Вы находитесь на странице: 1из 2

ANÁLISIS DEL ENCARGO SOCIAL EN CADA RAMA DE LA PSICOLOGÍA; LA

PSICOLOGÍA SOCIAL

NÉSTOR A. BRAUNSTEIN

A modo de una breve introducción podría designarse empíricamente con el nombre


de psicología social a ese conjunto de tareas que emplean los psicólogos en relación
con grupos o instituciones colectivas de mayor o menor magnitud.

Está definición se sumerge en un estado paradigmático sobre la imagen de la


psicología social, reflejándose como herramienta ideológica de todos los
componentes del Estado (ideológicos, represivos y técnicos), asumiendo la
responsabilidad social que este debe cumplir y que le permite equilibrar la relación
existente entre los sujetos ideológicos y los procesos sociales de los cuales son ellos
los soportes e, indirectamente, a mantener el orden social imperante. Tal engranaje
no es más que la presencia del conductismo, el cual responde a la adaptación de su
entorno de acuerdo a los roles expuestos en un sistema de orden social acatando las
normas colectivas establecidas.

Ahora bien, especificar el objeto de la psicología social es atrevido, pero podría


decirse que son los procesos y resultados de la interacción. Definiéndola de una
manera más conductista, es la que se ocupa de la asociación de variaciones en la
conducta de uno o más individuos con modificaciones en el medio social, pues "son
los aspectos sociales del medio con el que el organismo está interrelacionándolos
que más interesan al psicólogo social" dando por entendido a la "interacción" como
un objeto listo para ser observado y estudiado.

Es así que la "interacción" se muestra como el aspecto empírico, visible, de la


organización social. De igual forma constituye, de manera simultánea, un
conocimiento científico que genere investigación con métodos que revelen una idea
de cómo es la realidad de las conciencias y conductas de los sujetos ideológicos.

Por ello, si utilizamos la expresión "medio social", interesa la extrapolación hecha


desde la biología, que consiste en realizar esa comparación que da por entendido
que ese "medio social" es un "medio" como el "medio natural" y que en la adaptación
al medio para sobrevivir es casi, podría decirse, obligatoria, viendo esto desde una
perspectiva conductual de roles.
De allí que el discurso que se tiene de la psicología social no vehiculiza ningún nuevo
conocimiento sino que se limita a la reproducción, bajo forma especulativa, de las
apariencias perceptibles de las relaciones interhumanas y a su vez desconoce el
sistema de determinaciones que permitiría explicar dichas apariencias.

Sin embargo, no se puede delimitar a "condenar" a la psicología social; ya que ella


arropa el lugar teórico sobre el cual puede asentar una ciencia de la instancia
ideológica.

Ello permite comprender que el encargo social no está vinculada la tarea científica.
Por el contrario, ésta debe comenzar por levantar los obstáculos epistemológicos
interpuestos por la ideología de apariencia teórica que domina el campo y lo oculta.

Finalmente, la ciencia de la instancia ideológica tiene que nacer y está naciendo en


contra del encargo social, que cumplen las llamadas "ciencias sociales": La
adaptación.