Вы находитесь на странице: 1из 55

RITUAL & LIBRo

DE
compañero MASÓN

Segundo Grado
del Rito Escocés
Antiguo y Aceptado 2
GRADO
Este libro del Compañero Masón, segundo grado del Rito
Escocés Antiguo y Aceptado fue elaborado por la Comisión de Rituales y
aprobado por el Consejo de la Gran Logia y de la Academia de Estudios
Masónicos.

En cuanto al Ritual del Compañero Masón es copia fiel en su


contenido al elaborado por la Comisión de Rituales que fuera aprobado por la
Asamblea de la Gran Logia en su reunión del 24 de junio de 1963.

El Gran Maestre, Muy Respetable Hermano Angel Jorge


Clavero, ha dispuesto su reimpresión por Decreto Nº 5093 del 23 de julio de
2008, de acuerdo con lo que establece el Art. 18º, Inc. e), de los Estatutos
vigentes.

Se recomienda muy especialmente a los Venerables


Maestros y a las Luces de todas las Logias de nuestra jurisdicción el uso de este
Ritual, sin agregados ni supresiones de ninguna clase que modifique el Rito.

Gustavo F. Papa Baumgärtner


Gran Secretario

Buenos Aires, 28 de julio de 2008.

PAGINA 1
NUESTRO GRAN SIMBOLO

La Invocación del G.·.A.·. D.·. U.·. en nuestros trabajos no


Implica la creencia en el dios de una religión determinada,
ya que la Masonería proclama como Gran Arquitecto del
Universo al reconocimiento de un Principio o causa primera,
dejando en libertad a cada uno de sus miembros los puntos
de vista particulares sobre la naturaleza de este principio, y
se abstiene de todo acto confesional.
Por ello, en la columna de las promesas se colocará la
Biblia, o cualquier otro libro de una religión reconocida,
juntamente con la escuadra, el compás, la Constitución de
la Nación Argentina y la de la Orden.
En consecuencia, cada masón de acuerdo con sus
convicciones, puede elaborar su propia concepción de
estos símbolos, sin imposiciones dogmáticas de cualquier
credo o religión.
PAGINA 3
Gran Logia de la Argentina
de Libres y Aceptados Masones

RITUAL DEL COMPAÑERO MASON


Segundo Grado del Rito Escocés
Antiguo y Aceptado

PAGINA 5
APERTURA DE LOS TRABAJOS - CÁMARA DE APRENDICES

Se abren los trabajos en el grado de aprendiz. Después de leída y aprobada el


acta de la tenida anterior y despachados los asuntos de familia, se da entrada a
los HH.·. visitantes.

Terminada la labor de la cámara, el V.·.M.·. da un golpe de mallete y dice:


V.·.M.·.: Hermanos 1º y 2º VVig.·., anunciad en vuestras respectivas
columnas que es mi propósito suspendan los trabajos de ésta Cámara, para
abrir la de Compañeros.
1º Vig.·.: H.·. 2º Vig.·. y HH.·.de mi columna, es la intención del V.·.M.·.,
suspender los trabajos en ésta Cámara, para abrir la de Compañeros.
2º Vig.·.: HH.·. de mi columna, es la intención del V.·.M.·., suspender los
trabajos en ésta Cámara, para abrir la de Compañeros. Anunciado en mi
columna H.·.1º Vig.·.
1º Vig.·.: Anunciado en ambas C Col.·. V.·.M.·.
V.·.M.·.: H.·. Exp.·., invitad a los hermanos aprendices a cubrir el
Templo.

Los aprendices cubren el Templo en la forma usual.


Exp.·.: H.·. 1º Vig.·., el Templo está a cubierto de AApr.·.
1º Vig.·.: Los HH.·.AApr.·. han cubierto el Templo, V.·.M.·.
V.·.M.·.: Puesto que estamos a cubierto de los aprendices podemos
proceder.

CÁMARA DE COMPAÑEROS

El M.·.V.·.M.·. da un golpe de mallete, que repiten los VVig.·..


M.·.V.·.M.·.: H.·. 1º Vig.·., ¿Cual es vuestro primer deber en Cámara de
Compañeros?
1º Vig.·.: Asegurarme que el Templo esta a cubierto de profanos y
Aprendices.
M.·.V.·.M.·.: Aseguraos de ello, Querido Hermano.
1º Vig.·.: H.·. Exp.·., aseguraos que estamos a cubierto de profanos y
Aprendices.

Una vez cumplido lo ordenado por el M.·.V.·.M.·., dice el H.·. Exp.·..


Exp.·.: H.·. 1º Vig.·., el Templo está a cubierto.
PAGINA 7
1º Vig.·.: El Templo se halla a cubierto exteriormente, M.·.V.·.M.·..
M.·.V.·.M.·.: ¿Cual es el segundo deber de un 1º Vig.·.en Cámara de
Compañeros?
1º Vig.·.: Asegurarse que todos los HH.·. de ambas columnas son
Compañeros Masones.
M.·.V.·.M.·.: Cumplid ese deber, Hermano mío (da un golpe de mallete). En
pie y al Orden.

Todos los Hermanos se levantan, poniéndose al orden de Compañero.


Los Vigilantes recorren las Columnas; piden en voz baja a cada uno de los
Hermanos la palabra del grado segundo y luego vuelven a sus puestos
respectivos. El 2º Vig.·.dice:

2º Vig.·.: Hermano 1º Vig.·., los Hermanos que decorar la Columna del


Norte son Compañeros y están al Orden.
1º Vig.·.: Los Hermanos que decorar ambas Columnas son
Compañeros y están al Orden, M.·.V.·.M.·..
M.·.V.·.M.·.: También lo son los que se hallan en Oriente (da un golpe de
mallete). Sentémonos.

Todos los hermanos toman asiento.


M.·.V.·.M.·.: Hermano 1º Vig.·.¿Cómo demostraréis que sois Compañero?
1º Vig.·.: Por mi conocimiento de la estrella flamígera y de su letra “G”.
M.·.V.·.M.·.: ¿A qué hora acostumbran los Compañeros Masones abrir sus
trabajos, H.·. 1º Vig.·.?
1º Vig.·.: A mediodía en punto.
M.·.V.·.M.·.: ¿Qué hora es, H.·.2º Vig.·.?
2º Vig.·.: Mediodía en punto, M.·.V.·.M.·..
M.·.V.·.M.·.: Siendo la hora acostumbrada, invitad HH.·.VVig.·., a los
Obreros que decoran vuestras Columnas, como yo invito a los que se hallan en
Oriente para que se unan a vosotros y a mi, con el objeto de abrir los trabajos de
ésta R.·. Logia en su Cámara de Compañeros.
1º Vig.·.: Hermano Segundo Vigilante y Hermanos de mi columna,
unámonos al Venerable Maestro para abrir los trabajos de esta Respetable
Logia, en Cámara de Compañeros.
2º Vig.·.: Hermanos de mi columna unámonos al Venerable Maestro
para abrir los trabajos de esta Respetable Logia, en Cámara de Compañeros.

PAGINA 8
Anunciado en mi Columna, Hermano Primer Vigilante
1º Vig.·.: Anunciado en ambas Columnas, M.·.V.·. M.·..

El M.·.V.·.M.·.da un golpe de mallete y dice:


M.·.V.·.M.·.: ¡En pie y al Orden! (Todos obedecen)
A L.·.G.·.D.·.G.·.A.·.D.·.U.·.; en su nombre, y en virtud de las
atribuciones que me han sido conferidas, declaró abiertos los trabajos de esta
Respetable Logia . . . . . . . . . . . Dependiente de la Gran Logia de la Argentina de
LL.·.y AA.·. MM.·., en su Cámara de Compañeros, y en tenida magna de
aumento de salario (u ordinaria, extraordinaria, etc.).
¡A mi por el signo, por la batería y por la aclamación! (Los ejecuta y todos los HH,
los repiten). Tomad asiento. (Todos se sientan).
M.·.V.·.M.·.: El H.·. Secretario tiene concedida la palabra para dar lectura
del trazado de Arquitectura de la tenida anterior.

Después de leída y aprobada el acta, se da entrada a los Compañeros visitantes,


se circula el saco de las proposiciones y finalmente, se entra en el orden del día.

ADMISIÓN A LA PRUEBA

Estando en el orden del día de la Cámara de Compañeros la admisión del


Aprendiz a la prueba, el M.·.V.·.M.·. dice:

M.·.V.·.M.·.: QQ.·. HH.·. está en el orden del día la petición de aumento de


salario del Aprendiz … , por tanto, el H.·.Sec.·. nos va a dar cuenta de la plancha
de solicitud y del expediente relativo a dicho Hermano Aprendiz.

El Hermano Secretario da lectura a los documentos de referencia.


M.·.V.·.M.·.: HH.·. 1º y 2º VVig.·. servios anunciar en vuestras respectivas
columnas, como yo lo hago en Oriente, que queda abierta la discusión sobre el
expediente que nos ha dado a conocer el H.·. Sec.·..

Los Vigilantes hacen el anuncio y requieren la palabra para los Hermanos que
las soliciten. Terminada la discusión, el Segundo Vigilante dice:
2º Vig.·.: El silencio reina en mi columna H.·. 1º Vig.·..
1º Vig: En ambas columnas reina el silencio M.·.V.·.M.·..
M.·.V.·.M.·.: El H.·.Orador tendrá a la bondad de formular sus
conclusiones.
PAGINA 9
Oídas estas, y siendo ellas favorables, el M.·.V.·.M.·. continúa:
M.·.V.·.M.·.: Puesto que resultan favorables las conclusiones que nos ha
dado el H.·.Orador, examinemos al H.·.aprendiz, si así lo acuerda la Logia. Los
que estén conformes, se sirvan demostrarlo por el Signo. (Da un golpe de
mallete y los hermanos hacen el signo de conformidad).
M.·.V.·.M.·.: Comprobemos si el Aprendiz que vamos a examinar ha
realizado con provecho el trabajo que se le encomendó, para poder ascenderlo
al Segundo Grado (da un golpe de mallete y prosigue). Quedan suspendidos los
trabajos en esta Cámara y reanudados en la de aprendices. (El H.·.M.·.de
Cer.·.dará entrada en el Templo a todos los HH.·. Aprendices).

Los Aprendices entran en el Templo y ocupan su columna.

EXAMEN DEL APRENDIZ

El Hermano Experto invitará al Aprendiz (o Aprendices) que haya de ser exaltado


a que ocupe un asiento triangular colocado previamente en medio del Templo.

V.·.M.·.: Q.·.H.·.… , la Cámara de Compañeros tal vez consienta en


concederos el aumento de salario que para vos se ha solicitado. Pero antes es
necesario que demostréis vuestra instrucción ante esta Cámara, para que sirva
de estímulo a los HH.·.Aprendices de este Resp.·.Taller. ¿Estáis dispuesto a
someteros al examen que ordena nuestro ritual?
Candidato: Estoy dispuesto, V.·.M.·.

El V.·.M.·.dirigirá entonces al candidato varias preguntas sobre el simbolismo del


Grado de Aprendiz, y podrá conceder la palabra al H.·.Orador para que
interrogue a la vez al Candidato. Concluido el interrogatorio, el V.·.M.·.dice:
V.·.M.·.: H.·.Exp.·., conducir al H.·.… ante el 2º Vig.·. para que se haga
reconocer por el Toque de Aprendiz.

El H.·. Exp.·. ejecuta lo ordenado por el V.·.M.·. el 2° Vig.·. dice:


2º Vig.·.: El Toque es perfecto, V.·.M.·..
V.·.M.·.: Guiad, H.·.Exp.·., al Aprendiz… ante el 1º Vig.·.para que se
haga reconocer por la Palabra Sagrada de su Grado.

Después de realizar lo mandado por el V.·.M.·.el 1º Vig.·.dice:


1º Vig.·.: La palabra es Justa y Perfecta V.·.M.·..
PAGINA 10
El Aprendiz examinado es conducido entonces por el H.·.Exp.·.a la Columna
Norte en donde ocupará su puesto entre los demás aprendices. El V.·.M.·.da un
golpe de mallete y dice:

V.·.M.·.: H.·.Exp.·., invitar a los HH.·. Aprendices a cubrir el Templo.


Todos los aprendices cubren el Templo, no sin antes colaborar con el Saco de la
Viuda, incluso el candidato. Los Compañeros continúan el trabajo
correspondiente a la Segunda Cámara, y los Comp.·. cambian de Col.·..

RITUAL DEL COMPAÑERO MASÓN - ASCENSO

M.·.V.·.M.·.: (Dando un golpe de mallete). Quedan reanudados los trabajos


en la Cámara de Compañeros. HH.·.VVig.·., anunciad en vuestras respectivas
Columnas, como yo lo hago en Oriente que se concede la palabra para referirse
al examen que acaba de rendir el H.·. Aprendiz … .
1º Vig.·.: H.·. 2° Vig y HH.·. de mi columna queda concedida la palabra
para referirse al examen que acaba de rendir el H.·. Aprendiz.
2º Vig.·.: HH.·. de mi columna queda concedida la palabra para referirse
al examen que acaba de rendir el H.·. Aprendiz.
2º Vig.·.: Reina silencio en mi columna H.·. 1º Vig
1º Vig.·.: En ambas columnas reina silencio M.·.V.·.M.·..
M.·.V.·.M.·.: ¿El H.·.Orador tiene que hacer alguna observación?

