Вы находитесь на странице: 1из 33

CONTRADICCIÓN DE TESIS 452/2010.

ENTRE LAS SUSTENTADAS POR EL


SEGUNDO TRIBUNAL COLEGIADO EN
MATERIA CIVIL DEL SÉPTIMO CIRCUITO Y
EL TERCER TRIBUNAL COLEGIADO EN
MATERIA CIVIL DEL PRIMER CIRCUITO.

MINISTRO PONENTE: ARTURO ZALDÍVAR LELO DE LARREA.


SECRETARIA: ANA MARÍA IBARRA OLGUÍN.

México, Distrito Federal. Acuerdo de la Primera Sala de la


Suprema Corte de Justicia de la Nación correspondiente al día
veintitrés de marzo de dos mil once.

VISTO BUENO
SEÑOR MINISTRO.

V I S T O S para resolver los autos de la contradicción de


tesis 452/2010, entre las sustentadas por el Segundo Tribunal
Colegiado en Materia Civil del Séptimo Circuito y el Tercer
Tribunal Colegiado en Materia Civil del Primer Circuito.

R E S U L T A N D O:

Cotejó:

PRIMERO. El Magistrado Presidente del Segundo Tribunal


Colegiado en Materia Civil del Séptimo Circuito, mediante oficio
recibido el quince de diciembre de dos mil diez en la Oficina de
Certificación Judicial y Correspondencia de la Suprema Corte de
Justicia de la Nación, denunció la posible contradicción de tesis
entre el criterio sustentado por el citado órgano jurisdiccional al
CONTRADICCIÓN DE TESIS 452/2010.

resolver el amparo directo **********, y el sostenido por el Tercer


Tribunal Colegiado en Materia Civil del Primer Circuito, al resolver
el amparo directo **********, del que derivó la tesis de rubro:
“ALIMENTOS PROVISIONALES PARA ASCENDIENTES.
PROCEDE LA DEVOLUCIÓN DE LAS CANTIDADES
DESCONTADAS AL DEUDOR POR ESE CONCEPTO,
CUANDO EL ACREEDOR NO DEMUESTRA SU NECESIDAD
PARA RECIBIRLAS”.1

SEGUNDO. El Presidente de la Primera Sala de la Suprema


Corte de Justicia de la Nación al momento de la firma del
acuerdo, mediante auto de seis de enero de dos mil once, ordenó
la formación y registro de la denuncia de contradicción de tesis
bajo el número 452/2010. Asimismo, giró oficio al Presidente del
Tercer Tribunal Colegiado en Materia Civil del Primer Circuito
para que remitiera copia certificada de la ejecutoria dictada en el
amparo directo **********, así como los asuntos más recientes en
los que se haya sostenido criterio similar, y los disquetes en que
se contenga la información respectiva; asimismo, una lista de
todos aquellos expedientes en los que haya sustentado igual
criterio y, de existir impedimento legal así lo informe con
oportunidad, a fin de que el asunto esté debidamente integrado.

Una vez que los tribunales contendientes enviaron las


copias de las resoluciones relativas a la denuncia de
contradicción, el Presidente de la Primera Sala, mediante auto de
diecinueve de enero de dos mil once, consideró debidamente

1Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta. No. Registro: 172,624, Novena


Época, tomo: XXV, mayo de 2007, tesis: I.3o.C. 619 C Página: 2805.

2
CONTRADICCIÓN DE TESIS 452/2010.

integrado el expediente en que se actúa y ordenó dar a conocer


dicho acuerdo al Procurador General de la República para que en
el plazo de treinta días emitiera el pedimento correspondiente, así
como el turno de los autos a la Ponencia del Ministro Arturo
Zaldívar Lelo de Larrea a fin de que formulara el proyecto de
resolución correspondiente.

Mediante certificación de veintiséis de enero siguiente, el


Secretario de Acuerdos de esta Primera Sala señaló que el plazo
concedido al procurador para exponer su parecer respecto a este
conflicto, transcurriría del veintisiete de enero al diez de marzo de
dos mil once.

TERCERO. Por oficio número **********, el Agente del


Ministerio Público de la Federación, designado por el Director
General de Constitucionalidad de la Procuraduría General de la
República, sostuvo que sí existe la contradicción de tesis y que
la misma debe resolverse en el sentido de que no se incurre
en enriquecimiento ilícito cuando el deudor alimentario paga
al “acreedor” una pensión provisional decretada como
medida cautelar durante la secuela procedimental de un
juicio ordinario civil, en el que la pensión se declara
improcedente, porque el acreedor no demuestra su estado de
necesidad.

C O N S I D E R A N D O:

PRIMERO. Esta Primera Sala es competente para conocer y


resolver sobre la presente denuncia de contradicción de tesis, de

3
CONTRADICCIÓN DE TESIS 452/2010.

conformidad con lo dispuesto por los artículos 107, fracción XIII,


párrafo primero, de la Constitución Federal; 197-A de la Ley de
Amparo; y 21, fracción VIII, de la Ley Orgánica del Poder Judicial
de la Federación, en relación con los puntos segundo y cuarto del
Acuerdo General 5/2001, y punto segundo del diverso Acuerdo
4/2002 del Tribunal Pleno de esta Suprema Corte, en virtud de
que se trata de una denuncia de contradicción suscitada entre
criterios de Tribunales Colegiados de Circuito, en un tema que,
por su naturaleza civil, corresponde a la materia de la
especialidad de la Primera Sala.

SEGUNDO. La denuncia de contradicción de tesis proviene


de parte legítima, de conformidad con lo previsto por los artículos
107, fracción XIII, primer párrafo, constitucional y 197-A, párrafo
primero, de la Ley de Amparo pues, en el caso, fue realizada por
el Presidente del Segundo Tribunal Colegiado en Materia Civil del
Séptimo Circuito, por lo que se actualiza el supuesto de
legitimación a que aluden los referidos preceptos.

TERCERO. Para poder resolver el presente asunto, en


primer lugar, debe determinarse si en el caso existe contradicción
de criterios, para lo cual es necesario exponer los antecedentes
del caso, así como analizar las ejecutorias que participan en la
misma.

I. La señora ********** demandó a su hija **********, el


pago de una pensión alimenticia, fijándose a favor de la madre un
porcentaje del 40% sobre el sueldo y prestaciones de la hija como
alimentos provisionales. Seguido el juicio, se dictó sentencia

4
CONTRADICCIÓN DE TESIS 452/2010.

condenando a la demandada al pago de una pensión alimenticia


definitiva a favor de su madre. La parte demandada interpuso
recurso de apelación en contra de la citada sentencia, misma que
fue revocada por la Sala de Apelación, absolviendo a la deudora
de las prestaciones que le fueron reclamadas por su progenitora.

Posteriormente, la entonces deudora alimentaria promovió


juicio ordinario civil en contra de su madre, demandando el pago
de ********** al considerar que ésta se había enriquecido
ilegítimamente, toda vez que dicha cantidad fue cobrada por
concepto de pensión alimenticia provisional.

