Вы находитесь на странице: 1из 10

ry-'

dF

Habilidades del gerontólogo -d; k $

1. INTRODUCCION

Las personas mayores presentan una serie de características que pueden significar un reto para el prof'esional de las ciencias sociales y de la salud

que trabaja con esta población. Por ejemplo, con

frecuencia, al menos en situaciones clínicas, el ge- rontólogo va a tener que enfrentarse con personas

mayores quejosas, o incluso con personas con pro-

blemas de depresión, ansiedad, con conductas de evitación generalizadas, o incluso agresivas que manifiestan este tipo de conducta también con é1.

En un contexto como los servicios sociales. el usua-

rio de la tercera edad puede mostrarse exigente,

pidiendo más de lo que se le ofrece, desesperado,

tenso, irritable o también sumiso, etc. Parece en- tonces de gran interés que los profesionales inclu- yan en su repertorio conductual una serie de habi-

lidades de carácter práctico que les ayuden a

manejar situaciones difíciles, colaborando de ma-

nera importante en la consecución de sus objeti-

vos sociales o terapéuticos. En este capítulo nos centraremos esencialmente en el contexto clínico, sin olvidar que una gran pafte de las habilidades

que aquí se presentan pueden ser de gran utilidad

en una intervención de carácter social.

Presentaremos a continuación ias habilidades que desde la psicología resultan de mayor interés al terapeuta. En primer lugar, comentaremos al- gunas habilidades generales que deberán presidir cualquier intervención con mayores desde nuestro

punto de vista. En segundo lugar, se presentan

O Ediciones Pirámide

VERANIA ANDRLS \ \\-I-\

FR{NCISCO BAS R \\1 \1 I O

RAQUEL MAR ll\

t, \Rr I \

habilidades instruntcnir,i¡. :r. ' J.1

lunrlamental-

mente centradas en lit a.ir:i , :-i

-r.

,. rrr'r\tc|iOrntente

se analizan las habiiiJr,.r-'- . -. rr.r,,,1. n.-ceslrias

con pacientes ma\orL'. i'

ción cognitiva. Tantbi.'

'

.-

.

.

¡

-

'.r f .r intu-rven-

.r, .,.nrl Lle plrÍr

generar esas habilitlittl.'. -, :.-

pSiCológica corresp(.]nrirJ: :-. -.

gerontólogo de bas.- 1r,

perflcialmente.

está emitiendo

\'

e'tL;

:,

:

cognii:. :r-. '

'-

r -:. i.L !L¡r'rtt¡ción

'r"r ,,''!rltt. t¡uc el

,

-:

-

r1-tLli'\clt

sLl-

-r.

.u cliente

r-,:.:.1.:. rluc po-

drán ser tratadas. ün .-.

prácticos que scñlrl¡n

las habilidad€S

problemaS depresir ()\. -

e il Crt:r

-. -

: -:

.-':.ri

¡¡iialista.

lcrnplos

Porúltimoptescnt,r:-rr

- ::

'

:-. -' :.", .Jl ;rplicadas

-

-

, -t - ii jr.\rrll¿rs con

::. ,- riü .rltsiedad

u otros problernr. I'

-

2. HABILIDADES GENERALES

E,l término "hai.i:1.: :-

amplio y puede \.r. i:'

mas. De hecho. \L- l(

lidades del terapeurr, i

-i .

r,r'lr|¡¡¡¡¡1,' es muy

j

;'

ir.:r.l,, ti.' .tttatantes for-

. -,,r.ricrar que las habi-

.

.r" :n totlcts las destrezas

(uso instrumu-ntal .i. ¡, ,. -, rnocimientos teóricos, aptitudes y actiruri.- .L.i¡e Lr.rdas) de las que el te-

rapeutu dehe Ji.f,'r-:

En este traba.jtr tl\). re leriremos a las habilidades necesarias para lrr. clie rrtes mayores ett general;

es decir. aqueill: qLlc \e adecuan a la mayoría de las personas dc .-sta población; pero por supuesto no debemos olr idar que lo dicho aquí debe comple-

