Вы находитесь на странице: 1из 13

La sociedad mercantil o sociedad comercial es una sociedad que

tiene como objetivo la realización de actos de comercio o, en general,


una actividad sujeta al derecho mercantil y se diferencia de una
sociedad civil en el hecho de que esta última no contempla en su objeto
social actos mercantiles. Por esto, como toda sociedad, son entidades
a los que la ley reconoce personalidad jurídica propia y distinta de sus
miembros, y que, contando también con patrimonio propio, canalizan
sus esfuerzos a la realización de una finalidad lucrativa que es común.

Comisario

Los comisarios en las sociedades mercantiles cumplen un papel


relevante, pues a ellos compete la inspección y vigilancia de las
operaciones de la sociedad, sus atribuciones y deberes están
consagrados en el Código de Comercio. A tal efecto el Artículo 309 del
citado texto legal establece: "Los comisarios nombrados conforme a lo
dispuesto en el Artículo, tienen un derecho ilimitado de inspección y
vigilancia sobre todas las operaciones de la sociedad. Pueden examinar
los libros, la correspondencia, y, en general, todos los documentos de
la compañía".

No obstante ser una figura consagrada en la ley para cumplir una labor
tan importante, en la práctica no se le da la relevancia que
efectivamente poseen.

Atribuciones

Dentro de las atribuciones de los comisarios, conseguimos que al ser


ellos los fiscales de la sociedad, tienen acceso a todos sus documentos,
libros contables y correspondencia, facultad ésta que se convierte en
una obligación, que debe ser cumplida en forma periódica y detallada
para constatar los actos realizados por el administrador, en
consecuencia deberán los comisarios intervenir, cuando comprueben
algún descuido por parte de los administradores en el desarrollo de sus
funciones en la sociedad, cuando no actúen en forma diligente o se
extralimiten en sus funciones administrativas.

Elección

Pauta el Código de Comercio, que la elección de los comisarios


corresponde a la asamblea ordinaria, sin señalar ningún otro requisito
para el cargo de comisario y su elección. Para ser comisario, es
evidente que se requiere poseer conocimientos especiales sobre
materia financiera, y aunque el Código de Comercio no nos señala nada
al respecto, como ya hemos señalado, hoy en día la ley que regula el
ejercicio de los profesionales de la Contaduría, Administración y
Economía, exige que sea un profesional de una de estas ramas quien
ocupe el cargo de comisario, como también así lo prevé el anteproyecto
de Ley General de Sociedades Mercantiles.

Aumento de capital hay que entender la operación jurídica consistente


en elevar la cifra de capital social que figura en los estatutos.

El aumento del capital social podrá realizarse por creación de nuevas


participaciones o emisión de nuevas acciones o por elevación del valor
nominal de las ya existentes.

En ambos casos el aumento del capital podrá realizarse con cargo a


nuevas aportaciones dinerarias o no dinerarias al patrimonio social,
incluida la aportación de créditos contra la sociedad, o con cargo a
beneficios o reservas que ya figurasen en el último balance aprobado.

Una reducción de capital es una operación que consiste en la


disminución de los fondos propios de la sociedad.

La reducción del capital puede tener por finalidad el restablecimiento del


equilibrio entre el capital y el patrimonio neto de la sociedad disminuido
por consecuencia de pérdidas, la constitución o el incremento de la
reserva legal o de las reservas voluntarias o la devolución del valor de
las aportaciones. En las sociedades anónimas, la reducción del capital
puede tener también por finalidad la condonación de la obligación de
realizar las aportaciones pendientes.

La reducción podrá realizarse mediante la disminución del valor nominal


de las participaciones sociales o de las acciones, su amortización o su
agrupación.

Las reducciones de capital se pueden deber a dos causas principales:


porque el capital social de la empresa exceda de las necesidades de la
misma; o porque la empresa se encuentre en una situación de debilidad
económico-financiera y precise ajustar sus niveles de fondos propios y
sus ratios financieros.
En el primer caso, es decir, si se trata de una reducción motivada por
un exceso de capital social sobre el realmente necesario, la operación
puede tener diferentes finalidades:

 - La devolución de aportaciones a los socios, que es una


modalidad muy utilizada en los últimos años como forma de
remuneración a los accionistas, sin que éstos sufran las
retenciones que se producen cuando se distribuyen dividendos.
 - La condonación de dividendos pasivos, es decir, el “perdón” de
la parte de capital pendiente de desembolsar de las acciones
emitidas en la constitución o en el aumento del capital social de
una sociedad.
 - La constitución o el incremento de las reservas voluntarias y/o
legales.

