Вы находитесь на странице: 1из 7

1

Algunas consideraciones a tener en cuenta para mejorar la escritura de un buen trabajo


universitario, reporte o artículo

Profesor Hernán Cuevas Valenzuela (PhD)

1. Recomendaciones para leer efectivamente

Una buena parte del tiempo que ocupamos en procesos de aprendizaje y reflexión es tiempo
de lectura. A pesar de ello, esta tarea tan fundamental y frecuente no siempre es abordada de
la manera más adecuada, ya sea por tener un concepto equívoco de la misma o por las
urgencias que consumen nuestro tiempo.

Nunca lea incautamente un texto especializado (fuente secundaria) o una de sus fuentes
primarias (p.ej., entrevistas, grupos focales, notas de campo u otra). No se trata de una novela
que lee por entretenimiento (¡si bien una lectura de esta clase también le puede proveer gran
satisfacción!). A diferencia de la lectura de entretención, frente a un texto académico o una de
sus fuentes usted no vive un encuentro con una historia más o menos (o totalmente)
desconocida. En el caso de la lectura académica, usted busca algo especial en ella; usualmente
acceder a algún conocimiento. Además, la lectura académica tiene preguntas previas o
intereses que la guían (desde la misma selección del texto o la fuente). Por lo mismo, le sugiero
abordar cada texto académico o fuente desde la perspectiva de un detective; esto es, desde la
posición de alguien que hace preguntas al texto, que busca algo en ese material, y que tiene un
problema que resolver. Usted mismo debe desarrollar en concordancia con su propósito y con
el tema de su interés sus propias preguntas específicas. Cada proyecto de investigación, cada
trabajo académico, cada reporte o artículo, pero también todo pequeño trabajo o ensayo,
tiene algunas preguntas que le subyacen y animan.

Aquí le ofrecemos algunas preguntas ejemplares, que creemos son útiles para cualquier tema
abordado en por medio de textos científicos o especializados. También son útiles para tratar
con fuentes primarias (trátese de entrevistas, grupos focales, notas de campo u otros).

1. ¿Cuál es el área temática en que se sitúa el texto analizado (p. ej., teoría democrática,
globalización y gobernabilidad nacional, políticas de inmigración, movimeintos sociales, histria
de la educación ciudadana en Chile, etc.).

2. ¿Cuál es la tesis o conjunto de opiniones fundamentales del autor, entrevistado o


participante? ¿Qué quiere defender? ¿Qué quiere probar?

3. ¿Con quiénes debate el autor (si así ocurriera), entrevistado o participante del grupo focal?
¿Cuáles son los contra-argumentos por el reconocidos (de otros a su tesis), y cuáles son
potenciales argumentos de otros autores por él desconocidos o no tratados? ¿Cuáles son las
ideas u opiniones de los entrevistados o participantes de grupos focales? ¿A cuáles otras ideas
u opiniones se contraponen?

4. ¿Cuál es la posición ontológica del autor? ¿Cuál su posición epistemológica? (Esto


naturalmente no tiene mayor relevancia para fuentes primarias como entrevistas, grupos
focales, etc.) ¿Qué consecuencias tiene dicho posicionamiento ontológico y epistemológico,
para su estudio?

5. ¿Desde qué enfoque teórico habla el autor? (Esto naturalmente no tiene mayor relevancia
para fuentes primarias como entrevistas, grupos focales, etc.). ¿Tiene consecuencias para su
estudio?
2

6. ¿Cuál es su metodología de análisis y sus mecanismos de recolección de datos? (Esto


naturalmente no tiene mayor relevancia para fuentes primarias como entrevistas, grupos
focales, etc.) ¿Tiene consecuencias para su estudio?

7. ¿Cómo fundamenta su tesis, idea u opinión el autor, entrevistado o participante de grupo


focal? ¿Cuál es la evidencia a que recurre? ¿Qué fuentes de autoridad utiliza

8. ¿Es un texto auto-reflexivo, en que el investigador se cuestiona sus métodos, teorías y


posiciones epistemológica y ontológica? (Esto naturalmente no tiene mayor relevancia para
fuentes primarias como entrevistas, grupos focales, etc.)

9. ¿En qué dimensiones o en que sentidos y hasta qué punto es el trabajo analizado un aporte
a la disciplina o campo de estudio? (Esto naturalmente no tiene mayor relevancia para fuentes
primarias como entrevistas, grupos focales, etc.)

