Вы находитесь на странице: 1из 18

Introducción a la Hermenéutica Bíblica 1

Bienvenidos al curso Hermenéutica Bíblica. En este curso estaremos aprendiendo los principios bíblicos
que nos ayudaran a poder interpretar la Palabra de Dios de una manera correcta. Cuando hablamos de la
Biblia, estamos hablando de un tema sumamente importante. Por consiguiente, es imperativo que el
estudiante de la Biblia preste mucha atención a los principios que nos ayudan a “usar bien la Palabra de
verdad” (2 Timoteo 2:15).
Así que, con esto en mente, hacemos la pregunta:

¿Porque es importante estudiar el tema de la Hermenéutica?


Favor de considerar las siguientes razones:

1. La Hermenéutica nos ayuda a conocer los principios básicos para una interpretación correcta.
2. Dios desea que usemos bien Su Palabra (2 Timoteo 2:15).
3. Dios desea que crezcamos en el conocimiento de Su Palabra (2 Pedro 3:18; Jeremías 9:23-24).
4. Dios desea que no vayamos mas allá de lo que está escrito (1 Corintios 4:6).
5. Dios desea que conozcamos Su Palabra (Juan 8:32; 1 Timoteo 2:4; Efesios 3:4; Efesios 5:17).
6. Hay consecuencias cuando nos apartamos de la Palabra (2 Juan 9-11; 2 Pedro 3:15-17;
2 Tesalonicenses 2:11-12).
7. Cada estudiante tiene la responsabilidad de interpretar correctamente la Biblia (1 Pedro 4:11).
8. Dios espera que prediquemos fielmente Su Palabra (Jeremías 23: 23:13-14, 16-18, 21-32).
9. Para no enseñar el error y predicar fuera de contexto (2 Timoteo 2:15; 1 Timoteo 4:16).
10. Para poder enseñar a otros lo que hemos aprendido (2 Timoteo 2:2).
11. Para dar la honra y la gloria a nuestro Padre celestial. (Jeremías 15:19)

Estas son solo algunas de las razones del porque debemos estudiar el tema de la Hermenéutica. Espero
en Dios que todos seamos fieles a la interpretación bíblica de las Sagradas Escrituras.

Introducción a la Hermenéutica Bíblica 1 Página 1 de 18


¿Porque es importante conocer nuestra biblia?

Muchas son las razones por las cuales el cristiano debe de esforzarse en conocer la Biblia. Observemos
algunas de ellas...

El cristiano debe conocer la Biblia porque...


 Ella tiene poder para salvar nuestras almas (Stg. 1:21)
 Ella tiene poder para hacernos sabios para la salvación que es por la fe en Cristo Jesús (2 Ti. 3:15)
 Ella puede traer felicidad a nuestra vida (Jer. 15:16; Sal. 19:8)
 Ella puede iluminar nuestro andar (Sal. 19:8; 119:105)
 Ella nos alimenta adecuadamente (1 P. 2:2; Jer. 15:16; Ez. 2:8-9; He. 5:11-14)
 Ella nos sobreedifica y nos da herencia entre los santificados (Hch. 20:32)
 Ella tiene poder para ayudarnos a no pecar contra nuestro Dios (Sal. 119:11)
 Ella tiene poder para limpiar nuestros caminos del mal (Sal. 119:9)
 Ella tiene poder para ayudarnos a vencer al enemigo (Mt. 4:4, 7, 10)
 Ella tiene poder para discernir los pensamientos e intenciones del corazón (He. 4:12)
 Ella es inspirada por Dios (Dada por el aliento de Dios) (2 Ti. 3:16; 2 P. 1:20-21; 1 Co. 2:14;
1 Co. 14:37)
 Ella puede prepararnos para toda buena obra (2 Ti. 3:17)
 Ella es la verdad de Dios (Jn. 17:17; Sal. 19:7-8; 119:160)
 Ellas permanecerán para siempre (Mt. 24:35; 1 P. 1:23-25)
 Ella nos habla de Jesús (Jn. 5:39, 46-47; Lc. 24:25-27, 44-47)
 Ella nos aconseja en el buen camino (Sal. 119:24)
 Ella nos enseña de dónde venimos y a donde vamos (Gen. 1:26, Gen. 6:6, 1 Ts. 4:16-18)
 Ella nos enseña quien creo el universo (Gen. 1:1; Ex. 20:11; Sal. 19:1; 33:6, 9; He. 1:10-11; 11:1-3)
 Ella nos muestra exactamente lo que el hombre debe de hacer para ser salvo (Jn. 3:16-18; Jn. 1:12-
13; Ef. 2:8-9; Mr. 16:15-16; 8:24; Lc. 13:3, 5; Hch. 3:19; Hch. 8:37; Hch. 16:30-31; 1 Tim. 4:10;
Ro. 10:9-10; Hch. 2:38; 22:16; Fil. 2:12; Ap. 2:10; Mt. 24:13)
 Ella nos dice lo que tenemos que hacer para estar bien con Dios (2 Cron. 7:14)
 Ella es el mensaje que Dios nos ha enviado por medio de Jesucristo (Hch. 10:36; Marcos 1:14-15)
 Ella nos enseña lo que es el pecado y nos advierte de las consecuencias si lo practicamos (1 Jn. 3:4;
1 Jn. 5:17; Stg. 4:17; Ro. 14:23; Ro. 6:23; Stg. 1:13-15)

Estas son solo algunas razones por las cuales el cristiano debería de amar, respetar y conocer las
Escrituras. Esperamos en el Señor que estas razones nos ayuden y nos motiven para que amemos más
la Biblia y nos familiaricemos con ella. Ahora veamos más información acerca de nuestra Biblia - La Palabra
de Dios.
Introducción a la Hermenéutica Bíblica 1 Página 2 de 18
Definición de Hermenéutica

“La Hermenéutica” es el estudio de los principios y directrices para interpretar correctamente la


Biblia. Es el arte de la correcta interpretación de la Biblia.

