Вы находитесь на странице: 1из 8

XXIX Reunión Nacional de Ingeniería Geotécnica

Noviembre 22 al 24, 2018 – León, Guanajuato

Sociedad Mexicana de
Ingeniería Geotécnica, A.C.

Determinación de propiedades térmicas de los suelos


a partir del método de la aguja
Determination of thermal properties of soils using the thermal needle probe method

Diana Margarita PORTILLO ARREGUÍN1, Norma Patricia LÓPEZ ACOSTA1, David Francisco BARBA
GALDÁMEZ1 y Marcelo SÁNCHEZ2

1Instituto
de Ingeniería, Universidad Nacional Autónoma de México, Ciudad de México, México
2Zachry Department of Civil Engineering, Texas A&M University, College Station, United States of America

RESUMEN: La conductividad térmica del suelo es un parámetro fundamental en los proyectos de ingeniería que consideran la
transferencia de calor, tales como el diseño de estructuras termoactivas, el aislamiento de sistemas de transmisión subterráneos y el
almacenamiento de desechos sólidos. Debido a la naturaleza heterogénea y polifásica del suelo, se trata de una propiedad compleja de
obtener. Sin embargo, en la actualidad existen diferentes métodos de campo y laboratorio para su determinación. Estas pruebas no se
efectúan regularmente en México, por lo que existe una falta de información general de las propiedades térmicas de los suelos locales.
En este artículo se explica el método transitorio de la aguja sencilla para la determinación de la conductividad térmica de los suelos. Se
estiman los parámetros termodinámicos del suelo arcilloso del ex Lago de Texcoco. Los resultados de las pruebas demuestran que estos
suelos tienen baja conductividad térmica.

ABSTRACT: Thermal conductivity of soils has great importance in many engineering projects in which heat transfer through soils must
be considered, for example, thermoactive structures, isolation of underground transmission systems, solid and radioactive waste storage
and ground freezing as a temporary stabilization technique. Due to its heterogeneous and polyphasic nature, determination of thermal
conductivity is complex. However, nowadays its determination has been possible through several laboratory and field methods. These
tests are not regularly done in Mexico, therefore, there is a general lack of information of thermal properties of local soils. In this paper,
the procedure for determination of thermal conductivity of soils using the thermal needle probe method is explained. Thermodynamic
parameters of the clayey soils of former Texcoco Lake are estimated. The test results demonstrate those clayey soils have a low thermal
conductivity.

procesos, entre los que destacan los mecanismos de


1 INTRODUCCIÓN conducción, convección y radiación. La importancia de
El conocimiento de las propiedades térmicas del suelo es cada uno de éstos depende directamente de las fracciones
fundamental en el diseño y análisis de proyectos de de sólidos, agua o aire que haya presentes en el suelo, así
ingeniería en los que se induce un flujo de calor a través de como del tamaño de partículas (Alrtimi et al., 2016). En
él (Figura 1). Entre dichos proyectos se encuentran las suelos saturados, el mecanismo de transferencia dominante
estructuras termoactivas y las bombas de calor geotérmico es la conducción. La convección sólo reviste importancia
(BCG), el aislamiento de sistemas de transmisión en suelos altamente permeables con presencia de
subterráneos, el almacenamiento de desechos sólidos y velocidades de flujo de agua mayores o iguales a 1×10-3
radioactivos, y la congelación del suelo como técnica de cm s-1 (Loveridge, 2012). La radiación suele despreciarse,
estabilidad temporal (Farouki, 1981). Por ejemplo, en las ya que representa menos del 1 % del calor total transferido
estructuras termoactivas y BCG, la conductividad térmica (Jumikis, 1977).
del suelo determina el número de tuberías de intercambio La expresión matemática que describe la conducción de
de calor que son necesarios para satisfacer las demandas de calor en suelos homogéneos e isótropos es:
acondicionamiento de una edificación (Brandl, 2006). En el
∂T ∂2 T ∂2 T ∂2 T
caso del aislamiento de sistemas de transmisión, las =α ( 2 + 2 + 2 ) (1)
propiedades térmicas del medio deben considerarse para ∂t ∂x ∂y ∂z
evitar fallas debido a sobrecalentamiento (Rerak y Ocłoń, donde: T = temperatura del medio (°C); y α = difusividad
2017). térmica del suelo (m2 s-1), la cual mide qué tan rápido el
Al ser sistemas heterogéneos y polifásicos, la medio responde a cambios de temperatura.
transferencia de calor en los suelos involucra múltiples

SOCIEDAD MEXICANA DE INGENIERÍA GEOTÉCNICA A.C.


