Вы находитесь на странице: 1из 13

UNIVERSIDAD NACIONAL DE CAJAMARCA

FACULTAD DE INGENIERÍA
ESCUELA ACADÉMICO PROFESIONAL DE INGENIERÍA
GEOLÓGICA

TEMA:

BRECHAS

DOCENTE:

RONCAL JULCAMORO ,LISETH

MATERIA:

YACIMIENTOS I

ALUMNO:

BAZAN ELIAS, JULIUS

ROMERO BECERRA, Walter

MARCHENA CHAVEZ , GABRIEL

VARGAS LIMAY , JHON

CAJAMARCA-PERÚ JULIO DEL 2019


Brechas
La presencia de cuerpos de brechas, con una gran variedad de características, es común acompañando
a un amplio espectro de yacimientos hidrotermales y muchas veces las brechas mismas constituyen
cuerpos mineralizados. Consecuentemente es importante entender los procesos que generan brechas
asociadas a mineralización, cuales son las características que permiten distinguir distintos tipos de
ellas y describir el rol de las brechas en la formación de yacimientos minerales.
¿Qué es una brecha?
Una brecha es una roca constituida por fragmentos líticos que se mantienen ligados por una matriz y
cuyo cemento en el caso de las asociadas a mineralización pueden ser minerales hidrotermales
incluyendo a los minerales de mena (Ej. turmalina, cuarzo, calcopirita, etc.). En general, los minerales
hidrotermales rellenan total o parcialmente los huecos formados en la roca fragmentada y mucha de la
mineralización en brechas ha sido introducida por fluidos hidrotermales y consecuentemente se
encuentra en la masa fundamental de la brecha. Este último es un término general, no genético, que
incluye matriz y el cemento de la brecha.Los procesos hidrotermales en ocasiones producen
reemplazo o metasomatismo en brechas, este reemplazo corresponde composicionalmente a cemento,
pero que ha sido emplazado por sustitución de material preexistente en la brecha.
En brechas sedimentarias o volcanogénicas es común que su formación involucre transporte y
agregación de materiales clásticos o piroclásticos, pero en brechas genéticamente asociadas a procesos
hidrotermales es más frecuente que las brechas sean formadas por desagregación de rocas pre-
existentes in situ o con limitado transporte de los fragmentos.
Los fragmentos o clastos provienen de rocas fragmentadas, las que son progresivamente molidas
mientras mayor es la deformación (brechización). Algunas brechas contienen solo fragmentos de la
roca encajadora de los cuerpos brechosos o pueden tener fragmentos introducidos ajenos a las rocas
encajadoras adyacentes y los fragmentos pueden tener variadas intensidades de alteración hidrotermal.
Se usan los términos monolitológica o monomíctica para aquellas que están formadas exclusivamente
de un tipo de roca y heterolitológicas o polimícticas para aquellas que incluyen una variedad
composicional de fragmentos. En algunas brechas se pueden producir alineamientos de fragmentos e
incluso estratificación.
La matriz puede ser de roca molida derivada localmente o material rocoso introducido de
granulometría más fina que los fragmentos (dependiendo del grado de molienda) que rellena los
espacios entre fragmentos. El origen de la matriz puede ser detrítico, cataclástico, volcánico,
plutónico, etc. Se utiliza el término correspondiente para indicar que los fragmentos y la matriz de una
brecha tienen la misma composición, pero las brechas pueden ser semi-correpondientes o no-
correspondientes si la composición es mixta o completamente diferente respectivamente entre los
fragmentos y la matriz. Cuando existen fragmentos o partículas enfriadas directamente de un magma
eruptivo, se habla de material juvenil. A menudo es difícil discriminar la naturaleza del material de
una brecha, pero la presencia de fragmentos de pomez en una diatrema se interpretan como material
ígneo juvenil.
La textura o fábrica de la brecha puede variar desde aquellas soportadas por fragmentos en las que los
fragmentos están en contacto entre sí y las soportadas por matriz en las que los fragmentos aparecen
dispersos en un material de grano más fino. En brechas soportadas por fragmentos los huecos entre los
fragmentos pueden ser espacios abiertos o estar parcial o completamente rellenos.
Los fragmentos de la brecha pueden tener distinto grado de redondeamiento, a saber:
 Fragmentos angulosos
 Fragmentos sub-angulosos
 Fragmentos sub-redondeados
 Fragmentos redondeados
En brechas relacionadas a mineralización el redondeamiento de los fragmentos resulta del
movimiento entre los fragmentos. La molienda, desgaste o atrición entre los fragmentos resulta en
redondeamiento y mientras mayor sea el movimiento entre fragmentos o más violento produce más
redondeamiento de los fragmentos. Aunque puede parecer un contrasentido en algunos tipos de
brechas asociadas a mineralización los fragmentos pueden estar bien redondeados (Ej. diques de
guijarros o "peeble dikes" y brechas de diatremas).
De acuerdo al tamaño de los fragmentos se habla de
 megabrechas para aquellas que tienen fragmentos >4 m de diámetro.
 meso-brechas para aquellas en las que los fragmentos oscilan entre 2 mm y 4 m.
 microbrechas para las que tienen fragmentos de menos de 2 mm.

