Вы находитесь на странице: 1из 7

UNIVERSIDAD NACIONAL DE CAJAMARCA

“Norte de la Universidad Peruana”


Facultad de Derecho y Ciencias Políticas
Ciudad Universitaria Edificio 1F-304 Tele Fax 369293

EXPEDIENTE N°: 02025-2016-0-0-0601-JR-FT-01


MATERIA: CONTRAVENCIÓN AL CÓDIGO
DE NIÑOS Y ADOLESCENTES
JUEZ: VELEZ CALDERÓN CECILIA
MÓNICA
ESPECIAL.: ROJAS ZAMORA VERÓNICA
MAGALI
ESCRITO N°: 01
SUMILLA: CONTESTACIÓN DE DEMANDA

SEÑOR JUEZ DEL PRIMER JUZGADO DE FAMILIA DE CAJAMARCA

Reynaldo Ispilco Chilón, identificado con DNI 45761909, con domicilio real en C.
P. Porcón Bajo, Caserío Chaupimayo, con domicilio procesal para los fines
pertinentes en el Consultorio Jurídico de la Universidad Nacional de Cajamarca,
ubicado en la AV. Atahualpa N° 1050, carretera a Baños del Inca, edificio 4F
(segundo piso); señalando casilla electrónica N° 65717; ante usted me presento y
digo:

I. PETITORIO:
Solicito a su digno despacho declare INFUNDADA la demanda de Contravención al
Código de Niños y Adolescentes en todos sus extremos, interpuesta en contra de
nuestro patrocinado, en atención a los siguientes fundamentos de hecho y de derecho:
II. FUNDAMENTOS DE HECHO:
2.1. En cuanto a la primera declaración de nuestro patrocinado delante de las
autoridades de la fiscalía, SUNAFIL, y la policía, al momento de ser intervenido
como conductor del vehículo de rodaje M2C-758, tenemos que referir que, a
causa del desconocimiento y por la actitud confiada de éste, al contar con todos
los documentos del vehículo (el cual no le pertenecía), y de su persona como
conductor, no le llegó a llamar la atención ni tomó importancia a las demás
preguntas que le realizaron, y sus respuestas no fueron las más rebuscadas y
analizadas, por lo que pensó que declarando que contrataba a la otra persona que
se desempeñaba como cobrador lo iba a librar a él y a su acompañante de algún
tipo de sanción, por no existir contrato alguno entre ellos. Asimismo hacemos
UNIVERSIDAD NACIONAL DE CAJAMARCA
“Norte de la Universidad Peruana”
Facultad de Derecho y Ciencias Políticas
Ciudad Universitaria Edificio 1F-304 Tele Fax 369293

un llamado de atención a las autoridades competentes, para que, al momento de


realizar este tipo de actividades, llámese operativos, ilustren breve y claramente
cuál es la finalidad, a fin de que no ocurran actos y hechos que se aparten de la
justicia.
2.2. En cuanto a la declaración del Representante Legal de la Empresa de Transportes
Jerusalén SRL, el Señor Luis Yopla Castrejón, es cierto que, en oportunidades
el cobrador de combi, o los choferes, son contratados por los dueños de los
vehículos fuera del terminal; lo cual, fue lo que ocurrió en este caso, el Señor
Juan Chilón Ayay propietario del vehículo antes mencionado y padre del menor
Elvis Chilón Tantaleán (el cobrador de combi), se contacta con nuestro
patrocinado el mismo día del operativo a horas 10 AM aproximadamente, y le
ofrece el trabajo de chofer (por ese día), nuestro patrocinado por su Estado de
Necesidad por el que atravesaba, por ser una persona cuasi analfabeta y con bajo
grado de instrucción, no ejerciendo ningún oficio ni profesión, se dedicaba solo
a realizar actividades varias con el fin de sostener su familia, acepta
gustosamente. Al iniciar sus labores él se percata de que el cobrador era hijo del
dueño del vehículo (sus familiares), no imaginando que a pocos minutos iban a
ser intervenidos; sobre esto, cabe resaltar que en ningún momento el conductor
tuvo vínculo contractual con el menor, asumiendo que era el padre de éste quien
le autorizaba trabajar en su vehículo, desconociendo si éste era remunerado o no.

2.3. De lo mencionado en el parágrafo anterior, no nos parece en ningún grado,


“negativo”, el hecho de que un padre le enseñe a trabajar a su hijo, es más,
nuestra propia norma lo ampara, ya que es un derecho y un deber, que el padre
tiene respecto de sus hijos, por la Patria Potestad, el capacitarlo y adiestrarlo para
el trabajo, el cual, también es un derecho y Fundamental, consagrado en nuestra
ley fundamental (Artículo 22°).