54 PORTILLO-ARREGUÍN D.M., LÓPEZ-ACOSTA N.P., BARBA D.F., SÁNCHEZ M. _______________________________________________

(a) (b)

(c) (d)

Figura 1: Algunas aplicaciones de las propiedades térmicas de los suelos: a) aislamiento de sistemas de transmisión subterráneos,
b) almacenamiento de desechos radioactivos, c) oleoductos y gasoductos enterrados, d) estructuras termoactivas.

La difusividad térmica α puede obtenerse como: ensayos in-situ. Las pruebas de laboratorio permiten
λ obtener valores puntuales de las propiedades térmicas del
α= (2) material. Entre las principales ventajas de estas pruebas se
ρ 𝑐𝑠
encuentran su bajo costo, rapidez y la posibilidad de
donde: ρ = densidad (kg m-3); λ = constante de controlar las condiciones de frontera del suelo. Sin
proporcionalidad denominada conductividad térmica (W embargo, requieren de la extracción, transporte y manejo
m-1 °C-1) que refleja la capacidad de un material para adecuado de muestras inalteradas (Barry-Macaulay et al.,
conducir calor; y cs = capacidad calorífica específica que 2013). Por otra parte, los ensayos in-situ permiten obtener
representa la cantidad de energía por unidad de masa valores promedios de λ en las condiciones reales de campo.
requerida para aumentar en un grado la temperatura (J kg-1 Su principal desventaja son los altos costos de realización
°C-1). y el largo tiempo requerido para su ejecución (Akrouch et
En la Tabla 1 se muestran valores típicos de las al., 2016). Se ha observado que los valores de
propiedades termodinámicas de algunos tipos de suelos y conductividad térmica obtenidos en laboratorio por lo
rocas. Según Rees et al. (2000), en la mayoría de los casos general son menores que aquéllos obtenidos in-situ (Low et
prácticos, la capacidad calorífica específica puede al., 2015). Ambos tipos de ensayos pueden clasificarse en
estimarse con suficiente aproximación a partir de métodos dos categorías: establecidos y transitorios (López-Acosta et
empíricos que consideran las fracciones volumétricas de los al., 2017). En los métodos establecidos, la muestra de suelo
diferentes componentes del suelo. En cambio, la permanece a una temperatura constante mientras se somete
determinación de la conductividad térmica representa a un gradiente térmico y el flujo de calor a través de ella se
mayores dificultades. Esta propiedad es función de varios estabiliza (Abuel-Naga et al., 2009). Alcanzar dicha
parámetros como la densidad, la mineralogía, la condición puede demorar varias horas, lo que pone en
temperatura, el contenido de agua y la estructura del suelo desventaja a este tipo de métodos. Algunos ejemplos de
(IEEE Power and Energy Society, 2017). pruebas realizadas en estado establecido son el uso de la
La medición de la conductividad térmica en suelos y placa caliente con guarda, la celda térmica y la esfera in-
rocas puede efectuarse con pruebas de laboratorio o situ (Farouki, 1981).
SOCIEDAD MEXICANA DE INGENIERÍA GEOTÉCNICA A.C.
______________________________________________________ XXIX REUNIÓN NACIONAL DE INGENIERÍA GEOTÉCNICA 55

Tabla 1. Propiedades termodinámicas de algunos tipos de suelos y rocas (adaptado de Rawlings y Sykulski, 1999; CRC, 1994).
Material Conductividad térmica λ Capacidad calorífica Densidad (kg m-3) Difusividad (m2 d-1)
(W m-1 °C-1) específica cs (kJ kg-1 °C-1)
Agua (20 °C) 0.598 4.18 998 0.012
Granito 2.1 ˗ 4.5 0.84 2640 0.078 ˗ 0.18
Caliza 1.4 ˗ 5.2 0.88 2480 0.056 ˗ 0.20
Arenisca 1.4 ˗ 5.2 0.71 2240 0.074 ˗ 0.28
Arcilla húmeda 1.4 ˗ 1.7 1.30 ˗ 1.70 --- 0.046 ˗ 0.056
Arcilla saturada 1.7 ˗ 2.4 1.70 ˗ 1.90 1440 ˗ 1920 0.056 ˗ 0.074
Arena húmeda --- 1.30 ˗ 1.70 --- 0.037 ˗ 0.046
Arena saturada 2.1 ˗ 2.6 1.70 ˗ 1.90 1440 ˗ 1920 0.065 ˗ 0.084

