Вы находитесь на странице: 1из 8

1.3.

-Meditaciones

Dicha obra abarca 12 libros, en los que expone sus pensamientos en pequeños párrafos
que son autónomos con respecto a los otros, mas la reiteración de os temas es continua,
incluso en ocasiones llega a utilizar semejantes palabras por lo que los párrafos pueden
parecer idénticos.

En el primero de sus libro (que pudo ser el ultimo que escribió)Marco Aurelio recuerda a su
familia y a sus maestros, citando lo que mas aprendió de ellos o frases que guiaron su vida
por buen camino. No parece que en el resto del libro se siga un patrón, salvo el ultimo, con
el que termina haciendo una especie de despedida de la vida. No esta claro si Marco Aurelio
deseaba que esta libro viese la luz:¿No habría reelaborado y organizado su libro antes de
darlo a la publicación?, o simplemente no tubo tiempo de acabarlo. Mas ¿pretendió Marco
Aurelio escribir un libro sobre “el camino a la perfección”?

2.-Resumen

-Libro I

-De mi bisabuelo, el haber comprendido que para tales cosas hay que gastar sin miramientos

-De rustico, el haber concebido la idea de la necesidad de enderezar y cuidar mi carácter.

-De Apolonio, la libertad y la reflexión personal.

-De Alejandro, el gramático, el abstenerse de criticar, si no manifestar solo aquello que era
preciso decir.

-De Alejandro, el platónico, el no decir muchas veces y sin necesidad:”estoy ocupado”.

-De Cátulo , el no desdeñar a un amigo que nos culpe de algo, aunque tal vez nos culpe sin
razón.

-De los dioses, el tener buenos abuelos, buenos padres, buena hermana, buenos maestros,
buenos amigos íntimos, parientes, amigos(...) el haberme representado clara y
frecuentemente como es la vida conforme a la naturaleza.

Libro II

-Al amanecer dite a ti mismo: me voy a tropezar con un indiscreto, un insolente, un envidioso,
un insociable. Todo esto les sucede por su ignorancia del bien y del mal. Pero yo que he
visto la naturaleza del bien, que es lo bello, y la del mal que es lo vergonzoso(...)no puedo
sufrir daño de ninguno de ellos, pues ninguno me cubrirá de vergüenza.

-Lo que a fin de cuentas soy es carne, aliento y un principio rector. Como si ya te estuvieras
muriendo desprecia la carne, sangre y polvo, huesos y una fina red de nervios, venas y
arteria. Mira también el aliento como es: aire, y no siempre el mismo, sino a todas horas
expulsado y de nuevo espirado. El tercero pues es el principio rector. Reflexiona de la
siguiente manera: eres viejo. No permitas por mas tiempo que este sea esclavo, ni que se
deje aun manejar como una marioneta por un impulso antisocial, ni que se irrite con el
destino presente, ni rehúse el destino futuro.

-¿Te descentran los accidentes exteriores? Todavía tienes que guardarte de otra distracción,
pues deliran también los que se cansan de la vida a fuerza de actividad, sin tener una meta
a donde dirigir todo su impulso y, en una palabra, su imaginación.
-Aunque fueras a vivir tres mil años y otras tantas veces diez mil, recuerda, sin embargo,
que nadie pierde otra vida que esta que vive y no vive otra que la que pierde. Pues el
presente es igual para todos, y, por tanto, igual lo que pierde, y lo que se abandona esta
claro que es tan breve...Porque ni el pasado ni el futuro podría nadie perderlo. Porque de lo
que no se tiene ¿como podría uno desprenderse? (...)tanto el que vive mucho como el que
muere como el que muere rápidamente, sufren la misma perdida. Pues el presente sólo del
que se va ha ver privado, puesto que sólo tiene éste, y uno no tiene, no lo pierde.

Libro III

-No malgastes la parte de vida que te queda en imaginaciones sobre los otros, cuando no
obras con relación a algo socialmente útil, esto es, imaginando que hace Fulano de Tal, por
qué motivo, que dice, que piensa, que maquina y cuantas cosas como estas hacen que te
desvíes de la atención de tu principio rector.

