Вы находитесь на странице: 1из 44

LA ENERGÍA

1.- CONCEPTO DE ENERGÍA Y CONSECUENCIAS DEL CONSUMO


ENERGÉTICO.

La energía es la capacidad de realizar un trabajo (Trabajo = Energía).

El primer principio de la temodinámica nos dice que la energía no se crea


ni se destruye, solo se transforma.

El consumo energético de los países industrializados, junto con el


consumo energético de los países emergentes como China, La India o Brasil,
entre otros, y el tipo de energías utilizadas mayoritariamente, como los
combustibles fósiles o el uranio, están produciendo problemas tan
importantes como:

o Aumento de la contaminación.
o Calentamiento global.
o Agotamiento de los recursos energéticos.
o Desequilibrio económico y social, dado que este tipo de recursos
energéticos, o bien la tecnología capaz de explotarlos, se encuentran
en manos de un reducido número de países y empresas.
o Guerras provocadas para el control de dichos recursos.

La unidad de la energía en el sistema internacional es el julio (J), si bien


se suelen emplear otras unidades dependiendo del tipo de energía, pero
teniendo muy claro que cualquier tipo de energía se puede medir en julios.

2. TIPOS DE ENERGÍAS.

La energía puede presentarse de diversas formas o tipos:

o ENERGÍA MECÁNICA.

Es la que poseen los cuerpos debido a su movimiento (energía


cinética), su posición (energía potencial) o su estado de compresión
(energía potencial elástica).

En los cuerpos no elásticos se cumple: Em = E c + E p

En la que Ec es la energía cinética y Ep la energía potencial.

1
Ec= ½·m·v2 y Ep=m·g·h m = masa (Kg); v = velocidad (m/s); h =
altura del cuerpo (m); g = 9,8 (m/s2) es la
aceleración de la gravedad.

Se han empleado las unidades del Sistema Internacional por lo que la


energía cinética, la energía potencial y la energía mecánica tendrán como
unidad el Julio (j).

o ENERGÍA ELÉCTRICA.

Es la energía que poseen las cargas eléctricas en movimiento. Debido


a su capacidad par transformarse en otras formas de energía es la
adecuada para muchas máquinas.

Ee = P·t = V·I·t = I2·R·t

P = potencia eléctrica (W).


t = tiempo (s).
V = voltaje (v).
I = intensidad eléctrica (A).
R = resistencia eléctrica (Ω ).
Ee = Energía eléctrica (J).

La energía eléctrica se suele expresar en Kw·h (1Kw·h = 1000 W·3600 s =


36·105 J).

o ENERGÍA TÉRMICA O CALORÍFICA.

Es la energía que posee un cuerpo debido al movimiento de las


moléculas, y se la llama también calor.

Los cuerpos acumulan calor y la cantidad de calor acumulado depende


del tipo de material, de su masa, así como de la temperatura a la que se
encuentran:

Q = m·c·(tf-ti)

Q = Cantidad de calor (Kcal).


c = calor específico del material (Kcal/Kg·ºC).
tf y ti = temperaturas final e inicial (ºC).
m = masa (kg).

2
¿Qué quiere decir calor específico?.

Como regla general, la temperatura de un cuerpo aumenta cuando se


le aporta energía en forma de calor. El cociente entre la energía
calorífica aportada (Q) y el incremento de temperatura (t f-ti) obtenido
recibe el nombre de capacidad calorífica (C) del cuerpo, que se expresa
como:
C = Q/(tf-ti)

La capacidad calorífica es un valor característico de cada sustancia y


está relacionado con otro valor fundamental de la calorimetría, el calor
específico.

El valor de la capacidad calorífica por unidad de masa se conoce como


calor específico (C):
c = C/m = Q/ m·(tf-ti)

El calor específico es también un valor característico de cada


sustancia

El agua es de los compuestos líquidos a temperatura ambiente cuyo


calor específico es mayor (c = 1 Kcal/Kg·ºC) y por eso se emplea como
refrigerante en los radiadores de los coches y en los intercambiadores
de calor.

El calor se suele expresar en calorías (cal) o en kilocalorías (Kcal) y su


equivalencia en julios es:

1 cal = 4,18 j ó
1 J = 0,24 cal

Existen tres formas de transmisión de calor: conducción,


convección y radiación.

Conducción: Cuando dos cuerpos están en contacto, el calor pasa del


cuerpo que tiene mayor temperatura al cuerpo que la tiene menor, hasta
que se igualan las temperaturas de ambos cuerpos, momento en el que se
ha alcanzado el equilibrio térmico.

También se produce conducción dentro de un mismo cuerpo cuando


dos de sus partes tienen temperaturas diferentes.

3
Convección: Todos los fluidos (líquidos y gases) al calentarse pierden
densidad (d = m/v , donde m = masa (g) y v = volumen (l)) por lo que
ascienden. Se produce un movimiento físico de las moléculas del fluido en
sentido vertical, debido a las denominadas corrientes convectivas.

Radiación: Un cuerpo más caliente que el ambiente que lo rodea irradia


calor en forma de ondas electromagnéticas y se propaga por el espacio
interplanetario o por el espacio adyacente. De esta manera es posible
que llegue a La Tierra el calor procedente del Sol.

o ENERGÍA QUÍMICA.

Es la energía que tiene un cuerpo debido a su estructura interna:


molecular, atómica o nuclear (la energía nuclear es un tipo especial de
energía química y se tratará en otro apartado).

Se dan dos casos de energía química:

 La energía metabólica.
 La energía química de la combustión.

La energía metabólica o metabolismo es el conjunto de reacciones y


procesos físico-químicos que ocurren en una célula. Estos complejos
procesos interrelacionados son la base de la vida a nivel molecular, y
permiten las diversas actividades de las células: crecer, reproducirse,
mantener sus estructuras, responder a estímulos, etc.

El metabolismo se divide en dos procesos conjugados: catabolismo y


anabolismo. Las reacciones catabólicas liberan energía; un ejemplo es la
glucolisis, un proceso de degradación de compuestos como la glucosa,
cuya reacción resulta en la liberación de la energía retenida en sus
enlaces químicos. Las reacciones anabólicas, en cambio, utilizan esta
energía liberada para recomponer enlaces químicos y construir
componentes de las células como son las proteínas y los ácidos nucleicos.
El catabolismo y el anabolismo son procesos acoplados que hacen al
metabolismo en conjunto, puesto que cada uno depende del otro.

La energía química de la combustión se obtiene cuando a partir de


cierta temperatura (llamada temperatura de ignición) , la combustión del
carbono y del hidrógeno con el oxígeno se produce de manera viva y

4
constante con desprendimiento de calor, dando lugar a una reacción
química denominada combustión. Se cumple:

Q = Pc·m

Q= Calor desprendido o energía liberada (Kcal).


M = masa (Kg).
Pc = Poder calorífico propio de cada material (Kcal/Kg).

El poder calorífico se mide como la cantidad de Kcal que se


desprenden en la combustión de 1 Kg de masa del material combustible.

En el caso de los gases el poder calorífico puede venir dado en


Kcal/m3, es decir, en lugar de la masa del gas se considera su volumen
(Q= Pc·V). En este caso el valor del poder calorífico que se indica en las
tablas corresponde a condiciones normales (1 atmósfera de presión y 0ºC
de temperatura).

En la siguiente tabla podemos ver el poder calorífico de diferentes


combustibles y sus usos:

Poder calorífico
Combustible Usos
(kcal/kg)
Madera (según) composición) 2.500-4.000 Calefacción
Carbón (según) composición) 4.000-9.000 Calefacción
Alcohol 6.500 Transporte terrestre
Transporte terrestre y
Gasóleo 10.325
marítimo, calefacción
Gasolina 95 10.400 Transporte terrestre
Gasolina 98 10.550 Transporte terrestre
Butano 10.900 Calefacción
Petróleo 11.000 Preparación de combustibles
GLP [gas licuado de petróleo (60%
11.000 Transporte
propano, 40% butano)]
Gas natural (metano) 11.500 Calefacción, transporte
Hidrógeno 28.700 Cohetes

5
o ENERGÍA NUCLEAR.

En una reacción nuclear la energía se puede producir de dos formas


distintas:

 Fisión: Escisión o rotura del núcleo de un átomo mediante el


bombardeo con neutrones. Este fenómeno está acompañado de
gran liberación de energía en forma de calor y radiaciones.
 Fusión: Se trata de unir varios átomos ligeros para formar uno
más pesado, liberando en el proceso enormes cantidades de
energía en forma de calor. El Sol es el principal proveedor de este
tipo de energía.

En ambos casos la energía proviene de la diferencia de masas que


existía antes y después de la reacción.

Albert Einstein, científico alemán nacionalizado estadounidense,


relacionó la energía obtenida y la masa perdida mediante la expresión:

E = m·c2
E= energía producida (j).
m= masa desintegrada (Kg).
C = velocidad de la luz (3·108 m/s)

o ENERGÍA RADIANTE O ELECTROMAGNÉTICA.

Es la propia de las ondas electromagnéticas que forman parte del


espectro electromagnético (ondas de radio-microondas-radiaciones
infrarrojas-luz visible-radiación ultravioleta-rayos X-rayos γ -rayos
cósmicos).

o ENERGÍA SONORA.

El ejemplo más común de onda mecánica que se propaga en un medio


material es el sonido. Este fenómeno físico se estudia normalmente
desde dos puntos de vista complementarios: el físico, propiamente dicho,
y el fisiológico, que analiza las cualidades de su percepción por el
hombre.

