Вы находитесь на странице: 1из 8

CALIDAD DE LA TECNOLOGIA EDUCATIVA

ENSAYO

ELABORADO POR

María Isabel Marín Posada

PARA

Breyner Alexander Parra Rojas

Universidad Santander

UDES VIRTUAL

2019

Gestión de la Tecnología Educativa

Girardota, Antioquia, Colombia


ENSAYO

DEBILIDADES DE LA NORMA ISO 2196

EVALUACION DE LA CALIDAD DE LA TECNOLOGIA EDUCATIVA

DEBILIDADES DE LA NORMA ISO 9126

Gracias a los altos niveles de competitividad que se pueden hallar en el mercado


empresarial, la calidad en los productos es vista como el garante del éxito y la solución a
los diferentes impases que se puedan generar en el camino hacia la creación de los
empolios empresariales.

Calidad representa ahorro, tanto en tiempo como en costos y por ende esta facilita el
camino que se emprende en busca de eficacia y rentabilidad.

La calidad se puede definir como quien ofrece un alto nivel de satisfacción y ajuste
a las necesidades del cliente. Contamos con una industria de desarrollo de software que
está ahí latente y con el propósito de no alejarse de esta realidad, para la cual la calidad
tiene como objetivo producir software que cumplan con unos parámetros y niveles que
determinen un producto software como garante de calidad. Los ingenieros de software
consideran las normas “como un lenguaje internacional donde su importancia radica en que
los procesos que deban ser aplicados sean entendibles para todos y afirman que si una
empresa dejara de basar sus productos y servicios en las normas los resultados para esta
serían nefastos, ya que sería razón suficiente para fracasar en el mercado empresarial.
Prácticamente no tendrían ningún éxito, fracasarían y los costes serían muy altos, lo que
afectaría la economía mundial” (Santiago, 2009)

Este documento presenta las debilidades que han sido detectadas en la norma ISO
9126, para hacer claridad en el contexto se hará referencia de forma concreta sobre algunos
aspectos de la norma.

“El problema es que la mayoría de las características que definen al software no se


pueden cuantificar fácilmente; generalmente, se establecen de forma cualitativa, lo que
dificulta su medición, ya que se requiere establecer métricas que permitan evaluar
cuantitativamente cada característica dependiendo del tipo de software que se pretende
calificar” (Abud Figueroa, 2012) El objetivo de esta norma ISO/IEC 9126 es proponer un
modelo de calidad que sirva como elemento central en un proceso de evaluación desde
diferentes criterios asociados con adquisición, requerimientos, desarrollo, uso, evaluación,
soporte, mantenimiento, aseguramiento de la calidad y auditoría de software. La norma
descompone el concepto de calidad en componentes que denomina calidad interna, calidad
externa y calidad en uso, con la idea de cubrir las necesidades de los usuarios,
desarrolladores y los mismos productos. “ El modelo de calidad de la ISO/IEC 9126 tiene
una jerarquía donde al nivel más bajo se encuentran los atributos de calidad definidos para
productos software, y estos a su vez se clasifican en subcaracterísticas, las cuales hacen
parte de alguna de las características definidas, que permiten profundizar en la evaluación
de la calidad de productos de software. (Udes, 2015) A simple vista la ISO 9126 es
presentada como un modelo óptimo para evaluar la calidad del producto, ya que es de los
modelos más completos que existen en la actualidad y goza de reconocimiento
internacional, aquí nace el interrogante de ¿si tendrá en cuenta todos los aspectos
relevantes como la cuantificación de las características para que esta norma sea la mejor
opción que tienen las organizaciones para evaluar la calidad del software?

