Вы находитесь на странице: 1из 31

EL COMENTARIO DE TEXTOS LITERARIOS

1. COMPRENSIÓN DEL TEXTO……………………………… Pág. 2

Pág. 2

2. LOCALIZACIÓN……………………………………………

2.1. Como texto literario (género, subgénero, prosa o verso)

2.2. Como obra inserta en la Historia de la Literatura

2.2.1. Autor, obra, fecha de composición/publicación.

2.2.2. Características generales de la época y de movimiento o escuela literaria a la que pertenece el texto.

2.2.3. Particularidades del autor en lo que atañe al texto.

2.2.4. Rasgos más destacados del texto y de la obra a la que pertenece.

2.2.5. Fuentes e influencias que se manifiestan en el texto.

3. TEMA…………………………………………………………… Pág. 2

3.1. ¿Tópico literario?

3.2. ¿Tema habitual del autor?

4. ESTRUCTURA………………………………………………… Pág. 2

5. ANALISIS DE LA FORMA Y DEL CONTENIDO…………. Pág. 3

5.1. Nivel pragmático-textual…………………………………

5.1.1. Género lírico

5.1.2. Género teatral

5.1.3. Género narrativo

Pág. 3

5.2. Nivel fónico…………………………………………………. Pág. 6

5.3. Nivel morfofosintáctico……………………………………. Pág. 7

5.4. Nivel léxico-semántico……………………………………… Pág. 9

6. CONCLUSIÓN Y SÍNTESIS…………………………………… Pág. 11

ANEXO I: QUÉ ES EL COMENTARIO LITERARIO…………. Pág. 12

Pág. 13

ANEXO II: MÉTRICA……………………………………………

ANEXO III: TÓPICOS LITERARIOS……………………………. Pág. 16

ANEXO IV: SUBGÉNEROS LITERARIOS……………………… Pág. 21

1.

COMPRENSIÓN DEL TEXTO

Antes de iniciar el análisis es preciso leer con rigor y profundidad el texto, intentando percibir

sus valores literarios. En esta etapa previa se trata de entender el texto, leyéndolo todas las veces que sea necesario. Es conveniente ir anotando al margen las dificultades lingüísticas, técnicas, culturales, que nos plantea el texto y resolverlas sucintamente, lo que nos será después de gran ayuda. Al finalizar esta primera fase, hemos de estar seguros de que no ha quedado ninguna duda

léxica, sintáctica, cultural

sobre el texto que vamos a comentar.

2. LOCALIZACIÓN

Localizar un texto es establecer su situación en unas coordenadas precisas:

a) como texto literario en sí, independientemente de su situación histórica, por lo que deberemos tener en cuenta:

- El género literario a que pertenece (lírica, épica, dramática).

- El subgénero, si es posible: novela, cuento, comedia, égloga, elegía, oda IV).

(véase anexo

b) como obra inserta en la Historia de la Literatura, por lo que deberemos tener en cuenta:

- Autor, obra a la que pertenece el texto y fecha de composición y/o publicación.

- Características generales de la época y movimiento o escuela literaria a la que pertenece el texto. Solamente hay que mencionar aquellas que influyen directamente en el mismo.

- Particularidades del autor en lo que atañe al texto. Momento de esa obra en la producción del autor y características derivadas de ello.

- Rasgos más destacados del texto y de la obra a la que pertenece. Cuando se trate de un fragmento de una obra mayor, se han de indicar las características derivadas del lugar que ocupa en la estructura de dicha obra.

- Fuentes e influencias que se manifiestan en el texto.

3. TEMA

El autor tiene una visión del mundo que nos transmite mediante su obra. El texto presenta un sentido, una intencionalidad. Establecer el tema es delimitar la idea central que origina y da sentido al texto. Hay que prescindir de los datos anecdóticos y concretos. Debe precisarse:

- El tema o idea central.

- Si es un tópico literario (carpe diem, ubi sunt

),

debe explicarse y justificar en relación con

el periodo literario en que se localiza el texto (ver anexo).

- Si es un tema habitual del autor o de la corriente literaria a que pertenece.

4. ESTRUCTURA

Determinar la estructura del texto no es resumirlo o reducirlo a su argumento, aunque esto puede hacerse previamente si se cree necesario por ejemplo, si el texto es de difícil interpretación. Por estructura entendemos la organización del texto en unidades (partes) relacionadas entre sí. Se trata, por lo tanto de definir claramente las partes en que se divide el texto y el tipo de relación que se establece entre ellas.

En el caso de los textos poéticos, hay que analizar:

- Estructura externa (división en estrofas) - Estructura interna: cómo está repartido el contenido entre las distintas estrofas.

2

En el caso de los textos narrativos (y de los teatrales), hay que analizar:

a) La estructura externa: es la forma en que aparece dividida la narración (normalmente en

capítulos; en el caso de los textos teatrales, en actos y en escenas).

b) La estructura interna: es la manera de distribuir y organizar los acontecimientos en una narración: planteamiento (presenta personajes, el problema o conflicto que les afecta, el espacio, el tiempo, etc.), nudo (desarrolla las situaciones presentadas en el planteamiento) y desenlace (resuelve el conflicto planteado). Según el orden en que se narran los hechos, podemos encontrarnos con:

- Estructura lineal: los hechos se desarrollan siguiendo un orden cronológico, según han ido sucediendo en el tiempo (planteamiento, nudo y desenlace).

- Estructura no lineal o discontinua: se rompe el orden cronológico, especialmente para intercalar escenas del pasado en el presente (flash back o “vuelta atrás”); puede ocurrir que la narración comience por el final (in extrema res) y que, desde la situación previa al desenlace, se vuelva al comienzo de la historia, para ir así reconstruyendo el pasado; también puede suceder que la narración comience con la acción ya iniciada (in media res) o que vaya combinándose en un tiempo presente con saltos continuos al pasado o al futuro.

c) Hay otro tipo de estructura que debemos tener en cuenta, pero sólo si nos encontramos ante un texto narrativo o teatral que se corresponda con el final de la obra a la que pertenece: la estructura según el final, que puede ser

- estructura o final abierto: la acción se interrumpe justo antes de llegar al desenlace, por lo que el lector no sabe cómo termina la historia y tiene que imaginárselo basándose en los hechos que ya conoce.

- Estructura cerrada: la narración tiene un final y no admite continuación, pues el lector conocer perfectamente cómo termina la historia.

5. ANÁLISIS DE LA FORMA Y DEL CONTENIDO

El contenido, la significación del texto, es inseparable de lo que solemos llamar forma. Pero, aunque sean inseparables, la división de contenido y forma del texto en un comentario puede ser útil como recurso metodológico. Así, podemos analizar los rasgos formales del texto literario en cuatro apartados, dependiendo del plano de la lengua al que afectan: nivel pragmático-textual, nivel fónico, nivel morfosintáctico y nivel léxico-semántico (aunque hay que tener en cuenta que algunos de dichos rasgos interrelacionan los distintos planos). Además hay que tener en cuenta el género literario al que pertenece el texto, puesto que las características propias de cada uno exigen abordar matizaciones particulares.

5.1. Nivel pragmático-textual Desde un punto de vista pragmático, todo texto se considera como unidad de comunicación, por lo que es relevante, en un primer nivel, la relación que establezcan el emisor (autor) y el receptor (lector); por ello conviene estudiar las diferentes funciones del lenguaje que aparecen, en virtud de la intencionalidad del discurso. En los textos líricos prima la subjetividad y por tanto la función expresiva; en los textos teatrales es la función apelativa junto con la poética; y en los textos narrativos, prima la función representativa. En un segundo nivel, conviene tener en cuenta distintos aspectos, según el género en el que nos encontremos.

5.1.1. Género lírico En los textos líricos, como ya hemos dicho, es importante la identificación y análisis de la voz poética y del tú receptor, así como la actitud de la voz poética.

3

5.1.2.

Género teatral

En los textos teatrales, hay que considerar el texto principal y el secundario:

- En el texto principal, el discurso de los personajes es siempre directo, ya que no hay narrador. Sus palabras sirven tanto para caracterizar (a sí mismos o a otros) como para hacer que avance la acción.

- En el texto secundario se debe dar cuenta de la adecuación al tema y a la acción de los elementos no verbales (vestuario, iluminación, etc.), a los que hacen referencia las acotaciones. Además, hay que tener en cuenta otros elementos como el espacio y el tiempo y su adecuación o no a las reglas aristotélicas, los personajes (importancia, relación con la acción dramática, personalidad…) y la estructura (división en actos, escenas…)

5.1.3. Género narrativo

En los textos narrativos podemos encontrar secuencias de carácter descriptivo y dialógico. En los diálogos se presentan directamente las voces de los personajes. El narrador, cuando construye el discurso, utiliza distintos procedimientos para introducir en el relato las voces de los

personajes:

- Estilo directo: se reproducen literalmente las palabras de los personajes, que vienen introducidas por verbos de lengua o dicendi 1 (contestó, exclamó, preguntó, dijo…) y acompañadas de guiones o de comillas. - Estilo indirecto: en este caso, el narrador reproduce lo dicho por los personajes, pero no les cede la palabra. Usa también los verba dicendi, acompañados de las conjunciones que y si (dijo que - Estilo indirecto libre: se introducen los pensamientos de los personajes imitando su forma de expresarse, sin utilizar verbos de lengua o de pensamiento (imaginó, pensó…)

- Monólogo interior o corriente de conciencia: se reproduce el fluir de la conciencia del personaje, tal y como se produce en la mente, sin someterlo a la ilación lógica de la sintaxis. Además, hay que tener en cuenta una serie de elementos narrativos (narrador, personajes, tiempo y espacio) que nos pueden dar mucha información (pragmática) sobre lo que el autor nos quiere contar o transmitir:

a) El narrador: es la “mirada” que contempla los hechos narrados, la “voz” que los cuenta. Y no tiene por qué coincidir con el autor. El autor decide quién va a ser el narrador de su relato y qué características va a tener (estas características constituyen el punto de vista de la narración). Así, según estas características, tenemos distintos tipos de narrador (se pueden dar varios tipos en uno solo):

• Según su participación en la historia

- Interno: forma parte de la historia, como personaje principal o secundario (narración en primera persona, autobiográfica si el personaje es principal, testimonial si es secundario)

- Externo: relata la acción desde fuera (narración en tercera persona)

• Según su conocimiento de la historia

- Omnisciente: lo sabe todo sobre la historia y los personajes (lo que piensan, sienten y hacen en el presente, en el pasado o en el futuro)

- Testigo: se limita a contar aquello que cualquier observador de los hechos pudiera captar (como una cámara cinematográfica). Sólo puede mostrar lo que los personajes hacen y dicen, pero no lo que piensan y sienten.

