes de la teología de la liberación. Es una
convergencia, en per~pectiva política, de liberacIOnismo y de los cristia-
nos por el socialismo. Ba~ta con seguir la literatura tilosandinista, y con
rastrear la huella de los peregnnos a Nicaragua, para concluir :::ómo
el experimento no se ha limitado a tímidas etapas o a inseguros bal-
buceos (López Trujillo, Sillar, p. 34, para este comentario final; repor-
tajes del diario Ya, 3-9 de marzo para los detalles -a veces encubiertos
por la cobardía del diario- de la visita del Papa a Centroamérica).

De nube y de fuego

El arzobispo de Panamá, al día siguiente, y ante un millón de per-


sonas, desagravió al Papa por la torpe agresión sandinista, y empleo
para ello duras palabras, como irreverencia y profanación. «No :JS dejéis
arrastrar por la tentación de la violencia, de la guerrilla armada o de
la lucha egoísta de clases», drjo el Papa de~pués a cincuenta mIl :::am-
pesinos, a quienes no ofreció, según dijo, soluciones técnrca~ o materia-
\es, pero sí morales y religiosas; toda la tuerza de la Igle'>la estaba con
ellos, y toda propiedad privada se grava con una hipoteca sOCIal. En
la noche del domingo 6 el Papa había llegado a Guatemala, donde el
Gobierno militar -que le recibió fríamente- se había negado, con vi-
leza, a perdonar la vida de uno~ presos político~ pese al requenmiento
formal del Papa. Pero al revé~ que en Nicaragua, el Gobrerno militar
dejó en plena libertad al pueblo para que recibiese :v festeja~e al Papa,
y el pueblo, como en Costa Rica y Panamá, se volcó. El presidente Ríos
Montt, miembro de la secta del Verbo, se permitió aleccionar al Papa
con una sarta de citas bíblicas, y el pueblo se encargó de desmentil
a las manipulaciones, tan estúpidas como la~ de Nicaragua, de la Tele-
visión oficial, que ju~tificaba las ejecuciones políticas, pero al menos no
agredió al Pontífice con la saña de los sandinistas. Con el mismo valOl
que en Nicaragua, el Papa condenó en Guatemala la injusticia social ~
'>u'> apoyos pohtlcos Durante su vI"Ita a El Salvador conslgUlo mlla-
gro"amente "obreponer su mensaJe de paz a lo~ encre"pamlentos de
la guen a CIvIl
En "u etapa hondureña, el 8 de marLO, el Papa VIO como un presI-
dente centroamencano, al fm, se arrodIllaba ante el Vema de defender
lo~ del echo~ y las cultura~ de los mdlOs en el altIplano guatemalteco,
donde ~e refino a la obl a de lo~ grandes evangehzadore~ españoles y
recalco la dIferenCIa entre evangehzaclOn y subver~lOn, para condenar,
en Guatemala capItal, de nuevo al magl~teno paralelo En HondUlas el
Papa con~aglo a la Vllgen lo~ pueblos de Centroamenca, , advlrtlO a
lo" cateqUl'>ta~ ~obre lo~ pehgro~ de la Igle~la Populal
En "u columna del dJallO Ya, el 11 de marzo, sobre los hechos en
cahente, el autor de e~te hbro comento el vIaje del Papa a Centroame-
nca No puede ahora por menos de reproduCIr aquellas Impre"lones
vIvas

DE NUBE Y DE FUEGO

<<Iba delante de ellos de dla en columna de nube, para gUIar-


los en "u cammo, y de noche en columna de fuego, paJa alumbrar-
los y que pudle"en a~1 marchar lo mIsmo de dJa que de noche La
columna de nube no se apartaba del pueblo de dla m de noche la
de fuego})
éSeremo~ capaces de aceptaJ entelo el VIaje del Papa a Cen-
troamenca, el fuego y la nube, las do~ caras, sm aprovechar co-
bardemente ~olo nuestl a mltad"l Centroamenca, el mfierno verde,
~ucede hoya Indochma -cdpturada ya por el mundo marxlsta-
y al OlIente MedIO -en tregua exploslva- como escenano prmCl-
pal para la confrontaclOn de lo~ dos bloques estI ateglco~ el un-
peno ~ovletlco, que pretende dhanzar en el I~tmo su cabeza de
puente, de"de la base cubana, para envolver a Mexlco en su :::rISIS
mOl tal v de~cender ~obre Amenca del Sur, el Impeno amencano,
hundIdo ha~ta el corazon en la mJu~tlcla hlstonca y en la explota-
clOn colomal y antIhumana El Papa lo sabIa todo, y qUIso Ir he-
100camente en ml~lOn e"plntual V humana, en nombre de Cnsto,
a ~u vla crucI'>
A bOl do del Dante -nombre muy adecuado para vIajar al m
hel no y a la e~peranza- volo sobl e España amenazada por los
dmlgo~ de la muerte y clamo desde lo alto en defensa de nuestros
valore" taml]¡are~ acosados En el oa'>IS de Costa RIca reumo a
los "e'>enta y ~els obISpos de la regIO n y les exphco ~u obJetIVO, la
umdad de la IglesIa contra el CIsma pohtIco que alh la amaga,
el alcance pa'>toral, no tecmco m PO!ItICO, de la mlSlOn epl~copal,
Id ImphcaclOn '>ocIal de la condIclOn cn"tIana, la prohIblclOn a
lo~ ecle"la"tlcos de practIcar la vIOlenCIa y el marXIsmo, la con
dena sImultanea del matena!I"mo, sea capItahsta o colectIvIsta Re-
chazo ante la'> monjas la m~trumentahzaclOn del EvangelIo, y PI-
dIO a lo~ Jovenes que rompIesen las cadenas del hombre
La mampulacIOn y la grosena marxIsta le acechaban en Nlcara
gUd NI en el corazon de Atnca o lo~ rebordes del subdesarrollo
a~Iatlco se habla atrevido hder alguno a perpetrar ante medIo
mundo los exce~o~ ndlculo~ del coordmador sandmlsta, Damel
Ortega, que pretendIa IdentIficar cn~tIam~mo y revolucIOn Le qUI-
taron ha~ta el cruCIhJo, alzo el Papa la cruz de su baculo Le m·
crepaban ahogaban sus polabra~, abucheaban ~u condena tajante
de la IgleSia marxIsta, que llaman popular El Papa atraveso la
marana tramposa que hubiera avergonzado al mlsmlSlmo Goebbels,
regaño al ~acerdote mmlstro de Cultura, el ex fascista Cardenal
(hu mo~amente arrodillado ante el), y clamo en la hbertad de
Leon, tema que ser en Leon «No necesltal~ Ideologias aJena~» al
detender la educacIOn cn~tlana mtegral en vlsperas de una dura
ley marxI~ta de educaCIOn
Hablo de la Vida ante otro mIllon de personas, con el canal de
Panama al fondo, casI a la misma hora en que otro mIllon se
reuma ~obre ~us huellas, en Madnd, para conjurar a la muerte
«SI a la Vida desde su conCepCIOn» DIJo a cmcuenta mIl campe
smo~ «No o~ deJels arra~trar a la guernlla, m a la lucha de da
~e~ » Pero decldro mmedIatamente que toda propIedad pnvada se
grava con una hIpoteca SOCIal El fuego y la nube
Llego e~a misma noche a San Salvador, rompIO el programa y
~e tue derecho a la catedral, donde los ohgarcas, apoyados en el
otro Impenah~mo, ase~maron antano a monseñor Romero mlen-
tra~ con~agraba El maravIlloso pueblo salvadoreno le guardo tre-
gua de DIOs PldIO el Papa, ante otro mIllon de hombres, mUjeres
y mños, tIerra para todos, prohlblO a los sacerdotes mutIlar el
EVdngeho y les dehmlto su mlSIOn «No SOIS dlngentes sociales m
pOhtlLo~ » Le anochecIO el dommgo en Guatemala, donde un Pre-
~Idente cavernano y renegado, ~emejante al protagomsta del Pla-
neta de los slInws y cancatura traglCa de todos los excesos del
capItah~mo reaCCIOnano y colomal, habIa preparado la visIta papal
con ~els a~e~matos ntuales en ~u condlclOn proclamada ante el
propIO Papa, de «enviado de DIO~» El Departamento de Estado,
CUYd pohtlLa guatemalteca e~ la mas aberrante en la hlstona de las
relacIOne~ mternacIOnales," acababa de mhltrar ochoCIentos «mI-
~lOnelO~» vudu~, Ilummlstas y ocultistas en la antigua dIOceSlS del
padre La~ Ca~a~ Nunca me ha parecIdo mas colosal la figura
del Papa que en esta ternble e~taclOn de ~u VIa crucIs centroame-
ncana EludIO el contraataque personal, que hubiera envIado a
RlO~ Montt a lo alto del arbol del que nunca deblO descender
Clamo por el derecho a la VIda y la hbertad ante mIllon y medIO
de CdutIVOS del mal DefendlO, a la ~ombra del obispo de ChIapas,
la VIda y la fe de lo~ mdlOs del altiplano, vlctImas de un genocIdIO
~adlco, preventivo
Todo e~taba ya dIcho y consumado El Papa consagro toda Ame
nCd Central a la Virgen de Suyapa, en Tegucigalpa Salto por
BclIce a ~u despedida en HaItl, donde evoco la fe sembrada por Es
pana, el fruto de los sIglo~, y desgarro su gnto final de mIlagrosa
Il11potenud «No os he podido aportar solUCIOnes concretas» Pero
hdbIa VIVlflCddo y con~agrado, se empezara a ver pronto, toda~ la'>
ralce~

El fuego y la nube En España -estaba Junto al Papa monseñor


Mal tmez Son1dlo que dectecto, sm duda, las huellas y los vaClOS de
E~pana-, el ~enor Mlret Mdgdalena deCla no se que, el señor Gar-
Cla Marquez subraYdba, como portavoz y agente de un solo bloque,
la «estncta corte'>la» (SIC) del GobIerno de NIcaragua, y un edIto
nal retorudo, pro~ovletlco y espeCIalmente hlpocntd de El Pms ex-
plicaba «La confuslOn del vIaje papal» Vayan'>e ustedes a otrd ga-
Jaxld, señore~

CONTIGO, NICARAGUA

La consecuenCla mas Importante de la VIsta del Papa a NIcaragua y


a toda Centroamellca fue, como estudlaremo~ en la SIgUIente parte de
e~te lIbro, el cambIO de la estrategIa del VatIcano frente al hberdclü-
l1l~mo, el comIenzo de la Era de la Restauraclün en la hlstona postcon-
CIlIar de la IgleSIa catolIca Pero entre 1983 y 1985, cuando termma de
momento el radIO de mve~tlgaclün de este lIbro, NIcaragua ha segUIdo
~lendo notICla en los medIO'> de comUl1lCaClün mundIal, y se ha con
vel tldo en un peon de ~uma ImportanCla en la estrategIa mundIal Vamos
a recordar por que
El hecho capItal de la Revoluclün salldIl1lsta ha SIdo, por una parte,
la toma de control del poder por los marXIsta lel1ll1lstas del SandIl1lSmO,
mIentras expulsaban, poco a poco, pero Implacablemente, a las tuerzas
democratlcas que habIan luchado contra Somoza, coal taban a la Igle~Ia
catolIca en beneficIO de la IgleSIa Popular tltere y satelIte, y transfor-
maban a NIcaragua en una cabeza de puente centroamencana con und
potencIa mIlItar desbordante y relatIvamente formIdable que ha lle-
gado a mqUIetar ~enamente a lo~ Estados Ul1ldos Ya el 27 de abnl de
1983 antes de cumplIr~e Jos dos me~es del VIaje del Papa a Centroame
nca el pre~ldellte Reagan summlstraba ofiCIalmente los datos SIgUIen-
te'> ante una ~e'ilün con Junta del Congreso de lo~ Estado'i Ul1ldo~ sobre
Centroamenca
«Lo~ vecmo~ de NIcaragua saben que las promesa'i de paz, no alIan-
Zd y no mtel venClün, no han SIdo cumplIdas Se han constrUIdo unas
36 nuevas bases mIlitares, habla ~olamente 13 durante lo~ años de 50-
moza El nuevo EjerCIto de NIcaragua cuenta con 25000 hombres apo-
yado~ por una mIlIua de 50 000 Éste es el mayor Ejercito de Ja Ame-
nca Central, complementado por 2 000 asesores mIlItares y de segun-
dad cubano'> E<,ta eqUIpado con la~ armas ma'i modernas, decenas de
tanque~ de fabncaclOn sovletlca, 800 camlüne~ del bloque sovletlco,
"Howlt7els" ~ovletIcos de 152 mm, 100 cañones antItanques, ademas de
aVIOnes y helIcopteros Hay adema~ mIle~ de a~e~ores clvI1e'i de Cuba
la Ul1lon SovletIca, Alemal1la Ollental, LIbIa y Id OLP Y somos atd
cado~ porque tenemos 55 adlestradore~ mIlItares en El Salvador» (<<Bu
letm InformatIvo USIS», 28 de abnl de 1983)
Ma~ de un año de'>pues, las cosas hablan empeOl ado La Seu etarld
de Estado v la de Defensa de los Estadm U11ldo~ emltian un mfOlme
conjunto con el titulo «El mcremento militar en Nicaragua y la ~ubver
SlOn centl oamenccwa», en el que la Cifra de tanque~ y vehlculo~ blin
dado~ a'>cendla ya a 240, se citaban ml~lle~ tlella alle " lanzacohete~
multlple,> de 122 mm, el EjerCito ~ubla a 48 800 hombre~, y el 'ldlestra-
miento comprende a un total de 100000, rapldamente movllIzables Lo~
asesOl es mllltare~ y de segundad cubanos suben a 3000, y hay un total
de 9 000 cubano'> en Nicaragua, otl a~ orga11lzaclOne~ tienen tamblen cola
boradore~ en e~a naClOn, como la OLP, lo~ Montonelo~, lo~ Tupamaro~ y
la ETA La'> con'>ecuenClas e~trateglcas de e~te enorme mcremento mi
litar en un paI'> de exportaclOn revoluclOnana la~ valoraremo~ ~n la
parte X de e'>te libro, dedicada a lo~ problema~ e~trateglco~
Vano'> Inlorme~ de pnmera magmtud, adema~ de lo~ cltado~, per
mlten 100mar'>e una Idea clara de la ~ltuaclOn real de NKaraguJ. en 1985
despue'> de la far'>a de las elecclOne~ generales de 1984 laleada~ como
una pI ULiJcl democratlca pOI la Pren~a prosovletKa en todo el mundo
(por ejemplo el diana El Paz~ en España) v sancIOnadas por la pre
senCla de "a110'> ob'>enadOl es de la IzqUIerda mundial y algunos papa-
nata'> como un diputado e'>pañol del PDP, el ~enol Gallent, Incapaz
de advertn la trampa sandInI'>ta en que habla caldo pOI su IldIculo
atan de Imagen progre~lsta en E'>paña Los medlo~ mcaraguenses del
exIlIO democratlco hlCleron llegar al autor de e~te libiO un mtorme, ha~ta
hoy mccj¡ to 'iohl e la farsa electO! al '>andl11lsta que tI an~cnblmo~ a con
tmuaclOn

