Вы находитесь на странице: 1из 2

25/06/2019. Examen: el 5 del 7. Se puede traer los textos.

Hay clases del 58/59, de


Adorno, unos años antes de la muerte de Adorno, pero hay rudimentos de la teoría
estética.
Pregunta de Benjamin de parcial: saber articular los binomios conceptuasl (arte auratico,
pos-auratico: arte de exibicion, ritual; función política, función ritual). Y el modo de
manejarse, perceptivo de las cosas, permite aniquilar la tradición, el poder del cine, la
potencia emancipadora del cine de Benjamín contra el desarrollo que hay en la industria
cultural de Horkheimer y Adorno. Esperanza benjamineana, y desesperanza frankforteana.
Con Wellmer, va a ser una pregunta sobre la teoría estética adorneana a la luz de la
dialéctica de la ilustración. Va a haber una pregunta que vincule a benjamín y francurt. Y
una pregunta para los otros dos (una para Benjamín y una para Adorno). En la dialéctica de
la ilustración, el pasaje de las sirenas está en la página 48 (relato de cómo la humanidad se
separa de la naturaleza por la astucia de la razón, la astucia de Odiseo). Esa es la dialectica
de la objetivación y la subjetivación, de Hellmer.

En lugar de la estética de Adorno, leemos Albrecht Wellmer. Filósofos post-adorneanos, del


talante de Habermas, et Company.
Hecho que recordó: a partir del desarrollo de la modernidad, el hombre se fue alejando de sí
mismo, la escisión de la naturaleza para auto-afirmarse. Pero pensarse solamente desde la
razón instrumental, y la objetivación de todo mediante la razón natural (aparte de perder la
posibilidad de unirse a la naturaleza), pierde de vista el por qué lo hizo desde el principio:
para buscar la propia felicidad. La ilustración es el proyecto en que culmina la autonomía
de la razón. La afirmación de Kant de que la razón es lo que nos debe guiar para ser libres.
Pensar por uno mismo, liberarse de las cadenas de la falta del libre pensamiento.
El proyecto kantiano da una respuesta al bache que queda (si dios muere, cómo podemos
pensar la moralidad). Kant mete la crítica del juicio como el pivote entre la razón natural y
la razón práctica. Con este bache, están los tradicionalistas que culpan a la razón y al
concepto. Y los de izquierda, que no niegan la razón, pero que buscan arreglar de alguna
manera las cosas.
La industria cultural, en el capítulo uno, se ve la tesis de que en la mitología ya hay
ilustración y la ilustración deviene en mito (la confianza sin problemas hacia la razón).

Texto:
La emancipación se tiene que seguir a través de la ilustración. No es una emancipación
volver a la unidad primordial, sino, un seguir adelante. Los que quieren volver a la
felicidad, mediante ese retorno, es decir, negar al concepto y afirmar la imagen, están
equivocados. (pag 16-17).
Página 18, se busca explicitar la dialectica entre arte (y visión) y filosofía (y concepto). No
un punto intermedio, sino la dialectica propia.
Interpretación filosófica (pagoina 19). Estar en la experiencia estética, es, justamente estar
ahí, pero luego de salir, se queda con un extrañamiento, en la conciencia, porque surge la
pregunta pero, ¿qué fue esto? (aproximandamente). Cuando se vuelve a ello, para pensarlo,
ya no hay experiencia est;ética, sino reflexión sobre ello (en la experiencia estética, no hay
concepto, hay experiencia de una verdad que se ilumina en un rayo; cuando buscamos saber
que es, osea, el momento de la interpretación filosófica, hay palabra y concepto, pero no
hay experiencia; hacer ambas cosas a la vez es imposible). Esta es la relación entre filosofía
y arte. Es una relación que busca reconciliar el espíritu reconciliador, que es imposible,
pero la busca.
Adorno, el arte tiene una lógica propia y una esfera propia (el arte es autónomo). No se
debe confundir con el derecho, la economía (otras esferas sociales). Pero el arte no pierde la
capacidad de hablar de otras cosas que no sea sobre si mismo, el mostrar otras esferas. La
filosofía no puede dictarle al arte qué hacer, pero si puede, mediante la mediación del
concepto, restituir aquello que el arte quiere decir, pero solo puede mostrar.
Todo lo raro de la página 22, es una teoría de la vanguardia. Cuando el arte va contra su
propio principio, que no hacen otra cosa (las vanguardias) que mostrar aquello que es
impresentable en el arte tradicional, es una reacción a la belleza tradicional porque lo bello
es falsear la realidad. Esto es lo que hacen las vanguardias.