Ya teniendo claridad en cuanto a que se entiende por calidad, y cómo se integra esta
característica al ámbito de los sistemas de gestión de información y los paquetes software,
podemos argumentar que la calidad ha evolucionado y el concepto ha sufrido varias
transformaciones en el tiempo, de este modo existen diferentes definiciones emitidas por
los grupos de trabajo dedicados a su estudio. La Real Academia Española define calidad
como una “propiedad o conjunto de propiedades inherentes a algo, que permite juzgar su
valor”. Otros significados más formales y que tienen en cuenta la dimensión humana son
los que sugiere el Dr. Joseph M. Juran (Juran, 1995): Calidad es adecuación (del producto)
al uso; Calidad consiste en libertad después de las deficiencias; La calidad se refiere a la
ausencia de deficiencias; La calidad consiste en aquellas características de producto que se
basan en las necesidades del cliente y que por eso brindan satisfacción con el producto. Por
otro lado el Profesor Deming (Deming, 1991) indica que “calidad es traducir las
necesidades futuras de los usuarios en características mensurables, solo así un producto
puede ser diseñado y fabricado para dar satisfacción a un precio que el cliente pagará”.
(Penton Saucedo, 2013) Es claro hoy que los ordenadores y el software que se ejecuta en
éstos, son utilizados para una cada vez más amplia variedad de campos y aplicaciones:
planificación del territorio, diseño arquitectónico, síntesis de proteínas, capacitación a
distancia, análisis de señales en la explotación petrolera, entre otros. ISO (ISO; IEC; 2001)
indica que es importante que cada característica relevante de calidad del producto software
se especifique y se evalué, usando dentro de lo posible métricas que estén validadas o
ampliamente aceptadas. La Organización Internacional de Normalización (ISO, acrónimo
en inglés) y la Comisión Electrotécnica Internacional (IEC, acrónimo en inglés) constituyen
el núcleo para la normalización a nivel internacional. Estas entidades trabajan en
colaboración con otras organizaciones internacionales, gubernamentales y privadas,
conformando comités técnicos, a través de los cuales se han desarrollado estándares como
ISO/IEC 9126 e ISO/IEC 14598. (Penton Saucedo, 2013) El estándar ISO 9126 presenta
algunas deficiencias a la hora de ejecutarlo lo que dificulta saber el nivel adecuado para
medir cuantitativamente cada característica, lo que supone entonces que cada empresa
“dedicada a producir software trabaje en establecer su modelo de calidad que le permita
valorar el nivel de excelencia de sus productos, en el que deberán incluirse instrumentos de
medición que permitan calificar cuantitativamente cada una de las características”
(Figueroa, 2012)

La serie de normas ISO/IEC 9126 establece un modelo de calidad de producto y


muestra la identificación de los requerimientos de calidad como un paso necesario para la
calidad de producto. Sin embargo, no establece el modo en que se ha de determinar los
requerimientos de calidad (interna, externa, o en uso) relevantes para el producto a
construirse y tampoco establece como determinar los niveles esperados en las métricas a
usarse. Determinar los requerimientos de calidad y los niveles de métricas, aparentan ser
actividades sencillas, pero podrían resultar ser engorrosas y propensas a errores si no se
tiene establecido un esquema sistemático para su determinación. (Dávila Abraham, 2006)
“Dependiendo de los distintos tipos de aplicaciones las métricas podrán variar, ya que
aunque las características expuestas son comunes a la totalidad de los productos, cada
software particular requiere una evaluación específica” (Abud Figueroa, 2012).
Al tener claridad en todas estas dificultades halladas, se han venido ejecutando
diferentes propuestas para el establecimiento de los factores cualitativos que afectan la
calidad del software. Entre los principales están los factores de calidad de McCall y
aquellos propuestos por HewlettPackard (FURPS: Funcionality, Usability, Reliability;
Performance, Supportability). Seguido de esto se ha intentado en diversas ocasiones
estandarizar los mecanismos de evaluación de calidad del software. Entre los principales
están la familia de normas ISO 9000 (en especial la ISO 9001 y la ISO 9003-2), el modelo
de niveles madurez CMM (Capability Maturity Model), el estándar para el aseguramiento
de planes de calidad del IEEE 730:1984, el plan general de garantía de calidad del Consejo
Superior de Informática MAP y la norma ISO/IEC 9126”, (ABUD FIGUEROA, 2012) que
es objeto de este ensayo. “Actualmente, la ISO ha reconocido la necesidad de seguir
mejoras a la norma ISO 9126, principalmente como resultado de los avances en el campo
de tecnologías de la información y los cambios en medio ambiente. Por lo tanto, la ISO está
trabajando en la próxima generación de estándares de calidad de productos de software que
se denominará Requisitos de calidad de productos de software y Evaluación (ISO 25000).
Esta serie de normas reemplazará la actual ISO 9126 y la serie ISO 14598” Como
complemento a las anteriores deficiencias de la norma ISO 9126 mencionadas se destacan
las del documento “An Investigation of the Weaknesses of the ISO 9126 International
Standard las siguientes: (Al- Qutaish, 2009)

