Вы находитесь на странице: 1из 44

- Daniel Gabarró -

La felicidad en

7
pasos

au l ai n ter i or.com
La vida es un camino de plenitud
si se vive con sabiduría
y se tienen las herramientas necesarias.

Este libro te ayudará a encontrarlas.


La felicidad en 7 pasos

Sobre el autor:

Daniel Gabarró (Barcelona, 1964)


La misión de Daniel Gabarró es inspirar,
acompañar y transformar conscientemente
las personas, las empresas y las
organizaciones.
Daniel Gabarró se dedica a iluminar la realidad, a crear mapas
mentales para llegar a vivir en plenitud, libres y felices.
Imparte cursos, conferencias y talleres en la línea de Antonio
Blay, Anthony de Mello y Gerardo Schmedling, partiendo
siempre de su propia experiencia personal.
Profesionalmente es empresario, licenciado en humanidades,
experto en PNL (programación neurolingüística) y diplomado
en Dirección y organización de empresas. Exprofesor de la
Universitat de Lleida y de la Universitat Ramon Llull.
Habitualmente colabora en varios medios de comunicación,
radio, prensa y televisión, como por ejemplo "El oficio de
educar" y "El oficio de vivir" de Catalunya Radio y de TV3, donde
ofrece herramientas de autoconocimiento para vivir con más
conciencia.
Entre sus libros destacan: Tiempos difíciles, acciones sabias;
Liderazgo consciente, Empresa y espiritualidad, 21 creencias que
nos amargan la vida, 7 herramientas del amor o Revolución sin
enemigos.
Su página web es www.danielgabarro.com
La felicidad en 7 pasos

Índice

1. El reto de vivir en plenitud, aquí y ahora.......................... 07

2. Aviso para quienes buscan la plenitud.............................. 09

3. Un proceso de 7 pasos ............................................................ 13


Paso 1. Verificar que no mandamos
en nuestra vida....................................................................... 15
Paso 2. Descubrir las creencias
que nos autolimitan.............................................................. 18
Paso 3. Observar el ego que nos atrapa........................... 21
Paso 4. Diagnóstico............................................................. 25
Paso 5. Escoger y aplicar las medicinas
que van a reequilibrarnos.................................................... 27
Paso 6. Limpieza de los traumas del inconsciente
y potenciación de nuestras capacidades.......................... 30
Paso 7. Descubrir y vivir desde la esencia
que somos............................................................................... 34

4. ¿Y ahora? ¿Cuál es el paso siguiente? .............................. 38


La felicidad en 7 pasos

1.
El reto de vivir en
plenitud, aquí y ahora

/7/
La felicidad en 7 pasos

La vida es hermosa... pero cuando carecemos de informaciones


sabias y de las herramientas necesarias:

Terminamos viviendo desde la insatisfacción, dejando de


ver las posibilidades que existen a nuestro alrededor.

Vivimos pensando en el futuro, desaprovechando la


oportunidad del momento presente.

Sufrimos emocionalmente mendigando el afecto de


los demás, sin darnos cuenta que dentro de nosotros se
encuentra la fuente del amor.

Nos alteramos por muchas circunstancias, en lugar de


gozar aprendiendo de cada instante.

Las preocupaciones nos atrapan, a pesar de desear vivir


con plenitud y consciencia, aquí y ahora.

Sí, la vida puede ser muy hermosa. Pero necesitamos aprender a


vivirla tan felizmente como desearíamos.

De hecho, la felicidad va ligada al autoconocimiento: cuánto


más nos conocemos, más fácil es vivir en plenitud.

Por eso, lo que necesitamos es descubrirnos y, como resultado,


viviremos consciente y felizmente.

En este e-book te enseñaremos cuáles son los pasos para que


te conozcas y mostraremos cómo recorrerlos.

/8/
La felicidad en 7 pasos

Así podrás usar este e-book como un mapa de consulta para


guiarte en tu vida.

¡Espero que te sea muy útil!

/9/
La felicidad en 7 pasos

2.
Aviso para quienes
buscan vivir en plenitud

/ 10 /
La felicidad en 7 pasos

Este e-book solo te será útil si en tu interior sientes una llamada


honesta para conocerte y vivir desde lo que eres. No antes.

Esta llamada interior puede aparecer en nosotros por dos


caminos:

• Por un lado, porque intuimos que todavía podemos llegar


a ser más felices y, consecuentemente, podemos vivir más
plenamente.

• Por otro lado, porque ya no queremos sufrir más. Desde


este punto de vista, es sabio agradecer el sufrimiento vivido,
pues ha sido la puerta que nos ha conducido a buscar una
vida más consciente.

