Вы находитесь на странице: 1из 2

Trastorno límite de la personalidad, las dos perspectivas, la sistémica y la perspectiva

psicoterapéutica.

Después de haber leído las dos lecturas, da una visión más clara de cómo se trabaja des de las
dos perspectivas.

Des de la psicoterapia se trabaja con el paciente identificado des de una visión individualizada
y tratándolo como un enfermo. Se trabaja con la familia en el caso que sea necesaria su
intervención, cuando el terapeuta detecta problemas relacionales en el contexto familiar y des
de esta hipótesis relacional hacer un trabajo conjunto para concluir en un trabajo
individualizado en caso que genere otras hipótesis o disfunciones relacionales o afectivas en
los subsistemas familiares (fraternales, conyugales ). Se considera necesario hacer un trabajo
lento y minucioso para reconstruir la historia familiar, atribuir un significado relacional a
hechos, conductas y sentimientos, y así poder reparar las relaciones.

Esto llevará a la mejora o no, del paciente identificado. En esta perspectiva, el que sabe es el
terapeuta y establece una relación de proximidad y sana para que la relación terapéutica sea
satisfactoria para los dos y así el paciente siga acudiendo a terapia hasta que mejoren sus
relaciones familiares y la problemática disminuya o desaparezca.

Esto me lleva a la conclusión que el paciente establece relaciones saludables dentro del
contexto terapéutico, pero en cuanto salga y las relaciones en el contexto social en el que él se
mueve siga con las mismas dinámicas disfuncionales, podemos encontrarnos que se sigan
estableciéndose relaciones insatisfactorias y la enfermedad siga el curso con momentos de
crisis. Esto también implica que el paciente, no quiera dejar la terapia, ya que se encuentra en
un contexto en el que su enfermedad se trata de una forma normalizada y con unas relaciones
sanas en las que favorecen que esta sintomatología en el contexto y en periodos cortos de
tiempo pueda desaparecer momentáneamente.

En la terapia sistémica se considera la enfermedad como una respuesta del paciente


identificado a una disfuncionalidad derivada de un déficit relacional por parte de algún
subsistema familiar. Nos lleva esta premisa a trabajar con las 3 generaciones familiares e
introducirnos en las dinámicas familiares, averiguar los contextos en los que se mueven y las
soluciones intentadas con este.

En esta terapia los profesionales son los miembros de la familia, que nos meten en su juego, en
su ámbito relacional y des de esta visión exterior, observar porque está pasando esto, a que se
debe esta respuesta y para que utiliza la disfuncionalidad en su contexto familiar. También se
puede ver quien la provoca, y en que se deriva familiarmente los momentos de crisis y como
se solucionan. Nos da una visión de que está pasando y nos permite trabajar de forma
conjunta con la familia y establecer rutinas, tareas y técnicas beneficiosas para el buen
funcionamiento relacional, y familiar. Modificando relaciones, entendiendo la familia porque y
para que suceden y dando margen de mejora a la familia entre sesiones y soluciones
intentadas se puede mejorar las relaciones y los subsistemas y sistemas familiares que hacen
disfuncional la relación y como consecuencia la aparición de un paciente identificado con
trastornos de límite de personalidad.

//Miguel Moreno Fariñas 27/03/2019 //