Si el Orador se halla conforme con la marcha de los trabajos responderá:


Orador: Ninguna, M.·.V.·.M.·.
M.·.V.·.M.·.: Visto el resultado favorable del examen de nuestro H.·.… ,
procedamos a la votación. H.·.M.·.de Cer.·., servios circular la urna de balotaje (o
a mano alzada).

A continuación se efectúa el escrutinio y si éste resultare favorable, el M.·.V.·.M.·.


dice:
M.·.V.·.M.·.: Anunciad, HH.·.VVig.·., que el escrutinio ha resultado Puro y
sin Mancha.

Los Vigilantes hacen el anuncio.


M.·.V.·.M.·.: Ahora, QQ.·.HH.·., vamos a exaltar al Aprendiz… con ajuste al
Ritual. H.·.Exp.·., retiraos para preparar convenientemente al candidato. (Sale
PAGINA 11
el Exp.·.). Y con el fin de decorar adecuadamente la cámara suspendamos los
trabajos. (Da un golpe de mallete). Los trabajos de la cámara de compañeros
quedan en receso.

PREPARACIÓN DEL CANDIDATO

El Aprendiz que haya de ser ascendido al Grado de Compañero, depositará en


poder del Tesorero de su Logia el importe de los derechos de ascenso
establecidos en los reglamentos internos de la misma.
El H.·.Exp.·.lo conducirá después a la Cámara de Reflexiones, en la cual se
habrán colocado previamente los carteles de que hacen referencia la liturgia,
sobre cuyas inscripciones llamará la atención del candidato, haciéndole
comprender la importancia del paso que va dar, indicándole la necesidad que
tendrá que cumplir mayores deberes si persiste en recibir aumento del salario y
manifestándole cuanto sea oportuno y conveniente.
El H.·.Exp.·.entregara al Aprendiz una regla, que éste colocará sobre su hombro
izquierdo y, decorado con el mandil de su grado, lo conducirá a la puerta del
Templo.

RECEPCIÓN

El M.·.V.·.M.·.da un golpe de mallete, que repiten los VVig.·.y dice:


M.·.V.·.M.·.: Los trabajos recobran fuerza y vigor. (En 2º Grado)

El H.·.Exp.·.llama a las puertas el Templo en Grado de Aprendiz. El Guarda


Templo avisa al Segundo Vigilante.
2º Vig.·.: A la puerta del Templo llaman en Grado de Aprendiz, H.·.1º
Vig.·..
1º Vig.·.: M.·.V.·.M.·., llaman a la puerta del Templo en Grado de
Aprendiz.
M.·.V.·.M.·.: Servios averiguar quién llama de ese modo, H.·.1º Vig.·..
1º Vig.·.: H.·. 2º Vig, ved quien llama de ese modo.
2º Vig.·.: H.·. GTI.·., ved quien llama de ese modo.

Éste, entreabriendo la puerta, se entera que el H.·. Exp.·. conduce a un Aprendiz


que desea aumento de salario; a su vez lo comunica al 2º Vig.·.y esté al primero.
1º Vig.·.: Es el H.·.Exp.·., que conduce a un Aprendiz que desea pasar
de la vertical al nivel M.·.V.·.M.·..
PAGINA 12
M.·.V.·.M.·.: (Directamente al G.·.T.·.I). H.·.G.·.T.·.I .·. Decidle que
manifieste su nombre, edad, profesión y residencia.

El guarda Templo trasmite al Exp.·. la orden del M.·.V.·.M.·. y aquél contesta


desde afuera:
Experto: El H.·. que me acompaña se llama … ; su edad es la de tres
años; su profesión, obrero de este Taller, y su residencia la columna “B”.

El G.·. T.·. I.·., Cierra la puerta.

M.·.V.·.M.·.: ¿Estáis satisfecho de la labor de este Aprendiz, H.·.2º Vig.·.?


2º Vig.·.: El Aprendiz… , ha trabajado siempre con entusiasmo, ha
labrado la piedra bruta empleando adecuadamente el mazo y el cincel y ha
observado una buena conducta.
M.·.V.·.M.·.: H.·.G.·.T.·.I.·., Dadle entrada.

El candidato penetra en el Templo por los pasos de Aprendiz acompañado del


H.·. Exp.·., y después de saludar a las luces del taller, permanece en pie y al
Orden en Occidente.

M.·.V.·.M.·.: Querido H.·.Aprendiz: los Maestros y Compañeros de la


Logia, informados de vuestra instrucción del Grado que poseéis y de los méritos
que habéis contraído, han acordado exaltaros al Grado de Compañero. Antes,
sin embargo, de proceder a investiros en este Grado, necesitamos haceros
algunas preguntas, a las que os ruego contestéis con la franqueza que os
caracteriza, para que podamos completar de este modo, el juicio que de vos
hemos formado. ¿Persistís, en haceros recibir Compañero, no obstante los
nuevos deberes que habréis de contraer, y en someteros a las pruebas que
exige el Rito?

Contesta el recipiendario
M.·.V.·.M.·.: En vista de vuestra decisión, procederemos a someteros a
la primera prueba. Avanzad y sentaos.

El Exp conduce al recipiendario al centro de la Logia en donde le hace sentar,


dando frente al Oriente, en un banquillo triangular, colocado al efecto, le toma la
regla y la coloca sobre la columna de las promesas.

PAGINA 13
M.·.V.·.M.·.: Decidme H.·.Aprendiz, ¿que provecho habéis sacado de
vuestra iniciación en la masonería? (Pausa).

Contesta el recipiendario.
M.·.V.·.M.·.: ¿De que defectos os habéis corregido desde que estáis entre
nosotros?

Otra pausa. Para dar lugar a que responda el aprendiz.


M.·.V.·.M.·.: ¿que nuevas Virtudes habéis adquirido?

Después que conteste el recipiendario el M.·.V.·.M.·.por sí o por medio del


Hermano Orador, podrá ampliar este interrogatorio, y luego proseguirá:
M.·.V.·.M.·.: Habéis penetrado en esta Cámara llevando sobre el hombro la
regla, que es uno de los útiles del trabajo, para haceros comprender que no
permaneceréis ocioso entre los Compañeros, sino que, por el contrario, habréis
de realizar una labor más perfecta, simbolizada por la regla, que sirve para trazar
líneas rectas y determinar la perfección de los planos cuando el borde de dicha
regla, aplicado sobre ellos, toca en todos sus puntos.
Hasta ahora, el trabajo que habéis efectuado era de fácil ejecución, pues para
desbastar la piedra bruta sólo se necesita el cincel y el mazo, y únicamente
habéis podido conocer la verticalidad de las superficies aplicándoles la plomada.
Ahora tenéis que instruíos en el manejo de la regla y el nivel a fin de que vuestra
labor reúna las condiciones necesarias para que los Maestros puedan
aprovecharla en la edificación del Templo y resulte la obra con la estabilidad y
belleza que requiere el arte arquitectónico. Sin duda habréis comprendido,
Q.·.H.·., que la significación simbólica de cuanto acabo de explicaros puede
resumirse diciendo que si como aprendiz supisteis manejar la plomada, que
representa la equidad, como compañero deberéis emplear el nivel que
simboliza la igualdad, y por tanto, sumar este nuevo elemento de progreso
para aproximaros a la perfección moral. La Masonería necesita de todos sus
adeptos para construir el Templo que eleva A L.·.G.·.D.·.G.·.A.·.D.·.U.·. y en esta
Obra tienen señalada su labor todos los Masones.
Los Compañeros están encargados de escoger los materiales, pulimentar las
piedras y facilitar a los Maestros lo necesario para realizar la Obra.
Los conocimientos necesarios para realizar esta labor eran adquiridos por los
aspirantes a compañeros en las antiguas logias de constructores, en el
transcurso de cinco viajes que hacían frecuentando los talleres

PAGINA 14
esparcidos por el mundo; pero hoy, que la Masonería a convertido esas logias
en talleres intelectuales, puesto que los conocimientos humanos se han
generalizado y se ha sustituido el trabajo manual por la labor de la Inteligencia y
de la Razón, podréis aprender, sin salir de las Logias, cuáles son los medios que
deberéis emplear para llevar a cabo el trabajo que os corresponde.
Para eso es necesario que verifiquéis cinco viajes simbólicos en el interior de
nuestro Templo. ¿Estáis dispuesto a efectuarlos?

Si el recipiendario contesta afirmativamente, el M.·. V.·. M.·. dice:


M.·.V.·.M.·.: Pues bien, el H.·.Exp.·.va acompañaros en el primer viaje. (Da
un golpe de mallete).

PRIMER VIAJE - LOS SENTIDOS CORPORALES

El H.·.Exp.·.toma de la columna de las promesas el mazo y el cincel y los


entregar al recipiendario, con quien da una vuelta alrededor de la Logia,
dirigiéndose desde el asiento de éste hacía el Oriente, siguiendo por el Mediodía
y el Oeste hacia el Norte, y colocándose frente al primer cártel, donde se hallan
inscriptos los nombres de los sentidos corporales, los hace leer al recipiendario y
luego dice:

Experto: M.·.V.·.M.·., el primer viaje del Aprendiz ha terminado.


M.·.V.·.M.·.: Este viaje significa el primer año de trabajo del Neófito, que
debe emplearlo en conocer la calidad de los materiales y la manera de
prepararlos. Para simbolizar éste trabajo lleváis en la mano derecha el mazo, y
en la izquierda el cincel, con el fin de que podáis aplicar a esta labor todas las
energías de que el hombre dispone. Examinemos, hermano mío, el cuadro que
tenéis delante.
La vista nos proporciona el placer de contemplar la naturaleza
y las maravillas que ella ostenta, el oído nos trasmite las excelencias del
lenguaje y las armonías de la música; el olfato nos permite captar las
emanaciones de la naturaleza, aún antes que no sean reveladas por la vista o el
oído; el gusto nos revela y nos hace valorar todo aquello que nos es grato al
paladar, y el tacto nos brinda el conocimiento de los objetos y de nuestros
semejantes, por la estrecha proximidad material con los mismos.
Estos sentidos, además de su significación física, dan al
hombre la posibilidad de progresar cada vez más en el conocimiento de sí mismo

PAGINA 15
y de sus semejantes. Gracias a ellos podemos imitar y cooperar con nuestros
hermanos, oír los consejos de los maestros, aumentar nuestra sensibilidad
espiritual, adquirir serenidad, firmeza y prudencia.
No obstante, la Ciencia nos enseña que estos cinco sentidos
clásicos no son los únicos. Hay otros tan consustanciados con nosotros, que
muchas veces no advertimos como nos están revelando constantemente los
cambios que experimentamos.
Hay un sentido térmico que capta las variaciones de la
temperatura; las sensaciones motoras constituyen también un sentido especial,
al percatarse el hombre del movimiento, de la posición que adopta su cuerpo,
adquiriendo al mismo tiempo la sensación del peso que soporta. Análoga y
simbólicamente, señala al Compañero su situación y posición en el mundo social
que le rodea y le dotará de un dominio de sus instintos, dándole un perfecto
conocimiento del peso o de la responsabilidad que la Orden o la sociedad han
depositado sobre sus hombros como una carga que está obligado a sobrellevar
para realizar su parte en el perfeccionamiento de la humanidad.
El sentido del equilibrio, que la Sicología engloba en la idea de
sensación vestibular, permite conocer al hombre la posición de su cuerpo en el
espacio. De la sensación de la verticalidad que este sentido enseña, el masón ha
de deducir la idea de dignidad y de hombría que debe ser la norma de su
existencia dentro y fuera de la Orden.
Existen también las llamadas sensaciones algésicas que
hacen el papel de un verdadero sentido para la captación de las reacciones
penosas o de dolor, que obligan a rehuir todo lo que pueda atraer o conservar el
sufrimiento que debemos evitar especialmente para la humanidad.
La consideración de todos estos fenómenos, han aportado al
Masón todo el cúmulo necesario de elementos fisiológicos y psicológicos para
ganar un completo dominio sobre su voluntad, cuando ésta trate de imponerse a
la razón (Pausa). Decidme, querido hermano … …¿que entendéis por razón?

Contesta el recipiendario, y cuando haya terminado prosigue el M.·.V.·.M.·.


M.·.V.·.M.·.: La Razón es el poder de elevarse de lo concreto a lo
abstracto, comprender la naturaleza de las cosas; remontarse a las causas que
las producen, estudiarse a sí mismo contemplando la creación; hallar la verdad,
que destruye los errores de la intuición y los sofismas de la inteligencia, y crear
las ciencias y las artes, arrancando a la naturaleza sus arcanos. Es patrimonio
del hombre, y gracias a ella ve en todas las cosas lo real y lo ideal, esto es, el
hecho en sí y la causa que lo produce, o lo que es igual, la idea, mientras que el
PAGINA 16
animal ve el hecho sólo, y, por tanto, se le escapa la razón de su existencia o su
ideal, no habiendo para él ni lo bello ni lo feo, ni lo sublime ni lo indiferente. El
animal sólo sabe sentir; el hombre sabe pensar.
Por eso la Masonería no reconoce en la investigación de la
Verdad ningún medio superior a la razón humana.

Da un golpe de mallete y dice al H.·.Exp.·.:


H.·.Exp.·., conducir al Aprendiz para que verifique el segundo viaje.

SEGUNDO VIAJE - LAS ARTES LIBERALES

El H.·.Exp.·.recoge de manos del recipiendario el mazo y el cincel, le entrega una


regla y un compás, y acompaña, en su viaje alrededor del Templo,
conduciéndole por los mismos lugares que en el primero, hasta que se
encuentran ambos frente al segundo cartel, colocado en la pared del norte,
cuyas inscripciones hará leer al recipiendario, y luego dice:

Experto: M.·.V.·.M.·., el Aprendiz ha terminado el segundo viaje.