Hermenéutica se deriva de la voz griega “hermeneutiké” que significa: “interpretar”, “traducir”, “explicar”.
La hermenéutica es la ciencia que se utiliza para lograr interpretar de una manera correcta las verdades
bíblicas.
La hermenéutica tiene que ver con:

Decir: Nehemías 8:8 “Y leían en el libro de la ley de Dios claramente, y ponían el sentido, de modo que
entendiesen la lectura.”; Marcos 13:5 “Jesús, respondiéndoles, comenzó a decir: Mirad que nadie os
engañe;”

Traducir: Juan 1:42 “Y le trajo a Jesús. Y mirándole Jesús, dijo: Tú eres Simón, hijo de Jonás; tú serás
llamado Cefas (que quiere decir, Pedro).”; Juan 9:7 “y le dijo: Ve a lavarte en el estanque de Siloé (que
traducido es, Enviado). Fue entonces, y se lavó, y regresó viendo.”; Mateo 1:23 “He aquí, una virgen
concebirá y dará a luz un hijo, y llamarás su nombre Emanuel, que traducido es: Dios con nosotros.”;
Marcos 5:41 “Y tomando la mano de la niña, le dijo: Talita cumi; que traducido es: Niña, a ti te digo,
levántate.”; Juan 1:38 “Y volviéndose Jesús, y viendo que le seguían, les dijo: ¿Qué buscáis? Ellos le
dijeron: Rabí (que traducido es, Maestro), ¿dónde moras?” 1 Corintios 14:26 “¿Qué hay, pues, hermanos?
Cuando os reunís, cada uno de vosotros tiene salmo, tiene doctrina, tiene lengua, tiene revelación, tiene
interpretación. Hágase todo para edificación.”

Explicar: Eclesiastés 8:1 “¿Quién como el sabio? ¿y quién como el que sabe la declaración de las cosas?
La sabiduría del hombre ilumina su rostro, y la tosquedad de su semblante se mudará.”; Hebreos 5:11
“Acerca de esto tenemos mucho que decir, y difícil de explicar, por cuanto os habéis hecho tardos para
oír.”

Otra palabra que se relaciona con hermenéutica es la “Exégesis” y su contraparte la “Eiségesis”. Veamos
sus significados.

Exégesis: Literalmente significa “extraer”, y se refiere al análisis y la explicación de un texto para


determinar el sentido que propuso el autor y que entendieron los primeros lectores. La exégesis es extraer
cada detalle del texto, teniendo como regla principal e interpretativa la razón y el sentido común de lo que
estamos leyendo.

Eiségesis: Literalmente significa “atraer o guiar a” y se refiere al error interpretativo de leer en un texto las
propias ideas presupuestas o preconcebidas. La Eiségesis tiene muchas motivaciones y expresiones, pero
una suposición común es que un texto tiene muchos sentidos, no tan sólo uno.

Introducción a la Hermenéutica Bíblica 1 Página 3 de 18


Muchas veces nos encontramos con personas que nos dicen que la Biblia es difícil de entender, y por lo
tanto, el conocimiento suele ser muy limitado y pobre. También están los otros, aquellos que profesan ser
cristianos, manifestando amar a Dios profundamente, sin embargo, mal utilizan las Escrituras para apoyar
sus ideas erróneas y totalmente desconocidas en las mismas Escrituras. Por tal motivo, es necesario
aplicar estas herramientas que el estudio de la hermenéutica nos proporciona para llegar a tener un
conocimiento más efectivo de la palabra de Dios.

El comprender algunos principios básicos para el estudio bíblico te ayudará enormemente a evitar el error,
especialmente en lo que respecta a los textos bíblicos más difíciles, te ayudará a aprovechar con mayor
riqueza de tu estudio bíblico personal, y te ayudará a explicar las verdades bíblicas a los demás
correctamente y con mayor eficacia. Por supuesto, no existe un método sencillo que permita que nuestras
interpretaciones de cada versículo de la Escritura sean absolutamente perfectas, incluso aunque emplees
los mejores métodos de la hermenéutica todavía cometerás errores, ya que, después de todo, somos sólo
seres humanos que aún no conocemos todo. 1 Corintios 13:12 “Ahora vemos por espejo, oscuramente;
mas entonces veremos cara a cara. Ahora conozco en parte; pero entonces conoceré como fui conocido.”

El Señor entiende nuestro conocimiento limitado y nuestra tendencia de hacer errores de juicio a menudo
y Su gracia es suficiente, llamándonos a no confiar en nuestra propia sabiduría, sino que solo tengamos fe
como un niño en Él. Sin embargo, diciendo esto, teniendo un dominio básico de algunos de estos principios,
sin duda, te ayudará a ser un mejor estudiante de la Palabra de Dios.

Pasajes que se relacionan a la Hermenéutica


 Marcos 4:33
“Con muchas parábolas como estas les hablaba la palabra, conforme a lo que podían oír.”
 Esdras 7:10
“Porque Esdras había preparado su corazón para inquirir la ley de Jehová y para cumplirla, y para
enseñar en Israel sus estatutos y decretos.”
 Deuteronomio 29:29
“Las cosas secretas pertenecen a Jehová nuestro Dios; mas las reveladas son para nosotros y para
nuestros hijos para siempre, para que cumplamos todas las palabras de esta ley.”
 Nehemías 8:8
“Y leían en el libro de la ley de Dios claramente, y ponían el sentido, de modo que entendiesen la
lectura.”
 1 Tesalonicenses 5:21
“Examinadlo todo; retened lo bueno.”
 Hechos 17:11
“Y éstos eran más nobles que los que estaban en Tesalónica, pues recibieron la palabra con toda
solicitud, escudriñando cada día las Escrituras para ver si estas cosas eran así.”