¡etcos e10o¡oyuoreC I g6É

1ep olxetuococr¡¡cedseueapuopesuese.rdxe,{ Iep ulnade:elenbse1'ecJefe lop enbesglse'opuel€Jl 1e eluerlcoleJsuoc Iep sBIsEcllsrJelc€J€cseJEInJru€d

es;elueut,(ugrqtuetesJencepEuoerJueuosuosuo3

odt¡epeue¡qordenbas

'etert

rod'oluelopopolol

enbsou¡e,tu.reserdxe,(uqenbun:areqosnuoIJeJ'lt:

eJleduf 'l'¿

'op€crlép

osotuour¡eÁuoJcilr[JerJu¡rruorapenbsoruenlcp

uounolrqtugofalduroJielueurepclu¡:¡rr

e-I

i-'tltdru¡s¡

JIltt¡¡tunpttn.l

¿-tcd¡ea¡¡¿un-enq

Eur-'zunIIr]n.rnn¡dt:.1¡ti.rr.r¡u¡iezuEr.+uo¡ueEI

-rod'oluelseelqrpurcse¡drurenbsollr¡prnJep-etu

nl)ouolsepend'JepuelueseJoopcrscruopi<ue,rof

odn 1ep

ugt.tllloruoJ

1e uotselord ¡a

anbo¡

'oplrertl

su1-red

scuttssa¡o,ipruuapend-rauelueurs€rJua¡r¡

Ie upeoelsep pJeu

eluEIElocrteduec1e¡ledurras

elsgueunolxeluoc

lesa;dxgapEJauELu

Bplpu¡1ua 'atueIIJ Ia

€JJ€ruuOoJluepapunolxoluoJeppnttt)¡)-adsa.t

rtsottl,(aptu,¡ttttldatoEIJeq

'or¡drue

sauenbsArAeuneuosJedsoe1rolaruuJauEtU3p

eurnuaS,(€eugluodsaso[soluenurlues,{-olJorue

souJEcJeJ€e

1e souuSznf ls 'ello

'eluerlJrs-rleeJ

sotuezsauorJeJole^'soleJoruousotue¡pod-eue8

puprnrtn6epseuerJseuorsenlrsse,\rlelo.rp-ueqc

<seualqo;dorssousourufep.rer8eluocepul-eu

sotuecepso1sl?ue1qo;dJpsolselusrlJsoJlsanu>

rure1e;ledura

'erJesoJJu

o'IoursruruJrJJncors-Er{

'el

eulleuenqugrJenlJ€e:r1n9de're1elrseJeuun

eouulcqopurqr¡nbeeJluepepr,lrlefqo,{-r,t¡efqns

ie :ppf

l¡

elnedu¡eleqepJesouecrocoopecqdruruoc

1e

otuslluodtuerleqepJeuelu¿rü

'e]uetfJored

rr¡nu:nlsod

l\'

l\61

'puorse;o;d

|il\r¡ot¡¡dr¡,reelseugrcelqodsercuea¡c)enb

-il :rqrl

stuni¡rselcueerJseleuolcunJslp',fteurg)

flllrq|.I]u()¡selusrl.)ep€leJecJelpupeeqopJelso

rJulri,rritlanbsorueproce¡enb

ollqepo1anbsotur?lse'opueluoruoose-rur

1eluuorse¡ord

enb

()LI

rrl\}\tl¡tl¡llllrl':llsoqJnul'SeJo,{euIouISSeq3ntu

\Iltl()\.1¡d¡¡\:l.ll\,

(seuorrclq0tienbUepend-JOlUe

ounllJ\\lltu.l()¡\LI!1-.1¡-'tu

se.toull¡l¡Jllris¡'',,illlür,ilr'.'

itited

tl:I'rr:'ll,,.¡lnl

.,ltt-:l:].

