Вы находитесь на странице: 1из 7

El populismo es una tendencia política que pretende atraerse a las clases populares 1 Se trata

de un concepto difícil de definir con exactitud, con el que se designan realidades diferentes 2 El
uso del calificativo «populista» se hace habitualmente en contextos políticos y de manera
peyorativa, sin que del término se desprenda por sí mismo una evidente identificación ideológica,
sino estratégica dentro del espectro izquierda-derecha

.3 También se ha aplicado en contextos religiosos para calificar a la teología de la liberación y a
la teología del pueblo así como para referirse a la acción política de los grupos económicos
concentrados, con la expresión “populismo del capital”.
Es preciso mencionar la contribución de Ernesto La cual en la forma de entender al populismo.
Tomando elementos de lingüística y psicoanálisis aborda este fenómeno complejo brindando un
esquema conceptual para comprender la constitución de la hegemonía en
el populismo.10Quienes piensan que el populismo constituye una corriente política
concaracterísticas objetivas, destacan aspectos como la simplificación dicotómica,el antielitismo
(propuestas de igualdad social o que pretendan favorecer a losmás débiles), el predominio de los
planteamientos emocionales sobre los racionales, la movilización social, etc.1112Una parte
importante de los estudios latinoamericanos cuestiona el usoeurocéntrico y universalizador del
término «populista», cuando se aplica acorrientes políticas latinoamericanas, obviando el estudio
puntual y lascircunstancias históricas particulares de las mismas.

Peronismo El peronismo o justicialismo es un movimiento político surgido en Argentina a


mediados de la década de 1940 alrededor de la figura de Juan Domingo Peróny un considerable
número de sindicatos. Desde su surgimiento ha tenido una importante influencia política en ese
país. En su forma partidaria, se organizó primero como Partido Laborista, luego como Partido
Peronista, renombrado posteriormente como Partido Justicialista. En 1949, dos años después de
ser sancionada la ley de voto femenino, el peronismo se organizó también en el Partido
Peronista Femenino, fundado por Eva Perón e integrado solo por mujeres, que fuera disuelto por
la dictadura militar instalada en 1955. Tradicionalmente, su organización se ha realizado sobre la
base de tres “ramas” (política, sindical y femenina), a las
que a partir de los años 1970 se agregó la juventud.

La denominación alternativa de “justicialismo” proviene de la importancia


concedida por este movimiento a la justicia social. La oposición al peronismogeneró un
movimiento inorgánico de gran influencia política, conocido comoantiperonismo.1 El movimiento
peronista agrupa a una serie de corrientesdiversas no del todo precisas ni constantes a lo largo
de la historia, a vecesenfrentadas, incluso electoralmente. Entre las corrientes principales
peronistaspueden identificarse el «peronismo ortodoxo», el neoperonismo, el
«peronismorevolucionario» o «la Tendencia», el «peronismo sindical», el «menemismo»,el
«kirchnerismo» y el peronismo disidente o Peronismo Federal.Entre 1946 y 2015, el justicialismo
ganó nueve elecciones presidenciales:1946 (Perón), 1951 (Perón), las dos de 1973 (Cámpora y
Perón), 1989(Menem), 1995 (Menem), 2003 (Kirchner), 2007 (Fernández de Kirchner) y2011
(Fernández de Kirchner), y perdió las elecciones de 1983, 1999 y 2015.Fue derrocado dos veces
por golpes de estado militaresen 1955 y 1976 y declarado ilegal por la dictadura autodenominada
Revolución Libertadorainstalada en 1955, manteniéndose la prohibición hasta 1972 y para
Perónhasta 1973.SocialismoEl socialismo es la teoría, doctrina o práctica social que promueve la
posesiónpública de los medios de producción y un control colectivo y planificado de laeconomía
en pro del interés general de la sociedad. El socialismo puede serno-estatal (mediante la
propiedad comunitaria en un sentido amplio) o estatal(a través de la nacionalización y
la planificación económica de la producción).En un sistema socialista, al establecerse la
propiedad social (colectiva) de losmedios de producción, desaparece cualquier forma de
propiedad privada delos bienes de capital y con esta el capitalismo como forma de apropiación
deltrabajo asalariado.Definición