1 Llamamos verba dicendi (o verbum dicendi, en singular) a las formas verbales que designan acciones de comunicación lingüística (decir, responder, contestar…) o que expresan creencia, reflexión o emoción (pensar, lamentar, protestar…). También son conocidos como verbos declarativos, de atribución o de habla. Ejemplos:

afirmar, admitir, asegurar, aseverar, comentar, comunicar, confirmar, contar, decir, declarar, enfatizar, escribir, explicar, indicar, manifestar, precisar, puntualizar, reconocer, vociferar, señalar…

4

• Según aparezca o no su opinión

- Narrador subjetivo: manifiesta su opinión, a veces cortando el hilo del relato

- Narrador objetivo: se limita a contar lo que los personajes hacen o dicen, dejando la interpretación y valoración al lector.

b) Personajes Hay que enumerarlos, establecer las relaciones entre ellos y clasificarlos:

• Según su función

- Principales: conducen la acción, permiten que la historia avance, retroceda o se estanque. Pueden reducirse a dos: el protagonista (en torno al cual gira la acción o el conflicto) y el antagonista (la fuerza contraria que se opone al protagonista)

- Secundarios: influyen de alguna manera en lo que quieren conseguir los personajes principales (sean protagonistas o antagonistas)

• Según su caracterización Los personajes se pueden caracterizar según lo que hacen, lo que dicen o lo que el narrador nos cuenta de ellos. Y según esa caracterización, tenemos:

- Personajes planos: simples y tipificados (el bueno, la guapa, el malo…). No evolucionan a lo largo de la narración. El lector ya los conoce y sabe cómo actuarán, no tienen posibilidad de sorprender

- Personajes redondos: muestran profundidad psicológica, evolucionan a lo largo de la narración. El lector no los conoce y no sabe cómo actuarán, pueden llegar a sorprender con su comportamiento.

c) El tiempo

- El tiempo histórico: la época en la que se sitúa la acción, lo cual condiciona a los personajes (lenguaje, comportamiento, etc.)

- El tiempo de la narración, que incluye:

- duración de la acción (cinco horas, un día, varios años…)

- narración cronológica (estructura lineal) o no cronológica (estructura no lineal)

- El tiempo del narrador, desde el cual narra los hechos

- desde el pasado: narra hechos que ya han sucedido.

- desde el presente: los acontecimientos están sucediendo justo en el momento en que el narrador los cuenta.

- desde el futuro: el narrador cuenta los hechos como si todavía no hubieran sucedido.

d) El espacio El espacio puede ser de muy diferente clases, ya que se presenta a veces como una reducida serie de indicaciones básicas, mientras que en otros casos, adopta la forma de exploraciones minuciosas y metódicas. Puede, también, desempeñar funciones diversas:

ofrecer simplemente unas coordenadas que permitan situar a los personajes, dándole verosimilitud al relato, producir ciertos efectos simbólicos (convirtiéndose así en un elemento significativo por sí mismo) e, incluso, erigirse en verdadero protagonista.

5

5.2. Nivel fónico Los recursos expresivos son muchos y variados. Aconsejamos en caso de que nos encontremos ante un texto en versocomenzar por el análisis métrico. Tras explicar el tipo de estrofa y versos utilizados, es conveniente intentar justificar su uso en función del tema tratado o de las posibles influencias recibidas por el autor. Si se considera suficientemente significativo debe comentarse el ritmo acentual.

Las figuras que afectan al plano fónico son, fundamentalmente, los distintos tipos de

reiteraciones fónicas (aliteración, onomatopeya, paronomasia

Se atenderá especialmente a los

efectos rítmicos que producen y a la significativa distinción de las palabras que intervienen en estos

efectos.

).

Figura

Definición

Ejemplo

Aliteración

Repetición de sonidos o grupos de sonidos semejantes

En el silencio sólo se escuchaba un susurro de abejas que sonaba (Garcilaso de la Vega)

Onomatopeya

Aliteración que reproduce un sonido de la naturaleza

Un no sé qué que quedan balbuciendo (San Juan de la Cruz)

Paranomasia

Se colocan próximas palabras de significante muy parecido, pero de significado diferente

Álángeles y arcángeles se juntan contra el hombre./ Y el hambre hace su presa, los túmulos su agosto. (Blas de Otero)

Diáfora

Repetición de una palabra con significados diferentes

Mora que en su pecho mora (Romancero)

Calambur

Repetición de sonidos idénticos que, al formar palabras, adquieren significados diferentes

Y tahúres muy desnudos con dados ganan condados (Luis de Góngora)

Además podemos tener en cuenta también el encabalgamiento, el apóstrofe y la interrogación retórica, pues, si bien es cierto que se pueden encuadrar en el nivel sintáctico, afectan a la entonación.

El encabalgamiento es el desajuste producido en una estrofa al no coincidir la pausa morfosintáctica con la pausa métrica de un verso. Esto ocurre cuando el sentido de una frase no queda completa en el marco de dicho verso (al que se denomina encabalgante) y continúa en el verso siguiente (encabalgado), de forma que la pausa versal del primero rompe unidades sintácticas estrechamente vinculadas.

Tú eras el huracán y yo la alta torre que desafía su poder:

¡tenías que estrellarme o que abatirme! ¡No pudo ser!

[Gustavo Adolfo Bécquer]

En esta estrofa, la pausa versal del primer verso y la del segundo rompen dos unidades sintácticas que en español normalmente no admiten ruptura o pausa interior: adjetivo y sustantivo 2 . El sustantivo que abre el verso segundo es un freno para el ritmo y, desde el punto de vista del contenido, para el huracán.

2 Otras unidades que tampoco la admiten son sustantivo y complemento determinativo, verbo y adverbio, auxiliar y participio en los tiempos compuestos, perífrases verbales, palabras con preposición, oraciones adjetivas especificativas y, finalmente, pronombres átonos, preposiciones, conjunciones, artículos y los elementos que los siguen.

6

El apóstrofe utiliza la exclamación como expresión intensa de una emoción o sentimiento, dirigiéndose a alguien o a algo:

¡Oh cortesía, oh dulce acogimiento, oh celestial saber, oh gracia pura, oh, de valor dotado y de dulzura, pecho real, honesto pensamiento!

[Fray Luis de León]

La interrogación retórica es una pregunta cuya respuesta no es necesaria, por obvia o porque no se espera realmente una respuesta por parte de quien pregunta.

¡Oh fortuna variable (

)!

¿Por qué no ejecutaste tu cruel ira, tus mudables ondas, en

aquello que a ti es sujeto? ¿Por qué no destruiste mi patrimonio? ¿Por qué no quemaste mi morada? ¿Por qué no asolaste mis grandes heredamientos?

[Fernando de Rojas, La Celestina]

5.3. Nivel morfosintáctico Se refiere al uso de las palabras como categorías gramaticales (sustantivo, adjetivo, verbo su combinación sintáctica. Las principales cuestiones a tener en consideración son:

Estilo nominal / Estilo verbal: Es importante hacer notar en el comentario si domina el

estilo nominal o el estilo verbal; es decir, si predominan los elementos constituyentes del sintagma nominal (nombres, adjetivos, determinantes) o del sintagma verbal (verbos, adverbios), teniendo en cuenta que en el uso normal de la lengua el uso los nombres es mayor que el de los verbos.

) y a

a) Estilo nominal: Si destaca el uso del nombre predomina el estatismo sobre el dinamismo, la frase suele ser más larga, el ritmo más lento. Relacionado con el nivel semántico, hay que destacar si en la significación de los nombres sobresalen claramente los concretos (preeminencia de la objetividad) o, por el contrario, existe una relativa abundancia de los abstractos (en este caso, el texto es fundamentalmente conceptual, lógico; o bien, predomina la subjetividad del hablante).

b) Estilo verbal: Si hay abundancia de verbos, el texto es dinámico, narrativo. Habrá que tener en cuenta especialmente el modo y el aspecto. La abundancia de formas del subjuntivo denota algún tipo de subjetividad que habrá que precisar, por oposición al modo indicativo propio de la objetividad.

Tipo de oración. La oración simple revela sencillez y claridad, mientras que el uso

frecuente de la oración compleja, especialmente de la subordinación, es indicativo de complejidad y

elaboración intelectual.

Orden de los elementos de la oración Es importante también destacar si predomina en el

poema el orden lógico de la oración (claridad) o si por el contrario, se utiliza el hipérbaton, que destaca subjetivamente algún elemento de la frase al sacarlo de su posición habitual.