En cuanto al segundo caso, si la reducción está motivada por la


necesidad de ajuste patrimonial de la sociedad derivada de una
situación de debilidad económico-financiera (por ejemplo, que exista
desequilibrio entre capital y patrimonio causado por las pérdidas de la
sociedad), la finalidad de la reducción de capital será el logro de la
estructura financiera más adecuada para la nueva situación de la
sociedad.

La reducción de capital por este motivo, así como la constitución o el


incremento de las reservas legales o voluntarias indicada para la
modalidad de reducción por exceso de capital no suponen alteración
patrimonial y se efectúan mediante una anotación contable, mediante el
traspaso de la cuenta de capital a la de reservas. Sin embargo, las dos
primeras formas de reducción por exceso de capital producen una
reducción efectiva del mismo que originan una alteración patrimonial.

Con independencia de los motivos y de la finalidad de la reducción de


capital, hay que distinguir tres modalidades para llevarla a cabo:

 - Reducción o disminución del valor nominal de las acciones,


manteniendo el número de acciones.
 - Amortización o eliminación de acciones, con reembolso de las
aportaciones a sus titulares.
 - Agrupación de acciones para su canje o sustitución por otras
acciones de menor valor nominal total.
La administración de una Sociedad Anónima corresponde a su
Administrador único o Consejo de Administración, en el caso de que
sean 2 o más los administradores, este cargo pueden desempeñarlo los
propios accionistas o alguna persona ajena a la sociedad, quienes
podrán realizar todas las actividades inherentes al objeto social, excepto
aquellas que establezca la ley o se pacte en estatutos.

El desempeño del cargo de administrador cumple con las siguientes:

Características

1. Es personal, no puede ser delegado a otra persona salvo para


actos concretos y a otro consejero.
2. Temporal

 Revocable

1. Es ajeno al carácter de socios


2. Puede ser garantizado
3. Puede ser una actividad remunerada u honorifica.

Funciones

Las funciones del órgano de Administración se pueden dividir en 3


ramos:

Gestión o administración: Actuación por la sociedad, implica actos de


conservación, incremento y control de recursos y bienes de la sociedad,
desempeño de la gestión y organización interna, así como la gestión
externa de los negocios sociales frente a terceros.

Representación: La Sociedad Anónima obra y se obliga a través de los


órganos que la representan, y son los administradores quienes pueden
realizar los actos inherentes al objeto social.

Ejecución: Esta función se incluye dentro de las de administración y


representación y constituye una consecuencia de las mismas. El órgano
de administración cuenta con poderes de ejecución, es el normal y
natural órgano ejecutivo de la sociedad.

Consejo de Administración
El órgano colegiado de Administración tiene como objetivo, entre otros,
orientar los asuntos de la organización y velar por los intereses de los
accionistas a través del control de la alta dirección, actuando así, como
órgano intermedio entre accionistas y equipos directivos, el Consejo de
Administración se integra por Presidente, Secretario y cuantos
Consejeros consideren pertinentes.

Funciones de los Consejeros

Presidente

El presidente del Consejo es el responsable de convocar y elaborar el


orden del día, así como de presidir y coordinar las reuniones.

Secretario

Las funciones del secretario consisten en labores de asesoramiento,


envío de convocatorias a los consejeros, ayuda al presidente a
determinar la información que se pone a disposición de los consejeros,
redactar las actas de las reuniones y certificar los acuerdos tomados por
el Consejo, incluyendo su escrituración, si fuese necesario.

Consejeros

Los consejeros están obligados a conocer la realidad de la compañía y


aportar sus opiniones, siendo los responsables finales, junto al
presidente, de la marcha de la misma.

Obligaciones de los Consejeros

1. Cumplir con un 70% mínimo de asistencia a las sesiones de


Consejo.
2. Asistir a las sesiones de Consejo con previo estudio de los temas
a tratar.

 Tomar decisiones imparciales en beneficio de la Sociedad.

