Вы находитесь на странице: 1из 1

Ese grupo. Ese futuro.

Esa maldad

Conozco ese grupo de gente mala. Gente “mala hierba”. Engreídos y autosuficientes. Pusilánimes y
maleducados. Sin ideas. Sin cimientos. Sin una piedra firma. Son un grupo grande que pudre el
ambiente. Se esconden. Usan a los más débiles. Son una vergüenza de personas. No me importa
ese futuro, esas vidas de engaño y de mentira. Hay que estar atentos para no enredarse con estos
grupos. A la mentira se la inventa. A la verdad se la descubre evidente, potente y patente. Es una
manifestación. Estos tipos son un puro invento, una máscara de papel y engrudo. Ese engaño les
costará caro. ¿Cómo podemos construir algo con esa clase de gente? Ellos piensan en el rol, en el
cargo, en la jerarquía, en el puesto que ocuparán. Eso no es vida. Estamos en la tierra, en este
lugar, en este preciso momento, porque somos personas. No es el espacio que vamos a ocupar
sino el tiempo que vamos a vivir. Y eso es lo que tenemos que aprender y desaprender
constantemente. Estos tipos tienen su horario, sus ritos, su tiempo, sus movimientos, sus
subterfugios, sus componendas, su corrupción, su idolatría, su dispersión, su erotismo, su
arbitrariedad, su relativismo, su superficialidad, su ignorancia, su altivez, su violencia y su mal olor.
El mal olor del corrupto.