:oLLlL)¡sEI>>seuos;ed-or(uut

lerurou

,,

enbopuenc

.::rro

puotse¡o'td ¡e anb ".']-:':t.');l_'-

I¡

r]u,,l¡.11rtl

\rrl¡lnl

¡pJOle.\3]qOSSOI

eqep-lIpInJ

enbe1€uosJod'ro.{euruee1uoroenlrssp'erde¡e1

so.¿loso^rleJrJru8rs

'<e}uerlJ Iep

sg,{nurulruoc

JeJlueelseo8eni¡esocrlgdrueouecr¡ru8rsJEp>EI

oueqep-ue ¡gleuorse.]o,rd 'sols9 uorJuJ^Jelur¡p

oepsource,r,opuerprdenb

el<uoze'tueeun8leugrlsancJerTrruEJ

epueurep;odeued

lap

puorsa;o;denbepuerlu

1e

puorse¡orden8znfe1

1e>

enbol

9p

<<ttozet[.es.rufep

¡euors

sPruJoJAEqop

'Ju^ell

uAze^ep'olle

-a¡ord Ie

epqgcf,ucrlgdruesolgnouosso¡suuelqordfgrrb

grpuelanbJeluJlurJel€gesepeurJoI:eJlnau

'solJe^IosoJ

eqe"t1o'e1red,(eqenbJsleqasanbuoc-uance4

Ie urJ

ouurJuuelens'astofanbepuerte

-t¡odctuotu

Ia ri2z

osnepele;qepd,(userdxeJtuarueluencer¡

oq)alaparqosSOI

"'sorlo

osJncep.rernb¡enc

S¿pOJSelse-srJel3EJe3

solnJgtsqootuocdotrpuafnzas

IJ :ugrJueAJelur

secrluapendJeoer"lsgtu

IlclJIpIe

puorsa;ordoqopJapuoluasolse

1p

'so1re1enbr1e

sosepefuzrpuerdeanbuupuluenJepsolsoporu

uoJqncueeJlsenuercue¡ou8re3Jeoeepsol-aco"rd

sE'Iselenbrlao19s

runlsuo1pasepsol

'saluerlJuaz"Lop

e"red:apod

ap'rusuad¡rlues.,(esJelJodruoJapsel\r?uosJed

^

'soJo,{Eru

eseo,r.rlelqose

Iercueso

se¡.repn (u

'¿'¿

zepr¡egAezolltuao

e-IpntttrDopt¡ot{o1ozafruaSopuprlrquure

suJlsenuseuorJenlJeÁ-ro¡er

ueqepJrprsoJdsepol

¡ezeluatueunuodoopuunceselequrl

uoc\aluerlo

unoztan{saDura

'sero,(eru

su1seuos¡edsero.{eruueuerlenb.raceq

lD

JlpnJDDDunugttuattalm:od

-a;o,rd 1e sol:<seuelgfsoor¡eseceuenbuEeAuo

seuorcuelJeluro¡esuedenbsese>>sBSo3uosr¡ud

iEunBIe uelsrsuoJ 9nb <opolue Iep ou>Jepuetue

snssupnperqosu1pr?prlrqrsodop'orqtueJ;odns

leuors

uns?raruloumua8¡odsnsseruelqo¡d,{

nb

esusluers'soptSoco

sa¡o,{uru sounSly 'sopoiodo

uapend¡esuadenbrr,'

1u

o8o1gtuo-reSocrsdorsd

eJlurJeSo3eJrJruSrsJutse:<orolseoluEuodrur-ur

eluel¡odurenbsoruoprncselsg.,(enboJlsenuel

Se]ueII3eJo[B^oqcnuSBI>SEuenql<<SEIUJOJ

re8epelseodrlep

'seroueeJc

'sguepvelseodrlrp

rO

JrlIusueJ]elzeprleJo¿lejludtueenbJod

eluelues

V'olJeJJoJ

sece.teqenb,asJezJoJserred

.oun8le

saluerc€douueJSol

'elJrqrsJed

-frruürrd seuotJlpg o

\ comun

c terapia.

o atiende

r famiiiar

iuzgue la

tlebe en-

:¡ .dar la

cl prof'e-

ra neutra:

las y que

l-recuen-

tt¡nt¡poli-

ntemente

2.3. Autenticidad

Ser auténtico supone toda una actitud y una

forma de entender el quehacer psicológico. Supo- ne ser capaz de expresar de manera abierta, espon-

tánea y clara opiniones y emociones al cliente. Eso

no implica, por supuesto, decir todo lo que se pien-

sa en todo momento; la situación terapéutica exi- ge diplomacia y sentido de la oportunidad. Como hemos dicho en otro momento, los clientes mayo-

res son especiulmenÍe sensibles a los signos o in-

dicios que puedan manifestar incongruencia entre lo que el profesional piensa o siente y lo que ex- presa (por ejemplo, una sonrisa forzada o un ges-

rracterís- to contenido de contrariedad).

