Вы находитесь на странице: 1из 30

SUELOS TROPICALES APLICADOS A OBRAS VIALES

I. RESUMEN

Los suelos en las zonas tropicales son suelos que están altamente
influenciados por factores tales como el clima, la temperatura, la vegetación,
entre otros, lo que genera una amplia variedad de perfiles con propiedades
ingenieriles particulares, que difieren de las características de los suelos de
regiones templadas. En este informe se presenta un análisis geotécnico
descriptivo de un suelo tropical laterítico y de un suelo saprolítico.

El análisis se centra en la caracterización del estrato superior del perfil,


determinando sus propiedades físicas, mecánicas, mineralógicas y
estructurales a partir de ensayos más adecuados y específicos para este tipo
de suelos (clasificación miniatura compactada tropical), que permitan definir
la influencia que la laterización tiene en el comportamiento geotécnico del
mismo.

Página 1
SUELOS TROPICALES APLICADOS A OBRAS VIALES
II. INTRODUCCIÓN

Recientes revisiones sobre el comportamiento de suelos tropicales


han concluido que, a diferencia de otros materiales geotécnicos, no es
posible todavía hacer generalizaciones que sean válidas universalmente, hay
razones importantes para esto: no existe todavía suficiente conocimiento
fundamental del suelo tropical, en especial con respecto a sus propiedades
físicas y químicas y mineralógicas, y a su comportamiento mecánico y por
otro lado, los métodos de análisis de estabilidad aceptados por la comunidad
geotécnica no conducen aun a resultados satisfactorios para estos
materiales.

Es importante notar que la extensión de los principios científicos de la


Mecánica de Suelos clásica a los suelos tropicales recién se está
formalizando y que la inclusión de estos nuevos principios en la práctica de
la geotecnia yace todavía en el futuro. Los mecanismos que controlan el
comportamiento de estos suelos transportados. Su mineralogía parece ser
más dinámica que la de otros materiales geotécnicos. Los procesos
científicos de humedecimiento y desecación tienden a generar rápidos e
importantes cambios en el contenido de agua absorbida en los minerales
componentes, los cuales afectan el tamaño de los granos así como grado de
cementación.

Aunque las técnicas de muestreo y de prueba hacen posible


determinar las propiedades micro-estructurales de una pequeña muestra, no
existe una manera completamente satisfactoria de cuantificar las
propiedades macro-estructurales de una masa grande de material.
Corresponde al diseñador, sin embargo, medir o evaluar las propiedades de
“macro-escala” de su material de tierra tanto como sea posible. Para poder
hacer esto con los suelos tropicales, es de particular importancia una
investigación apropiada del lugar, y ella debe ser generalmente más extensa
y más costosa que para materiales e suelos más homogéneos.

Los suelos tropicales son, en esencia, producto de una meteorización


climática (humedad y temperatura). La composición química y las
características morfológicas de estos productos, están influenciados por el
grado de meteorización al cual ha sido sometido el material madre. Russel
(1889) de la U.S. Geological Survey, fue probablemente el primero en
enfatizar que en climas cálidos, húmedos y tropicales, el agua percollada a
través de la roca tiene un fuerte poder disolvente, siendo la meteorización

Página 2
SUELOS TROPICALES APLICADOS A OBRAS VIALES
más rápida en las regiones cálidas que en las frías y mayor en climas
húmedos que en áridos. Holland (1903) indico, que durante la meteorización
de los silicatos aluminosos en los trópicos, la sílice y el álcalis son retirados
en solución, mientras la albúmina y el óxido férrico se deshidratan. Por otra
parte para poder ubicar y ver como se distribuyen en el mundo, nos referimos
al aspecto global, el cual hace referencia a aquella región de la tierra
comprendida en los paralelos 23°27´ Norte y Sur. En esta forma de
distribución propuesta por Euverte (1967) podemos observar que la
Amazonía peruana se encuentra ubicada en la región de los suelos
tropicales.

Página 3
SUELOS TROPICALES APLICADOS A OBRAS VIALES
III. ASPECTOS GEOLÓGICOS

Después de haber hecho una recopilación de las características


geológicas de las rocas predominantes en la selva peruana, que han dado
paso a la formación de los diversos suelos tropicales encontrados, se
observa que el mayor número de formaciones reconocidas se encuentran en
el mesozoico y en cenozoico-terciario, de origen relativamente reciente. Al
respecto, se refiere que en la Amazonía de otros países como la brasileña,
se encuentran formaciones que datan desde el Pre-cámbrico, en el límite de
las eras Paleozoica y Arcaica.

Estas formaciones se encuentran en la parte central de la Amazonía


brasileña y las Guayanas y están constituidas por granitos, gneises y
esquistos micáceos, mientras que en los límites con los Andes, hay
formaciones más jóvenes, de las eras Paleozoica y Mesozoica y constituidas
por rocas sedimentarias.

En resumen, se puede concluir que en la selva alta y en los límites con


la selva baja se encuentran tanto rocas ígneas como rocas sedimentarias,
mientras que en la selva baja predominan las rocas sedimentarias del
terciario y cuaternario y están constituidas principalmente por areniscas,
lutitas y arcillas. En cambio, las rocas ígneas encontradas en la selva alta
son: granito, andesita, y tipos volcánicos, mientras que las de tipo
sedimentario son las areniscas, pizarras, shales, calizas y dolomitas.

La composición química y mineralógica de las rocas es una de las


principales características de la formación del suelo tropical, pues sus
propiedades están relacionadas con su contenido de metales o metaloides.
Los materiales que han formado los suelos tropicales tienen orígenes muy
diversos. Al agrupar los elementos que se encuentran en las rocas, de
acuerdo a si han sufrido o no transporte se establece que en la selva alta
predominan tanto materiales residuales como los transportados, mientras
que en la selva baja se encuentra el predominio de los materiales residuales.
Entre las rocas originales que han generado estos materiales residuales, se
tiene el calcáreo, las arcillas y lutitas, las areniscas y algunas rocas ígneas
del tipo de los granitos, andesitas y tufos volcánicos.

Página 4
SUELOS TROPICALES APLICADOS A OBRAS VIALES
IV. FORMACION DE LOS SUELOS DE LA SELVA

El proceso de transformación de la materia de origen o “roca madre”


en el suelo, es lo que se conoce como “formación de suelo”. Esta
transformación no alcanza un estado de equilibrio permanente, pues
continuamente interfieren agentes o “factores de formación” que van
transformando o cambiando las características físicas y químicas del suelo.
La roca madre que se va transformando en suelo puede ser de origen ígneo,
sedimentario o metamórfico. Dos procesos importantes intervienen en la
transformación de una roca en suelo: la desintegración mecánica y la
descomposición química.