Frecuentemente coexisten diferentes movimientos políticos que adoptan eltítulo Socialismo:


desde aquellos con vagas ideas de búsqueda del biencomún e igualdad social, hasta los
proyectos reformistas de construcciónprogresiva de un Estado socialista en términos marxistas,
o las variantes pre ypost-marxistas de socialismo (sean obreristas o nacionalistas), o
alintervencionismo, definiciones de socialismo o de sus métodos que puedenvariar
drásticamente según varíen los interlocutores políticos y que algunasveces se distancian en
mayor o menor medida de su etimología: estatistas,nacionalistas, marxistas, cooperativistas,
corporativistas gremiales clásicos,corporativistas de Estado o fascistas, socialistas de renta,
socialistas demercado, mutualistas, socialdemócratas modernos, etc.El socialismo continúa
siendo un término de fuerte impacto político, quepermanece vinculado con el establecimiento de
un orden socioeconómicoconstruido por, para, o en función de, una clase trabajadora
organizadaoriginariamente sin un orden económico propio, y para el cual debe crearseuno
público (por vía del Estado o no), ya sea mediante revolución o evoluciónsocial o mediante
reformas institucionales, con el propósito de construir unasociedad sin clases estratificadas o
subordinadas unas a otras; idea estaúltima que no era originaria del ideario socialista sino del
comunista y cuyaasociación es deudora del marxismo-leninismo. La radicalidad delpensamiento
socialista no se refiere tanto a los métodos para lograrlo sinomás bien a los principios que se
persiguen.Principios básicosPor socialización de los medios de producción, se entiende, en
economíapolítica y ciencia política, etc, el proceso de pasar de un régimen de propiedadprivada
individual de tales medios hacia uno de propiedad social, ya seacomunitaria o estatal.La
propiedad comunitaria de activos u organizaciones, es aquella donde éstasse poseen y se
controlan a través de ciertos mecanismos deliberativos o derepresentación democrática que
permitan a una comunidad o grupo ser partede su gestión, ya sea, usando o disfrutando de los
beneficios que sepresentasen con dicho activo. El desarrollo de la propiedad comunitaria,
comoconcepto y herramienta social, representa un símbolo de la emancipacióncolectiva, lo cual
hace del concepto un principio de corrientes políticas ysociales, tal como lo es, el
Anarcocomunismo, del cual se amparaba PiotrKropotkin junto a otros pensadores del
Anarquismo.La estatización o estatalización es el conjunto de disposiciones y
operacionesmediante las cuales el Estado asume, en forma variada, la administración
deempresas privadas, de grupos de empresas o de la totalidad de ciertossectores económicos
manejados con anterioridad por particulares. Laestatización es lo opuesto a la privatización.
También se le denominanacionalización de los medios de producción, aunque una empresa
estatizadapuede ser previamente tanto de propiedad nacional como extranjera.La propuesta de
socializar los bienes no se extiende a los bienes de consumoy/o pertenencias personales, ni
busca evitar sueldos o ganancias derivadas

del esfuerzo personal. Así, por ejemplo, Makhaiski escribe “La socialización de
los medios de producción no significa otra cosa que la abolición del derecho
de propiedad privada y de la gestión privada de las fabricas y de la tierra”
.Para corrientes comunitarias -tales como el comunismo, socialismo,cooperativismo, anarquismo,
mutualismo etc.- el concepto tiene el sentidoespecifico de reintegrar los procesos económicos al
control de la sociedad afin de lograr la libertad del ser h
umano: “La otra idea que es enormemente
importante es esta noción de libertad, la idea que es tan diferente de la nociónliberal. No
podemos ser libres a menos que controlemos nuestro destino, amenos que nosotros, en lugar de
ser arrastrados por el viento de lascircunstancias económicas (para Marx) o dirigidos por la mano
invisible de larazón (para Hegel) realmente tomemos control, realicemos nuestro
poder,realicemos la capacidad colectiva de los seres humanos para controlar nuestrodestino, y lo
hagamos... es una idea de gran importancia. Ahora que ha sido
presentada por Hegel y Marx, no creo que será olvidada”. En ese sentido, se
puede decir socialización es el proceso opuesto a alienación.Sin embargo, de hecho, existen
diferencias sobre medios y fines en relación acomo se podría o debería efectuar tal control
social, por ejemplo, poniendotales procesos bajo el control de alguna forma u organización
política(comunas, consejos, federaciones de tales comunas o consejos, etc.) o bajo elcontrol
directo de los trabajadores, lo que junto a otras consideraciones sobrelo que una socialización
implica o no (ej. el contraste entre el Estado socialista,el comunismo sin Estado -ideal supremo
del marxismo- y elanarcocomunismo) han ocasionado un debate prolongado -aunque no
siempreactivo- acerca de lo que el proceso es y el cómo efectuarlo.Comunismo y capitalismo en
Latinoamérica siglo
XX América Latina, insertada en estos problemas, muestra movimientosrevolucionarios y
progresistas. Venezuela, Perú, Bolivia, Nicaragua, entreotros, dan fe de ello. No cabe duda que
el contexto histórico ha variado, asícomo su movimiento conceptual, por ejemplo:
“Un mundo mejor es posible”