Introducción a la Hermenéutica Bíblica 1 Página 4 de 18


 Juan 5:39
“Escudriñad las Escrituras; porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna; y ellas
son las que dan testimonio de mí;”
 2 Pedro 1:20-21
“20. entendiendo primero esto, que ninguna profecía de la Escritura es de interpretación privada, 21.
porque nunca la profecía fue traída por voluntad humana, sino que los santos hombres de Dios
hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo.”
 1 Corintios 4:6
“Pero esto, hermanos, lo he presentado como ejemplo en mí y en Apolos por amor de vosotros,
para que en nosotros aprendáis a no pensar más de lo que está escrito, no sea que por causa de
uno, os envanezcáis unos contra otros.”
 Mateo 22:29
“Entonces respondiendo Jesús, les dijo: Erráis, ignorando las Escrituras y el poder de Dios.”
 Lucas 10:26
“El le dijo: ¿Qué está escrito en la ley? ¿Cómo lees? ”
 2 Pedro 3:18
“Antes bien, creced en la gracia y el conocimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo. A él sea
gloria ahora y hasta el día de la eternidad. Amén.”
 1 Pedro 4:11
“Si alguno habla, hable conforme a las palabras de Dios; si alguno ministra, ministre conforme al
poder que Dios da, para que en todo sea Dios glorificado por Jesucristo, a quien pertenecen la gloria
y el imperio por los siglos de los siglos. Amén.”
 Deuteronomio 4:2
“No añadiréis a la palabra que yo os mando, ni disminuiréis de ella, para que guardéis los
mandamientos de Jehová vuestro Dios que yo os ordene.”
 Proverbios 30:5-6
“5. Toda palabra de Dios es limpia; El es escudo a los que en él esperan. 6. No añadas a sus palabras,
para que no te reprenda, Y seas hallado mentiroso.”
 Apocalipsis 22:18-19
“18. Yo testifico a todo aquel que oye las palabras de la profecía de este libro: Si alguno añadiere a
estas cosas, Dios traerá sobre él las plagas que están escritas en este libro. 19. Y si alguno quitare
de las palabras del libro de esta profecía, Dios quitará su parte del libro de la vida, y de la santa
ciudad y de las cosas que están escritas en este libro.”
 1 Timoteo 1:8
“Pero sabemos que la ley es buena, si uno la usa legítimamente;”
 Tito 2:1
“Pero tú habla lo que está de acuerdo con la sana doctrina.”
 2 Timoteo 1:13
“Retén la forma de las sanas palabras que de mí oíste, en la fe y amor que es en Cristo Jesús.”
 1 Reyes 22:14
“Y Micaías respondió: Vive Jehová, que lo que Jehová me hablare, eso diré.”
Introducción a la Hermenéutica Bíblica 1 Página 5 de 18
La interpretación adecuada es nuestra prioridad

Si verdaderamente amamos al Señor, y verdaderamente tenemos el temor de Dios en nosotros, entonces


debería ser nuestra gran prioridad interpretar correctamente la Biblia. El Señor mismo dijo en Isaías 66:1-
2 “1. Jehová dijo así: El cielo es mi trono, y la tierra estrado de mis pies; ¿dónde está la casa que me habréis
de edificar, y dónde el lugar de mi reposo?
2. Mi mano hizo todas estas cosas, y así todas estas cosas fueron, dice Jehová; pero miraré a aquel que

es pobre y humilde de espíritu, y que tiembla a mi palabra.”

Si queremos que Dios nos mire con favor, además de tener humildad, pobreza de espíritu, y la sensibilidad
al pecado, tenemos que ser personas que “tiemblan” a Su palabra. Esto habla de la necesidad de tener
una profunda reverencia, respeto y temor por la Palabra de Dios y por los mandamientos que se encuentran
en ella. Y si de verdad “temblamos” a la Palabra de Dios y tenemos el temor de Dios en nosotros, entonces
vamos a tener un gran deseo de conocer Su Palabra e interpretarla correctamente. Proverbios 9:10 “El
temor de Jehová es el principio de la sabiduría, y el conocimiento del Santísimo es la inteligencia.”, y
su temor en nuestros corazones nos hará tener un gran respeto y reverencia por Su Palabra. Esto significa
que el que realmente camina con Dios tiene un gran interés por la doctrina correcta, porque tiembla ante
la idea de pecar contra Dios o corromper la Palabra de Dios. Así que el temor de Dios en nuestros
corazones debe hacernos tener mucho cuidado en la interpretación de las Escrituras correctamente, al
igual que el apóstol Pablo le encargo a Timoteo en 2 Timoteo 2:15 “Procura con diligencia presentarte a
Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse, que usa bien la palabra de verdad.”

Pablo le estaba diciendo a Timoteo que fuera diligente para presentarse aprobado delante de Dios
manejando la Palabra de Dios con precisión. Esto incluye la interpretación correcta y la obediencia de las
Sagradas Escrituras.

Mucha gente piensa que “añadir” o “quitar” a las Escrituras únicamente significa literalmente borrar
palabras o de tomar una pluma y escribir palabras en el Canon de la Escritura. Sin embargo, muchas almas
ignorantes que dicen amar y usar los 66 libros del verdadero Canon de las Escrituras son frecuentemente
culpables de añadir y quitar de la Palabra de Dios. Los fariseos “añadieron” y “quitaron” a las Escrituras,
no literalmente, pero haciendo honor a sus tradiciones religiosas más que a la Palabra de Dios. Marcos
7:9 “Les decía también: Bien invalidáis el mandamiento de Dios para guardar vuestra tradición.”. Siguieron
sus tradiciones como si fueran la palabra de Dios, por lo que ellos “agregaron” a los mandamientos de
Dios, y descuidaron la obediencia a la Palabra de Dios por el bien de mantener sus tradiciones, así
“quitaron” los mandamientos que no les gustaba. La gente de hoy “añade” a la Palabra de Dios cada vez
que obligan a los demás a cumplir tradiciones religiosas que no se enseñan en las Escrituras, y “quitan” de
la Palabra de Dios cada vez que rechazan voluntariamente a obedecer los mandamientos claros
contenidos en las Escrituras. No queremos ser culpables de hacer esto, así que debemos ser muy
diligentes para interpretar correctamente la Biblia para que podamos saber lo que Dios realmente requiere
de nosotros.

Introducción a la Hermenéutica Bíblica 1 Página 6 de 18


¿Por qué es necesario que la escritura sea interpretada correctamente?