El Juez de primera instancia, dictó sentencia en la que


condenó a la madre a devolver las cantidades recibidas por
concepto de pensión alimenticia provisional, al haberse acreditado
la acción de enriquecimiento ilegítimo. Inconforme con la anterior
resolución la ahora demandada interpuso recurso de apelación,
misma que fue confirmada por la Sala del conocimiento. En contra
de lo anterior, promovió juicio de amparo directo.

Al resolver el amparo directo civil **********, el nueve de


noviembre de dos mil diez, el Segundo Tribunal Colegiado en
Materia Civil del Séptimo Circuito concedió el amparo a la parte
quejosa, con base en las siguientes razones:

- Conforme al artículo 1815 del Código Civil para el


Estado de Veracruz, el enriquecimiento ilícito se caracteriza por
un desplazamiento patrimonial sin causa que se verifica entre los
sujetos activo y pasivo de la pretensión de enriquecimiento.

5
CONTRADICCIÓN DE TESIS 452/2010.

Asimismo, se requiere no solamente del incremento del


patrimonio de una persona, concomitante con el empobrecimiento
que sufra otra, sino también que el desplazamiento patrimonial
carezca de causa jurídica contractual o extracontractual.

- Así, resulta insuficiente el que se haya probado el pago


de la pensión provisional y su cobro respectivo, ya que el
enriquecimiento ilícito sólo procede cuando no ha habido ninguna
causa jurídica que explique el desplazamiento total o parcial del
patrimonio de una persona a otra, de suerte que si la
transferencia obedece a un mandato judicial, tal como sucede en
el caso a estudio, en el que el detrimento en el patrimonio de la
tercera perjudicada resulta de la pensión alimenticia provisional
fijada en el juicio ordinario civil, no puede hablarse de
enriquecimiento ilegítimo.

- Máxime si consideramos para lo anterior, que la acción


no versó sobre el pago de lo indebido, sino sobre el
enriquecimiento ilegítimo, ya que como se señaló, éste último se
presenta cuando el enriquecimiento de una persona es
consecuencia directa del sacrificio de la otra; mientras que el
pago de lo indebido, se configura cuando una persona entrega a
otra, -por error-, una cosa que no debía, o ejecuta un servicio a
favor de ella que no tenía derecho a exigir el que lo recibe, por lo
que el pago debe estar realizado bajo la falsa creencia de que
existe una obligación, pues de no ser así, el que recibe el pago
actuaría con dolo o mala fe y su responsabilidad no derivaría en
un pago indebido sino en un hecho ilícito.

6
CONTRADICCIÓN DE TESIS 452/2010.

- A mayor abundamiento, cabe destacar que la


obligación de suministrar alimentos es de tracto sucesivo y
permanente, mientras existen las hipótesis legales que le dan
origen, por lo que si el deudor acredita que cumplió con su
obligación de dar alimentos y, posteriormente, el acreedor no
demostró la necesidad de los mismos, ello no quiere decir que
éste se enriqueció ni que aquél se empobreció.

II. El señor ********** demandó a su hija **********, el pago


de una pensión alimenticia provisional y en su momento,
definitiva. La parte demandada reconvino y a su vez reclamó que,
mediante sentencia definitiva, se le restituyera y/o devolviera las
cantidades entregadas con motivo de la demanda de alimentos
instaurada en su contra. Seguido el juicio, se dictó sentencia en la
que se absolvió a la demandada al pago de la pensión alimenticia
definitiva a favor de su padre. Por lo anterior, ambas partes,
interpusieron recursos de apelación en contra de la citada
sentencia, misma que fue confirmada por la Sala de Apelación, en
la que se señaló sin embargo, que la acreedora alimentaria era
absuelta de la restitución de las cantidades entregadas por
concepto de alimentos provisionales. En virtud de lo anterior, se
promovió juicio de amparo directo.

Al resolver el amparo directo civil **********, el veintiséis de


marzo de dos mil siete, el Tercer Tribunal Colegiado en Materia
Civil del Primer Circuito modificó la decisión de la Segunda Sala
Familiar del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal, en
el sentido de que le debían ser reintegrados a la deudora los

7
CONTRADICCIÓN DE TESIS 452/2010.

pagos entregados por concepto de pensión alimenticia


provisional. Lo anterior, con base en los siguientes argumentos:

- La Sala Familiar responsable confundió los conceptos


de daño y perjuicio, ya que se dedicó a argumentar que no se
probaron los perjuicios, sin tomar en cuenta que también se
reclamó el pago de los daños que se ocasionaron con motivo de
los alimentos provisionales decretados a favor del tercero
perjudicado.

- De acuerdo a los artículos 2108, 2109 y 2110 del


Código Civil para el Distrito Federal, el concepto de daño se
encuentra vinculado con un evento que ya aconteció y que puede
ser fácilmente cuantificado de manera objetiva a través de una
prueba, por esa razón el artículo 2108, lo define como la pérdida o
menoscabo en el patrimonio, la reparación del daño tiende a
colocar a la persona lesionada en la situación que se encontraba
antes de que se produjera el hecho lesivo; en cambio, el perjuicio
está relacionado con hechos futuros que dejaron de realizarse
pues es la privación de la ganancia lícita que debió haberse
obtenido con el cumplimiento de la obligación.

- Aunque los daños y perjuicios deben ser consecuencia


inmediata del incumplimiento de una obligación, ésta no
necesariamente debe provenir de una relación contractual, pues
el propio Código Civil para el Distrito Federal en su Libro Cuarto,
Primera Parte, Título Primero, establece como fuente de las
obligaciones no sólo a los contratos, sino a la declaración
unilateral de la voluntad, el enriquecimiento ilegítimo, la gestión

8
CONTRADICCIÓN DE TESIS 452/2010.

de negocios, las obligaciones derivadas de actos ilícitos y del


riesgo profesional, por lo que en el caso, la obligación surge
del enriquecimiento ilegítimo que obtuvo el acreedor
alimentario a costa del deudor.

- Así, al haberse demostrado que el acreedor no


necesitaba una pensión alimenticia y, al haberse determinado
que resultaba improcedente la condena de alimentos
definitivos, es evidente que se obtuvo un beneficio
económico indebido al percibirse una pensión alimentaria
provisional, desde la fecha en que se decretó dicha medida y
hasta que la autoridad jurisdiccional declaró ejecutoriada la
sentencia, sin tener derecho a ello, pues la medida temporal se
basó en la presunción de que el acreedor necesitaba
alimentos, aun cuando respecto de éste no operaba tal
beneficio, aunado a que con posterioridad no acreditó su
necesidad para recibirlos y no obstante ello se continuaron los
descuentos de un porcentaje de sus ingresos a la demandada
hasta que quedará firme la sentencia que la absolvió del pago de
las prestaciones que le fueron reclamadas.