M.·.V.·.M.·.: Se llamaron Artes Liberales las siete disciplinas que fueron la
base de los estudios universitarios durante la Edad Media, divididas en dos
grupos; el TRIVIUM, que lo componían la Gramática, la Retórica y la Lógica, y
el QUADRIVIUM, formado por la Aritmética, la Geometría, la Astronomía y la
Música.
La Gramática es el arte del lenguaje y enseña el modo de unir
las palabras para hablar correctamente; la Retórica fija normas para el bien decir;
la Lógica establece las reglas del pensamiento para distinguir lo verdadero de lo
falso; la Aritmética es la ciencia de los números, cuyas propiedades y
combinaciones estudia; la Geometría se ocupa de las figuras, magnitudes y
situaciones que se pueden concebir en el espacio; la Astronomía especula sobre
la naturaleza, movimiento y composición de los astros, y la Música investiga los
sonidos y la manera de combinarlos para que produzcan sensaciones auditivas
agradables.
El conocimiento de estas siete disciplinas capacita al masón
para dirigir rectamente la acción de sus facultades intelectuales; pero no basta
para hacer de él un hombre perfecto, que es la meta de la Masonería; y si bien es
verdad que la perfección absoluta es inalcanzable, no lo es menos que el Masón
se irá acercando cada vez más a ella si al conocimiento de las artes liberales une

PAGINA 17
el de su propio yo, practica la virtud y ama al prójimo como a si mismo. (Pausa).
Q.·.H.·.… ¿qué concepto tenéis de la ciencia?

Contesta el recipiendario, y luego prosigue el M.·. V.·. M.·..


M.·.V.·.M.·.: La Ciencia es el conjunto de conocimientos verdaderos y
probables, ordenados, sistematizados y agrupados homogéneamente, y de ahí
que el saber científico tenga dos formas fundamentales: saber matemático, que
investiga las propiedades de objetos ideales, y saber natural, que estudia los
datos de la experiencia.
La clasificación de las distintas ramas de la ciencia se intentó
en los tiempos antiguos; pero la primera digna de tal nombre fue la de Francis
Bacón, en el siglo XVI, fundada en las facultades humanas, clasificación cuyas
líneas generales aceptó el enciclopedista D'Alembert, y, posteriormente, se
preocuparon de este tema Comte, Spencer y Wundt.
La Masonería acepta, con Aristóteles, que la Ciencia, en su
conjunto, es el resultado de la experiencia de cada uno en particular; rechaza la
idea de pedirle normas éticas porque su misión es exclusivamente formativa, y
se opone al secreto del resultado de los descubrimientos científicos por razones
bélicas o nacionalistas que repugnan a la condición de Hombres Libres que
caracteriza a todos los Masones. (Pausa).
¿Estáis dispuesto a proseguir en el curso de vuestra
exaltación?

El recipiendario: Lo estoy

M.·.V.·.M.·.: (da un golpe de mallete). Haced que el Aprendiz verifique el


tercer viaje H.·.Exp.·..

TERCER VIAJE - LAS ÓRDENES DE ARQUITECTURA

El H.·.Exp.·. entrega al Aprendiz una palanca en sustitución del compás que


ha llevado durante el viaje anterior, y, tomándole de la mano lo conduce,
haciéndole dar una vuelta alrededor de la Logia terminando frente al tercer
cártel, colocado en la pared del mediodía, próxima al Oeste, cuyas inscripciones
hará leer al recipiendario, y luego dice:

Experto: Ha terminado el tercer viaje del aprendiz, M.·. V.·. M.·.


M.·.V.·.M.·.: (Dirigiéndose al recipiendario). El viaje que acabáis de
PAGINA 18
realizar, representa el tercer año de los estudios del Compañero. No habéis
abandonado la regla por ser instrumento necesario en la arquitectura; y en
cambio habéis trocado el compás por la palanca que simboliza la fuerza, para
significar que el compañero debe emplearla para vencer grandes pesos, pues
no hay ninguno que se resista a la acción de la palanca, si se encuentra un punto
de apoyo conveniente para vencer las resistencias.
Este instrumento, tan poderoso desde el punto de vista
material, es para nosotros el símbolo moral que nos dice del inmenso poderío
que el hombre adquiere cuando emplea convenientemente el esfuerzo de la
inteligencia, ilustrada por los conocimientos científicos y apoyada por la razón,
para realizar la obra meritoria de la fraternidad universal y de la perfectibilidad
humana.
Al terminar este viaje habéis tenido ocasión de contemplar un
cartel en el que se hayan escritos los nombres con que se distinguen los órdenes
de la arquitectura clásica: DÓRICO, JÓNICO Y CORINTIO. Este arte es la
base, razón de ser y representación de los orígenes de la Masonería.
Uno de los distintivos mayores de la arquitectura clásica es la
columna cilíndrica, armoniosa, tan fuerte que cuando el edificio se deteriora y
caen sus paredes, la columna aún permanece en pie resistiendo a los siglos y a
los elementos que la azotan.
La arquitectura clásica tiene varios órdenes que debemos
considerar para desentrañar la filosofía que se desprende de ellos.
El dórico parece preocuparse de la mole del edificio. Es una
imitación de la naturaleza. El espíritu aún no es libre, no ha logrado comprender
que la piedra, como la arcilla, obedece a su pensamiento. Las columnas del
estilo dórico se parecen al árbol que brota de las entrañas de la tierra, y que,
tímido a pesar de su fortaleza, aún no acierta a extender sus ramas
pomposamente. Este estilo dórico es el que está más cerca del arte anterior, el
término dialéctico, que en la serie de todas las manifestaciones del espíritu
humano enlaza el Oriente con el Occidente, la libre Grecia con la antigua y
misteriosa Asia. No así la arquitectura Jónica. La columna es más esbelta, tiene
un basamento en que descansa; su capitel ofrece líneas curvas, volutas, que
son su más hermoso ornamento. Él arquitrabe de este género no es tan pesado
como el dórico, y en sus adornos se ven cabezas de animales muy bien
modeladas, que llevan coronas de flores. El género de arquitectura jónico, es un
gran triunfo del hombre sobre la naturaleza, una señal evidente de la
emancipación progresiva del espíritu humano. El artista no pide inspiración sólo
a la fuente de la creación; converge sus ojos a su espíritu, y con sus ideas

PAGINA 19
propias, con sus pensamientos, va enlazando y componiendo las piedras de
manera que forman como un ritmo, como una música que celebrara el primer
vuelo del espíritu humano hacia la libertad.
El orden Corintio conserva el principio del orden Jónico,
aunque es más elegante y ofrece más ricos y variados adornos. Se ve en esta
arquitectura que la idea humana ha logrado hacer suya la piedra, vencerla,
dominarla y espiritualizar la materia, pues las piedras arregladas con tanta
armonía parecen las notas de un cántico. La arquitectura Corintia, según las
tradiciones antiguas, nacía en el sepulcro de una hermosa joven y tomaba por
tipo la hoja de acanto y los ornamentos de las vírgenes. Es indudable que la
arquitectura Corintia es el epílogo de todo el arte griego, su última palabra, su
armonía, es la unión del espíritu ya libre con la naturaleza. Resumamos sus
filosofías.
La arquitectura dórica, cercana a Oriente, levantada para un
pueblo aristocrático, es grande como Oriente, ruda y severa como las primeras
aristocracias, y nos da la idea de fuerza. La arquitectura jónica, levantada para la
democracia, es más espiritual, más aérea, más ligera, más armoniosa,
mostrando en el ornamento de sus columnas la nueva savia del espíritu humano,
la sabiduría. Y por último, la arquitectura corintia, riquísima, lujosa, adornada con
tanto esplendor, con hojas de acanto, como las cabelleras de las vírgenes que
van a ofrecer el sacrificio, muestra que el espíritu llegó a la plenitud de su ser, a la
variedad más rica y a la unidad más completa de su vida, la belleza.
El Masón levanta Templos inmateriales a la Virtud y al
Progreso, así como el albañil -masón práctico- construye edificios materiales.
Estos, y los demás artífices que trabajaban en la antigüedad en la edificación de
los Templos destinados al culto de las religiones, formaron las primeras logias, a
las que se unieron más adelante los obreros intelectuales para construir talleres
en los que, adoptando la significación simbólica de la construcción, hubo de
comenzar el trabajo moral de la edificación de un Templo a la Virtud sobre la base
de la Libertad, la Igualdad y la Fraternidad.
Esto explica la alegoría de ser necesario al masón el
conocimiento de la Arquitectura y de la Geometría para dar a entender que las
obras que realiza han de ser lo más perfecto y acabado del arte. (Pausa). ¿Que
entendéis por Tolerancia?

Conteste al recipiendario y, cuando haya terminado, prosigue el M.·.V.·.M.·.


M.·.V.·.M.·.: La Tolerancia debe interpretarse como la complacencia

PAGINA 20
respecto de lo que no se quiere o no se puede impedir, y, por tanto, no consiste en
renunciar a las convicciones e ideas propias o en abstenerse de exponerlas,
defenderlas y difundirlas, sino en no tratar nunca de imponerlas por la
violencia, la injuria o el fraude, y en procurar convencer por la persuasión y el
razonamiento, y practicar la cortesía de modales que hacen posible la vida social
a despecho de las diferencias de opiniones.
Nuestra Orden eleva la Tolerancia a la categoría de Virtud
porque considera que es condición indispensable para la convivencia fecunda.
(Pausa).
M.·.V.·.M.·.: Haced que el aprendiz efectué su cuarto viaje, H.·. Experto.

CUARTO VIAJE - LOS FILÓSOFOS

El Experto entrega al recipiendario una regla y una escuadra, le hace dar la


vuelta a la logia conduciéndole por el oeste, norte, oriente y mediodía, hasta
dejarle frente al cuarto y último cartel, cuyas inscripciones le hará leer, y luego
dice:

Experto: M.·.V.·.M.·., el cuarto viaje al terminado.


M.·.V.·.M.·.: A semejanza de los anteriores, este viaje simboliza la cuarta
época de los estudios del iniciado. Lo habéis efectuado llevando en la mano la
regla y la escuadra, para haceros comprender que la línea recta es el camino
que, como más corto, debe guiarnos al conocimiento de la Ciencia, sin olvidar
que la rectitud de las intenciones nos ha de aproximar a la posible perfección.
Vamos a examinar los nombres que habéis leído en el cuarto cartel.
Pitágoras – Nació en Samos entre los años 580 y 569 antes
de la era vulgar, fundó en Crotona una asociación de carácter ético-religioso-
científico que se ha reconstruido inductivamente, porqué no dejó nada escrito.
La Asociación Pitagórica estaba basada en la comunidad de
bienes y tenía por objeto principal la purificación del alma o catarsis, cultivando
un arte: la Música, y una ciencia: la Matemática. Los pitagóricos se consideraban
Hermanos ya que para ellos el amigo era otro yo, por quien había que sacrificar
incluso la propia vida. El ingreso en la asociación se verificaba previo un
noviciado: período exotérico o acusmático en el que se aceptaban las cosas
oídas como dogmas codificados en artículos de la Fe.
Transcurridos tres años, y si el novicio estaba suficientemente preparado, se le
concedía el segundo grado de iniciación o nomoteta, en el que permanecía cinco
años, al cabo de los cuales pasaba a la categoría de matemático y recibía la

PAGINA 21
enseñanza esotérica. Se ve, la perfecta correspondencia entre los tres grados
Pitagóricos: acúsmata, nomoteta y matemático, con los tres de la masonería
simbólica: aprendiz, compañero y maestro.
Demócrito - Nació en Abdera en el año 450 antes de la era
vulgar. Cuéntase que se quedó ciego voluntariamente para meditar mejor,
según unos, para qué el corazón no se le fuese en pos de lo que veían sus ojos,
según otros; de la Verdad decía que estaba en el fondo de un pozo, y de los
hombres pensaba que aprendieron de la araña a tejer, de la golondrina a
construir y de los pájaros a cantar.
Murió a los 90 años de edad, habiendo sido escritor prolífico.
Considera la Materia como una sustancia extensa, impenetrable e indiferente
cualitativamente, pero no formando un todo compacto, sino masas de diversas,
magnitudes y formas; los átomos, que se mueven en el vacío, el cual admite,
porque sin él no hay movimiento, y como éste existe, tiene que existir el vacío,
que es infinito en extensión.
El concepto democritano de movimiento condujo a los
atomistas a negar el nacer y el morir siendo según ellos, accidentes que sólo
consisten en la unión y separación de los átomos, y a explicar toda acción o
pasión por una corriente de átomos a través de los poros.
Las ideas democritinas tienen un valor científico y gnoseológico pues que de
ellas surge la necesidad de pensar de tal modo que se salven las apariencias,
explicándolas en vez de despreciarlas; y desde el punto de vista filosófico,
Demócrito admite que el alma está formada por átomos dotados de una gran
movilidad, de la cual depende el mecanismo del pensamiento, concepto que,
rompiendo con la tutela cosmogónica anterior, hace vacilar la creencia en que
nuestro mundo es lo más importante del universo y da al hombre la paz interior y
la euritmia que arrancan de su cerebro el temor ante los fenómenos naturales.
Sócrates, que fue la razón hecha carne, nació en Atenas
hacia 470 antes de la era vulgar. Para establecer su doctrina, se desentendió de
todas las teorías anteriores a él, y, sustituyendo la retórica de los sofistas por una
dialéctica matizada de fina ironía, orientó sus esfuerzos hacia la concepción de
una moral fundada en el propio conocimiento – El “nosce te ipsum” que
tradujeron los latinos (por medio de un diálogo que desconcertaba al principio y
concluía convenciendo).
Hombre que captaba toda vibración social y política, las
ejecuciones de tres ciudadanos acusados de ateísmo fue seguramente el
suceso que más hirió su sensibilidad, pues su máxima gloria es haber defendido