1. Convocar a Asambleas en su caso.


2. Rendir un informe anual a la Asamblea de Accionistas con las
especificaciones de Ley.
3. Comunicar al Presidente y a los demás miembros del Consejo de
Administración, cualquier situación en la que exista o pueda
derivarse en un conflicto de interés, absteniéndose de participar
en la deliberación correspondiente.

 Mantener absoluta confidencialidad sobre toda la información que


reciban con motivo del desempeño de sus funciones.

Responsabilidades de los Consejeros

Los Consejeros son solidariamente responsables para con la sociedad,


en lo siguiente:

1. De la realidad de las aportaciones hechas por los socios;


2. Del cumplimiento de los requisitos legales y estatutarios
establecidos con respecto a los dividendos que se paguen a los
accionistas;

 De la existencia y mantenimiento de los sistemas de contabilidad,


control, registro, archivo o información que previene la ley;

1. Del exacto cumplimiento de los acuerdos de las Asambleas de


Accionistas.
2. Los Administradores serán solidariamente responsables con los
que les hayan precedido, por las irregularidades en que éstos
hubieren incurrido, si, conociéndolas, no las denunciaren por
escrito a los Comisarios.
3. Serán responsables frente a terceros, si se aprueba una
distribución de utilidades, antes de que hayan sido debidamente
aprobados por la asamblea de socios o accionistas los estados
financieros que las arrojen o mientras no hayan sido restituidas o
absorbidas mediante aplicación de otras partidas del patrimonio,
las pérdidas sufridas en uno o varios ejercicios anteriores, o haya
sido reducido el capital social.

Para el caso del Administrador único, además de tener las obligaciones


y responsabilidades descritas anteriormente, también es responsable
solidario en materia fiscal cuando la sociedad incurra en los siguientes
supuestos:

1. No solicite su inscripción en el RFC.


2. Cambie su domicilio fiscal sin presentar el aviso correspondiente,
cuando ya ha sido notificada del inicio de las facultades de
comprobación o de un crédito fiscal que aún no ha sido cubierto o
anulado.

 No lleve contabilidad, la oculte o la destruya.

1. Desocupe el local donde tenga su domicilio fiscal sin presentar el


aviso de cambio de domicilio.

El ser Administrador único o miembro de un Consejo de Administración


supone una gran preparación y compromiso con la sociedad, la
responsabilidad solidaria de los Administradores, se traduce en la
obligación de éstos para con la sociedad, ya que, en caso de
incumplimiento de sus funciones, los accionistas o terceros
perjudicados podrían repercutir contra ellos, directamente en su
patrimonio por los daños ocasionados.

Es por esto que al nombrar un Administrador o Consejero dentro de tu


sociedad o bien aceptar el cargo, resulta conveniente asesorarse por un
experto.

La vigilancia de la sociedad anónima será realizada por uno o varios


Comisarios los cuales tendrán el cargo de manera temporal y
revocable, pueden ser socios o personas extrañas a la sociedad.

Una de las principales obligaciones es la fiscalizacion de la actuación


de los administradores y regular la marcha de la sociedad

No podrán ser comisarios:

 Los que conforme a la Ley estén inhabilitados para ejercer el


comercio.
 Los empleados de la sociedad, los empleados de aquellas
sociedades que sean accionistas de la sociedad en cuestión por
más de un veinticinco por ciento del capital social, ni los
empleados de aquellas sociedades de las que la sociedad en
cuestión sea accionista en más de un cincuenta por ciento.
 Los parientes consanguíneos de los Administradores, en línea
recta sin limitación de grado, los colaterales dentro del cuarto y los
afines dentro del segundo.

La Asamblea es el órgano de la sociedad que decide cuales acuerdos


deben ser cumplidos y ejecutados por la administración. Mediante el
voto la asamblea dirige a la sociedad, debiendo enmarcar su actividad
en lo establecido en los estatutos y en la ley.

Se realiza por el administrador único o bien por el consejo de


administración o bien por los comisarios, y en defecto de unos y otros,
por el juez a solicitud de los socios que representen el 33% del capital
social.
Cuando con ocasión de la aprobación en una Asamblea, la
transformación, fusión, o escisión imponga a los socios una mayor
responsabilidad o implique una desmejora de sus derechos
patrimoniales, los socios ausentes o disidentes tienen derecho a
retirarse de la sociedad.