A todo movimiento ondulatorio que se transmite a través de un medio


material, se llama onda mecánica. Lo que se propaga es la energía de las

6
oscilaciones mecánicas de las partículas del medio. La onda mecánica más
característica es el sonido.

3. LA CENTRAL TÉRMICA

Una central térmica o termoeléctrica es aquella que transforma la


energía calorífica, procedente de combustibles fósiles (carbón, fuel-oil o
gas natural), en energía eléctrica.

En las centrales térmicas convencionales, la energía química ligada por el


combustible fósil (carbón, gas o fuelóleo) se transforma en energía
eléctrica. El esquema básico de funcionamiento de todas las centrales
térmicas convencionales es prácticamente el mismo, independientemente de
que utilicen carbón, fuelóleo o gas. Las únicas diferencias sustanciales
consisten en el distinto tratamiento previo que sufre el combustible antes
de ser inyectado en la caldera y el diseño de los quemadores de la misma,
que varía según el tipo de combustible empleado.

En el caso de una central térmica de carbón, el combustible se reduce


primero a un polvo fino y se bombea después dentro del horno por medio de
unos chorros de aire precalentados. Si es una central térmica de fuelóleo, el
combustible es precalentado para que fluidifique e inyectado
posteriormente en quemadores adecuados a este tipo de derivados del
petróleo. Finalmente, si se trata de una central térmica de gas, tenemos
otro tipo de quemadores específicos. En definitiva, la energía liberada
durante la combustión en la cámara de la caldera, independientemente del
tipo de combustible, hace evaporarse el agua en los tubos de la caldera y
produce vapor.

El vapor de agua se bombea a alta presión a través de la caldera, a fin de


obtener el mayor rendimiento posible. Gracias a esta presión en los tubos de
la caldera, el vapor de agua puede llegar a alcanzar temperaturas de hasta
600 ºC (vapor recalentado).

Este vapor entra a gran presión en la turbina a través de un sistema de


tuberías. La turbina consta de tres cuerpos; de alta, media y baja presión
respectivamente. El objetivo de esta triple disposición es aprovechar al
máximo la fuerza del vapor, ya que este va perdiendo presión
progresivamente. Así pues, el vapor de agua a presión hace girar la turbina,
generando energía mecánica. Hemos conseguido transformar la energía
térmica en energía mecánica de rotación.

7
El vapor, con el calor residual no aprovechable, pasa de la turbina al
condensador. Aquí, a muy baja presión (vacío) y temperatura (40ºC), el
vapor se convierte de nuevo en agua, la cual es conducida otra vez a la
caldera a fin de reiniciar el ciclo productivo. El calor latente de
condensación del vapor de agua se disipa al medio ambiente mediante dos
posibles sistemas:

 Refrigeración en circuito abierto: Se emplea en las centrales


refrigeradas con agua de mar. Se vierte la totalidad del agua
tomada produciéndose la descarga térmica al mar.
 Refrigeración en circuito cerrado: Se emplea en las centrales que
utilizan agua dulce. Se emplean torres de refrigeración en las que
el calor latente de condensación del vapor de agua es absorbido
por el agua de refrigeración, que lo entrega al aire del exterior en
las torres de enfriamiento. En las torres de refrigeración, debido
a la evaporación, se produce un incremento de la concentración
salina. Para evitar incrustaciones en el sistema se realiza una
purga de la torre. Este efluente líquido que se elimina hay que
tratarlo.

Las torres de refrigeración son enormes cilindros contraidos a media


altura (hiperboloides) que emiten de forma constante vapor de agua, no
contaminante, a la atmósfera.

Existen límites legales de exigencia para la temperatura del agua a


verter dependiendo del lugar de la central, de si se vierte al mar o al
rio,...etc.

Para minimizar los efectos contaminantes de la combustión sobre el


entorno, la central dispone de una chimenea de gran altura (llegan a los 300
m) y de unos precipitadores donde se limpia de cenizas y otros agentes
contaminantes que podrían deteriorar el medio ambiente. Las cenizas se
recuperan para su aprovechamiento en procesos de metalurgia y en el campo
de la construcción, donde se mezclan con el cemento.

La energía mecánica de rotación que lleva el eje de la turbina es


transformada a su vez en energía eléctrica por medio de un generador
acoplado a la turbina. Esta energía se transporta mediante líneas de alta
tensión a los centros de consumo.

(Se entiende por calor latente de condensación, la cantidad de calor desprendida por la
condensación de un kilogramo de vapor. Durante la condensación, la temperatura del cuerpo
permanece constante. Este calor representa el desprendimiento de una cierta cantidad de la

8
energía interna que posee el vapor, debido a que al pasar del estado de vapor al estado líquido,
disminuye la energía interna de sus moléculas y aumenta la cohesión molecular.)

Actualmente se están implantando nuevas tecnologías con el fin de


aprovechar mejor el carbón. Estas son:

 Centrales de combustión de lecho fluidificado: En estas centrales


se quema carbón sobre un lecho de partículas inertes (por
ejemplo, piedra caliza), a través de las que se hace circular una
corriente de aire que mejora la combustión.
 Gasificación del carbón: Consiste en inyectar oxígeno o aire y
vapor junto con el carbón en un reactor generando un gas utilizado
en la central térmica. También se está desarrollando la
gasificación subterránea en el propio yacimiento, lo que permite
utilizar vetas de configuración y profundidad que plantean
problemas para su aprovechamiento.

9
Existen otras formas de mejorar el rendimiento de las centrales
térmicas, siendo estas:

 Cogeneración: Se aplica este término a aquellos procesos en los que


se genera la electricidad y además se recupera el calor residual
mediante un intercambiador de calor. Si un fluido pierde calor, lo
puede recuperar otro fluido que circule por otro circuito
independiente. Este fluido caliente puede utilizarse como agua
caliente sanitaria, sistemas de calefacción, procesos
industriales...etc, en la propia central. De esta manera se ha
producido energía eléctrica y térmica (cogeneración), un mejor
aprovechamiento de los recursos y se reduce la contaminación
ambiental.
 Centrales de ciclo combinado: Las centrales térmicas de ciclo
combinado constituyen uno de los últimos desarrollos tecnológicos
para la producción de electricidad mediante la quema de
combustibles fósiles. Y son hoy por hoy el sistema más eficiente y
limpio de producir electricidad a partir de los citados combustibles.
En comparación con las centrales térmicas tradicionales, suponen un
claro avance, puesto que para producir la misma cantidad de
electricidad necesitan quemar menos combustible y, por tanto,
contaminan menos. Las centrales de ciclo combinado pueden
funcionar con gas natural o fuel.

El combustible se inyecta, mezclado con aire, a una turbina donde se


produce la combustión. La turbina gira por la fuerza de expulsión de
los gases y su giro se aprovecha para mover un alternador y
producir electricidad. El calor remanente de los gases que expele la
turbina se usa para hervir agua en la caldera. El vapor generado
pasa a través de la turbina de vapor que mueve el generador
correspondiente produciendo electricidad.

Existen centrales de gasificación de carbón integradas con ciclo


combinado.

10
Las consecuencias más graves para el planeta derivadas de las centrales
térmicas (especialmente las tradicionales) son las siguientes:

 Efecto Invernadero, debido a las emisiones de CO2. Provoca el


calentamiento global.
 Lluvia Ácida, debido a las emisiones de óxidos de azufre y de
óxidos de nitrógeno que reacciona en la atmósfera con el vapor de
agua formando ácido sulfúrico y ácido nítrico que llegan a la tierra
en forma de lluvia. La lluvia ácida provoca:
o Pérdidas de parte del manto fértil del suelo y destrucción
de los bosques.
o Contaminación de ríos y lagos.
o Deterioro del patrimonio arquitectónico, pues ataca a la
piedra caliza.

4. LA CENTRAL NUCLEAR

La energía nuclear tiene su origen en la materia, cuando por ruptura o


unión de átomos se libera energía.

El átomo se compone de un núcleo donde se encuentran los protones y los


neutrones, y alrededor del cual se sitúan los electrones.

A la suma de los protones de un núcleo se le denomina número atómico,


y a la suma de protones y neutrones se le denomina número másico. Un
elemento se puede presentar con diferentes números másicos. Estos
núcleos que tienen el mismo número de protones y distinto número de
neutrones se denominan isótopos. Asi tenemos, por ejemplo, el hidrógeno
que posee un protón en el núcleo, pero que según el número de neutrones,
presenta tres isótopos:

 Protio: con ningún neutrón. Es la forma más característica del


hidrógeno. También se le suele denominar hidrógeno por ser la
configuración de la mayoría de los átomos de este elemento.
 Deuterio: con un neutrón.
 Tritio: con dos neutrones.

En teoría, la ruptura de un núcleo debería originar varios núcleos con una


masa equivalente al núcleo inicial, pero se comprueba que esto no es así,
resultando que la masa final es menor que la inicial, según demostró Albert

11
Einstein. La energía liberada se propaga en forma de partículas nucleares ó
por ondas electromagnéticas:

 Radiación alfa (α ): Está formada por partículas con carga eléctrica


positiva, y más concretamente por núcleos de helio. Pueden recorrer
distancias pequeñas, siendo detenidas por una hoja de papel o la piel
del cuerpo humano.
 Radiación beta (β ): Esta compuesta por una corriente de partículas
semejantes a los electrones procedentes del núcleo atómico que se
liberan al producirse la escisión del núcleo. Pueden recorrer
distancias de aproximadamente un metro, siendo detenidas por una
hoja de metal, de algunos milímetros, o una lámina de madera, de
algunos centímetros de espesor. Penetran alrededor de un centímetro
en los huesos o tejidos vivos.
 Radiación gamma (γ ): Radiación sin carga eléctrica que puede
recorrer centenares de metros en el aire y tiene gran poder de
penetración, necesitando para su contención una placa gruesa de
plomo o una pared de hormigón.
 Neutrones (n): Partículas del núcleo atómico que no poseen carga y
son muy penetrantes pero pueden ser fácilmente frenadas. El agua es
un excelente blindaje.