En los métodos de estado transitorio, se mide la Como se muestra en la Figura 3, tanto la fase de
disipación del calor a lo largo del tiempo. En general, estas calentamiento como la de enfriamiento (o recuperación)
pruebas tienen una menor duración y son más sencillas de pueden dividirse en tres regiones (Lockmuller et al., 2003):
llevar a cabo. Sin embargo, son más susceptibles a ser  A. Comprende los primeros segundos de la prueba y
afectadas por un mal contacto entre el sensor y el material corresponde a la etapa en la que la respuesta del sistema
y la migración de la humedad. Algunos ejemplos son las se ve afectada por las propiedades térmicas de la aguja
agujas térmicas (sencillas o dobles) y el método transitorio  B. Representa una etapa semi-establecida en la que la
de fuente plana. variación de temperatura es lineal respecto al logaritmo
El objetivo de este artículo es explicar un procedimiento del tiempo.
para la determinación de la conductividad térmica de las  C. Fase final de la prueba en la cual las fronteras de la
arcillas del suelo del ex Lago de Texcoco. Se utiliza el muestra son afectadas por los cambios de temperatura,
método transitorio de la aguja sencilla y el análisis de los dejando de cumplir una de las hipótesis del método.
datos se lleva a cabo con el método simplificado propuesto
por la American Society for Testing and Materials 23.5
D5334- 14 (ASTM International, 2014).

23.0
Temperatura (°C)

2 MARCO TEÓRICO DE LA PRUEBA


2.1 Descripción de la prueba
22.5
El equipo consiste en una unidad de medición, un
elemento calentador en forma de aguja y un sensor medidor
de temperatura. En general, la prueba de la aguja térmica
22.0
consta de dos etapas. En la primera, denominada fase de A B C
calentamiento, se inserta la aguja en la muestra de suelo y
se deja reposar durante 15 minutos hasta alcanzar el 21.5
equilibrio térmico con el medio. Posteriormente, se aplica 0 30 60Tiempo 90
(s) 120 150
una corriente eléctrica conocida induciendo la inyección de Figura 3. Etapas de una prueba típica de conductividad térmica
calor a una tasa constante. Lo anterior produce el aumento durante la fase de calentamiento (ASTM International, 2014).
de la temperatura en el medio, que se registra a intervalos
cortos de tiempo. En la segunda etapa, fase de recuperación 2.2 Teoría del método
o enfriamiento, se desconecta la fuente de calor y se registra
El método de la aguja se basa en la teoría de conducción
la disminución de la temperatura con respecto al tiempo. La
de calor causada por una fuente de energía lineal e infinita.
forma típica de la gráfica temperatura contra tiempo se
Se asume un medio homogéneo, isótropo y semi-infinito
presenta en la Figura 2.
que mantiene una temperatura constante en sus fronteras
(ASTM International, 2014). Si se aplica una tasa de
23.5
transferencia de calor por unidad de longitud constante Q
(Wm-1) durante un periodo t, el incremento de temperatura
23.0
Temperatura (°C)

a una distancia radial 𝑟 desde la fuente es:


22.5 Fase de 𝑄 𝑟2
Fase de ∆𝑇 = − 𝐸𝑖 (− ) (3)
calentamiento recuperación 4𝜋𝜆 4𝛼𝑡
22.0
donde: Ei = función integral exponencial definida por
21.5 Abramowitz y Stegun (1972) como:
0 100 Tiempo (s) 200 300
Figura 2. Forma típica de la gráfica temperatura contra tiempo de
la prueba de aguja simple.
SOCIEDAD MEXICANA DE INGENIERÍA GEOTÉCNICA A.C.
56 PORTILLO-ARREGUÍN D.M., LÓPEZ-ACOSTA N.P., BARBA D.F., SÁNCHEZ M. _______________________________________________


