Вы находитесь на странице: 1из 14
Dossier auditoría El Código de Ética de IFAC: un nuevo horizonte para la auditoría de
Dossier auditoría El Código de Ética de IFAC: un nuevo horizonte para la auditoría de
Dossier auditoría El Código de Ética de IFAC: un nuevo horizonte para la auditoría de
Dossier auditoría
El Código de Ética de
IFAC: un nuevo horizonte
para la auditoría
de cuentas
Integridad, objetividad, competencia y diligencia, confidencialidad y comportamiento
profesional eran los principios fundamentales del anterior pero también lo son del
nuevo Código ético del IFAC cuya adaptación deberá aprobarse antes de finales de
este año. Con este documento, los auditores de cuentas dispondrán de una guía
de actuación ante ciertas situaciones que se dan en la práctica profesional
y que pueden menoscabar su independencia
profesional y que pueden menoscabar su independencia 0 080_Alio_224.indd 80_Alio_224.indd 80 80 0 01/09/2010

0080_Alio_224.indd80_Alio_224.indd

8080

que pueden menoscabar su independencia 0 080_Alio_224.indd 80_Alio_224.indd 80 80 0 01/09/2010 1/09/2010 15:00:06 15:00:06

001/09/20101/09/2010

15:00:0615:00:06

L as relaciones económicas y comerciales están en permanente evolución, y con ellas el entorno
L as relaciones económicas y comerciales están en permanente evolución, y con ellas el entorno

L as relaciones económicas y comerciales

están en permanente evolución, y con

ellas el entorno en el que los diversos

protagonistas intervienen y desarrollan

su función. El engranaje de la economía de li- bre mercado debe operar de forma adecuada bajo un marco regulatorio que tiende a ser ca- da vez más convergente, y que la actual si- tuación de crisis e incertidumbre da evidentes muestras de acelerar, debido a la creciente interconexión en una escala global.

Los auditores no son ajenos a esta coyun-

tura y colaboran de forma activa con autorida- des y reguladores en la consecución de ese escenario globalizado donde la transparencia,

la fiabilidad, la seguridad y el fair play de los

diferentes agentes que participan en los mer-

cados sean principios claves e irrenunciables.

Y si los auditores reclamamos que la arquitec- tura económico-empresarial esté construida

sobre esos sólidos pilares, lo hacemos porque

el comportamiento ético intachable forma par-

te de nuestra realidad profesional y cotidiana, porque lo aplicamos y nos lo exigimos como profesión independiente de interés público en cuyo trabajo y calidad confían una amplía co- munidad de personas e instituciones, como bien establece la normativa comunitaria.

Desde esta perspectiva, debe destacar- se la labor de la International Federation of

pd

0080_Alio_224.indd80_Alio_224.indd

8181

of p d 0 080_Alio_224.indd 80_Alio_224.indd 81 81 Santiago Alió Sanjuan   Socio director AUDALIA

Santiago Alió Sanjuan

 

Socio director AUDALIA

César Ferrer Pastor

Carmen Rodríguez

Presidente de la Comisión Nacional de Deontología. Instituto de Censores Jurados de Cuentas de España

Miembro de la Comisión Permanente del ICJCE

Departamento Técnico y Control de Calidad del ICJCE

Accountants (IFAC), organismo mundial del que el Instituto de Censores Jurados de Cuentas de España (ICJCE) forma parte ac- tiva desde su fundación.

IFAC sirve a los intereses de la sociedad en general y el mercado desarrollando los es- tándares y criterios más exigentes en audito- ría, formación técnica y ética profesional, pro- moviendo la transparencia y convergencia en

FICHA RESUMEN

Autores: Santiago Alió Sanjuan, César Ferrer Pastor y Carmen Rodríguez Título: El Código de Ética de IFAC: un nuevo horizonte para la auditoría de cuentas Fuente: Partida Doble, núm. 224, páginas 80 a 92, septiembre 2010 Localización: PD 10.09.05 Resumen: La International Federation of Accountants (IFAC) aprobó en julio de 2009 una versión revisada de su Código de Ética. Una vez finalizado el proceso de traducción, y posterior aprobación por parte de los diferentes órganos de gobierno del Instituto de Censores Jurados de Cuentas, esta norma será de obligado cumplimiento para los miembros del Instituto. El principal objetivo del IFAC ha sido dotar a la profesión auditora mundial de un estándar homogéneo de alta calidad y que esté en sintonía con regulaciones avanzadas que afectan de forma directa a esta actividad, como es el caso de la Recomendación de la Unión Europea sobre Independencia del auditor de 2002 y de la VIII Directiva de la UE. Palabras clave: Auditoría. Código de ética profesional. International Federation of Accountants. Instituto de Censores Jurados de Cuentas de España. Abstract: La International Federation of Accountants (IFAC) adopted a revised version of its Code of Ethicson 2009. When the ICJCE translates it, this rule will be forced cumance for members of the Institute. The main objective of IFAC has been providing the global auditing profession of a homogeneous batch of high quality and is in line with regulations affecting advanced directly to this activity like Recommendation European Union on auditor independence and the 2002 EU Directive VIII. Keywords: Audit. Code of professional ethics. International Federation of Accountants. ICJCE.

pág
pág

www.partidadoble.es

81
81
International Federation of Accountants. ICJCE. pág www.partidadoble.es 81 0 01/09/2010 1/09/2010 15:00:08 15:00:08

001/09/20101/09/2010

15:00:0815:00:08

International Federation of Accountants. ICJCE. pág www.partidadoble.es 81 0 01/09/2010 1/09/2010 15:00:08 15:00:08
dossier auditoría nº 224 septiembre 2010 pág 82 0 080_Alio_224.indd 80_Alio_224.indd 82 82 la información
dossier auditoría
dossier auditoría
dossier auditoría nº 224 septiembre 2010 pág 82 0 080_Alio_224.indd 80_Alio_224.indd 82 82 la información financiera,

nº 224

septiembre 2010

pág

82
82

0080_Alio_224.indd80_Alio_224.indd

8282

la información financiera, e impulsando las prácticas profesionales que deben utilizar los auditores miembros para el ejercicio de su trabajo profesional.

Centrando el análisis en el campo del comportamiento profesional, IFAC, a través de su Comité de Normas Internacionales de Ética para Profesionales (IESBA), aprobó en julio de 2009 de una versión revisada de su Código de Ética, que ha sustituido al vigente de 2005, y que se convertirá en referente a nivel mundial dada la alta calidad del trabajo y el reconocimiento general que ha suscitado entre las principales organizaciones e institu- ciones transnacionales. Ese anterior Código de Ética es la base del actual Código de Ética Profesional del Instituto, que deberá adaptarlo a ese novedoso Código de IFAC, una vez fi- nalizado el proceso de traducción formal, y posterior aprobación por parte de los diferen- tes órganos de gobierno del Instituto. En todo caso, se espera culminar a lo largo de 2010 su implantación como norma de obligado cumplimiento para los miembros del ICJCE.

