Вы находитесь на странице: 1из 4

TEMA 2

INTELIGENCIA, APRENDIZAJE Y RENDIMIENTO


ACADÉMICO
Índice de contenidos
1.Hacia una conceptualización general de la inteligencia.
2. Teorías de la inteligencia
2.1. Teorías psicométricas
2.1.1. Teorías del factor general de la inteligencia
2.1.2. Teorías multidimensionales.
2.1.3. Teorías jerárquicas de la inteligencia
2.2. Teorías cognitivas
2.2.1. Teoría triárquica de la inteligencia
2.2.2 Teoría de las inteligencias múltiples.
3. Inteligencia, enseñanza y educación.
3.1. Implicaciones educativas de la teoría del factor g.
3.2. Implicaciones educativas de la teoría triárquica.
3.3. Implicaciones de la teoría de las inteligencias múltiples.
3.4 Conclusiones generales.
Objetivos
a) Diferenciar las distintas teorías explicativas de la inteligencia, así como los
diferentes tipos de inteligencia o aptitudes establecidas por cada una de estas
teorías.
b) Conocer las implicaciones que se derivan de cada una de las grandes teorías de
la inteligencia o aptitudes por cada una de estas teorías.
c) Aplicar los conocimientos adquiridos a la planificación o diseño de las
enseñanzas.
d) Conocer las relaciones o influencias de la inteligencia sobre el rendimiento
académico.
Resumen
Se presentan las principales teorías de la inteligencia: la teoría del factor o la concepción
general de la inteligencia, la teoría triárquica y la teoría de las inteligencias múltiples,
junto con las implicaciones que tienen estas teorías tanto para la educación en general
como para la práctica de la enseñanza, la forma en que pueden ser aplicadas en la clase,
y la conveniencia de diseñar la enseñanza de acuerdo con los diferentes patrones de
capacidades o inteligencias del alumnado, lo que conlleva el diseño y desarrollo de
ambientes de aprendizaje en los que se debe tener en cuenta la variedad de característica
de los estudiantes. Finalmente, se presenta algunos estudios sobre la relación de la
inteligencia con el rendimiento académico.
Conceptos clave
Concepto de inteligencia; teorías unidimensionales y multidimensionales, teorías
psicométricas; teorías cognitivas de la inteligencia; teoría del factor g; teoría triárquica;
teoría de las inteligencias múltiples; estudios ATI; implicaciones educativas y para la
enseñanza; estudios sobre la relación e influencia de la inteligencia y las aptitudes sobre
el rendimiento.
1. Hacia una conceptualización general de la inteligencia
La inteligencia es uno de los conceptos con mas significados dentro del ámbito
psicológico y que ha sido abordado desde perspectivas más diversas. El concepto
mismo de lo que es la inteligencia; el origen de la inteligencia, heredada o aprendida; la
naturaleza estática o dinámica de la inteligencia; la definición operativa y la evaluación
de la inteligencia; así como la posibilidad de intervención para su desarrollo o mejora
siguen constituyendo interrogantes sobre la inteligencia, a los que la investigación trata
de dar respuesta.
El concepto de lo que es la inteligencia tiene una difícil definición debido a ese
carácter multidimensional al que hemos hecho referencia. La inteligencia es uno de esos
conceptos a los que es difícil dar una definición precisa dado que sus limites son
difusos, abarca aspectos muy amplios y diferentes, que no es posible recoger en una
lista exhaustiva.
No obstante, sorprende que a nivel intuitivo la concepción implica que tienen
tantos expertos como profanos sobre el tema sea muy semejante (Sternberg. 1985).
Ambos coinciden en las características generales que posee una persona inteligente.
Pérez (1995) recoge una serie de definiciones generales acerca de lo que es la
inteligencia, dadas por diversos estudios sobre el tema que recogen distintos aspectos
fundamentales sobre lo que es este constructo. Estas definiciones se presentan en la
tabla 1.
Tabla 1. Diversas definiciones de la inteligencia recogidas por Pérez (1995)

A) La capacidad de dar respuestas que son ciertas u objetivas (E.L. Thorndike).