-No actúes contra tu voluntad, ni antisocialmente, ni sin análisis, ni dejándote arrastrar. Que
la afectación de lenguaje no embellezca tu pensamiento; no seas charlatán, ni quieras hacer
muchas cosas. Mas aún, sea el dios que hay dentro de ti el gobernante de tu ser viril,
maduro, social, romano, el caudillo que se ha asignado su puesto, como si estuviese
esperando la señal para dejar la vida, dócil a la separación, sin necesitar juramento ni ningún
hombre por testigo. Y por dentro, serenidad, ausencia de necesidad de ayuda externa y de
la tranquilidad que proporcionan otros. Así que es preciso estar recto, no que te pongan
recto.

-Si encuentras algo en la vida del hombre mejor que la justicia, que la verdad, que la
prudencia, que la valentía, y en una palabra, que el hecho que la inteligencia tuya se baste
a si misma en las cosas que hace de ti que obres según la recta elegido, vuélvete con todo
tu alma a ello y goza de lo que mejor hayas encontrado.

-No estimes jamás por conveniente a ti lo que alguna vez te obligará a traicionar tu lealtad,
a abandonar el pudor, a odiar a alguien, a sospechar, a maldecir, a ser hipócrita, a desear
algo que necesita paredes y cortinas. Pues el que prefiere ante todo su propia inteligencia y
su divinidad t el culto a la excelencia de ésta, no hace teatro, no clama, no precisará la
soledad ni la muchedumbre. Lo que es más importante, vivirá sin perseguir ni huir.

-Desecha todo, y retén solo estas pocas cosas, y todavía recuerda que solo vive cada cual
este presente tan breve. El resto, o ya se ha vivido, o es incierto

-Cuerpo, alma, inteligencia. Las sensaciones, del cuerpo; los impulsos, del alma; los
principios, de la inteligencia.

Libro IV

-No realices ningún acto al azar, ni de otra manera que de acuerdo con un principio que
perfeccione el arte.

-...en ninguna parte ni más tranquilamente ni más inactivamente se retira el hombre que en
su propia alma, en especial quien tiene dentro cosas tales que, si se inclina hacia ellas, al
punto se sitúa en una tranquilidad total.

-La muerte, como el nacimiento, es un misterio de la naturaleza, una combinación de los


mismos elementos y una disolución de los mismos, y, en general, nadie debe avergonzarse
de ello, pues no va contra lo característico del ser inteligente ni contra la razón de su
constitución.
-Suprime la opinión: la posibilidad de sufrir daño queda suprimida. Suprime la posibilidad de
sufrir daño: el daño queda suprimido.

-¿Tienes razón? Tengo. Pues ¿por qué no la usas? Pues si ella hace lo que es más propio
de ella ¿qué más quieres?

-¿Has visto aquello? Mira también esto. No te perturbes. Hazte sencillo. ¿Comete un error
alguien? Para sí mismo comete el error. ¿Te ha acontecido algo? Bien: de la naturaleza
universal, desde el principio se fallo tu destino, y se te tramo todo tu acontecer, y total, breve
es la vida. Hay que aprovechar el presente de manera razonable, y con justicia. Sé sobrio
de dejarte ir.

-Mira a fondo sus principios rectores y qué rehuyen y qué persiguen.

-Eres un alma que sostiene un cadáver.

Libro V

-Júzgate digno de toda palabra y obra acorde con la naturaleza, y no te eches para atrás
aunque acarreen la critica o las hablillas de algunos, sino que si esta bien haberlo hecho o
dicho no te consideres indigno.

-No te disgustes, ni abandones, ni te desanimes, si no te es posible realizar siempre cada


cosa a tenor con rectos principios, sino que cuando fracases vuelve de nuevo y conténtate
si la mayor parte de tus acciones son más dignas de un hombre.