PAGINA 22
la libertad de pensar y el derecho de cada hombre a decir en público su
pensamiento porque, de lo contrario, aquella libertad carece de valor
trascendente y es estéril para el progreso científico, que es faena colectiva.
Admitió que las leyes pueden ser injustas y los Hombres
susceptibles de equivocarse, y comprendió que la sociedad no puede subsistir
sin libertad de pensamiento y libertad de palabra, lo que llevaba aparejada una
nueva moral; y como no podía aceptar la oligarquía ni la demagogia, lo mismo
combatió la tiranía absolutista que la oclocracia plebeya, lo que le valió ser
acusado de ateísmo y de corruptor de la juventud y, por una pequeña diferencia
de votos 281 por 275 en su favor, se le condenó a beber la cicuta una noche de
primavera del año 399 de la era vulgar.
Aristóteles - Nació en el año 384 antes de la era vulgar, y
murió a los 62 años de edad, dejando escritas obras sobre todas las ramas del
saber. Es el fundador de la lógica como disciplina particular a partir de la
hipótesis de haber en nosotros dos clases de conocimientos: unos inmediatos
construídos con axiomas o verdades indemostrables, y otros mediatos,
formados por proposiciones ligados con los axiomas y cuyo enlace tenemos que
establecer por medio del razonamiento.
Lo fundamental de la lógica aristotélica es el silogismo que
permite comprobar una deducción, la cual, por importante que sea, no basta para
construir la ciencia, sino que es preciso demostrarla apodícticamente.
Como disciplinas prácticas redactó la “Ética a Nicómaco”, en
la que dice que el objeto de la vida no es el bien en sí, sino la felicidad y la política,
que gira en torno a su definición del hombre como animal social, y finalmente,
como científico, escribió varias obras sobre física, meteorología, astronomía,
cosmografía e historia natural y contribuyó muy especialmente al progreso de la
biología.
En sus últimos años Aristóteles tuvo una genial concepción de
la ciencia en cuanto desarrollo histórico, considerando que la razonada
exposición de sus diversas etapas era el fin supremo de toda investigación, para
lo cual creyó necesario estudiar, exponer y corregir las opiniones de sus
antecesores con el objeto de que aparecieran las suyas como consecuencias
enlazadas históricamente para conocer la ciencia en su génesis y en su finalidad.
(Pausa).
¿Que comprendéis por inteligencia?

(Contesta el recipiendario y seguidamente dice el M.·.V.·.M.·.)


M.·.V.·.M.·.: La inteligencia puede definirse como la función psíquica de
PAGINA 23
juzgar, razonar, discernir relaciones establecidas y crear otras nuevas
permitiéndonos comparar unas ideas con otras para escoger la que mejor guíe
nuestros actos.
M.·.V.·.M.·.: Haced que el aprendiz efectué su quinto viaje, H.·. Experto.

QUINTO VIAJE - EL TEMPLO Y LA ESTRELLA FLAMÍGERA

El Experto conducirá al recipiendario, en este viaje del lugar en que se haya el


cuarto cartel hasta el Oeste, desde allí a la columna del Norte y por último, al
banquillo triangular colocado en el centro y cerca del cuadro de la logia, sobre el
pavimento, haciéndole sentar en dicho banquillo mirando al Oriente. En este
viaje llevará el recipiendario las manos libres.

Experto: El aprendiz, NN… ha terminado el quinto viaje M.·.V.·.M.·.


M.·.V.·.M.·.: Notaréis , querido hermano NN.·., que en los viajes anteriores
llevabais instrumentos de labor, en tanto que en este habéis caminado con las
manos libres, aunque ciñendo siempre vuestro mandil, emblema del trabajo. En
tal concepto este viaje puede ser el símbolo de la Libertad Social; pero tened
entendido que sólo es digno de gozar de ésta el hombre que produce, el que
trabaja moral y materialmente en beneficio de sus semejantes.
Contemplad el cuadro del Grado de Compañero que está sobre el pavimento. En
él se halla representado ese Templo majestuoso que en nuestro simbolismo
significa el Universo.

El experto llama la atención del recipiendario, y le señala con la espada la


estrella flamígera, colocado en el dosel del trono del M.·.V.·.M.·.

M.·.V.·.M.·.: Fijaos ahora en la Estrella Flamígera que, con sus


resplandores, guía al masón a través de las oscuras sendas de la ignorancia, de
la superstición y de las falsas ideas que dominan en el mundo profano, para que
pueda llegar fácilmente a las cinco gradas que conducen al interior del Templo, y
son: inteligencia para comprender, rectitud para obrar, valor para propagar,
prudencia para aprovechar, y amor a la humanidad para el sacrificio y la
abnegación (pausa). Vuestros viajes han terminado, hermano NN.·. Y sólo nos
resta recomendaros que fijéis en vuestra imaginación cuanto en ellos habéis
observado, oído y aprendido, para que podáis comunicar esos conocimientos a
los que vengan después que vos a esta cámara de compañeros (pausa). Para
PAGINA 24
ser recibido en este grado es indispensable hacer una solemne promesa de la
cual os voy a dar lectura, con el fin de que os compenetréis perfectamente de los
nuevos deberes que habréis de adquirir desde hoy, y me diréis después si os
encontráis con fuerzas bastantes para cumplirlos, advirtiéndoos que cuantos
más pasos deis en la carrera masónica, mayor importancia tendrán vuestras
promesas y más imperiosamente se os exigirá su cumplimiento. Dice así:

PROMESA Y CONSAGRACIÓN

Yo (nombre y apellido), miembro de este respetable Taller, me ratifico en mi


promesa de Aprendiz; también prometo solemnemente, en presencia de esta
Asamblea, cumplir con todos los deberes de un Compañero Masón, y no revelar
jamás a ningún profano ni Aprendiz los secretos que me fueren confiados.
Prometo honrar la Ciencia, ser fiel a la Virtud, amar a mis Hermanos y
defenderles y socorrerles en sus necesidades. Si falto a mi promesa, consentiré
que se me arranque el corazón por indigno de la estimación de mis Hermanos y
que no quede memoria de mí entre los Masones.

M.·.V.·.M.·.: ¿estáis dispuesto a prestar la promesa que acabáis escuchar?


El recipiendario: Lo estoy
M.·.V.·.M.·.: ¡En pie y al Orden de Aprendiz!

Da un golpe de mallete y todos cumplen lo mandado, incluso el recipiendario.


M.·.V.·.M.·.: Hermanos Experto y Maestro de Ceremonias, conducir a la
columna de las promesas al recipiendario para que proceda a hacer la promesa
del Rito.

Los Hermanos designados conducen a la columna de las promesas al


recipiendario y le hacen extender sobre la escuadra y el compás la mano
derecha. El M.·.V.·.M.·.desciende de su sitial, llevando en la mano izquierda la
espada Flamígera y el mallete en la derecha, y se dirige al pie de la columna de
las promesas. El Experto y el Maestro de Ceremonias cruzan sus espadas por
encima de la cabeza del recipiendario; el M.·.V.·.M.·.apoya la suya sobre las otras
dos formando la bóveda de acero, y pregunta al recipiendario:

M.·.V.·.M.·.: ¿Os ratificáis en la promesa de Compañero?


PAGINA 25
El Neófito: Me ratifico
M.·.V.·.M.·.: ¡ A L.·.G.·.D.·.G.·.A.·.D.·.U.·.! En su nombre, y bajo los
auspicios de la Gran Logia de la Argentina de Libres y Aceptados Masones, en
virtud de los poderes que me han sido otorgados os consagro y constituyó
Compañero Masón, miembro activo de esa respetable Cámara, por los golpes
simbólicos del grado. (Marca con el mallete, sobre la hoja de la espada flamígera,
la batería y deja el orden de Aprendiz). Recibid querido hermano, NN.·.., estos
abrazos fraternales que, por mi conducto, os dan todos los Compañeros
Masones esparcidos por la superficie de la tierra. (Le da el triple abrazo). Bajad la
baveta de vuestro mandil, pues desde hoy la llevareis en esta forma durante los
trabajos y recibid el manual de éste Grado, cuyo estudio os recomiendo.

El M.·.V.·.M.·.después de entregar al Neófito el manual de Compañero, vuelve a


su sitial, da un golpe de mallete y dice:

M.·.V.·.M.·.: ¡Al orden de Compañero! (Todos obedecen). Hermano


Maestro de Ceremonias, servicios proclamar a nuestro Hermano, NN.·.,

El Maestro de Ceremonias conduce al neófito al Oeste, colocándole entre


columnas al orden de Compañero, y luego dice. :

M.·.de Cer.·.: Como Maestro de Ceremonias de esta Resp.·.Logia,


proclamo de Oriente a Occidente y de Norte a Mediodía, Compañero Masón,
miembro activo de esta Cámara al H.·. NN…, que se halla entre columnas.
Proclamado H.·.2º Vig.·..
2º Vig.·.: Proclamado H.·. 1º Vig.·.
1º Vig.·.: Proclamado, M.·.V.·.M.·..
M.·.V.·.M.·.: Saludemos con la batería del Grado el ingreso del hermano
NN…, en la Cámara de Compañeros.
¡A mí Hermanos míos! Por el signo, la batería y la aclamación.
(Todos obedecen la orden del M.·. V.·. M.·. y éste prosigue)
conducid al Neófito a la cabecera de la Columna del Norte.

El Maestro de Ceremonias lleva el nuevo Compañero al punto designado y


después el M.·.V.·.M.·. dice:
M.·.V.·.M.·.: Sentémonos
Todos se sientan y continúa el M.·.V.·.M.·. dirigiéndose al neófito.

PAGINA 26
M.·.V.·.M.·.: Querido H.·. el trabajo que desde hoy os corresponde consiste
en labrar la piedra cúbica piramidal y perfeccionar la labor de los Aprendices para
entregarla a los Maestros. Vuestro salario lo cobraréis en la columna “J”., y, en lo
sucesivo, ocuparéis en la Cámara de Aprendices un asiento en la columna del
Mediodía, pero en esta Cámara vuestro puesto se halla en la del Norte.
Esperamos, pues, que habréis de cumplir exactamente las obligaciones de un
Compañero Masón y que no defraudaréis las fundadas esperanzas que tenemos
de veros pronto realizar otros trabajos más importantes para la Orden.
Ahora, Querido Hermano, sin perjuicio de la enseñanza práctica que más
adelante habréis de recibir del Hermano Experto, debo cumplir el deber de
comunicaros cuanto necesitáis saber para ser reconocido en el Grado de
Compañero, rogándoos que procuréis grabar en la memoria las palabras que os
voy a decir.

El M.·.V.·.M.·.instruirá al nuevo Compañero con arreglo a lo que prescribe el Rito


o delegará en el M de Cer.

DISCURSO DEL ORADOR

M.·.V.·.M.·.: Hermano Orador tenéis la palabra.

Luego de saludar a las autoridades y a los hermanos visitantes, y lo mismo que


en las tenidas de iniciación, el hermano Orador puede empezar su discurso en
las de exaltación a Compañero felicitando al neófito por su comportamiento
durante la ceremonia, y a la Logia por haber incorporado a la Cámara del
segundo grado a quien ha de honrarla haciéndose digno de ser posteriormente
elevado a la categoría de Maestro Masón.
Después, dirigiéndose especialmente al nuevo Compañero, le recordará el
momento en que se cumplió su deseo de respirar un ambiente más fraternal que
el del mundo profano, siendo proclamado Aprendiz masón, y como tal ha labrado
la piedra bruta procurando despojarse de los prejuicios e impurezas que tienen
los que no han visto la luz masónica de tal modo que cuando el Segundo
Vigilante, a cuya custodia está la columna de Aprendices, aseguró que había
realizado su labor con entusiasmo y perseverancia, y observado una conducta
irreprochable, los hermanos que componen esta Cámara le han admitido en ella
para proporcionarle los conocimientos que robustecen las primeras enseñanzas
masónicas.
El Compañero ya no es como el niño que necesita apoyo para dar los primeros
PAGINA 27
pasos, sino que marcha resueltamente tanto hacia el norte como hacia el sur
para vigilar y aconsejar a los Aprendices y para solicitar las enseñanzas de los
Maestros.
El hermano Orador aprovechara esta ocasión para decir al neófito que los cinco
viajes simbólicos que acaba de realizar prueban el orden sistemático con que
procede la Masonería para comunicar a sus adeptos los conocimientos que
exige toda labor de perfeccionamiento.
El primer viaje representa, en efecto, la edad inicial del hombre, durante la cual
acude a los sentidos corporales para conocer el mundo exterior; el segundo
alude a la necesidad de aprender las llamadas artes liberales para adelantar el
perfeccionamiento aludido gracias al estudio de las ciencias: el tercer viaje
enseña los órdenes arquitectónicos que, en nuestro lenguaje simbólico, han de
ser Ornamentos del Templo ideal que los masones nos esforzamos por construir
en honor de la Virtud; el cuarto nos pone en contacto con los grandes filósofos en
la antigüedad clásica en quienes hincan sus raíces todas las ideologías
modernas tendientes al progreso moral de la humanidad y, finalmente el quinto
viaje tiene por objeto mostrar al recipiendario la estrella Flamígera cuya luz es el
faro que nos indica el camino del progreso hacia la investigación de la verdad.