Todas estas radiaciones son radiaciones ionizantes, porque pueden


ionizar otras sustancias en su recorrido, pudiendo dañar seriamente las
células de los seres vivos. La unidad en la cual se mide la cantidad de
radiación recibida por un ser vivo es el Gray (Gy). Es la unidad en el Sistema
Internacional, que define la dosis de radiación absorbida equivalente a la
dosis de radiación que transfiere una energía de 1 J a 1 Kg de material
irradiado.

Una central nuclear de fisión es una instalación termoeléctrica que


aprovecha la fuente de calor provocada por la escisión del núcleo de uranio,
provocado por el impacto de un neutrón, para producir energía eléctrica. La
fisión del núcleo, aparte de originar calor, emite neutrones que darán origen
a otras fisiones. Se dice entonces que se está produciendo una reacción
nuclear en cadena. Si una reacción nuclear no está bajo control se puede
producir una gran explosión, ya que se libera una enorme cantidad de
energía en poquísimo tiempo. Para evitar esto, en las centrales nucleares se
encuentran los reactores nucleares, que permiten iniciar, mantener y
controlar una reacción en cadena.

12
El combustible nuclear, aparte de ser un elemento fisionable, debe
permanecer estable el mayor tiempo posible para que se pueda manipular.
Sólo tres isótopos de elementos pesados cumplen esta condición:

 Uranio 233
 Uranio 235
 Plutonio 239

De todos ellos, únicamente el U-235 se encuentra en la naturaleza,


aunque en una proporción baja (0,7%). El isótopo del uranio presente en
abundancia en la naturaleza es el U-238, por lo que es necesario tratar el
mineral para obtener un combustible útil (enriquecimiento del uranio). Se
considera uranio enriquecido aquél que contiene un 5% de U-235.

En España se emplea como combustible nuclear U-235 enriquecido, en


forma de dióxido de uranio (O2U235), y U-238 como material fértil, que se
convierte en Pu-239 al capturar un neutrón.

En los reactores nucleares el combustible (pastillas de óxido de uranio)


se introduce en tubos de unos 5 m de longitud y 1 cm de diámetro, de acero
inoxidable o de una aleación de zirconio llamada zircaloy.

Para iniciar la fisión, en el núcleo hay una fuente de neutrones que, en la


mayoría de los casos, está inmersa en un moderador (agua ligera, agua
pesada o grafito). La función del moderador es reducir la velocidad de los
neutrones para asegurar su impacto sobre otros núcleos.

(Se entiende por agua ligera aquella en la que el hidrógeno tiene la composición isotópica
natural (protio); Se entiende por agua pesada aquella compuesta por oxígeno y deuterio).

Otro elemento importante son las barras de control, cuya misión es


regular la actividad dentro del núcleo. Para ello se usan barras móviles que
se introducen más o menos en el núcleo, regulando el número de fisiones que
tienen lugar por unidad de tiempo y permitiendo variar la potencia del
reactor. Cuando las barras de control están totalmente introducidas en el
núcleo, la absorción de neutrones es tal, que la reacción en cadena se para.
A medida que se van extrayendo del núcleo las barras, la reacción va
aumentando hasta los niveles requeridos. Los materiales que se utilizan en la
fabricación de las barras de control suelen ser aleaciones de boro, cadmio y
hafnio.

13
El núcleo del reactor está rodeado de un elemento refrigerante
(generalmente agua).

A continuación se describen los dos tipos de reactores más utilizados:

 Reactor de agua a presión (PWR, Presurized Water Reactor):


Utilizan como combustible uranio enriquecido y como refrigerante y
moderador agua ligera. El circuito de refrigeración consta de dos
circuitos autónomos: El circuito primario, por el cual circula agua a
presión (para que no se evapore) y el circuito secundario en el cual el
agua pasa a vapor que se aprovecha para mover las turbinas. El vapor
se genera en un generador de vapor situado fuera del núcleo del
reactor. España posee 7 centrales de este tipo.

 Reactor de agua en ebullición (BWR, Boiling Water Reactor): Al igual


que el tipo anterior, el combustible es uranio enriquecido y el
refrigerante y moderador agua ligera. En este caso sólo hay un
circuito de refrigeración y el agua mantenida a alta presión, entra en
ebullición y su vapor se dirige directamente a la turbina (no hay
generador de vapor). España posee dos centrales de este tipo.

Todos los reactores están en el interior de una bóveda de hormigón de


gran espesor, aislando todo el sistema del exterior, denominado recinto de
contención.

Todo el sistema de producción de energía se completa con unos


complejos sistemas de control y seguridad.

Como consecuencia de todo el proceso de obtención de energía, se


producen unos residuos potencialmente peligrosos. La gestión de dichos
residuos así como el desmantelamiento de instalaciones, corresponde a la
Empresa Nacional de Residuos S.A. (ENRESA). En la actualidad los residuos
de baja y media actividad, se almacenan en la instalación de El Cabril
(Córdoba). Los residuos de alta actividad se almacenan (provisionalmente) en
contenedores y piscinas, en la propia central. No funciona ninguna
instalación como almacenamiento definitivo, y está en fase de estudio su
ubicación en formaciones geológicas profundas (500 m) estables y rodeadas
de terreno de baja permeabilidad. Hoy día la única instalación de
almacenamiento geológico profundo en operación es la de WIPP en (Nuevo
Méjico) Estados Unidos para residuos militares de larga vida, si bien hay
países con programas muy avanzados, que a raíz de las decisiones tomadas

14
recientemente iniciarán la construcción de instalaciones de almacenamiento
geológico en breve, como son los casos de Finlandia y Suecia.

En la actualidad en España no existe ningún centro de reprocesamiento


(como no todo el combustible nuclear se fisiona, dicho combustible se
depura y concentra para volverlo a utilizar, separándolo de los residuos
radiactivos inservibles). España envía parte del combustible utilizado a
Francia y al Reino Unido para su reprocesado.

Por otra parte, será en el año 2010 cuando está previsto el regreso
desde Francia de los residuos de alta actividad vitrificados procedentes del
reproceso de los combustibles de la central nuclear de Vandellos I. Este
hecho, junto con la progresiva saturación de las piscinas de almacenamiento,
en general, requiere que para tal fecha será necesario disponer de
soluciones adicionales de almacenamiento temporal para el combustible
gastado y los mencionados residuos de alta actividad.

De acuerdo con las estrategias definidas en el vigente sexto Plan


General de Residuos Radiactivos, la solución prevista es una instalación de
almacenamiento temporal centralizada (ATC). Enresa ha elaborado y
presentó al CSN un diseño conceptual de la instalación de almacenamiento
de tipo bóveda en seco, que ha sido informada favorablemente por el
Consejo de Seguridad Nuclear (CSN). Esta última solución es la más idónea
desde el punto de vista de seguridad, ya que permite concentrar las
medidas de vigilancia en una sola instalación.

En cuanto a los reactores nucleares de fusión están en fase de estudio


y cabe destacar que en el año 2005 con motivo de la celebración del año
mundial de la física, la Unión Europea, en colaboración con Japón y Rusia,
anunciaron la puesta en funcionamiento de uno de los proyectos tecnológicos
de gran tamaño orientados a la producción de electricidad utilizando la
fusión nuclear: el ITER (International Thermonuclear Experimental
Reactor), con sede en Cadarache (Sur de Francia).

La fusión termonuclear es el mismo fenómeno que se genera en el


interior de las estrellas a miles de millones de grados. El ejemplo típico de
esta reacción es la fusión del hidrógeno y más concretamente de sus dos
isótopos, deuterio y tritio, para formar helio, un neutrón y gran cantidad de
energía (3,27 MeV en cada fusión de dos átomos de hidrógeno). Estos
elementos son abundantes, ya que el deuterio se obtiene del agua y el tritio
del litio, metal muy abundante en la naturaleza.

15
Para conseguir esta reacción son necesarias temperaturas próximas a los
100.000.000 ºC. A esta temperatura la materia se encuentra en estado de
plasma y normalmente se mantiene dentro de potentes campos magnéticos,
creando un recinto capaz de aguantar estas condiciones. La dificultad mayor
estriba en conseguir las altísimas temperaturas, ya que en estos momentos
hay que invertir más energía de la que realmente se obtiene.

ITER es un reactor de investigación, cuyo objetivo es controlar la


reacción de fusión durante 400 segundos. Hacia el año 2.025 se espera que
el reactor de demostración DEMO, para entonces productor de
electricidad, tome el relevo. En el año 2.050 vería la luz un reactor
industrial.