«Con la'> eleCCIOnes del 4 de nOVIembre, el FI ente Sandl11lsta


cumplIo 'iU doble objetivo de dar por finahzada una etapa de su
'proce~o' revoluclOnano V de atenuar la~ pi e~lOne'> del extenor
Fue la "ultima conce'ilon al Impenahsmo", ~egun el comandante
Borge Sm embalgo, para lo~ democratas de todo el mundo, ]a
consulta electO! al de Nicaragua fue mas bien la ultima oportum-
dad de encarnla! la paz y el progre'io en Centroamenca, a menos
que aquellos que pueden mflUlr en los comandante'i le~ demuestren
quc no han Sido engañados con e'>e montaje y que el Frente debe
realIzar autentica'> conce'ilOnes demoClatica~, ~I de verdad qUiere
e\ Itar un baño de sangre en el 1'itmo
!\Jo se pueden olvldal las plOllle'>a'i hecha~ en tebrero del 84 '1
un I epi e'>entante del Gobierno e'>pañol y miembro de'>tacado del
PSOE, 111 despreCiar las nueve petlclOnes o puntos de la Coordi-
nadO! a Democratlca (CDN) que por otra parte e~taban en lmea
con el Acta pal a la Paz " la CooperaclOn en Centroamenca del
GI upo Contadora, m rechazar el acuerdo de no pre~entarse a las
elccclOne~ adoptada por la ConvenclOn del Partido Liberal Inde
pendiente m lanZa! las "turbas' contra lidel es y concentl aClOne'i
de lo'> partido'i de la OpO'iIClOn, m mtlmldar a la poblaclOn para
que voten, 111 mampulal dato'> y, despue~ de todo esto pretendel
que 'ie acepte que la'> "eleCCIOnes" del 4 de nOViembre fueron JU'>
ta~, lIbl e'> y hone'itas
No e'> ext13ño, pOI tanto, que lideres de la talla de Carlos An
dres Perez, Mano Soale~, Alberto MonJc, etc, y orgamzauonc ...
como la InternaclOnal Democrdta Cnstlana y la InternaciOnal LI
beral hayan cen~urado e"te proceso electoral
A contmuaCiOn ~e citan algunos de los aspectos que rodealon
a la~ elecciOnes montadas por lo~ sandml~td'" y que contnbu\elon
a desacreditar todo el proceso

InscrzpclOn de cIUdadanos

Junta~ ReceptOld~ de Votos (J R V) Segun el articulo 19


de la Ley Electoral de 26 III 1984, entre otra" funciOne,'" la"
J R V podlan

Calificar la m~cnpuol1 de lo~ clectole" y ordenal la m ...


CnpClOl1,
garantlzdr el eJerclclO del sufragIO
reCibir lo~ voto~

Segun e~a ml~ma Ley ElectOlal (artIculo 21) cada pal tIdo
polItlco tema el del echo de nombrar un fl~cal v ~u re~pec
tIvo suplente ante cada J R V Pue~ bien, lo~ sandml~ta~ no
permitieron que nmgun partido mscnto tuvIera vlgIlante~
en el momento de la mscnpclOn de los cIUdadano,> En pala
bras del pre,',ldente del PLI VlrglllO Godoy, ,dd'> J R V te
nmn unas e~tructura~ antIdemocratlca~»
Se dieron vana~ cltra~ del total de J R V
En Nlcdragua no eXlste Documento Naclonal de Identidad
m otra IdentIficaclOn analoga, por lo que bd'>taban do~ te'>tl
gos para Identificar al cIUdadano
Despues de la lI1~cnpclOn se entregaba la llamada «Llbl Ctd
Clvlca»
El orgamsmo empresanal COSEP denunclO numero~a~ 111 e
gulandades tanto en la numeraclOn como en Id dl~tnbuclOn
por legiOnes dc dichas «Libretas»
A la vl~ta de lo antenor se desprenden la~ amplias POSI
bIlldade" de mdmpulaclOn en el numero de msclltü~
Los sandlfllsta~ dieron vanas cifra" de mscnto'> La con"l
derada dehmtlVa a~clende a 1551597, en tanto que dan como
pobldclOn total de Nicaragua la cIfra de 3000000 E" deur
que segun estos dato~, el porcentaje es superIor al 50 %, lo
cual e" Impo"Ible, puesto que el In"tltuto Nlcaraguense de
E"tadl~tIca señala que la poblaclOn mfenor a 16 ano~, edad
lImite para votar, es del 52 %, con lo que, como maXImo, se
podla haber mscnto un 48 % de la poblaclOn
Ademas hay que consIderar que en Nlcaragud no se ha
hecho un Censo demografico desde hace aprOXimadamente
10 años, por lo que la cifra de poblaclOn de tres mIllone ...
re"u1ta de aplIcar el mdIce de creCimIento anual de la pobld
ClOn Pero ello no tiene en cuenta m lo" muel to" de Id
guerra clvll del 79, que segun el FSLN ascIenden a 50000,
m los emlgrado~ y refugiados mcaraguenses que en la ac-
tualIdad superan amplIamente los 300000 Es deCIr, que la
poblacIOn, con estas correCCIOnes, quedana en menos de
2 700000 habltante", por lo que el numero de mscntos de
1551 597 re~ulta una barbandad

2 InscnpclOn de partIdo>
Tal como se ha dIcho antenormente, la Coordmadora (CDN),
que agrupaba a lo~ partIdos SOCIal Democrata, SOCIal CnstIano,
LIberal ConstltucIOnalI'ita y Conservador de NIcaragua, no ms-
cnbleron a su candidato ArtUI o CI UZ, por conSIderar que las
«elecLlones» no contaban con las deblda~ condIcIOnes de lIber-
tad y democracIa
Tanto lo~ paI tIdos mscntos, como los no mscntos, hIcIeron
una selle de petlcIOne'i que gIraban fundamentalmente ~obre
la lIbertad de Prensa y movIlIzaCIOn y levantamIento del E~tado
de Emergencia que no fueron atendIdas por el FSLN Solamen-
te se conslguIO que h censura, durante unas pocas semanas,
peI mltIera notICias polItIcas relaCIOnadas con las eleCCIones Sm
embargo, fue cen"UI ado totalmente el pnmer ataque que las
«turba~» sandmlsta~ IealIzaron en Chmandega el 5 de agosto
a la concentlacIOn de la Coordmadora
Excepto el PaI tIdo LIberal IndependIente y el PartIdo Con-
servadO! Democrata conSIderado en su totalIdad y no sola-
mente la lama que 'ie presento a las eleCCiones, los demas par-
tIdos tIenen una dlmen~lOn muy pequeña El MOVImIento de Ac-
CIOn Popular Manl"ta-Lemmsta (MAP ML), por ejemplo, no
pudo presentar mas que 65 candIdatos, en lugar de los 180 ne-
cesanos, y el Pal tIdo Comumsta (no reconocIdo por la Umon
Sovletlca) tU\O que recurnr a mlembro~ de orgamzacIOnes san-
dmI~tas para completar 'iU terna de candIdatos a la A~amblea

3. PresIOnes electorale.'>

Las «turbas» entraban en los recmtos donde estaban Insta-


ladas la'i J R V durante la mscnpcIOn
Las «turbas» atacaron a candldato~ y segUIdores, tal como
se VIO mclu'io por teleVI~IOn
Se recurno a vanos procedlmlento~ llegales para eVItar una
abstencIOn que hubIera ImpedIdo presentar, al FSLN, una
«maSlva partlclpaclOn como un apoyo a su polItlca»

Para ello,
se retIro la «lIbreta ClVlca» o cedula electoral, y en lugaI
de de'itrUIrla al mstante se entrego al Mlmsteno del In-
tenor, que de esta manera puede mcluso controlar uno
a uno a los que votaron,
se encuadro mas gente en la~ organizaciones militares }
paramIlitares sandmI~tas, que a~cIenden a alrededor de
250000 hombres,
se atemonzo a las gentes sobre la posibIlidad de per-
der su cartilla de raCIOnamIento y otros ca~tIgos

Las presIOne~ sobre los partIdos mSClltos se centraron en


el Partido LIberal IndependIente y la ÍlaccIOn del PartIdo Con-
servador Inscnta, ya que los restante~ eran partidos marXIstas
o de extrema IzqUIerda En este sentIdo, no se acepto la deCI-
SIOn de la ConvenCIOn del PLI de no pre~entaI~e a las eleccIO-
ne~ y ~e enVIaron la~ turbas a la ConvenCIón del PartIdo Con-
servador Democrata para ImpedIr la votaCIón que se presumía
sena a favor de la retIrada electoral

4 Datos de la votaclOn

Dado el eXIguo tamaño de lo~ nvale~ eletorales del FSLN


y la retIrada del PLI, no hubo practlcamente mterventores, ex-
cepto lo~ ~andmlsta~, en los comlClO~ genelales nlcaraguenses
Lo~ Informe~ ~obre la votacIOn, repaI tidos por el Consejo
Supremo Electoral, regI~tran una sene de I ectificacIOnes y am-
blguedades que conVIene destacar

- Tanto en el mforme parcIal prelImmar como en el final y en


el definItIvo, ~e recogen 3510 J R V (me~a~ electorales) re-
portadas (enviaron datos), pero al paI ecer tuncIOnaron 3 892
o blCn 3 876 (Que pa~o con las re~tante~ 382 mesas? Por
lo meno~ ha~ta el 22 de novIembre, e~ deCIr 18 dlas des
pues de la~ «eleCCIOnes», el Consejo Supremo Electoral no
había dado nmguna exphcacIOn ~obIe dIcha anomalIa.

Por otra parte, en el mforme final se habla de 1 181 500 votos


depo'>Itados, para 3 510 mesa~ (1 R V) reportadas, pero en el
definItIVO, publicado por Barricada el 22 de nOVIembre, se
clfI an en 1 170 142 para el mIsmo numeIO de mesas

En resumen, demaSIadas anomahas como para admItIr que las


«eleCCIOnes» del 4 de nOVIembre pueden legItimar un IegInlen que
llego al poder por las armas en 1979 y con Una~ promesas que no
ha cumplIdo

UN GRUPO DE NICARAGüENSES»

Las afirmaCIOnes de este mforme estan documentadas, sm excepCIOn


aunque no mclUImo~ el do~srer en este libro por la debIda brevedad
El JeSUIta EmIlio del RlO tranSCrIbe en El Norte de Castllla, 23 de
.lbnl de 1985, el te~tlmomo de un Je~mta mcaraguen~e Y democrata,
que debe comumcarse aqm

NICARAGUA HOY UNA DICTADURA MARXISTA,


DESDE DENTRO

E M ILIO DEL RIO

Tengo que dejar hoy aqm la palabra a un te~tlgo de nuestro


tlempo «El e~tar en el fondo del barnl, comIenza, hace que el
mIedo y el pudor ~e pIerdan, que a e~ta~ cota~ hemos llegado en
NIcaragua E'>tamos en un detenoro economlco, socIal y pOlItICO.
La censura es terrea y brutal Tus amIgos del dIana La Prema lo
saben y lo ~Ienten en carne propIa y VIva Aqm VIVlmo~ como
en el lIbro de Orwell 1984 y padecemos el "doble pensar" la paz
es la guerra, la alegna es la tortura, la verdad es la mentIra, la
abundancIa es la escasez En NIcaragua se ha hecho una revolu-
ClOn para mstaurar una dIctadura A estos nueve comandantes "por
correspondencIa" les mteresa el poder, el blene~tar del pueblo no
les mteresa Juegan con ese bIenestar, pero nunca ha estado el
pueblo mcaraguense tan mal alImentado, tlansportado, curado y
aSIstIdo Tenemo~ racIOnado el azucar, lo~ granos baslcos, la carne
es "ave de parar~o" Lo umco que abunda en NIcaragua es el
"no hay"
»Hoy en NIcaragua no se vIve, se muere No se respIra, se ahoga
uno No se ne, se llora No se avanza, se retrocede Aqm no hay
ya VIento largo, m estrella~ fijas, m mar bella La empresa mIxta
no eXIste Es el pdrtldo ommpotente, que a la vez es Patna, Es-
tado, EjercIto NIcaragua es un pars alIneado en la orblta sovletlco-
cubana Imltamo~ y calcamos La fuerza mIlItar es apabullante en
un pals de dos mIllones y medIO de habltante~ Poseemo~ el doble
de fuerzas mIlItares que MexKo La~ cosecha~ de cafe y algodon
se caen No hay brazos porque e~tan en el EjercIto sandlmsta.
Lo~ supermercados se han convertIdo en pulpenas (tlendas), no
hay papel m para envolver caramelos El cardaba se esta CotI-
zando a 620 por dolar El GobIerno mantIene la ficcIOn de un
cambIo a 28 X 1, Y tamblen a 50 X 1 Pero es pura utopla Los
pa~ajes en avIOn hay que pagarlos en dolare~ un VIaje a España
cuesta 975, es deCIr, 604500 cordobas (Ida y vuelta)
»Qmeren cortarnos todo lo que sea salIda ,y nunca ha habIdo
mayor exodo El ~erVlCIO mIlItar "patnotlco" ha SIdo un deto-
nante el exodo de jovenes comprendldo~ entre los 17 y los 22
años es "una oscura desbandada" No entran "en caja", no hay
censo, a los Jovenes se les caza Ésa e~ la palabra ,como aquellas
levas del SIglo XIX Hoy se les apea de los buse~, se llega la
PohcIa a la entrada de lo~ cmes y de la~ dIscotecas Y se contI-
nua "llamando" mcluso a jovenes de 25 a 30 años La estampIda
para fuera ha ~Ido mmensa, V los que van al EjercIto dejan cole
gIOS de Secundana y el bachIllerato a medIO termmar Los gran
des coleglos, el Centroamenca, Pedagoglco, Calasanz, son mlxtos,
los ultlmos cursos los llenan ellas
»Estamo~ plena guerra Clvll entre mcaraguenses como conse-
cuenCla de la torpeza, fiereza y mala te del FSLN Teman el 19 de
Juho, no ellos, ~mo todo el pueblo mcaraguense, todas las caram-
bolas en la mesa de bIllar Toda<; ellas se han esfumado Los
nueve comandantes se han qmtado la ma~cara han lmplantado
una dIctadura marXIsta lemmsta Se lmponen por el terror, se Im-
ponen formando ellles de oportum~tas a sueldo, de curas "progre-
slstas" que trasladan frases dIVma~ a su talante y opCIOnes, de
mteI nacIOnalistas que llegan con gastos pagados Tenemos a los
ETA de exportacIOn, a bulgaros, checos, alemanes onentales, libIOS
del Gadaffl ese, cubano~ a montone~ camuflados de "medICaS" y
"maestro~", y españolIto~ y españolIta~ "cooperantes" Llegan
«.cuantos de ello~?) con sueldo~ de 800 dolares mensuales, pagados
en moneda dura por el Estado español, antes España Y estos tIpe-
JOs sandlm<;ta~ tlenen la cara de llamar mercenanos a qmenes se
les enfrentan, a los que no plensan como ello~ Tuvlmos unas elec-
Clone~ de far~a y trampa Le~ ~aho el tlfO pOl la culata, porque
gano la "abstencIOn" El dla de la~ votaclOne~ NIcaragua pareCla el
VIernes Santo Se quep, en fm, de algunos "clengos" y "clengas"
que confunden "e~to" con el . Remo de DlO~' »
Tengo delante documentos dIversos, que en el fondo tratan de
la mI~ma sItuacIOn el comumcado de la Conferencla Eplscopal
Nlcaraguense, el mforme de la ComlsIOn Pelmanente de los De-
rechos Humanos de Nlcaragua, una carta de algmen que vlve en
Managua -algmen de su famIlia esta en un alto cargo oficlal, no
polItIco-, no hace mucho que una per~ona que habla consegm-
do perml<;o para salIr (y volver) me estuvo hablando medIa hora
por telefono Pues blen, para hacerse cargo de cuanto ellos dlcen,
basta leer lo que acaba de hacerme llegar por correo no ordma-
no, este otro corre~pon~al