2.4. En cuanto a la declaración del menor al momento del operativo, la situación es


en todo símil a la del conductor, nuestro patrocinado, ya que deberían seguir el
UNIVERSIDAD NACIONAL DE CAJAMARCA
“Norte de la Universidad Peruana”
Facultad de Derecho y Ciencias Políticas
Ciudad Universitaria Edificio 1F-304 Tele Fax 369293

sentido a la declaración frente a las autoridades antes mencionadas, las cuales,


realizaban el operativo, fue por ello que, éste declaró que existía un contrato y el
termino verbal fue inducido a decirlo por las autoridades, ya que tanto mi
patrocinado como el menor, no tenían ni utilizan vocablos propios de nuestra
profesión.

2.5. En cuanto a la segunda declaración de mi patrocinado a nivel fiscal de fecha 19


de julio de 2016, en la cual, ya se encontraba más calmado y también enterado
de la finalidad de dicho operativo, declaró firme y con la verdad, de que, en
realidad no había llegado a entablar ningún tipo de vínculo contractual con el
menor, ya que, en aquella oportunidad él había recibido el vehículo fuera del
terminal y el cobrador ya se encontraba en la combi, por lo que no hallamos
ningún tipo de nexo ni sentido a lo que el Ministerio Público plantea.

2.6. En cuanto a la relación de nuestro patrocinado con el dueño del Vehículo y padre
del menor Elvis Chilón Tantaleán, es buena, y en conversaciones que han
mantenido, éste le ha ofrecido todo su apoyo en lo que se refiere a prestar algún
tipo de testimonio, como el desvirtuar lo dicho por el Ministerio Público, cuando
establece que éste no es el dueño del vehículo. Lo cual lo probaremos adjuntando
a la presente un acta o acuerdo en forma de documento con las firmas de mi
patrocinado y del dueño del vehículo y padre del menor Elvis Chilón Tantaleán.

EN CUANTO A LA NORMATIVIDAD INVOCADA POR EL


DEMANDANTE

Decreto Supremo N° 003-2010-MINDES, que aprueban la “Relación de Trabajos


Peligrosos y Actividades Peligrosas o Nocivas en las que no podrá ocuparse a las y
los adolescentes” […] “B3. El trabajo que se realice en medios de transporte
público, interurbano o interprovincial, tales como cobradores, terramozas y
otros similares”.
UNIVERSIDAD NACIONAL DE CAJAMARCA
“Norte de la Universidad Peruana”
Facultad de Derecho y Ciencias Políticas
Ciudad Universitaria Edificio 1F-304 Tele Fax 369293

2.7. El mismo Decreto Supremo establece en el su Artículo 3°, que “Las niñas, niños
y adolescentes no deberán ser admitidos en trabajos, actividades y empleos por
debajo de la edad mínima de admisión que establece la normativa vigente, ni
realizar trabajos cuyas actividades sean peligrosas por su naturaleza o condición,
bajo sanción administrativa y penal”, el cual debe ser interpretado de la siguiente
manera, la norma establece edades mínimas para el desempeño de labores por
parte de los menores, es decir, las actividades se deben consideran riesgosas o
peligrosas de acuerdo a la edad del menor, no es lo mismo por ejemplo, que un
menor de 8 años trabaje en el campo con su padre (que es lo que sucede
constantemente) a que el mismo trabaje de cobrador en un vehículo en una
ciudad grande. De no ser así el legislador incurriría en un despropósito, ya que
la norma no puede prohibir ni restringir ningún derecho fundamental, como “el
trabajo”, por dos razones, i) por tener la Naturaleza de Derecho fundamental, ya
que por ser un derecho humano, no es susceptible de ser vulnerado ni alienado,
ii) por encontrarse recogido en nuestra Norma Fundamental, en el Artículo 22°,
estableciendo que “el trabajo es un deber y un derecho. Base del bienestar social
y medio de realización de la persona”.
2.8. Exhortamos a las Instituciones encargadas de regular este tipo de normas, a que
realicen una interpretación acorde a toda la normatividad vigente y relacionada
a dirimir este tipo de conflictos, no solo invocando normas convenientes a su
función; además debieran de preocuparse en reencaminar a personas que de
veras lo necesitan, como tantos jóvenes y adolescentes que cada fin de semana
se pierden en antros no autorizados para su edad, cometen actos contra su propia
dignidad, reputación de sus familias, el pudor, el orden y las buenas costumbres,
y no en este tipo de conductas, que lo único que reflejan son los buenos ánimos
de los adolescentes para trabajar y superarse.
2.9. Es así que el Código de Niños y Adolescentes establece en su Artículo 51° Inc.
1, literal b), establece como edad mínima “Dieciséis años para labores,
comerciales o mineras”, si es que se considera el ser como cobrador de combi
una actividad comercial, de lo contrario, esta actividad se regula por el mismo
UNIVERSIDAD NACIONAL DE CAJAMARCA
“Norte de la Universidad Peruana”
Facultad de Derecho y Ciencias Políticas
Ciudad Universitaria Edificio 1F-304 Tele Fax 369293