Al tronco descansaba de una encina

(

)

cuando (

)

alto horror me dejó con su ruina

[Luis de Góngora]

7

Principales figuras que afectan al plano morfosintáctico:

 

FIGURA

   
 

LITERARIA

DEFINICIÓN

 

EJEMPLO

 

Anáfora

Repetición de uno o más elementos al comienzo de varios versos o grupos sintácticos

No perdono a la muerte enamorada, no perdono a la vida desatenta, no perdono a la tierra ni a la nada. (Miguel Hernández)

Epífora

Repetición de uno o más elementos al final de varios versos o grupos sintácticos.

Al bautismo, dineros; A la confirmación, dineros; Al matrimonio, dineros; Para confesar, dineros… (Alfonso de Valdés)

Figuras de repetición

Anadiplosis

Repetición del último elemento de un grupo de palabras al principio del grupo siguiente.

 

Todo pasa y todo queda, Pero lo nuestro es pasar, pasar haciendo caminos, caminos sobre la mar. (Antonio Machado)

Epanadiplosis

Repetición de una palabra al principio y al final de un verso u oración.

 

Verde que te quiero verde.

Polisíndeton

Repetición insistente de la misma conjunción

Pero habrá estrellas y flores/y suspiros y fragancias,/y amor en las avenidas (Juan Ramón Jiménez)

 

Políptoton

Repetición de una misma palabra con diferentes accidentes gramaticales.

Si por pensar enojaros Pensase no aborreceros, Pensaría en no quereros Por no pensar desarmaros… (F. López de Villalobos)

Paralelismo

Repetición de construcciones similares en dos o más versos o grupos sintácticos

que los gritos de angustia del hombre los ahogan con cuentos/ que el llanto del hombre lo taponan con cuentos (León Felipe)

Figuras de

acumulación

Enumeración

Sucesión de palabras con la misma función sintáctica

Llamas, dolores, guerras, Muertes, asolamiento, fieros Males entre los brazos cierras… Fray Luis de León

Correlación

Correspondencia de los términos de una serie sintáctica con la sucesiva.

Afuera el fuego, el lazo, el hielo y Flecha de amor que abrasa, Aprieta, enfría y hiere. Cervantes

 

Fuego/abrasa;

lazo/aprieta;

hielo/enfría;

flecha/hiere

Figuras de orden

Quiasmo

Se emplea una misma estructura sintáctica, pero en orden inverso o cruzado

Hay muchos que en siendo pobres merecen ser ricos, y en siendo ricos merecen ser pobres (Quevedo)

Hipérbaton

Alteración del orden de las palabras.

Por ti el silencio de la selva umbrosa; por ti la soledad y apartamiento del solitario monte me agradaba. (Garcilaso de la Vega)

Figuras de supresión

Asíndeton

Supresión de conjunciones que suele dar impresión de rapidez o viveza

un día puro, alegre, libre quiero (Fray Luis de León)

Elipsis

Omisión de uno o varios elementos que se sobreentienden

Lo bueno, si breve, dos veces bueno (Lo bueno, si es breve, es dos veces bueno) (Baltasar Gracián)

 

División de una frase o verso en dos partes; las palabras incluidas en cada parte pertenecen a la misma categoría gramatical y están colocadas en el mismo orden.

Tu silencio es de carne, tu palabra es de carne.

Bimembración

 

Manuel del Cabral

8

5. 4. Nivel léxico-semántico En este nivel habrá que tener en cuenta:

- La frecuencia de determinados tipos de palabras.

- La riqueza léxica y su carácter connotativo o denotativo.

- Campos semánticos y léxicos.

- Uso de arcaísmos, cultismos, neologismos, vulgarismos

- Los valores contextuales y los fenómenos semánticos como las palabras homónimas, polisémicas o antónimas 3 , que pueden tener particular relevancia.

- Merecerán especial atención las figuras literarias de sustitución (ironía, metonimia, personificación, animalización, cosificación, símil, metáfora, alegoría, eufemismo), intensificación (gradación, hipérbole, pleonasmo, sinestesia, apóstrofe) y de contraste (antítesis, paradoja, oxímoron).

 

Gradación

Enumeración en la que se sigue un determinado orden, ascendente o descendente

en tierra, en humo, en polvo, en nada

 
 

(Luis de Góngora)

 

Figuras de intensificación

Hipérbole

Exageración

 

Érase un hombre a una nariz pegada (Quevedo)

Pleonasmo

Empleo de palabras redundantes que intensifican la idea expresada

De los sos ojos tan fuertemente llorando

Sinestesia

Cruce de dos imágenes sensoriales.

La brisa del mar. La roja brisa del mar. (Cela) (Los colores se perciben por la vista; la brisa, por el tacto o el olfato)

 

Apóstrofe

Apelación a un ser, animado o inanimado, presente o ausente.

¡Oh muerte, muerte!¡A cuántos privas de tan agradable compañía! (Fernando de Rojas)

 

Antítesis

Contraposición de palabras o grupos sintácticos de significado opuesto

Ayer naciste y morirás mañana. (Luis de Góngora)

 

Figuras de contraste

   

¡Oh llama de amor viva, que tiernamente hieres

 

Paradoja

Una o dos ideas parecen incompatibles, pero no lo son

de mi alma en el más profundo centro!

[

]Matando,

muerte

en

vida

la

has

   

trocado

 

(San Juan de la Cruz)

 

Oxímoron

Contraposición de dos términos en un mismo sintagma

 

Es hielo abrasador, es fuego helado. (Quevedo)

 

3 Palabras homónimas: son palabras que se escriben o pronuncian igual pero tienen significados distintos y, normalmente pertenecen a categorías gramaticales distintas: tibia (hueso, sustantivo) / tibia (grado de temperatura, adjetivo); vaca (animal, sustantivo)/baca (instrumento, sustantivo). Palabras polisémicas: palabras que tienen varios significados (gato (animal)/gato (mecánico). Palabras antónimas: palabras de significación contraria (bueno/malo; frío/calor).

9

 

Ironía

Se dice lo contrario de lo que se quiere decir, pero de modo que el lector pueda entender la verdadera intención de quien así se expresa

¿Y quién duda que tenemos libertad de imprenta? ¿Que quieres imprimir una esquela de muerto; (…) una tarjeta con todo tu nombre y tu apellido (…)? Nadie te lo estorba (Mariano José de Larra)

Metonimia

Sustitución de un término por otro con el que mantiene una relación de proximidad.

 

Señora, los maldicientes Jamás nunca cesarán Ni sus lenguas callarán, (lenguas por maldicientes) Juan de Tapia

 
 

Atribución de cualidades humanas a seres inanimados o irracionales

Los ojos de las estatuas lloran su

inmortalidad

 

Personificación

 

(Ramón Gómez de la

 

Serna)

 
 

Consiste en dotar de cualidades propias de algún animal a seres humanos

Ante

el

mostrador,

los

tres

visitantes,

reunidos

como

tres

Animalización

pájaros en una rama, ilusionados y

 

tristes

[Ramón del Valle-Inclán]).

 

Consiste en aplicar cualidades propias de objetos a una persona

Si eres campana, ¿dónde está el

Cosificación

badajo?; / si pirámide andante, vete

Figuras de sustitución

a

Egipto [Francisco de Quevedo]

 

Símil

Comparación de un elemento con otro.

Cuando contemplo tu cuerpo extendido como un río que nunca acaba de pasar

 
 

(Vicente Aleixandre)

   

R

es I: nuestras vidas (R) son los

ríos (I)

 

I es R: que van a dar en el mar (I),

   

que es el

morir (R)

 

R de I: los suspiros se escapan de su

Sustitución de un término real (R) por otro imaginario (I), con el que mantiene una relación de semajanza

boca (R) de fresa (I) I de R: He ido marcando con cruces de fuego/el atlas blanco (I)

Metáfora

de tu cuerpo(R) R,I: su corazón (R), nido de sierpes

 

(I)

I

(metáfora

pura):

su

luna

de

pergamino [pandero]/Preciosa tocando viene.

   

Pobre barquilla mía (vida) entre peñascos rota (dificultad)

 

Alegoría

Sucesión de metáforas

sin velas desvelada (indefensión)

y

entre las olas sola (peligro) (Lope

de

Vega)

 

Eufemismo

Rodeo expresivo que rehuye el término directo.

Daños

colaterales

(por

daños

a

civiles).

 

10

6. CONCLUSIÓN Y SÍNTESIS Al acabar nuestro comentario, es conveniente cerrarlo con un resumen que recoja las observaciones hechas sobre el texto a lo largo de las distintas etapas del comentario. Tampoco es necesario recoger todas las observaciones: sólo de aquellos aspectos más relevantes (por su fuerza expresiva, por su originalidad…). El resumen debe cuidar:

- la coherencia y la cohesión de las diversas partes, para que tengan una trabazón lógica y no supongan saltos bruscos de contenido. - la redacción, lo más escueta posible y que estará ya prácticamente resuelta en los pasos anteriores

Atención: no debemos caer en la valoración personal, en decir “me ha gustado” o “no me ha gustado”; se trata de relacionar los datos obtenidos con el resto de la obra del autor y la época en la que fue escrita cuidando:

Por cierto, aquí tienes nueve consejos para mejorar tu redacción:

1)

Deja los márgenes adecuados (dos centímetros a la izquierda, uno a la derecha). Si te sueles

olvidar, traza una suave raya a lápiz que podrás borrar.

2) Si haces un guión previo de lo que vas a escribir, cada uno de sus puntos servirá para

desarrollar una idea y dará lugar a un párrafo. Puedes pensar que estás perdiendo el tiempo,

pero no es así. Un guión previo ayuda a clarificar las ideas y supone la mitad (o más) del

trabajo.

3) Evita las oraciones largas con varias proposiciones subordinadas. Te exigirán pensar en su

construcción y, en contra de lo que se cree, no mejoran el estilo.

4)

Utiliza un léxico culto y exacto. Huye de las expresiones coloquiales y frases hechas.

