Вы находитесь на странице: 1из 14

DIPLOMATURA EN PERITO EN

ARMAMENTO JUDICIAL

MONOGRAFIA SOBRE “ARMAS DE AVANCARGA”

ESTUDIANTE: MARIA VICTORIA EDELMANN

DOCENTE A CARGO: ARIEL JUÁREZ

UNIVERSIDAD DE LA PATAGONIA SAN JUAN


BOSCO
CONTENIDO:

1. ARMAS DE AVANCARGA. DEFINICION


2. SISTEMAS DE ENCENDIDO
3. POLVORA NEGRA
4. PROYECTILES DE AVANCARGA
5. CALEPINO
6. CAPSULA FULMINANTE
7. BAQUETA
8. ARMAS DE AVANCARGA EN LA ACTUALIDAD
9. REGISTRACION
10. FUENTES DE INFORMACION

2
ARMAS DE AVANCARGA

1. DEFINICIÓN

Un arma de avancarga es un arma de fuego en la cual tanto el proyectil como el


propelente (pólvora negra) son cargados por la boca del cañón de la misma. El
término proviene del latín, avan significa ante, o por delante, carga por delante.

La carga de un arma de avancarga es un procedimiento sencillo, se coloca una


cierta cantidad de pólvora negra por la boca del cañón, se introduce el proyectil (hay
de diferentes tipos y tamaños) envuelto en un calepino y se empuja con una baqueta
hasta el fondo de la recámara.

Para provocar la ignición existen diferentes sistemas de encendido.

2. SISTEMAS DE ENCENDIDO

DE LLAVE DE MECHA

La llave de mecha fue el primer mecanismo básico inventado para facilitar el disparo
de un arma de fuego portátil. Este diseño eliminaba la necesidad de acercar
manualmente una mecha encendida a la cazoleta del arma, facilitando el tener
ambas manos libres para sostener el arma al momento de disparar y, lo más
importante, mantener la vista sobre el blanco.

DE LLAVE DE RUEDA

Consiste en una rueda dentada que, al girar contra una piedra de ágata, producía
las chispas necesarias para incendiar la pólvora. La rueda era un mecanismo de
relojería y como tal había que darle cuerda. Si se perdía la llave para dar la cuerda
durante el combate, el arma no servía más.

DE LLAVE DE PEDERNAL

Se coloca una piedra entre dos láminas de plomo o cuero y todo el conjunto entre
las mordazas del gatillo, se aprieta el tornillo pedrero hasta que la piedra quede

3
fuerte y firmemente sujeta por las mordazas. Se deposita la carga medida de pólvora
en la cazoleta.

Cuando se presiona la palanca del disparador, el gatillo se desplazará en giro hacia


delante y hará que la arista de la piedra golpee violentamente el rastrillo,
produciendo chispas. El efecto del impacto levantará la batería (en otras llaves
desplazará el rastrillo y el mecanismo interno desplazará el cubrecazoleta), dejando
al descubierto la cazoleta y la pólvora de ceba a merced de las chispas. Las chispas
generadas incendiarán la pólvora de ceba que, a su vez enviará el fuego a través
del oído contra la carga de impulsión de la recámara del arma.

CON LLAVE DE PERCUSIÓN

Si el arma es del tipo denominado "de percusión": se monta el martillo, se coloca


una cápsula fulminante en una pieza roscada en el costado del cañón llamada
"chimenea", y el arma está lista para disparar. Al presionar el gatillo, el martillo con
forma de letra "S" impacta el fulminante, el cual, al detonar, envía llamas dentro del
cañón encendiendo la pólvora; a partir de allí, ocurre lo mismo que en cualquier
arma de cartucho.

4
3. POLVORA NEGRA

Para la carga de un arma de avancarga debemos utilizar pólvora negra y no pólvora


sin humo o moderna. Si disparamos un arma de avancarga con pólvora sin humo lo
más normal es sufrir un percance que comprometa nuestra integridad física y deje
el arma reducida a chatarra.

