Вы находитесь на странице: 1из 8

LOS ACCIDENTES DE TRABAJO Y LA MEDICIÓN DE GRAVEDAD

1. ACCIDENTES DE TRABAJO
1.1 Concepto

La Ley General de Seguridad Social determina que “un accidente de trabajo es


toda lesión corporal que el trabajador sufra con ocasión o por consecuencia del
trabajo que ejecute por cuenta ajena”
Por lo tanto, para que un accidente tenga esta consideración es necesario que:
1. Que el trabajador/a sufra una lesión corporal. Entendiendo por lesión
todo daño o detrimento corporal causado por una herida, golpe o
enfermedad. Se asimilan a la lesión corporal las secuelas o enfermedades
psíquicas o psicológicas.
2. Que ejecute una labor por cuenta ajena.
3. Que el accidente sea con ocasión o por consecuencia del trabajo, es
decir, que exista una relación de causalidad directa entre trabajo - lesión.
La lesión no constituye, por sí sola, accidente de trabajo.
1.2 Supuestos que se consideran asimismo ACCIDENTE DE TRABAJO:

 Accidente “in itinere”: Los que sufra el trabajador/a al ir o al volver del lugar
de trabajo. No existe una limitación horaria.
Hay 3 elementos que se requieren en un accidente in itinere:
1. Que ocurra en el camino de ida o vuelta.
2. Que no se produzcan interrupciones entre el trabajo y el accidente
. 3. Que se emplee el itinerario habitual.
 Accidente en misión: Son aquellos sufridos por el trabajador/ a en el
trayecto que tenga que realizar para el cumplimiento de la misión, así
como el acaecido en el desempeño de la misma dentro de su jornada
laboral.
 Los que sufra el trabajador/a con ocasión o como consecuencia del
desempeño de cargos electivos de carácter sindical, así como los
ocurridos al ir o al volver del lugar en que se ejercen las funciones propias
de dichos cargos.
 Los ocurridos con ocasión o por consecuencia de las tareas que, aun
siendo distintas a las de su categoría profesional, ejecute el trabajador/a
en cumplimiento de las órdenes del empresario o espontáneamente en
interés del buen funcionamiento de la empresa.
 Los acaecidos en actos de salvamento y en otros de naturaleza análoga,
cuando unos y otros tengan conexión con el trabajo. · Las enfermedades
no incluidas en el cuadro de “enfermedades profesionales”, que contraiga
el trabajador/a con motivo de la realización de su trabajo, siempre que se
pruebe que la enfermedad tuvo por causa exclusiva la ejecución del
mismo.
 Las enfermedades o defectos, padecidos con anterioridad por el
trabajador/a, que se agraven como consecuencia de la lesión constitutiva
del accidente.
 Las consecuencias del accidente que resulten modificadas en su
naturaleza, duración, gravedad o terminación, por enfermedades
intercurrentes, que constituyan complicaciones derivadas del proceso
patológico determinado por el accidente mismo o tengan su origen en
afecciones adquiridas en el nuevo medio en el que se haya situado el
paciente para su curación.
 Los debidos a imprudencias profesionales: se califica así a los accidentes
derivados del ejercicio habitual de un trabajo o profesión y de la confianza
que éstos inspiran al accidentado.
1.3 NO tienen la consideración de ACCIDENTE DE TRABAJO:

 Los debidos a fuerza mayor extraña al trabajo, es decir, que sea de tal
naturaleza que ninguna relación guarde con el trabajo que se ejecutaba
al ocurrir el accidente. No se considera a estos efectos fuerza mayor los
fenómenos naturales como la insolación o el rayo.
 Los que sean debidos a dolo o a imprudencia temeraria del trabajador/a
accidentado/a.
1.4 CLASIFICACION

Accidente Mortal: Accidente del que se derive,


directamente o debido al mismo, el fallecimiento del
trabajador.

Accidente Muy Grave: Cuando se producen lesiones


cuyas consecuencias pueden causar alteraciones
funcionales u orgánicas permanentes (secuelas
incapacitantes) o hacen peligrar la vida del trabajador

Accidente Grave: Cuando las lesiones no ponen en


peligro la vida del trabajador ni prevé secuelas.

Accidente Leve: Cuando las lesiones que produce, no


se prevé dejen ningun tipo de secuelas.

Todo ello no obsta, claro está, para que accidentes de cierta


gravedad (caída en altura de más de 10 metros de un
trabajador, por ejemplo) sean finalmente calificado oficialmente
como leve si los daños de accidentado finalmente no resultan
relevantes.
1.5 ¿CUÁLES SON LOS COSTOS REALES DE UN ACCIDENTE DE
TRABAJO?