Los accionistas que representen el 33 por ciento del capital social


podrán oponerse judicialmente a las resoluciones de las asambleas
generales, siempre que se satisfagan los siguientes requisitos:

 Que la demanda se presente dentro de los 15 días siguientes a la


fecha de la clausura de la asamblea;
 Que los reclamantes no hayan concurrido a la asamblea o hayan
dado su voto en contra de la resolución, y
 Que la demanda señale la cláusula del contrato social o el
precepto legal infringido y el concepto de violación.

Debe realizarse en el periódico oficial de la entidad o en uno de


circulación según lo fijen los estatutos
Orden del Día: debe estar contenida en la publicación referida en el
inciso anterior, y se refiere a los asuntos que serán materia de
deliberación por parte de la asamblea.

Celebración de la Asamblea.

Iniciará con la designación de la persona que la presidirá, y


comprenderá la composición del quórum o mayoría, se elaborará la lista
de asistencia y emitirán el correspondiente dictamen al presidente de la
asamblea, quien de ser así procedente declarará legalmente constituida
la misma.

Acta de Asamblea.
El Acta deberá contener:

 Número de acta y clase de asamblea.


 Lugar, fecha y hora de celebración (hora de convocatoria y hora
en que se inicia).
 Consignar la cantidad de socios con que cuenta la entidad en
condiciones de participar en la asamblea, aclarando la cantidad
de asistentes a la mismo, (incluyendo adherentes, en su caso).
Indicar también el folio del Registro de Asistencia a Asamblea
donde conste la firma de los asociados presentes.
 Número de integrantes del Consejo Directivo y Organo de
Fiscalización y los presentes en la asamblea.
 Transcripción del orden del día.
 Nombre y apellido de los dos asociados designados en la
asamblea, para firmar el acta.
 Breve reseña de las consideraciones vertidas por los participantes
con relación al tratamiento de cada punto del orden del día. No es
necesario la transcripción literal de lo manifestado.
 Indicar forma de votación y resultados obtenidos respecto de cada
punto tratado, consignándose la cantidad de votos a favor y en
contra y la abstinencia. Aclarar en forma concreta la decisión
resultante.
 Cuando se tratare de la consideración de estatutos y reglamentos,
y sus reformas, deberá transcribirse en el acta, en forma concreta,
el texto aprobado.
 Cuando por ley o por los estatutos se exijan mayoría especiales,
se indicará el número de socios presentes en el momento de la
votación.
 Incluir los números de folios en que están asentados la Memoria,
Balance e Inventario, y el Cuadro Demostrativo de Gastos y
Recursos, en los libros respectivos.
 Indicar la abstención de los miembros del Consejo Directivo en la
votación de aquellos puntos en que por la ley están excluidos de
hacerlo.
No podrán asignarse dividendos a las acciones ordinarias sin que antes
se señale a las de voto limitado un dividendo no menor del siete por
ciento. Cuando en algún ejercicio social no se fijen dividendos o los
señalados sean inferiores a dicho siete por ciento, se cubrirá éste, o la
diferencia, en los años siguientes con la prelación indicada. En la
escritura constitutiva podrá pactarse que a las acciones de voto limitado
se les fije un dividendo superior al de las acciones ordinarias. Los
tenedores de las acciones de voto limitado tendrán los derechos que
este Código confiere a las minorías para oponerse a las decisiones de
las asambleas en aquello que les afecte y para revisar el balance y los
libros de la sociedad

La acción sin voto consiste en un tipo de acción en la que el titular no


tiene derecho a participar en la gestión de la empresa, pero a cambio
tiene derecho a disfrutar de dividendos. ... En concreto, el derecho a
un dividendo anual mínimo (fijo o variable).

Derecho de Voto

En la sociedad de responsabilidad limitada, salvo que los estatutos


sociales recojan una disposición contraria cada participación social
concede a su titular el derecho a emitir un voto.

Mientras que en la sociedad anónima no es válida la creación de


acciones que de forma directa o indirecta alteren la proporcionalidad
entre el valor nominal de la acción y el derecho de voto.

En la sociedad anónima, los estatutos pueden fijar con carácter general


el número máximo de votos que puede emitir un accionista, las
sociedades pertenecientes a un mismo grupo o quienes actúen de
forma concertada con los anteriores.

Especialidades en el ejercicio de los derechos de asistencia y voto


en las sociedades anónimas

Para el ejercicio del derecho de asistencia a las juntas y el de voto


será lícita la agrupación de acciones.