El Código de Ética de IFAC es el resulta- do de un creciente interés por dotar a la pro- fesión auditora mundial de un estándar homo- géneo de alta calidad y que esté en sintonía con regulaciones avanzadas que nos afectan de forma directa, como es el caso de la Reco- mendación de la Unión Europea sobre Inde- pendencia del auditor de 2002 y de la VIII Di- rectiva de la Unión Europea, aprobada en 2006 y que está pendiente de trasposición a nuestro ordenamiento jurídico.

CAMBIA EL ENFOQUE

La Recomendación de la Unión Europea de 2002 sobre la independencia de los audi- tores de cuentas en la UE tiene un objetivo de armonización y mejora de la calidad de las auditorías obligatorias. Esta importante Recomendación, que sigue un planteamien- to basado en principios, que proporciona al auditor un marco sólido en función del cual es el propio auditor el que tiene que evaluar los riesgos de independencia, no está armo- nizada con el artículo 8 de nuestra actual Ley de Auditoría de Cuentas (Ley 19/1988, de 12 de julio), reguladora de la indepen- dencia del auditor siguiendo un enfoque ba- sado en reglas con prohibiciones, algunas con ámbitos temporales, y que conforma un marco legal un tanto confuso.

temporales, y que conforma un marco legal un tanto confuso. La propia VIII Directiva de 2006,

La propia VIII Directiva de 2006, que de- bía haberse implantado en junio de 2008, se remite a la Recomendación de la UE en cuan- to a independencia, por lo que también esta Directiva de obligada implantación en la UE está basada en principios cuyo cumplimiento debe ser evaluado por el auditor, frente a un enfoque basado en reglas y prohibiciones, que las diferentes y complejas situaciones a las que nos enfrentamos pueden en ocasio- nes superar. El interés general queda, enten- demos, mejor protegido si es el profesional el que considerando todas las circunstancias de cada situación, evalúa la importancia de las amenazas al cumplimiento de los principios fundamentales de ética profesional requeri- dos en la legislación, a las que debe enfren- tarse al aceptar un trabajo. Si después no acierta en su consideración, se tendrá que atener a las consecuencias derivadas de la revisión de control de calidad de su trabajo.

CINCO PRINCIPIOS

El Código se divide en tres partes diferen- ciadas: la Parte A se centra en el marco con- ceptual y fija los principios que debe observar todo profesional; la Parte B enumera las amenazas a los principios y posibles salva- guardas que deben aplicar los profesionales de la contabilidad en ejercicio (entre ellos los auditores); y, finalmente, la Parte C, destina- da a los profesionales de la contabilidad en la empresa, se guía por un esquema similar al capítulo anterior. Posteriormente, se expon- drán con más detalle los contenidos de las Partes A y B.

Todos los profesionales del ámbito conta- ble deben cumplir con cinco principios funda- mentales de ética profesional, que en el códi- go revisado se mantienen respecto al existen- te y que ya aplican los miembros del Instituto con el actualmente vigente. Dichos principios son los siguientes:

a) Integridad: ser franco y honesto en to- das las relaciones profesionales y em- presariales.

b) Objetividad: no permitir que prejuicios, conflicto de intereses o influencia indebida de terceros prevalezcan sobre los juicios profesionales o empresariales.

c) Competencia y diligencia profesiona- les: mantener el conocimiento y la aptitud

pd

001/09/20101/09/2010

15:00:0815:00:08

y diligencia profesiona- les: mantener el conocimiento y la aptitud pd 0 01/09/2010 1/09/2010 15:00:08 15:00:08
El Código de Ética de IFAC: un nuevo horizonte para la auditoría de cuentas  
El Código de Ética de IFAC: un nuevo horizonte para la auditoría de cuentas  
El Código de Ética de IFAC: un nuevo horizonte para la auditoría de cuentas  
El Código de Ética de IFAC: un nuevo horizonte para la auditoría de cuentas  

El Código de Ética de IFAC: un nuevo horizonte para la auditoría de cuentas

 

profesionales al nivel necesario para ase- gurar que el cliente o la entidad para la que trabaja reciben servicios profesiona- les competentes basados en los últimos avances de la práctica, de la legislación y de las técnicas y actuar con diligencia y de conformidad con las normas técnicas y profesionales aplicables.

Para protegernos de esas amenazas a la independencia del auditor que pueden afec- tar a la calidad de nuestro trabajo, tenemos que protegernos con salvaguardas que ac- túen como paraguas ante la posibilidad de tormenta que generan las amenazas. El Có- digo identifica estas amenazas, por ejemplo, si prestamos servicios fiscales de prepara-

Antes de su análisis específico, debe indi-

d)

Confidencialidad: respetar la confidencia-

ción del impuesto; planificación y asesora- miento fiscales, llevanza de libros de contabi-

lidad de la información obtenida como re- sultado de relaciones profesionales y em- presariales y, en consecuencia, no revelar

lidad, etc., y las posibles salvaguardas.

dicha información a terceros sin autoriza- ción adecuada y específica, salvo que exista un derecho o deber legal o profesio- nal de revelarla, ni hacer uso de la infor- mación en provecho propio o de terceros.

carse que la parte general del Código y las primeras secciones de la segunda parte re- flejan con nitidez la diferencia conceptual que existe entre el enfoque de la actual normativa sobre independencia española, contenida en

 

el

artículo 8 de la Ley de Auditoría de Cuen-

c)

Comportamiento profesional: cumplir la normativa aplicable y evitar cualquier actua- ción que pueda desacreditar a la profesión.

tas, y el enfoque del Código de Ética de la IFAC. Mientras que nuestra norma está basa- da en reglas, a veces de difícil interpretación

 

y

que son muchas veces superadas por la

  y que son muchas veces superadas por la Es indudable que la aplicación completa y

Es indudable que la aplicación completa y correcta de estos principios refuerza la credi- bilidad y sostenibilidad de la profesión ante terceros, supone una referencia para la socie- dad e instituciones públicas y privadas y re- presenta la mejor tarjeta de presentación que un profesional puede ofrecer.

Este enfoque se desarrolla identificando el auditor las amenazas a estos principios y, en caso de existir, estableciendo las debidas sal- vaguardas que impidan que esos principios puedan verse comprometidos.