1. Porque Dios así lo demanda. 2 Timoteo 2:15 “Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado,
como obrero que no tiene de qué avergonzarse, que usa bien la palabra de verdad.”; 1 Pedro 4:11 “Si
alguno habla, hable conforme a las palabras de Dios; si alguno ministra, ministre conforme al poder que
Dios da, para que en todo sea Dios glorificado por Jesucristo, a quien pertenecen la gloria y el imperio por
los siglos de los siglos. Amén.”; 1 Reyes 22:14 “Y Micaías respondió: Vive Jehová, que lo que Jehová me
hablare, eso diré.”
2. Porque una interpretación incorrecta puede llevarnos a la perdición. 2 Pedro 3:16 “casi en todas
sus epístolas, hablando en ellas de estas cosas; entre las cuales hay algunas difíciles de entender, las
cuales los indoctos e inconstantes tuercen, como también las otras Escrituras, para su propia perdición.”
Ver también 2 Tesalonicenses 2:11-12 y 2 Pedro 2:1-3
3. Porque una interpretación correcta ayudara a poder destruir la división. 1 Corintios 1:10-13 “10.
Os ruego, pues, hermanos, por el nombre de nuestro Señor Jesucristo, que habléis todos una misma cosa,
y que no haya entre vosotros divisiones, sino que estéis perfectamente unidos en una misma mente y en
un mismo parecer. 11. Porque he sido informado acerca de vosotros, hermanos míos, por los de Cloé, que
hay entre vosotros contiendas. 12. Quiero decir, que cada uno de vosotros dice: Yo soy de Pablo; y yo de
Apolos; y yo de Cefas; y yo de Cristo. 13. ¿Acaso está dividido Cristo? ¿Fue crucificado Pablo por vosotros?
¿O fuisteis bautizados en el nombre de Pablo? ”; Juan 17:21-23 “21. para que todos sean uno; como tú, oh
Padre, en mí, y yo en ti, que también ellos sean uno en nosotros; para que el mundo crea que tú me
enviaste. 22. La gloria que me diste, yo les he dado, para que sean uno, así como nosotros somos uno. 23.
Yo en ellos, y tú en mí, para que sean perfectos en unidad, para que el mundo conozca que tú me enviaste,
y que los has amado a ellos como también a mí me has amado.”
4. Porque interpretarla correctamente ayudara a quitar la confusión que hoy en día existe. 1
Corintios 14:33 “pues Dios no es Dios de confusión, sino de paz. Como en todas las iglesias de los santos,”
5. Porque Dios desea que exista solo una interpretación. Efesios 4:1-6 “1. Yo pues, preso en el Señor,
os ruego que andéis como es digno de la vocación con que fuisteis llamados, 2. con toda humildad y
mansedumbre, soportándoos con paciencia los unos a los otros en amor, 3. solícitos en guardar la unidad
del Espíritu en el vínculo de la paz; 4. un cuerpo, y un Espíritu, como fuisteis también llamados en una
misma esperanza de vuestra vocación; 5. un Señor, una fe, un bautismo, 6. un Dios y Padre de todos, el
cual es sobre todos, y por todos, y en todos.”; 1 Pedro 4:11 “Si alguno habla, hable conforme a las palabras
de Dios; si alguno ministra, ministre conforme al poder que Dios da, para que en todo sea Dios glorificado
por Jesucristo, a quien pertenecen la gloria y el imperio por los siglos de los siglos. Amén.”; 2 Timoteo
2:15 “Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse,
que usa bien la palabra de verdad.”
6. Porque la Escritura no puede ser quebrantada. Juan 10:35 “Si llamó dioses a aquellos a quienes
vino la palabra de Dios (y la Escritura no puede ser quebrantada),”
7. Porque la Biblia debe ser respetada. Salmo 119:97 “¡Oh, cuánto amo yo tu ley! Todo el día es ella mi
meditación.”
Introducción a la Hermenéutica Bíblica 1 Página 7 de 18
8. Porque la Biblia es la Palabra inspirada por Dios. 2 Timoteo 3:16-17 “16. Toda la Escritura es inspirada
por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, 17. a fin de que el hombre
de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra.”
9. Porque la Palabra de Dios nos juzgara en aquel día. Juan 12:48-49 “48. El que me rechaza, y no
recibe mis palabras, tiene quien le juzgue; la palabra que he hablado, ella le juzgará en el día postrero. 49.
Porque yo no he hablado por mi propia cuenta; el Padre que me envió, él me dio mandamiento de lo que
he de decir, y de lo que he de hablar.” Comparar con Deuteronomio 18:15-19.
10. Porque el no hacerlo nos hará que seamos identificados con Satanás y no con Dios (Mateo 4:1-
11, Satanás torció las Escrituras).
11. Porque Dios no es un Dios de confusión. 1 Corintios 14:33 “pues Dios no es Dios de confusión,
sino de paz. Como en todas las iglesias de los santos,”
12. Porque la Biblia no se contradice a sí misma. 2 Timoteo 3:16-17 “16. Toda la Escritura es inspirada
por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, 17. a fin de que el hombre
de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra.”; 2 Pedro 1:20-21 “20. entendiendo
primero esto, que ninguna profecía de la Escritura es de interpretación privada, 21. porque nunca la profecía
fue traída por voluntad humana, sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el
Espíritu Santo.”
13. Porque muchos hoy en día están torciendo las Escrituras. 2 Pedro 3:15-18

Introducción a la Hermenéutica Bíblica 1 Página 8 de 18


El gran requisito previo del estudio bíblico

El primer paso para un estudio bíblico exitoso es nacer de nuevo. Juan 3:3 “Respondió Jesús y le dijo: De
cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios.”. La Biblia es un
libro sagrado y espiritual. Si sigues siendo un hombre impío, natural, sin el Espíritu de Dios viviendo en ti,
no serás capaz de comprender realmente la sustancia espiritual de la Biblia ni vas a ser bendecido por su
poderosa verdad.

1 Corintios 2:14
“Pero el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son locura, y no
las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente.”

Romanos 8:7
“7. Por cuanto los designios de la carne son enemistad contra Dios; porque no se sujetan a la ley de Dios,
ni tampoco pueden; 8. y los que viven según la carne no pueden agradar a Dios.”

El hombre caído, en su estado natural, está en ruinas a causa del pecado. Incluso su mente está dañada
a causa del pecado, y la oscuridad de la ignorancia ha sustituido el conocimiento de Dios. Efesios 4:18
“teniendo el entendimiento entenebrecido, ajenos de la vida de Dios por la ignorancia que en ellos hay,
por la dureza de su corazón;”. Satanás lo ha cegado para no recibir la verdad de Dios. 2 Corintios 4:4 “en
los cuales el dios de este siglo cegó el entendimiento de los incrédulos, para que no les resplandezca
la luz del evangelio de la gloria de Cristo, el cual es la imagen de Dios.”. Por tanto, la única manera de
entender realmente la Escritura es por tener la barrera del pecado quitado y destruyendo el reino de
Satanás en su vida. Gracias a Dios, el Evangelio de Jesucristo proporciona la victoria que necesitamos. Él
vino “para deshacer las obras del diablo” (1 Juan 3:8 “El que practica el pecado es del diablo; porque el
diablo peca desde el principio. Para esto apareció el Hijo de Dios, para deshacer las obras del diablo.”),
de manera que podemos tener nuestros pecados quitados y recibir el don del Espíritu Santo por fe. Cuando
naces de nuevo, el Espíritu Santo viene a vivir dentro de ti. Ezequiel 36:27 “Y pondré dentro de vosotros
mi Espíritu, y haré que andéis en mis estatutos, y guardéis mis preceptos, y los pongáis por obra.”. El
Espíritu Santo es el que va a iluminar tu mente para recibir la verdad de la Palabra de Dios.
Juan 16:13
“Pero cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad; porque no hablará por su
propia cuenta, sino que hablará todo lo que oyere, y os hará saber las cosas que habrán de venir.”

