Вы находитесь на странице: 1из 14

Universidad Jose Antonio Páez

Ministerio del Poder Popular para la Educación

Escuela de Odontología

Cátedra de Endodoncia I

Integrantes:

Mariana De La Fuente C.I 24929394

Angélica Bocanegra C.I 16896292

Ana Germano C.I 25903673

Arianny Aguilar C.I

Introducción
La endodoncia es la disciplina, derivada de la odontología, que estudia toda la maniobra
realzada sobre el complejo vasculonervioso del órgano dentario. Se encarga de determinar
la etiología, diagnostico, prevención y plan de tratamiento de las enfermedades de la pulpa
dental y tejidos perirradiculares abarcando desde una protección pulpar directa terapéutica
hasta la extirpación total del tejido conductal.

Generalmente, el tratamiento endodóntico supone la eliminación de los tejidos inflamados o


necrosados, así como la eliminación de los restos orgánicos de los conductos radiculares,
para que éstos puedan obturarse con materiales biocompatibles.

Dentro de esta disciplina también se le otorga gran importancia a la limpieza y desinfección


de las paredes de los conductos , la cual es una tarea reservada a la irrigación, ya que
utilizando únicamente la instrumentación sea cual sea la técnica empleada solo se elimina
parte de sus contenido . Este es un procedimiento cuya finalidad es mantener la unidad
dentaria en boca funcional en el proceso fisiológico de la oclusión dentaria.

1. Preparación del paciente.


La preparación del paciente es una guía de los procedimientos que se llevaran a cabo en los
pacientes en un tratamiento endodontico.

La preparación del paciente se lleva a cabo de la siguiente manera:

1. Elaboración del diagnóstico clínico endodontico:


a. Llenado de historia
b. Realizar pruebas diagnósticas principales: percusión, palpación y térmicas.
c. Toma y revelado de radiografías
d. Diagnosticar basándose en la radiografía
2. Lograr una buena anestesia
3. Aislamiento del campo operatorio
4. Determinar la longitud del trabajo
5. Preparación del conducto radicular usando una técnica correcta.
a. Técnica step-back si se va a realizar una biopulpectomia
b. Técnica hibrida la cual se puede usar en bio o necropulpectomia.
6. Soluciones irrigadoras
7. Eliminar capa de barro dentinario
8. Medicar intraconducto
9. Obturar los conductos

2. Historia clínica y anamnesis sistémica

La historia clínica es el documento médico legal que contiene todos los datos
psicobiopatológicos de un paciente. Es importante reiterar el valor legal, es decir sujeta a
los preceptos o mandatos de la Ley en cuanto a la veracidad de su contenido.

El interrogatorio o anamnesis es el arte que aprende y desarrolla el médico para averiguar y


conocer a través del relato oral o gesticulaciones, datos fundamentales para el diagnóstico
de la enfermedad actual.

Preguntas frecuentes de una anamnesis sistémica:

1.¿Alteraciones cardiovasculares?: Si la respuesta es afirmativa Esto nos hace entender que


la enfermedad cardiaca preexistente y la presencia de otras enfermedades asociadas deben
guiar conductas pre, intra y postprocedimiento odontológico, pues, los riesgos implícitos de
diferencia en función del tipo y gravedad de la cardiopatía, de la existencia o no de otras
enfermedades, de los medicamentos en uso y del grado de invasión del procedimiento a ser
realizado.

2. ¿Anemia u otra enfermedad sanguínea?: Si es Si,los trastornos hemorrágicos constituyen


uno de los problemas de mayor interés a ser considerados por el odontólogo en su práctica
diaria. La propensión al sangramiento profuso hace de ellos un grupo especial que amerita
atención cuidadosa para sortear las complicaciones post-operatorias.
3. ¿Enfermedades renales?: Un enfermo renal compensado puede ser sometido a cualquier
intervención quirúrgica bucal, en cambio ante un cuadro de insuficiencia renal aguda debe
actuarse de forma muy prudente y demorar el acto quirúrgico hasta que se estabilice.

4. ¿Enfermedades respiratorias?: Si la respuesta es positiva se debe eludir cualquier


situación clínica que pueda producir una depresión respiratoria, evitar largas esperas antes
del tratamiento, llevar a cabo tratamientos sencillos y cortos envitando ansiedad, evitar
técnicas odontológicos que den una sensación de ahogo, como el dique de goma o la
anestesia loca en áreas posteriores amplias.

