Вы находитесь на странице: 1из 2

Ensayos mecánicos

Se entiende por ensayos mecánicos, aquellos que pretenden medir la capacidad


de un material para soportar esfuerzos de diferente tipo Los ensayos mecánicos,
tecnológicos, físicos y químicos a que pueden estar sometido los materiales de
uso industrial, tienen mucha importancia técnica, debido a la información que nos
pueden dar o proporcionar y las repercusiones en los métodos de fabricación del
producto.
Ensayo mecánico estático y dinámico
Se entiende por ensayo, el conjunto de pruebas que permiten el estudio del
comportamiento de un material al objeto de determinar. Sus características
frente a una posible utilización. Los posibles defectos de piezas ya terminadas.
Las causas de un posible fallo. Hay ensayos que tratan de averiguar el
comportamiento del material frente a requerimientos de tipo físico, por ejemplo:
desgaste por rozamiento, dureza, esfuerzos de tracción, de compresión, etc. Es
decir, la capacidad e soportar esfuerzos físicos. Otros ensayos, en cambio
intentan conocer la estructura interna del material, a partir de ellos, se obtienen
datos relacionados con la resistencia de este frente a los agentes químicos, la
dilatación, la densidad; la conductividad eléctrica, térmica, magnética, etc.
a) Estáticos; que simulan el comportamiento del material con pequeñas
velocidades de aplicación de las cargas. Distinguiremos entre ellos:
 tracción
 fluencia
 fractura
 dureza

b) Dinámicos; que modelizan el comportamiento frente a cargas variables


con el tiempo. Distinguiremos entre ellos:
 fatiga
 resiliencia

Su campo de aplicación es general, y fundamental, en Ingeniería. El ensayo de


tracciones el primer ensayo, en importancia, obligatorio para conocer las
características resistentes de los materiales metálicos, cerámicos y también
polímeros y compuestos, a la temperatura ambiente.

El ensayo de fluencia es ensayo obligatorio para conocer las características


resistentes de los materiales metálicos y compuestos cuando la temperatura de
servicio es media o alta, superior a los 300°C. Pero también es aplicable a
temperaturas ambientales para materiales de tipo polimérico que muestran este
fenómeno a esas temperaturas.
El ensayo de tenacidad en fractura es obligado para calcular el riesgo de
aparición de la fractura súbita de un material y para relacionar las tensiones de
cálculo asociadas.

El ensayo de dureza es una herramienta básica para controlar, de forma rápida,


las características detracción de los materiales.

El ensayo de fatiga tiene una extensa aplicación; la de todas aquellas piezas que
se encuentren sometidas a esfuerzos o tensiones variables: motores, máquinas,
etc.

El ensayo de resiliencia es un requisito ineludible de calidad de los materiales,


exigido para demostrar su tenacidad de forma sencilla.

En general todos los ensayos citados se aplican para analizar y controlar la


calidad de los productos aplicados y elaborados en la fabricación de máquinas e
ingenios.