La desintegración mecánica, se debe a fuerzas externas y a


expansiones térmicas de los minerales que componen las rocas. La
descomposición química de la roca se debe a los agentes erosivos
superficiales que están en reacción con los minerales primarios de la roca
incluyendo agua, oxigeno, dióxido de carbono y ácidos orgánicos derivadas
de la vegetación. Los diversos procesos pueden actuar simultáneamente,
algunos más rápidamente que otros y algunos más efectivamente en la
alteración de un mineral a otro.

Los suelos que provienen de la desintegración y desposicion química


de la roca madre que se encuentra en el sitio y que no han sido transportados
por agente alguno se llaman “suelos residuales”; siendo estos los que
predominan en la Selva Amazónica Peruana. Si la velocidad de
descomposición de la roca supera a la de arrastre de los productos de
descomposición, se produce una acumulación de suelo residual. Entre los
factores que influyen en la velocidad de alteración en la naturaleza de los
productos de meteorización se encuentra el clima, el tiempo, la naturaleza de
la roca original, la vegetación, el drenaje y la actividad bacteriana.

Con respecto al clima se establece que los principales agentes en la


formación del suelo son la lluvia y la temperatura. La primera determina la
humedad del suelo, la aireación y el grado de lavaje del perfil, mientras que
la segunda tiene acción directa sobre la formación del suelo e influye en la
velocidad de las reacciones químicas, que se duplican por cada 10°C de
incremento de temperatura. Otros agentes el clima, además de la
precipitación y de la temperatura, son la humedad relativa, la radiación solar,
el número de horas de sol, la nubosidad, la evaporación y la
evapotranspiración, principalmente. Dentro de un mismo agente existen

Página 5
SUELOS TROPICALES APLICADOS A OBRAS VIALES
muchas causas que hacen que su forma de acción varié notablemente. El
nivel pluviométrico regional a su vez depende de la temperatura, densidad,
humedad absoluta y otras características de la masa de aire, y una vez que
se produce la lluvia, su efectividad en meteorizar el material estará en función
de su duración, intensidad, cantidad total de caída, así como la cobertura del
tipo de material y relieve (plano, quebrado, o de vertientes abruptas). Es decir
que el clima puede actuar en la descomposición del material original del suelo
o de este mismo, a través de numerosos agentes, los cuales a su vez
actuaran en condiciones muy variables, lo que determinaran una amplia
gama de tipos de suelos que se forman en estas condiciones.

El conocimiento del Clima, es decir de la cantidad y distribución


estacional de las precipitaciones pluviales, permite una comprensión
fundamental en el proceso de transformación de la roca (meteorización
tropical). Este proceso de meteorización es complejo debido a que toma
millones de años y además porque durante este proceso los principales
agentes que afectan el desarrollo del suelo, digamos la fisiografía, geología
geomorfología y el clima también sufren cambios. Esta complejidad se
demuestra por el hecho de que a pesar que los suelos están formados a unos
pocos metros unos de otros, las propiedades que estos poseen pueden ser
muy diferentes y, sin embargo, cada uno de estos pueden ser similares a
otros ubicados a miles de kilómetros de distancia. Las similitudes y
diferencias entre todos los suelos son medidas comúnmente en términos de
sus propiedades químicas, mineralógicas y físicas.

V. METEORIZACIÓN EN LOS SUELOS DE SELVA

La composición y textura de las rocas madres son importantes en las


etapas iniciales de la meteorización, pero se vuelven menos importantes con
el tiempo. Las características climáticas tales como la cantidad de
precipitación pluviométrica y particularmente, la distribución estacional de
esta, determinan la intensidad del proceso de meteorización. La topografía
afecta el movimiento vertical del agua y, por consiguiente, a la velocidad de
remoción de los materiales solubles.

En taludes escarpados, el escurrimiento puede ser tan activo en la


erosión del material meteorizado como lo es la filtración en su formación. El
tipo y cantidad de vegetación pueden ser importantes en la formación de
ácidos orgánicos y en la asimilación de sílice. Finalmente el tiempo es un

Página 6
SUELOS TROPICALES APLICADOS A OBRAS VIALES
factor decisivo, ya que, por ejemplo en climas húmedos y calientes, típicos
de los trópicos, el tiempo que se requiere para alternar un material rocos es
considerablemente menor que en los climas templados. La alteración de la
roca a través de los procesos de meteorización se lleva a cabo en forma
progresiva por medio de una serie de acontecimientos y etapas, los cuales
dan como resultado u perfil residual meteorizado tropicalmente.

Se define como perfil de meteorización de un suelo tropical a la


secuencia de materiales con diferentes propiedades físicas formadas en el
sitio donde se encuentra y el cual yace sobre la roca meteorizada. Los
perfiles de meteorización cambian de un lugar a otro, debido a variaciones
locales en el tipo y estructura de la roca madre, la topografía, la velocidad de
erosión y las condiciones de agua subterráneas además de las variaciones
climáticas regionales, particularmente la pluviosidad. La clasificación en
términos de zonas de intemperización y grados de intemperización es
esencial para el diseño de ingeniería, y ha habido varios intentos para
proporcionar un sistema satisfactorio de descripción y clasificación para
propósitos de ingeniería. Deere & Patton (1971) así corno De Mello (1972),
dieron un valioso resumen comparativo de los sistemas de clasificación
disponibles en ese momento. La Sociedad Geológica de Londres (1970,
1977) hizo propuestas para el “registro” de “núcleos” que han sido más o
menos seguidos de cerca por la Asociación de Geólogos de Ingeniería
(1978). Dearman (1974) describió el sistema de clasificación de
intemperización utilizado en la práctica británica, y esto fue luego totalmente
documentado por la Sociedad Geológica de Londres (1977). Un perfil
de intemperización de la selva amazónica peruana ha sido obtenido sobre la
base de una adecuada correlación de muchas perforaciones practicadas en
el sitio, y es factible de utilizarlo para prediseños de obras de ingeniería.

VI. SUELOS SAPROLÍTICOS Y LATERÍTICOS

En los últimos años se ha observado un aumento en el número de


investigaciones con respecto a la clasificación de los suelos tropicales, todos
ellos contribuyen a desarrollar criterios adecuados para establecer su
posible comportamiento, tomando en consideración que los suelos
tropicales han mostrado diferentes conductas cuando han sido comparados
con suelos de otros orígenes, y además no están convenientemente
representados en el sistema de clasificación clásico conocido en la
ingeniería geotécnica. Así se han hecho muchos intensos (usando factores

Página 7
SUELOS TROPICALES APLICADOS A OBRAS VIALES
objetivos o subjetivos), que han sid elaborados para identificar las
características intrínsecas de los suelos tropicales y para prever sus
propiedades geotécnicas. Uno de los proyectos desarrollados en Brasil fue
denominado MCT (Miniatura Compacto Tropical) que permite la
determinación de conductas lateríticas y no lateríticas (saprolíticas), que
toman en cuenta sus propiedades con relación a sus características
genéticas.

