You are on page 1of 4

Minuta Ministro Andrés Chadwick

Introducción

A la crisis humanitaria que se está viviendo en la frontera norte de Chile, por el alto número
de ciudadanos venezolanos desplazados se suma el problema social en la ciudad de Arica.
La primera ciudad chilena está recibiendo un alto flujo de migrantes sin tener la capacidad
humana ni material para hacer frente a esta crisis.

A juicio del alcalde Espíndola, sin perder de vista el carácter humanitario de los migrantes,
afirma que no se puede descuidar el impacto en la ciudad que esta crisis está dejando. Por
ejemplo, el aumento de seguridad en el complejo fronterizo de Chacalluta ha sido con
personal de Carabineros y PDI de Arica, descuidando las labores propias a realizar en la
comuna.

“Arica está pagando el costo de un problema de Estado y la mala gestión del Gobierno
central en esta materia, donde todo se está asumiendo con recursos regionales y
municipales”, agregó el alcalde Espíndola. A ello se suma que Arica por ser ciudad frontera
y dada la situación que hoy se vive, está expuesta a un riesgo sanitario mayor sino se
adoptan las medidas de salud pública necesarias.

A continuación, se presentan los 5 puntos clave a tratar en la reunión con le Ministro del
Interior Andrés Chadwick:

Barrera Sanitaria

En Arica existen 232 mil personas inscritas para recibir atención de salud primaria, mientras
que el Per cápita considera 186 mil, dejando un déficit de más de 40 mil personas.

Arica es una barrera sanitaria. Por lo tanto se debe atender a toda la población extranjera,
de manera evitar el brote de enfermedades que en nuestro país están erradicadas.

En Arica existen vectores que transmiten enfermedades como la malaria, fiebre amarilla, el
dengue, entre otras.

Los CESFAM de Arica no dan abasto para atender a toda la demanda. Arica solo tiene la
capacidad par atender 100 mil personas en la atención primaria. Existe un déficit de 80 mil
por falta de infraestructura en Arica, tanto de chilenos como extranjeros. (Chilenos = 217
mil Extranjeros = 15 mil).
Por lo anterior, estamos hablando de un tema país que debe ser abordado con políticas
nacionales desde el Gobierno central, con recursos desde fuera.

- Peruano
- Boliviano
- Venezuela
- Colombia

Atenciones de urgencia primaria últimos 3 meses:

- Bolivianos: 390
- Venezolanos: 344
- Peruano: 263

Se registra un crecimiento exponencial de atención de ciudadanos venezolanos en los


centros de salud de Arica.

Aumento de ingresos por Pasos no habilitados

De acuerdo a la Consejo de Seguridad, como promedio, los ingresos por pasos no


habilitados a nuestro país alcanza los 100 personas. En la última semana, esta cifra creció
en 87 las personas que fueron sorprendidas ingresando a nuestro país por este tipo de
pasos.

En 5 días, la fiscalía ya había ingresado o registrado 100 personas sorprendidas entrando


al país por pasos no habilitados.

Quienes logran pasar en este tipo de pasos, lo hacen sin ningún tipo de control migratorio,
con todo el peligro que eso conlleva: ingreso de sustancias ilegales, enfermedades, tráfico
de personas entre otras situaciones. Junto con ello, hay que mencionar que Arica es barrera
Fito Zoo Sanitaria, asunto que queda sin vigilancia o control ante esta situación de ingreso
irregular al país.

Sin generalizar, el ingreso de personas por el paso no habilitados, coincidentemente, de los


dos asaltos que fueron realizados por ciudadanos venezolanos, uno de ellos hizo ingreso
por uno de estos pasos no habilitados.
Conectividad precaria

Arica tiene una conectividad terrestre precaria con el resto de Chile. En caso de cualquier
emergencia, puede ser interrumpida causando el aislamiento de la ciudad.

En la última emergencia climática, registrada en el verano de 2019, más de 1200 personas


fueron albergadas por la municipalidad, de las cuales el 80 % eran extranjeras, que se
encontraban en tránsito por Arica.

Además, la conectividad aérea solo es con Santiago con vuelos todos los días, mientras
que con Antofagasta es solo 3 veces a la semana.

La aglomeración de personas en una ciudad trae riesgos en temas de seguridad, riesgo


sanitario ocupación de espacios públicos,

Seguridad pública

Con el endurecimiento de las medidas migratorias por parte del Gobierno Central, y el alto
flujo de personas varadas en Chacalluta, se fortaleció la frontera con más efectivos de
carabineros, de la región, debilitado la dotación de personal en Arica.

De acuerdo a los de Seguridad Humana de la Municipalidad de Arica, hay 50 personas


extranjeras que pernoctan en los espacios públicos del centro de la ciudad.

También se detectó que existen 45 personas que ejercen actividades ilegales,


principalmente comercio ambulante sin ningún tipo de permiso.

El equipo de patrullaje preventivo de Seguridad Humana, advierte que estos ambulantes


extranjeros corresponden a hombres de nacionalidad venezolana.

En parques céntricos de Arica, se han detectado en la última semana al menos a 25


personas viviendo, todos ellos de nacionalidad venezolana, que corresponden a hombres
y mujeres de entre 25 y 30 años y una mujer embarazada. Todos con una situación
migratoria irregular, y con firma en la PDI.
Efecto de los Tratados Internacionales para Arica

Ruta A – 93: Chile informó que esa ruta no está habilitada para el tránsito de camiones de
alto tonelaje, sin embargo, Bolivia no respeta esto y de todas formas los vehículos transitan
por esa vía.

Puerto de Arica: El funcionamiento del puerto considera almacenaje de carga, producto


del tratado, que podría, en caso de un Tsunami dejaría graves daños a la infraestructura
urbana de la comunidad de Arica.

Diariamente 5 camiones con carga peligrosa cruzan la ciudad de Arica desde el puerto
hacia Bolivia o viceversa, poniendo en riesgo a la población de caso de derrame,
emergencia o explosión. A esto se suma la contaminación antrópica que deja el paso de
los camiones por la ciudad de Arica.

El tren Arica-La Paz: La línea férrea divide el norte de la ciudad en dos, dejando a la zona
costera en riesgo frente a una evacuación en caso de Tsunami. En datos concretos, esto
deja a más de 45 mil personas en riesgo por esta situación.