5.¿ Padece de asma?: Si su respuesta es afirmativa, saber si sufre de crisis frecuentes, o el


numero de ingresos hospitalarios en los últimos años, conocer la medicación y que lleve a
las citas su inhalador, evitar la ansiedad

6. ¿Padece de diabetes?: Si su respuesta es si, No utilizar silicatos o cortico esteroides,


atención dental a primera hora, no atender en ayuno, evaluación de la glicemia antes de la
evaluación.

7. ¿Tiene algún desarreglo hormonal?: Si la respuesta es si y refiere presentar por ejemplo


hipertiroidismo el tratamiento es normal si es controlado, teniendo en cuenta que debemos
evitar la proliferación de focos infecciosos, y en casa de que no sean controlados suspender
el uso de adrenalina en la anestesia. Si el paciente refiere presentar hipotiroidismo, esto va
encaminado a evitar las complicaciones derivadas de le hipertensión, hiperglucemia,
insuficiencia cardiaca, retraso en la cicatrización y la depresión.

8. ¿Enfermedades infecciosas?: Si su respuesta es afirmativa, son considerados pacientes de


alto riesgo ya que sufren enfermedades infectocontagiosas, como enfermedades veneras
entre otras.

3. Anamnesis Odontológica

El uso de la anamnesis radica en la importancia que adquiere al poder revelar datos de


interés referentes a el estado físico del paciente y síntomas que pueda presentar , los
antecedentes, enfermedades, medicaciones, alergias, régimen alimenticio, hábitos que
permiten establecer la condición relativa a la salud general del paciente.

En la anamnesis odontológica se requerirá el motivo de consulta, si es solo una urgencia o


regular dentro de un programa y las expectativas que el paciente tenga de estas y sus
reacciones emocionales, también se deben analizar las experiencias anteriores y los tipos de
atención. Se debe hacer hincapié en los hábitos negativos que afectan la salud bucal, como
morderse las uñas, morder objetos, succión digital, respirar por la boca, apretar lo dientes y
los hábitos de higiene oral.
La anamnesis odontológica es la información recopilada por el odontólogo mediante
preguntas específicas hacia el paciente, para así obtener información que permita llevar a
cabo el diagnóstico y tratamiento correspondiente.

La anamnesis puede dividirse en dos partes:

1. Anamnesis próxima: Es la parte mas importante de la historia clínica, en esta parte


se precisa que le ha ocurrido al paciente, se menciona de manera ordenada los
distintos síntomas que ha presentado, motivo de consulta, enfermedad actual,
tratamiento y resultado
2. Anamnesis remota: En esta parte se mencionan los antecedentes ordenados según su
naturaleza:
a. Personal: Enfermedades antiguas, tratamiento y resultado, intervenciones
quirúrgicas y tipo de anestesia. Experiencias y tratamientos odontológicos
previos, anestésicos locales, sialorrea, xerostomía, hemorragias, halitosis.
b. Familiar: consideran enfermedades características hereditarias: diabetes,
enfermedades cardiovaculares, hipertensión arterial, infartos.

Preguntas frecuentes dentro de una anamnesis odontológica:

Al realizar una anamnesis odontológica, es necesario realizar preguntas que revelaran el


estado de salud general de una persona. Es de vital importancia conocer estos datos ya que
la cavidad oral no esta separada del cuerpo, sino que forma parte de este y tiene relación
con los demás sistemas, esto sirve para tomar distintas consideraciones dentro del
tratamiento del paciente según los resultados que arroje la anamnesis. Las preguntas más
frecuentes son:

1. ¿Está usted bajo tratamiento médico?: Si la respuesta es ´´SI´´ deberá especificar el


tipo de tratamiento, exponiendo las razones del mismo, los tratamientos médicos de
cualquier tipo con o sin receta y su vía de administración ya que pueden producir
alteraciones tróficas o alérgicas a la cavidad bucal.
2. ¿Ha estado hospitalizado durante los últimos 5 años?: SI la respuesta es afirmativa,
explicar el motivo. Una respuesta afirmativa requiere una investigación más
profunda, si el recuerdo es vago, hay que inquirir los síntomas y secuelas asociadas
con el episodio pasado. Si el paciente ha estado hospitalizado debido a una
operación debemos indagar, ya que hay casos en los cuales el paciente toma
características especiales de cuidado para el odontólogo.
3. ¿Ha sido operado alguna vez?: Si responde si, explicar motivo y fecha.
4. ¿Cuándo usted se corta sangra por largo tiempo?: Puede indicar tendencia a la
hemorragia. Sin embargo si responde Si son corrientes las respuestas que inducen a
error. Las respuestas subjetivas de los pacientes ante las intervenciones quirúrgicas
varían mucho de unos a otros, pues se inclinan a creer que sus experiencias
constituyen algo raro o anormal
5. ¿Es usted alérgico a la penicilina u otro medicamento?: Una respuesta afirmativa
debe anotarse claramente en la ficha del paciente.
6. ¿Ha tenido complicaciones con la anestesia en boca?: Una complicación referida
por el paciente determina el uso de anestesia en los futuros tratamientos.
Prescindiendo de algunos pacientes hipertensos, las personas con edad avanzada
toleran bien la anestesia.
7. ¿Ha recibido tratamiento con radiación o quimioterapia?: Es sumamente importante
averiguar si los huesos faciales han sido sometidos a radiación. En caso afirmativo ,
no se debe intervenir quirúrgicamente sobre el, porque la disminución del riesgo
sanguíneo puede originar osteorradionecrosis.

7. Preparación del campo operatorio

La endodoncia, como todo procedimiento quirúrgico, está fundada en el acatamiento de


ciertos principios fundamentales, entre los cuales se incluye la asepsia del campo
operatorio. Así, será incomprensible iniciar el tratamiento endodontico en un campo bañado
por un líquido contaminado, como es la saliva, que inutilizara todos los procedimientos que
dieron por resultado la esterilización, o la desinfección del instrumental y del material a
emplear.

El uso del dique de goma es imprescindible en el tratamiento del conducto radicular. Ideado
en el siglo xix por S. C. Barnum, el dique de goma ha evolucionado desde un sistema
diseñado para aislar los dientes durante la colocación de orificaciones, hasta otro
perfeccionado para proteger tanto al paciente como al clínico. Las ventajas y la necesidad
absoluta del dique de goma siempre deben prevalecer sobre las razones de conveniencia y
rapidez (razones citadas con frecuencia por los clínicos que condenan su uso). Una vez
correctamente colocado, el dique de goma facilita el tratamiento al aislar el diente de
obstáculos (p. ej., saliva, lengua) que puedan interferir con el procedimiento. El dique se
puede colocar con rapidez, y facilitará el trabajo.

El dique de goma se usa en endodoncia por las siguientes razones:

1. Protege al paciente frente a la posibilidad de aspiración o deglución de instrumentos,


residuos, medicamentos y soluciones de irrigación.

2. Protege al clínico frente a litigios por aspiración o deglución de una lima endodóntica. La
colocación sistemática del dique de goma se considera una norma de cuidado rutinaria.
3. El campo operatorio quirúrgicamente limpio queda aislado de saliva, sangre y otros
fluidos corporales. El dique reduce el riesgo de contaminación cruzada del conducto
radicular, y proporciona una barrera excelente contra la diseminación potencial de agentes
infecciosos. Es un componente requerido para cualquier programa de control de la
infección.

4. Protege y separa los tejidos blandos.

5. Mejora la visibilidad. El dique de goma proporciona un campo seco y reduce la


nebulosidad del espejo.

6. Aumenta la eficiencia. El dique de goma minimiza la conversación del paciente durante


el tratamiento, y la necesidad de enjuagados frecuente.

El odontólogo debe saber que en algunas situaciones, sobre todo en dientes con coronas, el
acceso al sistema pulpar puede ser difícil sin orientar primero la estructura radicular
respecto a los dientes adyacentes y los tejidos periodontales. Desde el punto de vista
radiográfico, el sistema de la pulpa coronal aparece oscurecido con frecuencia por la
restauración y, en consecuencia, el odontólogo puede iniciar el fresado en dirección
errónea. En este caso puede ser necesario localizar el conducto radicular antes de colocar el
dique. De ese modo, el odontólogo puede visualizar la topografía de la raíz, lo que facilita
la orientación de la fresa hacia el eje largo de las raíces y previene la perforación. Sin
embargo, una vez localizado el conducto radicular, se debe colocar inmediatamente el dique
de goma.

