Вы находитесь на странице: 1из 3

CONTEXTO INTERNACIONAL

1. ACTIVIDAD ECONOMICA

La actividad económica de los países internacionales fue bajo, desde la crisis que se inició en el
2008-09, las economías avanzadas continuó presentando un bajo ritmo de expansión durante el
2016 (1.7%) y una mejora en las economías emergentes (4.1%), destacándose la China e India.
Aunque, para la gestión 2017 y 2018 se prevee un repunte moderado de la economía mundial. Se
espera que mejore el precio de las materias primas y del petróleo para que exista un crecimiento
moderado.

En Estado Unidos el mercado laboral se fortaleció, ya que se generó mensualmente 185 mil
nuevos empleos en promedio durante los 4 meses del año. La tasa de desempleo disminuyó a abril
a 4.4%, menor a la tasa natural de desempleo estimada por la Reserva Federal.

En Europa en la gestión 2016, la tasa de desempleo de la Zona disminuyó a 9,6%; la menor tasa fue
registrada en Alemania de un 3%, mientras que las más altas continúan en Grecia y España. La
situación del empleo juvenil continúa siendo preocupante con tasas de desocupación de 40% en
España y Grecia y de 31% en Portugal.

Por otro lado en Japón Durante el primer trimestre de 2017, la actividad económica se expandió a
una tasa anualizada de 2,2%, superando las expectativas (1,7%). Este resultado respondió en gran
medida al notable comportamiento del comercio exterior. La balanza comercial de Japón registró
un superávit de ¥813,4 mil millones, mientras que las importaciones registraron un incremento de
1,2%.

En la gestión 2016 el crecimiento de China fue de 6,7%, por encima de la meta fijada por las
autoridades (6,5%), gracias a los impulsos fiscales y monetarios (incremento del gasto público,
principalmente en infraestructura, y un mayor nivel de inversión privada), el crecimiento se
concentre en los servicios; mientras que, por el lado de la demanda, la contribución del consumo
se mantuvo elevada.

Mientras que en América Latina en la gestión 2016 el crecimiento de la actividad económica fue
de 0,3% debido al descenso de los precio de las materias primas con una reducción de los ingresos
nacionales, disminuyendo la inversión, deterioro de las cuentas externas, incremento de la
inflación y endurecimiento de las condiciones de financiamiento externas.

La actividad económica en América del Sur se contrajo por segundo año consecutivo (2.4%), se
explica por los precios bajos de las materias primas, los retos de las economías más grandes y las
condiciones monetarias más restrictivas.

Brasil se mantuvo en recesión (3,6%) por el débil consumo, el desempleo, la desaceleración del
crédito y la inflación elevada. La inversión se mantuvo baja, un incremento de las tensiones
políticas, Colombia, en el crecimiento (2,0%), destaca el consumo y la inversión; el déficit de
cuenta corriente se corrigió, Chile (1.6%) se debe a la caída del precio del cobre y en Perú el
crecimiento es de (3.9%) impulsado por la inversión pública y el desempeño de la actividad de
Minerales y Servicios Conexos.

2. INDICADORES LÍDERES

En abril de la presente gestión el índice de precios de importación de Estados Unidos avanzó 4,1%
interanual, superando las expectativas (3,6%). Este desempeño fue explicado por los mayores
precios de los combustibles cuyo crecimiento interanual fue de 42,7%.

En Europa los índices PMI Manufacturero, Servicios y Compuesto de la Zona Euro se mantuvieron
en marzo dentro de la zona de expansión situándose en 56,2 y 56,5 respectivamente. Destacaron
los resultados de Alemania, cuyo desempeño fue ampliamente mejor al esperado.

El índice de confianza del consumidor, elaborado por el Conference Board, registró por segundo
mes consecutivo una desaceleración situándose en 117,9 que refleja las expectativas de corto
plazo.

En mayo, el índice de sentimiento del consumidor de la U. de Michigan se expandió a 97,1


situándose por debajo del esperado (97,5). Se estima se mantenga hasta la adopción de políticas
en materia de salud, infraestructura e impuestos, también la tasa de desempleo descendió a 4,3%.
Sin embargo, la creación de empleo se desaceleró. Las nóminas de empleo no agrícola sumaron
138.000 nuevos puestos de trabajo, por debajo del esperado (185.000) y el índice de Encuesta
Manufacturera de Nueva York disminuyó a -1,0 pp, por debajo de las expectativas de los analistas
(7,5). Las órdenes de pedidos retrocedió a -4,4. Los indicadores laborales registraron un modesto
incremento.

En Abril, el índice compuesto de la actividad total de la Zona Euro se aceleró hasta 56,8 puntos.
Irlanda encabezó el ranking de crecimiento de la actividad total seguida por España que alcanzó su
máxima de 20 meses. En mayo, el índice de confianza del inversor de la Zona Euro se expandió
hasta 27,4 puntos, alcanzando su mejor nivel desde julio de 2007. Este comportamiento se explicó
principalmente por la mejora de la evaluación de la situación actual (34,5 puntos), la tasa de
desempleo de la Zona Euro bajó a 9,5%, su nivel más bajo desde mayo de 2009. Las economías
que registraron mejoras fueron Italia (11,5%), Portugal (10%) y España (18%). Francia se mantuvo
en 10% y Alemania registró la menor tasa de desempleo con 3,9%.

La confianza económica en la Zona Euro alcanzó en marzo 107,9; solo Alemania registró una
mejora del indicador con una variación de 0,9 puntos, mientras que Francia y España registraron
variaciones negativas de 1,0 y 1,8 puntos, respectivamente.

La tasa de desempleo interanual de Japón se situó en febrero en 2,8%. El número de puestos de


trabajo disponibles por cada 100 personas en busca de empleo fue de 143, que supone la mayor
proporción de oferta laboral frente a la demanda.

En China, la inversión extranjera directa registró una caída de 9,2%. Esto respondió a un efecto
estacional (celebración del año nuevo lunar chino). Por su parte la IED del sector de manufactura
de alta tecnología creció en 39,9%. El índice de precios al consumidor de China subió 0,8% en
febrero, frente al 1,7% esperado, ubicándose en el nivel más bajo de los últimos dos años. El índice
de precios del productor, alcanzó su nivel máximo desde 2008, al situarse en 7,8% interanual

En mayo, la actividad manufacturera, medida por el índice Caixin de gestores de compras (PMI), se
ubicó en la zona de contracción (49,6). Esto coincidió con un menor ritmo de crecimiento de la
producción y de nuevas órdenes. No obstante, el índice oficial de gerentes de compras del sector
permaneció en zona de expansión, alcanzando 51,2 puntos.

El índice de Actividad Económica del Banco Central de Brasil se expandió en marzo en 1,05%, en
comparación con similar mes de 2016. Con ello acumula un avance de 1,12% para el I-Trim-2017.