La terminología debe ser armonizada con la ISO Vocabulario Internacional de


básico y general Términos de Metrología. Las métricas en ISO 9126 partes 2, 3 y 4 son
completamente fusionado y deben ser clasificadas en base y los indicadores derivados de
estar alineados con la ISO 15939 [9]. Es de señalar que los rangos de los resultados de
muchos de las métricas de la norma ISO 9126 son entre 0 y 1. Por lo tanto, es fácil de
convertir a porcentaje valores. Sin embargo, desde nuestro punto de vista, estos resultados
serían más fácil de entender si fueran clasificado en términos de valores cualitativos; por
ejemplo, para la realización de tareas, si el resultado porcentaje es del 100%, luego de la
finalización de la tarea se etiqueta "excelente"; si el resultado es 80%, entonces la
finalización de la tarea es la etiqueta "muy buena"; y así sucesivamente. Cuando el mapeo
de la ISO 9126 a la norma ISO 12207, muchos de las ISO 9126 métricas de calidad a que se
refiere la norma ISO 12207 procesos. Sin embargo, como se conoce, cada proceso en ISO
12207 contiene un número de diferentes actividades. Por lo tanto, es más utilizable para la
ISO 9126 a los usuarios referirse a las actividades de la ISO 12207 [11, 12]. : Jung et al,
declaró que la inclusión de los seis sub-características de cumplimiento conduce a dos
posibles resultados. La primera posibilidad es que el cumplimiento sub-característica para
cada característica pertenece a su característica como se define en la norma ISO 9126. La
segunda posibilidad es que los seis subcaracterísticas de cumplimiento constituir una
dimensión separada. Además, sus resultados revelan ambigüedades en el de manera que la
norma ISO 9126 se estructura en términos de características y sub-características. Chua y
Dyson, en su investigación ha descubierto algunas debilidades inherentes a la ISO 9126
modelo de calidad, sobre todo en lo que respecta a la Característica Usabilidad. Para hacer
el modelo más simple utilizar para los educadores, que puede no ser la usabilidad expertos,
se propondrá que esta característica debería ser ampliada para incluir factores más
específicos como la coherencia, la sencillez, la legibilidad y el uso del color. El También
sugirió que una sub-característica Ayuda ¡sea incluido como parte de Usabilidad, sobre
todo para garantizar que este importante factor no debe ser descuidado. Además, se
propone la inclusión de usuario la satisfacción como una característica mundial para
resumir el impacto general del sistema en el usuario en su contexto educativo específico.
Con estas mejoras, la ISO 9126 podría ser un modelo útil para la evaluación de la calidad
de sistemas de e-learning.

Sobre la base de la norma ISO 9126, así como un investigación de otros modelos
propuestos por diversos Elementos Medida de calidad (ISO 25021) Medición de la Calidad
externa (ISO 25023) Medición de la Calidad Interna (ISO 25022) Medición de la Calidad
de uso (ISO 25024) medición cada modelo y Guía de referencia (ISO 25020), Abran et al,
declaró que la estructura revisada para un modelo de utilidad que ser propuesto, incluyendo
la adición de dos características a la ISO 9126 norma que había sido seleccionada como su
línea de base: facilidad de aprendizaje y la seguridad. Entonces, métricas específicas para
277 estas características se presentaron usando el jerarquía estructurada de la norma ISO
9126 [16]. Boegh declaró que la ISO 9126 no podía aplicar métricas directamente porque
son imprecisas. El equipo del proyecto en su estudio ha dedicado un esfuerzo considerable
para la redefinición de las métricas y la aplicación del enfoque formalizado con las reglas
de conteo y perfiles.
Los atributos complejos basados en normas requieren un examen cuidadoso de la
normas, pero que finalmente resultó ser más fácil para definir. Koscianski y Costa
declararon que la normalización de las métricas y resultados deben cumplir lo siguiente:
toda la usada métrica debe correlacionarse con la misma escala de referencia. Las métricas
de muestra de ISO / IEC 9126-2 e ISO / IEC 9126-3 deberán devolver valores en el rango
[0, 1], donde 1 significa que el mejor resultado posible. Además, las métricas cualitativas
puede utilizar el mismo concepto. Behkamal et al. [19] declaró que la calidad ISO 9126,
modelo es de carácter general. Además, señalaron que en Para aplicar esta norma, que tiene
que ser personalizado. Erazo ha analizado el modelo de calidad ISO 9126 y presentó los
resultados de una evaluación real, ilustrando cada característica con sus respectivos
aspectos valorados.

