Вы находитесь на странице: 1из 4

FACTORES AMBIENTALES QUE AFECTAN LA BIOTRANSFORMACIÓN DE

LOS TÓXICOS Y FÁRMACOS

INTEGRANTES

DOCENTE

TOXICOLOGÍA

PROGRAMA FARMACIA

FACULTAD DE QUÍMICA Y FARMACIA

UNIVERSIDAD DEL ATLÁNTICO

BARRANQUILLA- ATLÁNTICO

17 – 09 – 2018
FACTORES AMBIENTALES QUE AFECTAN LA BIOTRANSFORMACIÓN DE
LOS TÓXICOS Y FÁRMACOS

El ambiente y los seres vivos están en mutua relación, el ambiente influye sobre los seres
vivos y estos influyen sobre el ambiente de tal manera que estos afectaran positiva o
negativamente el metabolismo de los fármacos: la contaminación, ciclo circadiano y la
zona geográfica son solo ejemplos que pertenecen a este grupo

La presencia de sustancias inductoras o inhibidoras como lo son el tabaco, hidrocarburos


aromáticos policíclicos (PAH), procedentes de asados o ahumados, y otros xenobióticos
contaminantes como plaguicidas, insecticidas, herbicidas, metales pesados y contaminación
industrial se comportan como inductores enzimáticos aumentando el metabolismo de
muchos fármacos y tóxicos. Aunque varios tipos de factores ambientales pueden alterar la
actividad de las enzimas del citocromo P-450 en el sistema microsomal hepático, sus
efectos sobre la farmacocinética de fármacos y tóxicos en animales vivos pueden no ser tan
buenos como podrían predecirse a partir de ensayos de estas enzimas in vitro.

De hecho, los efectos dependerán de la importancia relativa de los mecanismos excretores y


metabólicos en la eliminación del fármaco y tóxico, la importancia relativa de diversas
reacciones metabólicas en diferentes tejidos, la relación de extracción de los fármacos y
tóxicos por el hígado y en algunos casos, en la ruta de la administración de la droga.

Además, el efecto de los diversos factores ambientales sobre las acciones farmacológicas y
toxicológicas del fármaco dependerá de si estas acciones son causadas por los compuestos
extraños originales o por uno o más de sus metabolitos.

También puede ser importante que los factores ambientales alteren no solo la actividad
relativa del citocromo P-450 en los microsomas hepáticos sino también las actividades de
otras enzimas metabolizadoras de fármacos y que los efectos relativos de los factores
ambientales de estas enzimas pueden diferir dependiendo de la especie animal o la cepa
animal. De hecho, un factor dado puede aumentar los efectos farmacológicos de un
metabolito de un fármaco en una especie animal, pero disminuirlo en otra. Por estas
razones, con frecuencia no es posible predecir los efectos de los factores ambientales sobre
la acción del fármaco en animales vivos únicamente a partir de las tasas de metabolismo in
vitro de los sustratos modelo.

Un ejemplo claro es el ocasionado por el humo del cigarrillo:


Algunos puntos básicos relacionados con la biotransformación son los siguientes:

El compuesto de origen se puede integrar o descomponer para formar nuevos compuestos


llamados metabolitos.

Los metabolitos pueden ser más o menos tóxicos que el compuesto de origen.

El órgano principal de la biotransformación es el hígado; también ocurre, vía reacción


enzimática, en el plasma de la sangre, los riñones, los pulmones, el aparato digestivo, la
piel, las gónadas y la placenta.

Algunas sustancias químicas (por ejemplo, los insecticidas organoclorados como el DDT,
ciertos herbicidas y diversos hidrocarburos poliaromáticos como el benzopireno) aumentan
la cantidad y actividad de las enzimas microsómicas. Como resultado, estos inductores
químicos incrementan su propio metabolismo, lo cual podría ser protector si dicho
metabolismo fuera destoxificante, pero podría ser perjudicial si el metabolismo aumentara
la toxicidad (por ejemplo, el incremento de toxicidad del tetracloruro de carbono que sigue
a la inducción enzimática por el DDT).

Algunas sustancias químicas (por ejemplo, los insecticidas organofosfatados, el tetracloruro


de carbono, el ozono y el monóxido de carbono) inhiben las enzimas microsómicas. Esta
inhibición puede dar lugar a la persistencia de alguna sustancia que, en condiciones
normales, se metabolizaría.

Las principales vías bioquímicas implicadas en el procesamiento de los productos químicos


tóxicos son bien conocidas dentro de estas esté el sistema de la monooxigenasa dependiente
del citocromo P-450. Se localiza en el retículo endoplásmico liso y está constituido por una
proteína hem (citocromo P-450); la NADPH-P-450 reductasa, que transfiere electrones
desde la forma reducida de la nicotinamida adenina dinucleótido fosfato (NADPH) hasta el
citocromo-P450

La actividad de este sistema es mayor en el hígado, seguido de la piel, el pulmón y la


mucosa gastrointestinal. Un ejemplo de la activación de una sustancia xenobiótica por el
citocromo P-450 es el metabolismo del benzo(a)pireno con la formación de un metabolito
secundario que se une de manera covalente al DNA y da lugar a tumores en el pulmón y la
piel. El venzo(a)pireno es uno de los diversos carcinógenos químicos presentes en el humo
de los cigarrillos.

Factores derivados del medio ambiente:

1. Condiciones climáticas y meteorológicas. Ej.: frentes de iones que acompañan a cambios


meteorológicos.

2. Actividad lumínica: Ej.: intoxicación por plomo (al aumentar la actividad lumínica se
produce la movilización de sustancias tóxicas y puede desencadenar un cuadro tóxico),
reacciones alérgicas o de fotosensibilidad a tetraciclinas y fármacos.

3. Temperatura ambiental: modifica la capacidad de reacción entre los receptores y la


sustancia tóxica y además produce vaso dilatación, que modifica la distribución de la
sustancia.

4. Presión atmosférica: Ley de Le Chatelier. La reacción de la sustancia tóxica con el


órgano diana está en relación directa con la presión atmosférica. Ej.: en alpinistas 8 que han
ingerido alcohol en la cima de la montaña: se manifiesta su embriaguez cuando al
descender de la montaña aumenta la presión atmosférica.

5. Desnutrición: los mecanismos de transformación están alterados por falta de sustratos


orgánicos indispensables para tal fin

6. Exposición a químicos: inducción enzimatica por contaminantes industrial

7. Humedad: daño físico (ablandamiento) y químico (efervescencia o hidrolisis).

8. Temperatura: altas temperaturas aceleran reacciones degradativas, bajas temperaturas


facilitan deterioro de algunos materiales.