De todas las clasificaciones propuestas hasta la fecha, se puede


considerar como más representativa la de considerar estos dos tipos de
suelos: saprolíticos y lateríticos. Los suelos saprolíticos son aquellos
originados por la intemperización de la roca en el lugar, conservando sus
condiciones de macro estructura, mineralogía y granulometría. Debido a que
aparecen como el residuo de la roca origen y presentan un apropiado perfil
de intemperización, también se les llama suelos residuales jóvenes.
Normalmente constituyen estratos subyacentes al horizonte superficial de
estos depósitos y suprayacentes a la roca matriz, caracterizándose por la
presencia de estructuras heredadas de la roca madre, grandes espesores
del estrato, mineralogía compleja con diferentes grados de intemperismo y
estratigrafía en algunos casos compleja con heterogeneidad, y en otros muy
homogéneas con estructuras simples.

Llamamos lateríticos a los suelos tropicales que sufren durante su


formación un proceso pedológico intenso denominado laterización, cuyas
características son: lixiviación de los catones alcalinos y alcalinos terrosos
(Na, Kl, Ca y Mg), empobrecimiento de sílica, existencia de minerales
arcillosos en grados avanzados de transformación y aumento del porcentaje
de óxidos de fierro y aluminio hidratado. Los suelos lateríticos pueden ser
residuales maduros o transportados y constituyen un horizonte superficial de
origen esencialmente pedogenético recubriendo normalmente áreas bien
drenadas, formando estratos con límites graduales poco perceptivos. Los
suelos lateríticos presentan como características genéticas principales una
constitución mineralógica o microestructura de apariencia homogénea e
isotrópica, elevada resistencia a la erosión, alta contracción, buena
adhesividad a los materiales bituminosos, pero presentan mucha porosidad,
son altamente permeables, poco expansivos y de baja plasticidad.

En nuestro país, después de analizar estadísticamente miles de


resultados de ensayos efectuados, principalmente durante la construcción
de carreteras y aeródromos, así como también cimentación de edificios,
Página 8
SUELOS TROPICALES APLICADOS A OBRAS VIALES
puertos y problemas de derrumbes en las riberas de los principales ríos tanto
en la selva alta como en la llanura amazónica, se han establecido algunas
correlaciones típicas de comportamiento para luego lograr un primer intento
de zonificación y clasificación de nuestros suelos tropicales, utilizando
además la información geomorfológica, de clima, pedológica, y tomando en
cuenta la roca madre subyacente a cada región, desde el punto de vista
práctico se ha logrado establecer ciertas correlaciones empíricas entre las
características de plasticidad de los suelos tropicales y su probable
clasificación que pueden utilizarse para diseños preliminares con los suelos
de la amazonia peruana.

VII. METODOLOGÍA Y RESULTADOS

Para la realización de los diferentes ensayos que permitan obtener


una caracterización geotécnica más adecuada del suelo, se deberá tomar
muestras alteradas en bolsa para la caracterización física, química y
mineralógica; y muestras inalteradas en tubo shelby y cajón, para la
caracterización estructural y mecánica.

Sobre las muestras que se recolectan en campo, se realizan ensayos


de caracterización física como:

 Contenido de Humedad
 Límites de Consistencia
 Gravedad Especifica de los Sólidos
 Granulometría por Malla y por Hidrómetro, con y sin defloculante
 Ensayo de Miniatura Compactada Tropical (MCT) rápida.

De igual forma se efectúan ensayos de clasificación canica como:

 Resistencia al Corte Directo (consolidado – drenado).


 Consolidación Saturada y Sin Saturar.
 Ensayo de Succión con papel filtro en Trayectoria Mixta y
desagregación.

Adicionalmente se efectúan ensayos de:

 Identificación Mineralógica (difracción de rayos x)

Página 9
SUELOS TROPICALES APLICADOS A OBRAS VIALES
 Reconocimiento Microestructural (microscopia electrónica de
barrido)

VIII. MCT (MINIATURA, COMPACTADO, TROPICAL)

La clasificación MCT surgió con el objetivo de hacer una identificación


rápida de los suelos. El ensayo consiste en medir la contracción radial (ct)
de pastillas moldeadas en anillos de 20 mm. De diámetro por 5 mm de
espesor, su penetración después de la absorción de agua. Este método
permite clasificar el suelo dentro de uno de los siguientes grupos:

 LATERÍTICOS
 NO LATERÍTICOS O SAPROLÍTICOS

Y a su vez estos se dividen sub-grupos:

LG´ Arcillas Lateríticas y Arcillas Lateríticas Arenosas


LA´ Arenas Arcillosas Lateríticas
LA Arenas con poca Arcilla Laterítica
NG´ Arcillas, Arcillas Limosas y Arcillas Arenosas No Lateríticas
Limos Caoliníticos y Micáceos, Limos Arenosos y Limos
NS´
Arcillosos No Lateríticos
NA´ Arenas Limosas y Arenas Arcillosas No Lateríticos
Arenas Limosas con Limos Cuarzosos y Limos Arcillosos No
NA
Lateríticos

IX. MÉTODO DE LAS PASTILLAS, CLASIFICACION MCT RAPIDA,


EXPEDITA

Procedimiento:

Página 10
SUELOS TROPICALES APLICADOS A OBRAS VIALES
 Se colocan en anillos de PVC, pequeñas bolas de suelo (pastillas)
que se desea analizar.

 Se procede a la penetración de las pastillas con el penetrómetro.

Página 11
SUELOS TROPICALES APLICADOS A OBRAS VIALES
Gráfico de Clasificación MCT:

Página 12
SUELOS TROPICALES APLICADOS A OBRAS VIALES

Página 13
SUELOS TROPICALES APLICADOS A OBRAS VIALES
X. ALCANCES FUNDAMENTALES Y PRÁCTICOS DE COMPORTAMIENTO

De los trabajos efectuados en el campo y en el laboratorio como parte


de esta investigación y de la recopilación de un gran número de datos de
obras de ingeniería efectuadas en la región amazónica peruana, así como
investigaciones realizadas en otros países, se infiere que en general, los
problemas geotécnicos en estos suelos residuales ocurren en la zona que
no está saturada, donde la resistencia al cortante del suelo está íntimamente
ligada a la presión de succión del agua. Por tanto, a diferencia de otros
materiales geotécnicos, la evaluación de parámetros de resistencia al corte
requiere el uso combinado de condiciones de saturación y de confinamiento
similares a las existentes en el momento que ocurre la falla, o de lo contrario
se obtienen valores de resistencia muy lejanos a los que existieron en la
naturaleza ( Carrillo y de Campos,1994).

