Вы находитесь на странице: 1из 4

El bahareque

Técnica tradicional de Sudamérica y Panamá, que consiste en una estructura fija y estable de
madera, que se asienta sobre basas de piedra o pilotes y es arriostrada superior e inferiormente
por vigas de amarre. Posteriormente se cubre la estructura con palos delgados, carrizo o caña y
varias capas de barro.

Las casas de bahareque son una alternativa económica para mejorar la calidad de vida de las
comunidades rurales, los indígenas y primeros pobladores que han dejado un legado que aún
pervive en el tiempo.

Características del sistema

El bahareque posee propiedades acústicas y térmicas superiores a los sistemas constructivos


tradicionales; acústicas, debido a que en el interior del muro se encuentran elementos huecos
como el “carrizo, que poseen la propiedad de absorber ondas sonoras; y térmicas, gracias a su
estructura mixta, madera y barro que le permite almacenar frío o calor dependiendo del medio en
el que se encuentre. Por otro lado su estructura de pórticos le proporciona una gran estabilidad
sísmica y “es el único sistema constructivo de tierra que puede ser construido en cualquier zona
sísmica”.

Materiales básicos

Orgánico

Madera:

 Acerrada: Se emplea para conformar las estructuras (columna, vigas, vanos, puertas).
 Rolliza: Enrejado comúnmente.
 Bambú: Combinado o, sustituyendo por la madera.
 Caña: Es optativa en enrejado y techo.

Ripios

 Tejas
 Ladrillos.
 Bloques.

Aglomerante

 Cal (optativo).
 Cemento (optativo).

Metal:

 Malla de gallinero o cedazo.


 Alambre de púas.
 Clavo.

Barro y paja:

Esta mezcla se utiliza para completar la estructura de las paredes y como cubierta de techos,
actúa como aislante térmico, brinda un ambiente Abrigado si externamente hace frío y cuando
hace calor en el exterior genera un ambiente fresco dentro de la vivienda. El barro debe ser
arcilloso, libre de sales y será mezclado con fibra. Los elementos verticales usualmente están
compuestos por troncos de árboles, los horizontales de caña de bambú, caña brava, carrizo o
ramas.

Técnicas constructivas:

 Encestado: a base una malla de varillas leñosas, que actúan de soporte del barro que se le
aplica por ambas caras para obtener un elemento superficial de cerramiento vertical.
 Bahareque: a base de entrelazado de cañas abiertas (quincha) al que también se le aplica
barro en ambas caras.
 Pared Entramada: a base de un entramado de pies derechos y carreras de madera que
constituyen el alma dela pared y cuyos huecos se rellenan normalmente de fábrica de
adobe.

Proceso constructivo

Trabajos preliminares.

 Análisis de tierras.

A través de pruebas de campo simples verificar si la tierra conviene para la construcción, estas nos
muestran las características de la tierra. Para verificar sus componentes o granulometría: la
manipulación - olor, su plasticidad, "el cigarro" la cohesión y "la pastilla", el resultado de estas
pruebas nos indican la calidad de la tierra. Lo ideal es encontrar una tierra a la vez arenosa y
arcillosa. La composición de la mezcla contiene en algunos casos tierra y paja. Otros de los casos le
agregan estiércol de caballo, tierra y cal. En sí, cualquiera de las composiciones debe de contener
los siguientes elementos en la mezcla:

 40% de tierra orgánica.


 60% de tierra arcillosa.

Trazado y replanteo:

La primera operación que se realiza al inicio de la construcción de una vivienda, consiste en


trasladar el diseño realizado sobre el papel al terreno. Un trazado correcto es importante puesto
que de ello depende el éxito de las etapas siguientes de la construcción.
Cimientos y Sobrecimiento.

 Cimientos.

La decisión de escoger un tipo de material para las cimentaciones estará en función de la


disponibilidad del material, los costos y rapidez en la puesta en obra. El ancho mínimo de una
cimentación será de 40cm. Sin embargo se recomienda que sea una relación 1.5 veces el ancho del
muro.

 Sobrecimientos:

Es necesario tener una buena cimentación y que los sobrecimientos tengan unos 20cm por encima
del nivel del terreno al exterior.