No importa cuál de los dos caminos anteriores te haya traído


hasta este libro. Sea cual sea, voy a plantearte una pregunta
clave: ¿deseas buscar o encontrar?

He conocido demasiadas personas que solo desean seguir


buscando, para darme cuenta de que ese es uno de los
problemas principales: querer sentirse especial al considerarse
“una persona que busca”, pero sin desear verdaderamente
encontrar.

Si estás comprometido/a con encontrar respuestas y aplicarlas,


sigue adelante. Si solo quieres buscar, pero no lo haces para
encontrar, nada de lo que leas aquí te será útil.

/ 11 /
La felicidad en 7 pasos

Estoy convencido de que si te implicas de corazón, será


inevitable que llegues a la meta: el amor es nuestro origen y,
por tanto, también nuestro destino.

Quien busca comprometidamente, acabará encontrando.

/ 12 /
La felicidad en 7 pasos

3.
Un proceso de 7 pasos

/ 13 /
La felicidad en 7 pasos

Un árbol no da frutos al instante siguiente de plantarlo.


Requiere de un proceso, requiere tiempo.

Lo mismo ocurre con la plenitud: aparece tras haber generado


las causas previas.

Del mismo modo que el crecimiento de un árbol sigue


unas fases, también existe un proceso concreto para el
autoconocimiento interior. Puede contarse de una forma o de
otra, pero, esencialmente, es siempre el mismo proceso.

Por ello, insisto en que este es un proceso de varias etapas.


Ninguna puede obviarse ni saltarse.

Ante ello, tenemos dos opciones: conocer estas fases y empezar a


recorrerlas con la máxima consciencia; o bien ignorarlas y dificultar
enormemente nuestro crecimiento personal y nuestra vida.

En este e-book podrás conocer el proceso de


autoconocimiento y sus fases. Y, aunque describe algo
evidente y real, te pido que no te lo creas ciegamente, sino
que lo verifiques para hacerlo tuyo. Recuerda: nadie puede
comprender por ti.

Así entenderás que cada etapa tiene su sentido y su lugar dentro


del conjunto y, al seguirlas ordenadamente, será inevitable que
obtengas los resultados esperados.

Por lo tanto, te animo a entender los pasos del proceso y ello te


impulsará a querer seguirlos, uno tras otro.

¿O acaso podarías una planta antes de plantar la semilla?

/ 14 /
La felicidad en 7 pasos

Paso 1

Verificar que no
mandamos en nuestra
vida

/ 15 /
La felicidad en 7 pasos

En primer lugar, tenemos que darnos cuenta de algo evidente,


pero que a la mayoría de las personas les pasa desapercibido: no
mandamos en nuestra vida tanto como creíamos.

Veamos algunas situaciones cotidianas que lo evidencian y


demuestran que vivimos atrapados en una mecanicidad, ego o
personaje.

Cuando nos enfadamos o preocupamos, el enfado y la


preocupación surgen en cuestión de segundos. Nosotros no
hemos decidido vivir eso de forma voluntaria, sino que aparece
de repente, como la lava de un volcán. Lo reitero, nosotros no
lo hemos decidido; somos víctimas de un automatismo, de una
programación.

Lo mismo suele ocurrir cuando una acción no tiene el resultado


que esperábamos: nos disgustamos. Nosotros no hemos
escogido conscientemente sentirnos mal, sucede en contra de
nuestra voluntad. Pues ahí volvemos a ser víctimas de nuestra
mecanicidad o ego.

Por poner otro ejemplo, cuando esperamos un tren y este se


retrasa, a menudo nos impacientamos. Lo más probable es
que no hayamos decidido impacientarnos, ¡sino que seamos
víctimas de ello!

/ 16 /
La felicidad en 7 pasos

Todo lo anterior es una muestra evidente de que somos víctimas


de una programación, ego o mecanicidad: no mandamos
en nuestra vida tanto como imaginábamos. Existe una
programación que nos obliga a vivir lo que ella desea; somos sus
víctimas, estamos atrapados en ella.

Si queremos vivir con mayor plenitud y felicidad, lo primero que


tenemos que descubrir es que esta mecanicidad nos posee, que
no somos tan libres como pensábamos, que vivimos atrapados
en una cárcel, ego o personaje.

Este primer paso es fundamental, si no, todo el trabajo que


haríamos a posteriori, únicamente serviría para engordar dicho
mecanismo y seguir presos de nuestra mecanicidad.

Se afirma que lo primero que debemos hacer para resolver algo,


es descubrir que tenemos un problema. Pues bien, lo primero
que tenemos que hacer es aceptar el hecho evidente de que no
mandamos en nuestra vida tanto como pensábamos.

