Вы находитесь на странице: 1из 9

- Por la señal de la Santa Cruz…

ACTO DE CONSAGRACIÓN

¡Oh, Adorable Jesús!, presente verdadera, real y substancialmente en este


admirable Sacramento, te adoramos con todo el rendimiento de nuestra alma, te
agradecemos por este don inefable de tu infinito amor y te pedimos perdón por
las ofensas que contra ti a diario se cometen, y, por el abandono y soledad en que
tantas veces te hemos dejado.

¡Cómo quisiéramos, a semejanza de los ángeles del Santuario, no abandonarte


nunca y hacer nuestra morada perpetua junto a tu Sagrario!

Ya que esto no nos es posible por nuestra condición humana, acepta por lo menos
esta consagración que hoy te renovamos como Consagradas al Santísimo
Sacramento.

Queremos, buen Jesús, no dejar pasar un solo día de nuestra vida, en el tiempo
que nos queda todavía de existencia, sin visitarte y acompañarte en este
Sacramento de tu amor, particularmente los días jueves, en que estás expuesto a
nuestra adoración en la Hostia Santa. Queremos hacer de cada jueves un día de
adoración, de amor, de gratitud y de reparación.

Recibe, Señor, nuestra amorosa compañía, junto a la de tu bendita Madre y


derrama tu gracia, tu perdón y tus bendiciones sobre nosotros y nuestros hogares,
sobre la parroquia y la iglesia Universal, sobre el Papa y las almas a ti consagradas.
Concede Señor, la paz al mundo entero y la prosperidad a nuestra patria
consagrada a tu Divino Corazón.

Por tu Madre bendita, Nuestra Señora del Santísimo Sacramento, protectora y


modelo nuestro, te pedimos que seas bendecido, alabado y ensalzado ahora y
siempre. Amén.

¡Adoremos eternamente al Santísimo Sacramento!


¡Alabémosle y ensalcémosle por los siglos de los siglos. Amén.

- Sea el adorable nombre de Jesús la diaria y dulce música de mi alma ya el sello


de mi corazón, y cuando en las duras pruebas de la vida, llegue a mí el
desaliento, sean mis palabras, Jesús dulce Jesús
1
TU TODO LO PUEDES, EN TI CONFÍO. AMÉN

- Por la señal de la Santa Cruz…

- OFRECIMIENTO: Virgen Santísima, purificad mi corazón y mis labios para


poder alabaros en ésta parte de vuestro Santísimo Rosario, que ofrezco
humildemente a mayor gloria de vuestro Divino Hijo, honra vuestra y Santidad
de la Iglesia y en naufragios de las almas que lo necesiten, por nuestro país y
nuestra ciudad, por nuestras necesidades y por el mundo entero. Amén.

- Ven, Espíritu Santo, llena los corazones de tus fieles y enciende en ellos el
fuego de tu amor, tenía Señor tu Espíritu y todo será creado y renovarás la faz
de la tierra. ¡Oh Dios! Que aleccionaste los corazones de tus fieles con la
ciencia del Espíritu Santo; haz que guiados por este mismo Espíritu
saboreemos la dulzura del bien y gocemos siempre de sus divinos consuelos.
Por Jesucristo nuestro Señor. Amén

- CREDO: Creo en Dios, Padre Todopoderoso, creado del cielo y de la tierra.


Creo en Jesucristo, su único Hijo, Nuestro señor, que fue concebido por obra y
gracia del Espíritu Santo, nació de Santa María Virgen, padeció bajo el poder
de Poncio Pilato, fue crucificado, muerto y sepultado, descendió a los
infiernos, al tercer día resucitó de entre los muertos, subió a los cielos y está
sentado a la derecha de Dios, Padre Todopoderoso. Desde allí ha de venir a
juzgar a vivos y a los muertos. Creo en el Espíritu Santo, la santa iglesia
católica, la comunión de los santos, el perdón de los pecados, la resurrección
de la carne y la vida eterna. Amén.

- San Miguel Arcángel, defiéndenos en el combate, se nuestro auxilio contra la


maldad y las asechanzas del demonio, que Dios le haga sentir su dominio, te
suplicamos y tú Príncipe de la Milicia Celestial, precipita al infierno por el
divino poder a satanás y a todos los demás espíritus malignos que andan
vagando por el mundo para la perdición de las almas. Amén.

Señor abre mis labios y mi boca anunciará tus alabanzas

2
- ¡Oh Dios! Ven en mi ayuda. Apresúrate Señor a socorrerme. Gloria al Padre, al
Hijo y al Espíritu Santo…

- CONTEMPLAMOS LOS MISTERIOS LUMINOSOS

1.- EL BAUTISMO DE JESÚS EN EL JODRÁN (Mc 1,9-10).


Jesús, fue bautizado por Juan en el Jordán. En cuanto salió del agua vio que el
Espíritu Santo en forma de paloma bajaba sobre Él. Y del cielo llegaron estas
palabras: “Tu eres mi Hijo, el Amado; tu eres mi Elegido”. ¿Recurres a la
confesión para el perdón de tus pecados?