,'u alquier

Jer estos

/c.r de los

2.4. Respeto

Ya hemos comentado algunas notas sobre esa

octitud de respeto, de no juzgar al cliente, desea- ble en todas las actuaciones terapéuticas. De-

cíamos que hay qve aceptar incondicionalmente

al cliente como una persona con problemas, con

aprendizctjes disfuncionaLeJ que le hacen sentirse

mal. En los clientes mayores, muy propensos a utilizar eliquetas, calificaciones o valoraciones

morales, automanife staciones ne gaÍivas, es impor-

tante cuidar como profesional este aspecto siendo

buenos modelos y ayudar al cliente a cambiar este lenguaje por otro más centrado en la descripción

de la conducta.

c'tas sólo

)s proce-

)\ modos

personas

ra poder

rabilidad ' ¡ refor-

r clientes

ue hacer

ttión por

.r. por su

2.5. Sentido del humor

El humor y las habilidades de desdramatización, utilizados con respeto, son medidas que nos pue- den ayudar en muchas situaciones terapéuticas di-

algunas

\on para

el profe-

las y que

lnayores

fíciles. Por ejemplo, a la hora de expresar opinio-

lo o psi-

nes distintas a las de los clientes, <interrumpir> a

tante in- e tipo de

alguien que está hablando mucho, cuando el am- biente está muy tenso o queremos restablecer un

nas>; es

clima relajado tras tocar un tema delicado. Con los

cslro ta-

clientes mayores es prioritario utilizar habilida-

arse para

des de desdramatización pan reconducir la aten-

algunos

ción selectiva hacia sucesos negativos y generar

alternativas más positivas.

Ediciones Pirámide

Habitidades del qerontóloqo / 599

2.6- Habilidades pedagógicas

Las habilidades para transmitir información son.

claro está, ciaves en cualquier intervención. Aho- ra bien, con los clientes mayores debemos ser cui-

dadosos para facilitar la comprensión. Como ei

planteamiento de fondo de las cuestiones va a ser en general muy novedoso para ellos (por ejemplo. la relación pensamiento-emoción), debemos utili-

zar \fia forma cercana. Así, será importante un

lenguaje apropiado, utilizar ejemplos que tengan que ver con cuestiones cotidianas suyas, huir de la abstracción y grandes discursos, construir fra- ses claras y sencillas, no hablar demasiado rápi- do, repetir reiteradamente las ideas y conceptos, no tratar distintos contenidos teóricos ala vez, fa-

cilitar el feedback (no dar por supuesto nada), uti-

lizar mucho 1as preguntas según el descubrimien- to guiado de Beck (Beck et al., 1979), particularizar nuestras habilidades en relación a las característi- cas culturales o de edad o de comprensión y, so- bre todo, hacerles muy partícipes de todo 1o que

se haga, fomentando el involucrarse en la inter-

vención.

2.7. Lenguaje adecuado

Con personas mayores habrá de cuidar el utili-

zar vn lenguaje clctro, Írctduciendo los término.¡

técrLicos a un lenguaje asequible. Como ejemplcr podemos mostrar la adaptación que Bas y Andrés

(1985) hacen de las distorsiones cognitivas de Beck

(Beck, Rush, Shaw y Emery, 1919), es decir. dc los errores lógicos más frecuentes en las alterrL-

ciones emocionales:

1. Ser extremista (pensamiento dicotómlc,'

2. Ser exagerado (sobregeneralización).

3. Sacar las cosas de quicio (abstracciti:r

lectiva).
4.

Ser

negativo (descalificación de ll. -''

riencias positivas).

5. Pensar mal (inferencia arbitrliri-,

a) Pensar mal de ios denl.i' -r.l .

del

Pensamient()

).

ó) Ser Pesimista

(err()r Jc .,.1 '

OOgI

¡etcos e16o¡oluolag

'g

L

esJe^olgsol

ugroecrlruSeu)

oleu,,rouesJe,\olouenq

.irururuorJ¿zrLu

'(

asJeeJJsoIsolllLu

soluctLurlu¡s-euoze.r)

'llErrorJOrua olu0rlu

as,rr:ir1q6 .g

'eluauppn¡¡3cr¡es¡r8rxe-nru

( EJr¡q¡p ) ()ur rsrqJ

J\.i.lrrod'6set¡nbrt¡

0l

'(ugtcelenblia)

