Вы находитесь на странице: 1из 5

EL CHI O ENERGIA VITAL

TÍTULO 1

Los Tres Tesoros


Según la teoría Taoísta al nacer se nos regalan tres tesoros que permanecerán con
nosotros hasta el día de nuestra muerte y que tenemos que cuidar y cultivar durante el
transcurso de la vida. Estos tesoros son entidades claramente distintas entre si, pero
completamente interdependientes, y asociadas estrechamente con la vida humana. Entre
los tres abarcan los tres planos fundamentales de la vida humana: el físico, el
energético, y el mental.
Quiero contarles que es el “Qi” o “chi” un término que envuelve intriga, e interés, ya que
su definición primaria es “Energía vital o fuerza vital”.

Definición de QI

Qi es comprendido como vitalidad, aire, aliento. Es una fuerza inmaterial, bioelectrica,


que crea y está presente en la naturaleza de todas las cosas. Los ríos, las montañas, el
movimiento del mar, el viento, los seres humanos, etc, son todas manifestaciones del
Qi En este sentido, decimos que todo es energía. El Qi puede ser denso y material como
el hielo o sutil e inmaterial como el vapor.

El concepto de “Qi” es un aspecto fundamental dentro del ámbito de la medicina


tradicional china, la filosofía taoísta, y el pensamiento chino, que luego se fue
expandiendo a países como Korea, Japón. A grandes rasgos, podemos encontrar un
paralelismo, con el término “prana” utilizado en la medicina Ayurveda, y Yoga.

Como se genera el Qi

Las personas tenemos dos maneras concretas de generar Qi. Una es a través de la
respiración. El proceso de inhalación, tiene que ver con la posibilidad de adquirir Qi
fresco, “aire”, que se encuentra en el exterior, luego completamos el ciclo, en la
exhalación, eliminando dióxido de carbono, toxinas, nuestro Qi que ya no necesitamos.
Es decir, que en cada proceso respiratorio, tenemos la oportunidad de llenarnos y
vaciarnos!.

La segunda manera de adquirir “energía vital”, es por medio de la alimentación. Todas


las comidas, e insumos que ingerimos, luego del proceso de digestión, es absorbido y
nutre al organismo. En este caso, se produce un nuevo intercambio. Absorbemos lo que
requerimos, y eliminamos lo que ya no nos hace falta.

Calidad de Qi

La calidad de Qi será un factor importante, es por ello, que dependerá de cómo nos
estamos alimentando, y en cómo estamos respirando. Asimismo, la calidad de aire que
llevamos a nuestros pulmones y materias primas que ingerimos tendrá un efecto en el Qi
que circula en nosotros mismos.

Además de la respiración, y la alimentación, me permito añadir y expandir el concepto.


El contexto o atmosfera en la cual nos movemos, interactuamos, y exhibimos el ser,
también es una fuente de Qi. Nuestras relaciones, el trabajo que realizamos, el
ambiente, las conversaciones, emanan una energía, que absorbemos y convivimos
cotidianamente. A estar a cada vez más presentes!.
Qi y Salud

La intención guía al Qi, El Qi guía a la sangre.

Acorde a la perspectiva de la Medicina Tradicional China, el Qi debe fluir naturalmente, a


través de los meridianos,(canales de energía que circulan en nuestro interior), para
gozar de un óptimo funcionamiento en órganos, músculos, huesos, articulaciones, etc.,
sin embargo a raíz de problemas emocionales, estrés, factores climáticos, o
desequilibrios en la alimentación, la energía suele estancarse en algún sitio, trayendo
como consecuencia un mal funcionamiento en los órganos, generándonos desequilibrios
varios en el sistema: contracturas, desordenes digestivos, asma, depresión, tendinitis,
hipertensión, obesidad, por citar algunos ejemplos

Qi y potencial humano

Ya sabemos lo que es el Qi, como podemos adquirirlo, y el impacto directo en la salud.


Como podemos percibir, es “esencial” para gozar de una vida activa, emprendedora, y
llena de vitalidad. Recae directamente en nuestro potencial. Es el combustible, es la
madera para el fuego, o el agua para las plantas. En este sentido, será de gran utilidad
aprender a cultivarlo, aprender a movilizarlo, y por supuesto aprender a sentirlo.

La sensación del Qi, circulando por todo el cuerpo, es una experiencia muy linda y
renovadora. Un verdadero estímulo y bien preciado para el espíritu.

Explicar el Qi/Chi, es mas complejo que experimentarlo. Algunos sienten calor, otros
cosquillas u hormigueo en las manos, magnetismo, y más. Cada uno percibe el flujo de
vtalidad a su manera. Sin embargo créanme que se siente!!

Para finalizar, agradezco enormemente su interés. Espero haber sido los suficientemente
claro, para contarles de manera sintética, mi experiencia.

Les dejo un pequeño video, para que ahora mismo, puedan movilizar y acrecentar su
vitalidad a través de una secuencia simple de Qigong/Chikung, el arte o sistema de
entrenamiento que trabaja directamente con la energía vital o “Qi”.