Brechas hidrotermales
Pebble dike o brecha hidrotermal que se formó en un ambiente post-magmático en conjunto de
una disminución explosiva de la presión. Frecuentemente en la Región de Atacama se muestran
mineralizado con turmalina.
La brecha hidrotermal corresponde a un proceso de fracturamiento hidráulico que ocurre
cuando la presión de vapor de un fluido (agua) hidrotermal supera a la presión confinante.
Algunos casos pueden estar vinculado a colapso, producto de la alteración de la base de soporte.
Ilustración 1 tipos de brechas hodrotermales.
Brecha Magmática-Hidrotermal
Brecha de Injección

FORMACIÓN
 Las brechas hidrotermales se forman en un sistema hidrotermal inestable.
 La roca es afectada por las fuerzas liberadas de este traspaso de un liquido a un vapor.
 Una disminución de la presión puede provocar una evaporación instantánea.
Brechas hidrotermales se caracterizan por:

El tipo de clasto

• Apariencia de los clastos

• La composición de la matriz: tipo de mineral, color , dureza

• La simetría del cuerpo:

• Vetiformes, irregular, tamaño, sonaciones

• Las estructuras tectónicas: pre, con y post genetico.


BRECHAS HIDROMAGMATICAS

Brechas Freatomagmáticas

Las brechas en esta sección están asociadas principalmente con depósitos epitermales y pórfidos
cupríferos y parecen ser apreciablemente menos ampliamente distribuidas que otras variedades de
brechas descritas de esos dos tipo de depósitos. Estas brechas fueron por primera vez reconocidas
como asociadas a depósitos minerales por Sillitoe y Bonham (1984), aunque ellas podrían incluir
algunas de las brechas “prehidrotermales” de Bryner (1961) y constituir la categoría de brechas
estudiadas por Wolfe (1980). Se prefiere el término diatrema al de chimenea de brecha o de
conducto relleno de brecha de este tipo porque se cree que ellas cumplen con la definición original
de Daubreé (1891) que una diatrema es un conducto de emisión producido por una explosión
volcánica.

Esta categoría posee un número de características unificadoras que ayudan a distinguirlas de otros
tipos de brechas. Muchos ejemplos de brechas de este tipo, especialmente aquellas de Cripple
Creek, Montana Tunnels, Cerro de Pasco, El Teniente, Guinaoang, Dizon y Acupán, son de grano fino
y en gran medida soportadas por matriz; es usual de 50 a 90% de material de matriz. En Montana
Tunnels el material de la matriz es de tamaño de grano de MATERIAL TOBACEO.

Las diatremas típicamente son más grandes que las chimeneas de brecha de turmalina y, con la
mayoría ocupa >1 km2 de superficie. Las dos mayores conocidas Cripple Creek y Guinaoang tienen
5,9 y 8,5 km en su dimensión máxima superficial respectivamente y parecen haberse formado por la
coalescencia de varias diatremas más pequeñas. La extensión vertical de las diatremas también es
grande, con Cripple Creek, El Teniente y Acupan excede los 1.000 m. La Brecha Braden tendría un
contacto irregular, en forma de diente de perro, con un pórfido dacítico post-mineral a una
profundidad de alrededor de 1.600 m y puede que no se extienda más abajo.

Alteración y mineralización

Las diatremas asociadas a depósitos epitermales de metales preciosos fueron emplazadas antes que
comenzara la mineralización (pre-minerales), como en Montana Tunnels y posiblemente Acupan, o
mientras esta estaba ocurriendo (intra-minerales). En contraste las diatremas que acompañan a
depósitos de tipo pórfido ce Cu-Mo o Cu-Au son generalmente muy tardías o post-minerales.