rr\Lr¡danhoporoloprüesud

¡odedlncep

trilnr

'(ugtcezrlrrrtr.r_r¡d

\q¡lulti-r(rrltLiluglqlupl

.tocttt"tnlc

t{Jqrlsl,tasuoJ

.\'()tttrLt.t)1 \()l

Jo¿'olduefese

.ueluers

eluence4enbsolse

uapuorluoso¡1erod

,{eqenbJBpepBU

rernblencuglcotue \.rlu¡tl.-)uaulll[<ugrse;dep>u

rrtr-ri¡rrranb

Jodoseou

9nb

'opBZrlrln outtlr]it [¡

.opelr¡¡s -rocl

oulsre8epur

o^uofqo lop oluolrutuoluew .g.z

utsEseeunep

sEIsepeprlrqer{

unofeqeJluoc

Ie

oluerlcuA

eursleoJlouo3

BJelqeq-nLu

seuosJed-eur

sgtuselrclJrpep

rezrleo,r ¡e recrlcerd

.seJoÁ

.or{J

uoJurJusnceu

opuBllusepun

€qcnlu-rlrcp.J

salouotsatotdI¡auel,{nru le¡uetuupunJ"tas sU .pep

IenJ o.rEIJ

sooJlsonu

o.nr¡efqoue

ppec'ugrses

iV

ordrcur_rdep

uorEI

epeJelsr^oJluo

'JeluJlslJaluuuodrur

soruBrreqep¡erco8au

euos;edso1s¿tuole

JrrnpuoJe.rul

ugrsasurJurlsol

sourrrrJgl-uan¡8uoc

se1

uoJsoJlsonu

so,tr¡efqoopuers)

'selqrxegrod

V .(olsandns

rs,,e¡arnb

ollesouuepend

sesur¡;upn.,(e:orrroJ

'<<"'oso-uer,\lol>

soruelqeqsendsepep

o,trlelqoepese-es ueJuenJuocoJlsenu ¡nnsou ()l

o ,<<sotueluaur(): r)l

(rllr:olenb

sollre;cep

o1>> ,<<

olouue¡udenbo8enl

JDUoIJoIaJ

uolq{uulopuuluolul

ll,.'i.

.6.2

ugtceztltlnapsolsoslnca'|

oluarlc lap

,r(l

ti:¡

.,.tt¡i:¡!¡¡,:.t

JDtJualotlSoISosJnJeJ

Iep

:':.-: ¡tu,rrl.-¡

-

¡itd:ri.:¡ii¡i

-.,.

-.i¡.\r

¡lrr¡l.iBspi

SeuoIOoIüase¡.tle8eu

un¡/¡lr.d,soI{Jrp

soT'sostncol

\.r]u¡tJJ,.,.-Lr,

-.t[¡nl[{rl.t;

--sepepllrqBq

u¡ed-ue

JEt3pEI

r)prrsCuIOp

¡\,rflu¡rIr'

., ,.--l.J

,

r1.lLLir

r,, iI-:.-:;r

¡nlru

seJOAuece¡ed

-tl¡(J;eZi¡edurr-TSUOC,{

.0rU

\r'\¡sepcpll¡qIqepsspel

lctdns-un+

r.t¡L¡|urrdtrJr¡tr

r.rrl¡eds¡ed¡prll

Lt()\l¡Jsr-.1opLir:;-1nl'