Otro rehgIOso escnbe de~de NIcaragua, poca~ semanas después, y


dIrectamente al autor de este lIbro, una dramatKa carta donde se mues-
tra la mtervenCIOn de lo~ Jesmta~ lIberacIOm<;tas en los asuntos de aque-
lla naCIOn

"Vleras la tIenda del supermercado' DlplomatIc" adonde se tIe-


ne que entrar con tarjeta verde, ser de la nomenklatura, y pagar
en dolares Vlera~ como VIajan lo~ NN (Nuestros) a cualqmer parte
del mundo 'Ilos NN de la ellte sandlmsta' Como orgamza Jerez
esa~ peregrmacIOnes de ObISpO~ USA o mgleses para que vean el
"Clrco" pasando pnmero por el Mmlsteno de Asuntos Extenores ,
del Intenor, y aternzar dIalogando con la "OposlclOn" y la Confe-
renCla eplscopal Todo en 48 horas Y se van como vmleron
»Vlera~ la cuenta en dolares que tlene Alvaro Arguello en Pa
nama para ahmentar teletlpos y agenClas de notlclas pro Gobler
no en su InstItuto Hlstonco Centroamencano que ya tlene per
sonahdad jUndlca. Vlera~ como la UCA -nuestra UCA- es und
dependencld nld'> del ~I~tema educativo del reglmen y los Je~UI
ta'> que en ella tlabapn ~on asalanados del Gobierno revoluclO
ndllO ViLla" donde quedo la cacareada autonomla de los Esta-
tuto" de la ueA. Vlera~ que ur~uhna era Pallals en ~us relacIO-
ne" del Gobierno de entonce~, comparado con lo~ nuestros hoy
HCI nande¿ PICO, Jerez, Miguel Angel RUlz hace poco Amando Lo-
pez, Marquetti, Alvaro Arguello, Iñakl Zubuarreta ,etc, toda esa
plana mayO! del mayor grupo de poder y de preslOn que ha temdo
la Plovmcld de Centrodmenca Vlera~ a lo que ha quedado redu-
cido el Provmual que vmo "del fno", señalado a dedo por Dezza
para poner I emcdlO 1Vlera~ en que ha quedado' Y no acabanas
de ver
»Como Jlce Valentm Menendez (es ese ProvmClal), "son los que
e'>tdn en la Imea encabezados por Ellacuna y Sobl mo (mejor Ion
T'(obnno)" El resto, vamo~ ocupando SltlO~ en el "Tnangulo de
la'> Bermuda,," m contamos, m nos cuentan
»De lo de Fernando Cardenal sabras todo ,pero qUlza no
~epa" que ~Igue vIviendo en la reSidenCia de BO'iques (o tres Ma-
na~), y que al parecer es "donado de la Compañia de Jesu'i" (e~a
r e~rdenua pequeña en la calle Bo~ques de Altamlra es una Casa
de la Compañia) Lo que se escnblO con motivo de la sahda de
Fernando mel eee otra carta
»Y luego te hablana de Pablo Antomo (Cuadra), a qUIen unas
galhnaeed~ de corral qUIeren opacar ,pero no pueden llegarse
ha~ta el agUlla V el caballelo Como contrapartida veras a José
Coronel (Urtecho) rodando por la~ cuesta~ de las zalemas, reve-
renCIa,>, recopIlando flatulenCIas del Sistema, negandose a SI mismo
" a todo lo que fue, porque ~e ha encastIllado en el carro de los
vencedores y lo van a presentar al PremlO de LIteratura "PnnClpe
de A'>tuna'i" Resulta grotesco, abufonado y pendan
»Bueno, hago punto o mejor hago calderon Que todo eso ha
sahdo, des pues de tanto tiempo Queda mas, mucho mas, mIentras
relco Con un abrazo Y apunto que no tengo miedo a morabitos
m santones de la "progresla JesUltlca centroamencana", porque no
soy de "esa Compañia"

»Con amistad y canño»

La UCA a que se refiere el JesUIta autor de esta carta es la Umver-


sIdad Centroamencana, regIda por los JesUItas Lean PallaIs es un Je-
sUIta que tema buenas relaCIOnes con el GobIerno de Somoza, y que
actualmente VIve en los Estados Umdos Jerez es un JesUIta lIberaclOms-
ta, jefe de fila de los prosandmIstas de la Orden en NIcaragua

Pocas semanas despues de la VIsIta del Papa, el dOmInICO español


TImoteo Mermo fue expulsado por los sandmIstas por negarse a la
mtrodUCClOn de la rdeologla marxlsta-sandImsta en su parroqUIa (El Al-
cazar, Madnd, 25 de mayo de 1983) El ObISPO aUXIlIar de Managua,
mon~eñor Basca Vivas, escnblO en La Prensa un duro alegato que ven-
turosamente escapo a la rensura sandml:-,ta «La teologIa de la lIbel d
Clan esta ofrecIendo en bandeja Amenca latma al marxI:-,mo» (Lzbel (/
G/Oll, Madnd, 18-XIl-1984) El dos.)zer Nzwragua n° 3 (Brusela:-, 30 dL
mayo de 1985) cIta con detalle un ImpreSIOnante catalogo de la repre:-'lon
sanchmsta, la lIsta mcluye 243 caso... -algunos de a:-,e:-,mato:-, colectlvo:-,-
perfectamente IdentIficado:-, en cuanto a tIempo \ lugar, pero el mforme
estIma que 10:-' ase:-,mato:-, totales superan la cifra de 3000 de 1979 '1
1985, aunque el documentado penodl:-,ta Jean Flan<,-O! ... Revel con fuen-
tes dcl mtcllor de NIcaragua, faCIlIta una CllIa mucho mayol 865')
presos polItlco:-, elImmado'i por lo... :-,andll1ls tas ...010 entre JulIo de 1979
y el 31 dc dICIembre de 1982 (Le POll1t, 12 1 1984, P 29) Lo:-, lectO! e ...
de la Plen:-,a española han podIdo valOlal per'ionalmente los 'ieleno ...
míormes sobre NlcaI agud de Mano Varga... LIo"a en ABC de MdcII Id
(abl J!-mayo de 1985) con mteresante:-, lefelenCla:-, a la Igle:-'Ia Populal
dondc ...e da una nueva cIlla, de fuentc'i 'ianclImqas '>obre la dl\ 1"lOn
del clero mcal aguen'>e Llen con lo'i sandml'>ta... tI e:-'Clento,> con el ca¡
denal abando y el de FranCISCo de AncIres en el ml"mo dldno ~nCl o
dc 1985 'iobl e «Un modelo polItlLoclencai pal d NIcaragua» OtI o de
sengañado de la «democracIa» sandlm'ita, el e>c mIembro ele la Junta
ArtUlo Cruz, habla soble «La verdad de la ofensl\a de pa¿ sandml:-,ta» en
ABC el 11 de ablll de 1985 En cambIO, el hlstollddor no! teamellcano de
l¿qUlcldd ... , Gabne1 Jackson, presunto expelto en la RepublIca y la guclIa
CIvIl e'>pañola'>, JustIfica la moderaclOn dc lo'> :-'dndmlsta:-, '>Ituandose
totdlmente fuera del contexto estrateglco, cn el clIano de Madlld El Paz,
el 4 de JulIo de 1985, preCIsamente en el dla dc la hesta naCIonal de
su patlla
El 24 dc mavo de 1985, ABC de Mddnd publIcaba una entlevlsta
de «Eulopa Ple:-,s» con el nuevo cardenal de Managua, mOn'iLnOr Obando
v Bravo El ge'>to del Papa eqUIvale a un endoso tIa:-,cendental al 'uzo
blspo de Managua, qUIen tras enfl entar...e a la dICtadura '>omoLl'>ta se
opone ahora en medIO de la per'iCCUClOn, a la dIctadura "andll1l:-,ta
Ante ahrmaclOnes muy CUllOsa... , como la que tran'imIte el penodl:-,ta
SOCIalIsta Martmez Reverte en un artIculo sanelll1l"ta publIcado en El
Pazs, de MadrId, el 13 de enero de 1985 en el que algUIen afirma que la
Igle:-'Ia Popular es «una mvenclOn dc monseñO! Lopez TruJlllo», el pe'il
mamente míO! maelo pé'nodlsta del PSOE se atreve a decll que «111 So
brmo, m BoH m Gutlerrez tIenen nada de mal >CI...tas» (zbld, p 9) La...
declal aLlones de monseñor abando suenan con toda clandad onenta
dora
«SI, Cl eo que eXIste lo que se llama IgleSIa Popular aunque me pare
ce que despues de la vemda del Santo Padre en marzo de 1983, los
slmpatILantes de ese movImIento han dIcho que aqUl, en Nlcalagua, no
hay IgleSIa Popular y que el Papa, segun aÍIrman, combatIo contra fan-
tasmas en e'ite paIS Yo estaba leyendo I eC1entemente las actas de una
retlexlOn teologlca que se efectuo, segun creo, en 1980, en NIcaragua
A esta retlexlOn a'>lstleron representantes de Nlcalagua, Guatemala, Bra
sIl, Peru, Mexlco ChIle y España En la" actas finales de esa reumon
se mencIOna tremta v dos veces el termll10 IgleSia Popular e mclu ...o
...e ofrccen conslderaclOne:-, sobre cual debe ser la pOSlClOn de la Igk
'ila Popular ll1caraguense frente a la Igle:-,¡a JerarqUlca, o frente a lo"
amencano~ EfectIvamente, yo creo que ~I eXiste una llamada Igle~Ia
popular en NIcaragua, que es una Igle~la que ha hecho <;u opcIOn por
el marxismo Alguno<; de '>u<; defen'>ore'> plen'>an que se puede hacer
un anah'>l'> de la realIdad <;oclal y polItlca a trave,> del anah~ls marxI'>ta,
pelO pre'>cmdJendo de la Ideologm Per<;onalmente dudo que e'>o '>ea
pO'>lble, ya que el marxIsmo tIene como uno ele su'> fundamento,> el OdIO
de c!a'>e'> CualqUIera habra pochdo con'>tatal que eXIste en NIcaragua
10 que '>e llama IgleSIa Populal, pero que no tIene <;egUIelores a IlIvel ele
la'> ba'>e'> populale'>, aunque a Illve\ publlcltano tIene una gran re'>o-
ndnCla» A'>I hablaba don Miguel, el homble que hiZO '>u entrada pa<;toral
montado en un bUllO, como Cnsto, v que e", adema,>, un tItan de la
Iglc'>la catolIca en Amellca, un admu able luchadOl por la libertad y la fe

TRES VIÑETAS NICARAGIJENSES

Completal emo,> e.,te anah.,l., .,obl e N ICal agua con tres vlñeta<; -de
ella'> do'> le'>ultlca<; e1e"pue'> del te'>tImoIlIo de do'> mlembro<; de la ml"-
ma 01 den y de "Igno IgnaCla'lO- que van aco'>tumbrando al lectOl a Id
nece<;lelad metodologlCa "entIela vIvamente pOI el autor durante todo
el tlan"CUI'>O de e'>ta IIlve"t¡gaclOn, la nece",dad de trata! al fm de la
ohra detemdamente, la Cn.,I., de la Compañlr\ de Je'>u" en relaclOn con
el IIhe] aClom'>IlIO La ultnna, a Ca! IlO e1el orwlIlal canClllel nJcal agucn<;c
v '>acel elote de la conglegaClOn de Marvknoll, MIguel e1'E"coto, c'> una
e"peCle de tI aca hnal para e'>ta pal te, tan '>emc]antc a uno<; fuego'> al tI·
flclales, ele nue"tra obla

El padle Cn'>tobal San la'> e" un elegante le'>U1ta que vIve v opera
en Madnd e1otado de notable amblclOn pel '>onal v afan publIcltano, oue
elerce como portav07 de otro le'>ulta lele\ante el padre IgnaCIO Ig1c
<;Ia<;, promotor e1el hberaclom"mo de<,de <;u Importante v manmulado
pue<;to de ProvlIlclal de E<;oafía malllpula <;u pue'>lo porque lo pre-
<;enta como una e<;pecle de lUlI"dlCclOn <;obre lo" dema<; provlIlClale"
cuando no e<; má<; que un coordlllaclOl de ohra'> comune<; Sellun parece,
el autor cuando er<1 en 1980 mlnl'>tlo de Cultura, tuvo entre <;u'> tun-
ClOnano<;, no recuerda con que motIVO, v '>upone que con caracter even-
tual, al padre Sarna", del que por Clel lo qUI'>O pre<;cmd¡r all2:llIl alto
carllO de la Ca<;a aunque el mllll<;tro, por atenclOn a "u mml<;tellO v
a <;u Orden, opto por mantenerle en "u cometIdo LuellO, con motIvo
de la apanclón en Semana Santa de 1985, de 1m artIculo'> «La teolo-
gía de la lIheraclOn de<;enma<;carada», en el dIano ABe en lo'> que el
autor antlcmaha allluna<; Idea" de e'>te lIbro, el padre Sarna<; publIco
en toda la Pren<;a española una nota en que trataba, con e<;ca<;o éXIto
de de<;calIficar al autor qUIen comorendló a de<;tlempo allluno<; efecto"
<;('cunr!;etno<; de la P'pnpro"Idad Sp ha dedICado el nadre Sarna<; pre<;un
to experto en novelístIca, a publIcar en el dIana de la Conferencl<I
epl~copal unos tenaces y dl~cutibles comentanos a determmadas obra"
dc creaClOn, con dudoso cnteno hterano y estetlco y mucho mas du
do~o cnteno apo~tohco, es habItual admIrador, por ejemplo, del proh
lIco y blasfemo e~cntor FranCIsco Umbral, a qUlen conSIdera, pese a
que ~u~ producclOne~ eqUlvalen a la antologla del dIsparate, como la
revelauon de nue~tl o tiempo Pero el autor de este hbro se llevo una
agradable ~Ol pre~a cuando al adqUlnr en Brasil la colecclOn de la
revIsta libel aCIOOlsta Puebla pudo ver en el n° 19 (setiembre de 1982,
pdgma 270 y ~lgUlente~) un encendido elogIO del padre Cnstobal Sarnas
al cxcentnco y rebelde poeta Olcaraguen~e Ernesto Cardenal, mmlstro
de Cultura, antiguo admll adO! del tascI~mo español, dIrector luego de
la comuOlddd Idillca de Solentmame, y amIgo de promover la estrate-
gIa libel aUoOl~ta en la... Amenca~ revestido de un camlson con una enor-
me mallpo ...a bordada «DeCIr Ernesto Cardenal -comenta el padre Sa-
n las, hondo-, e~ deCir poesla contemplatlva, y tamblen compromiso con
lo~ destlno~ (Ilu~lOne~, no~talglas, trustraclOnes) de ~u pueblo de NI-
caragua» El Papa reprendlO pubhcamente en Managua a Ernesto Car-
denal, pero el padre San las cree que «lo que ha eXIstIdo SIempre
detra~ de ~u'> actltude~ ) de su'> palabras ,es el Evangeho» Luego traza
una blOgraha mcensadd de Cardenal, en la que omIte toda referenCIa
fa~CI~ta, V comenta de~pue~ el ultImo alarde del poeta-mmlstro, Tocar
el cIelo, del que le~alta e~ta gemal e~trofa

la lIlfll1lta lloGhe negra


de las estrella\, con nuestra Tzerra e.'> el czelo,
es el ReIno de los CIelos

como SI "e trata~e de un ~an luan de la Cruz sIglo xx U otro verso de


cahdad homenca

,Que bella e.'>ta esta maí'iana la montaí'ia'