El Código de Ética de la IFAC establece los requisitos éticos que deben cumplir todos los profesionales de la contabilidad, y la au- ditoría forma parte de dicha profesión. Por lo tanto, cuando hablamos de amenazas a la independencia del auditor tenemos, entre otros, los siguientes ejemplos: (1) el interés financiero del auditor en el cliente de audito- ría; (2) la autorrevisión de un juicio previo realizado por el propio auditor; (3) la presta- ción de asesoramiento legal a nuestros clientes de auditoría; (4) la familiaridad con el cliente; y (5) la intimidación.

realidad cotidiana con lo que se incertidum- bre e inseguridad jurídica por las dudas que genera al auditor sobre cómo podrá acabar interpretando el regulador la norma, el Códi- go de Ética de IFAC proporciona un marco conceptual que permite definir unos cimien- tos sólidos sobre los que construir un análisis racional y argumentado ante la multiplicidad de situaciones a las que los auditores nos enfrentamos en nuestro quehacer diario.

LA PARTE A DEL CÓDIGO DE ÉTICA DE IFAC

En este apartado va a examinarse la parte general del Código y, tras ello, se atenderá a algunos pormenores de la parte relativa a normas de Ética e Independencia para auditores en ejercicio.

Hay que empezar señalando que, aún tras los cambios que ha experimentado el Código y que, entre otros objetivos, han bus- cado la convergencia internacional, el Código debe seguir leyéndose como una norma ba- sada en principios y no en reglas. La búsque- da de la convergencia citada y el apoyo de

La búsque- da de la convergencia citada y el apoyo de p d 0 080_Alio_224.indd 80_Alio_224.indd

pd

0080_Alio_224.indd80_Alio_224.indd

8383

www.partidadoble.es

de p d 0 080_Alio_224.indd 80_Alio_224.indd 83 83 www.partidadoble.es pág 83 0 01/09/2010 1/09/2010 15:00:08 15:00:08

pág

83
83

001/09/20101/09/2010

15:00:0815:00:08

de p d 0 080_Alio_224.indd 80_Alio_224.indd 83 83 www.partidadoble.es pág 83 0 01/09/2010 1/09/2010 15:00:08 15:00:08
dossier auditoría nº 224 septiembre 2010 El Código requiere que se identifiquen las amenazas al
dossier auditoría
dossier auditoría
dossier auditoría nº 224 septiembre 2010 El Código requiere que se identifiquen las amenazas al cumplimiento

nº 224

septiembre 2010

dossier auditoría nº 224 septiembre 2010 El Código requiere que se identifiquen las amenazas al cumplimiento

El Código requiere que se identifiquen las amenazas al cumplimiento de principios fundamentales, como las que afectan al interés propio, autorrevisión, abogacía, familiaridad o intimidación

autorrevisión, abogacía, familiaridad o intimidación pág 84 0 080_Alio_224.indd 80_Alio_224.indd 84 84 los

pág

84
84

0080_Alio_224.indd80_Alio_224.indd

8484

los principales reguladores mundiales han hecho evolucionar el Código hacia un texto mucho más prescriptivo.

Ello ha generado un amplio debate en la profesión y ha motivado que se enviaran nu- merosos comentarios a IESBA sobre este asunto. No obstante, el Código no puede ni debe perder sus raíces. Nació como un Códi- go basado en principios, ya que se conside- raba que la única manera de abarcar la diver- sidad de situaciones a las que se tiene que enfrentar un auditor en su quehacer profesio- nal no sólo no pueden catalogarse de forma exhaustiva, sino que, aunque se pudiera, la normal evolución del entorno en que trabaja el auditor dejaría ese catálogo rápidamente obsoleto. Por ello, el Código, en su primera parte, describe los principios que deben regir el comportamiento profesional del auditor y proporciona un marco conceptual que el pro- fesional debe aplicar para:

– Identificar cualquier amenaza para el cum- plimiento de los principios fundamentales.

– Evaluar la importancia de las amenazas identificadas.

– Aplicar salvaguardas cuando sea necesa- rio para eliminar las amenazas o, al me- nos, reducir las mismas hasta un nivel aceptable.

¿Cuándo entiende el Código que deben aplicarse salvaguardas? Las salvaguardas son necesarias cuando el auditor entiende que las amenazas exceden el nivel en el que un tercero razonable e informado po- dría concluir, después de sopesar todos los hechos y circunstancias cuyo conocimiento está disponible para el auditor en ese mo- mento, que no se vulneran los principios fundamentales.

mo- mento, que no se vulneran los principios fundamentales. Es éste, sin duda, un juicio subjetivo,

Es éste, sin duda, un juicio subjetivo, pero no por ello discrecional. Este juicio debe ha- cerse sobre la base de un análisis riguroso de los principios básicos del Código y de una ex- posición no sesgada de los hechos y circuns- tancias pertinentes al caso analizado. Y todo ello debe documentarse con claridad. Como vemos, el análisis debe hacerse siguiendo el mismo proceso básico que el auditor debe se- guir para aplicar las normas de auditoría: utili- zando su juicio de forma argumentada y do- cumentando el mismo. Los principios funda- mentales de Integridad, Objetividad, Compe- tencia y Diligencia Profesionales, Confiden- cialidad y Comportamiento Profesional ya han sido tratados anteriormente, por lo que ahora se centrará la atención en los restantes as- pectos del Marco Conceptual.

El concepto que subyace en el marco conceptual es que el auditor puede enfren- tarse a una multiplicidad de situaciones que, como hemos mencionado anteriormente, es imposible analizar en abstracto de forma ex- haustiva. Por ello, el Código requiere que se identifiquen, evalúen y afronten las amena- zas al cumplimiento de los principios funda- mentales. Dichas amenazas se clasifican de la siguiente manera:

– Amenaza de interés propio: la amenaza de que un interés financiero o de otro tipo influyan de manera inadecuada en el jui- cio o el comportamiento del auditor. Un ejemplo sería el que un miembro del equi- po de auditoría tenga un interés financiero directo en el cliente de auditoría.

– Amenaza de autorrevisión: la amenaza de que un auditor no evalúe adecuada- mente los resultados de un juicio previo o de un servicio prestado con anterioridad por él o por otra persona de su firma, que el auditor va a utilizar como base para lle- gar a una conclusión como parte de un servicio actual. Un ejemplo de este tipo de amenaza sería, por ejemplo, que una firma auditara unas cuentas anuales ha- biendo participado en la elaboración de la contabilidad de esa entidad.

– Amenaza de abogacía: la amenaza de que el auditor promueva la posición de un clien- te hasta el punto de poner en peligro su objetividad. Esto se produce, por ejemplo, si la sociedad auditora promueve la com- pra de acciones de la entidad auditada.

pd

001/09/20101/09/2010

15:00:0815:00:08

la sociedad auditora promueve la com- pra de acciones de la entidad auditada. pd 0 01/09/2010
– Amenaza de familiaridad: la amenaza de que debido a una relación prolongada o estrecha
– Amenaza de familiaridad: la amenaza de que debido a una relación prolongada o estrecha

– Amenaza de familiaridad: la amenaza de que debido a una relación prolongada o estrecha con un cliente, el auditor se muestre demasiado afin a sus intereses o acepte con demasiada facilidad su traba- jo. Un ejemplo de esta amenaza sería que el director financiero de la entidad au- ditada fuera hermano del gerente del equipo de auditoría.