La pólvora negra es producto de la mezcla mecánica de 75 % de nitrato potásico,


15 % de azufre y 10 % de carbón vegetal. Es poco potente, deja muchos residuos
en el ánima y produce gran cantidad de humo cuando se quema.

La pólvora negra es susceptible de quemarse con una simple chispa, electricidad


estática o percusión.

La pólvora blanca requiere una dosificación muy cuidadosa, imposible de hacer


manualmente ya que las presiones que genera son enormes: una diferencia de 1/10
de gramo puede hacer estallar un arma. En cambio, la pólvora negra puede
dosificarse manualmente por volumen, no por peso.

Este tipo de pólvora genera una impórtate cantidad de residuos, generando


corrosión, por lo que es muy importante la limpieza del cañón.

Se suele guardar en una polvorera, pero es muy importante no recargar desde la


misma. Para eso utilizamos un medidor, así regulamos la carga de pólvora y la
podemos verter al cañón.

4. PROYECTILES DE AVANCARGA

EL PLOMO:

Por sus características, se utiliza como material básico para la fabricación de


proyectiles de avancarga, destacando que es uno de los primeros metales
conocidos, muy abundante y empleado, tanto actualmente como en la antigüedad.
Es un elemento metálico gris, denso, pesado y maleable.

5
ALEACION DEL PLOMO:

El plomo se alea con distintos metales para conseguir una mayor dureza y
resistencia a la fricción. En metalurgia se mide la dureza de un metal, con un
mecanismo que golpea la superficie, midiéndose luego la profundidad de la marca
dejada por este.

Los proyectiles fabricados con estas aleaciones tienen una mayor resistencia al
rozamiento y se pueden disparar a mayor velocidad inicial.

Los metales con que se suele alear el plomo para conseguir una mayor dureza, son
el estaño y el antimonio, o ambos en distintas proporciones.

En cuanto a las armas estriadas que disparen proyectil esférico envuelto en


calepino, está totalmente contraindicado el empleo de aleaciones, pues su dureza
impide que el calepino pueda transmitir (resbala) correctamente el efecto
giroscópico de las estrías, y por tanto su estabilización puede resultar defectuosa.

Podemos ver cuatro proyectiles salidos del mismo molde, pero muy
diferentes entre sí. El de la izquierda nos indica que la temperatura
del plomo y la del molde eran demasiado bajas. El que le sigue
puede que la temperatura del plomo fuera la correcta, pero la
turquesa estaba fría. El tercero es perfecto y no presenta
irregularidad ninguna, mientras que el situado a la derecha ha sido
obtenido con el plomo y turquesa con exceso de temperatura.

TIPOS DE PROYECTILES

Existen diferentes formas y tipos de proyectiles para armas de Avancarga, esféricos,


cilíndricos y minié o de base hueca. Dentro de estas variantes, los cilíndricos y minié
se subdividen en otras muchas que afectan al calibre, peso, forma, longitud.

6
▪ PROYECTIL ESFERICO

Es el más antiguo, usado desde el comienzo de la historia de las armas de fuego


por las excelentes cualidades que posee ante condiciones desfavorables del tubo
lanzador.

En aquellos primeros años, los cañones eran fundamentalmente de ánima lisa, por
lo que se limitaban a impulsar al proyectil con una determinada velocidad y dirección
inicial. En un proyectil esférico, todos y cada uno de sus puntos equidistan del
centro, que coincide con el de gravedad, de manera que, visto desde cualquier
punto, tiene la misma apariencia, por lo que su aerodinámica siempre es la misma,
se halle en la posición que sea. Por este motivo, un proyectil de este tipo lanzado a
través de un tubo o cañón sin estrías, será impulsado fuera con una velocidad que
le dará una trayectoria más o menos tensa y estable en función de su perfecta
esfericidad que en definitiva es su mejor baza, ya que los giros o desplazamientos
que le provoque el viento, la gravedad u otros elementos, no afectaran su trayectoria
más que la cantidad de movimiento que físicamente hayan sufrido.