-Entonces ¿para que me sirve mi alma ahora? En cada caso preguntarme a mi mismo e
investigar qué tengo ahora en esta parte que llaman justamente principio rector, y de quien
tengo ahora el alma. ¿De un niño? ¿ De un jovencito? ¿De una mujerzuela? ¿De un tirano?
¿De una fiera? ¿De una bestia?

-Estima lo mejor que hay en el mundo. Esto es lo que utiliza todo y cuida todo. De la misma
manera, estima lo mejor que hay en ti. Esto de igual clase que aquello. Pues también es
esto lo que en ti utiliza a las demás cosas, y tu vida es gobernada por ella.

-Que el principio rector y dominante de tu alma no se deje desviar por el movimiento, suave
o violento, de la carne, ni se deje mezclar.

-¿Te irritas con el que huele a macho cabrio? ¿Te irritas con el que tiene mal olor de boca?
¿Que quieres que haga? Tal es la boca que tiene, tales las axilas que tiene; fuerza es que
si son así se origine un efluvio tal..”Pero el hombre tiene razón y puede comprender si
considera el error que comete”.¡Que te vaya bien: pues tu también tienes razón! Mueve con
tu disposición racial su disposición natural, indícaselo, recuérdaselo. Si te escucha, lo
curaras sin necesidad de encolerizarte.

-Si esto no es un alto de maldad mía, ni una acción fruto de la maldad, ni daña a la
comunidad, ¿por qué me angustio? ¿Y cuál es el daño para la comunidad?

Libro VI

-La sustancia universal es dócil y adaptable. La razón que la administra no posee en sí


ninguna causa para obrar mal. Porque no tiene maldad ni obra mal ni nada sufre daño por
ella. Todo nace y llega al termino de acuerdo con ella.

-La mejor manera de defenderte es no parecerte a ellos


-Cuando te veas obligado por las circunstancias a estar inquieto, vuélvete inmediatamente
a ti, y no te salgas de tu ritmo, mas allá de lo necesario. Pues serás más dueño de la armonía
con regresar de continuo con ella.

-Para arriba, para abajo, circularmente, van los cursos de los elementos. Pero el movimiento
de la virtud no esta entre ninguno de éstos, sino que es algo un tanto divino y, alcanzado
por un camino inconcebible , sigue su marcha feliz.

-En los ejercicios de gimnasia alguien nos ha arañado con las uñas o nos ha dado un golpe
con la cabeza. Mas no debemos dárselo a entender, ni incomodarnos ni sospechar de él
después nos tiene ojeriza. Desde luego nos guardamos de él, mas no como enemigo, ni con
desconfianza, sino evitándolo benevolentemente. Algo parecido puede ocurrir en los demás
aspectos de la vida. Desdeñamos muchas cosas de quienes somos como compañero de
gimnasio. Pues es posible, como he dicho, evitarlos, pero sin recelar de ellos ni odiarlos.

-El trabajo de la mano o del pie no es contrario a la naturaleza mientras el pie haga lo que
es propio del pie la mano lo que es propio de la mano. De la misma manera, pues, el trabajo
del hombre en cuanto hombre no es contrario a la naturaleza mientras haga lo que es propio
del hombre. Y si no es contrario a la naturaleza, tampoco es malo para él.

-¿Acaso el sol se dignaría hacer lo que la lluvia? ¿Acaso Asclepio lo que la diosa portadora
de las mieses? ¿Y qué decir de cada uno de los otros? ¿No son diferentes por un lado, y
por el otro colaboradores de lo mismo?

-¿Acaso te enfadas porque pesas tantas libras y no trescientas? En tal caso, también porque
tienes que vivir tantos años y no más. Igual que amas la parte de sustancia que te ha
acostado, así también en lo que respecta al tiempo.

-Lo que no beneficia a la colmena tampoco beneficia a la abeja.

Libro VII

-¿Basta mi inteligencia para esto o no? Si basta, hago uso de ella para la acción como
órgano dado por la naturaleza del Todo. Si no basta cedo este trabajo al que puede realizarlo
mejor, o, si esto no le va tampoco mejor a otro, obro como puedo, eligiendo además al que
puede hacer lo que ahora es oportuno y útil para la comunidad con la ayuda adicional de mi
principio rector. Pues lo que hago por mí mismo o con otro, preciso es que apunte
únicamente a lo útil y armónico por la comunidad.