Si hay un libro que es muy complicado, la mejor manera de entenderlo sería ir directamente al autor que
escribió el libro y preguntarle lo que él estaba tratando de enseñar. Pero para hacer esto significa que uno
tendría que estar en contacto con el autor para poder preguntarle. De la misma manera, Dios el Espíritu
Santo escribió las Sagradas Escrituras y, si queremos entender, entonces tenemos que estar en
comunicación con Él. Esto sólo es posible a través de una relación personal, real y viviente con Él a través
de Jesucristo y una vida reservada para sus propósitos.

Introducción a la Hermenéutica Bíblica 1 Página 9 de 18


Antes de poder entender correctamente la Palabra de Dios y experimentar el poder de su verdad viviente,
necesitas asegurarte que has renunciado y vuelto de todo pecado, y que crees y confías solo en Cristo con
todo tu corazón. Si no te has convertido y recibido la gran salvación ofrecida a través del Evangelio,
entonces todavía estás muerto espiritualmente y tu mente esta oscurecida.

Efesios 2:1 “Y él os dio vida a vosotros, cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados,”

Efesios 4:17-18 “17. Esto, pues, digo y requiero en el Señor: que ya no andéis como los otros gentiles, que
andan en la vanidad de su mente, 18. teniendo el entendimiento entenebrecido, ajenos de la vida de Dios
por la ignorancia que en ellos hay, por la dureza de su corazón;”

Entrega tu vida a Jesucristo y búscalo hasta que sepas que te has convertido en una nueva criatura por
Su poder. Luego podrás entender las cosas del Espíritu en la Palabra de Dios escrita.

Otros 3 requisitos previos para estudiar la biblia eficazmente

1. Manos limpias y un corazón puro.

Salmos 24:3-4ª
“3. ¿Quién subirá al monte de Jehová? ¿Y quién estará en su lugar santo? 4. El limpio de manos y puro
de corazón; El que no ha elevado su alma a cosas vanas, Ni jurado con engaño.”

Morar en la presencia de Dios es morar en lugar santo, y para morar a allí, tenemos que estar en Cristo,
que es nuestra santificación (1 Corintios 1:30 “Mas por él estáis vosotros en Cristo Jesús, el cual nos ha
sido hecho por Dios sabiduría, justificación, santificación y redención;”), y parte de estar en Cristo es
caminar en la luz como él está en la luz con todos nuestros pecados puestos bajo su sangre preciosa (1
Juan 1:7 “pero si andamos en luz, como él está en luz, tenemos comunión unos con otros, y la sangre de
Jesucristo su Hijo nos limpia de todo pecado.”).

Asegúrate de tener tus manos limpias, que no estés aferrado en algo que no le agrada a Dios. Y asegúrese
de que tu corazón este puro, que realmente desees tener comunión con Dios y estar más cerca de Él.
Nuestro deseo para estudiar la Biblia no debe ser sólo para llenar nuestro cerebro con conocimiento, sino
para penetrar nuestro corazón con la revelación de Dios para que podamos conocerlo más.
Las manos que están ocupadas agarrando las cosas del mundo no tienen capacidad para comprender las
verdades profundas del Espíritu, y los corazones que están contaminados con la conciencia de pecado no
tienen capacidad para deleitarse en la santa verdad de Dios. Tenemos que abordar las Escrituras en
nuestros estudios, como si nos estuviéramos acercándonos al Lugar más Santísimo, la presencia
inmediata de Dios mismo.

Introducción a la Hermenéutica Bíblica 1 Página 10 de 18


2. Un hambre y una expectación de que Dios hable.

1 Pedro 2:2 (RV 60)


“desead, como niños recién nacidos, la leche espiritual no adulterada, para que por ella crezcáis para
salvación,”
Este mismo versículo en la Biblia de las Américas (LBLA) lo expresa así:
“desead como niños recién nacidos, la leche pura de la palabra, para que por ella crezcáis para
salvación,”
En este versículo, la palabra Griega para “deseo” está hablando más que solo querer algo, está hablando
de intensamente anhelar algo, en este caso, la Palabra. Al igual que un bebé tiene un deseo intenso de
leche para su sustento natural, necesitamos desear ardientemente la Palabra de Dios para recibir nuestro
sustento espiritual. Mientras abordas el estudio de la Biblia, asegúrate de que tu corazón esté con hambre
y anticipe que el Espíritu Santo te hable. Espera que el Espíritu Santo utilice la palabra escrita para
ministrarte donde necesites Su toque más. Ve a él con tus preguntas, dudas, luchas, temores y tentaciones,
y al leer la Palabra, espéralo hasta que te muestre la verdad con gran poder que cambiara tu corazón y su
situación. Tienes que tener tu corazón abierto para escuchar al Espíritu mientras lees y estudias,
hambriento de Él para que te llene con su “tesoro escondido”.
Proverbios 2:1-5
“1. Hijo mío, si recibieres mis palabras, y mis mandamientos guardares dentro de ti, 2. Haciendo estar atento
tu oído a la sabiduría; si inclinares tu corazón a la prudencia, 3. Si clamares a la inteligencia, y a la prudencia
dieres tu voz; 4. Si como a la plata la buscares, y la escudriñares como a tesoros, 5. Entonces entenderás
el temor de Jehová, y hallarás el conocimiento de Dios.”

