Вы находитесь на странице: 1из 3

Durante ese tiempo, la firma ha realizado 27,140 entrevistas con miembros de la generación del

Milenio en más de 200 estudios. Y aunque la investigación de Barna Group ha destacado


previamente lo que no funciona para mantener a los Millennials en la iglesia, la investigación
también ilumina lo que está funcionando y lo que las iglesias pueden hacer para involucrar a
estos jóvenes adultos.

Las duras realidades de la fe milenaria

Pero primero, se deben entender las preocupaciones de los Millennials que abandonan la Iglesia.
Primero, la investigación de Barna muestra que casi seis de cada diez de estos jóvenes que
crecen en iglesias cristianas terminan alejándose de su fe o de la iglesia institucional en algún
momento de su primera década de vida adulta. En segundo lugar, el segmento sin iglesia entre
los Millennials ha aumentado en la última década, del 44% al 52%, lo que refleja una tendencia
cultural mayor que se aleja de las iglesias entre la población de la nación. En tercer lugar,
cuando se les pregunta qué ha ayudado a que crezca su fe, la «iglesia» no hace ni siquiera los
10 factores principales.

En cambio, los impulsores más comunes del crecimiento espiritual, identificados por los propios
Millennials, son la oración, la familia y los amigos, la Biblia, el tener hijos y su relación con Jesús.
La mayoría de los Millennials dicen orar cada semana, una cuarta parte dice que ha leído la
Biblia o que asistió a un grupo pequeño religioso esta semana, y uno de cada siete se ha
ofrecido como voluntario en una iglesia en los últimos siete días. «Los Millennials están
reconsiderando la mayoría de las instituciones que arbitran la vida, desde el matrimonio y los
medios de comunicación hasta el gobierno y la iglesia», dice Kinnaman, el autor de You Lost Me
y unChristian que ha pasado los últimos 20 meses hablando a nivel nacional sobre los desafíos
que enfrentan los Millennials de hoy. «Han crecido en una cultura y entre compañeros que a
menudo son neutrales o resistentes al evangelio.

Los Millennials a menudo describen a la iglesia, por ejemplo, como »no relevante« o dicen que
asistir a los servicios de adoración »se siente como un deber aburrido«.»Además, muchos
jóvenes estadounidenses dicen que la vida parece complicada, que es difícil saber cómo convivir
con la avalancha de información, visiones del mundo y opciones que enfrentan todos los días. «
En este sentido, la investigación apunta a cinco formas en que las comunidades de fe pueden
construir conexiones más profundas y duraderas con los Millennials. Los que se quedaron tenían
el doble de probabilidades de tener una amistad personal cercana con un adulto dentro de la
iglesia . » «Este tipo de información debería ser un llamado de atención para los líderes del
ministerio, así como para los adultos eclesiásticos, de la necesidad de hacerse amigos de la
próxima generación de creyentes».

Un segundo resultado importante del ministerio para los Millennials de hoy es ayudarlos a
desarrollar habilidades de discernimiento, especialmente en la comprensión e interpretación de
la cultura actual. Por ejemplo, los Cristianos activos del milenio tienen más del doble de
probabilidades de decir que «aprendieron sobre cómo los cristianos pueden contribuir
positivamente a la sociedad» en comparación con aquellos que abandonan . Las personas
activas también tienen casi cuatro veces más probabilidades de decir que «entienden mejor mi
propósito en la vida a través de la iglesia» . Para una generación que ya lamenta la complejidad
de la vida moderna, la Iglesia puede ofrecer una claridad valiosa.

Los Millennials necesitan ayuda para aprender cómo aplicar sus corazones y mentes a las
realidades culturales de hoy. En muchos sentidos, la cultura pop se ha convertido en el motor de
la religión para los Millennials, por lo que ayudarlos a pensar y responder correctamente a la
cultura debería ser una prioridad. Sin embargo, tal desarrollo también debe tener cuidado de
evitar los impulsos sobreprotectores que son impulsados por el miedo a la cultura. Esta idea de
encontrar una manera de llevar su fe en Jesús a los problemas que encuentran en el mundo
parece ser una de las motivaciones más poderosas de los practicantes de la generación del
milenio cristiano de hoy.

No quieren que su fe sea relegada a la adoración del domingo, y este deseo de una fe holística
es algo a lo que la Iglesia puede hablar de manera significativa. El término «mentoría inversa»
ha venido a describir este tipo de toma y daca entre líderes jóvenes y establecidos. « Una forma
de pensar acerca de esta generación es que son exiliados en algo así como una 'Babilonia
digital', un entorno inmersivo, interactivo y rico en imágenes en el que muchos creyentes
mayores se sienten extraños y perdidos. La verdad es que la Iglesia necesita la ayuda de la
próxima generación para navegar por estos terrenos digitales ».