-No sientas vergüenza de pedir ayuda. Pues dispuesto está que cumplas tu cometido, como
el soldado en el asalto a una muralla. ¿Que harías, pues, si no puedes subir solo a la
barbacana, porque cojeas, pero ello te es posible con otro?

-No te perturbe el futuro. Llegaras a el, si a mano viene, con la misma razón que ahora
empleas para el presente.

-Haga o diga uno lo que sea, preciso es que yo sea bueno. Como si el oro, la esmeralda o
la púrpura estuviesen siempre diciendo esto: “Haga o diga lo que sea, preciso es que yo sea
esmeralda y tenga mi propio color”.

-Cerca tu olvido sobre todo; cerca, el olvido de todos sobre ti.

-Propio del hombre es amar incluso a quienes le ofenden. Esto se logra si caes en la cuenta
de que sois del mismo linaje y de que ellos yerran por ignorancia, y contra su voluntad, y de
que dentro de poco ambos estaréis muertos, y sobre todo de que no te ha hecho daño, pues
no hizo peor tu principio rector de lo que era antes.

-Cuando alguien cometa una falta contra ti, en seguida piensa que idea tenía del bien y del
mal cuando la cometió. Pues si comprendes esto lo compadecerás, y no te asombraras ni
te enojaras. En efecto: tu entiendes por el bien lo mismo que él, u otra cosa similar; por
consiguiente procede perdonarle. Pero sino entiendes por bien y por mal las mismas cosas,
más fácilmente serás benévolo con quien se muestra desdeñoso.

-Si somos átomos, habrá dispersión; si somos una unidad, habrá extinción o cambio de
lugar.

Libro VIII

-No te es posible leer. Pero dominar la cólera si es posible. Pero controlar los dolores y los
placeres y los dolores si es posible; pero estar por encima de la vanagloria si es posible;
pero no enfurecerse con las personas insensibles y desagradecidas, más aun, preocuparse
por ellas, si es posible.

-Recuerda que igual que sería vergonzoso extrañarse de que la higuera dé higos, también
de que el mundo de esto o lo otro, de lo que es productor. También es vergonzoso para el
timonel extrañarse de que éste tenga fiebre o de que se levante viento en contra.

-Cada cosa ha nacido para algo: el caballo, la vid, ...¿De qué te extrañas? También el sol
dirá:”He nacido para determinada tarea”, y los restantes dioses. Y tú, ¿para qué? ¿Para
gozar? Mira si esta idea se sostiene.

-Tres actitudes: una respecto al vaso que te contiene; otra, respecto a la causa divina, a
partir de la cual ocurre todo a todos; la otra, respecto a quienes conviven con uno.

-Toma sin orgullo, abandona sin esfuerzo.

-No merezco causarme pena a mi mismo, pues jamás se lo he causado a otro


voluntariamente.

-¿Deseas ser alabado por un hombre que se maldice a si mismo tres veces por hora?
¿Deseas agradar a un hombre que no se agrada a si mismo? ¿Se agrada a si mismo el que
se arrepiente de casi todo lo que hace?

-Los hombres han nacido los unos para los otros. Por tanto, enséñalos o soportalos.

Libro IX

-El que comete una falta, contra si mismo la comete. El que comete injusticia se hace mal a
si mismo, haciéndose él mismo malo.

-Muchas veces comete injusticia el que no hace nada, no solo quien hace algo.

-Borrar la imaginación. Contener el impulso, apagar el deseo, sujetar en tus riendas el


principio rector.

-Trabaja no como un desgraciado, ni como el que desea que lo compadezcan o lo admiren;


al contrario, desea solo una cosa: moverte y parar, como considere justo la razón de la
ciudad.
-Para la piedra que se arroja hacia arriba no es ningún mal bajar ni ningún mal subir.