En general, se observa una acentuada no-linealidad en la envolvente


de resistencia en relación a la succión de los materiales tropicales. En
algunos casos se ha encontrado que esta no-linealidad está influenciada por
la succión en la resistencia al cortante. Por consiguiente se establece que la
medición de la resistencia al corte en suelos no saturados con equipo
convencional de laboratorio presenta problemas experimentales
considerables debido a que los equipos no permiten el control directo del
grado de saturación en la naturaleza del suelo. Se han desarrollado equipos
e investigaciones que miden presiones de succión en las muestras (Carrillo,
Fonseca y De Campos, 1994) así como también se han utilizado métodos
que controlan el grado de saturación por medios químicos.

Sin embargo, la complejidad de estos métodos, en muchos casos, los


hace de difícil aplicación en la práctica ingenieril. De otro lado, desde el
punto de vista práctico se ha logrado establecer correlaciones empíricas
entre las características de plasticidad de estos suelos tropicales y su
probable clasificación para diseños preliminares de obras de ingeniería en
la Amazonía peruana.

Página 14
SUELOS TROPICALES APLICADOS A OBRAS VIALES
CORRELACIÓN EMPÍRICA ENTRE LOS LÍMITES DE
CONSISTENCIA Y EL PROBABLE COMPORTAMIENTO DEL SUELO
TROPICAL PERUANO

Analizando estadísticamente miles de resultados de ensayos


efectuados, principalmente durante la construcción de carreteras y
aeródromos, así como también cimentación de edificios, puertos y
problemas de derrumbes en las riberas de los principales ríos tanto en la
selva alta como en la selva baja o llanura amazónica, se han establecido
algunas características típicas de comportamiento que se muestran en la
Tabla I, para más adelante lograr un primer intento de zonificación de los
suelos tropicales del territorio peruano, utilizando la información
geomorfológica, de clima, pedológica, etc., recopilada y tomando en cuenta
la roca madre subyacente a cada región ( CarrilloGil,1994).

Página 15
SUELOS TROPICALES APLICADOS A OBRAS VIALES
XI. ESTABILIZACIÓN DE LOS SUELOS TROPICALES PERUANOS

De numerosos estudios realizados para estabilizar los suelos


tropicales con cal, se establece que las mezclas de suelos saprolíticos con
este estabilizante presentan sistemáticamente mejores resistencias que con
el suelo laterítico para iguales porcentajes de cal y tiempo de cura (Giménez,
1990). En los suelos tropicales mezclados con cal la resistencia aumenta
con el tiempo de curado, aumentando más en el suelo saprolítico que en el
laterítico. La influencia del porcentaje de cal en la resistencia es semejante
tanto en los suelos saprolíticos como Lateríticos. La resistencia de los suelos
prácticamente no disminuye como consecuencia del tiempo transcurrido
entre la mezcla y su compactación en las primeras cuatro horas, sin
embargo, el suelo saprolítico sufre cierta disminución de resistencia entre
cuatro y veinticuatro horas.

Características Típicas de Comportamiento

* Clasificación MCT
** Clasificación SUCS

Página 16
SUELOS TROPICALES APLICADOS A OBRAS VIALES
De la investigación llevada a cabo con fines de estabilización con cal
para algunos suelos saprolíticos de la Amazonía peruana que
permanentemente presentan contenidos de humedad natural mucho
mayores que el óptimo de compactación, se han encontrado algunos
resultados de laboratorio para especímenes que presentan portancia tan
baja como CBR de 1% a 5% en promedio, y que al mezclarse con cal se
obtiene un aumento substancial en el valor del CBR para diferentes tiempos
de curado, probablemente debido al desarrollo de la reacción puzolánica en
el suelo, estableciéndose que con 5% a 6% de cal hidratada en peso es
posible obtener un mínimo de 15% de CBR como resistencia inicial para las
arcillas saprolíticas de la selva baja, y si se continua el curado, se encontró
que después de un buen tiempo el CBR aumentó considerablemente
llegando hasta valores mayores del 29% en 140 horas (Carrillo-Gil, et al,
1993). En la mayoría de los casos, la adición de 5%, a 6% de cal hidratada
fue suficiente para lograr resistencias adecuadas para el diseño de
pavimentos de carreteras, calles y aeródromos para aviones medianamente
pesados que normalmente hacen servicio en las áreas selváticas del Perú.

XII. MINERALOGÍA Y MICROESTRUCTURA

El ensayo de difracción de rayos x (DRX), es un ensayo que permite,


a partir de un difractograma, identificar los minerales que componen una
muestra de suelo.

XIII. CORTE DIRECTO (CD)

Se ejecutan ensayos de corte directo de tipo consolidado drenado

XIV. CONSOLIDACIÓN

El ensayo de consolidación se efectúa con el fin determinar el índice


de colapso (I) del suelo. Cuando el suelo es cargado y el contenido de
humedad crítico es excedido, los puentes de grano fino alcanzan un estado
donde no pueden resistir por mucho tiempo las fuerzas de deformación,
colapsando la estructura. Para el cálculo de este índice se realiza el ensayo
de consolidación duplo edómetro, en el cual se consolidan bajo las mismas
cargas dos especímenes, uno con la humedad natural y el otro en estado
saturado.
XV. SUCCIÓN MATRICIAL CON PAPEL FILTRO, TRAYECTORIA MIXTA
Página 17
SUELOS TROPICALES APLICADOS A OBRAS VIALES

El ensayo de succión se realiza por el método de papel filtro por


trayectoria mixta con el objeto de determinar la succión matricial de la
muestra. Este ensayo consiste en utilizar cuerpos de prueba con diámetro
de 50 mm y altura de 20 mm, aproximadamente, en el cual se distribuyen
las humedades desde la mínima hasta la máxima partiendo de la humedad
natural, lo cual se logra dejando secar o humedeciendo con agua destilada
los cuerpos. Luego se coloca el papel filtro y se deja equilibrar la humedad
por un mínimo de 15 días. Después de este tiempo es determinada la hume-
dad del papel asociada a un valor de succión matricial, que es el mismo del
cuerpo de prueba. Como el valor de succión es determinado a través de
una curva de calibración, este método es conocido como indirecto.