Podemos concluir que para el entorno empresarial se requiere aplicar modelos de


calidad, de no hacerlo se estaría garantizando el fracaso de esta, cada una de estas empresas
puede generar sus propias métricas utilizando la guía de este estándar ISO 9126. Su éxito
dependerá de un trabajo bien establecido que le permita direccionar un modelo d calidad
por medio del cual se valoren los niveles de excelencia de sus productos. Cada empresa
será responsable de elegir sus instrumentos de medición que permitan calificar
cuantitativamente cada una, ya que la norma ISO 9126, no establece el modo en que se ha
de determinar los requerimientos de calidad (interna, externa, o en uso) relevantes para el
producto a construirse y tampoco establece como determinar los niveles esperados en las
métricas a usarse y realizar esto puede resultar muy dispendioso y engorroso. La ISO 9126
podría mejorar si se corrigen algunas fallas como la característica Usabilidad. Para hacer el
modelo más simple de utilizar para los educadores, que puede ser no la usabilidad de
expertos, se propondrá que esta característica debería ser más amplia para incluir factores
más específicos como la coherencia, la sencillez, la legibilidad y el uso del color. También
se sugiere una sub-característica Ayuda sea incluida como parte de Usabilidad, sobre todo
para garantizar que este importante factor no sea descuidado. Además, se propone la
inclusión de la satisfacción del usuario como una característica mundial para resumir el
impacto general del sistema en el usuario en su contexto educativo específico y sus
requisitos específico En la actualidad la ISO ha reconocido las deficiencias de la norma ISO
9126 y está trabajando por mejorarla. Esto como resultado de los avances en el campo de
las TIC y los cambios ambientales.” Por lo tanto, la ISO está trabajando en la próxima
generación de estándares de calidad de productos de software que se denominará Requisitos
de calidad de productos de software y Evaluación (ISO 25000). Esta serie de normas
reemplazará la actual ISO 9126 y la serie ISO 14598

BIBLIOGRAFIA

ABUD FIGUEROA, M. A. (2012). UNIVERSIDAAD TECNOLOGICA DE PEREIRA.


Obtenido de
http://repositorio.utp.edu.co/dspace/bitstream/11059/2737/2/0053L864e_anexo.pdf Al-
Qutaish, R. E. (2009).

An Investigation of the Weaknesses of the ISO 9126 International Standard. EUA. Dávila
Abraham, M. K. (Abril de 2006).

Iee Latin America Transations. Determinacion De Los Requerimientos De Calidad Del


Producto Software Basados En Normas Internacionales. Peru. Obtenido de
http://aulavirtual.eaie.cvudes.edu.co/publico/lems/L.000.008.MG/Documentos/Anexos/Cap
3/2. Pdf FIGUEROA, M. A. (2012).

Universidad Tecnológica De Pereira. Obtenido de


http://repositorio.utp.edu.co/dspace/bitstream/11059/2737/2/0053L864e_anexo.pdf Penton
Saucedo, A. E. (Septiembre-Diciembre de 2013).

Métrica para evaluar la seguridad de los SGIC. vol. 16 N. 3. Revista Avanzada Científica,
18. Santiago. (25 de noviembre de 2009). Blogspot,co. Obtenido de http://sistema-
calidad.blogspot.com/ UDES. (Mayo de 2015).

LIBRO ELECTRONICO MULTIMEDIAL EVALUACION DE LA CALIDAD DE LA


TECNOLOGIA EDUCATIVA cap. 3. Bucaramanga, Santander, Colombia.