-Cuando otro te censure o te odie, o te manifieste sentimientos por el estilo, acércate a sus
almas, penétralas y mira como son. Verás que no es necesario que te desgarres porque
ésos opinen cualquier cosa sobre ti.

-Ya está bien de vida desgraciada, de murmuraciones y morisquetas. ¿Por qué estas
inquieto? ¿Que hay de nuevo en eso? ¿Que te subleva?¿La causa? Mira cómo es ¿O la
materia? Mira como es. Fuera de ellas nada hay. Mas hazte ya de una vez más sencillo y
bueno para con los dioses. Lo mismo da examinar esto cien años que tres.

Libro X

-Si tienes un desliz, enséñale benevolente e indícale la pifia cometida. Pero si no puedes,
cúlpate a ti mismo, o ni siquiera a ti mismo.

-Cualquier cosa que te suceda, ésa te estaba destinada a ti desde la eternidad, y el nexo de
las cosas tramó desde siempre tu sustancia y este accidente.

-Si te pones a ti mismo estos nombres: bueno, modesto, veraz, prudente, comprensivo,
excelso, procura no cambiar de nombre, y si pierdes éstos, vuelve al punto en su busca.

-A la naturaleza, que da y quita todo, el que esta instruido y es discreto dice:·!”dame lo que
quieras, quítame lo que quieras”. Esto lo dice sin animosidad contra ella, sino sólo
obedeciéndola y teniéndole buena fe.

-A cada cual interesa lo que aporta a cada uno la naturaleza universal, e interesa en el
momento en que ella lo aporta.

-¿Que es mi principio rector para mi? ¿Y cómo lo estoy haciendo yo ahora y para que me
sirvo de él ahora? ¿No esta vacío de pensamiento, no esta desligado y arrancado de la
comunidad, no está derretido y mezclado con la carne, hasta el punto de que ya se halla
modificado para ella?

-Por otra parte, examina cada cosa que haces, y pregúntate a ti mismo si la muerte es terrible
por privarte de ellas

Libro XI

-¿Cual es tu oficio? Ser bueno. Y esto ¿que otra manera hay de conseguirlo, sino con la
especulación de la naturaleza universal, por un lado, y por otro, acerca de la propia
constitución del hombre?

-Una rama cortada de la rama contigua no puede ser cortada sin serlo del arbol entero. Así
también un hombre, separado de un hombre, cae fuera de la comunidad entera. A la rama
ciertamente la corta otro, pero el hombre se separa por sí mismo de su vecino, si lo odia y
le da la espalda.

-En la escritura y en la lectura no iniciaras a nadie antes de que se te inicie a ti. Esto, mucho
más en la vida.

-“Buscar un higo en invierno es propio de un loco: tal el que busca un niño cuando no se le
da”.
-“Uva verde, uva madura, uva pasa, todo es cambio, no para lo que no es, sino para lo que
ahora no es”.

Libro XII

-Tres son las cosas de las que te compones: cuerpo, espíritu, inteligencia. De éstas, las
otras son tuyas hasta donde conviene cuidarlas, y sólo la tercera es soberanamente tuya.
Por ello, si separas de ti, esto es de tu pensamiento, cuantas cosas hacen o dicen otros, o
cuantas tú mismo has dicho o hecho, y cuantas te perturban en cuanto está por llegar, y
cuantas tienes al alcance del cuerpo que te envuelve o del espíritu que nace contigo, sin
elegirlas, y cuantas el torbellino que fluye alrededor y desde fuera voltea, de modo que tu
facultad intelectiva des ligada del destino, pura, sin ataduras, viva por si mismo sin ataduras,
viva por si misma, practicando lo justo, queriendo lo que acontece y diciendo la verdad; si
separas, digo, de este principio rector lo que depende de la pasión y del tiempo que está
más allá, y del pasado, te haces a ti mismo,(...) y solo te preocupas de vivir lo que vives,
esto es, el presente, podrás pasar al menos el resto de vida que te queda hasta morir
imperturbablemente, benévolamente, y reconciliado con tu propio Genio.