(El electronvoltio, abreviado como eV, es una unidad de energía equivalente a la energía cinética que
adquiere un electrón al ser acelerado por una diferencia de potencial en el vacío de 1 voltio. Dicho valor
se obtiene experimentalmente por lo que no es una cantidad exacta. 1eV = 1,602176462 × 10-19 J)

1 keV = 103 eV
1 MeV = 103 keV = 106 eV
1 GeV = 103 MeV = 109 eV
1 TeV = 103 GeV = 1012 eV
1 PeV = 103 TeV = 1015 eV

16
5. LA CENTRAL HIDROELÉCTRICA

La energía hidráulica se obtiene de la caída del agua desde cierta altura


a un nivel inferior lo que provoca el movimiento de las turbinas. Dichas
turbinas, a su vez, provocan un movimiento de rotación, que se transmite a
un generador eléctrico, y éste produce energía eléctrica. A la energía que
proviene del agua se le llama Energía Hidráulica, y del sitio de dónde se
obtiene, Central Hidroeléctrica.

La energía potencial del agua (debida a la altura) es transformada en


energía cinética de rotación en el eje de la turbina, la cual acciona un
generador transformando dicha energía en energía eléctrica.

La energía potencial contenida en una masa de agua (m), situada a una


altura (h), viene dada por la expresión:

Ep = m·g·h

Considerando la densidad del agua constante e igual a 1.000 Kg/m 3, la


potencia que puede desarrollar dicha masa de agua se puede expresar como:

P = Q·g·h

Donde P (Kw) es la potencia hidráulica, Q (m3/s) el caudal de la corriente


y h (m) la altura.

Los tipos de centrales los podemos clasificar según diferentes criterios,


destacando:

Según la demanda de energía eléctrica:

 Centrales de base: Son las que están destinadas a suministrar


energía eléctrica de manera continua. Tienen una potencia elevada
y normalmente son las centrales nucleares, las grandes centrales
térmicas y las centrales hidráulicas.
 Centrales de punta: Proyectadas para cubrir demandas de energía
en las horas punta. Trabajan en paralelo con las centrales de base.
 Central de reserva: Tienen por objeto sustituir total o
parcialmente la producción de una central base, en caso de avería
o reparación.

17
 Centrales de bombeo: Son centrales hidroeléctricas que
aprovechan la energía sobrante en las horas valle (horas nocturnas
o de menos demanda), para bombear agua a un embalse superior y
en las horas punta la aprovechan para dar energía en la red.

Según las condiciones del emplazamiento:

 Centrales de agua fluyente: Son aquellos aprovechamientos que,


mediante una obra de toma, captan una parte del caudal circulante
por el río y lo conducen hacia la central para ser turbinado.
Posteriormente este caudal es devuelto al río aguas debajo de la
toma. Su construcción se realiza mediante presas sobre el cauce de
los ríos, para mantener un desnivel constante en la corriente de agua.
No cuentan prácticamente con reserva de agua, oscilando el caudal
suministrado según las estaciones del año. En la temporada de
precipitaciones abundantes, desarrollan su potencia máxima, y dejan
pasar el agua excedente. Durante la época seca, la potencia disminuye
en función del caudal, llegando a ser casi nulo en algunos ríos en la
época del estío.
 Centrales de agua embalsada ó a pie de presa: Se alimentan del agua
de grandes lagos o de pantanos artificiales, conseguidos mediante la
construcción de presas. El embalse es capaz de almacenar los
caudales de los ríos afluentes, llegando a elevados porcentajes de
captación de agua en ocasiones. Esta agua es utilizada según la
demanda, a través de conductos que la encauzan hacia las turbinas,
situadas en la parte baja de la presa
 Centrales de bombeo: Son un caso especial de central a pie de presa.
La diferencia es que trabajan entre dos embalses. Durante las horas
punta de consumo de energía funciona como una central normal, pero
en las horas de no demanda, las turbinas invierten su funcionamiento
bombeando el agua del embalse bajo al superior, para volver a utilizar
el mismo agua de nuevo.
 Centrales en canal de riego: Aprovechan el desnivel existente entre
dos puntos de un canal de riego, o bien, entre éste y un río cercano.

Las centrales de agua fluyente y en canal de riego son ejemplos típicos


de energía minihidraúlica, mientras que las centrales de agua embalsada y
de bombeo pueden ser centrales hidráulicas o minihidraúlicas dependiendo
de la potencia.

Centrales Hidraúlicas >5


MW

18
Minicentrales <5
Hidraúlicas MW

Todas las centrales hidroeléctricas tienen una serie de elementos básicos


comunes que son los siguientes:

 Retención o desvío del agua: Existen dos tipos de obras para este fin,
que son los azudes y las presas.
o El azud consiste en un muro dispuesto transversalmente al
curso del agua y que no produce una elevación notable del nivel.
Su función es provocar un remanso en el río para desviar parte
del agua hacia la toma. El agua que no es desviada vierte hacia
el aliviadero y sigue su curso normal. El azud puede estar
construido de hormigón, de ladrillo, de escollera (piedras) o de
tierra, revestidos de hormigón. Resiste el empuje del agua por
su propio peso, aunque a los azudes de tierra y escollera se les
suele dotar de un anclaje al terreno par aumentar su
estabilidad.
o La presa, a diferencia del azud provoca una notoria elevación
del nivel del río, mediante la creación de un embalse. Las
presas tienen unas compuertas que permiten regular el caudal y
están protegidas por un enrejado metálico para evitar la
entrada de elementos sólidos. Pero las presas, también cumplen
la función de regular el caudal de los ríos, por tanto, deben ser
capaces de permitir la evacuación del agua sin necesidad de que
pase por las turbinas. Para esto utiliza unos aliviaderos
equipados con compuertas de diferentes tipos, y a pie de presa
se construyen unos elementos amortiguadores de la energía
adquirida por el agua cuando cae. También están los desagües
de medio fondo y de fondo, formados por compuertas y/o
válvulas. La presa puede ser de varios tipos, según la forma de
resistir el empuje hidrostático.
 De gravedad, cuando el empuje del agua es
contrarrestado por su propio peso, gracias al tipo de
materiales empleados, como mampostería u hormigones.
 De contrafuerte, formadas por una pared impermeable
situada aguas arriba, y contrafuertes resistentes para
su estabilidad, situados aguas abajo.
 De arco-bóveda, que aprovechan el efecto transmisor
del arco para transferir los empujes del agua al terreno
a través de los estribos.

19
 De tierra o escollera, con un núcleo de material
arcilloso, que a veces es tratado químicamente o con
inyecciones de cemento.
 Las conducciones del agua: Las tuberías tienen la misión de llevar el
agua hasta las turbinas salvando el desnivel necesario. Están
fabricadas de acero, fibrocemento y plástico reforzado con fibra de
vidrio. Pueden ir enterradas o aéreas.
 Las turbinas: La turbina es el elemento que aprovecha la energía
mecánica del agua para producir un movimiento de rotación, que
transferido mediante un eje el generador produce energía eléctrica.
En función de la altura del salto y del caudal de agua se utilizan
diferentes tipos de turbinas que, por lo general, presentan
rendimientos superiores al 90%. Las más importantes son:
o Turbinas de Acción: Son aquellas que aprovechan únicamente la
velocidad del flujo de agua para hacerlas girar. La principal es:
 Turbina Pelton: A partir de desniveles de 100 metros
(gran desnivel de agua), la turbina más eficiente es la
turbina Pelton, que puede funcionar con caudales
relativamente bajos. Consta de un disco circular o
rodete que tiene montados en su periferia una especie
de paletas en forma de cucharas. Las turbinas Pelton
aumentan la velocidad del fluido mediante una tobera o
inyector, produciendo un chorro de agua dirigido a gran
velocidad hacia las paletas. La válvula de aguja, que se
usa para controlar el flujo de agua, deja pasar un chorro
de agua que choca con las paletas de la turbina
transfiriéndole su energía y haciendo girar la misma. El
agua sale a una muy alta presión. Las paletas se montan
por pares para mantener equilibradas las fuerzas en la
rueda.
o Turbinas de reacción: Estas turbinas además de la velocidad
del flujo de agua aprovechan la presión que le resta a la
corriente (presión del fluido) en el momento de contacto. Las
turbinas de reacción pueden producir mayor potencia para un
volumen dado que las turbinas de impulsión. Las principales son:
 Turbina Francis: La turbina Francis se emplea para
caudales y alturas medias. Estas turbinas en lugar de
toberas, tienen una corona distribuidora de agua, que
rodea por completo al rodete. Las palas o álabes de la
turbina Francis son alabeados, con el fin de producir los
efectos deseados sin remolinos ni pérdidas adicionales

20
de energía de carácter hidrodinámico. El agua
procedente de la tubería forzada entra
perpendicularmente al eje de la turbina (dirección
radial) y sale paralela a él (dirección axial). La parte por
la que entra el agua en la turbina se denomina cámara de
descarga. El agua, después de pasar por el rodete,
impulsando a éste y haciéndolo girar, sale por un tubo
denominado tubo de aspiración.
 Turbina Kaplan: La turbina Kaplan se emplea en saltos de
pequeña altura y es semejante a una hélice de un barco.
El agua solo circula en dirección axial por los elementos
del rodete. Las amplias palas o álabes de la turbina son
impulsadas por agua de alta presión liberada por una
compuerta. Kaplan es una turbina de hélice con álabes
ajustables, de forma que la incidencia del agua en el
borde de ataque del álabe pueda producirse en las
condiciones de máxima acción, cualesquiera que sean los
requisitos de caudal o de carga. Se logra así mantener un
rendimiento elevado a diferentes valores de la potencia,
característica importantísima para un rotor de hélice.
Estas turbinas aseguran un buen rendimiento aún con
bajas velocidades de rotación.
 Edificio de la central: Es el edificio donde se encuentra todo el
sistema electromecánico que transforma la energía mecánica del agua
en energía eléctrica, con todos los elementos auxiliares y de control
necesarios para su óptimo funcionamiento.