- Por virtud de lo anterior, la obligación a cargo del


ahora tercero perjudicado, surgió con motivo del
enriquecimiento ilegítimo del cual se vio beneficiado y por
ende, la afectada tiene derecho a demandar la indemnización
por el detrimento que se le causó únicamente en la
proporción en que el otro se vio favorecido.

- No pasa inadvertido el argumento que expuso el


tribunal de alzada consistente en que conforme al artículo 943 del

9
CONTRADICCIÓN DE TESIS 452/2010.

Código de Procedimientos Civiles para el Distrito Federal, el


acreedor tiene derecho a que se le proporcione una pensión
provisional que le permita subsistir mientras se tramita el juicio y
que dicha medida se fija sin audiencia del deudor con la
información que el juzgador estime necesaria, con independencia
de que obtenga sentencia favorable; máxime que el actor
manifestó ser una persona de edad avanzada y carecer de
recursos suficientes para cubrir sus necesidades alimentarias;
asimismo, afirmó que esa medida provisional se fija sin tener
elementos; se estima que tales razonamientos resultan
incorrectos, pues en principio los alimentos provisionales no se
pueden fijar si no se encuentran satisfechos los presupuestos que
establece la ley y tampoco se allega de la información necesaria
para la concesión de dicha medida, es decir, el actor debe probar
el entroncamiento, así como la necesidad de recibir alimentos
para que se le fije una pensión por ese concepto.

- Contrario a lo manifestado por la autoridad


responsable, la actora reconvencional sí precisó con claridad en
qué consistían los daños que se le causaron y si bien éstos no
estuvieron cuantificados en la demanda ya que se seguirían
cuantificando hasta que quedara firme la sentencia, lo cierto es
que la recurrente precisó con claridad la forma en que podían
cuantificarse. En efecto, al reclamar el pago de daños y perjuicios
es claro que se estaba refiriendo a la devolución de las
cantidades descontadas por concepto de pago de alimentos
provisionales. No obstante lo anterior, la actora en la
reconvención omitió precisar qué perjuicio se le causó con motivo
de ese descuento, por lo que la sala familiar debió condenar al

10
CONTRADICCIÓN DE TESIS 452/2010.

tercero perjudicado al pago de daños por el equivalente a las


cantidades descontadas, siendo correcto que se le absolviera del
pago de perjuicios.

En otro aspecto, cabe señalar que la autoridad responsable


estaba obligada a ordenar la cancelación inmediata de la pensión
alimenticia decretada como medida provisional, en virtud de que
la sentencia de segunda instancia constituye cosa juzgada, con
independencia de que alguna de las partes contendientes
promueva juicio de amparo directo contra esa determinación,
pues en ese supuesto la ejecución de la sentencia emitida por el
tribunal de alzada únicamente podrá interrumpirse por virtud de la
suspensión que se le conceda al quejoso en caso de que la
solicite, por lo que deberá ordenar la cancelación inmediata de la
pensión alimenticia provisional.

- De los razonamientos expuestos por este Tribunal


Colegiado emanó la siguiente tesis:

“ALIMENTOS PROVISIONALES PARA


ASCENDIENTES. PROCEDE LA DEVOLUCIÓN DE
LAS CANTIDADES DESCONTADAS AL DEUDOR
POR ESE CONCEPTO, CUANDO EL ACREEDOR NO
DEMUESTRA SU NECESIDAD PARA RECIBIRLAS.
Si bien es cierto que el artículo 304 del Código Civil
para el Distrito Federal, establece que los hijos están
obligados a proporcionar alimentos a los padres y que
de conformidad con el artículo 943 del Código de
Procedimientos Civiles para el Distrito Federal, el Juez
está facultado para fijar una pensión alimenticia
provisional a petición del acreedor, sin audiencia del
deudor y mediante la información que estime necesaria;
sin embargo, cabe señalar que el artículo 311 Bis, del
código sustantivo antes mencionado, únicamente

11
CONTRADICCIÓN DE TESIS 452/2010.

establece la presunción de necesitar alimentos en favor


de menores, personas discapacitadas, sujetos a estado
de interdicción y cónyuge que se dedique al hogar, por
tanto, cuando los ascendientes demanden el pago de
alimentos, no sólo están obligados a demostrar el
vínculo filial existente con el acreedor, sino la necesidad
que tienen para recibirlos; en consecuencia, si el actor
no acreditó dicha necesidad es evidente que no justificó
su derecho para beneficiarse con la medida provisional
decretada en su favor, por lo que si el deudor
alimentario demanda en vía reconvencional el pago de
daños por el detrimento patrimonial que sufrió, debe
declararse procedente dicha prestación, pues de lo
contrario se permitiría un enriquecimiento ilegítimo en
favor del acreedor alimentario, ya que si bien los hijos
están obligados a proporcionar alimentos a los padres,
lo cierto es que esta obligación no es ilimitada ya que se
encuentra sujeta a que el ascendiente demuestre la
necesidad para recibir alimentos y si no lo hace o bien,
el demandado acredita que percibe ingresos suficientes
para solventar sus necesidades es evidente que
carecen del derecho para demandar tal beneficio. Cabe
señalar que aun cuando los artículos 2108 y 2110 del
Código Civil para el Distrito Federal, establecen, que
tanto los daños como los perjuicios deben ser
consecuencia inmediata del incumplimiento de una
obligación, ésta no necesariamente debe provenir de
una relación contractual, pues el propio ordenamiento
sustantivo, en su libro cuarto, primera parte, título
primero, establece como fuente de las obligaciones no
sólo a los contratos, sino la declaración unilateral de la
voluntad, el enriquecimiento ilegítimo, la gestión de
negocios, las obligaciones derivadas de actos ilícitos y
del riesgo profesional, por lo que en el caso la
obligación surge del enriquecimiento ilegítimo que
obtuvo el acreedor alimentario a costa del deudor. ”2

CUARTO. En primer lugar, debe precisarse que el objeto de


la resolución de una contradicción de tesis radica en unificar los

2Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta. No. Registro: 172, 624,


Novena Época, tomo: XXV, mayo de 2007, I.3o.C 619 C, página: 2018.

12
CONTRADICCIÓN DE TESIS 452/2010.

criterios contendientes. Es decir, para identificar si es existente la


contradicción de tesis deberá tenerse como premisa el generar
seguridad jurídica.

De diversos criterios de esta Suprema Corte, podemos


derivar las siguientes características que deben analizarse para
determinar la existencia de una contradicción de tesis:

1. No es necesario que los criterios deriven de elementos


de hecho idénticos, pero es esencial que estudien la misma
cuestión jurídica, arribando a decisiones encontradas3.