2.- LA AUTORREVELACIÓN DE JESÚS EN LAS BODAS DE CANÁ (Jn 2, 1-2).


En Canaán, Jesús convierte el agua en vino a pedido de su Madre. “Así dio Jesús
comienzo a sus señales. Y manifestó su Gloria y sus discípulos creyeron en Él”.
¿Son Jesús y María el centro de tu familia? Todos

3.- JESÚS ANUNCIA EL REINO DE DIOS E INVITA A LA CONVERSIÓN (Mc 1,


14-15).
“Jesús decía: El plazo se ha vencido, el Reino de Dios se ha acercado. Tomen otro
camino y crean en la Buena Nueva”. ¿Anuncias el Reino de Dios con el ejemplo
de tu vida?

4.-LA TRANSFIGURACIÓN DE JESÚS (Lc 9, 28-35)


Mientras Jesús oraba, el aspecto de su cara cambió y su ropa se puso blanca y
fulgurante, Y salió una voz desde la nube que decía: “Éste es mi Hijo, mi elegido;
Escúchenlo” ¿Eres un de cambio en tu familia, en tu trabajo y en la sociedad?
Todos

5.- LA INSTITUCIÓN DE LA EUCARISTÍA (Jn 6, 54).


Jesús les dijo: El que come mi carne y bebe mi sangre, vive de vida eterna, y yo lo
resucitaré el último día ¿Recibes la Hostia consagrada, el Cuerpo de Cristo con
frecuencia?

- Saludemos a Nuestra Madre Santísima:


- Dios te salve, Reina y Madre de misericordia vida, dulzura y esperanza nuestra.
Dios te salve, A ti clamamos los desterrados hijos de Eva. A ti suspiramos
gimiendo y llorando en un valle de lágrimas. ¡Ea!, pues, Señora, abogada
nuestra vuelve a nosotros esos tus ojos misericordiosos y, después de este
3
destierro, muéstranos a Jesús, fruto bendito de tu vientre. Oh clemente, oh,
piadosa, oh dulce siempre Virgen María, ruega por nosotros, Santa Madre de
Dios, para que seamos dignos de alcanzar las promesas y gracias de nuestro
Señor Jesucristo. Amén.

LETANÍAS DEL SANTÍSIMO SACRAMENTO

Señor, ten piedad de nosotros,


Cristo, ten piedad de nosotros,
Señor, ten piedad de nosotros,
Cristo, óyenos,
Cristo, escúchanos.
Dios, Padre Celestial.- Todos: Ten piedad de nosotros.
Dios Hijo, Redentor del mundo.- Todos: Ten piedad de nosotros.
Dios, Espíritu Santo.- Todos: Ten piedad de nosotros.
Santísima Trinidad, un solo Dios.- Todos: Ten piedad de nosotros.
Cristo, pan de vida.- Todos: Ten piedad de nosotros.
Dios y Hombre verdadero.- Todos: Ten piedad de nosotros.
Dios oculto.- Todos: Ten piedad de nosotros.
Dios en medio de nosotros.- Todos: Ten piedad de nosotros.
Cordero Pascual.- Todos: Ten piedad de nosotros.
Sacrificio expiatorio, ofrecido por el mundo.- Todos: Ten piedad de nosotros.
Fuente de toda gracia.- Todos: Ten piedad de nosotros.
Alimento de nuestra peregrinación.- Todos: Ten piedad de nosotros.
Bienaventuranza y alegría nuestra.- Todos: Ten piedad de nosotros.
Fortaleza para los enfermos.- Todos: Ten piedad de nosotros.
Esperanza nuestra para el banquete del cielo.- Todos: Ten piedad de nosotros.
Pan que bajaste del cielo.- Todos: Ten piedad de nosotros.
Por tu cuerpo, que fue ofrecido por nosotros.- Todos: Líbranos, Señor.
Por tu sangre, que fue derramada por nosotros.- Todos: Líbranos, Señor.
Por este signo de tu amor.- Todos: Líbranos, Señor.
Por este signo de tu fidelidad.- Todos: Líbranos, Señor.
Por tu resurrección y ascensión.- Todos: Líbranos, Señor.
Por tu presencia real en la Sagrada Hostia.- Todos: Líbranos, Señor.
Por tu segunda venida como juez.- Todos: Líbranos, Señor.

Nosotros, pobres pecadores.- Todos: Te rogamos, óyenos.


Que permanezcamos fuertes en la fe.- Todos: Te rogamos, óyenos.
Que anunciemos tu muerte.- Todos: Te rogamos, óyenos.
4
Que alabemos tu resurrección.- Todos: Te rogamos, óyenos.
Que anhelemos ser invitados a tu banquete eucarístico.- Todos: Te rogamos,
óyenos.
Que anhelemos ser invitados a tu banquete eucarístico.- Todos: Te rogamos,
óyenos.
Que tu mesa sea para nosotros singo de unidad.- Todos: Te rogamos, óyenos.
Que ninguno de nosotros te traicione.- Todos: Te rogamos, óyenos.
Que te reconozcamos a Ti como el camino.- Todos: Te rogamos, óyenos.
Que vayamos por tu senda con la fuerza que no dan tu Cuerpo y Sangre.- Todos:
Te rogamos, óyenos.
Que nos conduzcas l convite celestial de al vida eterna.- Todos: Te rogamos,
óyenos.

Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo.- Todos: Perdónanos, Señor.
Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo.- Todos: Escúchanos, Señor.
Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo.- Todos: Ten misericordia de
nosotros.

- Santísimo Sacramento seas bendito y alabado y eternamente adorado. Oh


Soberano portento, de tu misericordia Dios piadoso, perdón espera mi alma
arrepentida., pues sé que eres afable y bondadoso y te gozas en verla
convertida. A Ti mi Dios compasivo y generoso, te prometo la enmienda de mi
vida y me pesa el tiempo que he pasado ofendiéndote Oh mi Dios
Sacramentado.

5
- ORACIÓN POR LA SANTIFICACIÓN DE LOS SACERDOTES

Omnipotente y eterno Dios mira el rostro de tu divino Hijo y por amor a Él, ten
piedad de tus sacerdotes. Recuerda que no son sino débiles y frágiles criaturas,
mantén vivo en ellos el fuego de tu amor y guárdalos para que el enemigo no
prevalezca contra ellos y en ningún momento se hagan indignos de su santa
vocación. Te ruego por tus sacerdotes fieles y fervoroso, por los que trabajan cerca
o en lejanas misiones y por los que te han abandonado.

¡Oh Jesús! Te ruego por tus sacerdotes jóvenes y ancianos, por los que están
enfermos o agonizantes y por las almas por los que estén en el purgatorio.

¡Oh Jesús! Te ruego por el sacerdote que me bautizó, por los sacerdotes que
perdonan mis pecados, por aquellos a cuyas misas asisto, por los que me
instruyeron y aconsejaron, por todos para los que tengo algún motivo de gratitud.

¡Oh Jesús! Guárdalos a todos en tu corazón, concédeles abundantes bendiciones


en el tiempo y en la eternidad. Amén.

- Sagrado Corazón de Jesús.


Bendice a tus sacerdotes

- Sagrado Corazón de Jesús.


Santifica a tus sacerdotes

- Sagrado Corazón de Jesús.


Reina en tus sacerdotes

- María Madre de los sacerdotes.


Ruega por ellos.

- Danos Señor, Vocaciones Sacerdotales y Religiosas Santas. Amén.

- Por las intenciones del Papa Francisco: Padre Nuestro, Ave María Gloria.

- Sagrado Corazón de Jesús.


En vos confío y a vos me entrego.

- Dulce corazón de María.


6
Sed la salvación del alma mía.

Canto Mariano

ORACIÓN DE ADORACIÓN A JESÚS SACRAMENTADO

¡Dios mío!, yo creo, adoro, espero y te amo. Te pido perdón por los que no creen,
no adoran, no esperan y no te aman. Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu
Santo, os adoro profundamente y os ofrezco el preciosísimo Cuerpo y Sangre,
Alma y Divinidad de Nuestro Señor Jesucristo, presente en todos los sagrarios de
la tierra, en reparación por los ultrajes, sacrilegios e indiferencias con las que Él
mismo es ofendido. Y por méritos infinitos de su Santísimo Corazón y del Corazón
Inmaculado de María, os pido la conversión de los pobres pecadores. Amén.

OREMOS

7
Te adoro con devoción, Dios escondido, oculto verdaderamente bajo estas
apariencias. A Ti se somete mi corazón por completo, y se rinde totalmente al
contemplarte. Te imploramos ¡Señor Jesús: Quédate con nosotros! Tu divino
caminantes conocedor de nuestros caminos y de nuestro corazón de las sombras
de la noche.

Ampáranos en el cansancio, perdona nuestros pecados, orienta nuestros pasos


por la vía del bien. Bendice a los niños, a los jóvenes, a los ancianos, a las familias y
particularmente a los enfermos. Bendice a los sacerdotes y a las personas
consagradas. A toda la humanidad, Señora danos el gusto de una vida plena, que
nos ayude a caminar sobre esta tierra como peregrinos seguros y alegres, mirando
siempre hacia la meta de la vida sin fin.
¡Quédate con nosotros, Señor! Amén.

ORACIÓN DE LAS CONSAGRADAS AL SANTÍSIMO SACRAMENTO

Concédenos, Señor, ser perseverantes en el fiel cumplimiento de Tu Voluntad,


para que en nuestros días crezcan tu elegidas, no sólo en número, sino también en
generosidad, en servicio y santidad. Por Jesucristo Nuestro Señor. Amén. Por los
sacerdotes y seminaristas.

- Sagrada María vuestra esclava soy, con vuestra licencia a pasar este día voy,
no permitas Madre mía por tu pura e inmaculada concepción que caiga en
pecado mortal, ni muera sin confesión, vos como mi buena madre dame tu
Santa Bendición.

- En el nombre del Padre, y el Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

- ¡OH MARÍA!, SIN PECADO CONCEBIDA, RUEGA POR NOSOTROS QUE


RECURRIMOS A TI.
8
- JESÚS YO CONFÍO EN TI !!!

Canto final.

Оценить