Con la aparición de las armas de cañón estriado, el proyectil esférico sigue siendo
el único empleado, especialmente en lo que se refiere al armamento personal. Con
los cañones surcados de rayas helicoidales que hacían girar al proyectil en su
avance por el ánima, se consiguió un aumento de la potencia, alcance y sobre todo
en la precisión.

Proyectiles esféricos de varios calibres

7
▪ PROYECTIL CILINDRICO

Este tipo de proyectil tiene una relación entre su longitud y calibre que oscila entre
1,3/1 y 3/1, variando en función del paso de estrías y velocidad inicial. Desde que
aparecieron los cañones rayados, comenzó la carrera por obtener el máximo de
precisión sobre objetivos cada vez más lejanos.

En aquella época se ensayaron una enorme variedad de pasos de estría, formas,


calibres y proyectiles. Esta misma filosofía de guiado por compresión, es la que se
emplearía en la mayor parte de rifles deportivos ingleses de finales del siglo XIX, los
cuales durante algún tiempo fueron las armas más precisas del mundo. Otra de las
particularidades de este tipo de rifles, es que tenían las estrías redondeadas, sin
ángulos vivos que pudieran acumular residuos del disparo, y eso considerando la
enorme diferencia de concepto que existía entre cada uno de ellos.

Proyectiles cilíndricos de diferentes tamaños y formas.


▪ PROYECTIL MINIÉ

Es el que marcó un antes y un después en la historia sobre la evolución de las


armas, con el comienza la era de las armas rayadas y la precisión. Desde principios
de siglo (XIX) se estaban realizando estudios para conseguir un proyectil que fuera
rápido de cargar y aprovechase las virtudes de cañón estriado, consiguiendo
diferentes variantes precursoras del proyectil Minié.

Actualmente denominamos proyectiles minié a todos los ojivales de base hueca, al


menos los practicantes del tiro con armas históricas.

8
Se aprecia en uno de ellos la característica burbuja en el centro de la cavidad.

5. EL CALEPINO

Su misión es la de obturar los gases del disparo, y en las armas estriadas, además
de lo mencionado, transmitir al proyectil el efecto giroscópico de las estrías, a fin de
estabilizarlo en su vuelo hacia el blanco.

Es el trozo de tela con el que se envuelve un proyectil esférico al cargarlo en un


arma de avancarga.

Su uso humedecido facilita la carga, mejora la toma de estrías, limpia el ánima


durante el proceso de carga, se adapta al cañón atenuando las imperfecciones,
modificando el espesor del tejido podemos adaptar el proyectil al cañón del arma,
nos permite aumentar la velocidad inicial por encima de lo que resistiría el proyectil
desnudo.

EL CALEPINO EN LAS ARMAS RAYADAS

El calepino debe envolver el proyectil (siempre esférico) lo más centrado posible, y


además deberemos escoger el espesor del mismo para que entre ajustado a través
del ánima del cañón. Esto es muy importante para que el proyectil tome
correctamente el efecto giroscópico de las estrías y tiene mayor importancia a
medida que se aumenta la velocidad inicial o cuando el giro de las estrías es más
rápido.

9
Otra de las ventajas de este componente, es el de permitirnos efectuar dispararos
a mayor velocidad inicial que si usáramos plomo desnudo, puro o aleado, pues el
material que estará en contacto con las estrías es el tejido de que esta realizado el
calepino. Por este motivo deberemos escoger el tipo de tejido (algodón, lino etc.),
resistencia y espesor del mismo, en función de la velocidad a que vayamos a
someterlo, pues necesitaremos mayor resistencia a medida que aumentemos la
velocidad inicial.