3. Oración para entender.


Jeremías 33:3
“Clama a mí, y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces.”
El apóstol Pablo oró constantemente por los creyentes en Colosas, pidiendo al Señor que los llenara de
conocimiento, sabiduría y entendimiento espiritual, y que continuamente se mantuvieran creciendo en el
conocimiento de Dios.
Colosenses 1:9-10
“9. Por lo cual también nosotros, desde el día que lo oímos, no cesamos de orar por vosotros, y de pedir
que seáis llenos del conocimiento de su voluntad en toda sabiduría e inteligencia espiritual, 10. para
que andéis como es digno del Señor, agradándole en todo, llevando fruto en toda buena obra, y creciendo
en el conocimiento de Dios;”

Introducción a la Hermenéutica Bíblica 1 Página 11 de 18


Constantemente debemos orar esta oración para nosotros mismos, pidiéndole a Dios que nos dé “el
espíritu de sabiduría y de revelación en el conocimiento de Él”. Efesios 1:17 “para que el Dios de nuestro
Señor Jesucristo, el Padre de gloria, os dé espíritu de sabiduría y de revelación en el conocimiento de
él,”.
Si vemos que necesitamos crecer en sabiduría en algún tema, Santiago nos dice que debemos pedirle a
Dios con fe para que recibamos sabiduría de El.
Santiago 1:5-7
“5. Y si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, el cual da a todos abundantemente
y sin reproche, y le será dada. 6. Pero pida con fe, no dudando nada; porque el que duda es semejante
a la onda del mar, que es arrastrada por el viento y echada de una parte a otra. 7. No piense, pues, quien
tal haga, que recibirá cosa alguna del Señor.”
Nuestro objetivo principal en el estudio de las Escrituras es conocer la voluntad de Dios, así que tiene
sentido orar seriamente antes de estudiar lo más posible para que el Espíritu Santo ilumine nuestros
corazones y nuestras mentes y nos revele la voluntad de Dios para nuestras vidas vivificando la Palabra
escrita. No importa que bien sigamos las reglas para la correcta interpretación, si el Espíritu Santo no nos
abre nuestro entendimiento, no ganamos nada. Necesitamos ser enseñados por el Señor mismo.
1 Juan 2:27
“Pero la unción que vosotros recibisteis de él permanece en vosotros, y no tenéis necesidad de que nadie
os enseñe; así como la unción misma os enseña todas las cosas, y es verdadera, y no es mentira,
según ella os ha enseñado, permaneced en él.”

Introducción a la Hermenéutica Bíblica 1 Página 12 de 18


Usando bien la Palabra de Verdad

2 Timoteo 2:15
“Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué
avergonzarse, que usa bien la palabra de verdad”
Pablo nos advierte que las Escrituras deben ser usadas correctamente. Observando el texto, podemos
darnos cuenta de tres condiciones fundamentales:
 Estudiar con diligencia.
 Ser aprobado por Dios.
 Usar bien la palabra de verdad.
Estos tres medios son los correctos para el uso correcto de las Escrituras. Es por el “usar bien" la palabra
de verdad que toda Escritura es "provechosa".
2 Timoteo 3:16-17
“16. Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir
en justicia, 17. a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra.”

1. Estudiar con diligencia.


Cuando entendemos que debemos estudiar la palabra de Dios administrativamente correcta, estamos
siendo obedientes a las instrucciones de Dios.
El estudiar diligentemente está mostrando la idea del esfuerzo continuo, haciendo todo lo posible para
lograr entender lo que Dios desea comunicarnos en su palabra. La idea aquí es el “apresurarse''. Un médico
para poder llegar alcanzar su título debe estudiar diligentemente, y a la vez, debe continuar haciéndolo
para poder llevar y seguir desarrollando su profesión. Todo buen cristiano debe procurar estudiar, analizar
y escudriñar las Escrituras cada día. Estos estudiantes son ávidos, determinados y rumiarán hasta el último
detalle con ansias de saber. Un buen ejemplo de esto lo podemos ver en Hechos 17:11 referente a los
bereanos, “Y éstos eran más nobles que los que estaban en Tesalónica, pues recibieron la palabra con
toda solicitud, escudriñando cada día las Escrituras para ver si estas cosas eran así.” Todo estudiante
de la Biblia debería imitar tal actitud, y cuando esto sucede muchos problemas se podrán evitar debido a
las erróneas interpretaciones.

2. Ser aprobado por Dios.


La idea es que debemos poner diligencia para presentarnos aprobados delante de Dios. Lamentablemente
muchos religiosos ponen diligencia, pero buscan su aprobación en el hombre. Cristo mismo advirtió éste
peligro en Mateo 7:21 al decir: “No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos,
sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos.” Posteriormente en el verso 22, Jesús
Introducción a la Hermenéutica Bíblica 1 Página 13 de 18
presenta la idea de “aprobación" que muchos reclamarían por haber realizado grandes maravillas utilizando
el nombre de él al continuar diciendo: “Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en
tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? ” La
respuesta de Jesús del verso 23 es lo que estamos tratando en éste punto: “Y entonces les declararé:
Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad.” Claramente entendemos que ellos no fueron
obreros aprobados por Dios. ¡Los falsos profetas serán avergonzados!.
Veamos otros textos al respecto:
Gálatas 1:10 “Pues, ¿busco ahora el favor de los hombres, o el de Dios? ¿O trato de agradar a los
hombres? Pues si todavía agradara a los hombres, no sería siervo de Cristo.”
2 Corintios 10:18 “porque no es aprobado el que se alaba a sí mismo, sino aquel a quien Dios alaba.”
Romanos 14:18 “Porque el que en esto sirve a Cristo, agrada a Dios, y es aprobado por los hombres.”
La enseñanza presentada en estos textos es que cada persona que reclama amar a Dios debe buscar la
aprobación por parte de Dios y no de los hombres.

3. Usar bien la palabra de verdad.


El "usar bien" implica la idea de que se puede llegar a "usar mal" la palabra de verdad. ¡Evidentemente
muchos la utilizan mal!. Si observamos el versículo 18 de 2 Timoteo 2, Pablo dice que algunos se
“desviaron de la verdad ”. La verdad es exclusiva, única, inalterable y no tiene competencia. Es totalmente
contrario a cualquier "fábula". Toda persona puede entender la verdad de Dios, porque El la ha revelado
de una manera comprensible.
En el mundo religioso está plagado de pruebas de que muchos no utilizan bien la palabra. Podemos hacer
una lista de diferentes temas que se discuten por la sencilla razón de utilizar mal el texto. Algunos presentan
textos fuera de sus contextos para probar sus doctrinas.
Muchas veces se utilizan palabras con definiciones sectarias que nada tienen que ver con lo que la Biblia
realmente enseña. Para dar un ejemplo simple podemos ver la palabra “bautismo”, donde algunos la
definen como “rociamiento". Es por eso que cuando un sacerdote rocía algo de agua en la cabeza del
infante, tal acción se lo define como “bautismo”. Pero, ¿Es ésta la definición bíblica? La Biblia detalla la
palabra “bautismo” como una inmersión en agua; es decir, una sepultura total del cuerpo en agua.
Mateo 3:16 “Y Jesús, después que fue bautizado, subió luego del agua; y he aquí los cielos le fueron
abiertos, y vio al Espíritu de Dios que descendía como paloma, y venía sobre él.”
Hechos 8:37-39 “37. Felipe dijo: Si crees de todo corazón, bien puedes. Y respondiendo, dijo: Creo que
Jesucristo es el Hijo de Dios. 38. Y mandó parar el carro; y descendieron ambos al agua, Felipe y el eunuco,
y le bautizó. 39. Cuando subieron del agua, el Espíritu del Señor arrebató a Felipe; y el eunuco no le vio
más, y siguió gozoso su camino.”
Romanos 6:3-4 “3. ¿O no sabéis que todos los que hemos sido bautizados en Cristo Jesús, hemos sido
bautizados en su muerte? 4. Porque somos sepultados juntamente con él para muerte por el bautismo, a