Métodos de colocación de goma dique: un método rápido para colocar el dique consiste en
situar el arco del clamp a través del orificio del dique y colocar la goma sobre las aletas del
retenedor (es necesario un clamp con aletas). La pinza estira el clamp para mantener su
posición en el dique, y el dique se conecta al marco de plástico, lo que permite colocar el
dique, el clamp y el marco con un movimiento. Una vez asegurado el clamp en el diente, el
dique se pasa bajo las aletas con un instrumento plástico.

Otro método consiste en colocar primero el clamp, habitualmente sin aletas, en el diente, y
después se estira el dique sobre el diente pinzado. Este método ofrece la ventaja de que
permite al clínico ver el lugar exacto donde las grapas del clamp sujetan el diente, con lo
que se evita la posibilidad de dañar los tejidos gingivales. La presión digital suave sobre los
faldones bucal y lingual del clamp antes de colocar el dique permite probar la firmeza de la
fijación del clamp. Las variaciones de este método incluyen colocar primero el clamp y el
dique, seguidos por el marco, o colocar primero el dique de goma, seguido por el clamp y
después el marco.

Un tercer método, la técnica de dique dividido, se puede utilizar para el aislamiento de


dientes anteriores sin necesidad de emplear un clamp. Esta técnica no sólo es útil cuando
existe estructura insuficiente de la corona, como en el caso de fracturas horizontales, sino
que también previene la posibilidad de que las grapas astillen los márgenes de dientes
restaurados con carillas o coronas de porcelana. Los estudios de los efectos de los
retenedores sobre restauraciones de porcelana-metal fundidos, y sobre la misma estructura
del diente, han demostrado la posibilidad de daño significativo de la porcelana cervical, así
como de la dentina y el cemento, aunque el clamp esté correctamente estabilizado. Así
pues, para los dientes con restauraciones de porcelana, se recomienda la ligadura con seda
dental como método alternativo para retraer el dique y los tejidos, o pinzar el diente
adyacente.

8. Control de infección

Manejo de los artículos odontológicos: El material e instrumenta, así como el equipo


odontológico, puede convertirse en un vehículo de transmisión indirecta de agentes
infectantes.

Métodos de eliminación de microorganismos:

Son todos aquellos procedimientos, destinados a garantizar la eliminación o disminución de


microorganismos de los objetos inanimados, destinados a la atención del paciente, con el
fin de interrumpir la cadena de transmisión y ofrecer una práctica segura para el paciente.

Esterilización:

Es el proceso mediante el cual se eliminan de los objetos inanimados todas las formas
vivientes, con ella se logra destruir las formas vegetativas y esporas de los
microorganismos, obteniéndose como consecuencia la protección antibacteriana de los
instrumentos y materiales.

Procedimiento de desinfección:
El Procedimiento de desinfección consta de las siguientes etapas:

Descontaminación y limpieza: El material que será sometido a desinfección debe estar


totalmente libre de materia orgánica, porque esta interfiere en el proceso de desinfección.

Para lograr una adecuada descontaminación y limpieza se debe seguir los mismos
procedimientos y consideraciones mencionados para la esterilización con calor.

Métodos de Desinfección: La desinfección es uno de los procedimientos más antiguos que


fuera utilizado en un primer momento para eliminar microorganismos del ambiente e
higienizar las manos. Existen dos métodos de desinfección: los químicos y físicos:

Químicos:
Este proceso consiste en poner en contacto el material o superficie con agentes químicos
desinfectantes. Para la desinfección, el material debe permanecer en inmersión por un
tiempo determinado de acuerdo al producto.

Físicos:
Los métodos de desinfección físicos pueden ser la pasteurización, los chorros de vapor y el
hervido. En nuestro medio se utiliza más el hervido.

9. Normas de Bioseguridad

 Lavado de manos: Con jabón antiséptico y secado con toallas descartables.