El efecto más indeseable en un calepino o envuelta, es que se rompa durante el


disparo, bien sea por debilidad del tejido o por desajuste del mismo (relación calibre,
proyectil, envuelta). Este accidente perjudica gravemente la balística de exterior y
sus efectos se magnifican cuanto mayor sea la distancia a la que se dispara. No
ocurre con las armas de ánima lisa, pues son las estrías las causantes de esta
consecuencia.

EL CALEPINO EN LAS ARMAS DE ÁNIMA LISA

En las armas con cañón de ánima lisa, el calepino lo empleamos para obturar los
gases del disparo, limpiar el ánima mientras se baja el proyectil e impedir que se
emplome cuando efectuamos disparos de alta velocidad. Sus ventajas en este tipo
de armas resultan algo menor que en las rayadas, pues en alguna de estas
especialidades no está plenamente demostrada su eficacia, sobre todo en las que
disparan en baja velocidad inicial.

ENGRASADO O HUMEDECIDO

Antiguamente, los cazadores usaron las envueltas o calepinos, engrasados con un


poco de grasa animal (la única de que disponían) con el fin de obtener una cierta
estanqueidad en la carga, al tiempo que les permitía mantener cargado el rifle
durante más tiempo, y con la seguridad, relativa, de que funcionaria cuando se le
requiriese.

Otro de los beneficios que se obtenía al usarlos engrasados, era la facilidad de


carga, pues al emplear una envuelta engrasada el proyectil se deslizaba mejor a
través del cañón y una relativa seguridad de que no se rompería cuando se

10
disparase el arma, por efecto del rozamiento o fricción. Se podría comparar al
“blindaje” de los modernos proyectiles actuales, pues tienen o tenían cometidos
similares, protección del proyectil de plomo, toma de estrías, reducción de los
residuos en las mismas etc.

Actualmente se fabrican y venden calepinos pre-engrasados. También se usan


diferentes líquidos para el engrase o humectación de los calepinos, sin que haya
una clara inclinación por ninguno de ellos.

Todos ellos cumplen el fin para el que se les requiere, facilitar la carga del proyectil,
disolver parte de los residuos del disparo anterior y disminuir el rozamiento durante
el mismo. Pero el uso de estos líquidos entraña una pequeña dificultad debido a la
humedad que pueden transmitir a la carga de pólvora, sobre todo cuando los
usemos en armas cortas (cargas bajas), y que podrían provocar disparos
defectuosos. Es por ello que cuando usemos estos líquidos para humedecer los
calepinos, sería muy conveniente intercalar entre la carga y el proyectil envuelto una
cantidad de sémola de trigo (es lo que hacen la gran mayoría de tiradores), un taco
de fieltro o bien otro tipo de aislante como el papel etc.

No se debe cargar con el calepino seco, ya que resulta casi imposible de introducir,
y además lo romperemos o deformaremos en exceso el proyectil. Cuando
empleamos calepino, es indispensable humedecerlo o engrasarlo ligeramente.

TAMAÑO Y ESPESOR

El diámetro del calepino deberá ser tal que permita abrazar perfectamente el
proyectil con holgura, ya que si es de tamaño muy ajustado podría separarse del
mismo durante el disparo (interior del ánima) con las consecuencias nefastas para
la precisión que conlleva. Además de ser mucho más difícil centrar el proyectil en el
mismo y una ligera desviación hará que quede envuelto de forma asimétrica y tal
vez incorrecta.

Respecto del grosor de estos, deberá ser tal que cuando envuelva el proyectil,
ajuste perfectamente en las estrías o ánima del cañón. Es importante que entre algo
11
ajustado para que pueda transmitir correctamente el efecto giroscópico al proyectil
(en las armas rayadas). En algunos escritos he leído que la trama de la tela debería
quedar marcada en los lados del proyectil, pero esto solo ocurre con telas con una
trama gruesa o separada, mientras que otras con el mismo espesor, pero una trama
más tupida, no dejaran esa huella, pero son tanto o más efectivas.