2. Que los Tribunales contendientes hayan resuelto


alguna cuestión litigiosa en la que se vieron en la necesidad
de ejercer el arbitrio judicial a través de un ejercicio
interpretativo mediante la adopción de algún canon o
método, cualquiera que fuese;

3. Que entre los ejercicios interpretativos respectivos se


encuentre al menos un tramo de razonamiento en el que la
diferente interpretación ejercida gire en torno a un mismo
tipo de problema jurídico: ya sea el sentido gramatical de
una norma, el alcance de un principio, la finalidad de una

3 Así lo determinó el Pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, al


resolver la contradicción de tesis **********, de la que emanaron las siguientes tesis
72/2010 y P.XLVII/2009 de rubros: “CONTRADICCIÓN DE TESIS. EXISTE
CUANDO LAS SALAS DE LA SUPREMA CORTE DE JUSTICIA DE LA NACIÓN
O LOS TRIBUNALES COLEGIADOS DE CIRCUITO ADOPTAN EN SUS
SENTENCIAS CRITERIOS JURÍDICOS DISCREPANTES SOBRE UN MISMO
PUNTO DE DERECHO, INDEPENDIENTEMENTE DE QUE LAS CUESTIONES
FÁCTICAS QUE LO RODEAN NO SEAN EXACTAMENTE IGUALES.” Y
“CONTRADICCIÓN DE TESIS. DEBE ESTIMARSE EXISTENTE, AUNQUE SE

13
CONTRADICCIÓN DE TESIS 452/2010.

determinada institución o cualquier otra cuestión jurídica en


general.

4. Que lo anterior pueda dar lugar a la formulación de una


pregunta genuina acerca de si la forma de acometer la
cuestión jurídica es preferente con relación a cualquier otra
que, como la primera, también sea legalmente posible.

5. Aun cuando los criterios sustentados por los Tribunales


contendientes no constituyan jurisprudencia debidamente
integrada, ello no es requisito indispensable para proceder a
su análisis y establecer si existe la contradicción planteada
y, en su caso, cuál es el criterio que debe prevalecer4.

De acuerdo a lo anterior, esta Sala considera que en el caso


sí existe la contradicción de tesis denunciada, por las
siguientes consideraciones:

- Los Tribunales Colegiados contendientes analizaron


en los diversos amparos directos sometidos a su consideración,
un punto jurídico idéntico consistente en determinar si el pago de
la pensión alimenticia decretada como medida provisional para el
caso de ascendientes, constituye un enriquecimiento ilegitimo,
cuando no se condena a su pago definitivo.

ADVIERTAN ELEMENTOS SECUNDARIOS DIFERENTES EN EL ORIGEN DE


LAS EJECUTORIAS.”
4 Ver tesis P.L/94, de rubro: “CONTRADICCIÓN DE TESIS. PARA SU

INTEGRACIÓN NO ES NECESARIO QUE SE TRATE DE JURISPRUDENCIAS”,


emitida por el Pleno de esta Suprema Corte (Ibíd.) Octava Época, Gaceta del
Semanario Judicial de la Federación, tomo 83, noviembre de 1994, página 35.

14
CONTRADICCIÓN DE TESIS 452/2010.

- Al respecto, el Segundo Tribunal Colegiado en Materia


Civil del Séptimo Circuito señaló que el enriquecimiento ilícito
sólo procede cuando no ha habido ninguna causa jurídica que
explique el desplazamiento total o parcial del patrimonio de una
persona a otra, de suerte que si la transferencia obedece a un
mandato judicial, como en el caso es la pensión alimenticia fijada
en el juicio ordinario civil, no puede hablarse de enriquecimiento
ilegítimo.

- Mientras que el Tercer Tribunal Colegiado en Materia


Civil del Primer Circuito consideró que al haberse determinado
que resultaba improcedente la condena de alimentos definitivos,
es evidente que se obtuvo un enriquecimiento ilegítimo al
percibirse una pensión alimentaria provisional.

- Por lo que, respecto a la misma cuestión jurídica,


consistente en la devolución de las cantidades pagadas por
concepto de alimentos provisionales, llegaron a soluciones
distintas, pues mientras uno determinó que no se deben
reintegrar al deudor, al no haberse acreditado la acción de
enriquecimiento ilegítimo, el otro concluyó que se deben devolver
las cantidades entregadas al haberse reclamado el pago de los
daños generados, siendo el origen de los mismos el
enriquecimiento ilegítimo del acreedor alimentario al no haber
probado en el juicio de alimentos, la necesidad de percibirlos.

- No obsta a lo anterior, que en el segundo de los


asuntos el Tribunal Colegiado haya hecho mención a que la
determinación de la pensión provisional siempre debe estar

15
CONTRADICCIÓN DE TESIS 452/2010.

fundada en ley y en hechos que acrediten su procedencia, pues


tal aseveración la hizo con el objetivo de corregir la afirmación del
Tribunal de Alzada quien manifestó, que siempre se deben
decretar alimentos de manera provisional sin que se pruebe, así
sea de manera somera, la necesidad de percibirlos. Así, a pesar
de la afirmación anterior, el Tribunal Colegiado no se pronunció
sobre si la pensión provisional fue indebidamente determinada.

- Por otro lado, tampoco incide a la existencia de la


contradicción que el Tercer Tribunal Colegiado en Materia Civil
del Primer Circuito haya señalado que dado que no existía una
presunción legal de necesitar alimentos es procedente la
devolución de los alimentos entregados de manera provisional, ya
que en el caso del Segundo Tribunal Colegiado en Materia Civil
del Séptimo Circuito tampoco existía dicha presunción, pues en
ambos supuestos quien demandó los alimentos fue el
ascendiente del deudor alimentario.5

En efecto, esta Suprema Corte ha considerado que es


existente la contradicción de tesis independientemente de las
circunstancias secundarias o accesorias que no sean relevantes
para definir el punto de derecho en cuestión. Tal criterio se
estableció en la tesis de jurisprudencia P./J. 72/2010 de rubro:
“CONTRADICCIÓN DE TESIS. EXISTE CUANDO LAS SALAS
DE LA SUPREMA CORTE DE JUSTICIA DE LA NACIÓN O

5 En efecto, aunque en el Distrito Federal se establece la presunción de la


necesidad de alimentos de los menores, las personas con discapacidad, los
sujetos a estado de interdicción y el cónyuge que se dedique al hogar; mientras
que en el Estado de Veracruz no se prevé dicha presunción, en ambas Entidades
no les es aplicable la presunción de necesitar alimentos a los descendientes del
deudor alimentario.

16
CONTRADICCIÓN DE TESIS 452/2010.

LOS TRIBUNALES COLEGIADOS DE CIRCUITO ADOPTAN


EN SUS SENTENCIAS CRITERIOS JURÍDICOS
DISCREPANTES SOBRE UN MISMO PUNTO DE DERECHO,
INDEPENDIENTEMENTE DE QUE LAS CUESTIONES
FÁCTICAS QUE LO RODEAN NO SEAN EXACTAMENTE
IGUALES.”6

Con lo anterior, puede llegarse a la conclusión de que sí


existe la contradicción de tesis denunciada y que la litis de la
misma consiste en determinar: si deben reintegrarse al deudor
alimentario las cantidades entregadas al acreedor, por
concepto de pensión alimenticia provisional, al haberse
configurado un enriquecimiento ilegítimo, cuando no se
condena al deudor a pagar dicha pensión de manera
definitiva.