 Guantes descartables: Es la protección para el odontólogo (usar guantes de
polietileno).
 Descartables: Vasos, eyectores, agujas, baberos, campos.
 Dispositivo de descarte: de instrumental filoso y cortante.
 Uso de ropa Impermeable
 Control de vacunación y seguimiento medico
 Medidas para evitar lesiones por instrumentos contaminados

10. Preparación del paciente

Planificación del tratamiento

El tratamiento endodóntico debería controlarse antes que se produzcan síntomas en


el paciente para así asegurar la existencia de un fundamento sano y por consiguiente la
colocación de una restauración definitiva. El tratamiento endodontico tiene una mala
reputación ya que el paciente se siente temeroso ante dichos tratamientos por creerlos muy
dolorosos, sin embargo es responsabilidad del clínico explicar abiertamente los pasos del
tratamientos antes de realizarlo.

La mayoría de los pacientes experimentan una gran susto y ansiedad en el sillón


odontológico, pero al mantener una comunicación eficaz entre el clínico y el paciente se
podrá garantizar bajar el nivel de ansiedad y facilitar la realización del tratamiento.

La endodoncia es una especialidad odontológica encargada de la prevención,


diagnóstico y tratamiento de la pulpa dental. La pulpa es un tejido ubicado dentro del diente
y cuando este tejido se lesiona o se enferma y no puede repararse a si mismo se inflama y
muere. Estas lesiones pueden llevar a otras afecciones fuera del diente afectando a los
tejidos perirradiculares formando un absceso que con el tiempo destruye esos tejidos. Estas
lesiones son producidas generalmente por caries, traumatismos y obturaciones profundas.

Los síntomas que se producen cuando hay una pulpa enferma puede ser entre una
molestia ligera hasta un dolor intenso y que se puede intensificar con estímulos de calor o a
la masticación.

El clínico como ya se mencionó debe explicar al paciente que el tratamiento


endodontico tiene una eficacia entre 90-95% según estudios realizados, pero el paciente
debe mantener una adecuada higiene oral para la durabilidad del tratamiento. El diente
después de un tratamiento endodóntico no cambiará de color a menos que previo el diente
tenga obturaciones con amalgama y ésta desprenda iones de plata que colorean el diente.

Si el paciente no desea realizarse el tratamiento endodóntico la otra alternativa es la


extracción del diente, pero que conlleva a largo plazo un desplazamientos de los dientes
adyacentes y una pérdida eficaz de la masticación.

11.- Preparación del diente a tratar

Preparación de la cavidad de acceso

El acceso es quizás una de las fases más importantes del tratamiento endodontico ya
que permite con un acceso adecuado la facil manipulación de los instrumentos dentro de los
conductos radiculares. El acceso en línea recta es la mejor opción para desbridar todo el
espacio del conducto y reduce el riesgo de fractura de la lima140. Si se ha preparado
correctamente, la cavidad de acceso permite irrigación, conformación y limpieza
completas, y obturación de calidad. Esta preparación de la cavidad e acceso persigue
ciertos objetivos:

 Eliminar toda la caries


 Conservar la estructura dental sana
 Abrir totalmente la cámara pulpar.
 Eliminar todo el tejido pulpar coronal (vital o necrótico)
 Localizar todos los orificios de los conductos radiculares
 Lograr el acceso en línea directa o recta al foramen apical o a la curvatura
inicial del conducto
 Establecer los márgenes de la restauración para minimizar la filtración marginal
del diente restaurado.

Para completar la preparación de acceso ideal se debe obterner una visualización de


la anatomia interna del espacio de la pulpa en el diente, realizada con la evaluación de las
radiografías periapicales y una evaluación de la anatomia de la unión cemento-esmalte y la
anatomia oclusal, teniendo en cuenta que no se puede considerar solo la anatomia oclusal
aún más si la morfologia de esa corona se ha perdido con una restauración.
 Dientes anteriores la cavidad de acceso se prepara por la superficie lingual.
 Dientes posteriores se prepara a través de la superficie oclusal

Se debe eliminar las restauraciones defectuosas y caries antes de entrar a los


conductos radiculares de ese modo se evita que las soluciones de irrigación se filtren fuera
del dique de goma hacia la boca y que la dentina con caries entren en el sistema de los
conductos radiculares

Fases mecánicas de la preparación de la cavidad de acceso

La preparación de una cavidad de acceso requiere el siguiente


equipo:
 Magnificación e iluminación.
 Contraángulos/turbinas.
 Fresas.
 Explorador endodóntico (DG-16, DE-17).
 Cucharilla operatoria endodóntica.
 Explorador n.o 17.
 Unidad y puntas de ultrasonidos.