Artículo en el inciso 2, y establece como edad mínima los Catorce años de edad.
Además el último párrafo de este mismo artículo e inciso, establece que, “se
presume que los adolescentes están autorizados por sus padres o responsables
para trabajar cuando habiten con ellos, salvo manifestación expresa en
contrario”.
2.10. Prueba de ello es que, el padre del menor y dueño del vehículo en el cual se
encontró de conductor a nuestro patrocinado, reconoce mediante documento
escrito y en audios grabados, el haber consentido que su hijo trabaje como
cobrador de combi en su propio vehículo, como todo padre que desea que su hijo
aprenda a trabajar, y a entender la realidad de la vida, que, todo no llega fácil,
que todo lo que deseamos, y posteriormente conseguimos es fruto de nuestro
arduo esfuerzo por superarnos, lo cual, representa una noble y plausible labor de
este padre, que en vez de sancionarlo debería ser ejemplo de otros que jamás
pensaron en hacer “pisar la tierra” a sus hijos, dándoles todo lo necesario para
cegarlos y hacer de ellos unos completos “ineptos”.
2.11. Si esto es así no encontramos ninguna razón por la que a mi patrocinado se le
sancione con el monto establecido en la demanda ni por el monto de la
reparación civil, ya que, si a nuestro patrocinado solo se encontró como
conductor del vehículo en aquella ocasión, qué responsabilidad podría haber en
él, si solo se desempeñaba en su labor eventual.

Pido al juzgado se sirva acceder a mi solicitud por ser de ley y de necesidad


impostergable.

III. FUNDAMENTACIÓN JURÍDICA


Fundamento mi petitorio en la siguiente norma legal:
Constitución Política del Perú.-
- Artículo 22°. El trabajo.

Código Civil.-
UNIVERSIDAD NACIONAL DE CAJAMARCA
“Norte de la Universidad Peruana”
Facultad de Derecho y Ciencias Políticas
Ciudad Universitaria Edificio 1F-304 Tele Fax 369293

- Artículo 423° inc. 2. Deberes y derechos que nacen de la Patria Potestad

Código de los Niños y Adolescentes

- Artículo 51° Inc. 1, literal b), Inc. 2 primer y último párrafo. Edad Mínima
para el trabajo de menores.
- Artículo 74° Inc. 2. Derechos de los Padres.

Decreto Supremo N° 003-2010-MINDES

- Artículo 3°.

Código Procesal Civil.-

- Artículo 424° y 425°.- Los que establecen los requisitos de la demanda y anexos
de la demanda.
IV. MEDIOS PROBATORIOS
1. Acta de acuerdo, con la que probamos la desvinculación contractual del
demandado con el menor.
2. CD con el audio de la conversación entre el demandado, el dueño del vehículo y
su menor hijo, con la que probamos la desvinculación contractual del demandado
con el menor.
V. ANEXOS
1-A Copia del DNI del demandado
1-B Acta de acuerdo.
1-C CD con el audio de la conversación entre el demandado, el dueño del vehículo
y su menor hijo.
1-F Copia simple de habilidad del letrado.

PRIMER OTROSÍ.- FACULTADES GENERALES DE REPRESENTACIÓN

De conformidad con lo prescrito por el Artículo 80° del Código Procesal Civil otorgo
facultades generales de representación contenidas en el Artículo 74° del cuerpo legal
UNIVERSIDAD NACIONAL DE CAJAMARCA
“Norte de la Universidad Peruana”
Facultad de Derecho y Ciencias Políticas
Ciudad Universitaria Edificio 1F-304 Tele Fax 369293

mencionado, en favor de la abogada Susy Jackeline Rodriguez Ravines, con registro


ICAC 2146, dejando establecido que me encuentro perfectamente instruida de los
alcances de la representación que otorgo.

SEGUNDO OTROSÍ.- Solicito a su despacho, la gratuidad del proceso de conformidad


a lo establecido por el Artículo 297° del T.U.O de la Ley Orgánica del Poder Judicial, ya
que en el presente proceso la parte interesada se encuentra asesorada por el Consultorio
Jurídico de la Universidad Nacional de Cajamarca.

POR LO EXPUESTO:

Pido a Usted señor Juez, admita a trámite la presente demanda, para declararla
fundada en su oportunidad.

Cajamarca, junio del 2017

_________________________________ _________________________________
Reynaldo Ispilco Chilón
DNI 45761909