Вы находитесь на странице: 1из 12

INTRODUCCION

El Abogado como el Derecho no puede permanecer inmutable frente a una


sociedad que exige tantos cambios, a cambio de nada, circunstancia que obliga
a un replanteamiento de todos los valores éticos, morales y sociales.

Por lo tanto, la sociedad tendrá que comprender que es necesario encontrar


dialécticamente a los mejores abogados para legislar, para las grandes masas
de ciudadanos marginales, para las clases profesionales, entre estas para el
Abogado considerado como persona que se sacrifica por otros, porque es
inconcebible aceptar al Abogado como el conquistador de las más grandes
aspiraciones de todas las agrupaciones humanas de todas las clases sociales,
pero sin ninguna capacidad para reivindicar la suya.

Es decir, que por medio del derecho y de la ley se dirige la conducta de los
hombres hacia la justicia dando protección a los bienes que garantizan el
desenvolvimiento de la personalidad del hombre, de la libertad.

Todo esto, nos indica los valores morales, que sólo puede manejarlos
debidamente quien esté dotado, a su vez, de probidad moral por encima de
otros cualesquiera atributos; incluso el de la pericia, pues esa probidad moral
es base y sustento de la abogacía.

1
La Colectividad Jurídica: Situación Del Ejercicio De La Abogacía

Actitudes para ejercer la Abogacía.

Persona con título de grado habilitado conforme a la legislación de cada país,


que ejerce el Derecho, en representación de terceras personas, siendo un
auxiliar activo e indispensable en la administración de la Justicia de un país.

El abogado es el encargado de defender los intereses de una de las partes en


litigio. Al ser el abogado un profesional específicamente preparado y
especializado en cuestiones jurídicas, es la única persona que puede ofrecer
un enfoque adecuado del problema que tiene el ciudadano o 'justiciable'.

Debe destacarse que además de su intervención en el juicio, una función


básica y principal del abogado es la preventiva. Con su asesoramiento y una
correcta redacción de los contratos y documentos, pueden evitarse conflictos
sociales, de forma que el abogado, más que para los pleitos o juicios, sirve
para no llegar a ellos, sirviendo en muchos casos como mediador extrajudicial.

Tanto es así que en la mayoría de los procedimientos judiciales es obligatorio


comparecer ante los tribunales asistido o defendido por un abogado en calidad
de director jurídico, es decir todo escrito y/o presentación judicial debe ir
firmada por el cliente (o su representante legal, el procurador/a) y por su
abogado, lo cual le garantiza un debido ejercicio del derecho a la defensa
durante el proceso.

El Abogado: La Importancia De Su Rol Social

La palabra Abogado tiene su origen en el latín "advocare" cuyo significado


literal es convocar, es decir el Abogado está llamado a ser, dentro de su
ejercicio profesional, alguien que sirva como un intercesor o un mediador entre
quienes en un momento dado pudieran requerir de sus servicios o asesoría
como profesional, como el natural conocedor del ordenamiento jurídico que rige
la vida de una sociedad, no para radicalizar una controversia o conflicto entre
quienes tienen desacuerdos como equivocadamente se cree, sino para
procurar superar esa conflictividad, pudiendo de igual manera prestar

2
asesoramiento a quienes en una determinada circunstancia necesitan conocer
sobre el verdadero sentido de aplicación de una ley.

Desde otro ángulo de vista y recurriendo al sentido gramatical y lato de la


palabra derecho, significa rectitud de proceder, es lo equivalente a recto, lo
contrario a torcido y sinuoso, lo que no se bambolea o anda de un lado a otro,
de cuyo significado se infiere que contrariamente a lo que socialmente se
percibe, el Abogado está muy lejos de ser un promotor o instigador de
conflictos, de desencuentros entre personas, un fabricante de problemas,
alguien que perniciosamente busca cómo enfrentar unos a otros, sino que más
bien y esa es su razón de ser, debe procurar se superen esas diferencias de
criterios o de intereses, buscando con sus conocimientos y utilizando la sana y
saludable disposición de la ley solucionar aquellos desacuerdos o conflictos
entre personas o entre personas y grupos, instituciones u organizaciones de la
sociedad.

Aspectos generales de la Abogacía

En el presente Capítulo, se abordan los aspectos generales de la abogacía,


partiendo de su concepto, origen, evolución, aplicación, importancia y
limitación, y definiendo los tipos y funciones de abogados, su preparación
técnico-profesional, sus relaciones interpersonales y sus honorarios.