BRECHAS FREÁTICAS

Presentan sucesivas etapas de alteración, mineralización y brechización; el control estructural es


más evidente, tanto por fallas, como por estructuras volcánicas. La alteración hidrotermal
dominante es la silicificación, acompañada o gradando a alteración argílica avanzada. Si existe
alteración argílica avanzada esta se asocia a sulfuros tales como pirita, enargita, luzonita y covelina,
generalmente como cemento de fragmentos silicificados.

La génesis de las brechas freáticas se atribuye al aumento de la presión hidrostática en sistemas


epitermales debajo una barrera de baja permeabilidad (sellamiento por depositación de sílice
hidrotermal a niveles someros). La brechización puede gatillarse por intrusión, fallamiento o
deslizamientos, lo que induce el fracturamiento hidráulico, la repentina descompresión del sistema,
transformación violenta del agua sobrecalentada a vapor (flashing en inglés) conducente a una
explosión hidrotermal.

Brechas Magmáticas
Para determinar este tipo de brechas, al igual que la mayoría de las brechas hidrotermales, es importante
aclarar la relación de la brecha con su entorno, datos como geometría, tamaño, alteración y
mineralización son importantes.
Alteración:
La alteración suele ser potásica (que puede migrar a sericítica o a fílica (Qz, Sericita, Py) Las inclusiones
fluidas indican fluidos de alteración salinos y calientes (soluciones ricas en Cl y con Tº C entre 300 y
600ºC.) Esta alteración suele afectar tanto a la matriz como a los fragmentos.

Génesis – Mecanismos
La paragenesis Tur – Qz – Sulf.(Calcopirita / Bornita o Pirita) – Carbonatos indica una evolución
controlada por la TºC. Los sulfuros suelen depositarse a temperaturas más bajas que los silicatos. La
fragmentación suele ser hidráulica (por sobrepresión hidráulica). La matrix es de polvo de roca y
minerales hidrotermales.
La geometría de estos cuerpos puede ser de pipes pero de escasa disipación o apertura hacia fuera y un
control sobre su forma que puede ser estructural por sheeting en el contacto con la caja en forma
poligonal visto en planta (es común la geometría hexagonal).

En ambientes pórfidos suelen tener dos ubicaciones principales: Adentro del mismo pórfido, cortándolo
y constituyendo menas y afuera del mismo, dispuestos como halos en torno al pórfido, en el halo
sericítico o propilítico. Su sulfuro en este último caso suele ser pirita estéril.
En el primer caso es difícil reconocerlos ya que la brecha contiene clástos monomícticos del mismo
ambiente. En el segundo caso, al estar en un halo más externo suelen estar más oxidados y por ende
más fácil de reconocer.
(ej.: Bx Rio Blanco, Los Bronces, Pelambres?)
Es posible también que en vez de generarse una sola brecha (aunque sea con distintos pulsos pero
superpuestas espacialmente) la disipación de la energía se logre en un arreglo
de cluster de brecha – pipes, a modo de anillo en torno al pórfido. En este caso sería posible que la
mineralización también se disipe y que en definitiva ninguna de las brechas sea económicamente
rentable.
En el caso de que la matriz de las brechas sea solo pirítica podría ser que la mineralización todavía esté
focalizada en algún sector del sistema y esas brechas en general estarían indicando un sector marginal
del pórfido.

Brecha con matrix de sulfuros, Alto Chicama, Peru

Matrix Turmalínica:
La presencia de matrix turmalínica puede indicar que el sistema, además de ser muy caliente, puede
haber sellado los conductos para mineralización fácilmente.
La turmalina suele ser uno de los primeros minerales en precipitar y en ese caso actúa de sello. La
mineralización entonces puede hallar cerrado el paso y las brechas así generadas
suelen ser estériles.
En el caso de la presencia de turmalina el Bo indica influencia del magma. Puede verse una gradación
de temperatura según sus minerales en ambientes pórfidos que va:

Tur – Qz – Sulf.(Calcopirita / Bornita o Pirita) – Carbonatos

Alteración en brechas:
La alteración puede ser un elemento clave para determinar el origen magmático en una brecha. En
brechas polilitológicas clastosostén con alteraciones en halo dentro de los fragmentos indicarían una
alteración post brechación mientras que vetillas truncadas indicarían una mineralización pre
brechamiento. (Ej Mt Leyshon, Bx Central, Pascua).
Por ejemplo, alteraciones del tipo potásica estarían indicando la cercanía a un ambiente
pórfido.
Vetillas tipo A en un fragmento de la brecha Central en superficie, Qda. de Pascua

Testigo de Brecha Esperanza. Obsérvese como la alteración y vuggy ha afectado a la mtx. de


la roca.