B) La capacidad para desarrollar el pensamiento abstracto (L.M. Terman).
C) La capacidad de adaptarse al medio (S. Covin)
D) La capacidad de adaptarse a situaciones reales relativamente nuevas (R.
Pintner)
E) La capacidad de adquirir conocimientos y los conocimientos que se poseen (V.
Henmon)
F) Un mecanismo biológico por el que los efectos de una complejidad de
estímulos son presentados al unísono, dado lugar a algún tipo de efecto
unificado en la conducta (J. Peterson).
G) La capacidad de adquirir capacidades (H. Woodrow).
H) La capacidad para aprender o sacar provecho de la experiencia. (W.F.
Dearborn)
Los elementos incluidos en las definiciones anteriores recogen la mayor parte de
las características que están presentes en la conducta inteligente. Las capacidades de
adaptarse al medio general y a situaciones nuevas en particular, de aprender y de
adquirir conocimientos son aspectos que definen la conducta inteligente.
En cuanto al origen de la inteligencia, heredada o aprendida, existen posturas
distintas. Aunque la tendencia reciente más compartida es la de considerar esta
polémica un tanto estéril; una vez que parece haber bastante acuerdo en que ambos
factores condicionan nuestra conducta. La cuestión que debemos plantearnos es la de
hasta que punto las influencias educativas y culturales que nos provee el medio logra
una mejora de la inteligencia.

2.Teorías de la inteligencia
Se han desarrollado diversas teorías explicativas de lo que la inteligencia, desde
distintos ángulos teóricos y metodológicos. Las dos grandes corrientes en el estudio de
la inteligencia se han caracterizado como teorías psicométricas y teorías cognitivas.
Las teorías psicométricas o diferenciales – tienen la finalidad de establecer si existen
diferencias individuales- están basadas en los resultados de la investigación que se
ocupa de la medida de la inteligencia – psicometría – mediante test o pruebas
psicológicas. En estas teorías se define la inteligencia en términos de un conjunto de
capacidades intelectuales – también denominadas aptitudes intelectuales- que son
identificadas mediante procedimientos metodológicos concretos, como el análisis
factorial- de ahí también la denominación de factores. De manera que las diferencias
individuales que aparecen en la realización de una muestra amplia de test o pruebas de
inteligencia se supone que se deben a la existencia de unos factores, aptitudes o
capacidades que guardan una mayor o menor relación entre sí, y que varían de unas a
otras personas.
Las teorías cognitivas o teorías de procesamiento de la información consideran la
inteligencia en función de los procesos a través de los cuales adquirimos el
conocimiento del mundo que nos rodea. Las diferencias individuales de la inteligencia
se producen aquí como consecuencia, bien de la rapidez en el procesamiento (Hunt.
1980), bien en la organización de la información como poseen los expertos en dominios
concretos de conocimiento (Sternberg, 1985).

2.1. Teorías psicométricas


La concepción de la inteligencia del psicólogo francés Alfred Binet es una de las más
pragmáticas, empíricas y generales. Desde una orientación racional. La inteligencia para
Binet es la suma de una gran variedad de procesos mentales que determinan en conjunto
el funcionamiento inteligente. Binet y Simón (1905) elaboran la primera prueba de
medida de inteligencia, entendiendo esta como una capacidad general. Estos autores
construyen también una unidad de medida de la inteligencia, la edad mental (EM). Para
elaborar posteriormente una nueva medida, el cociente intelectual (CI), que es el
resultado de dividir la edad mental por la edad cronológica.
2.1.1. Teoría del factor general de la inteligencia

El primer investigador en el campo de la inteligencia que elabora una teoría científica y


comprensiva sobre la estructura de la inteligencia dentro de la teoría psicométrica fue el
psicólogo ingles Charles Spearman. Según la teoría de Spearman (1927), elaborada
siguiendo la técnica de análisis factorial, existe un factor general de inteligencia o de
habilidad general, que denoto con el símbolo G, y una serie de factores específicos
responsables de la realización en tareas muy concretas.
Para este autor, por tanto, la inteligencia es un rasgo unitario de carácter general que se
posee en mayor o menor medida. Ser inteligente depende de poseer o no dicho rasgo,
quien es inteligente para resolver una tarea lo es también para resolver otras, y quien es
capaz de desenvolverse bien un campo tampoco lo es para desenvolverse en otro.