r

Jod .peprleuorJ

IerJJeuoJ oJl

e¡ed.oldrueieeun

eluorloJreun

-uoJ

E>>JeA

-rs¡ndruoc <<sesocurs)¡¿-rduroc

.elueu¡urr

¡od(olsendnse;eo8p

enbe1Equpn.{u

rr

sosel

:osJeLuruuEeJlo

eluerlcenbe1

soru€qgturul?EJrqrJcse

eqelsn8JrqrJJSe

-rel

sounS¡eaJqos

'ntuol

enb

sorueqgle4elueJnp€l

"'uorcuo^Jelur

.ol.z,

E!cuouluodoruocoloporu

soTsoluerlJou

olosuepue-tdu

epo1enbsel

'loJ'alsa

¡rrp

¡e¡uuorseSo;d

else

.rolnco1re1ur ns

oursep

oMoJasoltodtuoc

.ugrcelqod.sg{uepu

utlnseJepuer8epn,(e-.nb

sordordepr¡qord

u8uodsoldruefe

''.red 'op¿uorJnlos ,{orrrgJsoluq seuseleuosred

enb

as

so1seluorlc

uue,tenbunD

' tpot|nt{1p

opuats.i,t.roI

uapandtDluaut.tacfua

sDtaalqo.td{

soptcatoc[uasoun81o

.soJLtaruow

peprtrqlxotJ .tL.Z

yep,resedu1

lep ercuu¡odurr

oluanurueluutu¡p

.o,trlefqo

e¡du¡ers

1e -re¡er1

sorüeJeqep

see]uel¡odrur

reze¡deso1

¡asuA'a1qrxa¡f

¡uorS€co

''ieo

soprueluooopEunugrses

1e

uuelqordenbueluu¡d

souleuelenbtal,of

'elue{crse_unV

sqwalsaluDlalate¡ed¡

ollorresepep€lurderel

DArlDar)JeuorJuloJol

(su,rrlecoJuluolurop

selosuepoJue

se)eluencer;enb

qruSrs

solseuerlJ

uesouorJenlrs

ouoperse{uep

eun8peJeuuru

enbsoueluonc

Ia

, t)sotuaBut

eluerlJ.roJ

-rrp secrJsJJelcuJec pupr,trlcerrppeprTrqrxau,{uos ep

solsurüol

.sJluu^aloJ

eullelueur¡ed

.iorJl?urqtuoo

selrlurlepun

uenqulnede¡el

.zl.z

peptllqeHopBqcncso

u¡uenq

o8olgtuore8eqep

Je^lo^opun

Joq€sruqcncse

-rl.)¿,

,rrcep se ,aluatuD|

anb

'lrqre^ ou {ceqpeeJ

,{rua¡duoc

ese¡dxeenbsoruelse

opuerpueluo

opuorp

olenbessou

.aJrp

uoJsolsero,(etu

qep

JAqOS SOL]J

JO|DJJAruISOIUEI'UOIüIEP

BqJNJSE\I]JU

:]

-

'rlulrseJeu e)socelo[ u8rsopue¡qeq uuos;ed e1

enbsouedes

soruoprepred

uoJsoluatuoruap

,uor3ueAlelur

epel

enb¡odrsouod

1eIorluoc

,)r.resooeu sg 'ugrses

soueqep

nb;efep

-rrEnJ

nn?u\stpopugnc

eJqosopot

op

rsglseope.,r,rrdep

(elueulurcos,,(

JrsnpuossJEI

sotueqepJrdunJJelurO

riorJunlrs

o

sauorJrpgru|l¡d:

: lr a un cen-

rr compulsi-

r ayudaba a

i\cribir ver-

\()bre temas

que ies dice

1¿ éste. Con 1 aYuda que

, de proble-

.rnado, para

:ttclo joven

,lific'ultades

limiento del

n ocasiones

i sesión para

¡r'. Aun así,

utÍes pAÍA el 'r-stos clien-

iatlo signifi-

irtqeniosa o

cliente con

trmbinación

:rísticas dis-

:uchar acli- 'k no verbal \ compren-

r ores debe-

:ucha activa

Lc si no po- i\ necesario dejar que necesitará,

ltc') y cuán- ir situación.

:-:.,nes Pirámicle

De cualquier modo, es importante

mos a clarfficar en términos

que le ayude_

lo que le

,orrriÍo,

pasa. Los clientes

mayores suelen perderse en va_

guedades o en detalles superficiales, resultándo_

les muy difícil hablar de los

creta y concisa. También hay que

temas de forma con_

recordar que en

presfar

arcn_

con_

ocasiones deberemos extinguir o no

ción a ciertos comentarios. quejas reiieradas,

ductas

manipulativas o agresivas, etc., como ve_

remos más adelante.

2.13. Comportamiento profesional

Ya hemos hablado de esta habilidad en otros

apartados, porque constituye una actitud

que eng_

loba el resto de habilidades. Nos reiteramos en ello:

siempre debemos ser profesionales, encontrando

un punto intermedio entre

dad y no olvidando cuáles

objetividad y subjetivi_

són nuestros objétivos

repetir que esto es

o fines. No nos cansaremos de

particularmente importante en las sesiones con

ctrenles mayores:

se (escape de las manos>;

primero. para que la terapia no

segundo,

para que todo

crectibiticta(l.

qu" digamos esté impregnádo de^

19

Nuestro modo de interpretar los problemas de Ia

persona y la forma de expresarlo son indicadores distintivos de la profesionalidad.

2.14. Habilidades de síntesis

Es necesario hacer

síntesis o resúmenes fiecuen_

y mótivantes

lo largo del encuentro como

tes de los contenidos

prácticos aprendidos en se_

para el

cambio o sintetizar cuáles son las demanáas del

cliente. Y ello tanto a

sión con fines recordatorios

al flnal de la entrevisra.