Concepto, Origen y Evolución de la Abogacía

En la época medieval el ejercicio de profesiones como la abogacía estaba


reservado a una élite que tenía recursos asegurados y trabajaba bajo la
superioridad del “motivo de servicio”. En ese entonces, para distinguirse de
otros oficios, pero también para protegerse de la competencia era común que
los colegios de abogados establecieran ciertas barreras de ingreso a la
profesión.

Actualmente, el ejercicio de la abogacía es libre, no exige tener título de


caballero de alguna orden, si no formación universitaria y los profesionales que
la ejercen no necesariamente tienen recursos asegurados, sino que encuentran
en la profesión una fuente de estos.

3
Cabría resaltar también que a diferencia de lo que ocurría antes, hoy las
mujeres pueden ejercer la abogacía. En el Perú dicha reivindicación se logró
gracias a personas como Trinidad Enríquez Ladrón de Guevara, quien con
firmeza de carácter, discernimiento superior y convicción de principios defendió
el derecho de las mujeres peruanas a obtener el título de abogadas
renunciando incluso, para ello, al que le fuera ofrecido por el presidente Piérola.

En las sociedades democráticas modernas basadas en la regla del derecho, los


abogados juegan un papel importante en la administración de la justicia y en
salvaguardar los derechos humanos y las libertades fundamentales “Deben los
abogados colaborar con la justicia en la pena de las sanciones a que están
expuestos y que lentamente han comenzado a ser aplicadas? Pero para que
exista dicha colaboración, independientemente de las sanciones a que hay
lugar, deben también los profesionales de la ciencia jurídica conocer a fondo
los principios y deberes que rigen su conducta

LA SENSACION DE LA JUSTICA

Ser abogado (no es saber el Derecho, sino conocer la vida).

Ser abogado no es saber el Derecho, sino conocer la vida. El derecho positivo


está en los libros, pero lo que la vida reclama no está escrito en ninguna parte.

Quien tenga previsión, serenidad, amplitud de miras y de sentimientos para


advertirlo, será Abogado; quien no tenga más inspiración ni más guía que las
leyes, será un desventurado mandadero.

La justicia no es fruto del estudio, sino de una sensación. Osorio cita al ilustre
novelista Henry Bordeaux. Se refiere que cuando visito al escritor Daudet y le
manifestó que era estudiante de Derecho, éste le dijo: "las leyes, los códigos no
deben ofrecer ningún interés. Se aprende a leer con imágenes y se aprende la
vida con hechos.

Procure ver y observar.

Estudie la importancia de los intereses en la vida humana. En resumen, lo que


quiere decir con las palabras "la sensación de la justicia" es que procuremos no

4
actuar tan apegados a las leyes, que usemos lo que nosotros tenemos
conceptualizado como bueno, equitativo, prudente, cordial y sobre todo justo.

La Moral del Abogado.

En la moral del abogado, es del criterio que debe tener un abogado. Y


comienza: La abogacía no se cimienta en la lucidez del ingenio, sino en la
rectitud de la conciencia.

Malo será que erremos y defendamos como moral lo que no es; pero si nos
hemos equivocado de buena fe, podemos estar tranquilos.

Cita las palabras del novelista Collete Iver. "Nuestro oficio ¿es hacer triunfar a
la justicia o a nuestro cliente? ¿Iluminamos al Tribunal o procuramos cegarle?
Cuando un abogado acepta una defensa, es porque estima - aunque sea
equivocadamente- que la pretensión de su tutelado es justa, y en tal caso al
triunfar el cliente triunfa la justicia, y nuestra obra no va encaminada a cegar
sino a iluminar. También da unos consejos a los abogados.

Lo que quiere decir es que después de adoptada una resolución, vacilar ni


retroceder por miedo a la crítica, que es un monstruo de cien cabezas
irresponsables y faltas de sindéresis. Cuando se ha marcado la línea del deber
hay que cumplirla a todo trance.

Requisitos para el ejercicio de la abogacía.

Estos son los requisitos para ejercer la profesión de abogado en la República


Peruana:

Pasos para legalizar el título de Licenciado (a) en derecho (Se deben de


convalidar el certificado de título universitario):

Se deben de legalizar el record de notas y el Certificado de Titulo obtenido


(Carta de grado de la Universidad). Esto se realiza en el Ministerio de
Educación Superior Ciencias y Tecnología (MIESCYT), en original.

Se envía a la Suprema Corte de Justicia, vía la Procuraduría General de la


República, una Carta pidiéndole una Solicitud de fecha para su juramentación

5
(Juramento Hipocrático), y el Número de Exequátur, de Ley para poder ejercer
la profesión de Licenciado (a) en Derecho, en todo el Territorio de la República
Peruana.