5)

Evita la repetición de palabras en lugares cercanos. Busca sinónimos o da un rodeo.

6) Repasa y corrige la puntuación, ortografía y acentuación. Si dudas cómo se escribe alguna

palabra, pregunta a un profesor. Si no tienes éxito, busca un sinónimo o expresa lo mismo

7)

con otras palabras.

Evita los borrones y tachaduras. Está muy extendido el uso del tippex; pero si se abusa de él,

entretiene mucho y puede ensuciar más que una sencilla tachadura.

8) Lee. En cualquier momento. En cualquier lugar. Novelas. Cuentos. Poemas. Periódicos.

Hasta “los papeles rotos de la calle”, si es preciso. Mejorarás tu comprensión lectora y tu

expresión. Ayuda a corregir las faltas de ortografía. Te proporciona información que luego

puede serte útil.

9) Procura ver el telediario todos los días. Mantente informado de la actualidad. Opina.

Comenta con tus compañeros. Pregunta. Responde. Piensa.

11

ANEXO I: QUÉ ES EL COMENTARIO LITERARIO

Comentar un texto tiene como finalidad explicar qué es lo que el autor dice, cómo lo dice, justificando por qué lo dice así, y qué impresión produce.

Veamos algunos errores en los que se suele caer a la hora de comentar un texto:

- El texto no debe servir como pretexto para explicar detalladamente la vida y obra de su

autor. De la biografía, aparte de algunas notas generales, sólo nos interesará algún o algunos datos

específicos, que determinen el texto. Así, al comentar la Égloga I de Garcilaso, podemos hacer referencia a su amor por Isabel Freyre, que parece ser determinante para el tema. Sin embargo, si comentamos la Canción V (Ad florem Gnidi), la referencia a su experiencia amorosa con la dama portuguesa no resultará pertinente.

- El comentario métrico no tiene por qué ser una explicación técnica de la estrofa,

si estos elementos no son

señalando todos los casos de sinalefa, la posición de los acentos

determinantes para explicar otros aspectos del contenido. Bastará con una explicación general de la estrofa utilizada, señalando sus cualidades rítmicas si son relevantes, indicando, si es posible, el origen de la misma y el motivo de su elección por parte del autor.

- Igual sucede con el análisis de la forma. Sobra decir, por ejemplo: “en el verso seis hay una

metáfora: cabellos de oro. La metáfora es un tropo que consiste en la identificación de un término

real con otro término imaginario, basando tal identificación en una relación de semejanza. Los tipos

de metáforas son:

El análisis de los elementos formales —por ejemplo, las llamadas figuras

literariassiempre estará en función de explicar el contenido del término y la sensación que produce en el lector, y en relación, además, con la intención del autor. Repetimos que el comentario no es la exposición de contenidos teóricos.

- Otro peligro muy frecuente: el comentario no puede convertirse simplemente en un

inventario de figuras literarias, en una retahíla de metáforas, epítetos, aliteraciones

Sólo deben

tenerse en cuenta aquellos aspectos estilísticos que nos ayuden a explicar el texto, atendiendo

siempre a la justificación de su uso y a la impresión que producen.

”.

12

ANEXO II: MÉTRICA

1. EL VERSO El verso es la unidad más pequeña, la menor división estructurada que encontramos en el poema. Sólo tiene razón de existir cuando se encuentra en función de otro u otros versos, formando parte primero de la estrofa y luego del poema.

1.1. La rima

La rima es la total o parcial identidad acústica, entre dos o más versos, de los fonemas situados a partir de la última vocal acentuada. Hay dos categorías de rima, consonante y asonante.

La rima consonante es la reiteración en dos o más versos de todos los fonemas que se encuentran a partir de la última vocal acentuada

Mi

infancia son recuerdos de un patio de Sevilla

(A, -illa)

y un huerto claro donde madura el limonero;

(B, - ero)

mi

juventud, veinte años en tierra de Castilla;

(A, -illa)

mi historia, algunos casos que recordar no quiero

(B, -ero)

[Antonio Machado]

La rima asonante es la reiteración en dos o más versos de los fonemas vocálicos que se encuentran a partir de la última vocal acentuada

En medio del campo,

tiene la ventana abierta

la ermita sin ermitaño

(a, -ampo)

---

(a, -año)

[Antonio Machado]

1.2. Clases de versos según el número de sílabas

Los versos de entre dos y ocho sílabas (bisílabos, trisílabos, tetrasílabos, pentasílabos, hexasílabos, heptasílabos, octosílabos) se denominan versos de arte menor. Los de nueve o más sílabas (eneasílabo, decasílabo, endecasílabo, dodecasílabo, tridecasílabo, alejandrino, etc.) se llaman versos de arte mayor.

1.3. ¿Cómo se miden los versos?

Se debe contar el número de sílabas que tiene cada verso. Si el verso acaba en palabra aguda, se cuenta una sílaba más; si acaba en palabra esdrújula, se cuenta una menos. La razón de

13

tales procedimientos es estrictamente fonética: una vocal tónica en la sílaba final de la palabra produce un efecto de alargamiento de la misma; por su parte, en una palabra esdrújula la sílaba intertónica parece más corta, como si no existiera. Para medir los versos correctamente, es preciso tener en cuenta los siguientes fenómenos:

-

Sinalefa: la vocal situada al final de una palabra se une con la vocal inicial de la siguiente palabra; ambas vocales se cuentan como una sola sílaba. Ej:¡Hola hidalgos y escuderos (sinalefa y-e)/de mi alcurnia y mi blasón! (sinalefa i-a, a-y)

-

Sinéresis: se trata de la reducción a una sola sílaba de dos vocales en interior de palabra que normalmente se consideran como sílabas distintas. Ej: muele trenza, veleta, poesía (sinéresis en poe-sí-a, se cuentan tres sílabas en lugar de las cuatro que constituyen la palabra; por tanto, obtenemos un verso endecasílabo)

-

Hiato: el fenómeno contrario a la sinalefa. Consiste, precisamente, en no hacer sinalefa; la vocal final de una palabra y la inicial de la siguiente palabra se mantienen en sílabas diferentes. Ej:

sin-nin-gu-na-no-ti-cia-de-mi-ha-do (hiato en mi hado, que debería hacer sinalefa)

-

Diéresis: el fenómeno contrario a la sinéresis. Consiste en la separación de un diptongo (dos vocales que constituyen una sola sílaba), que pasa a considerarse como dos sílabas distintas. Ej:

Qué des-can-sa-da vi-da/la del que hu-ye el mun-da-nal ru-i-do (diéresis en ru-i-do, que normalmente tiene sólo dos sílabas, rui-do)

2.

LAS ESTROFAS

Los versos se agrupan en unidades superiores a ellos mismos, a las cuales denominamos estrofas. La estructura de una estrofa se representa mediante una fórmula alfanumérica que indica la

longitud de los versos y el esquema de rima; por ejemplo, la fórmula métrica de la lira es ésta: 7a 11b 7a 7b 11b . Las estrofas se clasifican según el número de versos que las integran. A continuación veremos los tipos de estrofas más importantes; téngase en cuenta, no obstante, que además de las estrofas que citamos existen otras muchas; por otro lado, hay numerosísimas variantes particulares elaboradas por los poetas a partir de las estrofas más típicas (ver cuadro).

3. EL POEMA

El poema es la unidad métrica y rítmica más importante. En cuanto a su forma, los poemas pueden ser de composición fija (si están estructurados en estrofas) o no estróficos (formados por un

número ilimitado de versos). Son poemas estróficos el villancico, el zéjel, la glosa, el soneto, la canción; no estróficos, el romance y la silva (ver cuadro).

14

ESTRUCTURAS ESTRÓFICAS Y POEMAS DE COMPOSICIÓN FIJA

Forma

 

Esquema 4

 

Rima 5

 

versos

estrófica

Observaciones

2

Pareado

AA, aa, Aa, aA

 

C

o A

Frecuente en refranes

 

Terceto

ABA, BCB, CDC, DED…

 

C

Suelen ir encadenados. Introducidos por Boscán de Italia en el XVI.

3

Tercerilla

 

a - a

   

C

 

Soleá

 

a - a

   

A

Popular en Andalucía

 

Cuaderna vía

14A 14A 14A 14A

 

C

Propia del mester de clerecía

Cuarteto

 

A B B A

   

C

Su uso empieza en el XVI.

Serventesio

 

A B A B

   

C

 

4

Redondilla

 

a b b a

   

C

Muy corrientes en el Barroco (s.

Cuarteta

 

a b a b

   

C

XVII)

Copla

 

8- 8a 8- 8a

   

A

 

Seguidilla

 

7- 5a 7- 5a

   

A

Popular en Andalucía

 

Quinteto

Los versos pueden adoptar cualquier posición, con tal de que no quede ninguno suelto, no rimen tres seguidos y los dos últimos no formen pareado.

 

Arte mayor

5

Quintilla

 

C

Arte menor. Utilizada en el teatro del siglo XVII.

Lira

7a 11B 7a 7b 11B

 

C

Introducida de Italia por Garcilaso.

 

Sextina

Deben cumplir las mismas condiciones que el quinteto y la

 

Arte mayor

Sextilla

 

C

Arte menor

 

quintilla.

   

6

Copla de pie quebrado o manriqueña

8a 8b 4c 8a 8b 4c

 

C

Utilizada por Jorge Manrique en las Coplas…

 

Copla de arte mayor

12A 12B 12B 12A 12A 12C 12A 12C

 

C

Usada por Juan de Mena en Laberinto deFortuna

 

11A 11B 11A 11B

 

Poemas épicos y mitológicos de los Siglos de Oro (XVI y XVII)

8

Octava real

11A 11B 11C 11C

 

C

Octava italiana

11- 11A 11A 11B´ 11- 11C 11C 11B´

 

C

Versos 4º y 8º, agudos.