– Amenaza de intimidación: la amenaza de que un auditor no pueda actuar objetiva- mente debido a presiones reales o perci- bidas, incluyendo los intentos de ejercer una influencia indebida. Como ejemplo, el caso de que un cliente amenazara con demandar por cualquier motivo a la firma auditora o, más grave aún, cuando efecti- vamente la demanda.

Por su parte, las salvaguardas que el au- ditor puede adoptar para mitigar las anterio- res amenazas se dividen entre:

– Aquellas creadas por la profesión o la normativa tales como los requerimientos de acceso a la profesión, programas de formación continuada, normas profesio- nales, etc.

– Las que se refieren al entorno de trabajo. Estas últimas son tratadas en la parte B del Código. En ella se distinguen:

Las que se pueden implantar de forma general en una firma de auditoría. Ejem- plos de estas salvaguardas serían:

• Que la dirección de la firma activa-

mente promueva el cumplimiento de los principios fundamentales del Código.

• Políticas y procedimientos para im-

plantar y supervisar controles de cali- dad en los trabajos de auditoría.

• Políticas y procedimientos que per-

mitan la identificación de inversiones u otras relaciones entre la firma auditora o miembros del equipo de trabajo y el cliente de auditoría, etc.

Las que se implantan para un trabajo específico. Algunos ejemplos serían:

• Que un profesional de la firma audi-

tora se involucre en el trabajo a los

pd

0080_Alio_224.indd80_Alio_224.indd

8585

a los p d 0 080_Alio_224.indd 80_Alio_224.indd 85 85 El Código de Ética de IFAC: un
a los p d 0 080_Alio_224.indd 80_Alio_224.indd 85 85 El Código de Ética de IFAC: un
a los p d 0 080_Alio_224.indd 80_Alio_224.indd 85 85 El Código de Ética de IFAC: un

El Código de Ética de IFAC: un nuevo horizonte para la auditoría de cuentas

únicos efectos de revisar el mismo o de asesorar en cómo cumplir con las normas de auditoría.

• Informar al Comité de Auditoría o al Consejo de Administración de los ser- vicios distintos de la auditoría presta- dos y de los honorarios facturados por los mismos, etc.

LA PARTE B DEL CÓDIGO DE ÉTICA DE IFAC: INTRODUCCIÓN

La segunda parte del Código detalla ejem- plos de la aplicación práctica de los citados principios a situaciones concretas. Dichos ejemplos deben leerse a la luz de los princi- pios que los inspiran y no deben considerarse como un conjunto de reglas exhaustivas que agotan en sí mismas las posibles amenazas a la independencia del auditor.

Pero antes de entrar en materia de inde- pendencia, esta sección del Código aborda una serie de cuestiones de ética profesional que merece una breve reseña.

Aceptación de clientes y trabajos

Antes de aceptar un nuevo cliente, el au- ditor debe evaluar si ello puede comprometer el cumplimiento de los principios fundamen- tales. Por ejemplo, porque el cliente esté in- volucrado en actividades ilícitas. Si las ame- nazas no pueden ser reducidas a un nivel aceptable mediante el establecimiento de salvaguardas, se debe rechar el cliente.

El mismo proceso debe llevarse a cabo para cada trabajo, considerando aspectos ta- les como su capacidad para llevarlo a cabo, las relaciones existentes con el cliente, las ra- zones por las que el anterior auditor ha deja- do de serlo, etc.

Conflictos de intereses

Al evaluar la aceptación de un cliente o trabajo, un aspecto relevante es la potencial existencia de conflictos de intereses, ya sean reales, ya sean percibidos como tales, como por ejemplo, el que el auditor tenga negocios comunes con el principal competidor del po- tencial cliente. El auditor debe evaluar los conflictos existentes, aplicar las salvaguardas que puedan mitigar los mismos, incluyendo la revelación de estos a su potencial cliente y,

www.partidadoble.es

la revelación de estos a su potencial cliente y, www.partidadoble.es pág 85 0 01/09/2010 1/09/2010 15:00:08

pág

85
85

001/09/20101/09/2010

15:00:0815:00:08

la revelación de estos a su potencial cliente y, www.partidadoble.es pág 85 0 01/09/2010 1/09/2010 15:00:08
dossier auditoría nº 224 septiembre 2010 pág 86 0 080_Alio_224.indd 80_Alio_224.indd 86 86 en caso
dossier auditoría
dossier auditoría
dossier auditoría nº 224 septiembre 2010 pág 86 0 080_Alio_224.indd 80_Alio_224.indd 86 86 en caso de

nº 224

septiembre 2010

pág

86
86

0080_Alio_224.indd80_Alio_224.indd

8686

en caso de que las salvaguardas no reduz- can las amenazas derivadas de dichos con- flictos a un nivel aceptable, debe abstenerse de actuar.

Segundas opiniones

Cuando a un auditor se le requiere para que exprese su opinión, por ejemplo sobre la aplicación de los principios contables a una situación específica por un cliente no audita- do por él, puede surgir una amenaza a los principios de competencia y diligencia profe- sionales si se manifiesta sobre unos hechos diferentes de aquellos a los que ha tenido ac- ceso el auditor del cliente. El Código indica cómo actuar para gestionar adecuadamente esta amenaza.

Otras cuestiones éticas

Esta sección también aborda otras cues- tiones éticas tales como las referidas a la for- ma de determinar los honorarios por los ser- vicios prestados por el auditor, la publicidad de los servicios que ofrece, los regalos que pueda dar o recibir del cliente de auditoría, así como otras cuestiones conexas como las invitaciones recibidas del cliente. Asimismo se aborda el asunto de la custodia de activos de clientes.

Por último, en esta sección de la segunda parte del Código se trata un tema tan relevan- te como es la objetividad que se requiere del auditor en todos los servicios que presta, sean o no de auditoría. Se analizan las poten- ciales amenazas y las pautas de conductas que se esperan del auditor.

Tras esta breve exposición, cabe exami- nar los aspectos relativos a la independencia del auditor.

LA PARTE B DEL CÓDIGO:

INDEPENDENCIA

La reputación de nuestra profesión es uno de los grandes motores de la ética en el mundo empresarial, siendo el concepto de in- dependencia su valor más tangible. Los regu- ladores consideran la independencia del au- ditor como la demostración de objetividad e integridad. El Código requiere que el auditor sea independiente, tanto mentalmente como en apariencia, de sus clientes de auditoría. Ambas cualidades son importantes pero los

de auditoría. Ambas cualidades son importantes pero los que están interesados en salvaguardar el in- terés

que están interesados en salvaguardar el in-

terés público sólo pueden medir la indepen-

dencia en apariencia.