𝑒 −𝑢 inmediaciones de la Pista 6 (UTM 503344 m E, 2157484 m
−𝐸𝑖 (−𝑥) = ∫ 𝑑𝑢 (4) N). Las muestras son parte de la Formación Arcillosa
𝑥 𝑢
Superior (FAS) y alcanzan una profundidad máxima de
Para mediciones efectuadas en la fase de recuperación, 18 m.
el incremento de temperatura es: La FAS se clasifica como una arcilla de alta
𝑄 𝑟2 𝑟2 compresibilidad (CH). Se compone principalmente por ilita
∆𝑇 = [−𝐸𝑖 (− ) + 𝐸𝑖 (− )] (5) y montmorilonita (Marsal y Mazari, 1959). Debido a las
4𝜋𝜆 4𝛼𝑡 4𝛼(𝑡 − 𝑡ℎ )
altas concentraciones de cloruro de sodio y carbonato de
donde: th = tiempo en el que se deja de suministrar calor al calcio (Rudolph et al., 1989), la densidad de sólidos es alta,
medio. variando de 2.11 a 3.22. De igual manera, los contenidos de
Las ecuaciones de incremento de temperatura no pueden agua son altos, variando de 200% a 500% (Marsal y Graue,
resolverse directamente para λ y α, por lo que es necesario 1969).
efectuar un ajuste por mínimos cuadrados no lineales para 3.2 Equipo
su determinación. Es posible efectuar un análisis
simplificado de la prueba considerando que, para valores La aguja utilizada corresponde al modelo KD2 Pro
pequeños del argumento x, la integral exponencial puede fabricado por Decagon Devices, Inc (Figura 4). El sensor
aproximarse como: de aguja sencilla TR-1 empleado en las pruebas (Figura 5)
tiene 2.4 mm de diámetro y 10 cm de largo y mide
𝐸𝑖 (−𝑥) ≈ 𝛾 + ln⁡(𝑥) (6) conductividades térmicas en un rango de 0.1 a 4.0
donde: 𝛾 = constante de Euler, igual a 0.5772. Dicha Wm- 1°C- 1 (Figura 6). El periodo de la prueba para este
condición se satisface para valores pequeños de 𝑟 y/o sensor es de 5 minutos. El equipo está configurado para
valores grandes de 𝑡. En la práctica, esto se cumple después tomar 60 lecturas, independientemente de la duración de la
de los primeros 10 a 30 segundos de la prueba. Así, la prueba para cada sensor.
ecuación para la fase de calentamiento se reduce a: El equipo incluye el programa KD2 Pro Utility que
𝑄 instalado en una computadora permite descargar el registro
∆𝑇 ≅ ln(𝑡) + 𝐵 (7) de las mediciones efectuadas para llevar a cabo el análisis
4𝜋𝜆
de la prueba.
De manera similar, la ecuación para la fase de recuperación
se expresa como:
𝑄 𝑡
∆𝑇 ≅ ln ( )+𝐵 (8)
4𝜋𝜆 𝑡 − 𝑡ℎ
donde: B = constante.
Ambas expresiones tienen la forma de una ecuación
lineal respecto al logaritmo del tiempo, en las que la
pendiente 𝑆 depende únicamente de la conductividad
térmica:
𝑄
𝑆= (9)
4𝜋𝜆
Esta pendiente puede determinarse empleando una hoja Figura 4. Equipo KD2 Pro.
de cálculo o manualmente mediante el método de regresión
lineal. En la fase de calentamiento se grafica la temperatura
contra ln(t) para obtener la pendiente Sh y, en la fase de
recuperación se grafica temperatura contra ln(t/(t-th)) para
obtener la pendiente Sc.

3 PRUEBAS PRELIMINARES EJECUTADAS


3.1 Localización y características de las muestras
En este trabajo se ensayaron cuatro muestras (M1 a M4)
del ex Lago de Texcoco, particularmente del sitio donde se
está construyendo el Nuevo Aeropuerto Internacional de
México (NAIM). Las pruebas se realizaron en muestras
cilíndricas de 20 cm de altura y 5 cm de diámetro obtenidas
a distintas profundidades del sondeo SM-36 ubicado en las Figura 5. Diagrama de la aguja sencilla.
SOCIEDAD MEXICANA DE INGENIERÍA GEOTÉCNICA A.C.
______________________________________________________ XXIX REUNIÓN NACIONAL DE INGENIERÍA GEOTÉCNICA 57

4 APLICACIÓN Y EVALUACIÓN DE RESULTADOS

Los datos obtenidos durante las pruebas se presentan en


la Figura 8.