“Sociedad post
-
neoliberal“

“Economía de mercado con orientación socialista”

“Socialismo o barbarie”

“Socialismo del Siglo XXI”


La Revolución Bolivariana y otros procesos emancipadores en AméricaLatina.La posición y
declaraciones antimperialistas, latinoamericanista y conmarcada proyección socialista, del
presidente Hugo Chávez.
El “socialismo del Siglo XXI” y la práctica política.
La tendencia a la construcción del socialismo del Siglo XXI en nuestro
continente, tiene por base el rechazo al modelo de “socialismo real” y la
necesidad de alcanzar la síntesis creadora de lo mejor y más progresista delas diferentes
corrientes del pensamiento socialista, la creación de uno nuevo

que rescate lo mejor en la historia del pensamiento emancipatorio, y sea capazde elaborar
respuestas acertadas a los desafíos que se presentan.¿Cómo se piensa el socialismo del Siglo
XXI en Latinoamérica?¿Se tienen encuenta los aportes de los clásicos del marxismo en la
coyuntura actual?.Sepreveé como instrumento para construir la nueva sociedad, capaz de
lograrigualdad, libertad, bienestar, formación de nuevos valores, como la solidaridad,y que
garantice los derechos humanos fundamentales, como la Educación, laSalud, la Cultura además
de la sana y suficiente alimentación del pueblo. Sucontenido central lo constituye la reflexión
teórica y política acerca delsocialismo necesario, deseado y posible en las condiciones históricas
de losinicios del Siglo XXI. Lo expresado sintetiza las ideas de Marx cuando escribióa Ruge ...no
tratamos de anticipar dogmáticamente el mundo, sino quequeremos encontrar el mundo nuevo
por medio de la crítica del viejo..."(3).Hoy confluyen y se enfrentan posiciones que reflejan
diferentes corrientes del
pensamiento socialista contemporáneo: “socialismo bolivariano”, “socialismolatinoamericano”,
“socialismo democrático y participativo”, “socialismoindígena”, “socialismo de lo pequeño”
y “socialismo cristiano”, entre otros.
Características generalesEn el cuadro hay heterogeneidad en el debate sobre el tema. Los
principalesejes teóricos e ideológicos del debate son: teoría-práctica, propiedad
social,tradiciones nacionales revolucionarias, igualdad, equidad y justicia social,forma de
gobierno, democracia y participación popular, estilos de dirección,ética, política y valores. Esto
corrobora la tesis de que a pesar de los cambiosprogresistas y revolucionarios que vive el
continente, la lucha no debe llevar alsocialismo como objetivo inmediato, tienen que encontrarse
los caminosautóctonos de reivindicaciones nacionales y sociales, las mediaciones
idóneasmarxistas en cada caso concreto para poder aproximarse a la totalidaddeseada y
necesaria, llámense a ello tareas presocialistas, o Democrático-revolucionarias. El período de
tránsito del Capitalismo al Comunismoconstituye una necesidad histórica. Lenin en este sentido
reafirmóteóricamente, "no cabe duda de que entre el capitalismo y el comunismo existecierto
período de transición. Este período no puede dejar de reunir los rasgoso las propiedades de
ambas formaciones de la economía social, no puedemenos de ser un período de lucha entre el
capitalismo agonizante y elcomunismo naciente; o en otras palabras: entre el capitalismo
vencido, perono aniquilado, y el comunismo ya nacido, pero muy débil aun" (4)La búsqueda del
socialismo debe partir de los modelos que ha conocido lahumanidad para comprender así los
puntos de contactos y diferencias entrelas corrientes de pensamiento, desde la óptica de la
Filosofía Política y, portanto; enriquecer el examen universal sobre los problemas. Por
consiguientese hace un llamado a la viabilidad de asimilar todo lo producido en los analesde la
humanidad para aproximarnos a la evaluación de las experienciassocialistas contemporáneas,
para desentrañar la naturaleza de lasdeformaciones y explicar de manera realista las causas de
su desaparición,por el régimen económico, político y espiritual que allí resultó de
dichaexperiencia histórica.