La parte B del Código contiene dos sec-

ciones específicas sobre la independencia en encargos de seguridad (assurance), lo

que representa 77 de sus 129 páginas. La

independencia de los encargos de auditoría ocupa 49 páginas y a ella haremos referen- cia a continuación.

En el caso de encargos de auditoría se re- quiere que los miembros del equipo de audi- toría, las firmas y la red sean independientes de los clientes de auditoría.

Para la mejor comprensión del alcance del Código en esta materia, es preciso expo-

ner

previamente algunas de las definiciones

que

contiene, lo que ayudará a entender la

amplitud de su aplicación.

Firma es:

– Un auditor ejerciente individual, una so- ciedad o una corporación de auditores.

– Una entidad que controla a dichas par- tes, mediante propiedad, gestión u otros medios.

– Una entidad controlada por dichas par- tes, mediante propiedad, gestión u otros medios.

“Red” y “firmas de la red”: red es la estruc-

tura más amplia que:

– Tiene por objetivo la cooperación; y

– Tiene claramente por objetivo compar- tir beneficios o costes, o que comparte propiedad, control o gestión comunes, políticas y procedimientos de control de la calidad comunes, una estrategia empresarial común, el uso de un nom- bre comercial común o una parte signi- ficativa de sus recursos profesionales.

Está en línea con la definición dada en la

VIII

Directiva. La definición se centra en có-

mo

opera la red y cómo se presenta a ella

misma. En la sección 290 sobre independen-

cia, cuando se utiliza la palabra “firma” se in-

cluye a la “red de firmas”, excepto si se indi- ca lo contrario; es decir, a todas las firmas

pd

001/09/20101/09/2010

15:00:0815:00:08

firmas”, excepto si se indi- ca lo contrario; es decir, a todas las firmas pd 0
de la red. Una firma dentro de una red tiene que ser independiente de los
de la red. Una firma dentro de una red tiene que ser independiente de los

de la red. Una firma dentro de una red tiene que ser independiente de los clientes de au- ditoría del resto de firmas que pertenecen a la red.

El equipo del encargo son todos los so- cios y empleados de la firma que realizan el encargo y cualesquiera personas contrata- das por la firma o por una firma de la red, que aplican procedimientos de seguridad (assurance) para cumplir con el encargo. Es- to excluye a los expertos externos contrata- dos por la firma o por una firma de la red (evaluar objetividad del experto externo con- forme a la ISA 620).

Los socios clave de auditoría son:

– El socio del encargo.

– El responsable de la revisión de con- trol de calidad del encargo.

de la revisión de con- trol de calidad del encargo. El Código de Ética de IFAC:
de la revisión de con- trol de calidad del encargo. El Código de Ética de IFAC:
de la revisión de con- trol de calidad del encargo. El Código de Ética de IFAC:

El Código de Ética de IFAC: un nuevo horizonte para la auditoría de cuentas

de IFAC: un nuevo horizonte para la auditoría de cuentas El Código no es un compendio

El Código no es un compendio absoluto ya que el entorno cambiante puede generar nuevas amenazas para las que se deban desarrollar nuevas salvaguardas

para las que se deban desarrollar nuevas salvaguardas (e) Una entidad que se encuentra bajo control

(e) Una entidad que se encuentra bajo control común con el cliente (una “entidad herma- na”) si la entidad hermana y el cliente son ambos materiales para la entidad que controla tanto al cliente como a la entidad hermana.

Caso de que el cliente de auditoría no sea una cotizada, se incluye a las entidades direc- ta o indirectamente controladas.

 

– Otros socios de auditoría del equipo del encargo que toman decisiones o realizan juicios clave sobre asuntos significativos en relación con la audito-

El Código incluye consideraciones espe- cíficas cuando una entidad se convierte en vinculada a un cliente de auditoría a causa de un proceso de compra o fusión (apartados 290.33 a 290.38).

ría de los estados financieros sobre los que se va a expresar una opinión. Por ejemplo, socios que sean respon- sables de sociedades dependientes o

Entidad de interés público (EIP): Todas las entidades cotizadas y cualquier entidad:

de divisiones significativas.

(a)

Definida por la normativa como tal.

Cliente de auditoría: cuando es una enti-

(b)

Para la que se requiere, por la normati- va, que la auditoría sea llevada a cabo

dad cotizada, incluye a todas las entidades vinculadas:

(a)

Una entidad que tiene un control directo o indirecto sobre el cliente cuando el cliente sea material para dicha entidad.

cumpliendo los mismos requisitos de in- dependencia aplicables a las entidades cotizadas.

Se anima a las firmas y organismos miembros a considerar si otras entidades de-

(b)

Una entidad con un interés financiero di- recto en el cliente, si dicha entidad tiene una influencia significativa sobre el clien- te y cuando el interés en el cliente sea material para dicha entidad.

ben ser tratadas como EIP, factores como un amplio numero de interesados, numero de empleados, tamaño, naturaleza del negocio (bancos, seguros).

(c)

Una entidad que el cliente controla directa o indirectamente.

Circunstancias concretas

El Código de la IFAC no pretende ser un

Lo importante es que el auditor realice el

(d)

Una entidad en la que el cliente, o una en-

compendio absoluto ya que el entorno de los negocios cambia rápida y continuamente, por

tidad vinculada al cliente de acuerdo con (c), tiene un interés financiero directo que le otorga una influencia significativa sobre dicha entidad cuando el interés sea mate- rial para el cliente y su entidad vinculada de cuerdo con (c).

lo que se pueden dar nuevas circunstancias y amenazas para las que sea necesario desa- rrollar nuevas salvaguardas.

ejercicio de evaluar la posibilidad de existencia

pd

0080_Alio_224.indd80_Alio_224.indd

8787

www.partidadoble.es

p d 0 080_Alio_224.indd 80_Alio_224.indd 87 87 www.partidadoble.es pág 87 0 01/09/2010 1/09/2010 15:00:08 15:00:08

pág

87
87

001/09/20101/09/2010

15:00:0815:00:08

p d 0 080_Alio_224.indd 80_Alio_224.indd 87 87 www.partidadoble.es pág 87 0 01/09/2010 1/09/2010 15:00:08 15:00:08
dossier auditoría nº 224 septiembre 2010 Lo importante es que el auditor realice el ejercicio
dossier auditoría
dossier auditoría
dossier auditoría nº 224 septiembre 2010 Lo importante es que el auditor realice el ejercicio de

nº 224

septiembre 2010

dossier auditoría nº 224 septiembre 2010 Lo importante es que el auditor realice el ejercicio de

Lo importante es que el auditor realice el ejercicio de evaluar la posibilidad de existencia de cualquier amenaza a su independencia y actuar en consecuencia

amenaza a su independencia y actuar en consecuencia pág 88 0 080_Alio_224.indd 80_Alio_224.indd 88 88 de

pág

88
88

0080_Alio_224.indd80_Alio_224.indd

8888

de cualquier tipo de amenazas a su indepen- dencia y actuar en consecuencia.