10. ¿Qué críticas le puedo hacer a su trabajo (autor), ideas u opiniones (entrevistado,
participante de grupo focal)?

El conjunto de estas u otras preguntas le permitirá no sólo leer sistemáticamente, sino además
le ofrecerá un conjunto de criterios o parámetros para comparar los diferentes materiales
leídos, trátese de artículos académicos o libros, entrevistas o cualquier otra clase de
documento. Recuerde que a estas preguntas (arriba, 1-10) debe agregar las preguntas
directrices propias de su proyecto, trabajo académico, ensayo, investigación o artículo. En
muchos casos, sus preguntas de investigación coincidirán o se verán reflejadas en los tópicos y
preguntas de las entrevistas y grupos focales, en las dimensiones observadas en una
investigación basada en observación etnográfica, etc. Todo lo anterior constituye un conjunto
de sugerencias. La lectura eficaz, como todas las cosas importantes de la vida, parece no
obedecer a recetas válidas universalmente, útiles para todos los temas y para efectivas para
todas las personas. Usted debe descubrir su propio método para leer y registrar lo aprendido
(notas al margen, fichas, resúmenes, etc.).

Finalmente, recuerde que el trabajo de escritura comienza antes, en una buena lectura dirigida
por preguntas relevantes y pertinentes al tema e interés que la/lo anima.

2. Recomendaciones para escribir

Existen múltiples estrategias para escribir un buen reporte de investigación, trabajo


académico, ensayo o artículo. Similar a como sucede con la lectura, no hay recetas válidas
universalmente para todos los temas ni para todas las personas. Usted deberá descubrir
personalmente cuál es su manera de trabajar más efectiva. Sin embargo, podemos ofrecer
algunos consejos generales.

Al momento de preparar un reporte, trabajo escrito, ensayo o artículo resultado de una


investigación, se debe considerar que existen fases o etapas de trabajo y algunos pasos
previos.

1. Es imprescindible leer sistemáticamente. No lea incautamente, como si se tratase de


descubrir casualmente el conocimiento que usted requiere. Para mayor detalle ver
“Recomendaciones para Leer Efectivamente”.
3

2. Una vez seleccionado el tema del reporte, trabajo académico, ensayo, investigación o
artículo, debe reunir el material necesario. Este es un trabajo arduo que consume tiempo.
Debe revisar toda clase de fuentes bibliográficas necesarias (fuentes secundarias). Puede
recurrir a revistas especializadas, prensa (de ser necesario) y medios electrónicos. Si desestima
alguna fuente piense siempre qué razones justifican el dejarla fuera de consulta. Evalúe si
necesita alguna entrevista especializada para ganar información no disponible en la literatura
(p. ej. un académico experto, un “practitioner” o alguien dedicado a políticas en el área, etc.).

3. Reunir todo el material necesario en un área de conocimiento es difícil, por tanto, intente
siempre acotar al máximo posible los temas. Una estrategia adecuada es delimitar el tema por
medio de una pregunta o inquietud bien específica. Lo anterior facilitará su lectura,
ayudándolo a al focalizarse en los temas importantes para responder adecuadamente su
pregunta. Esto debe a su vez traducirse en un trabajo escrito que evita digresiones
innecesarias y un estilo “disperso”, que típicamente adquiere la forma errática de un texto que
carece de suficiente foco y un estilo que denominamos usualmente como “irse por las ramas”.

Cuando se trata de trabajos o reportes de investigación en los que usted ha construido,


recolectado y analizado datos de fuentes primarias como entrevistas, grupos focales o datos
de observación, es importante que siga una cierta metodología y trate los datos de modo
sistemático. Esto es, de un modo riguroso, estándar, siguiendo un cierto procedimiento. Por
ejemplo, el procedimiento de realización de entrevistas puede requerir de crear una lista de
tópicos y/o una batería de preguntas que se aplicarán a todos los entrevistados más o menos
por igual. También forma parte de la misma problemática el pensar la muestra de
entrevistados según los propósitos de la investigación. Esto asegura que las entrevistas pueden
ser comparables y sus datos tratados de manera similar en el análisis. Por su parte, en la etapa
del análisis, el procedimiento de codificación (libre, según las ideas emergentes) y su
agrupación en categorías más generales de entendimiento permite una mirada más general a
los patrones de comprensión significativos que superan la pura variabilidad y particularidad del
habla de las personas. Este proceso ha sido formalizado, por ejemplo, por la teoría
fundamentada, la que ofrece un buen ejemplo acerca de cómo aplicar procedimientos
sistemáticos sin sacrificar la creatividad e ingenio del investigador.