XVI. DESAGREGACIÓN

La prueba de desagregación es un ensayo cualitativo que consiste


en someter cubos de suelo de 6 cm de lado a inmersión parcial y total en
agua destilada, pretendiendo examinar la estabilidad de una muestra
indeformada de suelo ante la inmersión en agua, lo cual puede ser
directamente asociado a fases del proceso erosivo o a mecanismos
importantes en el estudio de la erosión.

XVII. DISEÑO EN LOS SUELOS DE SELVA

En el Perú, los suelos tropicales en un gran porcentaje son de tipo


saprolíticos, esto es, suelos arcillosos intercalados con limo y arena
principalmente. Algunos resultados de ensayos de resistencia al cortante
efectuados en los suelos de nuestro país agrupan del lado conservador a los
ensayos de laboratorio convencionales efectuados en estado saturado, esto
es ensayos triaxiales consolidado no-drenados o no-consolidados no-
drenados; y del lado más real a los ensayos de campo que arrojan siempre
valores mucho más confiables que los ensayos de laboratorio,
comprobándose que entre estos dos grupos podemos ubicar una línea
promedio, evaluada por medio de métodos estadísticos, que podría
representar valores más cercanos a la realidad y tomar efectos de la
influencia de la succión correspondiente.
Para el diseño en los suelos tropicales de selva los análisis clásicos
de mecánica de suelos y de rocas necesitan combinarse con un
Página 18
SUELOS TROPICALES APLICADOS A OBRAS VIALES
conocimiento de la geología de ingeniería en cada situación y con un sólido
discernimiento y experiencia de la ingeniería geotécnica. Es desafortunado
que el enfoque analítico sea muchas veces sobre enfatizado en la ingeniería
geotécnica sin tener suficiente de los otros dos ingredientes que están
presentes como base para el diseño. De otro lado, existen situaciones en
que la complejidad de la geología local confunde el análisis y, por lo tanto,
la práctica local se fía totalmente de los precedentes, del juicio profesional y
experiencias de diseño del lugar o de otros lugares que tengan condiciones
geológicas similares.

En esta Conferencia tendremos que hacer énfasis inevitable sobre los


problemas de estabilidad de taludes en los suelos de selva, ya que éstos
quizá sean los problemas más y mejor estudiados en nuestro medio, pero
también nos referiremos de manera breve a algunos aspectos del diseño de
pavimentos en algunas obras construidas en la selva peruana.

Aparte de la confianza total en la experiencia y los precedentes para


el diseño de taludes, pavimentos y cimentaciones que se observa en la
comunidad técnica mundial, parecería existir tres enfoques básicos que se
le presentan al ingeniero que debe tomar decisiones de diseño con relación
a los suelos tropicales. Cada uno de estos enfoques tiene una base lógica
y puede decirse que abarca tanto el análisis como el diseño (Brand, 1982).

(a) Métodos clásicos de análisis de estabilidad más conocidos como


análisis de equilibrio limite, de los cuales se obtienen factores de seguridad
numéricos.

(b) Métodos de diseño semi-empíricos (o de precedente modificado)


que dependen de un conocimiento profundo de la performance de taludes o
cimentaciones existentes relacionados con las condiciones relevantes
prevalecientes.

(c) Enfoque de evaluación del terreno, que depende mucho del


levantamiento de planos basados en fotografía aérea, para clasificar las
formas de la tierra desde el punto de vista de su estabilidad y que pueden
llevarnos a una zonificación del suelo en términos de riesgo y peligro
potencial.

Estos tres enfoques bastante diferentes para el “análisis y el diseño”


han sido todos aplicados con éxito igualmente mixtos a los suelos de selva.
Página 19
SUELOS TROPICALES APLICADOS A OBRAS VIALES
El enfoque clásico tiene la ventaja de que cuantifica el grado de seguridad,
mientras que esta cuantificación muchas veces no es posible hacerla con
los otros dos métodos. El método semi-empírico y el enfoque de evaluación
del terreno están estrechamente relacionados porque ambos se basan en la
asunción explícita de que las características de estabilidad de un suelo
tropical pueden ser evaluadas en base a las observaciones de la
performance de otras consideraciones de similares características.

En muchos casos se ha mencionado que los factores teóricos de


seguridad para taludes estables en suelos residuales son frecuentemente
menores que la unidad. Algunos piensan que este error proviene de la
omisión de la contribución de la succión en la resistencia al esfuerzo cortante
del suelo. En el Perú y otros países de clima tropical, como queda dicho
tenemos, una vasta área cubierta por suelos residuales de diferentes
formaciones geológicas que pueden encontrase en estado no saturado,
estando estos materiales geotécnicos sujetos a sufrir variaciones de
humedad con el transcurso del tiempo. Es por lo tanto de suma importancia
tomar en consideración la influencia que ejerce la succión sobre los
parámetros de resistencia del suelo, en especial cuando se trata de análisis
de estabilidad de taludes. Fredlund et al, (1978) presentaron una expresión
de resistencia para los suelos no-saturados, considerando el concepto de
variables del estado tensional. La expresión propuesta es la siguiente:

τ = c´ + (σn – ua) tag φ´ + (ua – uw) tag φb


donde:
τ = Esfuerzo cortante c´ = Cohesión
(σn – ua) = Esfuerzo normal aplicado
(ua – uw) = Succión
φ´ = Angulo de fricción interna con relación a (σn – ua)
φb = Angulo de fricción interna con relación a (ua –
uw)

Esta expresión, cuando es ploteada en el espacio tridimensional


forma una superficie de ruptura plana, esto por que asume tag φb como
constante. Si las resultados del ensayo son ploteados en un gráfico
bidimensional, manteniendo la succión como tercera variables
Se observa que la cohesión sufre variación con el cambio de succión,
siendo que el ángulo φ´ permanece constante, pudiendo decirse que (ua

Página 20
SUELOS TROPICALES APLICADOS A OBRAS VIALES
– uw) tag φb es una contribución a la cohesión como resultado de un
aumento de la succión, por lo que ángulo
φb puede ser determinado analíticamente como lo indica Fredlund et
at (1978), o gráficamente, ploteando los resultados en el espacio
bidimensional (τ,σn – ua).

Posteriormente, Escario y Saez (198ó) observaron que en algunos


casos existe un valor máximo de resistencia entre el estado total de
saturación y el estado seco, de tal forma que la tag φb no es constante pues
varía desde un valor aproximado de φ´, con succión nula (material saturado)
hasta cero para un valor máximo de succión, resultando en una envolvente
de resistencia no lineal. Esta no linealidad fue también observada por Gan
et al (1988) al ensayar un till glaciar en el equipo de corte directo con succión
controlada.