QUINTO. Debe prevalecer con carácter de jurisprudencia lo


sustentado por esta Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia
de la Nación, de acuerdo con las siguientes consideraciones:

Para determinar si la pensión alimenticia provisional debe


ser reintegrada al deudor cuando el acreedor no acreditó la
necesidad de los alimentos en la fijación de la pensión definitiva,
se expondrán, en primer lugar, las características de la obligación
alimentaria; posteriormente, se analizará la naturaleza de la
pensión alimenticia provisional para determinar si la misma es
susceptible de ser reintegrada al deudor; finalmente, se

6Tesis: P./J. 72/2010, Novena Época, Semanario Judicial de la Federación y su


Gaceta, Tomo XXXII, Agosto de 2010, página 7.

17
CONTRADICCIÓN DE TESIS 452/2010.

determinará si en el supuesto de la presente contradicción se


configura un enriquecimiento ilegítimo

Es doctrina reiterada de este Tribunal concebir al derecho de


alimentos como la facultad jurídica que tiene una persona
denominada acreedor alimentista para exigir a otra, deudor
alimentario, lo necesario para vivir como consecuencia del
parentesco consanguíneo, de la adopción, del matrimonio, del
divorcio y, en determinados casos, del concubinato.

En ese contexto, los alimentos se hacen consistir en


proporcionar la asistencia debida para el adecuado sustento de
una o varias personas por disposición imperativa de la ley,
caracterizándose esta obligatoriedad legal por ser recíproca.

Tal obligación tiene como base la solidaridad que debe


manifestarse entre las personas con algún vínculo familiar,
exigiéndose entre éstas un deber recíproco de asistencia. Dicho
deber ético ha sido reconocido por el derecho elevándolo a la
categoría de una obligación jurídica provista de sanción, la cual,
tiene como propósito fundamental proporcionar al deudor
alimentario lo suficiente y necesario para su manutención o
subsistencia.

Además de su reconocimiento como obligación jurídica, la


procuración de alimentos trasciende de los integrantes del grupo
familiar, al ser su cumplimiento de interés social y orden

18
CONTRADICCIÓN DE TESIS 452/2010.

público7. Es decir, es deber del Estado el vigilar que entre las


personas que se deben esta asistencia, se procuren de los
medios de vida suficientes cuando alguno de los integrantes del
grupo familiar, carezca de los mismos y se encuentre en la
imposibilidad real de obtenerlos.

En la ley se ha previsto asimismo, que tal deber de


solidaridad lo tienen los integrantes del grupo familiar,
entendiendo como parte del mismo, principalmente, a los hijos,
padres, cónyuges y concubinos y, subsidiariamente a los
ascendientes y descendientes más próximos en grado, así como
a los hermanos y parientes colaterales a falta o por imposibilidad
de los ascendientes y descendientes8.

7Ver: Tesis 1a./J. 44/2001, de rubro. “ALIMENTOS. REQUISITOS QUE DEBEN


OBSERVARSE PARA FIJAR EL MONTO DE LA PENSIÓN POR ESE
CONCEPTO (LEGISLACIONES DEL DISTRITO FEDERAL Y DEL ESTADO DE
CHIAPAS)”, emitida por la Primera Sala de esta Suprema Corte. Semanario
Judicial de la Federación y su Gaceta. Novena Época, tomo XIV, Agosto de 2001,
página 11.
Tesis 1a./J. 58/2007, de rubro. “ALIMENTOS. LA OBLIGACION DE
PROPORCIONARLOS POR CONCEPTO DE EDUCACIÓN NO SE EXTINGUE
NECESARIAMENTE CUANDO LOS ACREEDORES ALIMENTARIOS ALCANZAN
LA MAYORÍA DE EDAD (LEGISLACIÓN DEL ESTADO DE JALISCO)”. emitida
por la Primera Sala de esta Suprema Corte. Semanario Judicial de la Federación y
su Gaceta. Novena Época, tomo XXVI, Julio de 2007, página 31.
Tesis 1a./J. 172/2007, de rubro. “ALIMENTOS. PARA DETERMINAR EL MONTO
DE LA PENSIÓN CUANDO NO SE HAYAN ACREDITADO LOS INGRESOS DEL
DEUDOR ALIMENTARIO, DEBE ATENDERSE A LOS DISPUESTO EN EL
ARTÍCULO 311 TER DEL CÓDIGO CIVIL PARA EL DISTRITO FEDERAL”.
emitida por la Primera Sala de esta Suprema Corte. Semanario Judicial de la
Federación y su Gaceta. Novena Época, tomo XXVII, Febrero de 2008, página 58.
8 Artículo 303. (Código Civil para el Distrito Federal).- Los padres están obligados
a dar alimentos a sus hijos. A falta o por
imposibilidad de los padres, la obligación recae en los demás ascendientes por
ambas líneas que
estuvieren más próximos en grado.
Artículo 304. (Código Civil para el Distrito Federal).- Los hijos están obligados a
dar alimentos a los padres. A falta o por imposibilidad
de los hijos, lo están los descendientes más próximos en grado.

19
CONTRADICCIÓN DE TESIS 452/2010.

Además, se ha señalado, conforme al artículo 311 bis del


Código Civil para el Distrito Federal9, que los menores, las
personas con discapacidad y el cónyuge que se dedique al hogar,
gozan de la presunción de necesitar alimentos.

Asimismo, las legislaciones tanto del Distrito Federal como


del Estado de Veracruz precisan que el derecho de recibir
alimentos no es renunciable ni puede ser objeto de transacción10.

En efecto, al ser los alimentos de interés general y de orden


público, no es posible someter su determinación a un acuerdo de

Artículo 305 (Código Civil para el Distrito Federal).- A falta o por imposibilidad de
los ascendientes o descendientes, la obligación recae en los hermanos de padre y
madre o en los que fueren solamente de madre o padre.
Faltando los parientes a que se refieren las disposiciones anteriores, tienen
obligación de ministrar alimentos los parientes colaterales dentro del cuarto grado.
Artículo 306 (Código Civil para el Distrito Federal).- Los hermanos y parientes
colaterales a que se refiere el artículo anterior, tienen la obligación de proporcionar
alimentos a los menores o discapacitados, este último supuesto incluye a los
parientes adultos mayores, hasta el cuarto grado.
Artículo 234 (Código Civil para el Estado de Veracruz).-Los padres están
obligados a dar alimentos a sus hijos. A falta o por imposibilidad de los padres, la
obligación recae en los demás ascendientes por ambas líneas que estuvieren más
próximos en grado.
Artículo 235 (Código Civil para el Estado de Veracruz).- Los hijos están obligados
a dar alimentos a los padres. A falta o por imposibilidad de los hijos, lo están los
descendientes más próximos en grado.
Artículo 236 (Código Civil para el Estado de Veracruz).- A falta o por imposibilidad
de los ascendientes o descendientes, la obligación recae en los hermanos.
Faltando los parientes a que se refieren las disposiciones anteriores, tienen
obligación de ministrar alimentos los parientes colaterales dentro del cuarto grado.
9 Artículo 311 Bis.- Los menores, las personas con discapacidad, los sujetos a
estado de interdicción y el cónyuge que se dedique al hogar, gozan de la
presunción de necesitar alimentos.
10 Artículo 321 (Código Civil para el Distrito Federal).- El derecho de recibir
alimentos no es renunciable, ni puede ser objeto de transacción.
Artículo 252 (Código Civil para el Estado de Veracruz).- El derecho de recibir
alimentos no es renunciable, ni puede ser objeto de transacción.