A partir de tal balance es que se pueden buscar nuevas formas que tipifiquenun accionar de
poder que tienda al socialismo. En este sentido se haceperentorio revisar nuevamente los puntos
de vista de los pensadoresmarxistas en nuestro tiempo, pero no sólo redescubriéndolos,
sinosuperándolos desde la dinámica del mundo de hoy. El marxismo pone énfasisen quiénes,
cómo se debe gobernar y bajo qué condiciones históricas puedealcanzarse la emancipación, qué
identidad humana los cualifica, quéconexiones activas de actividad vital son necesario ir
instrumentando para unprogreso comunista real y no forzado. No propone para ello ni esquemas,
niprincipios rígidos.
A criterio de Roa “El socialismo se dec
lara como el régimen de libertadinalienable en cuanto a la determinación de la legitimidad o
ilegitimidad de la
autoridad política”. (6) Apunta por tanto, a desentrañar la autoridad en el
socialismo, cómo se legitima la toma de decisiones de una manera nueva a latradicional y qué
fundamentos universales y particulares se garantizanteniendo en cuenta los factores culturales y
tradicionales de cada experiencia.Pone en claro el protagonismo popular, su inclusión en la toma
del poder y enel desarrollo posterior. El planteo del problema en estos términos aleja
todasospecha de utopismo o envejecimiento del marxismo.Marx saca conclusiones y aporta
elementos universales necesarios a cualquierdefinición de socialismo o de lo humano.
Considerando lo abordado se
esclarece el término política, como “la lucha por compartir el poder, ya sea
entre Estados o entre grupos dentro del Estado. Cuando se dice que unacuestión es política, lo
que quiere decirse siempre es que el criterio decisivopara resolverla son los intereses en la
distribución, conservación y traspaso
del poder” (7). La Política socialista no puede ser ajena a esto y debe propiciar
el control social, para eso ha de esclarecer los medios, las mediacionespolíticas que utilizará
para sortear las contradicciones Estado-Sociedad civil,para prever las inevitables deformaciones
burocráticas y para que el individuoalcance su ser político.Son los intereses estructurados en
objetivos, envoltura ideológica y medios,los que definen los actos en política. En
este sentido Roa expresaba: “El acto
político es moral cuando traduce necesidades y aspiraciones esenciales de la
vida de los pueblos. Es inmoral, en cambio si las ignora o impide satisfacerlas”
(8). Hablando en términos concretos, es moral un acto político si se encausa amermar o suprimir
la injusticia, la opresión, la miseria, y la ignorancia. Labúsqueda de una multiplicidad de formas
para una auténtica participaciónsocial es un elemento inalienable de un Diseño político socialista,
que debeeducar sus pasos en todas las esferas y muy en especial en la correlaciónpolítica-
economía.
Engels, en su carta a Conrado Schmidt escribió: “La reacción del poder del
Estado sobre el Desarrollo económico puede efectuarse de tres maneras:puede proyectarse en
la misma dirección en cuyo caso este discurre más deprisa, puede ir en contra de él (...) o puede
finalmente cerrar al desarrolloeconómico ciertos derroteros, trazarle imperativamente otros; caso
este que sereduce en última instancia a uno de los anteriores pero es evidente que en el