Octavilla

 

-aab´ -ccb´

   

C

Arte menor. Versos 4º y 8º, agudos.

10

Décima o

 

8a 8b 8b 8a 8a 8c 8c 8d 8d 8c

   

C

Inventada por Vicente Espinel en el

espinela

 

XVI

14

Soneto

ABBA, ABBA, CDC, DCD

 

C

Arte mayor. Los dos tercetos pueden adoptar en la rima otra disposición.

 

Zéjel

Estribillo de uno o dos versos, seguido de una estrofa (mudanza) de tres versos monorrimos y un cuarto verso que rima con el estribillo (verso de vuelta)

C

o A

Arte mayor

 

Estribillo

de

2,

3

o

4 versos,

   

seguido de una

estrofa de 6 ó 7

Arte menor. Temas amorosos, religiosos o festivos.

Villancico

versos con su parte final rimando con el estribillo, el cual aparece completo o sólo su último verso.

 

C

     

Versos de 14 a 16 sílabas. Utilizado

Indefinido

Serie monorrima

A A A A A A A A…

 

A

por los juglares en los cantares de gesta.

Romance

 

8- 8a 8- 8a…

   

A

 

Romance

     

endecha

 

7- 7a 7- 7a…

   

A

Romancillo

 

6- 6a 6- 6a…

   

A

Puede utilizar medidas menores.

Romance heroico

11- 11A 11- 11A…

 

A

 

Estancia

Combinación libre de versos heptasílabos y endecasílabos. Disposición libre de la rima.

 

La combinación adoptada en la

 

C

primera estancia se repite después.

Silva

 

Puede quedar algún verso suelto.

4 Mayúsculas: versos de arte menor; minúsculas: versos de arte menor. Un número: sílabas fijas. Raya: verso suelto, sin rima. 5 C: consonante; A: asonante

15

ANEXO III: TÓPICOS LITERARIOS

EDAD MEDIA

♦ Ubi sunt? o "¿dónde están?", "¿qué se hicieron?". Lamenta la desaparición de las grandes glorias pasadas a través de la ruina de sus monumentos o el olvido de sus grandes hombres y hazañas.

Contemptus mundi. Menosprecio del mundo.

♦ Puer senex o "niño viejo". Un joven pide consejo a un sabio anciano y experimentado y lo sigue con gran beneficio. El Conde Lucanor, por ejemplo.

♦ El hombre como microcosmos o espejo del macrocosmos o universo. Aristóteles dijo que el

hombre era como un universo pequeño, pues en él se reflejaban las mismas características que en el universo mayor. Así, está compuesto de cuatro humores de la misma manera que el universo de cuatro elementos; tiene siete aberturas que corresponden a los siete planetas, su cabeza es el cielo y

Sobre este tópico Francisco Rico compuso un libro, „El pequeño mundo del

su cuerpo la tierra, etc hombre‟.

♦ Libro divino de la naturaleza. Según los escolásticos, Dios compuso dos libros: la Biblia y la

Creación. Así pues, no sólo se puede alcanzar a Dios leyendo las escrituras, sino que a través de la

contemplación de la perfección de la naturaleza y sus criaturas puede el hombre elevarse mediante ese conocimiento o ciencia hasta Dios.

♦ Psicomaquia o "batalla del alma" (Prudencio). Combate de las virtudes contra los vicios. Las

virtudes o sentimientos de un modo alegórico, como personajes humanos, entablan batalla contra los vicios, también personificados. Muchos de los autos sacramentales de Calderón son

psicomaquias.

♦ Homo viator u "hombre caminante" o peregrinaje: La vida es un viaje que nos va cambiando y

purificando transformándonos en otras personas más sabias y maduras conforme atravesamos por diversas experiencias y desengaños.

♦ La muerte igualadora. En la Edad Media, sobre todo en las danzas de la muerte, se veía a ésta

como la gran niveladora de las diferencias sociales en vida insalvables, pues hacía tabla rasa "desde el Papa hasta el que no tiene capa".

♦ Magister dixit, "el maestro ha dicho" o argumento de autoridad. En la Edad Media las opiniones

escritas se respetan no por su verdad intrínseca, sino por el prestigio de quien lo ha afirmado; no se

discute lo que han dicho las grandes figuras, porque no existe sentido crítico. El sentido crítico aparecerá en el Renacimiento cuando la imprenta vulgarice la lectura y multiplique el número de los libros y, por tanto, el número de contradicciones y de opiniones divergentes.

♦ Todo compuesto según peso y medida. La mayor parte de las obras medievales poseen una

curiosa superstición por la composición según números, cuyo caso más visible es la Divina comedia, compuesta en tres partes por tercetos (estrofas de tres versos) y con tres personajes principales, entre otras curiosidades. Asimismo, todos los poemas de Berceo siguen una estructura tripartita, existe una superstición artística por el número áureo, etc.

♦ Vanitas vanitatum o "vanidad de vanidades, y todo es vanidad" (Eclesiastés). Nada merece la

pena o el esfuerzo por conseguirlo, porque no es posible alcanzar satisfacción, todo se reduce a polvo. Se intenta ser más de lo que se puede ser, y eso es hincharse de dolor y angustia, y tanto más cuanto más se desea, pues todo está vacío de contenido y no merece la pena que se toma por

16

conseguirlo. Cuando uno consigue su deseo desea más y nuestro insaciable orgullo nunca se satisface, así que nuestro orgullo es un tormento y está vacío de toda satisfacción.

♦ Fortuna imperatrix mundi (la fortuna es la emperadora del mundo) o rueda de la fortuna. La

fortuna todo lo trastoca: eleva al malvado y arroja a la miseria al virtuoso; este tópico nace del De cosolatione Philosohiae de Boecio.

♦ Captatio benevolentiae o captura de la bienquerencia: el autor empieza modestamente

(excusatio propter infirmitatem) fingiendo inseguridad o simulando torpeza y escaso saber para ganarse la benevolencia del lector. Es propia de los prólogos y comienzos de obras.

RENACIMIENTO

Carpe diem o "goza del día presente" (Horacio). Hay que disfrutar del tiempo en que se dispone

de belleza, entusiasmo y salud, es decir, la juventud, porque el paso del tiempo lo arruinará (ubi

sunt?)

♦ Beatus ille

la vida sencilla y retirada, por lo general en contacto con la naturaleza. A veces se confunde con el "menosprecio de corte y alabanza de aldea"

(Horacio) Ensalza

qui procul negotiis o "feliz aquel que alejado de los negocios

"

♦ Aurea mediocritas o "medianía de oro" (Horacio): ideal de vida en que no se prefiere lo mucho

ni lo poco, sino tener estrictamente lo necesario, porque así no hay preocupación por las pasiones de guardar lo que se tiene de más o del deseo de obtener lo que falta. Es el equilibrio clásico: la virtud está en el medio cuando los extremos son viciosos.

♦ Descriptio puellae: la descripción de la amada como si fuera un objeto o cosa preciosa

compuesto de materias hermosas o lujosas. Su cabello es oro, sus mejillas ruborizadas son rosas, cristal su frente, coral sus encías, perlas sus dientes, etc

♦ Donna angelicata, o mujer angelical en italiano: la amada del poeta representa, sobre todo

después de la muerte de la misma, un mediador entre Dios y el poeta que intenta depurar el amor de

éste de componentes sensuales y materiales pecaminosos y transformarlo en un amor a la filosofía, a la virtud y a Dios. Es un tópico de origen petrarquista.

♦ Antiguos y modernos. En la Edad Media, los griegos y romanos eran mucho mejores que los

modernos; en el Renacimiento, se puede llegar a su altura imitándolos, e incluso sobrepujarlos.

♦ Vir doctus et facetus, u "hombre docto y entretenido". Es uno de los ideales del cortesano

renacentista, que es sabio pero posee las virtudes palaciegas de la buena y entretenida conversación adornada de cuentecillos y gracias.

♦ Homo universalis, u "hombre universal". Ideal del artista del Renacimiento, cuando pretende abarcar todas las facetas del saber humanístico y la creación artística y técnica.

♦ Sapientia et fortitudo, "saber y fortaleza". Ideal del cortesano renacentista que no sólo maneja

bien las armas, sino que también posee una cultura, mostrándose hábil "tomando ora la espada ora la pluma", como dice Garcilaso. Se relaciona con el tópico debate sobre Las Armas y las letras, lugar común en que se debate si es mejor la vida activa o la vida contemplativa, la acción o la reflexión.

♦ Locus amoenus o "lugar delicioso"; un lugar natural provisto de tres elementos: agua, prado y

sombra de árboles, que invita a la conversación o al descanso. Es el escenario de los diálogos

ciceronianos y de las conversaciones de la literatura pastoril.

17

♦ La nave del estado. El estado es como un barco que debe ser bien pilotado por el monarca para

evitar los halagos de las sirenas, las tormentas de las guerras y los arrecifes de la corrupción. El tópico viene de Horacio.

♦ Utopía o "no lugar": gobierno ideal en que no existe la infelicidad porque todas las normas y comportamientos son justos. Es el título de una obra de Santo Tomás Moro donde se describe el estado ideal.

♦ Miscere utile dulci. Mezclar lo útil con lo dulce; aunque el tópico viene en el Arte poética de

Horacio, se encuentra también en la mezcla de la medicina amarga de la doctrina con la miel de la poesía de Lucrecio. Se dice en las obras didácticas para justificar que se entremezclen elementos agradables y distracciones con los conocimientos para así hacer más amena la enseñanza. Así ocurre con las fábulas. Es el delectare et prodesee (deleitar y enseñar). Este tópico alcanzó nuevo vigor en el siglo XVIII.