Los principales problemas que generan las Centrales Hidroeléctricas son:

 Altera el normal desarrollo de la vida (animal y vegetal) del río.


 Las centrales de embalse tienen el problema de la evaporación de
agua: En la zona donde se construyen aumenta la humedad relativa del
ambiente como consecuencia de la evaporación del agua contenida en
el embalse.
 En el caso de las centrales de embalse construidas en regiones
tropicales, estudios realizados han demostrado que generan, como
consecuencia del estancamiento de las aguas, grandes focos
infecciosos de bacterias y enfermedades.
 Los sedimentos se acumulan en el embalse empobreciéndose de
nutrientes el resto de río hasta la desembocadura.

21
LAS CENTRALES SOLARES

El sol es una estrella formada por diversos elementos en estado gaseoso


(principalmente hidrógeno), con un diámetro de 1,4 millones de kilómetros.
En su interior existen elevadas presiones, presentándose temperaturas de
varios millones de grados centígrados que producen de forma espontánea e
ininterrumpida un proceso de fusión nuclear, siendo este el origen de la
energía solar.

Pese a que el Sol lleva proporcionando esta energía durante 6.000


millones de años, aún existe suficiente cantidad de hidrógeno en su núcleo
para mantener el ritmo actual de disipación energética durante otros 8.000
millones de años más, como mínimo, por lo que se puede considerar como una
fuente inagotable de energía.

La energía solar presenta dos características específicas muy


importantes que la diferencian de las fuentes de energía convencionales:
dispersión e intermitencia:

 Dispersión: La energía solar es una forma de energía que


presenta una gran dispersión, ye que su densidad, en
condiciones muy favorables, difícilmente alcanza 1 kw/m2. Esto
significa que para obtener densidades energéticas elevadas se
necesitan, o bien grandes superficies de captación, o sistemas
de concentración de los rayos solares.
 Intermitencia: No todos los días se presentan soleados y hay
que considerar las horas nocturnas, por lo que es necesario
investigar los correspondientes sistemas de almacenamiento de
la energía captada.

Así pues, el primer paso para el aprovechamiento de la energía solar es


su captación, aspecto dentro del que se pueden distinguir dos sistemas de
características muy diferentes:

 Sistemas pasivos: Son aquellos que no necesitan ningún


dispositivo para captar la energía solar, existiendo una íntima
relación entre el Sol, el almacenamiento del calor y el espacio,
relación que se logra por la aplicación de distintos elementos

22
arquitectónicos (acristalamiento y masa térmica capaz de
acumular energía en forma de calor).
 Sistemas activos: Se basa en la captación de la radiación solar
mediante un elemento denominado colector, con el fin de
calentar un fluido, normalmente agua. Según las características
del colector se diferencian dos tipos de conversión:

o Conversión térmica: Aprovechamiento del calor


contenido en la radiación solar. Existen tres formas de
aprovechamiento del calor:
 Conversión térmica de baja temperatura:
Captación directa.
 Conversión térmica de temperaturas medias: De
bajo índice de concentración.
 Conversión térmica de altas temperaturas: De alto
índice de concentración.

o Conversión eléctrica: Existen dos efectos físicos que


permiten la conversión directa de la radiación solar en
energía eléctrica: el termoeléctrico y el fotovoltaico. En
el primero, la corriente eléctrica se produce a partir del
calor de la radiación luminosa (los sistemas de conversión
que utilizan el efecto termoeléctrico tienen un
rendimiento muy pequeño y sus aplicaciones están
limitadas a sectores comerciales en los que la fiabilidad
y la durabilidad son más importantes que el precio) y en
el segundo se aprovecha la energía luminosa (fotones) de
la radiación solar para generar directamente energía
eléctrica.

A continuación se desarrollan las técnicas activas de aprovechamiento de


la energía solar:

 Conversión térmica de baja temperatura: Comprende todo


calentamiento de agua por debajo de su punto de ebullición para
posteriormente extraer su energía y utilizarla en diversas
aplicaciones, como producción de agua caliente sanitaria,
calentamiento de edificios o calentamiento de piscinas, entre
otras. Requieren el acoplamiento de tres subsistemas principales:

23
o Subsistema colector: Destinado a captar la energía solar y
transferirla al fluido a calentar. Esta función de captación y
transferencia de calor generalmente está encomendada a
los paneles solares planos. La cubierta transparente (vidrio,
plástico, fibra de vidrio o combinación de estos materiales)
debe ser transparente para la radiación visible y
absorbente para la radiación infrarroja emitida por la
superficie captadora (de color negro) cuando esta se
calienta (se induce un efecto invernadero). Para mejorar el
rendimiento de los colectores de placa plana se puede
eliminar el aire del espacio situado entre la superficie
absorbente y la cubierta transparente, ya que de esta
forma se pueden suprimir las pérdidas por convección. Este
tipo de colector es el colector de vacio, formado por una
serie de tubos concéntricos con aletas recubiertos de una
superficie selectiva por los que circula el fluido
caloportador. Esta superficie de captación va protegida por
una cubierta transparente que forma con ella una cámara en
la que se ha hecho el vacio, alcanzando temperaturas de
hasta 120ºC. Es un sistema intermedio entre los de baja y
media temperatura.

o Subsistema de almacenamiento: Está formado por los


depósitos de acero, uralita o poliéster reforzado con fibra
de vidrio (con aislamiento térmico de fibra de vidrio,
planchas de caucho microporoso de baja conductividad
térmica, poliestireno expandido,...etc.) que acumulan el agua
caliente procedente de los paneles, para ser usada
posteriormente, cuando las condiciones de la demanda así lo
requieran. Cuando se opera entre dos circuitos es necesario
un elemento más, el intercambiador de calor, que tiene por
misión hacer la transferencia de calor entre el agua
caliente procedente de los paneles y la contenida en el
acumulador para uso de la vivienda.

o Subsistema de distribución: Su finalidad es trasladar a los


puntos de consumo el agua caliente producida. Esta
constituido por las tuberías y las bombas. Subsistema de
medida y control: Dentro de los instrumentos de medida
imprescindibles es necesario destacar los termómetros y
los manómetros, mientras que el control se referirá al

24
funcionamiento de la bomba de circulación y, en su caso, a
actuaciones sobre válvulas automáticas situadas en el
circuito.

 Conversión térmica de temperaturas medias: Cuando se requieren


temperaturas superiores a los 100ºC es indispensable concentrar
la energía solar. Existen distintas técnicas para concentrar la
radiación solar (por reflexión o por refracción), canalizando la
radiación captada hacia un punto o pequeña superficie, el
denominado foco del sistema óptico, se logra que el dispositivo
absorbedor eleve su temperatura muy por encima de la alcanzada
en los colectores planos. El Colector cilindro-parabólico es la
solución más utilizada y consiste en un espejo cilindro-parabólico
que refleja la radiación recibida sobre un tubo de vidrio dispuesto
a lo largo de la línea focal del sistema óptico. Dentro del tubo de
vidrio está el absorbedor y el fluido portador del calor. Para que
en todo momento el resultado de la reflexión incida sobre el
absorbedor, es necesario un dispositivo de seguimiento de la
posición del sol. Los sistemas formados por asociación de un cierto
número de paneles cilindro-parabólicos se denominan granjas
solares o sistemas de colectores distribuidos, pudiendo ser
utilizados para la producción de calor o electricidad (en este caso
se necesita un generador de vapor), o bien como sistemas
compuestos para la producción simultánea de ambas formas de
energía. Las aplicaciones más usuales son producción de vapor para
procesos industriales, desalinización de agua de mar, calefacción y
refrigeración de edificios, y generación de energía eléctrica.

 Conversión térmica de alta temperatura: Para aplicaciones que


requieren temperaturas superiores a los 250ºC,
fundamentalmente producción de energía eléctrica, es preciso
recurrir a tecnologías de alta temperatura. Se precisa una mayor
concentración de la energía solar, pudiendo alcanzar temperaturas
de 2.000 ºC. Se suelen emplear los siguientes sistemas de
concentración:

o Paraboloides: Reflejan la radiación solar incidente hacia un


área muy reducida situada en el foco, donde se encuentra el
absorbedor, una caldera de diseño especial a través de la
cual circula el fluido portador de calor. En los absorbedores

25
se originan temperaturas del orden de los 4.000ºC, siendo
necesario que el sistema siempre esté perfectamente
orientado hacia el sol.

o Hornos Solares: El sistema anterior se puede combinar con


un cierto número de espejos planos formando los hornos
solares. Una instalación de este tipo consiste en un gran
número de espejos planos que reflejan los rayos solares
hacia un gran colector parabólico, el cual a su vez concentra
los rayos en su foco, donde se encuentra la caldera.

o Centrales de Torre o Sistemas de Receptor Central:


Formadas por un campo de espejos orientables (helióstatos)
que reflejan la radiación sobre un absorbedor situado el lo
alto de una torre ubicada en el centro del campo, o bien en
uno de sus extremos. El calor captado en el absorbedor es
cedido a un fluido portador (sodio fundido o vapor de agua a
presión) circulando en circuito cerrado (circuito primario).
Este fluido se hace pasar al almacén de fluido caliente, para
luego ser utilizado como medio de calefacción de un sistema
de producción de calor (circuito secundario), mediante un
intercambiador de calor. El vapor producido alimenta una
turbina convencional que actúa sobre un alternador donde
se obtiene la energía eléctrica que se envía a la red.