4. Es siempre recomendable realizar resúmenes, fichas de lectura o tomar notas de la lectura


realizada (siempre pensados en función del tema que se realizará el ensayo, reporte, trabajo
académico o artículo). Usted debe buscar la manera de registrar la información revisada que
más se ajuste a su estilo de trabajo.

Cuando se trata del manejo de un número importante de datos provenientes de entrevistas o


fuentes primarias o secundarias, puede ser útil ordenar las fuentes, información y datos por
medio de softwares apropiados (CAQDAS, en inglés, como Nvivo o Atlas.ti). En su defecto,
puede usar inteligentemente medios simples como Exel, usando las celdas para anotar
resúmenes de ideas emergentes, columnas para categorías y filas para los entrevistados o
participantes.

5. Hoy en día es muy difícil lograr un trabajo TOTALMENTE novedoso sobre casi cualquier
tema. Sin embargo no desestime de antemano su esfuerzo creativo. Un trabajo crítico es ya un
producto creativo. Este elemento crítico es algo que se espera de un trabajo científico, y hay
muy diversas maneras de hacerlo. Por ejemplo, puede evaluar el rendimiento de diferentes
teorías a partir de pequeños estudios de caso, exponer sus presupuestos ontológicos y
epistemológicos de modo crítico, evaluar la formación de conceptos de cada autor, etc.
4

Cuando se trata de trabajos con material empírico creado o recolectado por usted, la
posibilidad de lograr trabajos novedosos e interesantes se amplía dado que es poco probable
que alguien haya trabajado con sus mismos datos (aunque algunos puedan haberlo hecho con
datos similares). En cualquier caso, el diálogo que usted puede establecer entre la teoría, sus
intuiciones y/o hipótesis generales, y los datos particulares, asegura una singularidad mayor de
su trabajo.

6. Su trabajo NO PUEDE SER SOLO UNA SÍNTESIS. No debe ser sólo un conjunto de resúmenes
de los textos. En cambio, es siempre conveniente proponer alguna pregunta o debate que
permita comprender el tema en cuestión o al menos aspectos significativos de éste. Para ello
podrá utilizar los resúmenes que usted mismo ha hecho de los argumentos de otros autores
(naturalmente), pero usted tendrá que elaborar su propio hilo argumental y ordenar el
material de modo adecuado. Un ejemplo es discutir la manera en que es utilizado el concepto
de poder por Foucault y Weber. En este caso sería adecuado analizar como usa este concepto
cada autor, sus respectivas teorías, premisas, alcances y límites, diferencias y similitudes.
Luego podrá usted compararlos analizando sus fortalezas y debilidades respectivas y sus
campos de aplicación y límites. Esta comparación podrá llevarlo/a a establecer SUS PROPIAS
CONCLUSIONES.

Lo anterior es también válido para trabajos empíricos con fuentes primarias. Es importante
que estos no sobre-valoren la discusión teórica ni de marco conceptual, y que incorporen muy
sustantivamente el análisis de los datos empíricos. Si hubiera que otorgarle porcentajes, un
buen trabajo empírico no puede constar en un 40% de pura discusión teórica para dejar un
60% a la consideración de los datos. Pero, por otra parte, es importante que todo trabajo
empírico establezca una serie de ideas más generales, intuiciones, conjeturas, hipótesis o
afirmaciones que vayan más allá de lo puramente accidental, anecdótico o impresionístico de
la singularidad de los datos particulares. ATRÉVASE a plantear ideas generales. Cuando no las
pueda demostrar con total certidumbre (cosa además muy difícil) presente al menos evidencia
que apoye su conjetura o interpretación.

Esto lo puede llevar a preguntarse por las posibilidades de generalizar a partir de estudios
cualitativos. [Si lee inglés, le recomendamde Michael Buroway “The Extended Case Method”
(1998) y de Jamie Peck y Nik Theodore “Follow the policy: a distended case approach” (2012)].

7. El trabajo o ensayo idealmente debe constar de las siguientes partes: introducción,


desarrollo y conclusión. En la introducción usted nos debe poder decir sintéticamente lo que
nos quiere contar en el desarrollo; en el desarrollo usted nos dirá todo lo importante; y en la
conclusión usted nos recordará lo más relevante (lo que por cierto ya ha sido dicho).