Fundamentos teóricos y aplicación de la ética en la Abogacía

En este Capítulo, se abordan los fundamentos teóricos y la aplicación de la


ética en la abogacía, partiendo del concepto, origen y evolución de la ética;
aplicación e importancia de la ética en la abogacía; los Principios Éticos; y
terminando con las Obligaciones del Abogado.

La ética es el estudio de los principios y normas morales que afectan la


conducta de la persona. Agrega que la ética es "un conjunto de principios y
normas morales en las que una persona o grupo cree".

En lo referente a la moral, esta fuente puntualiza que la moral es la creencia de


las personas acerca de lo que es correcto y malo.

Es por eso, que surge la necesidad de definir la ética como un medio para regir
el rol de los abogados y establecer los deberes y principios rectores de su
conducta. La ética es la parte de la filosofía que trata del bien y del mal en la
conducta humana. Es el conjunto de normas que regulan la conducta desde el
punto de vista del bien.

El Abogado Como Defensor de Causas Humanas.

La misión social del abogado es tan noble, en su concepción doctrinaria, que lo


convierten en un asistente o asesor de aquellas personas que estando
limitadas por desconocimiento de sus derechos o por limitaciones económicas
necesitan ser o estar asistidas por un jurista, conocedor de la ley, aquello
explica el que la propia ley da la posibilidad de nombrar los llamados
Defensores de Oficio para que quienes cuentan por cualquier circunstancia con
un abogado que los patrocine o defienda en asuntos litigiosos que podrían
afectar sus derechos o intereses, nunca dejen de tener asesoría y ayuda
jurídica que evite colocarlos en desventaja frente a su contradictor, existe
igualmente el caso de los llamados Defensores de Pobres que tradicionalmente
han permitido tener una asesoría legal en casos o procesos judiciales, en que

6
la persona por su precaria situación económica no estuviese en capacidad de
contratar por sus propios medios a un profesional de la abogacía.

Ética del Abogado

En este Capítulo, se desarrolla la conceptualización de la ética del abogado,


partiendo del concepto de abogado, el concepto de ética del abogado, la
aplicación y la importancia de la ética de la abogacía, los deberes del abogado,
y terminando con el secreto profesional.

Conceptualización de Abogado Se entiende por abogado al profesional


acreditado por un título universitario de licenciado o doctor en derecho,
autorizado por exequátur expedido por el Poder Ejecutivo, debidamente
juramentado por la Suprema Corte de Justicia, y matriculado en el Colegio de
Abogados para el ejercicio de la abogacía.

En relación con la justicia, el abogado se define como un auxiliar, colaborar y


garante de los fines de la justicia y del Poder Judicial.

En lo referente al derecho como ordenamiento jurídico del Estado, el abogado


se define como un conocedor, promotor y garante de los principios, derechos y
garantías fundamentales establecidos en el marco jurídico nacional e
internacional. En lo que respecta al cliente, el abogado se percibe como un
representante, asesor, consejero, consultor, y defensor de los bienes jurídicos,
intereses, derechos, libertades y prerrogativas de la persona natural o jurídica
que patrocina.

Requisitos para el buen ejercicio de la abogacía actual

Actitudes para ejercer la Abogacía. Persona con título de grado habilitado


conforme a la legislación de cada país, que ejerce el Derecho, en
representación de terceras personas, siendo un auxiliar activo e indispensable
en la administración de la Justicia de un país. El abogado es el encargado de
defender los intereses de una de las partes en litigio. Al ser el abogado un
profesional específicamente preparado y especializado en cuestiones jurídicas,
es la única persona que puede ofrecer un enfoque adecuado del problema que

7
tiene el ciudadano o 'justiciable'. Debe destacarse que además de su
intervención en el juicio, una función básica y principal del abogado es la
preventiva.

Con su asesoramiento y una correcta redacción de los contratos y documentos,


pueden evitarse conflictos sociales, de forma que el abogado, más que para los
pleitos o juicios, sirve para no llegar a ellos, sirviendo en muchos casos como
mediador extrajudicial. Tanto es así que en la mayoría de los procedimientos
judiciales es obligatorio comparecer ante los tribunales asistido o defendido por
un abogado en calidad de director jurídico, es decir todo escrito y/o
presentación judicial debe ir firmada por el cliente (o su representante legal, el
procurador/a) y por su abogado, lo cual le garantiza un debido ejercicio del
derecho a la defensa durante el proceso.