 Conversión eléctrica: Las aplicaciones de la energía solar


fotovoltaica están basadas en el aprovechamiento del efecto
fotovoltaico, que es la producción de una fuerza electromotriz en
un material semiconductor como consecuencia de la absorción de
radiación luminosa.

Para que la conducción de la electricidad sea posible es


necesario que haya electrones que no estén ligados a un enlace
determinado (banda de valencia), sino que sean capaces de
desplazarse por el cristal (banda de conducción). La separación
entre la banda de valencia y la de conducción se llama banda
prohibida, porque en ella no puede haber portadores de corriente.
En los semiconductores el salto de energía entre ambas bandas es
pequeño, del orden de 1 eV, por lo que suministrando energía
pueden conducir la electricidad. Cuando el cristal del material
semiconductor se encuentra a temperatura ambiente, algunos

26
electrones pueden, absorbiendo la energía necesaria, saltar a la
banda de conducción, dejando el correspondiente hueco en la
banda de valencia. Si se somete el cristal a una diferencia de
tensión, se producen dos corrientes eléctricas. Por un lado la
debida al movimiento de los electrones libres de la banda de
conducción, y por otro, la debida al desplazamiento de los
electrones en la banda de valencia, que tenderán a saltar a los
huecos próximos (2), originando una corriente de huecos. Ciertos
semiconductores presentan predominantemente conducción por
huecos (semiconductores intrínsecos tipo “p”) y, otros, conducción
por electrones libres de la banda de conducción (semiconductores
intrínsecos tipo “n”). Al proceso de adición controlada de
impurezas que afectan a las propiedades eléctricas del
semiconductor se denomina dopaje o dopado. En el silicio, las
impurezas del fósforo o el arsénico lo convierten en un
semiconductor extrínseco tipo “n”, aumentando el número de
electrones libres, mientras que las impurezas de boro o galio lo
convierten en un semiconductor extrínseco tipo “p”, aumentando el
número de huecos, mejorando la conductividad en ambos casos,
respecto a los semiconductores intrínsecos.

Una célula solar fotovoltaica está constituida por un disco


monocristalino de silicio, dopado en su superficie superior
(expuesta al Sol) hasta hacerla de tipo “n” en un espesor de 0,6
µ m, mientras que su parte inferior se deja de tipo “p”, con un
espesor de hasta 0,4 mm. Así se produce una unión p-n paralela a
la superficie iluminada de la célula. En dicha unión, al incidir
radiación luminosa, se produce una doble difusión (de electrones
desde “n” hacia “p” y de huecos desde “p” hacia “n”). Como
consecuencia de ello, la zona “n” se hace positiva y la zona “p”
negativa. Esto implica un desequilibrio de cargas, con lo que
aparece una diferencia de potencial y como consecuencia una
corriente eléctrica que puede ser entregada a un circuito
exterior.

Para colocar los contactos eléctricos en la célula solar, se


depositan dos capas metálicas sobre ambas caras de la célula,
pero la de la superficie superior en forma de rejilla, ya que de lo
contrario no sería posible que la luz entrase en el semiconductor.

27
La corriente suministrada por un panel fotovoltaico es
corriente continua, por ello puede ser necesario disponer de un
equipo electrónico que convierta la corriente generada por el panel
en corriente alterna o incluso en corriente continua de diferentes
características que la original.
Una célula solar adquiere una tensión de 0,5V. Si se conectan
36 células solares en serie se obtienen 18V, tensión suficiente
para hacer funcionar equipos a 12V, incluso con iluminaciones
inferiores a 1Kw/m2 (condiciones óptimas de trabajo). Estas 36
células interconectadas y montadas entre dos láminas de vidrio
que las protejan de la intemperie constituyen un módulo
fotovoltaico y una serie de módulos montados sobre un soporte
mecánico constituyen un panel fotovoltaico. Los módulos de un
panel se pueden conectar en serie o en paralelo, de modo que
puede conseguirse casi cualquier valor de tensión y de corriente.

Una central solar fotovoltaica consta de los siguientes


subsistemas:

 Subsistema de Captación: Compuesto por los


paneles fotovoltaicos.
 Subsistema de Almacenamiento: Se utiliza un
conjunto de baterías para almacenar la energía
eléctrica generada durante las horas de radiación.
 Subsistema de Regulación: El regulador tiene
como misión impedir que las baterías continúen
recibiendo energía una vez que han alcanzado su
carga máxima, con el fin de que no se deterioren.
Asimismo previene de una sobredescarga, con el
fin de evitar que se agote en exceso la carga de la
batería, lo cual provocaría una sensible
disminución de la capacidad de carga de la batería
en sucesivos ciclos.
 Subsistema de Adaptación de Corriente: Su
función es adecuar las características de la
energía a las demandadas por las aplicaciones.

En cuanto a las aplicaciones, cabe destacar:

 Aplicaciones Remotas: En lugares no habitados


donde hay que prever un pequeño consumo de

28
electricidad, como es el caso de repetidores de
radio y televisión, radiofaros, telefonía móvil,
balizas,...etc., los cuales exigen además una alta
fiabilidad del sistema de alimentación.
 Usos Rurales: En estos casos es preciso competir
con el grupo electrógeno convencional. Ejemplos:
bombeo de agua, iluminación de viviendas, establos
e invernaderos, sistemas de cloración de
aguas,,...etc.
 Grandes Centrales Fotovoltaicas: Para suministrar
energía eléctrica a la red.
 Otros usos: Satélites artificiales, calculadoras de
bolsillo,...etc.

Respecto a grandes instalaciones de energía solar en España, cabe


destacar la Plataforma Solar de Almería (PSA), perteneciente al Centro de
Investigaciones Energética, Medioambientales y Tecnológicas (CIEMAT). La
PSA es el mayor centro de investigación, desarrollo y ensayos de Europa
dedicado a las tecnologías solares de concentración. La PSA desarrolla sus
actividades integrada como una línea de I+D dentro de la estructura del
Departamento de Energías Renovables del CIEMAT. Contará en 2009 con
una nueva central de energía solar que podrá abastecer el consumo de
10.000 personas. La instalación, que estará conectada a la red con una
capacidad de 5 MW, estará integrada en la PSA, el mayor centro de
investigación en concentración de energía termosolar del mundo. Esta planta
será única en el mundo por sus características técnicas, ya que, basada en
colectores cilindro-parabólicos, es capaz de producir vapor para alimentar
una turbina y generar electricidad. La nueva instalación, en la que participan
el Instituto para la Diversificación y Ahorro Energético (IDAE) y las
empresas Abengoa, Sener e Iberdrola, será el primer paso hacia la
explotación comercial a mayor escala de este tipo de instalaciones. Situada
en el Desierto de Tabernas, con una temperatura media anual de 17 grados
centígrados, la PSA recibe una insolación directa de 1.900 Kw·h por metro
cuadrado cada año. El director de la PSA, Diego Martínez, enfatizó que la
investigación realizada en la PSA durante sus 25 años ha permitido, entre
otras, la creación de la primera central solar termoeléctrica comercial de
España, la PSA 10, situada en Sanlúcar La Mayor (Sevilla) y que tiene una
potencia nominal de 11 MW.

Por último indicar que el sector de la energía solar fotovoltaica en España


atrajo inversiones por 5.000 millones de euros durante 2007 y emplea ya a

29
más de 15.000 trabajadores, según la Asociación de la Industria
fotovoltaica (ASIF). Los datos de la Comisión Nacional de Energía (CNE)
señalan que en 2007 se conectaron 428 megavatios (MW) de fotovoltaica a
la red eléctrica, un 440% más que el año anterior. En total, el sector cuenta
con unos 593 MW instalados, capaces de abastecer la demanda de
electricidad de unos 210.000 hogares españoles.

30
7. LAS CENTRALES EÓLICAS

El viento es una consecuencia de la radiación solar. Las diferencias de


insolación entre los distintos puntos de La Tierra generan diferentes áreas
térmicas y los desequilibrios de temperatura provocan diferencias de
densidad en las masas de aire, que se traducen en variaciones de presión. El
aire, como cualquier gas, se mueve desde las zonas de alta presión a las de
baja presión.

Se podría definir el viento como una corriente de aire resultante de las


diferencias de presión en la atmósfera, provocadas en la mayoría de los
casos, por variaciones de la temperatura.

La energía del viento es de tipo cinético.

La masa de aire, de densidad ρ y velocidad v, que pasa por la unidad de


tiempo (caudal másico, M) a través de una sección (S) de área perpendicular
a su dirección, vale:

M = ρ ·S·v (Kg/s)

Así pues, la energía teóricamente recuperable por unidad de tiempo, es


decir, la potencia teórica, Pt, será:

Pt = ½· M·v2 = ½· ρ ·S·v3 (Watios)

Considerando constante la densidad del aire e igual a 1,25 kg/m3. se


tendrá:

Pt = 0,625·S·v3 (Watios)

De aquí es importante concluir que la potencia teórica obtenible, no solo


depende del área de la superficie captadora, sino de forma mucho más
acusada de la velocidad del viento.

