Вы находитесь на странице: 1из 3

¿Qué significa la justicia divina?

Al decir Justicia Divina, se hace


referencia a la infinidad del Amor, ya que lo divino desconoce el
juicio y únicamente representa la infinitud de apertura hacia la
misericordia, compasión y alegría infinita. La Justicia Divina se
trata básicamente de eso.
.
Independientemente de ello e inherente a la encarnación, existe el
libre albedrío, una ley que esencialmente permite que cada ser
que existe en el mundo, cree su propia realidad partiendo del
hecho de que cada quien cosecha lo que siembra. Sin embargo,
esta ley no concierne tanto a la justicia divina, sino más bien a la
ley de la encarnación, ya que cada persona crea su realidad,
aquellos que siembran semillas de maldad en el futuro
cosecharán maldad, mientras que los que siembran infortunios
terminaran cosechando desgracias.

La justicia divina es una ley inherente a la encarnación


No se trata de que una mano divina se encargue de juzgar y darle
a cada una de las personas según lo que hayan sembrado a lo
largo de su vida, debido a que la mano divina se encuentra
únicamente vinculada con la dicha total que experimenta el Ser
a través del Amor infinito. Consiste, de hecho, en una ley
inherente a la encarnación, una ley que pertenece al plano de
acción y reacción que forma parte de la encarnación, y según esa
ley, quien siembra amor cosecha amor y quien siembre
perversidad no cosecharan más que desgracias.
.
Todo ello tiene lugar dentro de una larga cadena que parece
haber sido creada por el propio proceso de encarnación, ya que
se trata de una cadena de tiempo que en ciertos casos, permite
que aquellos seres que durante su vida han sembrado desgracia,
parece que cosechan únicamente felicidad.
.
No obstante, una vez que las semillas han sido sembradas, es
imposible cambiar sus frutos, por lo que aunque reciban felicidad,
al final lo que se ha sembrado terminara volviendo a quien lo
sembró. Debemos recordar que esto no ocurre a causa de que
exista una mano o justicia divina que se encarga de devolverlo;
sino de que los propios frutos regresan a su creador, porque de
ese modo lo señala la ley, ya que ha sido esa persona quien ha
creado su propia realidad y al hacerlo, ha creado también estas
leyes.
.
Es posible decir que estas leyes, cuando están en su nivel más
alto, se encuentran regidas por la Justicia Divina. De igual modo,
es posible decir que esa ley, la cual se encarga de hacer que cada
persona se convierta en el creador de su propia realidad al mismo
tiempo que hace que recojan esos frutos que ellos mismos han
sembrado, sin importar en que forma éstos se presenten, quizás
en su próxima encarnación se presente en sus vidas de manera
oculta, pero de uno u otro modo se puede decir que esta ley se
trata de un fragmento de lo que ustedes llaman Justicia Divina.
La justicia divina es una imparcialidad total
Aquello que se conoce como Justicia Divina, consiste en
imparcialidad total, lo que quiere decir que por voluntad propia,
cada persona escoge y recibe, de modo que ninguna autoridad
suprema tiene algún tipo de intervención sobre dicha elección. A
eso se debe la tan conocida frase: “Cada quien cosecha lo que
siembra”.
.
Lo que se podría definir como una autoridad suprema, es la que
rige la vida y su totalidad, brindando una infinitud de belleza, de
amor y de plenitud, junto al júbilo del ser vivo, y de ello se
encargan justamente las leyes de acción y reacción que resultan
estar inherentes a la oferta que supone la encarnación en la
Tierra. Muchas personas tienen la errónea imagen de un dios que
no solo juzga, sino que además pesa; pero no sucede de esta
manera, ya que como les hemos explicado, amados seres de
luz, cada creador recibe el fruto de sus acciones dentro de este
mundo, siendo esto algo irrevocable e irremediable, una parte
fundamental dentro de la llamada Ley de Creación.
.
AUTORA: Lurdes Sarmiento redactora en la gran familia de
hermandadblanca.org
TRADUCCIÓN: Lurdes Sarmiento
.
MÁS INFORMACIÓN en: https://www.messagescelestes-
archives.ca/quest-ce-que-la-justice-di...