23.5
23.0

Temperatura (°C)
M1 M2
22.5 M3 M4
22.0
21.5
21.0
Figura 6. Sensor de aguja sencilla TR-1.
20.5
0 50 100 150 200 250 300
3.3 Calibración Tiempo (s)
La hipótesis del método indica que la aguja es un medio Figura 8. Registro de lecturas de las pruebas efectuadas.
lineal e infinito, sin embargo, en la realidad ésta tiene un
diámetro específico. Lo anterior ocasiona una pequeña Al excluir las lecturas de los primeros 30 segundos de
desviación entre los valores medidos experimentalmente y ambas fases y graficar la temperatura contra ln(t) para la
los calculados a través de las Ecs. (3) y (5). Para corregir fase de calentamiento y contra ln [t/(t-th)] para la fase de
dichas diferencias se efectúa una calibración comparando recuperación, se obtienen las pendientes Sh (Figura 9) y Sc
la conductividad térmica de un material estándar con (Figura 10) respectivamente. Analizando los resultados
propiedades conocidas (𝜆teórica) con la medición efectuada mediante el método simplificado D5334-14 de la ASTM
por el equipo (𝜆medida). El factor de calibración C se calcula International (2014), se determinaron los valores de las
como (ASTM International, 2014): conductividades térmicas para cada fase que se indican en
𝜆𝑡𝑒ó𝑟𝑖𝑐𝑎 la Tabla 2.
𝐶= (10)
𝜆𝑚𝑒𝑑𝑖𝑑𝑎
24.0
El equipo incluye un material estándar para la
calibración del sensor de aguja sencilla TR-1. Se trata de un 23.5
Temperatura (°C)

bloque de silicón epóxico con una conductividad térmica de


0.99 Wm-1°C-1. De acuerdo con la ASTM D5334- 14, la 23.0
lectura debe tener una diferencia máxima admisible de 10%
22.5
del valor teórico.
Además del bloque de silicón epóxico, la calibración 22.0 M1 M2
puede efectuarse con glicerina anhidra al 99%, que tiene M3 M4
una conductividad térmica conocida de 0.286 Wm-1°C-1. 21.5
También es posible usar una mezcla de agua (destilada o de 3.0 4.0 5.0 6.0
la llave) estabilizada con 5 g/L de agar, pues el valor de su ln (t)
Figura 9. Obtención de las pendientes Sh para la fase de
conductividad térmica a 25°C es 0.607 Wm-1°C-1. calentamiento.

22.5

22.0
Temperatura (°C)

21.5

21.0 M1 M2
M3 M4
20.5
0.5 1.0 1.5 2.0
ln ((t/(t-th))
Figura 7. Desarrollo de una de las pruebas ejecutadas. Figura 10. Obtención de las pendientes SC para la fase de
recuperación.

SOCIEDAD MEXICANA DE INGENIERÍA GEOTÉCNICA A.C.


58 PORTILLO-ARREGUÍN D.M., LÓPEZ-ACOSTA N.P., BARBA D.F., SÁNCHEZ M. _______________________________________________

Tabla 2. Conductividades térmicas obtenidas durante cada fase de las pruebas.


Conductividad térmica
Profundidad Contenido de agua Temperatura inicial
Muestra λ (W m-1°C-1)
(m) w (%) T0 (°C)
Calentamiento Recuperación Promedio
M1 2.00 ˗ 2.60 80.43 21.08 0.777 0.794 0.7852
M2 5.00 ˗ 5.60 344.97 21.21 0.687 0.770 0.7289
M3 9.00 ˗ 9.60 347.67 21.90 0.718 0.789 0.7532
M4 17.75 ˗ 18.25 276.63 20.38 0.718 0.735 0.7265