segundo y tercer casos el Poder político puede causar grandes daños al


desarrollo económico y originar un derroche en masa de fuerza y materia”(9).
Con lo cual, las interrelaciones entre Economía y Política quedan nítidamentedeveladas, al
demandar la armonía imprescindible entre ambas esferas de laactividad social en concordancia y
coherencia con la totalidad social en las queinteractúan.Siguiendo la línea de Engels para el
desarrollo del Proyecto socialista, sesistematiza la tesis Base económica determina, en última
instancia,Superestructura; por tanto la base económica del proyecto socialista es laanulación de
la Propiedad privada. La intención es analizar a partir de lospresupuestos de los clásicos del
marxismo qué medidas son las que conducenpaulatinamente al encauce de este aspecto tan
determinante para lareproducción ampliada de auténticas Relaciones sociales, al atender
lasespecificidades de las que parte cada país en cuestión.En la anulación de la propiedad, lo que
esencialmente determina, es la maneraen que los hombres van a participar en dicha anulación.
La anulación positivade la propiedad privada materializa la inclusión del hombre en todo el
procesode toma de decisiones a nivel productivo, distributivo, de cambio y consumoacorde a las
necesidades e intereses de cada hombre concreto y de lasociedad en su conjunto, todo lo cual
conlleva a acabar definitivamente con lalucha por la existencia al restaurarle su esencia
humana.El Proceso de socialización no elimina de golpe la lucha por la existenciaindividual, por
lo que debe cuidarse cualquier manifestación de egoísmocontrolando lo que puede, debe
producirse y cómo repartirse a partir de laincidencia de cada individuo en las relaciones sociales
que despliega. Este esel eje del asunto, medidas económicas efectivas en la gestión política
yabsoluto control social sobre esa gestión política y económica.En El Capital, Marx analizaba: "El
Sistema de apropiación capitalista que brotadel Régimen capitalista de producción, y por tanto la
propiedad privadacapitalista, es la primera negación de la propiedad privada individual,
basadaen el propio trabajo. Pero la producción capitalista engendra con la fuerzainexorable de
un proceso natural, su primera negación. Es la negación de la
negación” (10).
El socialismo no restaura la propiedad privada sino una propiedad individualque recoge los
progresos de la era capitalista, una propiedad basada en lacooperación, en la posesión colectiva
de la tierra y los medios de producciónproducidos por el propio trabajo, lo cual abre paso al
establecimiento de laPropiedad social sobre los Medios de producción. De esta forma la
propiedadsocialista ejerce los derechos colectivos a la vez que se asienta en losprogresos de la
ciencia y la técnica. Aquí radica la esencia de la dirección científica de la sociedad, por la
sociedady para la sociedad, una vez que la planificación de los recursos y los procesosen
general sea la obra de todos, con incidencia de todos y para el bien detodos. Estas soluciones
son factibles a partir del activismo de los hombres

inmersos en la experiencia transicional, y de las fórmulas que encuentren paramejorar sus