/ 17 /
La felicidad en 7 pasos

Paso 2

Descubrir las creencias


que nos autolimitan

/ 18 /
La felicidad en 7 pasos

Junto con la evidencia de que no mandamos en nuestra vida,


será imprescindible descubrir aquellas creencias que nos
pueden impedir crecer interiormente. Se trata de límites
mentales, que residen en el inconsciente y que nos evitarían
avanzar en este proceso de autoconocimiento.

Una de ellas, por ejemplo, es la siguiente: “No seas egoísta.


Piensa siempre primero en los demás”.

Esta creencia nos podría inducir a pensar que si hacemos un


trabajo interior y nos cuidamos a nosotros mismos, seremos
egoísta al habernos antepuesto a las necesidades de los demás.

Pero para poder ser útiles a los demás, tenemos que ser felices.
Si yo no tengo felicidad, solo podré compartir infelicidad. ¿Eso
es lo que deseamos? ¡No! Por ello, es evidente que primero
deberé llenarme para, luego, compartir con los demás. Primero
tengo que cuidarme a mí para poder dar. Si te fijas, eso es lo
contrario de lo que nos dijeron.

Si uno no se da cuenta de ello y no pone en duda esa


autolimitación, cuando empiece a hacer un trabajo de crecimiento
personal, tenderá a autoboicotearse, porque se sentirá mala
persona por estar centrado en sí mismo/a y no en los demás.

Esta creencia, por poner un segundo ejemplo, puede agravarse


con otra idea complementaria: “Somos mucho más buenos
cuando sufrimos”. Si, por azar, creemos en ambas, estaremos en
un círculo vicioso de sufrimiento y de falsa entrega a los demás,
olvidándonos de nosotros mismos.

/ 19 /
La felicidad en 7 pasos

Sin embargo, la realidad es otra bien distinta. Como decía


Gerardo Schmedling: “La persona más importante que hay en
tu vida eres tú”. Si no priorizamos nuestro cuidado, poco o nada
podremos dar a los demás: ¿cómo voy a dar algo que no tengo?,
¿cómo voy a compartir algo de lo que carezco?

Hasta que no descubras las principales ideas erróneas que te


boicotean, difícilmente podrás avanzar.

/ 20 /
La felicidad en 7 pasos

Paso 3

Observar el ego
que nos atrapa

/ 21 /
La felicidad en 7 pasos

Como hemos descubierto que no mandamos en nuestra


vida tanto como creíamos, el paso lógico es observar este
mecanismo que nos posee y que, hasta ahora, había pasado
totalmente desapercibido.

Por lo tanto, el tercer paso implica observar a aquel que manda


en nuestra vida, al personaje o ego que nos ha usurpado el
poder. Este es un paso previo a recuperar el mando de nuestra
vida: observar cómo es nuestra prisión.

En ese sentido, es muy importante que hagamos una


observación objetiva antes de cambiar nada. Lo que debemos
hacer es ir observando los síntomas que constituyen nuestra
‘enfermedad’ y que nos han hecho caer en la prisión en la
que estamos ahora. Nadie mejor que uno mismo para ver los
síntomas, con las herramientas de observación adecuadas.

Y uno de los aspectos a observar es lo que no aceptamos de


nosotros/as mismos/as; es decir, todo lo que deseamos cambiar.
Pero, reitero, no debemos caer en la tentación de empezar a
cambiar nada hasta que tengamos el mapa completo de la
prisión. De hecho, muchas veces, el deseo de cambiar es una
parte del ego.

Es decir, en esta etapa, solo nos observaremos sin juzgarnos,


sin luchar contra el personaje, el mecanismo o el ego que
nos tiene presos, sino simplemente utilizando herramientas de
observación para identificarlo.

/ 22 /
La felicidad en 7 pasos

Remarco que no hay que luchar contra el personaje, porque


la lucha lo hace más fuerte. El personaje es un error, pero si
uno lucha contra él, lo único que conseguirá es hacerlo más
poderoso. Lo único que debemos hacer es observar y tomar
nota de los mecanismos invisibles que nos tenían atrapados.
Mientras estos sean invisibles, es imposible liberarnos de ellos.
Y si encima luchamos contra sus consecuencias, ¡la dificultad se
multiplica!

Esta es la causa por la cual, muchas personas que intentan luchar


contra sus defectos, no consiguen avanzar; primero, porque la
lucha fortifica el mecanismo; segundo, porque luchan contra lo
obvio, lo que ven, en lugar de observar las causas ocultas.

En conclusión, cualquier trabajo profundo de autoconocimiento


tiene que ofrecer herramientas concretas y útiles para
que podamos observarnos desde el no juicio. Si no, las
posibilidades de éxito caen en picado.