♦ Ut pictura poesis, "como la pintura es la poesía". Este tópico afirma que la poesía debe ser ante todo descriptiva. Bernardo de Balbuena y, en el XIX, los poetas parnasianos, hicieron un gran uso de él.

BARROCO

Con el Barroco se vuelve a los tópicos de la Edad Media, que se revisten de una forma más culta y de una filosofía más profunda. Se deja el optimismo y claridad racional del Renacimiento y se vuelve al pesimismo y al oscurantismo medieval.

♦ Desengaño. Es el tema general en una generación que se ha formado escuchando y leyendo a los ascetas y místicos de la España hipercatólica y encerrada en sí misma de Felipe II.

♦ La melancolía saturniana. Bajo el símbolo de Saturno se suele expresar la melancolía por el paso de tiempo y la vejez.

♦ Tempus fugit. La inestabilidad de los hombres y la fugacidad de las cosas porque el presente es una perpetua descomposición. "Solamente lo fugitivo permanece y dura". "Hoy pasa y es, con movimiento / que a la muerte me lleva despeñado". "Soy un fue, y un será, y un es cansado" (Quevedo). "Del tiempo huye lo que el tiempo alcanza" (Lope de Vega).

♦ El mundo al revés. Quevedo frecuentemente altera el orden lógico por el que debería

corresponder si hubiera justicia en el mundo, como en La hora de todos o la Fortuna con seso.

♦ Mundo como laberinto, gran plaza o mesón. El mundo es un sitio donde siempre las apariencias engañan y sólo la prudencia puede evitarnos el mal.

♦ Concordia de opuestos (Baltasar Gracián dice que nuestra vida se "concierta de desconciertos").

♦ El mundo como guerra. "La vida del hombre milicia es en la tierra", dice Mateo Alemán. Quevedo: "Esta guerra civil de los nacidos".

♦ Homo homini lupus: "El hombre lobo del hombre". El hombre no es bueno con sus semejantes,

sino que se aprovecha de ellos. El tópico lo formuló Thomas Hobbes en su Leviatán, pero proviene

de una frase de Plauto: lupus est homo homini, non homo.

♦ Memento mori: "Recuerda que has de morir", frase con que se solían saludar los monjes

franciscanos. También se suele decir "Et in Arcadia ego", esto es, "también yo (la muerte) estoy en

la Arcadia".

18

♦ Odi profanum vulgus et arceo: "Odio al vulgo profano y lo aparto de mí", Horacio. Desprecio

de los aplausos de la muchedumbre y búsqueda sólo de los de la gente instruida o de buen gusto. Es un tópico propio de los prólogos; se ha perdido en el Barroco el nobilitare renacentista de la lengua y literatura tradicional y se busca ahora exclusivamente lo selecto.

♦ Omnia mecum porto, "Conmigo llevo todas las cosas". Filosofía del estoico que no se ata a los bienes materiales del mundo.

♦ Mundo como teatro. El mundo es un teatro para Calderón ("teatro funesto es, donde importuna /

representa tragedias la Fortuna"), donde todo es apariencia; así lo reflejó en su auto sacramental El gran teatro del mundo. Sólo la reflexión y la abstención de acción, que nos distancian de lo que ocurre en escena, nos puede dar el sentido de la obra. El teatro del Globo isabelino tenía por lema "el mundo entero es un teatro".

LA ILUSTRACIÓN:

♦ Los antiguos son mejores que los modernos. Se pueden escribir obras maestras "con receta" imitando las virtudes de los dramaturgos grecorromanos.

♦ El buen salvaje. Se considera que el hombre es bueno en la naturaleza y por naturaleza, y, por tanto, es corrompido por la civilización cuando esta lo conquista o entra en contacto con él.

♦ Miscere utile dulci, mezclar lo útil con lo dulce.

EL ROMANTICISMO

El Romanticismo es enemigo de las fórmulas estereotipadas y repetidas porque estima que su originalidad es nula y revela una imaginación agotada; se olvidan, pues, los lugares comunes sustituyéndolos por símbolos personales o mitos relacionados con la rebeldía o la naturaleza o en todo caso se buscan aquellos tópicos relacionados con la erosión del tiempo, la decadencia y la crítica.

♦ Caracteres nacionales en el XIX se pone de moda la doctrina de los caracteres nacionales, según

la cual existe una personalidad colectiva natural con un carácter definido en cada pueblo o nación de Europa o Asia, volkgeist, que se refleja en su literatura y mitos y en la descripción de sus costumbres o costumbrismo.

♦ El héroe rebelde. Ya sea Guillermo Tell, Don Carlos, Don Juan, Prometeo, el libertino o el

pirata, los héroes románticos se crean sus propios valores morales, no se someten a ningún valor ético establecido y no pretenden ser modelos de conducta.

♦ Las ruinas representan la victoria de la naturaleza sobre la civilización, la victoria de la eternidad sobre lo efímero de los esfuerzos humanos.

♦ Símbolos personales como el albatros de Baudelaire representa al poeta condenado por su sensibilidad a la degradación y la autodestrucción a cambio de generar la belleza de la poesía; el cuervo de Poe representa el deseo de atormentarse a sí mismo.

EL REALISMO

19

♦ La mujer adúltera. Emma Bovary, Ana Karenina, Ana Ozores testimonian la frustración de la

mujer burguesa que ha alcanzado una formación intelectual semejante al hombre pero es prisionera de un sistema de valores antiguos que le encadenan a él.

♦ El individualismo burgués. La mayor parte de las novelas realistas del XIX son "epopeyas de la burguesía".

♦ El choque entre tradición y modernidad, entre naturaleza y convención social, entre valores morales y materiales. Pepita Jiménez de Valera.

EL NATURALISMO

♦ La diferencia de valores entre la ciudad y el campo. Tess d'Uberville o Jude el obscuro de Thomas Hardy. Cañas y barro de Blasco Ibáñez. En el siglo XIX grandes masas de campesinos arriban a las ciudades y se produce un gran choque cultural.

♦ La miseria y explotación de la clase trabajadora. Miau de Galdós pinta el caso del cesante. En Misericordia, la criada de una señora burguesa es abandonada por esta.

♦ El determinismo social y genético. Nuestros condicionantes sociales y familiares impiden que seamos libres. La desheredada de Galdós.

EL MODERNISMO

♦ Dandysmo. Identificación con la aristocracia por rechazo del materialismo burgués y búsqueda del lujo y los valores antiguos de la nobleza decadente.

♦ Bohemia. Identificación, también por rechazo al materialismo burgués, con los marginados y el ambiente del suburbio.

♦ Mal del siglo o mal metafísico, el spleen. Sentimientos de angustia provocada por motivos indefinidos, imprecisos; rechazo por el tiempo en que uno vive.

♦ El hastío de la fiesta. El poeta se siente triste y solitario en medio de la alegría general, pero superficial de las fiestas sociales.

Vita punctum est. "La vida se reduce a un momento".

20

ANEXO IV: LOS SUBGÉNEROS LITERARIOS

 

SUBGÉNEROS LÍRICOS

ODA

Canta de forma extensa a un tema elevado, lo celebra (la alegría, el amor, el placer…)

HIMNO

Composición poética de tono solemne que se centra en la alabanza a una persona o acontecimiento digno de elogio.

CANCIÓN

Forma lírica personal por antonomasia, adopta como principal asunto el amor, la expresión del sentimiento (aunque a veces trata también asuntos heroicos y religiosos). Métricamente se caracteriza por constar de un número indeterminado de estancias (véase cuadro de estructuras estróficas). Una proporción alta de endecasílabos confiere a la canción un carácter grave y solemne; una de heptasílabos expresa una intención estilística menos elevada, propia para evocar ambientes elegíacos y bucólicos.

ÉGLOGA

Sus protagonistas son pastores idealizados, bellos y cultos que dialogan entre sí o con la naturaleza acerca de sus amores. La acción se desarrolla en un lugar idílico (locus amoenus).

EPÍSTOLA

Poema que aborda, en forma de carta, temas doctrinales, que a veces tienen carácter confidencial y familiar.

ELEGÍA

Expresa con un tono triste el dolor por la muerte de un ser querido.

EPITALAMIO

Composición lírica con motivo de una boda.

SÁTIRA

Su finalidad es criticar o ridiculizar personas, situaciones o comportamientos.

EPIGRAMA

Composición breve que expresa un pensamiento agudo e ingenioso, y con frecuencia, satírico.

LETRILLA

Poema breve de tipo amoroso, festivo o satírico, organizado en estrofas y con un estribillo.

ROMANCE

Poema breve no estrófico, compuesto de versos octosílabos (ver cuadro de estructuras estróficas) y que trata diversos temas:

históricos, amorosos, etc.

CANTIGA

Poema de tema amoroso perteneciente a la tradición popular o culta galaicoportuguesa.

VILLANCICO

Composición poética, popular o culta, con variada temática (ver cuadro de estructuras estróficas).

MADRIGAL

Poema lírico breve que, en sus últimos versos, refuerza el tema central, generalmente amoroso.

21

SUBGÉNEROS NARRATIVOS EN VERSO: LA ÉPICA

Al género épico pertenecen los relatos protagonizados por héroes que representan los ideales de un pueblo y que intervienen en acontecimientos importantes para el destino de ese pueblo, como su origen.

DEFINICIÓN

SUBGÉNEROS

EPOPEYA

Tienen un carácter fantástico y maravilloso, ya que suelen intervenir semidioses y divinidades.

CANTARES

DE GESTA

Abandonan los elementos maravillosos. Se centran en un héroe que, aunque capaz de grandes hazañas, es de carne y hueso y su existencia es considerada histórica, real.