El Orador, (a cuyo sano criterio masónico, queda librada la ampliación de estas


ideas), puede terminar su discurso diciendo al neófito que los nuevos derechos
que acaba de adquirir llevan, aparejadas nuevas obligaciones, y recomendarle
que honre la ciencia, practique la virtud, ame el trabajo, trate a todos los hombres
bajo el mismo pie de igualdad, sin tener en cuenta diferencias de raza, de
posición social, de opiniones políticas o de creencias religiosas y sea generoso
de los bienes materiales y morales que llegue a poseer a fin de cumplir la ley
fundamental de la vida y del orden universal: la ley del amor.

M.·.V.·.M.·.: El Hermano Secretario hará constar en el acta de nuestros


trabajos la satisfacción con que esta Cámara ha escuchado el discurso del
Hermano Orador.
M.·.V.·.M.·.: Hermanos 1º y 2º Vigilantes, anunciad a los Compañeros que
decoran vuestras respectivas columnas, como yo lo hago a los de Oriente, que
va a circular el saco de beneficencia. (1)

(1) En toda tenida magna de exaltación se


circulará el saco de beneficencia, aunque en otras
cámaras se hubiese circulado anteriormente.

PAGINA 28
Hecho el anuncio por los Vigilantes, el Hermano Limosnero, provisto del saco, se
coloca entre columnas.
1º Vig.·.: El Hermano Limosnero se halla entre columnas, dispuesto a
circular el saco de beneficencia.
M.·.V.·.M.·.: Que pase.

El Limosnero círcula el saco de la solidaridad en la forma acostumbrada y luego


vuelve a colocarse entre columnas

Nota: en las tenidas magnas de exaltación no se concederá la palabra a nadie


con el fin de no separar la imaginación del Neófito de la influencia que haya
ejercido en su ánimo el discurso de instrucción del Orador.
Si el nuevo Compañero solicitara la palabra para dar gracias por el hecho de su
exaltación podrá ser concedida únicamente para este objeto.

1º Vig.·.: M.·.V.·.M.·., el Hermano Limosnero se encuentra entre


Columnas después de haber circulado el saco de beneficencia.
M.·.V.·.M.·.: Que pase a la mesa del Orador acompañado del H.·. Experto
para que conozcamos el resultado.

Se ejecuta la orden del M.·.V.·.M.·.y el Orador da cuenta en voz alta de la


cantidad que arroje el saco. El M.·.V.·.M.·.manda anunciar esa cantidad a los
Vigilantes en sus columnas respectivas y el Limosnero se hace cargo de ella.

HONRAS A LA BANDERA

M.·.V.·.M.·.: Da un golpe de mallete y dice:


¡De pie y al Orden! Vamos a rendir los Honores al Pabellón
Nacional! .
Después el M.·.V.·.M.·.procede a la clausura de trabajos en la forma siguiente:

CLAUSURA DE LA CÁMARA DE COMPAÑEROS

M.·.V.·.M.·.: Hermano 2º vig.·. Los Obreros de Vuestra Columna ¿están


contentos y satisfechos?
2º Vig.·.: Lo están M.·.V.·.M.·..
M.·.V.·.M.·.: ¿Y los de la vuestra, Hermano 1º Vig.·.?

PAGINA 29
1º Vig.·.: También lo están
M.·.V.·.M.·.: Servios darnos vuestra opinión sobre los trabajos efectuados,
Hermano Orador.
Orador: Han resultado justos y perfectos, M.·.V.·.M.·..
M.·.V.·.M.·.: ¿Qué edad tenéis como Compañero Masón, Hermano 1º
Vig.·.?
1º Vig.·.: Cinco años.
M.·.V.·.M.·.: ¿A qué hora acostumbran cerrar sus trabajos los Compañeros
Masones?
1º Vig.·.: A medianoche en punto.
M.·.V.·.M.·.: ¿Qué hora es, Hermano 2º Vig.·.?
2º Vig.·.: Medianoche en punto, M.·.V.·.M.·..
M.·.V.·.M.·.: Habiendo llegado la hora en que los Compañeros Masones
acostumbran cerrar los trabajos, invitad, a los Hermanos Compañeros de
vuestras columnas, así como yo invito a los que se hallan en Oriente para que se
unan a vosotros y a mi, con el fin de cerrar los trabajos de esta Respetable Logia
en su tenida Magna de exaltación (u ordinaria, extraordinaria, etc.) en grado de
Compañero.

Los Vigilantes repiten el anuncio, y el Primero dice luego:


1º Vig.·.: Queda anunciado en ambas columnas, M.·.V.·.M.·..
M.·.V.·.M.·.: (Sobre la piedra triangular marca con el mallete la batería del
grado que repiten los Vigilantes).
¡En pie y al orden! A L.·.G.·.D.·.G.·.A.·.D.·.U.·., en su nombre y
bajo los auspicios de la Gran Logia de la Argentina de LL.·.y AA.·.MM.·., declaro
cerrados los trabajos de ésta Cámara.
¡A mí por el Signo, Hermanos míos (lo hacen), por la batería (la
repiten), por la aclamación (responden los Compañeros).
¿Prometéis por vuestro honor de Compañeros Masones no revelar a ningún
profano ni Aprendiz lo ocurrido en esta tenida?

Todos: Lo prometemos (haciendo el signo de promesa).


M.·.V.·.M.·.: Si así lo hacéis, que el G.·.A.·.D.·.U.·.os lo premie, si no, que os
lo demande.
M.·.V.·.M.·.: (Da un golpe de mallete). Quedan cerrados los trabajos.

PAGINA 30
Gran Logia de la Argentina
de Libres y Aceptados Masones

LIBRO DEL COMPAÑERO MASON


Segundo Grado del Rito Escocés
Antiguo y Aceptado

PAGINA 31
INTRODUCCION

Hay una cierta tendencia a tomar este Grado con cierta ligereza, algo
así como un paso más; como si fuera sólo la unión entre el Primero y el Tercero.
Este es un grave error que cometen algunos MM.·. . Posiblemente se debe a que
el Grado es corto o porque parece tener algunos puntos sin sentido, como por
ejemplo: las Ordenes de la Arquitectura, los 5 sentidos humanos y las Artes y
Ciencias Liberales.
En Masonería nada existe sin sentido y nada se hace sin propósito;
cada Grado es parte del sistema masónico. Así, en el Primer Grado la
Masonería da algo de sí misma; otra parte lo da en el Segundo Grado y otra en el
Tercero. Cada uno es separado, distinto y completo; y, sin embargo, a cada uno
le faltaría algo sin la existencia de los otros dos.
El término Compañero es uno de los muchos que existían con
significado muy peculiar en la Masonería de la antigüedad. Esta era una
organización de hábiles operarios en un arte o en un oficio en particular. Entre
sus miembros el título de Compañero era un toque de distinción; solamente se
obtenía después de largos años de aprender el Primer Grado; por lo menos 7
años de servicios y luego debía aprobarse un trabajo difícil; recién después de
esto se podía ejercer el oficio u arte de la especialidad.
Las ceremonias donde se concedía el título eran impresionantes; los
estatutos de SHAW, del año 1598, establecían que sólo se otorgaba este Grado
en presencia de 6 Maestros y dos Aprendices. Esto cambió cuando se organizó
la Masonería Especulativa, similar a la actual en el año 1717 al crearse la Gran
Logia de Inglaterra.
Aunque siempre se siguieron las antiguas costumbres, se hicieron
grandes cambios para la adaptación a los nuevos propósitos. Uno de ellos fue
dejar de lado la división en dos grupos para adoptar el de tres, como en la
actualidad. Al segundo lugar se le dio el nombre de Compañero y en el tercer
término el de Maestro. Cuando se dice Compañero se da a entender que ha
pasado la Ceremonia de Ascenso; ha hecho el juramento y está registrado como
tal en su Logia respectiva y en la Gran Logia.

Esto lo capacita para concurrir a una Tenida de Aprendices o de


Ccomp.·., pero no a la de Maestros; finalmente decimos que está obligado a
cumplir con todas las obligaciones y deberes correspondientes al Grado.
Todo lo que se trata en uno de los grados no tiene más importancia que
lo que se trata en los otros; lo tratado en el primero y en el segundo pertenecen
PAGINA 33
esencialmente a la Masonería más pura, y lo que se trata en el tercero pertenece
a una Logia Simbólica . Hay una subordinación necesaria en los grados, pero no
de la Masonería que se presenta en cada uno de ellos. No se debe considerar al
Segundo Grado como un simple pasaje, ya que lo tratado en el mismo es de
suma importancia y se requiere del mismo estudio y la misma atención que en
cualquiera de los otros dos grados.

INTERPRETACION DEL RITUAL

La ciencia especulativa que es la Masonería encierra grandes ideas y


el Ritual es el vehículo que se emplea para su enseñanza. Por razones de
tiempo y espacio solamente se puede dar una idea en este Libro del Compañero.
Si nuestras ideas fueran comprendidas, vuestro entendimiento de la Masonería
en general sería mucho más amplio y mejor. Así, una de las ideas expresadas
en este grado, es la del adulto; el grado del Aprendiz representa la juventud, ya
que se halla a las puertas de la vida y sus ojos se hallan fijos en el Sol naciente. El
Compañero es un hombre en su vida madura, con experiencia, fuerte, lleno de
recursos para afrontar los problemas y capaz de soportar el calor de la lucha por
la vida.
Esta época no se puede describir en términos de años; el hombre en
su madurez descubre que su edad cronológica tiene poco que ver: la madurez
es un estado de su vida; una época cargada de responsabilidades. El hombre se
halla en la mitad de su camino; su familia depende de él; tiene la carga de su
trabajo; pero su habilidad y experiencia le ayudan a soportar y vencer las
dificultades.
En la construcción del Templo del Rey Salomón se emplearon 80.000
Compañeros como picapedreros en las montañas y en las canteras; ello es
sugestivo, ya que se emplean hombres en su madurez como picapedreros en
las canteras de la vida; también en ese período es que se deben cumplir con los
otros deberes del hombre. La juventud es despreocupada y entusiasta; la
madurez es sosegada; los hombres jóvenes ven visiones, los hombres maduros
sueñan, pero su plenitud se alcanza en los años de Compañero.

EL GRADO DE COMPAÑERO

El masón que acaba de recibir el 2do Grado se encuentra un poco


sorprendido por el énfasis puesto en la descripción de los globos terráqueo y
celeste; los cinco sentidos humanos y las siete Artes y Ciencias liberales. En
PAGINA 34
nuestro moderno Ritual, todo ello se toma simbólicamente, como se explicará
un poco más adelante. Originalmente todo ello tenía otros propósitos, como se
indicará a continuación.
La forma actual del Ritual del 2do. Grado se debe a un Masón llamado
Guillermo Preston, que vivió en Inglaterra en los primeros días de la Masonería
especulativa. A este H.'. le desagradaba que la ceremonia de los distintos
grados no siguieran ningún molde ritualístico, sino que quedaban a criterio de
los V V.'. M.M.'. . Por ello se puso a escribir un ritual para cada grado; después de
unos siete años consiguió que la Gran Logia de Inglaterra los adoptara en forma
obligatoria para todas las logias.
Preston creía que uno de los deberes fundamentales de la Masonería
era la educación de los iniciados; creía que los conocimientos eran la solución
para los diversos problemas de la vida diaria. En su tiempo, sin embargo, pocas
eran las oportunidades de acceder a la educación que tenía el hombre medio:
había pocas escuelas y no muchos podían acceder a ellas. En acuerdo con
algunas autoridades masónicas, Preston concibió la idea de condensar en la
lectura del 2do. Grado los elementos para conseguir una educación formal.