El chi kung son ejercicios respiratorios y del cuerpo para la salud física,
mental y emocional, derivados de la medicina tradicional china, el taoísmo,
el confucianismo y el budismo. El taoísmo también aporta las bases para las
llamadas artes marciales internas, como el tai chi chuan.
Para saber un poco más sobre el taoísmo:
https://www.euston96.com/taoismo/

2
El Chi o energía vital
Este Chi o Energía vital se manifiesta en el universo de distintas formas. Se manifiesta en la suma
total de todas las energías del cosmos, incluyendo la gravedad, el magnetismo, la electricidad, la
energía solar, las ondas de radio etc.
Y también se manifiesta como energía biónica que alimenta a todos los organismos vivos. El "Qi" o
"Chi" es para el organismo viviente, lo que la electricidad es para cualquier aparato eléctrico, sin ella,
es imposible que funcione.

Dentro del sistema humano el "Qi" adopta distintas formas:

A) Qi congénito energía primordial (yuan qi).


Es el estallido original de la energía pura, que se produce en el momento de la concepción e infunde
la vida al feto que está en la matriz. Esta energía comienza a agotarse desde que nacemos, pero la
podemos cultivar y tonificar por medio de una buena alimentación, y una correcta respiración, una
vida sexual regulada y otras disciplinas orientales.
B) Qi absorbido del aire al respirar (yang qi)
C) Qi absorbido de la tierra
Esta energía es la que produce el cuerpo a partir del proceso digestivo y que se extrae de los
alimentos y del agua. Cuando el qi de la tierra extraído de los alimentos y el agua, se une con el qi
del cielo, extraído del aire, ambos se mezclan en la corriente sanguínea para formar esa única
variedad de energía vital que confiere vida al organismo.

La función de los canales de energía es llevar el Qi a todas las partes del cuerpo como lo hace el
sistema circulatorio con la sangre. Este Qi se puede entender como una información psíquica y
eléctrica, es la energía vital que mantiene el equilibrio vital de nuestro organismo.

Son numerosas las causas por las que se pueden producir deficiencias, excesos o bloqueos en la
circulación del Qi y son estas causas las que el terapeuta de medicina china trata con la acupuntura,
la herbolaria, la moxibustión, el masaje tuina, el Qi Gong… El Qi Gong se vale del movimiento y de
la mente para mover el Qi, para aumentar su cantidad y calidad y con ello curar y prevenir
enfermedades.

Aparte de los canales y los acupuntos o puntos de acupuntura, el sistema de energía del cuerpo está
formado por los tres tantien o dantien que son los tres almacenes de energía del cuerpo. El primer
dantien está localizado sobre el ombligo y es una zona circular de cuatro dedos de radio y centrado
en el obligo y es el más trabajado en las artes internas. El segundo dantien se encuentra en un punto
del centro del pecho llamado Rem Mai 17, y el tercero sobre el “Tercer Ojo”.

3
Con la práctica del Qi Gong los canales se van llenando y el exceso de Qi se almacena en los tres
dantien. El dantien más importante es el primer dantien o dantien inferior y es con éste con el que
se hacen la mayoría de trabajos de Qi Gong.

Uno de los secretos del Qi Gong es que “donde va la mente va el Qi”, focalizando la atención sobre
determinados puntos del cuerpo durante los ejercicios, se consigue que el Qi se desplace hacia
dichos puntos y se concentre allí. Se perciben sensaciones de muy diverso tipo dependiendo de la
cantidad y calidad del Qi almacenado, desde calor, hormigueo, presión,… hasta auténticas
“corrientes eléctricas”. Al Qi lo sigue la sangre, y con la sangre van los nutrientes y el oxígeno tan
necesarios para tonificar la zona.

Hay determinados ejercicios avanzados de Qi Gong estático donde


permaneciendo sentado con los ojos cerrados, la mente recorre determinados circuitos de canales
empujando el Qi a través de dichos canales estimulando glándulas y órganos y despertando la
consciencia.

Dos de estos circuitos son los conocidos como la Órbita Microcósmica y la Órbita Macrocósmica.
Este tipo de trabajo es peligroso intentarlo por cuenta propia sin la supervisión de un maestro
experto, pues la interrupción del ejercicio por falta de concentración puede ser bastante perjudicial,
porque al perderse la concentración, la energía se disipa en la zona pudiendo sobrecargarla y
dañarla produciendo un problema.

Estas prácticas avanzadas de Qi Gong se utilizan cuando el nivel de Qi cultivado en el propio cuerpo
es suficientemente alto después de haber practicado Qi Gong Dinámico y haber permanecido al
menos noventa días sin actividad sexual alguna.

Aunque sabemos que con el Qi Gong podemos aumentar nuestra energía, hay actividades que la
agotan, una de esas actividades es la sexual y otra es el exceso de pensamiento, los desequilibrios
emocionales, las preocupaciones, el estrés, la ansiedad… La mente consume una gran cantidad de
nuestra energía vital, por eso es muy importante practicar técnicas de relajación y meditación que
nos ayuden a controlar ese exceso de actividad mental.
El Qi Gong es una “meditación en movimiento”, tu atención tiene que permanecer tan involucrada
en lo que estás haciendo que te olvidarás de todo lo demás, por lo que se convierte también en una
herramienta para dar descanso a la mente.

4
5