Luego compara a Cal denal con ~an FranCISco, con esta prueba eVI-
dente

Toda la eGologza gemw

Opma el padre Sarna~ que el padre Cardenal, y no los presos polí-


tICO'> del GobIerno dcl que forma pat te el padre Cardenal, es «pnslO-
nero de ... 1 ml~mo y de ~u propia hbertad», y mezcla a monseñor Romero,
el alzobl'>po martll y mampulado por los je~Ultas de Centroamenca,
con lo~ Il1dl tlre~ de la otra Compañia de lesus en Inglaterra Puebla
tomo e~ta perla de exegesl~ pohtlcohterana del articulo que el padre Sa-
rna... publico en la revI~ta española y prohberaclOmsta Pueblos del Ter-
cer Mundo, dlnglda en Madnd por el sacerdote progresIsta Manuel de
Unutl, otro de los grande~ encubndOIes del hberacIOlllsmo en España
La actItud pro~andllllsta del padre Sarna~ no es excepCIOnal dentro del
,>ector progl e'>lsta y rebelde de los jesUltas españoles, que hoy controlan
el aparato de la orden en E~paña baja la onentaclOn del ProvmcIal de
España, padre IgnacIO IgleSIas, la reVIsta ofiCIOsa de la Compañía de
lesus Razon y Fe, pubhca en su numero de enero de 1985 (pp 58-74) dos
<1rtlculo~ !>andml!>ta!> Uno debIdo a Juan Antomo Estrada, traza una hls
tona pro!>andmlsta de la revoluclOn mcaraguense, con apanenclas cn-
tIcas, que son aun ma!> desonentadoras Y por SI la pOSlClOn de la re-
vIsta no hubIese quedado clara, el padre Jase RIcart, S J , traza en su
drtlculo «¡Ay NIcaragua, Nlcaragmta l » un cantlco a la revoluclOn san-
dmlsta que se abre con una cIta nostalglca del propIO Sandmo, y JUs-
tIfica las amañadas eleCCIOnes de 1984 con un argumento smgular, to-
mado de Perez E!>qUlvel «La democracIa no se mIde tanto por el nu-
mero de votos como por el grado de protagomsmo y partlclpaclOn del
pueblo» CasI con las mIsmas palabras, esta es exactamente la Idea de
la democracIa que comumcaba el general Franco despues de sus refe-
renda en 1947 y 1966

La segunda vIñeta mcaraguense que hemos anunCiado se refiere al


caso del JesUIta Fernando Cardenal, mlmstro sandmlsta de EducaclOn,
a qUIen la autondad eclesIastIca competente -y el general de su Or-
den- mando de forma expresa que abandonase su cargo de illlmstro,
mcompatlble con su condlclOn sacerdotal y su profeslOn relIgIOsa Car-
denal se nego, permaneclO en su puesto y, como hemos VISto en un
testlmomo mtellor de la CompañIa de Jesus en NIcaragua, sIgma resI-
dIendo en una ca!>a de lo!> JesuItas rebeldes en condlclOn de donado
Ademas vmo a España en mayo de 1985, y tras «JustIficar» su deso-
bedIencIa ndlculIzo al Papa Juan Pablo II (ABe, 31-V-1985, p 49) Pues
bIen tremta y tres JesUItas españoles encabezados por IgnacIO Armada
Comyn, hermano IIberaclOmsta del general Alfonso Armada, hablan pu-
blIcado en El Pal!>, dIana portavoz del IIberaclODlsmo en España, una
desafiante carta de adheslOn a Fernando Cardenal, en la que se solIda
rIzaban con el y ahrmabdn que <<00 queremos desertar DI de la voca-
uon DI de la revoluclOn mCa! aguen~e, presente en nosotros por medIO
de Fernando» y se queddban tan frescos Cardenal reconoclO en Madnd
que su presencIa en el GobIerno, como la de los demas sacerdotes,
!>erVIa «para dar legItImIdad al GobIerno sandmlsta ante el pueblo»,
acuso a los obISpo!> de NIcaragua de comcldlr con Reagan y compro-
metlO el nuevo general de los JeSUItas, Kolvenbach, al revelar que le
habla felICItado por no pedIr las dlmlsonas en la CompañIa, aunque
luego la CompañIa se hubIera VIStO oblIgada a expulsarle Fernando Car
denal como mlDlstro de EducaclOn tIene a su cargo el adoctnnamlento
!>andmlsta de la mfanCla y la Juventud mcaraguense, y se ha enfrentado
de forma grosera con el cardenal MIguel Obando y Bravo como demos-
tro en su cItada conferenCIa de Madnd, y le reprocha Ernesto RlVas
SolIs en un duro y certero artIculo, «La amenaza», que publIco en
Dlana de las Amencas el 30 de mayo de 1985

La tercera vIñeta mcaraguense, con la que cerramos esta parte de


nuestro lIbro, tIene tambIen caracter ohcIal, y corre a cargo de otro
sacerdote mIm!>tro el de Asuntos Extenores, MIguel d'Escoto Aunque
el OficIaII<;mo cnstIano marxIsta Dlcaraguense dana para muchas vlñe
tas mas, como las andanzas del famoso Unel Mohna, propagandIsta del
sandmlsmo en Europa, que VIve en la IglesIa del Rlguero, un santuano
del sandlmsmo donde artistas Itahanos con la hoz y el martillo al cuello
pmtaron frescos de guernlleros ~andlmstas
Miguel d Escoto, hIJO de un alto dlgnatano somoclsta, se habIa
dlstmgmdo, antes de su converSIOn al sandmlsmo, por su propenSIOn a
enVIar telegramas de adhesIOn mquebrantable a la famIlIa del dIctador,
como revelo con telegramas y fecha~ Pedro Joaqum Chamorro en su
conferencIa de Sao Paulo a pnnclpIO~ de JulIo de 1985 Como uno mas
de los gestos espectaculaI es y exhlblcIOmstas de los que tan amlgo~ son
los lIberadores de OCCIdente, emprendIO en Jumo de 1985 un ayuno po-
IItIco de 25 dIas, que termmo a pnmeros de Juho, y que conto con la
presencIa y cooperaCIOn de otro exhlblcIOmsta de la hberaclon, el ObIS-
po español de la dIOcesls brasIleña de San Fehx de Araguala, Pedro
Casaldabga, y de un afanoso propagandista del hberacIOmsmo en Ame-
nca, el premIO Nobel de la Paz Adolfo Perez Esqmvel D'Escoto, que
aprovechaba la celebracIOn de las mIsas hberacIOmstas para transmItIr
sus mensajes del ayuno, comumco al terrnmarlo que pensaba volver
a su cargo mmI~tenal «~m de~cmdar la tnnchera teologlca» (El Pals,
8-VUI-1985) y defimo su ayuno, con la claslca pedantena de los hberado-
res, como «una msurreCCIOn evangehca» Porque, como exphco, «hay que
segmr sembrando los campos, empuñando los fUSiles y ocupando esta
tnnchera teologlca como un frente de lucha permanente por la paz».
El obiSpo Casaldahga, segun mformaba el 28-U 1980 Noche Sandl-
msta, reclbIO el umforme guernllero traldo de Nicaragua a su medida,
y entro en una especie de extasls al ver la behcosa prenda «Voy a
tratar de agradecer -dIJO, al borde de la episcopal blasfemla- este
sacramento de hberaclOn que acabo de reCibIr, con lo~ hechos y SI fuera
preCISO con la sangre» (cfr Covadonga, 94 [Jumo de 1985], p 2, donde
se mserta una comlca foto del obiSpo con el umforme) Casaldahga es
un excentnco que pubhca en BraSIl poemas episcopales pesadlslmos y
escntos con la tecmca de Gabnel y Galan, que no queremos reproducIr
aqm por respeto a la condlcIOn epIscopal que el respeta menos, pero
que el lector morbosamente mtere~ado puede repasar por ejemplo en
Puebla, 16 (marzo de 1982) p 72 y ss
La presencia de CasaldalIga en Nicaragua por cuenta del GobIerno
sandlmsta para acompañar en su ayuno a D'Escoto motIVO una protesta
del EpIscopado mcaraguense, contra el que habla profendo palabras Im-
pertmentes el ObISPO amazomco «Ahora -dice ABC el 9 de agosto de
1985-, ante la protesta de los ObISPOS mcaraguenses, la ConferenCIa
EpIscopal de BrasIl les ha dado la razon, reconocIendo los derechos que
tIenen aquellos para deCIdIr lo que es mejor en su propIO pars, sm
que nmgun ObISPO de otras naCIOnes tenga que Ir a declrselo Declara-
ron ademas que la actItud de Casaldahga es un tItulo personal» El
órgano de propaganda del FSLN Barrzcada proclamo de forma tnunfa
hsta «From Mexlco to BrazIl, support for D'Escoto» En Wanderer, el
padre Ennque T Rueda pldIO, en cambIO, para D'Escoto «el premlO No
bel en comedIa y pantomIma».
Tres vIñetas para descnblr, desde el esperpento, una sItuaclOn In
crelble La degradacIOn de la llamada IglesIa Popular -mal llamada
porque cada vez resulta menos Iglesia y menos popular- en NIcaragua
es la contraprueba de hasta donde pueden llegar los mOVImIentos llOe-
raClomstas en campo lIbre La Iglesia de Roma no podIa permanecer 1m
pasIble ante sItuacIOn semejante Lo veremos en la sIgUIente parte de
nuestro libro Lo estamos vIendo en las calles de Madnd en el verano
de 1985, cuando grandes carteles anunCian por todas partes una gran
fiesta del PC prosovletlco en Madnd, baJO el lema «ContIgo, NIcaragua»,
para medIados de setiembre de 1985 Es el contexto exacto de la revolu-
Clan sandmlsta hoy, y ~Iempre

NICARAGUA INAGOTABLE

NIcaragua es un puñal del bloque sovletlco clavado en el centro del


Contmente amencano cJerce en el hemlsíeno occIdental las íuncIOnes
que desempeñana, por ejemplo, una RUSIa Blanca proocCldental apo-
yada por buropa e lIlcrustada en el bloque sovletlco, como amendza
contmua para las reglOnes proxlmas de la VRSS Las Imclatlvas cubano-
sovletIcas realizadas desde NIcaragua, convertIda en hogar del lIbera-
CIOmsmo mundIal, son contlIluas, y este lIbro habra de ser pue~to al
dla en suceSIvas edICIOnes para mantener VIva y actual la Imagen cance
ngena de NIcaragua revolucIOnana Las conslderacIOne~ que SIguen se
han añadIdo al ongmal, ya entregado para Imprenta, y proVIenen de
nueva documentacIOn obtemda por el autor
En pnmer lugar, los lIlSUltOS de Blase Bonpane, un ex mISIOnero de
Maryknoll, al Papa Juan Pablo II con motIVO de su VISIta a Centroame-
nca Bonpane es un propagandIsta de~lenguado que, como vemos en
Summer Mustang (23 de Julio de 1981), se habla permItIdo ya deCIr en
la Umversldad PolItecmca de CalIforma en San LUIS ObISPO que «Jesu-
cnsto es un comumsta en Amenca Central» y rechazo, ante un audItono
amerIcano, la «teologla del Impeno» DeJO su Orden y se caso con una
monja de la mIsma Orden Enseño en la famosa Umversldad de Cah-
forma en Los Angeles Y dlngIO al Papa la SIgUIente fihplca
«Esta claro que usted fue completamente mal mformado y aislado
de los verdaderos problemas del area El mal asesoramIento lo separo
del pueblo de DIOS y de los aconteCImIentos hlstoncos. La hlstona no
olVIdará su ataque a una de las figuras literarIas mas prommentes de
Amenca Latma, al mmlstro de Cultura de NIcaragua, al VIrtuoso poeta y
sacerdote y un modelo de lealtad a los prmclpIOS CrIstianos Usted
cometió un error al proceder de esta forma nada CrIstiana Smcera-
mente, yo creo que Su SantIdad esta cegado por el veneno del SIstema
capitalista ateo.»
Hablamos, en otras partes de este libro, de sacerdotes expulsados
por los sandmlstas, pese a que tIenen sacerdotes en el GobIerno El dlano
alemán Frankturter Allgememe Zettung publIcó el 20 de setiembre de
1984 el testlmomo del padre salesiano Mano Flandn, con otros nueve
~acerdotes fieles a la J eral qUIa, expulsado por represaba del GobIerno
contra monseñOl Obando Los dIez ocupaban puestos clave en la vIda
pastoral de la dIOcesls del cardenal El saleSIano expulso evalua en menos
del cmco por CIento lo~ efectIVOS de la IglesIa Popular en NIcaragua
La orgamzaclOn «New Exodus», con centro en MIamI, Flonda, e~ una
benementa mstltucIOn quc acoge a refuglado~ de NIcaragua En carta
de agosto de 1985, la orgamzaclOn acusa a los JeSUItas de NIcaragua de
ejerCItar su prepotenCIa y ~u abundanCIa de medIOS al serVICIO del mar-
XIsmo «New Exodus» Cita centcnare~ de casos de Jovenes nlcaraguenses
que han sido encarcelados, deportado~ y hasta fusIlados por negarse en
COnClenCla a tomar la~ al mas en las illlüClas marXIstas del sandmIsmo.
Mucho~ clIentes de «New Exodus» son Jovenes de 17 a 25 años que han
expenmentado en cal ne Vlva la polItlCa sectarIa del JesuIta Fernando
Cardenal, IIder de la~ Juventudes mcaraguenses y luego mlmstro de
«educacIOn» Desde ~u otra oficma en Washmgton, «New Exodus» enVla
a todo el mundo llamal1llcntos acuciantes en favor de estos refugiados
desprovistos de todo, que huyen del terror sandmlsta
A mediados de octubre de 1985 el GobIerno sandmlsta de Nicaragua
suspendIO las garantla~ democratlcas y acuso a la IgleSia catolIca y a la
OposlcIOn democratlca de conspirar con los Estados Vmdos Slmulta-
neamente la VRSS anunCIaba planes de mvaSIOn norteamencanos con-
tra Nicaragua (cfr El Pcm, 17 de octubre de 1985, p 2) A los pocos
dlas, El Pals, en una de su~ claslcas conceSIOnes a la bnea prosovletlca,
publIcaba el edltonal «La IgleSIa en NIcaragua», que lleva el sello del
JeSUIta prolIberacIOmsta Jo~e Mana Martm Patmo, en el que se smtomza
plenamente con la «democracia» sandmlsta, Justo cuando acaba de can-
celar toda sombra de garantla «democratlca» con termmos serVIles que
comclden plenamente con la propaganda sovletlca «La obsesIOn antI-
marXIsta de una parte de la JerarqUIa eclesrastlCa -dIce el edltonal- la
empuja haCIa los dommIO~ de la burguesla conservadora y del Impena-
IIsmo amerIcano, pero no tIene eco en las capas populares y en el nume-
ro~o campesmado de la naCIOn, ganado ya para el sandlmsmo por la
campaña de alfabetlzaclon » Y remata «Vna vez mas el duro enfrenta-
mIento con el marXIsmo por parte de una comumdad catohca reduce su
capaCIdad de penetracIOn SOCIal, refuerza su Imagen de poder reaCCIOna-
no y le hace vlctlma de su propIO eSpejISmO El enemIgo prmclpal de la
relIgIOn, como se ha demo~trado en otros paIses latmos de Europa y
Amenca, no es el atelsmo mIlItante, smo los procesos que se reunen en
torno a una promesa Ideologlca de cambIO SOCIal La IgleSIa mstltucIO-
nal de Nicaragua se encuentra, pues, en una teSItura dIficIl Con la
dlalectlca actual, la revolucIOn de los pobres se le puede escapar fácIl-
mente de las manos»
Novena parte