2.15. Manejo de situaciones familiares

I a familia de

las personas mayores puede pre_

desadaptativos, críticos o

sentar comportamientos

protectores, que perjudican a éstos

buenas relaciones interpersonales. bn esos

el terapeuta con empatía, calidezy asertividad debe

y dificultan las

casos,

señalar las consecuencias de estas conductas, su_

giriendo su cambio, mostrándole a la persona nue_

O Edicio¡es Pirámide

Habilidades del geronto,oc: 601

vas alternativas de comportamientos tivos para ellos y para sus familiares.

m¿i. i-.J.r[-:.,

3. HABILIDADES INSTRUMENTALES

Con alguna

frecuencia parala persona nta\()r

qwejarse *urho, intettfnr ,11t,

alguien, expresar clerecltt¡

conductai manipulatit.u.s.

que el ge_

(puede sef muy crítica, el terapeuta juzgue a

sobre los otros, inÍenrq,

hablar mucho

)

se hace imprescindible

rontólogo se maneje bien con su asertividad. ias habilidades relacionadas con la aserción nesativa.

por ejemplo, admisión de críticas (<no me

dejas que

hable nada>); rechazo de demandas (<.¿a que mi

nuera es una

acuerdo o negociar éste y

mala persona?>); expresión de un des_

petición de cambio (ante

por ejemplo); aser_

extinguii los com_

etc., son

el ge_

la resisiencia a realizar tareas,

ción positiva. habilidades para

portamientos desadaptatir,os en sesión,

habilidades que deberán estar presentes en

rontólogo. Veamos este tema con mayor detalle.

3.1. Aserción negativa

En un contexto de conflicto de intereses es

do el terapeuta debe nantener una postura firme v

cuan_

asertiva en

sentan a continuación.

situacioncs tales como las qra ,. pr"_

Rechazo de demandas

En muchas ocasiones la persona

mayor no qulL--

re realizar una tarea terapéutica; en éste caso c\

fundamental que el terapeuta insista en la conr r niencia de realizar dicha tarea.

En ocasiones

c.onsiderar que es

también el gerontólogo pu

mejor para el cliente qñ. n,, ,

lice dicha tarea, pero, a medio plazo. el e lr

l

,.

-

mayor que no trabaja en la terapia no nrej,,:

se sentird desmotivado y aumenrari el

abandonar la intervención. El

DrofL-\iir:r.,'

motivarle para actuar discutienilo !.,,r, - calidez las causas de su conductt

¡¡1,¡.,

mando los objetivos en pa\o\ ll:ir -. r.

"

do las consecuencias inmecliaru. ,, r- .

exponerse o no. etc.

ZOgI

¡etcos et1o¡oluoreg

.re¡co8a¡sauolJnlos

rprncls¡ruoru¡rcr¡oieu i:tnadu.t¡l Ie eunee¡ul,{ ¡\.1Üi¡u¡iLr¡uillpLllllo,Ie.r¡JPq atuorllcpend 1g

lA

OpOuIJplll-ll.rzllEO.I

.lf.r\l1gntlnugtrnlo\-o8eu

upEISepsno.l¡s.lPLtt:.ti

\¡.1¡]illilasoseJapuop

.teJuaseldt-lttni-',ltl]ir)LIr:¡-ltit.t

aelqlxo[-+uIuoJ

le

¡ltloIIJ¡l¡ndi,rlrl.ll-'¡rrnttn

:l-rndap

l¡

Ia optltllti¡Ltlllll -i¡

'll?Ur)lrl.lr).ltl 1.1

JlLl¡ll¡\

olueltuelcuBlslpeJlue

elsandsa¡relrurs.rod

t¡oIJIJ¿d¡poIqIuEJ

-lJ.-1llLi .l.rtl

il:l\1ir

sr\,I¡seuolsElo

Ie

o8o1gluole8eqep-€s

seuol¡t]¡dseleJJuoceporqru€ceiJet{ns

uol '¡lLI¡li¡

zaptluo.d'e¡ledrueoputuJoJeurl;.(

IEJnlPu

epelse

epe1tlleJopseuorse;dxaepogrJeo

o,ttse¡8e.(ocod'aluezro¡e.r¡od-ueie

'orqluuJ

,(e¡udns 19 sBlJuenJOSuo¡se.ttltsodenbe"red isrrl

JeAeIpEpISeJeuspelseorqrueJ

slopugtrtq 't'rrrir'

