Вы находитесь на странице: 1из 2

EL HOMBRE MÁS RICO DE BABILONIA .

Este libro trata del éxito personal que obtenemos cuando nos esforzamos. Una buena
preparación es la clave del éxito, pues nuestros actos no pueden ser mejores que
nuestros pensamientos. Una serie de reglas tan antiguas como el mundo contienen el
secreto del éxito y de la prosperidad.
El hombre más rico de Babilonia ofrece un plan financiero que noa ayudara camino de la
riqueza. Aprenderá a ganar el dinero que necesita, a conservarlo y a
hacerlo fructificar.

El relato cuenta la historia de Arkad, el hombre mas prospero de Babilonia y una tierra
prospera, debido a sus riquezas y opulencia.

En Babilonia había un fabricante de carros Bansir tan pobre, como cualquiera de sus
vecinos, vivía, añorando tener mucho dinero, pero no sabía cómo conseguirlo , con un
amigo, decidieron preguntarle a Arkad el hombre más rico de babilonia, que antes era
tan pobre como ellos y se ganaba la vida escribiendo en tablillas, una vez fue a que le
hiciera un trabajo, un hombre muy rico y él le dijo, que si le enseñaba el secreto para ser
millonario, él le terminaba esa misma noche, el trabajo que le encomendó, así quedó el
trato, el termino el trabajo y el rico le dio sus secretos.
Arkad le dijo que no tenía ningún problema en darles sus secretos para tener mucho
dinero, quedó en reunirse con 100 personas más para hablar del tema.
Se trataba de 7 maneras:
La primera manera era conservar para uno mismo la decima parte de lo que se gane, si
se gana 10 monedas, guardar una, en cualquier inversión, por lo regular pasa, que si se
tiene un negocio propio, uno mismo no se paga un sueldo, entonces conservar el 10% para
sí.
La segunda manera es controlar los gastos, muchas veces gastamos más de lo que
ganamos, a toda hora vivimos en déficit, si ganamos 10, gastamos 13, entonces es tratar
de controlar ese detalle.

La tercera manera es hacer que las ganancias fructifiquen, invertir lo que se ahorra en
otra cosa que nos de buenos dividendos, no guardarlos, sino ponerlos a trabajar para el
beneficio propio.

La cuarta manera es proteger la inversión de cualquier pérdida, como por ejemplo no


meterla en las pirámides, que la inversión sea rentable y saber a quién se le da la plática,
hay personas de muy buena fe, pero que no tienen ni idea de lo que hacen.
La quinta manera, es hacer que la inversión sea algo rentable, lo principal es tener casa
propia, por qué tener casa no es riqueza, pero no tenerla si es mucha pobreza.

La sexta manera es asegurarse de unos buenos ingresos para el futuro, para no depender
de nadie, ojala tener una pensioncita, de salud, bienestar etc.

La séptima y última manera es aumentar la habilidad para adquirir los bienes, tener el
deseo fuerte y bien definido de lo que se quiere, esto se consigue estudiando,
instruyéndose y respetándose a si mismo.

Incluso Babilonia llegó a ser la ciudad más rica del mundo en la antigüedad porque sus
ciudadanos fueron el pueblo más rico de su tiempo. Apreciaban el valor del dinero.
Aplicaron sólidas reglas básicas para obtenerlo, conservarlo y hacerle dar fruto.
Consiguieron lo que todos deseamos: ingresos para el futuro.

Hay que pagar las deudas lo más rápido posible, el que paga lo que debe, sabe lo que
tiene, y no comprar cosas que no se pueden pagar.

También se habla sobre la mala y la buena suerte, no hay que dejar todo al azar, toca
ayudarse un poco y aprovechar las oportunidades que se presentan sin dilación, camarón
que se duerme, se lo lleva la corriente, por eso hay que estar a toda hora con las pilas
puestas, viendo en qué momento se presenta la fortuna, sin dejarla ir.
Dicen que las oportunidades las pintan calvas, y muchas veces se nos presenta en forma
de algún negocio, o una inversión y no hacemos caso, cuando queremos rectificar ya es
tarde y otro ha tomado, lo que dejamos

Dan varios ejemplos de cómo invertir y perder el dinero, pero también de cómo hacer
para que sea más rentable y seguro.

Una buena preparación es la clave del éxito. Nuestras acciones no pueden ser más sabias
que nuestros pensamientos. Nuestros actos y nuestra manera de pensar no puede ser
más sabios que nuestra comprensión.

El libro muestra un camino hacia la prosperidad, ofreciendo análisis y soluciones


prácticas para los problemas financieros personales que todos enfrentamos a diario.
Aunque la mayoría de las personas entiende que el dinero no lo es todo, aceptan el hecho
que el dinero es un medio importante para obtener todo aquello que deseamos.