resultados. Sin ese motor es imposible convertir lo irrealizable enrealizable, lo posible en
verdadero. De cada cual según su capacidad a cadacual según su trabajo, abre el camino a una
justicia social que sólo seráposible en un reino en que cada cual reciba según su necesidad, toda
vez quesea eliminada por siempre la lucha por la existencia cotidiana.En síntesis, es la alerta
económica del marxismo y el desafío que debeenfrentar la Dirección política de cualquier País
latinoamericano, si realmentequiere dar respuestas a un mundo en crisis. Precisamente en los
"Grundrisse"Marx sugiere y argumenta su visión multilíneas de la historia, al hacer
descansar todo su análisis en una “variedad de alternativas en eldesenvolvimiento histórico,
natural y social” lo que da textura a su concepción
de progreso. (11)Otro aspecto del pensamiento marxista que debe prestarse atención es
elreferido al Proyecto desenajenador. En Los Manuscritos Económicos y
Filosóficos de 1844, Marx deja sentado que: “La antitesis de no propiedad y
propiedad, en tanto no sea entendida como la antitesis de trabajo y capital,sigue siendo una
antitesis de indiferencia no aprehendida en su conexiónactiva, su relación interna: antitesis aún
no aprehendida como contradicción.(...) Pero el trabajo, la esencia subjetiva de la propiedad
privada comoexclusión de propiedad y capital-trabajo objetivo como exclusión de trabajo-
constituyen propiedad privada como su estado de contradicción desarrollado:de ahí una relación
dinámica que avanza inexorablemente hacia suresolución"(12).La contradicción trabajo-capital
es la clave de la comprensión eincomprensión, abarca a toda la masa de trabajadores de las
más variadasprocedencias sociales. Dados los niveles alcanzados en la internacionalizacióndel
capital en la actualidad, esta contradicción se extiende a naciones yregiones enteras del mundo,
como contradicción desarrollada y dinámica en lageneración de nuevas y cada vez más
sofisticadas conexiones activas yreproductivas de su modo enajenante de subordinar a sus
apetencias a lahumanidad. No es casual que Marx y Engels en el sentido político de la
evaluación del régimen capitalista esclarecieran que: “... El Gobierno del
Estado moderno no es más que una junta que administra los negocioscomunes de toda la Clase
burguesa", (13) a lo que se agregar: de la poderosaburguesía transnacional.Tales cuestiones
vitales, tampoco pueden verse de forma absoluta, lascondiciones extremas de lucha por la
existencia y la diversidad de intereses,provocan multiplicidad de intereses y de organizaciones
de las masasasalariadas que dificultan en extremo el alcance de una unidad de accióncontra el
capital, dado que: "Esta organización del Proletariado en clase y, portanto, en Partido político,
vuelve sin cesar a ser socavada por la competenciaentre los propios obreros".(14)Es decir, la
competencia es un problema para la unidad de acción más allá,incluso, del triunfo de una
revolución encaminada a eliminar la enajenación.
Por tanto, es un asunto que no sólo debe de ser tenido en cuenta antes de latoma del poder
político, sino a todo lo largo del proceso transicional socialista.La unidad no se funda, se alcanza
en la creación de condiciones, y en elencauce múltiple de relaciones humanas sostenidas en la
actividad quereconozca al todo y a sus partes, y viceversa.Estas razones hacen que Marx y
Engels se concentran en el Partidocomunista como organización cualitativamente diferente a los.
Al decir en ElManifiesto: este debe encontrarse bajo el control consciente de esa masa
queintenta redimir, en la misma proporción en que se redimen a sí mismos y seliberan de los
lastres del pasado, debe ir incluyendo a los individuos inmersosen la transformación social a la
dirección política de los procesos, o lo que eslo mismo, al ejercicio del poder.En tal sentido Marx
y Engels proclaman en el Manifiesto del PartidoComunista; "Los comunistas no forman un
partido aparte, opuesto a los otros
partidos” (15). El Partido Comunista, es una organización nacida en el seno de
la sociedad civil burguesa donde existen intereses comunes y diversos, quepueden variar por las
circunstancias. Debe asumir la realidad de la sociedad yaprovechar cada experiencia de lucha.
El partido es una organizacióncambiante y alerta ante las imprescindibles modificaciones que
surgieran de latierra a la que aferraba sus raíces.Para Marx y Engels el partido era un producto
necesario del desarrollo delmovimiento revolucionario y transformador de la clase obrera,
expresióndirecta de su madurez política, no de su rigidez política. Es una organizaciónque se
forma de manera espontánea que reclama para sí "las libertadespolíticas, el derecho de reunión,
asociación y la libertad de prensa"(16), comosus armas más preciadas que garantizan el
desarrollo del movimiento.Por otra parte, Marx y Engels en su teoría acerca del poder y las
relaciones delos hombres con respecto a éste, proponían como alternativa colocar losmétodos
de dirección y los principios democráticos de participación directacomo principal divisa. Se
precisa la relación del partido con las masas, con lasorganizaciones que existen y accionan en
su seno, así como, con laconservación de su espontaneidad, que significa frescura, lozanía
eindependencia en su activismo.Este aspecto ha sido uno de los más debatidos por el
pensamiento marxista y,al mismo tiempo, uno de los que peor suerte ha corrido en las
experienciassocialistas del Siglo XX, y en el proyecto latinoamericano del socialismo enSiglo
XXI. Hoy a pesar de la existencia de partidos revolucionarios yprogresistas en diversos países de
Latinoamérica, no podemos afirmar queestos garantizan la unidad entre todos los agentes
implicados en el procesosocial transformador. La polémica actual se torna en la relación
democracia ypoder.Es sugerente en nuestro continente, el ideal marxista referente a la
necesidadde la preparación previa, tanto de estrategias, como de acciones prácticaspara
implementarlas. Ello a su vez contribuye a eludir las políticas imperiales