Además, el Código exige que se docu- menten las conclusiones alcanzadas respec- to al cumplimiento de los requisitos de inde- pendencia y cualquier asunto importante que soporte dichas conclusiones. El Código sirve de guía de cómo aplicar posibles salvaguar- das ante situaciones concretas en las que se puede encontrar el auditor en su día a día. Se tratan los diferentes tipos de intereses fi- nancieros, las relaciones empresariales y de empleo con el cliente de auditoría, las rela- ciones personales y familiares, la vinculación prolongada de personal sénior con clientes de auditoría y también asuntos relacionados con honorarios, regalos, políticas de remu- neración y evaluación y litigios con el cliente de auditoría.

Por otra parte, los auditores han estado tradicionalmente ligados con la prestación de un variado rango de servicios distintos del de auditoría. Debido a la complejidad y extensión de este tipo de servicios, surge cierta preocu- pación sobre si prestar ciertos servicios a un cliente de auditoría podría atentar contra la in- dependencia del auditor. El Código indica a los auditores cómo actuar cuando prestan ciertos servicios distintos a un cliente de audi- toría; la importancia de las amenazas que puedan existir dependerá, en ocasiones, de si el cliente de auditoría es o no una Entidad de Interés Público (EIP). Los servicios tratados específicamente en el Código son los de asunción de responsabilidades de de la direc- ción, la preparación de registros contables y estados financieros, servicios de valoración, servicios fiscales, servicios de auditoría inter- na, servicios relacionados con los sistemas de tecnología de la información, servicios de apoyo en disputas o litigios, servicios jurídi- cos, servicios de selección de personal direc- tivo y servicios de asesoramiento en finanzas corporativas.

tivo y servicios de asesoramiento en finanzas corporativas. Veamos ahora de forma sucinta cómo se tratan

Veamos ahora de forma sucinta cómo se tratan en el Código algunas de las circunstan- cias más relevantes para nuestra profesión.

Intereses financieros

Dada la importancia de la amenaza de interés propio creada, no tendrán un interés financiero directo o un interés financiero indirecto, pero material, en un cliente de auditoría:

– La firma, un miembro del equipo de audi- toría o un miembro de su familia inme- diata (el cónyuge –o equivalente– o su dependiente).

– Otros socios de la misma oficina en la que

el socio encargado del contrato está reali-

zando el contrato de auditoría o miembros de su familia inmediata.

– Otros socios o empleados de la gerencia que prestan servicios que no son de audi- toría a un cliente de auditoría, excepto si su involucración es mínima, o miembros de su familia inmediata.

A efectos del Código, si se mantiene el in-

terés a través de un intermediario (por ejem- plo, un vehículo de inversión colectiva, o cualquier otra estructura de tenencia de patri- monio) pero se tiene control sobre el interme- diario o la capacidad de influir en sus decisio- nes de inversión, se considera que el interés financiero es directo.

También se consideran en el Código otra serie de circunstancias específicas de interés financiero en un cliente de auditoría para las que se evaluará la importancia de la amenaza y se aplicarán salvaguardas si es necesario.

Relaciones familiares y personales

Las relaciones familiares y personales en- tre un miembro del equipo de auditoría y un administrador o directivo de la entidad audita- da crea amenazas de interés propio, familiari- dad e intimidación.

Cuando un miembro de la familia inmediata (el cónyuge –o equivalente– o su dependiente) de un miembro del equipo de auditoría es:

– Administrador o directivo en un cliente de auditoría; o

pd

001/09/20101/09/2010

15:00:0815:00:08

de auditoría es: – Administrador o directivo en un cliente de auditoría; o pd 0 01/09/2010
El Código de Ética de IFAC: un nuevo horizonte para la auditoría de cuentas –
El Código de Ética de IFAC: un nuevo horizonte para la auditoría de cuentas –
El Código de Ética de IFAC: un nuevo horizonte para la auditoría de cuentas –
El Código de Ética de IFAC: un nuevo horizonte para la auditoría de cuentas –
El Código de Ética de IFAC: un nuevo horizonte para la auditoría de cuentas –

El Código de Ética de IFAC: un nuevo horizonte para la auditoría de cuentas

– Un empleado en un puesto que le permi-

te ejercer una influencia significativa en

la

preparación de los registros contables

o

de los estados financieros sobre los

que se expresará opinión, la única salva- guarda posible es sacar a ese miembro del equipo de auditoría. En otras circuns-

tancias se evaluará si existe amenaza y se actuará en consecuencia.

Vinculación prolongada con un cliente de auditoría (rotación)

La vinculación prolongada con un cliente de auditoría crea amenazas de interés propio y familiaridad. Se evaluará cualquier amena- za existente y se aplicarán salvaguardas en caso necesario. Sin embargo, para el caso de que el cliente de auditoría sea una Entidad de Interés Público (EIP):

– Rotación de los socios clave de auditoría

tras siete años como tal; no pueden volver

a esa posición ni al equipo del encargo hasta pasados dos años.

– Excepción para pequeñas firmas: si una firma dispone de poco personal con la ne- cesaria experiencia y conocimiento para ser socio de clave auditoría, la rotación puede no ser una salvaguarda disponible. Si el regulador facilita la excepción de la rotación en tales situaciones y establece salvaguardas alternativas (revisiones ex- ternas periódicas), un socio clave de au- ditoría puede permanecer como tal más de siete años.

Responsabilidades de la dirección

El Código indica que una firma no asumirá responsabilidades de la dirección en un clien- te de auditoría (amenazas de interés propio y autorrevisión). Cuando se prestan servicios distintos a los de auditoría a un cliente de au- ditoría, la firma debe asegurarse de la exis- tencia de un miembro de la dirección del cliente que asuma esas responsabilidades respecto al servicio prestado:

– Toma de decisiones, juicios significativos.

– No obstante, cuando su continuidad sea

importante para la calidad de la auditoría y se den situaciones raras e imprevistas fue-

ra del control de la firma (la excepción po-

dría darse en caso de que se requiera ro- tación y esta no sea posible debido a en- fermedad grave del profesional que ten- dría que sustituir al socio clave de audito- ría), se permite su permanencia un año adicional, siempre que la amenaza se pue- da eliminar o reducir a un nivel aceptable.

– Cuando un cliente de auditoría se convier-

te en una EIP, los años en que se ha ser-

– Asumir responsabilidad sobre las accio- nes a llevar a cabo que resulten como consecuencia del servicio prestado.

Preparación de registros contables y de estados financieros

La preparación de registros contables y de estados financieros al cliente de auditoría crea amenaza de autorrevisión. La Dirección es la responsable de la preparación y fiel pre- sentación de los estados financieros. Se hace distinción entre:

vido vido como como socio socio clave clave en en el el cliente cliente antes
vido vido como como socio socio clave clave en en el el cliente cliente antes antes
de de ser ser una una EIP EIP se se tendrán tendrán en en
cuenta cuenta para para el el cómputo cómputo del del lí- lí-
mite mite de de los los siete siete años. años.

