Вы находитесь на странице: 1из 2

Senor Jesús, ayúdame, estoy cansado/a de vivir fuera de tu presencia afligido/a con tantos

problemas y preocupaciones.
Te necesito Señor, Ayúdame. Yo se que estoy haciendo cosas que no me convienen, pero se
me hace imposible romper con el ciclo porque estoy atado y cegado por la dependencia física
y emocional que tengo.
Tengo miedo de dejarlo. Tengo visiones y pensamientos que si hago tu voluntad y dejo de
hacer aquello… me voy a encontrar solo/a lleno de ansiedad y temor. Me imagino lo peor,
Señor, y no quiero confrontar los temores, por eso continuo en el ciclo vicios que están
haciendo daño.
Padre, por causa de la mentiras de mis deseos y por falta de la revelación de la Verdad he
vivido por años atado/a a los vicios que me hacen daño. Siempre pienso en la satisfacción
instantánea de aquello y en el placer momentáneo, pero nunca pienso, ni quiero pensar en el
resultado final y en las consecuencias.
Es verdad que siempre termino con los mismos resultados: vacío, triste, solo, nervioso y
asustado, pero al momento de la decisión me ciego y termino haciendo lo que al final resulta
malo.
Yo no quiero vivir fuera de tu voluntad, pero sin TÚ ayuda estoy perdido. Hoy te Necesito
Señor más que nunca y vengo a Ti en toda honestidad para decirte que no puedo vivir sin Ti.
Ya no quiero perder más el tiempo siguiendo este camino de mentiras. Yo me rindo a TI.
Necesito que TÚ ilumines mis pensamientos y me dejes ver toda la Verdad tal como es.
Yo renuncio a toda mentira de mis deseos carnales, toda mentira del mundo y toda mentira del
diablo.
Te entrego hoy mi mente y mi corazón a ti, Señor. Deposito mi FE y mi esperanza en tu Amor,
en tu Palabra y en tu Verdad.
Yo se que TU amas y quieres lo mejor para mi y por eso, te pido Padre, en el nombre de tu
Hijo Jesucristo, el cual vino a salvarme, que me liberes totalmente con el Poder de tu Gracia,
tu Amor, y de tu Verdad. Que me abras los ojos para poder ver claramente la verdad de todo
lo que me rodea.
Deposita en mí tu Amor para así poder hacer tu Voluntad con seguridad, y Paz. Ayúdame, a
resolver cada situación difícil en mi vida y perdóname por dudar y fallar.
Perdóname por dudar en tu Poder y por andar sin reconocer tu Presencia y tu Fidelidad. Yo
siempre trato de controlar todo y se que ya no puedo más y que dependo totalmente de Ti.
Yo no quiero fallarte más y por eso quiero entregarte mi vida e invitarte a entrar en mi corazón
para que me puedas, sanar, limpiar, y cambiar. No quiero amar el mundo, ni las cosas que hay
en el mundo; Yo quiero amarte a Ti y vivir para Ti.
Yo hecho fuera de mi mente todo pensamiento maligno y me visto ahora mismo de tu Paz.
Señor, toma control de mi vida y ayúdame, dame la fuerzas y la Fe para tomar decisiones
sanas que lleven en mi frutos buenos de verdad.
Ayúdame, a verme en el futuro victorioso viviendo una vida honesta para ti. Muéstrame el
gozo que voy a sentir cuando viva conforme a tu Voluntad, envuelto en tu Santidad y sirviendo
con tu Amor. Revélame un futuro contigo glorioso de sencillez, humildad, sinceridad. Yo quiero
vivir una vida sana, limpia, sencilla y hermosa contigo Señor.
Quita de mi TODA vanidad. Yo no quiero nada, sino viene acompañado con tu Bendición. Yo
no quiero vivir sin TI mi Dios.
Te pido Señor que tomes control de mi vida y me hagas tuyo por completo. Inúndame con tu
Presencia y revélame tu inmenso Amor. Quiero que TÚ vivas dentro de mí y te goces en mi
corazón.
Tócame Señor y ven a mí una vez más. Yo quiero vivir dentro de TI, por medio de TI y para TI.
Yo soy tuyo y te pertenezco Señor. Heme aquí, Señor Jesús, TU eres el Amor de mi vida y
puedes hacer conmigo lo que TU quieras.
Te pido hoy que me salves con tu Misericordia, y que tu Gracia me guíe. Dame la victoria
sobre mis batallas para yo poder dar testimonio a otros de tu Amor, tu Fidelidad, tu Verdad y tu
Vida; Para tu Gloria, en el nombre de Jesús. Amen.
Si hiciste esta oración quiero saberlo para orar por ti… Te invito también a compartir esta
oración con Tus amigos.
Que la Paz de Dios y el Amor de Cristo guarde tu corazón y tus pensamientos en Cristo Jesús,
el Señor nuestro. Amen.