ROMANCES

HISTÓRICOS

Poemas con un número indefinido de versos octosílabos, con rima asonante en los pares, quedando sueltos los impares. Los romances nacen de fragmentos de cantares de gesta (muchos de ellos perdidos). En España, gracias a ellos, podemos conocer la tradición épica castellana que se centraba en personajes como el Cid, Fernán González, los Siete Infantes de Lara, Bernardo del Carpio, etc.

SUBGÉNEROS NARRATIVOS EN PROSA: LA NOVELA, EL CUENTO Y LA LEYENDA

LA NOVELA: SUBGÉNEROS

Novela

 

realista

Intenta reflejar lo más fielmente posible la realidad de un lugar y un tiempo determinados (Ej: La Regenta de Clarín).

Novela

Trata los problemas de una colectividad. Su función es la de denuncia y crítica social. Suele ser realista, aunque podemos encontrarnos novelas de ciencia ficción con una fuerte carga de crítica social (Un mundo feliz, de Huxley; Fahrenheit 451 de Ray Bradbury). Dentro de la novela social podemos encontrarnos con la novela costumbrista, que refleja el ambiente y la forma de vida de un grupo social determinado.

social

Novela

 

histórica

Se ambienta en un momento y un lugar del pasado. Ej: Los pilares de la tierra, de Ken Follet.

Novela de

Se define por una acumulación de peripecias, viajes, guerras, descubrimientos, etc. que constituyen el hilo conductor de la narración. A veces puede coincidir con la novela histórica, si está ambientada en un tiempo pasado (Ej: La isla del tesoro, de Robert L. Stevenson).

aventuras

Novela

Narra la historia de un crimen misterioso, para cuya resolución un detective sigue un procedimiento racional, basado en la observación e indagación. Se considera a Poe como su iniciador, con el cuento Los crímenes de la calle Morgue, protagonizado por el detective Dupin.

policíaca

Novela

Surge en Norteamérica a comienzos de los años veinte. Sus autores tratan de reflejar, desde una conciencia crítica, el mundo del gangsterismo y del crimen organizado, producto de la violencia y la corrupción de la sociedad capitalista de esa época (lo que la emparenta con la novela social). También hay, como en la novela policíaca, un crimen y un detective (de principios inquebrantables, pero apartado de la sociedad por esos mismos principios, lo que le suele llevar al cinismo), pero se diferencia de ésta en que el interés radica menos en la resolución del crimen y más en los conflictos sociales, la relación de los personajes y su carácter. Ejemplo de este subgénero sería El sueño eterno, de Raymond Chandler.

negra

Novela gótica

La historia se desarrolla en un viejo castillo gótico, en el que suceden acontecimientos extraños e inquietantes. Elementos esenciales de estas novelas son la situación angustiosa del protagonista (suele ser una joven en grave riesgo), el amor y una atmósfera de misterio, potenciada por la intervención de seres fantásticos o espeluznantes (fantasmas y espíritus las más de las veces).

Novela de

En ella intervienen seres fantásticos (vampiros, brujas, hombres lobo, animales y seres monstruosos o seres de ultratumba) que provocan la ansiedad y angustia de los personajes (para este fin también sirve el típico asesino en serie, más mundano). A veces pueden presentar un enigma a resolver, relacionado con esos seres fantásticos (Ej: Drácula de Bram Stoker).

terror

Novela rosa

El tema principal es el amor. Suele recrear ambientes de lujo y exotismo. Son ejemplos las novelas de Corín Tellado o Danielle Steel.

Novela

La novela fantástica está ambientada en espacios imaginarios, poblados de seres irreales que viven aventuras sobrenaturales (Ej: las novelas de Harry Potter, de J.K. Rowling)

fantástica

Novela

 

de ciencia

Cuenta historias ambientadas normalmente el futuro, recreando un tiempo repleto de ordenadores sofisticados, naves espaciales, galaxias desconocidas… (Ej: Crónicas marcianas, de Ray Bradbury).

fIcción

23

EL CUENTO Y LA LEYENDA

DEFINICIÓN

Relato breve, de carácter imaginario, que suele presentar una trama sencilla y lineal.

CLASES

Son generalmente anónimos y han sido transmitidos oralmente. Tienen un carácter popular y a menudo, intentan transmitir una enseñanza. La trama y los personajes suelen ser estereotipos: el héroe (o la heroína,), el adversario, el ayudante del héroe… La acción suele desarrollarse en lugares y tiempos remotos y exóticos. Su lenguaje suele ser arcaico, con fórmulas como “Érase una vez”, “… y fueron felices y comieron perdices”… Ejemplo de cuento tradicional sería Las mil y una noches, recopilación de cuentos orientales de los que surgen personajes como Simbad, Aladino, Alí Babá y los cuarenta ladrones…

CUENTO

TRADICIONAL

CUENTO

LITERARIO

Son relatos literarios, con un estilo más cuidado y personajes más complejos, escritos por autores conocidos. No pretenden enseñar y su temática es más variada (fantásticos, de terror, humorísticos, sociales…). Surge en el Romanticismo (s. XIX), con autores como Edgar Allan Poe; ya en el siglo XX, destacan Julio Cortázar, Borges, Ignacio Aldecoa, Juan José Millás, etc.

EL CUENTO

LA

LEYENDA

Es un relato, muchas veces anónimo, que explica de forma fantástica hechos históricos o el origen de algo (ejemplos de leyendas serían los mitos clásicos, como el de Orfeo y Eurídice).

24

La tragedia

El drama

Subgéneros mayores

La comedia

SUBGÉNEROS TEATRALES

Suele presentar en el escenario unos conflictos terribles, de carácter elevado (religiosos, éticos,

morales suscitados por grandes pasiones (la ambición, el amor irrefrenable, etc.)

),

¿Qué es?

¿Quiénes son sus protagonistas?

Los protagonistas suelen ser personajes singulares por su carácter o relieve social (reyes, nobles, guerreros…) que sucumben, a pesar de su lucha, por efecto de aquellas pasiones que no pueden dominar y que los conducen irremediablemente al desastre y a la muerte. No pueden escapar a su destino.

¿Cuál es su finalidad?

Las tragedias pretenden criticar, con la desgracia de los protagonistas, una conducta equivocada. El público, al asistir a la representación, sufre una catarsis, una purificación de esas pasiones que llevan a los personajes a su muerte.

¿Qué es?

El drama trata sobre un asunto grave o serio, generalmente relacionado con las inquietudes de la época a la que pertenece. Así, en el siglo XVII, fue muy característico el tema del honor y la honra, mientras que en la actualidad suele aparecer el tema de la familia, el trabajo, las relaciones sociales…

¿Quiénes son sus protagonistas?

Suelen ser personajes cotidianos, normales, que se enfrentan a situaciones conflictivas de las que no suelen salir bien parados, a pesar de sus esfuerzos.

¿Cuál es su finalidad?

Generalmente, provocar la reflexión del espectador sobre el tema que trata.

¿Qué es?

Presenta acciones divertidas, sin trascendencia, de final feliz y relacionados con la vida cotidiana (a menudo frivolizando o ridiculizando situaciones serias).

¿Quiénes son sus protagonistas?

Los personajes son seres cotidianos, de cualquier condición social, a menudo prototipos (el avaro, el mentiroso, el presumido, el tonto…)

¿Cuál es su finalidad?

Divertir (aunque no debemos olvidar que a través de la risa también se puede suscitar la reflexión y la crítica), por medio de recursos como:

- La caricaturización de los personajes (indumentaria, comportamiento…)

- Las situaciones absurdas. Trastocan lo que es propio de una época, de un determinado tipo de personaje, con una finalidad clara de criticar y provocar la reflexión en el espectador.

- Los equívocos y los juegos de enredo: situaciones divertidas surgidas a partir de alguna equivocación y que se resuelven al final (por ejemplo, la aparición de un personaje femenino disfrazado de hombre o al revés).

- El lenguaje: utilización de chistes, juegos de palabras o expresiones chocantes (He matado poco; es que disparo sin mirar).

25

 

Auto

Texto dramático de tema religioso y personajes alegóricos que tiene como fin la exaltación de la Eucaristía (sacramento en que, por las palabras pronunciadas por el sacerdote en la consagración, el pan y el vino de ésta se transforman en el cuerpo y la sangre de Jesucristo).

Subgéneros menores

 

sacramental

Entremés

Pequeña obra dramática que se representaba en los entreactos de una obra mayor. Tiene carácter cómico, personajes populares y pretenden divertir al espectador.

Sainete

Obra cómica de ambiente y personajes populares, en uno o más actos, que se representa en una función independiente (al contrario que el entremés).

Farsa

Obra escénica que hace grotesca la realidad exagerando la acción o los caracteres de los personajes para lograr un fin cómico).

 

Vodevil

Comedia ligera y evasiva con una intriga complicada, generalmente amorosa, que basa el desarrollo de la acción en equívocos, ingenio y sentido del humor.

Subgénerosm

 

Ópera

Obra teatral compuesta para el canto y acompañamiento orquestal. En ella confluyen música, danza, escenografía, artes plásticas y literatura.

usicales

Zarzuela

Obra dramática ligera, de carácter popular, en la que alternan declamación, música y canto.

Opereta

Especie de ópera, de asunto frívolo y carácter alegre, con alguna parte declamada.

 

Revista

Espectáculo teatral de carácter frívolo en el que alternan, sin conexión alguna, elementos dialogados y musicales.

26

ANEXO V VALOR DE LAS FORMAS VERBALES

Modo indicativo: formas imperfectivas

 

PRESENTE

El presente sitúa los hechos en el momento en que se encuentra el hablante (yo canto, tú lees, él escribe…)

Tipo

Significado

Ejemplos

 

Uso recto

Actual

Se da este uso cuando el momento en que hablamos coexiste total o parcialmente con la acción que el verbo significa.