Muros.

Tipo de muros que se pueden realizar.

 Bahareque tradicional. El bahareque tradicional consiste en una estructura de madera


rolliza o bambú (guadua) rellena de tierra con paja, embutiéndola al interior de la
osamenta doble de tiras de bambú o cañas delgadas.
 Bahareque Convencional: Este tipo de Bahareque es una versión más moderna del
bahareque tradicional, esta es la más usada. Cuenta con una trama de varas de cañas o
bambú fijadas con alambres y clavos a una estructura de madera aserrada que permita un
mejor ensamblado acabado.

Recubrimiento

 Método tradicional: Cuando las paredes estaban secas, se preparaba el primer repello
para cubrir la pared. La mezcla para realizarlo consistía en barro podrido y zacate pitilla.
Para suplicación, se garraba el barro con la mano y se tiraba con fuerza para que penetrara
las grietas, luego se emparejaba con la mano o una plancha de madera, recortando los
excedentes con el fin de dejar una textura de acabado fino. La pared, debidamente
repellada duraba aproximadamente 15 días perdiendo toda el agua, provocándole
nuevamente agrietamientos. El segundo repello consistía en una mezcla de tres partes de
boñiga fresca por una de barro podrido (sin zacate), también en algunas ocasiones se
acostumbra aplicar boñiga, se aplicaba inmediatamente con la mano cuidando de dejar
una textura pareja, o también se utilizaba un pedazo de saco de gangocha para afinar.
 Método Convencional. Tratamiento que se aplica en la superficie de la pared con el fin de
protegerla de las incidencias del clima y el uso. También sirve para darle un mejor valor
estético a la casa. Una pared protegida por un revestimiento estará en mejores
condiciones frente a un sismo. El trabajo de realización de los repellos comprende varias
etapas:
1. Preparación: Limpiar el muro con el fin de eliminar elementos sueltos de tierra y arena,
para garantizar la adherencia del repello a la trama del muro.
2. La primera capa: Sirve para nivelar las imperfecciones del muro y que este pueda recibir la
capa de afinado. El espesor de esta capa será de 8mm a 20mm. El mortero debe tener las
proporciones siguientes:
a. 1 parte de tierra arcillosa a 5mm.
b. 2 partes de arena ( que pasen la malla de 5mm)
c. 1/3 de paja cortada a 3cms de largo.

3. Incisiones: Inmediatamente después de colocada la primera capa, antes que seque se


realizan las “incisiones” con la ayuda de un cepillo de púas o clavos, esto mejora la
adhesión de la segunda capa con la primera.
4. La segunda capa “el afinado”: Una capa delgada de sello o protección y que da la calidad
estética, esta se realiza cuando la primera capa está completamente seca. El espesor es de
1 a 2mm. El mortero en proporciones aproximadas será de:
a. 1 de tierra (que pase por la malla de 2mm).
b. 3 ó 4 de arena fina
5. El Sellado: Se realiza con una esponja haciendo movimientos circulares y luego se espera
unos minutos (15 a 20min) para proceder a pasar la brocha seca haciendo movimientos
rectos, el objetivo es de sellar la superficie.
6. Cubierta.

Se estructura y cobertura se comportan como un diafragma que resiste a la flexión y el


cizallamiento. Una vivienda en zona sísmica requiere de un techo ligero y que reparta su carga
de manera homogénea sobre los muros. También es necesario que se consideren los aleros
como parte de la protección del muro, ellos no deben ser menores de 50cm ni mayores de 1m.
Los elementos portantes dela cubierta deben conformar un conjunto estable para cargas
laterales, para lo cual tendrán los anclajes. Las correas o los elementos que transmiten las
cargas de cubierta a los muros estructurales de carga, deben diseñarse para que puedan
transferir las cargas tanto verticales como horizontales y deben anclarse en la carrera o solera
superior que sirve de amarre de los muros estructurales. Las correas pueden construirse en
madera aserrada o guadua. Cuando las correas se construyen en guadua, los cantos en
contacto directo con el muro deben rellenarse de mortero.