En la Pontificia Universidad Católica de Rió de Janeiro, Brasil, Carrillo


Delgado y Tacio de Campos (1994), han desarrollado equipo de laboratorio
y estudios para evaluar los mecanismos de falla asociados a los
deslizamientos de suelos coluvionares sobrepuestos a saprolitas de biotita-
gneiss, utilizando comparaciones entre ensayos de corte directo
convencionales y con succión controlada en un equipo especialmente
preparado para esto caso, tomando en cuenta los efectos del grado de
saturación variable de los materiales geotécnicos ensayados.

Lamentablemente en nuestro país, aún no contamos con el


equipamiento necesario para medir efectos de succión en los suelos de
selva que se encuentran parcialmente saturados. Esto conduciría a
proyectos de ingeriría más económicos que las actuales soluciones
conservadoras. Sin embargo es posible considerar a los efectos de la
succión de forma indirecta e nuestros diseños, a través de la comparación
de resultados de resistencia al cortante obtenidos de ensayos en cuerpos
de prueba previamente inundados o saturados y en condiciones de
humedad natural.

En algunos casos se presentan problemas de estabilidad de taludes


en los suelos de selva condicionados a la precipitación pluvial, por lo que los
deslizamientos ocurren durante la temporada de lluvias, admitiéndose que
el suelo se encuentra completamente saturado, observándose, como en el
caso de la ciudad de El Salvador en Brasil, (Campos, et al, 1994), que en la
mayoría de los casos, los planos de falla son superficiales, localizándose
Página 21
SUELOS TROPICALES APLICADOS A OBRAS VIALES
encima del nivel freático. El procedimiento sugerido consiste en verificar la
estabilidad del talud en sus condiciones extremas: una condición de
humedad natural y otra en condición saturada, para luego considerar una
situación intermedia de succión, con la que se obtienen los valores extremos
del Factor de Seguridad correspondientes a las dos situaciones
mencionadas, debiendo utilizarse un valor intermedio como Factor de
Seguridad correspondiente a un determinado nivel de succión. Por lo tanto,
para los casos en que el mecanismo de ruptura este asociado a perdida de
resistencia por humedecimiento descendente y no por la generación o
elevación de presiones neutras positivas, los procedimientos
convencionales utilizando ensayos de corte en estado saturado llevan a
resultados conservadores, lo que implica siempre soluciones costosas. En
estos casos es posible tomar en consideración la succión, para viabilizar
obras de estabilización de taludes naturales en suelos de selva, cambiando
el concepto del proyecto, de modo de garantizar un determinado nivel
mínimo de succión, mediante obras de drenaje o protección superficial
adecuadas.

En otros casos, las propiedades de resistencia al esfuerzo cortante


en los suelos residuales están íntimamente relacionadas a la presión de
poros por medio del principio de presiones efectivas. Para determinar en el
laboratorio las propiedades de resistencia al cortante apropiadas para el
diseño y el análisis de taludes que fallan por efecto de las lluvias, es
necesario modelar el mecanismo de falla tan exactamente como sea posible.
Por muchas razones, la prueba triaxial es comúnmente utilizada para
estudiar estas propiedades de los suelos, para esto se realiza ya sea una
prueba “drenada” o se lleva a cabo una “prueba no drenada”, durante la cual
se mide la presión de poros. Sin embargo, la trayectoria de la tensión
seguida en el campo durante una falla inducida por lluvia es muy diferente a
esto, ya que σ1 y σ3 son sensiblemente constantes y la presión de poros se
incrementa (esto es, la succión disminuye) conforme llueve según Brand,
(1982). El mecanismo correcto de falla sólo puede ser modelado en el
laboratorio por medio de una prueba de carga constante en la cual se
incrementa la presión de poros desde un factor negativo inicial hasta que
ocurre la falla. También es posible seguir la trayectoria de tensión correcta
simplemente disminuyendo la presión de la “celda o cedula”, pero esto no
simula el mecanismo de falla correcto que ocurre en el campo.
El caso más común que ocurre en nuestro medio se presenta en las
orillas de los grandes ríos de la selva peruana, especialmente en las riberas
del Río Amazonas, la falla de taludes en suelos tropicales subyacentes se
Página 22
SUELOS TROPICALES APLICADOS A OBRAS VIALES
debe a la acción del movimiento de ascenso y descenso del agua durante
la etapa de avenidas y estiaje. Estos ríos discurren formando meandros
sobre un suelo blando de potencia variable. Los meandros se desplazan
agua abajo originando erosión y sedimentación. La continuación de la
deformación del meandro aguas arriba modifica el cauce y origina efectos
sobre las riberas durante las etapas de vaciante produciendo graves
deslizamientos, que consideramos como un fenómeno de vaciamiento
rápido que afecta al talud, pues en muy poco tiempo el río baja, un promedio
de 12 m (Carrillo-Dominguez, 1996).

El vaciamiento rápido es interpretado en la geotecnia corno un


proceso que aumenta la deformación no-drenada de la zona saturada en los
taludes afectados. En otras palabras, la respuesta de la estabilidad de
los taludes al movimiento rápido del agua en el descenso, es similar a
la respuesta ocurrida en una excavación en la que se produce un
aligeramiento forzado, debido al material que previamente ofrecía un apoyo
lateral y que rápidamente es removido, En este caso el desequilibrio
producido por el vaciado rápido del rió hace quedar agua contenida dentro
de la estructura porosa del suelo pues su nivel no baja a la misma velocidad
que el nivel de agua del río, lo que origina mayor peso del cuerpo del talud
y aumento de la presión intersticial dentro del suelo, efecto que hace
disminuir la resistencia al esfuerzo cortante del suelo que conforma el talud
y que aunado a los efectos del río ya indicados, hace que se originen los
deslizamientos cuando no ha sido posible evacuar o disipar rápidamente el
agua que quedó entrampada dentro del suelo que conforma el talud (Carrillo,
1997). Contrariamente a los efectos del descenso del agua, la subida del
nivel de agua en el río origina confinamiento del pie del talud por las
presiones de la masa de agua y la coincidencia de los niveles futuros con el
nivel del río equilibran las cargas hidrostáticas y por lo tanto se anula el
desequilibrio que causa inestabilidad en los taludes estudiados. Es por esto
que a esta etapa la consideramos como no-crítica con respecto a la
anterior de bajada del agua en el río que coincidentemente es en la que
se han producido el mayor número de deslizamientos importantes. En el Río
Amazonas, frente a la ciudad de Iquitos, el descenso del nivel de agua ocurre
entre los meses de Junio y Septiembre de cada año, considerándose que el
último gran deslizamiento se produjo por etapas, la primera en Julio de 1991,
la segunda en Junio de 1992, la tercera en Agosto de 1993, para finalmente
colapsar totalmente en 1994.

