Вы находитесь на странице: 1из 4

En el Perú el ministro ambiental Antonio Brackegg ha hecho un bien en

poder reconocer esta problemática que se está ocasionando por la

despreocupación del cuidado y protección del medio ambiente. Gracias a

este problema cuyo titular se ha dado cuenta el daño que puede causar no

solo a nosotros mismos sino también a futuras generaciones, ha considerado

que va a empezar a trabajar para la construcción de cuidados sostenibles.

Hoy en día la mayoría de los jóvenes están empezando a cambiar

significativamente la conciencia ambiental del país aunque no todos no

logran tener conciencia ciudadana para poder proteger nuestro medio

ambiente. Se ha programado promover políticas para poder cambiar la

rentabilidad de las personas a fin de vivir en un ambiente sano y saludable.

Estoy de acuerdo en que las personas pueden impulsar a los cunas a que

puedan proteger y tomar mucha conciencia, ya que el medio ambiente es muy

importante para todos nosotros.

En otros países se ha podido crear a en vino mental performance marx para

poder rendir las metas ecológicas de los objetivos del milenio, de esas ideas

queremos más en nuestro perú puede invertir en reciclaje tantas botellas,

cartón, papel, reciclar. Sin embargo dinero es utilizado actos ilegales, para

beneficios propios el peruano es tan egoísta que prefiere robar que invertir.

PROBLEMÁTICA SOCIO AMBIENTAL

La minería y las actividades extractivas son la principal fuente de conflictos

sociales y ambientales en el Perú. Actualmente, la Defensoría del Pueblo

identifica alrededor de 170 conflictos sociales cada mes, situación que -con

variaciones- se ha mantenido constante a lo largo de los últimos 20 años, en

términos generales. De ellos, en torno a un 70% son conflictos

socioambientales, de los cuales en torno a un 65% están vinculados

directamente a la actividad minera.


El sector minero tiene importancia económica para el país, y representa

alrededor del 65% de las exportaciones totales del Perú y actualmente

cerca de un 10% de los ingresos tributarios del Estado, aunque con una gran

volatilidad relacionada con los cambiantes precios internacionales de las

materias primas. La importancia económica del sector ha llevado a los

sucesivos gobiernos a darle diversas facilidades tributarias, normativas y

ambientales, que buscan propiciar un crecimiento de la inversión minera. La

expansión de esta actividad en los más diversos territorios del país viene

asociada a la constante conflictividad social.

Estos conflictos no los causan “azuzadores” ni “radicales” ni son parte de

una “conspiración contra la minería”, como muchas veces argumentan

autoridades y medios de comunicación para descalificarlos. En la mayoría de

casos, los conflictos se originan en una agenda legítima y en desencuentros

reales entre las empresas que operan en los territorios y las comunidades

que allí viven.

No todos los conflictos son iguales, no todos tienen las mismas causas ni las

mismas soluciones.

Hay conflictos de convivencia, que tienen que ver con la búsqueda de una

relación más armónica entre las actividades mineras y las comunidades, con

una relación de mayor respeto mutuo, en la que se respeten los derechos de

la población local, donde las empresas aporten más y mejor para impactar

positivamente en la economía regional, para que se solucionen los impactos

ambientales y se garatice el derecho de las personas a un ambiente sano.

Están también los conflictos de resistencia, donde las comunidades se

oponen a la implementación de megaproyectos por los impactos que estos

pueden tener en la dinámica local, por las externalidades que pueden

generarse para actividades como la agricultura, ganadería o turismo, por el

riesgo de que de afecte negativamente el acceso al agua en cantidad y


calidad adecuadas, entre otras razones. En estos casos, las comunidades

tienen pleno derecho a ser consultadas y que se respete su propia visión de

futuro.

Estos conflictos -en su diversidad- deben ser reconocidos como

oportunidades para identificar los problemas que se originan en la relación

entre Estado, empresas y comunidades a fin de realizar cambios en las

normas y prácticas que regulan a este sector, caminando hacia un marco de

mayor armonía y respeto de derechos.

EN PUCALÁ

Reciclar es tarea de todos ahora viviendo la realidad de mi comunidad pues

es muy penoso ver cada día como las áreas verdes se van acabando poco a

poco es una realidad demasiado penosa a pesar que me alegra que mi

comunidad tiene su empresa agroindustrial al igual que entristece ver que

fabrican azúcar y a la vez humo tóxico que logra ocasionar daños en la

atmosfera y contaminar nuestro aire.

¿Qué aire es el que respiramos ahora en adelante, pues aire tóxico y poco a

poco, el mundo se va ir acabando pero aún estamos a tiempo, todos nosotros

lo podemos evitar de la mejor manera de hacer esto posible es reciclando

bueno eso se empieza cambiando uno mismo para así poder hacer un mundo

mejor como también promover charlas, elaborar afiches, pancartas,

inspirando a otros de nuestra comunidad a poder mejorar o poder cuidar

nuestro planeta tierra con ayuda de muchos se podrá lograr que está

problemática pueda ser mencionada a tiempo haciéndonos tantos beneficios

tanto como para nuestros familiares e hijos para que cada uno de ellos

puedan lograr viviendo en ambiente sano sin daños o contaminaciones y

puedan aprender a cómo lograr mantener el medio ambiente limpio y enseñar

a sus futuras generaciones. Deberíamos de lograr hacer que nuestro Perú

pueda estar también dentro de esos países que se preocupan por el


bienestar de nuestro medio ambiente hacer cada día de nuestro país un país

mejor y que todos aquí manteniendo y protegiendo nuestra flora y fauna sin

contaminaciones ni problemas.

Alternativas:

 Programar elaborar afiches, charlas, elaborar pancartas subir a las

redes sociales para que así las personas puedan cambiar de parecer y

puedan cuidar el medio ambiente.