Вы находитесь на странице: 1из 2

Las áreas protegidas se han convertido en el instrumento principal global de

conservación de la biodiversidad y los ecosistemas, y hoy son una realidad


importante en las políticas de gestión del territorio.

La actual Constitución de la República del Ecuador reconoce y garantiza a todas


las personas, entre otros derechos de libertad, el de vivir en un ambiente sano,
ecológicamente equilibrado, libre de contaminación y en armonía con la
naturaleza.

Ecuador es la tercera nación de sudamérica que más recursos invierte en la


conservación de su patrimonio natural, posee 19,1 millones de hectáreas en Áreas
protegidas, lo que representa cerca del 20% del territorio nacional,
aproximadamente, correspondiente a 51 Áreas Protegidas que el Ministerio del
Ambiente.

A través de la Subsecretaría de Patrimonio Natural, custodia y preserva para


garantizar la conservación de la biodiversidad y el bienestar de los todos los seres
vivos, ejerciendo rectoría, regulando y asignando los recursos económicos
necesarios.

Cada 18 de julio se celebra el aniversario del Sistema Nacional de Áreas


Protegidas; 19 organizaciones asentadas en las zonas de influencia de los
Parques Nacionales Yasuní y Cayambe Coca, las Reservas de Producción de
Fauna Cuyabeno y Chimborazo, las Reservas Ecológicas Mache Chindul e
Ilinizas, la Reserva Marina Galera San Francisco; así como representantes del
Humedal La Tembladera y de la Corporación Nacional de Bosques y Reservas
Privadas del Ecuador; participarán en el Taller Nacional de Intercambio de
Experiencias.
Este espacio en el que las comunidades comparten su labor durante la ejecución
de los proyectos productivos sostenibles apoyados por el Mecanismo de Fondos
Concursables del Proyecto de Sostenibilidad Financiera
Las áreas protegidas, ecosistemas de gran biodiversidad contribuyen a la
regulación del clima regional, reduciendo los impactos de eventos climáticos
extremos, además proporcionan bienes y servicios ambientales que son valorados
y utilizados por las comunidades, mismas que se benefician con la generación de
fuentes de empleo, principalmente en el sector turístico, pues son el principal
destino de nuestro país.

Atendiendo a la política ambiental nacional, el MAE trabaja en varios instrumentos


ambientales que definen los lineamientos para incrementar la superficie de áreas
bajo conservación, cuyo objetivo es proteger importantes ecosistemas con una
serie de bienes y servicios ambientales, entre ellos la biodiversidad altamente
representativa, bajo enfoques de uso y aprovechamiento sustentable,
contribuyendo al buen vivir de la población ecuatoriana. Igualmente lineamientos
para estandarizar los planes de manejo como instrumentos de la planificación a la
gestión de cada una de las áreas.