Puede pensarse que con un dispositivo perfecto sería posible


transformar toda esta potencia teórica en potencia aprovechable, es decir,
extraer del viento toda su energía. Betz demostró que esto no es posible, ya
que el viento no puede ser despojado de toda su energía cinética (de lo
contrario quedaría detenido), sino que al pasar a través del dispositivo
captador, sale de él con su velocidad reducida.

31
El teorema de Betz permite demostrar que el viento que pasa a través
de un dispositivo captador de energía eólica reduce su velocidad como
máximo en 2/3 de su valor inicial, lo que equivale a la extracción del 59% de
la energía cinética inicial del viento. De esta forma el máximo teórico de
potencia que se puede obtener de un captador eólico sería:

Pmáx = 0,59·0,625·S·v3 = 0,37·S·v3 (Watios)

Lo que se lograría con un dispositivo de captación ideal, es decir, con un


rendimiento del 100%. Evidentemente tal dispositivo no existe.

Una máquina eólica es cualquier dispositivo accionado por el viento. Si se


utiliza directamente la energía mecánica, será un aeromotor, y si se acciona
un generador eléctrico, se tratará de un aerogenerador.

La caracterización de una máquina eólica se realiza según los parámetros


que se definen a continuación:

 Velocidad de arranque: velocidad mínima del viento que hace girar la


máquina.
 Velocidad de conexión: velocidad mínima del viento a partir de la cual
la máquina genera potencia.
 Velocidad nominal: velocidad mínima del viento que permite generar la
máxima potencia (potencia nominal).
 Velocidad de frenado: velocidad máxima del viento que puede
soportar la máquina generando potencia sin dañarse.
 Área de captación: Superficie del sistema captador de la máquina
perpendicular al viento.

A continuación se describen los sistemas técnicos empleados:

 Aerogeneradores: En general se trata de máquinas rotativas de muy


diverso tamaño en las que el elemento de captación (rotor) está unido
a un eje. La clasificación básica de estas máquinas ha sido por la
posición de su eje: vertical u horizontal.
o Aerogenerador de eje vertical por sustentación: Básicamente
representados por los generadores Darreius y Giromill, este
tipo de tecnología presenta ciertas ventajas de carácter
estructural al no necesitar mecanismo de orientación así como
poder instalar el generador eléctrico en tierra. Dentro de las
desventajas cabe destacar su menor producción energética a

32
igual potencia instalada respecto a un aerogenerador
convencional, así como la necesidad de motorizar el
aerogenerador para su arranque.
o Aerogenerador de eje horizontal: Es con diferencia el tipo de
sistema de captación eólica más desarrollado. En relación a la
posición del rotor respecto a la torre, los rotores son
clasificados como a sotavento o barlovento, siendo esta última
disposición la más utilizada. En general, estos aerogeneradores
constan de:
 Rotor: Capta la energía del viento, transformando la
energía del viento en energía mecánica.
 Sistema de conversión de energía: consta de un
multiplicador, que adapta la baja velocidad de rotación
del eje del rotor a las necesariamente más altas del
generador eléctrico, y un generador (alternador) que
transforma la energía mecánica en eléctrica.
 Sistemas hidráulicos: Son elementos auxiliares que
permiten la operación del sistema del frenado del rotor
y del bastidor.
 Bastidor: Los elementos anteriormente descritos van
montados sobre una estructura portante que constituye
el bastidor y que cambia de orientación en función de la
dirección del viento. Generalmente, a partir de los datos
de dirección de viento y posición de la máquina se genera
una orden de mando a través de un microprocesador.
 Carcasa: El bastidor va protegido por una carcasa
generalmente de fibra de vidrio y poliéster, reforzado
con perfiles de acero inoxidable. Su diseño ha de
permitir la operación y los trabajos de mantenimiento de
los diferentes equipos. Normalmente al conjunto de
bastidor y carcasa se le denomina góndola.
 La torre sobre la que va montado todo el sistema.
 Sistemas eléctricos y de control.

En cuanto a los problemas que generan las centrales eólicas cabe


destacar el impacto visual y el impacto de las aves sobre las palas. Cabe
resaltar que un equipo de investigadores del Consejo Superior de
Investigaciones Científicas (CSIC) y de la Fundación Migres ultiman un
dispositivo capaz de detectar la presencia de aves y su trayectoria, con el
fin de detener las palas de los aerogeneradores para evitar su muerte.

33
El aparato en cuestión, que dispone de una cámara de televisión, promete
poner fin a la mortandad de los parques eólicos de todo el mundo, lo que en
ciertos casos se ha revelado como el impacto más negativo de los
aerogeneradores, productores incansables de energía renovable. En las
primeras pruebas de laboratorio realizadas con el aparato, éste ha sido
capaz de detectar a las aves a unos 750 metros del molino. «Esto daría un
margen de 67 segundos en el caso de un buitre para frenar las palas desde
14 revoluciones por minuto a una velocidad sin riesgo de tres revoluciones»

Respecto al futuro de la energía eólica, cabe destacar que los empleos en


la Unión Europea (UE) se doblarán de aquí a 2020, cuando habrá 325.000
personas trabajando en el sector, frente a las 154.000 de finales de 2007.

El informe, elaborado por la Asociación Europea de Energía Eólica


(EWEA), señala que el sector ha generado cada día 33 nuevos puestos de
trabajo durante los últimos cinco años en la UE.

Los tres países donde la energía eólica generan más puestos de trabajo
son Dinamarca, Alemania y España, aunque Francia, Reino Unido e Italia
están comenzando a acercarse tras un despegue más lento.

En España había a finales de 2007 un total de 20.781 empleos directos


en el sector, cifra que sube a los 37.730 si se cuentan los puestos de
trabajo indirectos.

Un 32% de los empleos fijos se dedicaba a la fabricación de turbinas y


componentes y un 31% a servicios especializados.

El informe de EWEA prevé que la importancia de la energía eólica


obtenida de molinos en alta mar crezca de forma progresiva hasta dominar
las inversiones y el empleo para 2025.

Según este escenario, en 2025 habrá más trabajadores en la energía


eólica en el mar que en la terrestre, y para 2030 habrá un total de 375.000
puestos de trabajo en el sector, de los que 215.000 se dedicarán a la eólica
marina y 160.000 a la terrestre.

EWEA recalcó que la energía eólica puede dar a la UE un impulso a la


economía y a la generación de empleos a la vez que ofrece mayor
independencia energética, así como más exportaciones vinculadas a la alta
tecnología.

34
8. LAS ENERGÍAS DEL MAR

La energía del mar se puede aprovechar de las siguientes formas:

 Energía maremotriz: La energía de las mareas es la más importante,


ya que existen centrales en funcionamiento desde hace décadas.

Se entiende por marea el movimiento periódico y alternativo de


ascenso y descenso de las aguas del mar, producido por las acciones
del Sol y de la Luna. Una central maremotriz requiere contener el
agua en un depósito artificial durante la pleamar y soltarla durante la
bajamar; al igual que en las centrales hidroeléctricas, el agua pasa a
través de unas turbinas para generar energía eléctrica.. Ahora bien,
para poder llevar a cabo esto, la amplitud de la marea debe ser como
mínimo de 5 m, por lo que solo hay un número limitado de lugares en
todo el mundo donde las condiciones de la marea son adecuadas para
su explotación.

Por lo tanto, la utilización de la energía de las mareas consiste


simplemente en separar un estuario del mar libre mediante un dique y
realizar las siguientes operaciones:

o Llenado durante la marea ascendente, pasando el agua del mar


al estuario a través de compuertas.
o Cerrar las compuertas y esperar mientras baja la marea (el
nivel del estuario permanece constante al estar las compuertas
cerradas).
o Producción de energía mediante las turbinas, como
consecuencia de la altura de caída del agua.

Desde la antigüedad ya es conocida esta técnica, ya que fue aplicada


para mover los primitivos molinos de marea egipcios.

La principal central actualmente en funcionamiento es la del estuario


de Rance (Francia), que funciona desde 1967.

 Energía maremotérmica: La energía maremotérmica está basada en


la diferencia de temperaturas entre la superficie y las profundidades
del mar, lo que se denomina gradiente térmico. Se considera posible
la explotación de un gradiente térmico oceánico de unos 18 ºC

35
(aproximadamente constante a lo largo de todo el año) a
profundidades máximas de 1.000 m. De acuerdo con esta premisa, las
zonas térmicamente favorables se encuentran en las regiones
ecuatoriales y subtropicales.

Pero además de un gradiente térmico favorable, es necesario que las


condiciones marinas (corrientes, olas) y meteorológicas de la zona
sean adecuadas.

Por lo tanto, una central maremotérmica es un sistema capaz de


aprovechar los gradientes térmicos oceánicos para producir energía
eléctrica. Se trata de una máquina térmica en la que el agua
superficial actúa como fuente de calor, mientras que el agua extraída
de las profundidades actúa como refrigerante.

La transformación de la energía térmica en eléctrica se lleva acabo


de dos formas:

o Ciclo abierto: El agua cálida de la superficie del mar entra en


una cámara de vacío o evaporador “flash” y se convierte en
vapor según baja la presión. El vapor pasa a través de la
turbina donde genera energía, y luego pasa a un condensador
alimentado con agua de mar procedente de las profundidades
como refrigerante.

o Ciclo cerrado: Utiliza un “fluido de trabajo” distinto del agua,


como puede ser amoniaco ó freón, de bajo punto de ebullición.
El fluido de trabajo se vaporiza en un evaporador “flash” con
ayuda del agua cálida del mar y se hace pasar a través de una
turbina que mueve el alternador. Tras abandonar la turbina, el
vapor a baja presión se condensa en un cambiador de calor
refrigerado por el agua de mar fría, bombeándose al
evaporador para iniciar de nuevo el ciclo.