20
CONTRADICCIÓN DE TESIS 452/2010.

voluntades, pues podría llegar a aceptarse por el acreedor


alimentista condiciones inferiores a las mínimas, renunciando
parcialmente a ese derecho, lo cual está prohibido expresamente.

Así, los alimentos gozan de ciertas características que se


deben privilegiar dado el fin social que se protege a través de los
mismos, esto es, la satisfacción de las necesidades del integrante
del grupo familiar que no tiene los medios para allegarse de los
recursos necesarios para su subsistencia.

Al haberse reconocido el carácter de interés social y orden


público de los alimentos, se ha establecido la necesidad de dictar
medidas provisionales para no dejar en estado de necesidad al
acreedor alimentario mientras se determina la pertinencia de la
pensión alimenticia.

Al respecto, los artículos 210 del Código de Procedimientos


Civiles para el Estado de Veracruz y 943 del Código de
Procedimientos Civiles para el Distrito Federal señalan que el juez
fijará a petición del acreedor, una pensión alimenticia provisional,
mientras se resuelve el juicio11.

11 Artículo 210.- […]


En los casos en que se reclamen alimentos, el juez podrá en el auto en que dé
entrada a la demanda, a petición de parte y atendiendo a las circunstancias, fijar
una pensión alimenticia provisional y decretar su aseguramiento, cuando los
acreedores justifiquen con las correspondientes copias certificadas de las actas
del estado civil, el vínculo matrimonial o su parentesco con el deudor alimentista,
sin perjuicio de lo que se resuelva en la sentencia definitiva.
[…]
Artículo 943.- …Tratándose de alimentos, ya sean provisionales o los que se
deban por contrato, por testamento, o por disposición de la ley, el juez fijará a
petición del acreedor, sin audiencia del deudor y mediante la información que
estime necesaria, una pensión alimenticia provisional, mientras se resuelve el
juicio.

21
CONTRADICCIÓN DE TESIS 452/2010.

Asimismo, en la **********, esta Primera Sala señaló que la


medida cautelar de alimentos tiene un carácter especialísimo, por
estar destinada a cubrir necesidades impostergables de personas
colocadas en situación de desamparo, las cuales son una
prioridad de orden público, de naturaleza urgente e inaplazable,
con el fin de asegurar la subsistencia de quienes los demandan
mientras se resuelve el juicio respectivo12.

Por lo que la pensión alimenticia se da en dos etapas


procedimentales distintas: una provisional y otra definitiva; la
primera, se determina sin audiencia del deudor, únicamente con
base en la información con que se cuenta hasta el momento de la
presentación de la demanda; y la segunda, se da al dictarse la
sentencia, con base en los elementos de prueba que aporten las
partes en el juicio, ya que es hasta entonces cuando el juzgador
estará en mejores condiciones de normar su criterio.

Así, es posible concluir que la afectación provisional del


patrimonio del deudor alimentario, está plenamente justificada al
tener los alimentos tal relevancia dentro del derecho familiar.

No obstante lo anterior, la fijación de los alimentos


provisionales no es arbitraria o sin parámetro alguno. Para que
pueda dictarse debe acreditarse que quien la solicita tiene el título

12 Ver: Tesis 1a./J. 9/2005, de rubro. “PENSIÓN ALIMENTICIA PROVISIONAL.


NO PUEDE CANCELARSE EN LA INTERLOCUTORIA QUE DECIDE LA
RECLAMACIÓN INTERPUESTA CONTRA EL AUTO QUE LA DECRETA
(LEGISLACIÓN DEL ESTADO DE VERACRUZ)”, emitida por la Primera Sala de
esta Suprema Corte. Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta. Novena
Época, tomo XXI, Marzo de 2005, página 153.

22
CONTRADICCIÓN DE TESIS 452/2010.

en cuya virtud lo pide, aportando las actas del Registro Civil


respectivas, de las que se derive la obligación alimenticia.

En efecto, para determinar la pensión alimenticia provisional


únicamente se debe demostrar la existencia del derecho del
acreedor alimentario, esto es, que se cuenta con la calidad de
acreedor por tener algún vínculo familiar con el deudor; mientras
que en la definitiva, debe probarse la existencia de la necesidad
de recibir los alimentos y la posibilidad del deudor de
proporcionarlos.

Una vez expuestas las generalidades de la obligación


alimentaria y las características de la pensión provisional, debe
determinarse si, en el caso en que no se otorga la pensión
alimenticia definitiva al acreedor alimentario, por no haber
acreditado la necesidad de percibirla, es procedente la devolución
al deudor de las cantidades entregadas por concepto de
alimentos provisionales.

Al respecto, esta Primera Sala considera que el acreedor


alimentario no debe reintegrar al deudor los pagos recibidos en
virtud de la pensión decretada por el juez de manera provisional,
lo anterior por las siguientes razones:

Las características de los alimentos de interés social, orden


público, y que no pueden ser sujetos de transferencia o
transacción, no son exclusivas de los alimentos definitivos, sino
que la pensión provisional participa de dichas características, así
sea revocada en la sentencia definitiva.

23
CONTRADICCIÓN DE TESIS 452/2010.

En efecto, debe considerarse que el juez, al dictar la medida


provisional, desconoce si existe la necesidad de los alimentos, ya
que para su determinación, deberá seguirse todo un proceso
donde se desahogarán las pruebas que ambas partes presenten.
Sin embargo, el juzgador tiene la obligación ineludible de
garantizar, mientras se resuelva sobre la existencia de la
necesidad de los alimentos, que el acreedor alimentario no quede
en estado de desamparo, pues ello podría tener graves
consecuencias en la integridad del que los solicita.

Así, con el objetivo de proteger los derechos del acreedor


que pudieran estar relacionados con los alimentos, se decreta de
manera provisional una pensión alimenticia, la cual podrá ser
disminuida o revocada en la sentencia definitiva. No obstante el
carácter provisional de dicha medida, los alimentos entregados
por ese concepto, están destinados al mismo fin que los
definitivos, esto es, el solventar las necesidades del acreedor.