Contraángulos/turbinas: un clínico experto con buena percepción táctil es probable que


realice la mayoría de las fases de preparación del acceso con turbina. Después de atravesar
la dentina, el clínico menos experto se puede beneficiar de la mayor percepción táctil
proporcionada por el contraángulo. Para las preparaciones de cavidades de acceso difíciles,
especialmente aquellas con cámaras pulpares calcificadas y retraídas, incluso los clínicos
expertos pueden sacrificar la velocidad de corte y la eficiencia en favor del mayor control
del corte que proporciona el contraángulo o una punta de ultrasonidos con el MOD.

Fresas: se han diseñado numerosas fresas para facilitar la preparación de la cavidad de


acceso. Las fresas de carburo redondas (tamaños 2, 4 y 6) se usan extensamente en la
preparación de cavidades de acceso. Se emplean para eliminar las caries y crear la forma
externa inicial. También son útiles para penetrar a través del suelo de la cámarapulpar y
eliminar el techo. Las fresas de carburo y diamante para fisuras con puntas de seguridad (es
decir, que no tienen un extremo cortante) representan elecciones más seguras para las
extensiones de la pared axial.

Explorador endodóntico, cucharilla endodóntica,explorador operatorio n.° 17:


Varios instrumentos manuales son útiles para preparar las cavidades de acceso. El
explorador endodóntico DG-16 se usa
para identificar orificios de conductos y determinar la angulación del conducto. El
explorador endodóntico JW-17 sirve para el mismo fin, pero su punta más fina y más
rígida puede ser útil para la identificación de conductos calcificados. La cucharilla
endodóntica se puede usar para eliminar pulpa de la corona y dentina cariada. Un
explorador operatorio n.° 17 tiene utilidad para detectar los posibles restos del techo de la
cámara pulpar, particularmente en el área de un cuerno pulpar.

Unidades y puntas ultrasónicas: la unidad ultrasónica y las puntas específicamente


diseñadas para procedimientos endodónticos pueden constituir una ayuda valiosa en la
preparación de las cavidades de acceso.
Las puntas ultrasónicas.

Forma del contorno externo inicial


Una vez resuelto el problema de la caries y las restauraciones, el
clínico crea una abertura inicial en el contorno externo en la
superficie lingual del diente anterior. Este paso se realiza con
frecuencia durante la eliminación de la caries y restauraciones. En
el caso de un diente intacto, el clínico debe comenzar en el centro
de la superficie lingual de la corona anatómica. Se
usa una fresa redonda n° 2 o 4 o una fresa cónica para fisuras
para penetrar a través del esmalte y entrar un poco en la dentina
(aproximadamente 1 mm).

Penetración del techo de la cámara pulpar


Los clínicos expertos pueden realizar este paso con una turbina, pero la mayor sensibilidad
táctil proporcionada por el contraángulo puede constituir una opción más segura para los
clínicos con menos experiencia. La penetración en el diente se consigue a lo largo de
ese eje largo de la raíz, hasta que se penetra a través del techo de la cámara pulpar;
frecuentemente se nota un efecto de entrada en ese momento. El clínico debe medir la
distancia desde el borde incisal hasta el techo de la cámara pulpar en una radiografía
preoperatoria dimensionalmente exacta, y limitar la penetración a esa distancia. Si no nota
el efecto de entrada a esa profundidad, el clínico debe evaluar cuidadosamente la situación
para prevenir la excavación o perforación.

Es necesario evaluar la profundidad y el ángulo de la penetración para descartar


cualquier desviación respecto al eje longitudinal de las raíces,
tanto en la dimensión MD como en la VL. El clínico debe sondar la abertura de acceso con
un explorador endodóntico utilizando magnificación e iluminación. Muchas veces la punta
del explorador afilado penetra a través del techo de la cámara pulpar si se aplica presión
firme.