El rendimiento es bajo, en torno al 7%. Además es necesario realizar


un coste extra de energía para bombear el agua fría de las
profundidades para el condensado de los fluidos.

Las centrales maremotérmicas pueden contribuir a un abastecimiento


energético local o ser utilizadas directamente para diversas
operaciones industriales.

36
Ejemplos de centrales maremotérmicas los tenemos en Hawai y en
Japón.

 Energía de las olas: El mar nos proporciona energía por medio de las
olas. Su conversión en energía aprovechable es difícil y costosa, y el
rendimiento obtenido muy bajo. Además, hay que añadir el impacto
ecológico que sufre la zona.

Los sistemas existentes se clasifican en:

o Sistemas activos: Los elementos de la estructura se mueven


como respuesta a la ola y se extrae la energía utilizando el
movimiento relativo que se origina entre las partes fijas y
móviles.

o Sistemas pasivos: La estructura se fija al fondo del mar o en


la costa y se extrae la energía directamente del movimiento de
las partículas de agua.

Podemos destacar los siguientes modelos:

o Convertidor noruego Kvaerner: Consiste en un tubo hueco de


hormigón, de 10 m de largo, dispuesto verticalmente en el
hueco de un acantilado. Las olas penetran por la parte inferior
del cilindro y desplazan hacia arriba la columna de aire, o que
impulsa una turbina situada en el extremo superior del tubo.
Esta central tiene una potencia de 500 kw y abastece a una
aldea de 50 casas. Es un sistema pasivo.

o El pato de Salter: Se la considera una de las máquinas más


baratas, pequeñas y eficaces. Es capaz de aprovechar hasta un
35% de la energía del oleaje. Consiste en un flotador alargado
cuya sección tiene forma de pato. La parte más estrecha del
flotador se enfrenta a la ola con el fin de absorber su
movimiento lo mejor posible. Los flotadores giran bajo la acción
de las olas alrededor de un eje cuyo movimiento de rotación
acciona una bomba de aceite que se encarga de mover una
turbina. Es un sistema activo.

37
Otros dispositivos, entre otros, son la balsa de Cockerell, el cilindro
oscilante de Bristol o la boya de Nasuda.

38
9. LA ENERGÍA GEOTÉRMICA

Se llama energía geotérmica a la que se encuentra en el interior de la Tierra


en forma de calor, como resultado de:

o La desintegración de elementos radiactivos.


o El calor permanente que se originó en los primeros momentos de la
formación del planeta.

Esta energía se manifiesta por medio de procesos geológicos como volcanes,


geíseres y aguas termales.

Dependiendo de la temperatura existen las siguientes formas de aprovechar


la energía geotérmica:

 Energía geotérmica de alta temperatura: Existe en las zonas


activas de la corteza terrestre (zonas volcánicas, límites de placas
litosféricas, dorsales oceánicas). A partir de acuíferos cuya
temperatura es superior a 150ºC, el vapor que emerge de la Tierra,
ya sea de forma natural o mediante perforaciones, es conducido hacia
unas turbinas que nos permiten obtener energía eléctrica. Es
necesario que se cumpla lo siguiente:

o Un acuífero que se encuentre aproximadamente entre 500 m y


3 km de profundidad.
o Suelo poroso y lleno de fracturas que permitan la circulación
por convección del fluido hacia la superficie.
o Una fuente de calor magmático que se encuentre entre 3 y 10
km de profundidad a 500-600 ºC.

Si la corteza terrestre está compuesta por rocas impermeables, se


realizan perforaciones con técnicas casi idénticas a las de la
extracción del petróleo. Ejemplos de este tipo de explotaciones son
las que hay en Islandia, California, México o Italia.

 Energía geotérmica de temperaturas medias: Es aquella en que los


acuíferos están a temperaturas menos elevadas (70-150ºC). Por
consiguiente, la conversión vapor-electricidad se realiza a un menor
rendimiento, y debe utilizarse como intermediario (mediante un
intercambiador de calor) un fluido volátil (de bajo punto de ebullición,

39
como el freón). Pequeñas centrales eléctricas pueden explotar estos
recursos.

 Energía geotérmica de baja temperatura: Es aprovechable en zonas


más amplias que las anteriores. Los fluidos están a temperaturas
inferiores a 80 ºC. Se utiliza para la calefacción de industrias,
viviendas e invernaderos, principalmente en Islandia, donde la mayoría
de las viviendas disponen de este sistema de calefacción. Otro
ejemplo sería Hungría, donde se utiliza para el calentamiento de
invernaderos.

40
10. LA ENERGÍA DE LA BIOMASA

Se entiende por biomasa energética ó simplemente biomasa al conjunto


de materia orgánica, de origen vegetal o animal, susceptible de ser utilizada
con fines energéticos.

Una de las posibles clasificaciones que pueden realizarse de la biomasa


atendiendo a su origen es la siguiente:

 Biomasa natural: Es la que se produce en los ecosistemas


naturales. Una explotación intensiva de este recurso puede
ocasionar daños irreparables, como ha ocurrido en ciertas zonas
del tercer mundo y en países en vías de desarrollo.
 Biomasa residual: Prácticamente en cualquier actividad humana se
producen cierta cantidad de residuos o subproductos. Esto es
especialmente cierto para las actividades agrícolas, ganaderas y
forestales, así como para los procesos de las industrias
agroalimentarias y de transformación de la madera, que son los
principales generadores de residuos y subproductos utilizables
como biomasa con fines energéticos. Otros materiales que quedqn
incluidos dentro de este grupo son los denominados residuos
biodegradables, correspondientes a efluentes ganaderos,
efluentes de aguas residuales, lodos de depuradoras,...etc.
 Cultivos energéticos: Estos cultivos se realizan con el fin exclusivo
de obtener materiales destinados a su aprovechamiento
energético. Son tanto terrestres como marinos (algas).

Los distintos aprovechamientos de la biomasa se realizan en todos los


campos de actividad, siendo los principales los correspondientes a las
aplicaciones domésticas y a las industriales. En cualquier caso, las
aplicaciones están fuertemente influenciadas por la posibilidad de
realización de tratamientos previos, entre los que destacan los siguientes:

 Homogeneización: La homogeneización supone la adecuación de la


biomasa a unas determinadas condiciones de granulometría,
humedad o composición, que se alcanzan mediante procesos de
trituración, astillado, secado,...etc.
 Densificación: Consiste en la mejora de las propiedades de la
biomasa mediante tratamiento de briqueteado o peletizado con
objetivos idénticos a los de la homogeneización, consiguiéndose
además combustibles con un alto peso específico (peso por unidad

41
de volumen (Kp/m3 o N/m3) lo que mejora las posibilidades de
almacenamiento y transporte.

Entre los aprovechamientos pueden destacarse los siguientes:

 Combustión directa: Se entiende por combustión la oxidación


completa de la materia para dar dióxido de carbono, vapor de agua,
cenizas y calor, por lo que éste se convierte en el único componente
energético útil del proceso. La energía obtenida puede destinarse a la
producción de calor (en forma de agua o de aire caliente) para el uso
doméstico o industrial, y a la producción de electricidad. Cuando se
utiliza biomasa seca (<20% humedad), el rendimiento oscila entre el
80 y el 85%, mientras que en el caso más general de utilizar biomasa
húmeda (>50% humedad), el rendimiento se encuentra entre el 65 y el
70%.
 Obtención de productos combustibles por vía termoquímica: Se basan
en someter la biomasa a diversas transformaciones en determinadas
condiciones de presión y temperatura con el fin de obtener productos
sólidos, líquidos o gaseosos que sean adecuados al tipo de aplicación
que se desee. Entre los productos sólidos que se obtienen destaca el
carbón vegetal. Entre los derivados gaseosos se encuentra el
gasógeno, que ha sido utilizado como combustible en motores.
También hay que mencionar la pirolisis, que consiste en la
descomposición de la materia orgánica en ausencia de oxígeno para
obtener combustibles diversos en estado gaseoso y estado líquido.
Otro aprovechamiento más novedoso es la obtención de crudo
biológico, de propiedades equivalentes al petróleo y con las mismas
posibilidades de refino.
 Derivados obtenidos por vía bioquímica: Por una parte se encuentra la
fermentación (digestión) anaerobia (en ausencia de aire) de residuos
biodegradables que permite obtener biogas (metano) y por otro lado,
puede citarse la obtención de alcoholes (etanol, principalmente),
mediante la fermentación alcohólica de cierto tipo de materiales.
Entre estos destaca la producción de bioalcohol (etanol) a partir de
materiales azucarados o amiláceos.

Por último, indicar los graves problemas medioambientales y sociales que


están provocando los cultivos energéticos, especialmente a partir del año
2007, como es la destrucción de los bosques y selvas con el fin de cultivar
plantas para utilizarlas como biocombustibles o la competencia entre la
producción de comida y la de biocombustibles, resultando en el aumento del

42
precio de la primera, lo que ha provocado protestas por parte de los
consumidores en numerosos países.

El bioetanol, se obtiene a partir de maíz, sorgo, caña de azúcar o remolacha


y el biodiésel, se fabrica a partir de aceites vegetales, que pueden ser ya
usados o sin usar. En este último caso se suele usar soja o las semillas de
jatrofa, los cuales son cultivados para este propósito.

43
44

Похожие интересы