COSTOS DIRECTOS (a cargo de la Aseguradora de riesgos del Trabajo


(ART) y la Empresa)

• Ej: costos médicos (atención del trabajador), indemnizaciones, pago de


jornales caídos.
COSTOS INDIRECTOS (asumidos por la empresa)

• Daños a los edificios equipos y maquinarias, daños al producto y


materiales, retrasos en la producción, tiempo perdido por los demás
trabajadores (por auxiliar al trabajador accidentado, por conmoción),
tiempo perdido por los altos mandos de la empresa (investigando la causa
del accidente, disponiendo que algún otro trabajador continúe la
producción que estaba a cargo del trabajador lesionado, eligiendo,
adiestrando o formando a un nuevo trabajador que sustituya al
accidentado).

COSTOS COLATERALES

• Por: entorpecimiento de la producción, pérdida de bonificaciones, multas


por retraso y otras causas similares.

2. MEDIDAS DE GRAVEDAD
2.1. Índice de gravedad
El índice de Gravedad es un indicador de la severidad de los accidentes que
ocurren en una empresa. El mismo representa el número de días perdidos por
cada 1000 horas de trabajo. Es recomendable que este índice se calcule por
separado con respecto a los diferentes tipos de incapacidades y a
los accidentes derivados en la muerte del trabajador.
¿Cómo calcular el Índice de Gravedad?
Para calcular el índice de gravedad utilizaremos la siguiente fórmula:

Ejemplo práctico – Índice de gravedad


En base al ejemplo dado en el artículo anterior sobre para el índice de
frecuencia, el número de días perdidos, producto de esos 30 accidentes, fue de
700 y el Índice de Gravedad será el siguiente:
Entonces podemos decir que en ese año se ha perdido alrededor de 1 día por
cada mil horas-hombre de exposición al riesgo.
El índice de gravedad nos da una idea de la severidad de la situación pero hay
que tener en cuenta que para el caso de accidentes de trabajo que hayan
derivado en la muerte de un trabajador o en una invalidez permanente se
deberán agregar 6.000 días al número total de días perdidos (en cada País
varía la tabla de valores)
En el caso de que 1 de esos 30 accidentes hubiese terminado en un accidente
mortal, se le deberán agregar 6.000, a los días perdidos (700 + 6.000 = 6.700)
y el cálculo del índice de gravedad será de la siguiente manera:

En este caso el índice de gravedad nos dice que en ese año se ha perdido
alrededor de 10 días por cada mil horas-hombre de exposición al riesgo. Como
dijimos antes, si se tratase de algún tipo de incapacidad, se deberá agregar
otra cifra al número de días perdidos (verifica las tablas de tu País en
particular).
2.2 Índice de Frecuencia
El índice de frecuencia es un indicador acerca del número
desiniestros ocurridos en un periodo de tiempo, en el cual los trabajadores se
encontraron expuestos al riesgo de sufrir un accidente de trabajo. El índice de
frecuencia corresponde al número total de accidentes con lesiones por
cada millón de horas-hombre de exposición al riesgo.

¿Cómo calcular el índice de frecuencia?


Para calcular el índice de frecuencia se debe emplear la siguiente fórmula:

NOTA: No se tendran en cuenta los accidentes de tipo In Itinere (accidentes de


trayecto). Deberán calcularse las horas de trabajo reales, descontando las
ausencias laborales por razones tales como accidentes, enfermedades,
permisos, licencias, entre otras razones. A tal efecto deberemos descontar
dicho porcentaje de ausencias al número total de Horas-Hombre de Exposición
al Riesgo.
Ejemplo práctico- Índice de frecuencia
Una empresa ha tenido 30 accidentes. En la misma, trabajan 300 personas,
durante 50 semanas de 48 horas al año. Durante este periodo los trabajadores
han faltado al trabajo (por distintas razones) el 8% del total de tiempo trabajado
en ese año.
N° de accidentes ocurridos = 30
N° de Trabajadores Expuestos = 300
N° de semanas trabajadas = 50
N° de horas por semana trabajadas = 48
Porcentaje de ausentismo total = 8%
TOTAL HORAS HOMBRE TRABAJADAS = (Trabajadores cubiertos) x
(semanas Trabajadas) x (Horas trabajadas por semana) = 720.000
Lo que debemos hacer ahora es restar el 8% (57.600) del total de horas-
hombre, ya que de esta manera obtendremos la cifra real del Total de Horas-
Hombre de Exposición al Riesgo:
720.000 – 57.000 = 662.400
Una vez obtenido este valor hacemos uso de la formula del índice de
frecuencia reemplazando los valores:

Entonces se puede concluir el informe expresando qué: en un año


sucedieron 46 accidentes por cada millón de horas hombres-trabajadas.
NOTA: Al efecto de disponer de índices de frecuencia más específicos, pueden
calcular por un lado los trabajares de producción y por otro lado los
administrativos según sea el caso.
Es muy importante que en tu informe también incluyas el Índice de Gravedad,
pues este ayudara a representar de mejor manera el impacto de los accidentes
de trabajo en una empresa, te invitamos a nuestro artículo sobre cómo calcular
el Índice de Gravedad.
2.3 Accidentes de trabajos más frecuentes

El Ministerio de Trabajo y Promoción de Empleo (MTPE) define un accidente


de trabajo como un suceso que sobreviene por causa o con ocasión del
trabajo, y que produce pérdidas como lesiones personales, perturbaciones
funcionales, etc. Sus consecuencias son físicas y/o psicológicas, yendo desde
la invalidez hasta incluso la muerte.
Aunque cada vez se hace más hincapié en su prevención, las últimas cifras
indican que, en el último año, las lesiones provocadas por la actividad laboral
han aumentado un 6,9%. En cifras absolutas, el número total se eleva hasta los
400.000 accidentes laborales.
Si hubiera que destacar los accidentes laborales más frecuentes en nuestro
país a lo largo del año, los que se muestran a continuación cuentan con el
mayor número de afectados:

2.3.1 Construcción, industria y agricultura: los accidentes laborales más


graves

Aunque el sector con más porcentaje de accidentes es el de servicios, ya que


también es el que cuenta con mayor ocupación, son los sectores de la
construcción, la industria y la agricultura los que registran un mayor número de
accidentes laborales graves e, incluso, mortales, derivados del uso de
maquinarias pesadas y peligrosas que aumentan el riesgo de accidente.

En estos sectores los accidentes más comunes, y más graves, tienen que ver
con atrapamientos que producen aplastamientos y amputaciones
provocados por el uso de la maquinaria, caídas desde una altura elevada,
sobre todo en el caso de la construcción, y otras lesiones, más leves como
golpes, cortes y heridas provocadas por el material y las herramientas.
Contactos eléctricos
En el mundo de la electricidad se producen un gran número de empleados
heridos por el contacto con la electricidad. Los accidentes suelen ser por
contacto directo, indirecto o por quemaduras por arco eléctrico.
Entre las pautas principales para evitar accidentes eléctricos están: No
manipular las instalaciones eléctricas si no se está formado y autorizado para
ello, respetar la señalización, no conectar cables sin clavijas de conexión
homologadas.
2.3.2 Oficinas: no están exentas de riesgos

Al hablar de accidentes laborales, solemos pensar inmediatamente en sectores


como los anteriores. Pero las oficinas, aunque tienen un riesgo poco elevado
de accidentes graves, también son un lugar en el que mantener la precaución.

Entre los accidentes laborales más frecuentes en las oficinas encontramos los
siguientes:
 Fatiga postural
La contracción muscular mantenida durante horas, asociada a la
inmovilización de los segmentos corporales en determinadas posiciones,
puede incidir en los dolores y trastornos musculares. La contracción
muscular prolongada origina una dificultad circulatoria a la zona, causa
de la fatiga muscular y demás trastornos.
Cuanta más forzada sea la postura, mayor es el estatismo, es
importante incrementar el número de apoyos para aliviar la tensión de
los músculos.

 Caídas, resbalones y tropiezos: un 25% de los accidentes en las


oficinas se producen por caídas provocadas por los materiales del
puesto de trabajo.

Las principales causas de una caída al mismo nivel pueden ser:


 Uso de calzado inadecuados
 Transportar con las manos una caja de grandes dimensiones
 Trabajar con calzado desatado
 Distraerse con otro trabajador mientras se realiza un trabajo
 Existencia de residuos en el suelo (basura, papeles, etc)
 Contenedores fuera de sitio, obstaculizando el paso
 Mala iluminación
 Suelos resbaladizos

 Caídas desde la altura: Las escaleras son uno de los elementos con
más riesgo de las oficinas, ocasionando medio centenar de
fallecimientos. La distribución por sexo y edad de los accidentes de
trabajo es muy significativa. Según los datos del Ministerio de Empleo y
Seguridad Social, el 66% de los accidentes de trabajo son sufridos
por varones, mientras que el 33,3% restante involucra a las mujeres.
La franja de edad más sacudida por los accidentes laborales es la que
comprende entre los 35 y los 39 años, sin embargo, la mayoría de los
accidentes mortales tienen lugar en personas mayores de 50.

 Cortes y heridas: en las oficinas es común trabajar con objetos


cortantes y punzantes que pueden llegar a provocar accidentes en el
trabajo considerables. Es necesario utilizarlos con precaución y
mantener el orden en el espacio de trabajo para evitar lesiones.
 Golpes: los golpes de intensidad elevada con puertas y con el resto de
elementos del mobiliario, como estantes, cajones archivadores o
armarios, son accidentes laborales muy comunes y que ocurren con
mucha más frecuencia de lo que puede parecer.