Exfoliación Hipogénica (fragmentos tipo teja)


Este tipo de brechas indican un instante y lugar (profundidad) particular en el sistema.
Indica una descompresión masiva importante, violenta (momento de la desgasificación catastrófica en
superficie, venteo importante en el conducto o chimenea por ejemplo) y como es manifestada esa
descompresión a cierta profundidad y por ciertos tipos y tamaños de bloques que se encontraban
sometidos a una determinada presión un instante antes. Este efecto fue confirmado luego de explosiones
nucleares subterráneas practicadas en Nevada.
DDH-GZO-35 fragmentos tipo teja

Pebble dikes:
El redondeamiento de los fragmentos no implica necesariamente transporte. El mecanismo principal de
formación de estos depósitos no sería producido por atrición sino por el efecto de descompresión masiva
focalizada (en una estructura menor, por ejemplo) y se generarían a profundidades importantes, no
serían superficiales. Ese mecanismo, conocido como exfoliación hipogena o hipogénica, puede implicar
un transporte mínimo o casi nulo, la exfoliación es in-situ por lo que casi no habría mezcla o rechazo
estratigráfico.
La atrición es otro proceso de redondeamiento pero menos efectivo que la exfoliación hipogénica e
implica un transporte importante y por ende un cruce estratigráfico notorio.
Los diques de harina de roca (o de matriz) pueden generarse cuando se abren grietas en sistemas que
están litificándose pero todavía están activos y el ancho de las grietas ya no permite el paso de los
fragmentos más grandes por lo que solo pasarían los menores que el ancho de la grieta (típicos de la
matriz) los que sí podrían pasar.
Suelen tener mucho transporte (hasta 1 km) por lo que la atrición en esos casos se torna
importante.

Lapilli Acresional:
El lapilli acresional se generaría en forma similar al granizo, en este caso por acreción de barro en torno
a un núcleo cualquiera inicial. Pueden crecer en las nubes surge laterales o piroclásticos de caída en
gral. La última capita de los lapillis suele ser más fina y oscura.
Suele ser un deposito indicador de ambientes freatomagmáticos.
Lapilli acresionales en testigos del pozo DDH GZO 36, Cerro Corazón, Frontera

BRECHA INTRUSIVA

 Llamada también “milled breccia”, “pebble breccia”. Este es un tipo de brecha muy
importante y ampliamente conocida en todos los depósitos de cobre porfirítico.
 La característica principal la constituye el redondeamiento de los fragmentos,
cementados por una fina matriz generalmente constituída por la misma roca finamente
pulverizada.
 Los tamaños del fragmento pueden variar desde muy pequeños sub-microscópicos
hasta de varias pulgadas de diámetro.
 El proceso de atracción que origina la matriz de éstas brechas implica una continuada
rotación y traslación de los fragmentos, lo que constituye su característica principal.
 La inyección de magma en rocas pre-existentes puede producir la fragmentación
mecánica delas rocas e incorporación de roca de caja en un magma intrusivo.
 El magma para los efectos mecánicos es un fluido y si es inyectado a presión produce
fracturamiento hidráulico, produciendo brechas con matriz ígnea.
 Esta brecha por una parte grada a roca intrusiva-masiva (con o sin xenolitos de las rocas
encajadoras) y por otra parte a rocas de caja no fracturadas.
 Este tipo de brechas son comunes como parches irregulares cerca del techo y techo de
stocks subvolcánicos, como en depósitos de tipo pórfido.
Brechas Tectónicas

Las brechas tectónicas se forman por la disrupción mecánica de las rocas en respuesta a
esfuerzos tectónicos. La rotura mecánica puede moler los clastos formando harina de roca o
milonita. Las brechas tectónicas tienden a ocurrir en planos de fallas identificables, por lo
general abruptamente sumergidas. Si la mineralización está asociada con una brecha tectónica
en un terreno volcánico no metamorfoseado, es poco probable que el tectonismo haya causado
la mineralización, por lo que la función de la brecha probablemente solo sea proporcionar un
camino permeable para la mineralización de fluidos. La estrategia de exploración debe consistir
en rastrear la extensión de la brecha e interpretar por separado el proceso de mineralización. Si
la mineralización parece tener fallamiento previo, se debe considerar la posibilidad de zonas
mineralizadas de corte oculto. (Lawless, 1990, pág. 201).