Del mismo modo que un científico necesita un microscopio


para ver, necesitamos técnicas objetivas de observación para
examinar sin juicio nuestra vida.

Así pues, desconfía de aquellos caminos que no te ofrezcan


técnicas de observación concretas y útiles, por un motivo muy
sencillo: cuando uno empieza a observar su vida, todo lo que ve
le parece normal, porque siempre ha estado ahí. Necesitamos,
en consecuencia, herramientas de observación objetivas, para
que lo que siempre ha estado ahí pueda ser descubierto y deje de
pasar desapercibido.

/ 23 /
La felicidad en 7 pasos

La mayoría de los trabajos interiores flaquean en esta etapa,


porque no dan herramientas concretas de observación y,
además, solo nos hacen observar aquello que no nos gusta de
nosotros mismos, olvidándose de observar también al ego ideal;
es decir, a nuestros sueños.

Este es un error importante, pues solo se observa aquello


que nos desagrada. Pero la observación tiene que incluir la
totalidad de lo que ocurre: tanto lo que nos desagrada como
lo que nos motiva, nuestros sueños más deseados. De hecho,
los sueños, las esperanzas y los deseos, a menudo son más
peligrosos que las cosas que nos desagradan: se convierten en
tiranos que nos maltratan y, sin embargo, no los vemos como a
tales.

Si lo observas, verás que muchos sueños y esperanzas son,


en realidad, una fuente de lucha y sufrimiento en aras de una
perfección que, quizás, no alcancemos nunca.

Por eso, en este proceso, nosotros sí observaremos con


instrumentos concretos ambas cosas: tanto lo que no nos
gusta de nosotros mismos, como aquellos sueños o expectativas
que tenemos y que, a menudo, son también una cárcel.

/ 24 /
La felicidad en 7 pasos

Paso 4

Diagnóstico

/ 25 /
La felicidad en 7 pasos

Si en la etapa anterior hemos observado nuestro mecanismo,


en su totalidad, ahora será fundamental ordenar las
informaciones que hemos obtenido en un diagnóstico.

Esto es clave. ¿Por qué?

Déjame ilustrarlo con un ejemplo: no es lo mismo tener dolor de


cabeza, que haberse roto una pierna o tener una insuficiencia
renal. En todos los casos podemos sentirnos enfermos, pero
el diagnóstico será totalmente distinto; es decir, no existe una
única enfermedad ni una única medicina que lo cure todo; por
ello, debemos hacer un diagnóstico que nos guíe durante la
etapa siguiente. Sin un diagnóstico concreto, ¿cómo sabríamos
qué necesitamos para reequilibrar nuestra vida?

A partir de ahí, sabremos cómo reequilibrar de nuevo nuestra


personalidad, para que esta programación deje de poseernos.
Este es el camino a la verdadera libertad: ¡que el exterior no
determine lo que vivimos internamente!

Si nos saltáramos este paso, volveríamos a caer en un círculo


vicioso. Seríamos como un médico que, a pesar de ver los
síntomas, no realizase ningún diagnóstico y, por tanto, no
pudiese decidir el tratamiento médico. Absurdo, ¿verdad?

/ 26 /
La felicidad en 7 pasos

Paso 5

Escoger y aplicar las


medicinas que van a
reequilibrarnos

/ 27 /
La felicidad en 7 pasos

Cada persona tiene tres grandes capacidades humanas: la


capacidad de comprensión, la capacidad de amor y la
capacidad de acción. Cuando cada una de estas capacidades se
expresa de forma equilibrada, gozamos de una vida plena y feliz.

Sin embargo, cuando alguna de ellas no se ha desarrollado


lo suficiente o lo ha hecho en exceso, empiezan a surgir las
dificultades y los desequilibrios: personas con dificultad
para aceptar lo que sienten o que les cuesta poner freno a las
presiones externas o... por ello, debemos reequilibrarlas.

Para que entiendas la importancia de este paso, veamos cada


uno de estos tres centros en su estado equilibrado:

• Cuando reequilibramos nuestra capacidad de amar, dejamos


de pedir a los demás que nos amen y de tener relaciones
basadas en la dependencia emocional, porque nos damos
cuenta de que podemos invocar el amor en nuestro interior.

• Cuando reequilibramos nuestra capacidad de


comprensión, dejamos de pedir a los demás que nos
entiendan, porque nos damos cuenta de esa capacidad de
comprensión y la expresamos en todo momento.