Es siempre recomendable escribir un índice detallado, que identifique los temas y subtemas de
cada sección de su escrito. Para lograr este índice, usted ya debe tener clara una cierta imagen
general de su escrito, y una idea de su argumento general. Sin esa claridad, no podrá realizar
un índice definitivo. Cuando tenga su índice detallado, podrá desarrollar los contenidos
específicos (y en trabajos colectivos, podrá dividir el trabajo de escritura entre varios). A
continuación se presentan algunas consideraciones generales a tener en cuenta para el
desarrollo de cada sección mayor.

7.1. Escriba una introducción que, primero, presente claramente el tema y la pregunta central
que intenta responder (o los textos que ha elegido para reseñar si es un trabajo bibliográfico) y
cuál es su unidad temática. Si se trata de un trabajo o ensayo de discusión bibliográfica es
necesario señalar la razón que lleva a seleccionar los artículos o libros reseñados y evaluados.
5

Si se trata de un trabajo de investigación empírica, debe decir qué pregunta de investigación lo


motiva, qué objetivos persigue, qué tipo de datos recolectará y cómo los tratará. No sea
excesivo en relatar el método empleado, pero tampoco se sobre-limite. Este relato es
importante. Por ejemplo, si su trabajo se basó en entrevistas, debe decirnos a cuántas
personas entrevistó, cuál es el tipo de entrevista realizada, en qué fechas las aplicó, cuáles
fueron las características de la muestra y la manera o procedimientos que siguió para
recolectar y analizar los datos. Segundo, la introducción debe establecer los alcances, límites y
supuestos del ensayo, trabajo académico, reporte empírico o artículo, dejando en claro al
lector lo que puede esperar del mismo (así como lo que no se tratará en él). Tercero, la
introducción debe situar el trabajo en relación con la literatura disponible sobre el tema. Esta
sección puede variar según la cantidad de trabajos y literatura especializada que haya
disponible en la materia. Si el ensayo es un ensayo de discusión bibliográfica, esto debe
omitirse de la introducción pues constituirá buena parte del cuerpo del mismo. Cuarto, en un
corto párrafo deben señalarse las conclusiones más generales a las que se llegó por medio del
análisis. Finalmente, en un párrafo se debe presentar las secciones que siguen y señalar
sumariamente el tema de cada una. Se deduce de los puntos anteriores que la introducción
debe ser re-escrita al término del análisis como la última tarea del trabajo. En total, la
introducción no debe superar un 20 % o 25% del trabajo / ensayo o reporte empírico.

7.2. Un cuerpo central que debe responder la cuestión planteada de manera sustantiva. Este
desarrollo deberá ser: a) sintético pero sustantivo (debe presentar de manera somera los
argumentos sin por ello ser superficial), b) focalizado (debe presentar sólo aquellos elementos
relacionados evitando otros aspectos), c) claro en su propósito y forma de exponer (evitando
comentarios secundarios, confusiones y lenguaje impreciso), d) lógicamente coherente (no
contradictorio) y cuidando la argumentación lógica (evitando inferir erradamente), e)
idealmente crítico y creativo (que se note el aporte propio tanto en términos de ideas como
del modo de exponer los argumentos). Es importante usar bien subtítulos para separar piezas
de información y ordenar el análisis de los datos en el cuerpo del trabajo. Piense bien como
hacer esto pues de otro modo el cuerpo reflejará un tratamiento inadecuado, poco
sistemático. En un trabajo empírico cada sub-sección puede reflejar categorías que emergieron
de nuestro análisis de los datos, o pueden relacionarse a categorías teóricas de las ciencias
sociales que aplicamos al los datos, o ambas cosas. Las secciones pueden organizarse también
a partir de los patrones de experiencia detectados, o por los tipos de narrativas o discursos
(dependiendo de su unidad de análisis o unidad de explicación). No hay una única manera de
escribir, y no es posible ofrecer una receta única al respecto. Se requiere por lo tanto de un
discernimiento juicioso acerca de cómo ordenar los datos, los análisis y la discusión (y
reconstrucción) conceptual en el cuerpo del trabajo. Es importante que cada sección
introduzca el subtema y termine con una breve conclusión acerca de su contenido específico.
Este es el grueso del trabajo escrito. De modo indicativo, su extensión puede ser de alrededor
de un 60% del total del trabajo.