LA CONTRAOFENSIVA DEL VATICANO 1983-1985


LAS «<OBSERVACIONES,) DE 1983 A GUSTAVO GUTIÉRREZ

El Impacto del viaje de marzo de 1983 a Centroamenca sobre el


propIO Papa, ~obre todo la profanaclOn ofiCial de los sandmlstas -con
tre~ sacerdotes catolIco~ en su Goblerno- contra la Eucan~tIa y contra
la per~ona y la representaoon del Papa fue muy profundo, e Impulso
a la Santa Sede a un cambIO de e~trategla cuyo peso pnnclpal recayo en
la Sagrada CongregaclOn para la Doctnna de la Fe y su prefecto, el gran
teologo aleman, antiguo arzobispo de Mumch y hombre de confianza
del Papa cardenal Joseph Ratzmger Las admomclOnes de Juan Pablo II
en Puebla y en Brasil no hablan sido suficientes para frenar m menos
para reconvertir la audacia de los hberaclOmstas El Papa comprobo en
su peligroso Viaje a Centroamenca que practIcamente toda la JerarqUla
del Contmente estaba con el, y respaldaba al admirable ejemplo del
Epl~copado mcaraguense La mformaclOn del Vaticano, que SIempre ha
Sido excelente y muy profeSIOnal, haCia llegar al Papa notICIas y anahsls
cada vez mas alarmante~ sobre los progresos del llberaclOmsmo en
Amenca, la prolIferaclOn de centros 10gIStICOS de apoyo en Norteame-
nca y en Europa y el preVISible salto a otros Contmentes del Tercer
Mundo, que sera la sigUiente fase del movimiento subverSIVo en la Igle-
Sia catolIca al serVICIO de la estrategIa marxIsta, como veremos en la
parte SIgUiente de este estudIO Y entonces el Papa dIO orden de actuar
a gran escala, de forma muy mtelIgente y selectIva, medIante recusa-
CIOnes bien documentadas y concretas que se refinesen a los pnncIpales
portavoces del mOVImIento hberaclOmsta y a la dImenslOn marxIsta de
la teologIa de la lIberaclOn, expresamente Las reacciones de los hbera-
CIomstas fueron estruendosas y, en algun caso, dehrantes, pUSIeron el
grito en el Cielo de sus utopIaS, al ver la fIrme poslclOn del VatIcano, con
pleno respaldo del Papa, sobre sus montajes
En la tercera parte de este libro recoglamos ya los puntos pnncIpales
de unas «ObservacIOnes sobre la "TeologIa de la LIberaclOn" de Gus-
tavo GutIerrez», reproducIdas en España sm fecha por la reVIsta clare-
hana y lIberadora MzslOn Abzerta, 1 (1985), p 33 y ss, que fueron comu-
nicadas al teólogo, padre de la TL, por medio del Episcopado de su na-
ción, Perú, según parece a principios del año 1983; luego pueden conside-
rarse como un antecedente de la contraofensiva vaticana que se empren-
dió después del viaje del Papa a Centroamérica. El texto es tan impor-
tante, y tan escasamente difundido en España, que merece la pena repro-
ducirlo aquí íntegramente:

SAGRADA CONGREGACIÓN PARA LA DOCTRINA DE LA FE

OBSERVAClONES SOBRE LA TEOLOGíA DE LA LIBERACIóN


DE GUSTAVO GUTIÉRREZ
Ante la situación de pobreza y opresión en que viven millones
de latinoamericanos, la Iglesia tiene el deber de anunciar la libera-
ción del hombre, de ayudar a que nazca esta liberación; pero tiene
también el deber de proclamar la liberación en su sentido inte-
gral, profundo, como lo anunció y la realizó Jesús. Para salva-
guardar la originalidad y el aporte específico de la liberación cris-
tiana, es necesario evitar reduccionismos y ambigüedades (cfr. Juan
Pablo I1, «Discurso inaugural de Puebla»). A la luz de este princi-
pio, ofrecemos a continuación algunas observaciones sobre la teo-
logía de la liberación, tal como ha sido expuesta por uno de sus
principales exponentes, Gustavo Gutiérrez. Lo ha hecho princi-
palmente en dos libros, titulados, respectivamente: Teología de la
liberación y Fuerza histórica de los pobres. No obstante la distan-
cia cronológica entre uno y el otro, ambos tienen una notable
coherencia interna y ofrecen una teología de la liberación con orien-
tación bien determinada.
1. Una atención prioritaria al escándalo de la miseria en las
masas de América Latina, y la acepción no crítica de la interpreta-
ción marxista de esta situación, explican la seducción y la pro-
funda ambigüedad que caracterizan esta teología de Gustavo Gu-
tiérrez.
2. Bajo el pretexto de su carácter «científico», Gutiérrez ad-
mite la concepción marxista de la historia, historia conflictiva, es-
tructurada por la lucha de clases y exigiendo el empeño al lado de
los oprimidos en lucha por su liberación. Tal es el principio deter-
minante de su pensamiento: de aquí parte para reintepretar el
mensaje cristiano.
3. Esto le conduce en primer lugar a una relectura selectiva
de la Biblia: insiste en el tema de Yahvé Dios de los pobres como
también en Mt. 25, sin respetar todas las dimensiones de la po-
breza evangélica. Se procede a una amalgama entre el pobre de
la Biblia y el explotado, víctima del sistema capitalista. Así se
llega a justificar el empeño revolucionario en favor de los pobres.
4. La misma lectura selectiva pone en evidencia ciertos textos
a los cuales se da un significado restrictivamente político. El Éxo-
do, evento político, adquiere un valor paradigmático: la liberación
es una liberación política. El Magnificat se entiende en el mismo
sentIdo Del Gene~I~ se recaba una exaltaclOn prometelca del traba-
JO lIberador
5. .1:.1 autor, baJo pretexto de descartar todo «dualIsmo», pro-
pone una relaLlOn dIalectIca entre la hberaclOn-salvaclOn y la lIbe-
raClOn pohtIca, que vendna a ser de total a parcIal Aunque no lo
admIta, cae en un me~Iam~mo temporal que reduce el creCImIento
del l<.emo al plOgre~o de la «JU~tICIa» en la ~ocledad «que JUs-
tIcIa J)
En nmguna parte, sm embal go, ~e dehnen los termmos como
hlstona o pohtlca POI lo VI"to se con<;lderan eVIdentes a partIr de
la lectUl a marxIsta
6 Igualmente, el pecado como ahenaclOn radIcal no es conce-
bIble mas que a trme~ de la" alJenauone~ parcIales, sOClOpohtlcas
En consecuenCia, luchal contra la InJustICIa, por medIO de la lu-
cha de clases, e~ luchar contra el pecado De hecho, se trata solo
del «pecado socIal»
Sena de desear tamblen alguna aclaraclOn sobre lo que se en·
tiende por una SOCIedad justa
7 La mfluenCla del marxI~mo se nota tambIen en la mIsma
concepclOn de la Verdad y ~obre la noclOn de teologla
A la ortodoxIa sustItuye la ortopraxls, porque no hay verdad
mas que en la praxI~ e~ deCIr por y en el empeno revoluclOnano
De aqUl denvan una <;ene de po'>lclOne"

a) La luz que no~ Ilumma e~ la de la expenencIa adqUlnda eI1


la lucha lIberadora Esta expenencla es encuentro con el
Señor, esta marcada por la pre~encIa del Esplntu Santo
Esta concepclOn compromete la trascendencia de la Reve-
laclOn y su valor normatIvo lo mI~mo que el caracter es·
peClhco de la fe teologal
b) Una formula como DlOS ~e hace hzstona conduce, dentro
de e~ta per~pectlva al relatIVIsmo la teologla, enraIzada
en la expenenCla hl~tonca tIene por OfICIO releer de nuevo,
en cada penado la Blbha y de refo! mular la doctnna De
esta manera se pone tamblen en cue~tlOn la umdad de sen-
tido de la Palabra de DIOS y la realIdad de la Tradlclon
e) SI DIOS se hace hl~tona es el hombre qUIen, por la lucha
y el trabajo hace la hlstona Hay que resaltar el pelagIa-
msmo ImplIcado en semejante concepclOn
d) La teona marxIsta de la praxI~ agrava las cosas Como toda
IdeologIa, la tealogia refleja los mtereses de clase Y de esta
manera, la teologla de la lIberaClon es una teologIa de clase,
que se opone a la «teologla dommante», la cual confisca el
EvangelIo en pIovecho de los IICOS de este mundo El teo-
logo es «el mtelectual orgamco» del «bloque hlstonco» del
Proletanado (tormula~ tomadas de GramsCl)
e) La expenencIa de la cual se habla aqm parece sumlmstrar
por SI sola los cntenos de la verdad No se tlene en cuenta
para nada la funclOn normativa del Maglsteno, y particu-
larmente del ConcJlIO VatIcano JI
8 bRuno.,e uliÍlea a trave~ dl-' la~ lucha~ de hberduon Lt
uJe"lologld hd\ que cntenderla en tal ~entldo, lo ml~mo que la
nece.,ldad dc podel camblal la Igle~la su~ «e~tructuras»

a) Ld IgiL.,ld .,e LCJIlllbe como un pUlO SigilO de ul1lddd \ de


dmOI quc deb~ .,el conqlll~tado a trave~ de la luLlld Ld
luchd eiL cld.,c., c., el cammo que conduce a la frdterl1ldad
(lciLIUJlId" d Gll.udl y .~ «el unl\er~o concreto» de Hegel)
h) L.,tu PUIlC en cue.,Uon la recollullClCWIl ya realIzada por -:1
SdlllÍlUO I edentOl de Cn~to y el hecho de que la ~dlvaclOn
h.\ .,ldo \a dada pOI Je.,ucn~to La trascendencia de glaud
del ml~tellO dI.' Id Igle~la no SL conoce Se pleCOI1lZd une\
Igle"la de pal tldo
De dqlll que no h.lva ma~ que ulla historia, la ~ah aClOn
(Id Iibel .luon) la fu/ura ~u concepciOn es escatologlCa
e) MlentI.l.,.,e redl17a la lucha de Lla~es e~ta en la Igle"ld
A lo., cck.,la.,tlCo., comprometIdos con el poder ~e opone Id
19le"ld de lo., PObl e~, la Igle~la de la base, que e~ el auten
tILO Pueblo de DIOS
Esta concepuon pone en entredicho, como con~ecuenua
10gJea la e'íJ'>ÍenCla ml~ma de la Jel arqllla, lo ml'>mo que su
legItimidad
d) La Igle"ld de lo., pobres se reahzana ya en las comul1lda
de~ de ba~e empeñadas en las luchas de hberaciOn Esta.,
lucha~ de Lla.,e no ~e descnben en nmguna parte E.,ta sor
prendentc dl.,creuon debena despertar la atenclOn de lo.,
legltlmos pastore~
e) Lo ml.,mo hay que deClr acerca de las alUSiOnes a la EUCe\
nstla como celebl aCiOl1 y anunciO de la IIberaciOn <. Se Hegel
a respetal la verdadera naturaleza del sacramento') Aqu
hay motIVO pala sentirse gravemente preocupados

9 El autor, que tanto habla de los pobres, en mnguna parte


examma las Blenaventlll anzas en su mtegndad Le falta una rc
flexiOn teologlca sobre la vlOlenCla La lucha de clases se presenta
como un hecho, una necesIdad de los cnstlanos, por conslglllente
son mvltados a entrar en la lucha, sm que se ponga en duda la
leglt1l11ldad de una lucha msplrada por el proyecto marXIsta
10 Como meta, se tiende a hacer del cnstlamsmo un factor
movlllzador al servIClO de la revoluclOn Esta teologla puede per-
verllr, por su recurso al marXIsmo, una msplraclOn evangelIca el
sentIdo de los pobres y de sus esperanzas

Notese que la perverswn teologlCa de la TL se produce preCIsamen-


te, segun Roma, «por su recurso al marXIsmo»

En la mIsma reVIsta española, y tamblen sm fecha, Gustavo Gutlerrez


dedIca un monton de pagmas a rebatIr las ObservaCIOnes, con muy es
caso eXlto, e~as pagmas ~on un modelo de garrulena mtra~cendentL
como ya antlclpamos, con penfra~ls contmuas que recuerdan mucho md'>
Id tecmca del charlatan de tena que la re~puesta dialogante de un
teologo ~eno, por eso renunClamo,> a resumlrla~ aqUl A fine~ de ~etIem
bre de 1984 la Sagrada CongregaclOn pdra la Doctnna de la Fe llamo
a capitulo, en Roma, a la Asamblea de los Obl'>po~ del Peru, para tratar
el problema de GutIerrez, la tuente e~pañola que comumca la notICia,
El pazs (24 de '>etIembre de 1984 p 27), e~ la que faClhta (en una cromca
madnleña de France~c Vall~) la fecha de mdrzo de 1983 para la ~olIcltud
de respuesta al documento ObservaclOl1es, comumcado a los obl~po~ del
Peru muy poco ante~, por lo que parece que el documento ~e envIO
mas o meno~ a la vez que el viaje del Papa a CentIoamenca En la Con
ferencla Epl~copal de Pel u hguran, segun dato~ peruanos recogldo~ por
el autor de este hbro en Sao Paulo en Juho de 1985, algo md~ de cm-
cuenta prelados, de los cuales solamente ocho pueden conslderar~e pro-
hberaclOmstas, pero el cardenal pnmado de LIma, mon~eñor Landa
zun, e~ un hombre debll, muy coaccIOnado por esa corta mmona, y
ademas carece por completo de la penetrante mtehgenCla y del vigor
apostolIco del cardenal Lopez TruJIllo El ca'>o es que los oblspo~ pe-
ruanos no lograron poner~e de acuerdo para dar e~a respuesta, pese a
la mSlstenCIa del nuncIO Taghafern, y Roma hubo de convocarlos ad
llmma para lograrla
Se puso entonce~ en marcha el sistema hberaClomsta de comumca-
Clon mternaclOnal, apoyado en la red de Pren~a de estrategia IzqUIer-
dIsta y prolIberaclOmsta y se empezaron a denunciar presIOnes y pro-
ce~o~ del Vaticano contra los obispos del Peru y contra Gutlerrez,
44 ObISPOS del Peru se reumeron vana~ veces con el cardenal Ratzm-
ger en Roma cuando ya se habla publIcado la famosa InstrucclOn de
agosto La mformaclOn de El pazs el 4 de octubre de 1984 (p 25) mClde
en las mlsma~ excusas que el trente lIberaclOmsta estaba ya prodIgando
sobre el documento del VatIcano, que los rechazos nada teman que
ver con la autentica TL m con la doctnna de Gutlerrez Pero SI de la
reumon romana de los obispos del Peru no salIo mas que un comumca-
do anodmo y tardlO, SI que se adVIerte, desde entonces, una modera-
Clon mucho mayor por parte de Gu~tavo Gutlerrez, que se presenta
como un teologo moderado e mcluso asume pO~IclOnes de corte tradi-
cIOnal y dIsImula las teSIS eVIdentemente marxIstas de sus obras c1asI-
cas Estas fueron las razones de la extraordmana moderaclOn de Gutle-
rrez en el IV Congreso de teologIa lIberaclOmsta celebrado en Madnd
cuando los ObISPOS del Peru rendIan cuentas en Roma por las desvia-
CIones marxistas del teologo, ya citamos las mtervenclOnes de Gutle-
rrez en ese Congreso de Madnd antenormente Pero el hecho smgular
de que todo un pleno de una conferenCia episcopal nacIOnal fuese con-
vocada a Roma para responder de la~ opmlOnes de un teologo concreto
demuestra el mmenso mteres de la Santa Sede por encontrar vlas de
pronta soluclOn al problema Y precIsamente en este contexto de graves
tensIOnes entre el Episcopado peruano y la Santa Sede es cuando el
gran promotor atlantIco del hberaclOmsmo, el padre IgnacIO Igle'>la~
S J, ProvmcIal de España, decIde, msolItamente, aprovechar su condl
ClOn de presIdente de la ConfederaclOn Española de RelIgIOSOS (CON
FER) para dirigir al cardenal Landázuri una carta que implicaba una
dura crítica al Vaticano por su actitud con la teología de la liberación,
especialmente en el Perú. No muchas veces en la historia de la Com·
pañía de Jesús, de tan ejemplares servicios a la Santa Sede, se ha visto
que todo un Provincial de los jesuitas dirija públicamente una sola·
pada, pero fehaciente, crítica a la Santa Sede en un momento crítico
para la Iglesia. En este increíble documento, publicado en el boletín de
la CONFER a fines de 1984, y firmado el 19 de octubre anterior, el padre
Iglesias sorprendió la buena fe de las excelentes monjas que presiden la
CONFER femenina y que seguramente no sabían qué vela llevaban en
el entierro. La carta dice así:

