Вы находитесь на странице: 1из 3

ENSEÑANZA PARA EL GRUPO DE ALABANZA

(Para el ministerio de alabanza de la Iglesia “Palabra de Dios para las Naciones”)

¿Sabes tú quien te llamo?


(Flp. 3:14) prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo
Jesús.
¿Sabes a que te llamo el que te llamo? R/= A servirle.
(Juan 13:14) Pues si yo, el Señor y el Maestro, he lavado vuestros pies, vosotros
también debéis lavaros los pies los unos a los otros.
¿Sabes tú a quien estas sirviendo? R/= A Dios.

(Rom. 1:9) Porque testigo me es Dios, a quien sirvo en mi espíritu en el evangelio


de su Hijo, de que sin cesar hago mención de vosotros siempre en mis oraciones.

¿Conoces al Dios a quien tú sirves?

El llamado más fuerte que Dios nos hace, es el llamado a conocerle. La vida de Dios no se nos
dio primeramente para que le sirvamos a Él, sino para que le conozcamos a Él.

(Jn. 17:3) Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y
a Jesucristo, a quien has enviado.

La calidad de tu servicio es paralelo al nivel de conocimiento que tengas de aquel a quien tú


sirves.

(Jn. 13:2) Y cuando cenaban, como el diablo ya había puesto en el corazón de Judas
Iscariote, hijo de Simón, que le entregase,
3- sabiendo Jesús que el Padre le había dado todas las cosas en las manos, y que
había salido de Dios, y a Dios iba,
4- se levantó de la cena, y se quitó su manto, y tomando una toalla, se la ciñó.
5- Luego puso agua en un lebrillo, y comenzó a lavar los pies de los discípulos, y a
enjugarlos con la toalla con que estaba ceñido.

Jesús pudo humillarse para servir en libertad porque sabía quién era. Él conocía su identidad.
Jesús sabía de donde había salido, a donde iba y quien le había puesto todas las cosas en sus
manos. Esto nos dice que, a pesar de verse en forma de siervo, Él nunca olvidó quien era, el Hijo
de Dios.

En el nivel de conocimiento que tengamos de quien es Él, en ese nivel anhelaremos lo de Él.
Por ejemplos:
1- La santidad.
(1Ped. 1:15) sino, como aquel que os llamó es santo, sed también vosotros santos
en toda vuestra manera de vivir;
16- porque escrito está: Sed santos, porque yo soy santo.

La palabra santidad en el hebreo es kodesh, en el griego es jagiasmos, ambas significan


apartado, separado (de y para).
La palabra se usa con respecto a personas (ustedes) y cosas (instrumento) Cuando la santificación
es de cosas no se implica ninguna cualidad moral.
2- La pureza:
Sal 24:3 ¿Quién subirá al monte de Jehová? ¿Y quién estará en su lugar santo?
4- El limpio de manos y puro de corazón; El que no ha elevado su alma a cosas
vanas, Ni jurado con engaño.
Puro o pureza significan:
“Intacto, virgen, casto, sin mezcla, sin corrupción, y exento de falta.”
Impureza significa:
Obsceno, mezclado, alterado, manchado, amancillado, inmoral, e impúdico.”

Nuestra vida está conformada de tres cosas o áreas:

1- Lo que somos. (Identidad)


2- Lo que tenemos. (Dones o talentos)
3- Lo que hacemos. (Obras)

Mat 5:8 Bienaventurados los de limpio corazón, porque ellos verán a Dios.
Jagnos puro, libre de contaminación, incontaminado (de la misma raíz que jagios, santo)

1Ti 4:12 Ninguno tenga en poco tu juventud, sino sé ejemplo de los creyentes en
palabra, conducta, amor, espíritu, fe y pureza.

Flp 4:8 Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo
lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud
alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad.

1Ti 5:22 No impongas con ligereza las manos a ninguno, ni participes en pecados
ajenos. Consérvate puro.

Tít. 1:15 Todas las cosas son puras para los puros, más para los corrompidos e
incrédulos nada les es puro; pues hasta su mente y su conciencia están
corrompidas.

Bienaventurados los de limpio corazón, pues ellos verán a Dios.


Mateo 5:8
Sal. 18:26
Con el puro eres puro, y con el perverso eres sagaz.

1 Juan 3:3

Y todo el que tiene esta esperanza {puesta} en El, se purifica, así como Él es puro.

Salmos 24:3-4

¿Quién subirá al monte del SEÑOR? ¿Y quién podrá estar en su lugar santo? El de manos
limpias y corazón puro; el que no ha alzado su alma a la falsedad, ni jurado con engaño.

Mateo 5:8

Bienaventurados los de limpio corazón, pues ellos verán a Dios.

Salmos 51:10

Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio, y renueva un espíritu recto dentro de mí.

Proverbios 30:12

Gente que se tiene por pura, pero no está limpia de su inmundicia;

Похожие интересы