 Contacto con la instalación eléctrica: las oficinas son lugares


rodeados de cables y enchufes, con conexiones provisionales que se
perpetúan en el tiempo y este tipo de instalaciones merecen especial
precaución. Un mal uso de los elementos eléctricos provoca casi 2.000
accidentes laborales al año.
2.3.3 Sobresfuerzos y lesiones musculares: ningún sector se salva

Las lesiones provocadas por el sobresfuerzo muscular y la fatiga física son


accidentes muy presentes en todos los sectores laborales. En el caso de los
trabajos que requieren una constante actividad física, como la construcción, la
industria, o la agricultura, los accidentes laborales más frecuentes son las
lesiones de espalda y las tendinitis.

En las oficinas, y otros lugares similares donde se trabaja sentado la mayor


parte del tiempo, son frecuentes, además de las de espalda, las lesiones de
cuello y brazos, provocadas por malas posturas. Unos correctos hábitos
posturales y un mobiliario ergonómico y acorde a la actividad, pueden evitar
este tipo de accidentes laborales.
2.3.4 Estrés y ansiedad: en el punto de mira, también se consideran
accidentes laborales

En la definición de los accidentes laborales, se habla de lesión tanto física


como psíquica. La fatiga mental, el estrés, la ansiedad y la depresión están en
el punto de mira de los accidentes en el entorno laboral, ya que en los últimos
años ha supuesto la segunda causa de baja laboral.

Estos estados, pueden desencadenar en muchas ocasiones enfermedades


físicas derivadas del trabajo, como problemas cardiovasculares, digestivos,
cutáneos o alterar la concentración y la capacidad intelectual.

Es importante prestar tanta atención a esta tipología de accidentes laborales


como a las lesiones físicas. Por ello, la prevención de riesgos laborales debe
incluir la dimensión psicosociológica del trabajo, que se ocupa de la salud y el
bienestar completo de los trabajadores.
2.3.5Accidentes camino del trabajo

Los accidentes camino del puesto de trabajo o más conocidos como


accidentes In Itinere son una de las mayores causas de enfermedad laboral.
En seguridad y salud laboral y derecho laboral, se denomina
accidente in itinere al accidente de tráfico ocurrido al trabajador
durante el desplazamiento desde su domicilio hasta su lugar de
trabajo, y viceversa. Se exceptúan aquellos casos en los que el
trabajador haya interrumpido o modificado el trayecto por causas
ajenas al trabajo, ya que se rompe el nexo causal.
Casi 70.000 empleados sufren cada año un accidente de estas características,
por lo que aún queda mucho camino por recorrer en concienciación ciudadana
en seguridad vial. Accidentes con el coche, con una motocicleta, los atropellos
y las caídas en bicicleta son las causas más comunes de este tipo de
accidentes laborales.
Estas son algunas de las causas más comunes de accidentes laborales en
nuestro país, pero sin duda existe muchas más. En cualquier caso resulta de
vital importancia incrementar las labores de prevención en el puesto de trabajo.
La seguridad física y mental es de vital importancia para cualquier ciudadano o
trabajador para poder desempeñar correctamente las funciones en el puesto de
trabajo.

2.3.6 Incendios
No es algo que ocurra con frecuencia pero es importante estar prevenidos para
ello. Los extintores, pasillos de evacuación y salidas de emergencia deben
estar libres de obstáculos y, por supuesto, todas las personas deben ser
conscientes de su colocación.
CONCLUSIÓN

 Los accidentes afectan tanto a la empresa y al empleado; Una baja trae


consigo costos y demuestra la falta de inspección o control de las medidas
de seguridad.
 Es fundamental que las empresas cuenten con un programa
especializado en la prevención de accidentes de trabajo, porque estos
ocurren a diario sin importan el tiempo ni el lugar, además de brindar las
herramientas necesarias para que los colaboradores pueden
desempañarse en su puesto de trabajo sin afectar su integridad física ni
mental ya que son los empleados parte importante de la organización

RECOMENDACIONES

 Muchos accidentes laborales se pueden evitar con un buen plan de


prevención con el que se evalúen los riesgos, y con el que los trabajadores
reciban la información y formación necesarias para un desempeño seguro
de su actividad laboral.

 Luego de las capacitaciones tener una simulación del trabajo a ejecutar


para poder observar y corregir los errores para prevenir o evitar futuros
accidentes.

 Cultivar en la organización la importancia de un buen plan de prevención


de riesgos para que los empleados puedan sentirse parte importante de
la empresa