Por lo que puede decirse que aunque los alimentos


provisionales y los definitivos son determinados de manera
diversa, éstos tienen la misma relevancia en el derecho familiar
En efecto, para acreditar la pertinencia de los primeros sólo es
necesario demostrar la calidad de acreedor alimentario, mientras
que para establecer los segundos deberá probarse,
fehacientemente, la necesidad de los mismos o desvirtuarse la
presunción de su necesidad, en los casos que prevé la Ley.

24
CONTRADICCIÓN DE TESIS 452/2010.

Debe precisarse asimismo, que a pesar de que el Tercer


Tribunal Colegiado en Materia Civil del Primer Circuito afirmó, que
la pensión provisional debe ser reintegrada porque en el caso no
existía una presunción de la necesidad de los alimentos, ya que
quien los solicitaba era el padre del deudor, esta Primera Sala,
considera que tal situación no es relevante para determinar si
debe o no devolverse la pensión provisional, pues la medida
cautelar debe dictarse independientemente que sobre el sujeto
que solicite los alimentos opere la presunción de necesitarlos.

En efecto, tal presunción debe interpretarse en el sentido de


que serán los deudores los que deberán probar en el juicio que el
acreedor alimentario no necesita los alimentos. Sin embargo, tal
presunción no incide en la determinación de la pensión
provisional, pues ésta se deberá dictar a pesar de que el sujeto
que la solicite no sea alguno respecto a los cuales es procedente
dicha presunción.

Así, la pensión provisional tiene como fundamento la


relación personal entre el acreedor y deudor alimentario y basta
para su determinación el que se reclame con dicho título, por lo
que no puede considerarse arbitraria o carente de
fundamento, a pesar de que quien la solicitó haya sido un
ascendiente del acreedor.

Por otro lado, los alimentos entregados en virtud de una


pensión provisional no son susceptibles de ser reintegrados al
acreedor, en el supuesto analizado, porque han sido destinados a

25
CONTRADICCIÓN DE TESIS 452/2010.

satisfacer las necesidades alimenticias del deudor, por lo que se


han devengado en ese concepto, de manera irreparable.

En efecto, el solicitar la devolución de los alimentos


provisionales cuando se revoca o disminuye la pensión decretada
de manera cautelar, sería hacer depender una situación que es
de orden público e interés social de un evento posterior, como es,
la sentencia de carácter definitivo, lo que sería tanto como
sujetarlos a un convenio o transacción.

De acuerdo con lo anterior, podemos establecer que la


resolución por la que se determina una pensión alimenticia
provisional no puede retrotraerse, ya que las cantidades que
haya pagado por ese concepto se destinarán a cubrir las
necesidades alimentarias de los acreedores, lo que significa
que serán consumidas y que no le podrán ser reintegradas
aun cuando obtuviera una sentencia absolutoria o que fijara
como pensión alimenticia definitiva una cantidad menor.13

Por tanto, los alimentos devengados con motivo de la


pensión provisional, no deben ser reintegrados al deudor
alimentario, aun cuando el acreedor no haya probado en el juicio
la necesidad de los mismos.

13Ver **********, de cuyas consideraciones emano la jurisprudencia 1ª. J. 85/2009,


de rubro: ALIMENTOS PROVISIONALES. LA RESOLUCIÓN QUE LOS
DECRETA Y FIJA SU MONTO CONSTITUYE UN ACTO CUYA EJECUCIÓN ES
DE IMPOSIBLE REPARACIÓN, emitida por la Primera Sala de esta Suprema
Corte. Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta. Novena Época, tomo
XXX, Noviembre de 2009, página 85.

26
CONTRADICCIÓN DE TESIS 452/2010.

En vía de consecuencia, debe concluirse que los alimentos


no se deben devolver a través de la acción de enriquecimiento
ilegítimo, máxime cuando dicha acción requiere para su
configuración que el enriquecimiento se haya originado sin
ninguna causa legal que lo origine, siendo que en el caso en
estudio la determinación de la medida cautelar se fija por mandato
de ley mediante resolución judicial.

Lo anterior es todavía más evidente si analizamos los


elementos del enriquecimiento ilegítimo, los cuales, de acuerdo a
los artículos 1882 del Código Civil para el Distrito Federal y 1815
del Código Civil para el Estado Veracruz14, son los siguientes:

1. El enriquecimiento de una persona;


2. El empobrecimiento de otra, que sufre detrimento por el
enriquecimiento de aquélla;
3. Una relación entre el enriquecimiento y el
empobrecimiento que favorece a uno, a expensas del
otro; y.
4. Ausencia de causa.

Así, para que se configure un enriquecimiento ilegítimo, es


imprescindible que no exista una causa jurídica, contractual o

14 Artículo 1882 (Código Civil para el Distrito Federal).- El que sin causa se
enriquece en detrimento de otro, está obligado a indemnizarlo de su
empobrecimiento en la medida que él se ha enriquecido.

Artículo 1815 (Código Civil para el Estado de Veracruz)- El que sin causa se
enriquece en detrimento de otro, está obligado a indemnizarlo de su
empobrecimiento en la medida que él se ha enriquecido.

27
CONTRADICCIÓN DE TESIS 452/2010.

extracontractual que lo justifique.15 Por lo que, si los alimentos


fueron entregados en virtud de una determinación judicial, la cual
tiene como fundamento un deber legal, es innegable que existe
una causa jurídica que justifica dicho desplazamiento patrimonial.

En las relatadas condiciones, esta Primera Sala de la


Suprema Corte de Justicia de la Nación considera que debe
prevalecer con carácter de jurisprudencia el criterio que se
contiene en la tesis siguiente:

ALIMENTOS PROVISIONALES. NO PROCEDE LA


DEVOLUCIÓN DE LAS CANTIDADES DESCONTADAS AL
DEUDOR, AUN CUANDO EL ACREEDOR NO DEMOSTRÓ
EN EL JUICIO LA NECESIDAD DE RECIBIRLAS. Los
alimentos decretados de manera provisional participan de
las características de orden público e interés social de la
pensión alimenticia definitiva, por lo que no deben ser
reintegrados al deudor alimenticio aun cuando en el juicio
el acreedor no haya probado la necesidad de recibirlos o se
haya disminuido el monto de la pensión alimenticia. Lo
anterior se robustece si consideramos que las cantidades
entregadas han sido consumidas de manera irreparable en
satisfacer las necesidades del acreedor. Por mayoría de
razón, no deben ser reintegrados los alimentos decretados
de manera provisional, si se reclama su devolución a través
de la acción de enriquecimiento ilegítimo pues para que
éste se configure es imprescindible que no exista una
causa jurídica, contractual o extracontractual que lo
justifique. Por lo que, si los alimentos fueron entregados en
virtud de una determinación judicial, la cual tiene como
fundamento un deber legal, es innegable que existe una
causa jurídica que justifica dicho desplazamiento
patrimonial.