3.-Reflexión

Aunque este libro está dividido en capítulos, la reflexión la realizo de todos ellos juntos ya
que no siguen ningún tipo de orden para ordenarlos de una manera que facilite la reflexión
de éstos.

De los muchos temas de los que trata éste libro uno de los más importantes es el respeto,
recuerdo y agradecimiento a los familiares, amigos y tutores que te han llevado a ser la
persona que ahora eres.

Otro tema importante es el de los “malentendidos” con ciertas personas y el porqué no debes
tomarte éstos actos como una violación de tu intimidad o tu respeto, ya que no conoces el
motivo por el que actúa así esa persona; al igual que tampoco conoces su idea del bien y
del mal.

Una de las ideas más importantes de éste libro es la de un principio rector por el que te
guías, un grupo de ideas o pensamientos que delimitan tu forma de pensar, actuar; y, al
igual que conoces tu principio rector, conocer el de los que te rodean, para poder así
ayudarles, comprenderles, y relacionarte con ellos.

-Suprime la opinión, la opción de sufrir daño queda eliminada; suprime la posibilidad de sufrir
daño, y el daño queda eliminado.

¿Por qué suprimir mi opinión, cuando puedo suprimir la posibilidad de sufrir daño si decido
no hacer caso de los comentarios ajenos?¿No se parece este caso al de los malentendidos?
Al igual que suprimo el daño físico, puedo suprimir el daño moral si me fijo en su principio
rector y comprendo su idea del bien y del mal, de lo bello y de lo vergonzoso.

La única idea con la que no estoy de acuerdo (creo que es la única), es la de que todos
tenemos un destino marcado, y nada ni nadie va a salvarte de él, ya que si pronosticado
está que tengas un accidente, no lo evitaras evitando relacionarte o dejando de hacer tu vida
normal.

La idea con la que más de acuerdo estoy es la siguiente; con la idea de no malgastar la vida,
no malgastarla en imaginarte todo tipo de cosas, si quieres conseguir algo, pero ves que
está lejos de tu alcance, olvídalo, ya que estas malgastando una vida muy valiosa, al igual
que cuando no dejas de prestar atención a lo que hace el resto de personas y no prestas
atención a la tuya propia.
4.-Opinión personal

La opinión mía sobre éste libro es óptima, ya que es un libro entretenido, hasta cierto punto,
pero es un libro con el que ganas un nivel cultural muy alto, y lo más importante, es un libro
que puedes aplicar a tu vida diaria para solucionar los distintos problemas que se te
presenten, claro que antes tienes que entender lo que dicen o quieren decir algunos de los
párrafos del libro, que en muchos casos puede llevarte un rato largo encontrar un significado,
aunque yo he intentado hacerlo más fácil aplicándolo a distintas situaciones y a diferentes
aspectos de la vida.

Aunque hay algunas ideas que no he podido entender, o, que tal vez no he sabido aplicar
bien a la vida cotidiana, hay una, que me ha llamado la atención y con la que no estoy de
acuerdo. Se trata de la idea de que nuestra vida esta escrita, que lo que te vaya a pasar no
puedes evitarlo, ya que el hilo de tu vida esta tejido y ya tiene un final. ¿No es pues, una
idea contradictoria del estoicismo de que en todo momento somos libres de elegir? ¿Como
es uno libre de elegir si su destino ya está definido? La libertad de que disponemos de poder
elegir los diferentes caminos que se nos presentan en cada momento es la que marca
nuestra vida. ¿Significa eso que si tu destino es ser gerente de una empresa no te hace falta
estudiar para ello ya que es tu destino?¿Quiere decir que por pronto que abandones los
estudios ese futuro, ese puesto estará esperándote? ¿Y que hay del ultimo camino, el
suicidio? ¿También esta escrito que tal día te vas a suicidar porque si? Yo creo que puede
que haya un destino que diga cuando vas a morir, pero no que diga que vas ha hacer hasta
que ese día llegue, ya que entonces la libertad de la que se nos dota no seria más que un
espejismo, ya que está hay, pero no puedes alcanzarlo.

Похожие интересы