La lectura original era mucho más larga que en la actualidad; tomaba


con muchos detalles los cinco sentidos, los globos terrestre y celeste y las Siete
Artes Liberales. De este modo, Preston conseguía darle al iniciado una visión
general de conocimientos que, de otra forma, jamás la conseguiría.
Para la Masonería moderna, las enseñanzas del 2do. Grado pueden
resultar elementales.
Como dijimos antes, se toma simbólicamente; así como el grado de
Apr.·. se dirige al corazón; el grado de Compañero, por el contrario, se dirige al
intelecto. El primero simboliza el joven en el umbral de la vida, lleno de
impetuosidad y confianza; seguro de sí mismo en su habilidad para resolver los
problemas que se le presentan, aunque sean desconocidos en ese momento.
El Compañero representa al hombre en su estado adulto, fuerte,
seguro y experimentado en la vida. Es la persona sobre la que recae la
responsabilidad de sostener la familia; llevar el peso de los negocios y del
gobierno. Día a día se enfrenta a nuevas tareas que debe cumplir
obligatoriamente. Debe estar preparado para ello y el grado de Compañero le
indica que hay varias formas de prepararse:
Primero, debe aprender a través de experiencias realmente vividas;
en otras palabras, por lo que escucha, por lo que ve y observa, por lo que siente,
por lo que gusta y por lo que huele; en resumen, por contactos directos con la
PAGINA 35
vida diaria a través de los sentidos. Este proceso es continuo; a los
conocimientos que obtiene hoy, agrega los de ayer y de los días que han pasado
antes.
Pero ninguno de nosotros tiene la suficiente experiencia personal de
esta naturaleza para adquirir los conocimientos que debemos poseer como
adultos o como Compañeros. A todo lo adquirido a través de los sentidos
humanos se les debe agregar los conocimientos de una educación formal. Por
este motivo se han introducido las Siete Artes y Ciencias Liberales en el Ritual,
representando los símbolos del conocimiento que se ganan a través del
conocimiento de otros.
Todo lo que se nos da a través de los cinco sentidos, constituye la
experiencia; todo lo que recibimos por la enseñanza formal, constituye la
educación.
La suma de las dos es mucho más grande que cualquiera de ellas por
separado pues representa la Sabiduría, que se simboliza en el grado de Comp.'.
por la Cámara del Medio.
Recordemos que no se alcanza la C.'. del M.'. por medios directos.
Se aproxima a la misma ascendiendo por una escalera de caracol, en igual
forma que se adquiere la sabiduría.
El progreso se interrumpe a veces y nunca se sabe que es lo que hay
más adelante; tampoco si el G.'.A.'.D.'.U.'. nos permitirá llegar a la meta. Así, en
el grado de Compañero, el hombre en la madurez de su vida, hace progresos
diarios hacia la Sabiduría, pero nunca alcanza a ver claramente cual es su
destino final y no sabe si logrará obtenerlo.
En su lugar, sostenido y aliviado por una confianza sin límites, enfrenta
los problemas y tareas diarias con la mejor predisposición y habilidad; siendo
ésta la que ha adquirido por la experiencia y entrenamiento formal que agrega a
su sabiduría.
Cuando se cruzan los dos pilares que se encuentran a la entrada del
Templo del Rey Salomón, se verifica un hecho de gran importancia. Se dice que
los dos pilares, aparte del hecho que sus globos ilustran de la grandeza del
G.'.A.'.D.'.U.'., nos dicen que allí “ Él establecerá su Casa por Siempre “,
simbolizando así la solemne promesa de D.'.. Por ello, cuando se pasa entre los
pilares, simbólicamente se establece la Fe en esa promesa y se acepta la parte
del Convenio entre Dios y el hombre que se ha establecido.
Se informa en el segundo grado, que el Compañero tiene derecho a un
pago o diezmo: trigo, vino y aceite se mencionan muchas veces en la Biblia
como medio de pago de una deuda o para representar una medida de la

PAGINA 36
prosperidad; de aquí que esta frase se emplea más como un símbolo de que el
trabajador es merecedor de su premio; o bien que un Compañero cumpliendo
con sus responsabilidades y haciendo el trabajo de un hombre digno es
merecedor de una recompensa física y espiritual.
También se le comunica que es merecedor de las joyas del Compañero:
un oído atento, un lenguaje instructivo y un corazón fervoroso. El simbolismo se
refiere a los conocimientos: por el oído se recibe información e instrucción, y por la
palabra se puede comunicar sabiduría a los oídos de otros HH.'..
El corazón alude no solamente a guardar el secreto masónico, sino
también simboliza que el Compañero es totalmente capaz de cumplir con sus
deberes en la vida y se puede tener la confianza que así lo hará.
La atención se atrae hacia la letra “G”, primer inicial de Geometría, la
cual significa para el Comp.'. todas las grandes leyes del Universo; también es la
inicial de la Deidad por cuya inteligencia omnipotente y poder funciona el
Universo.
Una vez más se da énfasis a la Sabiduría, ahora la grande e infinita
Sabiduría ante la cual todos los MMas.'. se inclinan con reverente humildad.
La condición de Compañero tiene ciertos privilegios, pero está sujeta a
ciertas restricciones; se puede unir a una Ten.'. de Ap.'. o a una de
Compañeros, pero no en la de Maestros; no interviene en los asuntos de la Logia
y no ocupa ningún cargo por elección. Tiene derecho a un juicio justo e imparcial
en una Cámara de Compañeros, si infortunadamente ha violado las leyes de la
Orden. Tiene derecho a ser instruido como Compañero hasta llegar al grado de
Maestro, pero recordará que siempre deberá conservar el espíritu del
Compañero por el resto de su vida, ya que se mantiene como símbolo de la
Instrucción y de la Sabiduría, pero sólo después de un largo viaje y arduo trabajo
atesora los mismos adecuadamente.

HISTORIA Y CONCEPTO DEL GRADO

El ingreso de un profano a la Orden es un acto condicionado a su propia


voluntad y a un imperativo interior que lo impulsa a buscar un nuevo mundo
donde reine la fraternidad y tenga la posibilidad de su propio perfeccionamiento.
Sigue un período de pruebas y aprendizajes que templan su ser en
nuevas disciplinas, sujetas a la aprobación de sus HH.'. mayores hasta verificar si
realmente se trata de un eslabón de buen metal y digno de pertenecer a la Orden.
Si el resultado es positivo y sus actos y su accionar han sido meritorios
demostrando una capacidad de asimilación y adaptación al nuevo mundo,
PAGINA 37
merecerá el consentimiento de sus HH.'. quienes lo elevarán un escalón más en
su vida masónica.
Es necesario remarcar la diferencia: ingresa por su propia voluntad y
asciende por decisión de sus mayores; primero fue un candidato a probar para
ser masón y luego es un masón probado. Por ello, muchos autores sostienen
que el verdadero ingreso a la Institución se produce en el Ascenso a Comp.'..
Al bajar la parte triangular del mandil, simbólicamente, el espíritu
cubre la materia, como signo de su primer paso hacia la perfección. Sus pasos
toman una mayor seguridad; avanza hacia el mediodía y vuelve al Norte,
cubriendo todo un plano.
La Iniciación fue un examen filosófico, moral y social; el Ascenso es
una introducción a las Ciencias y a las Artes, que lo capacita para el estudio de
nuevos símbolos y razonamientos.
Tiene nuevas palabras; ya no son las condicionadas del Aprendiz,
ahora son vivas y activas; “ numerosas como las espigas “, “ perseverancia en el
bien “, etc. También nuevas obligaciones: ordenar y decorar la Cámara de
Reflexiones, vigilar a los Aprendices, ayudar a los Maestros, capacitarse en el
estudio de los Rituales y las Ceremonias; es un masón en plena actividad. ( Se
recomienda leer JUECES XII y el Libro Segundo de las Crónicas 3, I7 ) .
La historia del Grado es tan antigua que se pierde en los inicios de los
tiempos. Así lo vemos en la construcción del Templo de Salomón; Aprendices o
Novicios desbastaban las grandes piedras y cuando demostraban condiciones
se les cambiaban las herramientas y se les instruía en un nuevo trabajo; pulían
las piedras en las canteras y las ajustaban en la construcción del Templo.
Según una vieja leyenda, el principio de todas las ciencias fue
descubierto por dos hijos de Lamech; el mayor, Jubal, descubrió la Geometría y
Tubalcaín el arte del forjado de los metales ( Génesis IV – 22 )
Para que los conocimientos no se perdieran durante el diluvio, los
mismos fueron grabados en dos pilares de piedra. Hermes encontró uno de
ellos, lo estudió y luego los propagó a los demás.
El rey Nemrod era arquitecto; durante la construcción de la Torre de
Babel, la Arquitectura comenzó a tomar importancia.

La confusión de las lenguas obligó a trasmitir las enseñanzas por


medio de signos, alegorías y figuras, lo cual constituye el posible origen de
nuestra simbología. Cuando se construyó la ciudad de Nínive el rey Nemrod
envió a treinta arquitectos para comenzar las obras .
En la antigüedad no existían los grados tal cual ahora; solamente había
PAGINA 38
Aprendices y Compañeros; al más hábil de estos últimos se lo elegía como
Maestro hasta el final de la obra; terminada la misma, volvía a su condición de
Compañero. Así fue hasta el año 1717 cuando se constituyó la Gran Logia de
Inglaterra y cuando se establecieron los Reglamentos que afirmaron que la más
pura y antigua Masonería consta de: Aprendices, Compañeros y Maestros.
En los antiguos misterios, sólo había una Iniciación; así, por ejemplo:
Pitágoras en Crotona, designaba a un instructor para capacitar al novicio,
llamado “mysto”; cuando éste conseguía probación y pasaba un riguroso
examen adquiría el grado de Epopte o Vidente.
La historia de nuestra Institución está ligada a las tradiciones de los
Gremios de Constructores de la Edad Media y en esa época las Logias sólo
tenían Compañeros y un Maestro que los dirigía. El documento más antiguo fue
descubierto en I649 en el archivo del Castillo de Pontefract en Inglaterra y parece
que fue escrito entre I427 y I440; permaneció escondido hasta que Halliwell
(Jaime), erudito masón inglés, lo encontró entre los manuscritos de la Librería
Real del Museo Británico de Londres. Este célebre manuscrito invoca a Dios y se
dirige a los Queridos Compañeros; habla de las 7 Ciencias Liberales: Gramática,
Retórica Dialéctica, Aritmética, Geometría, Música y Astronomía; todas
provenientes de una ciencia básica: GEOMETRIA.
En dicho documento se hace la historia del gremio de los
Constructores; cita que en los años 28 DC., San Albano dictó Reglamentos y se
permitió la realización de Asambleas. Más tarde, Edwin, hijo del rey Athelstan,
presidió en York una Asamblea en la que se recibieron nuevos albañiles y fueron
puestos bajo las órdenes de los Compañeros más capacitados y también ordenó
que se reuniera en un libro los Usos y Costumbres desde la antigüedad.

Además, existen documentos que prueban que en el año I459, en la


actual ciudad llamada de Regensburg, se convocó a una Asamblea a los
Compañeros Masones de Estrasburgo, Viena, Colonia y Berna, y se
promulgaron las Primeras Ordenanzas de la Asociación de Logias de
Constructores.
Hasta el año I440 estas Logias usaban el nombre de Logias de los HH.'.
de San Juan, pero en esa fecha la Sociedad de Constructores de Salzburgo dio a
sus miembros el nombre de francmasones en virtud de la libertad civil del obrero
en su calidad de ciudadano, exento de servicios a la Comuna y con prerrogativas
muy especiales.
A través de la historia se puede comprobar que el grado de Compañero
es la esencia de la Masonería más pura y del Arte Real. De tal modo, en el año
PAGINA 39
l7l7 se pudo organizar y universalizar la Masonería, en su forma actual.
Finalmente, para profundizar la historia del Grado, se recomienda el
estudio de las siguientes obras:
“Los Arquitectos “; Joseph Fort Newton, Revista Chilena; Marzo – Abril
I977 Páginas 32-36, “ Las Claves Perdidas “; Many P. Hall, “Los misterios
antiguos y la Masonería Moderna “; Carlos H. Vail, “Diccionario Masónico “;
Editorial KIER. Rituales Antiguos: G:O:F:A: y Gran Log. Argentina, I949. “Libro
del Compañero “; Magister. “ El Arte Real “; Atenor Dal Monte. “ Adelanto de los
Compañeros “ Editorial “Lumen”. Rituales actuales: Uruguay, Chile, Perú,
México, Brasil, Venezuela.

CAMARA DE REFLEXIONES

Los Compañeros tienen la obligación de cuidar de esta Cámara;


siempre debe estar lista para ser utilizada por el H.'. Experto en las Ceremonias
de Iniciación de profanos. Es un lugar donde jamás penetra la luz del día y debe
estar situado lo más apartado posible del Templo.
Los Antiguos Misterios están directamente ligados a los objetivos de la
Cámara de Reflexiones.
Todos ellos, sin excepciones, procuraban llevar al candidato a
condiciones de post-mortem para un posterior renacimiento con poderes
espirituales que le hicieran apto para recibir y asimilar las múltiples enseñanzas
de los Misterios.
Se trataba de verdaderas pruebas de valor y sufrimientos corporales y
espirituales que el candidato debía afrontar con entereza y resolución para
romper con las ligaduras que lo unían a un mundo inferior y renacer transfigurado
a una nueva vida superior. En todos los casos el Cand.·. era llevado al “Pastos”,
tumba, lecho o sepulcro, con el ceremonial del rito, para meditar en el seno de las
tinieblas sobre el trascendental paso que habría de realizar.
Las Cámaras de Reflexiones han tratado de conservar la esencia de su
origen; el previo “despojo de los metales” y la venda sobre los ojos crean en el
candidato un complejo de inferioridad, que pone a prueba su calidad moral y la
sinceridad de sus propósitos. Por ello, la importancia que tiene una debida
preparación de la Cámara. Como en todo ceremonial masónico no existen
términos medios: o se realizan las ceremonias a la perfección o se puede caer en
el ridículo; a continuación, haremos una descripción detallada de la misma.
Se ilumina una lámpara sepulcral, o sea un cráneo con una vela o una
lámpara en su interior; el suelo cubierto de tierra y las paredes y el techo pintados
PAGINA 40
de negro. En el techo y en las paredes se dibujan en blanco emblemas fúnebres,
como, por ejemplo: lágrimas, huesos, cirios, ataúdes, etc. En los antiguos
misterios se oían voces y sentencias, que hoy se reemplazan por letreros
alusivos, como: “Si temes que tus defectos sean descubiertos, estás mal entre
nosotros “; “ Si eres hipócrita, reflexiona, pues aquí serás descubierto”; “ Si
buscas las vanidades humanas, puedes irte, pues aquí nosotros las
desconocemos”; “Si tienes la intención de ser perjuro, aléjate; pues aquí serás
descubierto”. O “ Si perseveras en los buenos propósitos, obtendrás la
recompensa”, etc,,etc.
Se colocará una silla y una mesa con una cubierta negra y sobre ella un
reloj de arena agotado, que representa el fin y el principio al ser invertido de
nuevo; un plato con cenizas, como símbolo residual de la materia; una
guadaña, como símbolo de la muerte y como alegoría de la cosecha, que
esperamos recoger; semillas de trigo, trozos de pan y un recipiente con agua,
simbolizando la multiplicación por germinación y su transformación en alimento
espiritual y material; el conjunto muestra las posibilidades latentes en cada
individuo . Dos tibias cruzadas como símbolo de la muerte; recipientes con sal,
mercurio y azufre, como representación de la energía activa; de la fuerza
atractiva y expansiva del ser que nace a la vida, y como principio de la
inteligencia y la sabiduría respectivamente.
Se colocará cerca de la mesa, a la izquierda un ataúd y a la derecha un
esqueleto humano que impulsan a profundas meditaciones. Sobre la mesa se
pondrán elementos para escribir y un cuestionario que deberá contestar de su
puño y letra el recipiendario, el cual versará sobre la posición moral, intelectual y
espiritual de su persona.