– Entidades que no

son de Interés Público. Se pueden prestar servicios relacionados con la pre- paración de los registros contables y estados finan- cieros cuando sean de naturaleza mecánica o ru- tinaria (por ejemplo, servi- cios de nóminas basados en información del cliente, registro de transacciones basado en los asientos aprobados por el cliente, preparación de estados fi- nancieros en base al ba- lance de sumas y saldos).

pd

www.partidadoble.es

0080_Alio_224.indd80_Alio_224.indd

8989

p d www.partidadoble.es 0 080_Alio_224.indd 80_Alio_224.indd 89 89 pág 89 0 01/09/2010 1/09/2010 15:00:08 15:00:08

pág

89
89

001/09/20101/09/2010

15:00:0815:00:08

p d www.partidadoble.es 0 080_Alio_224.indd 80_Alio_224.indd 89 89 pág 89 0 01/09/2010 1/09/2010 15:00:08 15:00:08
dossier auditoría
dossier auditoría
dossier auditoría nº 224 septiembre 2010 pág 90 0 080_Alio_224.indd 80_Alio_224.indd 90 90 – Entidades de

nº 224

septiembre 2010

dossier auditoría nº 224 septiembre 2010 pág 90 0 080_Alio_224.indd 80_Alio_224.indd 90 90 – Entidades de

pág

90
90

0080_Alio_224.indd80_Alio_224.indd

9090

– Entidades de Interés Público. Excepto en situaciones de emergencia no se pueden prestar servicios de teneduría de libros de contabilidad, incluyendo servicios de nó- minas, preparación de estados financie- ros o información financiera que forma la base de los estados financieros. A pesar de lo anterior, se permiten si son de natu- raleza mecánica o rutinaria, no los presta un miembro del equipo de auditoría y se prestan a divisiones o entidades relacio- nadas que sean inmateriales o que el ser- vicio prestado no sea material para éstas. Las situaciones de emergencia se refie- ren a casos en los que es impracticable para el cliente de auditoría contratar el servicio a otros y puede ser perjudicial el no contratarlo con la firma de auditoría. En estos casos, se permite siempre que el personal que preste el servicio no per- tenezca al equipo de auditoría y siempre

servicio no per- tenezca al equipo de auditoría y siempre que no vaya a ser un

que no vaya a ser un servicio recurrente y se comente con los responsables del go- bierno del cliente.

Servicios de valoración

En general, los servicios de valoración prestados a un cliente de auditoría generan amenaza de autorrevisión, la cual se evaluará y, si es necesario, se aplicarán salvaguardas. No obstante:

– Entidades que no son de Interés Público. Si el servicio de valoración puede tener un efecto material sobre los estados financie- ros sobre los que se va a opinar y además envolvería un alto grado de subjetividad, no hay salvaguarda posible, la firma no prestará este tipo de servicio a un cliente de auditoría.

– Entidades de Interés Público. No se pres- tará un servicio de valoración si éste va a tener un efecto material sobre los estados financieros sobre los que se va a opinar.

Servicios fiscales

En el Código se hace distinción entre los diferentes tipos de servicios que integra la prestación de servicios fiscales:

– Preparación de declaraciones de im- puestos.

La preparación de declaraciones de im- puestos incluye asistir al cliente con las obli- gaciones formales de cumplimentación de los impuestos, responder en nombre del cliente ante las autoridades fiscales debido a las soli- citudes de información adicional. Se basa en información histórica, su análisis y presenta- ción de dicha información ante las autorida- des fiscales.

Generalmente no se crea amenaza a la independencia si la Dirección del cliente toma responsabilidad sobre los impuestos, inclu- yendo cualquier juicio significativo realizado.

– Cálculos de impuestos con el fin de pre- parar los asientos contables.

Se puede crear una amenaza de autorre- visión. En general, se evaluará la importancia de cualquier amenaza que pueda surgir y se aplicarán salvaguardas en caso necesario.

pd

001/09/20101/09/2010

15:00:0915:00:09

amenaza que pueda surgir y se aplicarán salvaguardas en caso necesario. pd 0 01/09/2010 1/09/2010 15:00:09
Un caso particular se produce cuando el cliente es una Entidad de Interés Público. Ex-
Un caso particular se produce cuando el cliente es una Entidad de Interés Público. Ex-

Un caso particular se produce cuando el cliente es una Entidad de Interés Público. Ex- cepto en situaciones de emergencia, no se prestará este tipo de servicio si va a tener un efecto material sobre los estados financieros sobre los que se expresará una opinión. Las situaciones de emergencia se refieren a casos en los que es impracticable para el cliente de auditoría contratar el servicio a otros y puede ser perjudicial el no contratarlo con la firma. En estos casos se permite siempre que el per- sonal que preste el servicio no pertenezca al equipo de auditoría y siempre que no vaya a ser un servicio recurrente y se comente con los responsables del gobierno del cliente.

– Planificación fiscal y otros servicios de asesoramiento fiscal

Se puede crear una amenaza de autorre- visión. En general, se evaluará la importancia de cualquier amenaza que pueda surgir y se aplicarán salvaguardas en caso necesario.

No se prestará el servicio si la efectivi- dad del asesoramiento fiscal depende de un tratamiento contable en particular o de una presentación concreta en los estados finan- cieros y, además, el resultado sería material sobre los estados financieros y existen du- das razonables sobre lo apropiado del trata- miento contable.

Los servicios de valoración a efectos fis- cales que vayan a tener un efecto directo en los estados financieros se tratarán como ser- vicios de valoración a efectos de los requisi- tos de independencia. Caso de que su efec- to sólo sea a través de asientos contables en cuentas de impuestos, generalmente no se crea amenaza a la independencia siempre que el efecto sea inmaterial o que la valora- ción esté sujeta a una revisión externa por las autoridades fiscales o similares. Si es material y la valoración no se somete a revi- sión se aplica el marco conceptual: se eva- luará la importancia de cualquier amenaza que pueda surgir y se aplicarán salvaguar- das en caso necesario.

– Asistencia en la resolución de contencio- sos fiscales.