Comúnmente los valores de Sh y Sc difieren. Esto se debe 5 CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES


a que la prueba idealiza una temperatura constante del
La conductividad térmica de los suelos es un parámetro
medio, sin embargo, en la realidad existen pequeñas
fundamental en diversos proyectos de ingeniería, tales
variaciones. Se recomienda promediar ambos valores para
como el diseño de estructuras termoactivas, el aislamiento
reducir el efecto de la variación de la temperatura. En el
de sistemas de transmisión subterráneos y el
cálculo se tomó en cuenta un factor de calibración C = 1.03,
almacenamiento de desechos sólidos.
resultado de la comparación de las conductividades
En este artículo se describe el procedimiento detallado
térmicas medida y teórica del silicón epóxico. El equipo
para la determinación de la conductividad térmica de
registró un flujo de calor medio de 4.79 Wm-1 (Portillo-
muestras arcillosas del suelo del ex Lago de Texcoco, por
Arreguín, 2018).
medio del método transitorio de la aguja sencilla. El análisis
La conductividad térmica media de las muestras
de la información se realizó empleando el método
ensayadas es de 0.748 Wm-1°C-1, el cual representa un valor
simplificado D5334-14 propuesto por la ASTM. Se trata de
bajo comparado con los valores mostrados en la Tabla 1.
un procedimiento sencillo, sin embargo, es sensible a
Esta diferencia puede deberse a los altos contenidos de
errores humanos debido a que se basa en inspecciones
humedad característicos de la FAS. El perfil de variación
visuales.
de la conductividad térmica de la FAS del suelo del ex Lago
El uso del método transitorio de la aguja sencilla tiene
de Texcoco se muestra en la Figura 11.
una gran ventaja por encima de los métodos en estado
establecido, debido a la sencillez del procedimiento y la
corta duración de las pruebas. No obstante, se debe tener
Conductividad térmica λ (Wm-1°C-1) cuidado con aquellos factores que pueden afectar la
0.72 0.74 0.76 0.78 0.8 medición. Las recomendaciones para un procedimiento
0 0 correcto incluyen:
− Mantener la temperatura de la muestra tan constante
2 2 como sea posible durante la medición, para minimizar
los errores por variación de la temperatura del medio.
4 4 − Antes de iniciar la medición, dejar durante al menos 15
minutos la aguja dentro de la muestra para garantizar un
6 6 equilibrio térmico entre la aguja y el suelo ensayado.
− Asegurarse de introducir la aguja verticalmente y la
Profundidad (m)

8 8
existencia de un buen contacto entre el sensor de la aguja
10 10 y la muestra de suelo.
− Respetar la duración de la prueba establecida para el
12 12 equipo empleado, pues largos periodos de calentamiento
pueden provocar migración de la humedad.
14 14 Para las muestras arcillosas del suelo del ex Lago de
Texcoco se obtuvo una conductividad térmica media de
16 λ 16 0.748 Wm-1°C-1 a una temperatura promedio de 21.14 °C.
w Se trata de un valor bajo si se compara con los valores
18 18 típicos reportados para suelos arcillosos saturados. La
conductividad térmica decrece como consecuencia de los
20 20
0 100 200 300 400
altos contenidos de agua de las muestras de suelo. Este bajo
valor de conductividad térmica sugiere que el diseño de
Contenido de agua w (%)
estructuras termoactivas en la zona requeriría de un alto
número de tuberías intercambiadoras de calor. Mientras
Figura 11. Perfil de la conductividad térmica y contenido de agua
de la FAS del suelo del ex Lago de Texcoco. que, para el aislamiento de sistemas de transmisión
subterráneos, sería necesario diseñar un relleno con un
comportamiento térmico apropiado para evitar fallas por
sobrecalentamiento.
SOCIEDAD MEXICANA DE INGENIERÍA GEOTÉCNICA A.C.
______________________________________________________ XXIX REUNIÓN NACIONAL DE INGENIERÍA GEOTÉCNICA 59

