You are on page 1of 4

AGUA PARA USO TEXTIL

 PARA USO TEXTIL

La industria textil utiliza el agua muy intensivamente. El agua se usa para limpiar la materia prima
y para muchos pasos de limpieza con agua durante toda la producción. El agua residual producida
tiene que ser limpiada de grasas, aceites, colores y otros productos químicos, que son usados
durante las diversas etapas de la producción (BV, s.f.).

AGUA PARAMETROS EN ANALISIS DE AGUA RESIDUAL TEXTIL


(PROCESO DE TRATAMIENTO)

Uno de los parámetros que requiere mayor esfuerzo para su eliminación –con unos costes
razonables es el color. Los colorantes no suelen ser tóxicos, pero sí muy poco
biodegradables. En una EDAR urbana se estima que sólo se elimina el 20%-30% del color
del afluente. Además, los colorantes se manifiestan en el agua a muy pequeñas
concentraciones, por lo que el rendimiento de eliminación deberá ser muy elevado.

Tradicionalmente se han aplicado diversas tecnologías basadas en tratamientos físico-


químicos para la eliminación del color de los efluentes textiles. No obstante, existen otras
posibilidades que se van abriendo paso en función del tipo de colorante a eliminar. A
continuación se repasan las técnicas que, según el caso concreto, pueden ser utilizadas
para tratar el color en el agua residual, indicando sus ventajas e inconvenientes:

1. Coagulación-floculación: se basa en la adición de polielectrolitos o floculantes


inorgánicos (sales de hierro o aluminio), que forman flóculos con las moléculas
de colorante facilitando su eliminación por decantación. Las eficacias de
eliminación son altas, pero en el proceso se generan lodos que deben ser tratados.
Los mejores rendimientos se logran al aplicar un exceso de coagulante, aunque
esto puede aumentar la concentración de contaminante en el efluente.
2. Proceso Fenton: se oxida el colorante con una combinación de peróxido de
hidrógeno y sulfato ferroso (reactivo Fenton), en condiciones ácidas. El agente
responsable de la oxidación es el radical hidroxilo, el cual es muy reactivo; se
forma por la descomposición catalítica del peróxido de hidrógeno en un medio
ácido. Los radicales hidroxilo oxidan el tinte, y el compuesto formado, precipita
con el ion férrico y compuestos orgánicos. Las ventajas de esta alternativa son
varias: se consiguen altas velocidades de decoloración si las concentraciones de
los reactivos implicados son elevadas, no se forman compuestos clorados como
en otras técnicas oxidantes y no existen limitaciones de transferencia de masa por
tratarse de un sistema homogéneo. Sin embargo, sus principales desventajas son
los costes asociados al tratamiento de lodos (se genera una gran cantidad de lodos
poco densos y, por consiguiente, difíciles de decantar) y a los costes de los
reactivos (se requiere la adición continua y estequiométrica de Fe(II) y H2O2).
3. Adsorción: se basa en la retención física de las moléculas de colorante en la
superficie del adsorbente que se utilice. La eficacia del proceso de adsorción está
influenciada por una gran variedad de parámetros, entre ellos la interacción entre
el colorante y el adsorbente, la superficie específica de éste, el tamaño de la
molécula de colorante, la temperatura, el pH y el tiempo de contacto. Así pues, es
fundamental el tipo de adsorbente elegido. Un adsorbente muy utilizado es el
carbón activo, aunque también se emplean otros adsorbentes inorgánicos. Los
procesos de adsorción generan efluentes de alta calidad, aunque presentan una
serie de desventajas que los hace no competitivos para el tratamiento de efluentes
coloreados: son procesos lentos; no selectivos, de manera que hay una
competición entre las moléculas de tinte y otros compuestos presentes en el
efluente; no destructivos, generándose un residuo que debe ser eliminado; la
desorción es un proceso difícil y costoso y, por último, los adsorbentes suelen ser
caros.
4. Técnicas electroquímicas: se basan en la hidrólisis del colorante a través de
agentes secundarios generados electrolíticamente mediante la aplicación de un
potencial. Los procesos son limpios, operan a baja temperatura y en muchos casos
no requieren la adición de productos químicos a las aguas residuales. No obstante,
su alto consumo de energía y la generación de compuestos secundarios por
reacciones paralelas disminuyen la potencialidad del método.
5. Procesos biotecnológicos: la aplicación de microorganismos a la degradación de
aguas que contienen tintes sintéticos es una opción interesante por las ventajas
derivadas del tratamiento biológico, ya que son procesos relativamente
económicos y pueden permitir la degradación parcial o total de los componentes
iniciales. Aunque mediante el proceso convencional de lodos activos, aerobio, no
se degrada el colorante y el bajo rendimiento de eliminación se atribuye a la
adsorción sobre los lodos. Mediante procesos anaerobios se consiguen elevados
rendimientos de eliminación para una gran variedad de colorantes, aunque la
cinética del proceso es lenta. Por otro lado, se están desarrollando sistemas en los
que el colorante es degradado mediante la acción de enzimas producidas por
hongos ligninolíticos en cultivos in vivo e in vitro. Son procesos muy selectivos
en los que se alcanzan rendimientos muy elevados. Sin embargo, no son procesos
económicos y se están desarrollando para su aplicación en continuo, recuperando
las enzimas utilizadas.