Página 23
SUELOS TROPICALES APLICADOS A OBRAS VIALES
Todos estos problemas los hemos venido estudiando desde antes del
año 1948, sobre todo en las riberas del Río Amazonas frente a la ciudad de
Iquitos. En los últimos años, para estudiar estos problemas, se instaló una
adecuada instrumentación geotécnica en las áreas críticas donde ocurren
los graves deslizamientos ya mencionados. Con el fin de establecer los
movimientos laterales y/o generación de presiones de agua indeseables en
el suelo tropical involucrado en estos taludes naturales, se colocaron
numerosas estaciones inclinométricas y piezométricas con aparatos de
tecnología reciente que han permitido definir automáticamente perfiles de
desplazamiento y presiones de poro que afectan a estos suelos de selva
durante los periodos críticos de descenso de nivel del río. De las medidas
tomadas entre 1996 a 1997 y entre 1998 y 1999, se puede apreciar que
ahora los movimientos en promedio no son muy significativos y que
comparados con el movimiento del Río se puede establecer que en la etapa
crítica de descenso del nivel de agua se produce un movimiento hacia
adelante en dirección del Río, mientras que en el ascenso o subida del
nivel de agua ocurre lo contrario como si se produjera un movimiento
basculante del talud. Esto nos indica que cualquier obra de defensa o
sostenimiento debe diseñarse lo más flexible posible y no muy rígida pues
esto último determinará mayores costos para que la obra sea estable.

Con respecto a las medidas piezométricas los resultados del


monitoreo geotécnico en zonas donde se han instalado sistemas de
subdrenaie en taludes de suelos saprolíticos, indican que en general la
disipación de las presiones intersticiales en la mayor parte de casos se ha
efectuado en correspondencia con el descenso y ascenso del nivel de agua,
determinándose así un buen comportamiento del sistema de drenaje que
fuera instalado en las zonas críticas. Los piezómetros que fueron instalados
en la zona del deslizamiento mas reciente (1994) en riberas del Río
Amazonas, donde no se practicó ningún sistema de drenaje profundo ni
tratamiento para sostenimiento, desde el inicio sus lecturas mostraron
irregularidades con respecto a la disipación delas presiones de poro
acumuladas después del descenso del río. Los resultados indican que en los
estratos arenosos durante la etapa crítica, las presiones intersticiales
medidas en esta zona arrojan un máximo de hasta 111 kPa, medido en el
periodo 1998-1999 y un mínimo de 12 kPa medido en el periodo 1996-1997,
considerándose un promedio de todas las lecturas en 59 kPa. Para las
arcillas, durante la etapa crítica se midieron máximos hasta de 106 kPa en
el periodo 1998-1999, y de 50 kPa como mínimo para el periodo 1996-1997,
ocurriendo un promedio de medidas de 77 kPa para las presiones neutras
Página 24
SUELOS TROPICALES APLICADOS A OBRAS VIALES
generadas por el descenso del agua en el Río Amazonas, Los análisis de
estabilidad de taludes efectuados en condiciones de presión de poro alta
arrojan factores de seguridad menores que la unidad, sin embargo, cuando
se instala un sistema de subdrenaje adecuado, los cálculos en el mismo
talud pero con presiones neutras disipadas y por lo tanto más bajas, los
factores de seguridad son superiores y en este caso aseguran la estabilidad
del conjunto, lo que indica que la mejor solución no necesariamente son las
estructuras de retención de cualquier tipo, sino la inclusión de un buen
sistema de drenaje.

Para el cálculo de estabilidad de estos taludes pueden tomarse


las condiciones especiales ya mencionadas del mecanismo de falla
probable, esto es, un efecto de vaciamiento rápido similar al de una presa
de berra. Para ello será necesario estimar la resistencia al esfuerzo cortante
reproduciendo en el laboratorio el fenómeno ocurrido en el campo por medio
de ensayos triaxiales tipo consolidado no-drenado (rápido consolidado) o
bien siguiendo las recomendaciones de Lowe y Karafiath (1960), que indican
compactar el espécimen con su peso unitario y humedad de campo.
Después se satura y es colocado en el aparato triaxial y se aplica un σ3
igual a la presión de campo con el nivel del Río al máximo y al mismo tiempo
se aplica un σ1 = 2 σ3 que representa la condición del suelo arcilloso en su
vida anterior al momento del descenso del nivel del río. De manera que en
la primera etapa de la prueba triaxial el espécimen se consolida en
condiciones un tanto diferentes a las hidrostáticas usuales (σ1 = σ3)
utilizando un estado de esfuerzos en que σ1 = 2 σ3. A continuación, en la
segunda etapa el espécimen se lleva a la falla sin permitir drenaje adicional,
obteniéndose resultados aceptables para el proyecto correspondiente.

Otra forma de obtener los valores probables de resistencia al cortante


puede hacerse por medio de retroanálisis (back analysis) siempre que las
condiciones prevalecientes antes del deslizamiento sean reproducidas
adecuadamente y permitan obtener valores aproximados de los parámetros
geotécnicos para evaluar la estabilidad de los taludes.

El análisis de taludes naturales y el diseño de taludes en cortes, en


base a los métodos clásicos, requiere del establecimiento de valores
aceptables del factor de seguridad. Frecuentemente es necesario, en
terrenos de suelo residual, trabajar a valores del Factor de Seguridad muy
bajos, debido a lo empinado del terreno o el costo excesivo para adoptar
valores más altos. El diseño “standard” de seguridad de taludes (esto es, la
Página 25
SUELOS TROPICALES APLICADOS A OBRAS VIALES
probabilidad de falla) debe por lo tanto estar lógicamente gobernada por las
consecuencias de falla en términos de pérdida de vida, daño a la propiedad,
y la interrupción de comunicaciones y servicios.

La práctica adoptada en Hong Kong (Oficina de Control Geotécnico,


1979) es que el factor de seguridad del diseño está relacionado con la
categoría de riesgo (Tabla I). La categoría de riesgo para un talud en
particular se tasa en términos de la posibilidad de pérdidas de vida en caso
de falla del talud. Típico de taludes de alto riesgo son los taludes cortados
inmediatamente adyacentes a escuelas y bloques de departamentos
ocupados. Un ejemplo de un talud de bajo riesgo es uno que sólo amenaza
un camino secundario. En el caso de los taludes de las riberas del Río
Amazonas podemos tomar un riesgo intermedio, con categoría de
significativa.