• Cuando reequilibramos nuestra capacidad de acción,


dejamos de pedir a los demás y a la vida que actúen por
nosotros, dejamos de pedir que no existan dificultades.
En todo caso, nos descubrimos como capacidad de
transformación, al margen de que los demás se impliquen o
no en nuestra acción.

/ 28 /
La felicidad en 7 pasos

El hecho de haber realizado un diagnóstico previo, nos


permitirá aplicar las medicinas adecuadas para reequilibrarnos
en estas tres capacidades.

Así estaremos en el camino de convertirnos en verdaderas


personas adultas, capaces de relacionarnos en el entorno con
verdadera libertad; es decir, sin que el entorno determine lo que
sintamos o hagamos.

Esto significa que, por primera vez, iremos conquistando


paulatinamente una autonomía e independencia de acción,
amor y comprensión, en gran parte de nuestra vida. Aquí,
habremos hecho un avance extraordinario.

Sin embargo, todavía será necesario potenciar estas tres


capacidades conscientemente y, además, limpiar los traumas
que hayamos acumulado a lo largo de nuestra vida.

Y eso, claro está, será lo fundamental de la próxima etapa, en


este proceso de autodescubrimiento.

/ 29 /
La felicidad en 7 pasos

Paso 6

Limpieza de los traumas


del inconsciente y
potenciación de nuestras
capacidades

/ 30 /
La felicidad en 7 pasos

Una vez iniciado el proceso de reequilibrio de nuestros tres


centros, merecerá la pena ir hacia atrás en nuestra historia,
para localizar aquellas situaciones o momentos que quedaron
grabados en nuestro inconsciente, generando así una serie de
traumas.

Porque lo que no digerimos de nuestro pasado, resta inmóvil en


el presente.

En cualquier caso, en esta etapa se abre una gran oportunidad


para recuperar esas capacidades y multiplicarlas. ¿Cómo?
Liberando de ellas los traumas que nos retienen una gran
cantidad de energía y, a la vez, descubriendo muchas de
sus posibilidades que, hasta el momento, habían quedado
sepultadas bajo el peso de la programación que nos atrapaba.

En este punto, será imprescindible, con respecto al centro


intelectual, descubrir nuestro propio criterio, dándonos cuenta
de que, muy a menudo, hemos estado reproduciendo las ideas
sociales que nos han transmitido; es decir, que en determinadas
situaciones, no hemos tomado nuestras propias decisiones, sino
que hemos reproducido estándares que nos ha transmitido la
sociedad. Recuperar el propio criterio es fundamental en este
punto.

Pero, a la vez, también es clave conocer las Leyes Universales


que rigen la existencia. Del mismo modo que existen leyes
físicas que rigen el mundo físico, también el mundo psicológico
está regido por leyes. Si las conocemos, podremos aplicarlas a
nuestro favor y potenciar nuestra capacidad intelectual.

/ 31 /
La felicidad en 7 pasos

Un ejemplo de ley psíquica o mental universal: “Todo lo que


hacemos a los demás, en realidad, nos lo hacemos a nosotros
mismos”. Si odiamos a alguien, ese odio lo sufrimos nosotros. Si
miramos con amor, ese amor lo vivimos nosotros: lo que hago a
los demás, me lo hago a mí mismo/a.

Con respecto a lo emocional, lo fundamental será descubrir de


dónde surge nuestra capacidad de amar y percibirnos como el
mismo amor en acción. De tal forma, que podamos convocar al
amor en nuestra vida, siempre y en todo momento, al margen de
lo que ocurra en el exterior.

Por otra parte, también será imprescindible sanar aquellos


traumas emocionales que generan vínculos de dependencia con
las personas de nuestra Vida. Mientras dependamos de ellas, no
podremos amarlas tal y como son. Proyectaremos sobre ellas
nuestras necesidades y las veremos deformadas, a través de las
gafas de nuestra dependencia. Limpiar los traumas emocionales
y cortar los vínculos de dependencia, no solo nos hará más
libres, sino que también nos ayudará a amar a todas las personas
y circunstancias, de forma sabia.

Finalmente, obtener criterios sabios de relación con las personas


será algo muy útil para multiplicar la capacidad relacional o
afectiva en nuestra vida cotidiana y gozar de relacionas más
conscientes. Muchas personas sufren terriblemente en sus
vidas, porque no se han dado cuenta que rompen los criterios
básicos de las relaciones armónicas: descubrir y seguir estos
criterios potenciará enormemente la libertad y capacidad de
nuestro centro emocional.

/ 32 /
La felicidad en 7 pasos

Con respeto al centro energético, será fundamental liberarnos


de los traumas que hayamos vivido de pequeños, cuando nos
sentíamos impotentes ante una realidad que nos obligaba a
hacer algo que no deseábamos.