Introducción a la Hermenéutica Bíblica 1 Página 14 de 18


fin de que como Cristo resucitó de los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros andemos en
vida nueva.”
Muchos líderes religiosos buscan sus apoyos doctrinales en una ley que ya no está vigente hoy en día,
como lo es la ley de Moisés; una ley que fue abolida, siendo Cristo mediador de un nuevo pacto a través
de su muerte.
Hebreos 8:13 “Al decir: Nuevo pacto, ha dado por viejo al primero; y lo que se da por viejo y se envejece,
está próximo a desaparecer.”
Lo anterior es solo un mínimo ejemplo de los abusos que se subsisten por no usar bien la palabra de
verdad. El resultado de ser un estudioso diligente, serio y responsable es que se podrá obtener la
aprobación de Dios.
La regla a seguir es la expuesta en 1 Pedro 4:11a que dice: “Si alguno habla, hable conforme a las palabras
de Dios”. Si todos pudieran seguir esta orden, la división religiosa que tanto daño hace, no existiría.

Muchos mal interpretan las escrituras

“Si llamó dioses a aquellos a quienes vino la palabra de Dios (y la Escritura no puede ser quebrantada),”
Juan 10:35

¡Esta es una verdad indiscutible!. Es lamentable que muchas personas mal entiendan las cosas simples
de la Biblia. Mal interpretan el mensaje de Dios, y que por hecho, podemos ver la multiplicidad de doctrinas
existentes totalmente desconocidas en el Nuevo Testamento. Es como los profetas falsos en la antigüedad
cuando anunciaban: “Así dice Jehová”, pero proclamaban y practicaban cosas “cosa que no les mandé, ni
hablé, ni me vino al pensamiento.” (Jeremías 19:5b). ¡Esta porción de las Escrituras no está fuera de la
realidad actual!. Muchos quienes reclaman su amor a Dios y reclaman ser muy fieles a la voluntad de Dios,
practican y enseñan doctrinas totalmente desconocidas y no mandadas por Dios.

A continuación veremos algunas razones posibles del porque muchos mal interpretan las
Escrituras:

1. Ignorar la fuente de autoridad.


1 Tesalonicenses 2:13 se nos dice: “Por lo cual también nosotros sin cesar damos gracias a Dios, de que
cuando recibisteis la palabra de Dios que oísteis de nosotros, la recibisteis no como palabra de hombres,
sino según es en verdad, la palabra de Dios, la cual actúa en vosotros los creyentes.”
¡Los tesalonicenses trataban el evangelio como un mensaje enviado a ellos por Dios mismo! No se muestra
perseverancia en la verdad de Dios cuando se sigue enseñanzas humanas. Muchos líderes religiosos
enseñan sus doctrinas y afirman diciendo "así dice el Señor", pero es triste que los tales ignoran la regla
de 1 Pedro 4:11a “Si alguno habla, hable conforme a las palabras de Dios”.

Introducción a la Hermenéutica Bíblica 1 Página 15 de 18


2. No utilizar el sentido común.
El sentido común es la facultad que todos poseemos para poder juzgar razonablemente las cosas, sea
bueno o sea malo. Esto mismo es lo que leemos en Nehemías 8:8 “Y leían en el libro de la ley de Dios
claramente, y ponían el sentido, de modo que entendiesen la lectura.” Si no se utiliza el “sentido
común” para interpretar las Escrituras, todo esfuerzo será en vano. Cuando leemos un documento, un libro,
una revista o simplemente estamos teniendo un diálogo con otra persona, estamos tratando de interpretar,
y para eso inconscientemente estamos utilizando el sentido común.
Muchas veces se discuten temas y se forman grandes debates por cuestiones simples de entender en las
Escrituras. ¿La razón? ¡No se utiliza el sentido común!.

3. No confiar en que Dios nos hará entender la Escritura


Esto es muy común entre muchas personas, pero no está lejos de nuestros hermanos. Muchos se cierran
diciendo “esto no puedo entenderlo, es difícil para mí”. Tal actitud es lamentable y dañina para ellos
mismos. Aquel que desee hacer la voluntad de Dios debe confiar en Él quien da la sabiduría y en el Espíritu
Santo que nos guía a toda verdad.

Santiago 1:5-6 “5. Y si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, el cual da a todos
abundantemente y sin reproche, y le será dada. 6. Pero pida con fe, no dudando nada; porque el que duda
es semejante a la onda del mar, que es arrastrada por el viento y echada de una parte a otra.”

Juan 16:13 “Pero cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad; porque no hablará por
su propia cuenta, sino que hablará todo lo que oyere, y os hará saber las cosas que habrán de venir.”

Salmos 32:8 “Te haré entender, y te enseñaré el camino en que debes andar; sobre ti fijaré mis ojos.”

Jeremías 31:33-34 “33. Pero este es el pacto que haré con la casa de Israel después de aquellos días, dice
Jehová: Daré mi ley en su mente, y la escribiré en su corazón; y yo seré a ellos por Dios, y ellos me serán
por pueblo. 34. Y no enseñará más ninguno a su prójimo, ni ninguno a su hermano, diciendo: Conoce a
Jehová; porque todos me conocerán, desde el más pequeño de ellos hasta el más grande, dice Jehová;
porque perdonaré la maldad de ellos, y no me acordaré más de su pecado.”