La resistencia del tejido será tal, que aguante la fricción generada en su


desplazamiento a través del cañón durante el disparo, sin romperse, ya que si esto
llegara a ocurrir, el proyectil tomará un efecto giroscópico defectuoso, y por lo tanto,
también la precisión lo será. De esto debemos concluir, que los calepinos que tienen
que aguantar más altas velocidades, como los rifles de chispa y mecha, también
deben ser los más resistentes, mientras que los que emplearemos en las pistolas
de duelo, podrán serlo menos. La resistencia del calepino, vendrá dada por el tipo
de tejido, de la densidad de la trama y por último del espesor del mismo.

6. CAPSULA FULMINANTE

La cápsula fulminante o pistón inicialmente fue concebida para las armas de


percusión, surgidas a principios del siglo XIX. Esta cápsula se coloca sobre la
boquilla del fogón "chimenea", la cual esta ubicada en el exterior de la recámara del
cañón y esta comunicada a ésta por medio de un orificio (oído). Al ser golpeada por
el martillo, la mezcla fulminante detona, proyectando una llamarada caliente en el
oído y luego en la pólvora de la carga que está en el cañón, produciendo la salida
del proyectil.

La invención de la cápsula fulminante supuso el definitivo paso para el desarrollo


del sistema de percusión, ya que los anteriores inventos diseñados para este
sistema utilizando fulminantes sin cápsula habían resultado poco eficaces.

12
7. BAQUETA

Es la varilla de acero anexa al arma de fuego de avancarga, que lleva en su extremo


un botón o cilindro pequeño llamado atacador, porque con él se ataca o se aprieta
o se reúne la carga. Es muy importante que el proyectil este en contacto con la
pólvora, para eso utilizamos la baqueta, haciéndola revotar contra la carga.

En el otro extremo tenía varios pasos de rosca en forma de tornillo, donde se


aseguraban los útiles destinados a descargar o limpiar el cañón.

8. AVANCARGA EN LA ACTUALIDAD

El tiro con armas de avancarga es una actividad poco comprendida entre los
amantes del tiro y las armas en Argentina. Sin embargo, los que practican esta
actividad son realmente fanáticos entusiastas sin distinción de sexo, edad, ni
nacionalidad.

El tiro con armas de avancarga se practica en todo el mundo y hoy día se emplean
mayoritariamente réplicas de las armas originales, aunque en muchos campeonatos
pueden verse armas de 150 años de edad que cuestan casi como un auto mediano.

Varias marcas se comercializan actualmente en nuestro país, todas manufacturas


de excelente calidad con aceros modernos y terminaciones impecables: Ardesa de
España, Pedersoli y Pietta de Italia y Thompson-Center de los Estados Unidos.

9. REGISTRACION

El tiro de avancarga se puede practicar en cualquier polígono y no existe ninguna


restricción legal para practicar la caza mayor y menor con armas de este tipo.

Por considerarse armas históricas no deben registrarse ante el Registro Nacional


de Armas (RENAR), aunque siempre es aconsejable ir munido de la factura de
compra cuando deba trasladarse al polígono o al campo.

13
10. FUENTES DE INFORMACION

https://archivoshistoria.com/la-evolucion-del-armamento/

https://www.avancarga.com/8_articulos/25/1_revolver/temas/1_presentacion/1_pre
sentacion.htm

https://www.avancarga.com/8_articulos/varios/calepino/calepino_1.htm

https://www.lasegundaguerra.com/viewtopic.php?t=9873

http://elforodeltirador.com/forum/index.php?topic=28190.0

http://www.anmac.gob.ar/pdf/2011ManualRegistral.pdf

www.wikipedia.org

https://www.taringa.net/+arte/la-avancarga_hv368

14