Los requisitos para ejercer la abogacía en el Perú

Como ha sido reconocido por el TC, la Constitución Política del Perú reconoce
el derecho que tienen los ciudadanos y ciudadanas a elegir la actividad
ocupacional o profesional que deseen y su derecho al “libre ejercicio de la
profesión”; es decir, a ejercer libremente la profesión para la cual se han
formado. Lo antes mencionado no significa que la ley no pueda establecer
requisitos para ejercer dicho derecho. Así, de acuerdo con lo señalado en la
Ley Orgánica del Poder Judicial (LOPJ), para patrocinar se requiere:

La obtención de un título habilitante (el título profesional)

En el Perú se confía a las universidades el otorgamiento del título de


“Abogado”. Estas lo otorgan a quienes habiendo obtenido previamente el grado
de bachiller en Derecho (para lo cual requieren la aprobación de los estudios a
nivel de pregrado que usualmente toman al menos 5 años y la acreditación de
un idioma extranjero) consigan la aprobación de una tesis o de un “trabajo de
suficiencia profesional”.

Es preciso mencionar que, bajo las normas vigentes, el título de abogado no


tiene un plazo de caducidad ni está sujeto algún tipo de revalidación posterior
sobre la base de una formación continua, como ocurre en otros países. En
consecuencia, un abogado (o abogada) que deja de ejercer la abogacía por

8
más de 25 años, puede tener por cumplido este requisito no requiriendo alguna
certificación posterior sobre su formación o actualización de sus conocimientos
sobre el Derecho.

La inscripción del título profesional en la respectiva Corte Superior de


Justicia

Este requisito es de antigua data, ya que se exigiría al menos desde 1910 con
la Ley 1367 que, por cierto, ha llegado vigente hasta nuestros días.

Pensamos que este requisito estaría quedando como una mera formalidad.
Debería reevaluarse teniendo en cuenta la facilidad que existe hoy para
verificar con el uso del internet la información sobre grados y títulos de una
persona.

De hecho, atendiendo a esa situación, mediante el Decreto Legislativo 1246 de


2016 se dispuso que las entidades de la Administración Pública proporcionen a
las entidades del Poder Ejecutivo de manera gratuita, entre otra, la información
sobre grados y títulos de las personas.

La incorporación en un colegio profesional

A diferencia de lo que ocurre en otros países (como, por ejemplo, Chile) en el


Perú se exige estar colegiado para ejercer aquellas profesiones expresamente
señaladas por ley.

En el caso de la abogacía, la ley exige la colegiación en forma obligatoria para


“patrocinar”.

Es incuestionable que se exige la colegiación para ejercer la abogacía


conduciendo procesos judiciales; no obstante, recientemente el CAL está
interpretando que esta no se exige para ejercerla en forma distinta.

Esta cuestión, teniendo en cuenta lo amplias que son las definiciones de


Patrocinio y de Ejercicio Profesional establecidas en el Código de Ética del
Abogado vigente (en adelante, “Código de Ética”) entraña todo un debate cuyo
análisis amerita la elaboración de otro ensayo.

Según explica la doctrina más autorizada en el tema, la colegiación obligatoria


únicamente se justificaría desde un punto de vista constitucional al permitir el

9
control del ejercicio de la abogacía. Sin embargo, la eficacia del control
disciplinario realizado por los colegios de abogados es cuestionada incluso por
propios miembros de la orden. Esta cuestión sin duda amerita también un
análisis cuya extensión desborda el tema analizado en este ensayo.

10
CONCLUSIONES

 El rol del abogado puede reducirse desde dos perspectivas.

 El abogado como defensor del interés del patrocinado un cliente en el


contexto del sistema de justicia.

 Se puede ver la abogacía como una profesión orientada a la defensa de


los derechos de las personas, la justicia y el orden social.

 El abogado es un profesional liberal debidamente acreditado por el


Estado para ejercer la abogacía, conocedor de las ciencias jurídicas y
del derecho, cuya función principal es ser auxiliar y colaborador de la
justicia, y defensor de los intereses, libertades y derechos
fundamentales de los clientes.
 La abogacía es un oficio muy antiguo que surgió para enfrentar las
injusticias sociales y para el reconocimiento de los derechos de las
personas frente a los gobernantes.

11
BIBLIOGRAFIA

 función-social-del-abogado/funcion-social-del-abogado.shtml
 actitudes-y-requisitos-ejercicio-abogacia/actitudes-y-requisitos-ejercicio-
abogacia.shtml
 ética-del-abogado-actual/etica-del-abogado-actual.shtml
 ejercicio-abogacia-peru-investigacion-cal-martha-huatay/

12