¿Llego tarde? El director lee…

(expresa tiempo presente

Habitual

Expresa una acción reiterada, que se repite en el tiempo

Entro a las ocho

y

aspecto imperfectivo)

Intemporal

Expresa enunciados universales (propios del lenguaje científico)

El sol es una estrella Dos y dos son cuatro

 

(gnómico)

 

Hacia

Histórico

Acerca el momento del hablante hacia el tiempo pasado

Ayer voy a su casa y no me recibe. En 1492, Colón llega a América.

 

Usos

el pasado

       

desplazados

Hacia

Futuro

Acerca una acción futura, a menudo planteada como inevitable

El año próximo estoy allí. Mañana llueve.

el futuro

Imperativo

Expresa un mandato

Hoy te quedas sin postre

PRETÉRITO IMPERFECTO

El pretérito imperfecto (cantaba) expresa hechos o acciones que ocurren en un tiempo anterior al del hablante, si bien estos hechos o acciones son vistos en su transcurrir y no en su terminación, frente al pretérito perfecto simple (en este colegio estudiaba un amigo mío; en este colegio estudió un amigo mío); no nos interesa ni el principio ni el fin de la acción. El pretérito imperfecto se emplea en narraciones y descripciones como un pasado de gran amplitud, dentro del cual se sitúan otras acciones pasadas.

Tipos

Significado

 

Ejemplos

 
 

Durativo

Señala acciones reiterativas

Se afeitaba todas las mañanas

 

Uso recto

Paralelo)

Expresa una acción pasada simultánea a otra pasada

Cuando llegamos, él salía

 

(expresa tiempo pasado

De sorpresa

Expresa matizaciones psicológicas

¡Quién iba a pensar eso!

 

y

aspecto imperfectivo)

Fático (de contacto)

Marca la enunciación en su inicio o mantenimiento

¿Qué decías?

 
 

Hacia

     

el presente

De cortesía

Evita el presente, percibido como más impactante o descortés

Podías cerrar, por favor…

 
 

De apertura

Abre un relato con carácter intemporal

Érase una vez…

 

Hacia

   

Aquella mañana, Inés se sentía eufórica. Se arregló y tomó el desayuno y se dirigió a la oficina. Al cabo de una hora, entraba a su despacho sonriente. Entraba en sus dominios.

 

Usos

De cierre

desplazados

el pasado

Se introduce tras una serie de pretéritos perfectos

 

Condicional

Sustituye al condicional en registros coloquiales.

Si

quisieras,

nos

íbamos

Hacia el

mañana.

 

futuro

De inminencia

Se refiere a un hecho que está a punto de suceder

Iba a hacerlo ahora mismo

 

De conato

Expresa un deseo, una intención

De buena gana me iba al partido

FUTURO IMPERFECTO

El futuro imperfecto (cantaré) es un tiempo absoluto que indica acción venidera, posterior al momento del discurso

 

Tipo de futuro

Significado

 

Ejemplos

 

Uso recto (expresa tiempo futuro y aspecto imperfectivo)

Acción futura

Expresa los desplazamientos de la acción hacia el futuro

Mañana nos veremos

 

De mandato

Expresa matiz imperativo

No matarás

 

De obligación

Aporta el valor modal de la obligatoriedad

La basura se bajará antes de las 8

   

De cortesía

Evita el presente y suaviza el mensaje verbal

¿Será

tan

amable

de

guardar

Usos

Hacia

silencioe?

 

desplazados

el presente

De probabilidad

Establece una valoración subjetiva

Tendrá unos diez años

 

De sorpresa

Establece una matización subjetiva

¿Quién llamará ahora?

 

CONDICIONAL

SIIMPLE

El condicional simple (cantaría) expresa una acción posterior a otra pasada (dijo que asistiría a la reunión). Por su carácter de tiempo futuro, la acción que expresa es siempre eventual o hipotética, como en todos los futuros. Por esta causa, su empleo más frecuente y característico ocurre en la apódosis (Si yo tuviera una escoba, cuántas cosas barrería). Condicional de conjetura se refiere al pasado en lugar del presente (serían las diez cuando entró en el bar) Condicional de rumor: propio del lenguaje periodístico (La nota daba a entender que el presidente estaría dispuesto a negociar) Condicional de atenuación: que se emplea en alternancia con el presente (convendría/conviene salir pronto) Condicional de modestia o cortesía: paralelo al imperfecto de ese mismo nombre, además de con el presente, en algunas ocasiones (desearía/deseaba/deseo) hablar con el doctor

de ese mismo nombre, además de con el presente, en algunas ocasiones (desearía/deseaba/deseo) hablar con el

CONDICIONAL

PERFECTO

El Condicional perfecto (habría cantado) coincide con el condicional simple en expresar una acción futura en relación con un pasado que le sirve de punto de partida, pero se diferencian en que el condicional compuesto nunca da el hecho como terminado o perfecto

(todos suponían que cuando llegase el invierno la guerra habría terminado). Los contextos en los que se usa el condicional perfecto son paralelos a los que caracterizan al condicional imperfecto:

En la apódosis (pero nunca en la prótasis: (Si fuera listo, no habría llegado a esta situación) Condicional de conjetura, de rumor, de atenuación, de modestia.

29

Modo indicativo: formas perfectivas

TIEMPO

 

SIGNIFICADO

 

Uso recto

Señala una acción pasada, acabada en un tiempo determinado para el hablante, por lo que aleja la acción(Murió en 1616; ayer fui al parque)

 

De inminencia

Enunciamos con él acciones que no se han producido todavía, pero que sentimos como de realización próxima y segura (por ejemplo, estamos en una estación de autobuses esperando a un familiar y decimos Ya llegó mientras el autobús está entrando en la estación pero todavía no ha estacionado ni el familiar se ha bajado de él)

(hacia el

Pretérito perfecto simple

Usos

futuro)

desplazados

De negación

La significación perfectiva y absoluta del pretérito perfecto simple, en vivo contraste con el presente, adquiere sentido de negación implícita. Decir que una cosa fue equivale a “no es”: creí que el accidente no tenía importancia quiere decir “ya no lo creo”.

(hacia el

presente)

 

Expresa acción pasada, acabada en un tiempo no terminado para el hablante (acerca la acción). Por esto nos servimos de este tiempo para:

Pretérito perfecto compuesto

1) Expresar el pasado inmediato (Ha muerto esta mañana; Hoy hemos salido pronto). 2) Expresar acciones alejadas del presente, cuyas consecuencias duran todavía (si decimos que La industria ha prosperado mucho significa que ahora están patentes los efectos de aquella prosperidad, que puede continuar). 3) A veces la relación con el presente es afectiva; así, ante una misma situación objetiva, decimos Mi padre ha muerto hace tres años, si aquel hecho repercute en nuestro sentimiento actual; en cambio, Mi padre murió hace tres años tienen una menor carga emotiva.

Pretérito

El Pretérito pluscuamperfecto (había cantado) significa una acción pasada y perfecta, anterior a otra también pasada. En los dos hechos pasados la sucesión puede ser mediata o inmediata (no olvidó lo que había hecho).

pluscuamperfecto

 

Es un tiempo perfectivo relativo, pues denota acción venidera anterior a otra también venidera (cuando usted vuelva habremos terminado el trabajo). Se emplea también:

1)

para expresar probabilidad (cosas que todos habréis experimentado, leyendo, alguna vez).

Futuro perfecto

2) Adquiere ignificado concesivo cuando aparece en contraposición adversativa (habrá cometido alguna imprudencia, pero en el fondo es honrado). 3) Por último, también se puede utilizar para expresar sorpresa (¡Si habré tenido paciencia!).

30

Modo subjuntivo

El concepto o noción de tiempo en el modo subjuntivo es menos precisa que en el indicativo. Su valor temporal es tan borroso que en la mayoría de los casos pueden referirse indistintamente a acontecimientos pensados como pasados, como presentes o como futuros. Todos los tiempos de este modo son relativos porque con ellos expresamos realidades que sólo existen en la mente, no en el universo externo. No están sometidas al fluir del tiempo real.

TIEMPOS

Valores

Simples

Presente (ame)

Valor de deseo o subjetividad: Ojalá me salga bien el examen; quisiera que me quisieras.

Valor de probabilidad: Quizá llueva mañana (suele ir acompañado por un adverbio de duda o por una locución que aporte un valor semejante).

Valor de negación: No veo que haya trabajado tanto

Valor imperativo: Con función apelativa y matiz de cortesía (Tenga la bondad de seguirme; Rellene el cuestionario).

Valor de futuro: Las construcciones futuras introducidas por “cuando” van en presente de subjuntivo (Cuando amanezca me levantaré)

Pretérito imperfecto (amara/amase)

Futuro imperfecto (amare) Forma arcaica, en desuso, que todavía podemos encontrar en refranes y en el lenguaje jurídico

Pretérito perfecto (haya amado)

Pretérito pluscuamperfecto (hubiera o hubiese amado)

Compuestos

Futuro perfecto (hubiere amado) Forma arcaica, en desuso, que todavía podemos encontrar en refranes y en el lenguaje jurídico

El imperativo

El imperativo responde a la función activa y apelativa del lenguaje. En español no tiene más formas propias que las segundas personas (canta; cantad). Para las demás personas usamos las del presente de subjuntivo (cantemos todos juntos Las segundas personas de imperativo se sustituyen por las del subjuntivo en las oraciones negativas (dime/no me digas).

Tanto en España como en América se ha extendido bastante el vulgarismo de emplear el infinitivo por el imperativo (sentaros o sentarse). Sólo es correcto el infinitivo con valor de imperativo cuando aquél va precedido de la preposición a (Luisa, a estudiar) o cuando se usa para dar órdenes a un público general (Girar a la izquierda; no tocar, peligro de muerte).

31