7.3. Una conclusión. Esta no requiere elaborar argumentos nuevos. Es más bien una síntesis de
los argumentos expuestos en el cuerpo y sintetiza las conclusiones parciales. Pero debe
enfatizar dichos puntos en un lenguaje conclusivo (consecuencias lógicas y lo que el autor
considera como aprendizaje o aporte). Si se trata de un trabajo empírico o ensayo original y no
de una revisión/discusión bibliográfica, puede ser interesante señalar la contribución al campo
de investigación al que se refirió el trabajo y el motivo por el cuál es éste un aporte. También
es interesante conocer los posibles desarrollos futuros para la disciplina o área de estudio a
6

partir del trabajo realizado. De modo indicativo, su extensión no debe superar el 15%-20 % del
trabajo.

8. Cuide que cada párrafo siga lógicamente el argumento anterior. Debe siempre evitar saltos
lógicos o de nivel de análisis o de temática o foco de atención. Si es necesario pasar a otro
tema, advierta siempre al lector de este paso e indíquele la racionalidad que hay detrás de
pasar a ese nuevo tema. Usted debe preguntarse permanentemente: ¿Por qué se introduce
este tema ahora? ¿Es éste el momento y lugar adecuado en el ensayo? ¿Se ha dicho ya todo lo
necesario para que esta nueva sección o tema sea comprendido fácilmente?

9. Además de la consistencia argumental (punto 8), es importante guardar una consistencia


metodológica en nuestro diseño, en nuestra investigación y en nuestros escritos de
investigación. Esto es, mantener supuestos ontológicos y epistemológicos que son lógicamente
coherentes con nuestras afirmaciones teóricas, empíricas y con nuestros métodos y técnicas
de recolección y análisis de datos.

10. RECUERDE: Es siempre útil introducir títulos y sub-títulos para estructurar su trabajo o
ensayo. Además, de esta forma usted sugiere al lector lo que se trata bajo ese título y de este
modo lo hace focalizarse en ese tema. Procure que al término (o al inicio) de cada sección
titulada se introduzca la sección con la(s) que se vincula (o anterior o la que sigue). Así
mostrará la lógica que une al conjunto de su texto y mantendrá un hilo conductor en el mismo.

Lea su trabajo y revise (y de ser necesario re-escriba). Si usted no confía en su redacción,


solicite ayuda.

Re-escriba siempre su introducción al final del proceso. Cuide que cada una de las promesas
que plantea en la introducción se logre efectivamente en el desarrollo del trabajo

Trate su trabajo como una joya, un trabajo de orfebrería minucioso. Requiere siempre de
revisión.

El trabajo en equipo es por cierto la forma más natural de trabajar hoy en ciencias sociales.
Pero es un desafío complejo escribir a varias manos. Esto implica un trabajo adicional de
compaginación y edición que no es posible soslayar.

A continuación señalará algunos de los errores más frecuentes, los que deben ser evitados:

1. Resumen y no trabajo / ensayo. Recuerde que un conjunto de buenos resúmenes es la base


para la redacción del trabajo / ensayo, pero no es suficiente ni lo que se espera de un trabajo /
ensayo de nivel universitario.

2. Plagio o utilización de párrafos. Actualmente la tecnología informática permite la utilización


indiscriminada de textos (siempre presentes en Internet). Escribir un ensayo no consiste en
armar ‘un rompecabezas’ de citas. Es más bien desarrollar un argumento consistente,
utilizando evidencia, fuentes y referencias de autoridad que justifican nuestras afirmaciones.
Recuerde que la tecnología permite también encontrar fácilmente textos plagiados! Si incurre
en esta práctica será sancionado/a de la manera más drásticamente posible.

3. Mala utilización de citas. Las citas adicionalmente de ser formalmente bien utilizadas. Son
una pieza clave en la argumentación expuesta, principalmente para fundamentar la posición
de un autor.
7

4. No dar respuesta a la pregunta específica (ya sea planteado por el profesor, o por usted
mismo en la introducción).

5. No utilizar las fuentes o métodos necesarios para dar respuesta adecuada a la pregunta
planteada.

6. Descriptivismo. Esto es, ausencia de análisis y de conceptualización en el desarrollo.

7. No desarrollo de conclusiones. ¡Recuerde siempre que debe arribar a conclusiones!

8. Ausencia de comparación cuando se la solicita en el cuerpo del trabajo.

9. Carencia de perspectiva crítica y/o reflexiva

Похожие интересы