4. Centrarse únicamente en textos favoritos.


Todos tenemos y utilizamos textos favoritos en la Biblia que frecuentemente lo compartimos con otros,
tales como: Juan 3:16; Juan 14:6; Filipenses 4:13; 1 Corintios 13 y muchos de los Salmos y Proverbios.
Claro que no está mal hacer esto; pero sucede que hay quienes no hacen el esfuerzo por estudiar y analizar
textos o capítulos controversiales y difíciles en la Biblia.

5. Ser conformitas.
Un joven se acercó a uno de los anciano de la iglesia y le dijo: "Daría cuarenta años de mi vida, para saber
como usted las Escrituras" - Por lo que el anciano le respondió: "¡Es lo que me ha tomado, cuarenta años
de mi vida!”. Aprender de las Escrituras debe ser un deseo continuo de todo cristiano por toda una vida.

Introducción a la Hermenéutica Bíblica 1 Página 16 de 18


Hay quienes llegan a un cierto nivel de conocimiento sobre temas favoritos y allí quedan, no estudian mas,
no profundizan. No se interesan por enriquecer su conocimiento. ¡No olvidemos que el saber no ocupa
lugar en la mente y que nunca en esta vida aprenderemos todo de Dios, porque Él es inmensamente
grande para nuestro conocimiento limitado! Creer que ya lo sabemos todo es cuando comenzamos a ser
ignorantes.

Salmos 40:5 “Has aumentado, oh Jehová Dios mío, tus maravillas; y tus pensamientos para con nosotros,
no es posible contarlos ante ti. Si yo anunciare y hablare de ellos, no pueden ser enumerados.”

6. Exponer nuestras opiniones.


Este error es muy común en muchas personas. Es decir, exponen sus opiniones, y esas opiniones tienen
más peso que lo que pueda llegar a decir las verdades bíblicas. No debe tomarse las opiniones como una
regla de interpretación, por lo tanto debemos rechazar aquellas frases tan comunes como: “...yo pienso
que...” – “...me parece...” – “...yo creo...” – “...para mi dice...” etc. Utilizar éste lenguaje resta autoridad a la
palabra de Dios. El proceso más básico para utilizar para una buena interpretación de las Escrituras es
preguntar: ¿qué? - ¿dónde? - ¿cuándo? - ¿por qué? y ¿quién?.

7. Leer incorrectamente.
Este es un factor importante, y muchas veces descuidado. Serios errores se cometen por el simple hecho
de leer mal, cuando esto sucede se mal interpreta un texto, pasaje o capítulo. Debemos buscar la exactitud
de las cosas, y entre ellas la lectura. Cuando leemos mal enviamos mensajes a nuestro cerebro de forma
desordenada los cuales que se entenderán mal y por ende se interpretara mal. Un buen estudiante de la
Biblia hará lo posible para leer correctamente, respetando los puntos, las comas, los acentos, los signos
de preguntas y de interrogación, etc. Si no aprendemos a leer respetando las normas de la gramática, se
debe dar por seguro, que una mala interpretación se conseguirá. ¡Leer, simplemente se aprende leyendo!
¡Un buen ejercicio es leer, leer, leer, leer, y leer; y si es posible hacerlo en voz alta! El apóstol Pablo le
decía a Timoteo lo siguiente en 1 Timoteo 4:13 “Entre tanto que voy, ocúpate en la lectura, la
exhortación y la enseñanza.”

8. Ser perezosos.
La flojera para estudiar es una de las razones principales del estancamiento mental. Algunos, e incluso
hasta hermanos, no desean quemar tanto tiempo para el estudio de las Escrituras. Cuando ven algún
escrito, folleto, libro, y ni hablar de ciertos textos o capítulos de la Biblia demasiados largos, lo ignoran por
completo, porque no desean consumir mucho tiempo en la lectura o estudio. ¡El estudio es trabajo, el
estudio es cansancio, el estudio es disciplina, el estudio es tiempo, el estudio es dedicación!.
Proverbios 13:4 “El alma del perezoso desea, y nada alcanza; mas el alma de los diligentes será
prosperada.”
Romanos 12:11 “En lo que requiere diligencia, no perezosos; fervientes en espíritu, sirviendo al Señor;”
Hebreos 6:12 “a fin de que no os hagáis perezosos, sino imitadores de aquellos que por la fe y la paciencia
heredan las promesas.”

Introducción a la Hermenéutica Bíblica 1 Página 17 de 18


Factores que impiden una interpretación correcta

1. El deseo de querer agradar este mundo.


2. El usar la Biblia para justificar su doctrina errónea.
3. El considerar la Biblia como un libro de solo historias.
4. El considerar la Biblia como una simple carta de amor.
5. El leer la Biblia sin ninguna intención de querer entenderla.
6. El desear hacer lo que nosotros queremos y no lo que la Biblia nos ensena.
7. Falta de gozo en el estudio de la Palabra de Dios.
8. Falta de un deseo de querer investigar la Biblia.
9. Falta de convicción en cuanto a la Palabra inspirada.
10. La presencia del pecado en la vida del estudiante.

Factores que ayudan a poder entender las escrituras

1. El sentido común (razonar correctamente)


2. Fe en la inspiración de la Biblia (2 Timoteo 3:16-17).
3. Una disposición de investigar e inquirir (Hechos 17:11; 1 Tesalonicenses 5:21).
4. Una disposición de querer conocer la verdad para ensenarla (Juan 7:17).
5. Fe en que la Biblia si puede ser entendida (Efesios 3:4; 5:17; Juan 8:32)
6. Fe en que la Biblia si puede ayudarnos y prepararnos para toda buena obra (2 Timoteo 3:15, 17).
7. Fe en que la Biblia puede salvarnos (Santiago 1:21).
8. La pureza espiritual (Juan 8:44-45).
9. Una traducción correcta de las Escrituras (2 Timoteo 2:15).
10. Leer con mucho cuidado (1 Timoteo 4:13).
11. Analizar cuidadosamente libros de Hermenéutica escritos por hermanos sanos en la fe.
12. Tener mucho amor por las Escrituras (Salmo 119:97; Salmo 1:1-4)
13. Considerar cuidadosamente el contexto del pasaje bajo consideración.
14. Poner atención a las palabras que se usan en el texto.
15. Poner atención a .Quien escribió?
16. Poner atención a .Por qué se escribió?
17. Poner atención a .Cuando se escribió?
18. Poner atención a .Donde se escribió?
19. Poner atención a .A quien se escribió?
20. Tener una mente sana (física y espiritualmente)

Introducción a la Hermenéutica Bíblica 1 Página 18 de 18

Похожие интересы