etllrtlrles

U9JUAUapep¿{u.IOJ

eluoIIJ lA

asefenb

'o¡d

¡pns

'ul[rIuEJ

opuuzl¡qcd¡n:Esolsgtuepapsns

'seAlleSeu souoIJoLu¡

'e^Ilrsoci

IaleuolseJoJd

eqopeptpedunorqtuuouo

ugeunu;nlsode¡etqe.,(

n\

ulcnpuoJ'e,trse;38OpUOICoJO,IU¡

oluSrruecJeJB I3

¡lnseIIIluElBIJeq

se:lg

'19

'sece,tuocsalueilouoJseue¡qordap-ap

'u9rsrlde1grrped

enbBlncslpnsugroBzlTlqedlnco

n\pnlll¡nep'E{uIlJJ^

slopu9l¿gessel-uenJssuoc

.tlt¡

stnrleldeprsJPepJlsa'1or'elopugl;r8nsuoJ

rt'n'upt.r

zepr¡:.'{

,{epsnssordo;d'soluelurlluas-uunlce

'elludtueenbBIunseelpeprpqesuodser

rr;r

Sluottltl.\l]rI-'eluesose

'spruelqoJd

sgolueseJeluI

¡l.llr1!rtl¡'enh

oueuopueqeBIpeplllqusuodse¡ep

ftlfrl¡ir'r! ''

ii'

:i.rr"r'.rtlr

' ¡Ltr

.'

.-u,\lltli

:tlti

1}rr',-.1-lr"r'-.-'\{

soueulepsoianb'so¡louepend

seunilr:'seuotseloo¡edenbolugJetl

elJuenJJ:.lISouosue^sope8¡qo

'li

u{,1\JJd\'{.)p

solual[utluJ\so,t¡¡u8au

¡3'1,';

'rrl,

I Ll

¡

:

1¡

1

'.:'-''r¡Lt¡tsappprltqtqt¡ed-xe

:-rlj¡LI'-L:

E.\lll¡\TlOpUEnJ

Ie

"

:;lt;.-tr

)\\

SO.\tS¡-r¡-l-.O-etu

¡qep-EJU3

-tfsa¡d

,tl¡'-it

\¡1-

¡lUeIIJ¡\r.ld

;,,'l.:-:,.:

tu'es;epls,i¡dtlttl

srlrtlclndrutl()¡

Iz

.1\\\'l\¡'i:(ll¡'\()\il.a

r r.l -lt]'.lt:

1ttIr:

)ri(r:\

¡l¡q-.IIIJl,\t)tll

epuodsar

sgrueluaruu,,rrltsod

esoslurnsuoc

¡9

,(es"telap

'relndrueur

elsggJerolel

eluetu¿Ar¡eseensoluenuel¡odutoc-er8u

ISe,t,resqoenb

1uluuolseJord

'o^ls

JulueseJdunoleporuepolueruel.rodruoc-epu

¡e

openJseot¡useceue.redenb

Á

,(muo,t¡eldepusepua

e1epuelruoJer

[u

¡e

¡e

er¡ue.rJtloJ'pupuocsg'peplclluetne,{orJolcrpeJluoJ

aluellcerce¡de-urs

eluollcuunpnlrlJ€-Jese

olxeluoooJruJIcenb

euelluneurelqorduoc

Ig op

e¡,t]u¡edJe,\loseJseutelqordsol€uos¡ed-ralut-uenJ

¡uuotsa¡ord

ousezudu.capesre¡odruocepElseeJoue{urs

'19

oTgJuluges

Is

eluellcsolselueuodtuoJ-rle8eu

sol€pnsslJnpuoJ,,(

su¡serJuenoesuocsu¡.rlu8eu

'uls9 ep

ependJIrInoeJ

9Jep

Ie

otquec>ap'<se¡eded-uop

Ie¡euorse¡ord

1e elrde;

-ed 1e 'uglsncspolesaIependrrpedenbeluese¡de¡ elueqcur(eqoprpuerdesapuprllqeqop-ne Ie 'olIS

ugolso-ueurour 'elsg oluenuel¡odtuooo,r,rle8euap

solseselueuodruocopuenc

[3 op

€luoncepeluJoJe^BrurJepep

eluellces

¡ed¡epleuotse¡ord

se.\sgru

ou

'se,r,rle1depe

o¡opugcrSrlsnf,(opuelsnqselJnpuoc-rleuJalle

,{elncslpelse'oluanuuuoduloJ

uglsltupvapsBJIlrrJ

epsel'seuorses

o'epusedenb;odoue1epuell¿oleluarcrlnsBJenJ

'aprelooueqoprpodelJepuoluetrr?uuruos

opuS

etnede¡elenbrode1s9Brl-ell

la

ugseuolseco

Ie

eluellcro,{eruependJecrlrJc

Iep olueluel.roduoc