Recuperar nuestra fuerza interior y liberarnos de la rabia y el


odio, que podamos tener indigestado, será clave para descubrir
los criterios de lo que quiere decir actuar y poder potenciar
nuestra capacidad de transformación del mundo exterior e
interior.

En resumen: allí donde nosotros ponemos nuestra atención,


aquello se multiplica. Si después del diagnóstico, y mientras
estamos tomándonos las medicinas que nos reequilibran los
centros, limpiamos los traumas y los alineamos con nuestros
valores, ¡multiplicaremos infinitamente nuestras capacidades!

¿Y qué pasaría si nos saltásemos este paso?

Que los traumas continuarían vivos y nos seguirían robando


energía y, por lo tanto, nos costaría avanzar: el pasado seguiría
influyendo y determinando muchas de nuestras conductas,
desde el inconsciente y sus traumas. Por este motivo, un paso
fundamental en el trabajo interior es liberar esa energía del
inconsciente y ponerla al servicio de nuestras capacidades.

/ 33 /
La felicidad en 7 pasos

Paso 7

Descubrir y vivir desde


la esencia que somos

/ 34 /
La felicidad en 7 pasos

Al vivirnos como capacidad de comprensión, amor y acción,


empezamos a conectar con un YO mucho más esencial y
profundo.

Este es el verdadero crecimiento personal: descubrir la esencia


que SOY, para vivir desde ahí en todo momento y lugar.

En este punto, comprendemos que somos un canal a través


del cual la Vida se expresa, entendiendo que nuestro cuerpo
concreto no tiene mucha importancia o que, en todo caso, tiene
importancia en tanto que es un vehículo por el que la Vida se
expresa.

En esta última etapa, empezamos a tener una vivencia de


verdadera comunión con la totalidad, una vivencia de unidad,
una vivencia de amor, una vivencia de comprensión, de entender
que todo tiene un sentido y una dirección y, a la vez, una vivencia
de formar parte de un universo. Naturalmente, también esta
vivencia se va abriendo paso en nosotros gradualmente, pero
tiene un sabor tan auténtico y tan real, que lo transforma todo.

Por poner un ejemplo sencillo: cuando comemos, la digestión


se produce en nosotros de forma natural. No somos nosotros
quienes digerimos: la digestión nos es regalada para el cuidado
de nuestro cuerpo. Si empezamos a mirar con atención, veremos
que eso mismo se produce continuamente: la vida me es regalada
a cada instante. No soy yo quien vivo, sino que soy la consciencia
que se da cuenta de ser un canal, a través del cual la vida fluye.
Poco a poco, empezamos a intuir que la vida, como tal, es mucho
más importante que el vehículo que tome para expresarse.

/ 35 /
La felicidad en 7 pasos

Nos damos cuenta de ser parte de un universo que nos incluye


y nos trasciende, pero que, de alguna manera, somos una
parte fundamental de él, del mismo modo que una pieza de un
puzle es solo una parte de una totalidad mucho más grande
e importante, pero a la vez, también es una totalidad plena y
significativa en sí misma.

En este último paso es cuando empezamos a tener una


verdadera vivencia espiritual consciente, aunque los pasos
anteriores también eran espirituales, puesto que nos acercaban
a nuestra esencia y eso, en el fondo, es una definición de
espiritualidad; es ahora cuando vivimos con mayor fuerza lo
que SOY. Empezamos a vivir desde la esencia o, mejor dicho,
dejamos que la esencia sea a nuestro través. Me doy cuenta
de ser la plenitud que buscaba y que, en realidad, la he sido
siempre. Pero ahora la soy consciente y gozosamente.

Esta experiencia de unidad es una vivencia que puede ser


vivida desde cualquier punto de partida: ateísmo, budismo,
cristianismo, agnosticismo, islam, judaísmo... porque en este
punto experimentamos una vivencia real y auténtica; no es algo
para ser creído, sino algo que estamos viviendo.

Mientras no tengamos una personalidad equilibrada y sólida es


imposible vivir estas experiencias de forma sólida y profunda,
ya que la realidad espiritual o transpersonal necesita unos
cimientos psicológicos personales firmes y equilibrados.

/ 36 /
La felicidad en 7 pasos

Si no tenemos una vida psicológica equilibrada, usaremos la


espiritualidad para intentar compensar los déficits que vivamos
y pasaremos el resto de nuestra vida poniendo velas a todos los
santos, para que nos hagan -algo imposible- el trabajo interior
que solamente nosotros podemos realizar.

Mientras uno siga teniendo traumas por resolver, no podrá estar


inmerso en el presente. Por lo tanto, no estará abierto a la Vida.
Los miedos y desequilibrios nos van a sacar continuamente de
este espacio.