REFERENCIAS performance of earth-contact structures”, Renewable &


Sustainable Energy Reviews, 4(3), 213-265.
Abuel-Naga, H., Bergado, D., Bouazza, A. & Pender, M. Rerak, M. y Ocłoń, P. “The effect of soil and cable backfill
(2009). “Thermal conductivity of soft Bangkok clay from thermal conductivity on the temperature distribution in
laboratory and field measurements”, Engineering Geology, underground cable system”. Web of Conferences, 13.
105: 211-219. Rudolph, D., Herrera, I. y Yates, R. (1989). “Groundwater flow
Abramowitz, M. y Stegun, I. A. (1972). Handbook of and solute transport in the industrial well fields of the
Mathematical Functions With Formulas, Graphs, and Texcoco saline aquifer system near Mexico City”.
Mathematical Tables. U.S. Government Printing Office. Geofísica Internacional, 28(2), 363-408.
Alrtimi, A., Rouainia, M. y Haigh, S. (2016). “Thermal
conductivity of a sandy soil”. Applied Thermal Engineering
(106), 551-560.
Akrouch, G. A., Briaud, J.-L., Sanchez, M., & Yilmaz, R.
(2016). “Thermal Cone Test to Determine Soil Thermal
Properties”, Journal of Geotechnical and
Geoenvironmental Engineering, 142(3), 04015085: 1-12.
ASTM International (2014). D5334-14 Standard test method
for determination of thermal conductivity of soil and soft
rock by thermal needle probe procedure. West
Conshohocken, PA. ASTM International.
Barry-Macaulay, D., Bouazza, A., Singh, R. M., Wang, B., &
Ranjith, P. G. (2013). “Thermal conductivity of soils and
rocks from the Melbourne (Australia) region”, Engineering
Geology, 164, 131-138.
Brandl, H. (2006). “Energy foundations and other thermo-
active ground structures”. Geotéchnique, 56(2), 81-122.
CRC Handbook of Chemistry and Physics, Edición 74. David
R. Lide, editor CRC Press, Ann Arbor, MI, 1994.
Decagon Devices Inc. (2014). KD2 Pro Thermal properties
analyzer: Operator’s manual. Pullman, WA. Decagon
Devices Inc.
Farouki, O. (1981). Thermal properties of soils. CRREL
Monograph 81-1. Hanover, NH. United States Army Corps
of Engineers, Cold Regions Research and Engineering
Laboratory.
Institute of Electrical and Electronics Engineers Inc. (2017).
IEEE Guide for thermal resistivity measurements of soils
and backfill materials. NY. IEEE.
Jumikis, A. R. (1977). Thermal Geotechnics. New Jersey.
Rutgers University Press.
López-Acosta, N.P., Barba, D.F., Pereira, J.-M. y Paniagua, W.
(2017). Pilas de energía. En: W. Paniagua (Ed.). Ingeniería
de cimentaciones profundas. México: Sociedad Mexicana
de Ingeniería Geotécnica: 565-607.
Low, J. E., Loveridge, F. A., Powrie, W. y Nicholson, D.
(2015). “A comparison of laboratory and in situ methods to
determine soil thermal conductivity for energy foundations
and other ground heat exchanger applications”. Acta
Geotechnica, 10(2), 209-218.
Marsal, R. J. y Mazari, M. (1959). El subsuelo de la Ciudad de
México. Ciudad de México. Facultad de Ingeniería,
Universidad Nacional Autónoma de México.
Marsal, R. J. y Graue, R. (1969). “El subsuelo del lago de
Texcoco”, en El hundimiento de la Ciudad de México y
Proyecto Texcoco, Volumen Nabor Carrillo. Ciudad de
México. Secretaría de Hacienda y Crédito Público. 229-
266.
Portillo-Arreguín, D. M. (2018) “Determinación experimental
de las propiedades térmicas del suelo del ex Lago de
Texcoco”. Tesis de Licenciatura para obtener el Título de
Ingeniero Civil. Facultad de Ingeniería de la UNAM.
(Director de Tesis: Norma Patricia López Acosta).
Rawlings, R. H. D. y Sykulski, J. R. (1999). “Ground source
heat pumps: A technology review”. CIBSE A: Building
Serv. Eng. Res. Technol, 20(3), 119-129.
Rees, S. W., Adjali, M. H., Zhou, Z., Davies, M., & Thomas,
H. R. (2000). “Ground heat transfer effects on the thermal
SOCIEDAD MEXICANA DE INGENIERÍA GEOTÉCNICA A.C.
60 PORTILLO-ARREGUÍN D.M., LÓPEZ-ACOSTA N.P., BARBA D.F., SÁNCHEZ M. _______________________________________________

SOCIEDAD MEXICANA DE INGENIERÍA GEOTÉCNICA A.C.