TRATAMIENTO ELECTROQUÍMICO
Los efluentes generados por la industria textil representan una fuente potencial
contaminante de aguas superficiales y sólo un porcentaje mínimo es tratado,
originando problemas ecológicos significativos.

En los diferentes procesos de fabricación del sector industrial textil, se generan


volúmenes importantes de agua residual con elevada concentración de
contaminantes. Entre estos, los colorantes, materia orgánica, temperatura y pH
son los más significativos. De los procesos de acabado de fibras de algodón, lana
y fibras sintéticas, este último produce aguas residuales con mayor grado de
contaminación.
En términos generales, el agua presenta elevadas cargas de DQO, DBO, SST, colores
diversos, pH variable y temperatura alta cuando se realizan los procesos de
preparación, teñido y acabado (Wuesley Mendoza).

TRATAMIENTO FISICOQUÍMICO

Los efluentes industriales se generan principalmente en el proceso de acabados, este


se define como cualquier proceso realizado sobre el hilo o tejido para cambiar la
apariencia, el tacto y su comportamiento. Siendo el proceso de acabado el responsable
de los desechos o efluentes líquidos, detallamos la naturaleza de los acabados en
húmedo, que generan efluentes contaminantes:

a. Descrude: Dentro de la maquina la tela es bañada con agua a altas temperaturas


y mezclada con soda caustica. La finalidad de este proceso es eliminar las grasas,
aceites, pigmentos naturales, suciedad que pueda contener la tela y la parafina
(engomado de las tejedoras). Luego del descrude, la tela pasa a ser blanqueada o
teñida.
b. Teñido: Se realiza en las mismas máquinas de descrude. La operación se realiza
en medio acuoso. Los teñidos utilizados son dos tipos: teñido con colorantes
directos con fijador que se impregna en la tela y con colorantes reactivos, que son
colorantes que reaccionan con la tela y forma un enlace químico en condiciones
especiales de pH.
c. Blanqueo: Se realiza cuando se requiere alto grado de blanco, ya sea para
posterior teñido con colores claros o para blanqueo óptimo. Dependiendo del
grado de blanco que se requiera, el blanqueo puede realizarse con cloro o bien con
agua oxigenada.
d. Exprimiendo los rollos de tela: Luego de ser teñidos se descargan en coches de
acero y se lavan a la maquina hidroextractora para retirar la humedad. Estos
procesos necesitan aguas tratadas (aguas blandas: sin iones Ca+2 yMg+2, sin
presencia de Al, Fe y Mn), por lo que el agua extraída de los pozos tendrá un
tratamiento destinado a la eliminación de las impurezas del agua fuente, a través
de resinas de intercambio iónico, base sodio (ablandamiento del agua) (Colotta,
2003).
TRATAMIENTO DE LA FOTOCATÁLISIS:
La fotocatálisis con luz solar se presenta como una alternativa sencilla y económica
para el tratamiento de aguas residuales coloreadas de efluentes de la industria textil.
El uso de esta tecnología para degradar y mineralizar el colorante Naranja Reactivo
84 puede abrir una ruta alternativa a los procesos tradicionales de oxidación.

Se trata del empleo de la energía solar para la eliminación de contaminantes en aguas


residuales mediante el uso de un fotocatalizador adecuado.

Una de las tecnologías de este tipo que resulta atractiva para la descontaminación de
aguas con sustancias orgánicas tóxicas es la degradación fotocatalítica basada en el
uso de dióxido de titanio (TiO2) como fotocatalizador y luz ultravioleta solar de baja
energía (320-390 nm).

La generalidad del método ha sido probada a nivel de laboratorio para


hidrocarburos, compuestos orgánicos clorados y fosforados contenidos en pesticidas
y herbicidas, colorantes y surfactantes. Últimamente esta tecnología ha cobrado
mayor interés por su potencial aplicación con el uso de la energía solar, a pesar de que
sólo el 5% de la luz del sol que llega a la tropósfera contiene la energía necesaria para
activar el dióxido de titanio (CARCES).

 CARCES, L. F. (s.f.). Tratamiento de aguas residuales de la industria textil por


medio de la fotocatálisis. Obtenido de
https://www.researchgate.net/publication/277157947_Tratamiento_de_aguas_re
siduales_de_la_industria_textil_por_medio_de_la_fotocatalisis

 Colotta, G. S. (2003). TRATAMIENTO FÍSICO-QUÍMICO DE AGUAS


RESIDUALES DE LA INDUSTRIA TEXTIL. Obtenido de
http://revistasinvestigacion.unmsm.edu.pe/index.php/quim/article/view/5078

 DOMINGUES, C. F. (NOVIEMBRE de 2008). ALTERNATIVA DE


TRATAMIENTO DE AUAS RESIDUALES DE INDUSTRIAS TEXTIL. Obtenido
de file:///C:/Users/ALEX/Downloads/tesis%20coruinadominguez.pdf