No se prestará el servicio si éste consis- te en actuar como abogados representando al cliente ante los tribunales para la resolu- ción de un contencioso fiscal y las cantida-

pd

0080_Alio_224.indd80_Alio_224.indd

9191

las cantida- p d 0 080_Alio_224.indd 80_Alio_224.indd 91 91 El Código de Ética de IFAC: un
las cantida- p d 0 080_Alio_224.indd 80_Alio_224.indd 91 91 El Código de Ética de IFAC: un
las cantida- p d 0 080_Alio_224.indd 80_Alio_224.indd 91 91 El Código de Ética de IFAC: un

El Código de Ética de IFAC: un nuevo horizonte para la auditoría de cuentas

de IFAC: un nuevo horizonte para la auditoría de cuentas En general, los servicios de valoración

En general, los servicios de valoración prestados a un cliente de auditoría generan amenaza de autorrevisión, ante la cual se deberán aplicar salvaguardas

ante la cual se deberán aplicar salvaguardas des relacionadas son materiales para los estados financieros

des relacionadas son materiales para los estados financieros sobre los que se va ex- presar una opinión. Se puede asesorar al cliente en contenciosos fiscales mediante análisis, preparando respuestas a solicitu- des de información, etc.

Servicios de auditoría interna

No se asumirán responsabilidades de la dirección en la prestación de servicios de au- ditoría interna a un cliente de auditoría.

Cuando los resultados de servicios de au- ditoría interna prestados a un cliente de audi- toría se utilicen en la realización de la audito- ría, se ha de aplicar el marco conceptual para evaluar la importancia de la amenaza de auto- rrevisión y, en su caso, aplicar salvaguardas.

Si el cliente de auditoría es una Entidad de Interés Público, no se le prestarán servi- cios de auditoría interna relacionados con:

– Una parte significativa de los controles in- ternos sobre la información financiera;

– Sistemas de contabilidad financiera que generan información que es, separada- mente o en agregado, significativa para los registros contables del cliente o los es- tados financieros sobre los que se expre- sará una opinión; o

– Cantidades o información a revelar que sean, separadamente o en agregado, ma- teriales para los estados financieros sobre los que se expresará una opinión.

Importancia de los honorarios

Cuando los honorarios totales proceden- tes de un cliente de auditoría representan una parte importante de los honorarios totales de la firma, de una oficina de la firma, o del socio encargado del cliente, surgen amenazas de

www.partidadoble.es

o del socio encargado del cliente, surgen amenazas de www.partidadoble.es pág 91 0 01/09/2010 1/09/2010 15:00:10

pág

91
91

001/09/20101/09/2010

15:00:1015:00:10

o del socio encargado del cliente, surgen amenazas de www.partidadoble.es pág 91 0 01/09/2010 1/09/2010 15:00:10
dossier auditoría nº 224 septiembre 2010 Aunque se establecerán periodos transitorios para los supuestos en
dossier auditoría
dossier auditoría
dossier auditoría nº 224 septiembre 2010 Aunque se establecerán periodos transitorios para los supuestos en que

nº 224

septiembre 2010

dossier auditoría nº 224 septiembre 2010 Aunque se establecerán periodos transitorios para los supuestos en que

Aunque se establecerán periodos transitorios para los supuestos en que se han ampliado o endurecido los requerimientos, el Código revisado entrará en vigor en enero de 2011

el Código revisado entrará en vigor en enero de 2011 pág 92 0 080_Alio_224.indd 80_Alio_224.indd 92

pág

92
92

0080_Alio_224.indd80_Alio_224.indd

9292

interés propio e intimidación. Se evaluará cualquier amenaza existente y se aplicarán salvaguardas en caso necesario.

Cuando el cliente de auditoría es una EIP, si durante dos años consecutivos los honora- rios de un cliente de auditoría y de sus entida- des vinculadas superan el 15% de los hono- rarios totales recibidos por la firma, la amena- za es tan significativa que no se podrá conti- nuar con el cliente a menos que se informe a los responsables del gobierno de la entidad y se trate con ellos la salvaguarda a aplicar: re- visión previa o posterior a la emisión del infor- me de auditoría realizada por un profesional que no pertenezca a la firma que emite la opi- nión de auditoría o por un organismo regula- dor de la profesión.

En años sucesivos que excedan del 15%, se llevarán a cabo anualmente las salvaguar- das descritas en el párrafo anterior.

Si exceden significativamente del 15%, la revisión que se llevará a cabo será previa a la emisión del informe de auditoría.

Incumplimiento inadvertido

El Código no se olvida de que en una fir- ma se pueden producir incumplimientos inad- vertidos de algún requisito de independencia. En estos casos, concluye en que general- mente no se comprometerá la independencia si se asegura que:

– La firma tiene establecidos procedimien- tos y políticas de control de calidad ade- cuados (equivalentes a la Norma Interna- cional de Control de Calidad, ISQC 1) pa- ra salvaguardar la independencia; y

– una vez descubierta la infracción se corri- ge rápidamente y se aplica cualquier sal-

se corri- ge rápidamente y se aplica cualquier sal- vaguarda para eliminarla o reducirla a un

vaguarda para eliminarla o reducirla a un nivel aceptable.

ENTRADA EN VIGOR

La entrada en vigor del Código revisado será probablemente la de enero de 2011. No obstante, se establecen periodos transitorios para ciertos asuntos del Código revisado que han supuesto la ampliación o endureci- miento de requerimientos respecto a la edi- ción anterior (2005):

– Restricciones para las nuevas EIP: El 1 de enero de 2012.

– Socios sujetos a rotación por la nueva de- finición de “socio clave de auditoría”: ejer- cicios que empiecen en o después del 15 de diciembre de 2011.

– Nuevos servicios de no seguridad (fiabili- dad) prohibidos: no se podrán contratar desde 1 de enero de 2011 y los contrata- dos con anterioridad deberán terminarse al 1 de julio de 2011.

– Para adaptarse a los nuevos requerimien- tos respecto a la dependencia económica (honorarios): auditorías o revisiones que cubran ejercicios que se inicien en o des- pués del 15 diciembre de 2010.

– Un socio clave de auditoría no podrá ser evaluado o compensado en base a éxitos conseguidos en la venta de servicios dis- tintos de los de seguridad a su cliente de auditoría: efectivo el 1 de enero de 2012.

Desde el Instituto de Censores Jurados de Cuentas de España se hará un esfuerzo para la mejor adaptación de todos los profe- sionales a esta norma, se impartirá la forma- ción necesaria para ello, y se estará a dispo- sición de los auditores ante la necesidad de aclarar cualquier duda que surja al respecto.

El Código desarrolla ampliamente las cir- cunstancias aquí citadas y otras no menos im- portantes. Pero con lo expuesto puede consi- derarse avanzado lo esencial del nuevo Códi- go de Ética de IFAC. Con este documento, los auditores de cuentas disponen de una guía de actuación ante ciertas situaciones que se dan en la práctica profesional y que pueden crear o crean amenazas que dan la apariencia de menoscabar la independencia del auditor.

pd

002/09/20102/09/2010

12:10:0912:10:09

que dan la apariencia de menoscabar la independencia del auditor.  pd 0 02/09/2010 2/09/2010 12:10:09

Copyright of Partida Doble is the property of Wolters Kluwer Espana and its content may not be copied or emailed to multiple sites or posted to a listserv without the copyright holder's express written permission. However, users may print, download, or email articles for individual use.