Вы находитесь на странице: 1из 2

La Unión Con Cristo

Unión: Acción y efecto de unir. Correspondencia y conformidad de una cosa con otra.
Estar en conformidad a Cristo es estar de acuerdo con su Palabra.

En aquel día vosotros conoceréis que Yo estoy en mi Padre, y vosotros en mí, y Yo en


vosotros. Juan 14:20

Es difícil explicar cómo Cristo está en el creyente y el creyente está a la vez en Cristo. La
ilustración usual es la de un atizador en el fuego. No sólo está el atizador en el fuego, sino
que el fuego está en el atizador. Otras ilustraciones populares incluyen el ave en el aire
con el aire en el ave, y el pez en el agua con el agua en el pez. Pero esto no cuenta
toda la verdad. Cristo está en el creyente en el sentido de que Su vida es comunicada
al mismo. En realidad, mora en el creyente por medio del Espíritu Santo. El creyente está
en Cristo en el sentido de que se encuentra delante de Dios en todo el mérito de la
Persona y de la obra de Cristo.

Pero el que se une al Señor, un solo espíritu es con Él. 1Corintios 6:17

Así como en el acto físico hay una unión de dos en uno, así cuando una persona
cree en el Señor Jesucristo y se une a Él, el creyente y el Señor se unen de tal modo que
desde entonces pueden ser designados como un solo espíritu. Esta es la más perfecta
unión posible de dos personas. Es el tipo más estrecho de unión. Por ello, el argumento
de Pablo es que los que así están unidos al Señor nunca deberían tolerar ningún tipo de
unión que entre en conflicto con este matrimonio espiritual.
Las ovejas pueden vagar descarriadas del pastor y la rama quedar cortada de la
vid; el miembro puede quedar cortado del cuerpo y el hijo quedar apartado del padre,
e incluso la esposa del marido; pero cuando dos espíritus se unen en uno, ¿qué los
separará? Ninguna vinculación ni unión externas, ni la del matrimonio, es tan
enfáticamente expresiva de una perfecta unión de dos vidas en una.

pero sabemos que el Hijo de Dios ha venido y nos ha dado entendimiento para que
conozcamos al Verdadero, y estamos en el Verdadero: en su Hijo Jesús el Mesías. Éste es
el verdadero Dios, y la vida eterna. 1Juan 5:20

Una vez más el énfasis recae en que sólo en tanto que estamos en Jesucristo podemos
estar en Dios. «Nadie viene al Padre sino por medio de mí» (Juan14:6).

Bendito el Dios y Padre de nuestro Señor Jesús, el Mesías, quien nos bendijo en los cielos
con toda bendición espiritual en el Mesías, según nos escogió en Él antes de la fundación
del mundo, para que fuéramos santos y sin mancha delante de Él; habiéndonos
predestinado en amor para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesús el Mesías,
según la complacencia de su voluntad, para alabanza de la gloria de su gracia, que
nos concedió gratuitamente en el Amado, en quien tenemos la redención por su sangre,
el perdón de los pecados, conforme a las riquezas de su gracia, que hizo sobreabundar
para con nosotros en toda sabiduría e inteligencia, Efesios 1:3-8

Nada + Cristo = Todo


Todo – Cristo = Nada
Redención: definida como «el perdón de pecados», indicándose con ello tanto la
liberación de la culpa y de la condenación contra el pecado como la entrada en una
vida de libertad, «novedad de vida» Esto describe aquel aspecto de la obra de Cristo
mediante la que somos liberados de la esclavitud y culpa del pecado y somos
introducidos a una vida de libertad. El Señor Jesús es el Redentor (En Él tenemos
redención). Nosotros somos los redimidos. Su sangre es el precio del rescate; nada menos
podría servir.

Похожие интересы