CARTA DE LAS «CONFER» FEMENINA y MASCULINA

Madrid, 19 de octubre de 1984


Emmo. Sr. JUAN LANDAZURI
Cardenal-Arzobispo
LIMA
Emmo. y Rvdmo. Sr. Cardenal:
Como muchos católicos, hemos seguido y continuaremos si-
guiendo con profundo interés, no exento de preocupación, y hasta
con apasionamiento evangélico si se nos permite hablar así, las vi-
cisitudes de la Iglesia latinoamericana, de esa Iglesia peruana en
particular y de no pocos teólogos en relación con la así llamada
teología de la liberación. El problema, en realidad, lo es de toda
la Iglesia.
No estamos, como es obvio, ni en los secretos ni en muchos de-
talles de los diálogos que se vienen teniendo, sino apenas en los
documentos oficiales emanados y en las referencias más cualifi-
cadas de los medios de comunicación. Nos resultaría pretencioso,
por tanto, entrar en el fondo del problema, o de los muchos pro-
blemas implicados en este acontecimiento que convivimos como
Iglesia.
Pero si queremos, como miembros de la Comisión permanente
de las CONFER masculina y femenina, llevar a V. E., y por su
medio al Episcopado peruano, nuestro fraterno testimonio del bien
que bastantes de los teólogos hoy cuestionados nos han hecho a
nosotros mismos personalmente y a muchos de nuestros hermanos
y hermanas religiosos/as en España y españoles que sirven al Se-
ñor en esa Iglesia latinoamericana.
Nos han ayudado a volver más decididamente al Evangelio, a
intentar hacerlo vida con mayor vehemencia, a desplazarnos más
de verdad al lado de los pobres, a leer y analizar la historia con-
creta desde él -otros soportes de análisis consideramos que no
pertenecen a la esencia de la mejor teología de estos hombres ni
son utilizados por ellos sin más-, nos han abierto los ojos a mu-
chas realidades ante las que, como seguidores de Jesús, no pode-
mos permanecer mdlferentes, o hacer mas humIlde nuestro seguI-
miento La Imagen de Jesus, DIOs y hombre, se nos ha ennquecldo
y esenClahzado en aspectos que la teologla y la esplntuahdad en
que fUimos tormados muchos/as de no~otro~/as no supo o no pudo
de~plegarno~ con Igual tuerza La acclOn del EspIntu en la hlstona
tiene ~us «horas» Nue~tra praxIs, creemos, ~e va hacIendo un poco
menos fan~aIca y meno~ «segunsta» Con todo, nos queda muchl-
slmo
Sm duda que en el fenomeno teologIa de la hberaclOn ha habI-
do exageracIOnes, como en toda an lesgada exploraclOn humana, y
esta, de explorar~e la IgleSia a SI misma y su mI~teno (el de Cnsto
en ella) es de la~ mas arnesgada~ Y ~m duda hemos podido extraer
de esta teologIa conclu~lOnes que van mas alla de ~u verdadero
soporte teologIco No parece que haya de consIderarse tenome-
no muy dl~tmto del de otra~ teologlas vIvIdas en el pasado In-
mediato Y no~ parece no encontrar en la hl~tona de la IgleSIa
momentos de verdadero crecimiento SIn ne~gos m errore~ seme-
Jante~
Pero ello no obsta para que consIderemo~ la teologIa de la hbe-
raclOn en su conjunto como una gran gracia para la IgleSIa y para
el mundo, para que "mtamo~ la nece~ldad de deCirlo y para que
humIldemente esperemos que la fuerza del «mismo y umco ESPI-
ntu», que envIO a lo'> ImCladores de esta reflexlOn teologlCa sobre
el Remo de DIOS hoy, mueva ahora a qUienes tienen la re~ponsabl­
hdad de un profundo dIscermmlento para «no extmgUlr el EspI-
ntu» (l Tesal, 5, 1920)
Sentimos que en estos deseo~, que transformamos en oraClOn,
re~uenan los de muchos y muchas hermanos y hermanas nue~tras,
que dan lo meJoI de sus Vidas por la causa de Jesus en esas Igle-
~Ia~ hermana~, ayudado~ e I1ummados por teologos a qUIenes hoy
~e eXIge pubhcamente por la IgleSIa, dar cuenta de su fe
Agradecemo~ a V E haya temdo a bIen leer estas lmeas dIcta-
da~ por una fraterna «paslOn» por la VIda y el VIgor evangehcos
de e"a Igle~Ia y de la~ Igle~Ias hermanas de Latmoamenca
De V E affmos en el Señor, IgnacIO IgleSIaS S J , preSidente
CONFER mascuhna, Mana Jesus ApestegUla, preSIdente CONFER
fememna, Alfredo M • Perez Ohver S M r , secretano general CON-
FER m , A Gonzalez Campo, secretana general CONFER f

EL DOCUMENTO RATZINGER

Durante todo el año 1984 se veman rumoreando y filtrando noticIaS


y antICIpos sobre un documento que la Sagrada CongregaclOn para la
Doctnna de la Fe tema el proposlto de pubhcar acerca de la teología
de la hberaCIon El malestar, la preocupaclOn, la ImpotenCIa rebelde
del frente hberaclOnIsta subían de punto, porque algunos de sus porta-
voces conocían de cerca la profundidad y el alcance teológico del insig-
ne Prefecto de la Congregación. Por fin, con expreso respaldo del Papa,
el documento, firmado el 6 de agosto de 1984, y publicado nada más
comenzar el mes de setiembre, apareció como un torrente de luz espe-
cialmente cegadora para quienes viendo no quisieron verla. Es uno de
los documentos de la Santa Sede más importantes en todos los tiem-
pos; citamos por la edición oficial del Vaticano, porque la versión pu-
blicada por la Editorial PPC de Madrid, dirigida por los jesuitas, tiene
la originalidad de añadir a la Instrucción unos documentos complemen-
tarios, aunque tiene el acierto de anteponerle un luminoso prólogo del
profesor Lamberto de Echeverría. Los documentos son una presentación
de monseñor Quarracino, presidente de la CELAM, un tanto perfunc-
toria; el famoso texto del cardenal Ratzinger en la revista italiana
30 Giorni, que se ofreció como un anticipo del documento de agosto, y
una carta del teólogo jesuita Rahner, escrita oportuna y sospechosa-
mente quince días antes de su muerte -con todos los indicios y rumo-
res de una manipulación-, donde alguien hizo firmar al pobre anciano,
en carta al cardenal Landázuri, que «la teología de la liberación que
Gustavo Gutiérrez representa es del todo ortodoxa», opinión que con-
trasta con las tesis del propio Rahner (que ya hemos expuesto, referido
a un libro-síntesis de sus ideas), y en cambio coincide muy curiosamente
con el contenido de la carta del Provincial jesuita de España, Ignacio
Iglesias, al mismo destinatario, el cardenal peruano. Todo hace pensar
que los jesuitas de PPC, conectados con los de Vida Nueva, quisieron
desvirtuar, con esta carta, seguramente manipulada y apócrifa, indigna
de la elevación y del estilo habitual del padre Rahner, la contraofensiva
de Ratzinger alentada por el Papa. La alusión de la presente carta de
Rahner a la carta del padre Arrupe sobre el marxismo es totalmente con-
tradictoria con la exculpación de Gutiérrez. Aunque todo este asunto no
pasa de ser un significativa anécdota. Vayamos al documento prin-
cipal, el documento Ratzinger de agosto de 1984, del que Cuadernos BAC,
en su número 80, dio también una puntual y no manipulada trans-
cripción.

La Instrucción sobre algunos aspectos de la «teología de la liberación»


entrevera en su texto una interesante doctrina positiva sobre la libera-
ción cristiana, 10 que ha sido interpretado por algunos liberacionistas
como endoso parcial a los «aspectos positivos» de la TL, erróneamente.
«La liberación es, ante todo -dice- y principalmente, liberación de
la esclavitud radical del pecado. Su fin y su término es la libertad de
los hijos de Dios, don de la gracia» (Instrucción, ed. Tip. Vaticana, pá-
gina 3). La Sagrada Congregación no quiere agotar aquí el tema de la
libertad cristiana y de la liberación; lo hará en un documento posterior.
El fin de la Instrucción es de tipo crítico: «La presente Instrucción
tiene un fin más preciso y limitado: atraer la atención de los pastores,
de los teólogos y de todos los fieles sobre las desviaciones y los riesgos
de desviación, ruinosos para la fe y para la vida cristiana, que implican
ciertas formas de teología de la liberación, que recurren, de modo insufi-
cientemente crítico, a conceptos tomados de diversas corrientes del pen-
samiento marxista.» Ratzinger avisa que la Instrucción no debe servir
de aliento a quienes se atrincheran en actividades reaccionarias, sino que
se dirige a demostrar que las desviaciones marxistas de la TL «conducen
inevitablemente a traicionar la causa de los pobres».
Dentro de los aspectos positivos, no de la TL, sino de la liberación
cristiana, la Instrucción describe «la poderosa y casi irresistible aspi-
ración de los pueblos a una liberación... que constituye uno de los pnn-
cipales signos de los tiempos que la Iglesia debe discernir e interpretar
a la luz del Evangelio» (Instrucción, p. 5); se trata de percibir la digni-
dad del hombre, «ultrajada y despreciada por las múltiples opresiones
culturales, políticas, raciales, sociales y económicas» (ibíd.). «El escán-
dalo de irritantes desigualdades entre ricos y pobres ya no se tolera,
sea que se trate de desigualdades entre países ricos y países pobres, o
entre estratos sociales en el interior de un mismo territorio nacional»
(ibíd., p. 6). Pero «con frecuencia la aspiración a la justicia se encuen-
tra acaparada por ideologías que ocultan o pervierten el sentido de la
misma» (ibíd., p. 7). «Así, en consonancia con esta aspiración, ha nacido
el movimiento teológico y pastoral conocido con el nombre de teología
de la liberación, en primer lugar en los países de América Latina, mar-
cados por la herencia religiosa y cultural del cristianismo, y luego en
otras regiones del Tercer Mundo, como también en ciertos ambientes
de los países industrializados» (Instrucción, p. 8). La Instrucción acepta
el nombre, bajo el que se designa «en primer lugar una preocupación
privilegiada, generadora del compromiso por la justicia, proyectada so-
bre los pobres y las víctimas de la opresión» (ibíd.). De esta teología
surgen varias interpretaciones, con fronteras confusas. «Tomada en sí
misma, la expresión teología de la liberación es una expresión plena-
mente válida» (ibid.). Pero no se puede comprender más que «a la luz
de la especificidad del mensaje de la revelación, auténticamente inter-
pretado por el magisterio de la Iglesia».
Describe la Instrucción los fundamentos bíblicos de la teología de la
liberación, especialmente la narración del Éxodo. Pero «esta liberación
está ordenada a la fundación del pueblo de Dios y el culto a la Alian-
za... , por esto la liberación del Éxodo no puede referirse a una libera-
ción de naturaleza principal y exclusivamente política» (Instrucción, pá-
gina 9 y ss.). En este contexto, «la angustia no se identifica pura y sim-
plemente con una condición social de miseria o con la de quien sufre
la opresión política».
«Ya anunciado el Antiguo Testamento -prosigue la Instrucción-, el
mandamiento del amor fraterno extendido a todos los hombres consti-
tuye la regla suprema de la vida social. No hay discriminaciones que
puedan oponerse al reconocimiento de todo hombre como el prójimo»
(ibíd., p. 11). Y (,la primera liberación, a la que han de hacer referencia
todas las otras, es la del pecado» (ibíd., p. 12). Por lo tanto:
- (,No se puede restringir el campo del pecado... a lo que se de-
nomina "pecado social".»
- (,No se puede tampoco localizar el mal principal y únicamente en
las estructuras económicas, sociales o políticas malas, como si todos
los males se derivasen, como de su causa, de estas estructuras.»
- (,La raíz del mal reside en las personas libres y responsables que
deben ~cr convertida~ pOl la graCla de Je~ucn~to»
La InstrucclOn e~ta mmando como comprende el lector, los mr~­
mo~ fundamentos marxr~ta~ del hberaclOmsmo Y rubnca su capItulo IV
con e~ta certera cntrca
«Cuando se pone como P! rmer Imperatrvo la revolucIOn radIcal de
las relacIOne~ ~oclale~ V ~e cuestIOna, a partIr de aqUI, la busqueda de
la perfeccIOn personal, ~e ent! a en el cammo de la negacIOn del sentIdo
de la peI ~ona y de su tra~cendenCla, y se arruma la etlca y su funda-
mento, que es el caracter ab~oluto de la dlstmclOn entre el bIen y el mal
Por otra parte, ~Iendo la candad el pnnclpIO de una autentIca perfec-
eran, esta ultima no puede concebIrse ~m apertura a los otros y sm
esplntu de serVICIO» (ln~trucuon, p 13) El capitulo V de la InstruccIOn
se dedIca a la voz del MagI ... teno, tanta~ vece~ margmada o conculcada
por lo~ hberacIOm~ta~ E~ un catalogo de actuacIOnes maglstenales,
que ~e uerra con la mter venuon de Juan Pablo II en la ConferencIa
de Puebla
El capItulo VI anunua va la u Itlca Implacable a las desvIacIOnes del
hberaclom~mo Recuerda la tentacIOn evangehca descartada por Cnsto
«No solo de pan VIve el humbre, ~mo de toda palabra que sale de la
boca de DIOS» Y comenta «A~I, ante la urgencia de compartIr el pan,
alguno~ ~e ven tentado~ de poner entre parentesls y a dejar para maña-
na la evangehzauon » La SIgUiente frase e~ mas acertada y dIrecta «Para
otros, paI ece que la lucha necesana pOI la JustIcIa y la hbertad hu-
manas, entendrda~ en ~entIdu economrco y POhtICO, constrtuye lo esen-
eral y el todo de la ~alvaoon Para estos el EvangelIo se reduce a un
evangeho puramente tene~tle» (Ib¡d, P 16) Acusa la InstrucclOn a
la TL de ~rlencrar la opcIOn por lo~ Jovene~, subrayada en Puebla Junto
a la opcIOn por lo~ pobre~, propone utIhzar el plural al hablar de las
teologlas de la hberacIOn, por ~u dIvergencIa, pero refiere el documen-
to a <da~ produccIOnes de la cornente de pensamrento que baJo el nom-
bre de teologza de la lLberauon proponen una mterpretacIOn mnovadora
del contemdo de la fe ) de la eXIgenCia cnstrana que se aparta grave-
mente de la fe de la Igle~Ia, aun ma~, que constituye la negacIOn prac-
tIca de la mIsma» (¡b¡d, p 16 Y s~)
Lo~ teologos de la hberauon y ~u~ encubndores, entre qUienes desta-
can algunos JesUitas e~pañole~, ~e empeñaron mmedlatamente en recal-
car que e:.ta InstruccIOn del Vatll.ano no se dlngla en reahdad mas que
contla tanta~ma~, que ello~ no ~e velan afectados por las descnpclOnes
de Roma, lo que eqUivale a acu~ar a Roma de Vlvrr en la Luna No es aSI
La InstruccIOn no concreta nombre~, pero Roma, antes y despues de
ella, concretaba nombre~, como lo~ de Gutrerrez y BoH señaladamente
Para el lector de este hbro queda perfectamente claro que la Instruc-
Clon se refiere a todos y cada uno de lo~ teologos de la hberacIOn, cuyas
oplmones hemo~ rdo expomendo dentro de ~us contextos, oprmones que
la InstrucClOn resume a~I para acabar el capItulo VI
«Prestamo~ no cntlcado~ de la Ideologla marxIsta y el recurso a las
tesrs de una hermeneutrca blblrca dommada por el racIOnahsmo son la
ralZ de la nueva mterpretauon, que VIene a corromper lo que tema de
autentIco el generoso compromI~o mlclal en favor de los pobres» (lbId,
pagma 17) Creemo~ que este párrafo del capItulo VI es la clave de toda
la Instrucción. En él no se habla de corrientes, sino de una TL genérica.