INSTRUCCIÓN Y SIMBOLISMO

En este capítulo se expondrán, en forma sintética, conceptos


simbólicos que no serán excluyentes de otras interpretaciones; pues la
simbología, la historia y los conceptos alegóricos y prácticos de este grado,
encierran prácticamente toda la marcha progresiva de la Orden Francmasónica;
y, si bien en un tercer grado se sublimizan los conceptos morales y filosóficos,
sería imposible llegar a ellos en plenitud de posibilidades sin un profundo
conocimiento de las bases en que se fundan y que son, precisamente, las
magníficas concepciones que emanan de este grado.
Sin un orden prefijado, se incursionará en dichos temas, pero es
preciso que el compañero con inquietudes, profundice con otras lecturas y con el
PAGINA 41
valioso complemento de sus propias meditaciones para llegar a comprender los
elementos del Arte Real.
El ritual es muy amplio y da una visión interpretativa de los cinco viajes.
El velo ha sido levantado en una de las puntas y se ve algo nuevo, aunque ya
conocido en el mundo profano con una falsa interpretación. Se muestra que, con
los sentidos hábilmente combinados con los secretos de la ciencia, las
enseñanzas de los antiguos filósofos, el simbolismo de las arquitecturas y el
accionar de los propios conocimientos, el Comp.'. tiene todas las posibilidades
en sus manos para convertirse de la humilde y deforme piedra en bruto de los
tres golpes, en una piedra cúbica piramidal pulida y perfecta.
Así como los CComp.'. operativos de los primeros tiempos tenían como
objetivos revisar la calidad de los materiales, afilar las herramientas, moldear la
masa tosca y ayudar a los maestros en sus obras, así también los CComp.'.
Especulativos de hoy tendrán en los Aprendices estos materiales en su trabajo,
esa preparación de las herramientas y, en su colaboración con los Maestros, el
medio para transformarse de masa tosca en mejores y más perfectos masones.
Las dos grandes concepciones de la Gran Logia son: el G.'.A.'.D.'.U.'. y
el Libro de la Ley Sagrada. Estos concuerdan perfectamente con el Libro de las
Constituciones de Anderson donde, en el Título 1 se expresa que “ ...es ahora
más conveniente construirlos a la Religión sobre la cual todos los hombres están
de acuerdo, dejando a cada uno sus propias opiniones, es decir: ser hombres de
bien y leales, hombres de honor y probidad, fueran las que fuesen las
denominaciones o confesiones que sirven para distinguirlos”; a continuación de
lo cual, la Masonería se convierte en el centro de Unión y el medio para
establecer una sincera amistad entre personas que, de otra forma, hubieran sido
perpetuamente desconocidos.
En esta Gran Logia, el Libro de la Ley Sagrada es La Biblia, que se
acostumbra a abrirlo en AMOS, Cap .VII versículo 7 a 8, o también en JUECES,
Cap. I2, versículo 6; ambos contienen símbolos y palabras del Grado.
Todos los símbolos están impregnados de sabiduría y belleza; quizás
el más significativo sea la ESTRELLA FLAMIGERA, con la misteriosa letra
“G”en su centro. Para una mayor comprensión y ampliación de conocimientos,
se recomienda hacer algunas lecturas, como ser: Ritual del GOFA del año 1946;
Ritual de la Gran Logia, del año 1946; “Magister”, segundo grado; Diccionario
Masónico, editorial “Kier”; Primer tomo, página 404; Ritual Español de Moreto,
año 1888, etc.
La Estrella Flamígera es el pentagrama luminoso del Ideal; da luz para
subir las Cinco Gradas, alumbra el camino en la búsqueda de la verdad,
PAGINA 42
proveyendo Inteligencia para comprender, Rectitud para obrar, Valor para
propagar los ideales. Prudencia para actuar y aprovechar las enseñanzas; Amor
y Comprensión para los demás.

En su posición normal, la Estrella de cinco puntas, es el emblema o


imagen del Hombre perfecto y evolucionado; con sus pies apoyados firmemente
sobre la tierra, su cabeza erguida hacia el misterioso Cosmos, sus brazos
extendidos y ambiciosos tratando de abarcar Sabiduría, Fuerza y Belleza. Como
estrella avanza sin prisa pero sin pausa; como fuego quema las impurezas y
como Luz va alumbrando el camino hacia la Verdad y hacia la Perfección.
El masón sólo puede concebir la Estrella Flamígera en la posición
indicada, pues si estuviera en la posición invertida, como lo sugieren ciertas
expresiones místico-mágicas, representaría al hombre esclavo del pecado y del
terror, el predominio del sexo sobre la mente y el triunfo de las pasiones, que son
precisamente los vicios que el masón debe combatir con todas sus .energías.
Los vértices de la Estrella Flamígera se pueden sublimizar en una serie
de interpretaciones que para nosotros, bajo el aspecto físico, intelectual y moral,
significan las cinco Gradas del Compañero. Nos limitaremos a un breve
enunciado, que cada uno puede profundizar con la lectura de la literatura ya
citada. Cinco son las Gradas que debe superar para llegar a la Luz de Oriente.
Cinco son los toques, los pasos de la marcha y la batería del Grado. Cinco son
las marcas de los Templos: 4 ángulos y el centro, definido por la intersección de
las diagonales; bajo el aspecto físico, esto puede representar el nacimiento, la
infancia, la plenitud, la fuerza y la salud. Bajo el aspecto intelectual, puede
simbolizar: Gramática, Retórica, Lógica, Aritmética y Geometría. Bajo el aspecto
moral: Fe masónica, Esperanza de Perfección, Caridad hacia nuestros
semejantes, Vocación por la Ilustración y el estricto Cumplimiento del Deber.
Como ilustración que puede llevar a interesantes reflexiones, se
informa que en los Templos Antiguos, las gradas estaban pintadas de la
siguiente forma: Primera: negra, símbolo de la Cámara de Reflexiones.
Segunda: azul, pruebas del 1er Viaje. Tercera: blanca, recuerda la purificación
por el agua. Cuarta: roja, simboliza la purificación por el fuego y la prueba de
sangre de la antigüedad. Quinta: policroma, símbolo del principio de la Luz, de la
Palabra y del Verbo.

También en esos Templos se dibujan tres Ventanas; una en Oriente,


casi abierta, simbolizando la salida del Sol en el horizonte.
Una en el Mediodía, totalmente abierta, significando la Luz en todo su
PAGINA 43
esplendor, a plomo sobre el Templo. Otra en Occidente, cerrada, como alegoría
del Ocaso, la Oscuridad y la Ignorancia del mundo profano.
Siguiendo con la información acerca de los Templos Antiguos, en los
cuatro ángulos se colocaban cordones terminadas en borlas, como alegorías del
Aire, la Tierra, el Agua y el Fuego.
También en el friso del Templo, un cordón con l2 nudos, que terminaba
sobre la Piedra Bruta y la Piedra Piramidal, con abundantes flecos y que
representaban las constelaciones del Zodíaco y el carácter Universal y Cósmico
del Templo. Otros tenían sólo 10 nudos, como representación del sistema
planetario astrológico, los Diez Mandamientos o las Diez Leyes Naturales.
En el centro de la Estrella Flamígera existe un misterioso signo, que la
Masonería moderna ha identificado con la letra “G” del alfabeto latino, como
inicial del principio Generador o Génesis, el Gran Símbolo Masónico:
G,',A.'.D.'.U.`..
Los Compañeros que construyeron el Templo del Rey Salomón
cobraban su salario en la Cám.'. del Medio, y, al llegar a ella, se detenían ante
ciertos caracteres hebraicos; la palabra inefable e impronunciable según la
teología hebrea, que significaba DIOS; de ahí nuestra letra “G” y su simbolismo
masónico que posee. Con esta letra se asocian múltiples significados y
brevemente esbozaremos algunos, dejando a cada cual la facultad de
profundizar en su estudio, no sólo su origen, la influencia de su significado en la
transformación de una mente profana y en la fuerza generadora que nos
aproxima al conocimiento de la Verdad.
La letra “G”, esencialmente, identifica el signo o jeroglífico que se halla
en el centro del pentagrama; alegoría o representación impronunciable de la
palabra: DIOS en la religión hebrea, que la Masonería ha convertido en su Gran
Símbolo: el G.'.A.'.D.'.U.'., con la interpretación que se halla en la primera página
de los Rituales. Naturalmente, esta letra no se ha elegido por casualidad: lleva
en sí la representación etimológica de una serie de palabras que hacen a la
filosofía masónica, especialmente en este Grado.
Su más clara significación tal vez sea: “Génesis” o “Fuerza Creadora”,
con su paralela de: “Generador”, “Generación”, “Geometría”, provenientes de
Geos, palabra griega que significa “Tierra”, en su sentido generador y madre de
la vida.
También existe la palabra “Geometría”: medida de la Tierra y
“Gramática”, como significación de la exactitud y circunspección de los
pensamientos, palabras y acciones, con el fin de hallarlos constantemente
ajustados a la Justicia y a la Razón.
PAGINA 44
Se recuerda también que la letra “G” es la inicial de la palabra DIOS en
algunos idiomas: en sirio (GAD); en indio: (GANES), en inglés: (GOD), en
alemán: (GOTT) y en sueco: (GUD). En el cautiverio de Babilonia los hebreos
daban el título de “GAON” a los hombres sabios, como depositarios del “Genio”,
la “Grandeza” y la “Gloria” . El sinónimo de Conocimiento y Ciencia es “Gnosis”;
por último “Gravedad”, en relación a la Ley Universal de la Gravitación, que
simboliza la atracción y unidad moral y material de nuestras mutuas relaciones.

TEMPLO

La decoración es similar a la del Grado de Aprendiz con algunas


variantes y agregados. En Oriente: la Estrella Flamígera, brillantemente
iluminada y con la letra “G” en su centro. Sobre los capiteles de las columnas “B”
y “J”, una esfera terrestre y otra cósmica. En el centro, el Cuadro del 2do. Grado,
en el cual se ve el pórtico con las dos columnas, el pavimento de mosaicos, de
cuadros blancos y negros; las cinco Gradas y la Escalera de Caracol que
conducen a la puerta del Templo. Por una explicación más detallada,
aconsejamos leer el viejo Ritual del año 1949, en su página 65.
Como otra información, debemos mencionar que los viejos
constructores operativos, cuando decidían construir un templo material para sus
reuniones, o sea: cuando la obra a construir duraría varios años, colocaban
primero la piedra basal o fundamental en el lugar que sería el NE.; de allí partían
en ángulo recto con medidas en proporción de 3 X 4; unían sus extremos
formando un triángulo, que reproducían en su lado opuesto.
Con ello quedaba formado un rectángulo de proporciones 3X4, que
sería el piso del nuevo Templo, con sus 5 puntos, 4 ángulos y 1 centro, en la
intersección de las diagonales.
De esta tradición nace la costumbre que establece que el recién
iniciado debe sentarse en el último asiento del N., cercano al Oriente,
simbolizando que al hallarse sobre la piedra basal o de nacimiento, él nace para
la construcción de un nuevo Templo moral.
En la Cámara de Compañeros, la Escuadra y el Compás se hallan
sobre el Libro de la Ley Sagrada; la Escuadra tendrá una de sus ramas sobre
una de las ramas del Compás, significando que en el Compañero una parte del
Espíritu (representado por el compás) ha logrado sobreponerse sobre la Materia
( representada por la Escuadra). Un simbolismo similar es el de bajar el ala