No digo que no podamos tener momentos puntuales de


conexión sin haber hecho el trabajo previo. Lo que sí que afirmo
es que estos momentos de unidad serán puntuales e inestables,
porque no habrá una base sólida previa sobre la que sustentar
un auténtico crecimiento personal y espiritual.

Si yo me desconozco a mí mismo, ¿cómo voy a vivir lo que SOY?

/ 37 /
La felicidad en 7 pasos

5.
¿Y ahora? ¿Cuál es el
paso siguiente?

/ 38 /
La felicidad en 7 pasos

Si tienes interés en el autoconocimiento, solo hay un paso lógico


a continuación: implicarte en un proceso sólido de trabajo
interior, para vivir la plenitud que eres.

Para ahorrarte mucho tiempo y esfuerzo, te animo a implicarte


en un camino sólido y contrastado, que despierte tu confianza y
que, con la ayuda de alguien que lo haya recorrido antes, te guíe
ordenadamente a través de las distintas etapas.

De este modo, no solamente seguirás las etapas del


autoconocimiento con un apoyo útil, sino que también evitarás
los peligros que hemos mencionado en este e-book.

Remarco que el camino que tomes debe ser explícito y contener


una serie de pasos ordenados. Si quien te guía no puede
explicarte los pasos por los que te conducirá, ¿cómo podrá serte
útil?

Naturalmente, habrá situaciones imprevistas durante el proceso


que deberán resolverse sobre la marcha. Pero si alguien ni
siquiera sabe cuáles son las etapas del autodescubrimiento,
¿cómo va a conducirte por él de forma sabia?, ¿cómo evitará que
caigas en los peligros que acabas de leer?

De hecho, tampoco es totalmente imprescindible que una


persona te acompañe en este camino: tú podrías caminar gran
parte del mismo por tu cuenta, aplicando los ejercicios y las
técnicas adecuadas de cada una de las fases, consultando de
forma autodidacta libros, vídeos...

/ 39 /
La felicidad en 7 pasos

Sin embargo, lo más habitual es que recorrer este camino en


soledad nos resulte difícil, porque no tenemos todavía el nivel
de ecuanimidad suficiente para no deformar lo que vemos
o leemos, especialmente, cuando abordamos los temas con
los que tenemos una fuerte relación emocional o traumas
inconscientes.

Por eso, creo que es esencial el apoyo de alguien que haya


recorrido este camino previamente, para acompañarte y guiarte:
evitará que te pierdas o te estanques durante el proceso, además
de hacerte avanzar más ágilmente.

Si conoces cursos o personas que crees que pueden ayudarte,


utiliza la información de este e-book para valorar si realmente
conocen los pasos, su orden y su importancia, así como para
evaluar si tienen en cuenta los peligros que he mencionado.

Lamentablemente, muchas personas imparten cursos o


similares que, aunque pueden nacer de la buena voluntad, no
son realmente útiles.

Evalúa lo que te proponen, usando lo que has


aprendido aquí.
Naturalmente, también te invito a evaluar la posibilidad
de implicarte en un proceso de trabajo interior conmigo,
si lo que has leído hasta aquí ha despertado tu confianza.

/ 40 /
La felicidad en 7 pasos

Te invito a valorar la posibilidad de hacer este proceso de


autoconocimiento a través del curso de autoconocimiento que
imparto: Aula Interior. Puedes ver información del curso aquí:
https://aulainterior.com/

Se trata de un curso que está al alcance de todas las personas,


porque puede hacerse tanto online (desde cualquier lugar del
mundo y en cualquier horario) o presencialmente en el estado
español, en Madrid, Barcelona o Lleida.

Verás que se trata de un curso relativamente largo: el formato


presencial dura 9 meses y el formato online consta de diversos
bloques que, sumados, equivalen a dicha duración.

¿Por qué un proceso con ese formato y


duración?
Porque los cursos breves, como los de fin de semana, pueden
ser muy estimulantes, pero son efímeros. Les falta el tiempo y la
constancia para que los contenidos se aposenten y fructifiquen.
En cambio, con un formato largo, podemos obtener una
verdadera transformación, gracias a que, durante muchas
semanas, se produce un acompañamiento y una suave lluvia
fina que lo va transformando todo, casi sin darnos cuenta.

/ 41 /
La felicidad en 7 pasos

En realidad, aunque para crecer interiormente necesitamos


implicarnos de corazón en el trabajo interior, debemos
confiar en las fases naturales del proceso y que este nos vaya
transformando interiormente, de forma suave y continua. Se
trata de un proceso amable y gozoso, como regar una semilla
que despierta por sí misma.