El capítulo VII se dedica al análisis marxista, aceptado de forma


acrítica por la TL. El análisis marxista está integrado indisolublemente
en una estructura filosoficoideológica de la que no se puede disociar para
una aplicación independiente. «De tal modo, que creyendo aceptar sola-
mente lo que se presenta como un análisis, resulta obligado aceptar al
mismo tiempo la ideología» (ibíd., p. 18). Es cierto que el marxismo se
ha diversificado. Pero todas las corrientes marxistas, para serlo, deben
aceptar lo esencial de la dogmática marxista, por ejemplo la lucha de
clases.
«Recordemos que el ateísmo y la negación de la persona humana,
de su libertad y de sus derechos, están en el centro de la concepción
marxista. Ésta contiene, pues, errores que amenazan directamente las
verdades de la fe sobre el destino eterno de las personas. Aún más,
querer integrar en la teología un análisis cuyos criterios de interpreta-
ción dependen de esta concepción atea, es encerrarse en ruinosas con-
tradicciones» (Instrucción, p. 19).
Se dedica el capítulo VIII de la Instrucción a la subversión del sen-
tido de la verdad y violencia. Se inicia con una descalificación global de
las teologías libertadoras de inspiración marxista: «Esta concepción to-
talizante impone su lógica y arrastra a las teologías de la liberación a
aceptar un conjunto de posiciones incompatibles con la visión cristiana
del hombre» (ibíd., p. 21). Porque «el núcleo ideológico, tomado del
marxismo, al cual hace referencia, ejerce la función de un principio
determinante». Esta observación es crucial; el núcleo ideológico de las
teologías de la liberación, tomadas en conjunto, es el marxismo. ¿Hará
falta concretar más, como exigen, desde sus tapujos, los principales alu-
didos?
«La praxis, y la verdad que de ella deriva -dice el punto 5 del capí-
tulo VIII-, son praxis y verdad partidarias, ya que la estructura funda-
mental de la historia está marcada por la lucha de clases. Hay, pues,
una necesidad objetiva de entrar en la lucha de clases ... La verdad es
verdad de clase; no hay verdad sino en el combate de la clase revolu-
cionaria».
y por tanto, «la ley fundamental de la historia que es la ley de
lucha de clases, implica que la sociedad está fundada sobre la violencia»
(ibíd., p. 222).
El capítulo IX expone la traducción «teológica» de este núcleo basado
en el análisis y por tanto en la ideología del marxismo genérico. Entre
sus traducciones está «la Eucaristía transformada en celebración del
pueblo en lucha» (ibíd., p. 23). Nueva descalificación de la TL: «Este sis-
tema como tal es una perversión del mensaje cristiano tal como Dios le
ha confiado a su Iglesia. Así, pues, este mensaje se encuentra cuestionado
en su globalidad por las teologías de la liberación» (ibíd., p. 23).
Continúa la descalificación global, no de una corriente concreta, sino
d~ la TL en su conjunto de inspiración marxista: «Lo que estas teolo-
gzas de la liberación han acogido como un principio, no es el hecho de
las estratificaciones sociales con las desigualdades e injusticias que se les
<Igregan, smo la teona de la hIstona Se saca la conclusIOn de que Id
lucha de clases entendIda a~1 -patente alusIOn a la tesIS central de
Boff- dIvIde a la Igle~la, y que en funcIOn de ella hay que Juzgar las
reahdades eclesIale~ TambIen se pretende -esta e~ otra te~I~ central
de GIrardI/GUtlerrez- que es mantener, con mala fe, una l1u~IOn enga-
ño~a el afirmar que el amor, en ~u ulllversahdad, puede vencer lo que
constItuye la ley estructural pnmera de la socIedad capItah~ta» (Ibld,
pagma 23)
RepudIa la InstruccIOn estas te~l~ hberacIOlllstas como reflejo de «un
InmanentIsmo hIstoncI~ta» Y añade «Por esto se tiende a IdentIficar el
Remo de DIOS y su develllr con el mOVImIento de la hberacIOn humana,
y a hacer de la hIstona mIsma el ~ujeto de su propIO desarrollo como
proce~o de la autorredenclOn del hombre a traves de la lucha de cla~es
Esta IdentIficacIOn e~ta en OpO~ICIOn con la fe de la Igle~Ia, tal como la
ha recordado el ConClho VatIcano II» (Ibld, P 23)
«En consecuenCIa, la fe, la espeIanza y la candad recIben un nuevo
contemdo, en ellas ~on fldelzdad a la hlstona, conftanza en el futuro, op-
Clan por los pobres, que es como negarla en su reahdad teologal De ~~ta
nueva concepcIOn se sIgue mevItablemente una pohtlzacIOn radIcal de
las afirmacIOnes de la fe y de lo~ jUlCIOS teologIcos Se trata mas bIen
de la ~ubordmaclOn de toda afirmaclOn de la fe o de la teologIa a un cn-
teno pohtlco dependIente de la teona de la lucha de clases, motor de
la hI~tona» (InstruccIOn, p 24) CntIca la InstrucclOn, expresamente,
la teona de GIrardI(Gutlerrez ~obre la necesIdad de combatlr, ante todo,
al enemIgo de clase, con eVIdente reducclOn del amor evangehco univer-
sal, se reduce la Iglesia a Igle~la de lo~ pobres, y las teologlas de la hbe-
raClOn «conducen a una amalgama rumosa entre el pobre de la Escn-
tura y el proletanado de Marx Por ello el sentIdo cnsttano del pobre se
pervIerte y el combate por los derechos de los pobre~ se transforma en
combate de clase en la perspectIva IdeologIca de la lucha de clases La
Iglesta de lo') pobres slgIllhca aSI una IglesIa de clase, que ha tomado
conCIenCIa de las necesIdades de la lucha revoluclOnana como etapa
haCla la hberacIOn y que celebra esa hberacIOn en su hturgIa» (Ibld,
pagma 25)
La IglesIa del pueblo, o IglesIa populaI, tal como se entIende pOI
las teologIas de la hberacIOn, pone en duda <da e~tructUla sacramental
y jerarqUlca de la Iglesia tal como la ha quendo el Señor Se 1 enuncl'l
a la JerarqUla y el magIsteno como representantes obJetlvo~ de la da~e
dommante que e~ necesano combatlr» (Ibld, P 26) Rechaza la teona
de CastIllo y Boff -aunque no lo~ nombra- sobre la elecclOn c'>pon-
tanea de los mmIstros del culto, y se enfrenta con el con Junto del lIbera
ClOlllsmo teologIco en unos parrafos e~peClalmente vahente~ va al co
menzar el capItulo X, «Una nueva hermeneutIca»
«La concepclOn partldana de la verdad que se malllfie~ta en la praXI'i
revolucIOnana de clase corrobora esta poSICIOn Los teologos que no com
parten las tesIS de la teologta de la lzberaclOn, la jerarqUla y ~obre todo
el magIsterIO romano, son a~l de~acredltado~ a pnon, como perteneClen
tes a la clase de los opre'iore~ Su teologla es una teologIa de cla'ie )
«AqUl aparece el caracter global y totahzante de la teologta de la lzb(
raclón 'Ésta, en consecuenCIa, debe ~er cntIcada, no en tal o cual dl
sus afirmacIOnes, smo a mvel del punto de vI~ta de clase que adopta
a prIOri y que funcIOna con ella como un pnnclpIO hermeneutlco deter-
mmante» El plural teologzas de la ITL es, por tanto, solo cautelar el
mOVimIento TL es genenco
«A cau~a de este presupuesto clasIsta se hace extremadamente dlfI-
ClI, por no decir Impo~lble, obtener de algunos teologo~ de la hberacIOn
un verdadero dialogo en el cual el mterlocutor sea escuchado y sus ar-
gumentos sean dISCUtIdo~ ObjetIvamente y con atencIOn Porque estos teo-
logo~ parten, mas o menos consClentemente, del presupuesto de que el
punto de vIsta de la cla~e opnmlda y revolucIOnana, que sena la suya,
constItuye el umco punto de vIsta de la verdad Los cntenos teologIcos
de verdad se encuentran a~I relatIvIzados y subordmados a los Imperatl-
vos de la lucha de clases En e~ta perspectlva se sustItuye la ortodoxza
como recta regla de fe, por la Idea de ortopraxls como cnteno de
verdad »

«La nueva hermeneutIca mscnta en las teologzas de la llberacwn


eonduce a una relectura e~enClalmente pohtIca de la Escntura » Cntlca
la InstruccIOn e~ta pohtI7acIOn reductIva de la Escntura y muy espe-
cialmente, contra Sobnno, Segundo, Faus y otros cnstologos de la hbe-
raCIOn, «una mterpretacIOn exclUSivamente pohtlca de la muerte de
Cnsto» (lbld, P 29) La mverSIOn de los sImbolos se nota en la mter-
pretacIOn de la Escntura y en los Sacramentos recuerde el lector la
mterpretacIOn del padre Segundo en El Esconal sobre el bautlsmo de
los nco~
En la~ onentacIOnes finales --capItulo XI- se descarta que esta Ins-
trucClon pueda ser mterpretada como favorable a los reaCCIOnanos que
pretenden perpetuar la mI~ena de los pueblos Se alude -lo que Jamas
hacen los hberacIOmstas- a la hberacIOn de qUIenes gImen en cautI-
veno marxI~ta «M¡\lone~ de nuestros contemporaneos aspIran legItI-
mamen te a recuperar la~ hbertades fundamentales de las que han Sido
pnvado~ por reglmene~ totahtanos y ateo~ que se han apoderado del
poder por cammo,; totahtanos y vIOlento~, precisamente en nombre de
la hberacIOn del pueblo No se puede Ignorar esta verguenza de nues-
tro tIempo, pretendIendo aportar h hbertad se mantiene a naCIOnes
enteras en condlclOne~ de e~clavltud mdlgnas del hombre» Pide a cn~­
tlanos y teologos que luchen por la hberacIOn en comumon con la doc-
tnna del Magl~teno «La lucha de clases como cammo haCla la ~oCledad
~m clase~ es un mito que Impide las reformas y agrava la mlsena y las
mJu~tlcIa~ » y todo termma con la observacIOn de que el Santo Padre,
en una audienCia al prefecto de la CongregacIOn pertmente, ha aprobado
esta InstrucclOn y ha ordenado que se pubhque

Hemos segUIdo con respeto y extractado con objetividad y plena aten-


CIOn a los contextos, esta Importantlslma InstruccIOn del Vatlcano Leí-
da con oJos claros, se trata de un documento mtldo, palmano, con una
capacidad onentadora defimtlva Muchos catohcos lo han ViStO aSI
Pero los hberaclOmstas, para qUIenes la InstrucclOn ha supuesto un
golpe mortal, se han revuelto contra la Instrucción, contra el cardenal
Ratzinger y contra la Santa Sede con una rabia apenas contenida que
tiene todos los caracteres de un pataleo. Era de esperar, y esta actitud
de gallinero alborotado, a la que han cooperado abiertamente los sis-
temas promarxistas de comunicación mundial, no ha impedido la apli-
cación posterior de medidas concretas, entre las que destaca el silen-
ciamiento de Leonardo Boff, uno de los que proclamaba cínicamente que
la Instrucción no iba con él. Pero vayamos por partes.