PAGINA 45
superior del mandil; esta parte superior de forma triangular, representa al
espíritu, la cual se coloca sobre el cuadrado que representa la materia; además,
significa que el Compañero ya no necesita proteger toda su vestimenta; ya no
trabaja con las piedras en bruto; su mente ya es creativa y con la guía de sus
Maestros elabora la Piedra Cúbica Piramidal.
Instrucciones varias: El signo, el toque, la marcha, las palabras de pase
y sagradas, las baterías, etc, quedan a cargo del Primer Vigilante o Maestro
Instructor que es el encargado de dar a conocer los correspondientes
significados y su corrección necesaria para su debida ejecución. Esta es una
tradición masónica que sólo se da oralmente.
En la marcha, el paso hacia la derecha, con pié derecho y vuelta a la
recta del camino original, significa que el Compañero se acercó a la Luz del
Mediodía, pero vuelve a su senda inicial para seguir aprendiendo y buscar
nuevos conocimientos.
La palabra de pase (somos más que las espigas) significa la madurez.
La palabra sagrada significa: perseverancia en el bien, estabilidad, fuerza. Se
recomienda ampliar conceptos mediante la lectura del Antiguo Testamento;
“Crónicas” ( Capítulo IX, vers. 10 y Capítulo XXIV, vers. 17 ); “Reyes” ( Capítulo
VII, vers. XXI ); “Jueces” (Capítulo XII, vers. 5 ) . Acerca de otros simbolismos, se
recomienda: “Amos” ( Capítulo VII, vers. 7 y 8; “Reyes” ( Capítulo VI); “Génesis”
(Capítulo XXVIII, vers. 12); “Crónicas” (Capítulo III, vers. 17 ).
El lugar a ocupar es: en Cámara de Aprendices, la columna del
Mediodía; en Cámara de Compañeros, la columna del N.. La Regla sobre el
hombro en el momento ya conocido, significa la disposición hacia nuevos
conocimientos, porque ya se tiene una regla de conducta que se empieza a
ejercer. La Escalera de Caracol, con su estrechez y dificultad de ascenso, nos
muestra las dificultades para lograr la perfección.
La Palabra Sagr., es el nombre del sacerdote que ofició en la
dedicación del 1er. Templo de Jerusalén; y alude a la ciencia que en esos
tiempos era patrimonio exclusivo del Gran Sacerdote.
El signo con la mano izquierda tiene distintas interpretaciones, según
los ritos: en forma de garra, como si tuviera una granada, muestra la perfecta
unión de sus granos semejante a la que tienen los masones entre sí. Con los
dedos unidos y formando una escuadra, se da una promesa de sinceridad;
siendo también la esperanza de captar la energía cósmica del G.'.A.'.. Según una
leyenda, es la actitud de Josué implorando la paralización de la marcha del Sol,
para permitirle derrotar por completo a sus enemigos. La mano derecha sobre el
C.'. es una afirmación del juramento y la demostración del cumplimiento de las
PAGINA 46
promesas realizadas; es también un signo de fidelidad y de recogimiento.
También, ésta es la posición de la mano derecha cuando se prestan juramentos o
promesas y del mismo modo durante los homenajes “in memoriam”.
Las marchas o movimientos dentro del Templo deben hacerse “sin
signo” en todos los casos. Cuando se hace entrada con ceremonia, el Comp.'. se
coloca entre CCol.'. y da los pasos de Apr.'. con su signo; luego, cambia de signo
y da los pasos de Comp.'.. En forma abreviada se puede hacer también así: un
corto paso y se hace el signo de Apr.'., luego, otro corto paso y se hará el signo de
Comp.'..
En este Gr.'. el Sol tiene el significado de la Luz, la Verdad y la
Confianza en nuestras posibilidades; la Luna la Reflexión y la Esperanza unidas
a los sentimientos de Fraternidad; las Estrellas simbolizan los innumerables
pensamientos nobles y puros.
Los ttrab.'. que se presentan en Log.'. deben estar exentos de alardes
gramaticales y redactados con humildad; los comentarios de los HH.'. serán
breves y sencillos; quienes puedan acrecentar la información y los
conocimientos, pueden hacerlo por medio de otro trabajo.
Los ttrab.'. se abren “ a mediodía en punto” y se cierran “ a medianoche
en punto”, ya que siempre en algún punto de nuestro Planeta Tierra, el Sol estará
determinando estos momentos del día, dándole así un carácter universal a la
Orden.
La expresión “entre la Esc.·. y el Compás” significa el lugar donde se
encuentra el masón que procede con honestidad y corrección; es decir: entre la
Tierra y el Cosmos; entre la materia y el espíritu .También es una expresión que
se usa entre los Hermanos cuando se trata de un asunto muy delicado y
reservado: por ejemplo, un H.'. confía plenamente en el otro para la no
divulgación de lo conversado en esa oportunidad.
La Cena de los Solsticios que realizan actualmente los masones,
proviene de las que realizaban las Corporaciones de Construcción en la Edad
Media en honor a San Juan Bautista ( 24 de junio) y a San Juan Evangelista en el
mes de diciembre . Otra versión sostiene que procede de antes de la era cristiana
donde los gremios festejaban las “dos puertas”, la entrada y la salida del Sol
durante los solsticios de Capricornio y de Cáncer; lo hacían en honor del dios
JANOS ( el dios de las tres caras: dos visibles y una invisible) . Representaba el
pasado, el presente y el futuro; un presente invisible, pues en realidad no existe,
ya que la vida en un instante deja de ser presente para ser pasado o futuro.
JANOS y JANUA tienen la misma raíz etimológica, de ella deriva JUAN. Por
consiguiente estas celebraciones pueden tener un sentido religioso, relacionado
PAGINA 47
con los dos Juanes de los Evangelios, o bien un sentido cósmico relacionado con
el Sol en sus dos caminos: hacia la luz o hacia la oscuridad.

CATECISMO DEL GRADO DE COMPAÑERO

Este catecismo tiene el carácter de “retejador”. Se utilizará para la


capacitación de los COMPAÑEROS, y en los casos de “aumentos de salarios”
servirá para verificar la preparación de los candidatos al “ascenso”.
Pregunta: Sois Compañero?
Respuesta: Conozco la letra “G”: podéis examinarme.
P: Qué significa ese monograma? ..
R: Además de otras significaciones relacionadas con el G.'.A.'.D.'.U.'.,
para el Compañero simboliza la Geometría, una de las ciencias más admirables
del ingenio y la inteligencia del hombre.
P: Por qué Geometría?
R: Porque el Compañero necesita de esos conocimientos para
construir, utilizando los materiales informes, que como Aprendiz, fue
acumulando desde su Iniciación.
P: Cómo ha llegado a comprender ese secreto?
R: Haciendo 5 viajes en los cuales aprendí a emplear las facultades con
las que me dotó la naturaleza.
P: Qué simbolizan estos viajes?
R: Los cinco años de la preparación física e intelectual que
antiguamente eran necesarios para el ascenso a Compañero.
P: Qué significan los instrumentos que pusieron en vuestras manos
durante esos viajes?
R: El Cincel es el emblema de la preparación y de la constancia. El
Compás simboliza la seguridad en la conducta. La Palanca es el poder de la
Razón y la Inteligencia combinadas. La Escuadra es la rectitud y la igualdad.
P: Para qué sirven esos instrumentos?
R: Para labrar y transformar la Piedra en bruto en Cúbica Piramidal;
significa también: pasar de la Perpendicular al Nivel.
P: Cómo conoceré que sois Compañero?
R: Por los signos, toques y palabras correspondientes.
P: Dadme el toque...
R: ( lo da )
P: Dadme la Palabra de Pase..
R: ( la da )
PAGINA 48
P: Dadme la Palab.'. Sagr.'. y el Toque..
R: Sólo me es permitido… dadme la primera sílaba y os daré la
segunda...
P: Qué os representa la Estrella Flamígera.
R: Simboliza el hombre en plena evolución; con sus pies firmemente
apoyados sobre la tierra, sus brazos extendidos para abarcar el conocimiento y
su cabeza erguida valientemente hacia el infinito, para con sus cinco sentidos
cumplir su misión cósmica sobre la tierra.
P: Cómo se os recibió Compañero?
R: Pasando de la columna “B” a la “J”.
P: Dónde están esas columnas?
R: A la entrada del Templo del Rey Salomón; durante su construcción
los Apr.'. cobraban su salario en especias en la columna “B”, y los
Compañeros cobraban en dinero en la columna “J”.
P: Cómo son esas columnas?
R: Son de bronce, huecas, de 17 y medio codos de altura, 12 de
circunferencia y sus paredes 4 “ de espesor.
P: Por qué esas medidas tan irregulares, y por qué huecas.....
R: Para demostrar que la perfección no es absoluta; y son huecas para
que los AApr.'. y Ccomp.'. guarden sus herramientas, junto con los tesoros,
para pagar los salarios.
P: Cómo sin herramientas podéis seguir construyendo fuera del
Templo?
R: Aplicando los conocimientos adquiridos y poniendo en práctica las
experiencias.
P: Haced la marcha del Compañero ...
R: ( la hace )
P: Qué significa esa marcha?
R: Además de simular la marcha aparente del Sol, me enseña que
después de un paso hacia la luz del Mediodía, el Compañero vuelve a la recta
inicial para seguir avanzando hacia la verdadera fuente de la Luz: el Oriente.
P: Qué edad tenéis como Compañero?
R: Tengo … años.
P: Qué significa esa edad?
R: Es el número de nuestros sentidos, los escalones de Oriente, los
vértices de la Estrella Flamígera y otros numerosos simbolismos.
P: Qué forma y qué medidas tiene el Templo?
R: Es un cuadrilongo en proporción de 3 por 4 y sus múltiplos.
PAGINA 49
Simbólicamente su longitud va de Oriente a Occidente; su ancho, de Norte
a Mediodía; su alto, hasta el cielo; y su profundidad, hasta el Centro de la
Tierra, lugar de unión de las bases de todos los Templos del mundo.
P: Por qué respondéis de esta forma?
R: Para dar a entender que siendo la Logia el símbolo del Universo,
se estudian en ella todas las Ciencias Físicas, Morales e Intelectuales; las
acciones humanas y los impulsos que las determinan.
P: Cuál es el oficio del Compañero?
R: Ayudar a los Maestros para alcanzar la perfección y emplear todos
los recursos de la Naturaleza para librarnos de la esclavitud de los instintos,
hasta lograr la Iniciación Perfecta.
Los Maestros Instructores podrán ampliar los interrogatorios, según
los casos; también podrán referirse al texto de este libro, sobre los viajes, las
herramientas, los símbolos y las alegorías del Templo; y muy especialmente,
sobre los deberes y obligaciones de este Grado, ya que el Catecismo no es
limitado.

CONCLUSIONES

Muy Querido Compañero, habéis terminado el último viaje ante la


refulgente Luz de la Estrella Flamígera; se os entrega una brújula para navegar
por los mares de la Ciencia, de la Justicia y del Trabajo, llevando en vuestras
manos el estandarte de la LIBERTAD, la IGUALDAD y la FRATERNIDAD, pero
todo esto no es suficiente para convertiros en expertos navegantes ni os revela
los secretos de la náutica. Por otra parte,la palabra sagrada “J” os recuerda al
oficiante en la dedicación del Primer Templo de Jerusalén; pero ni la brújula ni el
ofrecimiento levantaron los muros y las columnas de este maravilloso Templo
Material; se necesitó de una profunda vocación, unida al Trabajo y la Sabiduría,
para poder lograr la culminación de esta magnífica obra.
Habéis recibido las herramientas en perfecto estado y habéis
prometido trabajar en la edificación de ese otro Templo Ideal; ese que los
masones construimos permanentemente en búsqueda de la Fraternidad
Humana y de nuestra propia Perfección
Al estudiar y trabajar, sed generosos del bien moral que lleguéis a
poseer: los Aprendices se van a inspirar en vuestro ejemplo y vuestros
Maestros os confiarán instrumentos más delicados y los secretos de la
Construcción, para una mayor perfección en vuestra labor .
PAGINA 50
Amad a vuestros Hermanos; procurad incesantemente la armonía
entre ellos; trabajad por el progreso y el prestigio de nuestra Institución; sed
sinceros y leales con todos vuestros semejantes y fieles a los compromisos; sed
prudentes y rectos; insobornables a los halagos y dignos de vuestro propio
valer; humildes con señorío y firmes en vuestras convicciones.
El júbilo y la alegría con que os saludamos el día de vuestro ingreso
por vuestra propia voluntad, hace que hoy también nos llene de satisfacciones
vuestro Ascenso; pero, al mismo tiempo, nos trae una gran preocupación por la
responsabilidad que ello significa. Os hicimos entrega, sin que lo hayáis pedido,
de los secretos de nuestras herramientas.. Hoy es quizás vuestro verdadero
Ingreso a la Orden; el día de vuestra integración a la Orden; y es el momento de
comenzar a demostrar que las cualidades que creímos ver en vos no eran
equivocadas.
Vuestro éxito será de la Institución y vuestro triunfo nos demostrará
que las herramientas que os hemos dado se encuentran en buenas manos.

PAGINA 51
Prólogo ............................................................................................ 1
Nuestro Gran Símbolo .................................................................... 3

RITUAL DEL COMPAÑERO MASÓN .............................................. 5


Apertura de los Trabajos - Cámara de Aprendice. ......................... 7
Cámara de Compañeros .................................................................. 7
Admisión a la Prueba ...................................................................... 9
Exámen del Aprendiz ........................................................................ 10
Ritual del Compañero Masón. Ascenso ............................................. 11
Preparación del Candidato ........................................................... 12
Recepción ................................................................................... 12
Primer Viaje - Los sentidos corporales ........................................... 15
Segundo Viaje - Las artes liberales ...............................................17
Tercer Viaje - Las órdenes de arquitectura ......................................... 18
Cuarto Viaje - Los Filósofos ............................................................. 21
Quinto Viaje - El templo y la estrella flamígea.................................... 24
Promesa y Consagración ............................................................. 25
Discurso del Orador ...................................................................... 27
Honras a la Bandera ..................................................................... 29
Clausura de la Cámara de Compañeros...................................... 29

LIBRO DEL COMPAÑERO MASÓN .............................................. 31


Introducción .................................................................................... 33
Interpretación del Ritual .................................................................... 34
El Grado de Compañero................................................................... 34
Historia y Concepto del Grado ..................................................... 37
Cámara de Reflexiones ................................................................... 40
Instrucción y Simbolismo ............................................................... 41
Templo ............................................................................................. 45
Catecismo del Grado de Compañero ............................................... 48
Conclusiones ................................................................................... 50

Indice ............................................................................................ 52

PAGINA 52