La investigación muestra que pocas iglesias ayudan a los jóvenes a descubrir un sentido de
misión, aunque esto también es importante para cultivar una fe que perdure. Los millennials que
permanecen activos en la iglesia tienen el doble de probabilidades de decir que sirvieron a los
pobres a través de su iglesia . También es más probable que digan que se fueron a un viaje que
les ayudó a ampliar su forma de pensar y es más probable que indiquen que encontraron una
causa o un problema en la iglesia que los motiva . Una cuarta forma en que las iglesias pueden
profundizar su conexión con los Millennials es enseñar una teología o vocación más potente.

Los millennials que se han mantenido activos son tres veces más propensos que los desertores
a decir que aprendieron a ver sus dones y pasiones como parte del llamado de Dios . Tienen
cuatro veces más probabilidades de haber aprendido en la iglesia «cómo se aplica la Biblia a mis
intereses de campo o de carrera» . «La mayoría de las iglesias parecen dejar este tipo de
resultado basado en la vocación en gran medida en la puerta», comenta Kinnaman, «a menos
que estos estudiantes muestren interés en el ministerio tradicional basado en la iglesia».
Kinnaman lo llama «discipulado vocacional», una manera de ayudar a los Millennials a
conectarse con la rica historia del cristianismo con su propio trabajo único al que Dios los ha
llamado.

Por ejemplo, los Millennials que permanecen activos son más propensos que aquellos que
abandonaron la escuela para decir que creen que Jesús les habla personalmente de una manera
real y relevante . Además, los activos tienen muchas más probabilidades de creer que la Biblia
contiene sabiduría para vivir una vida significativa . «Esto significa que los Millennials que
conservan una fe más duradera que sus compañeros tienen más probabilidades de encontrar un
sentido de autoridad en la Palabra de Dios, tanto en las páginas de la Biblia como en su
experiencia de intimidad con el Dios que siguen. » Por supuesto, muchos líderes de la iglesia ya
están tratando de conectar la autoridad bíblica con una relación personal con Jesús para sus
jóvenes.

Un puñado de advertencias

« Estos cinco principios ciertamente no son una lista exhaustiva, pero sí reflejan algunas de las
cosas que nuestro equipo ha aprendido hasta ahora.»Segundo, los padres, así como los líderes
de la iglesia y de la organización deben estar abiertos a aprender todo lo que puedan sobre los
Millennials para maximizar sus esfuerzos para involucrarlos espiritualmente. Sin embargo, deben
tener cuidado de no idolatrar a esta generación emergente y, al hacerlo, crear una forma de
edad. La generación del milenio debería ser una prioridad no porque «la juventud deba ser
atendida», sino porque esta generación está tratando de aprender la fidelidad en una cultura
poscristiana que cambia rápidamente. «Los Millennials necesitan la ayuda de creyentes fieles de
generaciones anteriores si quieren darles un sentido y avanzar significativamente en su vida y
fe».
Investigación futura

El equipo de Barna está trabajando arduamente para explorar aspectos adicionales de la vida, la
fe y la experiencia de los Millennials. Si está interesado en mantenerse informado sobre esta
investigación futura, puede suscribirse aquí. Si su organización está interesada en encargar una
investigación personalizada entre los Millennials a los que presta servicios, o incluso una
encuesta nacional de los Millennials, pregúntenos cómo podemos ayudarlo.

Sobre el estudio

Además de una extensa entrevista cuantitativa con adultos y líderes religiosos en todo el país, el
examen de investigación principal para el estudio se realizó con jóvenes de 18 a 29 años que
habían participado activamente en una iglesia cristiana en algún momento de su adolescencia.
La investigación de Fe que dura también incluyó pruebas paralelas sobre medidas clave que
utilizan encuestas telefónicas, incluidas entrevistas realizadas entre los encuestados que usan
teléfonos celulares, para ayudar a garantizar la representatividad de la muestra en línea. El error
de muestreo asociado con 1,296 entrevistas es más o menos 2.7 puntos porcentuales, con un
nivel de confianza del 95%. Se puede encontrar más información sobre los Millennials en el libro
You Lost Me y el DVD complementario .

Acerca del Grupo Barna Barna Group es una organización privada, no partidista y con fines de
lucro bajo el paraguas de las Empresas Issachar. Ubicado en Ventura, California, Barna Group ha
estado realizando y analizando investigaciones primarias para comprender las tendencias
culturales relacionadas con los valores, creencias, actitudes y comportamientos desde 1984. Si
desea recibir una notificación gratuita por correo electrónico del lanzamiento de cada
actualización sobre los últimos hallazgos de investigación de Barna Group, puede suscribirse a
este servicio gratuito en el sitio web de Barna .

Powered by TCPDF (www.tcpdf.org)

Похожие интересы