You are on page 1of 6

INTRODUCCION AL MCC

Hoy es el día de responder muchas preguntas, el por qué de la invitación a


vivir el retiro de cursillo, quien lo hizo porque y para qué.

La invitación se hace de la persona que pertenece al MCC y que en medio de


la oración piensa quien podrá tener un encuentro con Cristo. Pensando en
entregarle las herramientas para ser más y mejor cristiano, todo esto
impulsado por Cristo, que mediante el padrino llega hasta el candidato para
hacerle el llamado de una nueva experiencia donde le llevará a hacer un
cambio en su vida, a vivir de un modo más autentico, reiniciando su relación
con Dios, consigo mismo, con los hombres y con el mundo.

El MCC es un maravilloso instrumento de evangelización que toma a cada


persona tal como es y la pone en condiciones de colaborar con la acción de
Dios, en comunión con los hermanos, hombres y mujeres que recibieron el
llamado del Señor, vivieron cursillo y juntos se apoyan para responderle a
Dios en cuatro direcciones:

 Un acercamiento a Dios que vive y ama


 Una profundización en la propia realidad personal (conocerse mejor)
 Una nueva relación con las personas a quienes descubre como
hermanos
 Una nueva visión con el mundo en el que viven y trabajan.

Participar en el MCC es libre y abierto a todos quienes han vivido Cursillo, es


un encuentro, un acercamiento a la oración, al estudio y el dialogo con los
demás integrantes que nos permitirá ir creciendo. La comunión y
participación se hacen realidad en comunidades, donde se comparte la vida
personal, como celebración y como compromiso con Dios.

El MCC es obra de Dios, por eso la Gracia es su principio y fundamento. En


todo movimiento de Cristianización, la Gracia es absolutamente necesaria. La
eficacia del Cursillo se debe a la Gracia de Dios y a la humilde colaboración
humana que se da en la comunidad que reza.
En todo ser con vida propia hay “ algo” que a pesar de los cambios y el
tiempo se mantiene. Este “algo” determina su modo de ser y su personalidad
y le permite conservar su identidad propia y ese algo es su ESENCIA.

Los hombres y mujeres podrán ser de diferentes formas y distintas maneras


de pensar, pero su naturaleza que es su esencia, no admite diferencias

El MCC como todo ente con vida propia, aún cuando este sujeto a cambios y
perfeccionamiento, tiene también es algo (esencia). A través del tiempo el
MCC ha ido incorporando en su estructura, en su metodología, en su
estrategia, una serie de ideas nuevas y renovadas, sin embargo no ha variado
su ESENCIA. Los Cursillos nacidos en España e 1949 en Mallorca, España
siguen siendo los mismos Cursillos que hasta hoy se realizan en todos los
países.

Hay ciertos elementos que se les pueden llamar “ELEMENTOS ESECIALES”


que sin ser parte de la esencia misma forman con ella una unidad y le
permite existir, estos son

 Su esencia su “que”
 Su finalidad su “para que”
 Su mentalidad su “porque”
 Su estrategia su “como”

Estos elementos son los que permiten descubrir lo que los Cursillos son, su
definición, su identidad y características. Así será que los Cursillos son
iguales en Brasil en San Felipe o en cualquier parte del país o del mundo.

A partir de estos elementos se llego a definir el MCC como:

UN MOVIMIENTO DE IGLESIA QUE, MEDIANTE UN METODO PROPIO,


POSIBILITA LA VIVENCIA DE LO FUNDAMENTAL CRISTIANO, EN ORDEN DE
CREAR NUCLEOS DE CRISTIANOS QUE VAYAN FERMENTANDO DE
EVANGELIO LOS AMBIENTES, AYUDANDO A DESCUBRIR Y A REALIZAR LA
VOCACIÓN PERSONAL, CON RESPETO DE LA MISMA.
Si analizamos esta definición podremos descubrir y entender cual es la
esencia y cual es la finalidad.

SU “QUE” ( esencia )

La esencia es lo que hace que el MCC sea lo que es. La esencia no cambia
aunque haya una evolución adaptándose a las nuevas situaciones de la
Iglesia y del mundo. La Esencia del MCC es que es un Movimiento de Iglesia
con un método propio. También pertenece a u esencia lo que busca el MCC,
que es posibilitar la vivencia de lo fundamental cristiano, ayudar a descubrir
y a realizar la vocación personal y ayudar a la creación de núcleos de
cristianos que fermenten de Evangelio los ambientes (esto además de ser
esencial es su finalidad).