Por lo expuesto y fundado, se resuelve:

15 Ver tesis de rubro: “ENRIQUECIMIENTO ILEGITIMO, ELEMENTOS DE LA


ACCION DE.” Emitida por la Tercera Sala de esta Suprema Corte de Justicia.
Semanario Judicial de la Federación. Séptima Época. 157-162 Cuarta Parte, página
70.

28
CONTRADICCIÓN DE TESIS 452/2010.

PRIMERO. Sí existe contradicción de tesis entre los criterios


sustentados por el Segundo Tribunal Colegiado en Materia Civil
del Séptimo Circuito y el Tercer Tribunal Colegiado en Materia
Civil del Primer Circuito, en términos del considerando Cuarto de
esta resolución.

SEGUNDO. Debe prevalecer con carácter de jurisprudencia,


el criterio sustentado por esta Primera Sala de la Suprema Corte
de Justicia de la Nación, en los términos precisados en el último
considerando de esta resolución.

TERCERO. Dése publicidad a la tesis jurisprudencial que se


sustenta en la presente resolución, en términos del artículo 195
de la Ley de Amparo.

Notifíquese; con testimonio de la presente resolución, y en


su oportunidad archívese el expediente como asunto concluido.

Así, lo resolvió la Primera Sala de la Suprema Corte de


Justicia de la Nación, por mayoría de tres votos de los señores
Ministros: Jorge Mario Pardo Rebolledo, Olga Sánchez Cordero
de García Villegas y Presidente (Ponente) Arturo Zaldívar Lelo de
Larrea. El señor Ministro Guillermo I. Ortiz Mayagoitia votó en
contra y formulará voto particular. El señor Ministro José Ramón
Cossío Díaz estuvo ausente.

Firman el Presidente de la Sala y Ponente con el Secretario


de Acuerdos, que autoriza y da fe.

29
CONTRADICCIÓN DE TESIS 452/2010.

PRESIDENTE DE LA PRIMERA SALA Y PONENTE:

MINISTRO ARTURO ZALDÍVAR LELO DE LARREA.

SECRETARIO DE ACUERDOS
DE LA PRIMERA SALA:

LIC. HERIBERTO PÉREZ REYES.

En términos de lo previsto en los artículos 3, fracción II, 13, 14 y 18 de la Ley


Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública Gubernamental, en
esta versión pública se suprime la información considerada legalmente como
reservada o confidencial que encuadra en esos supuestos normativos. CONSTE.

AMIO/oaor.

30
VOTO PARTICULAR QUE FORMULA EL
SEÑOR MINISTRO GUILLERMO I. ORTIZ
MAYAGOITIA, EN LA CONTRADICCIÓN DE
TESIS 452/2010, EN LA QUE FUE PONENTE EL MINISTRO
ARTURO ZALDÍVAR LELO DE LARREA.

Difiero del sentido del proyecto, pues estimo que el criterio


que debe prevalecer es aquél que sostiene que deben devolverse
al deudor alimentario las cantidades entregadas por concepto de
pensión alimenticia decretada de manera provisional, cuando se
prueba que el demandante tiene bienes de fortuna suficientes
para atender a sus necesidades.

El hecho de que el acreedor alimentista no demuestre en


definitiva la necesidad de recibir alimentos dentro de un juicio de
tal naturaleza, le genera la obligación de devolver al deudor
alimentario las cantidades percibidas al decretarse la medida
temporal (pensión alimentaria provisional), precisamente por
haber obtenido un beneficio económico, sin tener derecho a ello o
causa legítima para exigirlos, más aun cuando no opera la
presunción de necesitar alimentos (menores, personas
discapacitadas, sujetos a estado de interdicción y cónyuge
dedicada (o) a las labores del hogar), pues en estos casos no
solamente se debe demostrar el entroncamiento, sino además la
necesidad de recibir una pensión alimenticia.

En ese sentido, estimo que la ley únicamente garantiza el


pago de este tipo de pensiones cuando existen acreedores
alimentarios, no cuando no se tiene ese carácter, ya sea por tener
bienes de fortuna suficientes para atender a sus necesidades o
VOTO PARTICULAR
CONTRADICCIÓN DE TESIS 452/2010.

bien, por no existir el vínculo de parentesco necesario para


exigirlos.

De ahí que, el que la procuración de los alimentos sea una


cuestión de orden público e interés social, tal como se expone en
el proyecto, no es razón suficiente para que en el caso en
particular, el acreedor alimentario no deba reintegrar al deudor los
pagos recibidos por concepto de pensión alimenticia provisional,
cuando aquél no probó en el juicio de alimentos la necesidad de
recibirlos (ya sea por tener bienes de fortuna suficientes para
atender a sus necesidades o bien, por no existir el vínculo de
parentesco necesario para exigirlos), ya que lo que buscan tanto
el orden público como el interés social, es que realmente sea
quien tiene el carácter de acreedor el que disfrute de dichos
alimentos y no, quien no tiene una causa legítima para exigirlos.

Además, con la tesis de jurisprudencia que se propone en el


proyecto respecto del cual, insisto, no estoy de acuerdo, se puede
generar un efecto pernicioso, que consiste en alargar los juicios
de alimentos de parte de quienes exigen una pensión provisional,
bajo la premisa de que las cantidades que ya se obtuvieron por tal
concepto, son definitivas y además no existe posibilidad alguna
de poder recuperarlas.

Ello, con la agravante de que en tratándose de la fijación de


la pensión provisional, el Poder Judicial de la Federación, ha
establecido que no rige la garantía de audiencia, por no tratarse
de un acto privativo, sino de una medida cautelar que subsiste
hasta en tanto se resuelva en definitiva (un acto de molestia). Lo

2
VOTO PARTICULAR
CONTRADICCIÓN DE TESIS 452/2010.

cual, implica, que en base en dicha


jurisprudencia, habrá definitividad en la
afectación a la propiedad de los gobernados, sin haberse
otorgado previamente el derecho a la defensa.

De igual forma, puede existir el supuesto de que una


persona (deudor alimentario), se vea en la imposibilidad de exigir
la devolución de aquellas cantidades que por concepto de
pensión alimenticia provisional otorgó a quien supuestamente
fuera su hijo (a), ya que según la jurisprudencia que se sostiene,
los pagos realizados por tales conceptos son definitivos.

Por todo lo anterior, considero que el criterio que debe


prevalecer es aquél que sostiene que deben devolverse al deudor
alimentario las cantidades entregadas por concepto de pensión
alimenticia decretada de manera provisional, al no haber probado
en el juicio de alimentos la necesidad de recibirlos, por tener
bienes de fortuna suficientes para atender a sus necesidades.

ATENTAMENTE

MINISTRO GUILLERMO I. ORTIZ MAYAGOITIA.

SECRETARIO DE ACUERDOS
DE LA PRIMERA SALA

LIC. HERIBERTO PÉREZ REYES.