De conformidad con lo dispuesto en los estatutos sociales, el voto de


las propuestas sobre puntos comprendidos en el orden del día de
cualquier clase de junta general se podrá delegar o ejercitar por el
accionista a través de correspondencia postal, electrónica o cualquier
otro medio de comunicación a distancia, siempre que se queden
garantizados debidamente la identidad del sujeto que ejerce su derecho
de voto.

Solicitud de Convocatoria

Esta Solicitud de Convocatoria puede ser utilizada por una o más


personas o entidades accionistas de una sociedad anónima
("S.A.") o una sociedad por acciones simplificada ("S.A.S.") que son
dueñas de acciones con derecho a voto y que conforman un
porcentaje mínimo del capital social para solicitar en cualquier
momento la convocatoria de una asamblea de accionistas (si la
sociedad es una S.A.) o reunión de socios (si la sociedad es una
S.A.S.), en cualquier caso ordinaria o extraordinaria,

Acciones con Derecho a Voto

La convocatoria de asamblea puede ser solicitada sólo por los


accionistas dueños de acciones con derecho a voto, ya sea único o
plural, según sus términos y condiciones de emisión.

Órganos Sociales

La solicitud debe dirigirse primero al Directorio. Si ese órgano social


no considera la solicitud o la rechaza sin fundamento recién entonces la
misma solicitud puede dirigirse a la Sindicatura (de haberla) o al
Consejo de Vigilancia (de haberlo).

Carácter de la Asamblea

La asamblea que se solicite convocar puede ser la ordinaria (de


celebración una vez por año) o la extraordinaria (de celebración cada
vez que se la convoque).

Requisitos Legales de la Solicitud

Para solicitar la convocatoria de una asamblea de accionistas, el o los


accionistas con derecho a voto deben cumplir los siguientes requisitos
establecidos por ley:
- porcentaje mínimo del capital social: el o los accionistas que soliciten
la convocatoria deben ser dueños de acciones con derecho a voto que,
según el libro de registro de acciones, conforman por lo menos el
5% del capital social o el porcentaje menor fijado en el estatuto
vigente de la sociedad.

- documentación en papel: documentar la solicitud por escrito, en


papel y con la firma manuscrita o digital (pero no la firma
electrónica) de 1 o más accionistas con derecho a voto que conforman
el porcentaje mínimo del capital social.

- temario: el o los asuntos para cuyo tratamiento se solicite convocar


la asamblea deben cumplir los siguientes requisitos particulares:

o estar indicados de manera clara, precisa y determinada en


la solicitud.

o ser de tratamiento fáctica y jurídicamente posible por la


asamblea considerando las disposiciones estatutarias y
legales vigentes y las circunstancias del caso.

o corresponder al carácter de la asamblea que se solicite


convocar. Así, por ej., si por ley o el estatuto sólo la
asamblea ordinaria puede válidamente tratar la
documentación contable de la sociedad entonces ese
asunto no puede incluirse en la solicitud de convocatoria de
una asamblea extraordinaria.

- recepción fechada de la solicitud: la copia original debe ser


entregada en la sede social y una fotocopia simple de la copia
original debe ser recibida con fecha por la sociedad.

¿Cómo utilizar este documento?

Esta Solicitud de Convocatoria de Accionistas de S.A. o S.A.S.


puede ser utilizada por una o más personas o entidades accionistas
de una sociedad anónima ("S.A.") o una sociedad por acciones
simplificada ("S.A.S.") que son dueñas de acciones con derecho a
voto y que conforman un porcentaje mínimo del capital social para
solicitar en cualquier momento la convocatoria de una asamblea de
accionistas (si la sociedad es una S.A.) o reunión de socios (si la
sociedad es una S.A.S.), en cualquier caso ordinaria o extraordinaria.

Para completar este documento es necesario contar con los siguientes


datos e información, entre otros:

 del órgano social al que se dirigirá la solicitud (Directorio,


Sindicatura o Consejo de Vigilancia).

 del carácter de la asamblea solicitada (ordinaria o


extraordinaria).

 del temario de la asamblea solicitada (indicación).

 en su caso, del porcentaje mínimo del capital social fijado en el


estatuto vigente de la sociedad para solicitar la convocatoria de la
asamblea (indicación).