SU “PARA QUE” (Finalidad)

El MCC es un movimiento de Iglesia, por tanto, su Finalidad es la Finalidadde


la Iglesia: Evangelizar, y una de las formas, que es propia del Movimiento, es
la creación de núcleos de cristianos que insertados en las realidades
temporales, inviten a vivenciar en forma sencilla, profunda y comprometida
la Fe en Cristo.

La finalidad inmediata de la evangelización es el cambio interior de cada


hombre y mujer, de todos los hombres y mujeres a la conversión. Por eso la
Iglesia anuncia a todos la posibilidad de reiniciar su vida humana de un modo
nuevo, poniendo a Cristo como piedra angular, como norma de vida, así el
hombre y mujer queda capacitado para unirse a Dios por Cristo, con Él y en
Él.

Apoyándonos en imágenes bíblicas podemos decir que la conversión es la


renovación de la mente y la búsqueda de Cristo.

En la definición del MCC queda formulada su finalidad, su objetivo concreto


y preciso, su campo de acción y sus posibilidades de ser eficaz.
Esta Finalidad supone tres aspectos:

 Crear núcleos de cristianos


 Hacerlos vivir la Gracia de un modo consciente y creciente.
 Hacerlo fermentar de Evangelio los ambientes.

Siguiendo con el análisis de la definición del MCC y habiendo visto la esencia


y la finalidad, también el MCC tiene un MÉTODO propio.

El METODO es la disposición y el empleo adecuado de ciertos medios


claramente conocidos, para alcanzar, con la mayor probabilidad de éxito,
rapidez y perfección una meta propuesta.

El Método del MCC es la aplicación de su Mentalidad y de su esencia para


conseguir las metas exigidas por esa Esencia y esa Mentalidad. Esto se aplica
en sus tres tiempos: Precursillo, Cursillo y Poscursillo.

El Método del MCC comprende:

 Una manera organizada de seleccionar los ambientes que están


necesitados de evangelización (Precursillo)
 Una manera efectiva de motivar personas, para que se decidan a vivir
lo fundamental cristiano (Cursillo)
 Una manera natural de enfrentar valientemente las realidades de la
vida de hoy y fermentar de evangelio los ambientes (Poscursillo)

El uso del Método en el Precursillo : selecciona y estudia los grupos de


personas que integran una comunidad o ambiente, prepara a estas personas
para que acepten o pidan expontaneamente vivir la experiencia de un
Cursillo.

El uso del Método en Cursillo: proclama kerigmáticamente lo fundamental


cristiano, mediante el testimonio y el anuncio explícito del Señor Jesús.
Emplea los recursos humanos y técnicos, poniéndolos al servicio de la Gracia
y respetando la libertad y el ritmo de crecimiento de cada destinatario del
mensaje.
El uso del Método en el Poscursillo: apoya a quienes han vivido la gozosa
experiencia del Cursillo, en la realización de su vocación dentro de sus
ambientes. Mediante la reunión de grupo y ultreya, promueve la amistad
humana, cristiana y apostólica que ayuda a cada cursillista a crecer, madurar
y a dar siempre más fruto. Impulsar a cada cursillista hacia la fermentación
cristiana de los ambientes.

La Estrategia, que planifica integralmente la acción para la plena eficacia, ha


de responder necesariamente a un plan pastoral de Cursillo.

Los elementos de este plan pastoral son los siguientes:

 Estudio y selección de los ambientes y candidatos (Precursillo)


 Creación de un clima adecuado en el Cursillo con vistas al “cuarto día”
 fomentando una conversión auténtica y progresiva de los cursillistas
(Cursillo).
 La reinserción de las personas en sus ambientes con espíritu
evangelizador y su vinculación vital con los demás, en pequeños
grupos y de los grupos entre sí.

El Movimiento de Cursillos de Cristiandad, su mentalidad, su esencia y su


finalidad, podremos hacerlo vida, apoyados en su método, que nos dará los
criterios básicos para todo nuestro quehacer cristiano a nivel personal,
procurando nuestra propia metanoia y, a nivel ambiental, siendo fermentos
de Evangelio que el mundo y nuestra Diócesis de San Felipe necesitan hoy.