LAS REACCIONES POSITIVAS

Desde el punto de vista estratégico, la reacción más importante y


positiva hacia el documento de la Sagrada Congregación para la Doctri-
na de la Fe es el «Documento de los Andes», que por su importancia
objetiva ya hemos transcrito íntegramente en otra parte de este libro,
y que ha sido sistemáticamente silenciado por la Prensa proliberacionis-
ta y por los encubridores del liberacionismo en todo el mundo. El docu-
mento es una respuesta profunda a la Instrucción formulada desde el
corazón del Continente-campo de batalla y tiene por ello un valor ex-
traordinario. Algunos firmantes, con otros cardenales de Iberoamérica,
ratificaron su apoyo a la Instrucción poco antes del Sínodo de 1985,
como veremos.
Lógicamente, la reacción más alta es la del propio Papa, que durante
el año posterior a la Instrucción se ha referido a ella varias veces de
forma expresa y positiva. Por ejemplo, en su discurso a los cardenales
y a la Curia de Roma, reunidos para el tradicional encuentro de fin de
año, donde el liberacionismo y la Instrucción de Agosto constituyeron
el tema central. El Papa defendió la Instrucción contra los ataques en
tromba de que había sido objeto, y dijo que «defiende a los pobres
frente a ilusorias y peligrosas propuestas ideológicas de liberación que,
partiendo de dramáticas situaciones de miseria, harían de ellas y de
estos padecimientos el pretexto para nuevas y a veces más graves opre-
siones». Declaró que la Congregación para la Doctrina de la Fe se mueve
por criterios de hondo respeto a las personas y pidió el mismo respeto
para la Congregación (ABe, 22-XII·1984, p. 50).
En los meses de enero, febrero y marzo de 1985, para mantener viva
la atención sobre tan importante problema, el arzobispo de Madrid-Al-
calá, don Ángel Suquía y Goícoechea, publicó tres cartas sucesivas en
comentario a la Instrucción de Agosto. En la primera carta destaca el
arzobispo la importancia del documento de la Sagrada Congregación, y
la conecta, con gran acierto, con el dictamen de la Comisión teológica
internacional de 1977, que ya conocemos. Explica, de acuerdo con la
Instrucción, cuál es la teología de la liberación válida. Da por cancelado
el movimiento Cristianos por el Socialismo, que al autor de este libro
no le parece tan difunto en España, porque se tropezó con él, expresa
y reiteradamente, durante las anteriores eleccíones al rectorado de la Uni-
versIdad de MadrId, y en este lIbro ha dado cuenta del mtento de reVI-
talIzarle en 1984, con motIvo del encuentro de CrI~tIano~ revolUCIOnarIOS
en Barcelona
El arzobI~pO de MadrId descIende delIberadamente en sus tres cartas
al e~tIlo llano y popular que la~ haga compren~Ibles para el pueblo.
En la ~egunda carta el arzobI~pO descrIbe, pegado al terreno de la Ins-
trucClon y con un lenguaje muy popular y expre~Ivo, las deSVIaCIOneS
de ~Igno marxista en las teologIa~ de la IIberacIOn «Lo mas grave
-dlce- sm embargo, no es, a mI JUICIO, el a~umlr elementos de la filo-
soba marXista, ~mo elaborar con ello~ una~ teologIa~, Juzgar de~de ellos
y rechazar una mterpretacIOn de la revelacIOn dada por el magIsterIO y
proponer otra enteramente nueva de la ESCrItura, una concepcIOn dIS-
tInta de la IgleSia y de ~u e~tructura JerarqUIca y ~acramental y un
rechazo total de la TradIclOn de la Igle~Ia y de la teologIa tradiCIOnal»
ExplIca al final la garra de los eSCrIto~ IIberacIOm~tas, clave de ~u eXlto
en todo el mundo DedIca el arzobI'>pO la tercera carta al comentarIO de
las OrIentacIOne~ hnales de la In~trucclOn, y de~taca el Importante pa-
rrafo ~obre la IIberacIOn de la~ naClOne~ e~clavlzada~ por el totahta-
rIsmo, que es uno de lo~ momento~ clave~ del documento Ratzmger
Muy poco de~pue~ de la publIcaclOn de esta'> Carta~ el Papa Juan
Pablo II creaba cardenal de la Igle~Ia al arzobiSpo SuqUIa, a la vez que
al arzobiSpo de Managua monseñor Miguel Obando y Bravo En el prIn-
Cipal termmal, y en el prmClpal centro logl~tlco de la IIberacIOn -Ma-
nagua, Madnd- Juan Pablo II tlene ~Ituado~ claramente, a dos Pasto-
re~ que conocen su cometido, y que estan plenamente IdentIficados con
la Santa Sede

Las declaraciones de monseñor Sebastián

El 6 de setiembre de 1984 el obiSpo ~ecretarIO de la ConferenCIa EPIS-


copal Española, monseñor Fernando Seba~tIan AgUIlar, concedIa unas
declaraclOne~ a la revista Ecclesza que tIenen un gran valor por lo mme-
dlatamente que se prodUjeron ante el documento de Roma, publIcado
poco~ dIas ante~ aunque techado en agosto Este prelado tIene una gran
capaCIdad teonca aunque luego suele vacIlar y resbalar en la practIca
pastoral, por una ob~eslOn de centnsmo no~talgIco que lo lleva a POSI-
CIones de sIlenCIO y letargo, e mcluso de abandono de los catolIcos en
momentos clave~ de la VIda colectiva española, por ejemplo con su vir-
tual neutralIdad -muy tavorable al Gobierno ~()cIaII~ta- en el Vital
tema de la legl~laclOn restrIctIVa sobre la en~eñanza Tales actItudes,
compartidas por el que cuando se escnben esta~ lmea~ es todavIa presI-
dente de la Contelencla Episcopal, don Gabmo Dlaz Merchan, qUIen ha
defimdo publIcamente a la IgleSia que pre~lde como la IgleSia del le-
targo, han llevado a algunos observadores a defimr como sebastlamsmo
-en Irreverente alu"IOn al fenomeno hI~tonco del mIsmo nombre- la
actuacIOn practlw de monseñor SebastIan, cuyo recelo y despego haCia
las pO~lclones colectivas de mucho~ catohco~ e~pañoles re~ulta mJusto
y ~orprendente Pero en el terreno teOrICO monseñor Sebastian AgUI-
lar demuestra siempre su calidad teológica y su excelente formación.
En sus citadas declaraciones indica que los católicos deben valorar y
aceptar religiosamente el documento de la Santa Sede, y se produce
en los siguientes términos, que por su profundidad e importancia deben
ser reproducidos enteramente:

-¿Cómo valora usted el documento?


-Entiendo que los católicos tenemos que valorarlo y aceptarlo
religiosamente como un documento importante del magisterio or-
dinario de la Santa Sede. Esto es esencial dentro de la lógica in-
terna de la fe eclesial.
»Ya en otros órdenes, me parece un documento importante,
necesario, bien hecho, clarificador, redactado con un espíritu fra-
ternal y honesto, muy positivo. Algunas observaciones críticas se
podrían hacer; me parece, por ejemplo, que hubiera sido bueno
un mayor desarrollo de la primera parte, en vez de dejarlo para un
documento posterior. Aunque comprendo que haya podido haber
razones prácticas por las que la fórmula adoptada haya resultado
inevitable. Sería bueno que este segundo documento no se demo-
rara demasiado.»

-¿Cuáles cree que son los ejes doctrinales del documento?


-Es difícil realizar rápidamente una selección de ideas. Seña-
laría las siguientes:
»1. Es fundamental la distinción entre solidaridad de la Iglesia
con los pobres y sus diversas expresiones. El documento reafirma
fuertemente la exigencia de solidaridad y de defensa de los hom-
bres necesitados y de los países pobres, nacida de la entraña misma
de la fe cristiana y de la caridad de Cristo. Otra cosa son las dife-
rentes teologías con las que se ha querido interpretar, impulsar y
teorizar este compromiso cuya necesidad e importancia nadie pue-
de poner en duda y viene confirmada por este documento.
»2. El reconocimiento de la posibilidad y necesidad de una
teología de la liberación auténtica que profundice y desarrolle el
concepto verdaderamente cristiano de la liberación y de sus exi-
gencias prácticas. "La justicia con respecto a Dios y la justicia
con respecto a los hombres son inseparables."
»3. La acentuación de los aspectos personales y morales tanto
en el origen de las estructuras opresoras e injustas, como en las
posibilidades de transformación social y de liberación de los hom-
bres y de los pueblos. Ésta, y no las realizaciones políticas, es la
mediación primera y esencial.
»4. Los riesgos del intento de acometer una reinterpretación
global de la fe y del ser de la Iglesia en función de un objetivo
de naturaleza terrestre y temporal, relegando prácticamente a un
segundo plano los elementos primordiales, como la iniciativa de
Dios, la gratuidad y el carácter escatológico de la verdadera salva-
ción, el verdadero ser institucional de la Iglesia, previo y superior
a cualquier aportación de los fieles o de las comunidades.
»5. La denuncia del error metodológico cometido al conceder
a los métodos de análisis y a las ideas marxistas -¿ o mejor mar-
xianas?- un valor científico e incuestionable, dando por supuesto
su compatibilidad con la fe cristiano-católica y con la razón teoló-
gica.
»6. El poner de manifiesto la lógica interna y sistemática de
las categorías marxistas que reduce, de hecho, el mensaje cristiano
a un mesianismo terrestre y la comprensión de la Iglesia a sus
aspectos exclusivamente sociológicos y políticos, con la inevitable
idealización y sacralización de los objetivos terrestres perseguidos
y de las opciones políticas y partidistas asumidas.
»7. La denuncia de la deformación y del empobrecimiento de
las nociones bíblicas y de las promesas o realidades salvíficas,
cuando se las interpreta dentro de un horizonte secular con cate-
gorías marxistas.»

-¿Qué frutos espera de este documento para la vida de la


Iglesia española?
-Deseo, y espero, que aquellos católicos españoles que se han
mostrado partidarios de la teología de la liberación -seglares, reli-
giosos, sacerdotes, escritores, teólogos- acepten con verdadero
espíritu cristiano y católico las observaciones y recomendaciones
del documento.
»Deseo que reaccionemos contra una cierta impregnación secu-
larista y clasista difundida entre amplios sectores cristianos recu-
perando la visión original e integral de la gran tradición cristiana.
»Y, sobre todo, deseo que la parte positiva del documento avive
en toda la Iglesia española (empezando por los obispos, siguiendo
por los sacerdotes y llegando hasta todos los sectores de fieles
cristianos), la conciencia de nuestras obligaciones "en la lucha por
la justicia, la libertad y la dignidad humana", decidiéndonos "a
luchar, con los propios medios, por la defensa y promoción de los
derechos del hombre, especialmente en la defensa de los pobres",
sin que este compromiso nos aleje de las fuentes y de la comunión
real de la Iglesia, sin que el amor a los pobres nos divida a los
cristianos, ni justifique falsas arrogancias o mesianismos mitifica-
dores. El desarrollo entre nosotros de esa teología de la liberación
"plenamente válida" que el documento sugiere nos ayudará mucho
a todos.»

Poco después, en un coloquio organizado por la fundación FUNDES,


monseñor Sebastián, acompañado por el obispo Benavent y por el filó-
sofo Julián Marías, volvió a expresarse con suma nitidez -la que resalta
en ~l cuando se mueve en el plano teórico- acerca del tema del libe-
raclOnismo, y denunció a la TL -con frase de la Instrucción- como
pe.rversión teológica (ABe, 31-10-84, p. 48). Lo cual produjo una tremenda
e Impertinente reacción de la Asociación de Teólogos Juan XXIII, que
Lon JO'><': JOclqUlIl Akman\ como pllmel hl mant<.: \ con la comphud Id
pubhLcl de lo'> Je'>lllld'> Jo'>e Mc\lld Ca'>ttllo, Jo"c AntonIO Glmbel nat, Jo"e
Gome/ Cctllc\lLnd \ OtIO'> u11lC lo'> qu<.: ,,<.: cnconllabc\l1 lo'> teologo"
pIOgIC"I'>td'> Ben]amlll FOlLano, Ca~ldno FIOII'>lan Jo'>e Mdlla Gonzdlez
RUI7 dc. IU"ligalon el lo" lic" ponentL" utado'>. de!endleron la mee
glldcld cl<. Id TL, \ k~ dcU'>.U un de de!cndel \ eldddmente lo" mlere"e"
cl<. lo'> OplL'>OIe'> (El P{I/\ 13 de nU\H.:mble ele 1984, p 22) Alarmado pOI
1.1 pokll1lLel mon'>cl10l SLbl,>lldn no conle"to, \ cho olden di dlallO Ya
de Id LonluLnUd Epl'>cop.t1 p.lld quc atcnud'>C 1.1 mlOlmaClOn ~oblc
el plobkmd del Ilb<':lduom'>mo, Lon lo que 11.1 c!cJaelo a lo~ catoll
LO'> e'>p.\I1ok,> "m 01 lenldL IOn en el 01 gdno elc la IgIL,>¡a pal a este lema
dunquL 0110'> p<':rIOChLO'> Lomo ABC ci<. MadI Id, han llenado lamblen :.::um
pl.ddmLnlL L,>le \dUO fldgldnle del chal 10 catohco El dUtOI conoce e'>te
hCLho pOI lL'>tlmolllO dlICLlo, \ de hecho ha ,>uccchdo al meno~ como
"1 e'>d 01 den "e hllblel a dado dnte Id debtl \ de,>\ alda Il1fül maclOn quc
-Lon L"\cepclone'>- plOpolclona el dldllO elc la Confclencla Epl~copal
E'>p.tIlold "obl e d plobl<.llld ccntl dI dc la 19le,,¡a catohca de nue~tl o
1H:111pO
MLdlo'> del Opll'> Du como u d de e'>pel .11. hdn I eacclOnado con
luudc/ \ .t1tlll .1 antL Id ln"li uLLlon \ atlLdna El IIblO del prote~or ehl
kno J M Ib.lñc7 Lmglol", TLolol!,w dc la 11bcu{LlOll \ IULlw dc dasc\
tiene mu\ en Lucnta Id dpalluon \ el Lontel1ldo del documento romano
(M.ldlld. «P.t1dbld». 1985) y el "uplemcnto Il1tOlmallVO enero-feblelo
de Id bd'>i1ILd ponllhcld de San Miguel dedica nolable extcn~lOn al re'>u
mcn del documento dcl VatlLdno \ a alguno" comcntallO" muv e'>tlmd
blc'> '>obl e "u cOI.tc11ldo Enll e ello" una pi e'>entaclOn elel pi olesor Mateo
Scco, L"\pel to en el tema, un li aba JO de mon~eñOl Romelo, obiSpo 'lUXI-
l¡al de RIO, "Obl C 101 ell/!,(l/lOl de la teologUl de la lzberauon, y una
blbhogl alla '>eleLld "obl e Id'> plll1clpale~ obl a'> cntlca~ acel ca del pro-
blema

Reacciones positivas en América

El pi 01 e '>01 Ibañc/ LanglOl'> e" \ a un I epre<;entante de Amenca en la


galclla de comenlallO'> PO~ltIVO~ a la In~tl UCClOn ele 1984 El promotor \
hrmantL: de la Decldl aClOn dc Lo'> Ande~, cardenal Lopez TI u pilo, c'>
autOl ele un pi 01 undo comentarIO a la In<;trucclOn a la que elechca und
ele la'> pal te'> ele ~u hbro mas I eCl..::nte, Call111lOs dc evangclzzaclOn (Ma
dnd, BAC, (985) al que ya no~ hemos refendo, en e~e hbro v en c'>a
pal te de el engloba otros tI aba JO~ antenores, tamblCn cltddo<; aqUl, ~obl c
el hberaclO11J"mo, elel que hace ahora, a la luz de la In'>trucLlon, un
~eno anah~l~ ~oble ~u ImphcacJOn marxI~ta, que volveremo'> a comental
en la pm te X de nue~tro e~tuelJO El comentano del cardenal Lopez
TruJlllo e~ el ma<; dmpho y completo de lo~ que con caractel mdlvldual
han apareCido ha~ta la fecha ~obre la In~truccJOn del cardenal Ratzmger
Un ]c'>l1lta Ignauano que trabaja en Ecuador el padre Salvador Cc
vaIlo~, ha publicado en QUIto un mteresante anahsls tItulado Censura
a la teologza de la lzberaclOl1 que centra perfectamente el alcance de la
Instrucción, y el sector del liberacionismo a que se refiere. Recalca que
el núcleo central ideológico de la TL criticada por el Vaticano está en
las tesis de radical inspiración marxista y tras aludir directamente a
Boff, que niega las atribuciones del documento Ratzinger, afirma: «El
Vaticano no es un Quijote aturdido, que se ha dedicado a la tarea de
alancear molinos de viento. El mismo Bo