Tabla I
Factores de seguridad aceptables para taludes en Hong Kong
(Geotechnical Control Office, 1979)
Categoría Mínimo
de Riesgo Factor de
Segurida
Bajo d 1.2

Significativo 1.3

Alto 1.4

Otra de las preocupaciones del ingeniero geotécnico de


carreteras y pistas de aeropuertos apoyadas sobre suelos tropicales, es el
diseño adecuado de sus pavimentos. Existen muchos casos históricos en
los que se han aplicado condiciones de diseño inadecuadas o tomadas de
especificaciones foráneas exigidas para casos donde el soporte del suelo de
subrasante es débil, sin embargo estas especificaciones son aplicables a
otras regiones del mundo donde los suelos no son del tipo encontrado en la
selva peruana. A menudo estas recomendaciones indican la estabilización
del suelo con cemento, lo que ha originado, debido en algunos casos a un
mal diseño del suelo- cemento o a un procedimiento de construcción
inadecuado; que la retracción de fragua, la dosificación no uniforme del
cemento con el suelo o el espesor insuficiente de la base estabilizada, haya

Página 26
SUELOS TROPICALES APLICADOS A OBRAS VIALES
originado la formación de grietas que se ha reflejado en la capa de rodadura,
que en muchos casos era de tipo flexible, agrietándose apreciablemente y
en muchos casos alterando el normal funcionamiento de pistas de aterrizaje.
Es conveniente tomar en cuenta que cuando un suelo es deformable,
siempre será mas conveniente colocar bases y productos también flexibles
de manera de lograr un comportamiento eficiente. Por el contrario, si la
estructura del pavimento es rígida o semi rígida, apoyada sobre un suelo
flexible, pueden esperarse deformaciones que más tarde redundarán en
agrietamientos y fracturamientos no sólo de la estructura inferior sino
también de la capa de rodadura correspondiente. En estos casos es mucho
mas recomendable utilizar como elemento estabilizante la cal, que en
nuestra selva existe de manera abundante, con bancos que pueden ser
explotados económicamente para lograr un producto de calidad.

El principal objetivo de la estabilización de los suelos saprolíticos con


cal es el de incrementar su resistencia y disminuir su sensibilidad a los
cambios volumétricos debidos a variaciones en el contenido de humedad del
suelo.

El conocimiento de los mecanismos responsables de las


modificaciones que se llevan a cabo durante la estabilización de una arcilla
con cal es muy importante. Es indispensable por otro lado, la previa
determinación de los tipos de minerales arcillosos que se encuentran
presentes en el suelo que se pretende estabilizar, ya que esto permite
adoptar el tratamiento a efectuar y prever el mejoramiento que se puede
esperar con la estabilización, así como su presencia con el tiempo.

De numerosos estudios realizados para estabilizar los suelos


tropicales con cal, se establece que las mezclas de suelos saprolíticos con
cal presentan sistemáticamente mejores resistencias que con el suelo
laterítico con cal para iguales porcentajes y tiempos de cura
(Gimenez,1990). En los suelos tropicales mezclados con cal la resistencia
aumenta con el tiempo de curado, aumentando más en el suelo saprolítico
que en el laterítico. La influencia del porcentaje de cal en la resistencia es
semejante tanto en los suelos saprolíticos como Lateríticos. La resistencia
de los suelos prácticamente no disminuye como consecuencia del tiempo
transcurrido entre la mezcla y su compactación en las primeras 4 horas, sin
embargo, el suelo saprolítico sufre cierta disminución de resistencia entre 4
y 24 horas.

Página 27
SUELOS TROPICALES APLICADOS A OBRAS VIALES
De la investigación que hemos efectuado con respecto a
estabilización con cal para algunos suelos saprolíticos de la Amazonía
peruana que permanentemente presentan contenidos de humedad natural
hasta de 30% a 40% mucho mayores que el óptimo de compactación, hemos
obtenido algunos resultados de laboratorio para suelos que presentan
portancia tan baja como CBR de 1% a 5% en promedio. Para estos suelos
se han empleado diferentes criterios para la selección del contenido óptimo
de cal ya que son muy diversos los factores que influyen, destacándose
entre otros el contenido de materia orgánica, porcentaje de minerales
arcillosos presentes en el suelo, tipo de cal, porcentaje de finos, etc. Para
establecer el CBR de diseño de la arcilla de apoyo estabilizada con cal, se
efectuaron numerosos ensayos, obteniéndose un aumento en el valor del
CBR para diferentes tiempos de curado, de acuerdo al desarrollo de la
reacción puzolánica en el suelo, estableciéndose que con 5% a 6% de cal
hidratada en peso es posible obtener un mínimo de 15 % de CBR para
arcillas saprolíticas, en comparación al 1% ó 6% que tiene en condiciones
naturales, tomándose este promedio y bajo la consideración de que los
suelos saprolíticos normalmente presentan variaciones muy importantes de
comportamiento mecánico, sin embargo después de un buen tiempo de
curado el CBR aumento considerablemente llegando hasta más del 29% en
140 horas (Carrillo, te al, 1993).

XVIII. CONCLUSIONES

- Los resultados mostrados en este trabajo proporcionan una visión global


de las características geotécnicas de los suelos del trópico húmedo
peruano,
- Este estudio permitirá en el futuro el desarrollo de nuevos patrones de
comportamiento considerando su evaluación experimental y tratamiento

Página 28
SUELOS TROPICALES APLICADOS A OBRAS VIALES
adecuado para llegar a una determinación real de las propiedades
ingenieriles de los Suelos Tropicales.
- Este estudio creará la necesidad de elaborar criterios geotécnicos
selectivos más adecuados para estos materiales, que en la selva baja
principalmente, son los únicos disponibles para la construcción de obras
de ingeniería civil.

XIX. RECOMENDACIONES

Como bien sabemos que la Amazonía Peruana es una región muy singular
en vista de sus ocurrencias geológicas y de clima que crean suelos tropicales
húmedos muy difíciles de predecir y manejar en la construcción de obras de
tierra como la Pavimentación de carreteras, por lo tanto recomendamos:

Página 29
SUELOS TROPICALES APLICADOS A OBRAS VIALES

- Se realicen todos los estudios y análisis mencionados en este informe


para la pavimentación dentro de la Provincia de Leoncio Prado y en
general de toda la Selva del Perú, esto llevara a permitir que más
adelante la utilización racional de estos suelos especiales, nos ayude a
mejorar la calidad de trabajos de obras civiles, dejando de lado
especificaciones y recomendaciones foráneas que resultan
incompatibles con la realidad y que muchas veces han sido utilizadas y
aplicadas en proyectos desarrollados en la región amazónica, lo que ha
originado fallas y daños importantes en ellas, con la consiguiente pérdida
material y económica,

Página 30