¿Cómo se estructura el curso Aula Interior para


ser útil?
1. Clases presenciales u online (según la modalidad que se
elija), en las que se recorren los pasos del autoconocimiento
en profundidad, se ofrecen propuestas de verificación,
así como ejercicios prácticos, para llevarlos a cabo en el
día a día. Las clases online están en formato vídeo y audio,
para que puedas escucharlas fácilmente, tantas veces como
quieras, hasta integrarlas.

2. Derecho a plantear dudas que aparezcan durante el


proceso y que se responden de forma anónima en un boletín
semanal que todo el alumnado recibe. De este modo, puedes
resolver todas tus dudas, pero también enriquecerte con las
preguntas de otras personas.

3. Resúmenes escritos de los contenidos de la clase, ya sea


presencial u online, para tenerlas siempre a mano.

/ 42 /
La felicidad en 7 pasos

4. Acompañamiento a lo largo del curso, a través de un


mailing semanal, recordando los temas clave de cada mes,
motivando y guiando el proceso.

5. Material de ampliación optativo, para que, quien quiera,


pueda ir un paso más allá en su crecimiento personal.

De hecho, en https://aulainterior.online/, puedes ver las


primeras lecciones del curso de forma gratuita. Es una garantía
más que quiero ofrecerte, para que compruebes si el curso Aula
Interior te puede ayudar. No es una decisión pequeña: implica
una inversión de tiempo y dinero y, claro, uno debe de meditarla.

Sin embargo, no creo que haya una inversión mejor que


cuidarse a uno/a mismo/a. Te voy a hacer una pregunta directa:
¿cuánto has invertido este último año en cenas, cine, bares,
restaurantes, electrónica -como móvil, ordenador, tecnología,
televisión...-, en el coche con reparaciones, gasolina...?

No sigas leyendo sin haber pensado en esa cifra...

Y ahora, dime, ¿cuánto has invertido en ti? La mayoría de las


personas no invierten casi nada en sí mismas.

Me gustaría que estuvieras entre la minoría que decide amarse


y se compromete consigo mismo/a. Tú eres la persona más
importante de tu vida.

Lo sabes, ¿verdad?

/ 43 /
La felicidad en 7 pasos

Por ello, te propongo que valores la posibilidad de implicarte en


el curso Aula Interior, ya sea en su formato online o, si puedes,
en el presencial: más de dos mil personas lo han cursado y son la
mejor garantía.

No dudes en valorar esa posibilidad, visitando la página web


informativa del curso en https://aulainterior.com/ y, si lo deseas,
haciendo una primera parte del curso gratuitamente. Así
tendrás elementos de juicio.

¿Y si ya has hecho un trabajo interior


previamente?
Probablemente, algunas personas que estén leyendo esto
habrán realizado ya un trabajo interior sistemático y profundo.

¡Atención! No hablo sobre haber leído un libro o haber


realizado un curso de un fin de semana… me refiero a un trabajo
prolongado que haya dado sus frutos.

Si ese es tu caso, ahora estarás viviendo con mucha más


presencia y profundidad que años atrás. Sin embargo, quizás
desees seguir profundizando en esa plenitud y, del mismo modo
que vamos a un gimnasio para mantener el cuerpo físico, puede
que desees un espacio para mantener en forma tu interior.

Con esa intención se ha creado Universidad de Vida. Te animo


a echar un vistazo a este espacio único en
https://universidaddevida.online/

/ 44 /
La felicidad en 7 pasos

Universidad de Vida solo es para personas que tienen una


base y han realizado un trabajo previo; del mismo modo que
apuntarse a un equipo de natación implica haber aprendido a
nadar previamente.

Si ya has hecho un trabajo previo y quieres continuar creciendo


interiormente, junto a más personas como tú, no dudes en
visitar Universidad de Vida: https://universidaddevida.online/

En caso de que todavía no hayas realizado un verdadero trabajo


global y sistemático, no tengas ninguna duda: Aula Interior,
https://aulainterior.com/ es el paso que ahora te corresponde.

Antes de terminar, te animo a que vuelvas a releer el e-book,


tantas veces como necesites, para integrarlo y preguntarte si
realmente deseas vivir en plenitud. Si es así, te animamos a dar
el paso siguiente y a comprometerte con un proceso o curso que
sea realmente sólido y serio. Lo que transforma es la acción
llevada a cabo. Actúa.

No te quedes pensando en lo que deseas hacer: ¡hazlo! La


realidad no obedece a la inercia: actúa y generarás las causas
para obtener resultados.

Tal como se dijo: llama y se te abrirá.

/ 45 /
a u l a i n t e r i o r. com