Eliminación completa del techo


Una vez que se ha penetrado en la cámara pulpar, el techo restante se elimina mediante
enganche del extremo de una fresa redonda debajo del reborde del techo de dentina, y corte
con un movimiento de retirada de la fresa. Puesto que cada diente tiene su propia anatomía
de la cámara pulpar, al trabajar de esa
forma se permite que la anatomía de la pulpa interna dicte la forma del contorno externo de
la abertura cameral. En los dientes vitales, la hemorragia del tejido pulpar puede dificultar
la capacidad del clínico para ver la anatomía interna. En tales casos, tan pronto como se
haya eliminado techo suficiente para permitir el acceso de instrumentos, se debe amputar la
pulpa de la corona en el orificio con una cucharilla endodóntica o una fresa redonda, y la
cámara se irriga con abundante NaOCl.

Identificación de todos los orificios de los conductos


Una vez eliminado el techo de la cámara pulpar, se localizan los orificios de los conductos
con un explorador endodóntico. Ese instrumento es para el endodoncista lo que la sonda
periodontal para el periodoncista. Se usa para alcanzar, palpar y muchas veces excavar el
tejido duro, y proporciona la extensión táctil de los dedos del clínico.

Eliminación del reborde lingual y ensanchamiento del orificio y parte coronal


Una vez identificado y confirmado el orificio (o los orificios), se elimina el reborde lingual.
Ese reborde es el saliente lingual de dentina que se extiende desde el cíngulo hasta un punto
aproximadamente 2 mm apical al orificio. Su eliminación facilita el acceso en línea recta y
permite un contacto más íntimo
de las limas con las paredes del conducto para mayor efectividad de la conformación y
limpieza. El reborde lingual se debe eliminar con una fresa cónica de diamante o carburo
con punta de seguridad, o con fresas GG.

Determinación del acceso en línea recta


Después de eliminar el saliente lingual y ensanchar el orificio (o los orificios), el clínico
debe verificar si ha conseguido el acceso en línea recta. En el caso ideal, una lima
endodóntica puede acceder sin doblarse al orificio apical o al primer punto de curvatura del
conducto. La torsión innecesaria de la lima puede conducir a numerosas consecuencias
relacionadas con la pérdida de control del instrumento. Los instrumentos flexionados
funcionan bajo más
tensión que los no flexionados, y son más susceptibles a la separación durante los procesos
de conformación y limpieza.

Aislamiento con dique de goma: Una vez realizada la remoción de la caries aislamos el
campo operatorio con el dique de goma y el respectivo clamp. En endodoncia únicamente
se asila el diente a tratar.

Permeabilización del conducto y determinación: Se permeabiliza el conducto en


movimiento cuerda de reloj. Posteriormente se remodelan las paredes de la cavidad. Si el
paciente acude al dentista con abscesos y exudados, inflamación y dolor, grandes lesiones
periapicales, orificio apical amplio, conductos difíciles, dientes con historia de dolor y
tumefacción se harán tratamientos en dos visitas poniendo medicamento interconducto
entre la primera y la segunda visita. En la primera visita se permeabilizará el ápice para
dejar que drene el exudado y ya en la segunda visita instrumentaremos los conductos.

Instrumentación: En esta fase de la endodoncia se elimina de forma mecánica el tejido


pulpar de los conductos radiculares y se conforman cónicamente las paredes para facilitar
su obturación o relleno posterior y crear un tope apical contra el que poder condensar el
material de relleno u obturación sin que se desparrame más allá del ápice.
Obturación de conductos: Sirve para rellenar de forma tridimensional el sistema el
sistema de conductos radiculares circunscritos a los límites anatómicos del tope apical y de
las paredes radiculares con tal de mantener aislado el medio interno. Si inicio con el secado
de los conductos, seguido del control radiográfico de su longitud, la colocación del cemento
sellador, el relleno del conducto y el control radiográfico final.

Obturación provisional: Se coloca adhesivo dentinario para evitar una filtración corono-
apical, encima una bolita de algodón y pastas de polivinilo.

Levantamiento del aislamiento absoluto: Se quita el aislamiento provisional para


proceder a la obturación definitiva.

Obturación definitiva: El paciente vendrá al cabo de unos días de haber realizado la


endodoncia y se le cambiará la obturación provisional por una definitiva. Se debe retirar la
restauración provisional, grabar con ácido ortofosfórico, colocar el adhesivo dentario y
composite dental. En nuestras clínicas solemos recurrir al composite debido a sus mejores
propiedades y a la mayor similitud con el esmalte dental. Para proteger el diente de futuras
fracturas recomendamos realizar una incrustación dental o una corona de circonio según la
estructura dental remanente.

Conclusion