Вы находитесь на странице: 1из 3

SISTEMA DE POTENCIA EN LA PERFORACIÓN

Todo equipo de perforación


necesita una fuente de energía
para mantener el sistema de
circulación y el de izaje
funcionando, en muchos casos
también el sistema rotatorio
requiere de esta energía para
realizar el trabajo.

La mayoría de los equipos de


perforación necesitan de más de
un motor para que les
suministre la energía necesaria.
Los motores en su mayoría
utilizan diésel, porque el diésel
como combustible es más
seguro de transportar y de
almacenar a diferencia de otros
combustibles tales como el gas
natural, el gas LP o la gasolina.

Como el tamaño de una torre de perforación depende de que tan hondo sea el agujero que se
vaya a perforar, se pueden tener desde uno y hasta cuatro motores, ya que mientras una torre
sea más grande, podrá perforar más hondo y por lo tanto necesitara de más energía, por
ejemplo, las torres grandes tiene de tres a cuatro motores, proporcionando un total de 3000
HP (2100 KW). Como ya se mencionó, para transmitir la potencia desde la fuente primaria
hasta los componentes de la instalación existen dos métodos el mecánico y el eléctrico. Hasta
hace poco, casi todas las instalaciones eran mecánicas, o sea, la potencia de los motores era
transmitida a los componentes por medios mecánicos, actualmente, las instalaciones diésel-
eléctricas reemplazaron a las mecánicas.

Trasmisión mecánica de energía


En una instalación de transmisión mecánica, la energía
es transmitida desde los motores hasta el malacate, las
bombas y otra maquinaria a través de un ensamble
conocido como la central de distribución, la cual está
compuesta por embragues, uniones, ruedas de cabilla,
correas, poleas y ejes, todo los cuales funcionan para
lograr la trasmisión de energía.
Trasmisión eléctrica de energía
Las instalaciones diésel-eléctricas utilizan motores diésel, los cuales le proporcionan energía a
grandes generadores de electricidad. Estos generadores a su vez producen electricidad que se
transmite por cables hasta un dispositivo de distribución en una cabina de control, de ahí la
electricidad viaja a través de cables adicionales hasta los motores que van conectados
directamente al equipo, el malacate, las bombas de lodo y la mesa rotatoria.

El sistema diésel-eléctrico tiene varias ventajas sobre el sistema mecánica siendo la principal,
eliminación de la transmisión pesada y complicada de la central de distribución y la
transmisión de cadenas, eliminando así la necesidad de alimentar la central de distribución con
los motores y el malacate, otra ventaja es que los motores se pueden colocar lejos del piso de
la instalación, reduciendo el ruido en la zona de trabajo.

SISTEMA DE POTENCIA EN LA PRODUCCIÓN


Compresoras
Debido a que las válvulas de control
trabajan con un sistema neumático, se
necesita un compresor para
proporcionar el aire de instrumentación;
el cual funciona con un motor eléctrico
que se enciende cuando la presión
disminuye a 60 psi y se apaga cuando el
compresor carga 100 psi
automáticamente.
Bombas de transferencia
Estas bombas son las encargadas de enviar
el fluido desde el tanque de medición
hasta los tanques de almacenamiento; es
una bomba centrifuga que trabaja con un
motor eléctrico cuyo rango varía desde 17
HP hasta 50 HP dependiendo según su
necesidad.

Generador eléctrico
Es el eje principal de la operación, de este
depende el funcionamiento de los equipos, ya
que un corte del sistema de energía obligara la
parada de las operaciones. Pues la planta o
generador eléctrico suministra la energía a la
caseta-laboratorio, las bombas de transferencia,
el compresor y las lámparas del alumbrado.